EL ESTADO DE 
LA CIENCIA 
Principales Indicadores de 
Ciencia y Tecnología 
Iberoamericanos / 
Interamericanos 
2013
2 
EL ESTADO DE LA CIENCIA 
Principales Indicadores de Ciencia y Tecnología 
Iberoamericanos / Interamericanos 
2013 
El p...
7 
PRÓLOGO 
El futuro tampoco está exento de desafíos. Durante la 
conferencia inaugural del IX Congreso, realizado en 
Bo...
8 
Guillermo Anlló (IIEP-UBA/CONICET) y Mariana Fuchs. 
En él se señalan las potencialidades de la biotecnología, 
un área...
3 
ORGANISMOS Y PERSONAS DE ENLACE 
PAÍS CONTACTO E-MAIL ORGANISMO SIGLA 
ARGENTINA Jorge Robbio jrobbio@mincyt.gov.ar Min...
1. EL ESTADO 
DE LA CIENCIA
10
11 
1.1. EL ESTADO DE LA CIENCIA EN IMÁGENES 
En el caso de los indicadores de recursos humanos, los 
valores se presentan...
12 
PRINCIPALES EVIDENCIAS 
El contexto económico 
La economía de los países de América Latina y el Caribe (ALC) continuó ...
13 
Graduados 
Las ciencias sociales continúan siendo las más elegidas por los estudiantes de grado en Iberoamérica y por ...
1. EL CONTEXTO ECONÓMICO 
1.1. Evolución del PBI en PPC por bloques geográficos. 
La inversión en I+D para ALC en 2011 alc...
15 
2.2. Evolución de la Inversión en I+D en PPC por bloques geográficos. 
Si comparamos la evolución de la inversión en 
...
Entre los países que más invierten en I+D en 
Iberoamérica (medido en PPC) se destaca 
Brasil, país que desde el año 2004 ...
Al analizar la evolución de la participación de 
los países latinoamericanos en la inversión 
regional en I+D, se puede ob...
18 
2.8. Inversión en I+D en relación al PBI por bloques geográficos, años 2002 y 2011*. 
2,73 2,66 
2,60 2,58 
1,85 
1,95...
19 
2.10. Participación de empresas en la inversión en I+D por bloques geográficos, años 2002 y 2011*. 
55% 
65% 
42% 
200...
20 
3.2. Distribución de investigadores en EJC por bloques geográficos, años 2002 y 2011*. 
Año 2002 Año 2011 
3.3. Evoluc...
21 
3.4. Distribución de los investigadores EJC en ALC, en países seleccionados, año 2011*. 
18,5% 
51,5% 
17% 
3,2% 
9,8%...
22 
4.2. Evolución del número de titulados de maestrías en Iberoamérica 
Cs. Naturales y Exactas Ingeniería y Tecnología C...
23 
5. INDICADORES DE PRODUCTO 
5.1. Evolución del número de publicaciones en el Science Citation Index (SCI)* 
280 
240 
...
24 
5.3. Participación de Iberoamérica en distintas bases de datos, años 2002 y 2011 
5.4. Solicitudes de patentes en país...
25 
5.5. Solicitudes de patentes por no residentes en relación al total de solicitudes*. 
86% 
76% 
92% 
99% 
84% 
95% 
Ar...
27 
1.2. RESULTADOS PISA EN IBEROAMÉRICA: 
DESEMPEÑOS SIMILARES, DISTINTOS CONTEXTOS 
FACUNDO ALBORNOZ* Y PABLO E. WARNES*...
28 
1. EL DESEMPEÑO DE LA REGIÓN EN 
EL PISA 
Los Gráficos 1, 2 y 3 muestran la evolución 
de los promedios nacionales de ...
29 
Al igual que con los gráficos anteriores, se 
observa una clara diferencia entre los países 
europeos de Iberoamérica ...
latinoamericanos estudiados posee más de 
un 1% de estudiantes notables en 
matemática (estudiantes con competencias 
avan...
2. DESEMPEÑO EDUCATIVO Y TIPO 
DE ESCUELA EN IBEROAMÉRICA 
Una manera alternativa de identificar la 
desigualdad entre gru...
32 
3. EL ACCESO ESCOLAR A 
COMPUTADORAS EN IBEROAMÉRICA 
A través del cuestionario completado por los 
estudiantes en los...
lado, en Colombia y Perú una cantidad menor 
de alumnos está fuertemente de acuerdo. 
Además, cabe destacar que en ningún ...
2.1. BIOECONOMÍA Y LOS DESAFÍOS FUTUROS. 
LA BIOTECNOLOGÍA COMO VENTANA DE 
OPORTUNIDAD PARA IBEROAMÉRICA 
GUILLERMO ANLLÓ...
46 
Este documento busca revisar aquellas áreas en las que 
la biotecnología podría brindar respuestas productivas a 
los ...
47 
Gráfico 1. Estimación de producción de cereales – 2005 a 2050 
50 
40 
30 
20 
10 
0 
-10 
-20 
-30 
-40 
América Lati...
48 
contribuya con una parte importante del PBI global7 y 
colabore a que la producción se guíe por los principios de 
des...
Tabla 1. Biotecnologías con alta probabilidad de llegar al mercado para el año 2030 según la OECD 
49 
institucional regul...
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
El estado-de-la-ciencia
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El estado-de-la-ciencia

364 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
364
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El estado-de-la-ciencia

  1. 1. EL ESTADO DE LA CIENCIA Principales Indicadores de Ciencia y Tecnología Iberoamericanos / Interamericanos 2013
  2. 2. 2 EL ESTADO DE LA CIENCIA Principales Indicadores de Ciencia y Tecnología Iberoamericanos / Interamericanos 2013 El presente informe ha sido elaborado por el equipo técnico responsable de las actividades de la Red de Indicadores de Ciencia y Tecnología -Iberoamericana e Interamericana- (RICYT), con el apoyo de colaboradores especializados en las diferentes temáticas que se presentan. El volumen incluye resultados de las actividades del Observatorio Iberoamericano de la Ciencia, la Tecnología y la Sociedad de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI). La edición de este libro cuenta con el apoyo de la Junta de Andalucía, la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Programa Iberoamericano de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo (CYTED) e incorpora resultados de actividades desarrolladas en el marco de la Cátedra UNESCO de Indicadores de Ciencia y Tecnología. Durante los años 2009 a 2012 esta edición ha contado con recursos aportados por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el desarrollo (AECID), a través del Centro de Altos Estudios Universitarios de la Organización de Estados Iberoamericanos (CAEU/OEI). Director del informe: Rodolfo Barrere Colaboradores: María Laura Trama Rodrigo Liscovsky Manuel Crespo Colaboraron también en este informe: Facundo Albornoz, Pablo Warnes, Guillermo Anlló, Mariana Fuchs, Florencia Barletta, Diana Suárez, Gabriel Yoguel, Santiago Barandiarán, María Guillermina D’Onofrio Si desea obtener las publicaciones de la RICYT o solicitar información adicional diríjase a: REDES - Centro de Estudios sobre Ciencia, Desarrollo y Educación Superior Mansilla 2698, piso 2, (C1425BPD) Buenos Aires, Argentina Tel.: (+ 54 11) 4813 0033 internos: 221 / 222 / 224 Correo electrónico: ricyt@ricyt.org Sitio web: http://www.ricyt.org Las actualizaciones de la información contenida en este volumen pueden ser consultadas en www.ricyt.org Quedan autorizadas las citas y la reproducción del contenido, con el expreso requerimiento de la mención de la fuente. diseño y diagramación: Florencia Abot Glenz obra de tapa y contratapa: Jorge Abot impresión: Artes Gráficas Integradas (AGI)
  3. 3. 7 PRÓLOGO El futuro tampoco está exento de desafíos. Durante la conferencia inaugural del IX Congreso, realizado en Bogotá, el propio Mario Albornoz señalaba algunos de los desafíos que nos toca enfrentar actualmente. Considerando el crecimiento que presentó nuestra región en la última década, incluso en años de fuerte inestabilidad internacional, afirmaba que “América Latina ha tenido una oportunidad que posiblemente se extienda algunos años más. Esta es la ocasión adecuada para pensar a largo plazo, con metas de desarrollo sustentable y equidad social. Aprovechar esa ventana de oportunidad es una tarea que involucra a la ciencia, la tecnología y la educación”. “Esta vez hay menos certidumbres y menos ejemplos para imitar. Los latinoamericanos –los iberoamericanos-habremos de aprender a pensar estrategias propias, para lo cual se requiere nueva información confiable. Aprender a reunir esa información será una tarea convocante para quienes producen indicadores en estos países. La RICYT deberá acompañar y estimular la reflexión sobre estos problemas”. Además de la información estadística recopilada a partir del relevamiento anual a los países de la región -que queda también sintetizada en el primer informe de esta publicación, “El Estado de la Ciencia en Imágenes”- los estudios que se incluyen en esta edición buscan aportar a la discusión de algunas de esas problemáticas. El papel de la educación como un elemento central para el desarrollo de la región se ve abordado en esta oportunidad desde la perspectiva comparativa de los exámenes PISA en Iberoamérica. Este artículo, a cargo de Facundo Albornoz (Universidad de San Andrés y CONICET) y Pablo Warnes (Universidad de San Andrés), presenta la información más actualizada disponible y se focaliza en desempeños que pueden resultar similares, pero que se dan en contextos distintos. Las posibilidades de desarrollo de Iberoamérica a partir de la conjunción del conocimiento científico y las recursos naturales disponibles son analizadas en el estudio de La RICYT publica una nueva edición del Estado de la Ciencia, resultado del esfuerzo conjunto de los países participantes, que ofrecen los datos estadísticos que aquí se publican, y de la activa comunidad de expertos en indicadores que participan de la red. Es producto también del respaldo de varios organismos internacionales que acompañan a la RICYT. Se trata de una red que se ha consolidado a lo largo de 18 años de trabajo en Iberoamérica. Eso se ve reflejado también en los indicadores aquí publicados. Hoy la RICYT cuenta con 48 indicadores, dentro de los cuales 25 países aportan datos de gastos y 18 países cuentan con información sobre recursos humanos. Desde la coordinación de la red se producen indicadores bibliométricos para 28 países y en el sitio web se publica información comparada de 20 encuestas de innovación de 6 países iberoamericanos. Desde sus comienzos, la articulación de una red de actores sumamente heterogéneos fue uno de los principales desafíos. Por un lado fue necesario articular los intereses y demandas de información de los organismos nacionales de ciencia y tecnología de una región con niveles de desarrollo muy diverso. Al mismo tiempo considerar y dar lugar a intereses académicos muy distintos de la comunidad de investigadores y gestores de las actividades de ciencia, tecnología e innovación iberoamericanos. También fue necesario alinear intereses de una cantidad importante de organismos internacionales que sustentaron el desarrollo de la RICYT, algunas veces con apoyo técnico y otras con respaldo económico. Dar respuesta a esos desafíos fue posible bajo el liderazgo y la coordinación de Mario Albornoz, quien tuvo la capacidad de identificar una demanda regional a mediados de los años noventa y darle una respuesta adecuada a la realidad iberoamericana, sin copiar las fórmulas de los países más desarrollados, pero sin perder de vista tampoco la inserción de la región en un contexto global. Quienes tuvimos la fortuna de compartir parte de ese trabajo podemos dar cuenta del esfuerzo que significó.
