Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
1
Encuentro de venezolanos “de aquí” y “de ...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
2
CRÒNICA DE UN VIAJE A NUESTRO TERRITORIO ...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
3
Antecedentes:
El antecedente fundamental ...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
4
clases y proceder a su actualización efec...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
5
todo el país, se han creado en diversos l...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
6
Sir Robert Schomburgk (ver anexos),
Explo...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
7
implique la adhesión del grupo social a l...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
8
nos inspiran a emularlos) de los eventos ...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
9
Capitanes Pablo Cohen y Eddy Barrios en A...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
10
EVENTOS
Sábado 24 de Agosto de 2013:
La ...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
11
lienzo del alma. Hasta la música que ven...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
12
ahora no, por las peleas entre empresas ...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
13
Domingo 25 de Agosto de 2013:
La noche t...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
14
convirtiendo las montañas circundantes o...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
15
operaciones. Es que no puede deslastrars...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
16
su floreada cota de vegetación boscosa y...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
17
De no ser por el decidido y diligente ap...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
18
El Batallón Tomas de Heres les facilitó ...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
19
A las 15:49 pm y con 927 km arribamos a ...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
20
Km de recorrido indicado en nuestro odóm...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
21
Héctor nos dio la bienvenida y nos acogi...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
22
Aquí adicionalmente aprendimos que sólo ...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
23
La sobremesa de la cena, maravillosament...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
24
bomba de achique de ellos metía tanta ag...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
25
Lunes 26 de Agosto de 2013:
El día de ho...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
26
rasgan las montañas, para obtener el bar...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
27
Las lanchas ligeras de madera unas y de ...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
28
desplegados, en permanente vigilia, tres...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
29
unos 150 efectivos y éstos contaban con ...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
30
Reasumimos la marcha y nos dirigimos hac...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
31
pero, relación milenaria en sus aspectos...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
32
comparación a Caracas; pero, bien lo val...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
33
camión militar, José Gregorio Corro, qui...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
34
3. Que aunque es un territorio relativam...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
35
del territorio, se deben desplazar en la...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
36
Martes 27 de Agosto de 2013:
En virtud d...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
37
Por las damas: las chefs Laisles Salazar...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
38
El grupo logístico me pide ayuda para en...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
39
Los caballeros recurríamos al incomodo r...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
40
organizaba y no lo dejaban venir), Duven...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
41
presentan al Gobierno Nacional”. (Caraca...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
42
5. Acto seguido, analizó y leyó una cart...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
43
le sorprendiera una mañana con el anunci...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
44
13. El vestía de paisano y se identifica...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
45
tantos datos recibidos y poder plasmarlo...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
46
Miércoles 28 de Agosto de 2013:
En virtu...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
47
Los gritos de la vocinglera partida de a...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
48
Resulta que, cuando salieron del Venamo ...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
49
Sorprendidos, sin saber las razones para...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
50
estaban sin armas y exigían que no se ba...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
51
lata de las mismas que se venden en San ...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
52
Jueves 29 de Agosto de 2013:
Al desperta...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
53
Orgullosos, con un agradable sabor de bo...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
54
Wapishana y Macushi, y él es un wapishan...
Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013.
CN. Eddy Darío Barrios Orozco
55
los formaran como policías. Él mismo era...
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013

560 visualizaciones

Publicado el

Cronica escrita por el CN. Eddy Darío Barrios Orozco de la Misión Venezolana que asistió al Esequibo en agosto del 2013 atendiendo la invitación de la Fundación Amigos del Esequibo.

Publicado en: Viajes
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
560
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
72
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Cronica de un viaje a nuestro territorio Esequibo. Versión 04 09 2013

  1. 1. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 1 Encuentro de venezolanos “de aquí” y “de allá” En el Río Cuyuní, Territorio Esequibo Miércoles, 28 de agosto de 2013
  2. 2. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 2 CRÒNICA DE UN VIAJE A NUESTRO TERRITORIO ESEQUIBO. AGOSTO 2013 Por: CN. Eddy Barrios Orozco Propósito: Un grupo de venezolanos, conformado por miembros de las FAN activos y retirados, fundaciones y asociaciones civiles y ONG dedicadas al tema de la recuperación del Territorio Esequibo, se reúnen con el propósito de: “Efectuar una visita, con carácter académico, a instalaciones militares y civiles asentadas en el Territorio Esequibo; así como, apreciar en el terreno la realidad geográfica y geopolítica del lugar”. Tiempo previsto: del 24 al 29 de agosto 2.013 Expertos invitados a dictar conferencias: GD. (Ej.) Jacobo Efraín Yèpez Daza y CN. Pablo Cohen Celis Fundaciones, Asociaciones Civiles y ONG presentes: Fundación “Amigos del Esequibo”, Movimiento Nacional al Rescate del Esequibano y el Esequibo (MNARDEE). Generación Esequibo. Mi mapa de Venezuela incluye al Territorio Esequibo. Cronista invitado: CN. Eddy Darío Barrios Orozco Coordinador General: CN. Pablo Cohen Celis
  3. 3. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 3 Antecedentes: El antecedente fundamental de esta visita son las que se hicieran con similares propósitos, como fases de investigación in situ de la realidad del Esequibo, efectuadas con motivo de los cursos de Comando y Estado Mayor (en el caso de los militares) y de carreras universitarias afines al tema (los civiles), algunos para conocerla por primera vez y otros que repiten - hasta por quinta vez - para apreciar los cambios que ha sufrido la misma y para transmitir a las generaciones de relevo, representada en sus hijos y en estudiantes y profesionales recién graduados que conforman el grupo de hoy, quienes desean fortalecer los conocimientos teóricos y experiencias en campo con ayuda y aportes valiosos de expertos que nos acompañan, en proceso educativo bajo técnicas de andragogía y estilo peripatético. Hace ya 34 años, los militares retirados presentes: GD (Ej.) Jacobo Efraín Yèpez Daza, CN. Pablo Cohen y CN. Eddy Barrios Orozco quien suscribe el presente escrito, efectuaron viaje similar, esa vez en combinación de aviones FAV, vehículos Pinzhauer de la GN y del Ejército y de buques transportes clase Margarita de la Armada, en reconocimiento in situ del área como parte del pensum del Curso de Comando y Estado Mayor Conjunto, dictado en el Grupo de Planificación Operacional GPO No. 1. Éste último viene del antiguo Comando de Operaciones Conjuntas (COC), que pasa a ser Grupo de Planificación Operacional (GPO) y luego Comando Unificado de la FAN (CUFAN No.1) y que ahora es el Comando Estratégico Operacional (CEO). El curso en el GPO estuvo bajo la sabia y personalizada atención de mi ilustre amigo, quien a la sazón era su Comandante. En éste, se dictaba el señalado Curso de Comando y Estado Mayor Conjunto a los Oficiales Superiores una vez que habían culminado el Curso de Comando y Estado Mayor de su fuerza o invitados a otra. La filosofía del realismo militar, la aplicabilidad y la utilidad - apuntando a lo esencial - que le imprimió el director al curso que estudiamos, hicieron que se revisaran y actualizaran los planes operacionales reales, previstos para la posible materialización de la hipótesis de conflicto correspondiente y por ello, en esa oportunidad, se imponía la visita al lugar para contrastar y aprehender en el terreno los aspectos teóricos impartidos en las
  4. 4. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 4 clases y proceder a su actualización efectiva. Los civiles presentes en este viaje son profesionales en ejercicio libre de sus profesiones o estudiantes universitarios y de liceos, algunos trajeron a sus familiares y, en general, voluntarios todos animados del espíritu esequibano. En esa oportunidad, de oficiales activos y más jóvenes, íbamos con novel entusiasmo, llenos del empuje de nuestra natural vitalidad propia de esa etapa existencial y la necesidad de crecimiento profesional. Esta vez en la tercera edad, más serenos; sin embargo, debemos confesar que la emoción sigue intacta por volver a recorrer esa geografía tan nuestra, como intacto sigue el juramento efectuado hace casi seis décadas, en el caso de mi amigo y un poco menos en el de nosotros, sus hijos en la profesión, quienes sin darnos cuenta ya nos aproximamos a los 50 años de ese día en que juramos defender la patria y sus instituciones hasta perder la vida. Similares sentimientos y necesidades animan a los jóvenes profesionales, estudiantes e hijos de los participantes, quienes vienen con la esperanza de ver lo que sus padres les han contado o que han leído en las clases en sus universidades o liceos. A los ya en la tercera edad nos anima la promesa de reunirnos con jóvenes que pueden ser nuestros nietos generacionales, civiles y militares, profesionales de la docencia y de distintas profesiones libres, quienes aspiran recibir del egregio abuelo y patriarca las orientaciones en el campo para la comprensión cabal de la problemática relacionada con ese nuestro extenso Territorio Esequibo, para conocerlo, quererlo y poder defender la soberanía de Venezuela en esos espacios, como su integridad territorial. Nos invita la Fundación “Amigos del Esequibo”, bajo la enjundiosa dirección de nuestro compañero y amigo el CN. Pablo Cohen Celis, quien con su pujanza y compromiso en la autoimpuesta causa demuestra un poder de convocatoria impresionante como inspirador. Nos ha asomado la lista de nuestros compañeros de aventura y los nombres de los distinguidos conferencistas y la actividad no puede ser más prometedora. Es de señalar que la Fundación “Amigos del Esequibo” es hija del “Movimiento Nacional al Rescate del Esequibano y el Esequibo (MNARDEE)”, ésta última creada y presidida por el Cnel. Ej. Pompeyo Torrealba y que a partir de las conferencias del CN. Pablo Cohen por
