• Me gusta
  • Guardar
(1) medio camino a la tumba - Jeaniene Frost
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

(1) medio camino a la tumba - Jeaniene Frost

on

  • 3,271 reproducciones

 

Estadísticas

reproducciones

reproducciones totales
3,271
reproducciones en SlideShare
3,271
reproducciones incrustadas
0

Actions

Me gusta
0
Descargas
66
Comentarios
0

0 insertados 0

No embeds

Accesibilidad

Categorias

Detalles de carga

Uploaded via as Adobe PDF

Derechos de uso

© Todos los derechos reservados

Report content

Marcada como inapropiada Marcar como inapropiada
Marcar como inapropiada

Seleccione la razón para marcar esta presentación como inapropiada.

Cancelar
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Processing...
Publicar comentario
Edite su comentario

    (1) medio camino a la tumba - Jeaniene Frost (1) medio camino a la tumba - Jeaniene Frost Document Transcript

    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 1
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 2 HALFWAY TO THE GRAVE -Medio Camino a la Tumba- Catherine Crawfield es mitad vampiro y va detrás de los no muertos y su padre, el responsable de arruinar la vida de su madre por lo que busca venganza. Es entonces cuando es capturada por Bones, un vampiro cazarecompensas con el que se ve forzada a una inverosímil alianza. A cambio de ayuda para encontrar a su padre, Cat accede a entrenar con el sexy cazarecompensas hasta que sus reflejos sean tan afilados como los colmillos del vampiro. Ella está sorprendida de no acabar siendo su cena ¿existen los vampiros realmente buenos? Muy pronto, Bones le convencerá de que su mitad no-muerta no es tan mala como creía. Pero antes de que ella pueda disfrutar de su status como cazadora de demonios, Cat y Bones serán perseguidos por un grupo de asesinos. Ahora Cat tendrá que tomar una decisión... y Bones resulta tan tentador como cualquier hombre con corazón.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 3 Capítulo 1TRADUCIDO POR JENV ME QUEDE TIESA AL VER LAS LUCES ROJAS Y AZULESparpadeando detrás de mí, porque no había forma posible de que pudieseexplicar lo que había en la parte trasera de mi camioneta. Me detuve,conteniendo la respiración mientras el sheriff se acercaba a mi ventana. “Hola. ¿Algo va mal?” Mi tono era todo inocencia mientras rezaba paraque no notase nada extraño en mis ojos. Contrólate. Ya sabes lo que pasacuando te enfadas. “Sí, tienes un faro trasero roto. La licencia y el registro, por favor.” Mierda. Debió de ocurrir cuando cargaba la camioneta. En ese momento,la velocidad había sido esencial, no la delicadeza. Le entregué mi verdadera licencia, no la falsa. Movió su linterna haciadelante y hacia atrás, entre la identificación y mi cara. “Catherine Crawfield. Eres la hija de Justina Crawfield, ¿verdad? ¿De losCrawfield de Cherry Orchard?” “Sí, señor.” Dije educadamente y con suavidad, como si tuviese todo eltiempo del mundo. “Bueno, Catherine, son casi las cuatro de la mañana ¿Qué haces fuera tantarde?” Podría decirle la verdad acerca de mis actividades, excepto que no queríaque me encerrasen indefinidamente. O una prolongada estancia en una celdaacolchada. “No podía dormir, así que decidí dar una vuelta.” Para mi asombro, se encaminó a la parte de atrás de la camioneta y lailuminó con su linterna. “¿Qué tienes aquí?” Oh, nada inusual. Un cadáver bajo unas bolsas y un hacha.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 4 “Bolsas de cerezas de la huerta de mis abuelos.” Si los latidos de micorazón sonasen más fuerte, lo ensordecerían. “¿De verdad?” Con su linterna empujó uno bulto de plástico. “Uno estágoteando.” “No te preocupes.” Mi voz era casi un chillido. “Siempre gotean. Es poreso que las llevo en esta vieja camioneta. Manchan el fondo de color rojo.” Me inundó el alivio cuando dejó sus exploraciones y regresó a miventana. “¿Conduces a estas horas porque no podías dormir?” Había una muecade complicidad en su boca. Su mirada se posó en mi top ajustado y en midespeinado pelo. “¿Crees que me voy a creer eso?” La insinuación era evidente y casi perdí la calma. Él pensaba que meacostaba con cualquiera. Una acusación tácita colgó entre nosotros. Justo comotu madre, ¿no? No era fácil ser hija ilegítima en una ciudad tan pequeña, lagente siempre estaba en tu contra. En la sociedad actual, no tendríaimportancia, pero en Licking Falls, Ohio, tenían su propio conjunto de normas.Eran arcaicos como poco. Con gran esfuerzo contuve mi ira. Mi humanidad tendía a despojarsecomo una piel desechable cuando me enfadaba. “¿Podríamos simplemente guardar esto entre nosotros, Sheriff?” Le dijecon un guiño inocente. De todos modos, estaba intentando persuadir a un tipomedio adormecido “Prometo que no lo volveré a hacer”. Se toqueteó el cinturón mientas lo consideraba. Su gran barriga tensabala tela de su camisa, pero me abstuve de hacer comentarios sobre su gordura oel hecho de que olía a cerveza. Finalmente, sonrió, mostrando un diente torcido. “Vete a casa, Catherine Crawfield, y pon un faro nuevo.” “¡Sí, señor!” Aturdida por mi indulto, giré rápidamente y me marché. Había estadomuy cerca. Tendría que ser más cuidadosa la próxima vez. La gente se quejaba por tener padres haraganes o secretos familiares.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 5Para mí, ambas eran ciertas. ¡Oh!, no me malinterpreten, no siempre habíahecho lo que hacía ahora. Mi madre, la única otra persona en el secreto, no melo dijo hasta que tuve dieciséis años. Crecí con habilidades que los otros niñosno tenían, pero cuando le preguntaba sobre ellas, se hacia la enfadada y medecía que no quería hablar de ello. Aprendí a guárdame las cosas y ocultar misdiferencias. Para todos los demás, simplemente era rara. Sin amigos. A quién legustaba pasear a extrañas horas y tenía una peculiar piel pálida. Incluso misabuelos no sabían lo que estaba mal en mí. Ahora seguía un patrón los fines de semana. Iba a cualquier club en unradio de tres horas en coche en busca de algo de acción. No de la clase que elbueno del sheriff pensaba que buscaba, pero sí de otra clase. Bebía como uncosaco y esperaba ligar con alguien especial. Teniendo la esperanza de poderterminar la caza en el patio, si no me mataban primero. Llevaba haciendo estoseis años. Quizás deseaba la muerte. Gracioso, en realidad, ya que técnicamenteestaba medio muerta. Por tanto, mi falta cercana con la ley no me impidió salir el siguienteviernes. Al menos de esta forma, sabía que hacía feliz a una persona. Mi madre.Bueno, ella tenía derecho a guardar rencor. Yo sólo esperaba que no me afectasea mí. La ruidosa música del club me golpeó como un bombo, ajustando mipulso a su ritmo. Caminé cuidadosamente entre la muchedumbre, buscando lainconfundible vibración. El lugar estaba lleno, un típico viernes noche. Despuésde vagar alrededor durante una hora, sentí los primeros indicios de decepción.Al parecer aquí solo había personas. Con un suspiro, me senté en la barra y pedíun gin-tonic. El primer hombre que intentó matarme lo había pedido para mí.Ahora era mi bebida favorita. ¿Quién dijo que no era sentimental? Los hombres se me acercaron periódicamente. Algo acerca de ser joven yestar sola les gritaba ‘Aprovéchate’. Cortés y descortésmente los rechacé,dependiendo de lo persistentes que pudiesen llegar a ser. No estaba aquí para
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 6ligar. Después de mi primer novio, Danny, no quería salir con nadie de nuevo.Si el tipo estaba vivo, no estaba interesada. No es de extrañar que no tuvieseuna vida sentimental de la que hablar. Después de tres bebidas decidí dar otra vuelta por el club, ya que notenía suerte haciendo de cebo. Era casi medianoche, y hasta ahora no habíanada aparte de alcohol, drogas, y baile. Los reservados estaban en la esquina más alejada del club. Cuando pasépor delante de ellos, sentí una punzada de aire cargado. Alguien, o algo, estabacerca. Me detuve y me di la vuelta, intentando descubrir su ubicación. Fuera de la luz y oculto por las sombras, vi la parte superior de la cabezainclinada hacia delante de un hombre. Su pelo era casi blanco bajo lacentelleante luz, pero su piel no tenía arrugas. Vi sus facciones cuando alzó lavista y me vio observándolo. Sus cejas eran claramente más oscuras que sucabello, que parecía ser rubio claro. Sus ojos eran…, bueno, demasiado oscuroscomo para adivinar su color. Sus pómulos podrían haber sido esculpidos enmármol, y su impecable piel brillaba bajo el cuello de la camisa. Bingo. Poniendo una falsa sonrisa en mi cara, caminé de forma exagerada comolo haría alguien borracho y me dejé caer en el asiento de enfrente. “Hola, guapo,” dije con mi voz más seductora. “Ahora no.” Su tono era entrecortado, con un raro acento inglés. Parpadeé tontamentedurante un momento, pensando que tal vez había bebido demasiado y lo habíaentendido mal. “¿Perdón?” “Estoy ocupado.” Parecía impaciente y ligeramente molesto. La confusión se propagó con furia en mi interior. ¿Podría habermeequivocado? Solamente para estar segura, extendí la mano y con un dedorecorrí suavemente su mano. El poder casi saltó de su piel. Bien, no erahumano. “Me estaba preguntando, eh...” farfullé, mientras buscaba una frase
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 7atractiva. Sinceramente, esto nunca me había pasado antes. Por lo general suclase eran presas fáciles. No sabía manejar esto como lo haría un verdaderoprofesional. “¿Quieres follar?” Las palabras salieron repentinamente, y yo misma me horroricé aldecirlas. Apenas logré evitar colocar una mano sobre mi boca, al no haberusado nunca esa palabra. Había apartado la vista cuando me rechazó por segunda vez, pero memiró de nuevo con una mueca de diversión en sus labios. Sus ojos oscuros mevaloraron. “Es un mal momento, cariño. Tienes que esperar hasta más tarde. Se unbuen pájaro y vuela lejos, te buscaré”. Con un movimiento de su mano, me despidió. Aturdida, me levanté yme fui, sacudiendo la cabeza debido al giro de los acontecimientos. Ahora,¿cómo se suponía que iba a matarlo? Rápidamente me fui al servicio de señoras a inspeccionar mi aspecto. Micabello se veía bien, con su habitual y llamativo tono carmesí, y llevaba puestomi top de la suerte, el que había conducido a los dos últimos tipos a su destino.Después comprobé mis dientes. No tenía nada pegado en ellos. Por último,levanté mi brazo y lo olí. No, no olía mal. ¿Qué pasó, entonces? Se me ocurrióuna idea. ¿Podría ser gay? Reflexivamente lo consideré. Cualquier cosa era posible, yo era pruebade ello. Quizás podría observarlo. Seguirlo y ver a quien se acercaba, a unhombre o a una mujer. Con la decisión tomada, salí a ello con una renovadadeterminación. Se había ido. El reservado en el que había estado agazapado estaba vacíoy no había rastro de él en el aire. Con gran urgencia lo busqué por las barrasque rodeaban la pista de baile, y otra vez por los reservados. Nada. Habíaperdido mucho tiempo en el baño. Maldiciéndome, me acerqué a una barra ypedí una bebida. Aunque el alcohol no embotaba mis sentidos, decidí tomar
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 8algo. “Las damas hermosas nunca deberían beber solas”, dijo una voz a milado. Girándome para rechazarlo, me detuve cuando vi que mi admiradorestaba tan muerto como Elvis. De pelo rubio de cuatro tonos más oscuro que eldel tipo anterior, y con ojos color turquesa. ¡Válgame Dios!, era mi noche desuerte. “De hecho, no me gusta beber sola.” Sonrió, mostrando unos hermosos y bien formados dientes. Solo lo mejorpara morderte, querida. “¿Estás sola?” “¿Quieres que lo esté?” Tímidamente, lo miré y parpadeé. Por Dios, esteno se me iba a escapar. “Deseo muchísimo que lo estés” Su voz era más baja ahora, su sonrisamás profunda. Dios, pero tenía una fantástica entonación. La mayoría de ellospodrían trabajar como operadores de sexo telefónico. “Bueno, entonces lo estaba. Porque ahora estoy contigo.” Incliné la cabeza a un lado de una manera coqueta, lo que tambiénexpuso mi cuello. Sus ojos siguieron el movimiento, y se lamió los labios. ¡Québien!, uno hambriento. “¿Cómo te llamas, hermosa dama?” “Cat Raven” Un diminutivo de Catherine, y el color del pelo del primerhombre que intentó matarme. ¿Ves? Sentimental. Su sonrisa se ensanchó. “Un nombre poco común.”Su nombre era Kevin. Tenía veintiocho años y era arquitecto, o así lo afirma.Kevin se había comprometido recientemente, pero su novia se había deshechode él y ahora sólo quería encontrar una buena chica y asentarse. Al escucharesto, me las arreglé para no ahogarme de la risa con mi bebida. ¡Qué montón debasura! Después me enseñó unas fotos de una casa con una valla de colorblanco. Por supuesto, no podía dejarme ir en un taxi, debido a que mis
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 9desconsiderados y ficticios amigos se habían ido sin mí. Me llevaría a casa, y¡oh!, por cierto, había algo que quería mostrarme. Bueno, los dos teníamos algoque mostrar. La experiencia me había enseñado que era mucho mejor disponer de uncoche que no haya sido la escena de un asesinato. Por lo tanto, me las arreglépara abrir la puerta del acompañante de su Volkswagen y salir gritando conhorror fingido cuando hizo su movimiento. Había elegido una zona desierta, lamayoría lo hacían, así que no me preocupé de que un buen samaritano oyesemis gritos. Me siguió con pasos mesurados, encantado con mi nerviosismo.Fingiendo tropezar, gimoteé siguiendo con la farsa, cuando se cernió sobre mí.Su rostro se había transformado para reflejar su verdadera naturaleza. Unasonrisa siniestra reveló sus colmillos superiores donde no habían estado antes,y sus previamente ojos azules ahora brillaban con una luz verde.Escarbé alrededor, ocultando así mi mano y deslizándola en mi bolsillo. “¡No me hagas daño!” Se arrodilló, agarrando la parte de atrás de mi cuello. “Solo te dolerá un momento.” En ese momento, ataqué. Saqué mi mano rápidamente con unmovimiento experto y el arma que sostenía le atravesó el corazón. La giré variasveces hasta que la boca se le aflojó y la luz desapareció de sus ojos. Con unúltimo tirón, se la quité y me limpie las manos llenas de sangre en lospantalones. “Tenías razón.” Estaba sin aliento debido al esfuerzo. “Sólo fue unmomento.” Mucho más tarde, cuando llegué a casa, estaba silbando. La noche nohabía sido una pérdida total después de todo. Uno se había escapado, pero elotro no volvería a merodear en la oscuridad. Mi madre estaba durmiendo en lahabitación que compartíamos. Le contaría lo sucedido en la mañana. Era loprimero que me preguntaba los fines de semana. ¿Atrapaste una de esas cosas,
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 10Catherine? ¡Bueno, sí, lo hice! Y todo eso sin acabar magullada o que me parasela policía. ¿Quién podía pedir más? De hecho, estaba de tan buen humor, que decidí probar el mismo club lanoche siguiente. Después de todo, había una sanguijuela peligrosa en el área ytenía que detenerla, ¿verdad? Así que me dediqué a mis habituales quehaceresdomésticos con impaciencia. Mi madre y yo vivíamos con mis abuelos. Eranpropietarios de una modesta casa de dos pisos que en realidad, una vez habíasido un granero. Resultó que la propiedad aislada, con sus acres de tierra, eraperfecta. A las nueve de la tarde, ya estaba saliendo por la puerta. Estaba lleno de nuevo, siendo este un sábado por la noche. La músicaestaba muy alta y las caras eran todas iguales. Mi barrido inicial del lugar nocaptó nada, desinflando mi estado de ánimo un poco. Me dirigí hacia la barra yno noté su presencia en el aire hasta justo antes de escuchar su voz. “Estoy listo para follar ahora”. “¿Qué?” Me di la vuelta, dispuesta a escaldar los odios del desconocido, cuandome detuve. Era él. Un rubor me subió a la cara cuando recordé lo que le habíadicho la noche anterior. Al parecer, él también se había acordado. “Ah, sí, bueno...” Exactamente, ¿cómo se responde a eso? “Umm, ¿Unabebida primero? ¿Cerveza o...?” “No te molestes.” Interrumpió mi llamado al camarero y deslizó un dedoa lo largo de mi mandíbula. “Vamos.” “¿Ahora?” Miré a mí alrededor, me había pillado con la guardia baja. “Sí, ahora. ¿Has cambiado de opinión, cariño?” Había una chispa de desafío en sus ojos y un destello que no pudedescifrar. No quería arriesgarme a perderlo de nuevo, agarré mi cartera y señaléhacia a la puerta. “Detrás de ti.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 11 “No, no.” Sonrió fríamente. “Las damas primero”. Con varias miradas sobre mi hombro, lo seguí hasta el aparcamiento.Una vez fuera, me miró con expectación. “Bueno, ve por tu coche y vámonos.” “¿Mi coche? Yo-yo no tengo coche. ¿Dónde está tu coche?” Luché pormantener la calma, pero por dentro estaba nerviosa. Esto se salía de mi rutinanormal y no me gustaba. “Vine en moto. ¿Te apetece un paseo?” “¿Una moto?” No, no lo haría de esa forma. No tenía donde llevar sucuerpo, y no podía colocarlo sobre el manillar. Además, no sabía montar en unamoto. "Umm, mejor cogemos mi vehículo. Está por ahí”. Mientras caminábamos hasta la camioneta, recordé que tenía quetambalearme. Esperaba que pensase que había estado empinando el codo. “Pensé que no tenías coche” me dijo. Me detuve, girándome hacia él. Mierda, había dicho eso. “Olvidé que estaba aquí,” mentí despreocupadamente. “Creo que bebídemasiado. ¿Quieres conducir?” “No, gracias”, fue su respuesta inmediata. Por alguna razón, su fuerteacento inglés me ponía los nervios de punta. Lo intenté de nuevo con una sonrisa. Él tenía que conducir. Mi armaestaba en mi pierna derecha del pantalón, ya que siempre me sentaba en elasiento del pasajero. “Realmente, creo que deberías conducir. No me encuentro bien. No megustaría chocar contra un árbol.” No funcionó. “Si sólo quieres excusarte hasta otra noche…” “¡No!” Había desesperación en mi voz, lo que hizo que levantase unaceja. “Quiero decir, eres tan guapo y…” ¿Qué demonios debería decir?“Realmente, realmente quiero hacerlo”. Sofocó una risa, sus ojos oscuros brillaron. Llevaba una chaqueta vaqueraencima de la camisa. Bajo las farolas, sus pómulos se veían aún más
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 12pronunciados. Nunca antes había visto unas facciones tan perfectamenteesculpidas. Me miró de arriba a abajo, su lengua trazaba el interior de su labioinferior. “Bien, entonces vámonos. Tu conduces.” Sin otra palabra, se sentó en el asiento del pasajero de la camioneta. Al no tener otra opción, me puse en el lado del conductor y arranquédirigiéndome a la carretera. Pasaron los minutos, pero no sabía qué decir. Elsilencio era inquietante. Él no hablaba, pero sentía sus ojos clavados en mí.Finalmente, no pude soportarlo más y solté la primera pregunta que me vino ala mente. “¿Cómo te llamas?” “¿Importa?” Miré a mi derecha y encontré sus ojos. Eran tan oscuros que podían sernegros. Tenían aquella chispa de desafío otra vez, como un reto silencioso. Eradesconcertante, por no decir otra cosa. Todos los demás habían estadoabsolutamente dispuestos a conversar. “Solo quería saberlo. El mío es Cat.” Salí de la autopista y giré en uncamino de grava que conducía al lago. “¿Cat?, Hmm… Desde donde estoy sentado te ves más bien como unagatita.” Mi cabeza se giró bruscamente y le lancé una mirada enfurecida. Oh, ibaa disfrutar de esto. “Es Cat”, repetí con firmeza. “Cat Raven.” “Lo que tú digas, Gatita Tweety.” De repente clavé los frenos. “¿Tienes algún problema, señor?" Sus oscuras cejas se elevaron. “Ningún problema, cielo. ¿Nos paramosaquí? ¿Quieres echar el polvo aquí?” Me ruboricé de nuevo ante su falta de tacto. “Um, no. Un poco más arriba. Será más bonito allí.” Dije llevándonos alas profundidades del bosque.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 13 Le dio una risita baja. “Apuesto a que sí, cariño.” Cuando detuve la camioneta en mi lugar de citas favorito, lo miré. Estabaexactamente como había estado durante el trayecto, inmóvil. Todavía no habíaforma posible de sacar la sorpresa que llevaba en los pantalones. Carraspeé,haciendo un gesto hacia los árboles. “¿No quieres salir y... echar un polvo?” Era una expresión extraña, peromucho mejor que follar. Una rápida sonrisa iluminó su rostro antes de contestar. “Oh, no. Justoaquí. Amo hacerlo en una camioneta.” “Bueno...” Maldición, ¿ahora qué? Esto no funcionaría. “No hay muchoespacio”. Triunfalmente empecé a abrir mi puerta. Él no se movió. “Hay sitio de sobra, Gatita. Yo me quedo aquí.” “No me llames gatita.” Mi voz era más aguda de lo que dictaba elencuentro, pero me estaba sacando de quicio. Cuanto antes acabase muerto,mejor. Me ignoró. “Quítate la ropa. Vamos a ver lo que tienes.” "¿Perdón?" Esto era demasiado. “No pretenderás hacerlo con toda la ropa encima, ¿verdad, gatita?”, Seburló. “Sabes que necesitas quitarte las bragas. Vamos. No tenemos toda lajodida noche.” Oh, iba a hacerle lamentar todo esto. Esperaba que le doliese como elinfierno. Con una sonrisa de superioridad, lo miré. “Tu primero”. Sonrió de nuevo. “Un pajarito tímido, ¿verdad? No importa el pretextocon lo que te acercas y prácticamente ruegas por lo que quieres. ¿Qué tal de estaforma? Lo haremos al mismo tiempo”. Hijo de puta. Era la peor grosería en la que podía pensar, y lo recitaba enmi mente mientras lo miraba cautelosamente y desabrochaba lentamente losbotones de mis vaqueros. Él tranquilamente se aflojó el cinturón, se desabrochólos pantalones, y se sacó la camisa. La acción reveló un vientre pálido y firme,sin pelo hasta llegar a la ingle. Esto era lo más lejos que había dejado ir las
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 14cosas. Me sentí muy avergonzada, mis dedos temblaban mientras los introducíadentro de mis pantalones. “Mira, cariño, mira lo que tengo para ti.” Miré hacia abajo y vi su mano cerrase a su alrededor antes de apartar lamirada rápidamente. Casi tenía la estaca en la mano, todo lo que necesitaba eraotro segundo... Mi modestia me ayudó un poco. Cuando me giré para no ver su ingle,evité su puño. Pero este se movió increíblemente rápido para colisionar con micabeza. Hubo un destello de luz seguido por uno de dolor, y luego silencio.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 15 Capítulo 2TRADUCIDO POR LEXIE22 ALGO PARECIÓ ESTAR CAVANDO EN mi cerebro. Con agonizantelentitud abrí los ojos, guiñando a la cercana lámpara sin sombrilla. Hacía que elsol pareciera pálido en comparación. Mis manos estaban sobre mí, mis muñecasdolían, y el dolor en mi cabeza me hizo inclinarme inmediatamente haciadelante y vomitar. "Yo fundo, yo fundo un poco de masilla". La voz ridiculizante causó que mi dolor se disipara deprisa por pavor.Cuando vi el vampiro cerca, yo me estremecí. "¡Lo hice, hice la masilla!" Terminada su imitación de Tweety (piolín), me sonriódesagradablemente. Traté de huir pero me di cuenta de que mis manos estabanencadenadas a una pared. Mis dos pies estaban además esposados juntos. Miblusa y mi pantalón no estaban, dejándome solo en sostén y ropa interior.Incluso mis guantes de marca no estaban. Oh Dios. "Ahora, entonces, cariño, permítenos llegar a los negocios". El bromeardejó su tono y sus ojos endurecerse en piscinas de granito oscuro. "¿Para quiéntrabajas?" Esto me sorprendió tanto, que me tomó un momento de contestarle. "Yono trabajo para nadie". "Bollocks". El mordió la palabra precisamente, y yo no tuve que saber loque significaba para adivinar que él no me creyó. Yo me encorvé cuando élestuvo más cerca. "¿Para quién trabajas?” Con más amenaza. "Para nadie". La cabeza chasqueó atrás cuando él me abofeteó. Las lágrimas vinieron amis ojos, pero yo las retuve. Iba a morirme, pero yo no tenía que arrastrarme.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 16 "Vete al diablo". Inmediatamente hubo otro zumbido en mis oídos. Esta vez pude probarsangre. “Una vez más, ¿Para quién trabajas?” Escupiéndolo, lo miré desafiantemente. "¡Para nadie, imbécil!” El parpadeó en sorpresa, y entonces se meció en sus talones y rió tanfuertemente que mis oídos zumbaron.Recobrando el control, él se inclinó hasta que su boca estuvo a centímetros demi cara. Sus colmillos brillaron en la luz. "Sé que estas mintiendo". Su voz fue un cuchicheo. Él bajó la cabeza hasta que su boca rozó micuello. Me mantuve rígida, orando por la fuerza, para no implorar por mi vida. El aliento fresco sopló en mi piel. "Sé que estás mintiendo," él continuó. "Porque anoche buscaba a un tipo. Cuándo lo divisé, vi a la mismaencantadora chica pelirroja que había estado frotándose contra mí, salir con él.Los seguí, pensando que me movería furtivamente hacia él mientras estuvieraocupado. En vez de eso, te vi poner una estaca en su corazón, ¡y qué estaca!"Delante de mis afectados ojos, balanceó mi arma modificada triunfantemente."Madera por fuera, la plata por dentro. ¡Ahora, eso fue hecho en América! ¡Puf,hacia abajo va Devon! Pero aun no acababa ahí. Lo subiste a una camioneta y lacondujiste, donde cortaste su cabeza sangrante y lo enterraste en pedazos.Entonces regresaste a casa silbando una melodía alegre.” “¿Cómo en el sangriento infierno pudiste hacerlo, Hmm? ¿No trabajaspara nadie? ¿Entonces por qué, cuando tomo un soplo profundo aquí?" él pusola nariz contra mi clavícula e inhaló " ¿huelo más que humano? Apenas, peroinconfundible. Vampiro. Tienes un jefe, lo tienes. ¿Te alimenta con un poco desu sangre, verdad? Te hace más fuerte y rápida, pero aun humana. Nuestrospobre vampiros no ven esto venir. Todo lo que vemos es…comida.” Con un dedo, presionó ligeramente en mi pulso saltando.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 17 "Ahora, por última vez antes que me olvide de mis modales, dime quienes tu jefe.” Yo lo miré, sabiendo que el suyo sería el último rostro que vería. Laamargura corrió brevemente por mí antes que yo la apartara. No habría quejas.Quizá, quizá el mundo sería un mejor lugar por lo que había hecho. Era todo loque podía desear así que moriría diciéndole a mi verdugo la verdad. "Yo no tengo un jefe". Cada palabra fue veneno. No había necesidad deser cortés. "¿Quieres saber porque huelo como un humano y un vampiro? Porqueeso es lo que soy. Hace años, mi madre fue a una cita con un tipo que creyó queera bueno. Él era un vampiro, y la violó. Cinco meses después ahí estaba yo,prematura pero totalmente formada, con un montón de graciosas habilidades.Cuándo ella finalmente me hablo de mi padre, yo le prometí que mataría cadavampiro que encontrara para compensarla. Para asegurar que nadie mássufriera lo que ella tuvo que sufrir. ¡Ella tiene miedo de dejar su hogar desdeentonces! ¡Cazo para ella, y lo único de lo que me arrepiento acerca de morirahora es que no me llevé más de vosotros conmigo!" Mi voz subió hasta gritar la última parte, lanzándole las palabras en lacara. Cerré los ojos y esperé el golpe mortal. Nada. Ningún sonido, ningúngolpe, ningún dolor. Después de que un momento eché un vistazo para verlo de pieexactamente donde había estado. Él tocó su barbilla con su dedo y me miró conuna expresión que solo podía ser descrita como pensativa. "¿Y Bien?" El temor y la resignación llevaron mi voz al punto de quiebra“¡Mátame ya, tú patético chupa cuellos!” Eso me ganó una mirada divertida. "Imbécil. Chupa cuellos. ¿Besas a tumami con esa boca?” "¡No hables de mi madre, asesino! ¡Para tu clase no es conveniente hablarde ella!" El fantasma de una sonrisa se cernió en los labios. "¿El pedacito de la ollaque llama negro al hervidor, no es así? Te he visto asesinar. Y si lo que me estás
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 18diciendo es verdad, eres de la misma clase que yo.” Sacudí la cabeza. "¡No tengo nada que ver con tu clase! todos ustedes sonmonstruos, cazando a personas inocentes y sin pensar en las vidas quedestruyen. Los vampiros que he matado me atacaron fue su mala suerte el queyo estuviera preparada para ello. Yo quizás tenga algo de esta maldita sangreen las venas, pero por lo menos yo la utilizaba para…" "Ah, tápate con un calcetín," él me interrumpió con el tono irritado queusas para regañar a un niño. "¿Siempre divagas sobre eso? No me sorprendeque tus citas vayan directo a tu garganta. No puedo decir que los culpo.” Muda, lo miré boquiabierta. Con absoluta claridad entendí la fraseañadiendo insulto sobre injuria. Primero él me había abofeteado sonoramente,ahora él me iba a calumniar antes de asesinarme. “Odio interrumpir tu sesión de simpatía sobre otros vampiros, ¿Pero mevas a matar pronto o qué?” Palabras valientes, pensé. Al menos detuvo ellloriqueo. Más rápido de lo que pude parpadear, su boca estaba en elgolpeteante pulso de mi cuello. Todo dentro de mí se congeló cuando sentí elinconfundible roce de dientes. Por favor no me permitas rogar. Por favor no mepermitas rogar. Bruscamente él se retiró otra vez, dejándome temblando de alivio ytemor. Una ceja se levantó hacia mí. "Tienes prisa por morir ¿verdad? No antes de que contestes unascuantas preguntas más.” “¿Qué te hace pensar que lo haré?” Una ondulación en su boca precedió su respuesta. “Créeme, te gustará más si lo haces.” Aclaré mi garganta y traté de ralentizar mi corazón. No había necesidadde mantener sonando la campana del almuerzo para él. “¿Que quieres saber? Tal vez te lo diga.” Esa pequeña sonrisa se ensanchó. Era bueno saber que al menos uno denosotros se la estaba pasando bien.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 19 “Valiente pequeña Gatita. Te daré eso. Bien, entonces. Supongo que creoque eres la descendencia de una humana y un vampiro. Casi desconocido, peroregresaremos a eso. Entonces digamos que tú revuelves los clubes cazándonos alos muertos malvados para vengar a tu mamá. La pregunta que queda es,¿Como sabes que usar para matarnos? No es un secreto a voces. La mayoría delos humanos piensa que madera Viena lo hará. Pero tú no. Me estás diciendoque nunca trataste antes con vampiros, ¿excepto para matarlo?” En el medio de que todo ocurría, mi vida después y una horrible muerteasomándose enfrente de mí, dije las primeras palabras que se asomaron en mimente. "¿Tienes algo de tomar aquí? Nada con coágulos, quiero decir, o esopuede ser clasificado como O-NEGATIVO o B-POSITIVO. ¿Hmm?" Dejo salir un divertido bufido. "¿Sedienta, cariño? Qué casualidad. Yotambién." Con esas palabras espantosas, él sacó un frasco de su chaqueta y colocóel borde contra mis labios, inclinándolo. Mis manos atadas fueron inútiles, asíque envolví los dientes alrededor de ello y los utilicé como apalancamiento. Erawhisky y quemó ligeramente mientras bajaba, pero seguí tragando hasta que laúltima gota se deslizaba en mi garganta. Suspirando, solté mi mordida ypermití al frasco volver a su mano.Él lo sostuvo al revés, aparentemente desconcertado por su falta de contenido. "Si hubiera sabido que eras tan exuberante, te habría dado algo barato. Teirás en un estallido, ¿verdad?” Yo me encogí de hombros tanto como mis brazos levantadospermitieron. "¿Qué pasa? ¿Arruiné mi sabor para ti? Estoy segura que iré a mi tumbapreocupada porque no te gustó mi sabor. Espero que te ahogues con mi sangre,idiota.” Eso trajo más risas. "¡Buena forma, gatita! Pero ya es suficiente. ¿Cómosupiste que usar si ningún vampiro te lo dijo?”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 20 Otro encogimiento de hombros modificado. "Yo no. Ah, leí cien libros omás acerca de nuestra…su clase después de enterarme de mi padre. Todosvariaban. Algunos decían cruces, la luz del sol, madera, o plata. Fue purasuerte, realmente. Una noche un vampiro se me acercó en un club y entoncesme llevó de paseo. Por supuesto, él no podría haber sido más agradable, hastaque trató de comerme viva. Decidí que iba a matarlo o morir intentándolo, y lagran cruz daga era todo lo que tenía conmigo. Funcionó, aunque tomo un pocoque lo hiciera. Así, supe de la plata. Luego encontré que la madera nofuncionaba para nada. Me gané una hermosa cicatriz en el muslo parademostrarlo. Ese vampiro se rió cuando vio mi estaca. Claramente, él no temía ala madera. Entonces cuando hacía manzanas de caramelo se me ocurrió ocultarla plata en algo que un vampiro pensaría inocuo. No pareció mucho. La mayorparte de ustedes están tan ocupados observando mi cuello, que no me vensacando a mi amigo puntiagudo. Allí lo tienes". El sacudió la cabeza lentamente de aquí para allá como si nocomprendiera. Por último, fijó sus agudos ojos en mí y dijo, "¿Estás diciendoque rojizas manzanas acarameladas y libros te enseñaron cómo matarvampiros? ¿Es eso lo que dices?" El comenzó a medir en resumen, longitudes rápidas. "Es una malditacosa buena que la mayor parte de las generaciones recientes son casi analfabetaso todos estaríamos en serios problemas. ¡Caray!" echando atrás su cabeza, se rióen unos ricos, repiques de profunda alegría. "¡Eso es la más graciosa mordida sangrante que he oído en décadas!" Todavía reía entre dientes, se volvió hasta que estuvo a mi lado denuevo. “¿Como supiste que era un vampiro cuando lo viste? ¿Sabías, o no loaveriguaste hasta que el intentó tener una fiesta de arteria?” ¿Fiesta de arteria? Bien, esa era una forma de verlo. "Honestamente, yono sé cómo lo supe. Solo lo hice. Para comenzar, tu clase parece diferente.Todos ustedes lo hacen. Su piel parece…etérea, casi. Se mueven diferentes, más
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 21decididamente. Y cuando estoy cerca de ustedes, lo siento en el aire, comoestática eléctrica. ¿Estás feliz ahora? ¿Oíste lo que querías?" Desesperadamentetraté de atenerme a mi valor, pero este parlotear lo devoraba. Estar ligera fuetodo me había dejado. "Casi. ¿Cuántos vampiros has matado? No me mientas, o lo sabré". Juntando mis labios, consideré mentirle a pesar de la advertencia. ¿Seríapreferible si pensaba que sólo maté un par? Quizá no haría ninguna diferencia.Si pudiera decir estaba mintiendo, quizás no haría más que solo matarme.Había tantas cosas peores que la muerte…. "Dieciséis, inclusive tu amigo de anoche". La honradez triunfó. "¿Dieciséis?" él repitió con incredulidad, mirándome completamente otravez. "¿Dieciséis vampiros que eliminaste sin nada más que con una estaca y tuescote? Me hace avergonzarme de mi raza, lo hace. " “Y habría matado más si yo no hubiera sido demasiado joven para entraren bares, ya que son congregaciones de vampiros, sin mencionar por todo eltiempo que tuve que retirarme cuando mi abuelo se enfermó," estallé.Demasiado por tratar de no enojarlo más. En un instante se había ido, dejándome mirando fijamente el lugar dondeél había estado. Él ciertamente se movía rápidamente. Más rápido que cualquiervampiro que había visto. Maldije mi impaciencia anterior. Si solamente hubieraesperado hasta el próximo fin de semana para cazar otra vez. Si solamente… Siendo dejada sola, estiré el cuello para ver donde estaba. Con unarranque, me di cuenta de que debía estar en una cueva. Había un sonido deagua goteando al fondo, y estaba oscuro aún para mis ojos. La sola lámparacalva que brillaba en los alrededores. El resto era oscuridad completa como en mis pesadillas. Oí leves ecos deél a lo lejos, cuán lejos yo no tuve la menor idea. Aprovechando mioportunidad, envolví mi dedos alrededor del aparato sosteniéndome y tiréhacia abajo con toda mi fuerza. El sudor se asomo en mi frente, mis piernas seapretaron con el esfuerzo, y marqué cada músculo hacia ese objetivo singular.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 22Hubo un crujido de metal en la piedra, una escofina de las cadenas sonandojuntas, y entonces la única luz se apago de repente. La risa de la oscuridad mehizo doblegarme en derrota. "Ah, perdón por eso. Esos no se moverán. No van a ninguna parte y tútampoco. Bueno por ti al tratar, aunque. Odio pensar que tu espíritu se ha rototan pronto. No hay mucha diversión en eso.” "Te odio". Para evitar sollozar, giré la cara lejos de su dirección y cerré losojos. Padre nuestro, que estas en el Cielo, santificado sea Tu nombre… "El tiempo se acaba, cariño". Venga tu reino, hágase Tu voluntad… Mis ojos estaban cerrados, pero yo lo sentía moviéndose más cerca hastaque él presionó longitudinalmente a mi lado. Incapaz de evitarlo, mi alientovino en cortas y duras aspiraciones. Sus manos se movieron a mi cabello, y loalisó desde mi cuello. …En la tierra como está en el Cielo… Su boca se selló en mi garganta, su lengua rodeando mi pulso tronanteen una manera deliberada. Mi espalda chocó en la pared mientras trataba dedesaparecer en la roca, pero la fría piedra caliza dura no ofreció escape. Sentíala presión de dientes en punta y agudos en mi arteria expuesta y vulnerable. Élacariciaba con la nariz mi cuello en la forma que un león hambriento acariciacon la nariz una gacela. "Última oportunidad, gatita. ¿Para quién trabajas? Dime la verdad y tepermitiré vivir". “Te dije la verdad". Ese cuchicheo agudo no podría ser mío. El rugir de lasangre en mis oídos era ensordecedor. ¿Todavía estaban cerrados mis ojos? No,podía ver un débil resplandor verde en la oscuridad. Ojos de vampiro. "No te creo…." Hablado suavemente, aun cayendo con el peso de un hacha. Amén….
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 23 "Demonios, mira tus ojos". Tan profundamente había caído en ferviente oración, que no lo sentíecharse para atrás. Me miraba fijamente con su boca con colmillos abierta enincredulidad, su rostro iluminado por el nuevo resplandor verde de mis ojos.Los suyos marrones fueron ahora una sombra penetrante también, y rayosparejos de esmeralda conectaron una mirada sacudida con la otra. "¡Mira tus ojos!" El agarró ambos lados de mi cabeza como si fuera a girar. Todavíadesconcertada por oscilar en el borde de la mortalidad, yo dije entre dientes mirespuesta. "No necesito mirarlos, ya los he visto. Ellos cambian de gris a verdecuando estoy trastornada. ¿Feliz ahora? ¿Vas a disfrutar más de tu comida?" Como si mi cabeza estuviera hirviendo, me soltó. Yo me doblegué en miscadenas, la adrenalina abandonándome y dejando una estela de letargo. El sonido de sus pasos rebotó en los muros. "Desgraciada, dices la verdad. Tienes que ser. Tienes pulso, pero sólovampiros tienen ojos que resplandecen verde. ¡Esto es increíble!" "Me alegra que estés emocionado". Me asomé a él por mi cabello, quehabía caído de nuevo en mis hombros. En la oscuridad casi total lo vi enfuncionamiento, sus pasos vigorosos y llenos de energía, sus ojos que yendo deverde por alimentación a marrón. "¡Ah, esto es perfecto! De hecho, podría ser útil.” "¿Qué podría ser útil? ¿Mátame o déjame ir? Estoy cansada.” Se giro, radiante, y encendió la lámpara. Lanzó la misma luz dura queanteriormente, fluyendo sobre sus facciones como agua. Él parecíafantasmalmente hermoso bajo su manto, como un ángel caído. "¿Cómo querrías poner tu dinero donde tu boca esta?" "¿Qué?" decir que estaba desconcertada no comenzaba a describirlo.Hace segundos estaba a una mella lejos de la eternidad, ahora él quería jugar aacertijos.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 24 "Yo te puedo matar o permitirte vivir, pero vivir viene con condiciones.Tu elección, tu escoges. No te puedes ir sin condiciones, tratarás de estacarme.” "¿No eres el chico listo?”Francamente, yo no creía que me permitiría ir.Esto tenía que ser una artimaña. "Verás," él continuó como si yo no hubiera hablado, "Estamos en elmismo barco, cariño. Tú cazas vampiros. Yo cazo vampiros. Ambos tenemosnuestras razones, y ambos tenemos nuestros problemas. Otro vampiro puedesentirme cuando me acerco, así que hace difícil estacarlos sin que ellos esperenel tratar y correr. Tú, por otra parte, los pones completamente fáciles con esaarteria jugosa tuya, pero no eres suficientemente fuerte para hacer caer un pezgordo. Uh, tal vez hayas golpeado a algunos verdes, probablemente no másviejos de veinte años, a lo mucho. Apenas fuera de sus pañales, como fueron.Pero un Maestro vampiro… como yo…” Su voz cayó a un susurro mordaz. “Nome podrías atrapar con ambas estacas quemantes. Te tendría fuera de misdientes en minutos. Por lo tanto, te propongo un trato. Puedes continuarhaciendo lo que más amas matar vampiros. Pero cazaras a los que busco. Sinexcepciones. Tú eres el cebo, Yo soy el gancho. Esa es la idea principal.” Esto era un sueño. Uno muy malo, mal sueño, causado porenvenenamiento de hígado por demasiados gin-tonic. Aquí estaba, un trato conel diablo. ¿Al precio de mi alma? Él me miró expectantemente y amenazantemente todo al mismo tiempo.Si decía que no, sabía lo que sucedería. ¡Guarde el vaso, camarera, yo bebo de labotella! La hora feliz, con el cuello en juego. Si decía que si, estaría accediendo a ser compañera del mismo diablo. Su pie golpeteó. "No tienes toda la noche. Mientras más esperes, máshambriento estoy. Quizás cambie de opinión en unos pocos minutos". "Lo haré". Las palabras volaron sin pensarlo. Si las pensaba, nunca lashubiera dicho. “Pero tengo una condición.” "¿La tienes?" Eso lo hizo reír otra vez. Dios, que tipo tan alegre."Difícilmente estas en posición de demandar condiciones.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 25 Mi mentón sobresalió. Orgullo o peligro, escoge."Solo desafiándote aponer tu dinero donde tu boca esta. Dijiste que yo no duraría minutos contra ti,aún con ambas armas. No estoy de acuerdo. Desencadéname, dame mis cosas, yvamos. El ganador lo obtiene todo.” Hubo una chispa definida de interés en sus ojos ahora, y sonrisa astutaregresó a sus labios. "¿Y qué deseas si ganas?" "Tu muerte," dije embotadamente. "Si yo te puedo golpear, no te necesito.Como lo pones, si te dejo ir, vendrás por mí. Si tu ganas, jugaré con tus reglas.” "Sabes, mascota," él arrastró las palabras, "Contigo encadenada ahí,puedo tener una larga bebida de tu cuello e irme a mis negocios como siempre.Estas jugando con tu suerte un poco diciéndome eso.” "No pareces del tipo que le gustan las bebidas aburridas de un arteriaencadenada,” contradije bravamente. "Pareces del tipo al que le gusta el peligro.¿Por qué más un vampiro cazaría vampiros? ¿Y bien? ¿Aceptas o estoy fuera?”Tomé airé. Este era el momento de la verdad. Lentamente se acerco, permitiendo que sus ojos se deslizaran por todaspartes de mí. Con una ceja levantada, él sacó una llave metálica y la balanceódelante de mí. Entonces él lo insertó firmemente en el centro de mis manillas y torció. Seabrieron con un tintineo. "Permíteme ver lo que tienes," dijo finalmente. Porsegunda vez esa noche.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 26 Capítulo 3Traducido por Carmen NOS ENFRENTAMOS MIRÁNDONOS EL UNO AL OTRO, en el centrode la gran caverna. El suelo era desigual cubierto de rocas dispares, polvo ysuciedad. Vestida nuevamente y sin guantes, con la estaca y mi daga especialentre mis manos. Se había reído de nuevo cuando le exigí que me devolviera miropa, diciéndome que no me devolvería mis pantalones jeans porque no tendríafluidez en mis movimientos. Tajantemente le respondí que fluida o no, nolucharía contra de él en ropa interior. Había luces empotradas sobre nosotros en toda el área a nuestroalrededor. Cómo podía tener electricidad si la caverna estaba más allá de mientendimiento, pero esa era la menor de mis preocupaciones. Como estábamosbajo tierra, no tenía idea de la hora. Podría ser el alba, o aún continuar en loprofundo de la noche. En poco tiempo me preguntaría si alguna vez vería el solde nuevo. Él llevaba las mismas ropas que antes, la fluidez aparentemente no erauna preocupación. Sus ojos me miraron con impaciencia mientras apretaba suspuños y giraba su cabeza alrededor de sus hombros. Mis palmas estabansudorosas por la agitación. Tal vez los guantes habrían sido una buena ideadespués de todo. “Está bien, Gatita. Porque soy todo un caballero, te dejaré hacer el primermovimiento. Vamos. Hagámoslo.” Sin muchas ganas cargué contra él, moviéndome tan rápido como podíacon las dos armas apuntadas peligrosamente. Giró en un semicírculo que medejó a su espalda, riéndose exasperantemente mientras me decía. “¿Vas a trotar, mascota?” Refrenándome, lo miré sobre mi hombro. Dios mío, era muy rápido. Susmovimientos eran casi un borrón para mí. Juntando mi coraje, hice unos
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 27movimientos amplios a la vez que lanzaba mi derecha. Cuando él alzó un brazopara bloquearme, lancé mi izquierda en un golpe bajo y lo acuchillé antes derecibir una terrible patada en mi estomago a cambio. Doblada en dos, lo viexaminar su camisa con un ceño leve. “Me gustaba esta camisa. Ahora viniste y la has rasgado.” Di otra vez la vuelta, respirando lentamente para combatir el dolor enmi estómago. Antes de que pudiese parpadear, se abalanzó sobre mí y megolpeó a un lado de mi cabeza, lo suficientemente duro para que viese estrellas.En mi defensa estúpidamente le lancé patadas, golpes y apuñale cualquier cosaque estuviera a mi alcance. Los golpes en respuesta no se hicieron esperar,fuertes y muy rápidos. Mi respiración era desigual y mi visión nadaba mientrasarremetía con todas mis fuerzas. El cuarto repentinamente giró mientras caíahacia atrás, las rocas cortando mi piel. Él estaba de pie a diez metros de donde yo estaba tumbada. Claramente,en el combate mano a mano, fui superada. Tuve la impresión de que había sidolanzada desde un acantilado, y no hubiera marcas de ello. Con un destellorepentino de inspiración, le arrojé mi cruz. Voló a velocidad increíble y sehundió en su pecho muy pero muy alto. “¡Infierno ensangrentado, mujer, eso duele!” gruñó con sorpresa,arrebatándolo de su pecho. La sangre fluyó de la herida antes de detenersebruscamente como si un tubo se hubiese cerrado. En contra de la creenciapopular, los vampiros realmente sangran. Me consterné, estaba en el suelo solocon un arma a mi disposición y sin haberle hecho ningún daño aparente.Preparándome psicológicamente, me levanté de un salto, moviéndome condificultad. “¿Es suficiente?” me preguntó y olió el aire una vez. Parpadeéconfundida, nunca había visto a un vampiro respirar antes. Jadeabafuriosamente. El sudor goteaba por mi frente. “No…aún no.” Hubo otro borrón de movimiento, y luego estaba sobre mí. Bloqueé ungolpe después de otro y traté de responder, pero él estaba imparable. Sus puños
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 28aterrizaron en mí con una fuerza brutal. Desesperadamente puncé la estaca en cualquier cosa que estuviera cercade mí, pero siempre fallé a su corazón. Luego de diez minutos o al final de loque pareció una eternidad, caí al suelo por última vez. Incapaz para moverme, lo contemplé a través de mis párpadoshinchados. No tengo que preocuparme por su condición, pensé débilmente.Moriría con mis lesiones. Se cernió sobre mí. Todo se veía en tonos rojizos y medesvanecía. “¿Es suficiente por ahora?” No podía hablar, no podía asentir con lacabeza, no podía pensar. Como respuesta, me desmayé. Fue lo único que pudehacer. Hubo algo suave debajo de mí. Flotante, estaba flotando en una nube yabrigándome con su lana. Me enrollé más en ella cuando la escuché decirirritada. “¡Si vas a acaparar todas las mantas, bien puedes sangrar y dormir en elsuelo!” ¿Huh? ¿Desde cuándo una nube se enojaba y hablaba en inglés? Cuando abrí mis ojos, vi con espanto que estaba en una cama con elvampiro. Y sí, aparentemente con la manta entera envuelta en mí. Me erguírápidamente como si me quemara, e inmediatamente me golpeé la cabeza con elbajo techo. “Wow… ” Frotando el punto sensible, miré a mi alrededor atemorizada.¿Cómo llegue hasta aquí? ¿Por qué no estoy comatosa por los golpes? De hecho,me sentía… bien. Aparte de la leve conmoción cerebral que seguramente meacababa de propinar a mí misma. Retrocedí tan lejos como podía a una esquina. No parecía haber unasalida visible de esta pequeña cámara caliza. “¿Por qué no estoy en un hospital?” “Te sané,” me contestó suavemente, como si habláramos del té. Entumecida de miedo, comprobé mi pulso. Dios mío, él no me habíamatado, ¿verdad? No, mi corazón golpeaba fuertemente.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 29 “¿Cómo?” “Con sangre, por supuesto. ¿De qué otra forma?” Él se reclinó en sus codos, observándome con impaciencia y cansancio.Por lo que pude notar, se había cambiado de camisa. Pero no quise saber quehabía debajo de las sabanas. “¡Dime que me has hecho!” Puso los ojos en blanco ante mi histeria, sacudió su almohada y luego laabrazó contra él. Fue un gesto tan humano, que fue extraño. ¿Quién sabia que a losvampiros les importaba si sus almohadas eran mullidas? “Te di unas gotas de mi sangre. Creí que no necesitarías mucho, debidoque eres un híbrido. Probablemente te curarías rápido y naturalmente, peroentonces quedaste un poquito maltrecha.”Era su culpa, por supuesto, ya que había sugerido esa estúpida pelea. “Ahora, sino te importa es de día y estoy molido. Y aun no he comido con todo esto.” “¿La sangre del vampiro cura?” Él cerró sus ojos mientras me contestaba. “¿Quiere decir que no lo sabías?Caramba, pero que ignorante eres sobre tu clase.” “Tu clase no es mi clase.” Ni se sobresaltó. “Lo que digas, Gatita.”“¿Demasiada sangre me convertirá? ¿Qué tanto es demasiado?” Un ojo se abrió viéndome siniestramente. “Mira, el colegio está alláafuera, cariño. Me voy a dormir. Tú vas a callarte. Más tarde, cuando despierte,repasaremos sobre todas estas delicadezas mientras te preparo para nuestroarreglo. Hasta entonces, déjame descansar un poco.” “Muéstrame la salida y podrás dormir todo lo que quieras.” Otra vez miré a mí alrededor por una salida, no encontrando ninguna. Élbufó irritado. “Seguro. Te traigo tus armas también, ¿entonces sólo cierro mis ojosmientras me haces agujeros en mi corazón? No me parece muy probable. Te
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 30quedarás aquí hasta que te deje salir. No te molestes tratando de escapar, nuncalo conseguirás. Ahora te sugiero que descanses un poco, porque si memantienes despierto mucho más tiempo, voy a querer desayunar.¿Comprendes?” Él cerró sus ojos otra vez con firmeza. “No me acuesto contigo.” La indignación llenó mi tono. Hubo un breve forcejeo sobre la cama y luego una sabana me cayó en lacara. “Duerme en el suelo entonces, ya que acaparas las mantas de todasmaneras.” Sin otra alternativa, me acosté sobre el frío suelo de piedra. La sabana nohizo mucho para protegerme del frío, y mucho menos proveer cualquierconfort. Cambie de posición constantemente tratando de encontrar un lugarmás suave antes de darme por vencida y acunar mi cabeza entre mis brazos. Al menos esto era mejor que estar en la cama con eso. Prefiero dormirsobre clavos. El silencio del cuarto era en cierta forma calmante. Una cosa eracierta, los vampiros no roncaban. Al cabo de un rato, me quedé dormida.Pudieron haber sido horas, se sintió como minutos. Una mano no muy suavemente me sacudió de los hombros y su vozsonaba terrible a mis oídos. “Arriba, espabílate. Tenemos trabajo que hacer.” Mis huesos dieron un chirrido audible de sufrimiento cuando estuve enpie y me estiré. Sonrió al oír el sonido. “Te lo mereces por tratar de matarme. El último que lo intentó terminócon algo más que un cuello tieso. Estas en lo correcto eres afortunada de sermeútil, o no serías a estas horas nada más que un rubor en mis mejillas.” “Sí, esa soy yo. Afortunada.” Sentí amargura en cambio, atrapada en una caverna con un vampirohomicida. Me señaló con el dedo. “No estés triste. Estas a punto de tener una educación de primera claseen nuestra clase (Nosferatu.) Créeme, no muchos humanos llegan a aprenderesto. Pero de todas formas, tú en realidad no eres humana.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 31 “Deja de decir eso. Soy más humana de lo que soy… cosa.” “Sí, bueno, averiguaremos cuánto en poco tiempo. Aléjate de la pared.” Accedí, no teniendo mucha opción en este pequeño espacio y noqueriendo estar cerca de él. Se situó frente al muro de piedra donde habíaestado durmiendo y sujetó ambos lados de la losa. Con facilidad, alzó el bloquede piedra completamente y la colocó hacia un lado, exponiendo una hendeduralo suficientemente grande como para atravesarla andando. De modo que así fuecomo entramos en esta tumba. “Vamos” me dijo sobre su hombro, dando un paso en la abertura. “No tedemores.” Mientras caminaba a través de la estrecha abertura, un tirón repentino demi vejiga me recordó que todavía era muy dependiente de mi organismo. “Um, no creo que… ” Al Diablo con las delicadezas. “¿Hay un cuarto debaño aquí dentro? Uno de nosotros todavía tiene riñones que funcionan” Se detuvo repentinamente, arqueándome una ceja. Había líneas de luzque venían del cielo raso de piedra caliza, esto se entrecruzaba en una red queiluminaba a la caverna durante el día. Era de mañana, entonces. “¿Crees que esto es un maldito hotel? Qué, ¿después me pedirás quetenga un bidel?” Avergonzada y enfurecida le gruñí, “A menos que te guste que ensucie elsuelo, te sugiero que me muestres una alternativa, y apresúrate.” Un ruido parecido a un suspiro surgió de él. “Sígueme. No tropieces ni tetuerzas nada, maldita sea si te cargo. Veamos lo que podemos sacar de entremanos. Jodida mujer.” Mientras caminaba tras él, me consolé con imágenes mentales de élcontorsionándose impotentemente bajo mi estaca. La visión fue tan clara quecasi me reí mientras me llevaba hacia los sonidos de agua. “Allí.” Me señaló un grupo de rocas que parecieron colgar sobre unapequeña corriente interior.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 32 “Esa agua corre camino abajo. Puedes encaramarte a esas rocas y hacer loque tengas que hacer.” Me apresuré a subir, y me gritó sarcásticamente, “A propósito si piensasbajarte de un salto y nadar fuera de aquí, te aviso que es una mala idea. Esaagua está cerca de los cuatro grados y serpentea durante tres kilómetros antesde salir de la caverna. Estarías con hipotermia mucho antes de conseguir salir.No es una forma agradable de estar, temblando y pérdida en la oscuridad, conlas ilusiones perdidas. Además, habrías quebrantado nuestro acuerdo. Teencontraría. Y estaría en verdad, en verdad muy disgustado.” La nota sombría en su voz hizo sonar a sus palabras más letales que sime apuntara con un arma. La desesperación me pinchó. Yo había estadopensando en hacer eso. “Te veo luego.” dio la vuelta y se fue por un camino estrecho, a misespaldas... Suspirando, trepé por las rocas y me balanceé mientras contestaba lallamada inoportuna de la naturaleza. “¿Supongo que el papel higiénico está fuera de consideración?” gritéimpertinentemente.Hubo una carcajada en respuesta. “Lo pondré en mi lista de compras, Gatita.” “Deje de decirme Gatita. Mi nombre es Cat.” Terminé, me descolguéabajo hasta que otra vez estuve de pie en el suelo estable. “¿Cuál es el tuyo, apropósito? nunca me lo dijiste. Si vamos a trabajar hombro a hombro, por lomenos debería saber cómo llamarte. A menos que simplemente prefieras que teresponda con groserías, por supuesto.” Volteo hacia mí con una sonrisa astuta entre sus labios. Con sus piesfirmemente plantados y las caderas ligeramente inclinadas hacia adelante. Supálido cabello pegado a su cabeza en apretadas ondas. Bajo los rayos de luz quese filtraban por la caverna, su piel resplandeció. “Mi nombre es Bones. Vamos por partes, cariño. Si vas a serverdaderamente buena en matar a los vampiros, necesitas saber más acerca deellos.” Estábamos sentados frente a frente. La tenue luz en la caverna producía
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 33un efecto ambiguo de luz estrambótica. Fue de lejos el momento más extraño demi vida, estar sentada serenamente frente a un vampiro discutiendo con él lasmejores formas de matar a uno. “La luz del sol no interesa, excepto si no nos da una mala quemadura desol. Nuestra piel no estallará en llamas como muestran en el cine, y no nosconvertiremos en pedacitos de pollo crujiente. Sin embargo, a nosotros nosgusta dormir en el día porque somos más poderosas por la noche. Ese es unpunto importante para recordar. Durante el día somos más lentos, más débiles,y estamos menos alerta. Especialmente al amanecer. En el amanecer, veras quela mayoría de los vampiros se encontraran dentro de los pliegues de cualquiercosa que llamen cama, lo cual podrás distinguir de esta última noche que nonecesariamente quiere decir un ataúd. Oh, solo algunos de los pasados de modapasarán la noche en ataúdes, pero la mayor parte de nosotros dormimos encualquier cosa más confortable. De hecho, algunos vampiros contarán conataúdes como utilitarios en su guarida así si algún ambicioso Van Helsing vahacia allá primero, el vampiro se acercará a hurtadillas tras ellos. He realizadoese truco una o dos veces. Así que si crees que entrando a ciegas y que el abrirlas persianas para que ingrese los rayos del sol resolverá tu problema,olvídalo.” “Las cruces. A menos que sean usadas de improviso como lo hiciste nonos hacen nada, solo el reírnos antes de que los comamos. Ahora que parecesconocer esto, continuemos. La madera, como sabes, puede astillarse lo que nosdisgusta mucho, pero no nos impedirá arrancarte la garganta… el agua bendita,bueno déjame simplemente que te diga que me causó más daño alguien que melanzó tierra en mi cara. Toda la cuestión religiosa es una tontería cuando se tratade dañar a nuestra especie, ¿entendido? Tu única ventaja es cuando un vampirovea esa estaca especial, ellos no se intimidaran,” “¿No temes que use esta información en contra tuya?” Interrumpí. “Digo, ¿por qué deberías confiar en mí?” Completamente serio se inclinóhacia adelante. Retrocedí, no queriendo estar tan cerca de él. “Mira, mascota. Tú y yo vamos a tener que confiar en el uno el otro para
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 34lograr nuestros objetivos. Y haré esto muy pero muy simple: Si me siguesmirando de esa forma y te sigues preguntando en como traicionarme, te mataré.Ahora, eso no te podría asustar, siendo la gran chica valiente que eres, perorecuerda esto: Te seguí a casa la otra noche. ¿Tienes a alguien que te importe enel granero? Porque si la tienes, entonces te sugiero que seas agradable conmigoy hagas lo que te digo. Si te cruzas conmigo vivirás lo suficiente como para veresa casa quemándose hasta los cimientos con todos dentro. Y si alguna vezvienes por mí será mejor que te asegures que estoy acabado, ¿comprendes?” Tragando saliva, asentí con la cabeza. Entendí. Oh Dios, lo hice. “Además” su voz resplandeció como un día de primavera “puedo dartelo que quieres.”Dudé. “¿Qué puedes saber algo sobre lo que quiero?” “Tú quieres lo que todo niño abandonado quiere. Quieres encontrar a tupadre. Pero no quieres una reunión feliz, no, no tú... Tú quieres matarlo.” Clavé mis ojos en él. Él había hablado en voz alta lo que aun no habíadejado a mi subconsciente susurrar, y él tenía razón. Fue la otra razón por laque cacé vampiros, matar al que me engendró. Más que cualquier otra cosa,quise hacer eso por mi madre. Si pudiera, sentía que de algún modo tenía queenmendar las circunstancias de mi nacimiento. “Tú…” Apenas podría hablar con todos los pensamientos volando através de mi mente. “¿Puedes ayudarme a encontrarlo? ¿Cómo?” Se encogió de hombros. “Para empezar podría conocerlo. Conozco a unagran cantidad de tipos no muertos, lo hago. Afróntalo sin mí, estas buscandouna aguja en una pila de colmillos. Aun si personalmente no lo conociera, sémás sobre él que tú.” “¿Qué? ¿Cómo? ¿Qué?” Él sostuvo en alto una mano para detener mi balbuceo. “Por tu edad, porejemplo. Tienes veintiuno, ¿correcto?” “Veintidós,” le susurré, todavía tambaleándome. “El mes pasado.” “¿De verdad? En ese caso tienes la edad y dirección incorrecta en esa
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 35licencia falsa.” Él debía de haber revisado mi bolso. Bien, es lo más sensato; también mehabía desnudado cuando estuve inconsciente. “¿Cómo sabes que es falsa?” “¿No acabamos de descubrir esto? Sé tú dirección real, y no es la mismade esa licencia.” Oh maldición. Fallé en el propósito de usar una identificaciónfalsa, en caso que alguna vez la perdiese con algún vampiro y él rebuscara entremis cosas. No quería que alguno pudiera detectar a mi familia. Ese había sidomi pensamiento, de cualquier forma. Estúpida de mí, nunca creí que unvampiro me siguiese a casa. “Pensemos en eso un momento, mascota, eres una mentirosa, posees uncarnet falso, y eres una asesina.” “¿Tu punto?” le respondí abruptamente. “Sin mencionar una bromista,” él continuó como si yo no hubierahablado. “También grosera. Sep, tú y yo nos llevaremos de maravilla.” “Tonterías,” dije brevemente. Sonrió nuevamente. “La imitación es la forma más sincera de adulación.Pero regresando al tema. ¿Me dijiste que tu mamá te llevó por cuanto? ¿Cuatro,cinco meses?” “Cinco. ¿Por qué?” Yo era más que un poco curiosa en cuanto a su razonamiento. ¿Qué tuvoque ver con qué tan viejo o no muerto era mi padre? se inclinó hacia adelante. “Mira, esto es así. Cuando cambias, pasan algunos días hasta que cesenalgunas de las funciones humanas completamente. Oh, el latido se detieneinmediatamente así como la respiración, pero algunas otras cosas toman mástiempo. Los conductos lacrimales trabajan normalmente durante un día o algomás o hasta que se convierten en lagrimas rosadas por la proporciónsangre/agua en nuestros cuerpos. Podrás aun orinar un par de veces hastavaciar tu sistema. Pero el punto central es que todavía tuvo espermas paraengendrar” “¿Disculpa?” “Ya sabes, cariño. Espermatozoides, si quieres ser más técnica sobre eso.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 36Él todavía tenía esperma vivo. Ahora, eso es algo que sólo sería posible si élhubiese cambiado recientemente. En el plazo de una semana a lo sumo. Por lotanto, podemos definir casi exactamente qué tan viejo es, en años de vampiro.Suma a eso cualquier muerte reciente durante esos días y el lugar quecorresponda con su descripción, y ¡bingo! Ahí tendremos a tu padre.” Quedé aturdida. Tal como lo prometió, en pocos segundos me habíadado más información de lo que mi madre había sabido durante toda mi vida.Tal vez, sólo tal vez, había encontrado por casualidad una mina de oro. Si pormediación de él podía aprender más sobre de mi padre y matar vampiros, ytodo lo que quería a cambio era elegir a los blancos… bien, entonces, podríasoportarlo. Si vivía el tiempo suficientemente. “¿Por qué quieres ayudarme a encontrar a mi padre? De hecho, ¿por quématas a otros vampiros? Son de tu clase, después de todo.” Bones me miró fijamente por un momento antes de contestar. “Teayudaré a encontrarlo porque considero que le odias más de lo que me odias amí, así te mantendré motivada para que hagas lo que diga. En cuanto al porquecazo a los vampiros… no es necesario que lo sepas en este momento. Tienessuficiente de que preocuparte. Es suficiente que te diga que algunas personassimplemente necesitan la matanza, y eso va tanto por vampiros como por loshumanos.” Todavía no sabía por qué quiso que trabajara con él en primer lugar. Noobstante, tal vez toda era una mentira y aguardaba el momento oportuno, dearrancar mi garganta cuando menos lo esperara... No confío en esta criatura, nipor un momento, pero en este momento no tenía más opción que jugar yseguirle la corriente. Vería a donde me conduciría esto. Si seguía con vida dentro de unasemana, estaría asombrada. “Volviendo al tema en cuestión, cariño. Las armas no fusionan connosotros, tampoco. Hay sólo dos excepciones a esta regla. Una, si la persona eslo suficientemente afortunado como para disparar a nuestro cuello quebrándoloen dos y derribar nuestra cabeza. La decapitación es efectiva; No muchos seres
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 37pueden vivir sin cabeza, y la cabeza es la única parte por la que un vampiro norevivirá si se la corta completamente. Dos, si el arma estuviera cargada conbalas de plata y nos disparara las suficientes directamente al corazón paradestruirlo. Ahora, eso no es tan fácil como suena. Ningún vampiro estará quietoposando para ti. Probablemente él estará sobre ti y te meterá la pistola por elculo antes de que le provoques algún daño. Pero esas balas de plata realmenteduelen, así que puedes usarlas para retrasarlo e intentar estacarlo. Y mejor lohaces deprisa con esa plata, porque tendrás a un vampiro furioso entre manos.” “La estrangulación, el ahogamiento, nada de eso funciona. Sólorespiramos una vez cada hora preferentemente, y podemos pasarindefinidamente sin oxígeno. Solo un respiro de vez en cuando para meter algode oxigeno en la sangre y estaremos recuperados. Nuestra versión dehiperventilar es respirar una vez cada pocos minutos. Esa es la manera de saberque un vampiro está fatigado. Él comenzará a respirar un poco parareanimarse. La electrocución, el gas venenoso, venenos ingestados, drogas…nada de eso funciona. ¿Lo tienes? Ahora conoces nuestras debilidades.” “¿Estás seguro de que no podemos probar algunas de esas teorías?” Él meneó un dedo con reprobación. “Nada de eso, por ahora. Tú y yosomos socios, ¿recuerdas? Si comienzas a olvidarlo, te sería mejor que tuvierasen cuenta las cosas que te acabo de mencionar funcionarían muy bien para ti.” “Era una broma” mentí. Me dio una mirada que me indicó que me conocía mejor. “El meollo delasunto es que somos muy difíciles de acabar. Cómo has manejado el matar adieciséis de nosotros está más allá de mí, pero sé que el mundo nunca carece detontos.” “Oye.” Molesta repliqué, me defendí con mis habilidades. “Yo te habríatenido en pedazos sino me hubieras hecho conducir y noquearme cuando noestaba mirándote.” Se rió otra vez. Lo que transformó su cara en algo que acababa de darmecuenta era muy hermoso. Aparté la mirada, no queriendo verlo como cualquierotra cosa excepto un monstruo. Un monstruo peligroso.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 38 “Gatita, ¿por qué crees que te hice conducir? Te vinculé a los cincosegundos después de hablar contigo. Eras una novata, ingenua, sin agallas y,una vez alejada de tu rutina, indefensa como un bebé. Por supuesto te noqueepor sorpresa. Existe sólo una forma de combatir, y es sucio. Por completo, unalucha limpia solo consigue que a uno lo maten, y rápido. Golpea las partesnobles (las bolas), da cada golpe bajo, patéalos siempre cuando estén caídos enel suelo, y entonces tal vez tú seas la que se aleje. Recuerda eso, estás en unalucha a muerte. No es una pelea de boxeo. No puedes ganar por hacer la mayorcantidad de puntos.” “Entiendo.” Tan lúgubre como era, lo hice. En esto él estaba en locorrecto. Era una lucha a muerte cada vez que confronté a un vampiro.Incluyéndolo. “Pero ahora nos alejamos del tema. Hemos cubierto nuestras debilidades.Ahora nuestros puntos fuertes, y tenemos muchos. Velocidad, vista, oído,olfato, fuerza física todo es superior a un humano.” “Les podemos olfatear mucho antes de que les veamos, y podemos oírsus latidos a un kilómetro y medio de distancia. Además de esto, tenemosalguna forma de control mental sobre los humanos. Un vampiro puede chuparmedio litro de su sangre y segundos más tarde ustedes no recordarán habervisto a alguno. Está en nuestros colmillos, una pequeña gota de un alucinógenoque, cuando es combinado con nuestro poder, los hace susceptibles a lasugestión. Como, por ejemplo, que alguien no acaba de chupar su cuello.O sea conoces a un sujeto, conversas y ahora tienes sueño. Así eso es cómo lamayor parte de nosotros nos alimentamos. Un poco aquí y un poco allá, y sinque se enteren de que existimos. Si cada vampiro matase para comer,habríamos sido expulsados de nuestros armarios hace siglos.” “¿Puedes controlar mi mente?” El pensarlo me horrorizó. Sus ojos marrones cambiaron repentinamente a verdes y su mirada fijataladró la mía. “Acércate” susurró, pero las palabras parecieron resonar en mi cabeza. “De ninguna maldita manera” (no me jodas) le conteste, y enfriándose el
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 39deseo repentino de hacerlo. Abruptamente, sus ojos se volvieron marronesnuevamente y me dio una alegre sonrisa. “Nop, parece que no. Bien por ti, eso te vendrá bien. ¿No podemos dejarque rompan tu mente y hacerte olvidar tus objetivos?, ¿cierto? Probablementees tu linaje. No surte efecto en otros vampiros. O en los humanos que beben dela sangre de un vampiro. Especulo que tienes mucho de nosotros en ti. Algunoshumanos también son inmunes a ella, pero sólo un porcentaje muy pequeño.Tener un extraordinario control mental o la resistencia natural para no dejarnosentrar y entrometernos. La MTV y los videojuegos nos han solucionado elproblema con la mayor parte de la humanidad. Eso, y la tele, por así decirlo.” “¿Tele?” ¿Qué es eso?” Él gruñó divertido. “La televisión, por supuesto. ¿No hablas inglés?” “Tú seguro no lo haces” mascullé. Negando con la cabeza, me miró severamente. “El sol está en lo alto,cariño. Tenemos muchísimo que recorrer. Hemos pasado a través de lossentidos y el control mental, pero no nos olvidemos de nuestra fuerza. Onuestros dientes. Los vampiros son lo suficientemente fuertes como para partiren dos y levantar los pedazos con un dedo. Podemos lanzar sus coches haciaustedes si queremos. Y los desgarraremos con nuestros dientes. La pregunta es,¿Cuántos de nuestros puntos fuertes tienes?” Con indecisión, comencé a señalar mis anomalías. “Veo muy bien, la oscuridad no me afecta. Veo igual de noche como dedía. Soy más rápida que cualquiera que conozca, humanamente hablando.Puedo oír cosas desde lejos, tal vez no hasta donde ustedes pueden. Algunasveces en mi cuarto por la noche puedo oír mis abuelos en la planta bajamurmurándose al oído sobre mí…” Me detuve, juzgando por su mirada que había revelado demasiado demis asuntos personales. “No creo que pueda controlar mentalmente a alguien. Nunca lo heprobado, pero pienso que si hubiese podido, la gente me habría tratadodiferente.” Demonios, me volvía sentimental de nuevo.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 40 “De cualquier manera,” continúe, “Sé que soy más fuerte que la personacomún. Cuando tuve catorce, les di una paliza a tres muchachos, y todos eranmayores que yo. Eso fue cuando no pude ocultar más que había algo incorrectoen mí. Has visto mis ojos. Son diferentes. Tengo que controlarlos cuando estoycontrariada para que las otras personas no los vean enrojecer. Mis dientes sonnormales, creo. Nunca se han asomado graciosamente de todos modos.” Lorecorrí con la mirada a través de mis ojos entrecerrados. Nunca le había contadoa alguien de mis diferencias antes, ni siquiera a mi madre. La trastornó el saberde ellos, y mucho menos hablar de ellos. “Aclaremos esto. Afirmas que a los catorce realmente te diste cuenta detu singularidad. ¿No supiste antes lo que eras?? ¿Qué te contó tu mamá sobre tupadre mientras crecías?” Ese fue un tema muy doloroso, y sentí un estremecimiento traspasarmeen la memoria. Un vampiro no era la persona con quien pensé hablaría sobreesto. “Ella nunca mencionó a mi padre. Si preguntaba, como lo hice cuandoera pequeña, cambiaba de tema o se enojaba. Pero los otros niños me lo hacíansaber. Me llamaban bastarda desde cuando aprendieron a hablar.” Cerré misojos brevemente, la vergüenza aún hincándome. “Como decía, cuando llegue ala pubertad comencé a sentirme… aun más diferente. Aún peor que cuando erauna niña. Se me hizo mucho más difícil esconder mi rareza, como mamá medijo. Me gustaba más la noche. Vagaba durante horas en el huerto. Algunasveces no dormía hasta el amanecer. Pero no fue hasta que esos niños mearrinconaron que comprendí que tan malo era.” “¿Qué te hicieron?” Su voz fue más suave, casi dulce. En mi mente podíaver sus rostros tan claramente como si estuviesen parados delante de mí. “Me apartaban de un empujón, estaban alrededor de mí una y otra vez.Empujándome, insultándome, diciéndome las cosas usuales. Eso no meprovocó. Era casi el pan de cada día. Pero entonces uno de ellos, no puedorecordar cuál, llamó a mi madre “mujerzuela”, y perdí los estribos. Le lancé unaroca y le destrocé los dientes. Los demás saltaron sobre mí, y les gané. No le
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 41contaron a nadie lo que sucedió, jamás. Finalmente, cerca a mi decimosexto cumpleaños, mi madre decidió queera lo suficientemente mayor como para saber la verdad sobre de mi padre. Noquise creerle, pero en mi interior supe que era verdad. Esa fue la primera nocheque vi que mis ojos resplandecían. Ella sostuvo en alto un espejo hacia mi caradespués de que me clavó un puñal en mi pierna. Ella no es mezquina. Me quisoalterada para que pudiese verme a los ojos. Seis meses más tarde, maté a miprimer vampiro.” Mis ojos picaban con lágrimas, lagrimas no derramada, pero no lloraría.No podría llorar delante de esta cosa que me había hecho volver a decir lo quehabía intentado olvidar. Me miró de manera muy peculiar. Si no lo conociera mejor, diría quehubo empatía en su mirada. Pero eso era imposible. Él era un vampiro, no teniacompasión. Abruptamente estuve de pie. “Hablando de mi madre, tengo quellamarla. Estará tremendamente preocupada. He llegado tarde a casa antes,pero nunca he estado fuera tanto tiempo. Pensará que uno de los chupa sangreme mató.” Esto hizo que izara sus cejas hasta el nacimiento de su cabello. “¿Tumamá sabe que has estado atrayendo con engaños a vampiros, con promesas desexo y luego matándolos? ¿Y te deja hacer esto? Caramba, pensé que estabasbromeando cuando me dijiste que ella sabía que tú estabas dañando a nuestrapoblación. Si fueses mi niña, te habría asegurado con clavos dentro de tu cuartodurante la noche. No comprendo a la gente de hoy en día, dejar a sus niñoshacer cualquier cosa.” “¡No hables de ella de ese modo!” dije precipitadamente. “¡Ella sabe quelo que hago es correcto! ¿Por qué no me iba a apoyar con eso?” Me miró fijamente, penetrantes piscinas de marrón oscuro. Luego seencogió de hombros. “Lo que digas.” Repentinamente estaba frente a mí. Aun no había tenido tiempo deparpadear, se movía tan rápido. “Tienes buena puntería cuando lanzas cosas.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 42Averigüe eso anoche cuando me lanzaste tu cruz. Solo imagínate, algunoscentímetros más abajo y podrías estar plantando margaritas en mi cabeza a estahora.” Me sonrió divertido con la imagen mental. “Trabajaremos en mejorar tu velocidad y exactitud. Estarás más segura sipuedes matar desde lejos. También eres malditamente vulnerable de cerca.” Me sujetó de mis antebrazos. Intenté apartarme, pero me sujetó aún másfuerte. Unas barras de hierro serian igual de efectivas. “Tu fuerza deja mucho que desear, eres más fuerte que un hombrehumano, pero probablemente más débil que el vampiro más débil. Tendremosque trabajar en eso también. Tu flexibilidad es una mierda y no usas tus piernasdel todo cuando peleas. Son armas valiosas y deberían ser tratadas como tal.Por lo que respecta a tu velocidad, bien… podría no tener remedio.Pero le daremos curso de todas maneras. Veremos cómo lo resolvemos,contamos con aproximadamente seis semanas antes de que podamos salir alcampo. Sep, cinco semanas de duro entrenamiento, y una semana para que tedediques a tu apariencia.” “¿Mi aspecto?” La indignación llenó mi voz. ¿Cómo osas criticarme tú,un hombre muerto? “¿Qué pasa con mi aspecto?” Bones sonrió condescendientemente. “Oh, nada horrendamente mal, sóloque todavía hay algo que necesita arreglarse antes de que te envíe afuera” “Tú…” “Después de todo, vamos tras algún pez gordo, cariño. Pantalones jeanssueltos y una apariencia mediocre no funcionara. Tú no sabrías ser sexi aún si temordieran el culo.” “Por Dios, voy a…” “Deja de decir tonterías. ¿No quieres llamar a tu mamá? Ven conmigo.Mi móvil está en la parte trasera.” Mentalmente realicé toda clase de actos tortuosos con su cuerpo atado eindefenso, pero en realidad me mordí la lengua y le seguí a lo más profundo dela caverna.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 43 Capítulo 4Traducido por Nanndadu DURO ENTRENAMIENTO ESAS FUERON LAS PALABRAS QUE ÉLuso para describir las brutales, agonizantes y mortales pruebas a las cuales nisiquiera los militares someterían a sus más duras tropas. Bones me arrastró a través del bosque a una velocidad que ni siquiera losautomóviles podrían sostener. Me tropecé con árboles caídos, rocas, raíces ybaches naturales hasta que estuve demasiado exhausta incluso para vomitar.Pasar no me exonero de mis tareas tampoco. Él simplemente continúoempapando mi cara de agua helada hasta que volví de nuevo en sí. Practiquélanzando cuchillos hasta que mis nudillos estaban agrietados y sangraban. ¿Surespuesta? Inhumanitariamente sacudirme algo de Neosporin y decirme queno lo pusiera en mis palmas o arruinaría mi agarre. ¿Su versión delevantamiento de pesas? Transportar bloques de piedra repetidas veces,incrementando gradualmente su peso y densidad. ¿La caminadora? Eso seríaescalar por las cuevas inclinadas con grandes piedras atadas a mi espalda. Después de una semana, deseché todos sus impedimentos artificiales yme negué a ir más allá, indicando que de haber sabido de antemano susintenciones habría preferido morir. Bones simplemente me sonrió con suscolmillos extendidos y me dijo que lo intentara. Al ver que hablaba en serio, mecoloque de nuevo mi equipo y caminé con cansancio hacia adelante.Hasta ahora, el entrenamiento más duro había sido cerca de él. Él extendía mispiernas hasta que las lágrimas corrían por mi cara, regañándome todo el tiempopor mi falta de flexibilidad. Luego, durante nuestro mano a mano, me noqueodejándome en un estado de inconsciencia del que ni toda el agua helada en elmundo me podría revivir. Me despertaba con el sabor de su sangre en mi boca, solo para repetir elproceso una y otra vez. Con decir que fantasear con matarlo cada segundo de