  4. 4. 8 Guillermo Anlló (IIEP-UBA/CONICET) y Mariana Fuchs. En él se señalan las potencialidades de la biotecnología, un área en el que la relación entre los productores de conocimiento y las empresas que lo aplican resulta muy cercana y en el que nuestra región cuenta con ventajas significativas. Se abre así un espacio de discusión cada vez más vigente a nivel mundial: la bioeconomía. Otro aspecto que requiere atención desde la perspectiva de los indicadores es la innovación en servicios. Este sector es muy dinámico en los países iberoamericanos pero ha quedado excluido de la mayor parte de los ejercicios de medición en la región, generando un vacío informativo importante para la toma de decisiones. El artículo de Florencia Barletta, Diana Suárez y Gabriel Yoguel (UNGS) aborda la necesaria discusión conceptual y metodológica para una correcta medición de este fenómeno. Por último, las múltiples bases de datos aparecidas en los últimos años ofrecen nuevas posibilidades en el terreno de la medición. Sin embargo también se requiere del adecuado desarrollo metodológico para obtener indicadores útiles y robustos. Uno de los casos paradigmáticos es el de las bases de CV. El artículo de Santiago Barandiarán y María Guillermina D’Onofrio (MINCYT, Argentina) pone en juego algunos de los indicadores de trayectoria que se están discutiendo para el Manual de Buenos Aires en un interesante ejercicio práctico que arroja resultados alentadores. Este libro se complementa con la información publicada por la RICYT en su sitio web (www.ricyt.org), en el cual se publican los indicadores actualizados y los contenidos surgidos de las actividades de la red. Rodolfo Barrere 1. En el apartado “Organismos y personas de enlace” se brindan las referencias a las fuentes de información en cada país. 2. En algunos casos, a falta de información más reciente, se tomaron en consideración los datos provistos en Relevamientos anteriores o en otras fuentes de información.
  5. 5. 3 ORGANISMOS Y PERSONAS DE ENLACE PAÍS CONTACTO E-MAIL ORGANISMO SIGLA ARGENTINA Jorge Robbio jrobbio@mincyt.gov.ar Ministerio de Ciencia, Tecnología MINCYT e Innovación Productiva BARBADOS Lennox Chandler ncst@commerce.gov.bb National Council of Science and NCST Technology BOLIVIA Roberto Sánchez Saravia rsanchez@minedu.gob.bo Viceministerio de Ciencia y VCYT Tecnología BRASIL Renato Baumgratz Viotti rbviotti@mct.gov.br Ministerio da Ciencia e Tecnología MCT CANADÁ Francois Rimbaud Francois.Rimbaud@ic.gc.ca Industry Canada - National IC/NRC Research Council CHILE Mauricio Zepeda Sanchez mzepeda@conicyt.cl Comisión Nacional de Investigación CONICYT Científica y Tecnológica COLOMBIA Mónica Salazar msalazar@ocyt.org.co Observatorio Colombiano de OCYT Ciencia y Tecnología COSTA RICA Eduardo Navarro Ceciliano eduardo.navarro@micit.go.cr Ministerio de Ciencia y Tecnología MICIT CUBA Jesús Chía chia@citma.cu Ministerio de Ciencia, Tecnología CITMA y Medio Ambiente ECUADOR Diego Fernando Cueva dcueva@senescyt.gob.ec Secretaría Nacional de Educación SENESCYT Ochoa Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación EL SALVADOR Doris Ruth Salinas de Alens dsalinas@conacyt.gob.sv Consejo Nacional de Ciencia CONACYT y Tecnología ESPAÑA Belén González Olmos bgolmos@ine.es Instituto Nacional de Estadística INE ESTADOS Robert E. Webber rwebber@nsf.gov National Science Foundation NSF UNIDOS GUATEMALA Miriam Ivonne Rivera ivrivera@concyt.gob.gt Consejo Nacional de Ciencia CONCYT de Lacayo y Tecnología JAMAICA Donald Miller donald.miller@opm.gov.jm National Commission on Science NCST and Technology MÉXICO Octavio Daniel Lázaro Ríos orios@conacyt.mx Consejo Nacional de Ciencia y CONACYT Tecnología NICARAGUA Saray Elizabeth Gaitán saray.gaitan@conicyt.gob.ni Consejo Nicaragüense de Ciencia CONICYT Boudot y Tecnología PANAMÁ Carlos Aguirre caguirre@senacyt.gob.pa Secretaría Nacional de Ciencia, SENACYT Tecnología e Innovación PARAGUAY Nathalie Elizabeth Alderete nalderete@conacyt.gov.py Consejo Nacional de Ciencia y CONACYT Troche Tecnología PERÚ José Luís Segovia Suárez jlsegovia@concytec.gob.pe Consejo Nacional de Ciencia y CONCYTEC Tecnología PORTUGAL José Alexandre da alexandre.paredes@dgeec.mec.pt Direcção Geral das Estatísticas da DGEEC Silva Paredes Educação e Ciência PUERTO RICO Mario Marazzi Santiago mario.marazzi@estadisticas.gobierno.pr Instituto de Estadísticas de Puerto Rico REPÚBLICA Andrés Guerrero aguerrero@seescyt.gov.do Secretaría de Estado de Educación SEESCYT DOMINICANA Superior, Ciencia y Tecnología TRINIDAD Y Sharon Parmanan sparmanan@niherst.gov.tt National Institute of Higher Education, NIHERST TOBAGO Research, Science and Technology URUGUAY Ximena Usher xusher@anii.org.uy Agencia Nacional de Investigación ANII e Innovación VENEZUELA Jerónimo Quintero jquintero@oncti.gob.ve Observatorio Nacional Ciencia, ONCTI Tecnología e Innovación
  6. 6. 1. EL ESTADO DE LA CIENCIA
  7. 7. 10
  8. 8. 11 1.1. EL ESTADO DE LA CIENCIA EN IMÁGENES En el caso de los indicadores de recursos humanos, los valores se presentan en Equivalencia a Jornada Completa (EJC). Se trata de la suma de las dedicaciones parciales a la investigación durante el año, divididas por el número de horas de una dedicación completa a la I+D. La medición en EJC es de particular importancia en sistemas de ciencia y tecnología en los que el sector universitario tiene una presencia preponderante, como es el caso de los países de América Latina, dado que los investigadores dedican una parte de su tiempo a la I+D y otra a la docencia o la transferencia. Para la medición de los resultados de la I+D, se presentan datos acerca de publicaciones científicas y de patentes. Este informe contiene información de bases de datos multidisciplinarias, como Science Citation Index y Pascal, así como también de bases de datos especializadas en diferentes áreas temáticas. En el caso de las patentes, como uno de los productos que refleja el desarrollo tecnológico, se presenta información obtenida de las oficinas de propiedad industrial de cada uno de los países iberoamericanos. Para facilitar la comparación, algunos de los gráficos que se presentan están diseñados en base al año 2002=100. Para ello, se han igualado los valores iniciales de las series (los que corresponden al año 2002) y se trazaron - a partir del año base- sus tasas de evolución, permitiendo así comparar series con valores absolutos de inversión o cantidad de recursos humanos muy dispares. Por último, en el anexo de este volumen, se encuentran las definiciones de cada uno de los indicadores que se utilizan tanto en este resumen gráfico como en las tablas que se presentan en la última sección del libro. Como ya es costumbre, el Estado de la Ciencia comienza con un primer informe gráfico acerca de las principales tendencias de los indicadores de ciencia y tecnología de América Latina y el Caribe (ALC) e Iberoamérica, en el contexto global. Los gráficos que siguen constituyen un resumen descriptivo de los indicadores que conforman la base de datos de la RICYT y que pueden ser consultados en las tablas de la última sección de este volumen o en el sitio www.ricyt.org. A continuación, se detallan algunas cuestiones técnicas respecto a su construcción. Los valores correspondientes a los países de Iberoamérica son obtenidos de la base de datos de la RICYT la cual contiene la información brindada por los Organismos Nacionales de Ciencia y Tecnología de cada país a través del relevamiento anual sobre actividades científicas y tecnológicas que realiza la red. En el caso de los países de la Unión Europea, los de Asia y África se utilizan las bases de datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (http://www.oecd.org) y la del Instituto de Estadísticas de la Unesco (http://www.uis.unesco.org). La mayoría de los gráficos toma como período de referencia los diez años comprendidos entre el 2002 y el 2011, siendo éste el último año para el cual se dispone de información en la mayoría de los países. Los valores relativos a inversión se encuentran expresados en Paridad de Poder de Compra (PPC), con el objetivo de evitar las distorsiones generadas por las diferencias del tipo de cambio en relación al dólar. En el caso de los países de Iberoamérica y el Caribe se han tomado los índices de conversión publicados por el Banco Mundial.
  9. 9. 12 PRINCIPALES EVIDENCIAS El contexto económico La economía de los países de América Latina y el Caribe (ALC) continuó en proceso de expansión, luego de la caída como producto de la crisis económica de 2008. Su crecimiento entre 2010 y 2011 fue uno de los más acelerados del mundo, sólo superado por el bloque asiático. La inversión en I+D La inversión en I+D para ALC en 2011 alcanzó casi los 44 mil millones de dólares (medidos en PPC), lo cual implicó duplicar los valores con los que inició la serie en 2002. El impacto de la crisis sólo se observó en una leve desaceleración en 2009, explicada principalmente por Brasil y México. El panorama en Iberoamérica es algo diferente, dado que la crisis se notó de forma mucho más cruda en España y Portugal. Ambos países (que explican el 35% del bloque) tuvieron un descenso en su inversión en I+D, cercano al 5%. De todas formas, a lo largo de diez años, ALC e Iberoamérica sólo aparecen detrás de Ásia en tasa de crecimiento, replicando la tendencia del PBI. Sin embargo, no hay que perder de vista que la inversión de ALC en I+D para 2011 representó tan sólo el 3,2% del total mundial. Entre los países latinoamericanos y caribeños existe también un fuerte fenómeno de concentración. En 2011, Brasil representó el 63% de la inversión de ALC, México el 18% y Argentina el 11%. Sólo entre esos tres países alcanzan el 92% de la inversión total del bloque. En 2011 el conjunto de países latinoamericanos y caribeños realizó una inversión equivalente al 0,78% del producto bruto regional. Con la excepción de Brasil, todos los países presentaron valores por debajo de la media latinoamericana. Iberoamérica invierte el 0,93% de su producto bruto en I+D gracias al esfuerzo de Portugal y España con 1,49% y 1,33%, respectivamente. Comparativamente, la inversión de ALC e Iberoamérica continúa siendo marcadamente inferior a la inversión realizada, por ejemplo, por el conjunto de países que conforman la Unión Europea, que destinan el 1.95% de su PBI a la I+D. Una característica distintiva de los países de ALC es la baja participación del sector empresas en el financiamiento de la I+D. Si bien se ha registrado un cierto incremento desde 2002, evolucionado desde el 39% de la inversión total en I+D en ese año, a casi el 42% del total alcanzado en 2011, los valores están por debajo de la Unión Europea o de EEUU y Canadá, con un 53% y 59% respectivamente. Investigadores y tecnólogos La evolución del número de investigadores, tanto de Iberoamérica como de ALC, ha seguido una evolución semejante a la de la inversión en I+D en el transcurso del decenio. Así la cantidad de investigadores y tecnólogos de Iberoamérica aumentó un 73% habiendo superado el total de 450.000 personas en EJC en 2011. En ALC creció un 71% habiendo registrado más de 271.000 investigadores y tecnólogos en 2011. La proporción de los investigadores en EJC de ALC, en relación al total mundial, alcanzó en 2011 un porcentaje del 3,8%. Se trata de un valor algo superior a la participación regional en la inversión mundial en I+D, que fue en ese año del 3,2%. La marcada concentración de los recursos en pocos países de ALC se replica con los investigadores y tecnólogos. En 2011, Brasil concentraba más de la mitad de los investigadores y tecnólogos en EJC de la región. Si además se agrega a México, Argentina y Colombia, se alcanza al 93% del número total de los investigadores de la región.