  5. 5. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 5 todo el país, se han creado en diversos lugares de la geografía nacional otras como: “Generación Esequibo” “Mi Mapa de Venezuela incluye a nuestro Territorio Esequibo”, “Proyecto Esequibo”, todas en el mismo empeño y doctrina. El programa incluye exploraciones, conferencias y charlas compartidas en familia, etc. y todo ello en campamento, al aire libre, para crear el ambiente propicio para comprender la dinámica y realidades existenciales de los militares que prestan servicios en estos apartados puestos por una parte y de los ciudadanos venezolanos que han nacido aquí, o en el mal llamado lado guyanés y desean ser venezolanos, así como de quienes al visitar en rol de turistas quedan cautivados por la magia del Territorio Esequibo y se deciden a fundar sus hogares para desarrollar sus actividades económicas en él. Completan los oficiales, entre activos y retirados: La Capitana de Navío activa Emmy Da Costa y el Capitán de Fragata retirado Ildefonso Gandica de promociones más recientes. Ambos traen sus respectivas familias. Son unas 46 personas de las cuales elaboraré un resumido “¿Quien es quien?” En capitulo ad hoc. En general, debemos entender que el territorio Esequibo venezolano, antes del despojo sufrido de parte de Inglaterra, estaba poblado por nuestras etnias indígenas, las cuales hablaban español y sus idiomas y dialectos correspondientes a cada etnia y que estos pobladores estaban encuadrados en dos cantones adscritos a la jurisdicción y división político-territorial de Venezuela como eran: el Territorio Delta o Cantón Upata y el Territorio Yuruarí o Cantón Piacoa, cuyo limite al este era la Guayana Inglesa, hoy República Cooperativa de Guyana; por tanto…ese territorio fue y es Venezuela y sus pobladores son venezolanos. Es a posteriori, por los avances de la ambición expansiva de los colonos del Demerara y sus maniobras terròfagas apoyadas en la serie de mapas del explorador prusiano
  6. 6. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 6 Sir Robert Schomburgk (ver anexos), Explorador a quien ellos contrataron para sustentar su aviesa estrategia y éste llegó a incluir, avanzando al oeste, hasta Upata, asunto que provocó que los mismos ingleses rechazaran este avance y no reconocieran oficialmente el trabajo realizado por esta suerte de geógrafo mercenario. Con los años que han transcurrido después del irrito y nulo laudo de París de 1899, es cuando el Esequibo se ha venido poblando por vía de hecho de las actuales clases de pobladores, de los cuales se hablará cuando se reflejen las conferencias que se dictarán durante este programa. La necesidad de mantener un orden, coherencia y sintaxis en la crónica, hace que dejemos para entonces los argumentos correspondientes. No obstante, es necesario apuntar desde ya, entre estos antecedentes, que en la población venezolana pueden distinguirse tres actitudes con respecto a la recuperación del Territorio Esequibo, las cuales son: 1. La de “Los Indiferentes”, por ignorancia “supina” o porque no les interesa saber. 2. La de “Los Conformistas”, quienes dicen que en el país existen problemas más urgentes de resolver, o que “eso se perdió ya” o “eso pasó hace mucho tiempo para venir ahora a tratar de recuperarlo” o la de quienes alegan que “no se puede pretender quitarle ¾ de la superficie de su territorio a un pequeño país indefenso”. 3. La de “Los Emprendedores”, quienes resienten que Venezuela fuera despojada y humillada por Inglaterra y demás negociadores corruptos que se confabularon para robarle parte de su territorio. Esto fue posible porque se privilegió la aplicación del principio del “Jus Soli” o el de mantener lo conquistado por la fuerza de los hechos (En derecho internacional Público el jus soli marca la tendencia de atribuir al individuo desde su nacimiento la nacionalidad del Estado en cuyo territorio nació. Históricamente este criterio requiere que la sociedad tenga una vida sedentaria que
  7. 7. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 7 implique la adhesión del grupo social a la tierra. …el jus soli es la fórmula que permite absorber a la población de origen extranjero que, de otra forma, por su número o por su apego al país de origen disgregarían el elemento humano del Estado. El jus soli es la defensa de los países de abundante inmigración) y no el del “Uti Possidetis Juris”, el que dice que lo que tienes hoy es lo que siempre has tenido por derecho y documentos; por tanto, estos emprendedores quieren recuperar todo el Territorio Esequibo. En nuestro grupo están precisamente quienes actúan proactivamente para conocer no sólo los aspectos teóricos, sino identificar en el terreno los accidentes geográficos acerca de este territorio; pues, aspiran a recuperarlo todo y en especial adherir o cooptar al esequibano como venezolano de nacimiento, por considerar al humano como el recurso más importante para un estado-nación. Por ello, no se conforman con el status quo, ni con las explicaciones que han estudiado y por ello vienen al Esequibo una y otra vez, para adquirir enjundia para poder luchar por lo que es su aspiración nacional con las mejores herramientas del conocimiento y para hacer un acto de presencia y reafirmación de soberanía. Otro aspecto, para nada soslayable, es el de que el territorio de la Guayana Esequiba surge de una compra que Inglaterra hizo a Holanda de dicho territorio; por tanto, es de pensar que si hubo compra ha debido haber documentos de propiedad, o títulos que respaldan lo comprado. Vale entonces preguntar: ¿Cómo es que ahora, sin tener dichos documentos, tienen más territorio? Esto resulta similar al caso de un matrimonio con capitulaciones, donde al unirse existe clara distinción entre los patrimonios individuales de los contrayentes y luego, al divorciarse, cada cónyuge conserva lo que era suyo antes de casarse. Si no hubo capitulaciones se debe proceder a la repartición solamente de los bienes adquiridos en el matrimonio; pero, nunca más de lo que en derecho corresponde. Debo advertir que el presente escrito no sigue la rigurosidad académica, ni aspira a reconocimiento alguno. Es apenas una misión personal auto impuesta, sin pretensión alguna. Simplemente la crónica en tiempo real (como lo podrían haber hecho esos seguidores de la lucha trashumante por la libertad e independencia de nuestro país y que
  8. 8. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 8 nos inspiran a emularlos) de los eventos que se sucedieron en este viaje, apoyados en la relación de todo lo observado, incluyendo la parte humana y amena de la dinámica de un campamento entre amigos, parte que se reporta tal cual ocurriera incluyendo sus jocosidades, junto a la sinopsis de las conferencias recibidas; por tanto, no debe verse como un tratado sobre la problemática del Esequibo – materia ampliamente tratada por especialistas, tales como el Embajador Armando Rojas (anexo) y otros enjundiosos - y tampoco refleja la posición oficial de venezuela, ni las opiniones de los conferencistas o de los participantes, sino solamente las mías, para las cuales asumo plena responsabilidad. Si algún valor tiene esta crónica es el de la transmisión fidedigna - en cuanto se pueda - de lo vivido y estudiado en el campo. Se han adosado algunos conceptos jurídicos y otros históricos y geográficos, mapas, etc., sólo porque se consideran esenciales, oportunos y de vital importancia. Mi agradecimiento profundo a mi amigo y maestro y ahora compañero de viaje, por haberme sembrado en el alma a edad temprana, junto a mi amigo Pablo Cohen, el “Dios te salve María” del Esequibo, como oración que todo venezolano debe rezar, para que la madre de Dios interceda por Venezuela y nos permita alcanzar los fines e intereses nacionales vitales planteados. Dedico mi trabajo, con inmenso amor, a mis hijos y nietos y agrego a toda la juventud venezolana, en la esperanza de que ellos encuentren en este escrito la inspiración para querer a Venezuela tanto como la quiero y quieren estos venezolanos dignos que hoy me acompañan a realizar un acto de reafirmación de Soberanía en Anacoco y en San Martin de Turunbang.
  9. 9. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 9 Capitanes Pablo Cohen y Eddy Barrios en Anacoco.2013. Con este marco conceptual e inspirado en la memoria de la labor de amanuenses y edecanes durante nuestra Guerra de Independencia, doy comienzo al relato del itinerario y de la crónica de los eventos: "Nothing is settled until it is settled right" "Nada queda arreglado si no es conforme a derecho" Abraham Lincoln
  10. 10. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 10 EVENTOS Sábado 24 de Agosto de 2013: La suave brisa caraqueña de la mañana del sábado 24 de agosto de 2013 y el leve “pacheco” matutino retaban mis somnolientas pupilas. Desde la ventana, avistaba el parque y esperaba ver asomarse la silueta de la camioneta van plateada. Allí, puntual como siempre, me recogía el amigo y mentor, el GD (Ej.) Jacobo Efraín Yèpez Daza. Luego de las presentaciones de rigor a mi atento cuñado, quien había bajado a abrirme y acompañarme en la espera, mi amigo y yo nos dirigimos hacia la cota 1.000, o Av. Boyacá y una vez establecidos en rumbo este, ajustamos a cero el odómetro y emprendimos el viaje al Territorio Esequibo. Eran las 6 y 15 de la mañana y el primer tramo hasta el punto de desayuno transcurrió tranquilo y sin contratiempos, entre charlas amenas y “coscorrones intelectuales” de mi querido profesor y ya, a las 8 am., estábamos desayunando unas sabrosas arepas en Uchire y a las 12 m estábamos sobre la recta del Tigre. El amigo aprovechó para impartirme improvisada clase acerca de un IPAD que, según él, nos ayudaría con la ruta, pero el moderno “gadget” o aparatico no tenía actualizada la posición de Upata y ésta no aparecía indicada en la pantalla, mi amigo me dice que eso se debe a problemas entre empresas competidoras que hacen que la una le suprima datos satelitales a la otra, en este caso a la del IPAD y éste último ya no puede mostrar la excelente solución que antes ofrecía. Nos divertimos recordando anécdotas de nuestra amistad nacida de la afinidad por lo intelectual y de nuestras vidas y carreras, íbamos cantando animadamente sobre la música que pusimos en el moderno equipo del vehículo y casi ni nos dimos cuenta… cuando los avisos nos alertaban que nuestra meta del día se aproximaba. No debo soslayar el momento del cruce del segundo Puente sobre el Orinoco. La majestuosidad de la mega construcción trata de hacer juego con la del Padre Rio y uno se queda absorto, sin aliento. Allí nos detuvo un instante de recogimiento mientras disminuíamos velocidad sobre el puente, para tratar de robarnos el paisaje y plasmarlo en el
  11. 11. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 11 lienzo del alma. Hasta la música que veníamos disfrutando y los cantos al acompañamiento de pistas que llevábamos quedaron silentes ante la impresión descrita. A las 15:00 hrs arribamos al hotel Roraima de Upata, después de 9 hrs de manejo y 700 km. de recorrido, incluyendo las paradas a descansar y comer. Una faena ciertamente loable para el egregio soldado devenido en rutero. Una vez descargado el equipaje y de decirle al botones que el resto de los viajeros llegaría tarde debido al retraso en el ferry que los traía desde Margarita, nos fuimos a almorzar en un sitio de carne en vara. En la noche salimos a comprar algunos víveres y una crema repelente de mosquitos y el amigo sacó a relucir su segundo equipo, esta vez un GPS minúsculo, de mejores prestaciones que el IPAD, pero de mayor dificultad para su apreciación en virtud de su pantalla tan pequeña y la cantidad de información que indica, lejos estaba de imaginar el tormento de su simultánea utilización con la del programa map source de su laptop, me iba a volver loco entre los tres equipos; por fortuna, este GPS puede lograr eso que el IPAD
  12. 12. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 12 ahora no, por las peleas entre empresas antes señaladas. Debo confesar que me fue un poco dificultoso acostumbrarme a operar simultáneamente los tres equipos, a pesar de mi experiencia de piloto aviador aeronaval y confieso que de regreso - por no usarlos - nos perderíamos de lo lindo al tratar de localizar el segundo puente sobre el Rio Orinoco de noche, cuyo acceso no está adecuada y debidamente señalizado y perdimos casi dos horas. Es que los avisos en Venezuela son para quienes ya conocen el área y no los necesitan. Los turistas domésticos e internacionales se pierden entre tanto desorden y falta de auxilio vial. Obtuvimos una habitación en el Hotel Roraima de Upata (Bs 260) y nos retiramos a dormir esperando infructuosamente a quienes venían de Margarita. Allí dimos por terminada la faena de la primera jornada del viaje.