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 44cada día era poco. Sin embargo, mejoré, no tenía otra opción. Con Bones eramejorar o morir. El primer indicio de mi incremento de resistencia vino en mi segundasemana de entrenamiento. Bones y yo luchamos pero realmente no medesmaye. Seguía golpeándome con fuerza, pero permanecí del todo consiente.Fue una bendición a medias. Seguí con mi dignidad en alto hasta una noche enmedio de nuestra batalla, pero luego me desperté cuando él me alimentaba consu sangre. “Asqueroso”, escupí después de ser engatusada y luego de que meamenazara con poner uno de sus ensangrentados dedos en mi boca. “¿Cómopueden ustedes vivir de eso?” Las palabras salieron de mi boca sin pensarlo, al igual que muchas antesde ellas. “La necesidad es la madre de todos los apetitos. Lo que necesitas parasobrevivir, es lo que aprenderás a amar,” respondió. “Sera mejor que toda esta sangre no me convierta en un vampiro. Ese noera nuestro acuerdo.” Me sentía incomoda al discutir con su dedo atascado en mi boca, movími cabeza hacia atrás hasta que se deslizo húmedamente fuera. Fue un gestocasi sexual. Me sonroje tan pronto como ese pensamiento cruzo mi mente. Él,por supuesto, notó mi sonrojo. Sin duda también la razón del rubor, perosimplemente limpio su mano en su camisa. “Créeme, cariño, no estás teniendo la sangre suficiente para convertirteen vampiro. Sin embargo, dado que te preocupas por ello todo el tiempo, te dirécomo funciona. Primero, te tendría que drenar casi al punto de la muerte. Hayun truco para esto, tomando suficiente sangre sin tomar demasiada. Luego,repleto de tu sangre, abro mi arteria y dejo que bebas directo de ella. Todo deella, y luego un poco. Para eso también hay un truco. Tienes que ser fuerte paracrear a otros vampiros, o tu discípulo puede drenarte y matarte mientras él oella están cambiando. Los vampiros nuevos son más difíciles de bajar de unaarteria que un bebe hambriento de una jugosa teta.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 45Esas miserables gotas que te estoy dando no harán más que curar tus heridas.Probablemente no son ni suficientes para aumentar tu fuerza. Ahora, ¿puedesdejar de quejarte cada vez que lames unas cuantas gotas de mí?” Esa imagen hizo que realmente me sonrojara cuando paso a través de misubconsciente. Al verme, él pasó una de sus grandes manos por su pelo. “Esa es otra cosa que debes parar de hacer. Te vuelves roja como elatardecer a cualquier indicio de una insinuación. ¡Tienes que estar haciendo elpapel de una agresiva, mujer caliente! Ningún tipo va a creer que cuando éldiga boo tú te vas a desmayar avergonzada. Tu virginidad va a hacer que tematen.” “No soy una virgen”, contesté, y luego casi me desmayo como lo predijo. Sus cejas marrones se elevaron. Me di la vuelta, farfullando, “¿Podemoscambiar de tema, por favor? No somos un par de amigas en una fiesta enpijamas. No quiero discutir esto contigo.” “Bueno, bueno, bueno,” dijo articulando con lentitud, ignorando mipetición.“Gatita no es ninguna puta, ¿o sí? La forma en que actuaste, estoy sorprendido.Chap está esperando pacientemente ¿a qué termines tu entrenamiento? Debeser un tipo, para que te tenga toda caliente y mojada. De nuevo, no arreglamoslo del tipo de experiencia, pero por otro lado, si me ofreciste un gusto cuandonos conocimos. Me hace preguntarme si planeabas clavarme una estaca antes odespués de lograr rascar tu comezón. ¿Qué hay de los otros vampiros? acasomurieron con una sonrisa en su…” Le di una bofetada. O intente hacerlo. Él capturo mi mano y la sostuvo, ycapturo mi mano izquierda cuando intente llevarla contra su mejilla. “No te atrevas a hablar sobre mí de esa manera, ya he oído bastante deesa basura. Solo porque mi madre me tuvo fuera del matrimonio, nuestrosestúpidos y anticuados vecinos pensaban que eso la hacía una puta, y pordefecto a mí también. Y no es como si eso fuera asunto tuyo, dado que túprobablemente has violado pueblos repletos de mujeres, pero yo solo he estadocon una persona. Y justo después él me dejo como si se tratara de un mal hábito,
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 46así que eso fue suficiente como para que me curara del deseo de duplicar lasaventuras sexuales con mis compañeros. Ahora, y hablo en serio, ¡no quierohablar sobre esto de nuevo!” Yo estaba jadeando en la furia que, sin saberlo, había desgarrado. Bonesliberó mis muñecas y yo me frote donde sus uñas se habían clavado en mi piel. “Gatita,” él comenzó en un tono conciliador, “Me disculpo. Pero soloporque tus ignorantes vecinos tomaron sus prejuicios contra ti, o porque algúnadolescente con acné te deshecho luego de una sola noche…” “Detente,” lo interrumpí, asustada de que me echara a llorar. “Solo para.Puedo hacer el trabajo, puedo fingir ser sexy, lo que sea. Pero no discutiré esto.” “Mira, cariño…” intentó de nuevo. “Muérdeme,” solté, y caminé alejándome. Por una vez, él no se ofreció a tomar mi invitación, y tampoco me siguió.Al inicio de la cuarta semana, Bones anunció que íbamos a tomar un viaje decampo. Por supuesto, no iba a hacer un paseo por la tarde al museo local. No,me hizo conducir por un estrecho camino a la media noche sin tener idea de adónde nos dirigíamos. Él me había dado las indicaciones elementales gira aquí,gira allí, etc. y yo estaba nerviosa. Estábamos en un área bastante campestre, nohabía ningún poste de alumbrado a lo largo de la carretera. Si quisieras chuparel cuello de alguien hasta dejarlo seco y luego tirar el cuerpo, este podría ser ellugar ideal. Entonces de nuevo, si él quisiera chupar mi cuello y arrojar mi cuerpo, lacueva seria un lugar bastante ideal. Considerando todas las veces en las quehabía estado inconsciente luego de nuestras sesiones de entrenamiento, él pudohaberme cenado entonces de haberlo querido. No habría sido capaz dedetenerlo. Demonios, no habría sido capaz de detenerlo cuando estabadespierta. Yo aún tenía que ganar una sola ronda entre nosotros, para miasombro. Bones era tan malditamente rápido y fuerte, luchar contra el era comointentar ponerle una correa a un rayo. “Gira a la izquierda aquí,” dijo Bones, sacudiéndome de mis
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 47pensamientos.Leí el nombre del letrero. Carretera Peach Tree. No parecía conducir a ningúnlado. “Ya sabes, compañero” dije mientras daba el giro, “Estas siendo bastantereservado. Cuando vas a decirme ¿sobre qué trata esta excursión? Supongo queno se trata solo de un repentino deseo de ir intimidando.”Él resopló. “No, no puedo decir que lo hice. Necesito alguna información de untipo que vive por aquí.” La forma en que lo dijo me hizo pensar que esa persona no estaría felizde verlo. “Mira, me niego a ser parte de algún asesinato de humanos, entoncessi crees que vas a interrogar a este tipo y luego a enterrarlo, estas equivocado.”Esperaba que Bones me desafiara o se pusiera furioso, pero él comenzó a reír. “¡Hablo enserio!” dije, pisando el freno para hacer énfasis. “Entenderás el chiste pronto, cariño,” respondió. “Pero déjame ponértelofácil. Por un lado, prometo que pondré una sola mano en ese hombre, y porotro, tú serás quien hable con él.” Eso me sorprendió. Yo ni siquiera sabía quién era ese sujeto, y muchomenos que le tenía que preguntar. Él arqueó una ceja. “¿Estaremos andando de nuevo en algún momentocercano?” Oh. Deje el freno y presioné el gas, sacudiendo el carro hacia adelante.“¿Y tendré algunos detalles más aparte de eso? ¿Cómo, algunos antecedentes deél y que es lo que quieres saber?” “Claro. Winston Gallagher fue un trabajador del ferrocarril en lossesenta. Y también él tenía un negocio secundario haciendo whisky casero. Undía, un hombre compro uno de los productos de Winston y fue encontradomuerto con ello al día siguiente. Winston podría haber cometido un error en elcontenido del alcohol para esa botella, o el borracho bebió demasiado. Decualquier manera, termino igual. Winston fue encontrado culpable de asesinatoy condenado a muerte.” “¡Eso es indignante!” exclamé. “¿Sin ningún motivo o prueba de que
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 48había sido premeditado?” “Me temo que el juez, John Simms, no era un gran seguidor de la idea deinocente hasta que se demuestre su culpabilidad. Él también fue el verdugo.Justo antes de que Simms lo ahorcara, Winston juro que nunca lo dejaría tenerni una sola noche en paz. Y desde ese día, él nunca la tuvo.” “¿Él lo colgó?” repetí. “¿Al hombre con quien quieres que hable?” “Détente ante ese cartel de no pasar, gatita,” me ordenó Bones. Lo hice,mi boca se abrió con incredulidad. “Winston no hablará conmigo, dado quenuestras clases no se llevan bien. Sin embargo, él hablará contigo. Pero teadvierto, él esta tan entusiasmado como tú lo estas.” “¿Qué parte de esto no estoy entendiendo?” Mi tono fue enojado.Rencorosa, ¿yo? “¿Dijiste o no que ese juez lo había colgado?” “Volvió del árbol que crece del acantilado,” afirmó Bones. “Si miras,todavía se pueden ver las marcas de la cuerda en él. Muchas personasperdieron sus vidas en ese bosque, pero no me moleste en hablar con ningunode ellos. Son residuales. Winston no.” Escogí mis palabras cuidadosamente. “Estas diciéndome que Winstones… ¿un fantasma?” “Espíritu, espectro, fantasma, escoge lo que quieras. Lo que esimportante es que es sensible, y eso es extraño. La mayoría de los fantasmas sonsolo copias de ellos mismos. No son capaces de interactuar, solo hacen lomismo una y otra vez, como un disco rayado en una plataforma giratoria.Caray, estoy recordándome a mí mismo; ya nadie usa esos records. El punto esque, Winston estaba tan enfadado cuando murió, que una parte de suconciencia sigue funcionando. Eso es también debido a la ubicación. Ohio tieneuna delgada línea que separa lo natural de lo sobrenatural, por lo que es másfácil para un alma quedarse que cruzar. Esta área en particular es como un farode búsqueda. Cinco cementerios forman un pentagrama realmente, ¿en queestaban pensando? Es un mapa de ruta para los espíritus, eso es lo que es.Gracias a tu línea de sangre, tú debes ser capaz de verlos, mientras que la
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 49mayoría de los seres humanos no pueden. También deberías ser capaz desentirlos ahora. Su energía es como voltaje en el aire.” Tenía razón. Había sentido un zumbido invisible tan pronto como habíagirado en esta carretera, pero pensé que tal vez se me había dormido una piernao algo así. “¿Qué clase de información querría un vampiro de un fantasma?” “Nombres,” dijo Bones brevemente. “Quiero que Winston te de losnombres de algunas de las jóvenes chicas que han muerto recientemente porestas partes. No dejes que te diga que no sabe y solo me interesan las muertespor causas no naturales. Nada de accidentes de auto o enfermedades”Él no parecía estar bromeando, pero tenía que preguntar.“¿Es esta alguna clase de broma?” Bones hizo un sonido que fue casi un suspiro. “Desearía que lo fuera,pero no lo es.” “¿Hablas en serio? ¿Quieres que vaya a un cementerio y le pregunte a unfantasma sobre chicas muertas?” “Vamos, ahora, ¿Gatita, es realmente tan difícil creer en fantasmas?Después de todo, eres mitad vampiro. No creo que los fantasmas sean algo tanestrecho en tu imaginación.” Dicho de esa forma, tenía un muy buen punto. “Y a los fantasmas no lesgustan los vampiros, así que supongo que no debería mencionar mi linajemestizo. Por cierto, ¿debería saber porque a los fantasmas no les gustan losvampiros?” “Ellos son celosos, dado que estamos tan muertos como ellos, peronosotros podemos hacer lo que nos plazca mientras ellos se quedan estancadosen una vaga aparición. Los hace irritarse la mayoría del tiempo, lo que merecuerda…” Bones me extendió una botella de algo claro. “Toma esto. Lonecesitarás.” La levanté y agité el líquido al rededor. “¿Qué es esto? ¿Agua bendita?”Él se rió. “Es para Winston. Eso es whisky puro casero, cariño. El cementerio deSimms está justo pasando esa línea de arboles, y te podrías maltratar un poco
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 50para obtener la atención de Winston. Los fantasmas tienden a tomar siestas,pero una vez que lo tengas, asegúrate de que vea la botella. Él te dirá lo quequieras saber.” “Déjame dejar esto claro. ¿Quieres que vaya caminando a través de uncementerio blandiendo un botella de alcohol para despertar a un fantasma y asípoder interrogarlo?” “Eso es. Y no lo olvides. Lápiz y papel. Asegúrate de escribir los nombresy edades de cada chica de la que Winston te hable. Si puede incluir comomurieron, mucho mejor.” “Debería negarme,” murmuré. “Porque interrogar a un fantasma no esparte de nuestro acuerdo.” “Si tengo razón, esta información nos llevara a un grupo de vampiros, ycazar vampiros es parte de nuestro acuerdo, ¿no es así?” Sacudí mi cabeza mientras Bones me daba un lápiz, un cuaderno deespiral, y la botella del licor ilegal. Un vampiro quiere que vaya a despertar a unmuerto. Supongo que está demostrado que no soy psíquica, porque si alguienme hubiera dicho cuatro semanas atrás que estaría hacienda esto, nunca lohabría creído. El cementerio Simms no era un lugar tranquilo. Estaba Escondido de lacarretera por espesos arbustos, arboles y ese acantilado rocoso. Fiel a ladescripción de Bones, un árbol todavía sobresalía del precipicio, y allí tambiénhabía una larga hilera de hojas pero en el medio de las lapidas en ruinas.Viendo algunas fechas se aclaro el comentario de Bones sobre Winston siendoun trabajador de ferrocarriles en los sesenta. Él se refería a 1860. No al siglopasado. Una figura detrás de mí me hizo girar soltando un pequeño grito, mimano colocándose sobre un cuchillo. “¿Estás bien?” dijo inmediatamente Bones. Él estaba esperando fuera dela vista más allá del cementerio, con la explicación de que de esa manera,ninguno de los muertos lo vería. La idea de que los fantasmas y los vampiros nose estuvieran llevando bien era demasiado rara. ¿Aún en la otra vida, lasdiferentes especies no podían llevarse bien?
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 51 “Sí,” dije después de un latido. “No fue nada.” No lo era, de hecho, pero no necesitaba ayuda. Una vaga sombraencapuchada paso rápidamente a mi lado, literalmente flotando sobre la fríatierra. Fue a la cima de la colina y luego desapareció como un débil sonido,como un grito silenciado. Yo miraba con fascinación cómo minutos despuésregresó de la nada y siguió el mismo camino, culminando con otro gemidofantasmal. A mi izquierda, la indefinida silueta de una mujer estaba inclinadasobre otra lápida sollozando. Su ropa no era de esta era, desde los destellosluminosos podía darme cuenta de ello, y luego ella también, se desapareció a lanada. Por unos cuantos minutos esperé, y luego su silueta borrosa apareció denuevo. Suaves, casi inaudibles sollozos salían de ella, hasta que ellos, y ellatambién, se desaparecieron una vez más. Una canción atorada en un tocadiscos, pensé con oscura apreciación. Si,Bones lo había descrito de una manera bastante exacta.En la esquina del cementerio, había una lápida con una inscripción a penasvisible, pero vi una W y una T en el primer nombre, mientras el apellidoempezaba con G. “¡Winston Gallagher!” llamé ruidosamente, golpeando la dura piedrapara enfatizar. “Sal” Nada. Una brisa hizo que me ajustara la chaqueta mientras movía mispies y esperaba. “Tun, tun, ¿quién está ahí?” dije luego, llevada por la locura de lo queestaba haciendo. Algo se movió en la copa de los árboles detrás de mí. No elfantasma encubierto, que aún andaba por el mismo inalterado camino, sino casiuna sombra borrosa. Tal vez sólo eran los arbustos luchando con el viento.Volví la atención a la tumba a mis pies. “oh, Wiinnssstooon…” gorjee, tocando la botella bajo mi chaqueta.“Tengo algo para tiiiiiii.” “Maldito e insolente gusano,” se deslizó una voz en el aire. “Veamos quétan rápido puede correr.” Me puse rígida. ¡Eso no sonaba como ninguna persona que hubiese oído
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 52antes! El aire a mi alrededor se puso frío de un golpe, al segundo que giré mivista hacia donde provenía esa voz. La sombra que había visto antes, se estiró ytomó forma, para revelar a un hombre en sus cincuentas, con un abdomenparecido a un barril, ojos bizcos, cabello castaño veteado en canas y patillasdesiguales. “Escuchas eso ¿cierto?” otro extraño lamento salió de él, apenas audible.Él brilló por un segundo, y luego las hojas que estaban cerca de donde él estabase dispersaron en una explosión de aire concentrado. “¿Winston Gallagher?” pregunté.El fantasma miró sobre su hombro, esperando ver alguien detrás de él.Puse más estrés a la situación “¿Y bueno?”“Ella no puede verme…” dijo él, aparentemente para él mismo. “¡Por supuesto que no puedo!” sentí un enorme alivio, ansiosa de salir deese escalofriante lugar. “¿Esa es tu lápida? Si la respuesta es sí entonces es tunoche de suerte.” Esos ojos bizcos se entrecerraron para ver más lejos. “¿Puedes verme?”¿Él era así de grueso cuando estaba vivo? Me pregunté irreverentemente.“Sí, veo gente muerta. ¿Quién lo iba a saber? Ahora vamos a hablar. Estoybuscando unos nuevos difuntos, y escuché que podrías ayudar.” Era casi divertido ver esas criaturas transparentes pasar de incredulidada belicosidad. Él ya no tenía músculos faciales, no es necesario decir. ¿Era sólola memoria de ellos que hacía su forma de calavera? “¡Vete de aquí, de otra manera la tumba te tragará y jamás te irás!” lohacía sonar muy intimidante. Si hubiese tenido algo con qué amenazarme mehubiese preocupado. “No le tengo miedo a la tumba; yo nací en ella. Pero si quieres que mevaya de aquí…” giré como si fuera a irme “bien, pero eso significa que tendréque tirar esto en el bote de basura más cercano.” Saqué de mi chaqueta la clara botella con el cerrojo brillante. Casi me reícuando sus ojos se precipitaron sobre ella como si estuvieran mágicamentesoldados. Correcto, éste tenía que ser Winston.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 53 “¿Qué es lo que tienes ahí querida?” Pronunció la primera palabra con un silbido lascivo. Saqué el corcho, y lopasé por donde su nariz parecía estar. “Whisky casero, amigo mío.” Aún no sabía cómo Bones esperaba que lo sobornara con esto. ¿Derramarun poco en su tumba? ¿Introducir la botella en su incorpórea forma? ¿Overtérselo encima? Winston dejó salir otro escalofriante lamento que hubiera espantado acualquiera lo suficientemente cerca como para oírlo. “¡Por favor querida!” el tono hostil en su voz había desaparecido, siendoreemplazado por uno de desesperación. “Por favor, bébalo. ¡Bébalo!” “¿Yo?” dije boquiabierta. “Yo no quiero esto.” “Oh déjame probarlo a través de ti, ¡por favor!” rogó. Probarlo a través de mí. Ahora sabía por qué Bones nunca habíamencionado cómo atraer a Winston. ¡Eso es lo que me pasa por confiar en unvampiro aunque sea en la más mínima cosa! Le di al fantasma una miradairritada mientras me prometía a mi misma vengarme de cierta pálida ytemperatura ambiente criatura de la noche. “Bien, beberé un poco, pero luego tú vas a darme nombres de jóveneschicas que hayan muerto por aquí. No por accidentes de tránsito oenfermedades. Sólo víctimas de asesinatos.” “Lee el papel querida, ¿por qué me necesitas para eso?” Ladró. “¡Ahorabebe el whisky!” No estaba para nada de humor para soportar que otra persona muertame pasara por encima. “Supongo que estás teniendo una mala noche,” dijeeducadamente. “Así que te dejaré solo y me iré por donde vine…” “¡Samantha King, diecisiete años, falleció anoche luego de desangrarlahasta morir!” Anunció. “¡Por favor!” Ni siquiera tuve que pedirle que especificara la causa de muerte. Él debíaquerer mucho ese licor. Escribí las especificaciones en mi libreta y luego incliné
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 54la botella en mi boca. “¡Madre de Dios!” me ahogué momentos después, a penas notando laforma de Winston zambulléndose en mi garganta como bala disparada de unarma. “¡Arghh! ¡Eso sabe a kerosén!” “¡Oh, la dulzura!” fue su respuesta embelesada al salir por el otro lado demi cuello. “¡Siiii! ¡Dame más!” Aún estaba tosiendo y me ardía la garganta. Si era por el licor, o elfantasma era la pregunta de todos. “Otro nombre,” logré decir. “Luego tomaré más.” Winston no necesitó que se lo dijera dos veces. “Violet Perkins, veintidósaños, murió estrangulada el jueves pasado. Lloró por todo el camino haciaaquí.” Él no sonaba particularmente triste por ella. Una mano se movióimpacientemente hacia mí, sus bordes borrosos. “¡Adelante!” Un respiro profundo después y más whisky casero bajó por mi garganta.Tosí tanto como antes, mis ojos llorosos. “¿Por qué alguien pagaría por esta bazofia?” Jadeé cuando traté derespirar. Mi garganta casi estaba palpitando cuando Winston salió de ella yflotó hasta ponerse en frente de mí. “Pensabas que tomarías mi whisky a través de mi para siempre, no es así,Simms?” Gritó Winston al fantasma encapuchado que pasaba. No reaccionó. “¡Bueno, mira quien está bebiendo mientras tú estás condenado a vagarpor esa colina por toda la eternidad! ¡Este pellizco es para ti viejo John! CarmenJohnson, veintisiete, sangró hasta morir hace diez días. ¡Bebe querida! ¡Y estavez, traga como una mujer, no como un bebe que gorjea!” Lo consideré con asombro. De todas las cosas, lo que parecía extrañarmás era licor. “Estás muerto y aún eres un alcohólico. ¡Eso es tan disfuncional!”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 55 “¡Un trato es un trato!” gritó alterado. “¡Bebe!” “Bravucón,” murmuré silenciosamente mientras veía la botellainfelizmente.Esta cosa hacía que la ginebra supiera a agua endulzada en comparación. Vas avengarte de Bones por esto, me juré a mí misma. Y no sólo con una estaca deplata. Eso era demasiado bueno para él. Veinte minutos más tarde, mi libreta tenía trece nombres más, la botellaestaba vacía, y yo me balanceaba sobre mis pies. Si no hubiese estadodemasiado mareada, me hubiese sorprendido por todas las chicas que habíansido asesinadas en los últimos meses. ¿Acaso el nuevo gobernador no habíasalido en televisión alardeando cómo la taza de crímenes había bajado? Losnombres en mi libreta indicaban lo contrario. Diles a esas pobres chicas que lataza de crímenes ha bajado, apuesto a que ellas estarían en desacuerdo.Winston se acostó en el piso, sus manos sobre su estómago, y cuando dejé salirun largo eructo, él sonrió como si también hubiese aliviando su diafragma. “Ah, querida, eres un ángel, ¿segura que no queda una gota más? Podríarecordar una persona más…” “Comete tus…” dije groseramente con otro eructo. “Está vacía. De todasmaneras deberías decirme el nombre, después de hacerme beber toda esta aguaresidual.” Winston me dio una mirada desviada. “Vuelve con una botella llena y loharé.” “Espectro egoísta,” mascullé mientras me tambaleaba lejos de ahí.Logré caminar unos cuantos pasos cuando sentí esos característicos pinchazos yagujas de nuevo, sólo que esta vez no era en mi garganta. “¡Hey!”Miré hacia abajo y vi a Winston sonreír ampliamente, su forma transparentesaliendo de mis pantalones. Él se reía en silencio aunque me golpeaba a mímisma y saltaba de arriba abajo furiosamente. “¡Cerdo borracho asqueroso!” Escupí. “¡Bastardo!” “¡Y una buena mirada dentro de ti también querida!” dijo. Su silueta se
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 56puso borrosa y desapareció. “¡Vuelve pronto!” “¡Espero que los gusanos defequen en tu cadáver!” fue mi respuesta. Unfantasma acababa de llegar a tercera base conmigo. ¿Podía hundirme más?Bones salió de atrás de los arbustos a unas cincuenta yardas de distancia.“¿Qué pasó gatita?” “¡Tú! ¡Tú me engañaste! ¡No quiero volverte a verte, o a esa botella delíquido arsénico de nuevo!” Y le tiré la botella vacía de whisky casero. O lointenté, fallé por una docena de pies. Él la levantó atónito. “¿Bebiste toda lasangrienta cosa? Se supone que sólo tomarías unos cuantos sorbos.” “¿Acaso dijiste eso? ¿Lo dijiste?” Él me agarró al tiempo que sentí lapunta del suelo. “No dijiste nada. Tengo esos nombres, es todo lo que importa, peroustedes los hombres… son todos iguales. Vivos, muertos, no muertos ¡todospervertidos! ¡Tuve un borracho pervertido en mis pantalones! ¿Sabes loantihigiénico que es eso?” Bones me sostuvo de pie. Hubiese protestado, pero no recordaba cómohacerlo. “¿Qué estás diciendo?” “Winston maldijo mis pantis, eso fue” Dije con un ruidoso hipo. “¿Por qué, escorbuto espectro lascivo?” Gritó Bones en dirección alcementerio. “¡Si mis tuberías aún funcionaran, iría directo hasta allá y orinaríaen tu tumba!” Creí escuchar risas. Tal vez era sólo el viento. “Olvídalo.” Tiré de su chaqueta, recostándome pesadamente. Era eso ome iba a caer. “¿Quién eran esas chicas? Tenías razón, la mayoría de ellas habían sidoasesinadas por vampiros.” “Sospeché eso.” “¿Sabes quién lo hizo?” dije con dificultad. “Winston no lo hizo, él sólosabía quiénes eran y cómo habían muerto.” “No me preguntes más de eso, porque no te diré, y antes de que lo
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 57preguntes, no, no tuve nada que ver con eso.” El whisky casero, hacía que su piel se viera aún más cremosa. Él aúnestaba mirando hacia el horizonte, y con su mandíbula apretada, se veíaagresivo y muy hermoso. “¿Sabes qué?” de pronto, de manera inapropiada empecé a reírtontamente. “Eres lindo, eres muy lindo.” Bones se giró hacia mí. “Maldita sea, te odiarás en la mañana por haberdicho eso. Debes estar absolutamente borracha.” Otra risita. Él era gracioso. “Ya no más.” “Claro.” Él me levantó. Las hojas hacían sonidos crujientes debajo de suspies mientras me cargaba. “Si no estuvieras medio muerta, lo que acabas de beber té habría matado.Vamos mascota. Llevémoste a casa.” Había pasado un largo tiempo desde la última vez que estuve en brazosde un hombre. Claro, que Bones seguramente me había cargado mientras estabainconsciente pero eso no contaba. Ahora estaba muy consciente de su fuertepecho pegado a mí, lo fácil que me cargaba, y cuán bien olía. No era colonia élnunca usaba nada. Era una limpia esencia que era únicamente suya y era…intoxicante. “¿Crees que soy bonita?” me escuché preguntar.Algo que no podía describir cruzó su rostro. “No. No creo que seas bonita. Creo que eres la chica más bonita que hevisto jamás.” “Mentiroso,” dije. “Él no hubiera hecho eso si lo fuera. Él no hubieraestado con ella.” “¿Quién?” Lo ignoré, atrapada entre mis recuerdos. “Tal vez él sabía. Tal vez enalgún profundo, profundo, profundo nivel podía sentir que yo era malvada.Desearía no haber nacido así. Desearía no haber nacido en absoluto.” “Escúchame gatita” me interrumpió Bones. En mi discurso enfático, casihabía olvidado que él estaba ahí. “No sé de quién estás hablando, pero no eres
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 58malvada. Ni una sola célula de tu cuerpo lo es. No hay nada malo contigo, yqué triste aquellos que no pueden verlo.” Mi cabeza se recostó sobre su brazo. Después de un minuto, midepresión aumentó, y empecé a reír de nuevo. “Le gustaba a Winston. Mientras tenga whisky casero, siempre tendréuna cita con un fantasma.” “Lamento informarte, amor, pero tú y Winston no tienen un futurojuntos.” “¿Quién lo dice?”Me reí, notando que los árboles se inclinaban a nuestroalrededor. Eso era raro. Y parecían estar girando también.Bones levantó mi cabeza. Yo pestañee. ¡Los árboles estaban derechos de nuevo!Luego todo lo que podía ver era su rostro, y se inclinó muy cerca de mí. “Yo lo digo.” Él parecía estar girando también. Tal vez todo estaba girando. Así mesentía. “¿Estoy borracha verdad?” Como nunca había estado borracha antes, necesitaba que me lo aclararan.Su respiración cosquilleaba mi rostro. “Impresionantemente.” “No te atrevas a tratar de morderme,” notando que su boca estaba sólo aunos centímetros de mi cuello. “No entres en pánico. Eso es lo único que no pasó por mi mente.” El camión se puso a la vista. Bones me cargó hasta el asiento del pasajeroy me depositó en el asiento. Caí sobre él, agotada de repente.Su puerta se cerró, y luego el motor cobró vida. Seguía cambiando de posiciónpara estar cómoda, pero mi camión no tenía una cabina extensa y el interior eraapretujado. “Aquí,” dijo Bones luego de varios minutos, y bajó mi cabeza hasta suregazo. “¡Cerdo!” grité, levantándome tan rápido que mi mejilla golpeó contra elvolante. Él solo se río. “¿No está tu mente en la alcantarilla? No deberías ser tan
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 59rápida al etiquetar a Winston de borracho pervertido. Puedes llamarlo la teteranegra, si me preguntas. Yo solo tenía las más honorable intenciones, te loaseguro.” Mire su regazo y la extremadamente incomoda puerta del coche,sopesando mis opciones. Entonces deje mi cabeza caer y la sostuve en su muslo,cerrando mis ojos. “Despiértame cuando lleguemos a casa.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 60 Capítulo 5TRADUCIDO POR QWELY ERA LA SEMANA CINCO. YO CAMINABA POR LA CUEVA,deseando que Bones me pegara para dejarme inconsciente otra vez a causa de loque yo sabía que vendría. Mi cambio de imagen, cortesía de un vampiro. No estaba sentado en su usual roca. Tal vez seguía durmiendo. Estabaalrededor de diez minutos antes. No me tomo demasiado tiempo esta vez darlea mi madre la última de una larga serie de mentiras sobre a donde iría. Lasprimeras semanas, le dije que había tomado un trabajo de camarera, pero comosiempre andaba peleando, sabía que tenía que ser más inventiva. Por fin medecidí por contarle que me había anotado para un programa intensivo deejercicio de personas que se prepara para un campamento de entrenamiento. Se había quedado estupefacta ante la idea de que fuera expuesta a losmilitares, pero le aseguré que todo lo que quería era el entrenamiento paraayudar con mis actividades extracurriculares. Muy extracurricularesactividades, ya que matar vampiros no estaba en ningún curso universitariosobre el cual hubiese leído. "¿Bones?" llame, adentrándome en la cueva. Un chorro de aire provino por encima de mí. Me gire sobre una pierna ylance con fuerza la otra, golpeando a mi atacante a un lado. Entonces me agachéa tiempo para evitar el puño que se dirigía hacia mi cráneo, apartándome fueradel alcance del relámpago golpe que venía. "¡Muy bien!" La voz complaciente pertenecía a mi entrenador no-muerto. Me relajé. "¿Probándome otra vez, Bones? ¿De dónde vienes, de todosmodos?" "No", contestó, apuntando hacia arriba. Seguí su gesto y vi una pequeña grieta en la roca a unos cien metros dealtura.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 61 ¿Cómo en el mundo hizo para llegar hasta allí? "Así". Respondió a mi pregunta no formulada, y se propulsodirectamente hacia arriba como si lo hubieran tirado con una cuerda. Yo estaba con la boca abierta. Cinco semanas y nunca había hecho algoasí antes. "Wow. Gran truco. ¿Algo nuevo? " "No, cariño". Dijo mientras se desplomó hacia abajo con gracia. "Algoviejo, como yo. Recuerda, sólo porque un vampiro no esté delante de ti, nosignifica que no esté justo encima de ti." "Lo tengo." murmuré. Hace cinco semanas me habría sonrojado comoloca. Ahora ni siquiera parpadeaba por la posible insinuación. "Ahora, entonces, movámonos a nuestra fase final. Convertirte en unaseductora. Probablemente esto será aun más difícil”. "Cielos, gracias." Llegamos a lo que era la improvisada sala familiar, que era de aspectomás bien normal, si no contabas la piedra caliza y las paredes de estalagmitas.Bones pirateaba la electricidad desde una toma de poder cercana y la desviabacon habilidad hacia la cueva. Así tenía luces, una computadora y un televisorconectado junto al sofá y las sillas. Incluso tenía un calentador para cuando secansaba de los naturales diez grados de la cueva. Cuelga unos pocos cuadros yañade algunos cojines y podría ser una hermosa cámara subterránea. Bones cogió su chaqueta de mezclilla y me llevó de vuelta hacia laentrada de la cueva. "Vamos. Nos vamos a un salón, y presiento que esto tomara un tiempo”. "No puedes hablar en serio". Mire con una mezcla de repugnancia e incredulidad mi reflejo en elespejo de cuerpo entero, Bones se había apoyado contra la pared. Cinco horasen Hot Hair Salon me había dado una comprensión exacta de lo que era pasarpor una lavadora y secadora. Había sido lavada, encerada, depilada, cortadacon tijera, secada, manicura, pedicura, trasformada, exfoliada, rizada, teñida y
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 62luego maquillada con sombras. Ni siquiera quería mirarme cuando Bones habíaregresado a recogerme y me negué hablarle en el camino de regreso a la cueva. Por último, viendo el resultado final me obligo a romper el silencio. "¡De ninguna manera voy a salir en público así!" Al parecer, mientras estaba siendo torturada en el salón, Bones habíasalido de compras. Yo no le pregunté de dónde sacó el dinero, las imágenes deancianos con sus cuellos sangrando y sus billeteras perdidas bailaron en micabeza. Había botas, pendientes, sujetadores, faldas, y algo que me juró que eranvestidos, pero sólo parecían piezas de vestidos. Yo llevaba uno de esos ahora,uno de color verde brillante y plateado cortado cerca de cuatro pulgadas porencima de mis rodillas y demasiado bajo en el frente. Eso, combinado con misnuevas botas de cuero, el pelo rizado y el maquillaje, me hizo sentir como unaputa de veinte dólares. "Te ves estupenda." Él sonrió. "Casi no puedo controlarme para noarrancarte la ropa.""¿Crees que esto es divertido, no? ¡Esto es toda una gran sonrisa de unasangrienta fiesta para ti! " Dio un salto hacia adelante. "Esto no es una broma, pero es un juego. Elganador se lleva todo. Necesitas toda la ventaja que puedas obtener. Si algúnpobre compañero no-muerto está ocupado mirando estas” Tiro del material demi vestido hacia fuera para conseguir un vistazo antes de que le golpearaalejando su mano, "entonces no van a estar buscando esto". Algo duro se presionaba contra mi vientre. Envolví mis manos alrededorde ella y cuadre mis hombros. "¿Es una estaca Bones, o sólo estás feliz con mi nuevo vestido?" Él me dio una sonrisa que fue llenada con más insinuaciones que en unahora de conversación. "En este caso, se trata de una estaca. Tú siempre podrías sentir alrededorpor algo más, sin embargo. Ve que puede salir". "Será mejor que sea parte de ese entrenamiento de conversación sucia, o
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 63vamos a tener que dar a esta nueva estaca un adiós”. "Ahora, mascota, eso difícilmente es una réplica romántica. ¡Concéntrate!Te ves genial, de esta manera. Aquel sujetador hace maravillas con tuhendidura. " "Asqueroso". Escupí, resistiendo la tentación de mirar hacia abajo ycomprobarlo por mí misma. Más tarde, cuando él no estuviese mirando, locomprobaría. "Muévete, Gatita. Pon la estaca en tu bota. Encontraras un espacio paraello." Me agaché y encontré un círculo (lazo) de cuero dentro de cada bota. Laestaca quedo cómodamente dentro, oculta pero de fácil acceso. Me habíapreguntado, donde se suponía que iba a ocultar un arma en este vestido tanajustado. "Pon la otra en su sitio también." me indico. Complaciendo, ahora estabaequipada como Cat, la golfa que mataba vampiros. "Ese lazo fue una gran idea, Bones". El elogio fluyo por mi lengua, y me arrepentí en seguida. El nonecesitaba elogios. Esto no era amistad, era un acuerdo comercial. "Lo he hecho para mi mismo una o dos veces. Hmm, todavía hay algoque no está bien, algo falta..." Camino en un círculo alrededor de mí. Me quedé quieta, cuando se pusoa mirarme por todos los ángulos. Me puso de los nervios, por decir lo menos. "¡Ya lo tengo!" Declaró de pronto, chasqueando los dedos en señal detriunfo. "Quítate las bragas." "¿Qué?” ¿Quería decir esto lo que pienso que quería decir? "Tu ropa interior. Ya sabes, bragas, ropa interior, pololos, redesdesagradables." "¿Estás loco?" Le interrumpí. "¡Aquí es donde marco la línea! ¿Qué tieneque ver mi ropa interior con esto? ¡Yo no pienso enseñar mí... mi entrepierna anadie, no importa lo que digas! "
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 64 Extendió sus manos hacia mí de manera conciliadora. "Mira, no tienesque enseñar nada a nadie. Créeme, un vampiro lo sabrá inmediatamente sinque tengas que mostrarle la caja desempaquetada". Empuje las ordinarias imágenes de mi mente antes de que explotara,salte sobre mis pies. "¿Y cómo se supone que va a saberlo? ¿Por las marcas delas medias? " "Por el aroma, mascota". Respondió al instante. Cuando lo hizo. Mi caradebió tener todos los matices del carmesí. "No hay vampiro en el mundo quepodría equivocarse. Es como un manojo de hierba gatera delante de un gato. Encuanto reciba una buena bocanada de…" "¿Quieres parar?” Luché para aliviar mi intensa vergüenza. "¡Tengo laimagen! Dejar de describirla ¿de acuerdo? ¡Dios, pero tú eres... profano! " Con la ira como un amortiguador, pude mirarle a los ojos de nuevo. "Difícilmente veo como puede ser eso necesario. Me haces vestir esto queme queda embutido, estoy arreglada con el pelo y el maquillaje y me voy aquemar estas orejas con este lenguaje sucio. Si eso no es suficiente para que melleves a dar un paseo, entonces creo que no hay esperanza." Se quedó muy quieto en la manera que los vampiros lo hacen,completamente inmóvil. Me molesto cuando lo hizo, porque exteriorizo lodiferente que eran nuestras dos especies. Tenía la mitad de esa contaminación.Era la mitad de la sangre que corría por mis venas. Su rostro se quedó pensativopodíamos haber estado discutiendo del tiempo. Los huecos y los planos de suspómulos fueron reflectados por la luz del techo. Seguía siendo el hombre máscincelado que jamás había visto. "Es así, cariño." me respondió al fin. "Te ves atractiva con tus nuevo trapos, pero supongamos que un hombrelas prefiere rubias ¿O morenas? ¿O ejem les gustan con un poco mas de carne enel culo? Estos no son novatos en busca de la primera arteria disponible. Estosson vampiros maestros con gustos exigentes. Es posible que necesitemos algopara inclinar la balanza, por así decirlo. Piensa en ello como... publicidad.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 65¿Realmente es tan difícil para ti? Ya sabes, el sentido natural de un vampiro esel olfato, no es como si él no pudiera olerte en primer lugar. Diablos, puedodecirte correctamente cuando tienes tu regla, con bragas o sin ellas. Algunascosas son solo…" "¡Muy bien!” Inhale lentamente, exhale lentamente. No le dejes ver cómome está traumatizando la idea de él oliendo mi período. "Entiendo tu punto.Bien, lo haré, cuando salgamos el viernes. No antes. No estoy negociando eneste caso." "Lo que tú digas." Parecía susceptible, pero era una mentira. Todo sehacía a su manera. Yo sólo pretendía ganar algunas batallas. "Ahora, entonces,vamos a la ‘conversación sucia’." Nos sentamos en la mesa uno frente al otro. Bones me cogió las manos apesar de mis protestas, argumentando que si me estremecía o contradecía enrepetidas ocasiones, sería un regalo muerto. Un adorable juego de palabras.Entre mis expresiones y mis movimientos de la mano, él tenía su detector dementiras. Por cada rubor y retroceso que diera, eso sería como diez millascorriendo por el bosque con él persiguiéndome. Yo estaba determinada a notomar parte en esa carrera infernal. "Te ves deliciosa, mascota. Lo única cosa que podría hacer tu boca máshermosa seria si estuviera alrededor de mi polla. Apuesto a que podrías hacerlatir mi corazón de nuevo. Me gustaría doblarte, sólo para escuchar que tanfuerte puedes gritar. Apuesto a que te gusta duro, te gustaría que me metieratan dentro de ti hasta que no puedas pedir más...." "Mi, mi, alguien no ha ligado en un tiempo." me burle, orgullosa de mímisma por no salir corriendo de la habitación. No era sólo sus palabras, o los pequeños círculos que trazaba con elpulgar en mi mano. Sus ojos eran oscuros y se calentaban como si estuvieraniluminados por dentro, mirando directamente a los míos, haciendo cadapalabra más íntima. Llenas de promesas y amenazas. Se lamió con la lengua sulabio inferior, haciendo preguntarme si se imaginaba todas las cosas que eldescribía. Requirió de toda mi fuerza de voluntad para sostener su mirada.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 66 "Voy a tener tus senos en mi boca, lamiendo tus pezones hasta que sevuelvan rojo oscuro. Van a hacer eso, cariño. Cuanto más los lama y mordisque,más oscuros se volverán. Déjame decirte un secreto acerca de los vampirosnosotros direccionamos hacia donde pasa la sangre por nuestros cuerpos, portanto tiempo como queramos que este allí. No puedo esperar para averiguar aque sabes y no vas a querer que me detenga incluso después de estarcompletamente exhausta. Creerás que estas en llamas, tu piel se quemara y voya chupar cada uno de tus jugos. Y luego voy a beber tu sangre." "¿Huh?" El entendimiento se abrió paso entre las 2 últimas líneas, y conello una imagen mental repentina de él haciéndolo. El rubor quemo en mis mejillas al instante siguiente. Avergonzada, tirede mis manos, poniéndome en pie tan bruscamente que la silla cayó. Su risa burlona me siguió. "¡Oh, Gatita, lo estabas haciendo tan bien! creo que simplemente nopodías dejar pasar un agradable paseo por el bosque. Una bella noche para eso,huelo que una tormenta se acerca. Y tú te preguntas por qué te tenía catalogadacomo una inocente. He conocido a monjas que eran más promiscuas. Sabía queel material oral te haría caer, hubiera apostado mi vida en eso. " "Tú no tienes una vida, tu ya estás muerto." Yo estaba tratando de recordarme eso a mí misma. Escuchando susexplícitos detalles de todo lo que podía hacerme ¡que por supuesto nunca ledejaría hacerme! Hizo que ese punto fuera un poco difícil de recordar. Sacudími cabeza, tratando de eliminar las imágenes que bailaban sobre ello. "Eso es cuestión de opiniones. De hecho, si se juzga por los sentidos y losreflejos, estoy tan vivo como cualquier ser humano, sólo con una actualizaciónmás." “¿Actualizaciones? Tú no eres un computador. Eres un asesino." Se balanceó sobre dos patas de la silla, equilibrándola fácilmente.Llevaba un jersey gris carbón que abrazaba sus hombros y exhibía su clavícula.Los pantalones negros eran casi un elemento básico con él, me preguntaba si
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 67tenía de cualquier otro color. Los colores oscuros sólo acentuaban su pelo rubioy su pálida piel, haciéndolos hasta más incandescentes todavía. Esto no era unaccidente, lo sabía. Todo era deliberado con Bones. Con esos pómulos increíblesy su físico rasgado, era impresionante. Y peligroso, pero en algún momentohabía perdido la mayor parte de mi miedo hacia él. "También eres una asesina, cariño, ¿o se te olvida eso? Sabes, que los queviven en casas de vidrio no deben lanzar piedras, y toda aquella putrefacción.En realidad, Gatita ¿por qué eres tan tímida con nuestro anterior tema? ¿A casoel maldito amigo con quien follaste no te beso por todas partes primero? No medigas que el miserable olvido las preliminares." "No, a menos que cuentes el que te quiten la ropa como preliminar."Maldito Bones, y maldito Danny Milton también. Tal vez un día podría mirarhacia atrás y no sentir un pinchazo. "¿Podemos no hablar de eso? Esodifícilmente me pone en el estado de ánimo adecuado". Algo frío cruzó por su rostro, pero su voz era ligera. "No te preocupespor él, mascota. Si me encuentro con él, voy a partirlo por la mitad por ti. No,no vamos a hablar de él por más tiempo. ¿Lista para volver a la mesa ahora? ¿Onecesitas unos minutos más para refrescarte? En su voz estaba el tono insinuante de nuevo, convirtiendo simplespalabras en graficas. "Estoy lista. Simplemente no estaba preparada antes. "Me senté en lamesa y metí las manos en su apretón. "Continua. Da lo mejor de ti." Él sonrió lentamente con un toque sexy de sus labios y el fuego le saltóde nuevo a los ojos. "Amo dar lo mejor de mí. Déjame decirte cómo lo haría... " Dos horas más tarde, mis oídos fueron quemados con las patatas fritasdobles, y yo le debía a cuarenta millas. Bones estaba de buen humor. ¿Por quéno iba a estarlo? Acababa de joderme hipotéticamente con la incomprensión. Ásperamente le pregunté si quería un cigarrillo cuando había acabado yél me informó con una sonrisa de que había dejado de fumar. Oyó que no erabueno para la salud. Dios, el hombre se divertía con sus propios chistes.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 68Usé una de las pequeñas áreas ubicadas en la cueva como vestuario paradespojarme de la ropa de prostituta y me puse la ropa de correr. Bones siemprecobrara sus apuestas, no importaba que ahora hubiera una tormenta. Iríamos anuestra tortuosa carrera por en el bosque. Con el pelo enrollado en un moñopara evitar que se viniera a mi cara, Salí con dificultad de las rocas paraencontrarlo esperándome. Él me dio un vistazo y el toque engreído volvió a suslabios. "Aquí está la Gatita que conozco y amo. Sentí como si hubieras estadoausente durante un tiempo, por lo diferente que te veías. ¿Lista para unrevolcón en la lluvia? " "Vamos a terminar con esto. Son casi las nueve y me gustaría llegar acasa. Después de esta noche, siento que tengo que lavarme." "Bueno, cariño" habíamos llegado a la boca de la cueva, y la lluvia caíatorrencialmente “Mi Objetivo por favor. Una ducha, enseguida." La carrera fue brutal, como me esperaba. Incluso tuvo el descaro dereírse detrás de mí todo el camino. Cuando subí a mi camioneta, estabaempapada y agotada. Era un viaje de hora y media de ida y vuelta cada día queiba a la cueva, y el camión tenía un gran consumo de gasolina. Bones tendrá quecomenzar a contribuir con los gastos de mis viajes, porque no iba a utilizar másde mi dinero para la universidad en gasolina. Las luces estaban apagadas en la casa cuando entre, y la lluvia se habíareducido a una llovizna. Me quité los zapatos y me dirigí hacia el baño. Una vezdentro, me quité toda la ropa y corrí hacia un baño caliente. Como me hundí en el agua, cerré los ojos. Todo me dolía por la carrera.Por unos momentos solo me senté, permitiéndome relajarme. El vapor del aguacauso la humedad sobre mi labio superior y lo limpie, sorprendido cuando elroce de mis dedos causo una contracción inesperada en mi vientre. Lo intenté una vez más, pero nunca había hecho esto antes, imaginandoque mis dedos no eran míos. La piel de gallina estalló en mi cuerpo y con unareacción totalmente sorprendente, mis pezones se endurecieron.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 69Ahueque mis pechos después, jadeando por el aumento de la sensación. El aguase sentía como si me acariciara y ahora, en los más íntimos lugares. Me acaricie la parte exterior de los muslos, asombrada por las ondas deplacer que siguieron. Luego me pase la mano por la cara interna del muslo, medetuve sintiéndome culpable por un momento, y luego llegue a más abajo. Se me escapo un gemido suave. Con los ojos cerrados, respirando con laboca abierta en el aire cálido y húmedo, deje que mis dedos se movieran unpoco más rápidos, un poco más rápidos.... ... Sentir tu caja húmeda apretada envolviéndome, tirando más profundodentro de ti... Las palabras de Bones rodaron por mi mente y me agarre la mano, comosi quemara. "¡Oh, mierda!" Salté de la bañera, me puse de pies en el suelo y me caí redonda con ungolpe. "¡Hijo de puta!" Grité. Grande, iba a dejar una marca. Sería un hematomadel tamaño de mi estupidez. "Catherine, ¿qué pasó?" Mi madre estaba fuera de la puerta del baño. El golpe o mi grito debíanhaberla despertado. "No pasa nada, mamá, solo resbale. Estoy bien". Me seque con una toalla al tiempo que me reprochaba a mí misma en vozbaja. "Tonta, tonta, estúpida, pensando en un vampiro. ¿Qué está mal contigo?¿Qué te pasa? " "¿Con quién estás hablando?" Al parecer mi madre todavía estaba en lapuerta. "Con nadie." Nadie inteligente, eso es seguro. "Vuelve a la cama." Después de cambiarme y ponerme un pijama, me lleve mi ropa suciaabajo y la puse en la lavadora, recordándome a mí misma iniciar una cargamañana. Cuando entré en el cuarto que compartía con mi madre, la encontré
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 70sentada en su cama. Eso era diferente. Solía estar dormida a las nueve todas las noches. "Catherine, tenemos que hablar." No podía haber elegido un peor momento, pero ahogue un bostezo y lepregunte de qué quería hablar. "Tú futuro, por supuesto. Sé que esperaste dos años para empezar launiversidad para poder ayudar después de que el abuelo Joe tuvo su ataque alcorazón, y has estado ahorrando durante dos años más para poder sertransferida a la Universidad de Ohio desde la universidad de aquí. Pero prontote irás. Vivirás sola y estoy preocupado por ti. " "Mamá, no te preocupes, voy a tener cuidado." "No puedes olvidar que tienes un monstruo dentro de ti." meinterrumpió. Mi boca se tensó. ¡Dios, había elegido un buen momento para entrar enesto! Tienes un monstruo dentro de ti, Catherine. Esas fueron las primeraspalabras que había utilizado cuando tenía dieciséis años para decirme lo queera. "He tenido miedo por ti desde que me enteré que estaba embarazada".Continuó. Las luces estaban apagadas, pero no las necesitaba para ver la tensión ensu rostro. "Desde el día en que naciste, te parecías a tu padre. Luego, vi cada unade tus anomalías aumentar. Pronto me iré, y no voy a estar allí para velar por ti.Te tendrás solamente a ti misma para asegurarte que no te convertirás en unmonstruo como el que te engendró. No puedes dejar que eso suceda. Termina laescuela, obtén tu graduado. Sal de la ciudad, haz algunos amigos, será buenopara ti. Sólo ten cuidado. No olvides nunca que no eres como todos los demás.Ellos no tienen el mal tratando de salir como tú." Por primera vez en mi vida, quería discutir con ella. Para decirle que tal
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 71vez no habia ninguna maldad en mí. Que mi padre pudo haber sido malo antesde convertirse en un vampiro, y que mi singularidad me hacia diferente, pero nila mitad mala. A pesar de que la negación saltó de mis labios, lo ahogue de nuevo. Nose había escapado de mi atención que nuestra relación había mejoradodramáticamente desde que comencé a asesinar vampiros. Ella me quería, losabía, pero antes de eso, siempre sentí como si una pequeña parte de ellaresentía las circunstancias de mi nacimiento, como las repercusiones del mismo. "No lo olvidare, mamá". Fue todo lo que dije. "No lo olvidare, te lo juro".Sus rasgos se suavizaron. Al verlo me alegre de no haber discutido. No habíanecesidad de molestarla. Se trataba de una mujer que había criado el hijo de suviolador, y en esta pequeña ciudad, había sido enajenada sólo por tener un hijofuera del matrimonio. Ni siquiera sabían la horrible verdad detrás de suembarazo. Tan brutos como eran, encima para colmo yo no había sido una niñanormal. Ella no necesitaba darme conferencias sobre el bien y el mal. "De hecho." Continúe… "saldré el viernes de caza otra vez.Probablemente llegue tarde a casa. Tengo la buena sensación de que voy aencontrar uno". Si. Seguro que esta vez. Ella sonrió. "Estás haciendo lo correcto, bebé." Asentí, tragándome la culpa. Si ella se enterara de Bones, nunca me loperdonaría. No podría entender cómo me había asociado con un vampiro, noimporta la razón. "Lo sé." Se acostó en la cama. Me metí en la mía también y trate de conciliar elsueño. Pero los temores de mi cambio de perspectiva y quien era el responsablefue lo que me mantuvo despierta.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 72 Capítulo 6TRADUCIDO POR CARMEN EL VIERNES FINALMENTE HA LLEGADO. DURANTE LOS ÚLTIMOSCINCO días, probé con diferentes maquillajes y peinados para convertirme enun cebo más apetitoso. El maletín de cosméticos del Salón Hot Hair estaba llenode ellos, gel, laca para el pelo, ganchitos, esmalte de uñas, lo que tú digas. Bonestambién me compró tenacillas y laceadores calientes. Tras engalanarme, mepreparé a luchar con un vestido corto. Bones esperaba por mí a la entrada de la caverna, una rareza. Al verlonoté que él ya estaba ataviado para la tarde. Camisa negra de mangas largas,pantalón negro, y botas negras. Con su cabello y piel clara, se parecía a unarcángel hundido en el carbón. “Ahora, estás segura en todos los detalles, ¿verdad? no me verás, pero teobservaré. Cuando salgas con él, voy a seguirte. Cualquier lugar afuera estarábien pero no dejes, repito, no dejes que trate de hacerte ingresar a cualquieredificio o casa. Si él intenta forzarte a entrar, “¿Qué harás?” “Bones, por el amor de Dios, hemos practicado eso miles de veces.”“¿Qué harás?” no se daba por vencido.“Activar el buscador en mi reloj, Bond, James Bond. Vendrás corriendo. Cenapara dos.” Me dio una gran sonrisa, apretando mi hombro. “Gatita, me hasentendido mal. Si voy por su cuello, no tengo intención de compartir.” Aunque nunca lo admitiría, contar con una pequeña red de seguridadme hacía sentir mejor. El reloj de pulsera estaba equipado con un buscadordiminuto que sólo enviaría una serie de bips a Bones, pero si detonase, queríadecir que mi trasero estaría en peligro. “¿Alguna vez me contaras quién es? ¿O me enterare más tarde si heestacado al tipo incorrecto? has sido muy reservado en todo eso de la identidad.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 73¿No estarías asustado de la rata de allí afuera?” La sonrisa desapareció de su rostro, siendo reemplazada por unaexpresión de completa seriedad. “Lo mejor para ti es no saberlo de antemano, mascota. Así no habráningún resbalón accidental. La palabra no puede salir si la palabra no es dicha,¿correcto?” Él me siguió al espacio adjunto donde guardaba mi ropa reveladora ymis accesorios. Era asombroso cuantos ambientes tenía la caverna. Uno nopodía creer que ésta fuese de ochocientos metros de largo. Fui al cambiador ycorrí la cortina que me daba privacidad con una mirada mordaz. No me iba acambiar de ropa delante de él, eso no iba a ocurrir. La pantalla no perjudicónuestra conversación, sin embargo, le contesté mientras mis ropas sedesprendían de mí. “Me divierte pensar en ti preocupándote por mi freudianodeslizamiento (acto fallido). Tal vez no me oíste las otras veces que te hablé,pero no tengo a ningún amigo. La única persona con quien hablo es con mimadre, y ella se mantiene lejos de este bucle”. Tan pronto como las palabras abandonaron mi boca, un sentimiento devacío aumentó en mi pecho. Era verdad, demasiado verdad. Tan retorcidocomo era, Bones era la cosa más cercana a un amigo que alguna vez tuve. Élpodría estar utilizándome, pero al menos me lo hacía saber. No era disimuladoy engañoso como Danny había sido. “Está bien, cariño. Su nombre es Sergio, aunque él bien podría dar otro.Mide cerca de un metro ochenta y seis, cabello negro, ojos grises, la típica pieldel vampiro. El italiano es su lengua materna, pero él habla fluidamente otrostres idiomas, su inglés tiene acento. No es muy musculoso. De hecho, aunpuede verse suave para ustedes, pero no puedes dejar que te engañe. El tienecasi trescientos años y es más poderoso de lo que puedes imaginar. También, esun sádico, le gustan jóvenes, realmente muy muy jóvenes. Dile que eres menorde edad y que estas ahí con un ID falso, sólo le interesará más. Además no lopuedes matar enseguida, porque necesito obtener información de él primero.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 74Eso es todo. Oh, y él vale cincuenta mil dólares” Cincuenta mil dólares. Las palabras hicieron eco a través de mi mente. ¡Ypensar que había estado preparada a discutir con Bones por monedas! Laspalabras se mantuvieron resonando, y con ellos un detalle importante quenunca se había revelado antes. “Dinero. Así que por eso que cazas a los vampiros. ¡Eres un asesino asueldo!” Estaba tan asombrada por esta nueva información, que abrí la pantallasólo llevando puesto mi sostén y mi braga. Él me recorrió con la mirada lentamente por mi cuerpo antes de mirarmea los ojos. “Sí, así es. Es lo que hago. Pero no te preocupe. También podrías decirque soy un cazarecompensas. Algunas veces mis clientes los quieren vivos.” “Wow. Creía que íbamos tras gente que te habían disgustado mucho.” “Y eso era suficiente para matarlos, ¿alguien que me pudo haber miradomal a los ojos? Caramba, pero tú eres singular. ¿Qué ocurriría si persiguiera aalguien a dulce y agradable que nunca hubiera lastimado una mosca? ¿Todavíaestarías de acuerdo con eso?” Cerré de golpe la pantalla y las palabras de mi madre salieron de miboca. “Ninguno de ustedes son dulces personas. Todos son unos asesinos. Poreso es que no tiene importancia. Señálame con el dedo a un vampiro y yointentaré acabarlo, porque en algún momento han hecho algo para merecerlo.” Estaba tan silencioso al otro lado de la cortina, que me pregunté si élhabía salido. Cuando miré a hurtadillas, estaba todavía de pie dónde habíaestado anteriormente. Un parpadeo de emoción pasó por su cara antes de quese endureciera otra vez. Repentinamente incómoda, retrocedí precipitadamenteal interior para terminar de cambiarme. “No todos los vampiros se parecen a los que mataron las chicas, Winstonte dije sobre eso. Fue simplemente la mala suerte de vivir en Ohio precisamente
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 75en estos momentos. Hay cosas de las que no sabes.” “Winston se equivocó, a propósito” dije con aire de suficiencia. “Busquélos nombres de esas chicas al día siguiente, y ninguna de ellas fue muerta. Nisiquiera estaban extraviadas. Una de ellas, Suzy Klinger, vivía en un pueblojunto al mío, pero sus padres me dijeron que ella se mudó para estudiaractuación. Lo que no sé es por qué Winston haría eso, pero es demasiado parami tratar de entender la forma de pensar de un fantasma.” “¡Sangrientos infiernos!” casi gritó Bones. “¿Con quién hablaste ademásde los padres de Suzy Klinger? ¿La policía? ¿Otras familias?” No supe por quéél estaba tan enfadado. No es como si fuesen homicidios múltiples, después de todo. “Nadie.Introduje sus nombres en el ordenador de la biblioteca y cuando nada surgió,miré en algunos diarios locales, entonces llamé a los padres de Suzy diciéndolesque era una tele operadora. Eso fue.” Un poco de tensión se redujo drásticamente. Al menos ya no apretabasus puños. “No vayas en contra de lo que te digo que hagas nunca más”, medijo en un tono muy calmado. “¿Qué esperabas? ¿Qué olvidara que cerca de una docena de chicas quefueron asesinadas por vampiros solo porque tú me lo dijiste? ¡Ves, eso es justode lo que hablo! Un humano no actuaría así. Sólo un vampiro podría ser tanfrío.” Bones cruzó sus brazos. “Los vampiros han existido durante milenios, yaunque tenemos a nuestros villanos entre nosotros, la mayoría sólo bebemos unsorbo aquí y allá, pero todo el mundo se aleja. Además, no es tu clase la que seha distinguido por hacer el mal en el mundo. Hitler no fue un vampiro,¿verdad? Demasiado sangriento. Los humanos pueden ser igual de sucios quenosotros, que no se te olvide.” “¡Oh, vamos, Bones!” Vestida ahora, moví hacia atrás la cortina ycomencé a colocar los rodillos calientes en mi pelo. “No me des esa mierda. ¿Medices que nunca has asesinado a alguien inocente? ¿Qué nunca bebiste la vida
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 76de alguien cuando tuviste hambre? ¿Qué nunca has forzado a una mujer que tedijo que no? ¡Demonios, la única razón por la que no me mataste la noche quenos encontramos fue porque viste mis ojos resplandecer, así es que véndele esecuento a alguien que te lo compre!” Su mano salió fuera rápidamente. Mepreparé psicológicamente, pero todo lo que él hizo fue atrapar un rulo que caía. Sin parpadear, él lo repuso en mi pelo. “¿Pensaste que te golpearía? enrealidad no sabes tanto como crees. Además de enseñarte a cómo pelear, nuncate pondría una mano encima. Por lo que respecta a la noche en que nosencontramos, tú realizaste tu máximo esfuerzo para matarme. Pensé que fuisteenviada por alguien, así es que te di una bofetada y te amenacé, pero no iba amatarte. No, habría bebido de tu cuello ojos verdes hasta que me dijeras quiénte enviaba. Luego te habría devuelto a la mierda con los brazos quebrados comoadvertencia, pero te prometo esto por ningún motivo te habría forzado. Losiento, Gatita. Cada mujer con la que he estado ha querido que esté allí. ¿Hematado a algunos inocentes en mis días? Sí, lo he hecho. Cuando uno ha vividotanto como yo, se cometen errores. Uno intenta aprender de ellos. Y tú nodeberías ser tan rápida en culparme por eso. Sin duda tú has matado ainocentes también.” “Las únicas personas que he matado eran vampiros que intentaronmatarme primero” exclamé, agitada por su cercanía. “¿Oh?” Suavemente. “No estés tan segura. Esos tipos que mataste,¿esperaste pare ver si intentaban morderte primero? ¿O asumiste que debíasacabarlos porque eran vampiros y te habían alejado a solas con intención deasesinarte? Ignorar la probabilidad muy real de que estaban allí porque habíanpensado que una chica bella estaba caliente y quería follar con ellos. ¿Dime acuantos matastes antes de que te mostraran sus colmillos?” Mi boca quedó paralizada mientras la negación hacia un eco en micerebro. No. No. Todos habían intentando matarme. Lo hicieron. ¿Lo intentabano no? “Si me mostraron sus colmillos o no, no cambia el hecho que losvampiros son malos, y eso es suficiente para mí.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 77 “Que mujer tan testaruda” masculló. “Entonces si todos los vampiros sonla porquería que tú dices que son, ¿por qué no sólo te quiebro las piernas y sacouna parte de mi maldad en ti?” Él era demasiado fuerte como para que yo lo detuviera, si él se decidíapor ese curso de la acción. Recorrí con la mirada mis estacas, pero estaban muylejos en el piso.Bones me vio mirarlas y un bufido sardónico escapó de él. “No tienes que preocuparte por eso. Ya te he dicho que no entro a menosque sea invitado. Ahora apresúrate. Tienes a otro demonio asesino que matar.” Se fue en una corriente de aire que me dejó temblorosa. Estupendo, habíaofendido mi respaldo. Que lista. Realmente astuta. Condujimos separadamente para evitar que nos vieran juntos. De hecho,no lo vi del todo después de nuestra pequeña riña en el tocador. Me dejó unanota diciéndome que él observaría y que siguiese con el plan. Camino al club,me inquieté inexplicablemente con lo que sucedió. Después de todo, lo quéhabía dicho estaba correcto, ¿verdad? Bueno, tal vez cada vampiro al que habíamatado no había estado yendo a por mi garganta, cierto. Algunos de elloshabían estado bastante enfocados en mi escote, de hecho. Pero habríanintentado matarme, ¿verdad? Bones podía actuar diferente, pero todos losvampiros eran malos. ¿No lo eran? La música me saludó con su pulsante y fuerte bombeo. Las mismasvibraciones, con diferentes canciones. Según Bones, Sergio probablemente haríaacto de presencia en cuestión de una hora. Me senté en la barra, asegurarme deque tuviese una vista clara de la entrada, y ordené un gin-tonic. Además de esemedio galón de estupidez, el alcohol parecía hacerme más calmada que ebria.Bones me explicó que era debido a mi linaje. Él debería saberlo él podía beberbotellas de whisky sin un tirón. Por el lado positivo, mejoró mi imagen demujer indefensa viéndome ebria. Pasé un rato bebiendo mi último gin-tonic, el cual fue rellenadorápidamente por el atento cantinero cuando lo terminé. Sus ojos me habían
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 78estado desnudando la poca ropa que llevaba desde que había entrado. Es buenosaber que Bones sabía cuál, cuando fue a escoger mi ropa de cebo. Veríamos sisurtía efecto y trabajaba con los monstruos. Como la hora se extendió, se volvió aparente que el cantinero no estabasolo en la admiración por mi cambio de imagen. Después de rechazar ofertas debebidas o baile, pasé de la etapa halagada a la irritada. Dios mío, debo vermefácil. Nada menos que una docena de tíos lo habían intentado. El vampiro llegó a través de la puerta deslizándose sigilosamente comosólo los no-muertos podían manifestar. A juzgar por su altura y cabello negro,tenía que ser Sergio. Si bien él no era musculoso o demasiado hermoso, sugracia y aura de confianza hicieron que algunos ojos femeninos lo siguieranmientras se abría camino a través de la multitud de gente. De maneradespreocupada, sorbí mi bebida y estiré mis piernas, cruzándolas mientras lasfrotaba la una contra la otra. La barra en la que estaba era elevada y con vistadirecta de la entrada, así que él tuvo una vista amplia de mí sobre las cabezasde los otros clientes. Por el rabillo de mi ojo le vi hacer una pausa, quedarse conla mirada fija, y cambiar de dirección. Dirigiéndose directamente hacia mí. El asiento junto al mío estaba ocupado por un hombre mayor el cualmiraba fijamente abajo a mi vestido, pero el vampiro nunca vaciló. Con ungolpecito de su mano, Sergio lo desalojó de su silla. “Vete” le ordenó. El otro hombre se marchó con la mirada ausente. Control mental. Bonesme había advertido sobre eso. “Gracias”, comenté. “Si él babeaba más, el cantinero hubiera tenido quelimpiar el suelo con un estropajo.” “¿Quién puede culparlo?” La voz lisa con acento fluyó sobre mis orejas. “No puedo apartar la vista de ti, tampoco.” Sonreí y tomé un sorbo profundo de mi bebida, dejando que el líquidodudara dentro de mi boca antes de tragarlo. Él no omitió movimiento alguno. “Parece que he terminado mi bebida.” Lo miré expectante. Él gesticuló hacia el cantinero y uno nuevo fue
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 79servido. “Cuál es tu nombre, ¿mi joven belleza?” “Cat”, contesté, esta vez dejando que mi lengua permaneciera muchotiempo en el borde de mi vaso antes de tragar otro largo trago. “Cat. Qué coincidencia. Amo a los mininos.”1 El doble sentido era tan trillado, que estaba contenta que Bones mehubiera hecho pasar por esa prueba de conversación sucia (en doble sentido) oestaría ruborizada en ese mismísimo momento. En lugar de eso, alcé mi frenteen imitación perfecta de su marca registrada. “Y quien es usted, ¿mi nuevo amigo amante de los gatos?” felicitándomepor no ruborizarme. “Roberto. Cat, debo decirle que usted se ve demasiado joven paraembellecer este lugar".Me incliné hacia delante con complicidad, abriendo mi vestido a dimensionesespectaculares. “¿Puedes guardar un secreto? No tengo en realidad veintiuno.En verdad, tengo diecinueve años. Mi amiga me prestó su Id, somos muyparecidas. Usted no nos distinguiría, ¿verdad?” Por su expresión, él estaba categóricamente encantado. “Pero porsupuesto que guardaré tu dulce secreto. ¿Está tu amiga acompañándote estanoche?” La pregunta sonó inocente, pero supe lo que quiso decir. ¿Le extrañaráalguien si te vas? “No. Se supone que me encontraría aquí, pero no ha aparecido aún. Talvez se encontró con alguien, usted sabe cómo es. Una sólo se olvida de todo lodemás a su alrededor.” Él cubrió mi mano con la suya y casi quedé sin aliento. Diez puntos máspara Bones. El poder de Sergio casi avanzó lentamente por mi brazo. Con ninguno delos otros vampiros había sentido algo como esto, y miré donde me tocaba. 1 Alusión a pussy=vagina.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 80 “Sé lo que quiere decir”, me dijo, apretando mi mano. Sonreí tentadoramente y la apreté de regreso. “Pienso que lo hago,también.” Menos de treinta minutos más tarde estábamos afuera del local. Measeguré de beber múltiples gin-tonic de antemano, así habría una razón válidapor la que debo tambalearme ante sus ojos. Sergio se mantuvo insinuándoseconstantemente acerca de mininos, crema, y sobre lamer, eso que me dejoconmocionada pensando en escaparme si no fuera por Bones. Que le parta un rayo, pero resultaba que él había sido hábil. Sergio conducía una Mercedes. Nunca antes habia dicho tantoscumplidos sugestivos sobre cómo me gustaba el interior de un coche.Especialmente los asientos traseros. Tan espaciosos. “Este cuero se siente maravilloso”, ronroneé, restregando mi mejillacontra el cojín del asiento del pasajero. “Por eso es que me pongo guantes ybotas. Me gusta la manera en que se siente contra mi piel.” La parte superior de mis senos luchaba contra mi sostén de broches.Sergio sonrió abiertamente, mostrando un diente delantero torcido que habíalogrado ocultar en la barra. “Deje de hacer eso, gatita, o no podré conducir.¿Qué tal si nos vamos a mi lugar en vez de ese club sobre el que te conté?” Peligro. “No”, respiré, recibiendo una mirada furiosa a cambio.Claramente no esperó que estuviera en desacuerdo, pero no habia manera deque hiciera eso. Pensando rápido, acaricié su brazo. “No quiero esperar esmucho tiempo. Detente en algún lado. Gatita necesita una lamida.” Ick, mimente protestó, pero como incentivo froté mis manos contra mi estómago hastamis muslos. Cayó con eso, anzuelo, línea, y plomada. Muy bien. Sergio dejó una mano en el timón y colocó la otra tocándome a lo largode mi pierna. Subió por mi muslo hacia su meta con determinación implacable.Siguiendo instrucciones, no llevaba ropa interior. El pensar en sus dedostocándome allí envió una oleada de repulsión por mí. Rápidamente, agarré su
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 81mano y la inserté en mi escote. Mejor allí que la alternativa. “Aún no.” Laansiedad me hizo jadear. Esperé que pensara que era deseo. “Decídete. Sal de lavía ahora.” Mientras más rápido le insertara una estaca, sería lo mejor. Su manoparecía feliz donde estaba, pero por si acaso, desabroché mi cinturón deseguridad y salté del asiento. Él me dio una mirada sorprendida. Lo abracé desde atrás, lamiéndole unlado de su oreja. Doble ick. “Estoy esperando, Roberto. Ven y atrápame.” El coche dio un viraje hacia la orilla de la carretera. Carajo, ni siquieraestábamos en el bosque. Esperé que alguien no pasase en algún coche mientraslo decapitábamos. Eso era difícil de explicar. “Ya voy, gatita”, Sergio prometió, y luego apretó con sus largos dientesmi muñeca. “¡Hijo de puta!” Las palabras salieron volando de mi boca en un aullidoagudo mientras me mordía salvajemente. “¿Te gusta esto, gatita?” gruñó, chupando la sangre que brotaba de miantebrazo. “Mujerzuela. Puta.” Furiosamente desenfundé mi estaca con mi mano libre y se la clavé en sucuello. “¿Tú madre no te dijo que no hables con la boca llena?” Un aullido escapó de él y me soltó para sujetar la estaca. Jalébruscamente mi brazo de su boca, desgarrándolo más, y fui por mi otra estaca. En un destello, él se encontraba en el asiento trasero. Sergio se lanzósobre mí, pero lo pateé duro y le atiné en un tiro exacto a su ingle. Otro bramidolleno de dolor agitó el coche. “¡Perra! ¡Voy a arrancarte la garganta y a follar tu sangrante cuello!” No quería que estuviera en ningún lugar cerca a mi cuello, subí misrodillas como una barrera cuando él se lanzó en mí. Con mis botas tan cercaconseguí extraer otra estaca y clavársela en la espalda. Sergio salió volando del coche, abriéndose paso a la fuerza por el marcode puerta como si fuera de papel. Fui a la carga tras él, necesitando recuperar
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 82una de mis armas. Un golpe me arrojó a un lado tan pronto traspasé la puerta.Rodé para evitar la patada apuntada hacia mi cabeza y salté poniéndome depie.Sergio se lanzó sobre mí otra vez y fue jalado bruscamente hacia atrás por unvampiro que pareció materializarse detrás de él. Bones le sujetó apenas, unamano en la estaca en su cuello, la otra sujetando la que se encontraba en suespalda. “Justo a tiempo”, mascullé. “¡Hola, Sergio!” Bones lo saludó alegremente, dándole un tirón refinadoa la estaca que tenía Sergio en el cuello. Hubo algunos gorgoteos repugnantes antes de que Sergio hablase.“Bastardo asqueroso, ¿cómo me encontraste?” Me asombró que pudiese hablar con eso incrustado en su garganta.Bones puso tirante su agarre en la estaca que Sergio tenía en la espalda,clavándola más profundamente hasta que debió raspar el corazón de otrovampiro. “Veo que conociste a mi amiga. ¿No es simplemente maravillosa?” La sangre corría en riachuelos por mi brazo. Arranqué tiras de una demis mangas y las envolví alrededor de la herida, latía acorde con mi pulso. Aúncon eso, logré conseguir una mirada de satisfacción sombría en la cara de Sergiocuando su mirada volvió hacia mí. “Tú. Me engañaste.” susurró atónito. “Así es, gatito. Supongo que no me darás esa lamida después de todo”.Hubo una parte de mí que se sobresaltó por mi frialdad, y otra que la disfrutó. “Ella es algo, ¿verdad?” Bones continúo. “Sabía que no podrías dejarpasar a una chica bonita, vampiro despreciable. ¿No es justo que ahora seas elque haya caído en una trampa? “Qué, ¿estuviste corto de fondos que tuviste que salir a cenar fuera?”Sergio se quedó inmóvil. “No sé de lo que hablas.” Por su expresión, él lo sabía. Bien, yo no tenía idea de lo que hablaban.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 83 “Por supuesto que lo sabes. Eres su mejor cliente, por lo que heescuchado. Ahora, sólo tengo una pregunta que hacerte, y sé que vas acontestarme honestamente, porque si no voy a estar realmente infeliz” él le diootra torsión a la estaca en la espalda de Sergio. “¿Sabes qué ocurre cuando estoyinfeliz?” Mi mano tembló. “¿Qué? ¿Qué? ¡Te lo diré! ¡Te lo diré!” Su acento estaba más gruesoahora, casi incoherentemente. Bones sonrió una mueca verdaderamenteatemorizante. “¿Dónde está Hennessey?” Sergio le lanzó una mirada petrificada. Si era posible, él palideció aunmás que el blanco de los vampiros. “Hennessey me matará. ¡No te le enfrentas y vives para jactarte de ello!No sabes lo que me hará si hablo. Y ustedes me matarán de cualquier forma aúnsi se los digo” “Mira, compañero.” torsión, vuelta, y tirón. “Prometo que no te mataré sime lo dices. Eso te da la posibilidad de huir de Hennessey. Pero te juro, que sino me dices donde está” otro empuje de la estaca, y Sergio soltó un gemidoagudo “Morirás aquí mismo. Tu turno. Tómalo ahora.” No tuvo alternativa, estaba claro que era un vampiro condenado.Derrotado, bajó su cabeza y una sola frase salió de su boca ensangrentada. “Chicago Heights, al sur del pueblo.” “Te lo agradezco, compañero.” Con un levantamiento de cejas, Bonesvolvió su atención en mí. “Esta es tu estaca, ¿cariño?” La desgarró de la espalda de Sergio y la lanzó hacia mí. Cogiéndola en elaire, intercambie una mirada con él, con perfecta comprensión. “¡Ustedes me lo prometieron! ¡Ustedes me lo prometieron!” Sergio lloriqueó mientras yo avanzaba, con mi quebrado brazo acunadocontra mi pecho. Era asombroso el ver qué tan asustado él estaba pensando ensu muerte; cuando minutos antes a él pensaba con mucho gusto en la mía. “Yo lo prometí. Ella no lo hizo. Hay algo que quieras decirle, ¿Gatita?” “No”, le contesté, y metí de un empujón la estaca en el corazón de Sergio.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 84Mi mano entró en su pecho por un momento y yo retrocedí de un brinco,quitándome su gruesa sangre oscura de mí con repugnancia. “Terminé dehablar con él.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 85 Capitulo 7TRADUCIDO POR ISABELA_CULLEN BONES ERA MUCHO MÁS RÁPIDO EN ocultar el cuerpo de lo que yohabía creído. Había envuelto a Sergio en un plástico y lo había escondido en elinterior del maletero en pocos minutos, silbando para sí mismo todo el tiempo.Mientras tanto, me senté con la espalda apoyada en el coche aplicando presiónsobre mi muñeca. Después de haber cerrado el maletero con fuerza, se puso decuclillas junto a mí. "Déjame verlo", dijo, al llegar a mí. "Está bien". La tensión y el dolor hicieron que mi voz sonara aguda.Bones me ignoro y observo la herida hurgando con los dedos y deshaciendo mivendaje improvisado. "Asquerosa mordida, desgarro la piel alrededor de la vena. Necesitarassangre para esto." Saco una navaja de su bolsillo y empezó a presionar la punta contra lapalma de su mano. "No. He dicho que estoy bien." Él solo me miro irritado y paso la hoja a lo largo de la palma. La sangrebroto al instante y la apretó contra mi antebrazo. "No seas irracional. ¿Cuántotomo?" Mi muñeca realmente sintió un hormigueo cuando su sangre se mezclocon la mía. La magia de la curación, en tiempo real. De alguna manera, parecíacasi tan íntimo como cuando tuve que lamer la sangre de sus dedos. "Alrededor de un cuarto, supongo. Lo apuñale en el cuello tan rápidocomo pude sacar su mente afuera. ¿Dónde estabas, de todas maneras? No viningún coche detrás nuestro." "Esa era la idea. Llevaba mi moto, pero deje el suficiente espacio para queSergio no supiera que estaba siendo perseguido. Conducía a una milla de aquí
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 86por la carretera". Bones señalo hacia los arboles cercanos. "Corrí la ultima partepor el bosque de modo que hiciera menos ruido". Nuestras cabezas estaban a pocos centímetros y sus rodillas presionabanlas mías. Incomoda, trate de deslizarme hacia atrás, pero la puerta del coche nome dejaba. "Creo que he arruinado el coche. La puerta trasera está hecha pedazos". De hecho lo estaba. Sergio había destrozado mas allá de lo que podíacreer. Una bola de demolición haría un daño similar. "Porque fue a por tu muñeca, ¿si ambos estaban en el asiento de atrás?¿No pudo llegar a tu cuello?" "No", Maldije por dentro mi memoria. "se puso juguetón en el asientodelantero y trato de acariciarme con sus dedos, gracias a tu idea de no llevarbragas. Yo no iba a dejar que eso sucediera, así que me fui para atrás y puse misbrazos alrededor de él desde atrás para que no sospechara. Estúpido de mí,ahora lo sé, pero ni siquiera pensé en mis muñecas. Todos los otros vampirossiempre habían ido por mí cuello." "Si, incluyéndome, ¿verdad? El coche salió tan rápido de la carretera quepensé que ustedes ya estaban tumbados desgarbadamente adentro. ¿Qué tehizo arrancar de manera tan errática entonces?" "Yo le dije ven y agárrame". Mi voz era frívola, pero las palabras dolían.El había venido y me había agarrado. Una pregunta de pronto salto en mimente."Está bien, ¿allí dentro del maletero?" Bones se rio. "¿Quieres hacerle compañía?" Un mal reflejo acompaño mi replica. "No, pero ¿realmente se ha ido?Siempre les cortaba la cabeza para estar segura". "¿Criticando mi trabajo? Si, realmente se ha ido. Ahora tenemos que salirde aquí antes de que algún conductor curioso aparezca y pregunte sinecesitamos ayuda". Libero mi muñeca y examino mi herida. La carne ya estabacerrada así como si tuviera puntos de sutura invisibles. Su mano ya ni siquieratenía una marca. "Esto te mantendrá. Necesitamos mover este coche."
