Tipos de cancer en la mujer

323 visualizaciones

Publicado el

Tipos de cancer en la mujer

Publicado en: Salud y medicina
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
323
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Tipos de cancer en la mujer

  1. 1. Cáncer de seno (mama) Definición de cáncer de mama: Cáncer que se forma en los tejidos de la mama. El tipo de cáncer de mama más común es el carcinoma ductal, que empieza en el revestimiento de los conductos galactóforos (tubos delgados que llevan leche desde los lobulillos de la mama hasta el pezón). Otro tipo de cáncer de mama es el carcinoma lobulillar, que empieza en los lobulillos (glándulas lácteas). El cáncer de mama invasivo es el que se diseminó desde el sitio en que empezó en los conductos mamarios o lobulillos hasta el tejido normal circundante. El cáncer de mama se presenta tanto en hombres como en mujeres, aunque el cáncer de mama masculino es poco frecuente. El cáncer de seno (mama) es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la mama. La mama está compuesta por lóbulos y conductos. Cada mama tiene entre 15 y 20 secciones que se llaman lobulillos. Los lobulillos terminan en docenas de bulbos minúsculos que pueden producir leche. Los lóbulos, los lobulillos y los bulbos están conectados por tubos delgados que se llaman conductos. Cada mama tiene también vasos sanguíneos y vasos linfáticos. Los vasos linfáticos transportan un líquido casi incoloro que se llama linfa. Los vasos linfáticos van a órganos que se llaman ganglios linfáticos. Estos son estructuras pequeñas con forma de frijol que se encuentran en todo el cuerpo. Filtran sustancias de un líquido que se llama linfa y ayudan a combatir infecciones y enfermedades. Hay racimos de ganglios linfáticos cerca de la mama en las axilas (debajo de los brazos), por encima de la clavícula y en el pecho. El tipo más común de cáncer de mama es el carcinoma ductal, que empieza en las células de los conductos. El cáncer que empieza en los lóbulos o los lobulillos se llama carcinoma lobulillar y se encuentra con mayor frecuencia en ambas mamas que otros tipos de cáncer de mama. El cáncer de mama inflamatorio es un tipo de cáncer poco común en el que la mama está caliente, enrojecida e hinchada.
  2. 2. Los factores de riesgo del cáncer de mama son los siguientes: -Antecedentes familiares (un pariente de primer grado, como la madre, una hija o una hermana) de cáncer de mama. -Cambios hereditarios en los genes BRCA1 y BRCA2 o en otros genes, que aumentan el riesgo de cáncer de mama. -Consumo de bebidas alcohólicas. -Tejido de la mama que se ve denso en un mamograma. -Estrógenos (elaborados por el cuerpo) -Menstruación a una edad temprana. -Dar a luz a por primera vez a una edad más avanzada o nunca haber tenido hijos. -Tomar hormonas, como estrógeno combinado con progestina para tratar los síntomas de la menopausia. -Tomar anticonceptivos orales ("la píldora"). -Obesidad. -Falta de ejercicio. -Antecedentes personales de cáncer de mama invasivo, carcinoma ductal in situ (CDIS) o carcinoma lobulillar in situ (CLIS). -Antecedentes personales de enfermedad benigna (no cancerosa) de la mama. -Raza blanca. -Tratamiento con radioterapia dirigida a la mama o el pecho. Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de mama, se utilizan pruebas que examinan las mamas: Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para revisar los signos generales de salud, incluso verificar si hay signos de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que parezca anormal. También se anotan los antecedentes de los hábitos de salud del paciente y los antecedentes médicos de sus enfermedades y tratamientos anteriores. Examen clínico de la mama (ECM): examen de la mama realizado por un médico u otro profesional de la salud. El médico palpará cuidadosamente las mamas y el área debajo de los brazos para detectar masas o cualquier otra cosa que parezca poco habitual. Mamograma : radiografía de la mama. Ecografía : procedimiento para el que se hacen rebotar ondas de sonido de alta energía (ultrasonido) en los tejidos u órganos internos para producir ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos del cuerpo llamada ecograma. La imagen se puede imprimir para observar más tarde. IRM (imágenes por resonancia magnética): procedimiento para el que se usa un imán, ondas de radio y una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN). Estudios químicos de la sangre : procedimiento por el que se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias que los órganos y tejidos del cuerpo liberan en esta. Una cantidad no habitual (mayor o menor que la normal) de una sustancia puede ser signo de enfermedad en el órgano o el tejido que la elabora.