  13. 13. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 13 Domingo 25 de Agosto de 2013: La noche transcurrió tranquila, no sin cierto desasosiego por no haber podido enterarnos de la llegada definitiva, al hotel Roraima, del grupo retardado que venía de Margarita, la que eventualmente ocurrió casi de madrugada. Al amanecer, nos confundimos en abrazos de alegría con los compañeros de aventura, por un reencuentro largamente esperado, sólo afectado por la noticia que nos traía el CN. Pablo Cohen acerca de la falla del alternador de su vehículo, lo que amenazaba con estropearnos, si no los planes, al menos alterar el programa de eventos. Por fortuna, decidió arriesgarse hasta llegar a un lugar donde pudiera repararla y así nos fuimos a desayunar en el Mercado Municipal de Upata. Pedimos, a recomendación de la Sra. Laysles de Cohen baquiana del lugar, unas sabrosas arepas de venado con queso, tajadas y aguacate para mí y otra de queso con perico para mi compañero de viaje, las cuales estaban fenomenales y a unos precios realmente solidarios. El odómetro registraba 720 km y la hora eran las 10:10 am y con estos datos iniciamos la travesía en caravana a Tumeremo para el rendezvouz con otros compañeros provenientes de diversas partes del país. (Zulia, Trujillo, Carabobo, Aragua, Distrito Capital, Nueva Esparta, entre otros) Las curvas de la troncal 10 en su tramo Upata – El Callao, nos reciben a las 10:25 am. cuando apenas íbamos marcando 755 km. y eran las 10:30 am. Yo me enredaba entre el IPAD y el GPS, esta vez inyectándole información para que éste último registrara los waypoints de la ruta donde el animoso geógrafo, que es la segunda profesión de mi compañero de ruta, me inicia en las labores detalladas de su ramo profesional, instruyéndome sobre las características de la geografía física, los aspectos culturales y la vocación económica y otros detalles del paisaje natural y del humanizado de cada lugar. Por cada paisaje y poblado por el cual atravesábamos realizábamos una suerte de apresurado levantamiento y registro minucioso de los datos, en tanto y cuanto se pudiera, para documentar el viaje y los cambios que iba sufriendo la geografía durante el tránsito de una región urbana hacia el bosque higrófilo, megatérmico y muy húmedo, en que se iban
  14. 14. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 14 convirtiendo las montañas circundantes o lejanas que nos abrían los brazos en grata bienvenida. Cada detalle, imperceptible para el ojo citadino y más para el del marinero, es para él una revelación de fenómenos inauditos, de bellezas insospechadas que reclaman una foto, un waypoint, una sabrosa conversa y una nueva e improvisada, como instructiva clase, la que combinábamos con la música y nuevamente anécdotas y confesiones mutuas. Una vez que alcanzamos la Sub Estación Villa Lola del sistema de distribución eléctrica del área, debo confesar que perdí el respectivo waypoint por un error de mis torpes dedos y allí volvimos a resetear (reajustar) el aparato. Poco faltó para que los lanzara por la ventana. Es que dos personas exhaustivas con hábitos obsesivos no pueden juntarse, porque es terrible. Todo se quiere rápido y a la perfección. Un poco antes de llegar a un poblado llamado El Cintillo, la vegetación se torna llanuras planas, cubierta de gramíneas, interrumpidas a lo lejos por colinas boscosas, con escasa presencia humana. Y nos adentramos entonces en lo que será el común denominador del macizo guayanés. Allí, aprovecha para indicarme la diferencia entre selva y bosque, entre vegetación mega y mesotèrmica, entre vegetación higro e hidrófila y en la dificultad que para las tropas significa penetrar esas formaciones de la flora del campo de batalla y sus aproximaciones, así como la responsabilidad del planificador militar en determinar estas características para elaborar el levantamiento estratégico conducente al éxito en las
  15. 15. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 15 operaciones. Es que no puede deslastrarse de su oficio ni un instante, al que le agrega su visión de romántico enamorado de su patria y la pasión por el espacio geográfico, su uso e influencia en la vida y desarrollo de las gentes que en ellos se asienta. Así, me apunta que la vegetación del territorio que atravesamos es de conformación similar al 80% de lo que es el de Guyana, que el resto del territorio de ese país – similar al del Territorio Esequibo - se divide entre el bosque descrito, la llanura costera de su litoral y las llanuras del Rupununi y, en este instante, hace un silencio que me dice que está recordando o reviviendo sus visitas previas de estudio y orientación a sus estudiantes militares, como a los de la UCV, donde él se desempeñó de profesor durante toda su carrera y no debo soslayar que él ya está oficialmente retirado, aunque sigue tan activo como nunca y me imagino como sus ojos se pierden en sus cuencas recordando su protagonismo cuando, siendo apenas un joven capitán del Ejército, le tocara actuar en el incidente de la Rebelión del Rupununi ocurrida del 03 al 06 de Enero de 1969 y me promete que lo relatará en una de sus conferencias previstas para el campamento. Inadvertidamente me adelanta algunos aspectos que a la postre me jugarían una mala pasada; porque, al registrar la crónica de una de las conferencias, omití enteramente de un plumazo la relativa a la Geografía de la Guayana Esequiba, porque mi mente asimilaba que ya lo sabía y no asumía que lo estaba recibiendo en dicha charla y eso que yo mismo le ayudaba a pasar las láminas. Es entonces cuando, próximos al Callao, un aviso religioso con el amado rostro de Jesús nos da la bienvenida y al fondo una hermosa colina nos saluda cual bailarina coqueta, con
  16. 16. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 16 su floreada cota de vegetación boscosa y su arrebolada falda extendida de gramíneas y así, al marcar los 824 km, a las 11:25 am., arribamos al Callao, donde la Negra Isidora en su traje blanco y cabeza cubierta de pañoleta enrollada en moño, acompañada de otra hermosa integrante de su comparsa - ya eternizadas en el imaginario cultural del pueblo - está inmortalizada por el artista en la monumental obra que nos recibe y que vigila la entrada a una población surgida de las bullas del oro y que, para nuestro enredo, no muestra una distribución ordenada geométricamente siguiendo un plan rector, sino calles intrincadas sin ningún concierto, propias del campo minero que le dio origen; pero que sin embargo guarda un encanto insospechado. Ellas detienen nuestra trashumante marcha para admirarlas, hablar del amigo que allí vive y de quien escribiremos en su turno y para tomarnos fotografías. Entramos un rato para dar tiempo a que nos alcanzara el pesado camión y allí consumimos unos minutos en el que una familia lugareña casi nos deja presos en su encanto y en el aroma de un talkari de chivo que preparaban y la atención de una cerveza bien fría que nos regalaran nos atraían como cantos de sirena. Salimos de El Callao marcando 831 km y eran las 12:02 pm; pero, no habíamos avanzado sino pocos kilómetros cuando entramos a la estación de gasolina para descubrir que no había combustible. Luego, una oportuna llamada telefónica nos informó que en Tumeremo tampoco había y por ello nos devolvimos Guasipati a recargar, lo que nos hizo perder más tiempo.
  17. 17. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 17 De no ser por el decidido y diligente apoyo del Sargento (Ej.) Jorge Ríos Martínez, de la Región de Defensa Integral (REDI) GUAYANA, del Batallón Tomas de Heres, de guardia en la estación, quien hizo posible que pudiéramos reaprovisionar todos los vehículos de nuestra caravana, no hubiéramos podido mantener el ritmo de la marcha ya que había una inmensa cola. A las 12:40 pm reasumimos el camino y el odómetro marcaba 850 km. Al pasar por Tumeremo, nos detuvimos en un restaurante de carne en vara y almorzamos de lo que quedaba, gracias a un caraqueño atrapado por una guayanesa, quien regenta el mismo. Ya dentro de Tumeremo, 15:05 pm. y 905 km., nos dirigimos al Comando del Tomas de Heres, al mando del Tnel (Ej.) Héctor Adrian Contreras Torres, y del May (Ej.) Jaime José Serrano Ramos – éste último su segundo - donde hicimos el rendezvouz con los integrantes del grupo que ya se encontraban allí, gracias a coordinaciones efectuadas por el colega viajero el Sr. Alex Prado - historiador y difusor de la obra de El Libertador - con la alcaldía del Caroní, la cual a su vez la coordinó con CVG Internacional y ésta última les facilitó un vehículo civil Toyota, modelo Coaster de 32 pasajeros, el que fue muy bueno para carreteras pavimentadas; pero, no adecuado para caminos como los que transitaríamos y había que trasbordar a uno idóneo.
  18. 18. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 18 El Batallón Tomas de Heres les facilitó un camión militar, Steyr Puch Pinzhauer y el trasbordo se dio allí donde nos encontramos. Así mismo, nos asignó al grupo de soldados que nos custodiaría en la pierna final a la Finca del Cnel. (Ej.) Pompeyo Torrealba, para levantar vivac y emprender desde allí las etapas sucesivas. El grupo de custodia asignado estaba al mando del Cap. (Ej.) Octavio Regalado del citado Batallón Tomas de Heres, quien asumió su misión con entusiasmo, gran compromiso y disposición y nos acompañó todo el resto del programa. En la reunión nos enteramos con tristeza que minutos antes de nuestra llegada se había dado un desfile y un pequeño acto en honor a nuestro grupo, en la Plaza Bolívar de Tumeremo, el cual no presenciamos por el involuntario retardo.
  19. 19. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 19 A las 15:49 pm y con 927 km arribamos a la Alcabala de Casa Blanca en el mismo troncal 10, donde giramos a la izquierda (hacia el sureste, buscando el Esequibo) y nos adentramos en la carretera de tierra roja hacia Anacoco. Pronto experimentaríamos que este tramo, a diferencia de la carretera en todo su recorrido anterior desde Caracas, estaba muy mal, su carpeta de rodamiento asfáltica construida por el Ejército en los años sesenta del siglo pasado, hace años que desapareció por completo y está llena de huecos y la espesa vegetación higrófila y mega térmica recuperó el terreno perdido en el tiempo y ya se forman catedrales que nos amenazan con cubrirnos, se han cerrado completamente los copos de los arboles en abrazo formando un domo, dejando una espesa vegetación o soto bosque el que, junto a los huecos, dificulta y ralentiza el avance. El cerramiento de la carretera es impresionante y una foto lo registra. A las 4: 19 pm., con 945 km de recorrido, avistamos a lo lejos la Sierra de Imataca, así como el cambio de la vegetación y, distraídos como estábamos en observaciones, explicaciones y charlas, casi no nos dimos cuenta cuando arribamos a las 4:36 pm., con 945
  20. 20. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 20 Km de recorrido indicado en nuestro odómetro, a un letrero que captó nuestra atención, el cual rezaba: “PARADOR TURISTICO SAN JOSE. Granja Agropecuaria, Reserva y Recría, de Fauna Silvestre. Centro Histórico Cultural y Ecológico ESEQUIBO”. Este parador es una finca muy hermosa en su simplicidad, con instalaciones modestas de bahareque y zinc las unas y otras de bloques de concreto y techos de zinc; pero muy cómodas, donde se siembran con cariño y esmero, muy cuidadosamente, diversas variedades de frutales, se crían aves de corral y donde existe un terreno plano y engramado donde se establecen los vivaques de los visitantes. Esta es la meta que habíamos trazado para el día de viaje… la ansiada finca del Cnel. (Ej.) Pompeyo Torrealba, Fundador y Director Nacional del MNARDEE, experto en el tema del Esequibo y sobre la venezolanidad del mismo y de su plan para recuperarlo pacíficamente. El es un insigne luchador no sólo por el Esequibo sino por el esequibano, escritor del libro titulado: “A un siglo del despojo”, subtitulado: “Esequibo. La Historia de una Reclamación” y quien se desempeñara como jefe de la Unidad Especial para el Esequibo en la Cancillería, posee este parador asentado en la población de San José de Anacoco y lo dedica a servir de hospedaje de expediciones tanto de su fundación como de otras nacidas a su impulso o como la nuestra que agrupa a varias. A la sazón, no se encontraba; por lo que, fuimos recibidos por su personal al mando del eficiente Sargento retirado Héctor Díaz, quien nos cuenta que tiene 22 años formando parte de su equipo.
  21. 21. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 21 Héctor nos dio la bienvenida y nos acogió con gran simpatía y don de gentes en nombre de Pompeyo y de inmediato nos indicó el espacio donde estableceríamos el Vivac o campamento y los detalles logísticos del lugar. El plan engramado es amplio y se puede armar carpas, colgar hamacas y comerse unas naranjas muy jugosas, nos dicen que en las inmediaciones de la finca hay siembra de aguacates muy grandes y cremosos y de lechosas de firme carne dulce y roja. El puri-puri (zancudo de la zona, pequeños hematófagos que salen de sus escondites en lo que cae el Sol y refresca la tarde) fue benevolente y nos respetó o estaba de vacaciones. Las hormigas fueron repelidas con creolina regada prudentemente sobre la cabuyería o cordales de las hamacas y sólo tuvimos problemas con los gallos a los cuales hay que reajustarles el huso horario o reprogramarles el ritmo circadiano; porque, cantan desde las 3 am. Las parrillas se hacían a leña y la comida de olla en hornillas a gas, el agua para la higiene era de un tanque de acumulación de lluvias y era fría pero muy sabrosa, aunque no sacaba bien el jabón. La de beber era de botellón de agua potable que compramos en ruta. Las instalaciones centrales eran de bloques de concreto y techos de zinc, del tipo muy común a los hatos; en fin, era una habitación amplia y permitía las actividades académicas del grupo.
  22. 22. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 22 Aquí adicionalmente aprendimos que sólo los teléfonos celulares con tecnología de espectro expandido CDMA reciben señales y que los de de segunda generación (2G) y su extensión a (3G) , denominada UMTS y popularmente de “chip” no. Que no tienen suministro del servicio de electricidad público, sino que se surten de una planta portátil, de emergencia, de 6.500 watts. Héctor me demuestra que no tiene sentido pagar un servicio de Direct TV para 24 hrs - que lo usan casi todas las casas de la zona - para apenas prenderlo durante dos horas del día a lo máximo y que prefiere TV sin señal, sólo para ver películas DVD y en raras ocasiones. Después aprendería que es un ávido lector. Después de establecidos, a las 6:55 pm. el CN. Pablo Cohen Celis nos dictó las instrucciones que regirían durante el campamento, nos hizo que todos nos presentáramos entre sí y acto seguido el GD. Jacobo Efraín Yèpez Daza nos dictó la introducción de su primera conferencia titulada “GEOGRAFIA DE LA GUAYANA ESEQUIBA”, dedicada especialmente a nuestro grupo; haciendo la salvedad que esa noche sólo presentaría los aspectos geográficos de la Isla de Anacoco (unas tres láminas) la cual visitaríamos al día siguiente, esto es, para que al recorrerla pudiéramos apreciar y aprovechar de su recorrido de estudio; pero que, al próximo día lunes, nos la dictaría completa y al siguiente, martes, otra sobre los aspectos del Laudo de Paris de 1899; así como, la sucesión de aciertos y desaciertos de la recuperación del Territorio Esequibo, como de su participación en el caso del movimiento político de secesión del Rupununi, de 1968.