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 87 Me puse de pie y mire de nuevo el coche destrozado. No solo era lapuerta que pendía de un poco de metal, había una buena cantidad de sangre enla zona frontal de mi muñeca y el cuello de Sergio. "¿Cómo puedo conducir de esta manera? ¡Cualquier policía que vea estecoche va a pararme sin más!" El sonrió de forma engreída. "No te preocupes. Tengo todo planeado".De su chaqueta saco un móvil. "Soy yo, hemos terminado. Parece que voy anecesitar tu ayuda después de todo, amigo. Te gustara, es un Benz. Necesita unpoco de trabajo en la puerta, sin embargo. Estamos en la carretera de Planter,justo al sur del club. Te esperamos, ¿vale?" Sin despedirse, colgó y volvió suatención hacia mí. "Hecho, gatita. Nuestro transporte estará aquí en un minuto. No tepreocupes, está cerca. Le dije que podría necesitarle esta noche. Por supuesto éldebía pensar que era un poco más tarde esta noche". Hizo una pausa, dándomeuna mirada de complicidad. "Te fuiste rápido con él, ¿eh? Debió estar muysatisfecho contigo." "Si, muy feliz. El color me halaga. En serio Bones, incluso si remolcamosel coche, hay demasiada sangre en él. Y no me hiciste caso con los productos delimpieza. Esta cosa pudo haber sido limpiado". Se acerco para coger mi brazo para otra inspección. Solo había unadelgada línea roja de piel ahora, pero tras haber superado su inspección, aún nome dejaba ir. Evitar su mirada no me impedía sentir su peso. "Confía en micariño. Sé que no lo harás, pero deberías. Hiciste un trabajo aplastante estanoche. De esta manera. La estaca en su espalda fue solo un pensamiento de sucorazón. Lo volvió lento, lo mismo en su cuello. Lo habrías hecho incluso si yono estuviera aquí. Eres fuerte, gatita. Alégrate por ello". "¿Alegrarme? Esa no es ni cerca la palabra que yo usaría. ¿Aliviada? Sepodría decir que sí. Aliviada de estar viva y que haya un asesino menosrondando niñas ingenuas. Pero ¿contenta? Contenta estaría si nunca hubieratenido este linaje. Contenta si tuviera dos padres normales y un montón deamigos y lo único que matara fuera el rato. O si, incluso una vez pudiera ir a un
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 88club solo para bailar y divertirme en vez de terminar estacando algo que tratade matarme. Eso es alegre. Esto es solo… vivir... Hasta la próxima vez". Tire de mi mano y me aleje unos metros para poner distancia entrenosotros. Una ola de tristeza me recorrió por las cosas que acababa demencionar que nunca serian mías. A veces daba miedo sentirse vieja a losveintidós. "Apesta". La palabra rompió el silencio. "¿Perdón?" como los vampiros, no tienes simpatía. "Apesta, he dicho. Tú juegas la mano que te han dado, como a todos losdemás en este mundo sangriento. Tú tienes un don para matar a la gente, noimporta que los desprecies. Tienes una madre que te ama y una bonita casapara volver. Bastardos por vecinos que te miran con ignorante desdén por notener padre. Este mundo es un lugar muy grande y tienes un papel importanteque desempeñar en él. ¿Piensas que todo el mundo va silbando por la vida quelleva? ¿Piensas que a todo el mundo se le da el poder de elegir la forma en quevaya su destino? Lo siento, cariño, no funciona así. Tienes a tus seres queridoscerca y peleas batallas que puedes ganar, y eso gatita, así es como es." "¿Que sabes tú de eso?" la amargura me hizo valiente y arroje laspalabras de mi boca. Sorprendentemente, echo hacia atrás la cabeza y se rió antes deagarrarme por los hombros, moviéndose más cerca hasta que su boca tocaba lamía. "Tu... no tienes... la...menor… idea... de... lo que he... pasado, así que...no... me digas... lo que se." Hubo una amenaza apenas disimulada en la forma en quedeliberadamente había dicho cada sílaba. Mi corazón empezó a latir con fuerzay yo sabía que él podía oírlo. Aflojo su agarre hasta que sus dedos no estabanapretados en mi piel, pero sus manos se mantuvieron. Dios, que cercaestaba...tan cerca. Inconscientemente, me lamí los labios y una sacudida paso através de mí cuando vi que sus ojos seguían el movimiento. El airemedianamente agrietado entre nosotros, ya fuera por su energía natural de
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 89vampiro... o algo más. Poco a poco su lengua se deslizo fuera y acaricio su labioinferior. Era fascinante de observar. Una bocina con gran estruendo me hizo saltar. Mi corazón quedoatrapado en mi garganta cuando un camión de dieciocho ruedas bajo lavelocidad, aparco justo delante de nosotros. El ruido de los ejes de liberación ybloqueo de frenos sonaba atronador en la noche de repente en silencio. "¡Bones…!" asustada por el descubrimiento, estaba a punto de decir algomás cuando se acerco al vehículo y grito un saludo. "Ted, ¡que sodomía cabrón, muy bien por ti por llegar tan rápido!" Podría haber sido yo, pero me pareció detectar una nota de falta desinceridad en su voz. Yo, quería abrazar a este Ted y darle las gracias por haberinterrumpido lo que podría haber sido un momento muy peligroso. Un hombre alto y flaco se bajo de la caravana y le dio una sonrisa. "Heperdido mi espectáculo por ti, amigo. Espero no haber interrumpido nada entretú y esa chica. Los dos parecían muy cercanos". "¡No!" se me escapo la negación desde el fondo del alma. "¡No pasa nadaaquí!" Ted se rio y se dio la vuelta hacia la parte dañada del vehículo,asomando la cabeza por dentro y arrugando la nariz a la vista de la sangre."Claro... puedo ver eso." Bones arqueo una ceja hacia mí en reto silencioso. Causando queapartara la mirada. Entonces el palmeo los hombros de su amigo. "Ted, viejo amigo, el coche es tuyo. Solo tienes que conseguir una pieza yentonces ya está. Nos llevas al lugar, estaremos listo con eso”. "Claro, amigo. Te gustara la parte de atrás. Tiene aire acondicionado.Algunas cajas para sentarse o te puedes montar en el coche. Vamos, ahora.Metamos en la cama a este bebe." Ted abrió la parte trasera del remolque. Estaba equipado conestabilización de pinzas para sujetar el coche. Sacudí la cabeza con admiración.Bones realmente había pensado en todo.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 90 Cuando Ted bajo la rampa de acero, Bones se subió al Mercedes y locondujo directamente sobre las pinzas. Después se hicieron algunos ajustes, elcoche estaba seguro. Entonces Bones bajo para coger su moto, volviendo a lospocos minutos para ponerlo en el remolque a un lado. Cuando termino, mesonrió. "Vamos gatita. Tu taxi está esperando". "¿Viajaremos en la parte de atrás?" Francamente, la idea de estar a solasen un espacio cerrado con él, me asustaba y no era preocupación por misarterias. "Si, aquí. El viejo Ted no quiere arriesgarse a ser visto conmigo. Elaprecia su salud, lo hace. Mantiene nuestra amistad en secreto. Tipo listo." "Listo," dije mientras me subía al interior del remolque. Ted cerró lapuerta con un clic decisivo y el sonido de una cerradura dando vuelta. "Envidioeso." Me negué a sentarme en el coche donde mi sangre había manchado losasientos y un cuerpo yacía en el maletero. En lugar de eso, yo estaba tan lejos deBones en el remolque como me era posible. Había cajas en frente mío, llenas dedios sabe qué, y me acurruque hecha una bola en una de ellas. Bones estabafelizmente posado en una caja similar como si no tuviera nada de quépreocuparse en el mundo. "Se que esto no te preocupa, pero… ¿hay suficiente oxigeno aquí dentro?" "Un montón de aire. Justo mientras no haya una respiración agitada. "Suscejas arqueadas mientras hablaba, sus ojos me decían alto y claro que no habíapasado por alto el instante vivido en el anterior momento. "Bueno, entonces estoy segura. Absolutamente segura". Maldito sea porel giro de labios que me dio en respuesta. ¿Qué hubiera hecho si antes sehubiera acercado más? ¿Si hubiera separado el último centímetro entre nuestrasbocas? ¿Tendría que haberle dado una bofetada? O.... "Mierda," ups, lo dije en voz alta. "¿Pasa algo?"
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 91 Esa media sonrisa aún dibujada en sus labios, pero su expresión eraseria. Mi corazón empezó a latir más rápido de nuevo. El aire parecía que secerraba a nuestro alrededor y busque desesperadamente algo para romper latensión. "Entonces ¿Quién es este Hennessey por el que estas preguntando?" Su expresión se convirtió en cuidadosa. "Alguien peligroso." "Si, lo supuse. Sergio parecía bastante asustado por él, así que no creoque él sea un boy Scout. ¿Puedo entender que es nuestro próximo objetivo?" Bones hizo una pausa antes de responder, al parecer eligiendo suspalabras. "Es alguien al que he estado siguiendo, si, pero iré tras él solo”. Mis pelos se pusieron de punta. "¿Por qué? ¿No crees que puedamanejarlo? ¿O todavía no confías en mí para mantener este secreto? ¡Pensé queestaba superado ya!" "Creo que hay ciertas cosas de las que harías bien en mantenerte alejada,"respondió a la evasiva. Cambie de táctica. Por lo menos este tema corto el extraño estado deánimo de los anteriores. "Tu dijiste algo acerca de que Sergio era cliente deHennessey. ¿Qué quieres decir con eso? ¿Qué hace Hennessey? Lo sabes, ¿o locoges simplemente sin preguntar?" Bones dejo escapar un ruido suave. "Preguntas como esas son el porquéno te diré más sobre ello. Basta con decir que hay una razón por la que Ohio hasido un lugar tan peligroso para las niñas últimamente. Es por eso que noquiero que salgas de cacería de vampiros sin mí. Hennessey es más que solo unbastardo que desangra cuando alguien puede salirse con la suya. Más allá deeso, no preguntes." "¿Puedes decirme al menos cuanto tiempo has ido por él? Eso no puedeser secreto." Capto lo insolente de mi tono y frunció el ceño. No me importaba. Eramejor discutir el uno con el otro, que, bueno, nada más.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 92 "Alrededor de once años." Casi me caí de la caja. "¡Dios mío! ¡Debe tener un precio de lujo real sobresu cabeza! ¿Que hizo? Cabreo a alguien muy rico obviamente". Bones me lanzo una mirada que no pude descifrar. "No todo es pordinero." Por su tono, no conseguiría nada más de él. Estupendo. Si él quería jugarde esa manera, bien. Lo intentaría mas tarde. "¿Como llegaste a ser un vampiro?" le pregunte después,sorprendiéndome incluso a mi misma por la pregunta. Una ceja se arqueo. "¿Quieres una entrevista con el vampiro, cariño? No le salió demasiadobien al reportero de la película". Mientras murmuraba, "Nunca la he visto. Mi madre creía que erademasiado violenta", el humor de esto me hizo reírme. Bones sonrió también yecho una mirada significativa hacia el coche. "Puedo verlo. Lo bueno es que tú no puedes verlo, entonces. Dios sabe loque podría haber ocurrido." Su risa se desvaneció, se me ocurrió que yo realmente quería saberlo, asíque lo mire deliberadamente hasta que dejo escapar un ruido deconsentimiento. "Está bien, te diré, pero entonces tendrás que responder algunas de mispreguntas. Queda una hora que quemar de todos modos." "¿Es esto un quid pro quo, doctor Lecter?" me burle. "Bien, pero no veo elpunto. Tu sabes todo de mí." Una mirada de puro calor se disparo hacia mí y su voz baja en unsusurro. "No todo". Whoa. La torpeza volvió a mí un instante. Mi garganta se volviórepentinamente seca. "¿Cuando sucedió? ¿Cómo cambiaste?" por favor solo habla. Por favordeja de mirarme de ese modo.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 93 "Vamos a ver, era 1790 y yo estaba en Australia. Le hice un favor a esetipo y pensó que me lo devolvía haciéndome vampiro". "¿Qué?", me impacto. "¿Eres Australiano? ¡Pensé que eras ingles!". El sonrió, pero con pocas ganas. "Soy un poco de ambos, por así decirlo. Nací en Inglaterra. Es el lugardonde pase mi juventud, pero fue en Australia, donde me convertí. Eso me haceparte de ella también." Ahora estaba fascinada y mi anterior consternación estaba olvidada."Tienes que contarme más detalles de eso." Él se recostó en el lado del remolque, casualmente con las piernasabiertas delante de él. "Yo tenía veinticuatro años. Sucedió justo un mesdespués de mi cumpleaños." "¡Dios mío, tenemos casi la misma edad!" tan pronto lo dije me di cuentade lo absurdo de mis palabras. El resoplo. "Claro, más o menos doscientos diecisiete años." "Eh, sabes que quiero decir. Tu pareces más mayor que veinticuatro." "Gracias para siempre." se rio de mi disgusto evidente, pero me dejofuera de mi miseria. "Los tiempos eran diferentes. La gente envejecía muchomás rápido. Ustedes los sangrientos no sabéis lo que tenéis." "Dime más", vacilo y le espete. "Por favor". Bones se inclino hacia adelante, todo serio. "No es agradable, gatita. Noes romántico como en las películas o libros. Recuerdas que me dijiste que loschicos te golpeaban cuando eras joven ya que llamaban a tu madre ¿puta?Bueno. Mi madre era una puta. Su nombre era Penélope y tenia quince añoscuanto me tuvo. Fue una suerte que ella y la madame del lugar fueran amigas, oyo nunca habría podido vivir allí. Solo las niñas eran retenidas en la casa deputas, por razones obvias. Cuando era pequeño, yo no sabía que había algo raroen el lugar donde vivía. Todas las mujeres me adoraban y me gustaba hacer lastareas de la casa y algo semejante hasta que crecí. La madame, su nombre eraLucille, me pregunto si quería o no seguir en el negocio familiar. Varios de los
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 94clientes de sexo masculino tenían ciertas inclinaciones hacia mí, pues era unmuchacho bastante apuesto. Pero en el momento que la madame se acerco conla oferta yo sabía lo suficiente para saber que no deseaba llevar a cabo talesactividades. El limosneo era una profesión común en Londres, para aquelentonces. Ladrón también, así que, para ganarme la vida, empecé a robar.Luego cuando tenía diecisiete años, mi madre murió de sífilis. Tenía treinta ytres." Mi rostro palideció considerablemente escuchándolo hablar, pero queríaoír el resto. "Sigue." "Lucille me informo dos semanas después que tenía que irme. No traíacontrapartidas suficientes para ocupar un lugar. No es que ella fuera cruel,simplemente era práctica. Otra niña podría ocupar mi habitación y traer tresveces más de dinero. Otra vez me ofreció la opción de trabajar o quedarme en lacalle. Sin embargo añadió una bondad. Había unas pocas mujeres de altaalcurnia que conocía y que les había descrito como era y estaban interesadas.Podría optar entre venderme a las mujeres más que a los hombres. Y eso es loque hice.Las chicas en la casa me entrenaron primero, por supuesto, y resulto que teníaun don para el trabajo. Lucille me mantuvo en alta demanda y pronto tuvebastantes regulares entre los de sangre azul. Una de ellas termino salvando mivida. Yo todavía estaba robando. Un día de mala suerte, tire de la bolsa frente aun policía. Lo siguiente que supe, es que estaba encadenado y uno de los juecesme mando colgar. Uno de mis clientes se entero de mi situación y secompadeció de mí. Ella persuadió al juez a través de medios carnales para queme enviara a las nuevas colonias penales y eso bastaría. Tres semanas más tardeme enviaron con otros sesenta y dos bribones más hacia Gales del sur". Sus ojos se nublaron, y se paso una mano por el pelo, pensativo. "No voya contarte sobre el viaje, excepto para decir que fue más allá de cualquiermiseria que un hombre haya podido soportar. Una vez estuvimos en la colonia,nos hacían trabajar, literalmente hasta la muerte. Había tres hombres con losque empecé a juntarme Timoth, Charles e Ian. Después de unos meses, Ian
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 95logro escapar. Luego casi un año después, regreso". "¿Porqué regresaría?" me pregunte. "¿No hubiera sido castigado porhuir?" Bones gruño. "De hecho, lo habrían hecho, pero Ian no tenía miedo deeso. Estábamos en los campos de sacrificio de ganado para carne de cecinas ycuero cuando fueron atacados por nativos. Mataron a los guardias y al resto delos presos, excepto a Timothy, Charles y yo. Fue entonces cuando Ian aparecióentre ellos, pero era diferente. Puedes adivinar cómo. El era un vampiro, y élme cambio por la noche. Charles y Timothy fueron cambiados, por otros dosvampiros. Aunque tres de nosotros hubiéramos sido cambiados, solo uno denosotros lo buscaba. Timothy quería lo que Ian le ofrecía. Charles y yo no. Iannos cambio de todos modos porque pensó que se lo agradeceríamos más tarde.Nos quedamos con los nativos durante unos años y nos comprometimos avolver a Inglaterra. Nos llevo casi veinte años, llegar finalmente allí." Se detuvo y cerró los ojos. En algún momento de su historia medesenrosque de mi bola y me quede mirándole con asombro. Él tenía toda larazón, no era una historia bonita y no tenía ni idea de lo que había pasado. "Tu turno." Abrió los ojos para mirarme "Dime que paso con el bastardoque te hizo daño." "Dios, Bones, no quiero hablar de eso". Me puse a la defensiva. "Eshumillante." Su mirada oscura no vacilo. "Acabo de decirte que era un ladrón, unmendigo y una puta. Es realmente justo ¿qué te quejes por mi pregunta?". Dicho así, tenía su punto. Encogiéndome de hombros para ocultar midolor continué, resumiéndolo rápidamente. "Es una historia común. Chico conoce chica, chica es ingenua y estúpida,el chico usa a la chica y la abandona." Él solo arqueo las cejas y espero. Levante las manos. “¡bien! ¿Quieres detalles? Pensé que realmente sepreocupaba por mí. Me dijo que lo hacía y me enamore de sus mentiras porcompleto. Salimos dos veces y a la tercera vez dijo que tenía que pasar por su
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 96apartamento para coger algo antes de ir a ese club. Cuando llegamos allí, elempezó a besarme, me dijo todo acerca de lo especial que era para él y todo...."Mis dedos estaban apretados. "Yo le dije que era demasiado pronto. Que habíaque esperar a conocernos mejor, que era mi primera vez. No estuvo de acuerdo.Yo…Yo debería haberle golpeado, arrojarle lejos de mí. Pude haberlo hecho, eramás fuerte que él. Pero... "cerré los ojos. “Yo quería hacerle feliz. Realmente megustaba. Así que cuando no se detuvo, me quede inmóvil y trate de nomoverme. No dolía tanto si no me movía..." Dios iba a llorar. Parpadee rápidamente y tome aliento de formadesigual, empujando hacia atrás el recuerdo. "Eso es todo. Una vez, miserable yentonces no me llamo más. Yo estaba preocupada al principio, pensé que algomalo podría haberle ocurrido". Me reí amargamente. "El siguiente fin desemana me lo encontré con otra chica en el mismo club donde se suponía quedebíamos ir. Me dijo entonces que realmente nunca le había gustado y que meregresara ya que había pasado mi hora de irme a dormir. Esa misma noche,mate a mi primer vampiro. En cierto modo se lo debo a haber sido usada. Yoestaba tan molesta que quería morir o asesinar a alguien. Por lo menos teneruna criatura que intentara arrancar mi garganta me garantizara la una o la otra." Bones no hizo ninguna de sus bromas habituales. Cuando me atreví amirarlo a los ojos de nuevo, simplemente me miraba, no con desprecio osentencia en su rostro. El silencio se prolongo, segundos y minutos. Se lleno dealgo inexplicable mirando el uno a los ojos del otro. Las sacudidas repentinas del remolque nos saco del trance mientras elvehículo se paraba. Con un ligero movimiento, Bones salto de su asiento y sedirigió a la puerta trasera del coche. "Estamos casi en el lugar y todavía haytrabajo por hacer. Mantén abierta la bolsa para mi, gatita." Su tono normal y alegre estaba de vuelta. Perpleja por el momentoanterior, me reuní con él en la parte trasera del remolque. Bones desenvolvió aSergio de su mortaja de plástico alegremente como un niño haciendo estragoscon el papel de regalo de navidad. Yo estaba sujetando una bolsa de basuragrande y me preguntaba que estaba haciendo.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 97 No tarde mucho en averiguarlo. Con sus manos, torció la cabeza deSergio tan limpiamente como si se tratara de la parte superior de una botella derefresco. Hubo un crujido repugnante y luego el cráneo fue fulminante sincontemplaciones directo a la bolsa. "¡Qué asco!" le di la bolsa de nuevo. "Cógelo." "¿Escrúpulos? Ese trozo de cráneo vale cincuenta mil dólares. ¿Seguroque no quieres un poco?" Él sonrió con su sonrisa burlona familiar, el viejoBones de nuevo. "No gracias." había algunas cosas que el dinero no podía comprar, y yopasando tanto tiempo con la cabeza era uno de ellos. La parte trasera delremolque se abrió con un crujido y Ted apareció en la luz artificial. "Ya estamos aquí, amigo. Espero que hayáis tenido una marcha suave."sus ojos brillaron al mirar hacia atrás y adelante a cada uno de nosotros. Al instante yo estuve a la defensiva. "Estábamos hablando". Ted sonrió y vi que Bones ocultaba una sonrisa cuando se volvió paramirar a su amigo. "Vamos amigo. Hemos estado manejando durante que…¿cincuenta minutos? No es suficiente tiempo." Ambos rieron. Yo no, no era nada divertido en absoluto. "¿Hasterminado?" Bones sacudió la cabeza. "Quédate en el tráiler un minuto. Tengo algo que ver." "¿Qué?" la curiosidad mato al gato, yo esperaba mejores resultados. "Negocios. Tengo una cabeza que ofrecer y quiero que estés fuera deesto. Cuando menos gente sepa de ti mejor." Tenía sentido. Me senté en el borde del remolque, con los pies colgando yluego quite la venda para inspeccionar mi muñeca. La herida había sanado porcompleto, la piel había vuelto en torno a los bordes y sin cicatrices. Había unagran diferencia entre los vampiros y seres humanos, incluso los mestizos comoyo. Nosotros ni siquiera éramos de la misma especie. ¿Y porque le dije cosas aBones que no le había dicho a nadie? Mi madre no sabe lo que ocurrió conDanny, por ejemplo. Ella no lo hubiera entendido. Ella no entendido mucho demí, de hecho. Me escondí más allá y no fui honesta y sin embargo, le había
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 98contado a Bones lo que había ocultado. Después de unos treinta minutos de contemplar el estilado esmalte deuñas, Bones reapareció. Salto al remolque, desato su moto y la puso con unamano en el suelo. "Venga mascota. Hemos terminado." "¿Qué pasa con el coche? ¿O el torso?" Subí detrás de él, envolviendo mis brazos alrededor de su cintura. Esdesconcertante estar presionada tan cerca después de todo, pero yo no queríapelar el asfalto si me caía. Al menos me había regalado un casco aunque nousara uno el mismo. Una de las ventajas de estar muerto. "Ted cogerá el coche. Tiene una casa de ventas, así es como se gana lavida, ¿no te lo dije?" No, no lo dijo, no tenia importaba. "¿Y el cuerpo?" Él se puso en marcha, dejándome agarrándole firmemente en elmomento repentino que la motocicleta voló por la carretera. "Parte del trato. Él lo hace por mí. Menos trabajo para nosotros. Ted es untipo inteligente, mantiene la boca cerrada y maneja su negocio. No te preocupespor él." "No lo estoy", le grite por el viento. En realidad estaba cansada. Habíasido una noche larga. Fue un viaje de dos horas hasta la cueva, llegamos poco después de lastres de la madrugada. Mi camioneta estaba estacionada alrededor de un cuartode milla de distancia de la entrada como de costumbre, puesto que el vehículono podía pasar por el resto del camino. Bones hizo una parada en la camionetay salte de la motocicleta en cuanto dejo de moverse. Las motos me poníannerviosa. Parecía una forma de viaje tan poco segura. Los vampiros porsupuesto, no compartían mi temor de fracturarme el cuello, las extremidades odejar la piel contra el suelo. La otra razón de mi prisa era sencillamente estarlejos de Bones lo antes posible. Antes de cualquier nuevo ataque de estupidezme abrumara. "¿Tan pronto, mascota? La noche es joven".
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 99Me miro con un brillo en sus ojos y un diabólico rizo en los labios. Acababa derecoger las llaves de su escondite debajo de una piedra y me dirigí concansancio hacia el camión. "Tal vez para ti, pero me voy a casa. Vete y busca uncuello para chupar".Sin inmutarse, se enderezo en la moto. "¿Volviendo a casa con ese vestido lleno de sangre? Tu madre podríapreocuparse si lo ve de esa manera. Tú puedes entrar y cambiarte. Prometo nomirar." La última parte estuvo acompañada por un guiño exagerado que me hizosonreír a pesar de mi vigilancia. "No, me cambiare en una gasolinera o algo así. Por cierto, ya que heterminado este trabajo, ¿cuando tengo que volver aquí? ¿Me das un descanso?". Tenía la esperanza en un descanso no solo del entrenamiento, sinotambién en el tiempo de su compañía. Tal vez mi cabeza debía ser examinada oel tiempo ayudaría con eso. "Lo siento gatita. Mañana por la noche tienes turno otra vez. Luego,cuando vuele de Chicago de ver a mi viejo amigo Hennessey. Con suerte,volveré el jueves, porque el viernes tengo otro trabajo para nosotros..." "Si, lo entiendo," dije con disgusto." Bien, solo recuerda que empiezo launiversidad la semana que viene, así que tendrás que darme un descanso.Puede ser que tengamos un acuerdo, pero he esperado demasiado tiempo paraconseguir mi titulo." "Absolutamente, mascota. Llena tu cabeza con volúmenes deinformación que nunca se aplican en la vida real. Solo recuerda las niñasmuertas no pasan los exámenes, así que no creo que vayas a descuidar tuentrenamiento. No te preocupes. Vamos a trabajar bien. Hablando de eso, aquítienes." Bones saco una amplia bolsa de plástico opaca del interior de suchaqueta, que había visto era considerablemente mayor de lo normal. Rebuscoen ella, saco un fajo de algo verde y me lo ofreció a mí. "Tu parte". ¿Eh? Mire los cientos que tenía en la mano con incredulidad que se
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 100convirtió en sospecha. "¿Qué es esto?" Sacudió la cabeza. "Caray. ¡Eres bien difícil! Compañeros, ni siquierapuedo darte el dinero sin discutir. Esto cariño, es un veinte por ciento de laprima que tenia Sergio por su cabeza. Es por tu parte en el tema de que elperdiera la cabeza. Ves, creo que como yo no pago nada a hacienda, podríadarte un trozo a ti. La muerte y los impuestos, ellos van de la mano." Estupefacta, mire el dinero. Era más de lo que podría ganar seis mesestrabajando de camarera o en los huertos. Y pensar que había estado preocupadapor el drenaje de mis ahorros en gasolina. Antes de que el cambiara de opinión,me metí el dinero en la caja de mis guantes. "Umm, gracias". ¿Que debe deciruna? Las palabras se habían ido en ese momento. El sonrió. "Te lo has ganado, mascota." "Tú acabas de recibir un buen trozo para ti mismo. ¿Saldrás por fin de lacueva?" Bones se rio. "¿Es por eso que crees que me quedo allí? ¿Falta de fondos?" Su entretenimiento me hizo ponerme a la defensiva. "¿Porque si no? Noes un Hilton. Tienes que piratear la electricidad y te lavas en un río frío comohielo. ¡No pensé que lo hicieras solo porque te gusta ver tus partes encogerse!” Eso realmente le hizo reír. "Preocupada por mis partes, ¿verdad?Permíteme asegurarte, que están bien. Por supuesto, si no me crees, tu puedessiempre...”. "¡Nunca jamás pienses acerca de eso!" Dejo de reír, pero todavía tenía un brillo en sus ojos. "Demasiado tardepara eso, pero de vuelta a tu pregunta. Yo no me quedo ahí porque es másseguro, principalmente. Te oigo a ti o cualquier otra persona desde unkilometro de distancia. Y lo conozco como la palma de mi mano. Es difícil paraalguien emboscarme sin darse a conocer. Además, es tranquilo. Estoy segura deque el ruido de fondo en tu casa te ha mantenido despierta muchas veces. Yademás, me lo dio un amigo, para que vele por él mientras esta en Ohio yasegurarme de que todo está bien como prometí". "¿Un amigo te dio la cueva? ¿Cómo se puede dar a alguien una cueva?"
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 101 "Su pueblo la encontró hace cientos de años, por lo que la hace suya tantocomo cualquier persona puede reclamar algo que no camine y solía ser suresidencia de invierno de los Mingoes. Era una pequeña tribu de la naciónIroquois, y ellos eran uno de los últimos Iroquois en el estado cuando el acto deremoción india de 1831 se coloco en efecto. Tanacharisson fue un compañeromío, y el opto por no ir a la reserva. Se escondió en la cueva después de que laúltima de sus tribus fue sacada a la fuerza. Pasó el tiempo, y vio su gente y sucultura irremediablemente destruidas y decidió que ya era suficiente. Pinto sucuerpo para la batalla y se fue en una misión suicida contra Fort Meigs. Antesde eso sin embargo me pidió que cuidara su casa. Asegurarme de que nadie laperturbaba. Hay huesos de sus ancestros un poco más allá. No quería que losblancos lo profanaran." "¡Que terrible!" dije en voz baja, pensando en el indio haciendo su últimapetición después de ver a todos los que quería desaparecer. Estudio mi rostro. "Fue su elección. No tenia control sobre nada salvocomo morir, y los Mingoes eran muy orgullosos. Para él, era una buena muerte.Una acorde con el legado de su pueblo". "Tal vez. Pero cuando la muerte es todo lo que te queda, es triste, noimporta como lo cortas. Es tarde, Bones. Me voy." Me toco el brazo y sus facciones estaban serias. "Acerca de lo que medijiste antes, quiero que sepas que no fue tu culpa. Un tipo como ese hubierahecho lo mismo con cualquier chica, y sin duda hubieron antes y después de ti". "¿Estás hablando por experiencia?" Salió antes de que pudieradetenerme. Bones dejo caer el brazo y dio un paso atrás, dándome otra miradainsondable. "No, no lo hago. Nunca he tratado a una mujer de tal manera, y lamayoría no eran especialmente vírgenes. Como he dicho antes tú no tienes queser humana para tener comportamientos que estén por debajo de ti." Yo no sabía que quería decir eso, así que solo apreté el acelerador y mealeje.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 102 Capítulo 8TRADUCIDO POR ÁNGEL SE ME OCURRIÓ LA MAÑANA SIGUIENTE, ya que tenía un par dehoras sin nada que hacer y dinero para gastar. La combinación de ambos nuncaantes había sucedido. Energizada por el pensamiento, subí las escaleras corriendo paraducharme otra vez y vestirme. Las duchas era todo lo que había tomadoúltimamente, desde que los baños habían resultado ser ligeramente peligrosos. Después de un feliz viaje al centro comercial, me sorprendí cuando miréel reloj y vi que eran más de las seis. Vaya, cómo pasaba el tiempo volandocuando no estaba matando algo. Era demasiado tarde para conducir a casa ydar a mi madre una excusa de esta noche, así que me decidí por llamarla. Mentíde nuevo le dije que me había encontrado con un amigo, que veríamos unapelícula y cenaríamos tarde. Esperaba que cualquier cosa que ocurriera estanoche no tomara demasiado tiempo. Sería agradable pasar una tarde de fin desemana en casa por una vez. Acelerando para llegar tarde de todas formas, salte de la camioneta tanpronto como entré en la familiar cueva. Paranoica, había llevado mis paquetesconmigo. Sería mi suerte que alguien se metiera a robar mis compras, incluso enel borde del bosque. Para el momento en que corrí la milla restante a la entrada,estaba casi sin aliento. Bones estaba esperando cerca de la entrada con el ceño fruncido. "Te tomaste tu dulce maldito tiempo, ya veo. Oh, pero supongo que todoen esas bolsas es para mí, así que todo está perdonado. Supongo que no tengoque preguntarme dónde has estado." Ups. De repente se me ocurrió que llegar con un montón de regaloscomprados con su dinero sin conseguirle nada se podría interpretarse comomala educación. Cubriendo mis pasos en falso, enderecé mis hombros en una
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 103fingida ofensa. "En realidad, si te traigo algo. Aquí. Es para… umm, tus músculosadoloridos y los dolores." Le di el masajeador que había comprado para miabuelo, dándome cuenta demasiado tarde de la estupidez del gesto. Losvampiros no tienen dolores musculares o dolores. Miró la caja con interés. "Bien, bien. Cinco velocidades. Calor y masaje. Profunda, penetranteacción. ¿Segura que esto no es tuyo?" Esa oscura ceja arqueada con volúmenesde significado, y ninguno de ellos terapéutico. La tome de nuevo. "Sólo di si no lo quieres. Tú no tienes que ser tan grosero". Bones me lanzó una mirada puntiaguda. "Quédatelo y dáselo a tuabuelo, como pretendías. Diablos, pero sí que eres una mala mentirosa. Lobueno es que consigues salirte con la tuya con las marcas." Exasperada ya, lo miré con una mirada mordaz. "¿Podemos meternos en el negocio? ¿Como los detalles de esta noche?" "Oh, eso". Descendimos más profundo en la cueva. "Vamos a ver, tu tipotiene más de doscientos años de edad, cabello castaño natural, pero cambia elcolor periódicamente, habla con un acento, y es muy rápido en el combate. Labuena noticia es, tú puede mantener tus bragas. Él quedara locamenteenamorado contigo a primera vista. ¿Alguna pregunta?" "¿Cuál es su nombre?" "Probablemente inventara uno, la mayoría de los vampiros lo hacen, perosu nombre es Crispín. Búscame cuando estés lista. Voy a estar viendo la tele". Bones me dejó en mi camerino improvisado, y yo pasaba a través de ladocena o más de pequeña y ajustada ropa que él me había comprado hasta quesaque un vestido que casi rozaba las rodillas. Todavía demasiado apretado,pero al menos mis pechos y el culo no salían de él. Después de una hora de rodillos calientes, maquillaje y botas, estabalista. Bones descansaba de costado a lo largo de la silla aclimatada, mirandoávidamente Court TV (corte-tribunal tv). Él amaba el canal. De alguna manera,ver a un criminal disfrutar de ese programa me molestaba. Su comentario
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 104favorito era el de que las víctimas tenían menos de la mitad de los derechos delos delincuentes. "Odio apartarte, pero estoy lista. Tú sabe, lugares a donde ir, etc." Miró hacia arriba en una leve ojeada. "Esta es una buena parte. Están apunto de emitir un veredicto." "¡Oh, por Dios! ¡Tú estás preocupado acerca de un veredicto en un casode asesinato cuando estamos a punto de cometer uno! ¿No te parece un pocoirónico?" De repente él estaba delante de mí, desenroscándose a sí mismo con lavelocidad de que una serpiente de cascabel envidiaría. "Si me parece, mascota. Vámonos". “¿No vas a conducir por separado?" Nunca nos íbamos juntos, paraevitar que la gente hiciera la conexión. Se encogió de hombros. "Créeme, tu nunca encontrarías el lugar. Es un diferente tipo de club,muy particular. Vamos, no dejemos al caballero esperando." Diferente tipo de club. Ese fue el mayor eufemismo que jamás habíaescuchado. Era muy lejos de las carreteras principales, bajando por un sinuosocamino que parecía rara vez usado, y dentro de un depósito industrial que seestaba insonorizado (a prueba de ruidos). Para el observador externo, erasimplemente otro edificio industrial de obreros. El estacionamiento estabaalrededor de la parte posterior con un solo camino estrecho hacia adentro ohacia afuera entre árboles altos que actuaban como una puerta natural. "¿Qué es este lugar?". Mis ojos se desorbitaron incluso antes de que nos acercáramos a lapuerta. Había una fila de personas esperando para entrar. Bones simplementepasaba entre ellos mientras que tiraba de mí hacia la mujer en la puerta quienyo supuse que era el portero. Ella era tan alta y ancha de hombros como undefensor de fútbol americano, con un rostro que habría sido bonito excepto porsu predominio de masculinidad. "Trixie, te eche de menos." Bones la saludó. Ella en realidad tenía que
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 105agacharse para regresarle el beso en la mejilla. "Ha pasado un tiempo, Bones. Escuché que habías dejado estas partes". Él sonrió y ella se la regresó, mostrando incisivos de oro en su sonrisa.Lindo. "No creas todo lo que oyes. Así es como comienzan los rumores". Nos deslizamos por la puerta, para la consternación de los clientes queesperaban. Estaba oscuro en el interior, con bajos rayos de luz reducidohaciendo breves destellos a través de los techos, e inmediatamente supe quéclase de un club "diferente" era. Había vampiros por todas partes. "¿Qué diablos es esto?". Mi susurro era bajo y salvaje, porque un montón de cosas aquí tenían ungran oído. Bones agitó una mano sin preocuparse para abarcar el entorno engeneral. "Esto, querida, es un club de vampiros. En realidad ni siquiera tiene unnombre, aunque los lugareños lo llaman Mordida. Todo tipo de cosas vienenaquí para mezclarse con comodidad, no teniendo que ocultar su verdaderanaturaleza. Porque, justo allí tienes algunos fantasmas en el bar." Mi visión voló a donde él hizo el gesto. Maldita sea si no había treshombres transparente sentados (más o menos) sobre los taburetes, luciendopara todo el mundo como una pareja de clientes regulares en Cheers. Bueno,Cheers Macabro, tal vez. La energía que vibraba fuera de los inhumanoshabitantes hizo que todo mi cuerpo se sintiera como si tocara un cable de altatensión. "Dios… hay tantos de ellos…" Y lo eran. Un par de cientos, por lo menos. "Yo no sabía que habían tantos vampiros en el mundo…" Seguí con miincredulidad. "Gatita." Dijo pacientemente Bones."Alrededor del cinco por ciento de lapoblación es no-muerta. Estamos en cada estado, cada nación, y hemos estadodurante un muy largo tiempo. Ahora, te lo doy, hay ciertas áreas donde
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 106encontraras más de nosotros. Ohio ocurre ser uno de ellos. Ya te dije que tieneuna delgada línea que separa lo natural y lo paranormal, por toda la región sedespide a una leve carga. Los más jóvenes aman eso. Lo encuentranestimulante". "¿Me estás diciendo que mi estado es… un punto caliente de vampiros?" Asintió. "No te sientas demasiado desafortunada. Hay docenas en todo elmundo." Algo paso rozando, y mi radar se descontroló como estiré mi cuello paraver quién, o lo que, acababa de deslizarse. "¿Qué fue eso?" Susurré, teniendo que presionar mi boca cerca de su oídopara ser oída. Eran un grupo ruidoso de inmortales. "¿Qué?" Miró en la dirección de mi mirada. "Eso". Impacientemente. "Esa… cosa. No es un vampiro, puedo decir,pero definitivamente no es humano. ¿Qué es?" debe ser de sexo masculino,aunque yo no hubiera estado segura de nada, y lucia humano pero no del todo. "Oh, él. Él es un Ghoul (tipo de demonio). Devorador de carne. Ya sabes,como La Noche de los muertos vivientes, sólo que no caminan tan gracioso olucen tan horrible." Devorador de carne. Mi estómago se revolvió con el pensamiento. "Aquí". Señaló a la barra. Había un asiento vacío cerca de los fantasmas oel término políticamente correcto sería ¿vivos con deficiencia? "Espera ahí, tomauna copa. Tu tipo aparecerá pronto." "¿Estás loco?" Mi mente no podía calcular lo suficientemente rápidotodas las razones para no hacer lo que decía. "¡Este lugar está lleno demonstruos! ¡Yo no quiero ser un aperitivo!" Se rió bajo. "Confía en mí, Gatita. ¿Ves a toda la gente normal que esperapor entrar? Este es un lugar especial, como dije. La mayoría vampiros y Ghouls,pero también seres humanos. Eso es parte de la atracción. Los seres humanosque vienen aquí son seleccionados con cuidado o no sabrían de este lugar. Ellosvienen a mezclarse con los no-muertos, e incluso para conseguir un poco deextracción de sangre. Créeme, hay quienes enloquecen con ello. Toda una cosa
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 107Drácula, ya sabes. Pero existe una estricta etiqueta aquí. Absolutamente nada deviolencia en los locales y sólo la alimentación dispuesta. ¿Pueden los clubshumanos decir lo mismo?" Con eso, se fundía en la multitud, dejándome sin otra opción quesentarme en donde dijo y esperar por mi víctima. ¿Cómo iba a verlo aquí?Parecía Creepshow (película de horror de 1982) reunido con Studio 54. El cantinero, un vampiro, me preguntó que sería mi placer. "Irme." Le solté, luego me di cuenta de lo grosero que fue. "Uh, losiento… um… ¿tiene gin-tonic? Ya sabes… ¿para la gente normal?" Todo lo quenecesitaba era un sifón de carne, o un Bloody Mary como los que nuncaolvidare, para hacer mi noche completa. El cantinero se rió, mostrando los dientes sin un atisbo de colmillo."¿Primera vez aquí cariño? No te pongas nerviosa, es perfectamente seguro. Amenos que salgas con alguien, por supuesto. Entonces estás por tu cuenta". Qué reconfortante. Después de asegurarme de que la bebida no conteníanada más que regular gin-tonic él me mostró las botellas para disipar missospechas lo tragué como si se tratase de un elixir mágico que podría hacerdesaparecer todo el lugar. Era delicioso, de hecho mejor que cualquier otra quehabía tenido antes. El cantinero, que se llamaba Logan, sonrió cuando le felicitepor ello y me informó de que después de cien años, uno se hacía bastante buenoen el oficio. "¿Tú has sido un cantinero por cien años?" Mirándolo con ojosdesorbitados, bebiendo otro saludable trago. "Dios mío, ¿por qué?" Un casual encogimiento de hombros. "Me gusta el trabajo. Conoces gentenueva, puedes hablar mucho, y no tienes que pensar. ¿De cuántos empleos sepuede decir lo mismo?" Cuántos, de hecho. Ciertamente no el mío. "¿A qué se dedica, señorita?" Preguntó cortésmente. Matar vampiros. "Yo, ah, voy a la escuela. Universidad, eso es." El nerviosismo me hizo hablar atropelladamente. Aquí estaba yo,teniendo una conversación casual con un vampiro en un club lleno de cosas
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 108perversas. ¿Cuando mi vida se había ido mal? "Ah, la universidad. Estudia mucho, es la clave del éxito". Con eseconsejo y otra rápida sonrisa, se volvió para tomar una orden de un Ghoul delotro lado del mostrador. Esto era demasiado raro. "¡Hola, ahí, linda chica!" La voz me hizo dar la vuelta, y dos jóvenes me sonreían de una maneraamistosa. Por su apariencia y latidos del corazón, sabía que eran humanos.Vaya, qué alivio. "Hola, ¿cómo les va?" Me sentí como alguien en otro país que se encontrócon un extraño de su ciudad natal y estaba extraordinariamente contenta de vergente con pulso. Se reunieron alrededor de mí, uno a cada lado de mi silla. "¿Cuál es tu nombre? Este es Martín" dijo señalando al moreno con lasonrisa de niño “Y yo soy Ralphie." "Soy Cat." Sonriendo, estreche la mano a ambos. Ellos miraron de mivaso con interés. "¿Qué estas bebiendo?" "Gin-tonic." Ralphie era de mi altura, no alto para un hombre, y tenía una dulcesonrisa. "¡Otro Gin-tonic para la señorita!" Gritó importantemente a Logan, quienasintió y trajo un vaso fresco. "Gracias por la oferta, chicos, pero estoy como… esperando a alguien."Por mucho que me gustara tener a los de mi propia clase alrededor, todavíahabía un trabajo por hacer y ellos podrían obstaculizar mis planes. Cada uno de ellos se quejó teatralmente. "¡Vamos, un trago! Es difícil ser los carnosos por aquí, tenemos quemantenernos unidos". La súplica tan claramente reflejaba mis propiospensamientos que yo cedí otra sonrisa. "Una bebida. Eso es todo, ¿de acuerdo? ¿Además, que están haciendoustedes dos aquí?" Los dos lucían de mi edad y demasiado inocente.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 109 "Oh, nos gusta aquí, es emocionante". Martin asintió con la cabeza arribay abajo como un pájaro, viendo como Ralphie de nuevo le hacia una indicacióna Logan para otro relleno. "Sí, lo suficientemente emocionante para que te maten". Les advertí. Martin dejo caer su billetera cuando buscaba el dinero para mi gin-tonic,y yo me agache para ayudarle a recogerla. Lucían demasiado ingenuo a lamitad. Riendo, Ralphie me entregó mi bebida con un ademán. "Estás aquí. No puedes decir que no entiendes". "Tú no quieres saber por qué estoy aquí" Murmure, más para mí quepara ellos. Con un saludo ligero, levanté mi vaso. "Gracias por el trago. Ahoraserá mejor que se vayan." "¿No lo vas a terminar?" Preguntó Ralphie con una decepción casiinfantil. Abrí mi boca para responder, pero una voz familiar se me adelanto. "Lárguense, perdedores." Bones se cernía amenazadoramente detrás de ellos, y le dieron unamirada asustada antes de salir corriendo. Se deslizó en el asiento junto a mídespués de empujar a su ocupante a un lado. La persona se fue, no ofendida.Supongo que no era tan infrecuente. "¿Qué estás haciendo aquí? ¿Y si él viene?" Mi voz era un silbido bajo, yaque pretendía no mirarlo para el beneficio de que alguien nos mirara. Él simplemente se rió con esa exasperante risa y tendió una mano. "No nos hemos conocido. Mi nombre es Crispín". No hice caso a la mano extendida hacia mí y susurre con furia sacándolopor la esquina de mi boca: "No creo que esto sea divertido." "No quieres darme la mano, ¿no? Esos no son buenos modales. ¿Tumamá no te enseño mejor?" “¿Quieres parar?" habia pasado el punto de furia y me dirigídirectamente hacia el enfurecida. "¡Deja de jugar! Tengo un trabajo que hacer.¡El Crispín real va a estar aquí y se va alejar por tus tonterías! ¿Dios, no tiene
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 110sentido?". A veces era demasiado atrevido para su propio bien. "Pero no estoy mintiendo, mascota. Mi nombre es Crispín. CrispínPhillips Arthur Russell III. La ultima parte fue un poco de extravagancia porparte de mi madre, ya que claramente no tenía idea de quién era mi padre. Sinembargo, ella pensó que añadir números a mi nombre me daría un poco dedignidad. Pobre dulce mujer, siempre renuente a enfrentarse a la realidad." Se me ocurrió con creciente ansiedad que no estaba bromeando. "¿EresCrispín? ¿Tú? Pero tu nombre…" "Te lo dije." Me interrumpió. "La mayoría de los vampiros cambian sunombre cuando cambian de humanos. Crispín era mi nombre humano, talcomo he dicho. No voy mucho por él, porque eso tío está muerto. Cuando Ianme convirtió, él me enterró en terrenos de los nativos hasta que me levanté.Durante cientos de años han enterrado a sus muertos en el mismo lugar, y nodemasiado profundo, tampoco. Cuando mis ojos se abrieron por primera vezcomo un vampiro, todo lo que veía a mí alrededor eran huesos. Yo sabía lo queera entonces, porque a partir de huesos me levanté y me convertí en huesos,todo en esa noche." La imagen era inquietante, pero todavía persistí. "Entonces, ¿en qué tipode juego estás? Quieres que intente matarte, ¿es eso?" Se rió con indulgencia. "Caray, no. De hecho, todo esto es tu culpa". "¿Mi culpa? ¿Cómo iba a tener yo algo que ver con...?" Mirando a todoslados, las palabras adecuadas me fallaron. “¿Esto?" "Tu dijiste la noche anterior cuanto te quejabas acerca de tu vida quenunca habías estado en un club sólo para divertirte y bailar. Bueno, mascota,eso es todo. Esta noche tú y yo vamos a beber, a bailar y absolutamente noasesinar a nadie. Considéralo como tu noche libre. Tú serás Cat y yo seréCrispín, y me mandaras a casa con la boca seca y las bolas adoloridas al igualque lo harías si nosotros nunca nos hubiéramos visto antes." "¿Todo esto fue una especie de truco para conseguir que vaya a una citacontigo?" Con el ceño fruncido bebí mi gin-tonic, cortesía de los dos chicos
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 111humanos que habían corrido a las colinas después de una mirada sucia.Sus ojos brillaban con luces oscuras y ese sutil rizo volvió a sus labios. "Te deje mantener tus bragas puestas, lo hice ¿no? No puedes inclusoapreciar las pequeñas cosas, no puedes. Vamos, cariño, termina tu bebida yvamos a bailar. Prometo que seré el perfecto caballero. A menos que solicites locontrario." Dejé mi vaso en el mostrador. "Lo siento Crispín, pero no bailo. Nunca aprendí. Ya sabes, la falta totalde una vida social y todo eso." Sus cejas casi arrasó la línea del pelo. "¿Tu nunca has estado bailando?¿Ese deflorador tuyo nunca, ni siquiera te llevo a dar un giro? Maldito cabrón". El recuerdo de Danny continuaba muy fuerte. "No. Yo no bailo." Él me lanzó una mirada acompasada. "Ahora sí." Él prácticamente me cargó a mis pies, ignorando mis protestas y vanosintentos de soltarme. Cuando estábamos bien dentro de la acumulación degiradores humanos e inhumanos, él me hizo girar hasta que mi espalda estabahacia él. Tenía un brazo alrededor de mi cintura mientras que el otro todavíasujetaba mi mano. Su cuerpo estaba presionado a lo largo del mío, las caderasíntimamente tocándose frente a atrás. "Te juro que si intentas algo..." Mi amenaza se ahogó en la bombeantemúsica y el ruido a nuestro alrededor. "Relájate, no voy a morderte". Riéndose de su propia broma, comenzó abalancearse a tiempo con el ritmo, caderas y hombros rozándose contra losmíos. "Vamos, es fácil. Muévete a la manera que lo hago, vamos a empezarlentamente." Debido a la falta de otras opciones excepto quedarme ahí estúpidamente,seguí la línea de su cuerpo, imitando sus movimientos. El vibrante ritmoparecía tirar mis terminaciones nerviosas como cuerdas invisibles de unamarioneta, y pronto me ondulaba contra él por mi propia voluntad. Él tenía
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 112razón, era fácil. Y sexy como el infierno. Ahora sabía cómo una serpiente quesentía cuando el encantador tocaba la flauta, servilmente retorciéndome a lolargo de la música. Bones me hizo que girara para hacerle frente, todavíaaferraba mis manos como si temiera que escapara. No necesita preocuparse. Yo estaba curiosamente disfrutando. Las lucesy los sonidos parecían mezclarse. Todos los cuerpos rozándonos me hicieronsentir borracha por su energía colectiva. Era una sensación embriagadora, dejarque mi cuerpo se moviera de la forma que quería, dirigido por el ritmo y nadamás. Levanté los brazos y dejé que mi cabeza callera hacia atrás, cediendo a lasensación. Bones deslizó sus manos a mi cintura, ligeramente sosteniéndome, yun impulso travieso se apoderó de mí. Él me había chantajeado, golpeado, y meobligó a soportar increíbles entrenamientos rigurosos. Tiempo para un poco demerecida revancha.Abrí mis manos sobre su pecho, viendo ampliar sus ojos, y acercándolo hastaque nuestros cuerpos se tocaron y mis pechos se rozaran contra él. Luego di ungiro lento de mis caderas contra las suyas como había visto hacer otrosbailarines. Sus brazos se cerraron a mí alrededor, tirándome hacia él hasta quefuimos moldeados juntos. Una mano se movió lentamente hasta tirar mi cabezahacia atrás, y yo sonreí con suficiencia hacia él. "Tenías razón, es fácil. Y yo aprendo rápido." Mi cuerpo todavía estaba acurrucado en torno a él, tentándolo. Esto eratan diferente a mí, pero se sentía como si algo se hubiera apoderado de mí. Mispreocupaciones anteriores eran un vago recuerdo que ni siquiera valían la penapensar en ellas. Las luces causaban que se formaran profundos huecos en suspómulos, haciéndolos que lucieran aún más pronunciados. El calor en sus ojosme habría hecho liberarme y correr, pero todo lo que hizo fue atraerme. "¿Jugando con fuego, gatita?". Su boca rozó mi mejilla mientras hablaba directamente en mi oído paraser escuchado por encima del ruido. Sus labios estaban frescos sobre mi piel,pero no fríos. Mi cabeza dio vueltas, mis sentidos se tambalearon, y en
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 113respuesta mi lengua se deslizó hacia fuera y lamió su cuello con un largo golpehúmedo. El estremecimiento pasó por todo a través de él. Bones me apretó tancerca que su cuerpo se molió contra el mío, moviendo bruscamente mi cabezahacia atrás con un espeso puñado de cabello hasta que nuestros ojos se miraron.Lo que había comenzó como un juego ahora era un desafío abierto, así comouna amenaza directa. Cualquier próxima acción tendría resultados, era claropor la forma en que su mirada ardía dentro de la mía. Todo esto debería dehaberme asustado, pero era como si mi mente no fuera capaz de pensamientosracionales. Él era un vampiro, un asesino a sueldo, y casi me había matado... ynada importaba más de la sensación de él. Lamí mis labios y no retrocedí, y eratoda la invitación que él necesito. Su boca bajó hacia la mía, inclinada a través sin dificultad, ya que gemí alprimer toque. Habia pasado tanto tiempo, tanto tiempo desde que había besadoa alguien y no fingiendo. La última vez había sido con Danny, y el escaso deseoque había sentido entonces no era nada en comparación con el destello de calorabrasador en mí ahora. Su lengua acarició mis labios brevemente antes de enroscarse en torno ala mía y buscando mis profundidades con una implacable sensualidad. Micorazón golpeaba con tanta fuerza que yo sabía que él podía sentir su pulso enmi boca mientras yo respondía, tirando de él más cerca y clavando mis uñas ensu espalda. Bones profundizó más el beso hasta que chupo mi lengua. Tododentro de mí comenzó a latir con la necesidad. Devolví el gesto con más fuerza,tomando su lengua con hambre erótica. Había una dureza distintiva en élcuando frotó sus caderas contra las mías en una ola de fricción que provocó unapretón casi insoportable en mis entrañas. Sólo se apartó para gritarle a alguien cuando nos empujaronbruscamente por no bailar, dejándome que tragara una respiración de aire. Mispiernas se sentían casi de goma y luces bailaban en mi cabeza. Bones meimpulsó hacia la pared del fondo hasta que nos salimos de la pista de baile,cayendo mi pelo en mi cara por la velocidad de su acción. Él se apresuro a
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 114besarme de nuevo, y este beso fue mejor que el anterior. Su cuerpo enteroparecía ser vertido en la búsqueda de su boca. Él finalmente se apartó, pero nomuy lejos. "Gatita, necesitas tomar una decisión. Nos quedamos aquí y noscomportamos o nos vamos ahora y te prometo". Su voz bajó y las palabrascayeron en mis labios "Si nos vamos, no me comportaré". Su boca se cerró sobre la mía una vez más, labios y lenguaexperimentada evocaron una respuesta. Mi auto-control todavía estaba enalgún lugar de vacaciones y mis brazos fueron alrededor de su cuello porque yosimplemente quería más. Su espalda estaba hacia la pared y una mano estabaen mi pelo mientras que la otra estaba baja, peligrosamente abajo en mi espalda.Dedos amasaban mi carne a través de la fina tela del vestido, sosteniéndome tancerca, cada movimiento que hacía me golpeaba. Después de unos pocosminutos de mareo, él rompió el beso para susurrarme casi entrecortadamenteen mi oído. "Decide ahora, cariño, porque no puedo soportar mucho más de estoantes de que se decida por ti y te lleve." La habitación parecía difusa, la luz disminuía, y había un lejano ruido enmi cabeza. Ninguna de esas cosas parecía importante, sin embargo, excepto porBones. Su cuerpo se sentía tan fuerte y vigoroso como un caballo de carreras, ysu boca sobre la mía me hacia querer dar gritos con lujuria. No había una solaparte de mí que no quisiera estar en cualquier lugar con él. "Bones..." Yo no podía comenzar a articular la necesidad. Inesperadamente todo su cuerpo se puso rígido, y miró por encima de mihombro con la tensión saliendo de él. "Maldito infierno. ¿Qué está haciendo él aquí?" Él parecía congelarse en mis brazos, la cara se endurecía convirtiéndoseen piedra. Confundida, me retorcí para mirar detrás de mí. "¿Quién? ¿Quién estáaquí?" "Hennessey."
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 115 Capitulo 9TRADUCIDO POR YSSIK MI MENTE NO PARECÍA SEGUIR LOS actuales acontecimientos."Pensé que Sergio dijo que él estaba en Chicago. ¡Se supone que debe estar enChicago!" Bones murmuró una maldición y se enderezó, girando alrededor denosotros hasta que estaba de espaldas a la puerta. "¿Crees que Sergio nos mintió?”Insistí. Sacudió la cabeza, como para aclararla. "Mantén tus ojos en él, cariño. Cabello Negro. Barba, fino bigote, pielmorena, alto. Lleva una camisa blanca, ¿lo ves? " Apoyé mi cabeza en el hombro de Bones y escaneé caras hasta queencontré una que coincidía. "Lo tengo." "Sergio no mintió," Bones respondió sombrío a mi pregunta. "Esosignifica que de alguna manera Hennessey, se enteró que él está desaparecido.Sabía que Sergio estaba por esta área, así que está buscando aquí las respuestas.Sin duda, está preocupado por lo que Sergio le haya dicho a quien sea que lehizo desaparecer”. "Bueno, cualquiera que sea la razón, él está aquí. Vamos a por él”. "No." La sola palabra me sorprendió. "¿No? ¿Por qué no? ¡Acaba de caer ennuestro regazo!" Su expresión era de hielo, y mantuvo su voz baja. "Porque es unsangriento cabrón traicionero y no te quiero en ninguna parte cerca de él. Te vasdirecto a casa tan pronto como él esté lejos de la puerta. Me encargaré de estoyo mismo." Mi cabeza estaba lo suficientemente despejada como para estar enojada.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 116 "Sabes, para alguien que me dice que confíe en él, no tienes la mismacortesía conmigo. Pensé que esta noche era un trabajo regular, así que estoy listapara salir y clavar estacas. Me hacía cargo de vampiros antes de ti, ¿recuerdas?Todo yo sola y sin que nadie me tomara de la mano. Ahora tengo la formacióny los refuerzos, y ¿todavía quieres que huya y corra? No me beses como a unamujer si vas a tratarme como a una niña". Bones me miró hacia abajo con frustración. "Esto no es sobre tratartecomo una niña. Me importa un rábano, ¡yo solo no te quiero por ese camino!Mira, te lo he dicho Hennessey no es sólo un tío que sale y agarra una niñacuando su pancita retumba. Él está en otra liga, gatita. Es un tipo muy malo". “Entonces, deja de discutir y vamos a por él” le dije, suavemente perocon firmeza. "Suenas como el tipo de persona que me gustaría quitar de lascalles." Bones no dijo nada por un momento, luego dejó salir un sonido derenuncia. "No me gusta esto, para nada, pero... bien. Vamos a ir a por él. Es muchopara una noche libre. Si algo va mal, lo que sea, presionas el botón de pánico.Ahora, esto es lo que vamos a hacer...". Explicó el plan con rapidez y tomé un lugar cerca de la barra, dondeHennessey se sentó, manteniéndome dentro del punto de mira. De hecho,todavía me sentía un poco mareada, que yo no le había dicho a Bones. Seguro me sacaba de esto si lo supiera. Dios, había pasado tanto tiempodesde que me había besado, ¿unos cuantos besos fueron suficientes paradeshacerse de mi equilibrio? Sólo para estar segura, sin embargo, pedí unaCoca-Cola en lugar de mi habitual gin-tonic. Tal vez mi resistencia al alcohol noera tan fuerte como yo creía. Después de unos cinco minutos, Hennessey se acercó. Me sorprendiócómo lo vampiros parecían estar atraídos hacia mí. Ciertamente había unmontón de otras lindas humanas moviéndose por ahí con las venas tan grandesy jugosas como las mías. Bones me dijo una vez que había algo en mi piel que
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 117era llamativo, algún resplandor que la mantenía pareciendo humano, perotambién un toque vampírico. Dijo que era como un faro buscador. "No te he visto por aquí antes, Roja. ¿Puedo sentarme? " Modales Wow. Por lo general los vampiros sólo se ponen a mi lado, listoso no. Después de una débil inclinación de mi cabeza en afirmación, se sentójunto a mí, mirándome con encapuchados ojos azules. "¿Puedo invitarte a un trago?" Hmm, dos de dos en cortesía. Con fingido pesar, le sonreí. "Lo siento, pero estoy con alguien. No quisiera ser grosera." “! Ah, ya veo ¡" Él se recostó en la silla, pero no hizo ningún esfuerzopara desalojar ella. "Un esposo, ¿tal vez?" La idea de estar casada con Bones hizo casi me ahogara con mi próximotrago de de soda. "No. Una primera cita, en realidad. " Hennessey, sonrió y extendió sus manos de manera inofensiva."Las primeras citas, pueden ser como que algo, ¿no? Ni perfume ni veneno, porlo general nada en medio. Dime, si me permites el atrevimiento, ¿cual es parati?" Con una mirada un poco avergonzada en mi cara, me acerqué unapulgada. "Si yo tuviera que responder ahora, diría que veneno. Es un poco...arrogante. Todo va de sí mismo. Odio eso, ¿tú no? " Mi sonrisa era toda inocencia mientras en el interior me reía de mioportunidad de desprestigiar al hombre que iba a matar al vampiro frente a míen la primera oportunidad. Hennessey, asintió. "Eso puede ser molesto. Siempre es mejor hablar menos y no mucho deuno mismo, ¿no estás de acuerdo?""No podría estar más de acuerdo. ¿Cómo dijiste que te llamabas?" Esto tendríaque ser manejado con delicadeza, nada de ser boca sucia con él. Chico, paraalguien al que Bones había descrito como que prácticamente tenía cuernos,Hennessey parecía casi... encantador.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 118 Él sonrió. "Llámame Hennessey." "No te importa si lo hago yo, compañero. Ha pasado un tiempo, ¿no? " Bones apareció detrás de mí, inclinándose para besarme en la mejilla. Meestremeció de verdad y eso era perfecto. Era la imagen del síndrome de la malaprimera cita. Por el rabillo del ojo vi la boca de Hennessey apretarse. "Bones. Que inesperada... sorpresa. Esta hermosa joven no puede estarcontigo. Ella es demasiado educada." Bueno, un punto para el chico malo. Bones le dio a Hennessey una mirada cargada de amenaza. "Estás en miasiento." "Bones", le increpé fingiendo horror " estás siendo grosero. Este buenhombre estaba haciéndome compañía durante tu ausencia". "Sí," Hennessey ronroneó, mirando a Bones con un brillo. "No puedesesperar que una cosa tan linda esté sola tanto tiempo, viejo. Un monstruo...podría arrebatártela sin más." "Gracioso que digas eso." Había una fea intención oculta en su voz queno había oído antes. Lo que sea que hubiese ocurrido entre ellos, a Bones enrealidad no le gustaba. "He oído que es tu especialidad." Hennessey entornó los ojos. La tensión entre ellos aumentó. "Ahora,¿dónde es que has oído algo así?" Bones sonrió con frialdad. "Te sorprenderías de las cosas que la gentepuede encontrar si se cava lo suficientemente hondo. " Miré a ambos. Parecía como que en cualquier momento, dejarían elintercambio verbal e irían a por la garganta del otro. Logan se inclinó sobre la barra y tocó el borde de mi vaso olvidado.Aparentemente había reconocido el ambiente malévolo también. "Aquí no, caballeros. Conocen las reglas." Hennessey miró a Logan y agitó una mano en el aire. "Sí, lo sé.Ordenanza Pesky, eso, pero uno debería respetar las reglas de la casa cuandoestás de visita”.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 119 "Corta tu fanfarronería," Bones dijo bruscamente. "No te queda. Esa es misilla y ella es mi cita, así que lárgate". "Discúlpenme." En una perfecta imitación de indignación, me levanté yenfrenté a Bones. "No sé cómo acostumbras a hablar con otras chicas, pero noseré mencionada en tercera persona, ¡como si ni siquiera estuviera aquí! No eresmi dueño, esta es nuestra primera cita. Y no saldría contigo incluso aunque melo rogaras. Nuestra cita ha terminado. Voy a llamar un taxi. Mientras tanto, tepuedes perder." Hennessey se rió. “Has oído a la dama. Conoces las reglas. Sólocompañeros dispuestos aquí, y es claro que ella no está dispuesta. Como te dijo,piérdete". Bones se lo tomó con ira apenas disimulada. "Vamos a ser hombres acerca de esto. ¿Por qué no salimos y resolvemosesto, tú y yo? Tenemos mucho tiempo. " Los ojos de Hennessey brillaron. "¡Oh!, vamos a resolver esto, capta mispalabras. No ahora, pero pronto. Te has ido entrometiendo en lo que nodeberías, por mucho tiempo". ¿Qué significaba eso? , Me preguntaba. Tendría que preguntar más tarde. "Ooooh, estoy temblando” Bones se burlaba. "Otro tiempo, otro lugar,entonces. Lo estoy deseando." Con esas últimas palabras amenazantes, se marchó. Fingiendo estar sacudida, agarré mi cartera y comencé a dejar dinerosobre la mesa. Hennessey me detuvo con una mano suplicante en mi brazo. "Por favor,quédate a tomar una copa conmigo. Me siento responsable de lo ocurrido, perodebo decirte que era lo mejor. Ese es un hombre despiadado. " Como si me resistiera, me senté de nuevo. "Bueno, una copa. Tal vez de todas formas yo te lo debo por deshacertede ese asqueroso por mí. Mi nombre es Cat, por cierto. Bones olvidópresentarnos." Mi sonrisa se tembló para el efecto.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 120Me besó la mano. "Un verdadero placer, Cat." Hennessey me convenció de nuevo en pedir alcohol, así que tuve otrogin-tonic. Después de tres más, le rogué que me excusara a la habitación de lasdamas y lo dejé en el bar. El sentimiento de mareo todavía se aferraba a mí.Todo a mí alrededor parecía ligeramente alterado, casi borroso en los bordes.Era hora de volver a Coca-Cola. El baño estaba al otro lado del club, y una vez que vi salir a Bones albalcón le imité. Tenía la espalda contra la pared de vidrio que nos separaba. Yoquería ponerle al corriente mientras tenía oportunidad, por lo que aceleré elpaso y atravesé la multitud hasta llegar a una puerta en el lado opuesto queestaba la terraza. Había una mujer delante de él. Sus brazos colgaban libremente a loscostados y Bones le agarraba por los hombros. Tenía la boca en su cuello, y elbrillo vampiro de color verde brillaba en sus ojos. Me quedé inmóvil,paralizada, y vi como su garganta trabajaba, tragaba de vez en cuando. Lamuchacha no luchaba. De hecho, ella era la que estaba medio inclinada hacia él. Sus ojos de pronto me miraron. Incapaz de apartar la mirada, le mirémientras se alimentaba. Después de unos instantes, sacó su boca de su cuello.Sorprendentemente sólo había un poco de rojo. Debe de ser un comedordelicado. Con su mirada aún fija en la mía, se cortó el dedo pulgar en uncolmillo y luego lo llevó al cuello de la mujer. Los dos orificios se cerraron a lavez, y luego desaparecieron. "Vete", le ordenó a la mujer. Con una sonrisa aletargada ella obedeció, caminando justo por delantede mí sin pestañear. "¿Tu mamá no te dijo que es de mala educación mirar a alguien cuandocome?" El tono casual de su voz me hizo salir de mi estupor. "Esa chica... ¿ella está bien?" Ciertamente no había lucido mortalmenteagotada, pero entonces de nuevo, yo no era una experta.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 121 "Por supuesto. Ella está acostumbrada. Eso es lo que la mayoría de elloshacen aquí, ya te lo dije. Ellos son el menú, con piernas". Bones se acercó, pero yo di un paso atrás. Lo vio y frunció el ceño. "¿Qué pasa? Mira, la chica está bien. No es como que no supiera que yosoy un vampiro. ¿Acaso pensabas que yo nunca comía? " La idea era tan repugnante para mí que nunca había pensado en ella deuna manera u otra. Testigo de la escena justo ahora lo que necesitaba era un cubo de aguahelada. "Vine a decirte que nos caímos bien desde que te fuiste. Probablementenos iremos en unos veinte minutos." Distraídamente, me empecé a frotar la cabeza. Había empezado a girarde nuevo. "¿Te sientes bien?" Lo absurdo de la pregunta hizo que una risa se me escapara. "No, no estoy bien. Estoy muy lejos de estarlo, en realidad. Hace poco tebesé, y ahora acabo de verte rasgar el cuello de una chica. Añádele a eso undolor de cabeza y me tienes para nada bien". Se acercó más, y de nuevo yo me alejé. "No me toques". Mascullando una maldición, apretó las manos, pero se detuvo. "Bien. Hablaremos de esto más tarde. Regresa, antes de que empiece aponerse ansioso". "No hablaremos de esto más tarde" dije fríamente mientras camina haciala puerta. "De hecho, no quiero hablar de esto de nuevo. " Yo todavía estaba sacudida cuando me senté al lado de Hennessey, peropuse una sonrisa en mi cara y rápidamente pedí otro gin-tonic. Maldita sea,Coca-Cola, a toda velocidad Hennessey, extendió el brazo y me agarró la mano. "¿Qué pasa, Cat? Teves en dificultades".
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 122 Pensé si mentirle era lo mejor. Podría haberme visto hablar con Bones,aunque no hubiera sido capaz de oírnos a esta distancia, por lo que no queríaque sospechara. "Oh, nada, de verdad. Me encontré con Bones en mi camino de regresodel baño, y él dijo algo menos cosas de caballero. Supongo que sólo me molestó,eso es todo." Hennessey, retiró su mano y se puso de pie, una sonrisa de cortesíaperfecta en su rostro. "¿Me disculpas? De pronto siento la necesidad dereanudar mi charla con un conocido." "No, por favor", dije, sin querer comenzar una lucha. Bueno, todavía no. "Sólo tomará unos minutos, querida. Sólo para hacerle saber que surudeza no fue apreciada." Me dejó ahí, con la boca todavía llena de protestas. Molesta, metragué el resto de mi gin-tonic, y estaba a punto de pedir otra cuando Ralphie yMartin le acercaron. "¡Eh, ahí! ¿Nos recuerdas?" Sus sonrisas eran tan ingenuas que realmente sentí un tirón renuente alresponder en los labios. "Hola, muchachos."Estaban de pie a mí alrededor, uno a cada lado de nuevo."¿Es tu cita?" Ralphie preguntó, con ojos saltones."No. Sí. Bueno, más o menos. Mi otra cita no funcionó, por lo que este tipo mehace compañía."Yo era tan vaga como sea posible sobre cualquier detalle de alguna manerapudiera poner en peligro a alguien más tarde. "El simplemente se fue por unpoco de fanfarronería machista, seguro le toma diez minutos. Cuando vuelva,desaparecen, ¿de acuerdo? "Claro", dijeron a coro. Martin ofreció una copa en la mano con una sonrisa tímida. "Es un gin-tonic, como lo ordenó antes. Después de que tuve uno, loprobé. ¡Son buenos! "
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 123 La alegría infantil en su cara era contagiosa, y mi sonrisa se ensanchó. "Aquí", dijo. "Es uno nuevo. Voy a esperar al barman por otro." "Por qué, gracias." Después de levantarla en señal de saludo, me tomé un largo trago. Eraun poco más amargo que el otro que yo había tenido. Tal vez fue hecho por uncamarero no tan hábil como Logan. "Delicioso." Ocultando una mueca, me tomé otro trago para no herir sussentimientos.Ellos me miraban con ansiedad, de ida y vuelta entre ellos. "¿Quieres ver mi coche?" Ralphie preguntó, los ojos muy abiertos y conintención. "Es un nuevo Porsche, totalmente cargado. Está súper cool." "Sí", intervino Martin "Tienes que verlo, ¡es realmente una pasada!" Desde sus pantalones Ralphie tiró de las llaves, una con la insignia dePorsche. "Dejaré que lo conduzcas". Su alegría combinada con el vehículo me hizo sentir nostalgia. ¿Cuandohabía estado tan emocionada por un coche? Entonces otra vez, yo nunca habíatenido un Porsche. El dinero debe ser una cosa clara a tener. Con un movimiento firme de mi cabeza, puse mi vaso en la barra. Mimente había comenzado a girar de nuevo. Sin duda era momento de volver a lasoda. "Lo siento, chicos. No puedo dejar a mi cita. No sería correcto. " Oraciones completas eran algo que yo no era capaz de formular en mimente. Yo estaba ansiosa de seguir adelante con el plan para que pudiera ir acasa y dormir. El sueño parecía maravilloso para mí ahora. Ralphie tiró de mis manos y Martin me dio un empujón a mis hombros.Les miré parpadeando en la confusión y me enderecé. O lo intenté. "Hey. No me presionen. Lo siento, pero dije que no." "Vamos", instó Ralphie, aún tirando de mis manos. "¡Sólo por unsegundo! Apúrate, antes de que él vuelva” "¡No!”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 124 Ahora estaba enojada. Todo el mundo estaba tratando que haga cosasque no quería hacer. Que nunca se debía hacer, no importa lo bien que sesintieran.... Empujé a Ralphie con la fuerza suficiente para hacerle trastabillar. "Tienes que irte ahora." Se miraron de nuevo, sorprendidos. Aparentemente, a las niñasrealmente debe gustarles el Porsche. Ellos estaban sorprendidos de que habían sido rechazados. "Váyanse". Puse más amenaza en mi voz, giré en mi asiento para darlesla espalda. "Barman", dije con voz cansada, y Logan apareció después de un minuto."¿Tienes algún Tylenol? Hennessey y yo nos fuimos quince minutos más tarde. Cuando él por finhabía regresado, me sentí como una mierda completa. Todo lo que quería hacerera dormir, y yo no podía, hasta que acabara con él. De repente sugerí salir e ira un club diferente, diciendo que quería evitar otro encuentro con Bones. Élaceptó sin dudarlo y de pronto nos dirigíamos a su Mercedes. ¿Es una cosa devampiros, tener un Mercedes? Mi cabeza me daba vueltas, y apenas podíamantenerme al corriente de su agradable conversación mientras conducía. En elfondo de mi mente me preguntaba cual era mi problema, pero parecíademasiado difícil concentrarse. Mis ojos se cerraban por un momento antes deque los abriera. ¿Qué era lo que me pasa? "¿Demasiada bebida, Cat?" Por una vez, yo no estaba fingiendo cuando le contesté arrastrando laspalabras. "T- tu no entiendes...." Hablar era difícil, y los primeros dolores deldisparo de advertencia llegaban. Algo andaba muy mal. "Puedo manejar...manejar mi forma de beber". Hennessey sonrió. "No estoy de acuerdo. Tal vez deberíamos ir a mi casa, donde puedasrecostarte y descansar. Te ves muy enferma para ir a otro club."
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 125“No... noooo...." Vagamente sabía que esto iba mal, pero tenía problemas enrecordar por qué. ¿Quién era este hombre en el coche, de todos modos? ¿Cómohabía llegado yo hasta aquí? Mi mente se relajó."Creo que sí. Te sentirás mejor por ello. " Me ignoró, ¡él me estaba ignorando! Él iba a llevarme a su casa, y algomalo iba a ocurrir. ¿Qué fue mal? ¿Dónde estaba yo? Tenía que conseguir quese detuviera, para abalanzármele. Luego... yo había huido. Sí. Huido. Y medormiría. "Tienes que parar," susurré, horrorizada por los colores oscuros queinvadían el borde de mi visión. Un zumbido sordo comenzó a sonar en misoídos. "No, Cat. Nos detendremos en casa". Continuó en la misma ruta. Estábamos casi fuera de las carreteras delpaís y pronto estaría en la autopista. Algo dentro de mí sabía debía impedirlo. "Voy a vomitar," Le advertí, y no era una amenaza vacía. Mi estómago serevolvía peligrosamente. Con náuseas, me incliné hacia él. El coche paró en seco tan rápido como las bolsas de aire se hubierandesplegado. "¡No en el coche!" dijo sin aliento, inclinándose sobre mí paraabrirme la puerta. A la vez que agachaba en el suelo, vomité como había prometido.Salpiqué mi vestido y seguí hasta que mi estómago se sentía vacío. Por encimade mí, yo podía oír sonidos de disgusto de Hennessey. “¡Has conseguido mancharte! Ahora no puedo dejar que vuelvas alcoche. ¡Arruinarías los asientos! " Esto me complació, pero sólo un poco, ya que no podía recordar dóndeestaba o por qué no quería volver a entrar en el coche. De repente, me estaba moviendo, y dolorosamente. Me agarró de loscabellos y me arrastró fuera de la carretera entre los árboles mientras yo tratabade luchar. Esto era malo, era muy malo. Mis piernas se sentían como piedras.Demasiado pesadas para moverlas. Mis brazos no estaban mucho mejor, pero le
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 126dio una palmada en vano, sin fuerza. Por último, se detuvo y puso las manosdetrás de mi cuello para aflojar mi dogal. El vestido cayó a mi cintura, dejando sólo mi sujetador sin bretelescubriendo mi pecho. "Hermoso", suspiró, y se desató mi sujetador dejando al descubierto mispechos. "No". Traté de deslizarse, pero mis piernas no funcionaban. Hennessey searrodilló sobre mí, con cuidado de no ensuciarse, y empujó mi pelo a un lado. Ala vez su rostro transformado en ojos brillantes y colmillos. Una mano ahuecabami pecho, apretando de manera violenta, mientras que la otra sujetaba micabeza. Lágrimas lentas brotaban de mis ojos mientras me sentía atrapada,incapaz de moverme o pensar. Había algo que me podía ayudar, algo... si yosólo pudiera recordar lo que era. Un dolor agudo en mi cuello me hizo jadear. Oh, Dios, ¡él me mordió!¡Estaba bebiendo de mí! Mis piernas patearon débilmente, y mi reloj enredadoen su pelo mientras yo trataba de alejarlo. Un destello de memoria surgió débil,desapareciendo rápidamente con cada tirón doloroso de su boca. Había algosobre mi reloj.... Mi visión ennegreció, pero antes de que la oscuridad me reclamara,apreté un botón.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 127 Capítulo 10TRADUCIDO POR LEXIE22 ALGO FUE PRESIONADO CONTRA MI BOCA. Líquido se derramo enella y se precipitó en mi garganta tan rápido que me atragante, tosí. Desde lejosescuché que alguien me hablaba y me sacudía, el líquido siguió llegando sinpiedad. La tragué para prevenir el ahogamiento, la voz se hizo más clara y pudever de nuevo. Bones estaba detrás de mí, apretándome contra su pecho. Estábamostirados en el suelo. Un brazo me sostenía a él y su otra muñeca era empujadacontra mi boca, era su sangre lo que se desbordaba en mí. "Detén eso, sabes que lo odio". Escupí el resto de bocado, traté dealejarme, pero él apretó su agarre, girándome para que pudiera verme. "Sangriento infierno, estás bien. Tu corazón se desaceleró durante unminuto. Me asustaste el ingenio". Como mi visión se aclaro lentamente, pude ver a un vampiro muertodelante de mí. Su cabeza estaba torcida, y un ojo colgaba fuera de su órbita. Lacarne se arrugaba de vuelta contra los huesos de la manera tradicional despuésde la muerte de verdad, pero la cara no era la de Hennessey. Era alguien quenunca había visto antes. "¿Dónde está Hennessey?" Mi voz era sólo un murmullo. Aunque misojos y oídos funcionaban, mi mente todavía giraba. Bones hizo una mueca de disgusto detrás de mí. “¡El maldito bastardo se escapo¡. Yo ya estaba en camino hacia ti cuandoobtuve tu llamada. Saqué a Hennessey de ti, y comenzamos pelear cuando elinfierno se abrió y este hombre salió. Había estado escondido allí comoguardaespaldas del maldito Hennessey. El tipo me asaltó y Hennessey se fugó.Él cabrón dio un infierno de lucha, también. Cuando terminé con él, te revisé.Fue entonces cuando vi que apenas respirabas y me abrí una vena. Deberíastomar más, todavía estás pálida como la muerte".
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 128 "No." Mi respuesta fue suave, pero firme. Ya me temía que había tenidodemasiado, recordando lo tragado. Uf. "¿Qué paso? Pensé que estabas solo fingiendo y llevándolo más lejos paraincitarme. Funcionó bien, es por eso que yo estaba casi sobre él cuando tumensaje se fue. ¿Te agarró con la guardia baja?" Aunque ya no me daba de comer, todavía tenía sus brazos alrededor demí. Una parte de mí protestó, sobre todo porque estaba desnudo de la cinturapara arriba, pero estaba demasiado cansada como para mencionarlo. Obligue a mi mente a trabajar, pensé de nuevo en los eventos. Era comosi algodón hubiera sustituido mi cerebro. "Um, no sé. Nos metimos en su coche y me empecé a sentirme enferma...No, estoy mal. Me sentí enferma antes, en el club. Todo empezó cuandoestábamos bailando. De alguna manera me sentía borracha.Todo estaba borroso y las luces parecían lejanas... Después de un rato estuvobajo control, pero cuando me fui, volvió tres veces peor. No me podía mover.Mis piernas no funcionaban y mi mente... no podía pensar. Incluso me olvidédel reloj hasta que quedó atrapado en su pelo. ¿Crees que me drogó? ¿Podríahaber sabido lo que estábamos haciendo?" Bones me atrajo lo suficiente para mirar mis ojos. Lo que vio le hizomaldecir. "Tus pupilas se dilatan como para pertenecer a un cadáver. Te drogaron,muy bien. Dice que te sentías así antes de que él se presentara, ¿cuandoestábamos bailando? Eso no tiene sentido..." Su voz se apagó, y como un ladrillo, la verdad me golpeó. Una vez másvi la sonrisa inocente de Ralphie y Martin mientras sostenían un vaso. "No fue él." Ven a ver mi Porsche, vamos afuera... "Fueron esos chicos. Ralphie y Martin, esos a los que les dijiste que semarcharan cuando recién llegamos. Me dieron una bebida más tarde, cuandoHennessey te fue a buscar. Los pequeños bastardos, trataron de meterme en sucoche, se mostraron sorprendidos cuando no fui..." De repente me sentía