  3. 3. Biopsia : extracción de células o tejidos en las que un patólogo las observa al microscopio y verifica si hay signos de cáncer. Si se encuentra un bulto en la mama, el médico puede necesitar extraer una pequeña cantidad del bulto. Los cuatro tipos de biopsias son los siguientes: Biopsia por escisión : extracción completa de una masa de tejido. Biopsia por incisión : extracción de una parte de una masa o de una muestra de tejido. Biopsia central : extracción de tejido con una aguja ancha. Biopsia por aspiración con aguja fina (AAF): extracción de tejido o líquido con una aguja fina. Si se encuentra cáncer, se llevan a cabo pruebas para estudiar las células cancerosas. -Las decisiones sobre cuál es el mejor tratamiento se toman de acuerdo con el resultado de estas pruebas. -Las pruebas proveen información sobre los siguientes aspectos: -La rapidez con que puede crecer el cáncer. -La probabilidad de que el cáncer se disemine por todo el cuerpo. -La eficacia de ciertos tratamientos. -La probabilidad de que el cáncer recidive (vuelva). Las pruebas son las siguientes:
  4. 4. Prueba de receptores de estrógeno y progesterona : prueba que se usa para medir la cantidad de receptores de estrógeno y progesterona (hormonas) en el tejido canceroso. Si se encuentra más receptores de estrógeno y progesterona de lo normal, el cáncer puede crecer más rápido. Los resultados de las pruebas indican si el tratamiento que impide la acción de estrógeno y progesterona, puede detener el crecimiento del cáncer. Receptor del factor de crecimiento epidérmico humano tipo 2 (HER2/neu): prueba de laboratorio para medir cuántos genes HER2/neu hay y cuánta proteína HER2/neu se elabora en una muestra de tejido. Si hay más genes HER2/neu o concentraciones más elevadas de proteína HER2/neu que lo normal, el cáncer puede crecer más rápido y es más probable que se disemine hasta otras partes del cuerpo. El cáncer se puede tratar con medicamentos dirigidos a la proteína HER2/neu como el trastuzumab y el lapatinib. Pruebas multigénicas: pruebas en las que se estudian muestras de tejidos para observar la actividad de varios genes a la vez. Estas pruebas pueden ayudar a pronosticar si el cáncer se va a diseminar a otras partes del cuerpo o si va a recidivar (volver). Tratamiento: Se usan seis tipos de tratamiento estándar: Cirugía La mayoría de las pacientes de cáncer de mama se someten a cirugía a fin de extirpar el cáncer de la mama. Habitualmente se extirpan algunos de los ganglios linfáticos de abajo del brazo y se observan al microscopio para verificar si contienen células cancerosas. Cirugía para conservar la mama: operación para extirpar el cáncer, pero no la mama. Incluye los siguientes procedimientos: -Lumpectomía: cirugía para extirpar el tumor (masa) y una pequeña cantidad de tejido normal alrededor de este. -Mastectomía parcial: cirugía para extirpar la parte de la mama que tiene cáncer y algo del tejido normal que la rodea. También se puede extirpar el revestimiento de los músculos pectorales debajo del cáncer. Este procedimiento también se llama mastectomía segmentaria.
