'¡No piense, mire la pantalla!' Así puede resumirse la tendencia de la participación de la
gente en la construcción de su ...
Las tecnologías, a veces, en vez de instrumento para ayudar al desarrollo humano pueden
terminar siendo una atadura que co...
La sociedad de la imagen vincula la intercomunicación visual entre las personas por medio de
dispositivos de comunicación ...
La imagen como representación sensorial es la conceptualización más cotidiana; comprende otros
ámbitos que van más allá de...
Desde comienzos de los años ´60 la utilización de la T.V en el ámbito instructivo se ha
extendido considerablemente en paí...
Elucidar los misterios y las paradojas de la transmisión cultural, es ése el objetivo de la
Mediología.
Nos esforzamos por...
En los últimos años hemos observado una mayor preponderancia e influencia de la imagen en
la política, que se ha convertid...
La preponderancia de la imagen en el campo de la política responde a una serie de factores y
acontecimientos que se han pr...
Alf visual
Alf visual
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Alf visual

294 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
294
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
6
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Alf visual

  1. 1. '¡No piense, mire la pantalla!' Así puede resumirse la tendencia de la participación de la gente en la construcción de su realidad cultural. Según investigaciones del campo de la semiótica, el 80 % de lo que 'sabe' un adulto término medio proviene de los mensajes asimilados en la televisión. El poder de la prensa es primordial. Establece la agenda de discusión pública. Es un avasallador poder político que no puede ser controlado por ninguna ley. Determina lo que la gente habla y piensa con una autoridad reservada en algunas partes del mundo sólo a los tiranos, sumos sacerdotes y mandarines'. En el caso de la prensa televisiva, o de la televisión sin más, sea programación noticiosa o no, ello se potencia a niveles inverosímiles. Esta situación de creciente dependencia de los medios masivos de comunicación audiovisual, urbana en principio, va solidificándose como rumbo mundial: grandes masas de seres humanos se convierten en consumidores pasivos de imágenes, cada vez más manipuladas, más atractivas, más sutiles. Si bien las poblaciones, en tanto masa, no han tenido históricamente acceso al poder, con las tecnologías contemporáneas centradas en lo visual y la manipulación que ello posibilita, se alejan cada vez más de la toma de decisiones. La televisión fundamentalmente, los videojuegos, el internet: toda la parafernalia de las comunicaciones visuales ha producido este modelo que pareciera no tener vuelta atrás.
  2. 2. Las tecnologías, a veces, en vez de instrumento para ayudar al desarrollo humano pueden terminar siendo una atadura que condiciona negativamente. El auge de la cultura de la imagen, que marcó la segunda mitad del siglo XX y parece no tener fin, ¿no ha determinado en buena medida la manera en que concebimos nuestra realidad? Importa más la presentación que el contenido. Se vende cualquier cosa (productos necesarios o innecesarios, candidatos políticos o religiones, etc. - la lista es interminable) más por su colorido, por la cosmética con que se la recubre, por la superficialidad ruidosa y hedonista con que se la presenta, que por sus cualidades reales. La preeminencia que ha cobrado lo imaginario no puede desligarse de una ideología centrada en la ganancia en tanto motor del desarrollo económico - que apela, consecuentemente, a la 'venta' de imágenes con fuerza frenética. Pero no puede desligarse, contemporáneamente, de la forma misma del desarrollo que ha tomado la tecnología: ya no con carácter instrumental sino como fin en sí mismo. La imagen atrapa, tiene un valor propio: fascina. Así como los insectos caen en la luz que los subyuga, así los humanos sucumbimos a las pantallas de las máquinas vendedoras de sueños.
