Leccion 09 - La obra del Espiritu Santo

200 visualizaciones

Publicado el

Leccion de Escuela Sabatica 2014-4, APICA

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
200
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
6
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Leccion 09 - La obra del Espiritu Santo

  1. 1. Lección 9 Para el 29 de Noviembre del 2014 Lección 9 La obra del Espíritu Santo “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.” (Romanos 8:14) Para memorizar Sábado 22 de noviembre Año Bíblico: 1 Corintios 10 - 13 Una de las lecciones que debemos aprender en la escuela de Cristo es que el amor del Señor por nosotros es mucho más grande que el de nuestros padres terrenales. Necesitamos una fe indiscutible y una confianza perfecta en él. El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. Y si hijos, también herederos, herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados'. Romanos 8:16, 17. Que el Señor le ayude, como discípulo diligente en la escuela de Cristo, a aprender a poner sus cargas sobre Cristo. Y si es usted libre en su amor, mirará por encima y más allá de estas pruebas perturbadoras. Piense en lo que Cristo sufrió por usted y nunca olvide que es parte de nuestro legado como cristianos ser partícipes con él de sus sufrimientos, para que también participemos juntamente con él de su gloria.' - Testimonios para la iglesia, tomo 8, Pág. 138. LA OBRA DEL ESPÍRITU SANTO Página 61
  2. 2. Domingo Página 62 23 de noviembre Año Bíblico: 1 Corintios 14 - 16 EL AGENTE DIVINO 1. ¿Quiénes estuvieron y aún están íntimamente asociados en el plan de Redención? Mateo 13:14; 28:18, 19. La Divinidad se conmovió de piedad por la humanidad, y el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo se dieron a sí mismos a la obra de formar un plan de redención.' 5 Consejos sobre la salud, Pág. 219. 2. ¿Quién continúa trabajando con el hombre para la salvación de la humanidad? Juan 14:16, 17; 16:7- 14. El Espíritu de Dios es concedido libremente para que todos puedan echar mano de los medios de salvación.' 5 El conflicto de los siglos, Pág. 305. Cuando Cristo dió a sus discípulos la promesa del Espíritu, se estaba acercando al fin de su ministerio terrenal. Estaba a la sombra de la cruz, con una comprensión plena de la carga de culpa que estaba por descansar sobre él como portador del pecado. Antes de ofrecerse a sí mismo como víctima destinada al sacrificio, instruyó a sus discípulos en cuanto a la dádiva más esencial y completa que iba a conceder a sus seguidores: el don que iba a poner al alcance de ellos los recursos inagotables de su gracia. Y yo rogaré al Padre7dijo él,7y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: al Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce: mas vosotros le conocéis; porque está con vosotros, y será en vosotros.' Juan 14:16, 17. El Salvador estaba señalando adelante al tiempo cuando el Espíritu Santo vendría para realizar una obra poderosa como su representante. El mal que se había estado acumulando durante siglos, habría de ser resistido por el divino poder del Espíritu Santo. ¿Cuál fué el resultado del derramamiento del Espíritu en el día de Pentecostés? Las alegres nuevas de un Salvador resucitado fueron llevadas a las más alejadas partes del mundo habitado. Mientras los discípulos proclamaban el mensaje de la gracia redentora, los corazones se entregaban al poder de su mensaje.' - Los hechos de los apóstoles, Pág. 39. LA OBRA DEL ESPÍRITU SANTO
  3. 3. Lunes 24 de noviembre Página 63 Año Bíblico: 2 Corintios 1 - 4 COMO EL HIJO DEL HOMBRE 1. ¿Qué nos dejó Cristo para ser usado por el Espíritu Santo en la obra de la expiación y santificación? Juan 6:63. (Se cita Juan 6:63). Pero las cosas espirituales, son discernidas espiritualmente, y la razón de tu falta de interés, es que tu careces del Espíritu de Dios. Cuando el corazón es llevado en armonía con la Palabra, una vida nueva nacerá dentro de ti, una nueva luz brillará sobre cada línea de la Palabra, y esta será la voz de Dios para tu alma'. - Fundamentals of Cristian Education, Pág. 183. 2. ¿Cuán completamente puede el hombre ser restaurado a su carácter original? 1 Tesalonicenses 3:13; Romanos 6:22. La santidad es entrega total a Dios. El alma está rendida a Dios. La voluntad, y aún los pensamientos son traídos en sujeción a la voluntad de Cristo. El amor de Jesús llena el alma y está fluyendo constantemente en un claro y refrescante para contentar los corazones de otros'. 