  5. 5. -Mastectomía total: cirugía para extirpar la mama con cáncer. Este procedimiento también se llama mastectomía simple. Se pueden extraer algunos de los ganglios linfáticos de abajo del brazo para someterlos a una biopsia en el mismo momento de la cirugía o después de esta. Esto se realiza a través de una incisión separada. -Mastectomía radical modificada: cirugía para extirpar toda la mama que contiene cáncer, muchos de los ganglios linfáticos de abajo del brazo, el revestimiento de los músculos pectorales y, a veces, parte de los músculos de la pared torácica. Biopsia del ganglio linfático centinela seguida de cirugía La biopsia del ganglio linfático centinela es la extracción del ganglio linfático centinela durante una cirugía. Este es el primer ganglio que recibe el drenaje linfático de un tumor. El ganglio linfático centinela es el primer ganglio linfático donde es posible que el cáncer se disemine desde el tumor. Se inyecta una sustancia radiactiva o un tinte azul cerca del tumor. La sustancia o el tinte fluyen a través de los conductos linfáticos
  6. 6. hasta los ganglios linfáticos. Se extrae el primer ganglio que recibe la sustancia o el tinte. Un patólogo observa el tejido al microscopio para verificar si hay células cancerosas. Cuando no se detectan células cancerosas, puede no ser necesario extraer más ganglios linfáticos. Después de la biopsia del ganglio linfático centinela, el cirujano extirpa el tumor (cirugía para conservar la mama o mastectomía). Quimioterapia: La quimioterapia es un tratamiento contra el cáncer para el que se usan medicamentos para interrumpir el crecimiento de las células cancerosas, ya sea mediante su destrucción o impidiendo su multiplicación. Cuando la quimioterapia se administra por boca o se inyecta en una vena o músculo, los medicamentos ingresan en el torrente sanguíneo y afectan a células cancerosas de todo el cuerpo (quimioterapia sistémica). Cuando la quimioterapia se coloca directamente en el líquido cefalorraquídeo, un órgano o una cavidad corporal como el abdomen, los medicamentos afectan principalmente las células cancerosas de esas áreas (quimioterapia regional). La forma en que se administra la quimioterapia depende del tipo y el estadio del cáncer que se está tratando. Radioterapia: La radioterapia es un tratamiento para el cáncer para el que se usan rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para destruir células cancerosas o impedir que crezcan. Hay dos tipos de radioterapia. Para la radioterapia externa, se usa una máquina fuera del cuerpo que envía radiación al área donde se encuentra el cáncer. Para la radioterapia interna, se usa una sustancia radiactiva sellada en agujas, semillas, alambres o catéteres que se colocan directamente dentro del tumor o cerca de este. La forma en que se administra la radioterapia depende del tipo y el estadio del cáncer que se está tratando. Terapia con hormonas La terapia con hormonas es un tratamiento para el cáncer por el que se extraen hormonas o se bloquea su acción, y se impide el crecimiento de las células cancerosas. Las hormonas son sustancias elaboradas por las glándulas del cuerpo que circulan por el torrente sanguíneo. Algunas hormonas pueden hacer crecer ciertos cánceres. Si las pruebas muestran que las células cancerosas ofrecen sitios donde pueden adherirse las hormonas (receptores), se utilizan medicamentos, cirugía o radioterapia para reducir su producción o impedir que funcionen. La hormona estrógeno, que hace crecer algunos cánceres de mama, es elaborada en su mayor parte por los ovarios. El tratamiento para impedir que los ovarios elaboren estrógeno se llama ablación ovárica.