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 129mareada, y mi visión divagó un momento. "Necesitas más sangre." Fue una declaración, y en medio de la niebla loalejé. "No. No. Voy a estar bien. Sólo necesito dormir. " El paisaje se inclinó, y cuando abrí los ojos estaba tirada en el suelo conuna familiar chaqueta de mezclilla bajo mi cabeza. Bones estaba como a unadocena de metros de distancia, cavando un agujero. La luna iluminaba su piel, y había mucho que iluminar. Se había sacadola camisa, y se reflejaba en la piel de crema y diamantes que parecía acariciarla.Sin su camisa parecía aún más esculpido. Largas líneas conectaban su clavícula,sus hombros parecían más amplios sin ropa, y la línea dura de su estómago erainterrumpida sólo por los pantalones. Huecos y músculos ondulándose con su esfuerzo, y era la vista máshermosa que jamás había visto. "¿Dónde está tu camisa?" Al parecer había hablado en voz alta en lugarde simplemente preguntarlo en mi mente, porque se volvió y me contestó. "La llevas puesta, cariño." Inclinándose, cogió el vampiro muerto con una mano y lo arrojó en elagujero, amontonando la tierra sobre él. "Estas absolutamente impresionante sin ella, ¿sabes...?" Mi monólogointerior estaba apagado, ya que, evidentemente, había sido audible una vezmás. Se detuvo para sonreírme, sus dientes destellaban en la noche. "No se me ha escapado que solo me dices cumplidos cuando estásintoxicada. Te hace más agradable, lo hace. " Terminó con un golpe final de la pala contra la tierra y se acercó a mí. Mivisión siguió revoloteando dentro y fuera. "Siempre estás hermoso", dije en voz baja, levantando un dedo yarrastrándolo hacia abajo en su mejilla, cuando se arrodillo por encima de mí. "Bésame otra vez..." Nada parecía real. No la tierra debajo de mí, o su boca una vez más en
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 130movimiento sobre la mía. Un ruido de la decepción se me escapó cuandolevantó la cabeza, separándose de mis brazos. "¿Por qué paras? ¿Es porque mi sabor es malo? "Una parte de mí, recordóque había vomitado recientemente. Él sonrió, rozando sus labios con los míos una vez más. "No. Sabes a misangre, y te deseo insoportablemente. Pero no así. Vamos a ponerte segura.Levántate". Él me levantó en sus brazos. "Bones", suspiré. "¿Sabes? No te tengomiedo, pero me asustas..." Su silueta fue borrosa de nuevo. "Me asustas, también, gatita", él podría haber contestado, pero yo nopodía estar segura. Todo era negro otra vez. Mi madre yacía detrás de mí con sus brazos envueltos a mi alrededor, yyo me acurruqué en su abrazo. Nunca me abrazó, y se sentía bien. Ellamurmuró algo y su voz era grave y profunda. Sus brazos eran firmementemusculosos, y su pecho presionando a lo largo de mi espalda… era duro comouna roca. Mis ojos se abrieron, y por segunda vez en mi vida, me desperté en lacama con un vampiro. Esta vez era infinitamente peor, porque lo único que llevaba era unacamisa y las bragas y él... Un grito salió de mi garganta. Bones se levantó de un salto, girando lacabeza para detectar el peligro. Inmediatamente desvíe la vista, porque ya había visto el peligro, así es.El rosa me cubrió el rostro y apreté mis ojos cerrados. "¿Qué pasa? ¿Hay alguien?" Su voz era insistente y mortal. En silencio sacudí la cabeza, rompiéndome el cerebro en cuanto a cómoterminé aquí. La última cosa que recordaba era estar tirada en el suelo y besarlo.... "Bones". Mis dientes presionados, pero yo tenía que saber. "¿Tú y yo...?¿Sucedió algo entre nosotros? No me acuerdo. Tienes que decirme la verdad”.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 131 Hizo un ruido exasperado y sentí la cama ceder bajo su peso cuandotrepo de regreso. Me alejé inmediatamente y me asomé a través de mis pestañas hasta queestuve segura que la sábana le cubría de la cintura para abajo. Él me dio una mirada de molestia apenas disimulada. "¿Crees que tefollaría mientras estabas desmayada y fría? ¿Crees que no soy mejor que esosdos bribones que manipularon tu bebida? Tu vestido estaba medio arrancado ycubierto de vómito, no menos, por lo que te puse una camisa y te traje aquí.Entonces volví al club". "Oh." Ahora me sentía tonta y quería defender a mi mala suposición."Pero entonces ¿por qué estás desnudo?" "Porque después de acabar con tus pequeños amigos, mire a losalrededores inútilmente por Hennessey, estaba amaneciendo. Estaba hechopolvo y había sangre en mi ropa, así que me las quité y me metí a la cama. Túciertamente no estabas haciendo nada, además de roncar y quitarme las sabanasde nuevo. Realmente no me detuve a pensar en ello, lo siento”. El sarcasmogoteaba en cada palabra, pero su frase anterior me hizo estremecer. "¿Cómo terminaste con los chicos? ¿Qué pasó con Ralphie y Martin?". "Preocupándose por ellos, ¿verdad? Tan típicamente americano, máspreocupado por los criminales que de las víctimas. ¿No preguntas siencontraron a una nueva amiga para jugar, no? ¿No preguntas que sucedió conella? No, estas demasiado preocupada por su bienestar". "¿Drogaron a otra persona? ¿Está bien?". Si trataba de avergonzarme, lohabía logrado.Sus ojos perforaron los míos. "No, mascota. Ella no está bien. Puesto que no caíste con dos dosis de sujugo, triplicaron la cantidad. Mientras te comían el cuello, fueron alegremente aescoger otra chica. Fue su estupidez llevarla a sólo una milla de distancia delclub. Cuando volví, me encontré con ellos en una camioneta en los árboles y olía los bastardos en su interior. Uno de ellos estaba follando a la pobre chicamientras que el otro esperaba su turno. Por supuesto, no se dieron cuenta que
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 132ya estaba muerta por el exceso de drogas. Arranque las puertas y rompí lacolumna vertebral del muchacho que esperaba.Esto aterrorizó al otro espléndidamente, como puedes adivinar.Hablé con él un poco primero para asegurarme de que no tenía nada que vercon Hennessey. Cantó, dijo que él y su amigo hacían un deporte de deslizarsecon chicas drogadas y luego follarlas antes de botarlas donde sea. Le gustabaescoger los clubes de vampiros y esas cosas, porque las chicas que frecuentabanesos lugares no tendían a informar de cualquier delito. Él realmente se molestócuando le dije que la chica estaba muerta. Gritó y dijo que se suponía que nodebían morir, sólo estar acostadas allí. Entonces desgarré su garganta y bebí loque quedaba. Después de eso, fui al club y los reporté al propietario.Ellos no aceptan actividades como esa cerca de su lugar, llama la atención nodeseada. Les hice un favor al matarlos rápidamente. El propietario lo habríahecho por semanas como una advertencia a cualquier otro ser humano losuficientemente estúpido como para intentar ese truco". Sintiendo malestar, me senté en el borde de la cama y bajé la cabeza. Esapobre chica, qué tragedia. Oyendo como Bones había matado a Ralphie yMartin todavía me daba escalofríos. ¿Se lo merecían? Sí. ¿Debía Bones haberlohecho? Yo no tenía la respuesta. "¿Qué hiciste con ella?". "Conduje la camioneta después de arrojar los cuerpos de los muchachosen el club y la estacione frente a la carretera. Alguien la va a encontrar, verá anombre de quien está registrada, y hará la suposición de que después dehaberla violado, ella tuvo una sobredosis de droga y ellos se fueron. Bueno, unode ellos, por así decirlo. Allí había sangre en el interior. Los oficiales estimaránque quienes los mató huyó. No será la primera vez que algo como esto hasucede”. "Por lo menos sus padres se enteraran de ella y no tendrán quepreguntárselo por el resto de sus vidas". Me dolía por la familia de desconocidos, quienes recibirían la terrible
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 133llamada telefónica. Mi cabeza cayó en mis manos, golpeando con un dolor decabeza. Después de todo lo que sucedió, era un pequeño precio a pagar. "Hennessey. ¿Qué piensas que él va a hacer? ¿Crees que va a intentaralgo, o se mantendrá corriendo?" Bones se echó a reír sin sentido del humor. "Hennessey sabe que estoy detrás de él ahora. Él lo sospechaba, pero quefinalmente tiene la prueba. Va a intentar algo, está bien. Sin embargo, cuando ydonde, no tengo ni idea. Podría mantener todo por lo bajo un tiempo, o podríavenir tras de mí de inmediato. No lo sé, pero no ha terminado". "Es mi culpa que Hennessey escapara. Dios, fui tan tonta como para nodarme cuenta de que algo no iba bien, hasta que fue demasiado tarde...". "No es tu culpa, gatita". Posó las manos en mi hombro mientras se deslizaba más cerca, y conlentitud, se me ocurrió que una de las maneras en las que había actuadoextrañamente era hacerlo con él. Y allí estábamos en la cama, con el desnudo yyo cerca de estarlo. Nada inteligente. Me levanté de la cama y le di la espalda a él, deseosa de poner másdistancia entre nosotros. Fue la droga lo que me había hecho besarlo, las drogas.Repetirlo una y otra vez me hizo sentir mejor. "Bones, yo…yo tengo que agradecértelo. Me salvaste la vida. Medesmayé justo después de haber pulsado el botón, me hubiera dejado seca. Perosabes que la única razón por la que yo... yo estaba ansiosa contigo fue a causade los químicos que me dieron. Lo sabes, ¿verdad? Por supuesto, no te culpopor seguirme la corriente. Estoy segura de que no significaba nada para ti. Sóloquería que supieras que no significaba nada para mí también". Todavía estaba de espaldas a él, y yo deseaba desesperadamente másropa. Era demasiado peligroso para estar atrapada con él sin treinta capas dearmadura. "Gírate". Su voz estaba llena de algo que yo tenía miedo de descifrar.Fuera lo que fuese, no era felicidad.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 134 "Um, ¿Puedes mover la piedra para que yo pueda salir de aquí ysolo…?". "Date la vuelta." Ahora yo sabía lo que estaba en su voz. Amenaza. Pocoa poco me enfrenté a él. Sin previo aviso, se encontraba en frente de mí, a sólo unos centímetrosde distancia, todavía totalmente desnudo. Mi cara ardía, pero mantuve mis ojosdecididamente hacia arriba. Eso era casi tan malo. La expresión en él me hizotemblar. "No estoy realmente cómoda contigo desnudo", le dije, luchando por untono normal y por no perderlo. Su ceja se arqueó. "¿Por qué debería inquietarte, mascota? Después detodo, acabas de decir que no significaba nada para ti más allá de la meragratitud. Y has visto el cuerpo de un hombre antes, así que no hagas ese acto derubor conmigo. ¿Qué puede estarte molestando, entonces? Yo sé lo que memolesta". El buen tono burlón cambió a un gruñido furioso. "Lo que me molesta esque te atreves a estar allí, me dices que hacer y lo que no sentí anoche. ¡Québesarte y sostenerte no significaba nada para mí. Entonces, ¡por si fuera poco,que solo reaccionabas a mí porque estabas en drogada! Eso es rico. ¿Sabes loque esas drogas te hicieron en la primera dosis, antes de que la segunda tepusiera comatosa? ¡Mataron al error en tu culo!" Con eso, él tiró la piedra fuera de su lugar y abrió el paso. Mi boca estabaabierta de la indignación, y señaló con el dedo enfáticamente a la salida. "¡Fuera, antes de que pierda los estribos y veamos lo mucho que no tegusto darme un beso!" Decidiendo que la discreción era la mejor parte del valor, me fui.Rápidamente.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 135 Capítulo 11TRADUCIDO POR MELISSA “¿TOMASTE NOTAS EN LA CLASE de hoy? ¡Me Dormí y no medesperté hasta media hora atrás! ¿Fue tan aburrido como la ultima vez?" Stephanie estaba en mi clase de física. Al menos, fue cuando apareció. Sehabía perdido dos de los pasados cinco días, pero cada vez que salía de clase,ella estaba allí esperándome. Le gustaba andar rondando por el campus, era misuposición. Encontraba las reuniones sociales mucho más interesantes que loscursos reales. Stephanie era una chiquita morena con una personalidad sociable yhabía gastado los últimos cinco días ayudándome a salir de mi conchaantisocial. La universidad había comenzado el lunes. Hoy era viernes y hastaahora, era la única persona a quien le había hablado en este gran y enormecampus. Con mis antecedentes sin amigos, había estado indecisa a involucrarmeen una amistosa y normal conversación trivial. Si no tenía que ver concadáveres, escuela o huertos de cerezas, generalmente no sabía qué decir. Stephanie no dejó que eso la desconcertara. Ella era alegre y losuficientemente animada por las dos, y por alguna razón, pareció cogermecariño inmediatamente. “Sí, los tengo. ¿Necesitas hacer copias?” Sonrió abiertamente. “Nah. probablemente no los leeré de cualquiermanera. Estudiar es tan aburrido. Además, nunca voy a usar estas tonterías otravez, ¿así que quién las necesita?" Stephanie era una estudiante de primer año, pero de muchas formas, eramucho más sofisticada que yo. Durante nuestra segunda conversación después de clases, me habíainformado que ella había estado tenido citas desde que tenía doce, perdió su
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 136virginidad a los catorce, y consideraba a los hombres tan entretenidos yconvenientes como la comida rápida. "¿Dime, por qué te matriculaste en la universidad?" Pregunté pordiversión. Ella asintió con la cabeza con mordacidad a un atractivo hombre quepasó por nuestro lado. “Los chicos. Este lugar está plagado de ellos. ¡Es como un bufet libre!”Ella y Bones tenían algo en común. Él también encontraba el campus un bufetlibre, simplemente que no de la misma forma. Lo había evitado desde que desperté en la cama con él la mañana dedomingo. El miércoles, me correspondía reunirme con él en la caverna, pero no fui.Estaba demasiado confundida. Mis sentimientos por él habían experimentadouna metamorfosis drástica. En alguna parte a lo largo de las pasadas sietesemanas, había pasado de odiarlo a sentirme inexplicablemente atraída por él. "¿Quieres salir esta noche y hacer algo?” Simplemente clavé los ojos en ella por un segundo. Veintidós años deedad y nunca había salido con una chica solo para divertirme y hacer cosasnormales. Diablos, para ser más patética, nunca había tenido una novia2 conquien salir. "Um, seguro". Ella sonrió abiertamente. "Estupendo, tendremos un estallido. ¿Qué tal sinos reunimos en mi casa? Desde allí iremos a este genial club en donde conozcoal vigilante. Él te dejará entrar”. "Oh, tengo más de veintiuno" dije, acostumbrada a que las personaspensaran que era más joven. "De hecho, tengo veintidós años de edad". Ella me dio una mirada tan bien definida que cambie de posición connerviosismo. Bueno, era un poco mayor que el típico novato de universidad, 2 girlfriend: su traducción es novia pero lo utilizan las chicas para referirse a sus mejores amigas, esas que lo son tanto que parecen novias, ejemplo Glad y Reprisse XD
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 137pero había tenido que echar una mano en la granja después del ataque alcorazón de mi abuelo… Finalmente ella sonrió. “Bien. ¿Estás llena de sorpresas?” Stephanie vivía en un departamento fuera del campus no muy lejos dellugar que pronto tomaría en alquiler. Con el dinero que Bones me había dado, pronto podría mudarme. Nomás tener que esconder mis ropas ensangrentadas de mis abuelos o lidiar con eldesprecio de nuestros vecinos. Sí, lo estaba deseando. Llamé a su puerta cortésmente. "Soy Cathy". Ese era mi nombre en la escuela. Tenía más de cuatro ahora. Al menoseran todos lo suficientemente iguales. Ella abrió un momento después, vestida sólo con sostén y una falda. "¡Hola! Ya me visto. Entra”. La seguí adentro, esperando cerca de la puerta mientras desaparecía enlo que presumí era su dormitorio. Su departamento era sorprendentementebonito, no como el alojamiento usual de la universidad. Ella tenía un televisorde plasma en frente de un sofá de cuero, un gran centro de entretenimiento, unacomputadora portátil de última tecnología y varios otros artículos que se veíancaros, arreglados por el efecto decorativo. "Me gusta tu sitio" dije sinceramente. “¿Vives aquí sola, o tienes a unacompañera de cuarto?" "Ven aquí dentro, apenas puedo oírte" ella llamo. Repetí la pregunta mientras bajaba al pequeño vestíbulo en su cuarto.Stephanie estaba enfrente de su armario, frunciendo la boca mientrasconsideraba su contenido. "¿Huh? Oh, no tengo compañera de cuarto. Entonces, dime más acercade ti, Cathy. Sé que vives en casa con tu mamá y tus abuelos, ¿pero dónde estála casa?”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 138 "En un pueblo diminuto a una hora al norte de aquí, del queprobablemente nunca has escuchado", contesté, pensando que su dormitorioera incluso más bonito que su sala de estar. Padres ricos, obviamente. “Nunca hablas de tu padre. ¿Tu mamá está divorciada o tu papá murió?” "Se fue corriendo antes de que naciera, ni siquiera sé quién es él" fue todolo que dije. Bien, era un poco la verdad. "¿Tienes novio?" Mi respuesta fue inmediata. “¡No!” Ella se rió. “Wow, eso fue enfático. ¿Bateas para el otro equipo?” "¿Qué otro equipo?". Pregunté, confundida. Su boca se curvó abruptamente. "¿Eres lesbiana? No me importa si loeres, pero la cosa de no novio fue tan fuerte, que la pregunta caía". "¡Oh!.¡Huh! No, no soy. Yo, er, sólo no sabía lo que querías decir antes... " "Tú sabes", ella cortó con una sonrisa agradable, todavía rebuscandoentre su armario, “Eres muy bonita. Pero te vistes como un troll. Veamos sipodemos encontrar algo mío que lleves puesto esta noche”. Caramba, ella sonó algo así como Bones. Intercambia su acento a uninglés y juraría que era él hablando. Recorrí la mirada hacia abajo a mis jeans. Eran muy cómodos. "Oh, no tienes que hacer eso”. "Aquí". Ella hurtó algo más y entonces me lanzó un vestido azul marino. “Pruébate esto”. No queriendo mostrarme demasiado tímida, considerando que ella aúnestaba vestida a medias, pateé mis botas a un lado y comencé a desvestirmedonde estaba parada. Stephanie me miró con fría evaluación mientras me quitaba mis jeans. Lamanera en que su fija mirada barrió por encima de mí me hizo sentir extraña.Como que estaba siendo evaluada. ‘Ella probablemente solo está fascinada porla piel tan pálida que tienes’, me dije a mí misma, intentando quitarme deencima el desasosiego que me había cogido. ‘Eres como un muñeco de nievecon tetas’.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 139 "Tienes un cuerpo genial, Cathy. No estaba segura, con esos atuendosabolsados que llevas puesto, pero he aquí, lo tienes". Su voz fue lacónica. Casi indiferente. Ese sentimiento de inquietudaumentó. No había tenido ninguna novia antes, verdad, pero había algo acercade esto que no parecía estar bien. Ella no actuaba como la chica genial, llena devitalidad de clases. Tenía la apariencia de una persona completamente diferente. "Sabes" dije, poniendo en el suelo el vestido que había estado a punto devestir, "Pienso que sólo llevaré puestos mis jeans. Odiaría que algo le ocurriera,y sabes cómo son los clubes. Alguien podría derramar una bebida en mí opodría rasgarse” “De verdad eres simplemente otra chica de campo despistada, ¿no?" Esapequeña sonrisa nunca dejó su cara. “Me fijé en ti la primera vez que te vi camino a clases, con tu cabezaabajo y tus hombros encorvados. Sin amigos, ninguna conexión, de una familiapobre... vuelas completamente bajo el radar. Alguien como tú podríasimplemente…" sus dedos chasqueados "desaparecer". Mi boca se había caído después del primer insulto. Continuó colgandoabierta hasta que la cerré con incredulidad. "¿Es éste una especie de chiste? Porque no tiene gracia”. Stephanie se rió. Fue tan alegre, que por un segundo me relajé. Ella habíaestado bromeando. Bueno, no fue chistoso, pero tal vez acababa de tener un extraño sentidodel humor. Ella alcanzó atrás en el armario. Esta vez, en lugar de otro vestido,ella extrajo un arma de fuego. "No grites o dispararé". ¿Qué diablos? "Stephanie, ¿qué está mal contigo?" Me quedé sin aliento. "Nada" ella contestó afablemente. "Simplemente haciendo mi alquiler ytú, galleta, eres justo como le gustan al dueño. Aquí. Ponte estos".
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 140 Ella me lanzó un par de esposas. Aterrizaron cerca de mis pies. Estabatodavía tan aturdida, que no me moví. Ella cargó el gatillo del arma. “Vamos, Cathy. No hagas estodescuidado”. "No dispararás, tus vecinos escucharían " dije, calmando mi voz mientrasme preguntaba qué estaba ocurriendo. Su dedo golpeó ligeramente el lado del tonel. "Silenciador. No oiránnada". Mi mirada fija contraída cuando un pensamiento se me ocurrió. “¿Teincitó Bones a esto?". "¿Quién?", preguntó con desagrado. Por su expresión, ella nunca había escuchado acerca de él, y eso medesalentó. Si esta no era otra de sus pequeñas pruebas, o si ella estaba haciendouna especie de broma sinuosa de la hermandad de mujeres, entonces éste era elverdadero trato. Elegí mis palabras muy cuidadosamente. “No tengo dinero ni drogas, asíes que pierdes tu tiempo. Simplemente pon el arma en el suelo y yo saldréandando de aquí y no llamaré a la policía". Ella se acercó. Sólo cerca de seis pies nos separaban. "Chicas de universidad, son todas iguales. Piensas que eres tan lista, perollegado el momento, tengo que deletrear todo como si te arrancara delpreescolar. ! Sólo me debería grabar y luego reproducirlo para ti perra, así notengo que continuar diciéndolo todo repetidas veces ¡ ¡Está bien, pon atención,estúpida! Voy a contar hasta tres para que te pongas esas esposas y si no lohaces, voy a dispararte. La primera entrará en tu pierna. Uno... dos... Tres”. El arma detonó, pero me abalancé lejos, antes de que hubiera terminadode hablar. ¡Mierda sagrada, cualquier cosa que esto fuera, ella estaba hablando enserio! ¡Si no me hubiera movido, habría un agujero en mí! Stephanie disparó otra vez con una maldición, claramente no esperando
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 141mi velocidad. Salté sobre ella, agarrando el arma. Para mi asombro, estaba máslejos de lo que había anticipado. Caímos al suelo rodando, con el arma en mediode nosotras, con cada una tirando hacia sí. Cuando detonó otra vez, me congelé. Sus ojos estaban tan abiertos como podían, mirando directa yperdidamente hacia los míos. Algo caliente se derramó encima de mí. Empujéde regreso, dejando al arma deslizarse de mis dedos entumecidos, observadocomo la sangre se esparcía en una piscina que se ampliaba alrededor de supecho. Mi mano vino a mi boca por el horror y me fui a toda prisa de vueltahasta que sentí la pared detrás de mí. Stephanie hizo un ruido que fue mitad gruñido, mitad suspiro. Luegoella se dejó de mover por completo. No necesité comprobar su pulso, escuché su corazón detenerse. Poralgunos momentos que parecían que iban a durar para siempre, clavé los ojosen ella. En los departamentos a nuestro alrededor, nadie notó nada. Ella estabaen lo correcto. El arma tenía un silenciador. Sus habilidades silenciadorashabían surtido efecto como describió. En un pasmo, fui hacia su preciosa mesita de noche de mimbre y recogíel teléfono, marcando el único número en el que podía pensar. Cuando oí suvoz, mi compostura se rompió y comencé a temblar. "¡Bones yo... yo acabo de matar alguien!" No preguntó ninguna de las preguntas que habrían sido las primeras enmi lista. Como, ¿Qué pasa contigo? ¿O llamaste a la policía? Bones sólopreguntó dónde estaba y luego me dijo que no me moviera. Todavía sujetaba elteléfono cuando llegó diez minutos más tarde. No me había movido, bien. Yoapenas estaba respirando. La visión de él entrando en el dormitorio me llenó de un profundo alivio.Si Stephanie hubiera sido un vampiro, yo habría estado muy bien. Empacaría sucuerpo, llevándola al bosque y la enterraría en un lugar desierto sin perder untoque. Esto, sin embargo, era diferente. Había tomado una vida, y no tenía niidea qué hacer con ella.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 142 "¿Qué has tocado?” Fue su primera pregunta cuando se arrodilló frente amí. Intenté pensar. Preguntaba mucho por el momento. "Um... el teléfono.... tal vez el borde del tocador o su mesita de noche...eso es todo. Acababa de venir cuando ella comenzó a actuar como una loca y adecir cosas muy feas... " Bones me quitó el teléfono. "No es seguro aquí. Uno de ellos podríaregresar de un momento a otro". "¿Uno de quién? Ella no tiene a ningún compañero de cuarto" protesté,mientras observaba como él desenganchaba el teléfono de la pared y lo metía enuna gran bolsa de basura. "Este lugar apesta a vampiros" dijo rápidamente. “Tenemos que ordenary salir". Fui hacia mis pies. “¡Vampiros! Pero ella no hizo... ella no era... " "¿Qué dijo de Hennessey?" Él me cortó. Ahora me sentí completamente perdida. "¿Hennessey? ¿Hennessey? ¡Élno tiene nada que ver con esto!" "Como el demonio no lo hace" Bones gruñó, despojando la colcha deStephanie de la cama y envolviéndola en ella, al estilo capullo de larva. “Él es una de las personas que huelo. Él o alguien que tuvo contacto conél. Su perfume está aquí”. Mi cabeza comenzó a latir. Esto era como una pesadilla. Bones terminóde hacer rodar a Stephanie y luego comenzó a llenar esa bolsa de basura con suscosas. Libros de texto. Carpetas, escritos. Él rebuscó rápidamente entre suscajones y agregó otros diversos artículos. No fui de mucha ayuda. Nada más estaba allí, asegurándome de que mis manos no se desviarandel rumbo para dejar algunas huellas digitales incriminadoras. Me dejó para revisar la sala de estar y regresó con la bolsa aun másvoluminosa. "Toma esto, cariño".
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 143 Me pasó la bolsa de basura. Tuve que abrazarla para sujetarla, temiendoque el plástico se rompiera con su peso. Entonces Bones tomó una de suscamisas y comenzó a fregar enérgicamente el tocador, los marcos de la puerta, ylas orillas de las mesas, y las perillas de la puerta. En cuanto quedó satisfecho,levantó el conglomerado de mantas que ahora era Stephanie y la tiró sobre suhombro. "Lindo y rápido a tu transporte, Gatita. No mires alrededor, sólo caminabien y entra en el asiento del pasajero. Entraré directamente detrás de ti”.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 144 Capítulo 12TRADUCIDO POR JHOS NOS DETUVIMOS UNA VEZ EN NUESTRO CAMINO A LA CUEVA.Bones hizo una llamada desde su móvil, y luego se estacionó en un lado de lacarretera, cercano a la oscuridad, rodeado de árboles. No habían pasado nicinco minutos cuando un coche se detuvo detrás de nosotros. “Hola, amigo” llamó Ted. “Puntual como siempre, compañero,” lo felicitó Bones, bajando de micamioneta. Rodeó el remolque y oí su moto siendo movida. Él la había dejadosobre el cuerpo de Stephanie. Ella no iba a salir volando con esa cosa sujetándola. Me quedé en la camioneta, no de humor para chismorreos. “¿Que tienes ahí?” preguntó Ted, saludándome amistosamente con lamano por encima del hombro de Bones. “Cena para cualquier vampiro que quieras gratificar, pero asegúrate quelimpien el plato. No quiero ninguna parte de ella renovándose,” respondióBones. Mi estómago se revolvió. Dios, hablábamos de eliminar un cuerpo.Asumí que la enterraríamos. Servírsela a un vampiro nunca se me habíaocurrido. Ted no compartió ninguna de mis dudas. “Puedes apostarlo compañero.¿Algo que debería advertirles a ellos?” “Si” Bones le entregó el paquete y Ted la metió en su camioneta. “Dilesque no encajen ni un diente en la bala.”Eso fue todo. Abrí la puerta del camión justo a tiempo, los eventos de la nocheme golpearon revolviendo completamente mi estómago. “¿Está ella bien?” Oí preguntar a Ted mientras yo tosía y tomabarespiraciones profundas.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 145 Bones hizo un sonido similar a un suspiro. “Lo estará. Tengo que irmecompañero. Gracias.” “Claro amigo. Cuando quieras.” Cerré mi puerta apenas Bones se subió de nuevo. Los faros de Tedbrillaron mientras retrocedía, y luego ya se había ido. Bones rebuscó en su chaqueta y me entregó un frasco. “Whisky. No es tufavorito, pero es todo lo que tengo.” Tomé la botella agradecida y bebí hasta que se acabó. El calor artificialdel licor comenzó a descongelar el hielo en mi cuerpo. “¿Mejor?” “Si” Mi voz era rasposa debido al ardor persistente del alcohol, pero habíaayudado en varias maneras. Ese shock anestésico estaba pasando, siendosustituido con un montón de preguntas. “No más mierda críptica Bones, ¿Quién es Hennessey?, y ¿Qué hacía élcon una psicópata armada de mi clase de física?” Bones me lanzó una mirada de reojo mientras empezaba a conducir.“¿Física? ¿La conociste en la universidad?” “Creo que deberías contestar a mi pregunta primero, ya que es a mí laque estuvieron a punto de dispararle,” espeté. “Gatita, te responderé, pero por favor. Dime como se conocieron y quepasó esta noche.” Mi mandíbula se tensó. “Ella tomó física conmigo, como dije. Desde elprimer día, ella esperó por mí después de clases. Empezó haciéndomepreguntas de la clase cuando ella faltaba, etc., y después me habló cosas de ella.Intrascendentes, divertidas, como chicos con los que había salido o cosasasí…… ella parecía muy fácil y agradable. Luego ella me preguntó sobre mí, yle dije la verdad. Que acababa de ser transferida de una Universidadcomunitaria y no conocía a nadie aquí. Que venía de un pequeño pueblo ¡lamuy perra me estaba examinando!” de repente exploté. “Ella me dijo esta noche
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 146que estaba buscando a alguien disponible, ¡y yo prácticamente se le puse enbandeja de plata!” “¿Qué paso esta noche?” presionó él. “Oh, ella hizo algo mejor que me hizo indagar en mi pasado.” Leexpliqué la invitación y toda la falsa de la ropa, terminado con ”Y luego ella meapuntó con un arma.” “¿Mencionó ella algún nombre?” Revisé nuestra conversación en mi mente. “No. Ella dijo algo acerca depagar su renta y que yo era el tipo de su casero, luego dijo que las chicasuniversitarias eran todas estúpidas y que ella debería grabarse a símisma……pero nada de nombres.” Bones no dijo nada. Esperé, tamborileando los dedos. “¿Como está estorelacionado con Hennessey? Tú dijiste que lo oliste a él y a otros vampiros ahí.¿Crees que de alguna manera el descifró quien era yo la de la otra noche? ¿Queél quería terminar lo que empezó?” “No.” Su respuesta fue instantánea. “Ella te había estado observandotoda la semana, como dijiste. Si Hennessey hubiera descubierto quien eres,créeme, él no habría sido tan paciente. Habría ido directo a ti en el momento enque supiera tu nombre. Te hubiera tomado y a cualquiera lo suficientementedesafortunado como para estar cerca de ti. Por eso te pregunté qué tocaste yluego limpié el lugar. Aunque dudo que tus huellas digitales estén registradas,no quería que quedará ningún rastro de ti que él pudiera seguir.” “Si no es por el fin de semana pasado, entonces ¿por qué Stephanie seinvolucraría con él y trataría de secuestrarme? ¡No tiene ningún sentido!” Me dio una mirada profunda. “Resolvamos esto adentro. Me da laoportunidad de ir por sus cosas mientras caminamos.” Lo seguí determinadamente hacia el interior de la cueva. De ningunamanera iba a dejarlo irse sin que me dijera todo. Hennessey quizás me habíagolpeado como una típica basura, pero obviamente había más que eso. Y no meiba a ir hasta que supiera cuanto más. Bones y yo comenzamos nuestro camino a través de la estrecha entrada
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 147de vuelta a donde él había hecho su vivienda en la cúpula de la cueva. Él vacióel contenido de la bolsa de basura y yo me senté en el sofá frente a él, mirandocomo abría primero la laptop de Stephanie. “¿Has oído del triángulo de las Bennington?” preguntó él, encendiendola computadora. Fruncí el ceño. “No. He oído del de las bermudas.” Sus dedos volaban sobre el teclado. ¡Por dios! pero eran ágiles. Luego deun segundo, lo dejó con un resoplido de disgusto. “La chica sangrienta ni siquiera se molestó en bloquear sus archivos. Solopura arrogancia superficial, pero eso está a nuestro favor. Mira, aquí estás,gatita. Bajo ‘potenciales’. Deberías sentirte halagada. Eres la primera en la lista.” Miré por encima de su hombro y vi ‘Cathy–pelirroja–veintidós’ con otrosnombres y similares descripciones bajo él. “¿Estás bromeando? ¿Quiénes son esas otras chicas? ¿Potenciales qué?”Más movimiento difuminado sobre las teclas y después se echó para atrás conuna sonrisa. “Mira, ¿que tenemos aquí? Charlie, y el club Fama en la calle cuarenta ydos. Suena como un contacto. Esperando que la idiota sea lo suficientementecreída como para escribir su nombre real y no un código.” “¡Bones!” La agudeza en mi voz lo hizo poner a un lado la laptop y mirarme a losojos. “El triángulos de Bennington se refiere a un área en Maines donde variaspersonas desaparecieron en los cincuenta. Hasta hoy, no se ha encontradoningún rastro de ellos. Algo similar pasó en México algunos años atrás. La hijade un amigo mío desapareció. Sus restos fueron encontrados unos mesesdespués en un desierto, y cuando digo restos, me refiero a que solo encontraronalgunas partes de ella. Tuvo que ser identificada por los registros dentales. En laautopsia, descubrieron que estuvo viva por meses antes de que la asesinaran, ycuando yo investigué más allá, resultó no ser todo fuera de lo común.” “¿Que quieres decir?” Bones se echó para atrás. “Cientos de mujeres fueron asesinadas o
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 148desaparecieron en las ciudades fronterizas mexicanas para esos tiempos. Hoy,todavía no hay ni una idea remota de quien lo hizo. Luego, varios añosdespués, algunas jóvenes empezaron a desaparecer en los alrededores de GreatLake. Más recientemente, el lugar fue Ohio. La mayoría de ellas presumían queera prostitutas, adictas o solo parte del promedio, chicas normales que habíadesaparecido sin dejar rastro. Raro era la mayoría de ellas, eran de familiasacaudaladas, no hubo mucha cobertura de los medios. Creo que Hennesseyestaba involucrado. Por eso fue que vine aquí. Él estaba cerca de los tres lugarescuando comenzaron las desapariciones.” “¿Crees que Hennessey hizo todo eso?” Los números me espantaron.“No podría comer tanto, ¡incluso si quisiera! Que es él, ¿alguna clase de…... nomuerto como Ted Bundy?” “Oh, yo creo que él podría ser uno de alto rango, ninguna duda acerca deeso, pero él no es un tradicional asesino en serie,” dijo Bones tajante. “Losasesinos en serie son más posesivos en sus motivos. Por las mordidas yfragmentos que he observado en estos años, no creo que él esté secuestrandoestas personas para sí mismo. Creo que él está haciendo una industria de ellos.” Casi pregunto qué clase de industria, pero luego recordé lo que Bones lehabía dicho a Sergio el fin de semana pasado. Sabía que no podías pasar a unalinda chica……. Tú eres su mejor cliente por lo que oí……….. ¿Estás corto dedinero así que saliste a buscar la cena en vez de ordenarla?........... Y luego estanoche, con Stephanie. Solo pagando mi renta, y tu, galleta, eres del tipo que legustan a mi casero…… Chicas universitarias, todas son lo mismo…… “Crees que está llevando un negocio de comida a domicilio,” respiré,“¡convirtiendo a esa personas en comida para llevar! Por dios Bones, ¿Cómopuede salirse con la suya con esto?” “Hennessey era descuidado en Maine y México pero se está volviendomás astuto. Ahora escoge mujeres que la sociedad no mantiene en alta estima, ysi no caen en esa categoría, entonces envía vampiros para asegurarse de que noreporten las desapariciones. Recuerdas esas chicas de las que te habló¿Winston? Él no estaba equivocado cariño, ellas están todas muertas. Yo quería
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 149confirmar que había más chicas desaparecidas, y por eso fue que te envié conWinston. Un fantasma sabe quien está muerto, incluso si sus familias no losaben. Fui a verlos, y todos había sido impulsados a creer que sus hijas estabanfuera persiguiendo una carrera de actriz, como habías dicho, o de mochileraspor Europa, o yéndose a vivir con un antiguo novio, como sea. Ellos habían sidoprogramados a no cuestionar su ausencia, y solo un vampiro puede tener esaclase de control. Hennessey tienes más gente rodeando chicas para élúltimamente. En universidades, En calles, En bares, clubes y callejones. ¿Cómopodía salirse con la suya? ¿Alguna vez has observado los rostros en tu cartón deleche? La gente desaparece todo el tiempo. ¿La policía? Hay suficientescrímenes que involucran personas ricas, famosas y poderosas como parahacerles fácil poner el caso de la desaparición de algún vagabundo en un cajón,y ellos no saben de los otros. En el momento en que se van los no-muertos,Hennessey cubre su rastro muy bien. Solo hay sospechas, pero ningunaprueba.” Ahora que yo sabía lo que estaba sucediendo en mi propia cuidad, lo queStephanie había estado haciendo tenía perfecto sentido, si tienes la ética de uncocodrilo. Un enorme y atestado campus universitario había sido su buffet-todo-lo-que-quieras-comer; solo que ella no era la que comía. No, era alguiencontratado para llenar el refrigerador de Hennessey. Y yo, con misantecedentes, había sido el plato perfecto. Stephanie había acertado en eso. Yopodía desaparecer fácilmente, sin que nadie hiciera muchas preguntas, hubierafuncionado como estaba previsto. Excepto por una cosa acerca de mí con la queella no había contado. “¿Desde hace cuanto que sospechas esto? Me dijiste que has estadopersiguiendo a Hennessey once años. ¿Has sabido todo este tiempo lo que élestá haciendo?” “No. Solo desde los dos últimos años, que conseguí informaciónespecífica. Al principio yo no sabía a quién estaba persiguiendo. Me llevoalgunas docenas de tipos para obtener una leve idea de lo que estaba pasando.Y unas docenas más para obtener un nombre de quien podría estar detrás de
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 150esto. Como dije, él ha estado cubriendo su rastro. Entonces seguí a aquellos alos cuales él le había puesto precio a sus cabezas. Sergio era uno de ellos, porejemplo. He estado tomando a su gente por años, pero solo aquellos que teníanrecompensas por sus cabezas. De esa manera Hennessey no sabría que yoestaba detrás de él. Él solo pensó que eran negocios. Ahora, sin embargo, él sabeque estoy tras él, y porque. Y lo mismo ocurre con quien sea que él estéinvolucrado, porque no puede estar haciendo esto solo.” Lo digerí por un momento. “Incluso si sacas a Hennessey del juego,puede que aun así no termine. Sus socios podrían continuar lo que él deje. ¿Notienes idea de quienes pueden ser ellos?” “He estado un par de veces muy cerca de averiguarlo, pero bueno. Cosassucedieron.” “¿Como qué?” “Como tú, de hecho. Si no te conociera, hubiera jurado que eras uno delos de Hennessey. Tienes la mala costumbre de matar gente antes de que yopueda obtener alguna información de ellos. Recuerdas a Devon, ¿ese tipo queestacaste la noche que nos conocimos? Había estado siguiéndolo por seis meses.Él era el contador de Hennessey, sabía todo acerca de él, pero le clavaste unaestaca en su corazón antes de que yo pudiera decir Bob es tu tío. Luego fuistetras de mí la siguiente noche. Por qué crees que yo seguía preguntándote ¿paraquién trabajabas? Y esta noche…“ “¡Yo no quise matarla!” Llore, azotándome a mi misma por una razóndiferente esta vez. ¿Qué información había muerto con Stephanie? Nunca losabremos. Bones se levantó, hablándome mientras desaparecía detrás de una delas paredes naturales de la cueva. “Créeme, cariño, lo sé. Tú no matarías a un humano a menos que fuerapor accidente o que llevara una insignia de Vampiro Henchman. Tu no parecíasconocer de las conexiones que tenía Stephanie y por lo que vi, me di cuenta queestabas forcejeando con la pistola cuando se disparó. Probablemente ella teníaun buen agarre en ella también. Por su olor, ella había estado tomando sangrede vampiro. Lo que la había hecho un poco más fuerte y lo necesitaba, por el
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 151trabajo que hacía.” Así que eso explicaba porque ella tenía la fuerza de un jugador de fútbolamericano en su pequeño cuerpo femenino. Yo la había subestimado completamente. “¿Por qué no me dijiste todo esto antes? Me entrenaste para pelear yluego me dejaste fuera de la batalla.” Él respondió aún fuera de mi vista. “No quería que te vieras involucrada.Caray, tampoco quería que arriesgaras tu vida persiguiendo vampiros, pero esoera lo que querías hacer, así que te entrené para que fueras buena en ello. No esque me hubieras escuchado si te decía que de quedaras en casa, ¿no? Aún así,Hennessey y sus compañeros son diferentes. Tu parte en ello se suponía quetenía que terminar luego de Sergio, pero tu pequeña compañera de físicaarruinó eso esta noche. Deberías darte unas palmaditas en la espalda pormatarla. Esas otras ´potenciales´ lo harían, si supieran lo que ella les teníapreparado.” “Fue por seguridad la única razón por la que me mantuviste fuera deesto, ¿o hay algo más que desconozco?” Hubo un sonido de agua siendo vertida. “No, no hay otra razón por laque te mantuve fuera de eso. No quería darte otra razón para odiar a losvampiros. No es como si no estuvieras ya predispuesta a ello. Tiendes a juzgar ala gente por lo que son, en vez de por lo que hacen, si no tienen pulso.” Me quedé en silencio por un momento, porque no tenía defensa para eso.No una de verdad. “Deberías saber algo, Bones. Te mentí cuando hicimos nuestro trato. Ibaa matarte en la primera oportunidad que tuviera.” Escuché una risa seca. “Ya sabía eso, cariño.” “Acerca de Hennessey… quiero ayudar. Tengo que ayudar. Por dios,estuve a punto de ser una de esas chicas de las que nunca se supo nadadespués. Sé que es peligroso, pero si averiguas donde está este Club Flama, siconsigues una ventaja, yo quiero estar ahí. Hay que detener a Hennessey.” Bones no contestó.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 152 “Lo digo en serio,” insistí. “¡Soy la perfecta loba disfrazada de oveja! Deverdad, conoces alguna otra chica mestiza viviendo en el área que actualmente¿este siendo explotada? ¡No me vas a dejar fuera de esto!” “Puedo ver eso. Aquí.” Regresó con un tazón de agua y un paño,colocándolo cerca de mí y entregándome una de sus camisas. “Tienes unamancha de sangre delante. Si te vas a casa así, asustarás a tu mamá ya quepensará que estás herida.” Me miré a mi misma, la mancha roja de sangre de Stephanie formaba unancho círculo en mi estomago. Otro ejemplo de mis prejuicios, aunque ya no meimportaba mucho haberla matado, me saqué mi blusa e inmediatamenteempecé a limpiar mi piel. No fue solo hasta que limpié el último rastro de sangre de mí que sentí elpeso de su mirada. Cuando miré hacia arriba, sus ojos estaban fijos en mí, tiñéndose deverde. “Hey.” Me deslicé unas pulgadas hacia atrás en el sofá. “La cena no estáservida. No te pongas brillante por toda la sangre.” “¿No crees que la sangre no tiene nada que ver con la manera en que teestoy mirando ahora?” Su voz tenía un tono extraño. Apagado, por cosas no dichas. Me esforcé por no mostrar ninguna reacción, pero mi corazón ya habíacomenzado a acelerarse y no por miedo. “Ojos verdes, colmillos asomándose….Algo incriminatorio, debo decir.”“¿De verdad?” Él se sentó, moviendo el tazóna un lado. “Creo que me he tomado la molestia de informarte que otra cosaproduce tal reacción, pero te daré una pista no es sangre.” Oh. Resoplé en un respiro. “Considerando el último fin de semana, yo notengo nada que tú no hayas visto antes, dudo que te produzca deseo verme ensostén.” “Gatita, mírame,” dijo él, categóricamente. Pestañeé. “Lo estoy haciendo.” “No, no lo estás haciendo” Se deslizó más cerca, sus ojos eran todo verde
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 153ahora. “Mira fijamente a través de mí como si ni siquiera estuviera aquí. Memiras…. y no ves a un hombre. Ves a un vampiro, y por lo tanto me calificascomo insustancial. Una de las pocas excepciones fue el último fin de semana. Tesostuve y te besé, vi que tus ojos se iluminaban con deseo, y supe que porprimera vez de verdad me estabas viendo como yo era. No solo como uncorazón que no late con un caparazón alrededor. Te retó a que me mires de esaforma otra vez, ahora, sin la excusa de ningún producto químico parapersuadirte. Te deseo.” Una ligera sonrisa se formó en sus labios mientras hacía esa declaración. “Te he querido desde el momento en que nos conocimos, y si crees quetu sentada a mi lado en sostén no me llena de deseo, estás muy equivocada. Yosimplemente no me impulso a mi mismo cuando no soy bien recibido.” Por unos segundos, me quedé sin habla. Había sucedido tanto estanoche, mi cerebro estaba teniendo un duro trabajo asimilándolo. Miré a Bones yfue como si las escamas cayeran frente a mis ojos, porque de repente lo vi. Esospómulos salientes, cejas oscuras enmarcando sus ojos cambiados a esmeralda,una boca curveada, una nariz recta, y una cuadrada mandíbula. Sus manoselegantes, y sus largos y afilados dedos. Por Dios. Él era hermoso. Absoluta eincreíblemente hermoso, y ahora que finalmente me había permitido a mimisma notarlo, no podía dejar de mirarlo. “Bésame.” Las palabras me dejaron sin ningún otro pensamiento, y me di cuentaque yo secretamente había querido decirlas desde hacía mucho tiempo. Bonesse inclinó hacia delante y sus labios se cerraron sobre los míos suavemente.Gentilmente. Dándome toda la oportunidad de cambiar de opinión y alejarlo,pero no lo hice. Deslicé mis brazos alrededor de su cuello y lo atraje más cerca. Deslizó su lengua por mis labios hasta que abrí mi boca. Tocó la mía porun momento antes de retirarse, en broma, de nuevo hacia su boca. Otropequeño toque y de vuelta otra vez, y otra vez. Engatusándome,persuadiéndome. Finalmente llevé mi lengua hasta su boca, sintiendo el roce enrespuesta y luego la increíble sensualidad de él succionándola.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 154 Gemí, incapaz de evitarlo. El roce de sus incisivos debió habermemolestado, pero no lo hizo. Ellos no parecieron obstaculizarlo a él tampoco,porque me besaba con la misma pasión que lo había hecho el pasado fin desemana. Mis sentidos se encendieron, y alejé una mano de su cuello paraatraerla hacia su camisa. Uno por uno, desabroché sus botones. Cuando estuvoabierta, deslicé mis manos sobre su piel desnuda, y Dios, se sentía tan biencomo se veía. Como seda extendida sobre acero. Bones buscó detrás de él ysoltó el cuello de su camisa. Toda la prenda cayó al suelo. Todo el tiempo élsiguió besándome mientras mi respiración era entrecortada. Con dominio propio mis manos fueron de su pecho hacia su espalda, misdedos tanteaban sus protuberancias y músculos. Su piel vibraba de poder, loque me hacía sentir como si acariciara un rayo atrapado en su piel. Bones gimióbajo en su garganta cuando lo toqué, deslizándome más cerca hasta quenuestros cuerpos estuvieron presionados el uno al otro. Sus labios se perdieron hacia mi cuello, encontrado mi urgido pulso. Locolocó dentro de su boca, manipulando mi vulnerable arteria con su lengua ylabios. Era la posición más peligrosa para estar con un vampiro, pero yo notenía miedo. En vez de eso, la sensación de él succionando en mi cuello meavivó increíblemente. Las olas de calor que corrían a través de mi me teníantemblando. Sus labios vinieron a mi oído, y lamió mi oreja antes de susurrar “Tedeseo tanto. Dime que me deseas. Di que si.” Negar que yo lo deseaba era obviamente una mentira. Solo una cosa medetuvo, y fue el recuerdo de Danny. “Bones…esto me gustaba antes. Creo…que algo está mal conmigo.” “Nada está mal contigo, y si cambias de opinión o me dices que pare, noimporta cuando, yo me detendré. Puedes confiar en mí, gatita. Di que sí. Di quesi...” Bones abalanzó su boca sobre la mía y devastó el interior con tal ansiaque yo me hundí contra él. Sus brazos me sostuvieron, y me alejaron losuficiente para decir una palabra.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 155 “Si…” Apenas había dejado mi boca antes de que me besara de nuevo,levantándome y llevándome cargada hasta el dormitorio. El colchón cedió bajonuestro peso mientras él me extendía sobre él. En un movimiento, eldesabrochó mi sostén y me lo quitó mientras sus manos se ahuecaban alrededorde mi pecho. Después bajo su boca a mi pezón y succionó fuertemente. Una presión de deseo puro se apoderó entre mis piernas. Él gentilmentese dirigió a mi otro seno sosteniendo el pezón entre sus dedos. Mi espalda searqueó y me presioné contra su cabeza. Las sensaciones eran demasiado, eltirón de su boca, los leves rasguños de sus dientes, hasta pensé que me iba adesmayar. Bones desabrochó mis jeans, tirando hacia abajo hasta que estuvieronfuera y solo quedé vestida con mis bragas. Él deslizó sus manos sobre ella,presionando hacia adentro. La fricción del algodón y sus dedos hicieron saltarmis terminaciones nerviosas. Un gemido se le escapó cuando tiró mis bragas yme dejó al descubierto de su mirada. “Oh, Gatita, eres tan bella. Exquisita,” Tomó un respiro antes de besarmecon tal minuciosidad que mi cabeza quedó dando vueltas. Arrastró su bocahacia mi pecho de nuevo dibujando la forma de cada pezón mientras su manobuscaba mi centro. Esos dedos me acariciaron sabiamente, como si yo le hubieracontado secretos, y me mordí el labio para ahogar los gritos. Cuando su pulgarrecorrió el círculo de mi piel y un largo dedo se movía dentro de mí, temblé dela necesidad incontenible. Un ruido áspero de protesta se me escapó cuando se detuvo. Movió sumano lejos, su boca dejó mi pecho, y arrastró sus labios hacia abajo por miestómago. No fue hasta que iba más allá de mi ombligo que me di cuenta de suintención. “¡Bones, espera!” grité escandalizada. Se detuvo en seguida, su boca aún en mi estómago. “¿Paro?” Preguntó Hubo color en mis mejillas y no pude articular mi objeción. “Er, no tedetengas del todo, solo…um, creo que eso no es apropiado“
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 156 Algo parecido a un bufido se le escapó. “Yo creo que sí lo es,” murmurómientras bajaba más su boca. Al primer toque de su lengua mi mente literalmente quedó en blanco. Unlargo y lento lamido me sondeó, dejando ardor en mi carne a su paso. Otrogolpe húmedo y otro, más profundo esta vez, y mi modestia fue arrasada porolas de calor puro. Él abrió más mis piernas, moviéndolas hasta que le diocabida a sus hombros, todo el tiempo navegando y profundizando en carnerosa suave. No le dije que esperara de nuevo, porque yo no podía hablar. Gemidosque no reconocí como míos salieron de mí aumentando su volumen yhaciéndose más desgarradores, retorciéndome en espasmos de placeracurrucados dentro de mí. Me retorcí bajo él, sintiéndolo explorar, cada matizde mí con una intimidad chocante. Mis caderas se arquearon sin que yo pudierahacer nada y un doloroso vacío en mi interior crecía con cada golpe de sulengua. Estaba siendo empujada a un límite que nunca había experimentadoantes, y se aproximaba cada vez más rápido. Bones aumentó la presión,igualándola con la intensidad, y cuando su boca finalmente se posó en miclítoris y succionó, yo grité. Fragmentos de éxtasis estallaron en mí, viajando de mi centro a misextremidades en un instante. Mi corazón, que pensé que simplemente haríaerupción, pareció hacer más lentos sus latidos y mi respiración perdió suirregularidad. Ese fuego previo de repente fue reemplazado con algo tibio yeufórico derramándose a través de mí, haciendo que mis ojos se abrieran deasombro. Bones se deslizó por mi estómago, enmarcado mi rostro con sus manos.“Nunca habías lucido tan hermosa,” dijo él, su voz vibraba con pasión. Mi cuerpo aún se sacudía con réplicas, pero esta era la parte que temía.Me tensé mientras él se movía entre mis piernas. “No tengas miedo,” susurró él, y me besó. Por un segundo me sentí avergonzada, considerando lo que el acababade hacer. Luego encontré el nuevo sabor salado de su boca provocativamente
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 157estimulante. Su lengua se entrelazó con la mía y su dureza se deslizó a lo largode mi pliegue húmedo. Me estremecí con el solo barrió exterior antes de alejarsey hacerlo de nuevo. Y de nuevo. Él acompasó su lengua a su cuerpo mientrasme acariciaba, trayendo ese dolor anterior otra vez con refuerzos. “Dime cuando,” murmuró él, un largo rato después. “O no lo hagas. Notenemos que ir más lejos todavía. Pasaría el resto de la noche degustándote,Gatita, me encantó. Déjame mostrarte cuanto. “ Bones arrastró su boca con dirección hacia abajo, pero lo sostuve paramantenerlo donde estaba. “Dime,” y un giró de sus caderas forzó un grito en mi. Mi corazón latía con nerviosismo, pero había solo una respuesta. “Ahora.” Me dio un beso vertiginoso y luego me incorporó en sus brazos. Lasensación de carne dura penetrando en mí me hizo jadear. Escalofríos salieronde mí mientras él empujaba suavemente hacia delante, y enterré mi rostro en sucuello. Él se trasladó más profundo, y una increíble sensación de plenitud seesparció a través de mí. Cuando estuvo completamente enfundado se detuvo,cerrando los ojos por un instante antes de mirarme. “¿Todo bien, cariño?” Era íntimo en una forma que nunca había experimentado, mirándonos alos ojos mientras él estaba dentro de mí. Solo pude asentir, ya que hablar ibamás allá de mí. Se movió un poco más dentro de mí, tirando un poco hacia atrásy luego empujando hacia delante. El inesperado placer me quitó el aliento. Élrepitió el movimiento, pero más profundo esta vez. Antes de que recuperara el control de mi respiración, él se empujó a simismo más cerca recorriendo casi todo el camino de ida y vuelta con un simplearqueo de sus caderas que arrancó un gemido de mi garganta. Sudor saliófervoroso de mi cuerpo, perforando, tirando un deseo primario a través de mí. Bones buscó hacia abajo aplanando su palma contra mi espalda,moviéndola más abajo hasta que se ahuecó en mis caderas. Él me empujó máscerca, frotándome contra él para que coincidiera con sus movimientos.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 158Rápidamente cogí el ritmo, y el aumento de contacto provocó que mi cabezadiera vueltas por la excitación. Esa presión anterior dentro de mí regresó, más fuerte con cadamovimiento hasta que mi cuerpo quemaba con un solo pensamiento. “Más……” Fue un gemido de pura demanda, la parte racional de mi mente no podíacreer que hubiera hablado. Se rió desde lo más profundo de su garganta, fue casi como un gruñido,y aumento su ritmo. Mis manos que antes no se habían movido de su espalda, se trasladaronhacia abajo para agarrar sus caderas. Mis dedos se clavaron de los durosmontículos sin preocuparse de lo apropiado. Parecía no poder tocarlo losuficiente o acercarme lo suficiente. Cada nuevo empuje lo hacía más intenso, yyo anhelaba cada pedazo de su cuerpo dentro del mío como nunca habíaanhelado nada antes. Compulsivamente lo besé, perforando mi labio inferior con sus colmillosy escuchándolo gemir mientras succionaba la sangre que salía. “Tan intensa y dulce,” murmuró con voz ronca. “No más…….de eso” Mi palabras salieron sin aliento. Se lamió sus labios, saboreando las gotas. “Es suficiente. Ahora tutambién estas dentro de mí.” Y me sostuvo aún más cerca, si eso era posible. Jadeé incontrolablemente mientras sus movimientos se hacían másintensos. La vacilación de antes olvidada, me moví salvajemente debajo de él,mis uñas arrancaron ronchas temporales en su espalda. Mis dientes se clavaronen su hombro, arrancando un grito ante la fricción incesante, y lo mordí solohasta que saboreé la sangre. Él echó mi cabeza hacia atrás, su lengua encantadora en mi boca. “¿Másfuerte?” “Dios, si,” gemí, sin importarme como sonara. Bones dio rienda suelta a su control con obvio deleite. Sus caderas seenterraron en las mías con un salvajismo helado que era el más increíble placer
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 159jamás había sido infligido a mi cuerpo. Los gritos que yo había retenido, sederramaron en rítmicas notas que lo alentaron. Cuando ya no pude soportarlomás, él se movió más rápido, empujando de una forma que hubiera sidodespiadada si no me hubiera deleitado de ello. De alguna manera me recordó el efecto de las drogas. Toda parecía girary perder forma excepto Bones. Aquel lejano rugido estaba en la parte de atrásde mi oído, pero era el sonido de mi corazón palpitante. Las terminacionesnerviosas en mis entrañas chispearon en anticipación. Golpeaban y lastimaban, apretando y soltando con gran fiereza,esperando el momento en que estallarían. A la vez yo estaba desconectada e hipersensible de mi cuerpo. Estajadeante, criatura retorciéndose no podía ser yo. Sin embargo nunca antes habíasido tan consciente de mi piel, de cada respiración, y de la sangre corriendo através de mis venas. Antes de que el último nervio de mi se rompiera entensión, Bones agarró mi cabeza y me miró a los ojos. Un gritó estallo de miboca cuando la retención estalló y la inundación del orgasmo barrió sobre mí.Fue más fuerte que el primero, más profundo de alguna manera, y dejando unhormigueo residual bajo mi piel. Sobre mí él gimió, torciendo el rostro de éxtasis mientras iba incluso másrápidamente con sus ojos clavados en los míos. No puede mirar a otro lado,viendo su control evaporarse dentro de las profundidades verdes. Se aferró amí mientras cedía a la pasión, besándome casi dolorosamente yestremeciéndose por varios momentos. Cuando me separé para respirar, él se movió hasta que quedamosyaciendo uno al lado del otro. Sus brazos se cerraron a mí alrededor,manteniendo nuestros cuerpos tocándose. No parecía haber suficiente oxígenoen mis pulmones e incluso Bones respiró profundo una o dos veces un record,para lo que yo había visto antes. Poco a poco controlé mi jadeo y mi corazón seinstaló en un ritmo no peligroso. Él extendió la mano y apartó el cabello sudadode mi rostro, sonriendo antes de besarme en la frente. “Y tú de verdad creías que algo estaba mal contigo.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 160 “¡Algo está mal conmigo, no puedo moverme!” Era verdad. Tendida a su lado, mis brazos y piernas simplemente norespondían ninguna de mis órdenes. Mi cabeza tenía una espada con tiempo derespuesta de cinco minutos colgando de ella, aparentemente. Él sonrió y se inclinó para lamer el pezón más cercano a él, haciendotrazos sobre él ligeramente. La aureola estaba sensible por su atención previa, ycientos de aguijones de placer corrieron a la punta. Cuando alcanzó el umbralde la sensibilidad él se detuvo, repitiendo el proceso con el siguiente. Algo me llamó la atención cuando miré hacia abajo. “¿Estoy sangrado?” pregunté sorprendida. No parecía exactamente sangre y mi período había sido hace unasemana. Sin embargo había una distintiva humedad rosa al comienzo de mipliegue inferior. Él apenas se detuvo para mirar. “No, cariño. Eso es mío.” “¿Qué es? Oh” pregunta estúpida. Él me había dicho antes que los vampiros lloraban rosado. Supongo quetambién aplica para otros fluidos. “Déjame levantarme, lo lavaré.” “No me importa.” El exhaló las palabras sobre mi piel. “Es mío despuésde todo. Yo te limpiaré.” “¿No vas a enrollarte y quedarte dormido?” No era eso lo queusualmente sucedía . A menos que él en verdad, le gustara acurrucarse después, las cosasestaban tomando un marcado giro mientras su mano se movió más abajo,buscando mis profundidades. Paró lo que estaba haciendo para reírse, levantando su cabeza de mipecho. “Gatita” sonrió “Estoy lejos de dormirme.” Su mirada envió un escalofríoa través de mí. “No tienes idea de cuantas veces he fantaseado sobre ti de estamanera. Durante nuestros entrenamientos, nuestras peleas, las noches que te hevisto vestirte y arreglarte para otro hombre…”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 161 Bones dejó de hablar para besarme tan profundamente, que casi olvido loque estábamos hablando. “Y todo el tiempo que te veía mirarme con miedo cada vez que te tocaba.No, no voy a dormir. No hasta que haya probado cada centímetro de tu cuerpoy te haya hecho gritar una, y otra, y otra vez.” Inclinó la cabeza hacia mis pezones una vez más, succionándolos yraspándolos con sus dientes. La forma en que sus colmillos frotaban la aureolaera increíblemente erótica. “Un día voy a encontrar ese viejo amigo tuyo y voy a matarlo,” susurrótan bajo que apenas pude oírlo. “¿Qué?” El acaba de decir eso Un tirón fuerte de su boca me distrajo, y después otro y otro, hasta quemis preocupaciones se desvanecieron bajo el asalto sensual a mis pezones. Después de un tiempo él los miró y sonrió con satisfacción. “Rojo oscuro, ambos. Tal como te lo prometí. ¿Ves? Soy un hombre depalabra.” La confusión nubló mi mente por un segundo. Luego recordé esa tardecon él tratando de sacarme la vergüenza con horas de conversación sucia, y elcolor rápidamente lleno mi rostro. “En realidad no quisiste decir esas cosas, ¿no?” Mi mente me rebeló elpensamiento, pero había un pulso traicionero y rápido en mi cuerpo queesperaba lo contrario. Él se rió otra vez, bajo y gutural. Su ceja se alzó como unapromesa de pecado, Sus ojos fueron de negro a puro verde, y su boca se deslizórápido bajo mi estómago. “Oh, Gatita, quise decir cada palabra.” Me desperté con un cosquilleo a lo largo de mi espalda. Se sentía comomariposas. Al abrir mis ojos, lo primero que vi fue un brazo alrededor de mi, sucolor pálido casi idéntico al mío. Bones a lo largo de mi espalda, sus caderas tocando las mías. Lasmariposas eran sus besos presionando mi piel. Mi primer pensamiento fue, él escogió la profesión incorrecta. Debió ser
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 162un prostituto. Hubiera ganado millones. El segundo fue menos agradable, y mepuse rígida. Si mi madre me viera, ¡me mataría! “Lamentos de la mañana siguiente” Él dejó de besarme con un ruido dedecepción. “Temía que tu probablemente te despertaras y te azotaras por esto.” Mientras él hablaba, yo salí de la cama como si hubiera sido disparadapor un cañón. Tenía que pensar que era lo que iba a hacer, y no podía hacer esoen la misma habitación con él. Sin siquiera deteniéndome para encontrar miropa interior, solo me puse una camiseta y tiré de mis vaqueros. Dios, misllaves, ¿donde puse mis llaves? Bones se sentó. “No puedes simplemente salir corriendo y pretender queesto nunca sucedió.” “No ahora,” dije con desesperación, tratando de no mirarlos, Aja, ¡lasllaves! Las agarré con mis dedos apretados y salí corriendo de la habitación. “Gatita…” No me detuve.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 163 Capítulo 13TRADUCIDO POR MELISSA CONDUJE DIRECTO A CASA, MIS EMOCIONES ESTUVIERON todo elcamino en una competición de fuerza. Hacer el amor con Bones había estado más allá de lo increíble, él estabaen lo correcto. No hay forma de que pueda disimular que esto no ocurrió. Perohabía más para considerar que simplemente mis sentimientos. Dejándome de lado, sólo estaba un poco confundida por habermeacostado con él. El principal motivo para mi pánico, sin embargo, era sabercómo reaccionaría mi madre. Nunca le podría contar. Y eso significaba quetenía que detener esto, antes de que fuera un poco más allá. Mis abuelos estaban en el porche, bebiendo té helado cuando me detuveen el camino dos horas más tarde. Se parecían a una tarjeta postal de Temas Americanos con sus canas y sustrajes para el día, las caras aguantaban estoicamente el paso del tiempo. “Hola" los saludé distraídamente. Hubo un siseo de mi abuela. Inmediatamente después vino un bramidode ofensa de mi abuelo. Nada más les pestañeé. "¿Qué pasa con ustedes dos?" Curiosa, observé como mi abuelo pasaba por tres matices de rojo.Después de todo, no era como si varias veces antes no hubiera regresado hastael día siguiente y nunca habían hecho comentarios. Habían adoptado una política de "no preguntar, no decir" cuando setrataba de mis últimas noches. "¡Justina, ven aquí fuera muchacha!” Él ignoró mi pregunta y se puso depie. Un momento más tarde mi madre salió afuera, con su cara tandesconcertada como la mía.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 164 "¿Qué? ¿Algo anda mal?" Le contestó mientras todavía temblaba con furia. "Sólo mírala. ¡Mírala! ¡No me puedes decir que ella no estaba haciendocualquier cosa incorrecta anoche! ¡No, ella se asociaba con el Diablo, eso es loque ella estuvo haciendo!" Palidecí, destruyendo mi cerebro para sacar en claro cómo se enteró él,de que me había acostado con un vampiro. ¿Me habían crecido colmillos? Extendiendo la mano, manoseé misdientes, pero eran tan cuadrados y planos como siempre. El gesto lo enfureció aún más. "¡No te toquetees tus dientes delante demí, jovencita! ¿Qué piensas que eres?" Para su mérito, mi madre de inmediato comenzó a defenderme. “Oh, Pa,no entiendes. Ella es... ". Su voz abruptamente se atragantó a medida que fijaba su mirada en mícon un pequeño semblante traumatizado. "¿Qué?" Exigí, asustada. "Tu cuello...” susurró con incredulidad en sus ojos. Aterrada, la empujé hacia un lado y corrí al cuarto de baño más próximo.¿Había marcas de colmillo? Dios, ¿me mordió sin que me diera cuenta? Sinembargo cuando clavé los ojos en mi reflejo, entendí la razón de su reacción. En espacios de forma irregular y en diferentes tonos de azul, no habíacuatro, sino cinco chupones.* Ninguna delatora herida por punción de los dientes de un vampiro,excepto simplemente chupones… Abriendo la camisa de Bones, vi que mis pechos poseían marcassimilares. Era bueno que esta camisa no tuviera escote, o afuera todos ellos sehabrían desmayado muertos. "¡Sé lo que son!" El abuelo Joe me rugió desde el porche. "Vergüenza tedebería dar, correteando de acá para allá, sin estar casada, permaneciendo fueratoda la noche. ¡Estoy Avergonzado!" * También llamados besos de amor
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 165 "¡Avergonzada!" Mi abuela hizo eco. A bien saber, ellos todavía estabande acuerdo luego de cuarenta y tres años de matrimonio. Fui arriba a mi cuarto sin contestarles. Definitivamente ya era hora deque me buscaba un nuevo alojamiento. Quizá aquel departamento estabavacante inmediatamente.Para mi completa falta de sorpresa, mi madre me siguió. "¿Quién es él, Catherine?" Me preguntó tan pronto como cerró la puertadetrás de ella. Tenía que decirle algo. "Es alguien que conocí mientras estaba fuerabuscando a vampiros.” “Nosotros, ah, tenemos algo en común. También los mata". No había necesidad de ahondar en más detalles. Como uno muyimportante, con respecto a él siendo uno. "¿Es... es muy importante para ti lo que hay entre ustedes dos?" "¡No!" Mi negativa fue tan vehemente que ella frunció el ceño.Estupendo, ¿eso no sonó bien? No, no podemos tener una relación porque élestá técnicamente muerto, pero Dios él es guapísimo y hace el amor como untroyano. “¿Entonces por qué...?” Ella se veía genuinamente desconcertada. Suspirando, me eché en la cama. ¿Cómo detallar lujuria irreflexiva a tumadre? "Pues bien, acaba de ocurrir. No fue planificado". Una mirada de horror cruzó su cara. "¿Usaste alguna protección?" "No fue necesario" contesté verdaderamente sin pensar. Ella llevó ruidosamente una mano hacia su boca. "¿Qué quieres decir,con que no fue necesario? ¡Podrías quedar embarazada! ¡O tener unaenfermedad!". Me costó trabajo evitar rodar mis ojos. Sólo podría imaginarme mirespuesta. Buenas noticias, Ma. Es un vampiro y uno viejo, así que no hay embarazoo ninguna de las enfermedades. Es imposible.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 166 En lugar de eso, nada más le dije que no se preocupara. "¿No me preocupes? ¡No me preocupes! Te voy a decir lo que voy ahacer. ¡Voy a conducir a la siguiente combinación de pueblos donde nadie nosconoce, y voy a comprarte condones! No vas a terminar joven y embarazadacomo yo... o peor. Ahora existe el SIDA. Y la sífilis. Y la gonorrea. ¡Y inclusocosas que no puedo pronunciar! Si vas a involucrarte en esa clase decomportamiento, entonces al menos vas a estar a salvo de él". Agarró su cartera con un brillo de determinación y se encaminó hacia lapuerta. "Pero Mamá..." La seguí escaleras abajo, intentando convencerla de no salir, pero meignoró. Mis abuelos me divisaron desde el porche, con las caras juntas trazadascomo nubes de tormenta mientras mi madre entraba en su automóvil y semarchaba. Definitivamente era hora de llamar a ese arrendador. El arrendador, el Sr. Joseph, me dijo que podía mudarme el siguiente finde semana. No podía llegar lo suficientemente pronto. Me ocupé de darme unaducha, rasurarme, cepillarme los dientes, cualquier cosa excepto preguntarmelo que estaba haciendo Bones. Tal vez me preocupaba por nada. Tal vez simplemente había sido algo casual para él, incluso no tendríaque decirle que no podía ocurrir otra vez. Después de todo, el hombre era doscentenares de años mayor que yo y un antiguo gigoló. Ciertamente no lo habíadespojado de su virginidad. Un automóvil entró en nuestro camino de acceso alrededor de las seis yno sonaba como mi madre. Miré por la ventana con curiosidad, y vi que era untaxi. Una familiar cabeza blanqueada apareció y al siguiente momento Bonessalió. ¿Qué estaba haciendo aquí? Otra mirada aterrorizada reveló que mimadre todavía no estaba de regreso, pero si ella apareciera ahora y le viera....
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 167 Bajé las escaleras a la carrera tan rápidamente que tropecé y caí en unovillo en el aterrizaje mientras mi abuelo abría la puerta. "¿Quién eres tú?" Le exigió a Bones. Estaba consiguiendo una historia mental de él siendo un estudiantebecario de una universidad cuando Bones le contestó en un tono perfectamenteeducado. "Soy una agradable jovencita que está aquí para recoger a su nieta por elfin de semana". ¿Huh? Mi abuela asomó su cabeza también, con la boca abierta al ver a Bones ensu entrada. "¿Quién eres tú?" Ella cacareó . "Soy una agradable jovencita que está aquí para recoger a su nieta por elfin de semana" él repitió la extraña línea, quedándose mirándola directamente alos ojos con un destello de verde. Ella pronto obtuvo la misma mirada vidriosaque su marido llevaba y entonces saludó con la cabeza una vez. “Oh, pues bien, ¿no es eso simpático? Eres una jovencita agradable. Séuna buena amiga y ponla por el buen camino. Ella tiene magulladuras de amoren su cuello y no volvió a casa hasta esta tarde".Santo Jesús, ¿por qué solo no me podía tragar el suelo? Bones reprimió una risay asintió con la cabeza solemnemente. "No te apures, Abuelita. Vamos a unaretirada bíblica para ahuyentar al diablo fuera de ella". "Estupendo" dijo mi abuelo con una voz aprobatoria y una expresión enblanco. "Eso es lo que ella necesita. Ha sido una salvaje toda su vida". "Vamos a tomar una taza de té mientras empacas... Ve". Todavía andaban con los ojos vacíos, mientras se encaminaban hacia lacocina. Pronto pude oír el agua siendo derramada en el hervidor. Ellos nobebían té. "¿Qué piensas que haces aquí?" Pregunté en un susurro furioso. "¡Si sóloel cine estuviera en lo correcto, no podrías entrar a menos que fueras invitado!
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 168 Se rió de eso. "Lo siento, cariño. Los vampiros pueden ir donde quieraque quieran”. "¿Por qué estás aquí? ¿Y por qué persuadiste a mis abuelos con engañosen pensar que eres una chica?" "Una agradable jovencita" me corrigió con una sonrisa. "no puedohacerlos creer que te quedaras con un mal tipo, ¿o podemos?” Caminé con prisa hacia él. Si mi madre regresara, se requeriría más queun destello de sus ojos para convencerla de qué ella no estaba viendo que supesadilla, cobraba vida. "Te tienes que ir. Mi mamá tendrá un ataque al corazón si te ve". "Estoy aquí por una razón" dijo serenamente. "No quiero que teinvolucres más allá, pero estuviste muy enfática la última noche cuando queríasestar informada si descubría donde estaba ese club. Lo tengo. Está en Charlotte,y vuelo allí esta noche. Te compré un boleto, si quieres ir también. Si no lohaces, sólo entraré en tu cocina y convenceré a tus abuelos que nunca estuveaquí. De ese modo no tendrás que explicar mi presencia más tarde a tu mamá.Es tu decisión, pero tienes que decidirte ahora". Supe lo que escogería, pero todavía estaba desconcertada en cómo pudohaber sido ésta una escena muy fea. “¿Por qué no llamaste por teléfono en lugarde simplemente venir?” Su ceja se arqueó. "Lo hice. Tu abuelo me colgó el teléfono tan prontocomo pregunté por ti. Realmente debes conseguir un teléfono celular. O lesrecuerdas que tienes veintidós años de edad y que es apropiado que uncaballero te telefonee". Dejé el comentario de caballero de lado. “¡Sí, bien, son anticuados, y mecreyeron un tipo de perdida, cuando vieron mi cuello lo cual, a propósito, fuemuy desconsiderado! ¡Dejando todos estos hallados por ahí!, ¡dejando esasmarcas para que ellos las vean!” Una gran sonrisa tiró de su boca. "Sinceramente, Gatita, si no me curarasobrenaturalmente, estaría cubierto de marcas similares, y mi espalda sería unrío de cicatrices por tus uñas".
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 169 Cambio de tema. ¡Cambio de tema! "Hasta esta noche" seguí deprisa, "Sabes que iré. Te lo dije, quierodetener a Hennessey, y lo quiero. ¿Ya encontraste dónde estaba el club? Eso fuerápido". "De hecho, lo supe antes" dijo, apoyándose contra el marco de puerta."Lo investigué esta mañana mientras tú dormías. Estaba a punto de contarte esocuando te despertaste, sin embargo saliste corriendo como el infierno comopara perseguirte y no me diste la oportunidad". Tuve que dejar caer mi mirada. Mirarlo de frente era más de lo que podíamanejar. "No quiero hablar de eso. ¿No soy tan superficial como para permitirque mis...?" ¿Cómo llamarlos? "Mis dudas acerca de anoche interfieran condetener a un asesino, pero pienso que es mejor si nos olvidamos de eso”. Su media sonrisa se mantuvo. "¿Dudas? Oh, Gatita. Rompes mi corazón". Eso hizo subir mi cabeza. ¿Estaba burlándose de mí? No lo podría decir."Enfoquemos la atención en las prioridades. Si quieres, lo haremos, ah,hablaremos de eso después. Después del club. Espera aquí mientras hago elequipaje”. Él mantuvo la puerta abierta. "No es necesario, traje tus ropas de juego.Después de ti".*** "No te he visto aquí antes, pastel de cereza" dijo el vampiro mientras sedeslizaba hacia el asiento junto a mí. "Mi nombre es Charlie". ¡Bingo! Era tan feliz que casi di unas palmadas. Habíamos aterrizado enCharlotte a las diez, habíamos averiguado sobre nuestro hotel a las once, yhabíamos llegado al Club Flame poco antes de la medianoche. Había estadosentándome en este lugar repugnante por dos horas, y llevaba puesto unvestido de puta, no habían sido dos horas solitarias. "Dulce para comer, y tan fácil" contesté, mientras mentalmente medía elnivel de su poder. No era un maestro, pero era fuerte. “Buscando una cita,
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 170¿amor?" Él arrastró sus dedos a lo largo de mi brazo. "Claro que sí, cereza". El acento de Charlie era sureño puro. Tenía el pelo café, una sonrisaamigable y una constitución atlética. Su pronunciación lenta y pesada, y esamaldita conducta, estaba hecha sólo para que pareciese más amistoso. Quiénpodría ser malo cuando disponía de un acento como caramelo, ¿cierto? El tipo a mi izquierda, quien me había estado haciendo insinuacionesamorosas toda la noche, le dio una mirada agresiva. “Oiga señor, la vi primero..." "¿Por qué no te levantas, sales de aquí y te vas a casa?" Charlie le cortó,todavía sonriendo. "Mejor apresúrate, ahora. No me gusta hablarrepetitivamente". Si fuera ese tipo, oiría el acero debajo de acto de buen niño provinciano yestaría alarmado. Por supuesto, no estaba borracho o ignorante, estaba simple y claramenteinconsciente del peligro enfrente de mí. "Creo que no me oíste" el hombre articuló mal, colocando una manopesada sobre él. "dije que la vi primero". Charlie no perdió su sonrisa. Él tomó al hombre de la muñeca y lo sacóde su silla. "No hay necesidad de combatir y causar una riña" dijo con un guiñohacia mí. "Enloquecemos por ti, amorcito. Me siento afortunado.”*Y sacó al hombre a la fuerza del bar. El hecho es que nadie hizo un comentariopor lo elegante del lugar. Miré alrededor, destrozada anímicamente. Si intentaba detener a Charlie,revelaría toda mi estrategia y destrozaría la oportunidad de Bones de encontrara Hennessey, otra vez. Así es que no hice nada. Sorbí mi bebida y me sentí mal por dentro. Cuando Charlie regresó, tenía esa misma gran sonrisa cordial, y estabasolo. “Resulta que tengo suerte esta noche" comentó. "La pregunta es, ¿vas a *Con acento sureño.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 171hacerme muy, muy afortunado?” Estaba tratando de escuchar latidos de corazón afuera, pero el ruidoadentro era demasiado fuerte. Cualquier cosa que haya ocurrido, se habíaterminado. No había nada que hacer más que lleva a cabo esto. "Cosa segura, amor. Sólo necesito primero un regalito que ayude con mialquiler". Mi voz fue coqueta. No un indicio de estrés. La práctica la hizo perfecta,y el comentario de la renta fue mi oda para Stephanie. Pensé que eramisteriosamente apropiado . "¿Cuál es tu renta, pastel de cereza?" "Cien dólares" reí nerviosamente, cambiando de posición en mi silla deforma que mi vestido subió más alto. "te alegrarás con tu obsequio, lo prometo". La mirada fija de Charlie pasó rozando mis muslos en el vestidoridículamente pequeño e ingirió un aliento profundo. Sólo los meses deentrenamiento me previnieron de sonrojarme cuando supe lo que estabahaciendo. "Chiquilla querida, con tu apariencia, digo que eso es una ganga”. Él tendió su mano y yo lo tomé, brincando fuera de mi silla. "Charlie, ¿verdad? No te preocupes. Estás a punto de experimentar unauténtico obsequio". Mientras Charlie conducía, en silencio daba gracias a Dios que no habíaintentado una relación sexual rápida directamente en el local. Mi actuaciónengañosa de la prostituta no iba tan lejos. Bones nos seguía a una distancia discreta, esperábamos que fuera llevadade regreso al hogar de Charlie, rompiendo la regla cardinal de Bones de evitarla base de operaciones de un vampiro. La información que podíamos encontrarvalía el riesgo de que él tuviera compañeros de habitación. "Cuánto tiempo has sido una chica trabajadora ¿amorcito?" preguntóCharlie, como si estuviera discutiendo el clima. "Oh, alrededor de un año" contesté. "soy nueva en este pueblo, peroahorro para moverme otra vez".