  10. 10. 13 Graduados Las ciencias sociales continúan siendo las más elegidas por los estudiantes de grado en Iberoamérica y por lo tanto las que registran el mayor número de graduados con un crecimiento constante a lo largo del decenio. En 2011 más del 55% de los titulados de grado provenían de estas áreas. En el caso de los graduados en maestrías, el predominio de las ciencia sociales aparece matizado por el aumento en el número de graduados en humanidades, seguidos por de los graduados en ingeniera y tecnología y ciencias médicas. En los últimos 10 años, el número total de graduados de doctorados en Iberoamérica ha tenido un crecimiento del 87%. A diferencia del caso de los titulados de grado y de maestría, la mayor cantidad de graduados de doctorado corresponde a humanidades seguido de las ciencias sociales y ciencias naturales y exactas. Publicaciones Entre 2002 y 2011 se duplicó la cantidad de artículos publicados en revistas científicas registradas en el Science Citation Index (SCI) por autores de ALC. El crecimiento del número de autores latinoamericanos se explica, en parte, por un aumento de la presencia de revistas regionales en la colección de esta base. De todas formas, destaca una vez más el crecimiento de Brasil que supera el 140% de crecimiento en esta serie. El crecimiento de la producción científica local se registra en todas las bases de datos internacionales. En promedio, en todas estas bases se observó un crecimiento del 1,8% en la década analizada, aunque en SCI, PASCAL y MEDLINE superó el 2,2%. De esta forma queda en evidencia el crecimiento sostenido del aporte regional a la producción científica de la “corriente principal”. Patentes El volumen de las solicitudes de patentes varía considerablemente entre países, reflejando en buena medida el interés de los mercados locales en la comercialización de los productos que se busca proteger, aunque también se ve influenciado por las características de los sistemas locales de protección intelectual. Mientras la cantidad de solicitudes en Brasil creció un 57% entre 2002 y 2011, las solicitudes en México lo hicieron en un 8% y en Argentina sufrieron una leve disminución del 1%. En Iberoamérica el 95% de las solicitudes de patentes corresponde a no residentes, principalmente a empresas extranjeras protegiendo productos en los mercados de la región. Para 2011, España es el país en el que este fenómeno es más marcado, con un 99% del total de las solicitudes en manos de no residentes. En México ese valor alcanza al 92% y en Argentina al 86%. Uno de los valores más bajos de ALC lo obtiene Brasil, donde el 76% de las solicitudes corresponden a no residentes.
  11. 11. 1. EL CONTEXTO ECONÓMICO 1.1. Evolución del PBI en PPC por bloques geográficos. La inversión en I+D para ALC en 2011 alcanzó casi los 44 mil millones de dólares (medidos en PPC), lo cual implicó duplicar los valores con los que inició la serie en 2002. La línea de evolución de inversión en I+D de Iberoamérica, que incluye a España y Portugal muestra un crecimeinto menor al de ALC en los últimos tres años. Esto se debe a que ambos países tuvieron un leve descenso en su inversión en I+D. 14 La evolución de la economía mundial mostró una tendencia positiva desde el 2002 hasta el 2008, año marcado por la crisis económica a nivel mundial que se vio reflejada en la caída de la evolución del PBI de la Unión Europea, EEUU y Canadá y ALC en ese mismo año. A partir de entonces, la mejora de los niveles de crecimiento del PBI presentó variaciones según la región, siendo la Unión Europea el bloque regional que mostró una recuperación más paulatina. 220 200 180 160 140 120 100 80 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 evolución porcentual (%), 2002 año base Unión Europea Asia Oceanía EEUU y Canadá ALC 2. RECURSOS ECONÓMICOS DEDICADOS A CIENCIA Y TECNOLOGÍA 2.1. Inversión en I+D de ALC e Iberoamérica en PPC, años 2002-2011. 80000 70000 60000 50000 40000 30000 20000 10000 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 Millones de dólares corrientes en PPC Iberoamérica ALC
  12. 12. 15 2.2. Evolución de la Inversión en I+D en PPC por bloques geográficos. Si comparamos la evolución de la inversión en I+D de ALC e Iberoamérica con el resto de bloques geográficos observamos que ambas trayectorias han tenido un desempeño muy destacado. En el decenio analizado en este informe, el crecimiento de este indicador para ALC e Iberoamérica superó el 110% - porcentaje tan solo superado por Asia con una evolución del 140%. Por su parte, y a pesar de que su inversión en términos nominales es considerablemente superior, la evolución de la inversión en el resto de bloques de los países desarrollados presenta valores más moderados aunque sostenidos a lo largo de la serie como el caso de Estados Unidos y Canadá. 260 240 220 200 180 160 140 120 100 80 Iberoamérica ALC EEUU y Canadá Asia Unión Europea 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 evolución porcentual (%), año base 2002 2.3. Distribución de la inversión mundial en I+D en PPC, por bloques geográficos. Año 2011* 39,1% 2,7% Año 2002 30,7% 25,2% 1,4% 0,9% 33,7% 3,2% 1,8% 0,7% EEUU y Canadá Unión Europea Asia ALC Oceanía Africa 32,4% 28,3% * O último año disponible. En este caso se advierte que más allá de los esfuerzos realizados en incrementar la inversión en I+D, el aporte de ALC a la inversión mundial continúa siendo bajo. Durante toda la serie representó el 3% del total mundial invertido, comenzando con un 2,7% en 2002 y finalizando con el 3,2% en 2011. También se observa un marcado detrimento de la participación de la Unión Europea y de Estados Unidos junto a Canadá, a raíz del crecimiento asiático impulsado por la inversión realizada por Israel, Japón y China, principalmente.
  13. 13. Entre los países que más invierten en I+D en Iberoamérica (medido en PPC) se destaca Brasil, país que desde el año 2004 inició un proceso de crecimiento acelerado de su inversión llegando a casi duplicar el valor con el que inició la serie con una inversión de 27,69 mil millones de dólares. Argentina tuvo un desempeño de crecimiento sostenido durante los diez años y para 2011 registró una inversión de 4,63 mil millones de dólares. México también mostró una evolución positiva y sostenida de su inversión en I+D a lo largo del tiempo, con un salto en 2010 al invertir 21% más que en 2009. España, por su parte, comenzó a disminuir su inversión en I+D desde 2008, terminando la serie con un valor de 19,7 mil millones de dólares, producto de la crisis económica que afecta al país. 16 2.4. Evolución de la inversión en I+D en PPC, en países seleccionados. 30000 25000 20000 15000 10000 2.5. Evolución de la inversión en I+D en PPC en países seleccionados. Este gráfico muestra la evolución porcentual de la inversión en I+D de los cuatro países iberoamericanos seleccionados. Se puede observar claramente el esfuerzo realizado por Argentina en los últimos 10 años, al cuadruplicar la inversión con la que inicia la serie. La trayectoria del crecimiento de inversión de Brasil también ha sido ascendente durante todo el periodo y desde 2010 llega a superar los niveles de crecimiento de España. México, por su parte, en 2011 mostró un crecimiento moderado con respecto a lo invertido en 2010. 5000 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 Millones de dólares corrientes en PPC Argentina Brasil España México 380 330 280 230 180 130 80 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 evolución porcentual (%), año base 2002 Argentina Brasil España México
  14. 14. Al analizar la evolución de la participación de los países latinoamericanos en la inversión regional en I+D, se puede observar una evolución positiva de Argentina quien pasó de representar el 6% del total de ALC en 2002 al 11% en 2011. La participación de Brasil superó el 60% del total de la inversión durante toda la serie, mientras México rondó el 20%. 17 2.6. Evolución de la participación en la Inversión en I+D de ALC (PPC). 10% 10% 11% 9% 9% 7% 8% 8% 8% 8% 6% 6% 7% 8% 9% 8% 8% 9% 10% 11% 21% 22% 22% 21% 20% 18% 18% 17% 19% 18% 2.7. Inversión en I+D en relación al PBI por regiones y países seleccionados, año 2011*. 0,19 0,48 0,46 0,45 Israel Corea Finlandia Japón Alemania EEUU Francia Unión Europea China Reino Unido Canadá Portugal España Brasil Iberoamérica ALC Argentina Costa Rica México Chile Uruguay Panamá * O último dato disponible. En 2011 el conjunto de países latinoamericanos y caribeños realizó una inversión que constituye el 0,78% del producto bruto regional. Con la excepción de Brasil, todos los países de la región presentaron valores por debajo de la media latinoamericana. El resto de los países latinoamericanos invirtieron menos del 0,5% de sus productos en I+D, con excepción de Argentina quien presentó una inversión equivalente al 0,65 %. Iberoamérica invierte el 0,93% de su producto bruto en I+D gracias al esfuerzo de Portugal y España con 1,49% y 1,33%, respectivamente. Comparativamente, la inversión de ALC e Iberoamérica continúa siendo inferior a la inversión realizada, por ejemplo, por el conjunto de países que conforman la Unión Europea, que destinan el 1.95% de su PBI a la I+D. 21% 22% 22% 21% 20% 18% 18% 17% 19% 18% 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 Brasil México Argentina Resto de ALC 0,06 0,43 1,49 1,95 4,03 Paraguay 0,78 0,65 0,93 1,33 1,21 1,84 1,77 1,74 2,24 2,88 2,84 3,39 3,78 4,38
  15. 15. 18 2.8. Inversión en I+D en relación al PBI por bloques geográficos, años 2002 y 2011*. 2,73 2,66 2,60 2,58 1,85 1,95 2002 2011 Asia EEUU y Canadá Unión Europea ALC * O último dato disponible 2.9. Inversión en I+D con relación al PBI en algunos países de Iberoamérica, años 2002 y 2011. 0,67 1,33 0,99 0,98 0,53 0,78 2002 2011 0,39 0,39 1,21 0,65 0,46 1,52 0,73 0,93 Iberoamérica España Brasil Portugal Argentina México La relación entre la inversión en I+D y el PBI de los países de ALC pasó de una equivalencia del 0,53% en el año 2002 al 0,78% en 2011. A nivel mundial, Asia ha desplazado a Estados Unidos y Canadá de la cabecera en la relación entre inversión en I+D y su PBI. Los países asiáticos registraron en 2011 una versión equivalente al 2,73% del PBI regional mientras que Estados Unidos y Canadá registraron un menor crecimiento equivalente al 2,66% de su producto. Este cambio de liderazgo se debe a que el ritmo de crecimiento de la inversión en I+D en ambos países no acompañó al del PBI. Por su parte, en la Unión Europea la relación entre la inversión en I+D y el PBI muestra un crecimiento del 1,85% en 2002 al 1,95% en 2011. Si se observa el comportamiento de la relación entre la inversión en I+D y el PBI del conjunto de países de Iberoamérica seleccionados se puede apreciar que Portugal es el que presenta un mayor crecimiento de este indicador entre 2002 y 2011, pasando de 0,73% al 1,52%. De la misma forma, España también experimentó un notable crecimiento de su gasto en I+D en relación su PBI durante el decenio aunque registró una caída en este porcentaje del 1,39% en 2010 al 1,33% en 2011. Por su parte, Brasil pasó de invertir en I+D el 0,98% al 1,21%. En conjunto, estos tres países han tenido una fuerte influencia en el crecimiento de este indicador para Iberoamérica que alcanzó el 0,93% del PBI regional en 2011.