  3. 3. La sociedad de la imagen vincula la intercomunicación visual entre las personas por medio de dispositivos de comunicación digital incluidos en dispositivos y aparatos digitales de uso cotidiano que incluyen, como parte de su innovación, una cámara fotográfica, la interacción visual entre todos los usuarios que se encuentran en el ciberespacio realizando intercambios de información, fotografías, videos, datos, contenido y conocimientos que forman parte de los elementos constitutivos de la emergente Sociedad de la Imagen. El entretenimiento humano tiene sus limitaciones, a pesar de ello, el método científico nacido, desarrollado y estudiado en este contexto, permite averiguar hasta dónde llegan estos límites. La imaginación, como parte integrante del proceso de la comunicación visual través de la imagen, ofrece la posibilidad de objetivar y subjetivar la realidad en forma simultánea utilizando la metodología dialógica que ofrecen las ciencias actuales. Se trata de creación de imágenes que pueden tener dos facetas: la realidad interior y la realidad exterior. Esto le imprime a la imagen su naturaleza multidimensional como una característica que la diferencia de otros métodos de comunicación por su aplicabilidad en la educación. Los sistemas de representación visual (como la historia del arte, la teoría del arte, psicología de la imagen, etc.) utilizan el estudio de los iconos al representar una realidad (cual séase) con elementos fácticos que impactan emocionalmente por los elementos que componen la imagen: composición, color, textura, movimiento, expresión, ritmo, etc.
  4. 4. La imagen como representación sensorial es la conceptualización más cotidiana; comprende otros ámbitos que van más allá de los productos de comunicación visual y del arte, implica procesos mentales y conductuales (pensamiento, percepción, memoria, etc.) que lo vincula a la educación Toda imagen posee un referente, lo imaginario. Toda imagen constituye un modelo de realidad. Toda imagen posee una misma naturaleza. Toda imagen, desde la perspectiva epistemológica, posee cuatro orígenes: imágenes mentales, imágenes naturales, imágenes creadas e imágenes registradas. Desde el punto de vista estructural se reconocen tres estructuras fundamentales: la espacial, la temporal y la de relación. Dos son estructuras cualitativas: espacio y tiempo y una estructura es cuantitativa: de relación. El estudio del lenguaje, el conocimiento, la imagen, las palabras, la gestión del conocimiento y los signos requieren una mirada pluridimensional ya que los sistemas de representación de las cosas del mundo exterior y de las ideas del mundo interior requieren de una articulación metodológica plástica y semántica con el fin de analizar los fenómenos de comunicación, educación y cultural. Esto requiere de una definición que ayudará a entender los procesos básicos sobre los que la imagen se sustenta y su naturaleza icónica en la comunicación, lo que supone comprender la realidad circundante (entorno y contexto), reconocer los fenómenos fácticos de la comunicación (verbal, no verbal, visual y auditiva) y las características de una sintaxis que articule semánticamente lo imaginario, el significante y el referente. La imagen así concebida tiene su propio estatuto epistemológico originado desde la teoría del arte, la psicología de la imagen y otras variables epistemológicas que las vincula con la comunicación y la educación. Lo que lleva a pensar en otros ámbitos que traspasan la teoría de la imagen y la comunicación visual adentrándose en la sensación, percepción, el pensamiento, la memoria, la conducta, la cultura, la educación, la cognición y la metacognición.
  5. 5. Desde comienzos de los años ´60 la utilización de la T.V en el ámbito instructivo se ha extendido considerablemente en países de elevado nivel cultural (Suecia), como en otros con grandes retrasos culturales (los del tercer mundo), donde se llegó a confiar en la T.V como instrumento decisivo para la culturización. La T.V educativa en los EE-UU después de las críticas iniciales se ha venido a consolidar como un poderoso instrumento, el más importante después del profesor. Se ha comprobado que la T.V resulta más económica que los libros de texto. La utilización de la T.V para la extensión de la cultura en países no desarrollados constituye una gran esperanza durante los años ´60. Se llevaron a cabo muchos y costosos programas de enseñanza a través de televisión, cuyo resultado no fue totalmente positivo. La utilización de la T.V puede evaluarse desde una perspectiva didáctica y pedagógica. Didácticamente parece necesario considerar esta afirmación: el uso de la T.V y los medios audiovisuales no puede entenderse con exclusividad. Solo podrá tener sentido instructivo y educativo en la medida en que se lo use en combinación con otros procedimientos que estimulen la motivación y actividad discentes. No solo hay que considerar el contexto educativo y didáctico, sino también el contexto humano, socioeconómico en general y especialmente en aquellos países en que la T.V educativa se utiliza con predominancia sobre otros procedimientos instructivos hasta tal punto que pudo influir sobre la estructura de intereses personales.
