Nuevo Pacto SocialO esperar que la historia nos alcance… o nos atropelle     El nuevo pacto social que requiere nuestro pa...
Índice Los problemas a los que nos enfrentamos………………………………                                            3 Desprestigio legis...
Los problemas a los que nos enfrentamos       Los graves problemas del país trascienden el ruido de las televisoras,la cla...
años hará su libro para ejercer “su derecho de réplica” y embarrar a quieneslo apoyaron o extorsionaron.       Las adiccio...
Desprestigio legislativo: el propio y el que le endilgan.         En amplios segmentos de la sociedad mexicana existe una ...
Al igual que aquella, la actual legislatura se vio sometida a unincesante bombardeo de descalificaciones, en los temas de ...
En una legislatura moderna, democrática y auténticamenterepresentativa del interés nacional, la camorra, el insulto y la l...
A la par, la estructura política tendió a sustituir la voluntad popular,nulificar las muestras de inconformidad política y...
Vicente Fox y la frustración social        Desfondado en sus bases sociales y las políticas que sustentaban suplataforma e...
recuerda a Salinas Pliego la devolución de 550 millones de pesos que la SCTle hizo el último día del Gobierno de Vicente F...
Televisa: critica a los legisladores y alaba o calla -de acuerdoa sus intereses- ante el Presidente      Por ejemplo, Tele...
contribuyó a tener una reforma electoral insuficiente, manipulable por lasdirigencias partidarias y excluyente en materia ...
Los organismos electorales -en apariencia ciudadanos- siguen bajo elcontrol de las dirigencias partidarias y actúan en con...
El PRD, AMLO y el fraude electoral       Podemos establecer que el gran desprestigio del sistema políticomexicano va de la...
La tentación y el desparpajo no es patrimonio del PRI o del PAN.Compañeros y compañeras del PRD fueron atrapados en prácti...
responsabilidad, no obstante que ésta estructura estaba pagada conrecursos de los partidos de la Coalición, manejados dire...
El voto nulo no sólo es Televisa       Para quienes entienden la política únicamente como una actividadpara mantenerse en ...
La justa indignación ciudadana será aprovechada por los grupos depoder para llevar agua a su molino. No votar, anular, o v...
Quienes desde abajo estamos en desacuerdo con la forma en que seha gobernado este país tenemos claro que nada tiene que ve...
El nuevo pacto debe ser construido a través de un proceso de diálogonacional en el que participen los partidos, las organi...
El Estado, las instituciones y los tres Poderes de la Unión deben crearlas condiciones para que el ciudadano rescate el de...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

NUEVO PACTO SOCIAL (UNA NECESIDAD IMPOSTERGABLE)

373 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Noticias y política
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
373
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

NUEVO PACTO SOCIAL (UNA NECESIDAD IMPOSTERGABLE)

  1. 1. Nuevo Pacto SocialO esperar que la historia nos alcance… o nos atropelle El nuevo pacto social que requiere nuestro país tiene la misma dimensión histórica de la Independencia, la Reforma o la propia Revolución. Una reflexión en voz alta 1
  2. 2. Índice Los problemas a los que nos enfrentamos……………………………… 3 Desprestigio legislativo: el propio y el que le endilgan………………… 5 Centralismo y cortoplacismo: lacras del trabajo legislativo…………….. 6 La línea desfondó al PRI…………………………………………………… 7 Vicente Fox y la frustración social………………………………………… 9 México para los mexicanos (con dinero)………………………………… 9 Televisa: de cachorro de la revolución a minino de Marthita…………… 10 Televisa: critica a los legisladores y alaba o calla -de acuerdo ………… 11 a sus intereses- ante el Presidente. La democracia a modo de las cúpulas…………………………………….. 11 Las campañas, convertidas en mercado electoral………………………. 12 No todo está podrido………………………………………………………… 13 El PRD, AMLO y el fraude electoral……………………………………….. 14 ¿Libertad de expresión, o libertinaje para calumniar?............................. 14 No hay justificación para nuestros errores………………………………… 15 Un dirigente está para entender, no para que lo entiendan…………….. 16 El voto nulo no sólo es Televisa……………………………………………. 17 ¿Y qué después del 5 de Julio?.............................................................. 18 Nuevo pacto social, como resultado de un diálogo nacional……………. 19 2
  3. 3. Los problemas a los que nos enfrentamos Los graves problemas del país trascienden el ruido de las televisoras,la clase política y los grupos de poder. Estamos sumidos en la másespantosa crisis económica, política y social de la que se tenga memoria enel México contemporáneo. La realidad nacional demanda un nuevo pacto republicano en loeconómico, en lo político y en lo social. La creciente inseguridad pública, la pobreza de decenas de millonesde mexicanos, la falta de expectativas para los jóvenes y de esperanza paralos adultos mayores, el deterioro del medio ambiente y de los recursosnaturales, la desigual e inequitativa distribución de la riqueza nacional, ladesintegración y violencia intrafamiliar, la ruptura del tejido social, elnarcotráfico, la existencia de grupos armados en varios Estados, la falta deconciencia colectiva, la opresión hacia la mujer, la discriminación a lasminorías, la pérdida de confianza en las instituciones y la falta de credibilidadde éstas, la amenaza de una mayor devaluación, forman parte de una másamplia y compleja problemática que es necesario enfrentar en un marcoinstitucional y con una estrategia que sume la voz y la acción de todas lasfuerzas políticas y sociales de la nación, en la búsqueda de un México mejory más justo para todos. El desempleo, la inseguridad, las adicciones y la incompetenciaflagelan a la sociedad mexicana. Producto del modelito económico que noshan impuesto, México no tiene el control de sus fronteras. Puertos y Aeropuertos son administrados por gerentes de medio pelonombrados