Las drogas
Según su grado de dependencia Drogas Blandas Son las que crean únicamente una dependencia psicosocial, entre las que se en...
Drogas Duras Las drogas   "duras", son aquellas que provocan una dependencia física y psicosocial, es decir, que...
Drogas utilizadas para el consumo propio
LSD ( D ietilamida de ácido lisérgico ) <ul><li>El LSD es una sustancia semisintética, derivado del ergot, extracto éste d...
Extasis o MDMA ( metilendioximetanfetamina ) <ul><li>La metilendioximetanfetamina (MDMA), normalmente conocida como &quot;...
Estos efectos han sido reportados incluso luego de varias semanas del consumo. También se han informado casos graves de ps...
Drogras que se utilizan en fármacos
<ul><li>  Sistema nervioso central: estado inicial de excitación y euforia, luego produce relajación (sueño, laxitud.) En ...
Marihuana contra la migraña La migraña es una alteración nerviosa repentina que provoca fuertes dolores de cabeza y altera...
La anfetamina
<ul><li>Su consumo habitual se produce en forma de pastillas o comprimidos. A menudo se añaden a la composición de las dro...
<ul><li>Su uso médico ha sido variado. Hoy, las anfetaminas están indicadas para el tratamiento de diverso trastornos, ent...
<ul><li>  Efectos fisiológicos. Los efectos sobre el organismo del consumidor son, en esencia:  </li></ul><ul><li>     - F...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Las drogas

1.794 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Viajes, Empresariales
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.794
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
940
Acciones
Compartido
0
Descargas
7
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Las drogas

  1. 1. Las drogas
  2. 2. Según su grado de dependencia Drogas Blandas Son las que crean únicamente una dependencia psicosocial, entre las que se encuentran los derivados del cáñamo, como el hachís o la marihuana, la cocaína, el ácido lisérgico, más conocido como LSD, así como también el tabaco. Esta división en &quot;blandas&quot; y &quot;duras&quot; es cuestionada por muchos estudiosos del tema ya que consideran que se podría sugerir con ella que las &quot;duras&quot; son malas y, por consiguiente, las &quot;blandas&quot; son buenas o menos malas y no es así, ya que a partir de determinadas dosis y según la forma de ser administradas, las drogas &quot;blandas&quot; pueden tener efectos tan nocivos como las &quot;duras&quot;. Hay que tener presente que a partir de determinadas dosis las drogas denominadas &quot;blandas&quot; pueden tener efectos tan nocivos como las consideradas &quot;duras&quot;. La dependencia es el estado del individuo mediante el cual crea y mantiene constantemente un deseo de ingerir alguna substancia. Si éste deseo se mantiene por mecanismos metabólicos y su falta crea un síndrome de abstinencia, se denomina dependencia física. Si la dependencia se mantiene por mecanismos psicosociales, suele definirse como dependencia psíquica o psicosocial. Desde un punto de vista farmacológico, las drogas se dividen en narcóticos, como el opio y sus derivados la morfina, la codeína y heroína; estimulantes, como el café, las anfetaminas, el crack y la cocaína, y alucinógenos, como el LSD, la mezcalina, el peyote, los hongos psilocibios y los derivados del cáñamo, como el hachís.
  3. 3. Drogas Duras Las drogas   &quot;duras&quot;, son aquellas que provocan una dependencia física y psicosocial, es decir, que alteran el comportamiento psíquico y social del adicto, como el opio y sus derivados, el alcohol, las anfetaminas y los barbitúricos.
  4. 4. Drogas utilizadas para el consumo propio
  5. 5. LSD ( D ietilamida de ácido lisérgico ) <ul><li>El LSD es una sustancia semisintética, derivado del ergot, extracto éste del cornezuelo del centeno, usado en medicina al final de la Edad Media. También fue muy utilizado en obstetricia para evitar hemorragias puerperales y promover la contracción del útero. En un principio fue utilizado con fines terapéuticos en alcohólicos, cancerosos y otros enfermos terminales para ayudarles a superar el trance. Posteriormente fue abandonada la práctica al comprobarse los resultados adversos, tales como suicidios a causa de las engañosas imágenes y terroríficas visualizaciones. También se comprobó que podía desencadenar esquizofrenia y deterioros mentales variados. Descubierto en 1938, se considera al ácido lisérgico como el alucinógeno más poderoso, aunque no el más nocivo. Como fenómenos físicos hay que citar la midriasis, temblores, e hiperreflexia, también pueden aparecer náuseas, palidez, sudoración, taquicardia y lipotimia. Los fenómenos psíquicos se caracterizan en lo referente al estado de ánimo por fluctuaciones del humor, variando entre distintas displacenteras, euforia expansiva tales como verborrea y risa irrefrenable. La exaltación mística es tal que algunos autores denominan esta drogas como místicomiméticos. A la experiencia con esta droga le llaman &quot;un viaje&quot;, el cual puede tener una duración hasta de 12 horas. Pero muchas veces éste resulta ser una pesadilla. Algunos usuarios experimentan pensamientos y visiones aterradoras que crean en ellos tal pánico que muchos han saltado al vacío provocando su propia muerte para huir de estas sensaciones que identifican como un peligro real. </li></ul>
