INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA<br />Beatriz Corroto Villanueva<br />María Gutiérrez Peces<br />Marta López Muñoz<br />Alej...
Institucion Libre de Enseñanza
Institucion Libre de Enseñanza
Institucion Libre de Enseñanza
Institucion Libre de Enseñanza
Institucion Libre de Enseñanza
Institucion Libre de Enseñanza
Institucion Libre de Enseñanza
Institucion Libre de Enseñanza
Institucion Libre de Enseñanza
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Institucion Libre de Enseñanza

1.801 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.801
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
26
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Institucion Libre de Enseñanza

  1. 1. INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA<br />Beatriz Corroto Villanueva<br />María Gutiérrez Peces<br />Marta López Muñoz<br />Alejandro Prieto Ayuso<br />David Ramírez Rodríguez<br />Tendencias Contemporáneas en la educación<br />Profesor: Daniel Rodríguez Arenas<br />2ºB Grado Magisterio Primaria<br />UCLM. Facultad de Educación de Toledo<br /> ÍNDICE<br />Contexto histórico en el que se produce.<br />Principales autores y pensadores. Influencias, precursores.<br />Descripción de la escuela.<br />Principios pedagógicos inspiradores.<br />Organización.<br />Métodos de enseñanza/evaluación.<br />Papel del profesor/papel del alumno.<br />Conclusiones generales. Importancia o relevancia de la escuela al pensamiento pedagógico contemporáneo. Influencia en el actual sistema educativo español.<br />Webgrafía<br />Contexto histórico<br />El contexto histórico que nos encontramos cuando surge esta, la Institución Libre de Enseñanza, fue finales del siglo XIX y principios del siglo XX, y en España, durante esta época se dieron muchos acontecimientos muy importantes para la historia como son los siguientes:<br />En primer lugar un acontecimiento de mucha importancia fue la pérdida de las últimas colonias españolas en 1898: Cuba, Puerto Rico y Filipinas se perdieron. Esto significó el ocaso del imperio español. Pero este hecho tan triste, sin embargo, dio lugar a un movimiento cultural muy importante en el país llamado Generación del 98, que dio a unos escritores, científicos, historiadores, etc., muy importantes.<br />Después de unos años, en 1923, Primo de Rivera dio un golpe de Estado y se implantó una dictadura militar, que estaba apoyada por los monárquicos de Alfonso XIII. Pero un tiempo después, el propio dictador dimitió ante el mismo rey y abandonó España.<br />Un tiempo después, en abril de 1931, se proclamaron elecciones y salieron como ganadores los republicanos de izquierdas, así pues comenzó la II República. Manuel Azaña se colocó como presidente y éste quería establecer:” una República democrática de trabajadores de toda clase, que se organizaba en régimen de Libertad y de Justicia”. Durante este periodo, la cultura cobra un papel muy importante en todo el país. La ILE, tuvo una grandísima importancia aquí, pues inspiró al sistema educativo de la II República. Francisco Giner de Los Ríos y la Institución libre de enseñanza, fueron dos fuerzas que hicieron posible que se proclamara la II República, pues esta institución llevaba años luchando por una educación para todos, unas mejores condiciones para la formación del profesorado, una mejor dotación para las escuelas y en definitiva querían transformar el panorama cultural español. Y todo esto lo llevaron a cabo con numerosas reformas. Un tiempo después hubo elecciones de nuevo y ganaron los de derechas, por lo que hubo muchos conflictos.<br />Por último, en julio de 1936, dio comienzo la Guerra Civil. Por este motivo se confiscaron muchos bienes de la Institución y hubo un gran paréntesis en el país sobre este tema. Muchos tuvieron que exiliarse y en otros países siguieron con la Institución Libre de Enseñanza.<br />Principales autores y pensadores. Influencias.<br />Fue fundada en 1876 por un grupo de catedráticos: <br />Francisco Giner de los Ríos: pensador español, estudió derecho y filosofía. En 1876 fundó la Institución Libre de Enseñanza, empresa a la que dedicaría el resto de su vida; se trataba de un centro educativo basado en modelos pedagógicos modernos, laicos y progresistas, que se proponían como alternativa a la enseñanza oficial dominada por la Iglesia. Giner dejó una amplísima obra escrita sobre temas jurídicos, filosóficos, políticos, artísticos y literarios.<br />Gumersindo de Azcárate, Político español, estudió leyes en Oviedo y Madrid. Fue expulsado de la Universidad junto con Nicolás Salmerón por sus ideas progresistas. En 1913 se unió al partido reformista de Melquíadez Álvarez del que fue Presidente.<br />Teodoro Sainz Rueda. Catedrático y político español. Trabajó por implantar en España las ideas democráticas. Perteneció al Círculo filosófico, persistiendo fiel hasta su muerte a los ideales republicanos. Fue diputado y permaneció siempre al lado de Salmerón, contribuyendo a formar el partido centralista.