Pagina 1 de 11
Mientras Luciana se calzaba los patines y se iba a dar una vuelta por Florida se preguntaba por qué cada vez que se subía ...
Eso no podía seguir sucediendo. Tenía que superarlo. Tenía que hacer un esfuerzo y atreverse a patinar sin que su madre
es...
Una tarde, comenzó a andar por la vereda y los patines sorpresivamente comenzaron a ganar velocidad. Sus amigos Tadeo y
Fá...
Intentaron seguir la estela de luz, pero no pudieron. Al aproximarse a la esquina, los patines doblaron solos con prisa
Pa...
—Guácala! —Gritó Luciana viendo cómo ahora los patines comenzaban a despegarse del piso sin que perdiera el equilibrio—.
S...
Atravesó una nube y luego otra. Y curioseando entre pirueta y pirueta, se fue encontrando con algunos de sus juguetes
pref...
—Me encantan estos patines! —pensó—. —¿Estaré en un sueño?
Pagina 8 de 11
En medio del vuelo, abrió sus ojos y vio que desde la vereda, Tadeo y Fátima aplaudían con locura y le gritaban —¡Bravo, b...
Luciana tomó los lápices de colores y con la fuerza de los patines les dedicó a sus amigos de Florida un hermoso arcoíris....
Luciana se sintió tan feliz por haber vencido sus miedos, por haber creído en sus sueños, que invitó a Tadeo y Fátima a pi...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Los patines mágicos

296 visualizaciones

Publicado el

cuentos para Luci

Publicado en: Internet
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
296
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
28
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Los patines mágicos

  1. 1. Pagina 1 de 11
  2. 2. Mientras Luciana se calzaba los patines y se iba a dar una vuelta por Florida se preguntaba por qué cada vez que se subía a los patines sentía un miedo increíble. Pagina 2 de 11
  3. 3. Eso no podía seguir sucediendo. Tenía que superarlo. Tenía que hacer un esfuerzo y atreverse a patinar sin que su madre estuviera cerca, atenta a las caídas. Pagina 3 de 11
  4. 4. Una tarde, comenzó a andar por la vereda y los patines sorpresivamente comenzaron a ganar velocidad. Sus amigos Tadeo y Fátima vieron cómo pasaba delante de ellos como un rayo, preguntándose si efectivamente aquella ráfaga tan veloz era o no era Luciana. Pagina 4 de 11
  5. 5. Intentaron seguir la estela de luz, pero no pudieron. Al aproximarse a la esquina, los patines doblaron solos con prisa Pagina 5 de 11
  6. 6. —Guácala! —Gritó Luciana viendo cómo ahora los patines comenzaban a despegarse del piso sin que perdiera el equilibrio—. Se elevaron más y más y entonces Luciana comenzó a dibujar una figura perfecta en el aire. ¡Estaba volando! Pagina 6 de 11
  7. 7. Atravesó una nube y luego otra. Y curioseando entre pirueta y pirueta, se fue encontrando con algunos de sus juguetes preferidos: primero vio unos lápices de colores gigantes, disfraces, barcos, globos de colores y unos pícaros duendes que le indicaban por dónde seguir. Pagina 7 de 11
  8. 8. —Me encantan estos patines! —pensó—. —¿Estaré en un sueño? Pagina 8 de 11
  9. 9. En medio del vuelo, abrió sus ojos y vio que desde la vereda, Tadeo y Fátima aplaudían con locura y le gritaban —¡Bravo, bravo! Pagina 9 de 11
  10. 10. Luciana tomó los lápices de colores y con la fuerza de los patines les dedicó a sus amigos de Florida un hermoso arcoíris. Cuando bajó, ellos aún sorprendidos, seguían aplaudiendo. Pagina 10 de 11
  11. 11. Luciana se sintió tan feliz por haber vencido sus miedos, por haber creído en sus sueños, que invitó a Tadeo y Fátima a pintar más dibujos en su casa, a jugar con mamá y a compartir una fresca merienda para celebrar una tarde inolvidable. Pagina 11 de 11

×