Exploracion neuromuscular

1.823 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.823
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
52
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Exploracion neuromuscular

  1. 1. PRESENTADO A: Dr. Alejandro Páez EXPOCITORES Angélica Acosta Ruiz Ximena Arciniegas Mendoza Daniela Banda Trespalacios Bernarda García Díaz María Alejandra Tuiran Herazo Carolina Vergara Vergara
  2. 2. Los movimientos normales deben realizarse coordinadamente con un reparto adecuado de la fuerza, del tono, de los tiempos y la velocidad, tanto de los grupos musculares protagonistas como de los sinergistas y antagonistas. Jorge L. Ferreiro y Marta I. Pugliese. Cap. 65, Sección 3, 65.4 coordinación neuromuscular . Semiología medica de Argente y Álvarez.
  3. 3. TAXIA Precisión, justeza y adecuación del movimiento a su cometido. ATAXIA Afectación de los movimientos , a veces grave, por su incoordinación. La ataxia puede resultar de defectos en la información sensitiva, en especial propioceptiva, por alteraciones:  Periféricas  Centrales a nivel medular  Cerebeloso  De las conexiones vestibulares centrales  Del tálamo  La corteza cerebral  Mixtas por participación simultanea de estructuras periféricas y centrales Jorge L. Ferreiro y Marta I. Pugliese. Cap. 65, Sección 3, 65.4 coordinación neuromuscular . Semiología medica de Argente y Álvarez.
  4. 4. manipulación de objetos movimientos alternativos Evaluación  Inspección Actitud postural acostarse e incorporarse Jorge L. Ferreiro y Marta I. Pugliese. Cap. 65, Sección 3, 65.4 coordinación neuromuscular . Semiología medica de Argente y Álvarez.
  5. 5. Explora la actitud del paciente y el mantenimiento de la postura, tanto de pie como sentado. Se evalúa con la maniobra de Romberg que, en caso de ser positiva constituye el signo del mismo nombre. Jorge L. Ferreiro y Marta I. Pugliese. Cap. 65, Sección 3, 65.4 coordinación neuromuscular . Semiología medica de Argente y Álvarez.
  6. 6. En los miembros superiores se explora con la prueba índice – nariz. Se evalúa:  La velocidad con la que realiza el movimiento  La fluidez o sinergia del movimiento  La corrección en cuanto a la dirección y sentido  La precisión para ubicar el destino y lograr el cometido indicado Jorge L. Ferreiro y Marta I. Pugliese. Cap. 65, Sección 3, 65.4 coordinación neuromuscular . Semiología medica de Argente y Álvarez.
  7. 7. En los miembros inferiores se efectúa la prueba talón - rodilla. Se evalúa:  La velocidad con la que realiza el movimiento  La coordinación de los movimientos  Ajuste espacial y cronológico para lograr con corrección el fin solicitado Jorge L. Ferreiro y Marta I. Pugliese. Cap. 65, Sección 3, 65.4 coordinación neuromuscular . Semiología medica de Argente y Álvarez.
  8. 8. La taxia dinámica también puede explorarse mediante las maniobras o ejercicios de Fournier. Se evalúa:  Coordinación en la marcha  Simetría de los movimientos  Base de sustentación Jorge L. Ferreiro y Marta I. Pugliese. Cap. 65, Sección 3, 65.4 coordinación neuromuscular . Semiología medica de Argente y Álvarez.
  9. 9. En casos de ataxia se comprueban: Discronometria Asinergia Dismetría Hipermetría Hipometria Jorge L. Ferreiro y Marta I. Pugliese. Cap. 65, Sección 3, 65.4 coordinación neuromuscular . Semiología medica de Argente y Álvarez.
  10. 10. Rubén A. Lanosa. Cap. 66-1, Sección 4, síndromes y patologías . Semiología medica de Argente y Álvarez. El síndrome de hipertensión endocraneana (SHE) consiste en el conjunto de síntomas y signos ocasionados por el aumento de la presión del liquido cefalorraquídeo (LCR) dentro de la cavidad craneal.
  11. 11. Rubén A. Lanosa. Sección 4, síndromes y patologías . Semiología medica de Argente y Álvarez. En la fisiopatología de la hipertensión endocraneana, deben considerarse los cambios en el presión endocraneana, cuyo valor normal es de 2 a 12 mmHg. Su incremento, asociado con el desplazamiento del tejido nervioso secundarios a la existencia de lesiones expansivas dentro del cráneo, es un factor capaz de generar signos de lesión ocupante y comprometer al mismo tiempo la perfusión cerebral global. Esto ultimo ocurre cuando la presión endocraneana alcanza valores de 15 a 40 mmHg.
  12. 12. Rubén A. Lanosa. Sección 4, síndromes y patologías . Semiología medica de Argente y Álvarez. Cuando la presión de perfusión cerebral es menor de 20 a 30 mmHg puede considerarse que el aumento de la presión endocraneana es capaz de producir daño.
  13. 13. El aumento de la presión endocraneana se transmite a la del LCR. Se comprende que tanto un desbalance entre la secreción y la reabsorción del LCR como la existencia de bloqueos que impidan su libre circulación o distribución, pueden ser la causa de aparición del SHE, sea que estos factores actúen de manera aislada o conjunta. Rubén A. Lanosa. Sección 4, síndromes y patologías . Semiología medica de Argente y Álvarez.