  7. 7. Cáncer de ovario: Cáncer ovárico es una enfermedad en la cual las células malignas que provocan el tumor se forman en los tejidos de los ovarios. Los ovarios, que forman parte del sistema reproductor femenino, se localizan en la pelvis, uno a cada lado del útero. Tienen más o menos el tamaño y forma de una almendra, y se encargan de secretar los óvulos y las hormonas sexuales femeninas. -El cáncer de ovario es la primera causa de muerte por cáncer en el aparato reproductor femenino, aunque no es el más frecuente; y la sexta causa de fallecimiento por cáncer en la mujer Este cáncer lo padece una de cada 70 mujeres, se presenta con mayor frecuencia entre los 65 y los 80 años de edad y el pronóstico, como en todos los cánceres, es peor cuanto mayor es el estadio (grado de desarrollo de la enfermedad) del mismo. En este caso, cuando se detecta el tumor el estadio es ya avanzado, y el tumor suele haberse extendido fuera de los ovarios, de ahí que tenga tanta mortalidad. -Por eso es tan importante el diagnóstico precoz de este tumor, ya que permite mejorar el pronóstico, que, por otro lado, cada vez es algo mejor gracias a los avances que se están produciendo en el tratamiento médico y la cirugía relacionados con el control de esta enfermedad. -También es muy importante el apoyo psicológico que recibe la paciente al ser diagnosticada y, en general, durante todo el tratamiento, ya que le ayudará a afrontar mejor este proceso. Tratamiento: Cirugia: El tratamiento básico del cáncer de ovario es quirúrgico, y suele consistir en una cirugía radical, en la que se extirpan el útero y los ovarios, se explora el peritoneo (y se toman biopsias si hay lesiones sospechosas), se eliminan los ganglios de la zona, y puede ser incluso necesario quitar segmentos intestinales, con el fin de eliminar todas las posibles localizaciones del tumor. -En las pacientes jóvenes que deseen tener descendencia, se puede realizar una cirugía más conservadora en algunos casos, que se completaría posteriormente, una vez cumplidos los deseos de descendencia. -En estadios avanzados se extirpa la mayor parte posible del tumor, de manera que lo que quede pueda intentar tratarse tras la cirugía con quimioterapia. -Si no hay opción de cirugía se trata con quimioterapia.
  8. 8. Quimioterapia Se emplea en función de los estadios y el éxito de la cirugía, como terapia adyuvante para eliminar las posibles células malignas que hayan sobrevivido a la operación. El número de ciclos de tratamiento que recibirá la paciente de cáncer de ovario dependerá de la etapa de su enfermedad en la que se encuentre. En este tipo de cáncer la quimioterapia puede ser administrada en vena (intravenoso o IV) o en el vientre (intraperitoneal o IP) Cáncer de cuello de útero Casi todos los cánceres de útero comienzan en el endometrio y son llamados carcinomas endometriales. Los cánceres también pueden comenzar en la capa muscular o tejido conectivo de sostén del útero. Estos cánceres pertenecen al grupo de cánceres llamados sarcomas. Carcinomas: Los cánceres endometriales comienzan en las células que cubren el útero y pertenecen al grupo de cánceres llamados carcinomas. La mayoría de los carcinomas endometriales son cánceres de las células que forman glándulas en el endometrio. Estos cánceres son denominados como adenocarcinomas. El tipo más común de cáncer endometrial se llama adenocarcinoma endometrioide. Otros tipos menos comunes de carcinomas endometriales incluyen células escamosas e indiferenciados. Más de 80% de los cánceres de endometrio son típicamente adenocarcinomas, también conocidos como endometrioides. Los cánceres endometrioides se originan de células en glándulas que se parecen mucho al revestimiento normal del útero (endometrio). Algunos de estos cánceres contienen células escamosas (las células escamosas son planas, células delgadas que se pueden encontrar en la superficie exterior del cuello uterino), así como células glandulares. Un cáncer con ambos tipos de células se llama adenocarcinoma con diferenciación escamosa. Si las células glandulares se observan con un microscopio y lucen cancerosas, pero las células escamosas no, al tumor se le puede llamar adenoacantoma. Si tanto las áreas escamosas como las áreas glandulares parecen ser malignas (cancerosas), a estos tumores se llaman carcinomas adenoescamosos. Existen otros tipos de cánceres endometrioides, como el carcinoma secretor, el carcinoma ciliado y el adenocarcinoma mucinoso.
