Colegio Salvadoreño Inglés

Rol de los padres dentro del proceso
educativo.
ENERO 2014
Tercer Bimestre

La educación consi...
Página

2

Tercer Bimestre
2012-2013

LOS HIJOS/AS EXITOSOS,
¿SIEMPRE VIENEN DE FAMILIAS SIN DIFICULTADES?
¡Claro que no! ...
Tercer Bimestre
2012-2013

Página

RESPETEMOS a los hijos e hijas.
DIFERENCIAS INDIVIDUALES.
Las diferencias individuales,...
Colegio Salvadoreño Inglés

¿Cómo la familia influye al éxito de sus hijos e hijas?
Cuando empezamos a criar a los hijos e...
El uso indiscriminado y descontrolado de las tecnologías en la familia,
ha sustituido las demostraciones de afecto y tiemp...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Boletin de valores seniors bim 3 2013 2014

325 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
325
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
31
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Boletin de valores seniors bim 3 2013 2014

  1. 1. Colegio Salvadoreño Inglés Rol de los padres dentro del proceso educativo. ENERO 2014 Tercer Bimestre La educación consiste en la socialización de las personas a través de la enseñanza. Mediante la educación, se busca que el individuo adquiera ciertos conocimientos que son esenciales para la interacción social y para su desarrollo en el marco de una comunidad o sociedad. Contenido: Rol de los padres dentro del 1 proceso educativo. Los hijos/as exitosos, ¿siempre vienen de familias sin dificultades? Respetemos a los hijos e hijas. Diferencias Individuales. 2 3 ¿Cómo se influye en el éxito de los hijos e hijas? 4 ¿Sabias qué? 5 Sitios de Enlace 5 PUNTOS DE INTERÉS.  El 80% del éxito académico de los niños y niñas en educación básica, se debe al involucramiento de ambos padres en el proceso de enseñanza y aprendizaje.  La independencia y seguridad de los alumnos y alumnas se debe al fomento de valores y a la transmisión de amor y democracia en la familia. El proceso educativo se basa en la transmisión de valores y saberes. Si esquematizamos el proceso de la manera más simple, encontraremos a una persona (que puede ser un docente, una autoridad, un padre de familia, etc.) que se encarga de transmitir dichos conocimientos a otra u otras. Hay, por lo tanto, un sujeto que enseña y otros que aprenden. La realidad, de todas maneras, es más compleja. El proceso educativo no suele ser unidireccional, sino que es interactivo: quienes están aprendiendo, también pueden enseñar. Así el conocimiento se construye de forma social. El proceso educativo, por otra parte, puede ser formal o informal. A nivel formal, se desarrolla en instituciones educativas como escuelas o universidades, contando con docentes profesionales, programas de estudio aprobados por el Estado y sistemas de evaluación que exigen al alumno el cumplimiento de ciertos objetivos. Un proceso educativo informal, en cambio, puede desarrollarse en el seno del hogar, en la calle o incluso de manera autodidacta. Estos procesos, en definitiva, permiten que los individuos que aprenden asimilen información necesaria para desenvolverse con éxito a nivel social, adquiriendo valores y pautas de conducta. Los padres, dentro de este complejo sistema educativo son la base fundamental, ya que son ellos los primeros en transmitirle a los niños y niñas una serie de valores que marcan desde ese momento su éxito o fracaso personal. El apoyo emotivo y afectivo constante en un proceso educativo formal garantizan la consecución de logros ordenados que a la larga se traducen un estilo y estimulo de vida que propicia la autorrealización en la persona. Los padres son en un contexto más intimo, los generadores de motivación y estabilidad emocional que ayudan en procesos fisiológicos, neurológicos y psicológicos al individuo para el logro de metas académicas y de interacción social. CUADRO DE EJES TRANSVERSALES Eje Transversal: Educación para el fomento del amor familiar.  Éxito  Democracia.  Bondad.  Familia.  Perseverancia.  El Diálogo.  Amor al prójimo.  Obediencia.  Gratitud.