en España, Dinamarca, Francia, China, Estados Unidos yAlemania. Los puertos y aeropuertos mexicanos constituyen parte delentramado de las acciones ilícitas del crimen organizado. Estos importantes espacios de seguridad nacional no fueron losúnicos que se entregaron a las transnacionales que los administran,recibieron también empresas que eran rentables para los ingresos del país.La entrega de puertos y aeropuertos a extranjeros se hizo ante lacomplacencia y el silencio de los críticos televisivos. Ni una sola expresión deinconformidad en este tema. ¡Los mariachis callaron! El Puerto de Lázaro Cárdenas está en manos de la Empresa ChinaHutchinson Hampoa, que se hizo de la concesión mediante una acción ilegalpermitida por el Gobierno de Fox; curiosamente por ese puerto entraba laefedrina proveniente de Oriente que le fue decomisada a Zhenli Ye Gon, aquien le encontraron 205 millones de dólares en una casa ubicada en Lomasde Chapultepec. No dudemos que al igual que Ahumada, dentro de tres 3
  4. 4. años hará su libro para ejercer “su derecho de réplica” y embarrar a quieneslo apoyaron o extorsionaron. Las adicciones son un cáncer que crece y se disemina a lo largo yancho del territorio nacional. Las oportunidades de estudio se reducen en lamedida que la crisis impacta las finanzas familiares y del Estado. Sólo 2 decada 10 jóvenes pueden acceder a una opción educativa, los restantesoscilan entre el subempleo, la maquila, la migración, las adicciones o suincorporación a bandas delictivas con el espejismo de un rápido ascensosocial o conseguir dinero fácil. El futuro no promete mucho para los jóvenesmexicanos. El crimen organizado ha desbordado la capacidad de las institucionespara controlarlo, siendo la inseguridad pública, hoy por hoy, uno de losprincipales problemas de México. El avance de la inseguridad pública es reflejo de la existencia de unpoder criminal paralelo, producto de la impunidad con la que opera ladelincuencia organizada. Por su magnitud, este problema es ya un asunto de Estado y deseguridad nacional. El reto para todos, es extraordinario. El llamado crimenorganizado dispone de armamento sofisticado y tecnología de punta, tiene asu servicio a profesionistas experimentados que trabajan en muy diversoscampos y que se encargan, desde el lavado de dinero hasta la defensa yorganización de vastas redes ilícitas donde se trafica con drogas, armas,autos robados, trabajadores indocumentados; y ocurre la trata de blancas.Cuenta también con recursos que le permiten comprar funcionarios,organizaciones y ciudadanos. El narcotráfico ha sido capaz de infiltrarse y utilizar cualquierestructura partidaria, política y organizacional. Negar esta característica -consustancial de este tipo de hampa- para poner a salvo supuestos o realeshonores políticos y/o partidarios, es un grave error. El crecimiento de la delincuencia es un fenómeno complejo. Requierede múltiples iniciativas y suma de esfuerzos encaminados a que nuestrosconciudadanos retomen la seguridad de vivir y desarrollarse en un marco dejusticia y paz social. Hacer de este tema un asunto de campaña no sólo esdeleznable, sino demagógico; con resultados contrarios a lo que se predica. 4
  5. 5. Desprestigio legislativo: el propio y el que le endilgan. En amplios segmentos de la sociedad mexicana existe una marcadairritación social en contra de la clase política mexicana. Cuentan confundados motivos para desconfiar de quienes nos gobiernan. Hasta hoy no existe una respuesta coherente, articulada y convincentepor parte de los dirigentes partidarios, mucho menos una reflexión autocríticaque confronte el desprestigio ganado a pulso y la campaña de linchamientoque -aprovechando la ocasión para el ajuste de cuentas- realizan los medioselectrónicos, en contra de los partidos políticos. La concentración del poder en las burocracias de los partidos grandesy chicos, la banalización del debate nacional y los magros resultados entodas las materias de la vida pública, han abonado para la creación delmayor descrédito que se tenga memoria de la llamada clase políticamexicana, en especial de los legisladores y dirigentes partidarios. Sin embargo un tema tan complejo y delicado, amerita establecer unaserie de precisiones, que nos permitan aclarar paradas. El comportamiento de muchos legisladores y dirigentes partidarios hacontribuido en gran medida a socavar la credibilidad de esa representaciónpopular y el sistema de partidos. Tampoco se puede soslayar la agresivacampaña de descalificación al Poder Legislativo, sobre todo en los tiemposen que se han sometido a la consideración del Congreso de la Unión,diversas iniciativas de ley con afanes privatizadores o relacionadas con elcontrol de los medios electrónicos. Vicente Fox no dudó en poner contra la pared a los legisladorescuando intentó privatizar la CFE, cuando pretendió se le avalara susactivismo contra Cuba o cuando quiso imponer el IVA a alimentos ymedicinas. Televisa y TV Azteca lo acompañaron con singular alegría,denostando a cuanto legislador pudieron, las más de las veces con mentiraso información distorsionada. En la campaña para la renovación del poder legislativo de la segundamitad del gobierno de Fox, el lema del PAN fue, “¡Quítale el freno al cambio!”,en una clara alusión a que el freno a su gobierno lo constituían loslegisladores, quienes en la primera mitad del sexenio foxista habían estadobajo la metralla de las televisoras. En cambio, la chambonería de Fox y suseñora era festinada en exageración por los dueños de las concesionestelevisivas. ¿Quién no recuerda a Bernardo Gómez besando la mano de laseñora Sahagún? El ridículo era la constante, no la excepción. 5