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 172 "¿No te gusta Charlotte?" Dijo cuando se deslizó sobre la carreteraprincipal. Dejé un indicio de nerviosismo entrar en mi voz. "¿Dónde vamos? Penséque solo ibas a estacionarte al lado del camino o algo por el estilo". "Lo es o algo por el estilo, cereza". Se rió ahogadamente. "Cree Eso". ¿Cómo reaccionaría una prostituta normal? "Oye, no vayas demasiado lejos. No quiero caminar toda la noche pararegresar a mi carrera". Charlie volteó su cabeza y me miró a la cara. Sus ojos resplandecieronesmeralda y perdió esa conducta amigable. “Cállate, perra". Bueno. ¡Supón que las buenas maneras se terminaron! Tan apropiadopara mi, simplemente bien. Odié hacer conversación trivial. Asentí con la cabeza con lo que esperé fuera una expresión abrillantada yse quedó con la mirada fija hacia delante sin otra palabra. Hacer cualquier cosamenos era sospechosa. Charlie silbó "Amazing Grace" mientras conducía. Eran todo lo quepodría hacer para no batir mi cabeza alrededor y chasquear, ¿estás bromeando?¿No podría escoger algo más apropiado, como "Shout at the Devil" o "Don tFear the Reaper" Algunas personas no tenían el sentido de la música correctapara un secuestro. Se detuvo cuarenta minutos más tarde en un diminuto complejo dedepartamentos.Estaba ubicado atrás de otros edificios similares a lo largo de la calle. El barrioera de clase media baja, pero no era un barrio pobre. Simplemente que no veríaspersonas paseándose de un lado a otro a la vista. "Hogar dulce hogar, pastel de cereza". Sonrió abiertamente, cerrando elautomóvil. “Al menos por un poco de tiempo. Entonces conseguirás dejar la ciudadcomo quieres".
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 173 Interesante. No había recibido instrucciones de hablar, sin embargo, asíque continué con mi acto catatónico. La cólera cocía a fuego lento dentro de mí, pensando en todas las chicasque no habían estado fingiendo. La sangre contaminada tenía ventajas. Charlie abrió mi puerta del automóvil y tiró bruscamente de mí haciaafuera. Lo dejé impulsarme arriba, al tramo individual de la escalera que dabahacia el segundo piso. Incluso no se molestó en sujetarme cuando tocónerviosamente sus llaves. Eso es, amigo. No te preocupes por mí. Estoydesvalida. Me empujó hacia adentro cuando abrió la puerta. Tropecé a propósito, enparte para quedarme cerca del suelo y echar un vistazo de mis alrededores, ytambién para que mi mano estuviera junto a mis botas. A Charlie no le importó que yo estuviera en el piso. Dio un paso porencima mío y cayó de golpe encima de un sofá cercano. "Conseguí otra, Dean" gritó. "Ven a ver".Hubo un gruñido, un chirrido de muebles, y luego probablemente Dean. Verle casi agrietó mi cubierta, porque se paseó alrededor desnudo. Tuveque prepararme duramente para no apartar la mirada instintivamente. Boneseran sólo la segunda persona que había visto de ese modo y con Danny habíasido tan rápido, que apenas podía ser contado. En medio de todo, meavergoncé. Qué ridículo. Dean cayó a mi derecha y se recostó boca arriba. Sus partes se mecían tancercanas, que combatí un sonrojo. Y una retirada. "Ella es primorosa". Charlie gruñó. "La encontré. Voy primero". Esa declaración borró lejos mi vergüenza. Hijo de puta. Estos cerdos loiban a conseguir, está bien. Permanentemente. Acababa de oír ruido de pasos afuera cuándo Dean se giró hacia Charlie.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 174 "¿Estás esperando a alguien...?" Mi estaca se desatascó de mi bota en el mismo instante en que Bonesderribó la puerta con una patada. Tal vez era rencorosa. Pudo deberse a laconveniencia de su cercanía, pero el primer lugar en el que la metí fue en laingle de Dean. Dejó escapar un grito agudo e intentó agarrarme. Me alejé, jalandobruscamente fuera de mi otra estaca y arrojándola en su espalda. Eso lo llevó aponerse de rodillas y yo ataqué, salté encima de su espalda como si éste fueraun macabro rodeo. Dean dio saltos bruscos frenéticamente, pero agarré la estaca con ambasmanos y la incliné hacia abajo, empujando con toda mi fuerza. Se aplastó debajode mí. Hizo puf. Le di a la estaca otro empujón en buena medida y me apartécon una patada que no sintió. "Supongo que fuiste primero después de todo, estúpido". Bones ya tenía a Charlie cuándo miré después en su dirección. Leencaramó en el sofá, sentándose en su regazo en una actitud que habría sidocómica para dos hombres adultos. Si no cuentas los cuchillos que se veíansaliendo del pecho de Charlie. "Qué bueno que no necesité al otro tipo, cariño" comentó secamente. Me encogí de hombros. “Demasiado tarde ahora. Pero me deberías haberdicho”. Charlie clavó los ojos en mí con cara de asombro. "Tus ojos...” él dirigió. No necesité echar una mirada a un espejo para saber que estabanencendidos. Pelear era una forma segura de sacar su resplandor. De esa manera,era como una erección óptica. Inevitables una vez que las cosas se pasaban deun cierto punto. "Preciosos, ¿no los son?" Bones dijo suavemente. "Tanto en confrontacióncon su corazón pulsátil. Siéntete en libertad para escandalizarte. Lo hice cuandolos vi resplandecer por primera vez".
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 175 "Pero son. Ella no puede...” "Oh, no te preocupes más por ella, compañero. Soy yo de quien tedeberías preocupar.” Eso devolvió la atención de Charlie hacia él. Se contoneó, pero ungolpecito de un cuchillo lo calmó. "Gatita, hay alguien en el otro cuarto. Son humanos, pero no te apresuresa asumir que son inofensivos". Arranqué tres pequeños cuchillos de lanzamiento de mi bota y fui averificar allá afuera. Ahora yo también percibí el sonido de un latido de corazónviniendo desde atrás del departamento. Estaba en la habitación de la que Deanhabía salido. ¿Tenía sangre caliente de apoyo? Cuando me acerqué a la habitación, me dejé caer en mis rodillas y memoví hacia adelante gateando. Un disparo a la cabeza era todo lo quenecesitaba. Esperaba que quien estuviera apuntando supondría que estaría másarriba, y apuraría delante después que él lanzara otro disparo. ¿Tendría quematar a otro humano? Sólo había una forma de enterarse. Miré con atención cautelosamente alrededor del fondo del marco de lapuerta... y entonces entré corriendo con un grito. "¡Necesitamos una ambulancia!" La chica miraba ciegamente el cielo raso. Una mirada reveló que no teníaarmas. La única cosa que llevaba puesta era su sangre. Sus brazos y sus piernasestaban extendidos en una actitud evidente, y no se movía. Claro que no. Sehabría dicho que no podría. Mis cuchillos se cayeron de mis dedos nerviosos. No podría apartar lavista de ella. Todos estos años, los vampiros que yo había matado, y nuncahabía visto a una víctima antes. Todo lo que había leído, no se comparaba con larealidad, respirando las pruebas de la crueldad de alguien. Mi mirada fija fue asu garganta, a sus muñecas, y al pliegue de su muslo. Todas perforaciones biendefinidas heridas por punción que lentamente se destilaban. Me remecieron de mi estado de sacudida horrorizada. Agarré la sábana ycomencé a desgarrarla.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 176 La chica incluso no se movió cuando usé las tiras como vendajes y lasamarré a todo excepto a su cuello. Esa herida la apreté manualmente, utilizandolos restos de la sábana para cubrirla mientras la cargué fuera del cuarto. "Tengo que llevarla a un hospital" "Espera, Gatita". Bones me dio una mirada inescrutable mientras me apresuraba al cuartoprincipal de este infierno. Charlie apenas recorrió con la mirada la figura en mis brazos. Pareciómás preocupado con su propio apuro. "¡Pero ella ha perdido una buena cantidad de sangre! ¡Y peor!" Bones supo lo que "y peor" quería decir, incluso si no lo podía decir deun olfateo. La pérdida de sangre podía ser reabastecida. Sus heridas emocionalesnunca podrían curarse. "La llevas a toda prisa a un hospital local y bien la puedes matar.Uniformemente. “ "Hennessey enviará alguien a silenciarla, ella sabe demasiado. Meencargaré de ella, pero déjame tratar con él primero". Charlie hizo girar su cabeza tanto como su proximidad cercana lopermitió. "No sé quién eres, niño, pero cometes un gran error. Si te levantas fuerade aquí ahora, sólo podrías vivir lo suficiente para lamentarlo". Bones dejó escapar una risa burlona. “¡Muy bien dicho, compañero! Porqué, algunos de los otros se comportaron servilmente enseguida, y sabes loaburrido que es. La razón está de tu parte, no hemos sido correctamentepresentados, aunque ya sé tu nombre. Soy Bones". La transparencia de los ojos de Charlie me dejó saber que habíaescuchado acerca de a él. Un día, iba a tener que preguntar cómo ganó sureputación. Sin embargo, posiblemente no quería saber. “No existe ninguna razón para ser incivilizados sobre algunas cosas".
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 177 Charlie estaba repentinamente de regreso a su encantadorapronunciación lenta. "Hennessey dijo que has estado escabulléndote detrás deél, ¿pero por qué no te abrillantas? No le puedes ganar, así es que deberíasunirte a él. Caramba, a él le gustaría tener a alguien como tú bateando en suequipo. Éste es un gran pastel dulce, mi amigo, y no hay nadie a quien no legustaría un pedazo". Bones lo pesco de forma que lo podría mirar. "¿Eso es correcto? No estoytan seguro de que Hennessey me quisiera. He matado a un montón de sustipos, para que veas. Él podría estar enfadado acerca de eso". Charlie sonrió. “¡Aw, caramba, eso es como una entrevista de trabajopara él! No te preocupes por eso. Haría cálculos, si fueron lo suficientementeestúpidos para quedar secos por ti, no los querría en primer lugar". "No tenemos tiempo para esto" rompí, colocando a la chica en el piso.“¡ella muere desangrada mientras haces amigos!“ "Un momento, mascota. Charlie y yo hablamos. Ahora, acerca de estepastel, compañero. Grande y dulce, ¿dices? Temo que necesitaré un poco másde incentivo para dejarte con vida que simplemente Grande y dulce. Estoyseguro de que puedo encontrar a alguien que pagaría un dineral por tucadáver”. "No tanto como lo que podrías obtener por jugar por Hennessey en lugarde en su contra". Él asintió con la cabeza en mi dirección. "¿Ves a esa chica quetu gata montés mece? Cada una de esas dulzuras vale sesenta de los grandes laronda, cuándo son puestas en la cama. Nos ponemos esplendidos para asídejarlas sin respiración. Luego las subastamos a uno de los nuestros. ¡Comidacompleta, sin tener que limpiar los platos después! ¡Y luego son un platoperfecto para un hambriento Ghoul! Digo, estas chicas no fueron nunca másútiles en sus vidas" "¡Tú pedazo de mierda!” grite, marchando en su dirección con mi estaca. “¡Permanece dónde estás, y si tengo que decirte que lo hagas una vezmás, voy a derribar tu cabeza ensangrentada!” Bones retumbó en mí.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 178Me congelé. Sus ojos se consumieron de un peligroso destello de luz que nohabía visto desde que nos encontramos la primera vez. Al mismo tiempo,estaba intranquilo. ¿Estaba todavía molesto por la información de Charlie... osiendo reclutado en lugar de eso? "Eso está mejor". Bones retornó su atención a Charlie. "Ahora, pues,¿decías?" Charlie se rió como si hubieran compartido un chiste. “¡Uf! Tu gatita estámuy nerviosa, ¿verdad? ¡Mejor observa tu parte pequeña y arrugada antes deque ella la cuelgue en su cinturón!". Bones se rió también. "Ninguna oportunidad de eso, compañero. A ella legusta lo que le hacen más de la cuenta para despojarme de ellos". Me sentí enferma, y mi cabeza comenzó a latir. ¿Cómo podríadesperdiciar tanto tiempo mientras esta chica estaba chorreando sangre portoda la alfombra? Dios mío, ¿qué ocurre si éste era el Bones real? ¿Qué ocurre sitodo lo anterior a esto hubiera sido una actuación? Digo, qué tan bien loconocía, de todas formas. Esta pudo haber sido su intención todo el tiempo, ycuán divertido debió haber sido conducirme con engaño a ayudarlo. La voz demi madre hizo eco en mi cabeza. Todos ellos son malos, Catherine. Sonmonstruos, monstruos. "Sesenta de los grandes cada uno, eso es bueno, ¿Pero, cómo se loreparten arriba? No es una buena cantidad de porción si salpicas sobre un granestanque". Charlie se relajó tanto como podía por estar pinchado. "Nah, es poco sison sólo algunas docenas de vagabundos, pero haz cuadrar ese número concentenares. Hay cerca de veinte de nosotros en esto y Hennessey estáensanchando sus tratos. Volviéndose universales. Demonios, l Internet haabierto una completamente nueva base de clientes para nosotros, ¿sabes lo queestoy diciendo? Pero él quiere mantener su estructura interior pequeña. Justo laadecuada cantidad para mantener esa rueda en movimiento sobre esa dulcepista de tierra feliz. ¿No estás cansado de escarbar en la vida de trabajo entrabajo? Ingreso residual, esa es la clave. Hemos recorrido todo nuestro último
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 179destajo de chicas, y es tiempo del rodeo otra vez. Pocos meses de reforzar yluego sólo recuéstate y observa la cuenta corriente crecer. Es dulce, déjame quete lo diga. Dulce". "Ciertamente. Tú pintas un retrato tentador, compañero. Sin embargo,hay algunos amigos de Hennessey con los que no nos tenemos afecto, ¿así quedime quién más tiene espacio en esta porción de tren? No me pueden contratarsi he tenido sexo con una de sus esposas o consumido a su hermano,¿correcto?” La sonrisa fue borrada de la cara de Charlie. Algo frío pasó por suexpresión y su voz perdió ese tono nasal Profundo de Sur. "Vete al diablo”. Con esas palabras, Bones se enderezó fácilmente desde su mala postura. "Correcto". Su tono se volvió preciso también. "Sabía que lo sacarías enclaro eventualmente. Bien, gracias de cualquier manera, compañero. Has sidomoderadamente de ayuda. Sólo veinte, ¿dices? Eso es menos que lo que pensé,y tengo un indicio decente que quiénes podrían ser". El alivio se estrelló contramí con tal fuerza que mis rodillas bambolearon. Oh Dios, por un segundo,había pensado que no mentía. Pensé que había jugado de la peor maneraposible. "Gatita, no siento a nadie más, pero échale un vistazo a este edificio decualquier manera. Tira las puertas si es necesario, pero asegúrate de que nadiemás está aquí". Gesticulé hacia la chica, quien no se había movido. "¿qué hay sobre ella?" "Aguantará un rato más". "Si me matas, no sólo será Hennessey quien caiga encima de ti. Desearásque tu madre nunca hubiera nacido" Charlie siseó. "Ha hecho amigos e irán másallá del polo extremo de lo que puedes manejar”. Salí, pero oí la respuesta de Bones mientras echaba a andar la unidadmás cercana. "Hasta donde Hennessey y sus amigos acuden, ¿pensé que no le echaríande menos a alguien lo suficientemente estúpido como para quedar secos por
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 180mí? Tus palabras, compañero. Sospecho que las lamentas". Un barrido rápido en el complejo no dejó ver nada. Había sólo cuatrounidades separadas y estaban todas vacías. Este edificio estaba en frente, losupuse. Sólo una unidad había sido habitada por el difunto Dean y el prontodifunto Charlie. Aún así, para un eventual observador, habría sido otro típicopequeño lugar de alquiler. Algún día me gustaría verdaderamente ver algotípico. No me lo había encontrado aún. Cuando regresé diez minutos más tarde, la chica estaban todavía en elsuelo, pero Bones y Charlie se habían ido. "¿Bones?" "Aquí atrás" gritó. El cuarto de Dean. Me acerqué con menos sigilo que antes, pero no mepodía hacer trotar hacia adentro sin cautela. Suspicaz... Sí, ésa era yo.La escena que me saludó ensanchó mis ojos. Bones tenía a Charlie en la cama.No descansando sobre ella, sino en ella. El bastidor metálico estaba envueltoalrededor de él y retorcidos juntos para formar tenazas. Un cuchillo de plataestaba todavía en Charlie, acuñado con una viga doblada sujetándolo en ellugar. Bones tenía tres jarras cerca de sus pies. Su olor, aun con mi nariz, medijo lo que eran. "Ahora, compañero, voy a hacerte una oferta. Sólo consigues prolongarlouna vez. Dime quiénes son esos otros jugadores, todo de ellos, y saldrás rápidoy limpio. Rehúsate y... "él levantó una jarra, vaciando su contenido sobreCharlie. Sus ropas absorbieron el líquido y el perfume abrasivo de gasolinallenó el aire. "tú vivirás el tiempo que esto tome matarte”. "¿Dónde consigue esos?" Pregunté irrelevantemente. "Debajo de su fregadero”. Pensé que tendrían algo como esto a la mano.“Tú no pensaste que sólo dejarían atrás este lugar y toda su evidencia forensecuando acabaran, ¿o sí?” No había ido hasta allá en mi manera de pensar. Parecía que habíallegado tarde, toda la noche.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 181 Charlie dio a Bones una mirada cargada con un frio odio. "Te lo diré en elinfierno y eso será pronto”. Bones encendió un fósforo y lo dejo caer en él. Las llamas brotaroninstantáneamente. Charlie gritó y comenzó a moverse agitadamente, pero elarmazón de la cama lo refrenó. O el fuego lo dejó incapacitado demasiadorápido. "Respuesta equivocada, compañero. Yo nunca alardeo. Vamos, Gatita.Salgamos de aquí".
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 182 Capítulo 14TRADUCIDO POR YSSIK SOLO NOS QUEDAMOS EL TIEMPO SUFICIENTE PARA asegurarnosde que Charlie no saliera. La chica aún no había hablado. Sus ojos ni siquiera se habían enfocadocuando la saqué de allí. Bones le dio unas gotas de sangre. Diciendo que las sacarían del apurohasta que la llevara a algún lugar seguro. No podíamos quedarnos aquí pormuchos motivos. Los bomberos estaban en camino. La policía, también. Ycualquiera de los matones de Hennessey que pronto notarían que una de susresidencias había sido quemada con su gente dentro. Me sorprendí cuando Bones se acercó al coche de Charlie y abrió elmaletero. "Regreso en un momento", le susurré a la chica, y la dejé en el asientotrasero. Ella no parecía ni siquiera escucharme. Me acerqué a la parte trasera del coche de Charlie, curiosa. Bones seinclinaba sobre el maletero. Cuando regresó, él tenía a un hombre en sus brazos. Yo miraba boquiabierta. "¿Quién diablos es ese?" La cabeza del chico entró en mi visión y contuve el aliento. ¡El tipodesagradable del bar! A pesar de que no oía latidos del corazón, tenía que preguntar. "¿Elestá...?" "Muerto como César," Bones suministro. "Charlie lo llevó al maletero y lerompió la columna vertebral. El tipo me habría sentido también, si hubieraprestado más atención. Ahí es donde yo me escondía". "¿Tu no trataste de detenerlo?". Eso salió con todo mi culpa residual sobre la muerte del hombre
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 183desconocido. Yo no había tratado de detenerlo, tampoco. Tal vez eso es lo queagudizó mi tono.Bones fijaba su mirada en mí, sin pestañear. "No. No lo hice." Me sentía como si golpeara mi cabeza contra una pared. Técnicamente,había ganado esta noche, pero la victoria era hueca. Un hombre inocentemuerto. Una mujer joven traumatizada más allá de la comprensión. No había nombres de quién más estaba involucrado, y el conocimientode eso ahora sólo empeoraría. "¿Qué haces con él?" Lo puso en la hierba. "Dejarlo tal como él es. No hay nada más que hacer.Con este fuego, le encontrarán pronto. Va a tener un entierro apropiado. Eso estodo lo que le queda." Me pareció tan cruel sólo dejar allí al hombre, pero Bones era práctico, noera frío, punto. No había nada más que hacer por él. Dejarlo en un hospital conuna nota no haría que el dolor de su familia disminuyera. "Vamos", dijo brevemente. "Pero ¿qué pasa con Charlie? ¿Vas a dejarlo y a Dean para que la policíales encuentre, también?” Insistí, entrando en el asiento trasero y tomando lamano de la niña mientras nos alejábamos a toda velocidad. "¿Coppers?" Una sonrisa sin humor se dibujó en sus labios. "Tú sabes quecuando los vampiros mueren, sus cuerpos se descomponen a su edad real. Espor eso que parecen momias rebosantes de salud después. Déjales que ellostraten de averiguar por qué un tipo muerto de setenta y tantos terminó metidoen su cama y se prendió fuego. Estarán rascándose sus barbillas durante días. Yestoy dejando a Charlie por una razón. Quiero que Hennessey sepa quién lohizo, y él lo sabrá, porque cuando regresemos al hotel, voy a hacer algunasllamadas y descubrir si hay algún dinero en toda esta mierda. Y si lo hay, voy areclamarlo, y palabra que llegaremos a él. Va a estar nervioso, preguntándose loque Charlie me dijo, y con suerte va a salir de su escondite. Querrá hacermecallar para siempre". Ese era un paso muy arriesgado. Hennessey, no era él único con deseos
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 184de convertir a Bones en alimento para gusanos. De lo que Charlie había dicho, había alrededor de veinte personas queestarían contentas con eso también. “¿Adónde la llevamos? " "Dame un momento". Cogió su celular y marcó, conduciendo con unasola mano. Susurré inútiles cosas reconfortantes a la niña y pensé en mi madre.Una vez, hace muchos años, ella había sido la víctima. Este no era el mismoescenario, es cierto, pero no me lo imagino muy diferente. "Tara, es Bones. Lamento llamarte tan tarde.... Tengo que pedirte unfavor.... Gracias. Estaré allí en una hora". Encontró mi mirada en el espejo retrovisor. "Tara vive en Blowing Rock,así que no está tan lejos, y la chica estará a salvo con ella. Nadie conocerealmente a Tara, por lo que no creo que Hennessey la busque allí. Ella serácapaz de darle la ayuda que necesita, y no sólo físicamente. Ha pasado por algosimilar." "¿Un vampiro la atrapó?" Un horrible club para ser miembro. Bones desvió la mirada, volviendo su atención a la carretera. “No, cariño. Él era sólo un hombre". Tara vivía en una casa en Blue Ridge Mountains. La que era accesiblesólo por un camino privado. Esta era la primera que había estado fuera de Ohio,y yo estaba impresionada por los empinados acantilados, altos acantilados, y elabrupto paisaje. Si las circunstancias fueran diferentes, yo habría exigido aBones detenerse sólo para poder mirar. Una mujer afroamericana con cabello entrecanoso esperaba en el porche.Su ritmo cardíaco anunciaba que era humana, y Bones se bajó y le dio un besoen la mejilla .Algo desagradablemente retorcido creció en mí mientras les miraba. ¿Unaantigua novia? ¿O no tan antigua novia? Ella lo abrazó en respuesta, y oyó brevemente lo que le había sucedido ala chica, dejando de lado cualquier nombre, me di cuenta. Bones terminó conuna advertencia para que Tara no contara a nadie sobre su nuevo huésped, o
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 185quién la había llevado. Luego se volvió en mi dirección. "Gatita, ¿Vienes?” Yo no sabía si irme o quedarme, pero eso lo decidió. "Vamos a conocer a esta buena señora", le dije a la chica, ycuidadosamente la ayudé a salir del coche. Realmente no la estaba llevando ellapodía caminar. Estaba sosteniéndola para que no cayera y la llevaba en ladirección correcta. La cara de Tara se frunció con simpatía a medida que nos acercábamos.Entonces me di cuenta que tenía una cicatriz que iba desde su ceja a elnacimiento de su cabello, y me avergoncé de mi anterior, mezquina reacción acualquiera que fuera su relación con Bones. "Yo la llevo", dijo el hombre en cuestión, cogiendo a la chica como sifuera ingrávida. "Tara, esta es Cat". Me sorprendió escuchar que me llamara así, pero tendí la mano y Tara laestrechó calurosamente. "Me alegro de conocerte, Cat. Bones, ponla en mi cuarto". Entró sin preguntar de dónde estaba, y una vez más, me dije que no erami asunto. "Ven, niña, ¡debes estar helada!" Dijo Tara con un estremecimiento de suparte. A las 4a.m. a estas alturas, hacía frío fuera. Eso también me hizo mirar hacia abajo a mí misma con un gemidomental. ¿No me veo preciosa? Con este vestido y fuerte maquillaje, Tara estabaprobablemente pensando que era diez versiones diferentes de una puta. "Gracias, y me alegro de conocerte, también," respondí cortésmente. Porlo menos podía demostrar que tenía modales. Seguí a Tara a su cocina, aceptando una taza de café que ella me dio. Sesirvió a sí misma una, también, e hizo un gesto para que me siente. Un grito rompió el silencio, haciendo que me enderezara, cuando estabaa punto de sentarme. "Está bien," dijo Tara rápidamente, tendiendo una mano. "Acaba de
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 186traerla de vuelta". Durante ese terrible chillido oí hablar urgentemente a Bones, diciéndole ala chica que estaba a salvo y que nadie le haría más daño. Pronto sus gritos seconvirtieron en sollozos. "Puede tomar un poco de tiempo," Tara se tomaba todo esto con totalnaturalidad. "Él va a dejar que recuerde todo, y luego poner un parche mentalpara que no se suicide. Algunas de ellas lo hacen". "¿Ha hecho esto antes?" Le pregunté estúpidamente. "¿Traerle chicastraumatizadas?” Tara tomó un sorbo de café. "Dirijo un refugio para mujeres maltratadasen la ciudad. La mayoría de las veces no traigo a nadie acá, pero de vez encuando tenemos a alguien que necesita cuidados especiales. Cuando ellasnecesitan más, mucho más cuidado, yo llamo a Bones. Me alegro de quefinalmente pueda hacerle un favor. Le debo mi vida, aunque me parece que teha hablado de eso". La mire con curiosidad. “No, ¿por qué le parece? " Ella me dio una sonrisa de complicidad. "Porque él nunca ha traído a unachica aquí antes, hija. No una que no necesitara mi ayuda, por lo menos". ¡Oh! Eso me gustó, pero lo anulé. "No es así. Nosotros, ah, mediotrabajamos juntos. Yo no soy su, eh, lo que quiero decir es que él es todo tuyo,¡si usted lo quiere!" Terminé en un loco balbucear. Se oyó un gruñido indignado del piso de arriba que no provenía de lachica. Me encogí, pero ya era demasiado tarde para retirarlo. Tara me consideraba con una clara y firme mirada. "Mi marido mepegaba. Yo tenía miedo de dejarle porque no tenía dinero y tenía una niña, perouna noche me dio esto." Señaló a la cicatriz cerca de su frente. "Y le dije que eratodo. Que era suficiente. Lloró y dijo que no tenía intención de hacerlo. Elhombre decía eso cada vez después de haberme golpeado, pero infierno, sí, lodecía en serio. Nadie te golpea menos que en serio. Bueno, él sabía que queríadecir cuando dije que me iba, por lo que esperó detrás de mi coche esa noche,
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 187cuando me fui a trabajar. Terminé mi turno, salí al estacionamiento, se levantó ysonrió mientras me apuntaba con un arma. Oí un disparo, pensé que estabamuerta... y entonces vi a un muchacho blanco, viéndose como un malditoalbino, sosteniendo a mi marido por el cuello. Me preguntó si yo quería que élviviera, y ¿sabes lo que dije? No."Me tragué mi café de un trago. "No esperes a que te juzgue. En mi opinión, se lomerecía". "Le dije que no por mi hija, así ella nunca le tendría miedo de la maneraen yo lo hice", dijo, tomando mi taza vacía y llenándola. "Bones no sólo lerompió el cuello y se fue, tampoco. Él me sacó de ese hoyo de apartamento conpulgas en el que me encontraba, me dio un lugar para quedarme, y finalmenteconseguí mi propio lugar y abrí el refugio. Ahora estoy ayudando a mujeresque no tienen a quién recurrir. Dios tiene un sentido del humor a veces, ¿no?"Eso me hizo sonreír. "Se podría decir que soy prueba de ello." Tara se inclinó hacia adelante y bajó la voz. "Te digo esto porque él debióver algo especial en ti. Como he dicho, él no trae a nadie aquí". Esta vez, no discutí. No tenía sentido, y yo no podía decirle que mipresencia era más por necesidad que por elección. Algo de lo que la chica estaba diciendo arriba redirigió mi atención. "... me hizo llamar a mis compañeros de cuarto. Les dije que meencontraría con mi antiguo novio y que nos iríamos juntos, pero era unamentira. Yo no sé por qué lo dije, escuché las palabras salir de mi boca, pero yono quería decirles.... " "Está bien, Emily." La voz de Bones era suave. "No fue tu culpa, ellos tehicieron decir eso. Sé que es duro, pero piensa. ¿Viste a alguien más aparte deCharlie y Dean?" "Ellos me mantuvieron en el apartamento todo el tiempo, pero nadieentró. Tengo que tomar una ducha. Me siento tan sucia". "Está bien", dijo de nuevo. "Estarás a salvo aquí, y voy a encontrar atodos los desgraciados que te hicieron esto".
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 188 Parecía que él estaba en la puerta cuando, de repente, ella hablo. "¡Espera! Había alguien más. Charlie me llevó a él, pero no sé dondeestábamos. Fue como un parpadeo, y luego yo estaba en esta casa. Recuerdoque el dormitorio era grande, pisos de madera, y que había tapices estampadosen rojo y azul. Había un hombre que llevaba una máscara. Nunca vi su cara, lamantuvo en todo el tiempo.... "Su voz vaciló. Tara sacudió su cabeza con repugnancia a lo que no era necesariodetallar. "Los voy a encontrar", repitió con resolución. "Lo prometo". Bajó las escaleras unos minutos más tarde. "Ella está instalada", dijo, más para Tara que a mí. "Su nombre es Emily,y ella no tiene familia para contactar. Ella ha estado sola desde los quince años,y sus compañeros creen que rompió con un ex-novio. No hay necesidad dedecirles lo contrario y ponerlos en peligro." "Voy por mas café y regreso", dijo Tara, levantándose. "¿Te quedas?" "No puedo," Bones respondió con un movimiento de su cabeza."Tenemos que tomar un avión esta tarde y tenemos reservas en un hotel. Perogracias, Tara. Estoy en deuda contigo." Ella le besó en la mejilla. Esta vez, mis tripas no se retorcieron. "No, nopuedes, cariño. Mantente a salvo, ahora. Y tú — Se volvió hacia mí— ¿Gatita?" "Estoy lista. Gracias por el café, Tara, y por la compañía". "No fue nada, hija." Ella sonrió. "Se dulce con nuestro chico, y recuerda sébuena sólo si ser mala ya no es divertido". Solté una carcajada sorprendida por la traviesa indirecta, que erainesperada teniendo en cuenta las circunstancias muy poco divertidas por laque estábamos reunidos. "Voy a tratar de recordar eso". Bones no habló durante la hora de regreso al hotel. Había tantas cosasque quería preguntarle, pero por supuesto, yo no me atrevía. Cuando nos detuvimos en el estacionamiento, sin embargo, no podía
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 189soportar más el silencio. "Entonces, ¿qué sigue? ¿Averiguamos si hay recompensa por Charlie? ¿Ovemos si alguien sabe quién podría ser el idiota enmascarado? Me pregunto porqué el hombre se molestó en usar una máscara. Una manía, ¿o tal vez eraalguien que ella conocía y no quería que lo reconociera?”. Bones aparcó y me dio una mirada insondable. "Cualquiera de las dos esuna posibilidad, pero sin tener en cuenta eso, creo que es mejor que te retiresahora". "¡Oh, no me des esa mierda de que no es seguro otra vez!", Dije, deinmediato enojada. "¿Crees que puedo ver lo que le hicieron a Emily, saber que les estápasando a un sin número de otras chicas, y simplemente esconderme debajo demi cama? ¡Recuerdas que yo iba a ser una de esas chicas! ¡No me voy a retirar,de ninguna manera!" "Mira, no es tu valentía lo que está en duda", respondió con nerviosismo. "Entonces, ¿qué?" "Vi tu cara. La mirada en tus ojos cuando hablé con Charlie. Tepreguntabas si yo me iba a unir a Hennessey. Muy en el fondo, aún no confíasen mí". Él golpeó el volante con su último comentario. Eso lo abolló, e hice unamueca a la acusación en sus palabras. "Estabas haciendo un gran trabajo en la actuación, y logre confundirme.Dios, ¿realmente puedes culparme? Cada día, durante los últimos seis años hetenido un golpeteo en la cabeza que todos los vampiros son mentirosos,escorias, viciosos, y hasta la fecha, por cierto, ¡eres el único que he conocido queno lo es!" Bones soltó un sorprendido bufido. "¿Te das cuenta que es la cosa máslinda que me has dicho?". "¿Tara era tu novia?" Simplemente salió volando de mi boca. Succioné aliento horrorizada.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 190¡Dios mío! ¿Por qué pregunté eso? "No importa", le dije rápidamente. "No importa. Mira, lo de anoche...creo que ambos cometimos un error. Diablos, te habrás dado cuenta de eso, asíque estoy segura de que también estarás de acuerdo en que eso no deberepetirse jamás. Yo no tenía intención de dejar plantado a Charlie, pero losviejos hábitos son difíciles de romper. Bueno, la metáfora va mal allí, pero cogesmi punto. Vamos a trabajar juntos, traernos abajo a Hennessey y a quien seaque esté en su pandilla, y luego nosotros, ah, separaremos nuestros caminos.Sin daños, no hay castigo". Me miró en silencio durante varios minutos. "Me temo que no estoy deacuerdo con eso", respondió finalmente. "Pero ¿por qué? ¡Soy un cebo enorme! ¡Todos los vampiros quierencomerme!" Una pequeña sonrisa apareció en su boca mientras yo mentalmentegemía por la elección de mis palabras. Bones se acercó y me acarició la cara. "No puedo dejar que vayamos por caminos separados, gatita, porqueestoy enamorado de ti. Yo te amo". Mi boca se abrió brevemente y mi mente se despejó de cualquierpensamiento. Entonces encontré mi voz. "No, no lo haces." Lanzó un bufido y dejó caer su mano. "Sabes, mascota, eso es un hábitoverdaderamente molesto el que tienes, me dices lo que siento y lo que no.Después de vivir durante más de doscientos cuarenta y un años, creo que sé esopor mi cuenta. " "¿Estás diciendo eso para tener sexo conmigo?" pregunté condesconfianza, recordando a Danny y todas sus mentiras cursis. Él me dio una mirada de fastidio. "Sabía que pensarías tal cosa. Es poreso que yo no he dicho nada antes, porque no quería que te preguntaras si eramás una mentira para engatusarte hasta mi cama. Sin embargo, para serbrutalmente contundente, ya te he tenido debajo de mí, y si eso no fue unadeclaración de mi devoción por ti. Simplemente no me importa ocultar missentimientos por más tiempo".
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 191 "¡Pero me conoces hace sólo dos meses!" Ahora trataba de argumentar elpunto, porque la negación no parecía funcionar.Una leve sonrisa se dibujó en sus labios. "Comencé a enamorarme de ti cuandome desafiaste a esa estúpida pelea en la cueva. Allí estabas, encadenada ysangrando, cuestionando mi valentía y audacia para matarte. ¿Por qué creesque me llamó la atención negociar contigo? La verdad es, cariño, yo lo hiceporque estarías obligada a pasar tiempo conmigo. Yo sabía que nunca estaríasde acuerdo de otra manera. Después de todo, tenías cierta obsesión sobre losvampiros. Todavía la tienes, parece". "Bones..." Mis ojos estaban muy abiertos a su revelación y por elconocimiento de que hablaba en serio. "Nunca funcionaríamos juntos. ¡Tenemosque parar esto ahora, antes de que esto vaya más allá! " "Yo sé lo que te hace decir eso. Miedo. Estás aterrorizada por la forma enque otros idiotas te han tratado, y eso es aún más miedo por lo que tu queridamamá podría decir" "¡Oh!, ella tendría mucho que decir, puedes apostar a eso," murmuré. "Me he enfrentado a la muerte más veces de las que puedo contar, gatita,y en esta ocasión con Hennessey no es diferente, ¿Realmente crees que la ira detu madre va a asustarme?” "Te asustarías si fueras listo". Murmuré también. "Entonces considérame el hombre más estúpido en el mundo". Se inclinó y me besó. Un beso largo y profundo lleno de promesas ypasión. Me encantó la forma en que me besó. Como si estuviera bebiendo en elgusto de mí y aún estuviera sediento. Le empujé hacia atrás, mi respiración irregular. "Es mejor que no jueguesconmigo. Me gustas, pero si me estás dando toda esta mierda para conseguiralgún tipo de acción, voy a enterrar una estaca de plata en tu corazón". Se rió y su boca se deslizó a pegarse a mi cuello. "Me consideraré,advertido." Las bromas eróticas en mi pulso me hizo temblar. "Y no me muerdas",
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 192añadí. Su risa me hizo cosquillas. "Por mi honor. ¿Algo más?" "Sí...." Se estaba haciendo más difícil pensar. "Nadie más si estásconmigo". Sacó su cabeza y sus labios temblaban. "Eso es un alivio. Después de quele dijeras a Tara, que podría tenerme, yo no sabía si te gustaba la monogamia". Me sonrojé. "¡Hablo en serio!" "Gatita" sostuvo mi cara: "Dije que te amaba. Eso significa que no quieroa nadie más". Esto sólo traería desastre, yo lo sabía. Sabía que era cierto como que yosabía que era media sangre freak, pero mirando a sus ojos, eso no teníaimportancia. "Por último, pero absolutamente no menos importante, insisto en ir trasHennessey contigo. Si yo confío en ti lo suficiente como para ser tu... tu novia,tendrás que confiar en mí lo suficiente como para dejarme hacer eso". Algo así como un suspiro se le escapó. "Te ruego que te quedes fuera de esto. Hennessey está bien conectado yes despiadado. Esa es una combinación peligrosa". Sonreí. "Yo soy mitad muerta y tu eres totalmente muerto. Somos unacombinación peligrosa también." Soltó una risa seca. “Supongo que tienes razón en eso". "Bones". Hice mi mirada inquebrantable para que él viera lo enserio queiba. "No puedo ir por la vida sabiendo lo que está pasando. Me odio a mímisma por no hacer todo lo posible para detenerlo. De un modo u otro, estoy enesto. Tu única opción es si estoy en esto contigo, o sin ti". Él me dio esa mirada penetrante muy suya. Esa que parecía que podíaperforar agujeros hasta la parte posterior de la cabeza, pero no aparté la mirada.Finalmente él lo hizo. "Muy bien, cariño. Tú ganas. Vamos a hacerlo juntos. Te lo prometo." Los primeros rayos del amanecer atravesaron el cielo. Miré con pesar. "El
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 193sol está saliendo". "Así es". Él me jaló hacia él de nuevo y me besó con tal fervor que me quedé sinaliento. No había malentendidos en la demanda de su boca o la sensación de sucuerpo. "¡Pero es el amanecer!" dije con asombro. Bones soltó una carcajada baja. "Realmente, cariño, ¿Cuan muerto creesque estoy...?" Más tarde pedimos el desayuno al servicio de habitaciones, un inventoque tenía que venir directamente desde el cielo, en mi opinión. Bueno, para eltiempo en que ordenamos eso, en realidad era más como el almuerzo, aunqueaún así preferí panqueques y huevos. Bones, miraba con diversión comodevoraba la comida, raspando el plato cuando estaba vacío. "Siempre puedes pedir más. No tienes que raspar los platos." "No me importaría hacerlo. Creo que ya has perdido tu depósito", lecontesté, echando una mirada significativa a la lámpara rota, mesa rota,alfombras manchadas de sangre, el sofá volcado, y varios otros artículos que seencontraban en una condición diferente a cuando lo habíamos encontrado. Parecía que una pelea había tenido lugar. Una especie de pelea pasó. Unasensual, de todos modos. Él sonrió y estiró los brazos sobre su cabeza. "Vale la pena cada céntimo." La tinta en el brazo izquierdo me llamó la atención. Me había dadocuenta de eso en la noche, por supuesto, pero por alguna razón no había estadode ánimo de conversación. Ahora, la tracé con un dedo. "Tibias cruzadas. Qué apropiado." El tatuaje no estaba llenó, los huesosestaban sólo delineados. Su carne pálida parecía resaltar la tinta negra."¿Cuando te lo hiciste?" "Un compañero me lo hizo hace más de sesenta años. Él era un infante demarina que murió en la Segunda Guerra Mundial." Dios, hablando de una brecha generacional. Ese tatuaje era tres veces mi
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 194edad. Con cierto malestar, cambié de tema. "¿Encontraste algo más de Charlie?" Se había hecho con la computadora, mientras ordenaba mi desayuno. Yono quería saber cómo iba el proceso de descubrir si había algún dinero porCharlie. Charlie estaba en venta en eBay, ¿tal vez? Un cadáver, ¡crujiente extra!¿Es que he oído mil dólares? “Revisaré, debería tener un mordisco ahora” respondió saliendo congracia de la cama. Todavía estaba desnudo, y yo no podía dejar de mirar a sutrasero. Más de dos siglos o no, eso era algo. "Ah, e-mail, y una buena noticia. La transferencia del banco se completó,cien mil dólares. Charlie cabreo al tío equivocado, quien sea que fuera. Yo ledaré la ubicación de dónde encontrar su cuerpo para que lo confirme, yHennessey oirá hablar de esto en breve. Eso significa veinte de los grandes parati, gatita, y ni siquiera tienes que darle un beso." "Yo no quiero el dinero." Mi respuesta fue inmediata. Ni siquiera tuve que pensar en ello. Noimportaba que la superficial, codiciosa parte de mi cerebro gritara en señal deprotesta. Él me miró con curiosidad. "¿Por qué no? Te lo ganaste. Te dije quesiempre seria parte del plan, aunque no te dejé entrar en esto de inmediato.¿Cuál es el problema?" Suspirando, traté de expresar el torbellino de emociones y pensamientos,que consistían en mi conciencia. "Porque no es justo. Fue una cosa a considerar cuando no dormíamosjuntos, pero no me quiero sentir como una mujer mantenida. No voy a ser tunovia y tu empleada, al mismo tiempo. En realidad, la elección es tuya. Págame,y dejaré de dormir contigo. Mantén el dinero, y continuaremos en la cama." Bones se rió, acercándose a donde yo estaba. "Y te preguntas por qué te amo. Cuando al fin y al cabo, me estáspagando por echarte un polvo, porque tan pronto como me detengo, te debo unveinte por ciento de cada contrato que tome. Caray, gatita, me has convertido
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 195de nuevo en una puta". "Eso es... eso no es... ¡Maldita sea, tu sabes lo que quise decir!" Era evidente que yo no había pensado en esos términos. Traté dearrancar lejos, pero sus brazos eran fuertes como el acero. Aunque todavía conchispas de humor, había un destello definitivo de algo más en sus ojos. Susesferas marrón oscuro comenzaron a cambiar a color verde. "No vas a ninguna parte. Tengo veinte mil dólares que ganar, y voy aempezar a trabajar en ello ahora mismo... ". Abordamos el avión, después de empacar nuestras estacas y cuchillos yllevarlos a un FedEx, la seguridad del aeropuerto era muy estricta en laactualidad. En la sección marcada "contenido," Bones completó "tofu". Dios, éltenía un mal sentido del humor a veces. Sólo podíamos llevar nuestro equipajede mano mientras embarcamos. Bones de nuevo, me permitió tener el asientode la ventana, y esperé a esa sensación de poder cuando el motor rugió a lavida. Él tenía los ojos cerrados, y noté una leve compresión de sus dedos en elposa brazo cuando aceleramos. "¿No te gusta volar?, ¿verdad?", Pregunté sorprendida. Nunca parecíaindeciso acerca de cualquier cosa. "No, no realmente. Es una de las pocas maneras que un tipo como yopuede morir accidentalmente". Tenía los ojos todavía cerrados, y luego nos recostamos de nuevo ennuestros asientos con la fuerza del despegue. Después de que la presióndisminuyó, levanté sus párpados para ver el siniestramente resplandor a miexpresión divertida. "¿No sabes nada acerca de las estadísticas? Es la forma más segura deviajar". "No para un vampiro. Podemos salir de casi cualquier accidente decoche, choque de trenes, buques hundidos, o lo que sea. Sin embargo, cuandoun avión se cae, ni siquiera nuestra especie puede hacer mucho al respecto, sino
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 196rezar. Perdí a un compañero en aquel accidente en los Everglades hace variosaños. Pobre diablo, sólo encontraron una rótula". Contrariamente a sus sospechas, el avión aterrizó a las cuatro y media.Bones también era muy útil a la hora de conseguir un taxi. Acababadeslumbrando a los conductores con su verde mirada y los obligaba adetenerse. Lo hicieron, aunque ya tenían pasajeros. Eso sucedió dos veces, para mi vergüenza. Finalmente, cogimos uno sinocupantes y emprendimos el regreso a mi casa. Él había estado extrañamentetranquilo desde que bajó del avión, y cuando estuvimos a cinco minutos de micasa, de repente rompió el silencio. "¿Supongo que no me quieres ver en la puerta y darme un beso dedespedida frente a tu madre?" "¡Absolutamente no!" La mirada que me dio me dijo que no apreció el énfasis de mi respuesta. "Sea como sea, quiero verte esta noche." Suspiré. "Bones, no. Apenas y estaré en casa. El próximo fin de semaname mudo a mi nuevo apartamento, así que estos próximos días con mi familiaserá todo lo que tendré por un tiempo. Algo me dice que mis abuelos no van avisitarme a menudo". "¿Dónde está el apartamento?" Oh, me había olvidado de mencionarlo. "Cerca de seis kilómetros dedistancia del campus". "Te vas a sólo veinte minutos de la cueva, entonces." Qué conveniente. Bones no dijo la última parte. Él no tenía que hacerlo. "Yo te llamo para darte la dirección el viernes. Puedes venir después deque mi madre se vaya. No antes. Lo digo en serio, Bones. A menos queobtengas una ventaja sobre Hennessey o sobre nuestro misterioso violadorenmascarado, dame un poco de tiempo. Ya es domingo." El largo camino de entrada a mi casa quedó a la vista mientras el taxidoblaba la esquina siguiente. Bones lo vio y me tomó la mano.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 197 “Quiero que me prometas algo. Prométeme que no vas a empezar acorrer de nuevo". "¿Correr?" ¿Por qué haría eso? Yo no había podido dormir mucho yciertamente no me sentía con ganas de correr. Luego me di cuenta de lo que quería decir. Cuando llegara a casa ymirara a los ojos de mi madre, me replantaría mi relación con él y mandaríatodo al diablo, lo sabía, el debió saberlo también. Ahora, sin embargo, la únicacara frente a mí era la suya. "No, estoy demasiado cansada para correr, y tú eres demasiado rápido.Sólo me atraparías." "Es cierto, cariño." Suavemente, pero con la resonancia inflexible. "Sihuyes de mí, voy a perseguirte. Y te encontraré".
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 198 Capítulo 15TRADUCIDO POR YSSIK FUE UN RECORDATORIO DE LA OCUPADA SEMANA. HABÍAempacado, hecho el papeleo para el apartamento, el depósito y el contrato dealquiler firmado con mi nuevo alquilador y despedirme de mi familia. Usando un poco del dinero de mi primer trabajo con Bones, habíacomprado una cama, un colchón y un armario para mi ropa. Añadí algunaslámparas, y eso fue toda la enchilada. El resto del dinero lo dividí con mi madre, diciéndole que uno de losvampiros que había cogido llevaba dinero en efectivo. Era lo menos que podíahacer. Y el resto del dinero lo atesoré, sabiendo que todavía tendría queconseguir un trabajo a tiempo parcial a fin de mes. Cómo iba a manejar launiversidad, un trabajo y ayudar a localizar a un grupo de emprendedoresasesinos muertos vivientes era una incógnita. Bones no había llamado o venido, como le había pedido, pero él habiaestado en mis pensamientos toda la semana. Para mi horror, una mañana mimadre me preguntó si yo había tenido una pesadilla la noche anterior. Alparecer, había estado diciendo la palabra "huesos (Bones)" en mi sueño.Mascullando algo sobre cementerios, me la quité de encima, pero la realidadsigue siendo la misma. A menos que Bones y yo rompiéramos o que me maten,por supuesto un día tendría que tratar con ella y él. Francamente, eso me asustaba más que ir tras Hennessey. Mis abuelos me permitieron quedarme con la camioneta, lo cual fuelindo de su parte. Habían estado menos que contentos conmigo últimamente,pero recibí un abrazo fuerte de cada uno de ellos cuando ya era hora de irme.Mi madre me siguió en su coche, porque, como yo esperaba, ella quería vermeinstalada. “Cuídate y aprende mucho, hija" dijo el abuelo Joe bruscamente cuando
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 199comenzó a alejarse. Mis ojos pincharon con lágrimas, ya que me iba del únicohogar que jamás había conocido. "Los amo", sollocé. "No te olvides de seguir yendo a estudiar la Biblia con esa jovenagradable," mi abuela me ordenó severamente. Jesús, María y José, si ellasupiera lo que estaba diciendo. "Oh, estoy segura de que voy a verla pronto". Muy pronto. "Catherine, esto es... es... Siempre te puedes quedar en la casa e ir y venircada día." La obvia consternación de mi madre mientras miraba mi casa me hizoocultar una sonrisa. No, no era bonita, pero era todo mía. "Está bien, mamá. De verdad. Se verá mucho mejor después de limpiar". Después de tres horas de limpiar un lado al otro, no parecía estar mejor,de hecho. Pero por lo menos ahora yo no me preocuparía por los insectos. A las 8 p.m. mi madre me dio un beso de despedida, puso sus brazos ami alrededor y me abrazaba con tanta fuerza que casi dolía. "Llámame si necesitas algo, prométemelo. Ten cuidado, Catherine". "Te lo prometo, mamá. Lo haré". ¡Oh!, qué enmarañada red teníamos tejida... Lo que iba a hacer después,estaba lejos de cuidarme, pero lo hacía de todos modos. Tan pronto como sefue, cogí el teléfono y marqué. Mientras esperaba, me di una ducha y me puse ropa nueva. No ropa denoche, porque eso parecía demasiado obvio, pero si ropa normal. El tiemposeparados esta semana había sido difícil, y para algo más que el temido hechoque le echaba de menos. Mi madre hizo sus habituales comentarios acerca decómo todos los vampiros merecían morir y que yo debería seguir cazándolos,en mi tiempo libre de los estudios. Me estremecía la culpa cada vez que teníaque asentir y estar de acuerdo con ella para que no sospechara. Tenía el pelo aún mojado de lavarlo cuando lo escuché golpear dosveces. Abrí la puerta... y los últimos días desaparecieron. Bones cruzó por lapuerta y cerró detrás de él mientras tiraba de mí en sus brazos con un solo
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 200movimiento. Dios, pero que hermoso, con los pómulos marcados y la pielpálida, su cuerpo duro y en busca de atención. Su boca cubrió la mía antes deque pudiera respirar un poco y, después, no tenía necesidad de respirar porqueestaba demasiado ocupada besándolo. Me temblaban las manos cuandollegaron a sus hombros y luego se cerraron cuando él llegó a mi cintura parasentir mi piel. "No puedo respirar", jadeé, alejando mi cabeza. Su boca se fue a mi garganta, sus labios y su lengua se movían sobre lapiel sensible mientras arqueaba mi espalda hasta que sólo sus brazos me teníanen pie. "Te extrañé", gruñó, inquieto quitándose la ropa. Me tomó en sus brazosy me hizo una sola pregunta. “¿Dónde? " Moví la cabeza señalando mi dormitorio, demasiado ocupada en su pielpara responder. Me llevó al pequeño cuarto y casi me arrojó sobre la cama. Un golpe tentativo en mi puerta a la mañana siguiente me hizo gemirmientras me daba la vuelta. El reloj marcaba las nueve y media. Bones habíasalido justo antes del amanecer, con la promesa susurrada de encontrarme aquímás tarde. Me dijo que mi apartamento tenía demasiada exposición para que éldurmiera. Lo que sea que eso significara. Me tropecé con mi bata, mi atención puesta a la puerta de donde venía elgolpe. Un latido de corazón, quienquiera que fuera, era sólo uno. Eso me hizodejar mis cuchillos en el dormitorio. Abrir la puerta armada podría causar malaimpresión, si era mi alquilador. El sonido de pasos alejándose me hizo abrir la puerta a tiempo para ver aun joven a punto de irse a la casa de al lado. "¡Hey!" Le dije, un poco más agudo de lo que yo quería. Se detuvo casi con culpabilidad, y fue entonces que me di cuenta de lapequeña cesta cerca de mis pies. Una mirada rápida me mostró que conteníasopas instantáneas, Tylenol y cupones de pizza. "Kit de supervivencia universitario", dijo, venía hacia mí con una sonrisa
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 201vacilante. "Supuse que ya que trajiste tus libros anoche que estás asistiendo a laescuela, también. Soy tu vecino, Timmie. Uh, Trim. Quiero decir Tim".* La cubierta evidente de su apodo me hizo sonreír. Los rescoldos de laniñez son difíciles de superar. En mi caso, yo nunca había superado el mío. "Soy Cathy", le contesté, usando mi nombre de la escuela de nuevo."Gracias por los regalitos, y yo no tenía intención de gritarte. Es solo que estoyde mal humor cuando me despierto". El estaba inmediatamente disculpándose. "¡Lo siento! Yo supuse queestarías despierta. Por Dios, soy un tonto. Vuelve a dormir, por favor". Se volvió y entró en su apartamento, y algo sobre los hombros encogidosy su comportamiento extraño me recordó a... mí. Así era como me sentía en elinterior la mayoría de las veces. A menos que estuviera matando a alguien. "Está bien", le dije rápidamente. "Eh, tenía que levantarme de todasformas, y la alarma del reloj se debió apagar, así que... ¿tienes café?" Ni siquiera me gusta el café, pero él había tenido un buen gesto y yo noquería hacerlo sentir mal. Al ver el alivio que se apoderó de él me hizo feliz porla pequeña mentira. "Café", repitió con otra sonrisa tímida. “Sí. Entra" Yo no llevaba nada debajo de mi bata. "Dame un segundo". Después de ponerme un pantalón y una camiseta, me enfundé en laszapatillas para ir a la casa de Timmie. Había dejado la puerta abierta, y el aroma de Folgers *1 llenaba el aire.Era la misma marca que mis abuelos habían preparado toda mi vida. En ciertomodo, era reconfortante olerlo. "Aquí". Me dio una taza y me senté en el taburete de su mostrador. Losdiseños de nuestros apartamentos eran idénticos, excepto por supuesto, que elde Timmie tenía muebles. "¿Crema y azúcar?" "Claro". Lo estudié cuando iba por la cocina. Timmie era sólo unos pocos
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 202centímetros más alto que yo, algo menos de seis pies3, tenía cabello de colorarena y ojos gris oscuro. Llevaba gafas y tenía el típico cuerpo que parecía queestaba desarrollándose de su reciente adolescencia flacucha. Mi radar interno desospechosos hasta ahora no había recogido ninguna amenaza. Sin embargo, alparecer cada vez que alguien era bueno conmigo, él o ella tenía segundasintenciones. ¿Danny? Ligue de una sola noche. ¿Ralphie y Martin? Intento deviolación en una cita. ¿Stephanie? trata de blancas. Tenía una razón de serparanoica. Si me sentía la más remotamente mareada después de tomar estecafé, Timmie bajaba sus puntos. "Así que, uh, Cathy, ¿eres de Ohio?", me preguntó, hurgando en supropio vaso. "Nacida y criada", le contesté. “¿Tú?” Él asintió con la cabeza, derramando un poco de café sobre el mostradory luego saltando hacia atrás con un mirada subrepticia a mí, como si tuvieramiedo de que yo lo reprendiera. "Lo siento. Soy torpe. Oh, um, Sí, yo soy de aquí, también, Powell. Mimadre es directora del banco allí y tengo una hermana pequeña que estáempezando la escuela secundaria que aún vive con ella. Hemos sido sólo tres yaque mi padre murió. Accidente de coche. Ni siquiera me acuerdo de él. No esque tú quieras saber todo eso. Perdón. Yo balbuceo a veces" También tenía la costumbre de pedir perdón en cada frase. Escuchandoacerca de su estado de huérfano de padre me hizo sentir otro vínculo deparentesco con él. Deliberadamente, tomé un trago de café... y dejé caer un hilo de café demi boca. "¡Uy!" Dije con vergüenza fingida. "Disculpa. A veces babeo cuandobebo". Otra mentira, pero Timmie sonrió, y me entregó una servilleta mientras 3 *(NT: Tim hace un juego de palabras; xq Trim, significa en sentido figurado buen tipo) *1NT: Marca d café) *2 (1.82cm)
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 203que su nerviosismo disminuía. No hay nada como tener a alguien más tonto al lado para levantar tupropia autoestima. "Eso es mejor que ser torpe. Estoy seguro de que mucha gente hace eso". "Oh sí, hay un club de nosotros", bromeé. "Babosos Anónimos. Estoy enel Primer Paso en mi membrecía. Admití que soy impotente ante mi babeo y mivida se ha vuelto ingobernable". Timmie estaba en el proceso de tomar un sorbo cuando empezó a reír. Elcafé salió por su nariz como resultado, luego sus ojos se abrieron, horrorizados. "Lo siento", se ahogaba, haciéndolo peor tratando de hablar. Más cafésalió, salpicándome en la cara. Sus ojos desorbitados con horror, pero me reítanto al verlo como si fuera un termo con agujeros que empecé a tener hipo. "¡Es contagioso!" Me las arreglé para decir. "No hay escape de laenfermedad, ¡una vez que te cae la baba, lo coges!" Se rió de nuevo, lo que agravó su problema. Hipé, Timmie jadeó yfarfulló, los dos parecíamos enfermos mentales a cualquier persona que se lehubiera ocurrido entrar por la todavía puerta abierta. Terminé dándole lamisma servilleta que me había dado, tratando de controlar mis carcajadasmientras instintivamente sabía que había encontrado un amigo. Me dirigí a la cueva el lunes por la tarde después de mis clases. Un parde kilómetros antes de que yo hiciera mi turno en la carretera de grava queterminaba en el borde del bosque, pasé por un Corvette estacionado a un ladocon las luces de emergencia encendidas. No había nadie dentro. Casi meenfurruño en mi superioridad. ¿De quién era el viejo Chevy destartalado delsesenta que pasaba a un coche deportivo de miles de dólares? ¡Chúpate esa! Yo estaba silbando la melodía Darryl Hannah que se hizo famosa en KillBill cuando entré en la cueva. Fue entonces cuando sentí el cambio en el aire. Laperturbación. Alguien estaba al acecho a unos cincuenta metros por delante, yquienquiera que fuese, no le latía el corazón. Lo que también sabíainstintivamente era… que no era Bones.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 204 Seguí silbando, sin dejar que mi ritmo cardíaco acelerara o mi cadenciavacilar. Yo no estaba armada. Mis cuchillos y estacas de madera recubiertos estaban en miapartamento, y mi segundo set estaba en el vestidor detrás de esta personadesconocida. Sin armas, yo estaba en una clara situación de desventaja, pero nohabía manera de que diera vueltas alrededor. Bones debía estar en problemas, opeor, ya que no le sentía aquí. Alguien había encontrado su escondite, y con lasmanos vacías o no, yo no iba a ninguna parte, sino hacia adelante. Avancé con tanta naturalidad como era posible, mi mente corría. ¿Quépodría utilizar como arma? Mis opciones eran desalentadoras. Se trataba de una cueva, no habíanada alrededor, pero la suciedad y el... me hice hacia abajo mientras meagachaba bajo una de las laderas más bajas en el techo de la cueva, la acciónocultándome de lo que veía. La persona venía hacia mí, moviéndosesilenciosamente. Mis dedos se cerraron en torno a lo que sostenía mientrasvolteaba la siguiente curva, trayendo al intruso a la vista. Un hombre alto con pelo negro puntiagudo bastante largo estaba a unosveinte metros de mí. Él sonrió mientras se acercaba, confiado en su supuestasuperioridad. "Tú, mi bella pelirroja, debes ser Cat". El nombre que le había dado Hennessey. Este debe ser uno de susmatones y de alguna manera había encontrado a Bones. Oré para que no fuerademasiado tarde y él no lo hubiera matado. Me sonrió con frialdad. "¿Te gusta lo que ves? ¿Qué hay de ahora?" Tiré las piedras que había reunido directamente a sus ojos. Puse toda mifuerza detrás de ella, sabiendo que no sería letal, pero con la esperanza de quele incapacitara temporalmente. Impulsó su cabeza hacia atrás y salté a él,aprovechando mi oportunidad mientras estaba ciego. Mi impulso le sorprendióy ambos nos caímos. Inmediatamente me agarré a su cabeza, destrozando sucara contra el suelo de piedra, incrustando las rocas más profundas en sus ojos.Yo estaba a horcajadas sobre su espalda cuando el sonido casi me tiró, con mi
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 205peso y apretando con mis muslos tan duro como pude. Todo el tiempo legolpeaba la cabeza, estaba maldiciendo su fuerza. Un vampiro maestro sinduda. Bueno, ¿qué podía esperar? Si él fuese un hombre débil, Bones me habría saludado, no él. "¡Basta! ¡Alto!" Gritaba. Puse más esfuerzo en él en su lugar. "¿Dónde está Bones? ¿Dónde está? " "Cristo, ¡dijo que estaba en camino!" Tenía un acento Inglés. No me había dado cuenta antes, al estar tanenvuelta en mi preocupación. Dejé de golpear su cabeza, pero la mantuvo en elsuelo de piedra. "No eres uno de los hombres de Hennessey. ¿Por qué le harías saber aBones que estás esperando por él? " "¡Porque yo soy el mejor amigo del sangriento Crispín, no uno de esosdingos sin vergüenzas (insulto australiano)!", Dijo indignado. No me esperaba esta respuesta. También había llamado a Bones por suverdadero nombre, y yo no sabía si eso era de conocimiento público. Tuve unafracción de segundo para el debate conmigo misma, entonces yo cogí otrapiedra, con una mano para mantener su cabeza donde estaba. Con la partepuntiaguda de la piedra, se la clavé en la espalda. “¿Sientes eso? Es plata. Te mueves y la atravieso en tu corazón. Tal vezseas amigo de Bones y tal vez no lo eres. Como yo no soy del tipo que confía,vamos a esperar por él. Si él no está aquí pronto como dices, sabré que estásmintiendo, y luego serán cortinas para ti. " Casi contuve la respiración, esperando a ver si él se tragaba el cuento.Como no había penetrado en su piel, él no era capaz de sentir que no era deplata. Tenía la esperanza de que los vampiros no tuvieran un sexto sentidoacerca de su kriptonita. Mi gran plan, si él no era un amigo, era atravesar sucorazón de todos modos y luego correr como un infierno por mi plata. Sillegaba a tiempo. "Si te abstienes de golpear mi cara en este sucio suelo de roca, haré lo que
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 206quieras", fue su respuesta. "¿Dejarías mi cabeza?" "Claro", dije con una risita desagradable, no iba a renunciar a una onzade presión. "¿Qué tal si te dejo usar hilo dental con mi yugular también? No locreo". Hizo un ruido exasperado que me sonaba muy familiar. "Vamos, esto esridículo" "Cállate." Yo no quería que su charla me distrajera de oír cuando Bonesllegaba. "Quédate allí y juega al muerto, o lo estarás". Veinte minutos más tarde de mi hacinamiento, mi corazón saltó cuandooí pisadas constantes próximas hacia la cueva. Entonces, un sentimiento depoder que reconocí saturo el espacio vacío mientras los pasos se acercaban. Bones dio la vuelta a la esquina y se detuvo. Una única ceja oscura formade arqueo incluso cuando me echaba hacia atrás, para dejar ir la cabeza delvampiro, por fin. "Charles," Bones dijo claramente. "Es mejor que tengas una esplendidaexplicación para tenerla encima de ti."
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 207 Capítulo 16TRADUCIDO POR YSSIK EL VAMPIRO DE CABELLO OSCURO SE PUSO DE PIE tan prontocomo salté lejos, sacudiendo la suciedad de su ropa. “Créeme, amigo, nunca he disfrutado menos de una mujer a horcajadassobre mí. Salí para decir hola, y esta diablesa me cegó arrojándome piedras amis ojos. Luego intentó vigorosamente partir mi cráneo antes de amenazar conempalarme con plata ¡incluso si me movía! ¡Han pasado unos años desde quevine a América, pero supongo que el método de saludar a una persona hacambiado drásticamente!” Bones puso los ojos en blanco y le dio una palmada en el hombro. “Estoycontento porque aun estés de pie, Charles, y la única razón por la que aunexistes es porque ella no tenía ninguna plata. Te habría estacado primero ypreguntado después. Ella tiene una tendencia a cargarse a alguien primero ypresentarse después.” “¡Eso está fuera de lugar!” Dije, insultada por la suposición de que yofuera homicida. “Bien.” Bones dejó pasar eso. “Gatita, este es mi mejor compañero,Charles, pero tú puedes llamarle Spade4. Charles, esta es gatita, la mujer sobrela cual he estado hablándote. Puedes ver por ti mismo que todo lo que te hedicho es… un eufemismo.” Por su tono, eso no pareció totalmente elogioso, pero me sentí un pococulpable por lo que le había hecho al vampiro larguirucho que tenía enfrente,así que no comenté nada y sólo tendí mi mano. “Hola.” “Hola,” Spade repitió, y luego echó atrás su cabeza y soltó una carcajada. 4 Término despectivo para referirse a afroamericanos y también para referirse a una pala pequeña.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 208"Bueno, hola a ti, también, ¡querida! Estoy muy contento de conocerte ahora queno estás flagelándome sin piedad.” Él tenía ojos de color de un tigre, y ellos me dieron un vistazo cuidadosomientras él sacudía mi mano. Yo hice lo mismo con él. Lo justo era lo justo. Allado de Bones, Spade parecía unas dos pulgadas*1 más alto, que le hacíaaproximadamente de 6,4 pies5. Él tenía magras características atractivas, denariz recta, y cabello oscuro que le llegaba hasta un poco más debajo de loshombros. “Spade. Tú eres blanco. ¿No estás siendo…políticamente incorrecto?” Él se rió otra vez, pero esta vez con menos humor. “Ah, no elegí esocomo insulto racial. Así era como el capataz en el sur de Gales solía dirigirse amí. Una Spade es una pala, y yo era un excavador. Él nunca llamó a nadie porsu nombre, sólo por su herramienta adjudicada. Él no sentía que loscondenados eran dignos de más.” Ah, entonces él era ese Charles. Ahora recordaba el nombre cuandoBones me había dicho sobre su pasado encarcelamiento. Había tres hombres delos que me hice compañero Timothy, Charles, e Ian. “Suena bastante degradante. ¿Porqué sigues usándolo?” La sonrisa de Spade no disminuyó, pero sus rasgos más llamativos seendurecieron. “Así nunca lo olvidaré.” Bien. Tocaba cambio tema. Bones me jaló a él. “Charles tiene información sobre un lacayo de Hennessey que podría serútil.” “Genial,” dije. “¿Debería ir a por mi ropa de puta y empezar con elmaquillaje exagerado?” “Deberías quedarse fuera de esto,” Spade contestó en un tono serio. Esto me dio ganas de arrojarle más piedras. "Dios mío, ¿Es una cosa de 5 01(5,08cm) *2(1.95m.).
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 209vampiros ser machista? ¿O sólo es cosa de ser del siglo dieciocho? ¿Mantengana la chica en la cocina dónde no se hará daño, verdad? ¡Despierta y huele elsiglo veintiuno, Spade! ¡Las mujeres son buenas para más que servir y esperarque los hombres las rescaten!” “Y si Crispín tuviera diferentes sentimientos hacia ti, yo te diría buenasuerte y ve por ellos,” Spade respondió inmediatamente. "Sin embargo, me heenterado de primera mano cuán devastador es cuando alguien a quien amas esasesinado. No hay nada peor, y yo no quiero él pase por eso". Una parte de mí estaba interiormente satisfecha de que Bones le hubieradicho a su amigo que él tenía sentimientos por mí. Yo todavía no creía que élme amaba, pero era agradable saber que yo no era sólo otro cuerpo calientepara él. “Mira, siento si he matado vampiros cercanos a ti, realmente lo siento.Pero…” “Los vampiros no la mataron,” él me interrumpió. “Un grupo dedesertores franceses cortó su garganta.” Abrí mi boca, hice una pausa, y la cerré. Esto me dijo un par de cosas ahí,aparte del hecho de que yo había estado equivocada sobre que raza La mató.Ella había sido humana, quienquiera que fuera ella. “No soy como todos los demás,” fue lo que terminé diciendo, dándoleuna mirada inquisitiva a Bones preguntándole si él le había hablado de esotambién. “Eso he oído,” Spade dijo. “Y ciertamente me cogió por sorpresa antes,pero cualquiera que sean tus habilidades…eres fácil de matar. Aquel latido entu cuello es tu mayor debilidad, y si yo lo hubiera pensado antes, podríahaberte derribado y arrancártela.” Sonreí. “Eres muy presumido. Yo también, cuando se trata de ciertascosas. Nos llevaremos bien. Espera aquí.” “Gatita…” Bones me llamó, sin duda adivinando adonde me dirigía. “¡Ah, esto será divertido!” "¿Adónde se fue?” Oí a Spade preguntar.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 210 Bones hizo un ruido casi compasivo. “Irá por tu culo y por el registro, siyo pensara que hubiese alguna posibilidad de mantenerla fuera de esto, loharía. La mujer es terca más allá de la razón.” “La terquedad no te mantiene vivo. Me asombra que le permitas…” Spade dejó de hablar cuando me vio, probablemente por lo que estaba enmis manos. "Está bien, eres un gran vampiro malo que va a arrancarme la garganta,¿verdad? Ves que estoy armada con acero, por cierto, ya que esta es unademostración, y no quiero que termines apestando y claro, no te importaporque eres todo eso y yo soy sólo una arteria en un vestido. Si consigues ponertu boca en mi garganta, ganas, pero si golpeo tu corazón primero, yo gano". Los ojos de Spade se deslizaron a Bones. “¿Está bromeando?” Bones hizo crujir sus nudillos y se apartó. “En absoluto.” “La cena se está enfriando,” me burlé de él. “Ven por mí, chupa sangre.” Spade se echó a reír y luego fintó a la derecha antes de saltar sobre mídifuminándose por la velocidad. Él estaba un aliento lejos cuando él miró haciaabajo con sorpresa. “¡Bueno, me golpeaste rosada!” dijo, levantándose en medio del ataque. “No sé lo que esto significa, pero está bien.” Dos hojas de acero estaban en su pecho. Él los contempló antes dearrancarlas y dar la vuelta hacia Bones con asombro. “No lo creo”. “Eso es lo que te dije, amigo” Bones contestó con sequedad. “Ella tieneun verdadero talento con los cuchillos. Es una maldita cosa buena que ella nohubiese practicado el lanzamiento de ellos antes de que nos encontráramos, oyo no estaría aquí.” “De hecho.” Spade todavía negaba con la cabeza cuando él me miró.“Muy bien, Cat. Has demostrado un punto excelente con que eres mucho másletal de lo que luces. Veo que no puedo influir para que dejes este asunto conHennessey y Crispín claramente confía en ti, así que me declaro vencido.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 211 Él realmente se inclinó, su oscuro cabello largo cepilló el suelo de lacueva con el gracioso movimiento. Era un gesto tan fino, tan refinado que mereí. “¿Qué eras antes de que te enviaran a la cárcel, un duque?” Spade se enderezó y sonrió. “Barón Charles De Mortimer. A su servicio.” El farol encima de mí se había roto. Más abajo en el callejón, un gatogruñía a la amenaza desconocida. En la esquina de enfrente, un vampiro, decabello rubio rojizo se balanceaba en la punta de sus pies, casi saltando en ellugar. Él estaba claramente excitado. Yo no. Eran las dos de la mañana y la mayoría de las personas estaban enla cama, lo que sonaba bien para mí. Gracias al emocionado vampiro memantuve caminando, aunque, eso no estaba en las cartas. “Oye, hombre.” Yo temblaba cuando me acerqué, fluctuando mi mirada en variasdirecciones y encorvando mis hombros. Con mi nueva contusión, rasguños yropa sucia, parecía al niño del cartel contra la drogadicción. No era difícil delograr. Yo acababa de rechazar tomar sangre después que Bones me habíagolpeado para lograr autenticidad. “¿Tienes algún caballo* hombre?” Seguí, frotando mis brazos como sifantaseara con una aguja. Él soltó una risa tonta aguda. “No aquí, pollita. Pero puedo conseguiralgo. Ven conmigo.” " No eres policía, ¿verdad?” retrocedí como si fuera cautelosa. Otra risa tonta. “No, no eso.” ¿El tenía sentido del humor, verdad? Bueno, espera a que él oyera mifrase clave. “No tengo tiempo para que tu llames a alguien, estoylastimándome aquí” “Este en mi coche,” me cortó. “Justo por este camino.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 212 Él casi saltó abajo en el callejón. Al otro final del callejón estaba inclusomás abandonado. “Por este camino,” cantó él cuando seguí más despacio, mirandoalrededor para ver si había más hombres muertos caminando cerca de él. “Justoaquí, pollita.” El vampiro mantuvo abierta la puerta de su coche y me sonrió.Atentamente, me agaché para ver el interior. El golpe era esperado, pero aun así dolía. Me caí hacia adelante en elasiento del pasajero como una persona normal haría, dejando mis miembrosrelajarse. El vampiro se rió nerviosamente y metió mis piernas en el interior,cerrando la puerta de golpe. Otros tee-hee-hee(risa) mas tarde y estábamosfuera.Me caí junto a él. Él no me prestó ninguna atención, pero siguió riéndosemientras conducía. Era molesto. Yo tenía SPM6 y un examen esta mañana.Chico, había elegido a la chica equivocada. Sin previo aviso, su coche fue embestido por detrás. El impacto fue ladistracción perfecta para sacar mi plata de mi bota. Él soltó un chillido fuertecuando lo clavé en su pecho, fallándole a su corazón deliberadamente, pero losuficientemente cerca para llamar su atención. “¡Cállate, risitas!” espeté. “Detente, o te chocarán de nuevo. Y si eso pasa,puedes adivinar donde terminará esto.” La sorpresa en su cara era casi cómica. Entonces sus ojos llamearon. “¡Quítame las manos de encima!” “No mal gastes ese brillo en mí, compañero, no funcionará. Tienesaproximadamente tres segundos más para parar el coche, o será hora del besitode las buenas noches para ti.” Detrás de nosotros, Bones aceleró su motor para dar énfasis. Otro golpeenviaría la plata7 directamente a través de su corazón, y él lo sabía. 6 SPM*(NT: Síndrome Pre Menstrual 7 *(La plata)
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 213 No aparté la mirada cuando llegamos a una parada y Bones abrió lapuerta del conductor. “¿Bueno, Tony, cómo te va?” El vampiro ya no se reía más. “¡No sé dónde está Hennessey!” gritó. “Bien, compañero, yo te creo. Gatita, ¿si tu manejas? Él y yo vamos atener una charla.” Bones maniobró a Tony al asiento trasero. Me puse al volante y ajusté elespejo para poder verlos. "¿A dónde?" "Solo alrededor, hasta que aquí nuestro compañero Tony nos diga otracosa". Dejamos el otro coche golpeado a un lado del camino. Era una de los queTed usaba para eso. El dueño de un desguace resultaba ser un amigo muypráctico. “No sé nada, sólo estoy tratando de hacer dinero” Tony intentó denuevo. “Mentiroso.” Dijo Bones agradablemente. “Eres uno de los deHennessey, y me dices que no sabes cómo ponerte en contacto con él. Todos losvampiros saben cómo llegar a su señor. Sólo por tu miserable existencia,debería matarte. Pretender venderle drogas a adictos y luego haciéndolespensar que pagaron por ello eres patético.” “Idiota,” estuve de acuerdo. “Él me matará”. Se quejó. “No si está muerto, no lo hará y tú estás muy bien cómo estás ahoramismo. ¿Qué piensas que Hennessey te hará si averigua que te dejaste atrapar?¿Piensas que él verá con buenos ojos como estás vendiendo sus mercancías paraque yo te encuentre? ¿Él te perdonará porque él es un buen tipo, verdad? Élarrancará tu cabeza y lo sabes. Soy tu única esperanza, compañero.” Tony me miró como buscando ayuda. Levanté mi dedo medio. Bueno,¿que esperaba?
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 214 Él se volvió a Bones. “Prométeme que no me mataras y te lo diré todo.” “No te mataré a menos que te niegues a hablar,” Bones contestóbruscamente. “Y si me mientes, tampoco te mataré, pero querrás que lo haga.Cuenta con eso.” Había una frialdad en su tono que me recordó cuando yo había estado enlos zapatos de Tony. Sí, Bones podría ser muy atemorizante. Tony empezó a hablar. Rápido. “Hennessey ha sido muy reservado sobresu ubicación últimamente, pero si necesito algo, se supone que voy a Lola.Tengo su dirección ella está en Lansing. Ella y Hennessey son muy unidos. Siella no sabe dónde está, ella sabrá quién lo sabe.” “Dame su dirección.” Tony recitó la información. Bones no se molestó en escribirla, pero tal vezeso era porque todavía sostenía el puñal en el pecho de Tony. “Gatita, entra al I-69 y hacia el norte. Vamos a Lansing.” Fue un recorrido de tres horas. Bones obtuvo las direcciones exactas delMapQuest en su celular comentando cómo le gustaba la tecnología moderna.Caminamos la última media milla, estacionando el coche de Tony en un gransupermercado cercano y lo llevamos con nosotros *(A Tony). Bones lo sujetabacon el cuchillo a su lado con una sonrisa malévola, comentando que si chillaba,terminaría con él. A medida que nos acercábamos, vi que Lola también vivía enun complejo de apartamentos, aunque mucho más vistosos que el mío o deCharlie. Eran las cinco de la mañana, ¿y dónde estaba yo? Merodeandoalrededor de otro edificio. Esperaba que termináramos a tiempo para podertomar ese examen. Ya podía imaginar mi excusa para el profesor, si es que melo perdía. Pero honestamente, ¡tenía que encontrar un vampiro malo! De alguna manera. Yo no creía que fuera a volar. "Su coche no está aquí", susurró, Tony, tomando en serio la amenaza deBones y manteniendo su voz baja. "Lo puedes decir con un solo vistazo, ¿no?" Con pesado escepticismo.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 215 "Cuando lo veas, entenderás", Tony respondió. Bones se llevó un dedo a los labios mientras llegábamos a cien metros dellugar, haciendo señas con la mano de que Tony y yo íbamos a quedarnosmientras él revisaba el edificio. Me resistí a la necesidad de darle a entender conmi dedo lo mismo que le había transmitido a Tony antes, pero me consolé a mímisma con el conocimiento de que revisar el perímetro era importante. Y que sioía alguna pelea, estaba lo suficientemente cerca como para ir. Bones se escabulló por el lado opuesto de la construcción y luegodesapareció. Pasaron los minutos, se extendió a una hora. Bones aún no habíaregresado, pero no oí ningún ruido de lucha, así que supuse que estabaencaramado en alguna parte también. El sol saldría pronto y en mi posición decuclillas, sosteniendo a Tony a punta de cuchillo, se estaba volviendoincómodo. Una contractura muscular comenzó en la espalda, irritándome me dicuenta que nunca haría ese examen. Estaba a punto de encontrar una parte más suave en el suelo parasentarme, cuando vi el coche yendo hacia arriba. Bueno, un punto para Tony. Él tenía razón. Cualquiera se daría cuenta deeso, aunque sea con una mirada. Era un Ferrari rojo chillón y la mujer que acababa de aparcar no erahumana. Me agazapé más. Los arbustos proporcionaban una tapaderaadecuada, y desde la pequeña colina en la que estábamos, tuve una visión clarade ella. Tenía el pelo corto y negro y de sus facciones, era asiática. Su coche, su ropa e incluso el bolso eran todos de diseñador, artículos deprecios elevados. Todo en ella gritaba dinero. Ella había avanzado unos doce metros a la entrada de su edificio cuandoBones la detuvo. Al parecer, había estado esperando a estar fuera de la vista delas puertas. Ella trató de correr, pero Bones se abalanzó, cortando su vuelo a lalibertad. "No tan rápido, Lola." La mujer se enderezó y levantó la barbilla. "¡Cómo te atreves a tocarme!"
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 216 "¿Como me atrevo?" Bones soltó una carcajada. No estaba siendo amable."Hay una palabra bonita. Se llama valor. ¿Tú eres valiente, Lola? Pronto loaveriguaremos." "Estás cometiendo un gran error". "No sería el primero". La jaló hacia él. "Bien, entonces, dulzura. Sabes loque quiero." "Hennessey y los otros van a matarte, es sólo cuestión de tiempo", leespetó. Bones la agarró por la mandíbula y jaló su cara más cerca. "Ahora, no me gusta abusar de las mujeres, pero creo que te has ganadoel derecho a ser la excepción. No es muy privado aquí, así que estoy trabajandobajo un poco de presión. Vas a decirme quienes están involucrados conHennessey y dónde encontrarlos ahora, o te prometo que sufrirás cadatormento y humillación que has ayudado a imponer a otros. ¡Y mira tú! Heconocido a algunos depravados, tíos bestiales en mis viajes, a quienes lesencantaría darte una probadita de tu propio veneno. Te diré esto. Yo incluso tevenderé a ellos. Cambios para un juego justo, ¿no es cierto? Yo diría que seríajusto cada uno de los cambios que hagan” Lola puso los ojos como platos. Pude ver eso, incluso desde dondeestaba. "Yo no sé dónde está Hennessey, ¡no me lo ha dicho!" Bones comenzó a arrastrarla hacia el estacionamiento. "Acabas deadelantar la Navidad para algunos felices pervertidos", dijo tajante. "¡Espera!" era un ruego. "Yo sé dónde está Switch!" Se detuvo, zarandeándola fuertemente. "¿Quién es Switch?" "El esbirro de Hennessey,” dijo Lola curvando su boca. "Ya sabes cómoodia ensuciarse las manos. Switch maneja las cosas sucias, como silenciar atestigos y ocultar cuerpos. Él también es quien recluta más ayuda, desde que yano tenemos a Stephanie, Charlie, y Dean. Con la nueva protección Hennessey,ni siquiera tenemos que preocuparnos por ninguna molesta interferenciahumana".