  6. 6. Extasis o MDMA ( metilendioximetanfetamina ) <ul><li>La metilendioximetanfetamina (MDMA), normalmente conocida como &quot;éxtasis&quot;, &quot;ectasi&quot; o &quot;X-TC&quot;, es una droga sintética sicoactiva con propiedades alucinógenas de gran potencial emotivo y perturbador psicológico, con propiedades similares a las anfetaminas. Su estructura química (3-4 metilendioximetanfetamina) se asemeja a la estructura de la metilendioxianfetamina (MDA) y de la metanfetamina, otros tipos de drogas sintéticas causantes de daños cerebrales. Durante los años sesenta se utilizó con fines terapéuticos dado que según determinados sectores de la psiquiatría ayudaba a la comunicación y al tratamiento de neurosis fóbicas. Surgió entonces la polémica médico - legal, atribuyendo a su consumo repercusiones en la delincuencia, por lo que finalmente fue ilegalizado. El éxtasis produce efectos síquicos de gran potencial perturbador. Inicialmente el sujeto experimenta sensaciones de confianza y excitación, a las que sigue un estado de hiperactividad e incremento en los pensamientos morbosos. Los efectos del estimulante se diluyen provocando trastornos sicólogos, como confusión, problemas con el sueño (pesadillas, insomnio), deseo incontenible de consumir nuevamente drogas, depresión, ansiedad grave y paranoia.  </li></ul>
  7. 7. Estos efectos han sido reportados incluso luego de varias semanas del consumo. También se han informado casos graves de psicosis. Entre los síntomas físicos pueden citarse: anorexia, tensión y trastornos musculares similares a los presentes en la enfermedad de Parkinson, bruxismo, náuseas, visión borrosa, desmayos, escalofríos y sudoración excesiva (este último signo es característico durante la intoxicación). El aumento de la frecuencia cardíaca y la tensión arterial, crea riesgos de trastornos circulatorios o cardíacos. Informes forenses indican que en personas con deficiencias cardiorespiratorias puede producir muerte súbita. Esta droga drena el cerebro de una importante substancia química conocida como serotonin, lo cual ocasiona cambios en el estado de ánimo, en las funciones sexuales y la sensibilidad al dolor.
  8. 8. Drogras que se utilizan en fármacos
  9. 9. <ul><li>  Sistema nervioso central: estado inicial de excitación y euforia, luego produce relajación (sueño, laxitud.) En dosis altas puede afectar la memoria a corto plazo. Provoca alteraciones en la percepción, alteración del juicio, la coordinación motora, razonamiento y pensamiento lógico, alucinaciones (especialmente en lo que se refiere a tiempo y espacio), ansiedad, sentimientos persecutorios. Puede provocar trastornos mentales. Su consumo crónico deriva en dependencia y en el “síndrome amotivacional” (depresión y desinterés generalizado.) </li></ul><ul><li>Se espera que el Sativex, medicamento basado en el cannabis para enfermedades como la esclerosis múltiple, consiga autorización para su comercialización en Gran Bretaña y España en el segundo trimestre de 2010, según dijo su fabricante GW Pharmaceuticals el 18 de marzo. La compañía afirmó que las autoridades de ambos países daban por concluidas las cuestiones relativas a calidad, seguridad y eficacia. Las conversaciones se centran ahora en temas como la confección del prospecto informativo al paciente. </li></ul><ul><li>El medicamento, que se administra pulverizado bajo la lengua, será comercializado en el Reino Unido por la empresa alemana Bayer y en el resto de EURopa por la española Almirall. GW obtendrá 10 millones de libras (15 millones de dólares norteamericanos) como pago de Bayer por la licencia británica, mientras que Almirall pagará en España otros 2’5 millones de libras cuando consiga la licencia de aprobación y se estipule su precio. Los ensayos clínicos han demostrado que el Sativex reduce la espasticidad en pacientes con esclerosis múltiple que no responden adecuadamente a los tratamientos disponibles. GW esperaba inicialmente conseguir la aprobación de su medicamento en 2003, pero una serie de retrasos legales en EURopa han dificultado el proceso. Los analistas estiman picos de ventas de Sativex en la e sclerosis múltiple en aproximadamente 50-100 millones de libras al año. </li></ul>Marihuana (Cannabis)
  10. 10. Marihuana contra la migraña La migraña es una alteración nerviosa repentina que provoca fuertes dolores de cabeza y alteraciones en el sentido de la vista que a menudo producen alucinaciones. Los ataques de migraña pueden durar horas a días, y su origen, aunque es todavia confuso, parece que está en una combinación de problemas del sistema circulatorio, el tejido nervioso y desequilibrios quimicos en el organismo. Una de las sustancias quimicas que internvienen en este proceso es la serotonina, compuesto que el consumo de THC (parte psicoactiva de la marihuana) estimula. Tradicionalmente, los medicamentos usados para calmar los ataques de migraña eran derivados de los opiaceos, subproductos entre cuyos efectos secundarios se cuenta uno fundamental: la incapacidad de mantener la mente lúcida y seguir con normalidad el ritmo de vida cotidiano, cosa que no sucede con las dosis medicinales de la marihuana. Los medicamentos mas modernos contra la migraña funcionan tambien estimulando la secrecion de serotonina. El uso del cannabis contra la migraña está bien documentado y era frecuente su uso en preparados de farmacia antes de la prohibición de 1937. Una de las ventajas que relatan los afectados que han tomado esta opción es que su efecto es inmediato si la planta se fuma, y de este modo la dosis es perfectamente controlable; basta con dejar de inhalar cannabis cuando el dolor de cabeza ha desaparecido. Algunos autores sostienen que las hojas de la planta son más efectivas que las flores (cogollos) para combatir la marihuana.
