Los Primeros Cristianos

2.473 visualizaciones

Publicado el

En el primer siglo, un grupo de personas comenzaron a llamar la atencion: proclamaban el amor al projimo, dejaron de asistir a espectaculos inmorales, conservaron el matrimonio unico; custodian la castidad, le dan dinero a los pobres y se niegan a dar culto al emperador... un grupo de hombres y mujeres coherentes con su FE.

Publicado en: Educación, Viajes, Empresariales
2 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
2.473
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
20
Comentarios
2
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Los Primeros Cristianos

  1. 1. Unidad 2<br />Claudia Sánchez R.<br />
  2. 2.
  3. 3. Templo Maya<br />Panteón de Atenas<br />Arcos Romanos<br />Teatro Romano de Mérida<br />Catedral de Brasilia<br />
  4. 4. Dios de la Belleza:<br />Diosa de la Sabiduría:<br />Diosa de la Tierra:<br />
  5. 5. Los primeros cristianos se consideraban parte constituyente de su mismo mundo: “lo que es el alma para el cuerpo, eso son los cristianos en el mundo” (Epístola a Diogneto) . <br />
  6. 6. No se distinguían de los demás hombres de su tiempo, ni por su vestido, ni por sus insignias, ni por tener una ciudadanía diferente.<br />
  7. 7. Cada uno de los primeros cristianos ocupaba un lugar en la estructura social de su tiempo, el mismo que tenía antes de convertirse. Si era esclavo no perdía su condición al hacerse cristiano aunque su vida adquiriese una dimensión sobrenatural. Esa actitud cristiana lleva a una apertura grande para asimilar los valores positivos, que existían en el paganismo. Así comentará S. Justino de los pensadores paganos: “cuanto, pues, de bueno está dicho en todos ellos, nos pertenece a nosotros los cristianos”.  <br />(cfr. Enciclopedia GER, Cristianos, Primeros II. Espiritualidad)<br />
  8. 8. “Los cristianos no se diferencian ni por el país donde habitan, ni por la lengua que hablan, ni por el modo de vestir. No se aíslan en sus ciudades, ni emplean lenguajes particulares: la misma vida que llevan no tiene nada de extraño. Su doctrina no nace de disquisiciones de intelectuales ni tampoco siguen, como hacen tantos, un sistema filosófico, fruto del pensamiento humano. Viven en ciudades griegas o extranjeras, según los casos, y se adaptan a las tradiciones locales lo mismo en el vestir que en el comer, y dan testimonio en las cosas de cada día de una forma de vivir que, según el parecer de todos, tiene algo de extraordinario”. <br />(vid. Autor desconocido, Siglo II-III, Carta a<br />Diogneto)<br />
  9. 9. ¿Podemos HOY cambiar<br />Una Cultura, cómo lo hicieron<br />Los Primeros Cristianos?<br />

×