  6. 6. Al igual que aquella, la actual legislatura se vio sometida a unincesante bombardeo de descalificaciones, en los temas de la reforma dePEMEX y los relacionados con los medios electrónicos. La urgencia porcontinuar con la entrega de activos nacionales a empresas extranjeras fuecontenida por una mezcla de movilización popular y acción legislativa, queimpidió la privatización energética y enmendó la iniciativa originalpresidencial. No obstante, esta campaña de linchamiento mediático tendría unimpacto menor, si el poder legislativo contara una organización diferente y unsistema de trabajo que permitiera a la ciudadanía ver expresados susanhelos y demandas en la actuación del poder legislativo.Centralismo y cortoplacismo: lacras del trabajo legislativo Las principales decisiones de ambas Cámaras se concentran en losCoordinadores de los Grupos Parlamentarios, lo que desmotiva la iniciativadel conjunto de los legisladores. Si bien muchos de ellos realizan esfuerzosimportantes en torno a los temas de sus Distritos o de la ciudadanía, lasprioridades están marcadas por las agendas de sus Coordinadores y de losintereses que representan. Con cierto sarcasmo, algunos compañeros comentábamos que laCámara de Diputados debería llamarse Cámara de Coordinadores de losGrupos Parlamentarios. La centralización en la toma de decisiones es una delas mayores debilidades del Poder legislativo. Puede incrementarse o disminuirse el número de legisladores, peromientras persista el centralismo que caracteriza al Poder legislativo y losprocedimientos arcaicos para el desarrollo de sus tareas, éste seguirá sin lafortaleza necesaria para convertirse no sólo en un contrapeso con los otrosPoderes, sino también en un órgano republicano cuyas iniciativas puedanmarcar rumbo y contenido a los asuntos nacionales. Otra práctica que debe desaparecer en el Poder legislativo, es lalectura de extensos “chorizos”, donde el legislador se convierte en un lector yen ocasiones mal lector, de iniciativas o puntos de acuerdo que le formulansus asesores. El Congreso de la Unión es, o mejor dicho debiera ser, el lugarpara parlamentar, para debatir, para formular ideas y propuestas, el lugar deencuentro de los intereses nacionales. El legislador que intenta llamar la atención momentánea con unamanta, una mentada de madre o cualquier acción indebida, expresa de esamanera su incapacidad para convencer, o cuando menos debatir aquellosasuntos que son de su interés. 6
  7. 7. En una legislatura moderna, democrática y auténticamenterepresentativa del interés nacional, la camorra, el insulto y la lectura de textoskilométricos, deben desaparecer. Quien no acepte estas reglas que ni seinscriba, porque su única aportación será el ridículo y la demostración públicade su ignorancia. Esto no será posible hasta en tanto no exista un acuerdo nacional quelimite a las cúpulas partidarias de estar proponiendo como legisladores averdaderos papanatas, cuya única virtud es el lazo familiar, el amiguismo o laincondicionalidad. A los pocos que se salvan, la aplanadora los aplasta. Nocito ejemplos porque no terminaría, pero ningún partido está exento de estetipo de prácticas, que han contribuido en gran medida al deterioro de laimagen del Poder legislativo.La línea desfondó al PRI Antes era el PRI el que acataba en forma acrítica la agenda delPresidente en turno -la que en ocasiones incluso chocaba con la propiaplataforma política partidaria- y la imponía a las demás fraccionesparlamentarias. De ahí mucho del desdibujo de ese partido, cuando por unadisciplina mal entendida a las indicaciones presidenciales, empezó a retirarsede las preocupaciones de sus bases sociales. De esta manera se privatizó y pauperizó el campo mexicano, primerose vendieron barato los bancos y luego se “rescataron” a precio de oro con elFOBAPROA. La deuda mexicana se duplicó, el dólar se fue a las nubes, lagente quintuplicó sus deudas, y el dinero del gobierno lo disfrutaronbanqueros y empresarios. Se vendieron los satélites y los ferrocarriles, seentregaron puertos y aeropuertos a empresas extranjeras. La políticaeconómica generó a los pobres, a quienes nunca alcanzó a atender unadisminuida política social. El pacto social que se consolidó con posterioridad a la Revolución de1917 estaba basado en un eje: incorporar a la totalidad de los mexicanos alos beneficios del desarrollo. Los gobiernos pos revolucionarios asumierontres compromisos ante la sociedad: en lo político, paz social y estabilidad; enlo social, elevación gradual de las condiciones de vida de la población; y enlo económico, crecimiento sostenido. Los tres confluían en el espíritu social que animaba toda políticatrascendente de los gobiernos emanados de la Revolución. Con susparticularidades, cada gobernante obedecía la regla fundamental de atenderlas demandas más sentidas de la población. 7
  8. 8. A la par, la estructura política tendió a sustituir la voluntad popular,nulificar las muestras de inconformidad política y a corporativizar a lasociedad, a tal grado que la denominada sociedad civil apenas fue unapéndice escenográfico que en los hechos sirvió para justificar todos y cadauno de los actos de gobierno. Los cambios políticos que se sucedieron durante la década de losochenta no sólo significaron un intento de refuncionalizar al país en loeconómico, sino una alteración completa de las bases que hasta entoncessustentaron la vida de la Nación. Se buscaron nuevos equilibrios sustentados en la eficienciaeconómica per se, el libre mercado como valor supremo, la reducción radicalde la presencia del Estado en todo proceso económico y en gran parte de laobligaciones sociales establecidas en la Constitución de 1917, y el apoyo ala iniciativa privada bajo la concepción de que ésta sustituiríaadecuadamente aquellos campos que abandonaba el gobierno. Luego de tres décadas de instrumentación, los resultados están a lavista. Sea por fallas implícitas al modelo o por equivocaciones en suintegración, la realidad es que no se han logrado los propósitos queanimaban la citada propuesta; se ha perdido buena parte de lo logradodurante décadas, se ha minado la credibilidad en las instituciones y losespacios de la gobernabilidad y se enfrenta el futuro con incertidumbre.Estos son los hechos. La política social fue