  6. 6. Elucidar los misterios y las paradojas de la transmisión cultural, es ése el objetivo de la Mediología. Nos esforzamos por comprender cómo una ruptura en nuestros métodos de transmisión y de transporte sucitan una transformación en las mentalidades y los comportamientos y, al contrario, cómo una tradición cultural sucita, asimila o modifica una innovación técnica. Esta mirada, de forma más amplia, lleva hacía la interacción tecnica/cultura, a la encrucijada de las formas dichas superiores de la vida social (religión, arte, politica) y los aspectos más humildes de la vida social (usuales, banales, triviales). La Mediología no es una doctrina ni una moral. Mucho menos una "nueva ciencia". Es antes que nada un método de análisis para entender la transferencia en el tiempo de una información (transmisión). No es un domínio especial del conocimiento (como la Sociología o la Comunicación) sino, de forma más amplia, una forma original de conocimiento que consiste en relacionar un fenómeno histórico con las mediaciones, institucionales y prácticas, que lo han hecho posible.
  7. 7. En los últimos años hemos observado una mayor preponderancia e influencia de la imagen en la política, que se ha convertido en una ventaja competitiva en la lucha por alcanzar o conservar espacios de poder público. Sin embargo, desde la época de los romanos, ya se le daba importancia a la iconografía de los políticos. Durante el imperio romano los gobernantes utilizaron las monedas para difundir la imagen pública del Estado romano bajo la protección de sus dioses. A lo largo del siglo II a. C., la imagen en las monedas se diversificó haciendo referencia a las gestas y a las divinidades protectoras de las familias de la nobleza que controlaban el poder. A partir del año 44 a. C., bajo el gobierno de Julio César, se incluyó la figura de los gobernantes en las monedas, después se amplió a la familia de los emperadores Hoy la imagen ocupa un lugar preponderante en las diferentes áreas del desarrollo de América Latina, convirtiéndose, además, en un campo laboral en expansión, ya que la imagen, el bienestar y el estilo de vida han generado, en el orbe, una industria de 200 mil millones de dólares anuales. (3) En el campo de la política, bajo los nuevos sistemas electorales competitivos en la región, la imagen juega un papel muy importante para el éxito y la construcción de legitimidad social, ya que está asociada a la credibilidad, la confianza y la reputación de los actores e instituciones políticas.
  8. 8. La preponderancia de la imagen en el campo de la política responde a una serie de factores y acontecimientos que se han presentado en los últimos años en América Latina y que han generado transformaciones en la forma de entender, procesar y hacer política. Los principales factores y acontecimientos que han propiciado el crecimiento de la preeminencia de la imagen son los cambios en el sistema político de la región, las nuevas tendencias neogerenciales en el área pública, la crisis de las ideologías, el creciente desarrollo tecnológico, la crisis de la cultura de la palabra, el predominio de la cultura visual, la construcción de una nueva ciudadanía y, en general, por la nueva forma de hacer y entender la política. Cada uno de estos factores está incidiendo de manera diferenciada para que la imagen sea una variable preponderante no solo para la clase política, sino también para determinar las decisiones y fijar preferencias y apoyos de la ciudadanía. Esto quiere decir que la imagen se ha convertido en una ventaja competitiva muy importante en la arena política, de tal forma que el éxito o fracaso en la competencia puede determinarse por las percepciones y el modelo de gestión de imagen que se impulse. De hecho, la política se ha convertido en una especie de batalla por las percepciones de la ciudadanía, en la que la imagen juega un papel de influencia y seducción decisivo.

×