<br />Nicolás Salmerón. Presidente de la Primera República Española. Estudió derecho y filosofía. Trabajó como profesor de bachillerato y catedrático. Se integró en el partido demócrata. Al triunfar la Revolución de 1868, que derrocó a Isabel II, se proclamó republicano. Como ministro había decretado la separación entre la Iglesia y el estado, la inamovilidad de los funcionarios públicos y una reforma penitenciaria. Como presidente, intentó recomponer la autoridad central, reorganizando el ejército y sofocando la revuelta cantonalista. Dimitió alegando problemas de conciencia para firmar dos sentencias de muerte. Su sucesor fue Emilio Castelar.<br />Apoyaron el proyecto los intelectuales más progresistas del país: Joaquín Costa, Augusto González de Linares, Hermenegildo Giner, Federico Rubio y otras personalidades comprometidas en la renovación educativa, cultural y social.<br />Influencias<br />La Institución Libre de Enseñanza fue determinante para que los poderes públicos emprendieran una serie de reformas que España necesitaba en los terrenos jurídico, educativo y social. Se crearon organismos, como el Museo Pedagógico Nacional y la Junta para Ampliación de Estudios, cuyo cometido era enviar estudiantes becados a estudiar al extranjero.<br />De ella dependían los Centro de Estudios Históricos, el Instituto Nacional de Ciencias Físico-Naturales y la Residencia de Estudiantes, auténtico vivero de escritores y artistas. Los intentos de renovación pedagógica cristalizaron desde 1907 hasta 1936 en iniciativas pioneras, como el Instituto Escuela, las colonias escolares de vacaciones, la Universidad Internacional de verano o las llamadas Misiones pedagógicas que actuaron bajo el amparo de la Segunda República con el fin de divulgar la cultura entre los pueblos de la España profunda donde jamás había llegado.<br />Tras la muerte en 1915 de su principal inspirador, Francisco Giner de los Ríos, se creó la fundación que lleva su nombre el 14 de junio de 1916 con el encargo de velar por el patrimonio de la ILE y proseguir su tarea educadora. Desde 1916 hasta 1936 publicó las Obras Completas de Giner.<br />Existen todavía instituciones educativas que, al amparo de la Fundación Giner de los Ríos, continúan impartiendo, con algunas variaciones, el modelo pedagógico de la ILE. <br />Por último, destacar el Colegio Estudio, fundado por Jimena Menéndez Pidal, Ángeles Gasset y Carmen García del Diestro, y que ha formado a conocidos intelectuales y políticos españoles, pero también los Colegios Liceo Europeo, Base o Estilo.<br />Descripción de la escuela<br />PRINCIPIOS PEDAGÓGICOS <br />La Institución se propone, ante todo, educar a sus alumnos. Para lograrlo, tiene como base primordial, la «reverencia máxima que al niño se debe». Ajena a todo particularismo religioso, filosófico y político. Quiere sembrar en la juventud, con la más absoluta libertad, el respeto hacia las normas de convivencia y aspectos religiosos.<br />Pretende despertar el interés de sus alumnos hacia una amplia cultura general; procura que se asimilen los conocimientos que cada época exige, para cimentar luego en ella, una educación profesional de acuerdo con sus aptitudes y vocación; es decir, tiende a prepararlos para ser en su día científicos, literatos, abogados...; pero sobre todo, para formarse como personas capaces de concebir un ideal, y de gobernar su propia vida.<br />La Institución estima que la coeducación es un principio esencial del régimen escolar, y que no hay que prohibir, que en la escuela, como en la vida cotidiana puedan convivir tanto hombres como mujeres. <br />Esta actitud machista contra la mujer tiene que superarse, ya que, está demostrado que las mujeres pueden ser mejores estudiantes, más eficaces en el trabajo etc., que los hombres.<br />La Institución aspira a que sus alumnos puedan servirse de una amplia gama de libros como fuente de su cultura; la función del maestro ha de consistir en despertar y mantener vivo el interés del niño, excitando su pensamiento, sugiriendo cuestiones y nuevos puntos de vista, enseñando a razonar con rigor y a resumir con claridad y precisión los resultados. <br />La clase no sirve, para «dar y tomar lecciones», sino para enseñar y aprender a trabajar, fomentando el esfuerzo personal, a fin de mejorar el resultado.<br />Las excursiones escolares, elemento esencial del proceso intuitivo, forman una de las características de la Institución desde su origen. En ellas la cultura, el aumento de saber, el progreso intelectual, entran sólo como un factor, entre otros.