  23. 23. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 23 La sobremesa de la cena, maravillosamente preparada por Luisa Laisles de Cohen y otras 5 damas esposas de otros tantos participantes, repusieron nuestras energías perdidas. Ya en la duermevela de las primeras horas del ocultamiento del astro rey nos pusimos a charlar animadamente, a contarnos aventuras y compartir un rato. Allí, Pablo nos contó una suya que tuviera en la mar, la cual revela una epopeya grandiosa que demuestra los valores del marino de guerra venezolano y la referiré por su hermosura en valores militares. Esta se refiere a una oportunidad cuando navegaba por el Caribe frente a La Guaira y recibió la señal de auxilio de un buque comandado por uno de nuestros compañeros y el cual se estaba incendiando. El dirigió su nave y se aproximó al buque en emergencia e hizo todo cuanto pudo por apagarlo. El compañero al verlo se negaba a abandonar el buque, aunque ya había ordenado rol de abandono para salvar a su tripulación. Al abarloarse, en una mirada el valiente y pundonoroso comandante del buque siniestrado le daba la despedida a su amigo de juventud. Como los viejos marinos, ese comandante había decidido irse a pique, a las profundidades con su buque. Pablo no aceptó este cruel designio y le dio ánimos y a riesgo de su propia vida y tripulación estuvo horas a su lado, de incesante combate contra el fuego, enviando chorros de agua, achicando sentinas y ayudando a achicar las del buque hermano. Incluso, porque su propia nave sufrió averías en su casco y podría haberse ido a pique con su compañero en mortal abrazo, amadrinado como estaba, si el buque se escoraba y daba vuelta de campana y se lo llevaba con él. Cuando ya estaba apagado, alguien abrió una compuerta y la bocanada de aire reanimó el infierno y tuvieron que volver a lanzarle agua con potentes bombas. Es de hacer notar que por las fallas del buque apoyado, éste no podía usar sus bombas, las que ya estaban inundadas por el alto nivel de agua que había ingresado a su interior y a que la misma
  24. 24. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 24 bomba de achique de ellos metía tanta agua en el local que apagó los generadores eléctricos allí ubicados y hasta la misma bomba. Era la “tormenta perfecta” y la mar, para remate, estaba muy agitada y sentían que Neptuno reclamaba el sacrificio de marinos. Eventualmente, después de interminables horas, el incendio del buque se apagó para siempre y cuando se dirigían al Puerto de La Guaira, les fue ordenado dirigirse a Puerto Cabello, con el buque abarloado remolcado. Al recalar a puerto, el comando dictó el orden de atraque y a él le asignaron el último y no lo podía entender. Dejó al buque al control de los remolcadores en la tranquila entrada del puerto y tomó rumbo al norte franco a un tercio de velocidad. El comandante, disciplinado, se alejó para hacer tiempo para entrar y cuando eventualmente pudo hacerlo, se encontró con que a todos los buques presentes a flote les habían ordenado recibir con honores y saludos a la viva voz, empavesados y en uniforme blanco número 2, a su buque, a él…como su heroico comandante y a su abnegada, obediente y entrenada tripulación. Sólo así pudo entender el porqué del orden de atraque y de sus ojos brotaron sendas lágrimas de emoción. Este fue el mejor premio que él, un hombre de mar, pudo recibir, sólo superado por el abrazo del agradecido compañero. Antes de dormirme, un guiño de luna de pan de horno eleva mi mirada a la negra y despejada bóveda celeste para descubrir un cielo lleno de estrellas que me recuerda nuestras clases de navegación de los ilustres oficiales de planta de nuestra promoción “CN. Juan Bautista Bideau” el llamado “Salvador del Libertador”, docentes de la asignatura de la Escuela Naval entre 1965 al 70: CA. Enrique Domínguez García y CN. Tomás Mariño Blanco y las prácticas en la mar a bordo del velero “Isla de Aves” que nos daba el CA. Hebert Velasco Collazo, de reconocimiento y preparación del cielo y, todavía inspirado y sumergido en el relato marinero de Pablo, me siento navegando en los ojos de mi capitana e imaginándomela que – con esa luna - debe estar en Puerto Cabello en su hobby…!Pescando! y Casiopea, de alcahueta, me revela la Polar al norte, como orientando mi pensamiento a mi pedacito de cielo y Orión, a mi derecha, es guerrero vigilante a quien le ordeno que con su espada cuide a mi amada y sereno me entrego al regazo de mi hamaca y me duermo abandonado al vaivén de sus caricias. Así culmina la segunda jornada de viaje.
  25. 25. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 25 Lunes 26 de Agosto de 2013: El día de hoy se da comienzo a la esencia de la actividad de investigación in situ y levantamiento de las áreas que nos fijamos, relacionadas con la misión de recuperación del Territorio Esequibo. Vale enfatizar que en nuestro grupo están presentes diversas fundaciones y otros grupos que, desde diversas localidades de nuestra geografía, luchan por el mismo ideal. ! Qué bueno que nos vemos para este trabajo conjunto! y ¡Qué bueno que contamos con el valioso apoyo de orientación de parte de expertos tan calificados! De tal manera que, a las 08:07 am salimos hacia la Isla de Anacoco y a la población de San Martín de Turunbang. Por supuesto, ya más ducho, me fue más fácil adaptarme al ritmo exigido de localización por GPS de los puntos donde se tomarían fotos significativas, para su posterior identificación y localización en mapas. Tales como: la Foto No. 1/B a 954 km a las 8:50 am. la F2/ B a las 958 km a las 8:55 am. etc., ésta última correspondiente a un campo minero. Gracias a la presencia de los efectivos militares custodios de nuestra seguridad pudimos entrar a visitarlo y, de inmediato, pudimos apreciar que estaban en descanso; es decir, nos revelaron que no operan los lunes. Vimos que poseían varios motores para la molienda del material y el soldado Belisario en demostración de experticia, nos ayuda a entender la operación del campo y todo el proceso desde que se chupan las entrañas de los ríos y se
  26. 26. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 26 rasgan las montañas, para obtener el barro o las piedras hasta que éstas últimas se muelen en esos motores donde usan el contaminante mercurio como amalgamador del oro y éste destella para el ojo avizor y entrenado del gambusino. Toda una febril actividad que deja pingües ganancias pero que destruye el ecosistema. Allí nos apunta que la canaleta de cobre para el colado, muy costosa y escasa, ha sido sustituida por una alfombra tupida; datos que el CN. Pablo Cohen analizó y determinó que, de acuerdo con el aumento de la cantidad de motores, ello constituía un incremento importante de la actividad minera en ese puesto con respecto a su última visita al lugar efectuada el año pasado. Es de alertar que estas minas no pueden ser visitadas ingenuamente, sin la presencia de la FAN y nos contaron anécdotas que nos helaron los huesos, tales como que en las minas ocurren asesinatos y queman los cuerpos y quedan desaparecidos e irreconocibles. Nos marchamos aún cuidadosos, sin bajar la guardia; pero, algunos guardaron suvenires de piedras o rocas del tipo cuarzo arenitas. La carretera se hace todavía más deteriorada, lo que nos impone un precavido ritmo de marcha, posible sólo para vehículos de doble tracción y de altura elevada de su chasis sobre el terreno. Eran las 10:01 am. y continuamos a la Isla de Anacoco, ya con 992 km de recorrido a cuestas y la carretera empeorando a cada minuto. A las 10:57 am., marcando 987 km, arribamos al lado norte de la isla y desde el puerto fluvial de la misma nos enviaron 03 lanchas en las que fuimos trasladados al comando de esa BST del Ejército allí desplegado. Un letrero nos recibe: Bienvenidos a la B.S.T. Isla de Anacoco, atravesando el Río Cuyuní.
  27. 27. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 27 Las lanchas ligeras de madera unas y de aluminio otras, sin comando central, eran operadas desde el espejo de popa y con solvencia marinera por patrones expertos en la navegación fluvial y estoy seguro en operaciones ribereñas. El traicionero rio lucía un cauce rápido y aparentemente sereno en superficie; pero, quienes hemos navegado esas aguas sabemos que esconde los peligros propios de su inmenso poderío y caudal. Nos sorprendió que no hubiera habido provisión de chalecos salvavidas para cada pasajero. Aunque la travesía es sumamente corta, no son de soslayar sus peligros y ello nos lo confirma uno de los patrones, quien nos revela que recientemente se ahogó un efectivo, quien cayó al agua. Hay que cumplir las normas de seguridad de la vida en los espacios acuáticos en todo lugar y momento. Luego de la ceremonia del parte militar dado por el Stte. Carreño, comandante de la BST, al General Yèpez y de una breve charla de parte del Capitán Octavio Regalado, nos adentramos a pie en la isla, en búsqueda de uno de los tres puestos de guardia y observación del Río Cuyuní y poblaciones en manos guyanesas, ubicados al sur de la misma. Allí están
  28. 28. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 28 desplegados, en permanente vigilia, tres puestos y el que buscamos es el identificado como P.65, ubicado en la costa, en la ribera sur. Para llegar a él caminamos una trocha atravesando el soto bosque tupido, tanto que la reviso en Google Earth (programa informático que muestra un globo terráqueo virtual que permite visualizar múltiple cartografía, con base en la fotografía satelital) y no se distingue, en el terreno ésta era muy angosta y con vegetación espesa, de gran humedad y calor endiablado. Esto nos confirmaba la teoría recibida el día anterior, donde se nos mostraron mapas e imágenes satelitales obtenidas con dicho programa. Atravesamos la pista de aterrizaje construida por el Ejército venezolano, la cual no está en estos momentos apta para las operaciones aéreas por su alta vegetación tipo pasto de guinea, o pasto Tanzania: megathyrsus maximus (el popular gamelote) ameritando de su limpieza y revisión en búsqueda de posibles socavamientos de su carpeta de rodamiento. Este es un trabajo que requiere de un tractor que la unidad no posee. Es de mencionar que cuando la visitamos en 1984 - como fase de reconocimiento in situ del pensum del Curso de Comando y Estado Mayor Conjunto, bajo la dirección del mismo General Yèpez - había
  29. 29. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 29 unos 150 efectivos y éstos contaban con mayores capacidades y apoyo logístico que hoy, cuando apenas hay unos pocos efectivos, quienes sobreviven sin presupuesto, con problemas de comunicaciones (en reparación al momento), sin agua, sin ventiladores y sin equipos para movilizarse. Una esquiva yegua, a lo lejos, alza sus orejas y resuena sus belfos como diciendo: “ni sueñen que me acercaré para que me monten”. Seguimos aminando y encontramos el puesto y desde allí observamos el Río Cuyuní y en la ribera opuesta un caserío. El pundonor y el grado de compromiso y abnegación de estos militares nos cautivan y conmueven. Nos emociona y llena de genuino orgullo y admiración - hacia el soldado venezolano - ver como se sobreponen, contentos y de buen ánimo, moral y disciplina intactos, a las dificultades mencionadas, para cumplir su misión. ¡!Selva!! Es el saludo que se yuxtapone y domina consignas extrañas y nos infla el pecho de buenas vibraciones. Un modesto presente es entregado al Capitán Regalado por el TSU. Domingo González, representante del Movimiento Nacional al Rescate del Esequibano y el Esequibo (MNARDEE), el cual está presidido por el Cnel. (Ej.) Pompeyo Torrealba quien no está presente en la expedición. Domingo es un integrante sumamente activo e interesado en las actividades y quien con sus conocimientos contribuye a los fines académicos de la misma. Las bien sentidas palabras de Domingo en nuestro nombre desean dejar testimonio de agradecimiento por el trabajo y atenciones recibidas y acto seguido las lanchas nos devuelven a la ribera norte, donde habíamos dejado nuestros vehículos.
