Ensayo.sau

807 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
807
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Ensayo.sau

  1. 1. 1 BENEMERITA UNIVERSIDAD AUTONOMA DE PUEBLA FACULTAD DE ENFERMERIA “DHTIC” E n s a y o: Ulceras por PresiónAlumna: Carrera Huerta SaudiDocente: Silva Sánchez PatriciaÍ n d i c e:Introducción 2Nudo o cuerpo 2 Aspectos Generales 2 Manifestaciones clínicas 3 Prevención 4 ° Cuidados específicos 4 Piel 4 Incontinencia 4 Movilización 4 ° Cuidados Generales 5 Educación 5 Directrices generales sobre la prevención de las UPP 6 Tratamiento 7 ° Sistémico 7 ° Medidas Locales 7 Conclusión 7 Referencias 8
  2. 2. 2IntroducciónLas úlceras por presión es una complicación que no debería existir en el mediohospitalario.Las úlceras por presión pueden evitarse si se identifican correctamente a lospacientes de alto riesgo y se instauran de forma precisa las medidas deprevención.Las úlceras por presión ponen de manifiesto un fallo asistencial por parte dealguno o algunos de los miembros del equipo que cuida al enfermo.La prevención de las úlceras por presión constituye un importante reto para laenfermería, debiendo convertirse en un parámetro indicativo de la calidad de loscuidados dispensados en el medio hospitalario.El hecho de existir multitud de productos farmacológicos en el tratamiento de lasúlceras por presión pone de manifiesto la ineficacia individualizada de todos ellos.Nudo o cuerpoAspectos generalesLas ulceras por presión (antes llamadas ulceras por decúbito) son áreaslocalizadas de necrosis tisular, que aparecen cuando los tejidos blandos quedancomprimidos ante la prominencia ósea y una superficie externa durante un periodoprolongado de tiempo.La isquemia aparece cuando la presión sobre la piel (32mmHg o presión de cierrede los capilares) es superior a la presión del interior de los pequeños vasossanguíneos periféricos que aportan sangre al tejido. El tejido muscular y el grasono toleran un descenso del flujo sanguíneo y son, por lo tanto, menos resistentes ala presión que la piel.Si la lesión se repite, no se alivia, puede producir una lesión tisular irreversible enun tiempo tan reducido como 90 min.Los puntos de presión sobre las prominencias Oseas es en donde se producen lasulceras por presión, los más frecuentes son las siguientes: sacro, talones, codos,maléolos laterales, trocánteres mayores y tuberosidades isquiáticas.
  3. 3. 3Las ulceras por presión suponen un grave riesgo para el estado de salud delusuario. Una rotura de piel, como la que se observa en los estadios II a IV de lasulceras por presión, elimina la primera línea de defensa del organismo frente a lainfección. Cuando una ulcera está situada en el tejido subcutáneo, a tevés de laherida se pierden líquidos corporales ricos en proteínas y electrolitos. Una ulcerapor presión puede prolongar la morbilidad e interferir en el tratamientorehabilitador y de soporte que recibe un usuario.Un número significativo de usuarios presenta riesgo de sufrir ulceras por presión;resulta critico que la enfermera responda con un enfoque preventivo agresivo. Elcuidado es complejo, debido a las múltiples variables que interviene en cadausuario, en cuanto al riesgo de presentar ulceras por presión. Incluso los usuarioscon riesgo elevado que reciben un cuidado enfermera completo pueden presentarulceras, a pesar de los esfuerzos de la enfermera. Cuando se desarrolla unaulcera por presión, la enfermera debe explorar los posibles variables precipitantes,debe intentar minimizar los efectos de esa variable y proponer un tratamiento parael cuidado de la ulcera.Manifestaciones clínicas.Se manifiestan como una zona eritematosa no blanqueable, pérdida epitelial,solución de continuidad o formación de escaras sobre prominencias óseas.Según su extensión se clasifican en:• Estadío 1: eritema de la piel no blanqueable intacta.• Estadío 2: pérdida cutánea limitada a la epidermis o dermis.• Estadío 3: necrosis cutánea con compromiso del tejido subcutáneo; puedecomprometer la aponeurosis sin atravesarla.• Estadío 4 : compromiso muscular u óseo.
  4. 4. 4PrevenciónCuidados específicos1. PielExamine el estado de la piel a diario.Mantenga la piel del paciente en todo momento limpia y seca.Utilice jabones o sustancias limpiadoras con potencial irritativo bajo.Lave la piel con agua tibia, aclare y realice un secado meticuloso sin fricción.No utilice sobre la piel ningún tipo deAplique cremas hidratantes, procurando su completa absorción.Preferentemente se utilizará lencería de tejidos naturales.Para reducir las posibles lesiones por fricción podrán servirse de apósitosprotectores (poliuretano, hidrocoloides)No realizar masajes sobre prominencias óseas.2 IncontinenciaTratamiento de la incontinencia.Reeducación de esfínteres.Cuidados del paciente: absorbentes, colectores3 MovilizaciónElabore un plan de rehabilitación que mejore la movilidad y actividad del paciente.Realice cambios posturales:Cada 2-3 horas a los pacientes encamados, siguiendo una rotación programada eindividualizada.En períodos de sedentarismo se efectuarán movilizaciones horarias si puederealizarlo autónomamente, enséñele a movilizarse cada quince minutos.Mantenga el alineamiento corporal, la distribución del peso y el equilibrio.Evite el contacto directo de las prominencias óseas entre si.Evite el arrastre. Realice las movilizaciones reduciendo las fuerzas tangenciales.En decúbito lateral, lo sobrepase los 30 grados.
