éTica (ensayo)

6.560 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
6.560
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
84
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

éTica (ensayo)

  1. 1. LA ÉTICA “VIRTUD O CARGA DEL ABOGADO”1. Introducción2. Diferenciación entre ética y deontología profesional3. Definición de ética4. La ética y el derecho5. Ética profesional del abogadoa) Factores que influyen en la vida del profesionistab) Deberes sociales del abogado6. Normas de ética profesional del abogado7. Los mandamientos del abogado8. Ética en el mundo fáctico; virtud o carga del abogado9. Conclusión10. Bibliografía
  2. 2. 1) INTRODUCCIÓNLa razón que me motivó a realizar un estudio acerca de la ética profesional de losabogados se encuentra fundamentada en el hecho de que en la actualidad existeun sin numero de profesiones, de igual manera que millones de jóvenesestudiando cada una de ellas, los cuales al finalizar el curso de éstas seránprofesionistas, pero ¿de qué sirve que en la sociedad existan profesionales que nocuentan con una ética para ejercer su trabajo?En este caso, me centro en la ética de los abogados, no sólo por mi interéspersonal, sino ´porque ésta es una de las que causa mayor controversia en cuantoa su práctica en la vida laboral del abogado, la mayoría de la gente poneentredicho que un licenciado en derecho sea capaz de dirigir su vida profesionalcon rectitud, con una escala de valores, creen que lo único que los motiva atrabajar es una recompensa monetaria y dejan de lado al ser humano que existe yque vive en sociedad, que tiene una conciencia y un uso de razón que debe serobjetivo. 2) DIFERENCIACIÓN ENTRE ÉTICA Y DEONTOLOGÍA PROFESIONALEn estos tiempos la existencia de una ética profesional nos asegura un buendesempeño de un profesionista, pero es muy importante saber diferenciar ladeontología profesional de la ética profesional para poder contextualizar éstaúltima y así cumplir el objetivo de este trabajo. La deontología profesional hacereferencia al conjunto de reglas y principios éticos que regulan y guían unaactividad profesional, mientras que la ética profesional es la disciplina que estudialos contenidos normativos de un colectivo profesional.Las normas de la deontología determinan los deberes mínimamente exigibles a losprofesionales en el desempeño de su actividad, es por esto que suele ser el propiocolectivo profesional quien determina dichas normas, y las recogen por escrito enlos llamados códigos ontológicos. 3) DEFINICIÓN DE ÉTICAEl término ética deriva del griego εθоϛ, que significa literalmente costumbre1Por esta razón se ha definido frecuentemente a la Ética como la ciencia de lascostumbres. A la ética también se le conoce como la filosofía moral, ya que
  3. 3. atiende a la explicación y fundamentación filosófica del fenómeno moral y sedistingue de la teología moral o ética teológica por su independencia lógica ymetódica de la revelación cristiana. 4) LA ÉTICA Y EL DERECHOEntendemos por ética el conjunto de reglas de comportamiento y formas de vidapor medio de las cuales tiende el hombre a realizar el valor de lo bueno.Consideramos que la ética es una disciplina de la recta razón en el hacer.Por su parte, el Derecho, en su significado etimológico, es lo que no está inclinadoni a un lado ni al otro, lo cual se traducen una forma de orden; también se entiendecomo como lo “recto”.Debemos tener en cuenta que el contenido de la ética es la moral. El Derecho y lamoral deben caminar paralelamente, ya que ambos complementan y se apoyan.Así los principios jurídicos se sustentan en razones que buscan el desarrollopositivo del individuo y de la sociedad. 5) ÉTICA PROFESIONAL DEL ABOGADOHay que tener conciencia de que existen diversos y numerosos factores que noscircundan como seres humanos y otros más, de manera singular, comoprofesionistas. De todos los existentes, considero por su grado de preeminencialos siguientes: - Familia: a la institución familiar la podemos analizar desde diversos enfoques, para los efectos de del estudio, centraremos la atención en la familia como origen de todo estímulo para el ser humano y, e particular para el profesionista.Es en el ceno familiar donde recibimos los primeros lineamientos para formarnuestro carácter, donde se marcan y delimitan los extremos entre lo que es y debeser. Por ello, la familia viene a ser una estructura básica que nos permiteproyectarnos en todos los campos. - Amistad: es innegable que la amistad es un factor influyente en la vida del ser humano, y, en particular, del profesionista. Como complemento de la familia, la amistad constituye un estímulo vigoroso, sincero y desinteresado.Consideramos que la amistad es un vínculo que une a los seres humanos y quetiene como base la confianza, la comprensión, la generosidad y la entregadesinteresada.