desmantelada, los destinatarios de la misma seconvirtieron en objeto no en sujeto, el paternalismo -criticado por los dueñosdel poder económico- persistió pero con cambio de orientación; en lugar deapoyar a campesinos, indígenas y colonos, los banqueros y empresarios seconvirtieron en los nuevos usufructuarios. La ausencia de participación ciudadana, la corrupción y la connivenciade organizaciones sociales corporativas, influyeron en la deformación de lasinstituciones encargadas de atender las necesidades sociales, al grado devolverlas ineficientes y burocráticas. Los legisladores del PRI confundieron abyección con lealtad partidaria.Como Partido surgido desde el poder su fortaleza se convirtió en debilidad, ya partir de Miguel de La Madrid permitieron el desmantelamiento de muchosde los activos del Estado Mexicano. En el pecado llevaron la penitencia. Lo peor para el PRI es que el operador de los gobiernos de esepartido para imponer las directrices presidenciales, es ahora un flamantecolaborador de los gobiernos panistas, el ínclito y cínico, Luis TéllezKuenzler. 8
  9. 9. Vicente Fox y la frustración social Desfondado en sus bases sociales y las políticas que sustentaban suplataforma electoral, el PRI llegó a las elecciones del 2000 con el desgastede 70 años de gobierno, un gran hartazgo ciudadano y una base social queno se sentía representada por sus dirigentes, circunstancia que fueaprovechada por Vicente Fox, que sobre la base de “echar al PRI de losPinos” encontró las condiciones que le permitieron acceder a la Presidencia,ante la esperanza de muchos mexicanos, entre ellos los promotores del“Voto Nulo”, que en aquel momento llamaron a “Voto Útil”. Hartos de lospolíticos y sin ninguna carta de navegación, se concluía que cualquierciudadano podría sustituir la labor de los políticos. La llegada de Vicente Fox al Gobierno, alentó las esperanzas en unsector de la población, para la construcción de un México diferente. Dicha esperanza se disipó de inmediato ante la chabacanería de lapareja presidencial, el cobijo y respaldo a las organizaciones corporativasque criticaban como oposición pero que usaron como gobierno, pero sobretodo la ambición desmedida, los negocios particulares de los familiares deFox y su esposa, así como su entrega a la política del Presidente Bushecharon por tierra cualquier posibilidad de una transformación democráticadel país. Los intelectuales que lo acompañaron se quedaron con un palmo denarices. Los quince minutos para resolver el tema indígena se convirtieron enuna eternidad, y México se convirtió en el esquirol que Bush requería paraconfrontar los gobiernos progresistas de América Latina. Fox, no fue más delo mismo, sino peor.México para los mexicanos (con dinero) Ante esta situación, los medios electrónicos no solo guardaron silenciosino que festinaron además el desbarajuste presidencial de un gobierno queles dio todo lo que quisieron. Los dueños de los medios electrónicos -con razón o sin ella- linchan alos políticos, pero esconden debajo de la alfombra su política canalla. Con la agudeza que caracteriza a Denisse Dresser desnuda al“demócrata” Salinas Pliego y le pregunta: ¿No es cierto que linchó en elnoticiero de TV Azteca a José Esteban Chidiac, el diputado que luego frenóla iniciativa en contra de la competencia que Usted había logrado impulsar?¿No es cierto que se usa la pantalla para intimidar a los legisladores y asívetar leyes que afectan sus intereses? En la misma carta, la escritora le 9
  10. 10. recuerda a Salinas Pliego la devolución de 550 millones de pesos que la SCTle hizo el último día del Gobierno de Vicente Fox, por supuestos interesesmal cobrados y la forma en que se hizo de la concesión de TV Azteca: con25 millones de dólares enviados por Raúl Salinas de Gortari a tres cuentasen Suiza controladas por el propio Salinas Pliego.Televisa: de cachorro de la revolución a minino de Marthita En el otro lado del espectro, ante las presiones de Televisa para quelas reformas a las leyes de comunicación concuerden con sus intereses, lamisma analista política señala tal como se vio al final del sexenio de Fox,donde ante la eventual llegada de AMLO a la Presidencia de la República,presionaron al legislativo para la creación de una ley que atara de manos alque se suponía sería el nuevo Presidente. Ante ello, Denisse Dresser preguntó en esos tiempos ¿es Méxicoadministrado por las empresas privadas o por el Estado? Televisa logró con Fox lo que quiso, saneó sus finanzas quearrastraban adeudos por más de mil millones de dólares; consiguió laeliminación del 12.5 por ciento de los tiempos oficiales a través de un decretopresidencial; estableció una alianza informal con TV Azteca para evitarcualquier otra opción televisiva; frustró desde el 2004 una nueva ley demedios electrónicos; garantizó hasta el 2030 su dominio y concentraciónsobre un bien público concesionado como son las señales de radio ytelevisión; consiguió 165 permisos para abrir centros de apuestas y salas dejuego remotas y va por más. ¿Y todavía llora? Las decisiones legislativas que debieran ser cuestionadas por suincorrecto procesamiento, a los ojos de Televisa aparecen como una acto deresponsabilidad republicana, como cuando el 1º de diciembre de 2005 -unmes antes de que iniciaran las campañas presidenciales- en una extrañavotación unánime de 321 diputados de todos los partidos políticosrepresentados en la Cámara de Diputados, en menos de 7 minutosaprobaron reformas a las leyes de telecomunicaciones y de radio y televisiónque le permitirán a Televisa una apropiación del espectro radioeléctrico por30 años, sin necesidad de licitar y menos de pagar contraprestación algunaal Estado mexicano. Ese es el Congreso responsable con el que lesencantaría tratar. 10