  9. 9. El grado de un cáncer endometrioide se basa en la cantidad de glándulas que forma el cáncer que lucen similares a las glándulas encontradas en el endometrio normal y saludable. En cánceres de grados menores, más del tejido canceroso forma glándulas. Mientras mayores sean los grados de los cánceres, más de las células cancerosas están agrupadas de manera irregular o desorganizada y no forman glándulas. -Los tumores de grado 1 tienen 95% o más de tejido canceroso que forma glándulas. -Los tumores de grado 2 tienen entre 50% y 94% de tejido canceroso que forma glándulas. -Los tumores de grado 3 tienen menos de la mitad de tejido canceroso que forma glándulas. Los cánceres de grado 3 son llamados cánceres de “alto grado”. Éstos tienden a ser agresivos y a tener un pronóstico menos favorable que los cánceres de menor grado (grados 1 y 2). Algunas formas menos comunes de adenocarcinoma endometrial son el carcinoma de células claras, el carcinoma seroso (también llamado carcinoma seroso papilar) y carcinoma escasamente diferenciado. Estos cánceres son más agresivos que la mayoría de los cánceres endometriales. Tienden a crecer rápidamente y a menudo se han propagado fuera del útero al momento del diagnóstico. -El cáncer consiste en una proliferación anómala de células, y en este caso dicha proliferación ocurre en el cérvix o cuello uterino. Aunque puede extenderse principalmente a la vagina, los sistemas de sujeción del útero, los ganglios linfáticos y el recto. Factores de riesgo del cáncer de cuello de útero -Edad: las mujeres mayores son más vulnerables a padecerlo. -Genética: es común que aparezca en mujeres cuyas madres también tuvieron cáncer de cuello uterino. -Tabaco y alcohol. -Su incidencia es mayor en entornos de bajo nivel socioeconómico. -Edad precoz de la primera relación sexual. -Elevado número de parejas sexuales (importante factor en prostitutas). -Padecer o haber padecido alguna enfermedad de transmisión sexual. En este grupo de riesgo es especialmente importante la infección por el virus del papiloma humano. -Se cree que también pueden jugar un papel importante los anticonceptivos hormonales. -Es más común también en mujeres que han parido alguna vez que en aquellas que no han tenido hijos. -Inmunodepresión: SIDA, mujeres que han sufrido algún trasplante.. Clasificación del cáncer de cuello de útero: Antes de instaurar el tratamiento de un cáncer es preciso saber en qué estadio se encuentra. Cuanto mayor sea el estadio, peor es el pronóstico y más agresivo deberá ser el modo de combatirlo. 0: carcinoma in situ. Las células malignas se limitan al epitelio uterino. I: carcinoma limitado al cuello del útero. En este estadio la paciente es aún asintomática y solo se puede diagnosticar la enfermedad mediante biopsia o citología II: el tumor invade la parte superior de la vagina y los ligamentos de sujeción del útero, pero sin llegar a la pared pelviana. III: se encuentra afectada toda la vagina y la pared pélvica. Debido al tamaño del tumor puede haber insuficiencia renal e hidronefrosis (distensión de un uréter por alguna obstrucción).
  10. 10. IV: extensión a vejiga y/o recto. Síntomas del cáncer de cuello de útero: - sangrados vaginales acíclicos (este rasgo los diferencia de una menstruación), indoloros y, con frecuencia, después del coito. -el flujo vaginal se torna de un color rosáceo como “agua de lavar carne” - aparece dolor pélvico que se irradia hacia las piernas. - dolor al orinar, sangre en heces y en orina, estreñimiento y tenesmo (deseo continuo, doloroso e ineficaz de defecar u orinar). -En todo momento las manifestaciones principales de la enfermedad se acompañan de una serie de síntomas comunes a muchas otras enfermedades como: pérdida de apetito, pérdida de peso, cansancio y malestar general. -En estadios muy avanzados aparecen fístulas vesicales o rectales. Las fístulas son comunicaciones anormales entre órganos vecinos que no deberían estar presentes. Detección del Cancer de cuello de utero: En mujeres sexualmente activas y en edad fértil, se realiza una citología rutinaria en la consulta ginecológica. De este modo se puede evaluar a una gran mayoría de la población de riesgo, y es posible detectar el cáncer de útero en estadíos muy iniciales, lo que mejora el pronóstico de la enfermedad. Esta prueba se conoce como Papanicolau, y se emplea para estudiar las células cervicales y detectar la posible presencia de células anormales. Se toman muestras de al menos tres zonas distintas del cuello uterino para que no quede ninguna zona sin estudiar.