  4. 4. - Estudio: No menos importante, el estudio, apreciado como un hábito para la formación profesional. Para los profesionistas en general y, par los abogados, en especial, el estudio consistente, tenaz y depurado constituye un elemento indispensable para lograr el éxito profesional.El profesionista en general se debe a la sociedad, al bien común. De estecompromiso público surgen los tres deberes sociales del abogado, los cuales son: • Responsabilidad profesional.- Se hace palpable en virtud de que como profesionistas, además de observar el exacto cumplimiento de la ley, contamos con un límite marcado por la norma moral. A la responsabilidad moral la ubicamos en el espacio cognoscitivo de la sanción interna dictada por la conciencia, que inclusive puede llegar a esta pugna con la percepción de la conducta externa, llámese social o jurídica. • Solidaridad profesional.- Se entiende como la suma de intereses que les son comunes a quienes ejercen la misma profesión y, en segundo plano, a todos los profesionistas de las instituciones de educación superior. La solidaridad profesional se manifiesta en dos aspectos: formal y moral, el primero se sustenta en la plataforma jurídica que establece el Estado por medio de los diversos ordenamientos legales, y el segundo se manifiesta cuando ésta se encuentra inspirada en la práctica de determinadas virtudes, tiene su principal fuente en la caridad. • Socialización del servicio.- significa que como profesionistas, además de cumplir con los mínimos requisitos que precisan las leyes, estamos obligados a que nuestro trato con los solicitantes del servicio se complemente con la práctica de determinadas virtudes que nos permiten despojarnos del egoísmo, el orgullo, la soberbia y la negligencia, como son la generosidad, la caridad, la sencillez. 6) NORMAS DE ÉTICA PROFESIONAL DEL ABOGADODe acuerdo a J. Honorio Silgueira, las normas que rigen la vida profesional de unabogado son las siguientes: • Trata de ser honesto como preparado en el ejercicio de tu profesión: tuyo será así el camino del éxito. • No engañes al cliente ni le hagas concebir vanas esperanzas. Háblale con franqueza, no le ocultes ninguno de tus pensamientos, dile toda la verdad.
  5. 5. • No transijas ni con las malas causas, ni con los malos jueces, ni con los malos litigantes, ¡Baldón para ellos! • Ten confianza en la justicia y fe en la rectitud de los magistrados. No te consueles en la derrota pensando mal de la una y de los otros. • No hagas uso de la inmoralidad o injusticia de la ley, sino cuando te lo exijan ineludiblemente la fuerza de las cosas o las necesidades imperiosas de la defensa. • Sé prudente, firme y culto en todos tus actos. No desciendas nunca, ni para lanzar improperios o recoger inmundicias. • No juzgues mal de las intenciones o conducta del contrario, ni menoscabes la preparación de tus colegas, ni de nadie, sin tener motivo fundado para ello. Dignifica la profesión por todos los medios • No cristalices tu conciencia en la rutina. Estudia y consulta siempre. Ten cuidado con el error, que es humano. • Ocupa útilmente tu tiempo. No suscribas escritos indebidos, ni acumules montañas de papel en los juicios, ni uses dilaciones o procedimientos maliciosos, que no te acarrearán sino deshonor o descrédito. Cuida tu título, acuérdate de que has jurado. • Empuja siempre dentro de tu oficio y en tu medida la obra de nuestra evolución sociológica. No olvides el precepto bíblico: “no sólo de pan vive el hombre” 7) LOS MANDAMIENTOS DEL ABOGADOEduardo J. Couture nos ofrece diez mandamientos que de acuerdo a su análisisnos ayudarán a ser abogados exitosos y con una digna ética: • Estudia: El derecho se transforma constantemente. Si no sigues sus pasos, serás cada día un poco menos abogado. • Piensa: El derecho se aprende estudiando, pero se ejerce pensando. • Trabaja: La abogacía es una ardua fatiga puesta al servicio de la justicia. • Lucha: Tu deber es luchar por el derecho, pero el día en que encuentres en conflicto el Derecho con la justicia, lucha por la justicia.
