Epílogo: Leyendo el Futuro

632 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
632
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
6
Acciones
Compartido
0
Descargas
11
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Epílogo: Leyendo el Futuro

  1. 1. © 2012-BIBLIOTECAS SOCIEDAD YORUBA DE MEXICO Y AGUILADE IFA FOUNDATION- EJEMPLAR GRATUITO-Epílogo: Leyendo el FuturoPues bien, hemos visto y recorrido los puntos que quizás son más neurálgicosen nuestra religión. Los más polémicos aún, hemos querido verlos a la luz de lahistoria y otras ciencias, porque muchos de los que mal se hacen llamar“religiosos”, les importa muy poco profanar la religión hasta argumentando lafalsificación de textos de Ifá, simplemente para mantener su estatus económicoy de “Poder”. A estos elementos se suman los que solo les gusta sembrardudas y discordias (como algunos que hemos visto), pero cobardemente nohacen lo que predican. Lo de ellos es solo azuzar para destruir, porque losOrishas determinaron que estos individuos, no les servían para nada yOrunmila no los quiso ni regalados.De hecho, por estas mismas razones, hemos utilizado versos de Ifá yErindilogun nigerianos, que ahora nos gustaría ver que digan que son“Agregados” o que la historia miente. Creemos que las personas no puedensembrar impunemente odios y divisiones, simplemente porque no se haquerido ver la realidad de las cosas al tenor de otras ciencias, que como sepuede notar, arrojan mucha luz a los hechos y que sabemos que no les gustarápara nada. De hecho, estamos listos para las críticas malsanas que sabemosque vendrán. Pero los Babalawos que escribimos este libro, promulgamos untrabajo conjunto asumiendo la verdadera responsabilidad de cada sacerdocio,que es como debe ser. Ocha/Ifá, unidos como se nos ha enseñado y noslegaron nuestros viejos. Los que escribimos este libro, es cierto que somos Babalawos, pero ennuestras prácticas no solo somos incluyentes de Ocha, también somos susfirmes creyentes. Cada sacerdocio, debe hacer sus menesteres y aprenderloscon la meticulosidad que esto requiere. Cada cual en su trabajo. Es más, losBabalawos hemos cumplido los dogmas que fueron establecidos y no hacemoslas cosas, que como Olorishas consagrados, muchos de nosotros podríamos
  2. 2. hacer. También podríamos dejar de pedir el requisito que la persona seconsagre en Ocha y pasarlo a Ifá directamente. Si se quiere consagrar despuésen Ocha, que lo haga, ya que no existe ningún Tabú en Ifá que lo impida, yaque esto solo fue un acuerdo interno de nuestras tradiciones que así loestablecen. Muchas variantes podrían surgir de esta guerra sin sentido. Sinembargo, al pasar a Ifá, renunciamos a esos derechos y los respetamos.Pero al llegar las prácticas de Nigeria, esto podría comenzar a desbordarse,como efectivamente ya ha comenzado a gotear. Si esta guerra se sale de lasmanos y los Babalawos comenzamos a hacer las ceremonias nosotros mismoso comenzamos a no exigir las consagraciones de Ocha por cualquiera de susformas, el golpe más duro, lastimosamente, lo recibirá Ocha y eso es un hechoque se puede probar con facilidad. Analicemos esto que decimos, sin que sequiera acusarnos luego de menospreciar a la Ocha, aunque tomaremos elriesgo de la acusación, pero alguien debe decir la verdad. Analicemos el asuntosin discusiones estériles o con posiciones infantiles. Analicemos HECHOScomo personas adultas.Desde que los colonizadores llegaron a las tierras Yoruba, Ifá y sus sacerdotesfueron percibidos como personas más cultas y preparadas. De hecho, setrataba como afeminados y travestis a los Olorishas.“Conflictos entre la hermandad masculina de Babalawos y la hermandad másfemenina de adoradores de Orisha, no son únicas a las Américas o de unperíodo moderno. Algunos de los registros más tempranos de la cultura yreligión del área de habla Yoruba de África del Oeste, recogió lasdiferencias entre el “Sacerdote de Ifá”, a quien los misioneros parecíanrespetar y el Sacerdote de “Fetiches” sobre los cuales estos descargabansu rechazo sin ninguna contemplación. En estos tempranos registros, losBabalawos eran vistos como religiosos profesionales, hombres sofisticados,con quienes los misioneros podían tener una discusión educada, mientras quecon los llamados Sacerdotes de Fetiches u Olorisha (Dueños de Orisha) eranpresentados como corruptos e ignorantes que engañaban a las personas y quese enriquecían con las supersticiones de otros. Que muchos de estos“Sacerdotes de Fetiches”, eran mujeres o “Travestis”, también bajaba laestima tanto a los ojos de los primeros misioneros cristianos, así comolos de los Babalawos”. (Clark, 2007).