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 217 Algo en el techo del edificio me llamó la atención a la par que Bonespreguntaba: "¿Cuál es el verdadero nombre de Switch y que es lo de la nuevaprotección de Hennessey?" Dos figuras bajaban del techo de diez pisos. Bones y Lola estabandirectamente debajo de ellos. Salté de los arbustos. "¡Cuidado!" Sucedieron dos cosas a la vez. Lola sacó un cuchillo de su bolso mientrasBones miraba hacia arriba, y yo, en una reacción sin sentido, dejaba volar lostres cuchillos de plata de mi mano. Tony eligió ese momento para atacar. Le solté para tirar los cuchillos y élvino a mí con los colmillos descubiertos, caí al suelo. Cogí su mandíbula y laretorcí, embistiéndolo con mis rodillas en su pecho para echarlo hacia atrás yluego clavé mi otro cuchillo en su corazón. Hizo un ruido extraño, casi comouna risita dolorosa, y cayó sobre su costado. Me levanté de un salto a tiempo para ver a Bones de rodillas sobre Lola.Ella estaba en el pavimento y la plata salía de su pecho en un estrecho círculode tres. Detrás de ellos dos cuerpos con las cabezas separadas. Demasiado paralos atacantes aéreos.Bones se levantó de su posición de rodillas y volvió su mirada hacia mí. "Despidiendo bolas de Lucifer, Gatita, ¡no otra vez!" Uh-oh. Yo me retorcía, instintivamente también tratando de bloquear elcuerpo de Tony a su vista. Como si eso lo hiciera menos muerto. "Ella iba a apuñalarte", dije en mi defensa. "¡Mira en su mano!" Él estaba mirando al suelo cerca de mis pies en su lugar. "¿Él también?" Asentí con la cabeza, avergonzada. "Me atacó." Bones se quedó mirando. "Tú no eres una mujer", dijo finalmente. "¡EresLa Muerte con cabello rojo!" "Eso no es justo", protesté, pero un grito agudo me cortó. Una mujer vestida con traje de negocios soltó su bolso y corrió gritando
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 218de nuevo al edificio. Imagino que un montón de cadáveres en elestacionamiento la habían asustado. No es lo habitual que una espera encontrarmientras te vas a trabajar. Bones suspiró y tiró de los cuchillos de Lola. "Vamos, gatita, vamos.Antes de que asesines a alguien más." "Eso no me parece divertido" "Al menos le saqué algo de información a Lola primero” el siguióconversando, tironeándome de regreso hacia el coche. "El esbirro de Hennessey,Switch. Empezaremos tratando de averiguar quién es. " "Ella iba a matarte" "¿Alguna vez se te ocurrió apuntar a algo más que el corazón?"Estábamos caminando a buen ritmo. Más gente salía del edificio detrás denosotros. Me di cuenta de los gritos adicionales. Habíamos llegado al coche, y de repente me dio un rápido, beso sonoro. "Me encanta lo que hiciste para protegerme, pero la próxima vez, pruebacon herirlos, Hmm Tú sabes, ¿tal vez lanzar los cuchillos a la cabeza de alguienen lugar del corazón? Luego de eso quedan incapacitados momentáneamente,pero no se reducen a un montón de restos en descomposición. Sólo piénsalo."
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 219 Capítulo 17TRADUCIDO POR SHADOWERI INCLUSO CON LA VELOCIDAD DE BONES, NO tendría tiempo detomar una ducha antes de irme a clases. Sería una suerte si lograra llegar a miapartamento y cambiarme de ropa. “Tengo que dejar esto en lo de Ted,” estaba diciendo cuando yo salía delauto. “Debería estar de regreso en unas cuantas horas.” “Ya estaré dormida,” murmuré. “Tenemos que…” “Hola, Cathy!” Timmie abrió la puerta mostrando una inmensa sonrisa. De seguro yame había visto a través de la ventana. Bones dio a Timmie una mirada quecongelo la sonrisa del joven hombre. “Lo siento, no sabía que tenías compañía,” se disculpó Timmie, casitropezando mientras se apuraba de regreso hacia su departamento. Lancé a Bones una mirada tan hostil como la suya, por asustar a mi yatemeroso vecino . “Esta bien,” dije sonriendo a Timmie. “Él no es realmente ‘compañía’ decualquier forma.” “Oh.” Timmie dio a Bones una temerosa mirada. “Eres el hermano deCathy?” “¿Que te da la idea de que soy su jodido hermano?” soltó Bones. Timmie retrocedió tan rápido que su nuca choco contra el marco de lapuerta. “¡Lo siento!” jadeó, y volvió a chocar contra la puerta antes de lograrinternarse dentro. Marche hacia Bones y clave mi dedo en su pecho. Él me respondió conalgo que hubiera considerado mal humor si no supiera que tenía más dedoscientos años. “Tienes dos opción,” dije, enfatizando cada palabra. “O das una sincera
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 220disculpa a Timmie ahora, o te vas y te deslizas de regreso a tú cueva como elestúpido saco de bolas en la que te convertiste hace un momento. No sé quésucede contigo, pero él es un chico agradable, y tú probablemente lograste quese hiciera en los pantalones. Ahora es tú decisión Bones. Lo uno o lo otro.” Una oscura ceja se levanto en respuesta. Golpee con mi pie.“Uno…dos…” El murmuró alguna grosería y luego subió por las escaleras, golpeandodos veces la puerta de Timmie. “De acuerdo, entonces, amigo, estoy realmente arrepentido por miinesperada rudeza, y ruego por tu perdón,” dijo con admirable humildadcuando Timmie entreabrió su puerta. Solo yo pude captar el ligero tono filoso de su voz mientras continuaba.“Solo puedo decir que fue causado por mi natural disgusto ante la idea de queella pudiera ser mi hermana. Ya que estaré follando con ella esta noche, puedesimaginar cuan chocante fue el pensar que estaría tirándome a mi hermana” “¡Tú imbécil!” estalle mientras la mandíbula de Timmie caía de laimpresión. “¡La única cosa que te vas a tirar esta noche es a ti mismo!” “Tú quisiste sinceridad”, se opuso. “Bien, cariño, Yo fui sincero.” “Regresa al auto y te veo luego, ¡si dejas de ser un completo imbécil!” La cabeza de Timmie iba de un lado al otro mirándonos alternadamente,su mandíbula aún seguía abierta. Bones le dio una sonrisa que fue más una exhibición de sus dientes. “Fue un placer conocerte, amigo, y aquí un concejo: Ni siquiera lopienses. Intenta algo con ella y te castrare con mis propias manos.” “¡Vete!” estampando mi pie para el énfasis. Él paso a mi lado y luego giro para besarme con fuerza en la boca, antesde retroceder de un salto para esquivar mi gancho derecho. “Te veré luego gatita.” Timmie espero hasta que Bones condujera fuera de vista antes deatreverse a hablar. “¿Ese es tu novio?”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 221 Yo solté un gruñido que supuse sonaba como una afirmación. “Él realmente no me agrada,” dijo casi en un susurro. Di una última mirada a la dirección por la cual Bones habíadesaparecido, antes de sacudir mi cabeza ante su desconcertante conducta. “No, Timmie. Creo que no lo hace”. Llegué a clases justo cuando el profesor estaba entregando los exámenes.Mi apariencia sucia y desaliñada atrajo algunas miradas y pude percatarme dealgunos codazos que pretendí no haber visto. Entonces me sentí cansada, ni siquiera sabía que estaba garabateandocomo respuesta. El resto de la clase fue incluso peor. Cabecee en Física y tuveque ser sostenida por la persona que estaba a mi lado. Cuando regrese a miapartamento, descubrí que mi periodo había hecho su aparición. Era oficial. Mi día apestaba. Use mis últimas energías para ducharme antes de echarme en la cama.Cinco minutos después, alguien tocaba a mi puerta. “Será mejor que te vayas,” murmuré con los ojos cerrados. Los golpes se volvieron más audibles. “¡Catherine!” Oh mierda. Era mi madre. Que pasa, ¿Dios? ¿Acaso quieres ver cuántopuedo soportar? “¡Ya voy!” respondí hacia la puerta, medio dormida en pijama. Mi madreingresó pasando a mi lado con un ceño desaprobador. “No estás vestida. La película es en menos de una hora.” ¡Doble mierda! Hoy era lunes y le había prometido que iríamos juntas alcine. Con todo lo sucedido lo había olvidado por completo. “Oh, Mamá, lo siento. Fue una larga noche y recién ahora estoy yendo ala cama” “¿Atrapaste a uno de esos monstruos?” ella me interrumpió, su ceño sehabía borrado mágicamente. “¿Es lo único que te importa?”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 222 La pregunta afilada nos sorprendió a ambas. Instantáneamente la culpame invadió ante la mirada herida de su rostro. “Lo siento,” dije de nuevo. Dios, Sonaba como Timmie. “Um, de hechoatrape a dos vampiros malos anoche.” Eso era en parte verdad. Iba a dejar unos pocos detalles fuera, ella nonecesitaba enterarse de todo. “¿Malos?” preguntó con un destello. “¿Qué quieres decir con malos?¡Todos son malos!” No podía ayudarme me dije a mi misma, ahora me encontraba peleandocon una culpa de otro tipo. El único vampiro con el que se había encontrado lahabía violado. “Nada. Estoy realmente cansada. ¿Podríamos dejar lo de la película paraotra noche? ¿Por favor?” Ella se dirigió a mi cocina, a los cuatro pies que media8 y abrió mirefrigerador. Lo que encontró hizo que su rostro se contrajera completamente. “Está vacío. No tienes nada de comida. ¿Por qué no tienes nada?” Me encogí de hombros. “Aún no he ido a la tienda. Había olvidado quehoy vendrías.” Había comido los restos de tallarines ramen9 del almuerzo de ayer, y loque no podía decirle era que Bones usualmente me llevaba a comer fuera. Estaera una de las pocas cosas normales que hacíamos juntos, además de escogerlugares para escondernos y evitar ser capturados. “Luces muy pálida.” De Nuevo, ella lo decía como si fuera una acusación. Yo bosteceesperando que ella notara la indirecta. “Nada nuevo en eso.” “Catherine, estás pálida, no hay comida… ¿has empezado a bebersangre?” 8 1 1.2cm 9 Comida instantánea
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 223 Mi boca aún estaba abierta por el bostezo, y ante ese comentario sequedó de esa forma... “¿Hablas en serio?” pregunté. Ella retrocedió un paso. Realmente retrocedió. “¿Lo has hecho?” “¡No!” Avance hacia ella, herida y enojada al verla encogerse. “Aquí.” Tome sumano y la presione contra mi garganta. “¿Lo sientes? Es mi pulso. Yo no bebosangre, no me estoy convirtiendo en un vampiro, y ¡mi refrigerador esta vacioporque no he ido a la tienda! ¡Por amor de Dios, Mamá!” Timmie había escogido justo ese momento para asomar su cabeza en midepartamento. “Tú puerta estaba abierta…” Él se detuvo, sobresaltado ante la impactante expresión de mi rostro. Mimadre aparto su mano de mi cuello y enderezó sus hombros. “¿Quién es él, Catherine?”Timmie se encogió ante su tono. Pobre chico no sabía que ese era su tononormal. “¡Se agradable!” siseé. Primero Bones lo asustaba, ahora mi madre probablemente podríacausarle un ataque al corazón. “¿Es este tú novio?” ella preguntó en un susurró con un volumen queestoy segura que él pudo escuchar claramente. Un rechazó inmediato acudió a mis labios. Y luego algo me paso. Algoastuto, calculador y oportuno. Mire a Timmie y vi exactamente lo que mi madrehabía visto en él. Un hombre joven que vivía y respiraba. Uno que estaba cientopor ciento no muerto. En mi defensa, quizás estaba un poco loca a causa de la falta de sueño,mi periodo y haber sido acusada de tener una dieta de sangre. “¡Sí!” salió de mi con un tono temerario. “Mamá, te presento a mi novio,Timmie!” Corrí hacia él, escondiendo su expresión enmudecida de la línea de vista
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 224de mi madre, y le di beso entusiasta sobre su mejilla. “Por favor sígueme la corriente,” rogué en su oído, abrasándolo mientraslo decía. “¡Ouch!” él chilló. Oops. Lo había apretado demasiado fuerte. Lo deje separarse y con unaamplia sonrisa dije. “¿No es adorable?” Ella avanzó hacia nosotros, mirándolo de arriba hacia abajo. Timmie lamiro boquiabierto antes de extender una mano temblorosa. “H-hola, Señora….” “Señorita.,” ella lo corrigió inmediatamente. Él palideció ante su error fonético, sin tener idea de las varias razonespor las cuales ese era un tema intocable. A favor de él, debo decir sin embargo que no salió corriendo hacia lapuerta. “Señorita.,” intentó de nuevo. “Un gusto conocerla, Señorita….” “¿Duermes con él y ni siquiera sabe tú apellido?” demandó mi madre,frunciendo el ceño. Lancé una mirada al cielo antes de pellizcar a Timmie cuando empezabaa irse. “No te preocupes, cariño, a veces ella olvida sus modales. Mamá, tegustaría que Timmie ¿te llame Justina? ¿O Señorita Crawfield?” Ella aún me daba esa mirada que podría congelarte, pero está disminuyoun poco. “Justina está bien. Es un placer finalmente conocerte, Timmie. Catherineme ha contado sobre como la has ayudado a matar a esos demonios. Estoyagradecida de saber que alguien más allá afuera está librando al mundo deellos.” Timmie lucia como si estuviera a punto de desmallarse. “Hagamos algode café,” dije, prácticamente empujándolo antes de que empezara a balbucear
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 225un montón de negativas. “Quédate aquí mamá. Su departamento está al lado,¡nosotros ya regresamos!”Tan pronto como entramos en el departamento de Timmie, lo acerque y baje lavoz. “¡Mi pobre madre! Ella tiene sus buenos días y otros malos. El doctor hasugerido ajustar su medicación, pero uno nunca sabe cuando uno de esosepisodios tendrá lugar. No le pongas atención cuando hable sobre muertes ydemonios. Ella es una verdadera Pentecostal. Cree en la muerte del espíritu yesas cosas. Solo asiente a lo que diga y trata de no decir demasiado.” “Pero, pero…” Los ojos de Timmie no podían estar más grandes. “¿Porqué le dijiste que yo era tu novio? ¿Porque ella no sabe sobre tu verdaderonovio?” Esa era una Buena pregunta. Yo busqué la mejor respuesta. Ó cualquierrespuesta. “¡Él es Inglés!” dije desesperadamente. “¡Y mi mamá…mamá odia a losextranjeros!” Ella se quedo por una hora. A la hora que se marchó, yo era un manojode nervios, y también Timmie. Él había bebido demasiado café, y prácticamenteestaba agitándose a pesar de estar sentado. Yo había intentado dirigir laconversación hacia temas como el colegio, el huerto, mis abuelos, o cualquiercosa que no incluyera la palabra vampiro. Y en cada oportunidad que tenía, ledaba expresiones compasivas a espaldas de mi madre, o giraba mi dedo en laparte lateral de mi cabeza usando el gesto universal de la locura. Timmie había intentado ser amable durante los “episodios” de mi madre.“Eso es correcto, ¡Justina!” había dicho más de una vez. “Vamos a capturar aesos demonios y acabarlos con el poder de Jesús. Aleluya, ¿puedo conseguir unamen?” De hecho, él había mostrado una actitud tan centrada y conservadoraque cuando llevé a mi madre hacia la puerta, ella me llevó a un lado y mesusurró sobre que él era muy dulce pero posiblemente solo era un fanático.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 226 Cuando finalmente se había ido, me apoye contra la puerta y cerré misojos en alivio. “Gracias Dios,” refunfuñe. “Por supuesto”, agregó Timmie. “¡Amén!” “Puedes dejar eso,” dije, dándole una sonrisa cansada. “Te debo una,Timmie. Gracias.” Yo apenas había colocado mis brazos alrededor de él como un abrazo degratitud cuando la puerta se abrió a mis espaldas. “¿Estoy interrumpiendo algo?” una fría voz con acento pregunto. Está vez, mi mirada hacia el cielo era un reto silencioso. ¿Así es comotiene que ser? Bien, entonces, ¡venga! ¡A ver qué obtienes! Timmie saltó como si hubiera sido apuñalado. “¡Ungh!” No sabía lo que eso significaba, pero la vista de él alejándose con unamano alrededor de su ingle me había llenado de irritación. “Maldición, ¡dile que no vas a castrarlo!” Bones estiró sus brazos y atrapó a Timmie sin piedad. “¿Por qué?” Le di una mirada cargada de odio. “Porque si no lo haces, Voy aconvertirme realmente, realmente célibe.” Mi mirada le dijo que estaba hablando en serio. Él hizo un movimientode asentimiento que no obstante envió a Timmie disparado en la direcciónopuesta. “No te preocupes compañero. Puedes irte con tus bolas intactas perorecuerda, pretender ser su novio fue solo eso. No dejes que la fantasía se te subaa la cabeza.” “¿Escuchaste eso?” Ahora yo ondeaba frenéticamente una bandera de paz al cielo en mimente. ¡Está bien, tú ganas! Su boca se torció. “Muerte a todos los Demonios, ¿puedo obtener unamen?” Genial. “Mira, Lo siento, pero me puse un poco paranoica cuando ella me
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 227acuso de…de beber” “Tú si bebes,” él se opuso sin comprenderlo. “¡No!” apunté a mi cuello. “Quiero decir beber.” Timmie lucia completamente desconcertado, pero el entendimientosurgió en el rostro de Bones. “Sangrante infierno,” dijo finalmente. Yo asentí. “En pocas palabras” Bones se giro hacia Timmie. “Momento privado, muchacho. Di adiós.” No era la mejor manera en la que podría formularlo, pero por la maneraen que se estaban moviendo sus hombros, podría ser peor. “Timmie, muchas gracias de nuevo, te veo en la mañana,” dije con otrasonrisa. Él se veía agradecido de poder marcharse y salió disparado hacia lasalida. Apenas llego a la puerta, sin embargo, volvió a meter la cabeza. “No me molestan los extranjeros. ¡Dios salve a la reina!” él grito y corrió. Bones arqueó una ceja. Yo suspiré. “¿No escuchaste esa parte? No importa. No preguntes.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 228 Capítulo 18TRADUCIDO POR NANNDADU HABÍAN PASADO DOS SEMANA Y NO habíamos encontrado nadamás acerca de Switch. Y lo que era peor, incluso los pocos reportes policiacosdonde estaban los archivos de las chicas desaparecidas habían desaparecidomisteriosamente del registro. Hennessey estaba cubriendo sus pasos tan rápidoque no podíamos seguirlo. “Esto no tiene sentido,” dijo furioso Bones. “Hennessey ha estadosecuestrando chicas la mayor parte de las últimas seis décadas, y él nunca anteshabia sido así de cuidadoso. Cuando las cosas se complican, él se va. Eligiendootra área para tejer su red. No puedo entender porqué se está tomando tiempopara hipnotizar a sus familias, porqué está haciendo un esfuerzo adicionaldesapareciendo los reportes policiales, ¡o lo que sea que esté haciendo!” Estábamos de vuelta en la cueva, así que podíamos hablar sin tener quepreocuparnos porque alguno de mis vecinos estuviera escuchando. Las paredeseran delgadas en mi apartamento. Yo no quería detenerme en todas las ‘no’conversaciones que Timmie debió escuchar cuando Bones pasó la noche. “Quizá este cansado o huyendo,” propuse. “Él es confiado, se quierequedar por un rato, y sabe que si los periódicos empiezan a hablar sobre unasesino en serie, la policía tendría que tomarlo en serio. Entonces tendría queactuar por lo bajo e irse. ¿Y si esa es su motivación?” Bones me lanzo una mirada al mismo tiempo que se inclinaba sobre sulaptop.“Estuve considerando eso, pero debe haber algo más. Lola dijo que el tenianueva protección, ¿recuerdas? Ese es el comodín. Quien quiera que sean, estáhaciendo una maldita visión más discreta para ellos y la pregunta es porqué.Ellos son vampiros o humanos importantes, es lo que creo. Personas con unareputación que proteger.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 229 No sé mucho sobre el mundo de los vampiros, así que yo no iba a ser deninguna ayuda allí. Sin embargo, yo sabía una o dos cosas a cerca de lacomunidad que respiraba, así que sentí que mi pulso me guiaba a especular. “¿Policías corruptos? ¿Quizá un jefe de policía? Algunos de esos reportespudieron haber desaparecido accidentalmente, pero no todos ellos. Digamosque eres un jefe de policía, o algún Sheriff o lo que sea, y quieres obtener algode dinero fácil mientras sigues haciendo creer al publico que eres competente.Un grupo de desapariciones te harían ver mal. Así que tratas de conseguir uncompañero de negocios que limpie tus desastres, y tal vez le aconsejes dondepuede conseguir algunas chicas vulnerables. Dios, si fue un sheriff, el podríainvitar a Hennessey ¡a escoger a sus favoritas de una alineación de jugadores enla estacada local! Entonces así el podría hacer desaparecer los registros también.¿Qué tal si la persona solo le pidió a cambio que controlara una protestapública? No es un precio muy alto a pagar, ¿o sí?” Se toco la barbilla pensativo, considerándolo. Luego su celular sonó. “Hola…. Si, Charles, puedo escucharte… ¿Dónde?… ¿Cuándo?…¿Quién?… Está bien, te veré pronto.” Él colgó, mirándome. “¿Qué?” pregunte, impaciente. “Parece que ha habido un progreso. Él está con uno de los tipos deHennessey y quieren hablar conmigo sobre cambiarme de bando.” “Voy contigo,” dije al instante. Bones hizo un sonido de lamento. “Sabía que ibas a decir eso.” Spade abrió la puerta de la habitación del hotel, dándome un vistazo desu mirada. “Estoy sorprendido de que la hayas traído contigo, Crispín.” No dije ‘Púdrete,’ pero estuve cerca. “Es mejor traerla y que sepa lo que sucede a que se quede atrás ypregunte sobre ello,” respondió Bones. “Déjanos entrar, Charles, y así podemos
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 230comenzar.” Este asunto de los dos nombres era molesto, estaba pensando mientrasSpade se hacía a un lado. Los vampiros ¿no podrían simplemente escoger uno? Una mujer estaba en el centro de la habitación. Debí haber notado lolujoso que era el interior, y que eran tan grande como el piso de arriba de lacasa de mis abuelos, o cualquier otro detalle, excepto por una cosa Ella era sinduda la mujer más hermosa que habia visto. En persona o en televisión. ParecíaLatina, con cabello negro y rizado hasta sus caderas, las características perfectasde un cuerpo que no parecía real, y los labios color carmesí. Yo simplemente lamire por un minuto. Solo en las caricaturas las mujeres tienen la cintura tanminúscula, grandes pechos, redondeado trasero y largas piernas. No fue difícildarse cuenta de su figura tampoco. Su vestido difícilmente podía llamarse así yera demasiado estrecho, era una buena cosa que ella no necesitara respirar. “Francesca,” dijo Bones, acercándose a ella y dándole un beso en lamejilla. “Estoy agradecido de que hayas venido.” Y eso fue todo lo que necesite para decidir en ese preciso momento que laodiaba hasta las entrañas. “Bones…” Ella delineo su nombre como si se tratara de un caramelo y cuando besosu mejilla, dejando una huella de brillante lápiz labial rojo, sus ojos seencontraron con los míos retándome. La mano de Spade en mi hombro me sacode mi estado de contemplación asesina. Yo solo estuve fantaseando con batirdos de los cuchillos que estaban en mi chaqueta y arrojarlos a sus doble-D (tallade sostén). “Francesca, esta es Cat,” dijo Bones luego, señalándome a mí. “Ella estáconmigo, así que no dudes en hablar abiertamente frente a ella.” Avance con mi rostro algo estirado o quizá no hubiese logrado unasonrisa. “Hola. Estamos durmiendo juntos.” Escuche las palabras desprendersede mi boca, solo notando a Spade murmurar algo sobre mí no siendo inteligentey que ambas cejas de Bones estiraron su línea de cabello. Francesca no compartió ninguna de sus reacciones. Sus sensuales labios
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 231se curvaron. “Pero por supuesto, ‘niña’. ¿Quién podría resistírsele?” Dijo mientras arrastraba sus dedos por la camisa de Bones, y casi perdí elcontrol ahí mismo. “Gatita.” Bones capturó mi mano tirándola y la metió casualmente en subrazo, como si no hubiese estado a punto de golpear su gran y bien formadotrasero. “Vamos a sentarnos, ¿sí?” No sabía que me estaba mal conmigo. Una pequeña parte racional megritaba que esta era una persona que podría ayudarnos a derribar a Hennesseyy que debía controlarme. El resto de mí estaba completamente en modo deciega hostilidad y que no comprendía el significado de comportamientoracional. Bones me llevo hacia un sofá, sin soltar mi mano. Por el rabillo de mi ojovi a Francesca seguirlo con la mirada mientras él se alejaba, lamiendo aquellosgruesos labios rojos. Mi mano libre se abrió en un arco hasta aterrizar en eltrasero que ella estaba admirando. Con una mirada, le di un gran apretón,usando lo último que quedaba de mí control para no gritar, ¿Te gusta eso?¡Mira quien lo tiene! Bones se detuvo y miro hacia abajo de manerasignificativa. Lleve mi mano hacia atrás casi confundida, me di una sacudidamental para tratar de sacudirme la locura. “Lo siento,” murmuré. “Muy bien,” me dijo con una sonrisa que de algún modo me hizo sentirmenos idiota de lo que actué. “Solo hace un poco más difícil el caminar.” Me reí ante la imagen de él intentando avanzar con una de mis manosapretada a su pecho y la otra en su trasero. Sí, eso sería arriesgado. “Puedes irte ahora,” susurre, sintiéndome con más control y másdeterminada a ser un adulto sobre esto. Okay, así estaban las cosas, en ciertaépoca él y nuestra pequeña renegada habían tenido una aventura. Pudo habersido hace un siglo. Incluso antes de que mis abuelos nacieran. Yo podríamanejarlo. Si yo fuera un hombre, también querría tener sexo con ella. ¿Ven?
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 232Muy adulta. Bones se sentó a mi lado en el sofá, Spade tomo el asiento vacío asu lado (levantando mi opinión sobre él), y dejo a Francesca escabullirse en lasilla frente a nosotros. Sin embargo, mi sentimiento de superioridad fue corto,hasta cuando ella se sentó y cruzo sus piernas. No necesitaba un espejo para saber que mi rostro se habia puesto rojo.Con un movimiento de sus muslos, ese movimiento no dejo nada a laimaginación. Bones curvo sus dedos alrededor de los míos y les dio un apretón.Su mano aún estaba caliente por nuestro contacto momentos antes. Esa es lavelocidad con la que él tenía que agarrarme de nuevo para mantenerme sentadacuando yo estaba, en cambio, tironeando mi chaqueta para hacerle un par debragas. “Bueno, todos sabemos porque estamos aquí,” dijo él con voz serena,como si Francesca no lo hubiese asombrado con su castor afeitado (depilaciónen la zona púbica). “No es un secreto que estoy tras Hennessey y que tú eresuna de él, Francesca. Yo se que tú y él no son cercanos, pero sigue siendo unagran ofensa traicionar a tu señor. Y no te equivoques, voy a matarlo y cualquierinformación que me des será utilizada para ese propósito.” ¡Lo tienes, chico! Lo aplaudí en silencio. ¡Ir directo al punto y mostrarle aella que una pequeña mirada no te distraerá! Tendrás TANTA suerte estanoche. La boca de Francesca se curvo. “Porque mas estaría yo aquí, si noquisiera ¿que lo mataras? Si fueras a hacer menos, no me arriesgaría. Sabes quelo he odiado por los últimos noventa y tres años. Desde que me saco de miconvento y me convirtió.” “¿Fuiste una monja?” pregunté con incredulidad, echándole de nuevo unvistazo a su vestido para asegurarme de que no habia entendido mal. “Estasbromeando.” “Bones, ¿cuál es el propósito de ella aquí? ¿Por qué tiene que quedarse?”demandó Francesca, ignorándome. Sus ojos brillaron esmeralda. “Ella está aquíporque yo quiero que este, y eso no está en discusión.” Esa declaración acababa de ascenderlo de sexo a sexo con unas mamadas
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 233primero. Para ser honesta, no es que me importara la actividad extra. Descubríque lo disfrutaba. Supongo que eso hacia a dos vagabundas en esta habitación. “Quiero a Hennessey muerto,” Francesca resumió luego de perder unconcurso de miradas con Bones. “Ha sido mi Maestro por mucho tiempo.” Eso me desconcertó. “¿Que quiere decir, su Maestro?” Le pregunté aBones. ¿Era Francesca una esclava? Justo cuando pensé que Hennessey nopodía caer más bajo en mi opinión. “Los Vampiros operan bajo una forma de esquema en pirámide,” explicóBones, “Cada línea está clasificada por la fuerza de su cabeza, o Maestro, y todapersona bajo el Maestro esta bajo sus reglas. El feudalismo podría ser otroejemplo de ello. Ahí tienes al señor del distrito, y ellos son responsables delbienestar de todos los que se encuentren en sus tierras, pero como recompensa,su gente le debe su lealtad y parte de sus ingresos. Así es con los vampiros, soloque con algunas variaciones.” Esto era nuevo para mí, y sonaba barbárico. “Así que en otras palabras,la sociedad de vampiros es como Amway10 y un culto todo en uno.” Francesca murmuró algo en español que no sonó cortés. “Habla en ‘español’ y sin el sarcasmo,” Dijo Bones secamente. Grandes ojos oscuros parpadearon con ira. “Si no te conociera por elhombre que eres, me iría ahora mismo.” “Pero me conoces,” respondió Bones suavemente. “Y si escojo detallarlenuestro mundo a la mujer con la que estoy, no sugiere que tome tu juicio conmenos seriedad. Tu realmente deberías mostrarle a Cat un poco más de respeto.Fue gracias a ella que tu deseo por poco se cumple y Hennessey casi fue hechopolvo.” A... eso, Francesca rio. “¡Tú eres la vomitadora!” Yo no sabía si esa era técnicamente una palabra, pero entendí lo quequería decir. Qué manera de ser referida. “Esa soy yo.” 10 Amway es una compañía que vende productos de belleza, limpieza y cocina. Los productos no se venden en tiendas, si no que los venden las personas en su tiempo libre.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 234 Ella seguía sonriendo. Eso la hacía aun más radiante. Con ese oscuro ydébil tono en su piel, ella lucia como si estuviese hecha de diamantes de colores. “Bueno, niña, eso te proporciona algo de libertad. Hennessey no dijomucho sobre ti. Él estaba demasiado indignado y humillado. Fue un verdaderoplacer ser testigo de eso.” “¿Él sabe cuánto lo odias?” le pregunté con escepticismo. “¿Porque si esasí, como vas a estar lo suficientemente cerca como para ayudarnos?” Ella se inclino hacia adelante. Abriendo su escote un poco más. Intenteno mirar, pero ¡Dios Mío! eran tan exuberantes. “Hennessey sabe muy bien que lo odio, pero me las he arreglado paraesconderle cosas antes”. Hizo una pausa para darle una sonrisa de complicidada Bones, y casi pierdo el control de nuevo. “Él disfruta conservándome,sabiendo cuanto lo desprecio. Los Vampiros solo pueden salir de la dominaciónde sus señores si ganan en un duelo contra ellos, siendo rescatados por otroMaestro o cuando son liberados por voluntad propia. Hennessey es demasiadofuerte como para que le gane, y él nunca permitiría que un vampiro merescatara. Sin embargo, en ningún momento piensa que yo podría traicionarlo.Él piensa que estoy demasiado asustada de lo que él podría hacerme si soycapturada.” El ronroneo de su voz lo hizo aun más escalofriante. Ella sabía deprimera mano de lo que era capaz, y aun así, lo odiaba lo suficiente como paracorrer el riesgo de todas formas. Tal vez yo no debería desacreditarla tanrápido. Debes admirar esa clase de determinación. Tenga ropa interior o no. “Entonces tu y yo tenemos algo en común,” dije, antes de mirar a Bonesy soltar una risa irónica. “Bueno, algo más. Yo también quiero a Hennesseymuerto. Eso es todo lo que necesitamos saber la una de la otra, ¿no es así?” Ella me examino con sus ojos coñac y luego se encogió de hombros. “Sí.Supongo que sí.” Bones y Spade intercambiaron miradas. Me pareció ver al vampiro decabello puntiagudo sonreír. “Además de lo obvio, Francesca, ¿qué quieres a cambio porproporcionarnos información?” preguntó Bones, volviendo al tema.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 235 “Que me tomes,” replicó al instante. “¡Eso no va a pasar!” escupí, mirándolo posesivamente. Tres pares de amplios ojos se fijaron en mí. Entonces fue cuando me dicuenta de que lo que tenía firmemente agarrado no era su mano. Spadecomenzó a reírse incluso mientras yo me ponía roja de nuevo, jalando mi manohacia atrás y luchando con el deseo de sentarme en eso por mi propio bien.¡Querido Dios! ¿Qué me habia pasado? Los labios de Bones estaban temblando,pero no se unió a las carcajadas de Spade que crecían hasta tenerlo secándoselos ojos. “Eso no es a lo que se refería, cariño,” dijo él en un cuidadoso tononeutral. “Francesca se refiere a que con la cabeza de su línea muerto, ella quiereestar bajo la protección de otro vampiro. Yo puedo reclamarla a ella como unode los míos, así “tomarla”. Aunque todavía estoy bajo el yugo de Ian, él no haejercido su autoridad sobre mí en un largo tiempo, por lo que no me hemolestado en retarlo para estar por mi cuenta. Tengo más libertad de estemodo, porque para tu entendimiento, no necesito su consentimiento para tomara Francesca. Aunque en circunstancias normales la manera adecuada sería tenersu consentimiento”. Afortunadamente, esto era lo suficientemente complicado paradistraerme de tantearlo más. “¿Por qué no quieres estar por tu cuenta?” Lepregunte en voz alta a ella. “Los señores vampiros son un juego abierto, ‘niña’. No hay ningunaresponsabilidad por ningún acto de crueldad que hagan ellos. Como en tunación. Si eres un hombre o mujer sin país, ¿a quién recurrirías cuandonecesites ayuda? ¿Quién te defendería?” “Es un maldito sistema brutal el que tu gente opera,” dije, agradecida deque mi corazón latiera. “No seas tan ingenua,” dijo con aspereza. “Es una estructura mucho másamable que la que usan ustedes. Cuantos seres humanos mueren de hambrecada día, ¿porque sus naciones se niegan a atender a los suyos? Incluso, cuantos
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 236americanos mueren por enfermedades cuando el tratamiento es fácilmentedisponible ¿pero no pueden pagarlo? Los vampiros jamás permitirían que sugente pase hambre o pobreza. Incluso Hennessey, que es una bestia,consideraría un insulto personal si alguno de sus seguidores se encuentra en talcondición. Piensa en eso. El peor de nuestra gente trata a su gente mejor que tuspaíses tratan a sus ciudadanos.” “Francesca…” Spade habia parado de reír . Ella le hizo un ademan con la mano. “He terminado.” Yo no. “Si tus sanguijuelas son tas modelos de virtudes, entonces ¿cómo es queninguno de ustedes se ha parado a detener a Hennessey de cercenar a los de miclase? Quiero decir, Bones me ha dicho que cinco por ciento de los que caminanen el mundo no están vivos, ¡entonces eso dice mucho sobre ti! ¿O es que todosestos secuestros, violaciones, asesinatos y consumo de humanos no están en lacategoría de lo importante?” Bones acaricio con su mano mi brazo. “Gatita, tal vez” Francesca salió de golpe de su silla. “¡Despierta! ¡Lo que Hennessey haceno es nada comparado con lo que los humanos hacen! Cada año, cincuenta miladolescentes colombianos son vendidos como esclavos en Asia y en Europa, y¡no por vampiros! En el Congo, cien mil mujeres han sido tratadas brutalmentepor los rebeldes y soldados de ¡su propio ejército! En Pakistán aun hay áreasdonde con ‘honor’ las violaciones y los asesinatos de mujeres son ordenadospor los tribunales y aun así tu país y el resto del mundo ¡no hace nada sobreello! Los vampiros quizá tiendan a inclinarse por sus negocios en primer lugar,pero si vamos a empezar a vigilar este planeta, pues deberíamos deshacernosde los humanos que son los verdaderos malhechores” “¡Es suficiente!” Bones estuvo en frente de ella en un parpadeo. No laestaba tocando, pero su voz fue como un azote. “debo recordarte a una chicamuy joven que tenía un punto de vista similar hace unos noventa años. Ahora,respondiendo a tu condición, si, te tomare como uno de los míos luego de matara Hennessey. Además, si toda la información que pasa a resultar fundamental
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 237para mí, te voy a pagar en consecuencia cuando haya terminado. Tienes mipalabra en ambas casos. ¿Es suficiente para ti?” Los ojos de Francesca brillaban verdes, pero poco a poco se oscurecíanhasta volverse marrones, el color que tenían la primera vez que la vi. Ella sesentó, mordió su labio inferior por un momento y luego asintió. “Tenemos un acuerdo.” Las cosas pasaron muy rápido luego de eso. Francesca no sabía laidentidad de Switch o quienes eran las nuevas conexiones de Hennessey, asíque Bones le dio a ella formas de comunicarse con él dejando su locación actual.Spade menciono que iba a salir de la ciudad a buscar diferentes caminos aHennessey y que llamaría a Bones después. Eso fue todo. Francesca y yo nointercambiamos despedidas. Ella se quedo en la habitación del hotel. Bones y yonos fuimos, pero no tomamos el elevador esta vez, incluso cuando estábamosen el vigésimo piso. Él indico las escaleras y yo comencé a descender. Al menoseso me daba algo que hacer aparte de hervir por dentro. “Tú nunca antes me habías hablado sobre la asociación de vampiros,”remarqué calmadamente. Un piso terminado, solo faltaban diecinueve más. Bones me dio una mirada inescrutable. Él ya no sostenía mi mano. Mismanos estaban metidas en mi chaqueta. “Nunca preguntaste.” Mi primer instinto fue ponerme furiosa y decir que eso era una evasión.Abrí mi boca para decir algo mordaz, pensé las cosas por primera vez, y mecalle. “Supongo que no lo hice.” Si él fuera superficial como yo, habría dicho que todo en lo que habiaestado interesada habia sido en como matar vampiros. Nada que tuviese quever con cultura, creencias, valores o tradiciones me habia importado, a menosde que lo pudiera usar para cazar más eficazmente. Fue un momento muyescalofriante el darme cuenta de que pensaba con la mente de un asesino. Solotenía veintidós años. ¿Cuando me habia vuelto tan fría? “¿Como sucedió?” Pregunte muy suavemente. “¿Como comenzaron los
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 238vampiros?”Una pregunta tan básica. Nunca me moleste en considerarlo antes. Bones casi sonrió. “¿Quieres la versión de la evolución o delcreacionismo?” Lo pensé por un segundo. “Creacionista. Soy una creyente.” Nuestros pies hacían ruidos entrecortados a medida que bajábamos lasescaleras, y él mantuvo su voz baja. La escalera llena de ecos, y aunque era denoche, no era necesario alarmar a alguien que estuviese escuchandoaccidentalmente. “Nosotros comenzamos con dos hermanos que tenían vidas y funcionesdiferentes, y uno estaba celoso del otro, Tan celoso, que condujo el primerasesinato en el mundo. Caín mato a Abel, y Dios lo desterró, no sin antes poneruna marca sobre él para que lo diferenciara de los demás.” “Génesis, Capitulo Cuatro,” Suspiré. “Mi mamá era una gran lectora dela Biblia.” “La parte que sigue no está en ninguna de las Biblias que has leído,”prosiguió, lanzándome miradas de reojo. “La “marca” fue su transición paraconvertirse en un muerto en vida. Como su castigo por derramar sangre, él fueforzado a beberla por el resto de sus días. Luego Caín se arrepintió de habermatado a su hermano y creó su propio pueblo, su propia sociedad que existía almargen de la que él habia sido expulsado. Los niños que él “reprodujo” eranvampiros, y ellos hicieron otros de su tipo, y así continuaron. Por supuesto, si lepreguntas a un Ghoul (demonio necrófago-zombie), él te dará una versióndiferente. Ellos dicen que Caín fue transformado en un Ghoul, no en unvampiro. Ha sido la causa de muchas disputas sobre quien fue primero, peroCaín no está cerca para resolverlo.” “¿Qué sucedió con él?” “Él es la versión no-muerta del Hombre en los Cielos. Viendo a sus hijosen las sombras. ¿Quién sabe si él es real? O si Dios consideró que él ya habiapagado su deuda ¿y lo llevo de vuelta?” lo considere cuidadosamente. Bonesapuro su paso.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 239 “Te hace pensar que tu madre tiene razón, ¿no es así?” preguntócansinamente. “¿Eso de que somos asesinos? Nosotros somos los primerosdescendientes del mundo, a menos que pienses que los vampiros y los Ghoulsson mutaciones al azar de la evolución.” Me quede junto a él. Duodécimo piso… undécimo… decimo… “La primera de mi clase también recibió un montón de mierda por lo queella hizo,” dije finalmente con una mueca. “Todo el asunto de la manzana me lohace difícil de criticar.” Él rio y entonces me giró tan rápido en sus brazos, que mis piernas aunestaban flexionadas para dar otro paso. Su boca se aplasto en la mía, deteniendomi respiración, y la misma compulsión sin sentido que me habia hecho actuarde forma tan extraña arriba, se estaba manifestando de una forma diferente. Misbrazos fueron alrededor de su cuello, mis piernas se enrollaron en su cadera, ylo bese como si solo con solo voluntad pudiera borrar el recuerdo de todas lasmujeres antes de mí. Oí algo rasgarse. Sentí la pared en mi espalda, y un momento después, élestaba dentro de mí. Me aferré a él, mis uñas clavándose en su espalda con lanecesidad de que me cubriera, mi boca cerrada sobre su garganta para ahogarmis gritos. Él gemía en mi piel, su mano libre se enredo en mi cabello mientrasiba más rápido, más profundo. No habia dulzura en él, pero yo no la quería,exultante entre la pasión desenfrenada entre nosotros. Todo dentro de mí se sintió repentinamente ajustado, y luego meabandonó en un arrebato de éxtasis que me recorrió bajando hasta los dedos demis pies. Bones también grito, y unos indescriptibles minutos después se relajócontra mí. Hubo un crujido, un suspiro y luego Bones diciendo, “Aléjate, ¡no hasvisto nada!” antes de que una puerta se cerrara de golpe. Fue entonces cuandola niebla se disipo y una ola de vergüenza me invadió. “Dios Mío, ¿cuál es el problema conmigo?” Lo empuje, y él me puso en mis pies con un beso. “Ninguna sangrante cosa, si me lo preguntas.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 240 Mis jeans habían sido arrancados de la cremallera a mis muslos. Quiensea que haya intentado entrar por las escaleras se habia ido pero yo todavía meabatía con la vergüenza en el vislumbre que aquella persona nos habíaatrapado. Quién era la zorra ahora, ¿huh? ¡Hipócrita! “Primero te manoseo en público, casi mato a nuestro potencial Judas yluego, para el gran final, ¡abuso de ti en una escalera! ¡Y pensé que tecomportaste groseramente con Timmie! ¡Deberías pedir una disculpa!” Bones rio entre dientes, tomando su chaqueta y envolviéndola a mialrededor. Al menos, cubría el rasgón en mis pantalones. Su ropa no habia sidodañada. Después de todo, el tipo nunca usa ropa interior, así que solo necesitodesabrocharse la cremallera. “Tu no abusaste, y nunca te pediría una disculpa por esta noche. Encualquier caso, estoy aliviado, para ser franco.” “¿Aliviado?”Miré de frente a él. “Supongo que esa es una manera dedecirlo….” “No eso.” Con otro bufido divertido. “A pesar de que también se puedeaplicar ahí. ¿Sabes cómo actuaste hoy? Como un vampiro. Somos territoriales,cada uno de nosotros, es por eso que tuve esa reacción tan dura al ver a Timmiecon esos ojos de borrego degollado. Eres similar, por la respuestadecididamente hostil que mostraste con Francesca… eso de que meconsiderabas tuyo. Me he estado preguntando qué es lo que sientes por mí,gatita. Esperaba que te importara mas allá de la simpatía mutua o de laatracción física, así que mientras te aseguraba que no tenias nada porquetemerle a ella, yo estaba egoístamente complacido al ver que tan profundopodían correr tus emociones.” Me le quede mirando en silencio. Habia tantas cosas que quería decir.Como, ¿cómo podrías pensar que lo que siento por ti es solo físico? ¿O, no sabesque eres mi mejor amigo? Y finalmente, Bones, Te amo “Creo que debemos salir de aquí,” fue lo que dije, cobardemente. “Antesde que tengas que utilizar tus ojos verdes con alguien para evitar que nosreporte con la policía.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 241 Él sonrió, y eso podría ser por mi culpa, pero pensé que habia sido algotriste sin importancia. “Está bien, gatita. No estoy pidiendo nada. No tienes deque preocuparte.” Tomé su mano, sin importarme la diferencia en la temperatura yasustándome como el infierno porque ya no me importara. “¿De verdad eres mío?” No pude evitar preguntar. Esos fríos dedos me apretaron dulcemente. “Por supuesto que lo soy.” Lo miré de vuelta, pero con más fuerza. “Me alegro.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 242 Capítulo 19TRADUCIDO POR JENV El reloj dio las once y Cat, la cazadora de vampiros andaba suelta,excepto que mi armadura de batalla era un sosten push up, pelo rizado y unvestido corto. Sí, era un trabajo sucio, pero iba a hacerlo. ¡Vengan, vengantodos, chupasangres! ¡El bar está abierto! Hennessey todavía estaba intentando reponer sus suministros. Despuésde diez días de espionaje, Francesca lo había confirmado. Era lo mismo quehabíamos oído de Lola y Charlie, pero lo más impresionante no era eso, si no loque relevó en la llamada telefónica. Ella había escuchado a uno de los hombresHennessey referirse a un misterioso humano como ‘Su Señoría.’ Podría ser untítulo sarcástico, pero teniendo en cuenta la manipulación de los registros y elnuevo método de Hennessey de prevenir los reportajes de desaparecidos, Bonespensaba de manera diferente. Pensaba que era un juez, tal vez de Columbus,donde se habían producido la mayoría de las manipulaciones de pruebas.Estábamos trabajando en ese punto de vista, pero también había otro. Cuandoquieres atrapar a alguien que no quiere ser capturado, necesitas un cebo. Cebocolocado de forma tentadora para que el desconocido Inversor o Hennesseyintentasen cogerlo. Ahí es donde entraba yo. Durante el día iba a launiversidad, pero por la noche hacía mis rondas en todos los bares y clubs demala calidad que podíamos encontrar. ¿Mencioné que esto era un trabajo sucio? “¿Catherine? ¡Dios mío!, Catherine, ¿eres tú?” ¿Eh? Nadie me llamaba así, salvo mi familia, y ciertamente ninguno deellos estaba por aquí. Sin embargo, había algo familiar en esa voz. Me giré en la silla, y el vaso que había estado protegiendo de cualquiersustancia química se estrelló contra el piso. Seis años más tarde y todavía loreconocía de un vistazo.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 243 Danny Milton estaba frente a mí, con la boca abierta ante mi ajustadovestido plateado y botas altas. Los guantes de cuero negro hicieron juego conmi corazón cuando vi como su mirada iba desde mi cara a mi escote y de nuevoa mi cara. “Wow, Catherine, te ves... ¡Wow!” Estaba realmente asombrado con mi apariencia o las clases de lenguajeno habían tenido mucho éxito. Entorné mi mirada mientras consideraba lasopciones. Uno: Poner una estaca en su corazón. Atractivo, pero moralmenteincorrecto. Dos: No hacer caso de él y esperar que se márchese. Posible, peromuy amable. Tres: Pedir otro trago y tirárselo en la cara mientras le agradezcolos recuerdos. Merecido, pero demasiado llamativo. No quería llamar laatención no deseada o conseguir que me echasen del lugar. Sólo me servía lasegunda opción. Maldita sea, era la menos satisfactoria de todas ellas. Lo fulminé con la mirada y después le di la espalda. Esperé que captaseel mensaje. No lo hizo. “Hey, tienes que acordarte de mí. Nos encontramos y meayudaste a cambiar los neumáticos. Y no te puedes olvidar que yo fui laprimera persona con la que…” “¡Cállate, idiota!” Después de tanto tiempo, ¿podía tener el inimaginable descaro paraempezar a balbucear en voz lo suficientemente alta como para que todos loescuchasen que había sido el primer chico con el que me había acostado? Talvez la primera opción era el mejor plan después de todo. “Ves, te acuerdas de mí,” continuó, al parecer, no captando la parte de‘idiota’. “Caramba, han pasado... que, ¿seis años? ¿Más? Casi no te reconocí.No te ves como antes. No es que no fueras linda y demás, pero entoncesparecías un bebé. Ahora estás bastante crecidita.” Ciertamente, él no estaba muy cambiado. Su pelo teníaaproximadamente la misma longitud, el mismo marrón arenoso, y sus ojos eranlos azules de mis recuerdos. Pero para mí, ahora era como los demás. Solamenteotro tipo intentando aprovecharse. Lástima que no pudiese matarlo solo por esa
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 244razón. “Danny, por tu propio bien, date la vuelta y marcharte.” Bones estabaaquí, en alguna parte aunque yo no lo viese, pero si él me estaba observando ydescubría quién era, sabía que no tendría ningún problema de conciencia paradeshacerse de Danny. “Pero ¿por qué? Tenemos que ponernos al día. Después de todo, hapasado mucho tiempo.” Sin que lo invitara, se dejó caer en el asiento que acabade desocuparse a mi lado. “No tenemos nada de lo que hablar. Has venido, visto, y te marchas. Finde la historia.” Le di la espalda de nuevo, sorprendida por la punzada de dolor quetodavía me provocaba. Algunas heridas nunca curaban lo suficiente, inclusocon tiempo y conocimiento. “¡Oh!, vamos, Catherine, no es para…” “Bueno, hola, compañero. ¿Qué tenemos aquí?” Bones se materializó detrás de Danny, con una sonrisa verdaderamentedespiadada en el rostro. Oh, mierda. “Esta persona ya se iba,” le dije secamente, rezando por qué Dannytuviese media neurona antes de que Bones se diese cuenta de quién era. Si no lohabía hecho ya. La expresión de Bones era de un puro depredador. “Todavía no, Gatita, aún no hemos sido presentados.” Uh-oh, no era unabuena idea, no era una buena idea. “Mi nombre es Bones, y ¿tú eres...?” “Danny Milton. Soy un viejo amigo de Catherine.” Confiado, Danny se acercó a estrechar la mano que le ofrecía. Bones laagarró y no la soltó, incluso cuando Danny intentó soltarse. “Hey, hombre, no quiero problemas, sólo estaba saludando a Catheriney... uunnngghhhh.” “No digas ni una palabra.” Bones habla en voz tan baja que apenas eraaudible. Debajo de sus pestañas, sus ojos brillaban con un fuego verde y elpoder se filtraba de él. Apretó todavía más el agarré, y literalmente, oí como loshuesos de la mano de Danny se rompían.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 245 “Basta ya”, dije, poniéndome de pie y agarrándolo. Él estaba inmóvil bajo mis dedos, sólo su mano seguía contrayéndose.Las lágrimas rodaban por la cara de Danny, aunque se quedó en silencio,impotente bajo aquella mirada verde. “No vale la pena. No puedes cambiar nada de lo que sucedió.” “Te hizo daño, Gatita.” Respondió Bones, mirando despiadadamentecomo las lágrimas salían de los ojos de Danny. “Lo mataré por ello.” “No lo hagas.” Sabía que no estaba usando una figura retórica. “Seacabó. Si no me hubiese usado, nunca habría ido tras mi primer vampiro. Esosignifica que nunca te habría conocido. Las cosas pasan por alguna razón, ¿nocrees?” Aunque no relajó su agarre, me miró. Acaricié su cara. “Por favor. Déjalo ir.” Bones lo liberó. Danny cayó de rodillas y vomitó. Le brotaba sangre de lamano, en donde los huesos rotos se abrieron paso a través de su piel.Mirándolo, sentí un poco de compasión. Habían pasado muchas cosas desdeque lo había conocido. “Camarero, parece que podría necesitar un taxi,” Dijo Boneslacónicamente al hombre detrás de la barra, que no había notado nada. “Elpobre diablo no aguanta la bebida.” Se agachó, como para ayudar a Danny a ponerse de pie, y le oí hablar enun tono aterrador. “Dices una maldita palabra y te aplastaré todos los huesos. Esta noche estu noche de suerte, compañero. Es mejor que des gracias a que ella me detuvo, otu y yo tendríamos una fiesta que no vivirías lo suficiente para olvidar.” Mientras Danny tragaba saliva, lloraba y mantenía la mano contra elpecho, Bones me llevó hacia la puerta después de lanzar un billete de cincuentahacia el camarero, muy por encima del precio de mi bebida.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 246 “Mejor no marchamos, mascota. Tendremos que intentarlo otra noche.Eso ha atraído un poco, demasiado la atención.” “Te dije que lo dejaras.” Lo seguí hasta la camioneta, y nos marchamos atoda prisa en cuanto subimos. “Maldita sea, Bones, podrías haberlo evitado.” “Te vi la cara cuando hablaste con él. Estabas blanca como un fantasma.Supe quien era, y sé el daño que te hizo.” Su tono de voz suave fue de alguna manera más mordaz que un grito. “Pero, ¿qué conseguías rompiendo su mano? No sabremos si Hennesseyo Switch venían esta noche. ¿Qué pasa si uno de ellos sale y atrapan a alguien?Danny no vale la vida de una mujer porque se acostó conmigo y ¡luego medejó!” “Te amo. No tienes idea de lo que vales para mí.” Una vez más, su voz era baja, pero esta vez vibró de emoción.Demasiado distraída para conducir y hablar al mismo tiempo, salí de lacarretera y lo afronté. “Bones, yo…yo no puedo decir lo mismo, pero significas más para míque nadie. Alguna vez. ¿No es suficiente?” Se inclinó y cogió mi cara entre las manos. Los mismos dedos queacababa de aplastar y mutilar, trazaban ahora con delicadeza mi mandíbulacomo si fuera de fino cristal. “Es suficiente, pero sigo esperando oírlo. ¿Te dascuenta de que esta noche es la primera vez que he oído a alguien llamarte portu verdadero nombre?” “Ya no es mi verdadero nombre.” Sinceramente me sentía así. “¿Cuál es tu nombre completo? Ya lo sé, por supuesto, pero quiero queme lo digas.” “Catherine Kathleen Crawfield. Pero puedes llamarme Cat.” Esta últimaparte la dije con una sonrisa. “Creo que me quedaré con Gatita.” Me devolvió la sonrisa, aliviando latensión. “Es lo que me recordaste cuando nos conocimos. Una enojada,desafiante y valiente gatita. Y, de vez en cuando, eres tan adorable como una.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 247 “Bones, sé que no querías alejarte antes en la barra, y si te conozco, estáscontando los días de Danny. Pero no quiero su muerte sobre mi conciencia.Prométeme que nunca lo harás.” Me miró asombrado. “No seguirás sintiendo algo por ese estúpido,¿verdad?” Al parecer, todavía teníamos que hablar de algunas cuestiones sobrematar. “Oh, tengo sentimientos por él, está bien. Me gustaría acabar con él yomisma, créeme. Aún así, sería un error. Prométemelo.” “Bien. Te prometo que no lo mataré.” Dijo con demasiada facilidad. Estreché mis ojos. “Prométeme, aquí y ahora que nunca lisiarás, mutilarás, desmembrarás,cegarás, torturarás, desangrarás, o causarás cualquier daño a Danny Milton.” “Caray, ¡eso no es justo!”, Protestó. Supongo que era justo, pero no acababa de fiarme de su primerapromesa. “¡Prométemelo!” Hizo un ruido exasperado. “Bien. Maldita sea. Te enseñé a cubrir lasbases demasiado bien.” “Sí, lo hiciste. Ahora no podemos volver al bar. ¿Qué quieres hacer?” Pasó un dedo por mis labios. “Tú decides.” Una punzada de travesura me atravesó. Con toda nuestra investigaciónmeticulosa, examinando informes de personas desaparecidas, las autopsias, y laardua tarea de intentar encontrar un montón de asesinos en masa, no habíamostenido mucho tiempo libre. Poniendo de nuevo la camioneta en marcha, cogí laautopista y me dirigí hacia el sur. Después de una hora, nos adentramos en uncamino de grava. Bones sonrió. “De paseo por el viejo camino, ¿no?” “Así que te acuerdas de este lugar.” “Es difícil de olvidar,” resopló. “Aquí es donde intentaste matarme.Estabas tan nerviosa, te ruborizabas. Nunca antes había intentando estacarmealguien que se ruborizaba tanto.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 248 Dejé el coche a la vista del agua y desabroché el cinturón de seguridad. “Me sacudiste de lo lindo esa noche. ¿Quieres probar otra vez?” Se le escapó un soplo de risa. “¿Quieres que te golpee? Caray, realmentete gusta esto de la intemperie.” “No. Probemos lo otro. Tal vez tengas mejores resultados. ¿Quieresfollar?” Me las arreglé para mantener una cara seria, pero mis labios temblaban.Una luz apareció en sus ojos, aquel principio de llama verde. “¿Llevas tus estacas? ¿Vas a hacerme descansar en pedazos?” Bones sequitó la chaqueta mientras hablaba, evidentemente, no estaba alarmado en lomás mínimo. “Bésame y averígualo.” Se movió de esa manera ultra rápida suya, la que había visto cientos deveces antes, pero que todavía lograba sorprenderme con su rapidez. Bones meatrajo hacia él, inclinó mi cabeza hacia atrás y que cubrió mi boca con la suyaantes de parpadear. “No hay mucho espacio aquí,” murmuró después de un largo minuto.“¿Quieres ir afuera para que puedas estirarte?” “Oh, no. Justo aquí. Amo hacerlo en una camioneta.” Sus primeras palabras salieron de mi lengua y se rió. Sus ojos brillabanen un color esmeralda y cuando sonrió, los colmillos sobresalían de sus labios.“Vamos a verlo.” Después de dos semanas de infructuosas búsquedas, todavía nohabíamos encontrado ningún rastro de Hennessey o del Inversor. Estuve entodos los clubes sórdidos dentro de radio de cincuenta millas de Columbus,pero no tuvimos suerte. Bones me recordó que él había perseguido a Hennesseydurante once años. La edad le había enseñado a tener paciencia. La juventud mehabía enseñado a sentirme frustrada por la falta de progreso. Estábamos en mi apartamento, esperando la pizza que había pedido. Eraun domingo por la noche, por lo que no íbamos a salir. Tenía toda la intención
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 249de no hacer nada. Incluso ir a la tienda había sido demasiado para mí, de ahí elpedido. No había heredado de mi madre su inclinación por cocinar. Un golpe en la puerta me hizo mirar con desconcierto el reloj. Sóloquince minutos desde que la había pedido. ¡Caramba! Si que eran rápidos. Cortésmente Bones comenzó a levantarse, pero le agarré y lo detuve. “Quédate ahí. De todos modos no la vas a comer.” Una sonrisa cubrió su boca. Podía comer alimentos sólidos, lo había vistohacerlo, pero no disfrutaba mucho de ello. Una vez me comentó que lo hacíamás para mezclarse con la gente. Abrí la puerta, y la cerré con un grito. “¡Dios mío!” Bones se levantó en un instante, todavía desnudo, pero ahora con uncuchillo en la mano. Al verlo se me escapó otro grito mientras golpeaban denuevo la puerta. “Catherine, ¿qué es lo que te pasa? Abre la puerta.” Estaba en estado de shock. “¡Es mi madre!” Susurré con ferocidad, comosi Bones no lo hubiese averiguado. “Mierda, ¡tienes que esconderte!” Literalmente, lo empujé hacia el dormitorio, mientras gritaba, “¡Un…unmomento, no estoy vestida!” Se movió, pero sin compartir mi histeria. “Gatita, ¿todavía no se lo hasdicho? Caray, ¿qué estás esperando?” “La Segunda Venida de Cristo,” le espeté. “¡Y ni un momento antes!Aquí, ¡en el armario!” Sus golpes eran cada vez más fuertes. “¿Qué te está llevando tantotiempo?” “Ya voy,” le grité. Entonces, le dije a Bones, que me estaba dando unamirada enfadada, “Hablaremos de esto más tarde. Quédate aquí y no hagasningún ruido, me desharé de ella tan rápido como pueda.” Sin esperar su respuesta, cerré la puerta del armario con un golpe y medi la vuelta, dándole patadas a la ropa y a los zapatos y metiéndolos debajo dela cama. Dios, ¿había dejado sus llaves en el mostrador? ¿Qué otra cosa podríaencontrar ella?
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 250 “¡Catherine!” “¡Ya voy!” Volé hacia la puerta y la abrí con una amplia y falsa sonrisa.“Mamá, ¡qué sorpresa!” Pasó junto a mí, más que un poco molesta. “Paso a saludarte, y ¿mecierras la puerta en la cara? ¿Qué te pasa?” Sacudí mi cerebro para pensar en una excusa. “Migraña,” dijetriunfalmente antes de bajar mi voz y poner una expresión de dolor. “¡Oh!,mamá, me alegro de verte, pero es un mal momento.” Ella estaba mirando mi apartamento con una mirada de asombro. Uh-oh.¿Cómo se lo explicaría? “Mira este lugar.” Sus brazos abarcaron el pequeño y drásticamentecambiado cuarto. “Catherine, ¿de dónde has sacado el dinero para pagar todoesto?” La primera vez que había visto mi apartamento, Bones me había dichoburlonamente que iba a matar a mi arrendador por haberse atrevido a cobrarmedinero por él. No lo había hecho, a pesar de que no creía que lo hubiese dichodel todo en broma, pero lo que había hecho era amueblarlo de arriba a abajo.“Todo esto” se refería al sillón que había comprado con un comentario quequería algo para sentarse, además de en el suelo; la televisión para quesupuestamente pudiese ver las noticias para buscar cualquier titular revelador,el ordenador con fines similares, y la mesa, sillas y electrodomésticos bueno. Mehabía rendido para entonces. “Con la tarjeta de crédito,” le dije al instante. Frunció el ceño con desaprobación. “Esas cosas van a meterte enproblemas.” Casi me reí. ¡Si supiera cómo había conseguido estas cosas, se olvidaríade los peligros de las altas tasas de interés! “Mamá, es maravilloso verte, de verdad, pero...” La forma en que miraba en estado de shock al dormitorio hizo que unescalofrío me recorriese la espalda. Tuve miedo de girarme. ¿Había Bones hechocaso omiso de mis indicaciones y había salido?
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 251 “Catherine... ¿también tienes una cama nueva?” Casi me caí del alivio. “Estaba en rebaja.” Ella se acercó y puso una mano sobre mi frente. “No tienes fiebre.” “Créeme,” le dije con la mayor sinceridad. “Puedo vomitar en cualquiermomento.” “Bueno.” Miró a su alrededor una vez más frunciendo el ceño y luego seencogió de hombros. “Te llamaré la próxima vez. Pensé que podríamos ir acenar fuera, pero... ¡oh!, ¿quieres que te traiga algo?” “¡No!” Dije demasiado alto. Suavicé el tono. “Quiero decir, gracias, perono tengo apetito. Te llamaré mañana.” Con mucha menos fuerza de la que había usado con Bones, la empujéhacia la puerta. Ella solamente me miró y suspiró. “Este dolor de cabeza te hace actuar de forma muy extraña, Catherine.” Después de cerrar la puerta detrás de ella, apreté la oreja a la puerta paraasegurarme de que se había ido realmente. Una parte de mí pensaba que ellahabía fingido marcharse y que estaba esperando para pillarme con mi amanteno-muerto. Un ruido me hizo dar la vuelta. Bones estaba junto a la puerta deldormitorio, pero vestido. Intenté sonreír. “¡Vaya!, ha estado cerca.” Me miró. No había enfado en su expresión, y tal vez eso es lo que mepuso nerviosa. Podía manejar el enfado. “No puedo soportar ver cómo te haces esto.” Lo miré con recelo. “¿El qué?” “Continuar castigándote por los pecados de tu padre,” respondió.“¿Cuánto tiempo se supone que tienes que pagar por ellos? ¿Cuántos vampirostienes que matar hasta que tú y tu madre estén satisfechas? Tú eres una de laspersonas más valientes que he conocido, pero tienes miedo a la muerte de tupropia madre. ¿No te das cuenta? No me estás escondiendo a mí en un armariote escondes tu.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 252 “¡Eso es fácil para ti decirlo, pues tu madre ha muerto!” Me senté en elsofá, enfadada. “No tienes que preocuparte de si te odiará por con quien estásdurmiendo, o por si te verás con ella de nuevo ¡si le dices la verdad! ¿Qué debohacer? ¿Arriesgar mi relación con la única de toda mi vida que ha estado ahípara mí? Te mirará, y todo lo que verá serán los colmillos. Ella nunca meperdonaría, ¿por qué no puedes entender eso?” Mi voz se quebró en la última frase y hundí mi cabeza entre mis manos.Fantástico. Ahora no estaba fingiendo. Me estaba dando una migraña. “Tienes razón, mi madre ha muerto. Nunca sabré lo que habría pensadodel hombre en que me he convertido. Si ella estaría orgullosa... o medespreciaría por las decisiones que he tomado. Te diré esto, sin embargo. Siestuviera viva, me gustaría mostrarle lo que soy. Todo. Ella no se mereceríamenos, y, francamente, yo tampoco, pero esto no es sobre mí. Mira, no te estoyobligando a que me presentes a tu madre. Todo lo que estoy diciendo es quetarde o temprano, tendrás que aceptarte como eres. No puedes deshacerte de tuparte vampira, y no deberías culparte por ello. Debes averiguar quién eres y loque necesitas, y después no disculparte por ello. No a mí, ni a tu mamá, ni anadie.” Estaba en la puerta antes de que me diese cuenta de lo que estabahaciendo. “¿Te vas? ¿Estás… estás terminando conmigo?” Bones se giró. “No, Gatita. Sólo te estoy dando una oportunidad parapensar en las cosas sin que yo te distraiga.” “Pero ¿qué pasa con Hennessey?” Ahora lo estaba usando como unaescusa. “Francesca no tiene aún nada concreto, y nosotros hemos estadobuscándolo por nuestra cuenta. No le hará daño a nadie darte un pequeñodescanso. Si algo pasa, te llamaré. Prometido.” Me dio una última y largamirada antes de abrir la puerta. “Adiós.” Oí como la puerta se cerraba, pero no salí de mi estupor. Me quedé allídurante más de veinte minutos mirando la puerta, y de repente, por arte de
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 253magia, hubo un golpe. Di un salto de alegría. “Bones.” Era un hombre joven de uniforme. “Pizza.” dijo con alegría autómata.“Son diecisiete con cincuenta.” Aturdida, le di un billete de veinte, le dije que se podía quedar con elcambio, cerré la puerta y empecé a llorar.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 254 Capítulo 20TRADUCIDO POR MELISSA TIMMIE ME MIRÓ CON EL MORBO que le darías a un virusimprevisible debajo de un microscopio. "¿Estas tomando otra cosa?" Hice una pausa con mi cuchara sobre el helado de chocolate, alzando unsemblante desafiante. "¿Por qué?" Él recorrió con la mirada los dos envases vacíos cerca de mis pies. Opudo haber clavado los ojos en la botella de ginebra que se balanceaba junto amí en el sofá. Cualquier cosa. "¡Por nada!" Habían pasado cuatro días desde que había visto o le había hablado aBones. No suena tanto tiempo, ¿verdad? Bien, se sentía como semanas. Timmiesabía que algo pasaba. Fuera por cortesía o miedo, no había preguntado por quéno había estado estacionada últimamente cierta motocicleta en nuestro caminode acceso comunal. Experimenté las emociones. Yendo a clases. Estudiado febrilmente.Comiendo dulces y comida chatarra hasta que mis niveles de insulina subíanpeligrosamente. Pero no podía dormir. Incluso no podía quedarme en cama,porque me mantenía tratando de alcanzar a alguien que no estaba allí. Había recogido el teléfono cien veces al día sólo para dejarlo caer antesde marcar el número, porque no sabía qué decir. Timmie me retuvo de escalar las paredes. Él había caído de visita, viendopelículas a todas horas, hablando o no, dependiendo de mi estado de ánimo, ysólo está allí. No podía haber estado más agradecida, pero todavía me sentíasola. No hacía falta que tuviera que fingir, vigilar mi discurso, y por otra parteenmascarar a la mitad de mí misma como siempre. No, esa no era su falta. Era
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 255mía por alejar a la única persona que me había aceptado incondicionalmente,aun con todos los desperfectos y rarezas de mis ambas mitades combinadas. "Es verdad, sabes" dijo, asintiendo con la cabeza en la TV. "existen". "¿Quién?" Realmente no había estado observando, igualmente absorta en mirevuelo interior. "Los hombres de negro. Los agentes secretos del gobierno cuyo trabajo escontrolar y vigilar fenómenos extraterrestres o paranormales. Existen”. "Um" dije desinteresadamente. Así también los vampiros, camarada. Dehecho, estas sentada junto a uno. En cierto modo. "Sabes, ¿oí que esa película se basó en acontecimientos reales"? Di una mirada superficial a la TV y vi a Will Smith luchando contra unmonstruo extraterrestre. Oh, los Hombres de Negro. "Podría ser". ¿Las cucarachas extranjeras gigantes que hicieron presa dehumanos? ¿Quién debía gritar imposible? "¿Alguna vez vas a decirme por qué terminaron la relación ustedes dos?” Había conseguido mi atención. "no rompimos" me neguéinmediatamente, más a mí misma que a él. "Estamos, ah, haciendo una pausa para evaluar las cosas, y, um,reexaminar nuestra relación, así... ¡lo metí en un armario!” Revente convergüenza. Los ojos de Timmie me miraron con ojos saltones. "¿Está todavía ahí?” Su expresión fue clásica, pero mi sentido del humor no se puso a la alturade las circunstancias. “Mi madre vino de visita inesperadamente el domingo, y me descontroléy le aparté de un empujón en el armario hasta que ella saliera. Después de esovino la completa cosa de la evaluación. Pienso que se hartó de mis asuntos, y loque es peor, no le culpo”.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 256 Timmie se había recobrado de su anterior mal-suposición. "¿Por qué odiatu mamá tanto a los extranjeros?" ¿Cómo explicar? "Bien... ¿Sabes cuando dije que teníamos algo en común era porqueninguno de nosotros conoció a nuestros padres? Lo mío es algo más complicadoque lo tuyo. Mi padre era...inglés. Él violó a mi madre, así es que... ella odia atodos los... ingleses desde entonces. Sabes que mi novio es inglés, y soy, uh, soymedio inglesa, con lo cual ella nunca ha estado realmente muy contenta. Si ellase entera de que estoy saliendo con alguien inglés, ella, ah, pensará que le estoydando la espalda y me estoy volviendo... una extranjera”. Timmie aminoró el sonido en la TV. Su cara se torció con indecisión, yentonces cuadró sus hombros. "Cathy… esa es la razón más estúpida que alguna vez he escuchado". Suspiré. "No entiendes". "Mira, tu novio me asusta", Timmie siguió seriamente. "Pero si él te tratabien y todo, tu mamá se vuelve en contra de él porque es inglés, entonces meapego a mi primera respuesta que eso es estúpido. ¡Tu mamá no puede odiarun país entero por una persona! Todo el mundo tiene algo contra ellos teniendoun problema con alguien, pero a tu mamá le debería importar más si él te hacefeliz que de donde viene". ¡Lo que dijo sonaba tan simple! Tan elemental, que pudo haberterminado su frase con, Duh. Mi mal ejemplo de su prejuicio habíadesintegrado la situación hasta la mayoría de los elementos básicos, yrepentinamente me percaté que era tan simple. Podía pasar el resto de mi vidacastigándome a mí misma por mi ascendencia-enmendándome, como Boneshabía notado o no hacerlo. Simple. Tan increíblemente simplista, que no había podido envolver mi mentealrededor de eso. "Timmie" dije con convicción absoluta, "Eres un genio".
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 257 Su semblante frustrado regresó. "¿Huh?" Me levanté, lo besé en la boca, y después me lancé al teléfono. "Lo estoy llamando", anuncié. " ¿Tienes algún consejo para una disculpa?La razón es que no soy buena en lo que a eso se refiere, tampoco”. Timmie todavía estaba sentado, aturdido. “¿Qué? Oh. Di que lo sientes". Sonreí abiertamente hacia él. "Genio" repetí, marcando el número deBones. Él contestó en el primer timbrazo. "¿Francesca?" Me congelé, repentinamente muda. ¡Bueno, no lo había anticipado! Suvoz vino otra vez un segundo más tarde. "Gatita, eres tú. Voy ya para allá. Algo está mal". "¿Qué es?" Pregunté, olvidando mi preocupación sobre cómo habíacontestado el teléfono. "Vístete si lo necesitas. Cuelgo el teléfono. Tengo que conservar esta líneadespejada. Estaré allí en cinco minutos". Colgó el teléfono antes de que le pudiera preguntar nada más. Timmieme observó impacientemente. "Bien" Comencé a ponerme rápidamente un suéter sobre mi camiseta. Hacía fríofuera. Los pantalones elásticos deberían estar bien, pero Timmie tenía que salirde forma que pudiera conseguir mis cuchillos. "Él se acerca, pero nos tenemosque ir de inmediato. Algo... algo surgió". "Oh". Timmie se levantó, anduvo con sus pies a rastras por un segundo,y entonces barbulló, "Si no resulta con él, ¿considerarías salir con conmigo"? Me congelé en medio de ponerme las zapatillas. Wow. No lo vi venir. "Sé que no soy sexy o tengo esa cosa del chico malo, no pienso como él,pero nos llevamos realmente bien y tu mamá ya piensa que soy tu novio, así esque... he sido un poco preaprobado" terminó animosamente. "¿qué dices?" Que si Bones te pudiera escuchar, éstas serían tus últimas palabras.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 258 "Timmie, cualquier chica sería afortunada por salir contigo. Cualquierchica, incluyéndome, pero espero resolver las cosas con mi novio, así es queentiendes que no puedo responder a algo hipotético como eso ahora mismo". No quise lastimarle, y me quedé francamente fuera de mi liga. Rechazara alguien suavemente no era mi talento. Usualmente mi forma de rechazar aalguien era apartarlo de un empujón con una estaca a través de su corazónmientras sonrío burlonamente, ¡Te Atrapé! El sonido de una motocicleta chirriando, agradecidamente recortó unpoco más allá la conversación. Los ojos de Timmie se ampliaron por la alarma.Se escapó de mi departamento con un apresurado, "¡Buenas Noches!" Mientrasentraba en mi dormitorio y saqué la caja de armas de debajo de mi cama. Esaacción allí mismo acentuó por qué nunca podría salir en una cita con él. No erasu falta de sexappeal, o el hecho de que sólo quería estar con el hombre queactualmente caminaba a grandes pasos hacia mis escaleras. Era que algunascosas nunca podrían ser explicadas. Y mucho menos preaprobadas. No tuve posibilidad de contarle a Bones sobre mi Epifanía. Sus primeraspalabras al entrar en mi departamento tomaron prioridad. "Creo que Francesca ha sido atrapada". Oh, mierda. Instantáneamente estaba con remordimientos sobre cadapensamiento mezquino que alguna vez había tenido acerca de ella. "¿quésucedió?" Él se paseó con frustración. "Ella me dio un telefonazo hace dos días, dijoque se acercaba a averiguar quién estaba jalando las cuerdas legales paraHennessey. No era un juez o un jefe policíaco, sino alguien más arriba que eso.No me podía decir más, todavía estaba escarbando. Entonces alrededor de unahora atrás me llamó, y estaba muy agitada. Dijo que quería que la sacara,porque en lo que Hennessey estaba involucrado era demasiado profundo. Ledije que me reuniría con ella esta noche, y arreglábamos un lugar cuando dijo,Alguien viene, y el maldito teléfono se cortó completamente. No he escuchadode ella desde entonces".
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 259 “¿Sabes dónde está?” Sus ojos disparaban chispas verdes. "¡Claro que no! ¡Si lo hiciera, estaríaen camino hacia allá!" Di marcha atrás con el enojo en su voz. Él hizo un ruido constreñido yme atrapó en una zancada, jalándome junto a él. "Lo siento, Gatita. Esto me ha retorcido en suciedad. No puedo imaginarqué la pudo asustar tanto para que ella tratara de escapar, pero si Hennesseydescubre su espionaje, no es nada comparado con lo que le hará como castigo". Bones no exageraba. Podría no gustarme Francesca, pero la idea de loque pudiera estar dirigiéndose ahora mismo me hacía enfermar. "Está bien. No te disculpes. Mira, asumamos por un minuto que no es tanmalo como podría ser y comenzar desde allí. Si ella tuviera que salir de algúnsitio aprisa y no te pudiera contactar aún, ¿a dónde podría ir? ¿Hay algún lugaren que ella se sentiría segura? La conoces. Intenta pensar como lo haría ella".Sus dedos estaban doblados en mis hombros. No dolorosamente, pero tampocoun masaje. De su expresión, dudé que fuera incluso consciente de eso. "Podría ir a Bite," meditó. "Es el único lugar en este área donde no hayviolencia permitida en el local. Vale la pena intentarlo. ¿Vendrás conmigo?" Le di una mirada. “¿piensas que me puedes detener?” Casi sonrió, pero había mucha preocupación en su cara que eso seformara. "Ahora mismo, cariño, me alegro de que no pueda". El club donde tuvimos nuestra primera cita y yo fui subsiguientementedrogada no tenia señal de Francesca. La misma mujer forzuda de seguridadestaba en la puerta, y Bones la jaló aparte y le dio su número celular en caso queviera a Francesca más tarde. Después probamos el hotel donde habíamosconocido a Francesca hace algunas semanas. Nada. Bones llamó a Spade, quientodavía estaba en Nueva York, pero tampoco había escuchado nada de ella. Amedida que las horas avanzaron lentamente sin palabras, Bones comenzó averse cada vez más sombrío. Era claro éste no iba a tener un final de cuento dehadas. Me sentí desvalida.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 260 Al amanecer, habíamos vuelto a revisar el hotel y Bite, por si acaso, perosin más suerte. El celular de Bones no había timbrado ni una vez. Él comenzó aregresar con rumbo a mi departamento cuando repentinamente desaceleró sumoto, arrimándose a la orilla de la carretera. Un par de millas delante de la carretera principal habíanrelampagueantes luces rojas y azules de múltiples carros de la policía. Por loque el pequeño tráfico que estaba en el camino desde temprano, estaba siendoencaminado en la sola vía distante. Los otros tres estaban bloqueados conbengalas que llegaban hasta el final en los árboles cercanos. "Debe ser un accidente, deberíamos tomar otro camino" comencé antesde mirar alrededor con un sentimiento de déja vu. "este lugar se ve familiar...". Su mandíbula se hizo granito mientras daba la vuelta. "Debería. Aquí esdonde Hennessey te llevó arrastrando para desangrarte. Bien, no aquí mismo.Arriba de donde los policías están". Clavé los ojos en él y esas luces intermitentes más allá, las cuales ahoraparecían más amenazadoras. “Bones…” "Los puedo oír", dijo en un tono lacónico, sin emoción. "han encontradoun cuerpo". Sus manos anudaron con sus puños los manubrios, y muysuavemente, le di un codazo. "No podría ser ella. Continúa". Él aceleró al máximo la moto y echó marcha atrás en la carreteraprincipal, diciendo secamente que sólo no me quitase el casco cueste lo quecueste. Supe que quería conservar mis rasgos escondidos. Por si acaso habíaalguien observando. Con la velocidad reducida y combinando, nos tomó sobretreinta minutos alcanzar el indicador de dos millas de dónde la actividadpolicíaca estaba más densa. También los oí, hablando entre ellos, mandando a llamar al médicoforense sobre el chillido de los radios policíacos, tomando notas detalladas decómo fue encontrado el cuerpo.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 261 Cada cabeza que pasaba por esa área se giraba para mirarestúpidamente, así que el oficial que dirigía el tráfico probablemente no razonómucho sobre la fija mirada de Bones al mismo nivel de la forma en el suelo queera el centro de atención. Sólo percibí un vislumbre… y luego mis brazos setensaron alrededor de él. El largo pelo negro caído en espiral detrás del policía que se inclinó sobreel cuerpo. Su masa encubría la mayor parte mientras fotografiabameticulosamente, pero ese pelo era peculiar. Y el brazo a medias visible eraesquelético. Estaba tan adormecida al ver los restos de Francesca, que se pudrían porsu verdadera edad como lo habían sido, que apenas me fijé en el trazado, elcamino errático que Bones conducía. Él recorrió calles, caminos de grava yninguna vía antes de alcanzar el bosque bordeando la caverna. Si alguien habíaintentado seguirnos, se habrían perdido diez veces más. Entonces sin esfuerzoalguno llevó la moto con una mano las últimas dos millas para reducir el ruidomientras caminaba a su lado. No fue hasta que estábamos bien dentro de lacaverna que hablé. "Lo siento. No es adecuado, lo sé, pero lamento mucho que Hennessey lamatara". Bones me miró y una sonrisa amarga y pequeña torció su boca. "No lo hizo. El tipo le habría hecho muchas, muchas cosas, pero matarlano es su curso directo. Su cuerpo fue dejado en un plazo de una hora o dos a losumo después de que hablé con ella. Hennessey la habría mantenido viva almenos por días enteros. Hasta que hubiese averiguado cada detalle qué ella mehubiera transmitido. Tampoco, fue uno de los bastardos de Hennessey quehabrían ido por su espalda y lo habrían hecho ellos mismos". Él no hablaba racionalmente. "¿Que es lo que estás diciendo? Entonces¿quién la mató?" Su boca se torció aún más. "Francesca lo hizo. Es la única explicaciónlógica. Debió de haber sido atrapada, debió haber visto que no habíaescapatoria, así es que se mató. Sólo le habría tomado un pasar una cuchilla de