  16. 16. 19 2.10. Participación de empresas en la inversión en I+D por bloques geográficos, años 2002 y 2011*. 55% 65% 42% 2002 2011 39% 53% 59% 41% 42% Unión Europea EEUU y Canadá Iberoamérica ALC * O último año disponible. La participación del sector empresas en los países de ALC ha evolucionado desde el 39% del total de la inversión en I+D realizada en 2002 al 42% del total en 2011, siendo el único bloque geográfico que ve incrementada la participación de las empresas en su inversión. En Iberoamérica el porcentaje prácticamente no ha tenido variaciones aunque se debe destacar que en 2006 este indicador alcanzó el 45% del total de la región. Iniciando la serie con un porcentaje del 65%, a partir de 2007 la participación de las empresas de Estados Unidos y Canadá ha venido mostrando una tendencia declinante. En 2011 este porcentaje cayó más de cinco puntos porcentuales y se ubicó en 59%. En la Unión Europea también es posible observar una tendencia declinante aunque más moderada. Con un financiamiento por parte de las empresas que superó siempre el 50%, en 2011 el porcentaje no ha experimentado variaciones con respecto a los dos años anteriores y se ha vuelto a situar en el 53% aunque menor con respecto a 2002. 3. RECURSOS HUMANOS DEDICADOS A CIENCIA Y TECNOLOGÍA 3.1. Evolución del número total de investigadores EJC en ALC e Iberoamérica. 500000 450000 400000 350000 300000 250000 200000 150000 100000 50000 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 cantidad de investigadores y becarios EJC ALC Iberoamérica La evolución del número de investigadores, tanto de Iberoamérica como de ALC, ha seguido una evolución semejante a la de la inversión en I+D en el transcurso del decenio. Así la cantidad de investigadores y tecnólogos de Iberoamérica aumentó un 73% habiendo superado el total de 450.000 personas en EJC en 2011. El capital humano en ciencia y tecnología en ALC creció un 71% habiendo registrado más de 271.000 investigadores y tecnólogos en 2011.
  17. 17. 20 3.2. Distribución de investigadores en EJC por bloques geográficos, años 2002 y 2011*. Año 2002 Año 2011 3.3. Evolución del número total de investigadores EJC en países seleccionados. 160000 140000 120000 100000 80000 60000 40000 20000 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 evolución porcentual (%), año base 2002 Argentina Brasil Colombia México 35,3% 31,5% 26,3% 2,9% 2,6% 1,5% 39,9% 30,5% 22,0% 3,8% 2,3% 1,6% Asia Unión Europea EEUU y Canadá ALC Africa Oceanía * O último dato disponible. A lo largo de estos diez años, la proporción de investigadores en EJC de ALC creció notablemente y alcanzó su máximo porcentaje de participación con el 3,8% del total mundial en 2011. Además, se observa un notable crecimiento del capital humano en ciencia y tecnología por parte de Asia con valores cercanos al 40% del total en detrimento de la participación de EEUU y Canadá y la Unión Europea. El número total de investigadores en EJC de Brasil ha experimentado un fuerte crecimiento a lo largo del decenio en análisis, comenzando la serie con un poco más de 82 mil investigadores y finalizando con casi un 80% más. Argentina, por su parte, muestra un crecimiento sostenido, acompañando la evolución de su inversión en I+D. En el caso de México existen algunos altibajos, pero desde 2006 el país mantiene volúmenes muy similares a los de Argentina. Por último, la cantidad de investigadores en Colombia pasa de alrededor de 5200 a 8600 investigadores.
  18. 18. 21 3.4. Distribución de los investigadores EJC en ALC, en países seleccionados, año 2011*. 18,5% 51,5% 17% 3,2% 9,8% Argentina Brasil Colombia México Resto de ALC * O último año disponible. 4. FLUJO DE GRADUADOS 4.1. Evolución del número de titulados de grado en Iberoamérica. 1400000 1200000 1000000 800000 600000 400000 200000 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 cantidad de títulos de grado Cs. Naturales y Exactas Ingeniería y Tecnología Ciencias Médicas Ciencias Agrícolas Ciencias Sociales Humanidades La distribución de los recursos humanos en ciencia y tecnología en ALC sigue una pauta similar al de la inversión en I+D (ver gráfico 2.6). En 2011 Brasil continúa concentrando más de la mitad de los investigadores y tecnólogos en EJC de la región. Cuatro países – Brasil, Argentina México y Colombia – aportan el 90% del capital humano en ciencia y tecnología mientras que el 10% restante se distribuye entre los demás países latinoamericanos. Las ciencias sociales continúan siendo las más elegidas por los estudiantes de grado en Iberoamérica y por lo tanto las que registran el mayor número de graduados con un crecimiento constante a lo largo del decenio. En 2011 más del 55% de los titulados de grado provenían de estas áreas. Por el contrario, el número de graduados en ciencias agrícolas, así como en ciencias naturales y exactas se ha mantenido prácticamente sin modificaciones. Por último, cabe destacar el crecimiento leve que se viene produciendo en los últimos años en las ciencias médicas así como en ingeniera y tecnología en la región.
  19. 19. 22 4.2. Evolución del número de titulados de maestrías en Iberoamérica Cs. Naturales y Exactas Ingeniería y Tecnología Ciencias Médicas En el caso de los graduados en maestrías, el Ciencias Agrícolas Ciencias Sociales Humanidades predominio de las ciencia sociales aparece matizado por el aumento en el número de 70000 graduados en humanidades, seguidos por de 60000 los graduados en ingeniera y tecnología y ciencias médicas. La cantidad de graduados de 50000 maestrías en Iberoamérica prácticamente se ha triplicado con respecto a 2002. 40000 30000 20000 4.3. Evolución del número de doctores en Iberoamérica 8000 7000 6000 5000 4000 3000 2000 1000 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 cantidad de títulos de doctorados Cs. Naturales y Exactas Ingeniería y Tecnología Ciencias Médicas Ciencias Agrícolas Ciencias Sociales Humanidades 10000 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 cantidad de títulos de maestrías En los últimos 10 años, el número total de graduados de doctorados en Iberoamérica ha tenido un crecimiento del 87%. A diferencia del caso de los titulados de grado y de maestría, la mayor cantidad de graduados de doctorado corresponde a humanidades seguido de las ciencias sociales y ciencias naturales y exactas. Cabe aclarar que las trayectorias de titulados por disciplinas de Iberoamérica se modificó respecto a lo informado en publicaciones anteriores. A principios del 2013, el Ministério da Ciência e Tecnologia (MCT) de Brasil informó nuevos datos para las series de titulados de grado, maestrías y doctorados desde los años 1998 al 2011. Si bien el número total de doctorados no se vio afectado, sí se modificaron los valores por disciplina. La diferencia fundamental respecto a los datos informados en relevamientos anteriores, consistió en una menor cantidad de titulados en ciencias naturales y exactas y un crecimiento en los titulados de humanidades. Consecuentemente, los valores de graduados en éstas disciplinas para Iberoamérica también se vieron afectados.
  20. 20. 23 5. INDICADORES DE PRODUCTO 5.1. Evolución del número de publicaciones en el Science Citation Index (SCI)* 280 240 200 160 120 5.2. Publicaciones en la base SCI en relación al número de investigadores en EJC 35 30 25 20 15 10 5 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 Publicaciones en SCI cada 100 investigadores EJC ALC Iberoamérica 80 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 evolución porcentual (%), año base 2002 Argentina Brasil España EEUU México ALC Total En los años comprendidos en esta serie, la cantidad de artículos publicados en revistas científicas registradas en el Science Citation Index (SCI) por autores de ALC creció un 109%. El crecimiento del número de autores latinoamericanos se explica, en parte, por un aumento de la presencia de revistas regionales en la colección de esta base. De todas formas, destaca una vez más el crecimiento de Brasil que supera el 140% de crecimiento en esta serie. Con todo, es necesario advertir que las diferentes tasas de crecimiento están relacionadas directamente con el volumen de la producción científica de cada país o grupo regional, ya que Estados Unidos es el líder mundial en este indicador y por ello su tasa de crecimiento muestra una evolución más estable. El crecimiento de las publicaciones de ALC observado en el gráfico anterior acompaña la evolución de la inversión y de los recursos humanos en estos años. Tanto para el caso de ALC como para Iberoamérica, la relación entre las publicaciones y el número de investigadores se ha mantenido relativamente constante durante los años que ocupa esta serie. Si bien es posible observar un marcado crecimiento, a partir de 2005, las publicaciones de estos países han oscilado entre las 20 y 29 por cada 100 investigadores en EJC.
  21. 21. 24 5.3. Participación de Iberoamérica en distintas bases de datos, años 2002 y 2011 5.4. Solicitudes de patentes en países seleccionados. 35000 30000 25000 20000 15000 10000 5000 SCI 12% 10% 8% 6% 4% 2% 0% Pascal 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 Cantidad de solicitudes, en miles Argentina Brasil México INSPEC BIOSIS COMPENDEX MEDLINE CAB 2002 La participación de autores pertenecientes a 2011 países de Iberoamérica en las bases de datos bases CAB (Ciencias Agrícolas), SCI (Multidisciplinaria), BIOSIS (Biología), PASCAL (Multidisciplinaria), MEDLINE (Salud), Compendex (Ingeniería) e Inspec (Física) ha aumentado considerablemente en el decenio analizado. En promedio, en todas estas bases se observó un crecimiento del 1,8% en la década analizado, aunque en SCI, PASCAL y MEDLINE superó el 2,2%. De esta forma queda en evidencia el crecimiento sostenido del aporte regional a la producción científica de la “corriente principal”. En este gráfico se ilustra el número de solicitudes de patentes de los 3 países de que concentran la mayor participación en la inversión de I+D de ALC. Mientras la cantidad de solicitudes en Brasil creció un 57% entre 2002 y 2011, las solicitudes en México lo hicieron en un 8% y en Argentina sufrieron una leve disminución del 1%.
  22. 22. 25 5.5. Solicitudes de patentes por no residentes en relación al total de solicitudes*. 86% 76% 92% 99% 84% 95% Argentina Brasil México España ALC Iberoamérica * 2011 o último año disponible. Resulta interesante analizar estos valores de acuerdo al lugar de residencia de los solicitantes. Así, se observa que en Iberoamérica el 95% de las solicitudes de patentes corresponde a no residentes, principalmente a empresas extranjeras protegiendo productos en los mercados de la región. Para el 2011, España es el país en el que este fenómeno es más marcado, con un 99% del total de las solicitudes en manos de no residentes. En México ese valor alcanza al 92% y en Argentina al 86%. Uno de los valores más bajos de ALC lo obtiene Brasil, donde el 76% de las solicitudes corresponden a no residentes. En conjunto, las solicitudes de no residentes alcanzan al 95% en Iberoamérica y al 84% en ALC.