<br />La Institución considera indispensable una activa cooperación de las familias. Excepto en casos anormales, en el hogar debe vivir el niño, y volver a casa todos los días al terminar la escuela. Esto representa para él lo que la vida profesional y las complejas relaciones sociales para el hombre; y al igual que éste, no hay motivo para que el niño perturbe, y mucho menos suprima, la insustituible vida familiar. <br />Un aspecto negativo para la educación del niño es que exista un desacuerdo entre su familia y su escuela. Nada, por el contrario, tan favorable como el natural y recíproco influjo de una en otra. Aporta la familia, con el medio más íntimo en que el niño se forma y con sus factores ancestrales, un elemento necesario para el cultivo de la individualidad, también recibe la exigencia más espontánea y concreta de las nuevas aspiraciones sociales, obligándola a mantenerse abierta, flexible, viva, en lugar de realizar estrechas orientaciones doctrinales. <br />ORGANIZACIÓN <br />Los ideales y métodos de la Institución pueden resumirse de la siguiente manera: La educación general incluye la instrucción de todas las funciones y energías del cuerpo y del alma. Una parte de ello es la cultura intelectual que debe tener una extensión universal y enciclopédica.<br />La educación elemental y la secundaria no pueden separarse. Forman un proceso continuo que también debe extenderse a las universidades con los mismos métodos. Las clases deben ser una conversación, familiar e informal entre maestros y alumnos, llevados por un espíritu de descubrimiento.<br />Todas las materias se dan simultáneamente y cada año se hacen más detalladas y complicadas. La vocación debe cultivarse por encima de cualquier otro interés o ambición.<br />El carácter y la educación moral son tareas esenciales en cualquier escuela. Debe tener como objeto la expansión de la personalidad individual. La honestidad debe grabarse en los niños en contra de la tradición española que los induce a la prevaricación.<br />El patriotismo no debe ser reemplazado por una simple adulación de las debilidades nacionales. La tolerancia y la equidad deben ser fomentadas.<br />La disciplina no puede basarse en castigos, sino en la idea de la corrección y reforma. Buenos maestros, y no empleados inferiores, deben estar a cargo de los niños fuera de las aulas. Los juegos y otras actividades libres son lo que da la mejor oportunidad para observar las inclinaciones de los niños. <br />Las dos fuerzas principales en la educación son: la personalidad del maestro, y el ambiente y contorno social de la escuela.<br />Los modales, que son una combinación de libertad, dignidad y gracia, no son -como afirmaba Spencer- una barrera convencional con la cual las clases altas intentan aislarse de las menos educadas. Son, por el contrario, una forma de intercambio social y del respeto mutuo. También tienen un gran valor educativo porque llevan del autocontrol al hábito.<br />Es importante desde un punto de vista moral y social el entremezclar niños pobres y ricos. La escuela tiene que abrir sus puertas a todos. La separación de clases es tan nociva como la separación de religiones.<br />Los exámenes hacen mucho daño. Tienden a cambiar la perspectiva, a estropear los métodos y a transformar la actitud de los alumnos. Los libros de texto también son perjudiciales y deben sustituirse por cuadernos escritos por los niños para resumir lo que leen y oyen y lo que observan en excursiones y laboratorios.<br />Los premios y honores, son desde luego un instrumento impulsor, pero hacen mucho más daño que beneficio. Fomentan la vanidad y la envidia o la depresión y la apatía. El único estímulo debería ser el interés y la sed de conocimientos inculcado en los niños por un maestro inspirador.<br />Los materiales e instrumentos para las escuelas no tienen vida y acaban en la mecanización de la enseñanza, a menos que estén en manos de maestros llenos de espíritu inventivo. Los mejores materiales son los ideados por cada maestro y hechos por los niños en la escuela. <br />MÉTODOS DE ENSEÑANZA/EVALUACIÓN<br />La Institución Libre de Enseñanza defendía sobre todo la libertad de cátedra y estaba en contra de que las enseñanzas se ajustaran a la materia religiosa, política o moral. Uno de los mayores principios que tiene es “la reverencia máxima que al niño se debe”. Los métodos más importantes que utilizaban en la educación eran los siguientes:<br />Este programa no tenía separación entre la escuela de párvulos, primaria y secundaria, sino que estos tres periodos eran uno solo llamado, educación general.<br />Los maestros debían suscitar el interés sobre el alumnado para que así ellos aprendan a razonar y a pensar por sí mismos. Por lo tanto el método socrático sería el más adecuado, pues está basado en entablar un diálogo respetuoso con el alumno para que éste participe de forma activa en el proceso educativo.<br />Los institucionistas querían una educación integral, por lo tanto practicaron una coeducación en una escuela neutral.<br />Las excursiones escolares, era una de las mayores características y un método muy importante de la Institución educativa. En las diferentes excursiones se podía fomentar el estudio del arte, de la geología, la industria, etc. Y en otras en cambio, se fomentaba el ejercicio físico, el disfrute de la vida rural, etc. Y otras mezclaba todas estas a la vez.