  30. 30. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 30 Reasumimos la marcha y nos dirigimos hacia San Martín de Turunbang a donde arribamos minutos más tarde. Antes, el Sargento (GN) Cárdenas R, Comandante del Puesto de la GN en esta localidad, nos entregaría parte y novedades al pasar por su alcabala. El odómetro marcaria 997 km desde Caracas y eran la 2:29 pm. Arribábamos al puerto, sobre el Rio Cuyuní, de la población venezolana de San Martín de Turunbang, donde fuimos testigos de un singular fenómeno, ya que pisábamos las tierras del régimen de Costa Seca que nos dejó el avieso Laudo de Paris de 1899 mientras nos mojaban los pies las aguas atribuidas a Guyana, lo que representa el último bastión de venezolanidad Esequiba y centro poblado de nuestro país, cual otero y atalaya de dignidad ubicada en la ribera contrapuesta al poblado esequibano de Etherimbàn, en manos guyanesas, denominado Etherimbàn, y revisamos que estábamos a 260 km de la Guayana Británica o República Cooperativa de Guyana. Este es un diálogo entre etnias hermanas, ya centenario en el conflicto iniciado desde que Inglaterra abrió sus garras, diálogo extra oficial, derivado de la dinámica cotidiana de las naturales relaciones de una frontera viva;
  31. 31. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 31 pero, relación milenaria en sus aspectos culturales. Muchos querían pasar a visitarla; pero, la prudencia de comando de Pablo Cohen y la experiencia compartida con la del general y algunos miembros del grupo del ramo de las relaciones exteriores, entre ellos el joven internacionalista Lic. Rajihv Morillo Dàger y Jorge Luis Fouguet y los representantes de los grupos citados en los antecedentes, exigía cautela y les hicimos desistir. Dos lancheros se ofrecían solícitos y muy sospechosamente diligentes al traslado. Eran dos indígenas esequibanos, uno de la etnia Akawayo y otro de la Macushi, quienes pensaban ganarse su dinero a riesgo de la seguridad de sus clientes. No hablaban español y tuvimos que entendernos en inglés; pero, el inglés del guyanés es algo difícil de entender y no basta el que traemos de escuela ni aún el de quienes, bilingües, han vivido en países donde la lengua materna es ésta. En el pueblo de San Martin de Turunbang pudimos hacer un levantamiento de la vida de los sanmartinianos quienes tienen un pueblo bonito y bien organizado, dirigido por indígenas akawayos y, entre ellos, el Sr. Jorge Rodríguez, dueño de la Bodega del Carmen, donde descansamos y nos refrescamos con hidratación de cebada fría. Los precios son elevados en
  32. 32. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 32 comparación a Caracas; pero, bien lo vale una cerveza extra fría de lata a Bs. 25 en esas circunstancias, lo que nos hizo relacionarlos con los de la arepa de venado en Upata a Bs. 35. En realidad, comparativamente, están súper baratos. Los precios de algunos de los artículos, recolectados por las damas quienes vieron las marcas, son los siguientes: - Refrescos 40 - Cerveza 25 - Gatorade 25 - Harina PAN 40 - Harina de trigo 60 - Galletas Marilú 30 Al pasar por el puesto de Control de la Cancillería, el Lic. Rajihv Morillo Dàger nos hizo detenernos para él pasarle una revista al puesto, el cual está actualmente dirigido por el Sr. Oswaldo Burgos y fue atendido - no muy diligentemente debo decir - por el Sr. Daniel Cedeño. Burgos y Cedeño son dos funcionarios del MPPRE. Rajihv nos informa que la oficina si está operando, y lo dice porque ésta estaba cerrada cuando él pasó el año pasado, cuando ni siquiera tenía letrero, ahora lo tiene. El año antepasado estaba funcionando, dirigida por un ex guarda parque. En resumen, no pareciera que esa oficina fuera funcional y eficiente para los fines tan importantes que se presume son los de su diseño y ubicación tan estratégica. Pudimos percatarnos que la FAN reparte cotidiana y gratuitamente, en las tardes, bidones de gasolina y de gasoil entre las familias de la población como dotación para funcionamiento de sus plantas eléctricas domésticas. La planta del pueblo está dañada y presumimos que no debe haber mucho interés en gestionar su reparación; toda vez que, un litro de gasolina en el Territorio Esequibo puede venderse en Bsf. 2,50. Al regreso al campamento, al cual arribamos muy tarde, lloviendo y sin luz diurna, hubimos de esperar por el resto del grupo rezagado, los cuales llegaron horas más tarde. Nos enteramos de la causa de su retraso, como fueran sendos pinchazos de los cauchos del camión militar y del vehículo particular de la CN. Emmy Da Costa, los cuales resultaron en pérdida total a consecuencia de un tronco traicionero, oculto por la penumbra y los huecos llenos de barro, como pozos insalvables de la vía. La pericia del soldado conductor del
  33. 33. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 33 camión militar, José Gregorio Corro, quien ya ha demostrado sus habilidades en viajes previos, hizo posible sacar los vehículos de los fangosos huecos y luego cambiar los cauchos aún dentro del anegado terreno, con apoyo de los jóvenes estudiantes. Toda una proeza. Aprovechando que llegamos más rápido que el camión con el resto de la partida, nos metimos a bañarnos a perolazos de un tambor lleno de agua de lluvia muy fría y aunque lo estaba, lo disfruté mucho y me recargó las baterías. Debo decir que el clima aquí no tiene medianías, en el día un calor húmedo y cansón y en la noche un frío que cala. La conferencia de hoy, como se había prometido, se titula “LA GEOGRAFÍA DE LA GUAYANA ESEQUIBA”, o la continuación de lo comenzado ayer de la misma. Esta conferencia versó sobre los siguientes aspectos: 1. Como todo trabajo de un geógrafo, el que realizó y que sirve de base para èsta, se plantea investigar y recabar ordenadamente los datos recolectados, analizados y sintetizados según la metodología de su ramo profesional y académico, para dar respuesta a los siguientes aspectos: a. El Medio Físico, b. La Población, y c. El paisaje humanizado. 2. En cuanto al medio físico, lo importante fue determinar sus características naturales. En este particular se concluye que Guyana es un territorio con una llanura costera al norte, en estrecha y larga franja de relativa poca longitud, de más o menos 1/8 de toda la costa al norte del Territorio Esequibo. Los ríos Supenam y Pomerung corren paralelamente a la costa y la confluencia del Supenam- Moroco desemboca en la mar muy cerca de Charity. Esta franja no admite mas desarrollo al oeste de esta común desembocadura. Esto les plantea una vulnerabilidad importante; así mismo, se concluye que como este terreno está por debajo del nivel del mar tanto al norte como al sur, deben contener tanto las aguas saladas como las dulces, para lo cual se apoyaron en tecnología holandesa. De tal manera que están bajo amenazas de inundación por los dos frentes. Las playas son de baja profundidad y arenosas.
  34. 34. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 34 3. Que aunque es un territorio relativamente extenso, su vegetación en el 80% es mesotèrmica, de gran humedad. No fácil de penetrar e imposible en su gran mayoría. 4. Las llanuras del Rupununi, por su parte, son menos extensas y permiten la ganadería. 5. En ninguna de sus tres divisiones, la geografía permite fácil acceso y condiciones de sobrevivencia. 6. En cuanto a la población, su origen, y distribución estratificada, puede decirse que esas responden al modelo de economía colonial, común al norte de la América del sur. Su origen está en las etnias ancestrales originales, más otras que fueron importadas de África y de la India, para el cultivo y demás actividades de dicha economía. Unos 300.000 indios mayormente en la agricultura y los servicios, unos 250.000 afroguyaneses, mayormente en la Seguridad y Defensa (GDF y Policía) y los amerindios en la explotación de la madera y la minería. Solo 348 son blancos caucásicos. 7. La distribución es la siguiente: unos 40.000 habitantes en la franja costera, agricultores dedicados al cultivo del arroz paddy, el mejor del mundo de las variedades que se conocen de este grano. Unos 20.000 en Bartica, dedicados a la industria maderera (Timber) y minería, y unos 1.000 en Lethen, dedicados mayormente a la ganadería. El resto del territorio no está poblado, sino por las etnias amerindias originales, muy dispersas. 8. Estos datos permiten analizar y concluir que si la población está en el orden de los 60.000 habitantes, y si el territorio es de unos 150.000 km2, y ya sabemos que están agrupados por nodos o polos de desarrollo ya detallados; puede decirse que el territorio de la República Cooperativa de Guyana está muy escasamente poblado, en el cual se da la relación de 0,3 personas por km2. Esto indica que no existe la tal población necesaria para desarrollarla y que probablemente por eso son inviables económicamente. 9. En cuanto al paisaje humanizado, se distingue una carretera de unos 60 km en la franja costera, desde Good Hope a Charity y las construcciones de un creativo sistema de diques y compuertas para el manejo del agua anegada. En cuanto al resto
  35. 35. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 35 del territorio, se deben desplazar en lanchas o en aviones pequeños, para lo cual construyen pistas improvisadas o de muy escasa preparación, ya que no pueden cruzarlo a pie y no poseen otras carreteras, ni pueden construirlas fácilmente, por las dificultades del terreno. 10. En las llanuras del Rupununi si se pueden dar desarrollos agrícolas, como en efecto existen desde siempre. Detengo mi escritura a regañadientes por hoy, porque las damas, licenciadas en educación y especialistas en informática, como son: Georgelys Marcano y Migdalia González, me hicieron detenerme, al verme pegado a la laptop durante muchas horas sin descansar, y les obedezco. Así culmina la tercera jornada de viaje.
  36. 36. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 36 Martes 27 de Agosto de 2013: En virtud del cansancio de la “tropa” por su demorada llegada de la noche anterior (4 hrs y 20 minutos para recorrer 45 km que median entre la Isla de Anacoco y el campamento en el Parador, en medio de una tormenta y la más completa oscuridad, con los accidentes referidos), se decidió darles el día semi-libre, para que se recuperaran del obligado agotamiento y de los golpes de la ruda travesía en el camión militar. Digo semi libre, porque podían descansar o salir a dar cortos paseos a pie, lo que hicieron guiados por baquianos. Las damas del team de apoyo logístico estaban realmente molidas; pero, no obstante, ello no fue óbice para que las voluntarias encargadas del “rancho” (comida), así como los hombres que se han venido dedicando a prestar su colaboración para los diversos servicios conexos en beneficio de todos en el vivac, asumieran estoicos sus labores y para que las chefs nos brindaran sus delicias culinarias. Algunos valientes, como he dicho, se fueron en caminata de senderismo hacia la antena ubicada en colina cercana a unos 1500 metros, de un ascenso muy duro y prolongado por su alto gradiente, ideal para poder ver el paisaje y llamar a sus casas (único sitio apto para ello), aprovechando el aumento de la capacidad de recepción de las señales electromagnéticas derivado de la mayor altura del observador y el alejamiento del efecto de atenuación de la alta y tupida vegetación. Me informan que los “vergatarios”, de tecnología CDMA, le ganaron a los blackberry GMS o de chip, en la recepción. Hasta ahora, apreciamos que el menú ha estado muy variado y el cafecito oportuno de manos de Luisa y amigas, y los oportunos refrescos de sabrosas frutas en momentos de calor - sin que uno ni siquiera tenga que pedirlos - nos abruman. El criollo asado negro de Scanonne con arroz y tajadas, junto a un espectacular Espagueti “A la Alfredo” - que ya quisiera uno comerse en el mejor restaurante italiano - han sido de los éxitos más celebrados en los dos días de campamento que ya llevamos gozando de sus atenciones. Voy a arriesgarme a citar algunos de los nombres del equipo de voluntarios, femeninos y masculinos, que nos han hecho la vida más grata en estos días y pido excusas si involuntariamente omito algún nombre:
  37. 37. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 37 Por las damas: las chefs Laisles Salazar de Cohen y Luisa Espinoza – quienes fungen de chefs, por turnos - y las sub/chefs de primera: Austry Rodríguez de Regalado, Georgelys Marcano, Mariam Gil, Migdalia González y Carmen Rodríguez. Por los caballeros: fijos: Víctor Yáñez, Daniel Delgado, Pablo Cohen, y Rajihv Morillo, entre otros que colaboran a destajo. Debo decir que ni yo me salvé de que Pablo me ordenara cargar y calentar agua, para que las damas, a su regreso molidas del viaje, encontraran su agüita tibia para su baño y me tocó hacer como el cuento del sapo, quien reconociéndose el más feo, le dijera al caimán: “¿Que me ves? ¡Agarra ese tobo y vámonos a buscar agua!” Las damas han estado capitaneadas por Luisa Espinoza, una dama que es un dechado de atenciones y de alegría, cuya grata personalidad y dulzura son un remanso para nuestro cansancio. Así mismo, los caballeros lo han estado de su voluntarioso esposo, el Ing. Agrónomo David Yáñez, quien comparte su esmero y energía con las labores en apoyo a su esposa, a los que suma sus dotes de gran conversador, quien nos sorprende con sus amenas charlas sobre Técnicas de Siembra o de Producción de Alimentos, las cuales imparte al Sargento Héctor Díaz, quien se transforma en atento alumno para obtener datos para su cosecha de lechosas y otros frutos que tiene sembrados en esta finca y yo - su entrometido oyente - los distraigo con mis chistes que ellos benevolentes me soportan y agradecen con generosa cortesía.