  23. 23. 27 1.2. RESULTADOS PISA EN IBEROAMÉRICA: DESEMPEÑOS SIMILARES, DISTINTOS CONTEXTOS FACUNDO ALBORNOZ* Y PABLO E. WARNES** INTRODUCCIÓN En este capítulo damos cuenta del desempeño de los países iberoamericanos en la evaluación estandarizada a estudiantes de 15 años que realiza la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) a través del PISA (Programme for International Student Assesment). Más allá de los debates sobre su relevancia, el PISA permite estudiar la acumulación de una serie de capacidades en las áreas de lectura, matemática y ciencias. Más relevante aún para nuestro propósito, el PISA brinda información comparable entre países, y a lo largo del tiempo, sobre el ambiente, los medios y las características del alumnado y sus profesores. De esta manera, el PISA va más allá de calificar y clasificar a los países de acuerdo a un test de conocimientos y otorga al investigador y hacedor de política una herramienta para identificar debilidades en el proceso de aprendizaje y detectar cambios en el comportamiento de los distintos actores que componen el sistema educativo. En la primera parte de este trabajo se analiza, para los países iberoamericanos que participaron del PISA, la evolución de los resultados en las tres disciplinas mencionadas tanto en sus valores promedio como en los porcentajes de estudiantes con alto y bajo desempeño. En la segunda parte se brinda información que permite verificar cómo la desigualdad material condiciona el desempeño educativo. Más allá de la particularidad de cada caso, es posible mostrar que la desigualdad material se refleja en desigualdad educativa y que ésta se manifiesta en peores desempeños a nivel de los países. Un canal en que la desigualdad económica deriva en desigualdad educativa es a través del acceso a escuelas privadas y en cómo éstas conllevan mejores resultados educativos. La tercera parte de este trabajo muestra el peso relativo de la escuela privada para cada país de Iberoamérica que accedió a la evaluación del PISA y determina si el tipo de escuela impone diferentes desempeños promedios. La cuarta parte del trabajo se concentra en el acceso a tecnologías por parte de los estudiantes. La posesión de computadoras introduce una fuente de heterogeneidad muy fuerte entre los distintos países de la región y entre estudiantes de escuelas públicas y privadas. Se identifican países con gran acceso a computadoras por parte de los estudiantes y pequeñas diferencias generadas por el distinto tipo de escuelas como en los casos de España, Portugal, Argentina Uruguay y Chile. Otros países como Brasil, México y Perú tienen relativamente menos estudiantes propietarios de computadoras y reflejan fuertes disparidades entre quienes van a escuelas privadas y públicas. El hecho de que ambos grupos contengan países con similares niveles de ingreso y desempeños educativos sugiere que los diferentes niveles de propiedad de computadoras pueden estar vinculados a acciones de política educativa. Este trabajo culmina mostrando cómo los estudiantes perciben que su educación puede potenciar sus oportunidades laborales futuras. Esta es la única dimensión en que las diferencias entre la región ibérica y la latinoamericana se diluyen. En general, el 60% de los estudiantes iberoamericanos considera que la escuela ayuda a obtener trabajo. Este valor es menor al promedio de la OCDE (90%) y a varios países avanzados como Alemania (84%) y Estados Unidos (93%). El resultado es consistente con el hecho de que no sólo el nivel de desarrollo afecta las expectativas asociadas a la educación, sino que también éstas se ven afectadas por las situaciones de alto desempleo como las experimentadas en España y Portugal durante estos últimos años. * Universidad de San Andrés – CONICET ** Universidad de San Andrés
  24. 24. 28 1. EL DESEMPEÑO DE LA REGIÓN EN EL PISA Los Gráficos 1, 2 y 3 muestran la evolución de los promedios nacionales de los resultados de los exámenes PISA en matemática, lectura y ciencia en los diferentes años en los que se realizó (2000, 2003, 2006, 2009 y 2012) para los países iberoamericanos que participaron en el programa de evaluación. Se pueden observar dos grupos claros de países que convergen entre sí a rangos de valores similares. Por un lado, debido a una mejora sistemática de Portugal y al poco cambio de los resultados agregados en España, estos dos países convergieron a valores cercanos al promedio de los países de la OCDE (500 para todos los años salvo para el 2012 donde el promedio en matemática de la OCDE fue estandarizado a 494). Por otro lado, el resto de los países iberoamericanos (los países latinoamericanos) muestran una dinámica de convergencia hacia valores entre 400 y 450 en lectura y ciencia, y entre 370 y 420 en matemática. Dentro de esta dinámica general de convergencia existen trayectorias muy diferentes, desde el caso de Perú que posee un resultado promedio en matemática de 292 en el 2000 y aumenta hasta alcanzar el valor de 368 en el 2009 y mantenerlo en el 2012, hasta casos como los de Argentina y Uruguay cuyos resultados prácticamente no se modifican entre el 2000 y el 2012 (aunque sí sufren una ligera caída en el 2006 y posterior recuperación en el 2009). Se puede observar además que el fenómeno de convergencia se dio con mucha mayor velocidad hasta el 2009, mientras que entre el 2009 y el 2012 en todos los casos pareciera haberse estancado el crecimiento. Por fuera de la dinámica de los promedios agregados a nivel nacional es relevante observar la distribución de resultados dentro de cada país. Para ello recurrimos a una clasificación de niveles de competencia realizada por la OCDE, que establece puntajes mínimos asociados a capacidades que los alumnos con esos resultados deberían tener en cada disciplina. La Tabla 1 muestra el porcentaje de alumnos en cada par de niveles de competencia en matemática (se agregaron de a dos los niveles de competencia para facilitar la legibilidad), según los resultados del PISA 2012.1 Gráfico 1. Evolución resultados promedio PISA en matemáticas 550 500 450 400 350 300 250 Costa Rica Argentina Brasil Colombia Chile España Perú México Portugal Uruguay 1998 2000 2002 2004 2006 2008 2010 2012 2014 Valores promedio Años Evolución en el tiempo de los resultados promedio por país de PISA matemática, para los países de Iberoamérica que participaron en PISA al menos una vez. Fuente: Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), 2012. Gráfico 2. Evolución resultados promedio PISA en lectura 550 500 450 400 350 300 250 Costa Rica Argentina Brasil Colombia Chile España Perú México Portugal Uruguay 1998 2000 2002 2004 2006 2008 2010 2012 2014 Valores promedio Años Evolución en el tiempo de los resultados promedio por país de PISA lectura, para los países de Iberoamérica que participaron en PISA al menos una vez. Fuente: Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), 2012. 1. Los resultados son cualitativamente equivalentes para las otras dos disciplinas testeadas.
  25. 25. 29 Al igual que con los gráficos anteriores, se observa una clara diferencia entre los países europeos de Iberoamérica y los americanos. España y Portugal poseen una distribución de alumnos según competencias muy similar a la del promedio de los países desarrollados, mientras que los países americanos poseen, en el mejor de los casos, 2,75 veces los alumnos por debajo del nivel mínimo de competencia (en el caso de Chile) y, en el peor de los casos, 5,87 veces el porcentaje de alumnos por debajo de ese nivel (en Perú) con respecto al promedio de la OCDE. Esto significa que en países como Perú, Colombia o Brasil, según los datos de PISA 2012, el 47%, 41,6% y 35,2% de los alumnos escolarizados de 15 años son incapaces de llevar a cabo de forma exitosa las tareas más elementales que evalúa el PISA en matemática. Esto es, son incapaces de identificar la información y llevar a cabo procedimientos rutinarios siguiendo instrucciones directas en situaciones explícitas; no saben responder a preguntas relacionadas con contextos cotidianos, en los que se explicita toda la información relevante y las preguntas están claramente definidas y no pueden realizar acciones obvias que se deducen inmediatamente de los estímulos presentados. Por otro lado, a excepción de Chile y Uruguay, ninguno de los países Gráfico 3. Evolución resultados promedio PISA en ciencia 550 500 450 400 350 300 250 Costa Rica Argentina Brasil Colombia Chile España Perú México Portugal Uruguay 1998 2000 2002 2004 2006 2008 2010 2012 2014 Valores promedio Años Evolución en el tiempo de los resultados promedio por país de PISA ciencia, para los países de Iberoamérica que participaron en PISA al menos una vez. Fuente: Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), 2012. Tabla 1. Desempeño en PISA matemáticas según niveles de competencia Sistema educativo Menor a nivel 1 (%) Niveles 1 y 2 (%) Niveles 3 y 4 (%) Niveles 5 y 6 (%) Promedio OCDE 8 37,5 41,9 12,6 España 7,8 40,7 43,6 8 Portugal 8,9 38,8 41,7 10,6 Chile 22 54,8 21,6 1,6 México 22,8 59,7 16,8 0,6 Costa Rica 23,6 63 12,7 0,5 Uruguay 29,2 49,5 19,8 1,3 Argentina 34,9 53,8 11 0,3 Brasil 35,2 52,3 11,8 0,7 Colombia 41,6 50 8 0,3 Perú 47 43,7 8,8 0,5 Porcentaje de alumnos cuyos resultados en matemática en PISA 2012 no alcanzan el nivel 1 de competencia, porcentaje de alumnos que alcanzan los niveles 1 o 2 de competencia, niveles 3 o 4 y niveles 5 o 6, por país (además del promedio para la OCDE), para los países de Iberoamérica que participaron en PISA 2012. Fuente: Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), 2012.
  26. 26. latinoamericanos estudiados posee más de un 1% de estudiantes notables en matemática (estudiantes con competencias avanzadas) y aún Chile y Uruguay están muy por debajo de los valores de España y Portugal con respecto a la proporción de alumnos notables. 1. DESEMPEÑO EDUCATIVO Y RIQUEZA MATERIAL EN IBEROAMÉRICA Otro aspecto relevante de los resultados del PISA es que éstos permiten evaluar el nivel de desigualdad educativa entre diferentes grupos de un mismo país. En particular es relevante la diferencia en la calidad educativa que reciben aquellos con escasos recursos económicos y aquella que reciben los que se encuentran en la parte superior de la distribución de la riqueza. Para poder estimar el nivel de riqueza de los alumnos que son examinados en el PISA se les solicita que completen un cuestionario con información personal. Dentro de este cuestionario se les pide que respondan si poseen o no una serie de objetos, de lo que se deduce el nivel económico relativo entre los estudiantes y se construye un índice de riqueza estandarizado. Utilizando este índice calculamos en cada país el promedio de los resultados en cada disciplina de aquellos alumnos que se encuentran en el decil más bajo de la distribución de riqueza y el promedio de aquellos que se encuentran en el decil más alto. Luego calculamos la diferencia entre estos valores. Esta diferencia es una medida simple de la desigualdad educativa causada por diferencias socioeconómicas. La Tabla 2 y el Gráfico 4 muestran los resultados de esta diferencia para matemática para PISA 2012 (las conclusiones son cualitativamente equivalentes para lectura y ciencia). En todos los casos, como es de esperar, los estudiantes pertenecientes al último decil de riqueza tienen mejor desempeño que los del primer decil, sin embargo, esta diferencia es heterogénea entre países. En la tabla 2 se observa que los países con mayor desigualdad son Perú, Uruguay y Chile, mientras que los de menor desigualdad son España, México y Argentina. Salvo por el caso de España, que casi no posee diferencia entre deciles de riqueza en términos de resultados, para todos los demás la diferencia es cuantitativamente relevante. Los 64 puntos de diferencia en México son suficientes para pasar de un nivel de competencia al siguiente, mientras que los 122 puntos de Perú corresponden a dos niveles de competencia de diferencia. Esto significa que si en promedio un estudiante del nivel 30 Tabla 2. Diferencia de resultados del decil 10 al 1 de riqueza País Diferencia Perú 121.951 Uruguay 107.492 Chile 105.897 Brasil 91.365 Colombia 87.693 Costa Rica 78.418 Portugal 72.744 Argentina 65.052 México 64.667 España 18.875 Gráfico 4. Diferencia de resultados del decil 10 al 1 de riqueza 0 20 40 60 80 100 120 140 España México Argentina Portugal Costa Rica Colombia Brasil Chile Uruguay Perú Diferencia de deciles 10 a 1 Diferencia entre los resultados promedio de matemática en PISA 2012 de los alumnos en el primer decil de riqueza y aquellos en el último decil de riqueza, por país, para los países de Iberoamérica que participaron en PISA 2012. Fuente: Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), 2012. económico más bajo se encuentra por debajo del nivel 1 en Perú, es decir, sin reunir las competencias básicas para poder desempeñarse correctamente en el examen PISA, un estudiante del nivel más alto se encuentra en promedio en el nivel 2 o 3, que corresponde a un nivel de desempeño medio. El Gráfico 5 muestra que la desigualdad en desempeños por diferencias socioeconómicas se encuentra relacionada negativamente con el desempeño promedio de todos los alumnos del país. Es decir, mayor desigualdad se relaciona con un menor resultado en PISA 2012. Sin embargo, la relación no es perfectamente lineal, algunos países como Portugal y Chile son particularmente desiguales para el nivel de resultados promedio en matemática que poseen y, de forma inversa, Argentina y Colombia tienen resultados excesivamente menores a lo que la relación lineal predice, dado sus bajos niveles de desigualdad.