<br />Optaron por la graduación en la escuela, es decir, organizaban en secciones o grados a los alumnos reunidos en grupos homogéneos basándose en su nivel de instrucción, y por su edad, en secciones o grados.<br />Otra cosa que consideran indispensable en esta Institución es la cooperación con la familia.<br />La intuición como método de enseñanza era un fundamento del sistema educativo de la ILE, basado fundamentalmente en el concepto de intuición de Froebel y Pestalozzi.<br />Muchas de las actividades se desarrollaban mediante la observación, experimentación, preparación de notas, lectura y manejo de la bibliografía. Con unos programas y horarios flexibles adaptados a las necesidades individuales de los alumnos.<br />Se le daba mucha importancia a la arquitectura escolar. El edificio escuela constaba de “campo escolar” y de edificio propiamente dicho.<br />PAPEL DEL PROFESOR/PAPEL DEL ALUMNO<br />El método de enseñanza de la ILE estaba basado en la libertad de cátedra, por la que los profesores podían enseñar a los alumnos según sus propios criterios y no basándose en una ideología preestablecida. Es decir, querían introducir la enseñanza laica, a saber, la separación de la religión y la enseñanza, ya que hasta ese momento todos los aspectos educativos, incluyendo los científicos, estaban vistos desde un punto de vista religioso. <br />El objetivo primordial era la formación global del alumno y no tan sólo su instrucción. Como procedimiento para conseguirlo se integraban todas las actividades y relaciones humanas del joven en su proyecto educativo, en la consideración de que todos los aspectos de la vida son objetivos de la intervención educadora<br />Otro de los objetivos buscados era poner en contacto al alumno con la naturaleza, mediante excursiones y salidas al campo en las que se centraba más en enseñanzas prácticas que teóricas. Contaban con un número más reducido de alumnos en las aulas, que suponía una mayor relación profesor-alumno, lo que permitía que el profesor se pudiese centrar más en cada alumno. <br />Eliminando los libros de texto y los exámenes daban más importancia al desarrollo integral de la persona en vez de a los resultados obtenidos en las pruebas escritas. Además, concedían becas a los alumnos para facilitar los estudios en el extranjero y poder adquirir así, una mejor formación. <br />Conclusiones generales. <br />Aportaciones pedagógicas al actual sistema educativo español<br />En primer lugar, una de las aportaciones más importantes es su concepción de la educación como actividad formadora de hombres y no sólo como transmisora de conocimientos. Otro aspecto importante es su concepción del hombre no en virtud de su condición de miembro de una sociedad, sino como un valor en sí mismo. <br />La concepción del niño como “proyecto hombre” que debe ser respetado en su conciencia y no expuesto a las luchas ideológicas de la sociedad, por tanto, la necesidad de una neutralidad religiosa.<br />Por otro lado, la adopción del método intuitivo (lo que hoy llamamos método activo) sustituyendo la coacción por la libre participación del niño. La formación de carácter moral, con especial atención al desarrollo de la personalidad, el cuidado del cuerpo, introduciendo las nociones de higiene y educación física, el amor al trabajo y el cultivo de la tolerancia como virtud ciudadana entre otros aspectos. Pretendían ciertamente, la transformación moral de España desde una reforma pedagógica profunda.<br />Hoy en día, debería haber más centros educativos con este método de enseñanza, ya que los alumnos aprenden más y las clases no son un mero formulario. Las escuelas deben ser siempre ajenas a cualquier ideología religiosa, filosófica o política, ya que lo que se pretende es sembrar en los jóvenes tolerancia hacia las normas de convivencia y respeto a los demás. <br />Lo fundamental hoy en día es que se recupere el espíritu de la ILE y el maestro consiga despertar y mantener activo el interés del niño, pues la educación debe guiarse entorno a sus intereses y gustos. El docente debe de enseñar y aprender a trabajar con sus alumnos fomentando el aprendizaje y el esfuerzo personal, dejando a un lado el dar y tomar lecciones. Este aprendizaje debe basarse en el juego y en actividades libres, y no en la utilización de libros de textos, pues gracias a estas actividades lúdicas el docente puede observar y descubrir cuáles son los verdaderos intereses del niño.<br />En definitiva, vemos cierto parecido a la hora de hablar de la Institución Libre de Enseñanza y de la educación actual, pues muchos principios de la educación que se imparten actualmente en nuestras aulas son los establecidos por la ILE. <br />WEBGRAFÍA<br />http://www.almendron.com/historia/contemporanea/krausismo/krausismo.htm<br />http://www.fundacionginer.org/historia.htm<br />http://www.institutodemer.es/articulos/ile.pdf<br />http://personal.us.es/alporu/legislacion/programa_ILE.htm<br />

×