  11. 11. También se recurre a otras pruebas para dilucidar el diagnóstico de este cáncer: Colposcopia: Se realiza cuando la citología ha sido positiva, o cuando se observa a simple vista alguna anomalía cervical. Esta prueba es una exploración meramente visual en la que se emplea un instrumento provisto de luz y un sistema de bases de aumento. Test de Schiller: Consiste en embadurnar todo el cuello uterino con una solución específica y comprobar si se tiñe de marrón oscuro. Las células malignas no se tiñen. Biopsia: Se toma un pedazo de la lesión para su estudio en el laboratorio. Con ello se determina el tipo específico de célula que compone el tumor; de este modo se podrá ofrecer el mejor tratamiento posible. Técnicas de imagen: Mediante técnicas de imagen como el TAC (tomografía axial computarizada) puede valorarse la afectación de ganglios linfáticos pélvicos y riñones. Tratamiento del cáncer de cuello de útero: -Quimioterapia: Tiene distintas indicaciones según el tipo y la extensión del carcinoma. Normalmente se emplea en estadios avanzados, o bien antes de la cirugía para intentar reducir al máximo el tamaño del tumor y facilitar así la operación. -Radioterapia: En el cáncer de útero se usa en dos formas: externa y de contacto (también llamada curieterapia o braquiterapia). La braquiterapia tiene por objeto la destrucción del tumor primario, y se emplea principalmente cuando el cáncer no se ha diseminado hacia otros órganos o hacia los ganglios linfáticos. Consiste en colocar unos aplicadores dentro del útero, que se conectan a un recipiente blindado que contiene cesio-137. Este tipo de radiación localizada permite un tratamiento más individualizado y, por ello, más útil, al mismo tiempo que protege a los órganos no afectados por el cáncer frente a la radiación. La radioterapia externa va dirigida a la afectación ganglionar. Consiste en la aplicación terapéutica de rayos X. Puede tener algunas complicaciones como la formación de fístulas rectales y vesicales, y alteraciones digestivas. -Histerectomía: Es la extirpación del útero completo. En la mayoría de los casos se acompaña de la extracción de los ganglios. En casos muy avanzados puede ser necesario incluir los ovarios. Esta técnica se usa solo para casos en los que el cáncer está muy extendido o en mujeres mayores.
  12. 12. Cáncer de vulva: El cáncer de vulva es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la vulva. Casi siempre afecta con mayor frecuencia los labios vaginales mayores. Con menos frecuencia, el cáncer afecta los labios vaginales menores, el clítoris o las glándulas vaginales. A menudo, el cáncer de vulva evoluciona de forma lenta durante varios años. Las células anormales pueden crecer en la superficie de la piel de la vulva durante largo tiempo. Esta afección se llama neoplasia intraepitelial de vulva (NIEV). Ya que la NIEV o displasia se puede volver cáncer de vulva, es muy importante recibir tratamiento. Signos del cáncer de vulva: -se incluyen hemorragia o picazón. -Un bulto o masa en la vulva. -Cambios en la piel de la vulva, como cambios de color o masas que parecen verrugas o úlceras. -Picazón que no desaparece en el área de la vulva. -Hemorragia no relacionada con la menstruación (períodos). -Sensibilidad en el área de la vulva. Para detectar el cáncer de vulva Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos: Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para verificar los signos generales de salud, incluso un reconocimiento de la vulva para determinar si hay signos de enfermedad, como bultos o cualquier otra cosa que no parezca habitual. Se anotan los antecedentes de los hábitos de salud de la paciente, sus enfermedades y tratamientos anteriores. Biopsia : extracción de muestras de células o tejidos de la vulva para que un patólogo los observe al microscopio y determine si hay signos de cáncer.