  6. 6. • Sé leal: Leal para con tu cliente, al que no debes abandonar hasta que comprendas que es indigno de ti. Leal para con el adversario, aun cuando él sea desleal contigo. Leal con el Juez que ignora los hechos y debe confiar en lo que tú le dices, y que, en cuanto al Derecho, alguna que otra vez debe confiar en el que tú le invocas. • Tolera: Tolera la verdad ajena en la misma medida en que quieres que sea tolerada la tuya • Ten paciencia: El tiempo se venga de las cosas que se hacen sin su colaboración • Ten fe: Ten fe en el Derecho como el mejor instrumento para la convivencia humana, en la justicia como destino normal del Derecho, en la paz como sustituto bondadoso de la justicia y sobre todo, ten fe en la libertad , sin la cual no hay Derecho, ni justicia ni paz • Olvida: La abogacía es una lucha de pasiones. Si en cada batalla fueres cargando tu alma de rencor, llegará un día en que la vida será imposible para ti. Concluido el combate, olvida tan pronto tu victoria como tu derrota. • Ama a tu profesión: Trata de considerar a la abogacía de tal manera que el día en que tu hijo te pida consejo sobre su destino, consideres un honor para ti proponerle que se haga abogado 8) ÉTICA EN AL MUNDO FÁCTICO: VIRTUD O CARGA DEL ABOGADOHaciendo un análisis exhaustivo acerca de la ética profesional y lo que significa eimplica llevarla a la práctica hablamos de que en el caso específico de losabogados resulta casi una misión imposible, obviamente es sumamente difícil enun mundo en el que la mayor parte de los profesionistas ya se encuentrancorrompidos por el sistema burocrático, por la ambición personal y a los cuales seles ha obligado a entrar en él o quedarse fuera, sin ninguna posibilidad deprogresar.Aquel abogado que pretende tener una ética profesional debe aprender a navegaren la corriente, pero nunca dejar que ésta lo lleve y manipule a su antojo, es deciraprender a convivir en este medio pero sin perder sus valores que le han sidoinculcados con anterioridad, desafortunadamente nos encontramos inmersos enun mundo muy globalizado el cual en lugar de alentarnos a conservar nuestraética y principios como abogados nos coloca frente a un fuerte dilema “lanecesidad contra nuestros principios”, pues cada vez es mas frecuente encontrar
  7. 7. millares y millares de abogados buscando encontrar algún asunto para subsistir,sin embargo el mundo obliga y orilla a los abogados a actuar conforme serequiera, convirtiéndose en una especie de camaleón, cabe destacar que sitomamos en consideración que por lo menos en Tehuacán existen mas de doceInstituciones que cada año egresan mas de quinientos abogados de esta ciudad,mas los que ya existen, encontramos grandes dificultades, pues los maspropensos a tener que olvidarse de su ética y principios son los litigantes queapenas inician a litigar pues es su necesidad de subsistir y sufragar sus propiosgastos contra sus principios y considerando que son los litigantes con ciertatrayectoria los que acaparan la mayoría de los asuntos por la experiencia que losrespalda, así como por sus grandes virtudes, pues para los principiantes no lesqueda mas que algunas migajas, motivo por el cual tienen que finalizarexitosamente sus pocos asuntos sin confundir que el termino exitosamente no serefiere necesariamente a lo recto sino al gusto del cliente, pues el cliente nuncavalora ni valorará el hecho de que su asunto sea llevado conforme a derecho, él elúnico resultado que acepta es haber ganado, ya sea como actor o comodemandado, todos van litigar como en un campo de batalla, pues en ese campoquien no cae por balas contrarias cae por fuego amigo, pues ningún abogado le vaa decir a su cliente “su asunto ya está perdido”, aunque sepan que aún