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 262plata a través de su corazón, y entonces no habría mucho que hacer sobre esomás tarde. Hennessey la dejó donde casi lo mato, fue simplemente su forma dedecir que él sabía que ella lo traicionó". No podría imaginarme la fría valentía que le debía de haber tomado paraque ella hiciera eso. Me recordó del indígena que le había dado a Bones lacaverna. Decidir su manera de muerte fue todo lo que le había quedadotambién. Una última postura antes de aquella caída final. "Tu parte en esto está hecho, gatita. Terminada". Su tono tajante me azotó fuera de mi contemplación. "Bones", dijesuavemente. "Sé que estás alterado…" "Bobadas" Me sujetó por los hombros y su voz fue baja y resonante. "No me importa que tan molesta estés o con qué me amenaces. ¡Fin de laasociación, no me hables otra vez, no importa lo que supongas, pero nocontinuarás colgándote afuera como un cebo para los tipos que hicieron queFrancesca se matara antes de pedir misericordia! No podría soportar que fuerastú. Esperando una llamada que nunca vendría o si fuera tu cuerpo el queestuviera extendido en el suelo cubriendo el césped..." Se giró lejos abruptamente, pero no sin antes notar una lágrima rosadabrillando en sus ojos. Eso quitó mi enfado hacia él, por decirme lo que tenía quehacer. "Oye". Tiré suavemente de la parte trasera de su camisa. Cuando aún nose giraba, me apoyé contra él. "No vas a perderme. Francesca actuó sin la ayudade nadie, no te tenía siguiéndola en secreto. No es tu culpa, pero le debesencargarnos de Hennessey. Dio todo lo que tenía, por sus propios motivos, talvez, pero eso no cambia lo que hizo. Si no te das por vencido, tampoco lo haréyo. Tengamos fe. Hennessey va a estar asustado, preguntándose qué es lo queella te habrá dicho. Lo suficientemente asustado como para comenzar a cometererrores. Lo has cazado por once años; ¡nunca has estado tan cerca antes! no hayvueltas atrás, y no huiré porque tenga miedo. Lo vamos a atrapar. Lo vamos apisotear en el suelo y también a cada bastardo codicioso de su grupo y entonces
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 263sabrán que fueron derribados por ti... y tu pequeña “Grim Reaper”11, quién noha conocido a un vampiro, sin intentar matarlo primero". Hizo un ruido ahogado por mi referencia a lo que él me había llamadoesa mañana con Lola. Luego se giró y me atrajo hacia sus brazos. "Eres mi “Red Reaper”12, y te he extrañado terriblemente". A pesar de lo que había pasado, en ese instante, escuchándolo decir queme había extrañado, fui feliz. "Bones, cuando te llamé antes… antes de que me enterara de lo deFrancesca... te iba a decir que había descifrado quién era y que te necesitaba. Medijiste una vez que no debería disculparme con alguien por eso. Así que no lovoy a hacer" Él se echó para atrás, y su mirada fue enturbiada con cautela. "¿qué estásdiciendo? "Digo que soy una perra caprichosa, insegura, cerrada de mente, celosa allímite de ser asesina, y quiero que me prometas que estás bien con eso, porquees quién soy y tú eres lo que necesito. Te extrañé cada minuto esta semana y noquiero pasarme otro día sin ti. Si mi madre me reniega por estar con unvampiro, entonces esa es su decisión, pero he hecho lo mío, y no me disculparéo daré pie atrás de eso". Él no dijo nada por un momento tan largo que me preocupé. ¿Habré sidodemasiado honesta en mi autoevaluación? Concedido, no sonó como a un avisopublicitario que hubieras echado a andar en las redes sociales, pero habíaestado intentando hacer una observación. "¿Podrías repetirlo?" Dijo al fin, otra emoción reemplazando la tensión ensu cara. “Temo que podría haber perdido el juicio por completo y sólo podríahaber alucinado lo que he deseado escuchar". Le besé en lugar de eso, tan contenta de estar de regreso en sus brazosque no podía dejar de tocarlo. No me había percatado hasta que este momentocuánto verdaderamente le había extrañado, porque aun con las horribles 11 Muerte 12 Muerte pelirroja
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 264circunstancias de muerte de Francesca, esto fue lo más feliz que había sidodesde que él dejó mi departamento cinco días atrás. Bones deslizo sus manos sobre mí, besándome tan profundamente, quepronto me quedé sin aliento. Alejé mi boca, para tomar aire. Él deslizó su bocahasta mi cuello, lamiéndolo en el lugar donde se encontraba mi pulso ysuccionando ligeramente sobre él. Ese latido en mi cuello parecía a un zumbidohacia el sur con sus movimientos, y yo tiré con fuerza del cuello de mi camisapara darle un mejor acceso. Él quitó mi camisa por sobre mi cabeza, su boca perdió contacto con micuello por solo el segundo que requirió para hacer eso. Sus colmillos, ahoracompletamente extendidos por el deseo, pasaron rosando mi cuello mientrasme acariciaba. Bones nunca rompió mi piel, sin importar cuán apasionadas llegaron aser las cosas. Fue tan cuidadoso de mantenerse dentro de los límites que lehabía fijado, mientras que yo en cambio no podía decir la misma cosa. Lo habíahecho sangrar durante los dolores de la pasión más veces de las que podíacontar, pero él nunca mencionó el doble estándar. Me pregunté si estabapensando sobre eso ahora, mientras él bromeaba con mi garganta de la formaque sabía que me gustaba. ¿Se estaba refrenando? El dolor que sentía pordentro, esa hambre quemando por tenerlo dentro de mi... ¿lo sentía también,pero de otra manera? ahogándolo porque me rehusaba a aceptar una parte deél, ¿mientras que él aceptaba todo de mi? Bones deslizó su boca más abajo hacia mis senos, pero lo tiré de vuelta ami cuello. "No te detengas", susurré, y lo quise decir en todos los aspectos. Él debió de oír en mi voz que no estaba hablando sobre juegos sexuales,porque se tensó. "¿Qué estás haciendo, Gatita?". "Venciendo mis prejuicios anteriores. Eres un vampiro, bebes sangre, hebebido de ti y ahora quiero que tengas la mía”. Quedó con la mirada fija por un largo momento, y entonces sacudió sucabeza.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 265 "No. Realmente no quieres eso". "Tus colmillos no me asustan", respiré. "Ni tampoco tú. Bones, quiero misangre dentro de ti. Quiero saber que corre por tus venas..." "No puedes tentarme con algo así", masculló, volteándose con sus puñosapretados con fuerza. Oh si, él quería esto y yo quería dárselo, junto con todo lodemás que yo había detenido. Me moví en frente de él. "No te estoy tentando,estoy insistiendo en que bebas de mi. Vamos. Derriba la ultima pared entrenosotros." "No tienes nada que demostrarme", Discutió, todavía rehusándose, perodebilitándose. Podía sentir su hambre levantándose. El aire a nuestro alrededorestaba cambiado, y sus ojos brillaban con un color verde que resplandecía másde lo que había visto antes. Puse mis brazos a su alrededor, mis labios pasaron rozando en contra desu garganta. "No estoy asustada". "Pero yo lo estoy. Tengo mucho miedo de que después te arrepientas". Mientras lo decía, sus brazos me rodearon. Me restregué contra de él,oyendo su siseo en la fricción de nuestra piel. Mis dientes atraparon el lóbulo desu oreja, mordiendo firmemente, y él se estremeció. "Quiero esto. Muéstrame lo que no debería haber esperado por tantotiempo". Su mano pasó rozando a través de mi cabello, arrastrándolo hacia unlado, y su boca se hundió en mi cuello. Jadeé y lo sentí lamiendo en círculos pormi pulso de la forma más agresiva que haya visto jamás. Prensó su boca sobreél, succionando. Llegando a la arteria superficial más cercana y presionándolacon sus colmillos afilados. Mi corazón ahora latía fuertemente. Su palpitar hacíavibrar sus labios. "Gatita", gimió sobre mi piel. "¿Estás segura?" "Si", susurré. "Si". Los colmillos se hundieron en mi garganta. Me preparé para el dolor,
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 266pero no vino. En lugar de eso, una larga succión profunda me congeló consorpresa. ¡Oh! Esto no era como antes cuando Hennessey me mordió. Esto nodolió. Al contrario, comencé a sentir un delicioso calor esparciéndose a travésde mí. Fue como si nuestros papeles se hubieran invertido y que la sangrerebalsándose en su boca también me estuviera alimentando. Ese caloraumentado, derribándome con él, y enrollé mis brazos alrededor de su cuellopara jalarle más cerca. "Bones...". Él bebió más profundo, tomándome cuando mis rodillas se doblaron. Mevolví floja en su contra, conmocionada con cada tirón de su boca que se sentíamejor, hasta que parecía que me había derretido en sus brazos. Perdida en eléxtasis inesperado. Mi universo entero se estrechó, conteniendo sólo el sonido de micorazón, jadeando permanentemente, y el constante flujo de sangre conectabacada parte de mí. Lo sentí como nunca antes, entendí cuán compleja era cadaterminación nerviosa, cada célula, y conteniendo la propia esencia de la vida…Lo deseaba dentro de él, quería llenarlo hasta que se ahogara en mí. Pareció queera muy liviana, flotando y entonces el calor me bañó cambiando a un aluviónde calor líquido. Sí. ¡Sí! No supe si dije eso en voz alta, porque realmente estaba ida. Todo lo quepodía sentir era ese calor recorriendo a través de mí, creciendo másfuertemente, hasta que mi sangre pareció hervir con él. Entonces repentinamente mis sentidos bramaron de vuelta a la lucidez.La piel que me cubría pareció explotar, mi sangre hervía eróticamente y loúltimo que sentí fue a Bones tensando su agarre mientras bebía. Cuando mis ojos se abrieron, estaba envuelta dentro de mantas. Brazospálidos estaban envueltos a mi alrededor, y en cierta forma supe que era muchomás tarde a pesar de que allí no había un reloj para comprobarlo. “¿Esta obscuro afuera?” Pregunté, instintivamente sintiendo mi cuello.Ningún arañazo, sólo piel suave. Era increíble que no hubiera huellas visibles a
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 267pesar de que mi cuerpo entero tenía un hormigueo residual. "Sí, está oscuro ahora". Empecé a mirar hacia él, jadeando cuando sus pies fríos me tocaron."¡Estás helado!” "Volviste a tomar todas las cobijas". Me recorrí con la mirada hacia abajo. Estaba aislada en la colcha entera.Bones sólo tenía algunas sobras de la manta mientras él estaba abrazado a mialrededor. Supuse que no exageraba. Me desenvolví a mí misma y eché la mitad de manta sobre él, temblandocuando su carne fría tocó mi piel desnuda. "¿Me desnudaste mientras estabadormida? No te aprovechaste, ¿verdad?" "No, tomé precauciones" contestó, buscando mis ojos. Fue entonces quenoté que estaba tan tenso, un solo soplido lo podría haber destrozadoanímicamente. "te desnudé y escondí tus ropas así, si te despertabas enojadapor lo que sucedió, no podrías salir corriendo sin hablar conmigo primero". Aquí había un hombre que aprendía de la experiencia. Casi le sonreí a laimagen mental de él escondiendo mis ropas debajo de distintas grandes rocas.Entonces me desembriagué."No estoy enojada. Lo quise, y fue increíble. No sabía que era de esa manera". "Me alegro tanto de oírte decir eso", susurró. "Te amo, Gatita. No puedodescribir cuánto". Mi corazón estalló en mi pecho con una acometida de sentimientos.Lágrimas brotaron desde mis ojos por el dolor de la silenciosa emoción gritandopor ser expresada. Él vio las lágrimas. "¿Qué está mal?” "No te detendrás hasta que tengas a todo de mí, ¿verdad? Mi cuerpo, misangre, mi confianza... y todavía quieres más". Supo de qué hablaba y su respuesta fue inmediata. "Quiero tu corazón. Sobre todo. Estas precisamente en lo correcto, no medetendré hasta que lo tenga". Las lágrimas comenzaron a bajar por mis mejillas, porque ya no podía
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 268refrenar la verdad. No supe cómo había logrado detenerla por tanto tiempo. "Yalo tienes. Así es que ahora puedes detenerte". Su cuerpo entero calmado. "¿Quieres decir qué?" Incertidumbre pero también una creciente emoción llenó sus ojosmientras taladraban los míos. Asentí con la cabeza, con la boca demasiadosedienta como para hablar. "Dilo. Necesito oír las palabras. Dime". Me lamí los labios y me aclaré la voz. Tomó tres veces, pero finalmentemi voz regresó. "Te amo, Bones". Un peso me aligeró que no había sabido que estaba allí. Gracioso cuántohabía temido algo que no me debería haber asustado del todo. "Otra vez". Comenzó a sonreír y una bella y pura alegría llenó lainsustancialidad que había acarreado mi vida entera. "Te amo". Él besó mi frente, mis mejillas, mis párpados y mi barbilla, suave como lapluma pasó rozándolos como si tuviera el impacto de una locomotora. "Otra vez". La petición fue amortiguada por su boca en la mía y respirélas palabras en él. "Te amo". Bones me besó hasta que mi cabeza se tambaleó y todo se ladeó, aunqueya estaba tumbada. Sólo se detuvo lo suficiente como para susurrar encima demis labios, “Valió la pena la espera".
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 269 Capítulo 21TRADUCIDO POR JENV “Catherine has estado incomunicada cuatro semanas. Sé que launiversidad te mantiene ocupada, pero tienes que prometerme que volverás acasa por Navidad.” La culpa me llenó mientras cambiaba el teléfono de un oído a otro,esperando a que mis Pop-Tarts saliesen volando fuera de la tostadora. El resortedentro de la máquina por lo general las hacia estrellarse contra mostrador. “Ya te dije, mamá, iré por Navidad. Pero antes de eso, voy a estar muyocupada. Estoy estudiando como una loca. Los exámenes se acercan.” Eso no era lo que me había ocupado la mayor parte del tiempo. ¡Oh!,había estado estudiando, pero no para la universidad. No; Bones y yo habíamosestado estudiando minuciosamente todos y cada uno de los papeles queencontramos para intentar descubrir que había querido decir Francesca cuandodijo alguien ‘más arriba’ que un juez o un jefe de la policía. Teniendo en cuentaque tendría que ser una persona con autoridad sobre el departamento depolicía, de todos los desaparecidos o los informes falsos que habíamosdescubierto, dejaba al alcalde de Columbus como nuestro sospechoso másprobable. Habíamos estado observándolo. Buscando en su basura,escuchándolo, comprobando sus antecedentes, cualquier cosa. Hasta ahora,nada, pero eso podía significar que estaba siendo cuidadoso Después de todo,sólo habíamos estado vigilándolo durante nueve días. “¿Sigues viendo a Timmie? Por favor, dime que estáis usandocondones.”Suspiré. Me había enfrentado a monstruos sedientos de sangre y había estadomenos nerviosa, pero esta era una discusión que había sido postergadademasiado tiempo. “En realidad, quería hablar contigo acerca de eso. ¿Por qué no vienes este
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 270fin de semana? Nosotros... para quedar todos juntos.” “No estás embarazada, ¿verdad?”, Fue su pregunta inmediata. “No.” Pero cuando oigas lo que tengo que decirte, lamentarás que no loesté. “Está bien, Catherine.” Sonaba menos preocupada, pero todavíacautelosa. “¿Cuándo?” Tragué saliva. “¿El viernes, a las siete?” “Bien. Llevaré una tarta.” Y yo prepararé algunos Valium, porque lo necesitarás. “Está bien. Hastaentonces. Te quiero, mamá.” A pesar de que tú no me quieras. “Llaman a la puerta, Catherine. Tengo que irme.” “Está bien. Adiós.” Colgué. Bueno, estaba hecho. Se lo contaría a Bones mas tarde, cuando loviese. Conociéndolo, se alegraría. El pobre hombre no se daba cuenta de lo quese avecinaba. Unos treinta minutos más tarde, alguien llamó a la puerta,sorprendiéndome. Timmie estaba fuera de la ciudad visitando a su madre.Bones había salido antes del amanecer en su rutina habitual, de modo que sóloquedaba el dueño de casa, el Sr. Joseph a considerar, sobre todo porque acababade colgar a mi madre. Cuando miré por la mirilla para ver quién estaba fuera,sin embargo, no reconocí su rostro. “¿Quién es?” Las vibraciones procedentes del otro lado de la puerta decían que erahumano, así que no agarre mi estaca. “Policía. Detectives Mansfield y Black. ¿Catherine Crawfield?” ¿Policía? “¿Sí?” Sin embargo, no les abrí la puerta. Hubo una pausa incómoda. “¿Quiere abrir la puerta, por favor, señorita?Nos gustaría hacerle unas cuantas preguntas.” El tono de voz no sonaba como si estuviese hablando a través de unapared. Frenéticamente di patadas a mis estacas, siempre cerca por si acaso,poniéndolas bajo el sofá.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 271 “¡Sólo un segundo! No estoy vestida.” Puse el resto de mis armas en una maleta y la metí bajo la cama. Me puseuna bata por encima para completar la farsa de que me había vestido a todaprisa, y abrí la puerta. El que se veía alrededor de los cincuenta se presentó como el detectiveMansfield, y el más joven, tal vez en sus treinta y tantos años, era el detectiveBlack. El Detective Mansfield me entregó una tarjeta con su nombre y elnúmero impreso en ella. La tomé, les estreché las manos, y miré brevemente lasinsignias que me enseñaron. “Podrían ser de Kmart (grandes almacenes) y no notar la diferencia, asíque me disculpan si charlamos en la puerta.” Mi voz era fría, pero cortés mientras lo evaluaba mentalmente. Noparecían amenazadores, pero las apariencias eran engañosas, y sabíamos queHennessey tenía a matones de uniforme de su lado. El Detective Mansfield me miró también, sus ojos me examinaban.Esperaba verme como una inocente chica universitaria. “Señorita Crawfield, si lo prefiere, puede llamar al departamento yverificar nuestros números de placas. Estaríamos dispuestos a esperar. Luegopodríamos entrar y así no tener que estar de pie.” Buen intento, muchachos. “Oh, está bien. ¿De qué se trata? ¿Es sobre micamioneta o algo?” “No, señorita, no estamos aquí para hablar de tu camioneta, pero apuestoa que tienes una buena idea por la que querríamos hablar contigo, ¿no?” “No, y no me gustan los misterios, detective.” Ahora endurecí mi tono un poco para hacerles saber que no era unatemblorosa masa de gelatina. Todo lo contrario que mis tripas. “Bueno, Catherine Crawfield, a nosotros tampoco nos gustan losmisterios. Especialmente los que implican madres asesinadas y cadáveresdesenterrados. ¿Conoce a Felicity Summers?” El nombre me sonaba, pero maldita sea si iba a contarlo. “No, ¿quién es
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 272ella? Y ¿de qué estás hablando? ¿Es esto una broma?” Mis ojos se abrieron un poco, como haría alguien que nunca habíaenterrado más de una docena de cuerpos en el suelo. Cuando dijo ‘cadáveresdesenterrados’ pensé que mis rodillas fallarían. Afortunadamente, sin embargo,me mantuve erguida. “Ella era una madre de veinticinco años de edad que desapareció haceseis años, mientras visitaba a un amigo. Su cuerpo en descomposición fueencontrado hace ocho semanas en Indiana por unos cazadores. Sin embargo, sucoche, una Passat 1998, fue encontrado en el fondo del Lago Silver en nuestraárea hace dos semanas. ¿Esto te suena familiar?” Ahora sabía quién era, al ver los acontecimientos de nuevo en mi mentela noche que maté a mi primer vampiro. El mismo que me había llevado al LagoSilver, en un Passat azul precioso. Hijos de puta, habían encontrado el cocheque había arrojado al lago. Pero parpadeé con ingenua confusión y negué con la cabeza. “¿Por quéhabría de resultarme familiar? Nunca he estado en Indiana. ¿Cómo iba aconocer a la pobre mujer?” Esa pobre mujer. Sabía mejor que estos dos tontos del culo cómo debióhaber sufrido. “¿Por qué no nos dejas entrar, señorita Crawfield? ¿Está ocultandoalgo?” Otra vez. No debían de tener una orden, o no insistirían tanto en que losinvitase a entrar. “Te diré por qué no los dejo entrar. Porque vinieron a mi casa apreguntarme acerca de una mujer muerta como si yo supiese algo al respecto yeso no me gusta.” Crucé los brazos a través de mi pecho para fingirindignación. Mansfield se acercó. “Está bien, jugaremos a tu manera. ¿Conoces algunarazón para que un cuerpo sin cabeza fuera enterrado a cien metros de la orilla,donde se encontró el coche de la señora Summers? ¿O por qué el cadáver que
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 273llevaba muerto casi veinte años? Quiero decir, ¿por qué alguien desenterraríaun cadáver, le cortaría la cabeza, le pondría ropa de ahora, y después loenterraría al lado del lugar en donde han tirado el coche de una víctima? ¿Tienealguna idea de por qué alguien haría eso?” Bueno, un punto para Bones. Tenía razón cuando dijo que los vampirosque había matado eran jóvenes. “No sé por qué alguien haría eso. No sé por qué la gente hace muchas delas cosas extrañas que ocurren en este mundo.” Eso sin duda era verdad. “Perolo que realmente no sé es por qué me estás diciendo todo esto.” Mansfield dejó que una pequeña sonrisa cruzase su cara. “Oh, eres buena. Sólo una agradable chica de campo de un pueblopequeño, ¿eh? Ya ves, pero te conozco mejor. Sé, por ejemplo, que la noche del12 de noviembre de 2001, un hombre que coincidía con la descripción delsecuestrador de Felicity Summers fue visto salir del Club Galaxia con una joveny alta pelirroja. Conduciendo el Passat del 1998 de Felicity. Tuvimos un APB13sobre el Passat. Fue detenido en Columbus, esa noche. Por alguna razón, eloficial se confundió y dejó que el sospechoso se marchase, pero no antes decomprobar su matrícula. Cuando el detective Black investigó más a fondo,también descubrió que esa misma noche, tu abuelo, llamó a la policía porquehabías salido y no habías vuelto a casa.” Era como algo el Tribunal de TV, sólo que asquerosamente real. “No, porquinta vez, nada de todo esto me resulta familiar. Así que, como me escapé esamisma noche y una pelirroja se fue con alguien que podría haber matado a estamujer ¿Quiere decir que como soy pelirroja tengo que ser yo?” Mansfield se cruzó de brazos de una manera que me dijo que tenía másque decir. “Si el color de pelo fuese todo lo que tenemos que seguir adelante,estarías en lo cierto. No podemos señalarte sólo porque tu pelo es de color rojo,¿verdad? Pero mi nuevo compañero aquí” con un movimiento de cabezaseñaló el detective Black “ha estado trabajando horas extras, y ¿sabes lo que fue 13 APB (descubrir y aprehender)
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 274capaz de sacar de un informe de asalto? A ti, Catherine. Te identificaron comola pelirroja que subió esa noche al coche del secuestrador de Felicity Summers.” Hijo de puta. ¿Cómo me relacionaron con eso? ¿Cómo? “No sé quién es vuestra fuente, pero que alguien intente relacionarmecon esa mujer después de seis años es ridículo. Todavía estaba en la escuelasecundaria en aquel entonces. ¿No te parece un poco extraño que de repente,ahora alguien venga a decir que me marché con esa persona?” Mansfield se permitió una mueca desagradable. “¿Sabes lo que meparece extraño? Cómo una buena chica como tú se ha metido en esto. ¿Quéeran, adoradores de Satanás? ¿Es por eso que desenterraron un cadáver y luegolo vistieron con ropas contemporáneas? ¿Una especie de efigie? Estos extrañoscuerpos también aparecieron en más de un lugar. Otro fue encontrado no muylejos de aquí hace unos diez días. ¡Era una mujer, y ella había muerto casi hacecien años! Vamos, Catherine. Sabes quién está haciendo esto. Cuéntanoslo, ypodemos protegerte. Pero si no lo haces, caerás con ellos por cómplice deasesinato, conspiración, robos graves, y secuestro. ¿Quieres pasar el resto de tuvida en la cárcel? No vale la pena.” Wow, tienen algunas teorías. Supongo que tiene sentido si se mira desdeel punto de vista humano. ¿Por qué alguien desenterraría y enterraría de nuevoun muerto? Debido a que la persona no estaba realmente muerta, por supuesto. “Te diré lo que sé.” La ira y la ansiedad afilaban mi voz. “Sé que estoyharta de escuchar tus alocadas ideas sobre mujeres muertas y cuerpos viejos. Teestás agarrando a un clavo ardiendo y no voy a formar parte de ello.” Con eso, me giré sobre mis talones y cerré la puerta. No hicieron ningúnmovimiento para detenerme, pero Mansfield habló desde el otro lado de lapuerta. “¿Supongo que entonces, tampoco conoces a Danny Milton? ¿Cómocrees que conseguimos tu nombre? Él es el que te vio salir con el secuestradorde Felicity en el Club Galaxia hace seis años. Lo recuerda porque dijo queustedes dos tuvieron una pelea esa noche, y no le dijo nada a la policía acerca
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 275de ello en aquel entonces porque estaba preocupado por divulgar su relacióncon una menor de edad. Se lo contó al Detective Black por teléfono estamañana, después de que el detective Black encontrase un informe de policíadonde Danny declaraba que tu nuevo novio había aplastado su mano alestrechársela. Ahora, no sé cómo Danny tiene la mano mutilada. Sabemos queno puede haber sido un simple apretón de manos. ¿Lo llevaste a algún lugar yle rompiste la mano? ¿Tal vez para evitar que hablase? Lo averiguaremos todo,créeme. Y entonces regresaremos.” Esperé hasta que sus pasos se perdieron antes de deslizarme contra lapuerta hasta el suelo. Había visto suficiente televisión, como para saber que no podía coger elteléfono y llamar a Bones. La línea podía estar pinchada. Sabían bastante, perotodavía no era suficiente. Con la pequeña táctica que habían puesto en escenaesta mañana, habían intentado que confesase. Bueno, eso no iba suceder. Paraempezar, sería una fantástica manera de conseguir unas largas vacaciones enuna habitación acolchada. En cambio, me puse unos pantalones elásticos negros y una camiseta demanga larga a juego, completado el look con zapatillas de deporte y una cola decaballo. Para hacerles creer que iba a correr por el bosque. La boca de la cuevaera difícil de encontrar a menos que supieses dónde buscar, lo que ellos nosabían. Además, no podrían seguir mi ritmo en una carrera a través deldesigual terreno si lo intentaban. Mansfield, probablemente tendría un ataqueal corazón. Olía como un fumador empedernido. En primer lugar, tenía que fingir que no me lanzaba corriendo a la escenade un crimen. Fui al centro comercial y compré durante una hora. Después memarché y me dirigí hacia la cueva. Cuando aparqué la camioneta, lo hice lo más lejos posible de donde lodejaba habitualmente. Así, tenía más de cuatro kilómetros de territorio boscosohasta la cueva. Por si tenía público, hice un programa de estiramientos y
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 276calentamientos, como una corredora normal. Entonces me alejé corriendo,yendo en grandes círculos para confundir a quienes intentasen seguirme. Después de diez kilómetros de sprint, entre corriendo en la cueva. Bonesvenía caminando hacia mí, con una desconcertada pero feliz expresión en surostro. “Gatita, no te esperaba tan temprano.” Se detuvo al ver mi cara. Lo abracé y rompí a llorar. “¿Qué pasó?” Me levantó, me llevo rápidamente por la entrada inferior y me dejó en elsofá. Me calmé lo suficiente como para explicárselo todo. “Danny. ¡Danny Milton! ¡Maldita sea, se las arregló para joderme otravez, y esta vez mantuvo su ropa! Acabo de recibir una visita de dos detectives.Gracias a ese idiota quien le dio mi nombre y les dijo que había dejado el clubcon un asesino, ¿adivinas quién es la principal sospechosa en un crimen sinresolver que implica a una mujer joven y a un extraño cadáver? Creo quetendrás que beberlos y cambiar sus mentes, o nunca conseguiré graduarme enla universidad. Dios, piensan que estoy protegiendo a un asesino oculto, no tecreerías algunas de sus teorías” El temor cubrió su rostro y se levantó del sofá. “Gatita.” Hubo intensidad mortal en su voz. “Coge el teléfono y llama atu madre. Ahora mismo. Dile que reúna a tus abuelos y que se marchen. Tráelosaquí.” “¿Estás loco?” Me levanté también, con los ojos abiertos de par en par sincomprender. “Mi madre saldría gritando fuera de esta cueva, para empezar,tiene miedo de la oscuridad. La policía no va…” “Que se pudra la policía.” Sus palabras cortaban el aire. “Hennesseybusca cualquier cosa con la que pueda encontrarme o en su defecto, alguiencercano a mí. Sabes que tiene conexiones con la policía, así que si tienen tunombre como sospechosa de un asesinato, donde hay un extraño cadáver,entonces él también. Ya no vives en el anonimato. Estás vinculada con un
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 277vampiro muerto, y todo lo que necesita hacer es echarle un vistazo a una fototuya para saber que eres la misma que casi lo mató, así que coge el teléfono yhaz que tu familia salga de casa.” ¡Dios Bendito, no había pensado en eso! Con manos temblorosas cogí elteléfono que me ofrecía y llamé. El timbre sonó, una vez... dos... tres... cuatro...cinco... seis... Lágrimas brotaron de mis ojos. Nunca dejaban que sonara tantotiempo. Oh, no, no, por favor... diez... once... doce... “No contestan. Hablé con ella esta mañana, antes de que llegaran losdetectives. Dijo que alguien estaba llamando a la puerta.” Salimos disparados a través de los árboles en su motocicleta. Por unavez, me alegré de que tuviese esta maldita cosa peligrosa. Era el único tipo devehículo que podría circular a través de este territorio a tal velocidad. Si alguienintentaba detenernos, parecería culpable de cualquier cosa que me acusasen.Por encima de mis pantalones ajustados negros, ahora llevaba las botas con lasestacas en su interior, cuchillos para lanzar de plata atados a mis brazos ymuslos, y dos armas metidas en mi cinturón con balas de plata. Seguí intentando contactar con mi familia, maldiciendo y rezando,cuando no tenía respuesta. Si cualquier cosa que les sucedía, sería mi culpa. Sino hubiese bebido aquella ginebra y hubiera sido capaz de matar a Hennessey...si no me hubiese encontrado con Danny... Miles de cosas pasaron por mi mente.Normalmente llevaba una hora y media llegar a casa desde la cueva. Bones lohizo en menos de treinta minutos. Nos detuvimos en la entrada y me bajé corriendo, subí los escalones delporche y pasé por la puerta abierta. Una vez allí, mi cerebro se negó a asumir loque mis ojos vieron. El líquido rojo que manchaba el suelo me hizo deslizarhacia adelante y después caer al suelo con el impulso de mis pasos. Bones entrócon más cautela, pero con la misma rapidez, y me levantó. “Hennessey y sus hombres todavía podrían estar cerca. ¡No les serás útilsi te desmoronas!”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 278 Su voz era áspera, pero penetró por la parte paralizada de mi mente, quese había quedado en blanco al ver toda la sangre. Las tempranas sombras delcrepúsculo oscurecían el cielo. Los pálidos rayos ámbar de luz iluminaron losojos ciegos de mi abuelo que estaba en el suelo de la cocina. Su garganta habíasido arrancada. Me había resbalado con su sangre. Apartándome de Bones, saqué mis cuchillos y los agarré, dispuesta alanzarme contra cualquier no-muerto que se moviera. Había un rastro desangre que conducía a las escaleras, y espantosas huellas carmesí de manos.Bones tomó una profunda bocanada de aire y me empujó hacia atrás contra eldescansillo. “Escúchame. Apenas los huelo, por lo que creo que Hennessey y quienestaba con él, no están cerca. Pero mantén los cuchillos preparados, y arremetecontra cualquier cosa que se mueva. Quédate aquí.” “No.” Dije entre dientes. “Voy a subir.” “Gatita, no. Déjame ir en tu lugar. Tú vigila.” La compasión le llenaba la cara, pero lo ignoré. Me obligué a ocultar eldolor en mi interior para sacarlo más tarde. Mucho más tarde, cuando todos losvampiros o personas quienes habían hecho esto estuviesen muertos. “Sal de mi camino.” Mi tono nunca había sido tan peligroso y dio un paso atrás, pero mesiguió de cerca. La puerta de mi habitación colgaba de una bisagra. Mi abuelaestaba boca abajo en el suelo, con las manos congeladas con garras, como si ellatodavía intentase escapar de lo que la había perseguido. Había dos heridasprofundas en el cuello. Parecía como si se hubiera arrastrado mientras moría,por las escaleras hasta llegar a mi habitación. Bones se arrodilló a su lado e hizoalgo extraño. Aspiró cerca de las marcas en torno a su cuello, y luego cogió unaalmohada con sangre de mi cama y la acercó a la cara. “¿Qué estás haciendo?” Dios, no tendría hambre, ¿verdad? La idea mehizo estremecerme. “Puedo olerlos. Había cuatro de ellos, incluyendo a Hennessey. Huelo atu madre en esta almohada. Se la llevaron. Pero no hay suficiente cantidad de
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 279su sangre aquí para que este muerta.” El alivio y el miedo casi me hacen caer. Aún estaba con vida, al menosposiblemente. Bones olfateó alrededor de la habitación, siguiendo las huellaspor las escaleras. Lo oí en la cocina y supe que estaba oliendo al abuelo Joe. Erademasiado horrible. Suavemente giré a mi abuela y sus ojos abiertos parecíanmirarme de forma acusadora. ¡Es todo culpa tuya! Me criticabansilenciosamente. Ahogando un sollozo, los cerré, y recé para que estuviera enpaz, porque yo nunca lo estaría. “Ven aquí, gatita. Alguien viene.” De repente me lancé escaleras abajo, evitando las manchas de sangre quese alineaban en ellas. Bones tenía algo arrugado en la mano y me empujó por lapuerta principal mientras lo guardaba dentro de su cinturón. Un coche chirriópor el camino a una milla de distancia y cogí dos cuchillos extra hasta que tuveen las manos un total de cuatro. “¿Son ellos?” Esperaba que lo fueran. No había nada más que quisieraque desgarrar a los animales que habían hecho esto. Bones entrecerró los ojos. “No, son humanos. Puedo oír sus latidos. Vamos.” “¡Espera!” Miré a mi alrededor con desesperación, mi ropa y mis manosestaban manchadas con la sangre de mi familia. “¿Cómo averiguaremos adónde se han llevado a mi madre? No nos marcharemos hasta saberlo, ¡no meimporta quién venga!” Saltó a la moto y la hizo girar. “Dejaron una nota. Estaba en la camisa de tu abuelo, la tengo. Vamos,Gatita, ya están aquí.” De hecho lo estaban. El coche se detuvo a unos cien metros de distancia ysalieron los Detectives Mansfield y Black con sus pistolas. “¡Alto! ¡No hagan ni un jodido movimiento!” Bones saltó de la motocicleta y se paró delante de mí antes de quepudiera parpadear. Me protegía de las balas que sólo podrían herirlo por uncorto tiempo, pero que a mí me podrían hacer mucho daño.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 280 “Sube a la moto, Gatita”, murmuró demasiado bajo para que ellos looyesen. “Subiré detrás de ti. Tenemos que irnos. Han pedido refuerzos.” “¡Manos arriba! ¡Tiren las armas!” Mansfield se acercó lentamente.Amablemente Bones extendió sus manos. Intentaba ganar tiempo. Algo frío me recorrió, anulando la pena y el dolor. Bones quizás dejaríaque ellos intentasen esposarlo y después les daría una paliza. Bueno, yo teníaotras ideas. Ambos detectives avanzaron hacia él, viendo a Bones como la principalamenaza. Tontamente ignoraron el viejo dicho popular que dice que nuncasubestimes el poder de una mujer. Salí de detrás de Bones con las manos hacia arriba, las palmas hacia mí.Cuándo Mansfield, dio otro paso hacia adelante tiré el primer cuchillo. Pasófijamente a través de su muñeca y su arma cayó al suelo. Antes de que Blackpudiese reaccionar lancé el otro cuchillo y él también se derrumbó gritando enel suelo, apretando su antebrazo sangrante. Ello hizo que los próximos doscuchillos fuesen más fáciles de usar y en un abrir y cerrar de ojos sus dos manosestaban ensartadas con hojas de plata que sobresalían de cada muñeca. Bones arqueó una ceja, pero no dijo nada, y subió detrás de mí en la motomientras aceleraba. Sus gritos se desvanecían mientras nos alejábamos.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 281 Capítulo 22TRADUCIDO POR MELISSA CONDUJIMOS SOBRE CAMINOS DESEMPEDRADOS y a través de losárboles para evitar ser vistos. A lo lejos, ocasionalmente oía sirenas. Aunque ibaadelante, Bones controlaba la moto. La maniobraba alrededor de los árboles avelocidades que normalmente me habrían hecho vomitar de miedo. Ahoraquería que él fuera más deprisa. Cuando nos acercamos a la carretera principal, se detuvo. Ahora estabaoscuro, las sombras se tragaban la luz de un golpe. Bones dejó la moto a un ladoy la cubrió con algunas ramas que trajo de un árbol cercano. La carretera de víalibre estaba cerca de cien yardas14 más adelante. "Quédate aquí. Solo será un momento" prometió misteriosamente. Cuando alcanzó el borde de la carretera se detuvo. El tráfico eramoderado, eran más de las siete y la mayoría de la gente ya había llegado a suscasas. Tenía una clara visión de donde estaba parado, sus ojos comenzaron aresplandecer con un penetrante color verde. Un automóvil se acercó y Bones fijó su resplandor en él. Viró por unmomento y entonces comenzó a frenar. Caminó hacia la mitad de la calle haciael coche que se dirigía en línea recta en su dirección y la luz de sus ojosresplandeció aún más. El automóvil solo se detuvo a un pié de él, sacudió confuerza su cabeza hacia la calzada, donde obedientemente comenzó a avanzar. Bones esperó a que se detuviera por completo y luego abrió la puerta delconductor. Un hombre en sus años cuarenta estaba sentado con una expresiónaturdida en su cara. Bones lo hizo salir y lo guió hacia donde estaba parada.En un instante su boca se fue hacia el cuello del hombre y el desventuradodesconocido dejó salir un pequeño quejido. Bones lo soltó luego de algunosmomentos, limpiando sus labios con su manga. 14 90mt
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 282 "Estás cansado", le dio instrucciones con esa voz resonante."Te vas aacostar aquí e irás a dormir. Cuando te despiertes no te inquietarás por tu auto.Lo dejaste en casa y diste un paseo. Quieres caminar a casa, pero sólo despuésde que hayas descansado. Y estás muy, muy cansado". Como un niño el hombre se enrolló en un semicírculo sobre el terreno yapoyó su cabeza en sus brazos. Estaba dormido instantáneamente. "Necesitamos un auto que no anden buscando" dijo Bones a manera deexplicación. Lo seguí al nuevo transporte. Cuando estábamos de regreso en lacarretera principal, me giré hacia él. "Muéstrame la nota". Como antes habíamos estado montando en unamoto, no había preguntado, temiendo que perderíamos las cien-o más-millas-por-hora cambiando nuestra velocidad. Bones le dio a su cabeza una pequeña sacudida y sacó la nota de sucinturón. "No lo entenderás. Sabían que yo lo haría". Cuidadosamente desarrugué el papel sujetando la única pista paralocalizar a mi madre: Recompensa. Dos veces pasada la muerte del día. "¿Quiere decir que ella está todavía viva?" "Oh, eso es lo que supongo que quieren decir. Si confías en ellos". "¿Confías en ellos sobre esto? ¿Hay una especie de.....código vampírico,no mentir sobre los rehenes?” Él me dio una mirada. La compasión en su cara no me dio alivio."No, Gatita. Pero Hennessey podría imaginarse un uso para ella. Tu madre estodavía una mujer preciosa y sabes lo que hace con mujeres preciosas". La furia al rojo vivo me recorrió por el retrato que pintó, pero él erasincero. Las mentiras no me ayudaban, pero la verdad la podría salvar, sipudiera controlar mi cólera y ser lista, por una vez siquiera.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 283 "¿Cuándo se supone que los conoceremos? ¿Asumo que han designadoun tiempo? ¿Qué esperan?" Las preguntas burbujeaban en mi mente más rápidoque lo que las podía preguntar y él sostuvo una mano en alto" “Déjame encontrar un lugar para detenerme primero y entonceshablaremos. No querrás a la policía persiguiéndonos y empeorando la malasituación". Silenciosamente asentí con la cabeza y doblé mis brazos a través de mipecho. Bones condujo otros veinte minutos un poco más o menos y entonces sedetuvo en una salida y fue hacia adentro hacia un Motel 6. "Espera aquí un momento" contestó a la mirada desconcertada que le di. Después de esperar por diez minutos en el auto, él vino y nos movimos ala parte de atrás del motel. No estábamos en un barrio alto precisamente, miréalrededor, a las miradas agresivas que nos dieron algunas personas quevagaban por el área. "Vamos, estamos en camino". Ignorando a todos los demás de alrededor, él tomó mi mano cuando salídel coche y me encaminé dentro del Cuarto 326. La parte de adentro se veía tanpoco acogedora como el exterior, pero era apenas lo que más me importaba. "¿Por qué estamos aquí?" Obviamente el romance no era la razón. "Nos hallamos un poco lejos del camino, atrae menos la atención ypodemos hablar sin interrupciones. Nadie notará aquí cualquier cosa más alláde un disparo. También, puedes lavarte para que te quites la sangre". Con apenas una mirada a mis manos empapadas de rojo, miré de nuevohacia el."¿Tenemos tiempo para esto?" Bones dio una leve inclinación de cabeza."Tenemos horas. Quierenencontrarnos a las dos. Eso de Dos veces pasada la muerte del día es parte delos términos. La medianoche es la muerte de cada día y escogieron pasar doshoras después de ella. Creo, que te daban el suficiente tiempo para oír sobre tusabuelos y contactarme". "Que considerados". Mi voz estaba densa de odio."Ahora dime que se
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 284proponen después que todo. ¿Yo a cambio de ella? ¿Quiere el cebo que casi lomató?". Bones me condujo al borde de la cama y me sentó delante de él. Todo micuerpo estaba tenso por la furia y la pena, se puso en cuclillas enfrente de mí ytomó mis manos manchadas de sangre. No habíamos encendido la lámpara,pero no necesitaba verlo. Su pelo era casi blanco a la luz de la luna y loscontornos de su cara se veían como mármol traído a la vida. "Tu sabes que Hennessey no te quiere Gatita, él me quiere a mí. No te haconsiderado más allá de cómo podría utilizarte. Ten en cuenta cariño, que harána tu madre derramar algunos detalles de ti. Con suerte, no harán las preguntascorrectas. No te creí cuando me dijiste lo que eras, sólo cuando vi tus ojos meconvencí. Incluso si tu mamá se ve obligada a decirles, es probable que piensenque alucina y le prestaran poca atención. Ellos sin duda a estas horas ya habránirrumpido en tu departamento buscándote. Esos detectives probablementesalvaron tu vida viniendo esta mañana, asustándote para salir. Encontrarán tusarmas, pero fácilmente podrían asumir que eran mías y que las conservé allí porconveniencia. Me quieren he iré a ellos. Pero no te esperarán. Esa es nuestraúnica ventaja". "Bones, no tienes que hacer esto. Me puedes decir donde está ella he iré.Como tú dijiste, no me esperarán". Ella era mi madre, así que no importa que,debiera ir, pero él no tenía que resultar muerto intentando salvarla, cuandopodría no estar viva. Dejó caer su cabeza encima de mi regazo un momento antes de contestar. "¿Cómo puedes sugerir eso? Ante todo, ésta es mi culpa por meterte enesto, porque debería haberme apegado a mis instintos y nunca tuve que haberlopermitido. Luego, sólo debería haber matado a Danny esa noche como quería.Al menos, debí de haberle robado el recuerdo de cómo su mano fue lastimada,así no le hubiera dado tu nombre a la policía. Pero estaba enojado y quería queel supiera quién lo hizo y porqué. Por supuesto que voy. Hasta Hennessey,quien no tiene la menor idea de que te amo, sabe que lo haré. No tiene
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 285importancia si ella está ya muerta y no hay nada que ser cobrado excepto lavenganza, todavía iré y te juro, arrancaré a rasgones cada mano que la hayatocado o tus abuelos. Eso es lo menos que puedo hacer por ti. La única cosa queme asusta es el pensamiento de que me veas como un monstruo otra vez,porque fueron vampiros los que hicieron esto". Bones clavó sus ojos en mí y se fueron tiñendo de rosado. Lágrimas devampiro. Diferente a los limpios depósitos salados que bajaban por mis mejillas.Me deslicé hasta que estuve sentada sobre el piso y lo abracé. Él era lo únicoconstante y sólido. Todo lo demás a mí alrededor se desmoronaba. "Nunca dejaré de amarte. Nadie puede cambiar eso. Pase lo que pasedespués, todavía te amaré". Mis ilusiones de esta noche se volvieron tan distantes. Caminábamosdirectamente hacia una trampa y con toda probabilidad, no saldríamosandando. Ahora mismo mi madre estaba aterrorizada, si es que aun todavíaestaba viva y no había nada que pudiera hacer, sólo podía esperar hasta mástarde. Éste podría ser el último momento con Bones y nos sujetamos el uno alotro. La vida era demasiado corta como para desperdiciar sus momentos. "Bones. Hazme el amor. Necesito sentirte dentro de mí". Se echó hacia atrás hasta que pudo mirar en mis ojos, como se quitaba lacamisa pasándola por sobre su cabeza. La mía siguió su ejemplo y fue tirada alsuelo. Él desabrochó el cinturón alrededor de mi cintura, desató los cuchillos ylas armas, y tiró fuertemente sacando mis botas con sus estacascomplementarias. Los pantalones elásticos alrededor de mis piernas estabanrígidos por la sangre seca, deseché la imagen de las arrugadas formas de misabuelos fuera de mi mente. No se irían muy lejos. Los vería en mis pesadillas elresto de mi vida. Si alguna vez viviera para soñar otra vez. "Sé lo que piensas y estás equivocada. Esta no es la despedida, Gatita. Nosobreviví durante doscientos años para encontrarte y perderte sólo en un plazode cinco meses. Te quiero, pero no te diré adiós, porque pasaremos a través deesto". Bones trazó sus manos por sobre mí con tal delicadeza, que podría haber
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 286estado hecha de cristal enhebrado y no quebrarme. Su boca siguió por todas laspartes por donde sus manos habían pasado, intenté absorber la sensación de éldebajo de mis dedos. No, por un minuto creí que ésta no era la despedida. Yahabía amado y sido amada a cambio, y no había nada mejor que eso. Pesabamucho más que el conjunto de todos los años anteriores. Bones pensaba quecinco meses eran muy poco tiempo, yo en cambio estaba asombrada de que mehubiera dado alegría por tanto tiempo. "Te amo", él gimió, o tal vez lo dije yo. Ya no podía señalar la diferencia.Las líneas se habían disuelto entre nosotros. Me rehusé a lavarme para no quitarme la sangre, quería que esomanchara mi piel. Más tarde si viviera lo lavaría completamente, después de que estuvieracubierta por la sangre de esos que habían hecho esto. Finalmente comprendípor qué el viejo amigo indio muerto de Bones, tuvo que pintar su piel antes desalir a batallar. Era un símbolo para que todos vieran la profundidad de sudeterminación y la sangre de mi familia era la mía. Antes de que esta nocheestuviera terminada, muchas cosas en mí estarían pintadas. Mi boca era una deellas. Bones planteo el ‘problema’ y por esta vez acepté sin titubear. Su sangreme volvería mas fuerte-temporalmente, eso era cierto- pero entonces eso eratodo lo que necesitaba. Otra parte positiva, era que también me ayudaría asanar algunas lesiones, que sin duda iba a obtener. Mientras más rápido mecurara, más rápido podría matar. Primero se detuvo porque el automóvil necesitaba gasolina. Se adentróen las cercanías, le llevó sólo unos minutos encontrar a alguien que lesolucionara el problema. Las desafortunadas víctimas eran cuatro hombres quepensaban ganar una cartera. En lugar de eso ganaron una deficiencia de hierro.No molestándose en desperdiciar el poder en sus ojos, él simplemente los pusofuera de combate con un puñetazo remolinante que se conectó con susmandíbulas en un gracioso borrón de un semicírculo.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 287 Si la situación no fuera tan horrenda, me habría reído de cómo se cayeronen una fila sin un parpadeo entre ellos. Tal vez los enviaría a casa pensando queel crimen no merecía la pena. Bones tomó de cada uno de ellos, y su cara estaba muy ruborizadacuando se deslizó de regreso a mí sin discutir el motivo. Con una sacudida demi cabeza, emprendí el viaje de regreso hacia el hotel. "Vas a lavarte esa boca. Si me besas, no quiero mi cara llena de hepatitis". Mi escudo de sarcasmo combinaba con mi armadura completa de apoyo.Cualquier emoción más intensa en el área, tendría que esperar a salirarrastrándose de la jaula en la que las había encerrado. Obedientemente él enjuagó su boca cuando estábamos de regreso ennuestro cuarto. No hay ni que decirlo, ninguno de nosotros había empacadopasta de dientes. "No te apures, cariño. Con tu linaje, no lo podrías atrapar aunquequisieras. Ningún germen o virus puede sobrevivir en la sangre de un vampiro.Nunca has estado ni un día enferma, ¿verdad?". "En realidad, no. Excepto por los gérmenes de al lado, eran asquerosos(vecinos)". Me maravillé del punto que él había mencionado. Nadie aprecia su saludhasta que está enfermo, así es que nunca me había detenido a admirar miperfecto registro. Veremos si vivo lo suficiente para pescar un resfriado. "Ven aquí". Bones estaba sentado sobre la cama y palmeó su regazo. Como una niñavisitando a Santa en el centro comercial, me senté sobre él. A diferencia de unaniña, ricé mis brazos a su alrededor y me dispuse a beber de su sangrevalientemente. "¿Me dirás cuándo detenerme?" La ansiedad enturbió mi voz. Esto no me convertiría, pero me hacíatomar un corto viaje por un camino que nunca había querido viajar. "Lo prometo".
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 288 La sola palabra me calmó. Nunca me había mentido. "¿Me dices otra vez por qué no usamos tu muñeca?". Parecía de ciertaforma menos... repulsivo. Bones apretó sus brazos a mí alrededor. "Porque entonces no te podría abrazar. Deja de andar con rodeos. Sabesqué hacer". Presioné mi boca en su cuello donde debería estar su yugular. Desde quesu corazón no palpitaba, no había una corriente de saliera de su arteria. No, estonecesitaba succión. Ya sabes lo que dicen, pensé misteriosamente mientrasmordía lo suficientemente fuerte como para que mis dientes cuadradosperforaran su piel. *La vida es una mierda y después te mueres15. La primera salpicadura caliente hizo a mi estómago respingar, pero meobligué a tragar. Una persona normal sólo puede beber una pinta de sangreantes de que el cuerpo la regurgite naturalmente. Mi normalidad nunca habíasido una preocupación antes y no lo era ahora. Le mordí otra vez cuando laherida comenzó a cerrar, Bones sujetó mi cabeza por detrás y me presionó máscerca. "Más duro". La palabra estaba recortada, dejó escapar una pequeñajadeo. Dolor o placer, no estaba segura y no quise preguntar. "Más". En el instante en que traté de apartarme. El áspero sabor a cobre de susangre rizaba en mi boca. Con esta cantidad, estaba muy lejos de las gotas quehabía tomado en los meses recién pasados. Bebí más profundo, ignorando eldeseo de escupirlo. Algo comenzó a ocurrir dentro de mí. La fuerza aumentó, desenrollandosus tentáculos y ramificándose fuera para reptar a través de mí. De inmediato 15 Life sucks and then you die; es un juego de palabras (sucks-chupar-succionar) pero tambien significa algo negativo.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 289todo pareció más agudo. Su piel debajo de mí, tenía un perfume mucho másfuerte de lo que alguna vez me había dado cuenta. El cuarto estaba impregnadocon el anterior aroma del sudor de mi cuerpo y los cuerpos de los que habíanestado antes de nosotros. El ruido de fondo de la gente en las habitaciones a nuestro alrededor sehizo más fuerte, al igual que los sonidos de afuera. Mi vista se cristalizó en unaclaridad que nunca había experimentado. La oscuridad se aligeró sombra porsombra. La percepción de su piel dividida debajo de mis dientes se volvió casisensual. Le mordí más duro, disfrutando repentinamente del derramamiento desu sangre en mi boca. Jalé bruscamente su cabeza hacia atrás, mordiéndolo otravez y se sintió tan bien. Como algo que estaba esperando hacer mi vida entera.Comencé a sentirme caliente. Mis piernas enrolladas alrededor de su cintura mientras me presionabacontra él, jalando bruscamente su cabeza más atrás todavía, y todo eso por unavez, su sangre supo.... deliciosa. "Suficiente". Bones tiró con fuerza mi boca hacia fuera y me opuse a él, porque noquería detenerme. No podía detenerme. Con un gruñido, intenté morder con mis dientes devuelta su garganta, pero él retorció mis brazos detrás de mí y se arrojó encimamío. El peso de su cuerpo y su fuerza me inmovilizaron. "Sólo relájate. Respira. Sobrellévalo, Gatita, pasará". Al principio luché, luego gradualmente el frenesí que me cautivó se fuealigerando hasta que ya no miraba a Bones y quería beber de él hasta secarlo. Lapalabra deseo de matar tuvo ahora un significado completamente nuevo paramí. "¿Cómo lo aguantas?“ Mi aliento vino en suaves jadeos y él soltó suagarradera de hierro de mis brazos. Sin embargo no se hizo a un lado. "No lo haces, no por los primero pocos días. Matas lo que sea que estecerca para colmar la necesidad cuando golpea. Después de eso, aprendes a
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 290controlarlo. Lo que tú tuviste fue sólo una pizca. Para la semana entrante, losefectos estarán fuera de tu sistema. Volverás a hacer tú misma". Su completa confianza de que vería la semana entrante fue ecuánime.¿Quién iba a discutir? "Te puedo oler”. La admiración delineó mi voz. “Me huelo a mí mismaen tu piel. Huelo todo. Dios mío, hay tantos olores en este cuarto...". El resto delos sentidos, fueron meramente intensificados, este era casi completamentenuevo. Bones a menudo había hecho comentarios de que mi nariz era sólo parala decoración, ya que era una de las pocas partes de mí que eran casi humanas.Nunca antes tuve la menor idea de qué tan increíblemente activo era el sentidodel olfato. Podría estar ciega y sorda y podría saber exactamente lo que merondaba solo por el olor. "No me había dado cuenta de lo distintas que eran las cosas para ti.¿Cómo has podido alguna vez pasar caminando por fuera de un baño público yno desmayarte?". Es gracioso lo que la mente piensa en los momentos másabsurdos. Bones sonrió y me besó ligeramente."Fuerza de voluntad, mascota”. "¿Esto es lo que se siente ser un vampiro real?". Esa era la pregunta. Sesiente... bien. Superior. Eso me asustaba como el infierno. "Nada más has tenido dos pintas aproximadamente de un viejoNosferatu.Fermentado por doscientos cuarenta años. Estás como una autoestopista por mipoder, de cierta forma, así es. ¿Me dices que te gusta eso?" Whoa. Ese fue un pensamiento que aun no podría permitirme anidar,porque me gustó dios, malditamente mucho, temí acostumbrarme a eso. Leyólas emociones en mis ojos y supo que no recibiría una respuesta. En lugar deeso, me besó otra vez con más sustancia, y gemí por la sorpresa. Incluso el saborde él fue más penetrante. Cuando terminó el beso, me dio una mirada atenta. "Cuando sea la hora, no importa lo que encontremos, quiero quedesencadenes todo lo que tienes en ti. No conserves nada para el regreso. Tienes
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 291fuerza y quiero que la uses toda. Abandónate a la furia y déjale alimentarte. Damuerte a cualquier cosa, vampiro o humano, eso se te mantendrá de pie a tumanera para recuperar a tu mamá. Recuerda, si están allí y no estánencadenados, entonces son de Hennessey y son tus enemigo". "Estoy lista”. Mentalmente tiré mi conciencia hacia un pozo oscuro yprofundo, la que sacaría más tarde. Asumiendo que hubiera un después.Bones brincó fuera de la cama con la gracia y la velocidad que sólo los nomuertos podrían manifestar. Con excepción mía ahora. Con su sangrerecorriendo mis venas, casi le correspondí en la fluidez. Él hizo crujir susnudillos e hizo rodar su cabeza alrededor de sus hombros y la luz esmeraldaque destacaba en sus ojos café oscuros hizo eco en los míos. "Entonces vayamos a matarlos".
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 292 Capítulo 23TRADUCIDO POR MELISSA MIS ESTACAS Y MIS CUCHILLOS ESTABAN EN MIS BOTAS,alineados a lo largo de mis muslos. El interior de mi cinturón estaba atestadopor otros aperitivos letales. Condujimos para encontrar a los hombres deHennessey en el mismo lugar donde habíamos intentado matarle y donde élhabía dejado a Francesca. Eso es lo que la otra parte, de la pequeña nota secreta quería decir. Desdedonde estarían seguros que no éramos seguidos por ningún respaldo y nosdirigiríamos hacia donde mantenían a mi madre. Bones no había estadopreocupado sobre el obvio embalaje de armas que llevaba. Como Hennessey ysus hombres no tenían idea que podía hacer uso ellos, probablemente sólo sedivertirían de mi artillería de plata. Bones no llevaba nada encima de él, sabiendo que sólo le sería quitado.Su plan era aterrador por su simplicidad, dejaría que lo llevaran dentro de laedificación donde fuera que estuviera siendo retenida mi madre y cuando nostraicionaran, no soltándola yo debía entrar y resplandecer. "¿Pero qué si te estacan a simple vista?” Mi estómago se retorció con elpensamiento. "Dios Bones, no puedes arriesgarte.” Él me echó una mirada cínica. "No Hennessey. Él querrá prolongarloinnecesariamente por semanas. Te lo dije, él no hace matanzas rápidas,misericordiosas. Especialmente a un viejo amigo que le causó un mundo dedificultades. No, él querrá oírme implorar. Habrá tiempo”. La casual forma en la que describió su potencial tortura y muerte meaturdió, dado que tenía fuertes sentimientos de esos mismos temas. Aún así,estaba siendo bastante práctico. Ya sea que nuestro plan surtiera efecto o no, sino lo hiciera no había Plan B. "Bones". Agarré su mano y mis ojos gritaron todas las cosas que no tuve
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 293tiempo de decir. Él me apretó de regreso y me dio una alegre sonrisa. "Mantén ese pensamiento, Gatita. Tengo la intención de cobrarlo". Cuando estábamos casi ahí. Se apoyó para murmurarme al oído antes deque estuviéramos demasiado cerca. "Déjalos oler tu miedo, los calmará. No seasfuerte hasta que lo tengas que ser”. Bien, esa era ciertamente una cosa con la que podría cumplir. Incluso lopodía oler viniendo de mí con mi nueva nariz. Olía empalagoso, como una frutapodrida. ¿Ceder ante el miedo para crear un efecto?. Una bandeja de hedor,justamente viniendo. Cuatro grandes SUV16 esperaban en la oscuridad a lo largo de la orilla dela carretera con sus luces apagadas. Nuestro automóvil se detuvo einstantáneamente estábamos rodeados de seis vampiros. Parecieron materializarse de la nada, pero con un gran alivio, me dicuenta de que para mí, sus movimientos se veían perceptiblemente más lentos.‘Viva17’ la sangre de Bones, pensé burlonamente. ‘Amén’. “Entonces, viniste después de todo”. Uno de ellos estaba parado en la ventana, Bones bajó el vidrio y lorecorrió con la mirada. "Hola, Vincent. Que sorpresa verte aquí”. Hubo un tono tan aburrido en su voz que me hizo parpadear. Nuncapodría fingir esa clase de calma. Vincent sonrió. "Llámame Switch". ¡Hijo de puta! ¿Éste era el ejecutor de Hennessey? ¿El que hacía todo eltrabajo sucio que a Hennessey no le gustaba hacer? Switch aparentaba tener aunmenos edad que yo, con características de un muchacho y pelo castaño. ¡Diosmío, incluso tenía pecas! Vístelo con un uniforme de Boy Scout y no se veríafuera de lugar. "Me sorprendes al traerla contigo" continuó Switch. "Ella insistió en venir. Quería ver a su mamá, no la podía convencer de lo 16 UV: Sport Utility Vehicle, Vehículo todo terreno 17 * Viva-amen: dicho en español
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 294contrario". Otra vez la insipidez en su voz me crispó los nervios. Switch meexaminó, gustosamente dejé a la ansiedad filtrarse por mis poros. Su sonrisaensanchada, reveló colmillos que sobresalían desde atrás de sus labios. "Tienes una agradable familia, Catherine. Lo siento por tus abuelos. Séque es descortés comer y correr, pero tenía poco tiempo”. Con extraordinaria dificultad refrené mi furia. No los podía dejar ver elresplandor de mis ojos y revelar la sorpresa. Gracias a Dios había llegado a seruna experta en controlar mi mirada fija. ¿Ese hijo de puta pensaba que iba asalirse con la suya con recriminaciones burlonas sobre matar a mis abuelos? Enel momento, me hice a la idea de que si yo moría, él vendría conmigo. "¿Dónde está mi madre?" La broma no me fue indiferente, odio puro.Todo lo que él había esperado. "La tenemos.” Otro se acercó a Switch y le informó que no habían visto anadie detrás de nosotros, Switch se volvió hacia Bones. "Bien, estamos en camino. ¿Confío en que no te retrasarás? " “No te preocupes por mi" Bones contestó uniformemente. Switch gruñó y se fue hacia su vehículo. "Estoy asustada" dije mientras partíamos, diciendo las palabras quehabíamos ensayado más temprano. Aun a cinco automóviles de distancia nospodían oír. "Sólo permanece en el automóvil y no salgas. Cuándo tu mamá entre, tevas enseguida, ¿recuerdas?” “Sí. Lo haré”. Cuando nieve en el infierno. Mis manos ardían porhacerlos trizas. En ese preciso instante comencé a llorar, haciendo algunos sonidos degimoteo mientras mentalmente contaba los instantes. Pronto, muy pronto,averiguarían lo que uno de su clase había engendrado. La venganza era unaperra y esa también pasaba a ser mi especialidad. El recorrido duró cuarenta minutos hasta que llegamos a una casadestartalada a diez millas fuera de la interestatal. Era agradable y aislada, conun largo camino de acceso. El lugar perfecto para una masacre. Bones se detuvo
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 295y metió el coche en un estacionamiento, con el motor todavía marchando. Sus ojos se encontraron con los míos por sólo un instante antes de que supuerta fuera abierta bruscamente. "Fin del camino. Hennessey dice que la enviaremos fuera cuando entres".Switch estaba en la puerta otra vez, con esa misma sonrisa maliciosa decorandosu cara. Bones alzó una oscura ceja hacia él. "No lo creo, compañero. Tráela a la puerta, así la podré ver y sóloentonces entraré. Si no, tú y yo bailamos ahora mismo”. La apacibilidad dejó su tono y sus ojos sangraron con verde. Aunque elcoche era bloqueado desde atrás por los otros vehículos y estábamos rodeados,Switch se veía inquieto. “Puedes oír el latido de su corazón allá dentro. Está viva", argumentódefensivamente. Bones le dio una breve sonrisa sin humor. "Oigo siete latidos del corazón allí dentro, ¿Y quién puede decir quecualquiera de ellos son de ella? ¿Qué hay que esconder? ¿Son negocios o no?" Switch lo miró furiosamente, luego con un tirón de su cabeza, uno de losotros vampiros corrió a toda prisa adentro. "Mira Ahora". Me quedé sin aliento. En la ventana alumbrada por una suave luz, la carade mi madre fue empujada a la vista. Una mano estaba envuelta alrededor desu garganta, sujetándola en contra del pecho de su captor. Sangre cayendogradualmente por su cabeza y su blusa estaba roja en donde más se habíamanchado. "Allí. Tú prueba. ¿Satisfecho?” Bones asintió con la cabeza una vez y salió del coche. Inmediatamentefue rodeado por los seis vampiros. Me deslicé a través del asiento del conductory le eché seguro a la puerta. Switch me sonrió burlonamente a través del vidrio.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 296 "Espera allí. La sacaremos y entonces podrás salir”. Por su completa falta de preocupación acerca de mí, ya sea porque mimadre no había revelado lo que era yo, o como se pronosticó, no le creyeron.Gracias Dios por los tontos. La puerta principal se cerró detrás de Bones y me quedé sola en elautomóvil, bloqueada en tres lados por los SUV’s. Para mi alivio, mi madre fuetirada con fuerza de la ventana y lejos de la vista. Una voz salió disparada de la casa, sonando siniestra y alegre. Loreconocí de inmediato como la de Hennessey. "¡Bien, mira quién se viene a unir a la fiesta! Se cuidadoso con lo quedeseas Bones. Has querido averiguar quién estaba involucrado conmigo poraños, así es que fíjate bien alrededor. Excepto por uno, aquí estamos todos". Allí estaban todos ellos. La gente que desbarató centenares de vidas, nosimplemente la mía. Pensé en todas las familias que estos canallas habíandespedazado y me dio fuerza. Con mis manos temblorosas estabilizadas, recogíel teléfono celular y marqué el número que estaba en la tarjeta que el DetectiveMansfield me había dado, aparentemente en otra época de mi vida. La voz deuna mujer contestó. "Departamento del Jefe de Policía Franklin County, ¿Es una emergencia?" "Sí" respiré. “Ésta es Catherine Crawfield. Estoy fuera de la Interestatal71 y 323, simplemente a algunas millas de Bethel Road en una casa al final deuna calle sin salida. Unas horas antes herí a los detectives Mansfield y Black concuchillos de plata travesando sus muñecas. Vengan y atrápenme”. Colgué el teléfono cuando ella comenzó a crepitar y puse el automóvil denuevo en marcha. La puerta principal se abrió repentinamente y Switch asechófuera, moviéndose con velocidad inhumana. Me habían oído al teléfono y comosupe que lo harían, venían a silenciarme. En cierta forma con toda suconspiración ninguna vez pensaron que Bones me haría llamar a la policía. Siempre soberbios antes de una caída. Con una sonrisa abiertamente salvaje a Switch, golpee el gas. Los SUV’sme habían bloqueado la salida de cada lado-excepto el frente. ¡Listos o no,
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 297chicos, aquí voy! El automóvil salió adelante, y Switch evitó ser atropellado solo porbrincar encima del capó. Inmediatamente, perforó el parabrisas e intentó agarrarme, pero mimano estaba lista con un cuchillo. Lo clavé en su cuello y lo retorcí. Se rasgó sugarganta quedando abierta mientras me encubría por debajo del timón mientrasel coche chocaba violentamente contra la casa. Hubo una explosión espectacular de madera y ladrillo a medida que elvehículo se abría paso a través de la ventana delantera. El chirrido de metal yvidrio destrozado era ensordecedor. Sin titubear salté a través del parabrisasdestrozado y caí rodando por el capó, arrojando cuchillos de plata a cualquiercosa que se moviera en mí dirección. Bones supo agacharse rápidamente, gritos de dolor acompañaban alsiseo del motor humeando, el cual tosió y resopló en su agonía. Hennessey estaba en los restos de la sala de estar junto conaproximadamente veinticinco otros vampiros. Madre de Dios, habían más deellos de lo que habíamos anticipado. Mi madre fue apartada de un empujón a una esquina, sus manos y piesestaban atados juntos. Sus extensos ojos incrédulos me miraron. La neblina rojade furia que cuidadosamente había controlado en primer lugar viendo lasformas sin vida de mis abuelos hizo erupción dentro de mí y la dejéconsumirme. Un gruñido de venganza se desgarró desde mi garganta y mis ojos seconsumieron de fuego esmeralda. Bones aprovechó la distracción. Alguien había estado en el proceso deencadenarlo cuando hice un garaje de la casa. Las cadenas que colgaban de susmuñecas fueron azotadas y se enrollaron alrededor del cuello del vampiro máscercano. Con un tirón despiadado de los eslabones, la cabeza del vampiro sequebró y Bones pasó rápidamente en un borrón de velocidad hacia el próximo. Tres vampiros saltaron sobre mí. Sus dientes estaban criminalmenteextendidos, pero así también estaban mis cuchillos. Me agache velozmente lejos
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 298de sus colmillos y mientras aterrizaba lo castigaba con golpes de mis piernas,arroje a uno de ellos. Una vez que estuve sobre él, desgarré su corazón y lodesmenucé con una cuchillada antes de rodar y repetir el proceso con lossiguientes dos. Un vampiro de cabello negro tuvo el aplomo de ir por mi madre.Lanzándome en vuelo, prácticamente volé a través del cuarto para aterrizar ensu espalda. El cuchillo de plata crujió y se enterró en su corazón justo antes quesus manos la tocaran. Una vuelta brutal del cuchillo lo terminó, y entonces fuiderribada por un golpe y caí de bruces. En lugar de combatirlo, dejé a micuerpo enrollarse, el agresor pasó sobre mi cabeza, más bien tropezó conmigo. Ninguno de ellos estaba preparado para mi velocidad. Fue ensartado enla pared detrás de él antes de que tuviera tiempo para saltar al ataque otra vez,quedándose mirando estúpidamente la agarradera de plata que se destacaba desu pecho. Con uno de mis cuchillos de lanzamiento corté la soga que ataba a mimadre. “¡Sal ahora, vete!" La saqué a empujones del camino de otra serie de asaltos y me levantédirectamente de un salto en el aire para bajar detrás de dos vampiros yendo acarga. Desatando mi fuerza aumentada, cerré de un golpe sus cabezas a la vez,lo suficiente fuerte como para astillar sus cráneos y luego apuñalé a los dos porsus espaldas con un cuchillo en cada puño. La fuerza de mis golpes envió mismanos de un extremo a otro a través de ellos. Con un gruñido cruel, di vuelta yusé sus cuerpos consumidos como escudos. Los colmillos que iban hacia mi cuello, arrancaron carne muerta en sulugar. Embestí mi cuchillo ensangrentado contra el siguiente demonio hasta quemi cuchillo pasara el tórax del vampiro todavía colgando de él. Antes de que el siguiente manojo de Nosferatu descendiera, lancé elcuerpo a mi otro brazo, desacelerándolos lo suficiente como para torcerlibremente el cadáver y arrojar más cuchillos de plata con infernal exactitud.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 299Uno se adhirió directamente en el ojo de un vampiro que avanzaba, y terriblesalaridos surgieron de su boca antes de que otro aterrizara entre sus colmillos. Parecía que sacaba cuchillos de plata de los cuerpos simplemente paravolver a lanzar más, en un mórbido acto de malabarismo. En su defecto, si bienera más peligroso, el combate cuerpo a cuerpo funcionaba bien. Experimenté elfurioso éxtasis de retorcer la cabeza de alguien alrededor casi rompiéndolacompletamente. Entonces la lancé como una bola de bolos a través del cuartoestrellándose en la espalda de un vampiro que se acercaba a Bones. Todavíatenía una cadena sujetada alrededor de su muñeca y se mecía tan rápidamenteque sólo era un borrón gris. Un hombre intentó escalar pasando por sobre los despojos del automóvilpara rodearme y sin detenerme a pensar, le lancé un cuchillo dentro de sucráneo. Algo sobre su repentino grito y luego el silencio me dejó saber queacababa de matar un humano. Los vampiros no se caían tan fácilmente. Curiosamente, no sentí la másleve punzada de dolor de culpabilidad. Si iban tras de mí entonces eran malos,con o sin latido de corazón. Las sirenas sonaron con un gran estruendo a lo lejos, acercándose.Obviamente Mansfield había obtenido el mensaje. A través de la pared desmoronada del exterior de la casa, vi el destello deluces rojas y azules, muchas de ellas. Un pequeño ejército descendía. Losvampiros se pusieron de pie cuando los vieron también y comenzaron adispersarse. Esto era lo que habíamos esperado. Era más conveniente matarlos cuando estaban lejos de nosotros. Máscuchillos de plata encontraron carne cuando brincaron a través de los restos dela casa.Un perverso júbilo me llenó, y un aullido por la victoriosa matanza hizoerupción en mi garganta. Sacudí los restos de vidrio en las ventanas, mientras rondaba velozmente
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 300por los alrededores y través de los cuerpos para encontrar otro que destruir. Porla esquina de mis ojos vi a Bones, sonriendo malvadamente y haciendo trizas aun vampiro lo suficientemente desafortunado como para estar enfrente de él.Un brazo surcó a través de la carnicería hasta aterrizar en el montón de partesde cuerpos, seguido por una cabeza. “¡Policía! ¡Deja caer tu...!” La voz en el megáfono abruptamente se cortó cuando su proyectoriluminó la escena. Sólo quedaban seis vampiros y tres de ellos estaban perforados conmúltiples cuchillos. Los disparos comenzaron a oírse desde las armas de los oficiales cuandodisparaban salvajemente a todo lo que se movía, no sabiendo a qué en elmundo disparaban. Esto dio lugar a que los vampiros sobrevivientes sevolvieran contra la policía. Me quedé abajo, las balas seguían siendo muchomás dañinas para mí. Desde ese sitio ventajoso vi a Hennessey y a Switch, esas bolsas de baba,avanzando lentamente alrededor de las ruinas del automóvil. Estaban casi en elagujero de la pared, y desde allí podrían salir corriendo hacia la arboledacercana. Un odio hiriente se desbordó dentro de mí y tuve sólo un pensamientobien definido y cristalino. Sobre mi cadáver. No iban a cualquier lugar a menos que estuviera fríaen el suelo. "¡Hennessey! Gruñí. ¡Voy por ti!" Hennessey volteó su cabeza con una mirada de incredulidad. Switch nolo hizo. Él comenzó a gatear más rápido. Su garganta se había curado denuestro anterior enfrentamiento y de la forma en que se abría paso, no queríauna revancha. Sólo me quedaba un cuchillo, pero era uno grande. Mi mano se cerró a sualrededor con un maldito apretón. Me agaché, canalizando toda mi energía, yme abalancé sobre ellos sin prestar atención a la lluvia de balas.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 301 Switch era más pequeño y usó eso en su beneficio, metiéndoserápidamente debajo del marco torcido del coche. Hennessey era un hombre degran tamaño. Un blanco perfecto, aterricé en él con toda la furia impulsándome.Ambos nos golpeamos ruidosamente en un lado de la casa. Más yeso se derrumbó. Hennessey fue por mi cuello, pero le aparté de unempujón hacia atrás al mismo tiempo. Sus dientes aterrizaron en mi clavículaen su lugar. El dolor me cortó cuando sus colmillos rasgaron mi carne. Ya queestábamos acuñados entre el automóvil y la pared desmoronada, no podíaquitármelo de encima. Hennessey meneó su cabeza como un tiburón, abriendo más la herida,mientras un brazo estaba inútilmente atrapado debajo de mí. Le pateébrutalmente, pero él no me dejó ir. Ésta era la peor posición para mí al estar con un vampiro, razón por lacual me había entrenado tan duro con mis cuchillos para la matanza a distancia.Por raro que parezca, las palabras de Spade sonaron en mi cabeza. ‘Ese pulso entu cuello es tu máxima debilidad’… Hennessey y yo, ambos sabíamos que todolo que él tenía que hacer era esperar y estaría acabada. Cada sacudida de suboca lo acercaba a mi garganta. En un dos por tres, hice mi decisión. Puedo caer, pero te llevaré conmigo.El brazo libre con el que lo había estado deteniendo, lo usé para enrollarlo a sualrededor. Hennessey alzó su cabeza lo suficiente como para sonreírabiertamente con la sangre goteando desde sus mandíbulas, entonces llevó suboca hacia mi desprotegido cuello. Del mismo modo que sus colmillos pujaron en contra de mi piel, golpeéduramente el cuchillo de plata a través de su espalda. Todo su cuerpo seendureció, pero no me detuve a ver si era suficiente. Me mantuve retorciendo ycavando la hoja más profundo dentro de él, sintiéndolo sacudirse con fuerzahaciendo espasmos con cada zambullida, hasta que dejó de moverse totalmente.La boca en mi garganta perdió su amenaza, se aflojó y cuando lo aparté con lamano, él estaba literal y figurativamente muerto. No había tiempo para celebrar. El disparo que se concentró lejos de la
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 302casa, me dio pie para mover mi cabeza hacia arriba, a tiempo de ver a Switchdesaparecer entre los árboles. Había pasado a través del cordón policíaco ycorría en busca de su libertad. Me levanté de un salto para perseguirle, excepto que una bala que pasózumbando demasiado cerca para mi comodidad, me hizo ocultarme de regresohacia abajo otra vez. "¡Bones!" Grité. "¡Switch se escapa! ¡Está yendo por los árboles!" Bones perforó el cuello del vampiro más cercano a él, su mano procedió aapartarlo hacia otro lado. Cuatro balas aterrizaron en él, en rápida sucesión, pero apenas recorriócon la mirada las heridas. Su cara se retorció con indecisión. Si él iba por Switchtendría que dejarme atrás, porque la meta había sido salir antes de que toda lacaballería llegara. No habíamos anticipado las cifras adentro. En su defecto, Bones tendría que usar su cuerpo como un escudomientras huíamos. Sin embargo ninguna de estas opciones surtiría efecto ahora.No si tuviese la intención de atrapar a Switch. Todo lo que podía pensar era en mi abuela quedándose con la mirada fijaen una silenciosa acusación y mi abuelo tirado bruscamente sobre el piso de lacocina. "Atrápalo ahora, después regresa por mí. ¡Atrápalo!" Esto último fue un rugido de vehemencia descontrolada. Quería a esacriatura muerta. Verdadera y dolorosamente muerta. Todo lo demás podríaesperar.Con la decisión hecha, Bones se lanzó a través de la habitación a velocidadesque un automóvil no podría manejar. Las balas tardaban demasiado enaterrizar en él. En un parpadeo se fue. Uno de los vampiros restantes tomó la iniciativa y me arrojó uno de miscuchillos. El cuchillo de plata fue enterrado en la parte alta de mi muslo, fallandoen la arteria por pulgadas. Ignorando el dolor, lo tiré bruscamente desde mi