5 Comentario bíblico adventista, tomo 6, Pág. 1076. Muchos profesos observadores del sábado no serán de beneficio especial a la causa de Dios o a la iglesia, sin una reforma completa de su parte. Muchos observadores del sábado no están bien delante de Dios con respecto a sus convicciones políticas. No están en armonía con la palabra de Dios, ni se hallan unidos con el cuerpo de los creyentes observadores del sábado. Sus convicciones no están de acuerdo con los principios de nuestra fe. Se ha dado suficiente luz para corregir a todos aquellos que desean ser corregidos. Todos los que aún mantienen sentimientos políticos que no están de acuerdo con la verdad, viven violando los principios del cielo. Por lo tanto, mientras permanezcan así, no pueden poseer el espíritu de libertad y santidad.' - Testimonios para la iglesia, tomo 1, Pág. 466. LA OBRA DEL ESPÍRITU SANTO
  4. 4. Martes Página 64 25 de noviembre Año Bíblico: 2 Corintios 5 - 8 NECESIDAD DEL ESPÍRITU SANTO 1. ¿Cuál es el poder que hace posible vivir una vida recta? ¿Qué agente está trabajando hoy en el creyente? Filipenses 2:12, 13. Esta obra no se puede realizar sino por la fe en Cristo, por el poder del Espíritu de Dios que habite en el corazón. San Pablo amonesta a los creyentes: Ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor; porque Dios es el que en vosotros obra así el querer como el hacer, por su buena voluntad.' Filipenses 2:12 - 13. El cristiano sentirá las tentaciones del pecado, pero luchará continuamente contra él. Aquí es donde se necesita la ayuda de Cristo. La debilidad humana se une con la fuerza divina, y la fe exclama: A Dios gracias, que nos da la victoria por el Señor nuestro Jesucristo.' 1 Corintios 15:57.' 5 El conflicto de los siglos, Pág. 523. 2. ¿Qué impide la obra del Espíritu Santo y la santificación? Isaías 59:1, 2; Hebreos 6:4-6. Nadie se engañe a sí mismo creyendo que pueda volverse santo mientras viole premeditadamente uno de los preceptos divinos. Un pecado cometido deliberadamente acalla la voz atestiguadora del Espíritu y separa al alma de Dios. El pecado es transgresión de la ley.' Y todo aquel que peca [transgrede la ley], no le ha visto, ni le ha conocido.' 1 Juan 3:6. Aunque San Juan habla mucho del amor en sus epístolas, no vacila en poner de manifiesto el verdadero carácter de esa clase de personas que pretenden ser santificadas y seguir transgrediendo la ley de Dios.' 5 Ídem, Pág. 526. Nada se enseña con mayor claridad en las Sagradas Escrituras que el hecho de que Dios no fue en nada responsable de la introducción del pecado en el mundo, y de que ninguna suspensión arbitraria de la gracia de Dios, ni ningún error en el gobierno divino hayan dado lugar a la rebelión. El pecado es un intruso, y no hay razón que pueda explicar su presencia. Es algo misterioso e inexplicable; excusarlo equivaldría a defenderlo. Si se pudiera encontrar alguna excusa en su favor o señalar la causa de su existencia, dejaría de ser pecado.' - La fe por la cual vivo, Pág. 68. LA OBRA DEL ESPÍRITU SANTO
  5. 5. 26 de noviembre Página 65 Miércoles Año Bíblico: 2 Corintios 9 - 13 UN GUÍA DIVINO 1. ¿Qué es prometido a aquellos que realmente tienen hambre y sed de justicia? ¿Qué significa eso? Mateo 5:6. Si en nuestra alma sentimos necesidad, si tenemos hambre y sed de justicia, ello es una indicación de que Cristo influyó en nuestro corazón para que le pidamos que haga, por intermedio del Espíritu Santo, lo que nos es imposible a nosotros. Si ascendemos un poco más en el sendero de la fe, no necesitamos apagar la sed en riachuelos superficiales; porque tan sólo un poco más arriba de nosotros se encuentra el gran manantial de cuyas aguas abundantes podemos beber libremente.' 5 El discurso maestro de Jesucristo, Pág. 21-22. 