© 2012 BIBLIOTECA AGUILA DE IFA – EJEMPLAR GRATUITO
Urgencias Pediátricas: Los AbikúAbikú Egbe Orun son aquellos seres que nacen, solo para morirnuevamente en un período de t...
mundo a los Àbíkú y hacerles olvidar sus promesas de regresar,rompiendo así el ciclo de sus constantes idas y vueltas entr...
este espíritu Àbíkú maltratado de esta manera, no desee venir másal mundo.También se hacen fiestas especiales para esos ni...
El punto en este caso es que muchas veces se le hacen obras alniño Abikú y con ello muchas veces se baja la guardia. Esto ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Urgencias Pediátricas: Los Abikú

964 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
964
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
6
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Urgencias Pediátricas: Los Abikú

  1. 1. © 2012 BIBLIOTECA AGUILA DE IFA – EJEMPLAR GRATUITO
  2. 2. Urgencias Pediátricas: Los AbikúAbikú Egbe Orun son aquellos seres que nacen, solo para morirnuevamente en un período de tiempo estipulado por ellos mismosen el cielo. Algunos escogen morir en momentos importantes de suvida como personas o niños. Estas entidades viven en sociedad enel cielo y aprovechan todas las oportunidades para bajar del cielo ala tierra en el vientre de alguna incauta mujer que pase por losparajes solitarios, por donde suelen asechar. El conocimiento deestas entidades está muy difundido en África Occidental, donde lesdan distintos nombres. En América también se les conoce con losnombres de Faes o Hadas. El contrario de los Àbíkú es llamadoAbiye. Los Ibo llaman Ogbanje al Àbíkú, los Haussa lo llamanDanwabi y los Fanti lo llaman Kossamah.Ellos son considerados por la cultura yoruba, como parte de unalegión de "demonios" que habitan en los bosques o alrededor delos árboles de Iroko y el árbol de higo blanco, o Chorona. Del árbolsabio del cual cada uno de estos Àbíkú nacen, ya llevan con ellosel día y hora que se remontarán nuevamente a la "otra cara de lavida", para irse en compañía de sus "amigos" de los bosques deIroko. Generalmente este tiempo se define entre el nacimiento y lossiete años de vida. Así, para garantizar que estos niñospermanezcan en el mundo de los vivos se toman medidas comohacerlos olvidar las fechas y por tanto, a sus "amigos del otrolado".Muchos son los Odu de Ifá que nos hablan de estos seres, asícomo también son múltiples los tratamientos, que Ifá nos da contraellos. Nuestras historias de Ifá nos dicen que ciertas ofrendashechas con conocimiento de causa son capaces de retener en el
  3. 3. mundo a los Àbíkú y hacerles olvidar sus promesas de regresar,rompiendo así el ciclo de sus constantes idas y vueltas entre latierra y el cielo, porque una vez el tiempo marcado para volver hayapasado, sus compañeros se arriesgan a perder poder sobre ellos.Encontramos información con respecto a los Àbíkú en varios Odus(historias) de Ifá. Las historias que encontramos en los diferentesOdus de Ifá demuestran que los Àbíkú en el cielo, forman unasociedad llamada Egbá, presidida por Iyàjansà (madre-pare-y-seva) para los varones y Olókó (jefe de la reunión) para las niñas,pero es Aláwaiyé1 (rey de Awaiyé) quien es llevado al mundo porprimera vez en su ciudad de Awayié. Allí es donde está el bosquesagrado de los Àbíkú, donde los padres de este van a llevarofrendas de modo que se queden en el mundo (Verger, 1965).Las historias también nos dirán cuales son las acciones a seguircuando de un niño o persona Àbíkú se trata. De hecho sus amigosno aceptan así tan fácilmente la falta de palabra del Àbíkúrefrenado en el mundo por las ofrendas, los encantamientos y lostalismanes preparados por los padres, de acuerdo con el. consejode los Babalawos. Ni siempre estas precauciones y ofrendas sonsuficientes para sostener a los niños Àbíkú en la tierra. Iyàjanjasàes muchas veces más fuerte. Ella no deja que funcione lo que laspersonas hacen para retener en la tierra a los niños.Como puedes ver, se pueden usar talismanes preparados yencantamientos, aparte de baños y otras técnicas que muchasveces son tan solo paliativos a la situación que afrontan los padresde la criatura. Según los Yoruba, contra los Àbíkú no hay remedios.Iyájanjàsá los atraerá a la fuerza para el cielo. Los cuerpos delÀbíkú que mueren así, a la fuerza, con frecuencia se mutilan. Estolo hacen con el objeto que estos seres, pierdan sus atractivos y susamigos en el cielo no deseen jugar con ellos y sobre todo para que
  4. 4. este espíritu Àbíkú maltratado de esta manera, no desee venir másal mundo.También se hacen fiestas especiales para esos niños llamadasSara, las que llevan como objetivo invocar la buena fe de lasdeidades. En estas fiestas, el frijol de carita y aceite de palma sedistribuyen generosamente a todos como plato principal. Los Àbíkú,así como los demonios que los acompañan y otros niños soninvitados a participar en estas fiestas. Tales fiestas supuestamentepiden el favor de los "pequeños amigos del otro lado" y van dirigidasa convencerlos de la permanencia de los Àbíkú en la vida normal,garantizando, al mismo tiempo, el muchacho siempre le haga unafiesta para darles sus golosinas (Verger, 1965).Algunos nombres importantes se les dan a estos niños Àbíkú paradejar claro que sus objetivos se han descubierto, lo cual es otraherramienta para tratar de mantenerlos en la tierra. Estos nombrespueden ser clasificados en: Nombres que establecen su condiciónde Àbíkú; Nombres que les aconsejan a ellos que permanezcan enel mundo y les indican que las condiciones para que el Àbíkúregrese, no sean favorables y Nombres con promesas de buen tratoen caso que se queden en el mundo. Algunos de estos nombresprovienen de saludos tradicionales y otros son bastante específicos.Los nombres de Abikú por sí mismos suministran una visiónsignificativa del torrente de emociones involucradas y van dirigidosa evadirlos y en algunas ocasiones, desafiarlos. Por ejemplo,puedes escoger entre escuchar el enojado desafío en el nombreKosoko: “No hay pala“(para cavar la tumba de este niño), o elruego apasionado al niño que se llama Durosimi, donde se le diceal niño que “esta vez espere para enterrarme a mí“ (los padres).Debe ser, tanto emocional como financieramente difícil, criar a unniño Àbíkú. Imagínese no ser capaz de poder disciplinar a un niño,por miedo a provocar su muerte.
  5. 5. El punto en este caso es que muchas veces se le hacen obras alniño Abikú y con ello muchas veces se baja la guardia. Esto es unerror y es uno de los casos en los que no se debe descuidar elBabalawo. El ponerle un cadenita en el tobillo y bañarlo con hierbas,muchas veces no es suficiente y por nuestra condición delatinoamericanos, los nombres que se les ponen a estos niños,muchas veces no es posible hacerlo. Con frecuencia se encuentranen Nigeria, nombres de Àbíkú. en adultos o jovenzuelos quegozan de buena salud, muestra de que muchos Àbíkú estáncon favor en el mundo, quizás a causa de las almas piadosas, ode todas esas precauciones, hacer caso a Orunmila y a laintervención de los Babalawos. Recuerda: Los Yoruba indicanque NO HAY REMEDIO contra los Àbíkú, así que no bajes laguardia.1 En Cuba el jefe de los Abikú se llama Shidikú

×