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 303pierna y se lo envié a mi enemigo dentro de su corazón, fui recompensada conun truncado grito de agonía. De repente, una carga explosiva resonó en mis oídos y fui tirada decostado. Cuando me incorporé para apuntar con mi cuchillo, alguien másestaba apuntado contra mí. Un Ardiente y abrazador metal rasgó mi hombrocuando la bala dio en el blanco. Jadeante, me sentía abrazada por la herida y oícercanas voces sin aliento, casi encima de mí. "¡No te muevas! ¡No te muevas! ¡Las manos arriba!” Un policía tembloroso estaba parado sobre mí, flanqueado por otros tres.Con sus asustados ojos, barrieron el baño de sangre que era la sala de estar.Lentamente alcé mis manos, respingando por los fragmentos de dolor que seapoderaban de mi hombro. "Estás bajo arresto" un oficial aterrorizado respiró con dificultad, loblanco de sus ojos se enrollaba en su cabeza. El hedor de su miedo me abrumó. "Gracias a Dios" contesté. Tomando todo en consideración, era un mejorfinal de lo que había esperado.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 304 Capitulo 24TRADUCIDO POR SIA Me leyeron mis derechos, algo a lo que no le preste mucha atención,porque no necesitaba saber la *‘advertencia de Miranda’18 ya que estarencerrada hasta el infierno era mi mayor interés. Después de media horanegándome a responder cualquier pregunta, mientras estaba esposada a unacamilla en la parte de atrás de una ambulancia, un policía alto y delgado seabrió paso entre la multitud. “Me la llevo conmigo, Kirkland” El oficial que me leyó mis derechos, presumiblemente Kirkland, balbuceo “¿Teniente Isaac? Pero…” “Pronto este lugar estará lleno de helicópteros de los medios decomunicación y necesitamos algunas respuestas. ¡No me llames teniente!” Elhombre dijo con brusquedad. “Hey, estoy justo aquí chicos. Sangrando y todo eso” Señale. “Cállate” Isaac dijo secamente y me separo de la camilla. Los asistentesmédicos miraban con incredulidad. Isaac tiro de mí por mis manos esposadas,para que lo siguiera, enviando un nuevo dolor por mi hombro. Kirkland mirabasin decir nada. Parecía que no podía esperar a salir de allí. El teniente Kirkland me empujo suavemente a la parte trasera de uncoche de policía sin identificar. La única cosa oficial sobre esto era la luz roja en el salpicadero. Mirealrededor sorprendida. ¿Era este el procedimiento usual? “Estoy herida y ustedes payasos me han retenido por treinta minutos.¿No se supone que debo ser llevaba a un hospital?” Le pregunte a Isaacmientras aceleraba. “Cállate” Dijo, mientras íbamos por el laberinto de coches de policía 18 Los derechos de Miranda: cuando un policía arresto a un hombre llamado Miranda y este declaro que no sabía que podía guardar silencio tuvo que ser declarado inocente, por lo cual a este discurso típico de película gringa se le llamo así.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 305alrededor de la propiedad demolida. “Cualquier buen abogado podría llamar a esto violación de derechos”.Dije ignorándolo. El me miro por el espejo retrovisor. “Cierra, la puta, boca” replico,enfatizando cada palabra. Esto no se sentía normal. Vale, este era mi primer arresto, pero aun así.Olí el aire interrogante. Isaac tenía un olor sobre él, pero no podía situar queera. Yo no diagnosticaba las cosas por el olor. Después de unos minutos. Isaac estaba fuera de toda actividad y encarretera abierta. El gruño como si fuese de satisfacción y después se encontrócon mis ojos en el espejo. “Que vergüenza Catherine. Una chica como tú, con toda su vida pordelante, que tira todo por la borda al involucrarse en una banda de trata deblancas. Incluso matando a tus abuelos para cubrir lo que hiciste. Es trágico” “Oficial idiota” dije claramente “Vete a la mierda”. “Oh, ese lenguaje” Isaac chasqueo “Pero no me sorprende, viniendo deti. Incluso vendiste a tu madre a ese tipo de trama ¿no?” “Tienes que ser tan estúpido” Empecé furiosa, después pare, respirandoprofundamente. Isaac sabía demasiado y ahora sabía que era ese olor. Justo cuando Isaac zarandeaba su mano alrededor, yo salí despedida a laparte delantera del coche. Su arma disparo, pero la bala rasgo el asiento traseroen vez de a mí. El coche se desvió peligrosamente mientras Isaac trataba deapuntarme otra vez. Golpee su cabeza contra el volante. Nos sacudimos al otro lado de lacarretera, afortunadamente vacío por la temprana hora y cogí el volante paraevitar estrellarnos. Cuando Isaac miro hacia arriba unos segundos después, aturdido ysangrando. Yo tenía su arma apuntándole. “Detente amablemente y despacio o esparciré tu cerebro sobre los dos” El trato de arrebatarme el arma, pero azote su mandíbula incluso antes
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 306de que sus dedos la rozaran. “Haz eso otra vez, Renfield*, y mira lo queconsigues” Sus ojos se ampliaron. Y me dio una desagradable sonrisa “Si, se lo queeres. Escoge un nombre… Renfield19, vampiro familiar, murciélago cabrón,cualquiera. Apestas como un vampiro y no exactamente como los muertos.Cuando ellos están marchitos, tienen un olor diferente. ¿Quién lo habríapensado? Entonces, ¿De quién eres el pequeño recadero? ¿Qué culo pálido yfrió besas con la esperanza de que algún día te convierta?” Tire de la palanca de cambios hacia parking y tire de sus bolas antes deque él pudiera gritar. Lo hizo, sin embargo, en cuanto les di un apretón. “¿Quién es? ¿Quién te ha enviado a acabar conmigo?” “Que te jodan” Apreté sus bolas como si fueran globos anti estrés. Isaac dejo escapar unagudo grito que me dio instantáneamente un dolor de cabeza. “Ahora, voy a preguntarte otra vez y no me hagas enojar. ¿Quién teenvió?” “Oliver” Fue la dolorosa respuesta “Fue Oliver” Ese no era el nombre del alcalde. De hecho, no era nadie de nuestra listade humanos o vampiros sospechosos. “Es mejor que me lo crea. ¿Qué Oliver?” “¡Ethan Oliver!” Me quedé inmóvil, aturdida. Isaac soltó una carcajada sin aliento. "¿No losabías? Hennessey estaba seguro de que Francesca se lo había dicho a Bones". “Ethan Oliver” dije en voz baja. “¿El gobernador Ethan Oliver? ¿Es unvampiro?” “No, es humano. Él está en negocios con ellos” Esto encajo. “¡Él es el compañero fantasma de Hennessey! Dios mío, votepor él. ¿Por qué lo hizo?” 19 Renfield: hombre manipulado y obligado a comer insectos bajo el mando de Drácula de Bram Stroker.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 307 “¡Suelta mis bolas!” dijo Isaac carraspeo. En su lugar las agarre con aun más fuerza. “Las dejare cuando esto tengasentido, y el reloj está haciendo tic-tac. Con cada minuto que pase, apretare másfuerte. No tendrás nada en el lado izquierdo dentro de cinco” "Él quiere postularse para presidente y está usando Ohio como supodio", Isaac soltó en una solo aliento. “Oliver se tropezó con Hennessey haceunos años. Creo que fue cuando él estaba comprando chicas lindas en otroestado. Hennessey apareció con la idea de recoger personas paraalimentaciones, como él tenía en México. Oliver lo adoro. El problema, era quelas chicas jóvenes y bonitas se venden más fácilmente, pero las cosas secomplican cuando un montón de ellas desaparecen. Entonces ellos hicieron untrato. Hennessey limpia las calles de vagabundos, traficantes de drogas,prostitutas y degenerados como su parte del trato y Oliver se aseguraba de queel papeleo desapareciera en cualquier alto nivel lo que necesitaba Hennesseypara mantener a sus clientes felices. Pero eso era mucho trabajo, entoncesHennessey empezó a conseguir las direcciones de las chicas y detuvo losreportes antes de que se iniciaran. Hacia mi trabajo más fácil, no teniendo queescuchar a todas esas familias lloronas. Era perfecto. El ranking criminaldisminuye, la economía crece, los votantes están contentos, Oliver parece elsalvador de Ohio y Hennessey hace un fajo de billetes.” Yo estaba moviendo la cabeza con incredulidad por la absolutainsensibilidad de todo. Francamente, no sé que era peor, Hennessey por hacerloo Oliver por hacerse el héroe con los huesos de cientos de víctimas. “Oliver te envió para matarme, ¿pero qué pasa con mi madre y las otraschicas que estaban en la casa? ¿Qué vas a hacer con ellas, y no te atrevas amentirme?” Mi nuevo agarre obtuvo un chillido de él, pero también conseguí mipunto. Lo siguiente que me dijo no fue la fabricación de dulces recubiertos. “Oliver enloqueció cuando escucho sobre la policía alrededor de esa casay como algunas chicas fueron rescatadas vivas. Él quiere borrar cualquier
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 308rastro, se supone que yo te disparaba y después ponía una bomba en el hospitalen el que están las chicas. Oliver iba a apuntarlo a Musulmanes extremistas. Élvio como los números de Bush aumentaron tras el 11 de Septiembre, de modoque pensaba que lo empujaría a la parte superior en la próxima campañapresidencial” “Tu, cabrón” Gruñí. “¿Donde está la bomba?” “En el maletero” Pensé rápido. Oliver espera una bomba en el próximo par de horas, ycuando no sucediese, enviara a alguien más a terminar el trabajo. “Isaac” Dije amablemente. “tú vas a venir conmigo. Voy a revocar mivoto” La residencia del gobernador en Bexley estaba decorada festivamente porlas navidades. Un gran árbol estaba en el frente, con luces, guirnaldas yadornos. Más luces esparcidas por el exterior, los jardines llenas de flores dePascua, además de las habituales flores de temporada. Isaac aparco junto alenrejado de hierro forjado a una cuadra de la entrada. “¿Qué crees que vas a hacer tocando el timbre?” pregunto casualmente.Me senté detrás de él en el asiento trasero, con su propia arma apuntándole enun lado. Energía de otro mundo impregnaba la propiedad. Oh, aquí debe dehaber monstruos, verdad. “¿Cuantos hay allí? Y tú sabes a lo que me refiero” El no jugo a lo tonto. “Tres, quizás cuatro vampiros y los chicoshabituales.” Juzgando por los latidos de corazón, debe haber unos 6 guardiashumanos. Quizás solo son idiotas inocentes haciendo su trabajo. Quizás no. Nosufrí ningún remordimiento por los vampiros y no por mis habituales razones.Si ellos estuvieron vigilando a Oliver, ellos sabían muy bien lo que estabapasando. “¿Ellos te conocen? ¿Los guardias? ¿Has venido antes, verdad?” “Todo el tiempo” se burlo. “La has jodido con él a equivocado, perra,Estoy en su agradable y cerrado bolsillo.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 309 “Uh-Huh” Quite mi camiseta y sostén con una sola mano sin quitar elarma de Isaac en ningún segundo. Entonces empuje mi pelo sobre la herida debala del hombro, ocultándola. En cuanto al resto de la sangre sobre mí... bueno,no había nada que pudiera hacer al respecto. Los ojos de Isaac se abrieron por el espejo retrovisor. “Conduce derecho y diles que has traído un juguete de navidad” Dijemientras me sentaba atrás. “Estoy segura que no es la primera vez. Y recuerda.Tengo esto apuntando a tu cabeza, si dices algo, te mandare al infierno” Isaac sonrió con satisfacción. Yo sabía que él tiraría algo, pero yoesperaba que él fuera bastante arrogante para esperar hasta que nosotrosfuéramos dentro para hacerlo. “Bonitas tetas” “Vamos” El arranco hacia la carretera sin más indicación. Cuando se acerco a laestación de guardia, moví el arma a mi cadera fuera de la vista. Isaac bajo la ventana cuando se detuvo en la puerta. Uno de los guardiasasomo su cabeza de su puesto. “Hola, Frankie”, Dijo Isaac. “De vuelta” “¿Dos veces en un dia, Jay?” El hombre pregunto. “¿A quién llevas ahídetrás?” Isaac bajo mi ventanilla. El cristal estaba tintado. Cuando el guardia mevio, miro lascivamente mis pechos y después se rió. “No importa. Supongo que es mejor si no lo sé. Buena oportunidad. Laseñora se acaba de ir hace una hora”. "Ese es buen momento," Isaac arrastro las palabras, sonando mucho másseguro. "te veo luego, Frankie" Pasamos a través de las puertas y paramos encima de una acera de lacasa. Estaba a punto de ponerme mi camiseta cuando alguien sin latido decorazón camino hacia la entrada para anunciarse. “Ayuda” Grito Isaac y se agacho.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 310 El vampiro se lanzo hacia el coche justo cuando pulse el gatillo. Si yohubiera sido simplemente humana, Isaac lo hubiera conseguido, pero yo eramitad vampiro coronada con dos pintas de Bones, y el no tuvo ningunaoportunidad. La cabeza de Isaac exploto. La sangre salpico por todas partes,cubriendo las ventanas y a mí en una espesa capa. Mi puerta fue arrancada del marco en el segundo siguiente, pero ése fuelo suficientemente largo para apuntar otra vez. Como una sucesión derelámpagos dispare a la boca abierta del vampiro, golpeándolo hacia atrás,apretando el gatillo una y otra vez hasta que no hubo nada más que clicks, ydespués salte sobre él. Su cara era un desastre. Él se curaba, pero con pedazosde su cráneo que imitaban el estado actual de Isaac, esto le tomó demasiadotiempo. Le arrebaté un cuchillo de su cinturón con alivio, embistiéndolo en sucorazón justo a tiempo para girar y afrontar a otros dos vampiros que corrían. Uno venia por el aire. Me agache para dejarlo pasar sobre mí. Aterrizosobre el coche, dándome ese necesario momento para correr hacia adelante ylanzarme sobre su compañero. Golpee, golpee y entonces se desplomo con unaexpresión de incredulidad en su cara. Ser subestimada era una de las mejorescosas siempre. El otro vampiro recupero sus sentidos y me rodeo, sus colmillosbrillando. Hubo gritos desde dentro de la casa y la estación de seguridad.Escuche a Frankie pidiendo refuerzos y entonces el sonido de él corriendo.Mierda. Pronto este lugar estaría lleno de policías. O peor. Me moví hacia atrás fingiendo tropezar. Cara colmillo salto haciadelante. Su impulso hizo que le clavara el cuchillo mucho más profundo en supecho. El estaba todavía gruñendo cuando aterrizo sobre mí, yo rodé hacia atrásen una voltereta y le di una patada lanzándolo a través de la ventana del frente.Salte inmediatamente para seguirlo. Mejor él consiguiendo cortes y creando lapuerta en vez de yo. Disparos brotaron desde dentro y fuera de la casa, así los guardias deseguridad humanos trataban de defender sus trabajos. Agarre al moribundovampiro y lo lance a los más cercanos tiradores, dejándolos fuera. Corrí por el
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 311comedor, pasando por la chimenea de piedra con su adorable rejaresplandeciente, y subí las escaleras. Detrás de mí solo había caos, mientrastrataban de perseguirme. No me enfoque en ellos. Escuche a Oliver al teléfono, pidiendo ayuda, yeso era en lo que tenía toda mi concentración. Seguí hacia abajo por el pasillo,su acelerado corazón era mi señal, y atravesé la puerta que se interponía entremi presa y yo. La bala dirigida a mi pecho desgarro mi hombro, di sacudidas, viendo elarma desasido tarde. Oliver disparo otra vez, hiriéndome en la pierna. Esto megolpeo y me derrumbe momentáneamente, conmocionada por el impacto ymaldiciéndome a mí misma, por precipitarme de esa manera tan estúpida.Frankie y otros dos guardias venían resoplando por las escaleras. No me voltee,mantuve mi mirada en Oliver mientras me apuntaba con su arma, con manofirme. “Isaac está muerto” dije lentamente, el dolor de las balas casi meparalizaba. “No habrá ninguna explosión en el hospital” “¡Gobernador Oliver!” uno de los hombres dijo sin aliento. “¿Estaherido?” Oliver tenía ojos azul cielo. Muy claros y brillantes, el pelo castañoperfectamente peinado como si él hubiera estado en una campaña de fotos. “Frankie, Stephen, John…largo de aquí” el dijo impecablemente. “Pero señor” dijeron a coro. "¡Ella está de rodillas y la tengo a punta de pistola, lárguense de aquí!" Elrugió. "¡Ahora!" En la distancia el leve sonido de las sirenas. Muy lejos para que ellosescucharan. Los tres hombres se fueron, un gesto en la cabeza de Oliver lesindico que cerraran la puerta detrás de ellos. Era solamente el gobernador y yoen la habitación. “¿Tu eres la chica Crawfield? “ Pregunto, sin mover la pistola un
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 312centímetro. No me moví, evaluando mentalmente mis heridas y observando con unbrote de cólera que el tapiz de la habitación era un estampado rojo y azul yestos pisos eran de madera dura. Oliver tenía que ser el raptor enmascarado deEmily. Ella describió esta habitación perfectamente. “Puedes llamarme Cat”. “Cat” repitió. “No pareces tan dura, sangrando sobre mi suelo. Dime,¿Dónde está tu amigo? ¿El caza recompensas?” Las sirenas se estaban acercando. No había mucho tiempo. “Matando alcompañero de Hennessey, Switch, mi conclusión es. Estas acabado, Oliver.Están todos muertos. De forma permanente”. Su mano no se movió. “¿Eso es todo?” entonces sonrió. Fríamente.“Bueno, hay en abundancia de donde Hennessey venia. No va a ser muy difícilencontrar a alguien que haga el tipo de negocio que él hacía y con comidasincluidas, ¡para despedir! Cuando sea presidente, este país tendrá un mayorcontrol. Ahorrare millones a los contribuyentes y limpiaremos las calles deescoria. Demonios, estoy empezando a iniciarme en asistencia pública ydespués será en las residencias de ancianos. América será más fuerte y prosperoque nunca. Ellos probablemente derogaran los limites de dos periodos, despuésde que este en la oficina.” Coches chillaron en la esquina. Por solo unos segundos. “Eso no va a pasar” El sonrió. “Tú no lo vas a ver. Estoy a punto de matarte en defensapropia. Puedo ver los titulares: Valiente Gobernador evita tentativa deasesinato. Mis números subirán doce puntos esta noche.” “Ethan”, dije en voz baja, al oír el estruendo de los pies que se acercabana la casa. "Mírame". Deje que el brillo saliera de mis ojos. Su mirada fija se ensancho,asombrado y en esa fracción de segundo de distracción, cargué contra él, golpeesu arma apartándola a un sitio inofensivo de la pared. “Estas sangrando… Tienes que ser humana, pero tu ojos… ¿Que eres?”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 313El susurro… Aquella luz esmeralda iluminó su cara, y mis manos se apretaronalrededor de su garganta. “Soy el Grim Reaper20.*” Gruñí. Esos pasos estabancasi aquí… “O como diría Bones, la Red Reaper.21” Rompí su cuello justo antes de que la puerta fuera abierta de golpe.Cuando media docena de policías entro, el brillo de mi mirada ya se había ido,yo tenía mis manos en alto. “Me rindo”. 20 Muerte 21 muerte pelirroja
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 314 Capítulo 25TRADUCIDO POR JHOS HABÍA TRES GUARDIAS FUERA DE MI habitación en el hospital, y yoestaba en el piso once. Incluso habían despejado esta parte del ala- lo sabía porel silencio en los cuartos vecinos. Aparentemente ellos tomaban el asesinato delgobernador seriamente. Doctores habían estado viniendo toda la mañana quedándose bocaabiertos conmigo, pero no era por quien yo había matado. Era por cómo habíasanado. En cuestión de horas, mis tres agujeros de bala habían desaparecido. Laherida del cuchillo ya no estaba. Las marcas de los colmillos de Hennessey noexistían. Todos mis rasguños y moretones, se desvanecieron. Ni siquiera teníauna vía intravenosa- la aguja continuaba saliéndose espontáneamente.Francamente, me pregunté por qué no había sido movida todavía a una celdanormal, pero después de Isaac, ya no me quejaba del pésimo transportepoliciaco. Al mediodía, más pisadas se aproximaban a mi cuarto. Alguien dijo,“FBI.” Hubo una pausa, y luego mi puerta se abrió. Un hombre entró. Era como de cincuenta años, estatura promedio, conescaso cabello carbón y exceso de cabello gris. Sus ojos eran medio grises aligual que su cabello, pero no estaban tranquilos de la misma forma. Crepitabande inteligencia. Su compañero, quien cerró la puerta detrás de él eraconsiderablemente más joven, tal vez en sus veinte y muchos. Él tenía cabellomarrón cortado muy bajo, y algo en la forma en que andaba gritaba militar. Sus ojos eran azul marino y se fijaban en mí con una intensidad tenaz. “FBI, huh? Bueno, porque soy honrada?” Ellos no necesitaban unapercepción extrasensorial para captar mi sarcasmo. El más joven me lanzó unamirada desagradable. El de cabello gris sonrió instantáneamente, y se acercó con la manoextendida.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 315 “Tu quizás no, pero ciertamente yo lo estoy. Mi nombre es DonaldWilliams y este es Tate Bradley. Soy el líder de una unidad del FBI llamadaDivisión de Conducta Paranormal.” A regañadientes sacudí su mano, años de costumbre hicieron imposiblenegarme. Con un movimiento de cabeza señalé a Tate Bradley. “¿Qué hay de él? El no es Bureau…ni celulitis ni neumático derepuesto.”22 Wiliams se rió, mostrando los dientes un poco descoloridos por muchocafé y cigarrillos. “Eso es correcto. Tate es un sargento en las Fuerzas Especiales, unaunidad muy selecta de ellos. Él es mi guardaespaldas hoy.” “Por qué necesitaría un guardaespaldas, Agente Williams? Como puedever, estoy esposada a mi cama.” Para lograr un efecto, sacudí mis puños haciaél. Él sonrió benevolente. “Llámame Don, y soy un hombre prudente. Poreso Tate está cargando una Colt 45.” Él más joven me mostró el mango de su pistola sujeta al arnés de suhombro, Le sonreí levemente y él me devolvió una hostil enseñando los dientes. “Okey, Estoy temblando. Completamente intimidada. Ahora, ¿quéquieres?” No es que no pudiera adivinar. Ellos probablemente querían unaconfesión de que había matado al gobernador, un motivo, etc., pero yo planeabacallarme y luego salirme con una maniobra. Bones vendría pronto, no teníaduda y junto con mi madre, teníamos que escondernos. Había todavía dosvampiros que habían escapado, y sería muy peligroso para mi madrepermanecer en público en caso de que hubieran represalias después del baño desangre que Bones y yo habíamos desatado. Tanto vampírico como político. “Eres una estudiante universitaria obteniendo excelentes notas, por loque vimos. ¿Te gustan las citas literarias?” Okey, un quid de inteligencia. No era lo que había esperado, pero jugaría 22 Las tres palabras se refiere a ayudante militar y las siguientes a algún lastre que carga otro.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 316igual. “Depende.” Don jaló una silla sin invitación y se sentó a mi lado. Bradley se mantuvode pie, su mano tocando la culata de su arma con toda la intención. “Que hay de esta de Sir Arthur Conan Doyle’s Sherlock Holmes: Cuandohas eliminado el imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe serla verdad.” Un escalofrío de alerta me recorrió. Estos dos no emitían vibracionespeligrosas, por lo que no creía que fueran más de los matones de Oliver oHennessey, pero obviamente no era para tomarse a la ligera tampoco. “¿Que hay con eso?” “Catherine, soy el líder de una división que investiga homicidiosocurridos bajo circunstancias no naturales. Ahora, la mayoría de la gente piensaque cada homicidio es en innatural en lo natural, pero tú y yo sabemos quepuede ser más profundo que humanidad peleando contra la humanidad, ¿no?” “No tengo idea de lo que está hablando.” Don ignoró eso. “Nuestra división no es públicamente conocida por losBureau. De hecho, somos una combinación de la CIA, el FBI, y las fuerzasarmadas. Una de las pocas ocasiones que esos grupos trabajan en armonía. Poreso es que seleccioné al Sr. Bradley como mi respaldo y no a un novato reciénsalido de la base. Él ha sido entrenado para dirigir una nueva unidad desoldados para pelear una muy especial clase de batalla. Una que se ha libradobajo nuestras narices en nuestras propias tierras por siglos. Sabes de lo quehablo, Catherine y lo sabes mejor que cualquier otro. Dejemos de ser tímidos.Estoy hablando de vampiros.” Santa Madre de Dios, él acababa de decir la palabra con V. Ahora yoestaba más que cautelosa- estaba en shock. “Ustedes no están un poco grandes para creer en vampiros, ¿Don?” Talvez yo podría ser un poco descarada. Quizás él solo estaba pescando con uncebo muy grande. Don no sonrío esta vez. Su expresión era de granito. “He examinadomuchos cuerpos extraños en el curso de mi carrera. Cuerpos que tenían la
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 317antigüedad de estar en cualquier lugar de cien años a mil, y aún así estabanvestidos con ropa moderna. Claro, eso podría ser explicado, pero su patologíano. Su ADN contenía una mutación nunca antes encontrada en un humano oanimal. Cada cierto tiempo, nos encontramos con estos inusuales cadáveres, y elmisterio detrás de ellos se intensifica. Esa casa anoche estaba repleta de esoscuerpos anormales, al igual que la del gobernador. Fue el mayordescubrimiento de esos cuerpos con el que nos hemos encontrado, pero ¿sabescual fue nuestro mayor descubrimiento? Tu.” Don bajó el tono. “He pasado las últimas seis horas leyendo cadamaterial que pude encontrar acerca de ti. Tu madre reportó una violación haceun poco más de veintidós años y habló de un atacante inverosímil que bebió susangre. Pensaron que ella estaba alterada e ignoraron los detalles. Luego túnaciste seis meses después. Y ellos nunca capturaron al autor del crimen.” “¿Que hay con eso? Mi madre estaba histérica por el trauma de serviolada.” “No estoy de acuerdo. Tu madre dijo la verdad exacta, excepto que nadiele creyó. Algunos detalles que describió eran demasiado específicos. El súbitoresplandor de verde en sus ojos, colmillos salientes, velocidad y fuerzaincreíble, cosas que ella no pudo haber oído en ningún lugar. Donde su historiadifiere de las demás es que ella te dio a luz. Tú, que de acuerdo a la patologíatienes la misma extraña mutación en tu sangre que esos extraños cuerpos.Menos potencia pero sin diferencia en la estructura genética. Verás, Catherine,estoy honrado de conocerte porque he estado buscando a alguien como tu todami carrera. Tú eres una de ellos y aún así no una de ellos, la descendiente de unhumano y un vampiro. Eso te hace el descubrimiento más valioso en siglos.” Hijo de puta. Debí haber corrido por ello en la casa del gobernador,condenadas balas. “Esa es una gran historia, pero mucha gente tiene tipos extraños desangre y madres sicóticas. Le aseguro, que no soy diferente a ninguna otra chicade mi edad. Además, no existe tal cosa como los vampiros.” Incluso mi voz sonó firme. Bones estaría orgulloso.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 318 “¿Es así?” Don se levantó y asintió hacia Tate Bradley. “Sargento, estoy apunto de darle una orden directa. Llévela a cabo en seguida. Dispárele a laseñorita Crawfield en la cabeza justo entre los ojos.” Whoa. Salté de la cama y arranqué la barandilla de donde estabasoldada, balanceándola hacia la mano que sostenía un arma hacia mí. Seescuchó un hueso romperse. En el mismo movimiento le di en las rodillas a Donmientras arrancaba la pistola de la mano de Bradley y la sostenía firmementehacia su cabeza. “Estoy harta de que me disparen, y alguien debería decirles que ¡tenganun poco más de respeto por los hospitales!” Don con el rostro hacia el suelo por primera vez, la levanto lentamentepara mirarme. La expresión en su cara esa satisfacción pura. “Tú eres solo una chica normal y no hay tal cosa como lo vampiros, ¿no?Esa es la cosa más asombrosa que jamás he visto. Fuiste un borrón. Tate nisiquiera tuvo tiempo de apuntar.” El corazón de Tate Bradley bombeó a un ritmo acelerado y el miedocomenzó a salir de sus poros. De alguna manera supe que tener miedo no erauna condición normal en él.“¿Qué es lo que quieres, Don?” Así que este era su pequeño examen y yo habíapasado con creces. “¿Liberarías a Tate por favor? Puedes quedarte con el arma, no que lanecesites. Claramente tú eres más fuerte sin ella de lo que él era con ella.Considéralo una señal de buena voluntad.” “¿Qué me detiene de hacer mi propia señal de buena voluntad a travésde su cerebro?” dije maliciosamente. “¿O él tuyo?” “Porque tengo una oferta que querrás oír. Si estoy muerto es difícil paramí hablar.” Bueno, un punto para él por mantener la calma en una crisis. De prontosolté a Bradley y lo empujé a través de la habitación. Se resbaló y cayó al suelojunto a Don. Alguien tocó la puerta. “Señor, ¿está todo bien allá adentro?” Elguardia sonaba preocupado, pero no entró.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 319 “Muy bien. Mantenga su puesto, nada de visitantes. No abra esa puertahasta que se lo diga.” La voz de Don era fuerte y confiada, ocultando el dolorque tenía en los ojos por sus rodillas. “¿Que, si hubieras estado equivocado? Si GI Joe ¿aquí hubiera conectadoun agujero en mi cabeza? ¿Eso sería difícil de explicar.” Don me dio una mirada evaluativa. “Valió la pena el riesgo. ¿Alguna vezcreíste lo suficiente en algo como para matar por ello?”. Hubiera sido hipócrita de mi parte decir que no. “¿Cuál es tu oferta?”. Don se sentó, haciendo una mueca mientras doblaba sus rodillas. “Tequeremos a ti, por supuesto. Acabas de arrancar una barra de metal soldado ydesarmaste un soldado altamente entrenado mientras estabas esposada a lacama, todo en alrededor de un segundo. No hay nadie vivo que tenga esa clasede velocidad, pero hay muchas cosas muertas que sí. Después de ver tu trabajo,me parece que no eres adversa a matar esas cosas. Muchos de ellos, de hecho,pero buscaremos más para ti. Tu anonimidad está arruinada. Yo puedo arreglareso. Oh, yo sabía que Oliver era sucio, mucha gente lo sabía pero no podíamosprobarlo porque cada agente que enviábamos para chequearlo nunca volvía. Túeres diferente. Queremos enviar a esas criaturas a alguien de su propio tamaño,y todas esas acusaciones no importaran porque Catherine Crawfield estarámuerta, y tú renacerás en una nueva vida. Teniendo apoyo y tropas. Teconvertirás en una de las más preciadas armas del gobierno de los EstadosUnidos, teniendo que proteger a los ciudadanos de peligros que ni siquierapueden imaginar. ¿No es eso lo que estás destinada a hacer? ¿No lo has sabidosiempre?”. Wow, él era bueno, y si Timmie estuviera aquí, él se sentiríatotalmente reivindicado. Ellos eran en verdad los hombres de negro, y meacababan de ofrecer la oportunidad de unirme en sus filas. Pensé en laoportunidad y las ventajas, la alegría de empezar una nueva vida sin temer a lapolicía o quemar cuerpos o esconder mi naturaleza de esos que están a mialrededor. Hace solo seis meses, hubiera salido disparada a aceptarlo.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 320 “No.” La sola palabra quedó colgada en la habitación. Don pestañeó. “¿Te gustaría ver a tu madre?”. Él había tomado mi negativa muy a la ligera. Algo estaba pasando.Lentamente, asentí. “¿Está ella aquí?”. “Si, pero la traeremos a ti. Ellos nunca te dejarán caminar por el pasillobalanceando ese larguero. Tate indícale al guardia que traiga a la Sra.Crawfield. Y que pida otra silla de ruedas también. Mi artritis parece estaractuando.” Con una mirada de diversión, observó sus rodillas. Una ligera punzada de culpa se lanzó a través de mí. “Lo merecía.” “Valió la pena Catherine, probar que tenía razón. Algunas cosas valen elcosto de sus consecuencias.” Pensando en Bones, no pude estar más de acuerdo. La mirada en el rostro del guardia no tenía precio cuando abrió la puertay vio a Tate Bradley sosteniendo su brazo roto en un ángulo extraño y a Dontirado en el suelo. La barandilla de mi cama estaba sostenida en su lugar por mimano y yo estaba tendida inocentemente en la cama. “Me tropecé y mi compañero trató de ayudarme y se cayó sobre mí,”explicó Don ya que era evidente que algo había ocurrido. El guardia tragósaliva y asintió con elegancia. Don fue ayudado a salir y pronto mi madreestaba entrando en silla de ruedas. Por un segundo, pensé en salir por laventana y huir con ella, pero entonces una mirada a su rostro me dijo que nofuncionaría. “¿Cómo pudiste?”. Preguntó ella tan pronto como la puerta se cerró,observándome fijamente con una mirada de desgarradora traición. “¿Estás bien, Mamá?. Siento de del abuelo y la abuela. Los amaba aambos.” Las lágrimas atrapadas dentro de mí estallaron por fin, me senté y meestiré para tomar su mano.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 321 Ella se echó para atrás como si yo estuviera sucia. “¿Cómo puedes decir que lo sientes? ¿Cómo puedes decir nada de esocuando te vi con un vampiro?”. Su voz se elevó una nota y miré nerviosamente hacia la puerta. Elguardia probablemente había desfallecido. De repente había súplica en sus ojos. “Dime que estoy equivocada. Dime que ellos me mintieron, esosanimales que mataron a mis padres y me llevaron con ellos. Dime que ¡no estásfollando con un vampiro!”. Ella nunca había usado la palabra conmigo antes, y se sintió con fealdadde sus labios. Todos mis peores miedos se habían vuelto realidad cuando vi suexpresión. Tal y como había temido, ella me despreciaba por lo que yo habíahecho. “Mamá, yo te iba a contar de él. Él no es como los otros. Él es el que meha estado ayudando a matarlos, no Timmie. Él ha estado tras Hennessey y sugrupo por años.” “¿Por dinero?”. Sus palabras fueron látigos. “Oh, Oí bastante de esomientras ellos me tenían. Ellos seguían hablando del vampiro que mataba pordinero. Y se reían cuando hablaban de ti, decían que siempre habia una mujercuando se trataba de él. Es eso en lo que te has convertido, Catherine, ¿en laprostituta de un no-muerto?” Un sollozo se me escapó. Cuan profana había hecho ella sonar mirelación. “Estás equivocada acerca de él. Él arriesgo su vida yendo a esa ¡casa asalvarte!”. “¿Cómo podría él arriesgar su vida si está muerto? Muerto, y trajomuerte con él. Es por él que esos asesinos vinieron a nuestra casa y es tu culpapor envolverte con él. Si no te hubieras estado acostando con un vampiro, mispadres todavía estarían vivos”. De todo lo que ella había dicho, eso lastimaba más. Puede que no seacapaz de defender mi parte en sus muertes, pero ella no se iba a salir con lasuya culpando a Bones.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 322 “No te atrevas, mamá. ¡No te atrevas! Sabías lo que he estado haciendodesde que tenía dieciséis, saliendo todo el tiempo cazar vampiros. Y tú sabíascuan peligroso era. Tú de todas las personas sabías, por lo que sucedió con mipadre, y ¡aún así me animaste a hacerlo, así que es tu culpa! Y lo hice y lo seguíhaciendo, reusándome a detener a pesar de que Bones me advirtió y meadvirtió que lo hiciera, ¡así que eso es mi culpa! Y aunque nunca hubieseconocido a Bones y si nunca me hubiera acostado con un vampiro en mi vida, laabuela y el abuelo podrían aún así haber sido asesinados por lo cual nosotrasdos participamos sin él, incluso antes que él. Si alguien tiene la sangre delabuelo y la abuela en sus manos somos tú y yo. No él. Ambas sabíamos que undía ‘eso’ podría seguirme a casa y en ese sentido, nosotras somos másresponsables por las muertes de la abuela y el abuelo de lo que él jamás podríaser.” Su cara se puso pálida y su voz, cuando volvió, era baja pero resonante. “Quizás tienes razón. Quizás soy responsable por el asesinato de mispadres, y viviré con eso el resto de mi vida. Pero no tengo que vivir con unvampiro en ella. Catherine, te amo, pero si continúas teniendo una relación conesa criatura, no quiero verte nunca más.” Esas palabras me golpearon más fuerte que las balas. Pensé que me habíapreparado para oírlas, pero dolían más de lo que yo pensé que podían. “No me hagas esto mamá. Tu eres la única familia que me queda!”. Se echó para atrás y se acomodó en su silla tanto como sus costillasadoloridas se lo permitían. “Sé lo que pasa contigo. Has sido corrompida. Esacriatura deformó tu conciencia y sacó la oscuridad en ti. Siempre temí que esopasaría. Solo desearía que esos otros animales me hubieran matado antes deque me diera cuenta que fallé como madre.” Cada palabra era un cuchillo clavándose en mí. Siendo secuestrada yviendo sus padres morir había arruinado cualquier oportunidad de razonar conella acerca de los vampiros no siendo automáticamente malvados. Ella se estaba ahogando en su rabia y yo no tenía forma de salvarla.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 323 “Espero que esos hombres atrapen a ese monstruo y lo maten de una vezpor todas,” continuó ella. “Así ya no serás atormentada por su control.” Mi cabeza se sacudió. “¿Quienes?. ¿De qué estás hablando?”. Ella me miró fijamente desafiándome. “Les dije la verdad, los hombresque acaban de salir de aquí. Le dije que estabas perdida por culpa de una deesas criaturas y que él había huido de la casa anoche, el más viejo sabía de losvampiros. Ellos lo están buscando. Espero que acaben con él. Entonces seráslibre.” “¡Don!. ¡Entra aquí!”. Ahora salté de la cama y abrí la puerta. El guardia hizo ademán de sacarsu arma al verme sin restricciones, pero Don lo bloqueó rápidamente en su sillade ruedas, con Tate siguiéndolo de cerca. “Está bien Jones. Lo tenemos bajo control.” “Pero ella….ella…” Jones miró asombrado la barandilla colgando de mibrazo derecho con las esposas, abriendo su boca y cerrándola. “Solo vigila la puerta,” dijo Bradley y lo empujó con su brazo bueno. “¿Damas están teniendo una buena charla?” Preguntó Don. “Tu presumido hijo de puta. ¿Qué juego crees que estás jugando?”. Don parecía tan sereno como si estuviera tomando el té en un almuerzo. “Sra. Crawfield, nos disculparía y ¿nos dejaría un momento a solas consu hija? El guardia verá que regrese a su cuarto.” Ella no dijo adiós y yo tampoco. Ambas estábamos furiosas y nossentíamos engañadas. A diferencia de ella, sin embargo, yo sabía que nunca podría dejar deamarla. Ella era mi madre, sin importar lo que sucediera. Le podía perdonarincluso esto. “¿Así que tu madre te dijo que nos informó acerca de tu……..relacióncon un vampiro? Ella piensa que él puso alguna clase de hechizo en ti. ¿Esverdad? ¿Estás bajo su dominio?”. “Solo si cuentas el sexo”, respondí sin pestañar. Que piensen que fuemeramente físico.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 324 Bradley me lanzó una mirada de repugnancia. Había tenido suficiente deeso. “Oh, mueve tu trasero, si es que puedes hacer algo con esa pistola estiloGI de mierda” Tenía que lidiar con la sentencia de mi madre, pero no tenía queaguantar la suya. Su cara se puso colorada de la indignación. Don escondió su sonrisadetrás de una tos. “Sea como sea, me parece notable esa asociación cercana tuya con unvampiro. ¿Tal vez te inclinas más al lado que dictan las apariencias?”. “Mire, Don, a quien yo escoja para follar no es asunto de nadie más, sinomío. Él y yo tenemos propósitos similares. Les dijo mi madre ¿que el tambiénmataba vampiros? Ella probablemente dejó eso fuera para verlo muerto.Teníamos un objetivo común y eso atrajo algo de atención extra. No es como sifuera algo serio, él estaba solo de paso.” “¿Solo de paso?” dijo escépticamente. “Este sería el vampiro que aplastóla mano de Danny Milton en un bar ¿en Noviembre?. La policía puede pensarque es imposible paralizar a alguien con un apretón de manos, pero ellos nuncahan sido consientes del trabajo de un vampiro antes.” “Bueno, Bueno, ¿no es usted el señor pantalones inteligentes? En caso deque no haya escuchado de la boca de un caballo, que ese repugnante Danny mehabía usado y abusado de mi cuando tenía dieciséis. Le pedí a mi amigo que leenseñara una lección. Ahora su mano no levantará las faldas de menores deedad por un tiempo.” Nuevamente las mentiras se deslizaban suavemente fuera de mi lengua,“En caso de que no te dieras cuenta, la idea de un vampiro de solo estar de pasoes quedarse por unos meses. Ellos calculan el tiempo un poco diferente de loque nosotros lo hacemos.” “Entonces tu nos llenaras con los detalles de donde él está.” Esto vino deBradley, todavía resentido por mi comentario anterior.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 325 Riéndome, sacudí mi cabeza. “Claro. Buena idea. Delatar a un vampiroque no tiene resentimientos contra mí, haciéndolo enojar cuando no tengo lamenor idea si ustedes pueden protegerme después. Soy mitad humana, pero noestúpida.” “Sabes lo que pienso, Catherine? Creo que no eres para nada estúpida,” Don habló calmadamente, con la misma media sonrisa agradable. “No,yo creo que tu eres muy inteligente. Tienes que serlo, sino no hubierasescondido tu identidad todos estos años y salido a hurtadillas de noche a matarmuertos vivientes. Dios mío, solo tienes veintidós y has visto más combate quela mayoría de los soldados en uniforme. Creo que tratarás de escapar. Tomar atu madre e irte. Con o sin tu amante vampiro. Pero hay un pequeño problemacon eso, como acabas de darte cuenta. Ella no irá. Verás, ella no te ha aceptadopor lo que eres. ¿Tendrás que dejarla atrás para desaparecer y cuando lo hagas,cuantas cosas vendrán arrastrándose fuera de la tierra para usarla para llegarhasta ti? ¿A cuántos vampiros has matado? Apuesto que tenían amigos. Oliver,también tenía. Y todos tus halagos no cambiarán lo que ella ve en ti. Ella te veahora como un vampiro y ella nunca se irá con uno de ellos. Podrías tambiénmatarla tu misma antes de irte, sería más amable.” “¡Tu bastardo!”. Me lancé fuera de la cama, golpeando en la cabeza Bradley cuando semovió a bloquearme. Cayó como una piedra en el suelo. Luego, agarré a Donpor el cuello de su camisa y lo arrastré fuera de su silla de ruedas, levantándolohasta que sus pies colgaban en el aire. “Puedes matarnos a ambos, Catherine,” dijo jadeando. “Nopodemos detenerte. Tal vez salgas por la ventana sin recibir un disparo. Quizáste metas en su habitación y la saques volando, cargando con ella sobre tuhombro, pateando y gritando por ayuda. Quizás obtengas un pasaporte falso, teencuentres con tu amante y trates de escapar del país. Quizás te salgas con latuya con todo eso. Pero ¿cuánto tiempo pasará antes de que ella te deje?¿Cuanto antes de que ella huya por temor a su propia hija? Y luego cuanto
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 326tiempo antes de que alguien la encuentre y la haga pagar por lo ¿qué hashecho?”. Don sostuvo mi mirada tan fuerte como yo agarraba su camisa. En susojos pude ver la verdad. Vi a mi madre peleando en todo momento durante elescape, probablemente tratando de matarse de miseria a ella misma y luegosiendo raptada de nuevo por culpa mía y de Bones. ¿Trataríamos de rescatarla,por supuesto, pero que y si moría y Bones también?. Una cosa era arriesgar mirelación con ella si no me aceptaba por el hombre que amaba. Pero yo no podíaexigir su vida a cambio de mi felicidad, y no podía arriesgar la de él por lamisma razón. Podíamos huir alrededor el mundo, pero no seríamos capaces deescapar de lo que está dentro de nosotros y eventualmente nos destruiría atodos. Solté mi agarre de Don. Se desplomó en el suelo, con las rodillasdestrozadas, incapaz de sostenerse. Había una forma de asegurar la seguridadde ambos, Bones y mi madre, y solo requería un sacrificio. El mío. Supe que tenía que aceptar la oferta de Don. Rompió mi corazón, perohacer otra cosa condenaría a cualquiera, Bones o mi madre. Su odio por losvampiros era tan grande, que ella conseguiría que la mataran a ella o a él sitratábamos de escapar, y teníamos que hacerlo. Con tanta gente diferentepersiguiéndonos. No podríamos huir de los amigos que quedaban de Oliver yHennessey, la policía, y la misma agencia súper secreta del gobierno de losEstados Unidos!. Alguno de ellos nos atraparía. Si fuera con Don eliminaría dosde tres amenazas contra nosotros así que las probabilidades para Bones y mimadre eran más que buenas. ¿Cómo podría reusarme si proclamaba amor por ellos? Amor no es hacersolo lo que es mejor para mí, después de todo. Es hacer lo que es mejor para él. “Tenemos un trato.” Le dije a Don, haciendo un gran esfuerzo. “Sicumples con mis condiciones.” “Nómbralas. Te diré directamente si son imposibles.” Luchó para volver a colocarse en la silla de ruedas, pero lo observé sinpiedad. “Uno, que yo comando cualquier equipo que cace vampiros. No hay
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 327forma que escuche a cualquier estúpido con metal a rayas y botones cuando setrata de batalla. Soy superior a cualquiera de tus hombres y no me importa sisoy más joven. Haremos las cosas a mi manera, yo entrenaré y escogeré mipropio equipo. Si ellos no cumple con mis estándares, entonces se quedarán encasa.” Mi voz era granito y no pestañeé. Él asintió con energía, todo negocios. “Segundo, nos iremos ya y no volveremos aquí. Te olvidarás de miamigo no-muerto. No traicionaré a alguien que ayudó a rescatar a mi madre yno me ha hecho ningún daño. Si no puedes manejar eso, entonces dejamos dehablar, porque si alguna vez oigo algo distinto, desearás más de lo que mimadre lo hace ahora que yo nunca hubiera nacido. Créeme, Tendrán un montónde otros vampiros muertos con quien jugar cuando yo haya terminado.” Don dudó por un momento luego se encogió de hombros. “Quiero ganarla guerra, no solo la batalla. Estaré de acuerdo con eso. Siempre por supuestoque no tengas más contacto con él o cualquier otro amigo no-humano quetengas. No expondré innecesariamente a mi gente al peligro o abriré mi divisióna infiltrados porque te gusta algo que está en el saco.” Su énfasis en eso fue deliberado. Así que él también tenía prejuicios. “Tercero. Habrá un contrato de duración de servicio. Incluso lossoldados renuncian luego de un tiempo. No quiero estar esclavizada a ti el restode mi vida, por muy corta que pueda llegar a ser. Diez años, y ni un minutomás.” Él frunció el ceño y levantó una ceja. “¿Que hay si después de ese tiempoalgo sucede? Los monstruos no nos envían advertencias para prevenirnos de losproblemas que planean. Qué hay de diez años de completo deber y después deeso, tres misiones al año de tu elección por otros tres años. Eso suena justo,¿no?” “Tres misiones al año, que no excedan un mes de duración totalconfinados. Hecho.” Trece años. Eso era demasiado tiempo para querer que Bones esperarapor mí, incluso si no envejecía.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 328 “Cuarto, nos enviarás a mí y a mi madre a residencias separadas pero enel mismo lugar. No voy a estar viajando como una gitana de cuartel a cuartel ocomo sea que lo llames. Quiero una casa, nada elegante pero mía y un salario.Dale a mi madre una casa también, solo no demasiado cerca de la mía. Mismoestado, ciudades diferentes deberían hacerlo. Este acuerdo con ella continuaráincluso si muero en el trabajo. Ella obtiene mi salario si soy asesinada, ¿seentendió?. Y también te vas a encargar de esas chicas que rescatamos anoche.Dales el mejor consuelo que el dinero pueda comprar, y asegúrate que seestablezcan en un buen trabajo y un lugar para quedarse también. Ellas fueronescogidas porque no tienen eso. Tu vas a dárselo.” Don me dio una leve sonrisa. “Nosotros hubiéramos hecho eso de todasformas. Lo tendrás si cooperas, podemos tener mutuos beneficios para todos losinvolucrados.” “Lo dudo,” dije con voz cansada. “Pero es un acuerdo, no obstante. Porúltimo pero no menos importante, me reúso a ir tras vampiros que no estánmatando gente. Esto te puede sonar como una contradicción, pero en miexperiencia, he conocido vampiros que beben solo lo suficiente para vivir y nomatan innecesariamente. Ellos pueden alimentarse de alguien sin que lo sepadespués. Mataré a los asesinos, no los que beben. Encuentra a alguien más quecace a esos para ti, y buena suerte.” Tate Bradley se movió gimiendo suavemente y se sentó mientraspresionaba una mano en su cabeza sangrante. Supuse que le había roto elcráneo un poco. Se puso de pie pero se tambaleó y me dio una mirada noagradable. “Si me golpeas otra vez yo…“. “¿Qué?. ¿Sangrarás más? Gracias, pero yo solo bebo Gin-tonic. Ese esuno de los atributos de los vampiros que no tengo. No colmillos, ¿ves?”. Con una amplia sonrisa mostré mis dientes y le devolví su miradadesagradable. Si me odiaba ahora, espera a que empiece a entrenarlo. Entonces,conocerá el odio.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 329 Don tosió. “Estoy seguro que seremos capaces de encontrar suficientesdel tipo indeseables para mantenerte lo suficientemente ocupada, así notendremos que cazar a esos que tú crees inofensivos.” La forma de sus palabras me dijo que él pensaba que nada no-muerto erainofensivo. Pero el potencial de dañar no se limitaba a los vampiros. Sabía esoahora por experiencia. “Entonces terminamos. Haré los arreglos para que tú ytu madre salgan de aquí inmediatamente. Tate las acompañará al aeropuerto, yustedes dos deberían conocerse el uno al otro. Tate, conoce a la nueva líder detu equipo, Catherine.” “Mi nombre es Cat.” Se escapó de mi boca. Todo en mi vida estaba a punto de cambiar, peroalgunas cosas se mantendrían. Bradley sostuvo la puerta abierta y Don una vez más salió en ruedas.Bradley se detuvo un momento y sacudió la cabeza hacia mí. “No puedo decir que fue un placer conocerte, pero te veré pronto. Tratade permitirme quedarme consiente la próxima vez.” Mi ceja se levantó hacia él, sombras del vampiro que amaba. “Ya veremos.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 330 Capítulo 26TRADUCIDO POR JENV TENÍA QUE RECONOCERLO, Don era bueno cumpliendo su palabra.En una hora, estaba vestida y esperaba en la habitación de mi madre, sinesposas. Me había duchado para quitarme toda la sangre, y mientras lo hacía,me permití llorar, ya que se mezclaba con el agua y así se camuflaba. Sinembargo, mientras miraba a mi madre, mis ojos estaban secos como la arena. “¿Y bien?” Acababa de contarle la oferta y mi posterior aceptación de la misma. Unpoco de la repugnancia había dejado su cara mientras yo hablaba y al final mecogió la mano. “Estás haciendo lo correcto. La única cosa para salvarte de un futuro demaldad.” La amargura emanaba de mí y una pequeña parte egoísta de mí laodiaba. Si no fuera por ella, podría simplemente desaparecer con Bones y vivirel resto de mi vida con el hombre que amaba. “No creo que esto me salve de un futuro de maldad, pero lo haré detodos modos.” “No seas estúpida, Catherine. Por supuesto que lo hace. ¿Cuánto tiempopodrías haber seguido la relación con esa criatura antes de que te convirtiese en¿un vampiro?. Si se preocupaba por ti como afirmas que hacía, entonces él noquerría sentarse y verte envejecer con el tiempo, ¿verdad?. Acercándote a lamuerte cada año, como todos los seres humanos. ¿Por qué?, cuando podríascambiar y extender tu juventud indefinidamente. Eso es lo que te haría si tequedases con él, y si no estuvieses ciega, ya lo sabrías.” Odiaba admitirlo, pero había dado con un punto muy obvio que yo habíapasado por alto. ¿Qué sería de nuestra relación en diez años? ¿Veinte? ¿Más? Dios, ella
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 331tenía razón. Bones no se sentaría de brazos cruzados y me vería morir de vejez. Élquerría que cambiase, y yo nunca lo haría. Tal vez habíamos estado condenadosdesde el principio, y los prejuicios de mi madre y la oferta de Don eran sólo unaprueba de ello. ‘Lucha las batallas que puedas ganar’, decía Bonesrepetidamente. Bueno, yo no podía ganar esta batalla, pero podía mantenerlo asalvo. Pondría a mi madre a salvo, y después utilizaría lo que había en mí paramantener a salvo a todo el mundo. Pensándolo bien, un corazón roto no era unprecio tan terrible a pagar. Tendría un futuro sin él, pero todavía era un futuro.Teniendo en cuenta todas las chicas que Hennessey había tomado quienes ya notenían uno, sería un insulto desperdiciar mi vida, cuando les habían robado elsuyo. La puerta se abrió y Tate Bradley asomó la cabeza. Su brazo estaba en uncabestrillo y había una venda cerca de su sien. “Es hora de irse.” Asentí con la cabeza, agarré la silla de ruedas de mi madre y lo seguí porel pasillo del hospital. El pasillo había sido limpiado y todas las puertas estabancerradas. Detrás de mí estaban ocho hombres fuertemente armados. Parecía queDon tenía miedo de que cambiase de idea. Quedaban aproximadamente dos horas para el amanecer. Nosconducirían a corta distancia a un helipuerto y tomaríamos un helicóptero quenos llevaría hasta un avión militar que nos estaba esperando. Me senté en elasiento trasero con mi madre. Tate ocupa el asiento delantero del pasajero,siendo incapaz de conducir con el brazo roto. Un hombre que se presentó comoPete tomó el volante. Mis otros guardias tomaron posiciones en tres vehículos,uno detrás de nosotros, dos a cada lado. Irónicamente, era la misma formaciónque los vampiros habían usado la noche anterior. Arrancamos y cerré los ojos,pensando que tendría que encontrar una manera de decirle adiós a Bones. Talvez le dejaría un mensaje con Tara. Ella sabría cómo ponerse en contacto con él.No podía marcharme sin decirle nada.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 332 Tate rompió el silencio después de varios minutos. “Pete será uno de losmiembros de la unidad, Cather…, perdón, Cat.” se corrigió. No abrí los ojos. “No a menos que yo lo diga, ¿o estabas dormido en esaparte? Puedo escoger el equipo. Pete será parte sólo si pasa mi prueba, y esotambién va por ti.” “¿Cuál es la prueba?,” Preguntó Pete condescendiente. Entre abrí los ojos. “Ver cuántas veces te levantas después de que te deje inconsciente.” Pete rió. Tate no lo hizo. Tal vez no era tan estúpido como habíapensado. La mirada que me lanzó me dijo que creía cada palabra. “Mira,” Pete me miraba por el espejo retrovisor, el escepticismo grabadoen la cara, “Sé que tienes algo especial,¡ pero… que cojones…! La réplica de Pete terminó en un grito de asombro cuando vio a unhombre en el medio de la carretera en nuestro carril. Yo también contuve larespiración, y mi madre gritó. “¡Es él! Eso es…” Tate tenía menos dudas. En los últimos segundos antes de que elautomóvil golpeara a Bones, sacó su arma y le disparó a través del parabrisas. Fue como golpear un muro de ladrillo. La colisión aplastó la partedelantera del coche. Las ventanas explotaron y los airbags delanteros y traserosse desplegaron al instante. Moviéndonos hacia adelante violentamente, oíchillar los frenos detrás de nosotros mientras nuestra escolta se desviaba paraevitar chocar contra nuestra parte trasera. Los dos coches que estaban a nuestrolado pasaron delante y después clavaron los frenos para intentar girar. El tráficocontinuaba por detrás de nosotros. Los coches que bruscamente se habíandesplazado a la derecha e izquierda para no chocar con nosotros se estrellabancon los coches de los agentes que deban la vuelta. El sonido del choque delmetal contra el acero mientras los vehículos se apilaban en un efecto dominó eraensordecedor. Tate y Pete colgaban de sus cinturones de seguridad, la sangre del cristaly del tablero se derramaba por sus rostros. Hubo un sonido desgarrador
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 333mientras la puerta de Tate era arrancada de su marco. A través del humo de losmotores destruidos, vi la sonrisa de Bones mientras lanzaba la pieza del cochecomo un Frisbee gigante hacia el coche que teníamos detrás. Allí, los otrosguardias intentaban en vano dispararle. Se dispersaron mientras la puertachocaba contra su parabrisas. En un instante la otra puerta siguió su ejemplo, ymi madre lloraba con un miedo mortal cuando arrancó la puerta de mi lado. “Hola, Gatita.” Me desabrochó el cinturón de seguridad y agarró a mimadre cuando intentó apartarse de su lado. “No tan rápido, mamá. Tenemos un poco de prisa.” Un gemido desde el asiento delantero llamó su atención e iba a aplastarlela cabeza a Tate. “¡No lo mates, Bones! No iban a hacerme daño.” “Oh, bueno, entonces. Los enviaré de regreso a su camino amablemente.” En un borrón cogió a Tate de su asiento. Durante un momento, apretó laboca contra su cuello, y después lo arrojó cincuenta pies en el aire. Tate aterrizóen la hierba, a la orilla de la carretera. Pete intentó arrastrarse lejos, pero Boneslo agarró y le dio el mismo vuelo con el similar servicio de bebidas. “Sal del coche, cariño,” me dijo Bones, y yo salté fuera de los restosarruinados del vehículo. Todavía sujetaba a mi madre por el brazo. Ella estaballorando y maldiciéndolo al mismo tiempo. “Ellos te matarán. Saben lo que eres. Catherine” Las palabras de mi madre se cortaron cuando la golpeé justo en lamandíbula. Se desplomó sin decir palabra. En sus amenazas, habría reveladodemasiado, y si Bones sabía de la oferta que había hecho, el intentaríadisuadirme. Yo creería cualquier promesa imposible que me hiciese, porque micorazón no tenía sentido común. Una bala pasó zumbando. Me tiré al suelo, no queriendo recibir undisparo de nuevo. Bones dio un vistazo de irritación en su dirección y entoncesagarró los bajos del coche. Mis ojos se ensancharon al comprender lo que iba ahacer. Dios, él no podía hacer eso, ¿verdad?.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 334 Los agentes de los coches de delante se habían puesto a cubierto detrásde uno de sus vehículos volcados, y nos disparaban. Al parecer, les habíanordenado asegurar mi llegada o, en su defecto, garantizar que no me escapase.El plan A había fracasado, así que seguirían el Plan B. Bones sonreíamaquiavélicamente mientras levantaba el coche del suelo. Le dio vueltas paraque alcanzase velocidad, y después el trozo retorcido del vehículo se fuevolando por el aire, cayendo en picado sobre la barricada improvisada de losvehículos de los agentes. Hubo un estruendoso estallido cuando el coche explotó. Un espeso humoacre se elevaba en el aire. En medio de esta vorágine, con las piernas separadasy ojos verdes centelleantes, Bones se veía absoluta y terriblemente magnífico. El caos se apoderó de la carretera. El tráfico en el lado opuesto seamontonaba mientras los espectadores incrédulos dejaban de conducir yobservaban asombrados la carnicería a su izquierda. Cada segundo traía unnuevo chirrido de frenos y nuevos accidentes. Bones no se detuvo a admirar sutrabajo. Tomó mi mano y puso a mi madre por encima del hombro mientrascorríamos entre los árboles. Tenía un coche esperando a unas cinco millas por delante en donde loscarriles estaban libres de los restos detrás de nosotros. Bones depositó a mimadre en la parte trasera, deteniéndose sólo para poner un pedazo de cintasobre su boca antes de que nos marchásemos. “Me alegra que fueras tú la que la noqueó, cariño. Me ahorró unproblema. No heredaste la mezquindad de tu padre la heredaste de ella. Memordió.” Para alguien que acababa de ser atropellado por un coche a sesentamillas por hora, parecía muy contento. “¿Cómo hiciste eso? ¿Cómo paraste el coche? Si un vampiro puede hacereso, ¿por qué Switch no me lo impidió anoche?”. Bones resopló con sorna. “¿Ese cachorro? No podría parar a un niño enun triciclo. Sólo llevaba alrededor de setenta años como no-muerto, cariño.Tienes que ser un viejo vampiro Maestro como yo para hacer tal truco sin
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 335lamentarlo después. Créeme, duele como el infierno. Es por eso que tomé untrago de esos dos tíos antes de lanzarlos. ¿Quiénes eran ellos, de todos modos?No eran de la policía.” Tenía que manejar esto con mucho cuidado. “Um, eran de alguna ramadel gobierno, no dijeron cual. No eran muy habladores, ¿sabes? Creo que meiban a llevar a una cárcel especial o algo debido a Oliver.” Me miró. “Deberías haber esperado por mí. Podrían haberte matado.” “¡No podía esperar! Uno de los policías corruptos de Oliver trató dematarme, y él estaba colocando una bomba en el hospital a ¡donde se llevaron ami madre!. Era Oliver, Bones. Lo admitió, prácticamente se jactó de cómoHennessey ‘limpiaba’ su estado para él. Como todas esas personas no eran másque basura. Dios, si pudiese matarlo diez veces, todavía no sería suficiente.” “¿Qué te hace pensar que esos tipos que te llevaban no eran sushombres?” “No lo eran. Además, no los trataste como si fueras a darles el beneficiode la duda. Les tiraste un coche a cuatro de ellos.” “¡Oh!, no te preocupes.” Dijo con indiferencia. “Saltaron lejos antes de laexplosión. Y si eran demasiado cortos para no hacerlo, entonces, merecieronmorir por su estupidez.” “¿De quién es este coche?” Íbamos en un Volvo negro, olía a cochenuevo. Bones me miró de reojo. “Tuyo. ¿Te gusta?” Sacudí la cabeza. “No de quién es ahora, ¿no reportarán su robo?.” “No”, contestó. “Este era tu regalo de Navidad. Está registrado con elnombre de tu licencia falsa, así que no hay manera de que puedan rastrearlo.Espero que no te importe perder la sorpresa, pero dadas las circunstancias, eranuestra mejor opción.” Mi boca se abrió, porque él estaba claramente serio. “No puedo aceptaresto. ¡Es demasiado caro!”. En medio de todo el jaleo, ahí estaba yo discutiendosobre la fastuosidad de un Regalo de Navidad.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 336 Suspiró exasperadamente. “Gatita, por una vez, ¿podrías decir gracias?Realmente, cariño, ¿no hemos pasado ya esto?”. Una punzada de tristeza me atravesó cuando recordé de qué forma lohabíamos pasado, pero no como él pensaba. “Gracias. Es hermoso. Yo te compré una chaqueta nueva.” Quedaban dossemanas para Navidad, pero bien podrían haber sido mil años. “¿Qué tipo de chaqueta?” Que Dios me ayude, ¿cómo podría tener la fuerza para alejarme de él?No había dinero que pudiese comprar sus hermosos ojos marrones. Traguésaliva y se la describí, porque hablar mantendría mis lágrimas a raya. “Bueno, era larga, como un impermeable. De cuero negro, así te veríasespeluznante y misterioso. La policía probablemente ha saqueado lo quequedaba de mi apartamento, lo que no destruyeron los vampiros. Estabaenvuelto y escondido debajo de la tabla suelta en el gabinete de la cocina.” Bones tomó mi mano y la apretó suavemente. Ahora no había nada quedetuviese la humedad de mis ojos. “¿Switch?” Mejor preguntar tarde que nunca. El hecho de que Bonesestuviese aquí hacía la pregunta casi retórica. “Pudriéndose en Indiana. Ese cabrón corrió a toda velocidad durantehoras. Lamentablemente no pude tomarte mi tiempo con él, Gatita, queríaregresar de inmediato a tu lado. Cuando lo cogí, lo estaqué y lo dejé en elbosque cerca del lago Cedar para que se pudriese. Con todos los cuerpos quequedaban atrás, uno más no iba a cambiar las cosas. De hecho, a Indiana es adonde nos dirigimos ahora.” “¿Por qué Indiana?” Me alegré de que Switch estuviese muerto. Tal vezahora mis abuelos pudiesen descansar en paz. “Tengo un compañero allí, Rodney, que pondrá conseguirte a ti y a tumadre una nueva identificación. Pasaremos allí la noche y nos marcharemosmañana por la tarde. A partir de ahí, nos iremos a Ontario durante unos meses.Encontraremos a los dos últimos cabrones, recuerda mis palabras, pero loharemos discretamente una vez que este asunto sobre Oliver se enfríe. Cuando
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 337sus muchachos no puedan encontrar ningún rastro de ti, buscarán otras cosasque hacer.” ¡Oh!, si fuera así de simple. “¿Cómo supiste cuando nos trasladarían? Dio un gruñido divertido. “Al observar. Cuando despejaron el caminodesde una planta hasta la salida trasera y pusieron guardias armados queesperaban junto a un montón de coches, fue obvio. Simplemente permanecídelante de ellos hasta que llegó el momento perfecto.” Un ruido atrajo mi atención hacia el asiente trasero. Bones sonrió. “Parece que tu madre se ha despertado.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 338 Capítulo 27TRADUCIDO POR JHOS RODNEY ERA UN DEMONIO. PARA MI SORPRESA. De algunamanera yo esperaba solo un vampiro. Bones levantó a mi madre del asiento trasero, la cinta todavía en su boca,y me la entregó mientras hacía las presentaciones. Rodney no se inmutó. Éldebía estar acostumbrado a que personas se presentaran en su casa, atadas yamordazadas. Puse a mi madre sobre sus pies y sacudí la mano de Rodneytanto como pude mientras la mantenía a ella retirada. “No me gusta imponer de inmediato, Rodney, pero donde está el baño?”. “No es una imposición, está a la izquierda,” dijo él con una sonrisa. Tiré de ella hacia mí. “Vuelvo en un minuto, Bones. Quiero que se limpiey tener unas palabras con ella.” “Tómate tu tiempo, cariño.” Cerré la puerta detrás de nosotras e inmediatamente abrí la llave de labañera. En el camino, se me había ocurrido un plan, pero ahora tenía queconseguir que mi madre siguiera el juego. Ella hizo gruñidos furiosos detrás desu mordaza y yo suspiré. Incluso con el agua corriendo, Bones podría oírnos. Le di al espejo del baño una mirada cautelosa y luego volteé el grifo paraque corriera lo más caliente posible. Pronto el cuarto se llevaría de vapor. Bingo. Usé mi dedo para escribir en el espejo, ahora empañado: ‘Nos vamos mañana no hables él te oirá’Sus ojos se abrieron. “Él mató al hombre que asesinó al abuelo Joe y a la abuela,mamá,” dije en una voz clara. “Él no me lastimará y no te lastimará.” Ella escribió tres palabras al lado de las mías: ‘¿Irnos sin él?’ Le dije que sí con la cabeza, sin embargo quería vomitar.”Sé que odias alos vampiros y sé que esto será difícil, pero vas a tener que escucharme por un
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 339tiempo.” ‘Él no sabe, él nos detendría.’ “Solo dame un poco de tiempo. Tienes que confiar en mí. Nuestras vidasdependen de ello.” ‘Sigue el juego sin importar que’ “Nos quedaremos aquí esta noche, y luego mañana nos iremos del país.Es la única forma.” Seguí repitiéndome eso a mí misma. Esta era la única forma. Solo doleríamás de lo que yo podía soportar. “¿Bien? ¿Vas a ser razonable? ¿Puedo retirar la mordaza?” Ella me dio una mirada dura y escribió otra vez en el espejo: ‘Irnos sin él, prométemelo’ “Puedes confiar en mí,” repetí. “Lo prometo.” Mi madre asintió una vez, y yo le quité la mordaza. Ella miró a la puerta,pero no dijo una palabra. Cogí una de las hermosas toallas que colgaban y borré nuestras palabrasdel espejo. “Trata de ser amable con él.” Bones y Rodney estaban sentados en la mesa. Mi madre los miró aambos, pero no dijo nada. Para ella, eso era ser amable. “Escojan entre las habitaciones de huéspedes, la de arriba y la delsótano,” ofreció Rodney. “Muéstrame la del sótano,” dije instantáneamente . “Claro, sígueme.” Tomé el brazo de mi madre y bajamos las escaleras hacia el sótano. Rodney abrió una puerta al cuarto de huéspedes completo con mantasmullidas y, lo más importantes, sin ventanas. Le di a mi madre un ligero empujón hacia adentro. “Esto será perfectopara ti, mamá.” Ella se me quedó viendo como estúpida mientras empezaba a irme. “¿A dónde crees que vas?”.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 340 “Arriba. Con Bones. Buenas noches.” Cerré la puerta y vi con satisfacción sombría mientras Rodney cerraba lapuerta con llave desde afuera. El solo hecho de que él tuviera un cuarto abajocon cerradura por fuera era motivo de comentario, pero no era mi problema. Hubo un golpe casi a la vez. “¡Catherine! No puedes referirte a…” “Hablaremos sobre eso mañana, mamá, cuando estemos solas. Mañana.No hagas un escándalo, estás haciendo enojar a Rodney.” Aunque no tenía manera de saber la veracidad de esa declaración, él meguiñó un ojo e hizo un ruido sordo desde su garganta. Inmediatamente elinterior se quedó en silencio. “Gracias por eso,” suspiré agradecida. “Ella hubiera golpeado toda lanoche.” Él sonrió mientras subíamos las escaleras. También bloqueó la puerta delsótano y me dio una mirada seria. “En caso que ella esté realmente enérgica.” Bones me esperó en el cuarto de huéspedes y yo fui directo a sus brazos,respirando su aroma. Durante varios minutos solo nos sostuvimos el uno alotro. Egoístamente traté de beber del sentimiento de él a mi lado. Quizás sabíaque esta era la única forma, pero oh Dios, como dolía. “Te dije que lo hiciéramos de noche, cariño. No me creíste.” “No,” respondí suavemente. “No lo hice. Pero tenías razón, y ambosestán vivos. Eso es todo lo que importa. Significa más para mí que cualquiercosa.” “Tu significas para mi más que cualquier cosa.” Bajó la cabeza y rozó sus labios con los míos. En respuesta envolví mismanos alrededor de él y lo presioné contra mi tan fuerte, que supe que tendríamoretones en la mañana. “¿Por qué estás llorando?” susurró él.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 341 Me limpié las lágrimas no me había dado cuenta que estaban allí. “Porque… No podría soportarlo si algo te sucediera.” Él me besó. “Nada me sucederá, lo prometo.” Yo también lo prometo. De hecho, voy a apostar mi vida en ello. “Quiero que sepas que a pesar de todo, estoy muy feliz de conocerte,”me atraganté. “Fue el día más afortunado de mi vida. Si no lo hubiera hecho,nunca hubiera sabido cómo era que alguien me amara, a toda mí, incluso laspartes que odio. Hubiera ido por la vida vacía y llena de culpa, pero tú memostraste un completo nuevo mundo, Bones. Nunca seré capaz de agradecertepor todo lo que has hecho por mí, pero te amaré cada día hasta que muera.” Quizás el recordaría eso después que me fuera. Quizás el no me odiaríapor lo que tenía que hacer. “Gatita,” se quejó mientras me arrastraba hacia abajo sobre la cama. “Yosolo pensaba que era la vida antes de conocerte. Me amarás hasta que mueras.Eso ni se acerca a lo suficiente…” Maldije cada rayo de sol que se burlaba de mí con su aparición. Bones yame había dicho que él y Rodney se irían por unas cuatro horas para hacer losarreglos finales de nuestra partida. Ellos se llevarían el auto de Rodney,dejándome el Volvo solo en caso que ellos tuvieran que llamarnos parareunirnos con ellos. Todo lo que faltaba ahora era que él se fuera, sin saber quenosotros jamás nos veríamos otra vez. Rodney, el demonio doméstico, hizo el desayuno. Panqueques y omeletspara mi madre y para mí. Bajo mi mirada amenazante ella comió el suyo,mirando como si se ahogara con cada trago. Por cortesía comí mucho más de loque quería, sin tener apetito pero sin querer parecer descortés. Una de las pocascosas por las que estaba agradecida era que Rodney estaba esperando hastadespués para comer… sea lo que sea lo que consistía su normal desayuno. Cuando Bones se dirigió a la puerta, lo sorprendí agarrándolo y tirandomis brazos alrededor de él. Enterré mi cabeza en su cuello. No puedo dejarte irtodavía. No puedo.¡ Es demasiado pronto!.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 342 “¿Qué es eso? ¿Me extrañas antes de que siquiera me haya ido?” Mi corazón se contrajo. “Siempre te extrañaré cuando no estés.” Estaba pisando la cuerda floja de manera peligrosa, pero no podía dejarlosin decirlo. Él me beso sensible y dolorosamente. Lo sostuve y tratédesesperadamente de no llorar. ¡Esto dolía tanto! ¿Cómo puedo dejarte ir?¿Cómo puedo dejarte ir lejos? ¿Cómo puedes no hacerlo? Contrarrestó milógica. ¿Lo amas? Entonces pruébalo. Mantenlo a salvo. Sin piedad me tragué mis lágrimas. Es mejor hacer esto ahora quedespués. Sabes que esta es la mejor decisión. Él va a vivir mucho más allá de tuvida, y te olvidará eventualmente. Lo aparté, tocando su rostro suavemente. “Dame tu chaqueta.” Incluso en medio del deleite de su último abrazo, yo le añadía los últimosclavos al ataúd. Bones se sacudió, levantando su oscura ceja en pregunta. “En caso de quetengamos que ir a encontrarlos,” dije como explicación. “Hace frío afuera.” Bones me tendió el abrigo de mezclilla desteñido que él había usado ayermientras causaba un choque de cuarenta autos y lo dobló bajo mi brazo.Presionó por última vez sus labios contra mi frente mientras yo me preparabapara cerrar la puerta detrás de él. Puedo hacer esto. Déjalo ir. Es la única forma. “Se cuidadoso, Bones. Solo por favor… se cuidadoso.” Él sonrió. “No te preocupes cariño. Volveré antes de que lo sepas.” Observé a través de la mirilla hasta mucho después que se marcharon yluego caí de rodillas, dejándome a mi misma sentir el dolor de un corazón roto.Lloré hasta que mis ojos quemaron y apenas podía respirar. Esto dolía muchomás de lo que habían dolido esas balas. Veinte minutos después me levanté y era una persona diferente. Nohabía más tiempo para llorar. Tenía un trabajo que hacer. Juega la mano quereparten, siempre decía Bones. Bueno, yo había nacido mestiza por una razón, yahora era mi oportunidad de probarlo. Venga uno, vengan todos,
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 343¡chupasangres! La Red Reaper está lista para ustedes. Avancé hacia mi madre y hablé en voz baja y recortada. Primero loprimero. “Vístete, nos vamos. Ahora, voy a decirte exactamente lo que dirás y queDios te ayude si no sigues cada maldita palabra de…” El helicóptero sobre volaba la zona, un escarabajo mecánico grande en elcielo. Don Williams estaba en silla de ruedas sobre el suelo desigual de suinsistencia y diez otros agentes se desplegaron alrededor del perímetro. Enmedio de esta escena me acurruqué alrededor del cuerpo de Switch. No habíasido difícil para mí encontrarlo. Bones me había dicho que lo había dejado en elbosque cerca del lago Cedar. Con mi nueva nariz, yo sentí su esencia tan pronto como llegamos.Switch llevaba una chaqueta vaquera sobre sus descompuestos restos, y uncuchillo de plata sobresalía grotescamente de su espalda. Incluso sentado, Don comandaba las actividades. “¿Es ese él?” Preguntómientras se acercaba. “Es él.” Don contempló el cadáver irreconocible y frunció el ceño. “¡No quedanada aparte de huesos!” “Gracioso que diga eso,” respondí en tono indiferente. “Ese era sunombre, Bones.” El frío viento me hizo temblar y miré alrededor el paisaje sombrío deárboles desnudos y tierra helada. “Él está muerto, entonces ¿ por qué el apuro? Cuando me llamaste, dijisteque si no llegábamos en una hora, te irías porque era muy peligroso esperar.Bueno, han pasado cuarenta y cinco minutos y él no luce como si fuera a ir aalgún lado.” Me levanté y me incliné sobre él en su silla de ruedas. “Porque ayer él medijo que habrían vampiros que vendrían para vengar lo que había pasado lanoche anterior. Oliver tenía amigos dientudos. El equipo no está en su lugar y
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 344no puedo pelear con ellos yo sola. Ya que valoro mi propio cuello, no quieroque se convierta en comida. Sácame a mí y a mi madre de aquí. Ahora.” “Lo llevaremos a él también,” insistió él. “Querremos estudiar elcuerpo.” Me encogí de hombros. “Estúdienlo a distancia, pero te sugiero que se apresuren. Los vampirospueden oler carne a kilómetros de distancia. Cualquiera de sus chicos que sequede aquí recogiendo piñas se convertirá en una gran merienda en un infiernoapresurado.” Don me miró. “¿Por qué debería creerte?”. Como si estuviera molesta, pasé mi mano por mi cabello. “Porque noeres tan tonto como pareces. Cualquiera de tus hombres que resultaron heridosayer, necesitan irse inmediatamente también. Los vampiros tratarán de sacarinformación de ellos y estoy segura que esos agentes saben cosas que ustedpreferiría no compartir con los no-muertos.” Él me miró a los ojos por más largo rato y yo le devolví la mirada sinpestañear. Finalmente, llamó a sus hombres, con la decisión tomada. “Vamos a sacarlo gente, envuélvanlo, nos vamos en cinco! Alguien quetenga al hospital al teléfono y transporte todo el personal herido en elhelicóptero de evacuación. Sin destino de llegada, Stanley, empaqueta el cuerpoy hazlo rápido, estaremos en el aire en cinco.” Hubo una intensa actividad mientras los agente se apresuraban a llevar acabo sus instrucciones. Mientras hacían los preparativos finales, me senté juntoa mi madre. Ella puso su mano sobre la mía sin decir una palabra. “Sra. Crawfield.” Don se acercó con el sonido del crujido de la silla deruedas. “¿Hay algo que desee añadir a la descripción de su hija de lo quesucedió? ¿Nada en absoluto?” Ella lo miró con dureza y sacudió la cabeza. “¿Cómo podría? Yo estabainconsciente. Ese animal me golpeó, otra vez. Cuando desperté. Catherine lohabía matado. Ahí está, véalo por usted mismo.”
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 345 Don nos miró a las dos. Ninguna vaciló. Él suspiró. “Entonces, señoras, vengan conmigo. El helicóptero nos llevará alaeropuerto. Intentemos esto de nuevo.” Ocho horas después, caminé el largo corredor del hospital militar enHouston, Texas, con Don deslizándose a mi lado. “¿Está hecho?”. Gruñó afirmativamente. “Catherine Crawfield ha sido oficialmenteasesinada por el FBI luego de tratar de escapar durante su transferencia. Así escomo explicamos el desastre de ayer en la autopista. El cuerpo de Jane Doe hasido sustituido como tuyo.” Asentí, solo sentía que Timmie creyera eso. O quizás no lo haría. Él habíasido un aficionado a la conspiración. “¿Y mi razón para matar a Ethan Oliver?”. Don sonrió fríamente. “Un acto común de violencia sin sentido.Considerando a Oliver como publicidad, pensé que era apropiado.” Yo no sonreí de vuelta, pero pensé que era apropiado, también. “Tate pidió verme”. “Tan pronto como se despertó. Los doctores lo mantienen conanalgésicos, de lo contrario él estaría bastante desequilibrado. “¿Que tanto está herido?” Cínicamente, yo estaba más curiosa quepreocupada. “Dos piernas rotas, dos brazos rotos, seis costillas rotas, una fractura declavícula, nariz rota, algo de hemorragia interna, abrasiones y baja cuenta dehierro. Estará fuera por semanas de recuperación. “Veremos,” murmuré. Tate Bradley estaba cubierto de tiras y gazas. Sus ojos se agitaron cuandollegamos a la puerta. Acerqué una silla y me senté. “Hola.” Una mirada llena de dolor encontró la mía. “¿Entre al equipo, Cat?”. Su voz era un ronco susurro, pero las palabras me hicieron casi sonreír.Casi.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 346 “¿Quieres llevar este tipo de dolor de una manera regular?”. “Demonios, si.” Entrecortado pero firme. Sacudí mi cabeza con sarcasmo. “Entonces felicitaciones, Tate. Eres elprimer miembro del equipo.” Me levanté y me volteé hacia Don. Consigue una enfermera y que tomen algo de sangre de mí. Al menosun sorbo. Y que le hagan la transfusión a Tate. Don me echó un vistazo de pregunta. “Ni siquiera sabes si eres su tipo.Tienen que ser compatibles.” Eso me hizo reír. “Yo soy del tipo de todos. Medio vampiro y rematadocon Nosferatu extra-edad. La fuerza adicional estará fuera de mi sistema en laspróximas dos semanas, así que sugiero que la uses mientras aún sea efectiva.Aquí está la Lección uno de la clase yo sé más de lo que tú sabes- la sangre devampiro sana. Él estará sobre sus pies para el final del día de mañana.Necesitamos empezar a entrenar de inmediato. ¿Tenemos mucho trabajo quehacer?”. Enrollé mi manga mientras Don llamaba por el asistente médico. “¿Que más vas a decirme que no se?” preguntó él. Mis ojos se iluminaron con su brillo esmeralda hacia él y soltó unaexclamación cuando su brillo se estableció en su rostro . “Ni si quiera se puede imaginar…” Más tarde, cuando mi madre y yo nos establecimos en una instalaciónmilitar, me permití a mi misma pensar en Bones. Él habría vuelto a la casa deRodney hace horas y visto la nota que yo le dejé. En términos breves, traté deexplicar como no podía dejar más sangre de los que amaba en mis manos. Sinimportar cuán hábilmente él manejara las cosas, tarde o temprano el gobiernonos encontraría. O uno de los vampiros que habían escapado nos encontraría. Omi madre arruinaría las cosas entre nosotros con su odio y sus intentosinevitables de huir. O el tiempo sería nuestro enemigo mientras yo envejecía yél no. Teníamos que jugar las cartas echadas, todos nosotros. Peleando lasbatallas que podíamos ganar.
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 347 Y cuando finalmente caí, en un estado apenas consiente, donde la lógicaestaba ausente y los sueños invadían, casi pude oír la voz de Bones. Él estabasusurrando esa misma promesa que me había hecho meses atrás cuandonuestra relación empezó y me pregunté si era una señal- y si él lo había dichoen serio. Si huyes de mi, te perseguiré. Y te encontraré…. [FIN LIBRO UNO]
    • JEANIENE FROST FORO ALISHEA DREAMS 348 AGRADECIMIENTOS TRADUCCION EN FORO ALISHEA DREAMS http://alisheadreams.foroactivo.com/ LIBRO 1 DE LA SAGA “Night Huntress” CORRECCION Y EDICION TRADUCCION Reprisse FORMATO Y DISEÑO Reprisse (LAS TWINS) RECOPILACION Y EDICION DE TEXTO Jupy La Traducción de la saga “Night Huntress” a cargo de Reprisse se seguirá traduciendo en el Foro Alishea Dreams. Los invitamos a unirse a esta maravillosa historia. LIBRO DOS “One Foot In The Grave”