cuandohagan lo que hagan no lo ganaran, ya al final buscarán la manera de culpar aalguien para no decir que ya lo sabían, motivo por el cual si realizamos unminucioso estudio de los abogados que tienen ética y la respetan nos daremoscuenta que es mejor responder en casa del jabonero el que no cae resbala o entregitanos no nos leemos la mano, por lo que se puede concluir que a diferencia deotras profesiones en nuestro medio es muy difícil mantener una ética intacta, sinembargo no todo esta perdido si todos cambiamos de idea, pues la ética no esuna carga es una virtud que todos tenemos que portar orgullosamente, la cual nosolo nos va a proporcionar una gran satisfacción como abogados sino tambiéndarle una proyección al derecho, pues el común de las personas creen que lacarrera de derecho se estudia para trabajar no tan derecho, debemos de quitaresos estereotipos que denigran a nuestra profesión, el pasado es pasado,estamos a tiempo de darle una nueva visión al desarrollo profesional del abogado,solo dejemos de convertirnos en nuestros propios enemigos, dejemos de vernoscomo enemigos, pues aún cuando por cortesía todos nos decimos amigos laverdad es que esa palabra no la conocemos, pues amigo no es aquel que da unpoco para pedir algo mas a cambio, lo mejor es dejar de crear profesionistas comoserpientes que no se comen así mismas porque dejarían de existir, así mismo nosenfrentamos a otra gran problemática que es el supeditar el derecho a loscaprichos de una persona, pues todos los abogados cuando litigan o practican elderecho lo hacen inclinándose hacia cierto lado de la balanza o sea del actor odemandado y en este juego también podemos considerar a los funcionarios
  8. 8. públicos, pues tal pareciera que en lugar de obtener un titulo de abogados nosdeberían de proporcionar uno de ingenieros, diseñadores o su equivalente, pues lamayoría a eso se dedica, a diseñar un supuesto y probarlo contra corriente, aquíes donde la ética se convierte en una carga y deja de ser una virtud, pues nadiequiera llevarla consigo. 9) CONCLUSIÓNHablamos de la ética profesional como un punto importante y muy significante enla vida de todo profesionista, pero si consideramos específicamente a la éticaprofesional de los abogados, sabremos que es una de las que mayor controversiacausa, al suponer la existencia de una “doble moral”. En la ética profesional delabogado van implícitos muchos factores que le hacen difícil el cumplimiento desus valores, de las normas que se le recomiendan, de sus mandamientos y muchomás aún cuando la mayoría de los abogados no conocen estos mandamientos ysus colegas se encargan de hacer que los olvide, la mejor solución a esta granproblemática para todos los abogados es que consideren que la Licenciatura enDerecho en sus diversos ámbitos es la mejor de todas las profesiones, con eldebido respeto que todas las demás profesiones se merecen y por lo tantodebemos de practicarlo con gran orgullo y respeto, de igual manera debemos depracticarlo de forma independiente de cualquier obligación y de cualquiernecesidad, pues cuando mezclamos diversos factores que nos obligan a olvidarnuestra ética volvemos mas turbio el mundo del abogado, colocando a merced decualquier cliente que mas pague nuestro conocimiento de derecho, lo cual en lugarde enaltecer el derecho lo denigra. 10)BIBLIOGRAFÍA • PÉREZ, I. (1999) Los valores éticos que promueven los psicólogos mexicanos en el ejercicio de su profesión. México, Universidad Iberoamericana. • Contreras García Susana (2002) La Ética en la Vida Profesional. México, Editorial Trillas • Menéndez Aquiles (1992) Ética Profesional. México. Herrero Hermanos • Couture Eduardo (1996) Los Mandamientos del Abogado. México. Miguel Ángel Porrúa

×