  3. 3. Esto, ni siquiera es escrito por un religioso. Esto fue escrito por una autoraacadémica norteamericana y no por nadie con “intereses oscuros” en Ifá uOcha, pero además, viene a raíz de un hecho HISTÓRICO narrado porsacerdotes misioneros de la época de la colonización por parte de los europeosen África. Es un hecho, que nuestra historia ha sido abrupta, por los Olorishas yno por los Babalawos. De hecho, no hay registros de un cisma religiosocausado por Babalawos y de hecho, se mantiene un Corpus de Ifárelativamente estándar a todas las casas (que no pasa con el Diloggun) y aúncuando hay discrepancias entre ciertas deidades, esto no ha sido causa de unCisma.Es una realidad histórica, que mientras el culto de Ifá moría en Nigeria, eracreciente en Cuba, América Latina y Europa. En Nigeria solo era estudiado conintereses académicos, como algo “cultural” y “social”. De hecho, cientos detrabajos de maestría y doctorado se realizaban de Ifá, pero aun así, moría. Lagente solo lo tomaba como un tema para hacer una tesis y listo. A pesar deesto, existe una gran cantidad de estudios universitarios sobre Ifá, mientras quesobre Erindiologun los estudios son casi nulos. El mismo Bascom, notabaesto. El arte se pierde lentamente y casi no hay nada escrito sobre elErindilogun. Su fuente, Salakó, estaba triste porque su conocimiento y legado,no le iba a quedar a nadie. Solo en Cuba existen unos cuantos libros de pocosautores y otros tantos anónimos, pero ninguno muy profundo y a menudo sondiscrepantes. Quizá por ver esto, muchos de los improvisados “Ori Ate” queexisten hoy en día, quieren interpretar el Diloggun por medio de un Corpus Ifá,en otra flagrante USURPACIÓN, que a la vez es dañina a las personas. Estaes la segunda señal de alarma que indica que Ocha desaparecería, si lascosas se salen de las manos.También sabemos que la intervención de UNESCO, fue el pulmón que revivióal Sistema de Adivinación de Ifá, al declararlo Obra Maestra del PatrimonioOral e Inmaterial de la Humanidad (2005). De hecho las Gelede o Mascaradasforman también parte de ese Patrimonio (2001). Por ningún lado se mencionóal sistema de adivinación de Erindilogun y la Ocha como parte de esePatrimonio. Luego, fue “incluido” como “parte” del patrimonio, solo porque seargumentó que formaba parte de Ifá. Sin embargo, el Erindilogun y la Ochasiguen sin levantar ningún interés en el terreno académico y sacerdotal. Pocosson los que se han ido a consagrar en Ocha Tradicional Nigeriano o han ido aaprender los secretos de Erindilogun, simplemente porque allá es diferente.Esta es la tercera señal de alarma .