  11. 11. Televisa: critica a los legisladores y alaba o calla -de acuerdoa sus intereses- ante el Presidente Por ejemplo, Televisa insiste en la necesidad de la rendición decuentas de los legisladores ¿existe alguien que esté en contra de esto? Nocreo que algún ciudadano responsable se oponga a esta demanda. Sin embargo la exigencia y dureza que mantienen frente a loslegisladores se convierte en amnesia frente a Felipe Calderón. ¿Hanescuchado a un comentarista de las televisoras que cuestione sobre lacantidad de empleos que prometió el que se autodenominó el Presidente delEmpleo? En lo que él llama la guerra contra las drogas ¿Cuánto hadisminuido el consumo de droga durante los últimos 8 años? Es por ello que para Televisa uno de los objetivo fundamentales del laCampaña por el Voto Blanco es restarle fuerza política al Congreso, evitarque el “voto de castigo” o “voto útil” se manifieste en contra del gobierno, asícomo sentar a negociar al Congreso una nueva Reforma Electoral quepermita la contratación de propaganda política en medios electrónicos,aprovechando la precaria legitimidad con la que va a ser electo. El rechazo hacia la clase gobernante no tiene los mismos orígenes nilas mismas aspiraciones. Si así fuera por ejemplo ¿Televisa y TV Azteca,estarían dispuestas a renunciar las ventajas adquiridas por ese sistemaexecrable que dicen les molesta, a través de su representante Vicente Fox?El asco manifiesto por hacia los políticos se le quita cuando le acercanganancias millonarias, como ahora que Elba Esther Gordillo firma con ellosun convenio de 150 millones de pesos para un programa dizque con fineseducativos. La indignación televisiva se resuelve con signo de pesos.La democracia a modo de las cúpulas Muchos de quienes hoy promueven la anulación del voto, festinaron elnombramiento del primer Consejo Electoral con José Woldenberg a lacabeza. Razones había para ello, el colectivo de los primeros consejerostenía un alto perfil, pero dejaron de lado un aspecto fundamental: la revisióndel procedimiento para el nombramiento de los futuros consejeros, encircunstancias distintas a las que se produjeron en 1996 a la hora delacuerdo para la conformación de una autoridad electoral, conformada por elconsenso de las dirigencia partidarias. Los subsecuentes consejeros han sido nombrados en condiciones deinequidad, mayoriteo, y con un desaseo que ha generado inconformidad ymalestar ciudadano. El menosprecio a los temas que se discutían en SanAndrés por parte de intelectuales que hoy promueven la anulación de voto, 11
  12. 12. contribuyó a tener una reforma electoral insuficiente, manipulable por lasdirigencias partidarias y excluyente en materia de la representación indígena.Las campañas, convertidas en mercado electoral. Las campañas adolecen de mecanismos de control, no para fiscalizarlos recursos públicos, sino los que provienen de la ilegalidad, ya sea delgobierno o de los grupos mafiosos. La estructura territorial se aceita condinero y sin necesidad de recibos oficiales. Representantes seccionales, pormanzana, por cuadra, despensas, favores, canonjías etc., son parte de unentramado electoral, convertido en mercado, donde el que traga mas pinole,es el que tiene más saliva. ¡Qué programa, que ideas, que argumentos, qué propuestas, ni queocho cuartos! En el seccional, la ley la impone quien tiene más recursos, humanos,materiales y financieros. Esa es la realidad que se vive en las elecciones, y elpartido que esté libre de culpa que tire la primera piedra. Hace lo mismo elPAN en Jalisco, que el PRD en el DF o el PRI en Veracruz. Es una pena verel repartidero de despensas por todos lados. Sumado a lo anterior, en cada uno de los Estados los medios decomunicación apoyan -mediante propaganda disfrazada de noticieros- aaquellos candidatos que resulten afines a sus intereses o con quienes hayanlogrado establecer convenios por debajo del agua. Una red impresionante de empresas de marketing electoral deambulapor las oficinas de los partidos políticos, un día apoyan a uno y a la siguientecampaña a otro; o aun en una misma campaña, en un Estado trabajan paraun partido y en otro para los contrarios. Se gastan ríos de dinero en carteles, llaveros, camisetas, propaganda,promocionales, producción de videos o spots que repiten frases huecas, lamayoría insustanciales. ¡Vota por el Cambio! ¡Cambio con Rumbo! ¡CambioResponsable! ¡No cambies por cambiar! ¡Pena de Muerte! ¡Con nosotros siestás seguro! Los asesores publicitarios felices con el mercado electoral.Gane quien gane, ellos nunca pierden. En este tipo de campañas no tienen cabida los programas, lasplataformas y las ideas de fondo. La reflexión, la argumentación y elrazonamiento quedan en un segundo plano. Tiene mayor impacto buscar laforma para desacreditar al contrario. ¡Cuánto dinero tirado en tantaestupidez! 12
  13. 13. Los organismos electorales -en apariencia ciudadanos- siguen bajo elcontrol de las dirigencias partidarias y actúan en consecuencia. En cadaEstado o a nivel nacional, dejan de ser árbitros para convertirse abierta osubrepticiamente en paleros del Gobierno o de algún partido. El controlterritorial se adquiere controlando los programas de gobierno, que establecenclientelas electorales y son por lo tanto los que garantizan posibilidades detriunfo a los partidos en el poder. En cada Estado, los partidos en el gobierno le apuestan a ganar susrespectivas elecciones en escenarios de baja participación electoral. Por ellolos gobiernos a través de sus aliados de toda la vida- promueve el desalientode la población para ir a votar; entre menos vayan, mayores son susposibilidades de ganar con el voto cautivo de sus padrones de beneficiariosde los programas sociales a su disposición.No todo está podrido Sin embargo, más allá de los procesos electorales, a partir dediciembre de 1994 el dinamismo de la vida política nacional esimpresionante. Su efecto más directo es que las tareas de desarrollo políticose han extendido hasta involucrar a nuevos agentes, quienes ahora resultanindispensables protagonistas en el diseño de soluciones de alcance nacional. Para estos efectos la representatividad que ya se alcanza con lavigencia de los partidos tiene que enriquecerse con las contribuciones deotros foros y agrupaciones que reúnen voluntades y consensos gremiales,regionales y sectoriales, de incuestionable capacidad de convocatoria eimportancia. La fórmula constitucional garantiza la integración democrática de lasrepresentaciones federal y estatal con base en criterios territoriales. Esta no debe ser exclusiva, sino debe entenderse como un espacioinicial para el diseño creativo de fórmulas que incorporen expresiones ypropuestas de otros segmentos del Estado y de la sociedad; en el caso deagrupaciones sociales, asumiendo las formas orgánicas que han decididodarse a sí mismas y reconociéndoles legitimidad sin objetar su diversidad yautonomía, ni condicionar autoritariamente su incorporación al diálogonacional, o a que adopten formatos reglamentarios de participación queparecieran caducos. 13