  27. 27. 2. DESEMPEÑO EDUCATIVO Y TIPO DE ESCUELA EN IBEROAMÉRICA Una manera alternativa de identificar la desigualdad entre grupos en términos de desempeño en PISA 2012 es a través de la diferencia en el promedio de los resultados entre alumnos de escuelas públicas y los de escuelas privadas. El Gráfico 6 muestra la proporción de estudiantes de 15 años escolarizados que asisten a escuelas privadas y la proporción que asiste a escuelas públicas, según datos de PISA 2012, por país. Como se puede observar, en todos los países iberoamericanos que participaron en PISA 2012, a excepción de Chile, la mayoría de los alumnos asisten a escuelas públicas. Sin embargo, tanto en Argentina, como en España y Perú, entre un tercio y un quinto de los alumnos de 15 años asisten a escuelas privadas. Esto implica que el peso de la educación privada en estos países no es despreciable y por lo tanto la comparación en resultados entre tipos de escuela parecería ser atinada. El Gráfico 7 muestra los resultados promedios por país de alumnos en escuelas públicas, alumnos en escuelas privadas y la diferencia entre estos dos resultados, para matemática en PISA 2012. En todos los casos los alumnos de escuelas privadas en promedio tienen mejores resultados que los alumnos en escuelas públicas (al menos en parte esto se debe a la correlación entre nivel de riqueza y asistencia a escuela privada). Los países donde esta diferencia es menor son España, México y Chile, mientras que los que manifiestan mayor diferencia son Perú, Brasil y Uruguay. Las diferencias entre escuelas públicas y privadas son del mismo orden de magnitud, y en muchos países similares en valor, que las diferencias entre el primer y último decil de riqueza. El único caso con alta desigualdad medida por diferencias en riqueza pero baja desigualdad de desempeños entre escuelas públicas y privadas es Chile. Esto podría estar relacionado con la inusualmente alta proporción de estudiantes de 15 años que atienden escuelas privadas en este país. Esto podría estar reflejando una menor vinculación entre ingresos y capacidad de asistir a una escuela privada en Chile que en los demás países. Si la diferencia entre escuelas públicas y privadas estuviera causada en parte por el nivel de ingreso de los alumnos que atienden a un tipo de escuela y a otro, entonces en un país con menor relación entre estas variables habría menor desigualdad en escuelas públicas y privadas. Este potencialmente podría ser el caso de Chile. 31 Gráfico 5. Relación entre desempeño en PISA matemática y desigualdad económica por países ARG BRA CHL COL MEX CRI PER ESP PRT URY 500 480 460 440 420 400 380 360 340 320 300 0 20 40 60 80 100 120 140 Valores promedio Diferencias de puntaje entre decil 1 y 10 de riqueza Relación entre los valores promedio de los resultados a nivel país en matemática de PISA 2012 y la diferencia en resultado promedio en matemática para PISA 2012 entre los alumnos en el primer decil de riqueza y aquellos en el último decil de riqueza, por país, para los países de Iberoamérica que formaron parte de PISA 2012. Además de las observaciones para cada país se incluye una recta que surge de una estimación lineal por mínimos cuadrados ordinarios de la relación entre las variables. Fuente: Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), 2012. Gráfico 6. Porcentaje de estudiantes en escuelas públicas y privadas por países 100% 90% 80% 70% 60% 50% 40% 30% 20% 10% 0% Chile Argentina España Perú Brasil Uruguay Colombia Costa Rica México Portugal Pública Privada Porcentaje de alumnos de 15 años escolarizados que asiste a escuela privada y porcentaje que asiste a escuela pública, según datos de PISA 2012, por país, para los países de Iberoamérica que participaron en PISA 2012. Fuente: Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), 2012.
  28. 28. 32 3. EL ACCESO ESCOLAR A COMPUTADORAS EN IBEROAMÉRICA A través del cuestionario completado por los estudiantes en los exámenes PISA es posible estimar el porcentaje de alumnos de 15 años de cada país que poseen computadoras. La tabla 3 muestra este porcentaje, desagregado además entre el grupo de alumnos que asisten a una escuela pública y aquellos que asisten a escuela privada. Como es de esperar, en todos los países los alumnos de escuelas privadas tienen en promedio más acceso a computadoras que los de escuelas públicas. Sin embargo, estas diferencias (que se pueden observar en el Gráfico 8) varían sustancialmente entre países. España posee el segundo mayor porcentaje de alumnos con computadoras (después de Portugal) y el primero en porcentaje de alumnos de escuelas públicas con computadoras. En todos los países el porcentaje de alumnos en escuelas privadas con posesión de una computadora supera el 80%, mientras que en escuelas públicas los porcentajes van desde una cobertura casi total (como es el caso de España y Portugal) a una cobertura muy baja, como sucede en Perú y México, donde casi la mitad de los alumnos de 15 años de escuelas públicas (que además constituyen la mayoría de los alumnos, ver Gráfico 6) no poseen computadoras. Gráfico 7. Desempeño en PISA de estudiantes de escuela pública y privada Privada - Pública Privada Pública 0 100 200 300 400 500 600 España México Chile Colombia Argentina Portugal Costa Rica Perú Brasil Uruguay Resultados promedio Resultados promedio en matemática de PISA 2012 desagregado por tipo de escuela a la que asisten los alumnos (pública o privada) y diferencia entre el resultado promedio en escuela privada y el de escuela pública, por país, para los países de Iberoamérica que participaron en PISA 2012. Fuente: Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), 2012. Tabla 3. Porcentaje de estudiantes que poseen computadora en escuelas públicas y privadas Poseen Computadora Total Pública Privada Privada - Pública España 94.8% 94.5% 95.5% 1.0% Portugal 95.2% 94.7% 99.0% 4.3% Argentina 80.4% 77.0% 87.1% 10.1% Chile 84.3% 76.9% 88.9% 12.0% Uruguay 83.1% 80.2% 97.4% 17.2% Colombia 59.8% 55.5% 83.2% 27.7% Costa Rica 71.1% 66.4% 97.8% 31.4% Brasil 66.0% 60.3% 93.7% 33.4% México 55.3% 50.5% 90.5% 40.0% Perú 50.0% 40.2% 81.9% 41.7% Porcentaje de alumnos de 15 años escolarizados que poseen computadoras, según datos de PISA 2012, en total en cada país, solamente en escuelas públicas y en escuelas privadas. Además, la última columna reporta la diferencia entre el porcentaje en escuelas privadas y el de escuelas públicas, por país, para los países de Iberoamérica que participaron en PISA 2012. Fuente: Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), 2012.
  29. 29. lado, en Colombia y Perú una cantidad menor de alumnos está fuertemente de acuerdo. Además, cabe destacar que en ningún país es significativa la proporción de alumnos que está en desacuerdo con la afirmación (a excepción de Colombia, donde más del 8% está en desacuerdo). Es decir, en todos los países iberoamericanos los alumnos le atribuyen a la educación una esperanza de mejores oportunidades laborales. Sin embargo, tal certeza alcanza tan sólo a alrededor del 60% de los estudiantes, con cierta heterogeneidad regional que pone a Colombia y Perú entre los países con menor vínculo entre la educación y las expectativas laborales. Es curioso, además, que tanto Portugal y España tienen estudiantes con expectativas similares a las de los estudiantes de Latinoamérica. Esto sugiere que las diferencias en el desempeño entre los países ibéricos y los latinoamericanos surgen de diferentes recursos y capacidades institucionales, no tanto de cuál es el beneficio laboral de una mejor educación. Por otro lado, en la primera columna de la Tabla 4 se puede observar que en promedio en la OCDE el 90% de los estudiantes de 15 años están al menos de acuerdo con que el esfuerzo en su educación les ayudará a obtener trabajo. Esta cifra es considerablemente mayor a los valores entre 50% y 60% de los países iberoamericanos, incluyendo a los dos integrantes de la OCDE, Portugal y España. El hecho de que España y Portugal posean valores cercanos a los de los países latinoamericanos con respecto a la expectativa laboral de sus estudiantes, cuando sus resultados están claramente más cercanos a los del promedio de la OCDE, podría ser producto de la situación de alto desempleo en la que se encuentran estos dos países. 33 Gráfico 8. Diferencia en tenencia de computadoras entre estudiantes de escuelas públicas y privadas Perú México Brasil Costa Rica Colombia Uruguay Chile Argentina Portugal España Privada - Pública 0,0% 5,0% 10,0% 15,0% 20,0% 25,0% 30,0% 35,0% 40,0% 45,0% Diferencia en tenencia de computadoras para alumnos de 15 años escolarizados entre aquellos que asisten a escuelas privadas y los que asisten a escuelas públicas, por país, para los países de Iberoamérica que participaron en PISA 2012. Fuente: Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), 2012. 4. LA EDUCACIÓN Y SU IMPACTO LABORAL EN IBEROAMÉRICA Uno de los objetivos de las encuestas que complementan a los exámenes de PISA es caracterizar en forma general aspectos de comportamiento y actitudes de los alumnos en los diferentes países. Un aspecto motivacional relevante para alumnos de nivel secundario podría ser la relación percibida entre el esfuerzo realizado en la escuela y sus posteriores oportunidades laborales. Para ello se incluye en el cuestionario una afirmación específica: “esforzarme en la escuela me ayudará a obtener un trabajo”. Se le pide al alumno que elija qué tan de acuerdo está con esa afirmación. Como se puede observar, en todos los países un porcentaje mayor o igual al 50% de los alumnos está de acuerdo con la afirmación (a excepción de Colombia, donde la cifra es 49,3%). Chile, Uruguay y Costa Rica son los países en que más alumnos están fuertemente de acuerdo con la afirmación. Por otro Tabla 4. Nivel de acuerdo con la afirmación: "esforzarme en la escuela me ayudará a obtener un trabajo" OCDE ARG BRA ESP MEX CHL URY COL CRI PER PRT Fuertemente de acuerdo 45,15 37,4 35,6 37,7 37,3 42,9 40,9 22,1 45,3 31,0 36,2 De acuerdo 44,61 22,4 22,9 23,3 25,2 19,7 19,2 27,2 15,2 24,1 27,4 En desacuerdo 7,19 1,91 2,16 3,28 2,17 2,06 0,926 7,05 1,11 2,45 1,80 Fuertemente en desacuerdo 1,34 0,714 0,382 0,664 0,527 0,343 0,367 0,967 0,270 0,270 0,296 NR - 33,2 34,4 33,7 33,6 34,3 34,0 33,3 36,9 33,7 33,7 Inválida 1,73 8,96 10,8 1,63 0,027 0,203 0,102 0,140 0,0531 0,042 0,011 Ausente - 4,33 4,42 1,35 1,21 0,522 4,55 9,19 1,27 8,42 0,557 Porcentaje de alumnos de 15 años que está fuertemente de acuerdo, de acuerdo, en desacuerdo o fuertemente en desacuerdo con la afirmación “esforzarme en la escuela me ayudará a obtener un trabajo”; por país, para los países de Iberoamérica que participaron en PISA 2012. En la segunda columna se encuentran los valores correspondientes al promedio de las respuestas de los países de la OCDE. Fuente: Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), 2012.