  4. 4. Prestigiosas universidades de la talla de Harvard, Princeton, University ofTexas y Rice en los Estados Unidos, o de Oxford en Inglaterra, Aberdeen enIrlanda, Erasmus en Holanda y muchas otras más que sería largo mencionar,centran su interés y tienen centros de estudios religiosos o de estudiosafricanos, en los que Ifá es estudiado y analizado, sin que se levante interésacadémico en Ocha y Erindilogun, ya que prefieren estudiar Ifá, el cual esconsiderado mucho más abarcador y primordial. Esta es la cuarta señal dealarma, pero al parecer quieren seguir teniendo los ojos cerrados.Cuando UNESCO dio el pulmón a la religión en Nigeria, miles de hombrescorrieron a consagrarse en Ifá, porque allá no es requisito consagrarse enOcha para luego pasar a Ifá, tal como se exige en el Ifá Afrocubano, donde lapersona por lo menos debe Lavar Ocha. Cientos de personas de Latinoaméricacorrieron a Nigeria, porque no les interesaba la Ocha ni sus secretos paranada. Ellos solo querían saber de Ifá. Esta es la quinta señal que debeindicarles que las personas, pierden el interés en Ocha, para concentrarse másen Ifá.A raíz del pulmón abierto por UNESCO, en Nigeria se comenzó a hacer loindebido y con lo indebido que hicieron apareció la sexta y más alarmanteseñal, pero la que menos han querido ver los Olorishas. La ceguera económicaparece ser más grande. En Nigeria se inventó la consagración de Ifá a lasmujeres. Miles de mujeres, no solo de Nigeria, sino de Latinoamérica, corrierona consagrarse como “Iyanifa”, pero Ocha ni la voltearon a ver. Muchas de lasmujeres latinoamericanas fueron a “consagrarse”, sin el requisito de pasar porOcha. Ya no solo los hombres no tienen interés en Ocha, las mujeres deNigeria tampoco lo tienen y las mujeres de América, lo están perdiendo. No haypeor ciego, que el que no quiere ver.Pero, analicemos más profundamente la situación de Ocha, no solo enAmérica, sino también en Nigeria. A raíz de la declaración de UNESCO comoObra Maestra de la Humanidad, Los Babalawos Nigerianos organizaron yestructuraron una Asociación Internacional. Con grandes pompas, hastaanunciaron al “Awise”, lo que es el equivalente a un Embajador de BuenaVoluntad y Difusión de la religión, pero obviamente concentrado en Ifá¿Cuántos “Awise” de Ocha se conocen? ¿Cuántos Olorishas nigerianos ocubanos han salido a defender y tratar de mantener o luchar que su legado nosea incluido en Ifá, sino que se le declare como un Patrimonio de la Humanidadcon sus propias ceremonias y sobre todo, su propia identidad? Como se puedever, esta no es solo la séptima voz de alarma que nos indica que Ocha es la
  5. 5. que llevaría la peor parte si la represa se desborda, es la EVIDENCIA de queeso sucederá. Entonces no se pueden quejar, si se les acusa de desidia, deperezosos y de usurpadores, ya que la evidencia de que lo son, salta a la vistapara que todos la vean. En otras palabras, no lo estamos “diciendo”, loestamos DEMOSTRANDO.Como ven, las personas se cansan de la demagogia y demuestran con hechostangibles y no con palabras, que Ifá tiene más seguidores que Ocha, porquesimplemente levanta más interés. Todas estas señales nos indican que si estaguerra se hace abierta, Ocha será la que muera lentamente. De hecho, ni suoráculo llama el interés de las personas y un puñado de INESCRUPULOSOS,lo están tratando de sustituir por medio de la usurpación y el invento. Señores:Los Olorishas tienen sus funciones, los Babalawos las suyas y estas guerrassin sentido por tan solo decir: “Yo mato chivitos parado de cabeza”, “Yo sacoángel de la guarda con tomografía axial computarizada”, “Yo me sé elErindilogun hasta el veintiuno” y todo el SHOW que le hace juego a esapayasada, no son más que posturas de: “Yo hago lo mismo que unBabalawo, porque me da la divina gana”, lo que a su vez no lleva a la Ochapor un buen camino. Claro, también puede ser que muchos de estos Olorishasconsideren que el buen camino es el que los lleva a un acantilado. Nuestrosviejos acordaron que la mejor vía era trabajar en conjunto, para que todospudieran trabajar por igual y en armonía. Es solo cuestión de SENTIDOCOMÚN. También debemos analizar fríamente otro hecho que al parecer ha pasadodesapercibido por años y es que los problemas de desarmonía entre Ocha eIfá, comenzaron cuando los hombres se hicieron Ori Ates y codiciaron no sololo que les correspondía a las mujeres a las que despojaron de su derecho,también codician lo que les pertenece a los Babalawos y Ashoguns y lo estánUSURPANDO, pero además tienen el cinismo de quejarse porque losBabalawos lo defendemos. Para una Iyalocha, hacer estas profanaciones seríaimpensable, ya que muchas de las labores que hace el Babalawo en el cuartode Santo, son tabú para ellas y en otros casos, son tabúes y funcionesmarcados por Ifá que la mujer SI respeta y que como hemos demostrado, sonHISTÓRICAMENTE válidos.Los hombres, por su condición de hombres, se llenan de COMPLEJOS y alparecer piensan que siendo Ori Ates y no poder sacrificar o hacer otrosmenesteres, los hace “menos hombres” que los Babalawos y quieren“demostrar” lo contrario, como si la religión se tratara de un despliegue de