  38. 38. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 38 El grupo logístico me pide ayuda para encender la leña y le enseño al parrillero estrella, Daniel Delgado, el método de la botella y el papel de periódico que les digo encontré en youtube (sitio web en el cual los usuarios pueden subir y compartir vídeos) y éste goza de lo lindo bromeando mientras preparaba mi truquito secreto; pero, se sorprende de lo fácil que es. Es que la cena de hoy es una parrilla de puntas traseras a las que Pablo al fondo castiga inmisericorde, a enérgicas cachetadas con el plan de un machete, para suavizarlas y luego las adereza y sala con tiernos masajes que Laisles cela. El resultado fue que la carne quedó exquisita y los bollitos de masa y la ensalada de col, tomates, cebollas y aguacates fueron sus sabrosos como muy adecuados contornos. El titulo de Parrillero Mayor a la postre se lo ganaría Daniel Delgado (detrás de la Sra. Luisa, en la foto anterior). Después del opíparo y tardío almuerzo nos fuimos a reposar y me eché como una boa en la hamaca. Una chismosa foto me descubre “meditando” y deja constancia. Al terminar de almorzar-cenar eran las 6:00 pm., se encendió la planta grande de 6500 watts del parador, discretamente más ruidosa a la distancia y una pequeña y muy silenciosa de suministro estable, marca Honda de 1000 watts, que instalábamos dentro del mismo local al que transformábamos en aula, usada para conectar los modernos equipos de ayuda de instrucción que trajo el excepcional conferencista invitado. Daba gusto ver el improvisado salón de clases en el que convertíamos la nave central del parador, suerte de salón multipropósito con una blanca sábana a manera de pantalla, mapas pegados on cinta plástica a un colchón colgado de un travesaño y mesa al centro, de apoyo para laptop y video beam. Allí mismo a pocos pasos estaba el baño solamente para las damas, equipado con poceta y muy limpio y una cocina, que en realidad sólo usamos el primer día ya que las mujeres prefirieron cocinar afuera al aire libre, de campaña, porque el menú exigía leña.
  39. 39. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 39 Los caballeros recurríamos al incomodo retrete de campaña a cielo abierto, bajo cobertura discreta de un improvisado paraban o paraviento, consistente en bolsas de plástico negras abiertas y colgadas de una línea de árbol a árbol. Retrete fabricado con tobo sin fondo sobre hueco y tapa de wáter por sentadera, al que debíamos echarle tierra de su propio pozo amontonada a un lado con una pala dispuesta allí, para usarla después de cada postura. Debo decir que uno se admiraba de la nutrida y variopinta concurrencia a las conferencias de campaña, de hasta 46 personas, donde igual estaban los profesionales con maestrías, junto a los militares y a los niños más grandecitos, escuchando interesadas hasta altas horas de la noche y madrugada inclusive. La calidad y profundidad de las preguntas de los jóvenes era superior. La planta más pequeña era perteneciente a la CN. Emmy Da Costa, quien generosa nos la prestó. Los estudiantes de los grupos señalados mostraban un interés, conocimientos y dominio del tema tales, que la interacción con la enjundia del experto conferencista y sus atinadas preguntas e intervenciones eran impresionantes y no me atrevo a discriminarlos por sus nombres por temor a ser injusto al no recordar y omitir a alguno. Me arriesgo con los trucutruces más “preguntones” bujías y “primeros chicharrones” de las conferencias: Rajihv Morillo (internacionalista profundo y exegético), Domingo González (muy conocedor y oportuno en sus intervenciones), Jorge Fouguet (preciso, incisivo y combativo), Ricardo de Toma (igualmente muy experto para su edad), Petar Hrgetic (enérgico y animoso, un muchacho grande lleno de entusiasmo y humor, quien llegando de viaje por Ksovo se incorporó), Orlando Guzmán (quien por fin pudo unirse al tercer viaje que organiza de los niños, sus estudiantes de Margarita. Confiesa que en los otros dos los
  40. 40. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 40 organizaba y no lo dejaban venir), Duvenson Manzanilla quien se presenta como “Sir” o “Lord” Duvenson (dejó sus aperos de Carpintero fabricante de muebles en Valencia para venir a esta actividad). Por las damas, Ismelt Chirinos, quien se vino de su tierra Maracaibo y cambió las aguas del lago por las del Río Cuyuní. Esta pléyade de interesantes jóvenes es la mejor y más segura y confiable garantía de que el Territorio Esequibo queda en muy buenas manos, como depositarios del conocimiento, líderes de las generaciones de relevo. Los “Trucutrùs”, como cariñosa y jocosamente les llamaba el profesor Yèpez Daza a éstos, sus alumnos del improvisado cuerpo de apoyo docente que ha formado desde la primera conferencia, ya le han preparado el salón con mapas, videobeam, laptop y demás modernos equipos de ayuda de instrucción que trajo. La conferencia de hoy se titula “EL PROBLEMA DE LA FRONTERA ORIENTAL DE VENEZUELA”, la cual duró unas tres horas de exposición y la sesión de preguntas y respuestas, gracias a lo señalado, llevó la actividad hasta altas horas de la madrugada, cuando tomo mi laptop para escribir, apoyado por el General Yèpez, quien me ayuda durante una hora más (3 am.) respondiendo mis preguntas, recordando algún aspecto y editando mis escritos; pero, atendiendo a las mencionadas indicaciones de las especialistas, me detengo y proseguiré mañana. Esta conferencia versó sobre los siguientes aspectos: 1. Inició con el análisis profundo y detallado, con documento en mano, del trabajo de los sacerdotes jesuitas Hermann González Oropeza, S.J. y Pablo Ojer Celigueta, S.J. (ambos españoles, y profesores de nuestros otrora Cursos de Comando y Estado Mayor Ejército, del Naval y del Aéreo, tanto como del Conjunto, años 1983 y 84) quienes estuvieron en Inglaterra investigando los archivos del Foreign office y del Colonial Office durante 5 años, y quienes fueron los expertos que la Comisión Mixta del Acuerdo de Ginebra hubo de escuchar cuando Venezuela accionó su contención unilateral de que el Laudo Arbitral de 1899 era y es irrito y nulo, fundamento del referido acuerdo. Este documento se titula: “Informe que los expertos venezolanos para la cuestión de límites con Guayana Británica
  41. 41. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 41 presentan al Gobierno Nacional”. (Caracas 18 de marzo de 1965). Este es un documento invalorable, como insuperable y de referencia obligada. 2. Analizó, documento en mano, el libro del Dr. Pedro José Lara Peña, titulado:”CONTROVERSIA SOBRE LA GUAYANA ESEQUIBA” (Caracas 30 de Julio de 1981). La importancia vital de este documento estriba en que el Dr. Pedro Lara Peña considera que no se debe impugnar el laudo, ni siquiera el Acuerdo de Ginebra, sino el pre- acuerdo de tratado de Washington DC. de 1897, el cual se elaboró y se le presentó al árbitro y que dio lugar a la designación de los negociadores donde Venezuela - inexplicable como injustificadamente - no estuvo representada por ninguno de sus expertos nacionales. Esto es, para ser consistentes con la contención unilateral formulada una vez que se conocieron (por el manifiesto póstumo de Severo Mallet Prevost) las irregularidades que se cometieron en esa malhadada mesa, los vicios de extra-petita de la decisión inmotivada y la sentencia basada en un árbitro arbitrador, quien decidió como le dio la gana y no como debía haber hecho en su debida condición de árbitro de derecho o de juris, el cual debe sentenciar sobre la base de los documentos que le entregaban las partes y que conformaban el expediente en el cual éstas se habían puesto de acuerdo en presentarle a su conocimiento y decisión. 3. Analizó, con documento en mano, el libro de Mario Briceño Picón, titulado “Cartilla Patriótica” y subtitulado “La Infamia del Esequibo”, el cual contiene - según su experta apreciación - los esfuerzos que se deberían materializar, articulada y decididamente, para concientizar el pueblo de Venezuela de manera fácil, sencilla y con ilustraciones, sobre el robo perpetrado por esos negociadores. 4. Analizó, documento en mano, el libro de Horacio Cabrera Sifontes, subtitulado “La verdad sobre nuestra Guayana Esequiba” (Monte Ávila editores, 2da edición, año 1970). La importancia de este documento estriba en que en él se registra la acción tomada por el General Ej. Domingo Sifontes, conocida como: “El Incidente del Cuyuní o del Yuruán” cuando el 02 de enero de 1895 apresó a ocho ingleses por arrear el pabellón nacional de una estación policial venezolana e izar a su vez el británico. Cuando sorprendió a la decena de militares ingleses en eso, los hizo presos y los llevó a Ciudad Bolívar.