  30. 30. 2.1. BIOECONOMÍA Y LOS DESAFÍOS FUTUROS. LA BIOTECNOLOGÍA COMO VENTANA DE OPORTUNIDAD PARA IBEROAMÉRICA GUILLERMO ANLLÓ* Y MARIANA FUCHS 45 INTRODUCCIÓN El mundo enfrenta una perspectiva de crecimiento demográfico y ascenso social masivo que pone en riesgo la sustentabilidad ecológica y la sostenibilidad del estilo de consumo occidental actual. Estos desequilibrios e inconsistencias temporales ya eran señaladas a mediados del siglo pasado desde la bioeconomía, pero hoy, con las proyecciones de aumento de la población, se tornan una realidad más palpable. Esta perspectiva plantea un desafío a la humanidad a ser resuelto en simultáneo, desde la demanda, a partir de modificar los hábitos de consumo y estilo de vida; y desde la oferta, a partir de incorporar mayor conocimiento al sistema productivo y obtener soluciones más productivas, eficientes y amigables con el medio ambiente. Los avances en la biotecnología están trazando un sendero en este sentido y abren la puerta a pensar el ingreso a un nuevo paradigma tecno-productivo (Freeman y Soete, 1997). ¿Cómo se encuentra Iberoamérica para ingresar a este nuevo paradigma? ¿Qué le exige el mismo? El próximo paradigma –el cual, en teoría, debiera estar gestándose actualmente- muy probablemente se vinculará con la biotecnología, la nanotecnología, la bioelectrónica, los nuevos materiales y fuentes alternativas de energía. En todos los casos, las industrias de proceso serán las grandes protagonistas –el tipo de industria con mayor presencia en Iberoamérica-1 y, si acaso la historia sirve de ejemplo, la transición hacia la nueva era podrá ocurrir en las próximas dos o tres décadas, y cuando ello suceda es importante posicionarse desde hoy (Perez, C., 2010). Es por ello que vale la pena imaginar el futuro más inmediato en términos de desafíos tecnológicos, relevar lo mejor posible los activos con que cuenta la región en la materia y, a partir de ello, vislumbrar las oportunidades que se presentan a futuro. En este nuevo paradigma que se abre, existe una fuerte correlación entre la investigación en Biotecnología y las Empresas Dedicadas a Biotecnología (EDB). Más adelante se podrá ver que, de hecho, la propia definición adoptada globalmente así lo plantea, ya que para ser una EDB es necesario utilizar técnicas de biotecnología moderna ya sea en actividades de Investigación y Desarrollo (I+D) o en actividades productivas. Esta interrelación lleva a que en los emprendimientos de base biotecnológica el modelo lineal sea el que mejor explica su dinámica –para obtener una innovación (un producto comercializable y novedoso) previamente es necesario todo el desarrollo de I+D-. Por esto, también existe un vínculo directo entre la creación de empresas y la inversión en investigación biotecnológica en universidades e institutos públicos. Al mismo tiempo, dadas las particularidades del desarrollo de un producto biotecnológico (intensivo en I+D, con largos tiempos para su descubrimiento, largos plazos para su puesta en punto e incertidumbres mayores por trabajar con organismos vivos que mutan) en general la base de la I+D del área es prioritariamente de origen público. De esta manera, para poder determinar la potencialidad de desarrollo del sector empresarial biotecnológico en un determinado país o región hay que comenzar por relevar sus activos de investigación y desarrollo, al tiempo de observar las vinculaciones y entramados institucionales que se establecen a su alrededor, ya que la biotecnología demanda trabajo en equipo e interacción para la generación de conocimiento. * IIEP - UBA/CONICET 1. Joan Woodward, en su trabajo de 1965, Industrial organization: Theory and Practices; Oxford University Press,z define a las “industrias de fabricación” como la manufactura de productos mediante el ensamblaje de partes diferentes (automóviles, equipos mecánicos, eléctricos y electrónicos, ropa, y otros) generalmente en talleres y línea de ensamblaje usando mano de obra; y a las “industrias de procesos” como a aquellas que realizan la transformación directa de materias primas mediante métodos químicos, eléctricos, calor u otros (acero, papel, alimentos y bebidas, gasolina, plásticos), y servicios como las telecomunicaciones. La diferencia principal entre ambas reside en que el proceso de producción tiene lugar “dentro” del sistema de equipamiento y el personal supervisa y apoya el proceso en lugar de ejecutarlo. (Perez, 2010).
  31. 31. 46 Este documento busca revisar aquellas áreas en las que la biotecnología podría brindar respuestas productivas a los problemas que se prevén con la futura explosión demográfica, de qué manera se están estructurando organizativamente los modelos empresariales para proveer esas respuestas y qué activos presenta la región para sumarse a esta nueva ola. Evidentemente, este mundo con incremento demográfico, creciente demandas por alimento y salud y consecuencias ambientales que plantea un conjunto de desafíos acuciantes, no será ni necesaria, ni exclusivamente, atendido desde la biotecnología. Otras disciplinas de investigación se irán desplazando (quizás, el ejemplo más claro se encuentra asociado al desarrollo de energías alternativas), lo que también tendrá su correlato sobre el futuro derrotero de la “bioeconomía” y la región. Así, el trabajo aquí planteado se estructura, en su primera parte, en un breve repaso de los desafíos más sobresalientes del cambio de composición demográfica y geopolítica global, para luego en la segunda parte revisar aquellas áreas en las que la biotecnología podría brindar respuestas productivas a estos problemas. A continuación, en la tercera parte, se describen las principales características del modelo de negocios que acompaña las iniciativas biotecnológicas, con una somera aproximación cuantitativa para poder dimensionar la magnitud que significan estas iniciativas para la economía global. En la cuarta y última sección, se describe brevemente, a través de los indicadores de insumo más tradicionales (publicaciones, índice de citas, patentes, formación de recursos humanos) y otras fuentes secundarias, los recursos científicos y académicos que posee la región que permiten vislumbrar la potencialidad de desarrollo de la bioeconomía. I. UN MUNDO EN EXPANSIÓN. NUEVOS DESAFÍOS GLOBALES Y LA BIOECONOMÍA La evolución de la humanidad se encuentra indisolublemente atada a la domesticación de la energía y de los alimentos -como fuente de energía-, lo que, a medida que fue sucediendo, derivó en cambios sociales de enorme trascendencia y magnitud. Teniendo en cuenta que hoy somos el resultado de diversos hechos que sucedieron en el pasado y que, muchos de ellos –por no decir los más trascendentales en términos de consecuencias futuras- estuvieron vinculados a la intervención del hombre sobre la naturaleza en un intento por controlar cada vez más el ciclo natural de reproducción de los seres vivos, es importante hacer un pequeño ejercicio de prospectiva para imaginar qué puede pasar en el futuro, sobre todo ahora que la biotecnología aplicada viene avanzando a paso firme. A principios de siglo XX, la población mundial mostraba por primera vez indicios de un crecimiento acelerado, superando la barrera de los 1000 millones de habitantes (se estima una población de 1600 millones, para ese momento); a fines de octubre del 2011, Naciones Unidas ungía a una beba nacida en filipinas como el habitante 7000 millón del planeta, con proyecciones demográficas que especulan con un ritmo de crecimiento en torno a los mil millones más por década durante los próximos cuarenta años. Esta tendencia plantea, para el año 2030, una población de 9000 millones de habitantes, lo que supone un gran desafío para la sustentabilidad futura del planeta, dado que las proyecciones señalan que los recursos naturales no son suficientes para esa población al actual ritmo de consumo. Por lo tanto, es importante modificar los hábitos de consumo hacia modelos más sustentables y responsables, así como también incrementar la oferta de bienes, también responsable y sustentablemente. ¿Quién proveerá de alimentos a toda esa población? ¿Dónde se originará la materia prima? ¿Cuál será su fuente de energía? Las proyecciones de FAO (Food and Agricultural Organization) prevén que el 90% del crecimiento de la producción mundial de granos se deberá por mayores cosechas gracias a una mayor productividad, y sólo un 10% por el corrimiento de la frontera agrícola2 (el 80% de ese incremento se espera que provenga de países en desarrollo). Es decir, la mayor parte del aumento en la producción granaria se deberá a una mejora tecnológica continua, aunque no todos podrán garantizar el autoabastecimiento. Las esperanzas, por lo tanto, se encuentran fuertemente depositadas sobre los progresos biotecnológicos en la producción primaria. La biotecnología promete aportar mejoras en los procesos, gracias a la mayor precisión del manejo de lo biológico, al mismo tiempo que una mejor eficiencia genética –mejores granos, diseñados para obtener mejores resultados según el destino final de lo producido- y un mejor aprovechamiento del “ambiente” natural en el cual se vaya a desarrollar el emprendimiento agrícola. La FAO menciona que para 2050 las estimaciones para el cercano oriente y el norte de África continuarán siendo deficitarias en cuanto a la producción de cereales (base de la pirámide alimenticia) y que sólo Latinoamérica y el Caribe se volverán superavitarias (es decir, es la región que más crecerá como proveedora del mundo de insumos en base a semillas, volviéndose en el exportador global de las mismas). Las otras regiones se mantendrán cerca del equilibrio, aunque con una tendencia deficitaria. (Gráfico 1) La población mundial crece gracias a los avances técnicos y cierto progreso social, lo que se verifica tanto en una reducción en las tasas de mortalidad infantil, como en una prolongación en la esperanza de vida. Si bien esto es fruto –en parte- a una mejora en el sistema de salud a escala global, el envejecimiento y crecimiento poblacional vendrá acompañado de nuevas y mayores demandas por salud, las que presionaran sobre el costo del sistema y empujarán 2. Las fronteras agrícolas también sufrirán modificaciones: el incremento neto será de unas 70 millones de hectáreas, que surgen de un aporte positivo en 120 millones por parte de los países en desarrollo (básicamente el África sub-sahariana y Latinoamérica) y un retiro de unas 50 millones de hectáreas por parte de los países desarrollados (FAO, 2009).