  5. 5. 5Si fuera necesario, eleve la cabecera de la cama lo mínimo posible (máximo 30°) ydurante el mínimo tiempo.No utilice flotadores.Use dispositivos que mitiguen al máximo la presión: colchones, cojines,almohadas, protecciones locales, etc.Sólo es un material complementario No sustituye a la movilización.Cuidados generalesTratar aquellos procesos que puedan incidir en el desarrollo de las úlceras porpresión:Alteraciones respiratoriasAlteraciones circulatoriasAlteraciones metabólicasIdentificar y corregir los diferentes déficits nutricionales (calorías, proteínas,vitaminas y minerales).Asegurar un estado de hidratación adecuado.EducaciónLa educación, tanto al familiar como al paciente es de vital importancia, de estamanera al estar informado el paciente y su familiar que le cuida acerca de todo loque implica una UPP, su prevención y se adecuado tratamiento se puede teneruna mayor cobertura en la atención y de esta manera será un cuidado integral quese le brinde al paciente encamado.
  6. 6. 6Directrices generales sobre la prevención de las UPPLa nutrición adecuada es importante en la prevención y el tratamiento de lasulceras por presión. Una dieta rica en proteínas con cantidad suficiente decalorías, vitaminas y minerales puede mantener el estado normal de los tejidos yfavorecer la curación. En la mayoría de los usuarios el objetivo de conseguir unequilibrio nitrogenado positivo puede alcanzarse con un ingesta dietética de 30 a35 Kcal/kg/ día.Hay que cambiar la posición del usuario con frecuencia para aliviar la presiónsobre los capilares su0preficiales y permitir que los tejidos compensen la isquemiatemporal. Cambiar la posición del usuario cada 1 0 2 hrs contribuirá a minimizar laformación de las ulceras por presión.Las camas y los colchones especiales distribuyen la presión sobre las partes delcuerpo en decúbito de manera más uniforme. Los usuarios con mayor riesgo depresentar ulceras por presión deben colocarse en estas camas lo antes posible.Cuando el usuario esté sentado, utilizar almohadas para la silla. Animarlo arealizar cambios posturales cada 15-30 minutos mientras permanezca en la silla.No exponer la piel del usuario a la humedad o a una temperatura elevada. Laincontinencia, la diaforesis y el drenaje de las heridas son factores que favorecenla maceración de las capas superficiales de la piel. Un lavado y secado completoscontribuirán a mantener la integridad de la piel.Inspeccionar con frecuencia la ropa de cama para asegurarse de que está limpia,seca y sin arrugas. La ropa de cama que forme arrugas puede crear una presióncontra las capas de la piel.Eliminar cualquier cosa que pueda aumentar la lesión por la isquemia, como elmasaje y los “donuts” (neumáticos de aire o espuma).Controlar cuidadosamente la ulcera por presión en lo referente a su proceso decuración. A menudo están indicados en los cambios en la terapia. El tratamientoque hay que prescribir para las ulceras por presión puede variar según laextensión de la ulcera y las enfermedades subyacentes del usuario.
  7. 7. 7TratamientoSistémico: Incluye Nutrición calórico proteica adecuada, aporte vitamina C, Zinc.Uso de Antibióticos por vía sistémica: solo indicado en casos de bacteremia y/osepsis, celulitis u osteomielitis; los gérmenes más frecuentes son bacilos gram (-),enterococo y polimicrobiano.Medidas locales: La indicación de antibióticos tópicos y antisépticos encontrovertido. Los antisépticos locales como la sulfadiazina de plata obtuvomejores resultados que la povidona yodada en disminuir los recuentos bacterianosen las lesiones, pero no superior que la irrigación con suero fisiológico. No serecomienda la aplicación tópica de povidona ya que disminuye la posibilidad decicatrización por poseer un efecto tóxico sobre los fibroblastos.Eliminar el tejido necrótico: promueve la cicatrización y previene la infección.Cuando está cubierta por una escara dura, se sugiere una evaluación para undesbridamiento quirúrgico.El uso de apósitos especializados, como los de poliuretano (Tegaderm) o dehidrocoloide (Duoderm) facilitan la cicatrización cuando se aplican sobre úlcerasSuperficiales limpias y sin tejido necrótico. Acumulan líquido seroso sobre laherida y permite la inmigración de células epiteliales. No tienen utilidad sobreúlceras profundas.ConclusiónLas ulceras por presión pueden y deben evitarse con los adecuados cuidados deenfermería dentro de un plan general que incluye el trabajo multidisciplinarmedico, enfermera, familiar, paciente. Hay que buscar el tratamiento ideal paracada tipo de úlcera y en muchos casos utilizar diferentes tratamientos según seobserve la evolución, las ulceras por presión si tienen cura con los cuidadosadecuados, y no tiene por qué haber un empeoramiento, si no al contrario debe deexistir una mejoría con el tratamiento adecuado.
  8. 8. 8Referencias:Potter, P. (1999). Cuidado de las ulceras por presión , Madrid: Elsevier.http://www.cvsp.cucs.udg.mx/guias/TODAS/IMSS_104_08_ULCERAS_POR_PRESION_A_NIVEL_INTRAHOSPITALARIO/IMSS_104_08_EyR.pdfhttp://escuela.med.puc.cl/publ/manualgeriatria/PDF/EscarasUlceras.pdf

×