  14. 14. El PRD, AMLO y el fraude electoral Podemos establecer que el gran desprestigio del sistema políticomexicano va de la mano del enriquecimiento de unos cuantos y la pobrezade millones de ciudadanos. El desprestigio del sistema no llegó solo, ha tenido compinches,principalmente los grupos de poder económico y político. Fueron ellosquienes no solo avalaron el mayor fraude electoral, sino que -desde susempresas concesionadas- permitieron y promovieron la campaña dedescrédito e infundios en contra de Andrés Manuel López Obrador. Hoy sequejan de que el sistema político actual es inservible, pero se olvidan queellos fueron sus principales apoyadores. El fraude contra AMLO no solo se produjo el día de la elección, sinoen una serie de acontecimientos donde se utilizó el poder el Estado, a travésde sus medios electrónicos concesionados a particulares, para ponerlos adisposición de los enemigos del candidato de la izquierda mexicana y serutilizados como vehículos de difamación.¿Libertad de expresión o libertinaje para calumniar? La calumnia, difundida vía spot y pagada por particulares, es segúnlos dueños de los medios de comunicación, “un ejercicio de la libertad deexpresión”. Esta acción que contribuyó a la alteración del proceso electoral, escon mucho, una acción que ha contribuido a trastocar los débiles equilibriosde la sociedad mexicana y la que nunca aparece en la desmemoria decomentaristas de las televisoras mexicanas, convertidos hoy en enjundiososcríticos del sistema político mexicano, mismo que les permitió, mediante unsistema de complicidades, usufructuar las concesiones que tienen en supoder. Suponen que la estupidez de la que hacen gala y presumen espatrimonio colectivo. El hartazgo ciudadano con los setenta años del PRI y la decepciónque generaba la presidencia de Fox, fue consolidando la figura de AndrésManuel López Obrador como opción de gobierno. El crecimiento exponencialde su figura en el plano social, contrastaba con las formas artesanales detrabajo que sus simpatizantes elaborábamos. El entusiasmo nos impedía vislumbrar el tamaño de la acción canallaque se orquestaba en contra de su candidatura. Como pudimos enfrentamosel tema del desafuero, cuya promoción se realizaba desde los Pinos. 14
  15. 15. La tentación y el desparpajo no es patrimonio del PRI o del PAN.Compañeros y compañeras del PRD fueron atrapados en prácticas deilegalidad, corrupción y deslealtad.No hay justificación para nuestros errores Nuestros adversarios fueron inmisericordes. Con el tiempo se hacomprobado la teoría del Complot o la confabulación de intereses entrepersonajes del PRI, del PAN y Televisa en esta maniobra; sin embargo,debemos reconocer que no tuvimos la capacidad para deslindarnospúblicamente frente a este tipo de personajes, hoy de regreso en posicionesde poder dentro de las estructuras partidarias. No hay duda que el complot existió, como tampoco de que éste seprodujo porque hubo compañeros que con sus acciones, permitieron que nospusieran contra la pared. Hoy mismo ante la crisis del sistema de partidos,amplios sectores de la sociedad nos reclaman y ubican junto a los demáspartidos. La autocomplacencia nos hizo mucho daño. La lucha post electoral ha estado impregnada de decisionesunilaterales que han servido de pasto para que los promotores del fraude, lasutilicen en contra nuestra. Suponer que la plaza pública lo es todo. Enfrentarlas triquiñuelas es un error táctico que impide desarrollar el potencial de lossectores que apoyaron la candidatura de AMLO. Al mismo tiempo, no hemos sabido reconocer que el fraude se pudocometer no solo por una operación facciosa del Estado y los grupos de poderque lo apoyan. Nosotros contribuimos a crear las condiciones para que esosucediera. AMLO no es la excepción. La exclusión de las estructurales electorales de los partidos de laCoalición por el Bien de Todos y la concentración de las mismas enpersonajes leales al candidato, pero con un tamaño mucho menor al que lascondiciones reclamaban, fue un elemento que sin duda contribuyó alresultado final. Operadores electorales bien intencionados pero neófitos en lamateria, abrieron un hueco que fue llenado por las trapacerías del gobierno yel PAN. He participado en muchas elecciones y nunca había sido testigo de laenorme incompetencia de quienes coordinaban las estructuras electorales yde promoción del voto. Parecía que estaban de acuerdo con nuestrosadversarios, o cuando menos eso parecía. Se omitió el registro de representantes en cientos o miles de casillas ymuchos de los que se nombraron no asistieron a desempeñar su 15