2. ¿Cuál es la obra del Espíritu Santo por los creyentes que desean progresar en la santificación? Juan 16:13; 17:17. Edificamos en Cristo por la obediencia a su palabra. No es justo quien sólo se complace en la justicia, sino quien la ejecuta. La santidad no es arrobamiento; es el resultado de entregarlo todo a Dios; es hacer la voluntad de nuestro Padre celestial. Cuando los hijos de Israel acampaban en los límites de la tierra prometida, no bastaba que tuvieran conocimiento de Canaán ni que entonaran los himnos de Canaán. Esto solo no les daría posesión de los viñedos y olivares de la buena tierra. Tan sólo podían hacerla suya en verdad ocupándola, cumpliendo las condiciones, ejerciendo una fe viva en Dios, y aplicando las promesas a sí mismos mientras obedecían sus instrucciones. La religión consiste en cumplir las palabras de Cristo; no en obrar para merecer el favor de Dios, sino porque, sin merecerlo, hemos recibido la dádiva de su amor. Cristo no basa la salvación de los hombres sobre lo que profesan solamente, sino sobre la fe que se manifiesta en las obras de justicia. Se espera acción, no meramente palabras, de los seguidores de Cristo. Por medio de la acción es como se edifica el carácter. 'Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios'.' 5 Ídem, Pág. 125-126. LA OBRA DEL ESPÍRITU SANTO
  6. 6. Jueves Página 66 27 de noviembre Año Bíblico: Gálatas 1 - 3 LA ÚLTIMA OBRA 1. ¿Qué es esencial para operar un reavivamiento y una reforma completa entre el pueblo de Dios? Zacarías 4:6. Se necesitan ahora hombres de percepción clara. Dios llama a los que estén dispuestos a ser dirigidos por el Espíritu Santo para que emprendan una obra de reforma total. Veo que se avecina una crisis, y el Señor pide que sus obreros estrechen filasM Me he sentido profundamente impresionada por las escenas que recientemente han pasado ante mí en horas de la noche. Parecía que un gran movimiento7un reavivamiento7se producía en muchos lugares. Nuestros hermanos estrechaban filas en respuesta al llamado de Dios.' 5 Testimonios para los ministros, Pág. 514. 515. 2. ¿Cómo el Espíritu Santo ha de inspirar a los reformadores para la terminación de la obra? ¿Cómo debe ser evitado el espíritu de indulgencia? 2 Corintios 6:17. Vi en visión dos ejércitos empeñados en terrible conflicto. Una hueste iba guiada por banderas que llevaban la insignia del mundo; la otra, por el estandarte teñido en sangre del Príncipe Emmanuel. Estandarte tras estandarte quedaba arrastrando en el polvo, mientras que una compañía tras otra del ejército del Señor se unía al enemigo, y tribu tras tribu de las filas del enemigo se unía con el pueblo de Dios observador de los mandamientos. Un ángel que volaba por el medio del cielo puso el estandarte de Emmanuel en muchas manos, mientras que un poderoso general clamaba con voz fuerte: Acudid a las filas. Ocupen sus posiciones ahora los que son leales a los mandamientos de Dios y al testimonio de Cristo. Salid de entre ellos y separaos, y no toquéis lo inmundo, que yo os recibiré, y os seré por Padre y me seréis por hijos e hijas. Acudan todos los que quieran en auxilio de Jehová, en auxilio de Jehová contra los poderosos.' 5 Joyas de los testimonios, tomo 3, Pág. 224. Los impíos están siendo atados en manojos, atados en consorcios comerciales, en sindicatos o uniones, en confederaciones. No tengamos nada que ver con esas organizaciones. Dios es nuestro Soberano, nuestro Gobernante, y nos llama a que salgamos del mundo y estemos separados. Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor. Y no toquéis lo inmundo'. 2 Corintios 6:17.' - Eventos de los últimos días, Pág. 119. LA OBRA DEL ESPÍRITU SANTO
  7. 7. 28 de noviembre  Domingo: Hebreos 12:28 Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia*  Lunes: Amós 4:12 Por tanto, de esta manera te haré a ti, oh Israel; y porque te he de hacer esto, prepárate para venir al encuentro de tu Dios, oh Israel*  Martes: Isaías 28:21 Porque Jehová se levantará como en el monte Perazim, como en el valle de Gabaón se enojará; para hacer su obra, su extraña obra, y para hacer su operación, su extraña operación*  Miércoles: Daniel 12:1 En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro*  Jueves: Isaías 41:17 Los afligidos y menesterosos buscan las aguas, y no las hay; seca está de sed su lengua; yo Jehová los oiré, yo el Dios de Israel no los desampararé*  Viernes: Lucas 17:26 Como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre*  Sábado: 1 Tesalonicenses 5:3 Que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán* Página 67 Viernes DE V OCI Ó N MAT UTI NA Año Bíblico: Gálatas 4 - 6 PARA MEDITAR Y REFLEXIONAR 1. ¿Qué podemos saber del auxilio divino disponible para la santificación? 2. ¿Qué provisión fue hecha por Cristo para hacer posible la santificación? 3. ¿Qué puede impedir la santificación y por qué? 4. ¿Cómo el Espíritu de Dios auxilia a los hombres? LA OBRA DEL ESPÍRITU SANTO

×