  14. 14. Rubén A. Lanosa. Sección 4, síndromes y patologías . Semiología medica de Argente y Álvarez. CEFALEA VOMITOS EDEMA DE PAPILA
  15. 15. Rubén A. Lanosa. Sección 4, síndromes y patologías . Semiología medica de Argente y Álvarez. Es el síntoma mas frecuente y se debe a congestión vascular, hipertensión del LCR y tracción sobre vasos sensibles al dolor, en especial los ubicados en la duramadre.
  16. 16. Rubén A. Lanosa. Sección 4, síndromes y patologías . Semiología medica de Argente y Álvarez. Cuando la presión endocraneana se eleva de manera estable, la cefalea adquieres sus rasgos característicos, que pueden resumirse así:  Es intensa y persistente  La acompaña una sensación de peso en la cabeza  Es holocefálica  Es continua o intermitente  Se exagera con cambios que alteren la presión del LCR  No se alivia con analgésicos comunes  Es mas intensa en adultos que en niños  Suele aliviarse de manera temporal con la punción lumbar
  17. 17. Rubén A. Lanosa. Sección 4, síndromes y patologías . Semiología medica de Argente y Álvarez. No se produce en todos los pacientes Suelen acompañar a la cefalea, en especial cuando esta alcanza gran intensidad, aunque a veces existen en forma aislada. Se les designa como “vómitos cerebrales, o en chorro, o en cohete”.
  18. 18. Rubén A. Lanosa. Sección 4, síndromes y patologías . Semiología medica de Argente y Álvarez. Es el hallazgo mas importante del SHE y obliga a la realización sistémica del fondo de ojo en cualquier paciente que se sospeche que lo padece. El edema de papila se debe a la hipertensión de la vaina del nervio óptico y a la estasis de la vena oftálmica.
  19. 19. Rubén A. Lanosa. Sección 4, síndromes y patologías . Semiología medica de Argente y Álvarez. El edema de papila bilateral es el que tiene valor diagnostico en la HE, ya que el unilateral puede deberse a tumores o abscesos de la orbita. Pueden reconocerse 3 periodos evolutivos en el proceso de instalación de este signo: hiperemia, edematosa y atrófica.
  20. 20. Rubén A. Lanosa. Sección 4, síndromes y patologías . Semiología medica de Argente y Álvarez.  Mareos o vahídos, vértigos o ataxia  Trastornos sensoriales auditivos, como campanilleos o tinnitus, o hipoacusia, o bien olfatorios, como hiposmia o anosmia  Convulsiones por compresión de la corteza cerebral o arreflexia  Alteraciones psíquicas propias del síndrome, como excitación, depresión, somnolencia o estupor  Modificaciones circulatorias o respiratorias como bradicardia sinusal, hipertensión al comienzo del cuadro e hipotensión después de este, bradipnea, ritmo respiratorio de Cheyne Stokes
  21. 21. Rubén A. Lanosa. Sección 4, síndromes y patologías . Semiología medica de Argente y Álvarez. El diagnostico del SHE como tal es de carácter clínico y se basa en el reconocimiento de sus síntomas y signos , ya mencionados. No obstante, existen estudios complementarios para establecer la etiología del proceso. Estos son el examen del LCR y los estudios neurorradiológicos .
  22. 22. Rubén A. Lanosa. Sección 4, síndromes y patologías . Semiología medica de Argente y Álvarez. Puede hacerse por punción ventricular, cisternal, también llamada suboccipital, o, con mas frecuencia lumbar.
  23. 23. Rubén A. Lanosa. Sección 4, síndromes y patologías . Semiología medica de Argente y Álvarez. Cuando se obtiene por punción lumbar, el LCR fluye, en condiciones normales gota a gota. Si existe HE, puede fluir en chorro continuo.
  24. 24. Rubén A. Lanosa. Sección 4, síndromes y patologías . Semiología medica de Argente y Álvarez. Al efectuarse la punción lumbar, el paciente debe hallarse en reposo. En la HE pueden registrarse cifras de 80 cm de agua o mayores a nivel lumbar. Para comprobar la permeabilidad del espacio subaracnoideo se realiza la maniobra de Queckenstedt – Stookey. Si la circulación del liquido es libre, la presión debe aumentar a 40 cm de agua o mas luego de 10 seg. De compresión, y después de cesar esta cae a su valor normal en no mas de 10 seg.
  25. 25. Rubén A. Lanosa. Sección 4, síndromes y patologías . Semiología medica de Argente y Álvarez. Si se sospecha que la HE esta causada por un tumor, no debe realizarse la punción lumbar. En tal caso debe realizarse previamente el estudio por imágenes para determinar la existencia o no de una masa ocupante. Contraindicaciones de la punción lumbar:  Hipertensión endocraneana con edema de papila  Síndrome de hipertensión Intracraneal  Infección Local  Coagulopatia, trombocitopenia  Lesión Espinal
  26. 26. Rubén A. Lanosa. Sección 4, síndromes y patologías . Semiología medica de Argente y Álvarez. La TC de cerebro es el método de elección que permite el examen del sistema ventricular, la localización de la obstrucción y la detección de las lesiones subyacentes causales. La RM puede superar a la TC al mostrar a presencia de lesiones isodensas respecto del tejido nervioso adyacente a estas.

×