  16. 16. responsabilidad, no obstante que ésta estructura estaba pagada conrecursos de los partidos de la Coalición, manejados directamente por losoperadores de AMLO. El fraude existió, es imperdonable e injustificable, pero nuestraincompetencia fue del mismo tamaño y mientras no lo aceptemos, noestaremos en posibilidad de construir las estructuras electorales necesariaspara acceder al poder político.Un dirigente esta para entender, no para que lo entiendan. Es hora de que en la izquierda dejemos de lamentarnos o buscarjustificaciones en nuestras acciones, que nos han alejado de ampliossectores ciudadanos. Hemos confundido ser democráticos con el libertinaje para denostar anuestros propios compañeros. A quien duda de nosotros -si es posible- lolinchamos en la plaza pública. Nuestra aportación de elementos para eldebate de las preocupaciones ciudadanas es pobre, irrelevante y marginal. Nos hemos olvidado de las luchas del pueblo, de los obreros, loscolonos, los indígenas, los intelectuales y de todo lo que no sea un cargo derepresentación popular, con el agravante de que en el PRD se reproducenlas mismas prácticas de nepotismo y amiguismo del PRI y del PAN, en dondeal haber menos espacios posibles, la monopolización de los cargos derepresentación genera mayores niveles de crispación. Por ello y aunque tengamos plataformas distintas a las de otrospartidos, ante los ojos de la población aparecemos como iguales a losdemás. Reconocer esta situación es el primer paso para superar esta etapacrítica y estar en posibilidades de dar las próximas batallas. No es mi propósito debatir quién tuvo la razón para que los partidosdel Frente Amplio Progresista saliéramos cada quien por nuestro lado, locierto es que al margen de las razones, el espectáculo que damos eslamentable, alimento para el escarnio público y la burla popular. Si no reconocemos esta equivocación, debemos que estar claros queno tenemos futuro. No puede haber una nueva izquierda con las viejasprácticas del pasado, tan criticadas, pero tan socorridas. Los dirigentes formales deberían recordar aquel viejo adagio popularque dice “un dirigente está para entender, no para que lo entiendan”. 16
  17. 17. El voto nulo no sólo es Televisa Para quienes entienden la política únicamente como una actividadpara mantenerse en el poder, sin preocuparse por la forma en que seobtiene, el “no votar” debe ser un fenómeno absolutamente normal, inclusohasta festejan este hecho reprobable desde un punto de vista republicano,porque un alto grado de abstencionismo generalmente beneficia al partido enel poder, pues es quien tiene la información y la capacidad de movilizar su“voto duro” durante el proceso electoral. Muchos de ellos, realizan su crítica desde una perspectiva ciudadana,honesta y genuina, les molesta el dispendio, el desparpajo legislativo. Másallá de las campañas de desprestigio promovidas por los grupos de poder, elpoder legislativo y las dirigencia partidarias no han formulado propuestas detalla histórica o cuando menos que perfilen opciones a las situaciones críticasdel país. Al PRD le ha importado menos que un cacahuate el tema indígena. LaCOCOPA es una entelequia, los Acuerdos de San Andrés una reliquiaguardada en algún archivo. La elección de los Consejeros Electorales se convirtió en una burda ygrotesca acción de reparto de cuotas partidarias donde la experiencia y laformación profesional de los aspirantes son elementos sin ningún valor a lahora de las definiciones. El cuatismo, el arreglo subterráneo, dejaron de ladoa prospectos de gran valía. Por ello, es necesario reconocer que no solo los grupos de poderalientan la campaña para la anulación del voto, sino también muchosciudadanos que no se ven representados en los partidos y decepcionadospor el papel de la izquierda mexicana. Sus razones son de fondo y nada tienen que ver con las intencionesde Televisa, de Slim o de los grupos de poder. Argumentan cada una de susrazones para anular su voto, votar en blanco o votar por todos. Coincido con este sector en su desesperanza, pero tengo claro queesta acción -genuina y nacida de una realidad palpable- será aprovechadapor quienes tienen en sus manos la capacidad de maniobrar en términosmediáticos. En términos de legalidad, su acción en nada alterará la próximalegislatura. En todo caso -de tener éxito el llamado- quienes se veríanbeneficiados con un Congreso deslegitimado serían, Televisa, TV Azteca, lastrasnacionales, Calderón y la ultra derecha mexicana. 17
  18. 18. La justa indignación ciudadana será aprovechada por los grupos depoder para llevar agua a su molino. No votar, anular, o votar en blanco es unrespaldo indirecto al autoritarismo. Quizá muchos electores no tengan eseintención pero al final de cuentas, esa será la consecuencia de su actitud.¿Y qué después del 5 de Julio? Suponga usted que el 6 de Julio amanecemos con la noticia de quetenemos un Congreso de la Unión votado por una minoría. ¿Qué va a pasar?¿Los nuevos legisladores no tomarán posesión de sus cargos? ¿Méxicoentero saldrá a la calle y les impedirá tomar posesión? ¿Habrá un nuevolevantamiento armado?, ¿de quién contra quién? si el pueblo ni a resorterasllega. En este terreno hay más preguntas que respuestas, pero sin lugar adudas cualquier acción ciudadana que no tenga como objetivo el desprestigiodel legislativo, no será apoyada. Ahora bien, si por el propio desarrollo de lasmovilizaciones, éstas se dirigieran contra el ejecutivo, serían desprestigiadasde inmediato por la maquinaria mediática de aquél. ¿O ya se nos olvidó elsilencio de Televisa y de los medios en el 68? Recuerdo con tristeza, el casi fusilamiento de Elín Santiago Muñoz yJosé Luis Martínez Pérez, a dos cuadras de mi casa en Torreón el 9 de Abrilde 1979, por parte de la miserable Brigada Blanca. Como ellos, muchosjóvenes y luchadores sociales dieron la vida por una nueva sociedad. Hoy notenemos el sistema al que aspiramos, la situación actual dista mucho denuestros anhelos, pero cancelar la vía política por los motivos que sean,justificados o no, es una acción ingrata contra la propia historia de nuestropaís. Bien harían los dirigentes partidarios, si en verdad tienen un genuinointerés por recuperar la honra y el decoro para la actividad política, en firmarun acuerdo -al margen de la composición de la próxima legislatura- para laconstrucción de un Nuevo Pacto Social, donde la profundidad del mismollegue hasta donde la sociedad demande. No se trata de que en este trecho final de la campaña, se pongan deacuerdo en cada uno de los temas nacionales, sino que se establezca uncompromiso para convocar a la realización de un gran diálogo nacional, queincluya e invite a todos los actores sociales, incluidas las fuerzas insurgentes,para la construcción de un pacto refundacional de la República. Esta es una de las pocas posibilidades para detener una conflagraciónnacional que parece avecinarse, ante el deterioro de la vida política enMéxico. 18