  42. 42. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 42 5. Acto seguido, analizó y leyó una carta elaborada y dirigida por el famoso edecán inglés de El Libertador, el General O`Leary, quien había sido enviado como representante de Venezuela ante Inglaterra y regresó como Cónsul de Inglaterra en Venezuela, en cuya misiva (poco conocida y quizás soslayada para salvar la memoria del prócer edecán de El Libertador) donde éste pone de manifiesto sus naturales inclinaciones hacia su madre patria (Inglaterra) y donde les informa de la apreciación que tiene acerca de la importancia geoestratégica de tomar el control de la boca del Río Orinoco, para así tenerlo no sólo del Territorio Esequibo, sino la posibilidad de usar esta vía de navegación como eje de penetración Orinoco-Meta, la cual les permitiría llegar hasta 8 millas de Bogotá, para incluso tomar, como blanco de oportunidad, el Control de Colombia y donde le recomienda al gobierno inglés que tome esta acción. Esta carta sirvió de base para la ulterior carta de Schomburgk al Gobernador de Demerara y que es la más conocida. 6. Explicó de una negociación secreta entre Inglaterra y los EEUUAA, en la que la primera le propone a los norteamericanos dividir a Venezuela en dos mitades separadas por el Rio Neverí, hasta sus nacientes y de allí en derechura al sur hasta la frontera con el Brasil y que la superficie al este de dicho río sería de Inglaterra y que, al oeste del mismo río, los EEUUA podrían asentar a sus negros, ya que esta última nación deseaba deshacerse de ellos y para lo cual ninguna otra nación de las consultadas le había contestado sus solicitudes de un pedazo de territorio donde asentarlos. La respuesta de los EEUUAA a tal propuesta fue que no la aceptaba. 7. Nos explicó que en el 2005, ya en situación de retiro, y en su condición y ya ganado prestigio de geógrafo, fue invitado por el Dr. Pedro Cunill Grau para que escribiera y así lo hizo, la Geografía de la Guayana Británica. Esta sería denominada “El Estado No 25” de una Geografía de Venezuela. Esta fase de la conferencia nos permitió conocer mejor la región. 8. Luego, el distinguido conferencista prosiguió analizando al detalle todos los aspectos del laudo de París de 1899, del Acuerdo de Ginebra de 1966, del Protocolo de Puerto España de 1970 al 1982, y de la cadena de eventos que se han sucedido en el medio siglo que ha transcurrido desde 1962, cuando el Presidente Betancourt
  43. 43. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 43 le sorprendiera una mañana con el anuncio, en cadena nacional, de que Venezuela no aceptaba el citado laudo y que Venezuela lo consideraba irrito y nulo. 9. Nos confesó que su ignorancia “supina” acerca de esa región y de las palabras técnicas empleadas por el Presidente Betancourt, propias del Derecho Internacional Público, antes mencionadas, le estimularon a investigar y conocer de esta reclamación. De la misma manera, podemos afirmar que esta parte de la conferencia nos actualizó acerca del estado de la misma y nos permitió consolidar lo visto en el terreno. En esta fase los presentes, tanto expertos y no expertos, pudieron despejar dudas, reafirmar conocimientos y comprender, más cabalmente, lo esencial de la problemática del Territorio Esequibo que estamos visitando, así como las más convenientes estrategias para su recuperación. La mayoría de estas se centran en el hombre, en medidas inteligentes y creativas más que en el uso de la fuerza. Los instrumentos existen; pero, no se han ejercido. El Acuerdo de Ginebra es la base. 10. En este sentido, hay que entender que el acuerdo deja sin efecto la condición de “Cosa Juzgada” del laudo, toda vez que las partes, a posteriori de la sentencia del mismo, firmaron un acuerdo en el que reconocen que deben buscar un arreglo práctico a la controversia y a la vez satisfactorio para las partes; esto es, a la luz de la contención unilateral de que el laudo había sido y es irrito y nulo, formulada por Venezuela. Este acuerdo no tiene otro sentido. 11. También presentó, al detalle, un trabajo elaborado por él en 1965 para la Superioridad, donde le informaba acerca de lo que había recopilado en una visita que hiciera a Guyana, a título personal bajo su propio peculio, como profesor universitario y geógrafo que era y en la cual realizó un levantamiento del norte de ese país, siguiendo la carretera de 60 kilómetros de este a oeste desde Good Hope hasta Charity, entre el rio Supenam y el río Pomerum y el Moroco, en su común desembocadura (del Moroco y del Supenam) en la mar. Este fue su primer viaje. 12. En un segundo recorrido, partió de Georgetown, atravesó el Rio Demerara, tomó una carretera de unos 40 Km hasta el Puerto de Parika en el Rio Esequibo, donde tomó una lancha voladora que le llevó 100 km al sur hasta el Puerto de Bartica, donde exploró a pie el poblado.
  44. 44. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 44 13. El vestía de paisano y se identificaba como “Profesor”. En su exhaustivo estudio incluyó levantamiento de conversaciones con naturales guyaneses, quienes le expresaban su voluntad e interés de ser venezolanos. Esta información contenía estrategias para ser eficientes en la ansiada recuperación. No obstante, la Superioridad clasificó este material y quedó inédito a la espera del plazo de 50 años de prescripción de la clasificación para su publicación, previa obligada edición. 14. Una vez completada la fase de impartición de los aspectos señalados supra repasando tanto los aspectos históricos como los geográficos del problema, se procedió a una sesión de preguntas y respuestas, aportes, comentarios y divergencias, con total libertad académica, sin prejuicios ni cortapisas, en el que se vieron los aciertos y errores cometidos por los venezolanos que han tenido participación oficial en esta negociación, bien porque hayan sido negociadores, o funcionarios de gobierno, a lo largo de este primer medio siglo del problema; lo que nos llevó a terminar - muy a pesar del deseo expreso de muchos querían continuar - a las 2 am.; y eso, porque ya era necesario descansar para la actividad del día siguiente. Durante toda la noche hubo una lluvia pertinaz, cerrada y copiosa, la que no interrumpió para nada el interés en la conferencia, al punto de que, al salir, las carpas estaban mojadas y el campamento era un desastre. Algunos tuvieron que abandonar sus puestos y quienes teníamos hamacas no pudimos usarlas y tuvimos que venirnos a refugiar, por las pocas horas que faltaban para el amanecer, en el lugar de la conferencia y en la casita a la entrada del parador, llenas de soldados y en el mismo local multipropósito ya descrito, locales que se hicieron insuficientes para todos; pero, igual soportaron con estoicismo la eventualidad. Procedí a trabajar por una hora más (hasta las 3 am.) en privado con el general, para afinar
  45. 45. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 45 tantos datos recibidos y poder plasmarlos en este escrito. Esto da cuenta del éxito de esta actividad, por el grado de compromiso que todos los miembros de este grupo tienen por contribuir a hacer patria. Con sumo disgusto nos enteramos por la CN. Emmy Da Costa, quien regresaba de ir a comprar el caucho destruido de su camioneta, que le pedían Bs 10.000 por cada uno (siendo su precio unos Bs. 6.000); pero, que además le obligaban a que tenía que adquirir los cuatro o no le vendían ninguno. Por cierto, cuando a la mañana siguiente ella intentó fallidamente de retirarse extemporáneamente del campamento, con autorización del CN. Cohen, para solucionar definitivamente su problema, su camioneta derrapó al tratar de bajar una empantanada bajada y quedó acoderada a un poste de la cerca perimetral de la posada, amenazando con derrumbarlo e internarse en el bosque; allí, prestos se lucieron los ingenieros militares Yèpez Daza y Héctor Díaz, quienes tumbaron el poste de la cerca, le colocaron puntales de apoyo a la guabinosa tierra y la sacaron del atolladero. Así culmina esta larga cuarta jornada del viaje.
  46. 46. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 46 Miércoles 28 de Agosto de 2013: En virtud del cansancio y a que ya conocíamos el terreno, mi compañero de viaje y yo nos quedamos pensando en adelantar el escrito y la comitiva se marchó a navegar por el Río Cuyuní, pensando (en obligado conformismo) que iban solamente a rodear la isla y recabar detalles de los puestos y de la geografía esequibana, esta vez vista desde el río, etc. Antes, mi compañero y amigo CN. Pablo Cohen y yo salimos a comprar víveres con un baquiano, indio pemon quien trabajara de patrón de lanchas del tomas de Heres del Ejército durante 10 años quien es su amigo, me refiero al Sr. Martín García, cuyo nombre nos recuerda a su epónimo ex Ministro de Defensa de Leoni en 1969 y encontramos unos perniles y unas costillas de cerdo, que dieron un peso de 35 kilos, a Bs 70 el kilo y los compramos. El me dejó la indicación de descongelarlo, despostarlo y prepararlo para su cocina al regreso. Mi editor-corrector y yo, así como el Sr. Alex Prado, nos fuimos a las 1 pm., a comer en un restaurancito de carretera que está a 4 km al sur del Parador Turístico San José donde - por Bs 260 - los tres nos comimos unos sabrosos platos de sopa de res, pescado Dorado de río bien fresco, tajadas, tostones y un tentador cochino frito, que fue lo que pidió Alex. Este último nombrado es un técnico mecánico, enamorado hasta los tuétanos de la obra del Libertador, la cual conoce y recita de memoria y lleva una labor loable de divulgación de la misma en programas radiales por todo el territorio nacional y quien nos hace admirarlo por sus conocimientos y amena conversación, él nos alegra las horas con sus interesantes mini charlas de ocasión, donde no desaprovecha momento para ilustrarnos. Regresamos al parador, y nos recostamos un rato para gozar de una merecida y reenergizante siesta dizque de una horita, para levantarme a cumplir la tarea de cocinero de campaña asignada. El cansancio de la noche anterior, por la prolongada actividad de la súper conferencia y la llenura del sabroso almuerzo me traicionaron. Al poner mi cabeza en el catre militar que escogí, aprovechando que su legítimo dueño estaba de custodia de los viajeros del río, caí en un profundo y reparador sueño, con ronquidos a full volumen, comentados por los guardias, quienes pensaban que era un báquiro y casi me dan caza. Menos mal que el cochino estaba tan congelado que todavía estaba duro; pero, ni así me salvé.
  47. 47. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 47 Los gritos de la vocinglera partida de aventureros me despertaron y eran las 7 pm. La gente venía muy emocionada porque ¡habían logrado pisar el territorio Esequibo en Etherimbàn!, lo que me sorprendió. Sabía de antemano que ésta era la máxima aspiración que guardaban en sus mentes y corazones desde el día que visitamos a San Martín de Turunbang y no habían podido atravesar el Río Cuyuní. Según reportaron, tomaron las embarcaciones del BST en la Isla de Anacoco, en su ya conocido embarcadero ubicado al norte del Cuyuni al final de la carretera que viene del parador y navegaron por el Brazo Negro o tramo norte, bordeando la isla con rumbo este inicial, bajando al sur, buscando el Río Venamo, con la intención de visitar el Puesto de Comando de la GN ubicado en esa confluencia Cuyuní-Venamo, en la ribera oeste de éste último, a corto recorrido desde su entrada. Allí fueron muy bien atendidos por los efectivos de esta fuerza, quienes les mostraron el puesto y donde pudieron apreciar que éste estaba en muy buenas condiciones de equipamiento y presentación. Dejaron el puesto y emprendieron el regreso por el Venamo y al incorporarse al Río Cuyuní y proceder al este, pudieron reconocer el P.65 por su babor (donde habíamos estado el día lunes 26 de Agosto de 2013) y, por estribor, verían el primer puerto de Etherimbàn. Un poco más adelante, eventualmente verían a San Martin de Turunbang por babor, desde donde el día anterior no habían podido cruzar a visitar la población de Etherimbàn al frente, por las razones ya descritas. Me explica Pablo Cohen que éste segundo puerto - en manos de los guyaneses - se formó cuándo reventó una bulla que, al atraer tantos mineros, dejó al primer puerto frente al P.65 casi sin actividad. Es de hacer notar que la población mayoritaria y original de Etherimban está ubicada al sur de éste primer puerto nombrado, sólo que el segundo puerto al frente de San Martin de Turunbang, como es de comprender, cobró aún mayor interés económico por la bulla y tiene más tránsito fluvial. Emocionados, los eufóricos estudiantes me relatan su experiencia que de inmediato retransmito:
  48. 48. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 48 Resulta que, cuando salieron del Venamo e iban rumbo al este sobre el Río Cuyuni, fueron interceptados por una embarcación con autoridades guyanesas, la que había salido del primer puerto de Etherimban, al mando de un efectivo del GDF y el motorista era uno de civil, quienes les vociferaban repetidamente: “no pictures”… no pictures” (no fotos) y les decían que ellos querían “to talk to your boss” (hablar con vuestro jefe). Giraron entonces hacia el puerto para poder parlamentar, como les pedían las señaladas autoridades. La embarcación guyanesa y las tres nuestras procedieron al primer puerto de Etherimban frente al P.65, donde se dio el primer diálogo entre el Cap. Regalado y este primer personaje, quien eventualmente fuera identificado como miembro de la policía del lugar. Estando allí, llegó un oficial de la GDF, quien parecía ser el comandante de las fuerzas en el lugar. Una vez concluida esta primera fase, reembarcaron y procedieron al segundo puerto frente a San Martin de Turunbang, en búsqueda del solicitado diálogo entre las autoridades del GDF con el líder de nuestra expedición.