  6. 6. machos Alfa en época de celo. Muchas casas están volviendo a la antiguausanza y están comenzando a consagrar mujeres o entrenarlas como Ori Ate,porque además de ser la forma en que HISTÓRICAMENTE se hacía, loshombres Ori Até solo han sido capaces de “demostrar” que saben tenercodicia por lo que no les pertenece y lo hemos demostrado con historia ycon hechos, no tan solo con Ifá.La mujer, desde niña, es enseñada a desarrollar sus dotes para darcuidados, amor, nutrir y vigilar, mantener el orden y ser mucho másobservadoras que los hombres. Adicionalmente, sus instintos maternoslas llevan a cuidar celosamente lo que consideran suyo. Esta debió ser larazón de que fueron mujeres las que cuidaron, mantuvieron yexpandieron la religión de Ocha que hoy podemos decir que practicamos.La entrevista a la Iyalocha Mayor de Oyó, realizada por uno de los autoresde este libro, demuestra sin duda alguna, que estos cargos en Nigeriarecaen también sobre mujeres y no sobre hombres, lo cual es consistentecon nuestra historia. De hecho, allá son veneradas como grandes madres.Darles el lugar que siempre les ha correspondido a las mujeres porderecho propio en la religión, parece ser la solución, ya que de locontrario vendrá, lo que como ya dijimos, va a desbordar la represa ycausará el cisma en donde todas las señales indican, que la Ocha moriría.Las señales están, que no las quieran ver, es otra historia. No matemosmás patrimonios…es hora de actuar…En cuanto a los Babalawos que quieren usurpar lo que legítimamente lecorresponde a los Olorishas, sepan que no se les permitirá. Comiencen aanalizar estas posiciones y corríjanlas, porque eso no los hace más queunos MERCENARIOS religiosos. El que las cosas que hagamosreligiosamente, estén contempladas en nuestros Corpus de Ifá, NOsignifica que TODO lo tiene que hacer el Babalawo. Para eso, sedividieron las tareas de los religiosos en un cuarto de Santo y elBabalawo ni siquiera es participativo en dichas ceremonias, más que enlo que se ha especificado y como un ayudante más, NO COMODIRECTOR. A los Olorishas honestos, les pedimos que no se tomen a mal laspalabras de este capítulo, solo apuntamos a los hechos que hemospodido notar y que nos dan claras señales de alarma, de que nuestrareligión se destruye poco a poco, pero con paso firme. Si no apuntamos alos hechos y a las señales de alarma que vemos, solo por unos cuantos
  7. 7. religiosos inescrupulosos. Debemos aceptar lo que está mal y ponernosla mano en el corazón y pensar con la debida madurez los hechos quehemos presentado, porque nos estamos perdiendo y así como hayOlorishas honestos, hay Babalawos honestos y debemos luchar contraestos corruptos que nos han dañado y nos han separado. Nosotros, losautores, pedimos ayuda urgente de esos religiosos honestos, Babalawosy Olorishas, para trabajar juntos en la educación de nuestra gente y queno sean más nunca víctimas de estos inescrupulosos (Babalawos yOlorishas) que quieren jugar a las USURPACIONES, solo para complacera su BOLSILLO. No los dejemos pasar y unamos nuestros esfuerzos paraIMPEDIRLO.Esperamos que estos puntos que hemos señalado se vean como lo queson: Una REALIDAD que no da cabida a discusiones estériles, sino quedeben tomarse como las señales de alarma de hechos reales que estánocurriendo. También esperamos que este libro, haya aclarado puntos ydemostrado con hechos, que es preciso que los religiosos apliquemoslos que nos enseña Ifá en el Odu Ogunda Osa: La Unión hace la fuerza ydejemos de tratar de DESTRUIR nuestras enseñanzas, solo porque sequieren mantener posiciones de fuerza e intransigencia. Nuestra religiónes abarcadora y muchas cosas están confusas por lo abrupto yescabroso de nuestra propia historia como religión en América, pero a lavez es hermosa y llena de un misticismo que se pierde cada día, por losfactores económicos que empujan a “rebeldías” que no deben tenercabida en nuestra religión. Es preciso ponernos a construir y practicarnuestra religión, pero no basados en la retórica, las posiciones de fuerza,la calumnia, la mentira y el trabajo “mecánico y repetitivo”. Es precisoque trabajemos en la construcción y la práctica de nuestra religión, peroque lo hagamos: ¡Comprendiendo Nuestras Tradiciones!

×