  19. 19. Quienes desde abajo estamos en desacuerdo con la forma en que seha gobernado este país tenemos claro que nada tiene que ver lainconformidad que manifiestan los poderes fácticos y sus voceros, los temasque enarbolan son insustanciales para la vida del país o en el mejor de loscasos, lo hacen con el propósito de tener un Congreso pelele ydeslegitimado, incapaz de promover reformas que afecten sus intereses.Nuevo Pacto social, como resultado de un diálogo nacional. El Nuevo pacto social tiene la misma dimensión histórica de laIndependencia, la Reforma o la propia Revolución. Ni más ni menos. La orientación, profundidad y extensión de los cambios que habrán deimpulsarse, son el punto de inicio de coincidencias y controversias. Introducir modificaciones puramente cosméticas para eludir laacusación de radicalismo, o exigir la demolición inmediata del viejo ordenpara demostrar firmeza política, conforman el paralelismo de losradicalismos, que finalmente comparten la misma intolerancia. Por fortuna, lainfluencia social de esta intolerancia es insignificante. La construcción de un Nuevo Pacto Social es imprescindible,constituye una necesidad de cuya satisfacción dependen la paz interna, launidad nacional, la soberanía y la integridad territorial. Este diálogo deberá ser convocado una vez integrada la próximaLegislatura del Congreso de la Unión, toda vez que en su seno convergentodas las fuerzas políticas que integran la representación nacional, yconstituye el escenario natural en el que deben discutirse los grandes temasde interés nacional. Este es el compromiso que deben asumir todas las formacionespartidarias, mezquindad ni regateos. Lo que está en juego no son sustriunfos o derrotas, sino el destino del país. Para ello, la gobernabilidad deberá dejar de ser considerada como unasunto de conducción administrativa y técnica de los recursos del país, paraconvertirse en un verdadero asunto de Estado, donde lo importante sean laspersonas; y donde, a partir de una participación democrática, plural eincluyente, se puedan alcanzar acuerdos políticos del más alto nivel en losque participen las fuerzas políticas y la sociedad misma, bajo la premisa deque es el momento de darle a la sociedad el peso político que realmente lecorresponde. 19
  20. 20. El nuevo pacto debe ser construido a través de un proceso de diálogonacional en el que participen los partidos, las organizaciones y agrupacionessociales y políticas, los organismos no gubernamentales, el sector productivoy de servicios, las instituciones educativas, artistas e intelectuales, losmedios de comunicación, los trabajadores de la ciudad y del campo, losAyuntamientos, los Congresos y gobiernos locales, los poderes de laFederación y los ciudadanos que, sin importar su filiación partidista o credoreligioso, quieran participar y comprometerse en la solución de los problemasnacionales. Si alguno de ellos piensa que pude sobrevivir sin los demás omaniobrar para seguir jugando con ventaja, se equivoca. La única posibilidadde que nuestro país trascienda la actual circunstancia, es en un Méxicoincluyente, justo y democrático. Cualquier otro escenario nos llevará a la confrontación social, sindescartar la armada, que sería el peor de los escenarios, pero cuyasposibilidades se amplían en la misma medida de la sordera de los grupos depoder económico y político. Antes estos hechos, en medio de una sociedad incrédula con elsistema de partidos y una estrategia apuntalada por los grupos de poder paratener un Congreso de la Unión debilitado, deslegitimado y fácilmentemanipulable, tenemos la obligación de construir esquemas que nos permitanno solo a la izquierda, sino al país en primera instancia, salir adelante. Para ello se requiere generosidad, tolerancia, compromiso, inteligenciay disposición para formular una iniciativa de talla histórica, que permita atodas las fuerzas sociales y a la sociedad en su conjunto, salir del tobogándonde nos encontramos. A medida que los acontecimientos se presentan surgen nuevasdemandas, se revelan problemáticas desconocidas para la opinión pública,pero latentes por años; emergen fuerzas que reclaman un lugar -aúnindefinido- en el concierto nacional. Muchos de estos actores se han desarrollado al margen de lasestructuras partidistas, con demandas y alcances que trascienden un ámbitogeográfico específico. Igualmente, sectores sociales y económicos otroradiscretos y poco participativos, hoy demandan que se modifiquen los rumbosy proyectos seguidos en los últimos años. Evaluar la magnitud de esta situación debe ser el punto de partidapara reflexionar sobre el tamaño de las transformaciones que habrán deacometerse. 20
  21. 21. El Estado, las instituciones y los tres Poderes de la Unión deben crearlas condiciones para que el ciudadano rescate el derecho de ejercercabalmente su dimensión original, como protagonista de los procesos debúsqueda del bienestar y desarrollo político. El Nuevo Pacto Social debe trascender cúpulas y élites paraconvertirse en un ejercicio profundamente democrático, cuyo requisito es lapresencia activa de la sociedad en la reformulación de sus relaciones con elEstado, concebido éste como entidad subordinada a la voluntad colectiva. La transición de nuestro país hacia una democracia moderna no podráomitir esta sentencia. Al Gobierno de la República, al Congreso de la Unión,a los Partidos y corrientes políticas como suma y en particular a cada uno,tocará decidir el carácter de su participación: como compañero de viaje en elgran curso nacional o como escollo avasallado. 21

×