  11. 11. La anfetamina
  12. 12. <ul><li>Su consumo habitual se produce en forma de pastillas o comprimidos. A menudo se añaden a la composición de las drogas de síntesis, como el éxtasis. </li></ul><ul><li>Hasta que en 1983 se reguló su venta en farmacias, el consumo de anfetaminas fue muy importante en nuestro país, particularmente entre los estudiantes que intentaban aguantar sin dormir las noches de estudio, camioneros que hacían largas travesías, personas que deseaban adelgazar y amas de casa a quienes sobrecargaban las tareas del hogar </li></ul><ul><li>Uno de las anfetaminas más frecuente en el mundo de las drogas ilícitas es el sulfato de anfetamina, conocido en lenguaje callejero como speed (del inglés velocidad). Generalmente se presenta en forma de polvo y se consume por inhalación, como la cocaína, con la que comparte los riesgos asociados a esta vía de administración (daños sobre la mucosa nasal, etc.). El speed también puede presentarse, como el resto de las anfetaminas, en forma de comprimido. </li></ul><ul><li>Estos psicoestimulantes producidos sintéticamente en laboratorios químicos a finales del siglo XIX tuvieron distintos usos, entre los que cabe destacar su profusa utilización en los conflictos bélicos europeos para vencer el cansancio de los soldados y mejorar su rendimiento en las batallas. Se dice que los kamikazes del ejército japonés ingerían dosis elevadas de anfetaminas antes de estrellar sus aviones contra objetivos militares. </li></ul>
  13. 13. <ul><li>Su uso médico ha sido variado. Hoy, las anfetaminas están indicadas para el tratamiento de diverso trastornos, entre los que cabe citar: </li></ul><ul><li>    - Narcolepsia, o forma severa de somnolencia diurna. </li></ul><ul><li>    - Hiperactividad infantil, respecto a la que actúa con un efecto   paradójico. </li></ul><ul><li>Aunque pueden presentarse de otro modo, su consumo habitual se produce en forma de pastillas o comprimidos. A menudo se añaden a la composición de las drogas de síntesis, como el éxtasis.En la actualidad, las anfetaminas con destino al mercado negro se producen en laboratorios químicos clandestinos. </li></ul><ul><li>Una de las anfetaminas más frecuente en el mundo de las drogas ilícitas es el sulfato de anfetamina, conocido en lenguaje callejero como speed (del inglés velocidad). Generalmente se presenta en forma de polvo y se consume por inhalación, como la cocaína, con la que comparte los riesgos asociados a esta vía de administración (daños sobre la mucosa nasal, etc.). El speed también puede presentarse, como el resto de las anfetaminas, en forma de comprimido.Los efectos provocados por el consumo de anfetaminas recuerdan en gran medida a los producidos por la cocaína. </li></ul><ul><li>Efectos psicológicos. Entre los más frecuentes se encuentran </li></ul><ul><li>  Agitación, Euforia, Incremento de autoestima, Sentimientos de grandiosidad, Verborrea, Alerta y vigilancia constantes, Agresividad </li></ul>
  14. 14. <ul><li>  Efectos fisiológicos. Los efectos sobre el organismo del consumidor son, en esencia:  </li></ul><ul><li>     - Falta de apetito </li></ul><ul><li>    - Taquicardia </li></ul><ul><li>    - Insomnio </li></ul><ul><li>    - Sequedad de boca </li></ul><ul><li>    - Sudoración </li></ul><ul><li>    - Incremento de la tensión arterial </li></ul><ul><li>    - Contracción de la mandíbula </li></ul><ul><li>  </li></ul>Riesgos psicológicos. Su consumo crónico puede dar lugar a: - Cuadros psicóticos similares a la esquizofrenia, con delirios persecutorios y alucinaciones      - Depresión reactiva      - Delirios paranoides      - Intensa dependencia psicológica Riesgos orgánicos. Tras un consumo prolongado, además de un intenso agotamiento puede dar lugar a las siguientes alteración.   - Hipertensión      - Arritmia      - Colapso circulatorio      - Trastornos digestivos

×