  13. 13. Tratamiento: Cirugía La cirugía es el tratamiento más común para el cáncer de vulva. Su objetivo es extraer todo el cáncer sin que haya ninguna pérdida de la función sexual de la mujer. Se pueden utilizar uno de los procedimientos quirúrgicos siguientes: -Cirugía láser: procedimiento quirúrgico en el que se usa un rayo láser (un rayo estrecho de luz intensa) como un cuchillo para cortar el tejido sin producir sangrado o para extraer una lesión superficial, por ejemplo un tumor. -Escisión local amplia: procedimiento quirúrgico para extraer el cáncer y parte del tejido normal que lo rodea. -Escisión local radical: procedimiento quirúrgico para extraer el cáncer y una gran cantidad de tejido sano a su alrededor. Se pueden extraer también los ganglios linfáticos cercanos de la ingle. -Aspiración quirúrgica ultrasónica (AQU): procedimiento quirúrgico para dividir el tumor en partes pequeñas mediante vibraciones muy leves. Estas partes se lavan y extraen mediante succión. Este procedimiento causa menos daño al tejido cercano. -Vulvectomía: procedimiento quirúrgico para extraer la vulva parcial o totalmente. -Vulvectomía tegumentaria: se extrae la capa superior de la piel de la vulva donde se encuentra el cáncer. Pueden ser necesarios injertos de piel tomada de otras partes del cuerpo para cubrir el área donde se extrajo la piel. -Vulvectomía radical modificada: cirugía para extraer parte de la vulva y posiblemente los ganglios linfáticos cercanos. -Vulvectomía radical: cirugía para extraer toda la vulva y los ganglios linfáticos cercanos. -Exenteración pélvica: procedimiento quirúrgico para extraer la sección inferior del colon, el recto y la vejiga. También se extraen el cuello uterino, la vagina, los ovarios y los ganglios linfáticos cercanos. Se hacen aberturas artificiales (estomas) para que la orina y las heces se puedan expulsar del cuerpo hacia una bolsa de drenaje. -Quimioterapia -Radioterapia *Es importante realizar pruebas de seguimiento para determinar si hay cáncer de vulva recidivante(vuelve) Cancer de vagina: El cáncer de vagina es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la vagina. La vagina es el conducto que conecta el cuello uterino (la abertura del útero) con el exterior del cuerpo. Durante el nacimiento, el bebé sale del cuerpo a través de la vagina (que también se llama canal del parto). Factores de riesgo del cáncer de vagina se incluyen los siguientes: -Tener 60 años o más. -Haber estado expuesto al DES cuando estaba en el útero materno. En la década de 1950, se administró el medicamento DES a algunas mujeres embarazadas para evitar aborto espontáneo (nacimiento prematuro de
  14. 14. un feto que no puede sobrevivir). Las mujeres expuestas al DES antes del nacimiento tienen mayor riesgo de - -cáncer de vagina. Algunas de estas mujeres presentan un tipo poco frecuente de este cáncer que se llama adenocarcinoma de células claras. -Padecer de la infección por el papilomavirus humano (PVH). -Tener antecedentes de células anormales en el cuello uterino o de cáncer de cuello uterino. -Tener antecedentes de células anormales en el útero o cáncer de útero. -Haber tenido una histerectomía por problemas de salud que afectan el útero. Entre los signos y síntomas del cáncer de vagina se incluyen el dolor o el sangrado anormal de la vagina. Con frecuencia, el cáncer de vagina no causa signos o síntomas tempranos. Se puede encontrar durante un examen pélvico y una prueba de Pap de rutina. Los signos y síntomas pueden obedecer al cáncer de vagina u otras afecciones. Consultar con su médico si tiene alguno de los siguientes: -Sangrado o secreción no relacionados con la menstruación. -Dolor durante las relaciones sexuales. -Dolor en el área de la pelvis. -Un bulto en la vagina. -Dolor al orinar. -Estreñimiento. Para detectar y diagnosticar el cáncer de vagina, se utilizan pruebas que examinan la vagina y otros órganos de la pelvis. Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para verificar si existen signos generales de salud, incluso el control de signos de enfermedad, como tumores o neoplasias. Se toma el historial médico del paciente, así como de sus hábitos de salud y enfermedades anteriores. Examen pélvico : examen de la vagina, el cuello uterino, el útero, las trompas de Falopio, los ovarios y recto. El médico o enfermero introducen uno o dos dedos cubiertos con guantes lubricados en la vagina y coloca la otra mano sobre la parte baja del abdomen para palpar el tamaño, la forma y la posición del útero y los ovarios. También introducen un espéculo en la vagina, y observan la vagina y el cuello uterino para detectar cualquier signo de enfermedad. Generalmente se lleva a cabo una prueba o frotis de Papanicolaou. El médico o enfermero también introducen un dedo cubierto con un guante lubricado en el recto para detectar la presencia de bultos o áreas anormales.
  15. 15. Prueba de Pap: procedimiento para obtener células de la superficie del cuello uterino y la vagina. Se usa un copo de algodón, un cepillo o una paleta de madera para raspar suavemente las células del cuello uterino y la vagina. Las células se observan bajo un microscopio para determinar si son anormales. Este procedimiento también se llama prueba de Pap. Colposcopia : procedimiento para el que se usa un colposcopio (un instrumento con aumento y luz) para observar el interior de la vagina y el cuello uterino y verificar si hay áreas anormales. Se pueden extraer muestras de tejido con una cureta (una herramienta con forma de cuchara) para observarlas bajo un microscopio y verificar si hay signos de enfermedad.
  16. 16. Biopsia : extracción de células o tejidos con el fin de que un patólogo los observe bajo microscopio y determine si hay signos de cáncer. Si la prueba de Pap muestra células anormales en la vagina, se puede realizar una biopsia durante una colposcopia. Tratamiento: Dependiendo del tipo y la etapa del cáncer, puede que necesite más de un tipo de tratamiento. Los médicos en su equipo de atención al cáncer pueden incluir: -Un ginecólogo: médico especializado en enfermedades del tracto reproductor femenino. -Un oncoginecólogo: un médico que se especializa en el tratamiento de cánceres del sistema reproductor femenino (incluyendo cirugía y quimioterapia). -Un oncólogo especialista en radioterapia: un médico que usa radiación para tratar el cáncer. -Un médico oncólogo: un médico que usa quimioterapia y otras medicinas para tratar el cáncer. Algunos tratamientos solo se usan para tratar los precánceres de vagina (neoplasia intraepitelial vaginal, VAIN), tales como: -Cirugía láser (vaporización). -Tratamientos tópicos. Existen tres tratamientos principales para el cáncer de vagina invasivo: -Radioterapia -Cirugía -Quimioterapia El cáncer de vagina invasivo es tratado principalmente con radioterapia y cirugía. La quimioterapia en combinación con radiación se puede usar para tratar la enfermedad en una etapa avanzada. *Siempre que sea posible, el tratamiento se administra con la objeto de extirpar o eliminar el cáncer por completo. Si la cura no es posible, es importante que se extirpe o elimine la mayor parte del cáncer a fin de evitar durante el mayor tiempo posible que el tumor crezca, se propague, o reaparezca. Si el cáncer se ha propagado ampliamente, el objetivo principal del tratamiento es la paliación (aliviar el dolor, el bloqueo del sistema urinario o intestinal, o de otros sistemas).

×