  2. 2. Página 2 Tercer Bimestre 2012-2013 LOS HIJOS/AS EXITOSOS, ¿SIEMPRE VIENEN DE FAMILIAS SIN DIFICULTADES? ¡Claro que no! Este es un mito que se genera alrededor de los niños, niñas y adolescentes que son sobresalientes en sus procesos educativos formales; pues se tiene la idea que si en casa no hay problemas “anormales” los hijos de ese hogar carecen de impedimentos para no destacar en cualquier ámbito pues se asocia a que sin dificultades en casa, existe apoyo, atención, y acompañamiento para el logro de metas. La realidad es que los hijos e hija exitosas pueden provenir de todo tipo de familias, las monoparentales, las nucleares, las restructuradas, las extendidas, en fin, de cualquier tipo de familia; lo que en verdad marcará la diferencia es en cómo las figuras de autoridad que los niños, niñas y adolescentes reconozcan como tal, manejen cada circunstancia que se vive en el hogar. La madurez de los padres en solventar cada situación en la familia determina en gran medida la forma en como estas situaciones influirán en los hijos e hijas. Muchas veces en familias cuyos padres están divorciados, hay niños, niñas y adolescentes resueltos en su diario vivir porque los padres han encontrado la forma adecuada de transmitirle la verdadera razón que los separa evitando especulaciones en los hijos y guardando ante todo la salud emocional de los mismos. Por otra parte, hay familias aparentemente perfectas que descuidan otras áreas importantes para el proceso educativo y el desarrollo integral de los hijos e hijas. Se da el caso que hay padres que pasan la mayor parte del tiempo laborando y no existe en esa familia un espacio determinado para acompañar, compartir, dialogar, y proveer a cada miembro amor y confianza. Debemos tener bien claro que el éxito académico no solo debe entenderse o reflejarse en un alto rendimiento en notas, sino que involucra otras áreas como la capacidad del individuo para relacionarse, comunicarse , ser empático con su entorno y mostrar una serie de valores como la solidaridad, perseverancia y bondad. Son entonces los padres y sus habilidades en la resolución de conflictos los que al final determinan el éxito o el fracaso de un niño, niña o adolescente. Por otro lado no podemos obviar que el éxito viene también dado en características propias de cada ser, pues recordemos que todos tenemos diversas capacidades, cualidades y características que concordantemente con nuestras metas, el apoyo recibido y la motividad que tengamos pueden ser alcanzadas en mayor o menor escala. Cada uno de los niños, niñas y jóvenes en educación escolar, darán de sí lo que su capacidad física y cognitiva le permitan. Si deseamos que sean realmente exitosos, debemos poner atención en sus limitantes y ayudarles a superarlas paulatinamente a través de una atención medica oportuna (en caso de ser necesario), el acompañamiento y sobre todo la comprensión ante los retos que ellos tienen.
  3. 3. Tercer Bimestre 2012-2013 Página RESPETEMOS a los hijos e hijas. DIFERENCIAS INDIVIDUALES. Las diferencias individuales, como su propio nombre lo dice, son diferencias de tipo cognitivo, en habilidades, pensamiento y destrezas que existen entre un individuo y otro. Estas discrepancias nos hacen únicos en todo lo que se emprende y se realiza, cada uno posee su propio estilo personal para la ejecución o realización de actividades diversas, incluidas las formas de aprendizaje e internalización de valores y normas de convivencia. Todos saben que los seres humanos varían unos de otros en su tipo, rasgos y destrezas; pero en ciertas actividades cotidianas es usual que tendamos a hacer comparaciones. Estas a lo largo del tiempo, no cumplen el propósito para el cuál son emitidas (que es hacerle ver a una persona un error o una falla; la mayor parte de las veces) sino que empeoran la convivencia entre padres e hijos y por ende fracturan la armonía y la democracia dentro de la familia. Estas situaciones dan pie a comparaciones innecesarias que limitan la creatividad y la capacidad de elección de los niños, niñas y adolescentes. Estas comparaciones son un irrespeto directo a los hijos e hijas, pues el mensaje que se envía en que los esfuerzos que este o esta invierta en la realización de una actividad o trabajo, jamás serán reconocidas pues para que esto suceda, él o ella debe realizar las cosas de acuerdo a la metodología de su hermano o hermana o de otra persona que se considere de mayor éxito o credibilidad. Como respuesta a esto tendremos hijos e hijas, poco esforzadas en el logro de metas y en el peor de los casos sin metas propias, pues no le verán objetivo alguno si quiera en planteárselos. El