  32. 32. 47 Gráfico 1. Estimación de producción de cereales – 2005 a 2050 50 40 30 20 10 0 -10 -20 -30 -40 América Latina y el Caribe 2005/07 2015 2030 2050 Oriente y África del Norte a buscar nuevas alternativas, más eficientes y menos costosas -la biotecnología también está llamada a jugar un rol determinante en este sentido-. Asia (principalmente China e India)3, está recorriendo un proceso de modernización e industrialización que ha llevado a que gran parte de su población migre desde su origen rural (donde se autoabastecían y, por lo tanto, no existían para el mercado global) a las ciudades donde, si bien, por un lado contribuyen a la producción y crecimiento económico de esos países -al tiempo que aspiran a un ascenso social-, ahora son nuevos consumidores ávidos por adquirir bienes y servicios. Estas grandes migraciones, que suceden a la par del incremento de la población, vienen acompañadas de cambios de hábitos y estilos de vida que no son inocuos en materia de salud asociada a la alimentación –y, por lo tanto, en términos de consumo-.4 Por lo tanto, se verifican dos fenómenos concurrentes asociados al incremento de la población mundial con consecuencias sobre el patrón de demanda global: una mejora en la esperanza de vida (por acceso y mayor conocimiento) junto a cambios en los hábitos y costumbres hacia posiciones más suntuarias (por mayor riqueza y potencial económico).5 Estas circunstancias han derivado en un escenario que presenta severas dudas sobre la sostenibilidad en el tiempo del modelo de desarrollo social imperante. Para diversas proyecciones futuras, el mundo, tal cual lo conocemos, no es sostenible y, por voluntad u omisión, va a tener que modificarse (Visión 2050, 2010). Es sumamente relevante comprender los desafíos que se vislumbran en el horizonte para continuar el desarrollo y las respuestas que puede brindar la tecnología y la ciencia a los mismos –particularmente, la biotecnología-. El estudio de estas cuestiones ha vuelto a poner en boga a la bioeconomía.6 En contra de un espíritu un tanto pesimista que imbuía al termino en sus orígenes -si bien continúa pendiente la necesidad por modificar los hábitos de consumo de la población-, existe la buena nueva de que mediante la moderna biotecnología, muchos de los problemas y desafíos que plantea el escenario futuro pueden ser atendidos, de forma tal de incrementar la oferta, procurando un sendero más sustentable. La OECD (Organization for Economic Cooperation and Development) plantea que la bioeconomía puede ser pensada como un mundo donde la biotecnología 3. China e India explican un tercio de la población mundial y, si se le añaden los países aledaños, probablemente se llegue a los dos tercios. Esta región del planeta está viendo salir de la mayor de las pobrezas a su población media; lo que lleva a un ingente número de personas sumarse al consumo mundial, con consecuencias que amenazan la sustentabilidad global. Ciertos estudios señalan que, si las nuevas capas medias asiáticas replican el patrón de consumo promedio occidental, harán falta 2,3 mundos para sostener ese nivel de consumo (Visión 2050, 2010). 4. Una mayor urbanización quita tiempo en la cocina, lo que lleva a -junto a un mayor acceso a alimentos procesados-, dietas desbalanceadas con altos contenidos en hidratos de carbono. Así, mientras globalmente se seguirán enfrentando problemas de desnutrición, también serán cada vez más los problemas de obesidad y otras cuestiones asociadas a la malnutrición (Bisang, et.al 2013). 5. A medida que la población mejora sus ingresos, su demanda por alimentos se modifica, hacia gustos más sofisticados, mutando del consumo de proteína verde (vegetales), hacia proteínas rojas (carne) y blancas (lácteos), las que implican mayores transformaciones de energía (Bisang, et al, 2013). 6. La bioeconomía es la administración eficiente de los recursos escasos de origen biológico. El origen del término puede rastrearse hasta fines de la década del 50 y a Nicholas Georgescu-Roegen, matemático y estadístico reconocido, como su autor. La bioeconomía nace con una visión un tanto fatalista –ya que, en apariencia, no hay mucho margen para modificar el sendero- que establece que, ante una oferta limitada y finita de recursos de origen biológico, la demanda debe modificar su conducta para adaptarse a esa realidad ya que no hay posibilidades de alcanzar el crecimiento infinito. Fuente: Van der Mensbrugghe, D. FAO. IADB y Seminario CIAT, Marzo 2012. Asia oriental Asia del sur África subsahariana
  33. 33. 48 contribuya con una parte importante del PBI global7 y colabore a que la producción se guíe por los principios de desarrollo sostenible y sustentabilidad ambiental, involucrando tres elementos fundamentales: la generación de conocimiento biotecnológico, la existencia de biomasa renovable y su integración a través de diversas aplicaciones (OECD, 2009). Las áreas involucradas donde la biotecnología actualmente tiene conocimiento y puede aportar para atender los desafíos bioeconómicos son: la producción de recursos renovables de origen biológico (seguir llamándolo producción primaria parece quitarle trascendencia a la incorporación de conocimiento y cambio tecnológico que está llevando adelante),8 el sector de la salud y la producción industrial. Al mismo tiempo, las tendencias futuras que despiertan señales de alerta no impactarán de igual modo en las áreas mencionadas: el incremento de la población y los niveles de ingreso demandarán con mayor fuerza recursos renovables; los cambios demográficos –especialmente en los países desarrollados- demandarán mayor atención sobre el sector salud; el cambio climático y desafíos ambientales afectarán, por un lado, la agricultura, pero sobre todo impulsarán a tomar acciones sobre la producción industrial contaminante. Más allá de algunos factores exógenos –regulación, estrategias de negocio, financiamiento a la I+D- algunos senderos de la biotecnología pueden estimarse mejor que otros. Según la OECD, las plataformas tecnológicas que se prevé tendrán mayores impactos en el corto plazo son la bioinformática, la secuenciación genética, la interferencia de ANR (RNAi), la ingeniería metabólica, la síntesis de ADN y, posiblemente, la biología sintética (OECD, 2009). Los desarrollos tecnológicos del futuro inmediato en este sector hacen prever que el número de aplicaciones de la biotecnología se encuentra en expansión. Las plataformas tecnológicas seguirán consolidándose y las nuevas aplicaciones desarrolladas a partir de ellas llevarán a un mayor uso de la biotecnología en muchas más áreas. Pronto, casi todos los productos farmacéuticos, así como las nuevas variedades de granos, se desarrollarán aplicando biotecnología en su proceso. También se irá incrementando la participación de ésta en la producción de químicos y plásticos. En este proceso, la frontera entre el sector agrícola y el industrial continuará desdibujándose, de tal forma que cada vez más el primero producirá insumos específicos para el segundo, trasladando lógicas y rutinas propias de la industria a la organización y gestión del agro; es decir, mucho de lo que la industria produzca, tendrá origen en procesos que se dieron al momento de plantar la semilla –o incluso antes cuando se “diseñó” la semilla-. El avance en la biología sintética podría funcionar como contrapeso a esta imbricación entre industria y agro, ya que lo biológico producido en el laboratorio evitaría tener que pasar por el “laboratorio de la tierra” –después de todo, el suelo actúa como un gran laboratorio-. Estas opciones, también serán diferentes según el país y región del mundo del que se trate, en función de los recursos relativamente abundantes con los que cuente. La OECD prevé para la biotecnología avances evolutivos del tipo “innovaciones incrementales”. Es decir, en salud se irán observando avances paulatinos y constantes, pero no un cambio de paradigma, la producción industrial se volverá más amigable ambientalmente, pero no modificará sus procesos o productos; en la agricultura, se tendrán granos que demanden menos agua, sean más productivos y, por lo tanto, más eficientes en su resultado, pero tampoco serán saltos por fuera de lo previsible. Al mismo tiempo, es importante señalar que el desarrollo de la bioeconomía no depende exclusivamente de los avances tecnológicos. El marco regulatorio (derechos de propiedad intelectual, leyes sanitarias, etc.); cómo se estructura el mercado (regulado/intervenido, monopolizado, atomizado, etc.); el conjunto de empresas existentes (grandes, pequeñas, trasnacionales, familiares, etc.); cómo se forman los recursos humanos; y cómo son los canales de venta y distribución impactan sobre la forma en que los productos serán comercial y económicamente viables, y, por lo tanto, tienen relación directa con quién y cómo va a financiar la investigación y desarrollo necesarios para poder avanzar en biotecnología (una actividad altamente dependiente de la I+D). El cómo se estructuren estas variables determinará fuertemente cómo se desarrollará el sector a futuro. II. LA BIOTECNOLOGÍA HOY. SUS APLICACIONES La OECD identifica dos factores claves para poder pensar el futuro desarrollo de la bioeconomía: i) la tasa de innovaciones exitosas que alcance la investigación biotecnológica en los próximos años; entendida como la comercialización exitosa de los productos biotecnológicos –dependientes del grado de avance y competitividad alcanzada por la I+D del área en relación a otras disciplinas; y ii) los cambios en la matriz político- 7. La OECD, en una estimación conservadora, presupone que en sus países miembros para el año 2030 la biotecnología contribuirá con, al menos, el 2,7% del PBI. 8. En Brasil, en 2012, se produjeron 166 millones de toneladas de granos en 55 millones de Hectáreas. Según expertos de EMBRAPA, alcanzar esa producción con la misma tecnología que se aplicaba cuarenta años atrás, hubiera implicado involucrar 155 millones de hectáreas más a la producción. Es decir, en ese lapso de tiempo la producción se incrementó en más de un 500%, mientras que la superficie implantada creció tan sólo un 80%. En Argentina se pueden observar cifras semejantes. La producción de granos superó en el 2012/3 los 100 millones de toneladas, con perspectivas de crecimiento superiores a los 160 millones en unos pocos años más, siendo que, de la década del ´20 a la década del ´60 la producción oscilaba los 20 millones de toneladas y durante los años 80 se había logrado duplicar esa cifra, pero en un esfuerzo que estaba erosionando fuertemente los suelos cultivables. En términos de superficie, este salto productivo se dio con un incremento en la superficie cultivada de un poco más de 20 millones de ha, a cultivar, en la actualidad, un poco más de 30 millones de ha. 9. La apreciación conservadora sobre los escenarios a futuro se basa tanto en los largos períodos que hacen falta para poder comercializar los descubrimientos biotecnológicos; como en cuanto a que la mayoría de los cambios regulatorios e institucionales -la matriz política- tienden a ser reactivos a las modificaciones que van sucediendo –su tendencia es más bien conservadora, tradicionalmente-.
  34. 34. Tabla 1. Biotecnologías con alta probabilidad de llegar al mercado para el año 2030 según la OECD 49 institucional regulatoria; la calidad de gobierno. A partir de ello, plantean la construcción de dos escenarios, con una perspectiva conservadora –es decir, una expectativa de cambio moderado para los próximos 15 años-9, en los cuales se desenvolverá la investigación biotecnológica. Los dos escenarios descriptos por la OECD buscan destacar, por sobre todo, cómo se pueden desenvolver diversas realidades que condicionarán los disparadores y eventos que pueden llegar a ocurrir y moldear el futuro de la bioeconomía. Al contrario de los tradicionales trabajos con escenarios (una bueno, uno regular y otro malo), en este caso, ambos presentan aspectos positivos y negativos, sin resultar uno mejor que otro. Comparten la idea de un mundo multipolar, con ningún país o región con dominio por sobre las demás; e incluyen eventos y sucesos plausibles de suceder con influencia sobre el sendero de la bioeconomía (como ser la degradación ambiental, grandes sequías, falta de agua, epidemias y algún suceso de bioterrorismo). Al mismo tiempo, auguran que gran parte de los productos de Producción Primaria Salud Industria Amplio uso de marcadores moleculares en Aprobación anual de muchas vacunas Enzimas mejoradas para un amplio rango cría de animales, peces, mariscos y plantas nuevas y productos farmacéuticos de aplicaciones en el sector químico. basados en avances biotecnológicos. Variedades OGM de los principales granos Gran uso de farmogenéticos en Microorganismos mejorados para y árboles con mejoras en contenidos de tratamientos clínicos y en la práctica producir un creciente número de almidón, lignina y aceites para su posterior de prescripciones, con una caída en productos químicos en un solo paso, procesamiento industrial. los pacientes elegibles para algunos a partir de genes identificados con ciertas terapias dadas. tratamientos por biopropección. Plantas y animales OGM para producir Seguridad mejorada y eficacia para Biosensores para monitorear en farmacéuticos y otros componentes valiosos. los tratamientos terapéuticos, gracias tiempo real contaminantes ambientales a la vinculación entre información e identificaciones biométricas de gente. farmogenética, de prescripción y resultados de salud de largo plazo. Variedades mejoradas de los principales Blindaje extensivo para múltiples Biocombustibles de segunda generación granos para alimentación, con mayores factores de riesgo genético para (alta densidad energética en base rindes por cosecha, tolerancia al estrés, enfermedades comunes (como artritis). a caña de azúcar y biomasa). resistencia a pesticidas, por OGM, marcadores moleculares, cisgénesis o intragénesis. Más diagnósticos para rasgos y Sistema de administración de drogas Mayores porciones de mercado enfermedades genéticas de animales. mejorado a partir de la convergencia atendidas por biomateriales entre la bio y la nanotecnología. (como bioplásticos). Clonaciones de animales de alto Nuevos nutracéuticos, producidos valor en los stocks de cría. a partir de microorganismos OGM, y plantas o extractos marinos. Principales granos de los países en Test genéticos de bajo costo para desarrollo reforzados con vitaminas y factores de riesgo en enfermedades nutrientes a partir de crónicas (artritis, diabetes II, coronarias, modificaciones genéticas. algunos cánceres) Microbiología de suelos La medicina regenerativa proveerá mejor manejo de la diabetes y el reemplazo o reparación de ciertos tipos de tejidos dañados. Fuente: Tabla 7.1 de la página 195 del informe The Bioeconomy of 2030; OECD, 2009.

×