  49. 49. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 49 Sorprendidos, sin saber las razones para este cambio (porque recuerden que al salir sólo pensaban darle la vuelta a la isla de Anacoco) los de las lanchas que venían detrás asumieron formación uno y siguieron a la lancha líder de la formación. Al llegar al segundo puerto, desembarcaron todos gozosos por poder pisar tierra esequibana venezolana, en manos de los esequibanos-guyaneses; cosa que no habían podido hacer el día anterior. Allí, se repitió lo de que no tomaran fotos, esta vez por otro funcionario quien les recibía corriendo y quien actuaba aún con mayor énfasis y trataba de usar su walkie talkie para hablar con su comandante quien, como sabemos ahora, se había quedado en el primer puerto. El Cap. Regalado le informó que tenían permiso de éste y que además habían sido solicitados de presentarse a hablar en este lugar, por lo que atendían una invitación. Allí sospechó que no había habido ninguna comunicación entre los miembros del GDF que aquí le recibían, con los que habían conversado con él minutos antes allá, en el primer puerto. El Capitán Regalado le dijo que en el grupo venía un capitán de navío. Allí llegó el oficial del GDF y el Cap. Regalado, sorprendido, dedujo que lo habían buscado en algún vehículo terrestre y conducido apresuradamente al segundo puerto, donde se daba este nuevo diálogo que relaté. De inmediato, el CN Pablo Cohen - quien venía detrás algo rezagado - se aproximó y se unió al Capitán Regalado en la conversación y se identificó como oficial retirado, profesor del grupo, lo que es estrictamente cierto. La conversación se dio siempre amena, siguiendo la cortesía militar y sin ninguna violencia de ninguna de las partes. El Comandante del Puesto del GDF de Etherimban era un oficial con el rango de Mayor de apellido Lloyd (los jóvenes entendieron que su primer nombre es Suvenir), de buena presencia, se apreciaba culto y educado, estaba bien uniformado, sin armas, y usaba lentes. Su compañero, en cambio, parecía menos educado y culto y según se infiere era de la policía de la población. En la conversación con el oficial GDF, éste también le pidió al Cap. Regalado que no tomaran fotos; pero, ya habían desembarcado todos y la gente ya estaba tomando fotos, como era natural. Los esequibanos-guyaneses mostraban actitud de ejercicio de soberanía,
  50. 50. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 50 estaban sin armas y exigían que no se bajaran con armamento, lo que sabemos ocurrió de manera no intencional, porque eran del grupo de custodia, lo que el Capitán les hizo saber. Allí éste último ordenó a sus tropas que desaprovisionaran (le sacaran las cacerinas o cargadores) y él mismo hizo lo propio y se terció su arma a la espalda para parlamentar. El Cap. Ej. Regalado conversó con el oficial, saludándolo siempre militarmente e identificándose como Oficial del Ejército Venezolano, y le dijo que los civiles que le acompañaban eran estudiantes universitarios en viaje académico y le pidió autorización para que los mismos visitaran e intercambiaran con la población para poder realizar sus tareas académicas civiles y el oficial se la dio. El oficial de la GDF le informó al CN Pablo Cohen y al Cap. Regalado que en el sector de la confluencia del Río Akarabisi y el Cuyuni, desde el puesto de la GN allí desplegado (a unas 6 horas de navegación del rio Cuyuní hacia el este de Etherimban), recientemente le habían disparado a una lancha guyanesa que transportaba combustible para Etherimban y agradecía que esta novedad fuera comunicada a nuestras autoridades. El CN. Cohen le respondió que lo haría al regreso y así lo hizo. La experiencia que nos revelara el grupo y el conocimiento de primera mano del CN Pablo Cohen sobre el fenómeno de las relaciones fronterizas en la región, nos permite analizar algunos aspectos de la misma: 1. El incidente de los disparos a la lancha refleja que el combustible que la lancha guyanesa transportaba hacia Etherimban sería presumiblemente (con alta probabilidad) de procedencia nacional venezolana, y por tanto es contrabando; ilícito muy común en el área, el cual está dentro de la misión de la GN, la que debe combatirlo. 2. En consecuencia, que Etherimban, como el resto de las poblaciones fronterizas en el área, se suplen de víveres, combustibles, etc., como parte del contrabando de extracción de Venezuela. Es decir, son dependientes de la economía venezolana. 3. La gente reportó que visitó las bodegas de Etherimban y vio productos venezolanos y guyaneses (harina PAN y otros), que ellas están bien surtidas, que una cerveza de
  51. 51. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 51 lata de las mismas que se venden en San Martin de Turunbang a Bs 25, cuesta allá Bs. 30. 4. Que hay numerosos prostíbulos, que ofrecían sus mercancías. 5. Que el poblado está organizado y que las viviendas están bien construidas. 6. Que no existe comunicación formal u oficial adecuada, con normas y procedimientos pre arreglados y convenidos en común acuerdo, propias de las buenas relaciones dentro de una frontera como ésta, entre los venezolanos- esequibanos de uno y otro lado del límite establecido por el Laudo de París de 1899 y que, por tanto, se debe canalizar una buena actitud de parte de quienes son encomendados prestar servicios en esta compleja frontera, sean del GDF o de la FAN. Esto es, para permitir un mayor y mejor acercamiento y evitar que sigan ocurriendo estos indeseados como contraproducentes fenómenos de roces, tales como el de los disparos, los cuales han producido bajas en los esequibanos y que éstas afectan negativamente el interés nacional de recuperar nuestro territorio y de persuadir y conquistar la voluntad, no pocas veces expresada por esequibanos “de allá”, por ser venezolanos “de aquí”. Sin dudas, que esta experiencia no planificada y que ocurrió de manera imprevista gracias a la interceptación de la embarcación venezolana por parte de los efectivos GDF interesados en contar la novedad ocurrida en el sector de la confluencia del Rio Akarabisi con el Río Cuyuní, le permitió a los miembros de nuestro grupo hacer realidad sus sueños de pisar nuestra tierra, la cual está bajo un régimen no de propiedad sino de pisatarios, en de facto uso práctico por parte de los guyaneses, a quienes consideramos ¡Esequibanos y Venezolanos!. Al final del día recibí un leve tirón de orejas de mi compañero y amigo Pablo por haberme quedado dormido; pero, igual me comí un plato del sabroso pernil, preparado como siempre por las damas, respaldadas por los hombres del grupo de apoyo logístico. Así concluyen las actividades de la quinta jornada.
  52. 52. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 52 Jueves 29 de Agosto de 2013: Al despertarnos, nos reunimos para hacer la limpieza, recoger equipajes y dejar el campamento si no mejor, al menos igual a como lo encontramos. Se procedió a la entrega de Certificados que rezan: “Por haber participado en “EL TERCER ENCUENTRO DE VENEZOLANOS PRO RESCATE DEL ESEQUIBO”, realizado en la reserva forestal del Imataca (isla de Anacoco), del 26 al 29 de Agosto. Firmados por: Pablo Cohen Celis, en representación de “Fundación Amigos del Esequibo”, Domingo González, en representación del “Movimiento Nacional al Rescate del Esequibano y el Esequibo (MNARDEE)”, Jorge Fouguet, representante de “Mi mapa de Venezuela incluye a nuestro Esequibo” y Ricardo de Toma, representante de “Generación Esequiba”. Cada certificado lleva un sello húmedo de la “Fundación Amigos del Esequibo” Para mitigar la curiosidad del grupo y darles un brochazo de cómo hace el gambusino para obtener el oro, el amigo Pemón Martín García trajo los aperos del oficio y nos hizo una demostración:
  53. 53. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 53 Orgullosos, con un agradable sabor de boca y el espíritu en alto, emprendimos la marcha hacia nuestros destinos originales. Nos detuvimos en El Callao, para saludar y hacer un sencillo pero muy sentido homenaje al señor Averell John Melville Melville, de quien ahora resumiré su importancia dentro de este largo proceso. Nos reunimos en el club de Leones del Callao, gracias al apoyo del Tesorero de club, el Sr. Enrique García. Antes, una anécdota ocurrida en un negocio al frente del monumento de Isidora: Llegamos y pedimos unos jugos de caña dulce en espera del Sr Averell John Nicholas Melville Melville y cuando éste llegó, como estábamos incómodos afuera, le pedimos permiso al dependiente para sentarnos a hablar en una mesa dentro del local y nos pusimos a hablar en Inglés con él, de trivialidades y a que él tratara de identificarse e identificara los rostros de unas fotografías de 1968. Mientras estábamos charlando y esperando al resto del grupo para ir al Club de Leones de El Callao, el dependiente nos interrumpió, con evidentes signos de nerviosismo, para preguntarnos de qué estábamos hablando porque él no entendía y que él no había prestado su local para que nosotros habláramos en inglés y nos quedamos de una pieza. El Sr. Averell John Nicholas Melville Melville es un esequibano “catire ojos azules” de la región del Rupununi, que como sabemos ya, es una región de llanuras en la que el paisaje humanizado es de viviendas rurales, mayormente haciendas ganaderas, donde los indios
  54. 54. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 54 Wapishana y Macushi, y él es un wapishana con Macushi y con escocés (no se reconoce inglés), se han ancestralmente dedicado a la ganadería y agricultura. Cuando Inglaterra, en medio del conflicto con Venezuela, va a darle la independencia a Guyana en 1966, en hábil maniobra para evitarse tener que darle razón en la reclamación que nuestra nación le hacía sustentada en la muy bien justificada y mejor motivada contención del laudo de París de 1899, que Venezuela bien le argumentaba y fundamentaba con sólidos documentos, Forbes Burham entra en negociaciones con Inglaterra en búsqueda de apoyo para ser electo presidente de Guyana y lejos estaban los rupununenses - que eran familias que ya habían alcanzado cierta estabilidad vendiendo principalmente carne y otros de sus productos agrícolas a Georgetown - que su patrimonio duramente logrado no sería respetado. En realidad, como expresa Averell Melville, ellos no estaban interesados en ese fenómeno de la nacionalización, ni en la independencia de Inglaterra, la cual les sorprendía, ya que – al menos su caso - su familia es, como dije, de origen escocés-Wapishana, y como se sabe los escoceses guardan distancia de los ingleses y los Wapishana de los guyaneses de otras etnias, sobre todo la afroguyanesa. Independencia y nacionalización que amenazaban al alimón con hacerles perder su propiedad privada, ya que Forbes Burham les había asegurado que el nuevo estado-nación requisaría sus tierras. Este es fundamentalmente el motivo esencial para su movimiento político de secesión. De tal manera que, él y otros dos líderes de las dos familias más representativas – los Melville y los Hart – pues, Morris Michelle no tenia familia, representados en su persona, la Sra. Valery Hart y el Sr. Morris Michelle, se unieron en un plan para crear un movimiento político de secesión y para ello entran en conversaciones con Venezuela, no para pedirles apoyo militar, sino entrenamiento para un grupo de 20 rupununenses y sólo pedían que se
  55. 55. Crónica de un viaje al territorio Esequibo 2013. CN. Eddy Darío Barrios Orozco 55 los formaran como policías. Él mismo era un militar del Guyana Defense Force (GDF), con rango de Sargento Técnico 1º, quien se encontraba en entrenamiento y a sólo seis meses de ser elevado a la categoría de oficial. Toman contacto con Venezuela y ésta les atiende y ellos entienden que obtendrán el apoyo buscado porque, de primer momento, se designa al entonces Capitán del Ejército, de artillería, Jacobo Yèpez, quien había presentado un trabajo profesional como geógrafo que era y se le reconocía como experto en el Territorio Esequibo, para que atendiera la solicitud formulada por los guyaneses del Rupununi y éste se establece en esa región y los entrena para lo que le pedían y, como muchos sólo eran agricultores, él les adiestra en el uso de las armas y en otras técnicas necesarias para formar su cuerpo de policía, el que eventualmente - una vez triunfaran - les brindaría la seguridad al Rupununi; porque, como repito, ellos no querían que tropas de Venezuela se involucraran militarmente en el conflicto, ya que todas las acciones estarían a cargo de estos 20 policías esequibanos entrenados. También pedían respaldo diplomático y sobretodo el reconocimiento una vez que triunfaran y que Venezuela les ayudara en este proceso a nivel de las relaciones internacionales. Lamentablemente, los rupununenses no podían enfrentarse militarmente al poder de las GDF y solamente contaban con el factor sorpresa y con el “timing” o sincronía del apoyo de Venezuela, para lo cual establecían un máximo de 15 días de resistencia; pero, Venezuela se encontraba comprometida en pleno proceso de elecciones presidenciales donde competían los dos candidatos más fuertes de los dos principales partidos, como eran Rafael Caldera por COPEI y Gonzalo Barrios por AD y había que esperar a que se dieran los resultados para hablar con el presiente electo, ya que no tenía sentido hacerlo con el presidente en ejercicio, Raúl Leoni, quien no podía comprometer la decisión de su sucesor. Esto, para Venezuela, permitiría dos cosas, la Toma del Esequibo y una excusa para no

×