Conocer a-dios

¿Le gusta esto? Compártalo con su red

Compartir
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    ¿Está seguro?
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Be the first to comment
No Downloads

reproducciones

reproducciones totales
405
En SlideShare
405
De insertados
0
Número de insertados
0

Acciones

Compartido
Descargas
3
Comentarios
0
Me gusta
1

Insertados 0

No embeds

Denunciar contenido

Marcada como inapropiada Marcar como inapropiada
Marcar como inapropiada

Seleccione la razón para marcar esta presentación como inapropiada.

Cancelar
    No notes for slide

Transcript

  • 1. ¿CONOCER A DIOS? Artículo escrito por: Edgar Hernández LaLinfadelPacto.com “Si ustedes realmente me conocieran, conocerían también a mi Padre. Y ya desde este momento lo conocen y lo han visto. Señor, dijo Felipe, muéstranos al Padre y con eso nos basta. ¡Pero, Felipe! ¿Tanto tiempo llevo ya entre ustedes, y todavía no me conoces? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre. ¿Cómo puedes decirme: Muéstranos al Padre?” Juan 14:7-9 (NVI) Cuando Jesús vino al mundo, nació como un hijo ilegítimo, ante los ojos de la sociedad, él era el hijo de una mujer adúltera. El lugar en el que nació estaba rodeado de suciedad y desperdicios de animales. Recién acababa de nacer y como si fuera una amenaza para su nación, las autoridades lo estaban buscando para matarlo, provocando que su familia huyera y se ocultara en un país extranjero. Él nació en la pobreza y la desgracia, y vivió allí, en el barrio pobre conocido como Galilea, donde vivía la clase baja de la nación, con sus acentos peculiares y la ropa hecha jirones. Jesús podía relacionarse con los marginados, porque él era uno de ellos. Podía relacionarse con los de mala reputación debido a que creció con una. Podía identificarse con la desgracia, porque él la conocía de toda su vida. Sin embargo, él hizo mucho más que solo crecer. Llegó para defender a todos los que fueron despreciados. Para defender a todos los que han sido señalados por la sociedad y la religión como algo indigno, sucio e inaceptable. Jesús hizo más que salvar al mundo, le mostró los marginados del mundo que él está con ellos. Mostró a los maltratados, a los incomprendidos y rechazados que Él se interpondrá entre ellos y la gente religiosa que les quiere golpear y condenar con sus piedras y teología exclusiva. Nos mostró que tomaría los golpes de las piedras en nuestro lugar, claro, si hubiera alguno que todavía se atreviera a lanzar la primera. Jesús reveló la verdad acerca de Dios. Él es un incomprendido, y son los incomprendidos y rechazados que son bienvenidos para hacer morada en Él. Es en este lugar que dejamos de vernos tan diferentes los unos de los otros y empezamos a vernos como una sola familia.
  • 2. Jesús no vino a adoctrinarnos más bien vino a liberarnos. Vino a presentarnos a Dios. Nos habló en parábolas para que nos detengamos y cuestionemos nuestra propia percepción de Dios, cuál es su naturaleza, cómo funciona y cómo piensa Él de nosotros. En realidad esta es la única manera de salir de la prisión en la que nos encontramos por haber sido adoctrinados en una religión. Seamos lo suficientemente valientes como para alejarnos de los guardias de la prisión que nos exigen permanecer en la esclavitud religiosa y deja que tu vida sea un camino de fe y un crecimiento en la gracia y el conocimiento de Dios con cada paso que das. Más bien, crezcan en la gracia y en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. ¡A él sea la gloria ahora y para siempre! Amén. ObreroFiel.com – Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda. -------------------------------------------------------------------¿Te has esforzado por mejorar cada área, cada aspecto de tu vida, de tu persona y te sientes frustrado porque los resultados no son los que tu esperabas? www.lalinfadelpacto.com