respeto hacia los hijos en los procesos educativos abonan en la confianza que ellos puedan tener para comunicarse con los padres y decir si existe o si están presentando una dificultad en este contexto y que pueda erradicarse con facilidad. También permite que los hijos sientan la confianza y que tengan la sensación y el sentimiento de protección. Los padres debemos aprender a conocer a nuestros hijos e hijas para explotar aquellas cualidades que puedan resultarle de mayor beneficio a ellos mismos. Puede ser que dentro de una familia no todos los hijos destaquen, pero precisamente basados en tantas experiencias existen equipos multidisciplinarios que pueden ayudar oportunamente a conseguir las metas que los hijos e hijas se hayan propuesto para sí. Sin embargo, si esperamos que todos los hijos e hijas realicen las mismas actividades y proezas, nos estamos arriesgando a un fracaso personal y como padres, pues obligarlos a la realización de ciertas tareas es también castrar sus posibilidades de éxito en áreas innovadores y personales. Inicie mejorando esta situación, delegando en los hijos e hijas actividades de acuerdo a sus características y personalidad, por ejemplo si un hijo es muy responsable, asignémosle la recogida de los recibos de pago; si otro hijo es muy perceptivo, pidámosles ayuda en la realización de listas de compras y así con cada quién. De esta manera los hijos e hijas irán adquiriendo responsabilidades y los padres les proveerán un espacio donde se sientan valorados, importantes y especiales. 3
  4. 4. Colegio Salvadoreño Inglés ¿Cómo la familia influye al éxito de sus hijos e hijas? Cuando empezamos a criar a los hijos e hijas, los estamos preparando para la vida; estamos transmitiéndoles valores, y actitudes que le ayudarán a salir victoriosos de cualquier situación, les estamos enseñando a pensar y a actuar considerando las condiciones de las demás personas y sobre todo les estamos enseñando a dirigirse por la vida de una forma sana y desde niños les garantizamos el éxito y la felicidad personal. El éxito es la consecución de metas planteadas a lo largo de un tiempo establecido. En el área académica, el colegio es una extensión de casa y casa es una extensión del colegio, de tal manera que ambos deben ir dirigidos al mismo objetivo. Cuándo el colegio trabaja solo en las áreas formativas y de desarrollo, el trabajo es inconcluso, pero cuando hay un apoyo en el hogar, el trabajo es integral. Una persona integral lleva en diferentes contextos sus aprendizajes y en consecuente, es decir, de la misma manera que se comporta en el colegio, lo hará en casa y en su ambiente social. Construir el éxito en la familia es muy fácil, y debe fundamentarse en la concepción del éxito del ser humano graficado en la pirámide. Las bases son el amor a la familia que lo traduciremos en los principios de igualdad, lealtad y sobre todo confianza. Y en el principio de la perseverancia, no detenernos ante nada. Ambos van enfocados hacia el amor a Dios, que debe entenderse en la plena convicción de su existencia y su presencia en la vida. Ahora bien, hablar de Dios es un tema muy controversial, ya que más de alguno podrá decir: “soy ateo”, pero la verdad es que independientemente del nombre que le asignemos a Dios, todos creemos en un ser superior. Estas tres son las bases para alcanzar el éxito en cualquier contexto.
  5. 5. El uso indiscriminado y descontrolado de las tecnologías en la familia, ha sustituido las demostraciones de afecto y tiempo físico entre sus miembros y que esto obtiene el 60% de responsabilidad en las deserciones y fracasos escolares. También es responsable de los pocos o bajos niveles cognitivos en adolescentes de 13 a 17 años de edad. Según las estadísticas de la PNUD y trabajos de desarrollo de Latinoamérica en el año 2009. SITIOS DE ENLACE Programa de valores elaborado por: Lic. Evelyn Anaya Revisión Técnica: Lic. Concepción Paz de Arias, Dr. José Mario Arias y Equipo Multidisciplinario. Contenido del boletín de valores para Juniors, Lower y Upper Seniors: Lic. Verónica de Najarro 85 Avenida Norte # 113, Colonia Escalón, San Salvador, El Salvador, Centro América Tels.: 2263-7516 *2263-7586 E-mail:  Www.hijosexitosos.com  http://www.youtube.com/watch?v=FeldiEndbYI direccion@csi-elsalvador.com Síganos en: www.csi-elsalvador.co.uk

×