1
Decir el Shemâ dos veces al día [Devarím 6:7]
Estamos obligados a decir el Shemâ dos veces al día, por la mañana y por l...
2
Bendiciones para nuestros hijos
“Yesimeja Eloim k’Efraim vehiMenashê”
“Que Elohím te bendiga como [ha bendecido a los hi...
3
Diga el Birkat ha mazón después de las comidas
En Devarím 8:10 aprendemos que: “Cuando has comido y te
encuentres satisf...
4
ve'kol tov. Magdil yeshu'ot malko wa'oseh hesed li'mishiho, l'Dawid
ul'zaro ahd olam.
“Bendito eres Tú, Adonay nuestro E...
5
Diga un Misheberaj
Diga una plegaria de sanación por alguien que necesita
sanación, ya sea del cuerpo, del espíritu o de...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Tefiláh+diaria+i (1)

188 visualizaciones

Publicado el

1 comentario
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • SHEMA ______________,ADONAY ELOHEINU ADONAY EJAD......... ESCRIBE TU NOMBRE EN EL ESPACIO VACIO.
       Responder 
    ¿Estás seguro?    No
    Tu mensaje aparecerá aquí
  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
188
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
7
Comentarios
1
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Tefiláh+diaria+i (1)

  1. 1. 1 Decir el Shemâ dos veces al día [Devarím 6:7] Estamos obligados a decir el Shemâ dos veces al día, por la mañana y por la noche. Estas son las palabras: ‫ד‬ ָ‫ח‬ ֶ‫א‬ ‫ה‬ ָ‫הו‬ְׁ‫י‬ ‫ינּו‬ ֵ‫ֹלה‬ ֱ‫א‬ ‫ה‬ ָ‫הו‬ְׁ‫י‬ ‫ל‬ ֵ‫א‬ ָ‫ר‬ ְׁ‫ש‬ִ‫י‬ ‫ע‬ ַ‫מ‬ ְׁ‫ש‬ “Shemâ Yisra'el, Adonay Eloheinu Adonay Ejad”. “Oye, Oh Yisra'el, Adonay es nuestro Elohím, Adonay es Único” ‫מלכותו‬ ‫כבוד‬ ‫שם‬ ‫ברוך‬‫ועד‬ ‫לעולם‬ “Barûj shem kevod maljuto leolam vaed” “Bendito sea su glorioso reino, por toda la Eternidad”. Si existe una oración o confesión para el pueblo Judío, ese es el Shemâ. Capta la esencia del Judaísmo ya que declara nuestra creencia monoteista de que existe un solo Elohím y que ese Elohím es una sola unidad. Es una mitzvâ decir el Shemâ dos veces al día, cuando nos levantamos por la mañana y al acostarnos. Intente hacerlo; trate de que se transforme en un hábito. Algunas personas se toman su tiempo antes de irse a dormir para reflexionar acerca de los hechos del día y usan el Shemâ como una meditación para aclarar la mente y enfocarse en esa fuente de energía y espíritu que une a nuestro universo, nuestro Elohím. ¿Cómo se afecta su día al decir el Shemâ? ¿Qué piensa usted que significa repetir esas palabras? Respire profundamente, cierre sus ojos y repita cada palabra, o quizás puede concentrarse solamente en la palabra Shemâ. Haga que las distracciones se alejen.
  2. 2. 2 Bendiciones para nuestros hijos “Yesimeja Eloim k’Efraim vehiMenashê” “Que Elohím te bendiga como [ha bendecido a los hijos de Yosef], Efraím y Menashê”. Bendiciones para nuestras hijas “Yesimej Eloim ke'Sarâ, Rivkâ, Rajêl ve'Lea”. “Que Elohím te bendiga como [ha bendecido] a Sarâ, Rivkâ, Rajel y Lea”. Tres bendiciones [para decir después de haber bendecido a todos los niños]. “Yevarejeja Adonay veyishmereja Yaer Adonay panav eileja vijuneja Yisâ Adonay panav eileja, veyasem lejâ shalom” “Que Adonay te bendiga y te proteja Que Adonay te ilumine con su presencia y te conceda su gracia Que Adonayte torne hacia ti y te conceda paz”. Diga motzi antes de las comidas “Barûj atâ Adonay, Eloheinu melej ha'olâm, hamotzi lejêm min ha- arêtz”. “Bendito seas, Adonay, Elohím nuestro, Rey del universo, que hace surgir el pan de la tierra”. Bendecir o dar gracias por nuestra comida transforma el acto de comer de un acto natural a uno espiritual.
  3. 3. 3 Diga el Birkat ha mazón después de las comidas En Devarím 8:10 aprendemos que: “Cuando has comido y te encuentres satisfecho, deberás bendecir a Adonay, tu Elohím por la buena tierra que te ha otorgado.” Trate de agradecer a Elohím después de cada comida. Puede tratar de crear su propia bendición o decir la siguiente: “Baruj atâ Adonay Melej Eloheinu ha'olâm, hazan et ha'olam kulo be'tuvo, be'hen, be'hesed, u'be'rahamim, u'mê'parnes lakol U'me'khin mazón le'kol be'riyotaw asher barâ. Barûj atâ Adonay hazan y hakol”. “Bendito eres Tú, Adonay, nuestro Elohím, Rey del universo, que sostiene el universo entero con Su bondad, con Su gracia y misericordia. Usted proporciona para todos, y preparar la comida para cada uno de Sus creaciones que Tú has creado. Bendito eres Tú Adonay, que sostiene todo”. “Nodeh le'Adonay ja Eloheinu al shehinhalta la'avoteynu eretz jemda tova u're'hava, ve'al shehotzeyanu me'eretz Mitzraim, ve'natata lanu brit ve'Torâh, ve'lehem lisvoah, al hakol anahnu modim laj. Barûj atâ Adonay al ha'aretz ve'al birkat”. “Le damos gracias a Ti, Adonay, Elohím nuestro, que has preparado a nuestros padres una abundancia enorme, y buena tierra, y que nos has sacado de Egipto, y nos dio el pacto, la Torâh, y todo lo que pueda desear alimentos. Por todo esto, damos gracias a Ti. Bendito eres Tú, Adonay, para la tierra, y por la comida”. “Rahem Adonay Eloheinu al Yisra'el Amaj, ve'al Yerushalayim iraj, ve'al ha'bayit ha'gadol ve'ha'Kadosh She'nikrah shimja alav, u'maljut Beit David Meshiaj tahazir limkomah bimhera be'yameynu. Barûj atâ Adonay boneh Yerushalayim (silencio: Amén) “Adonay nuestro Elohím, ten piedad de Israel, tu pueblo, a Jerusalén, Tu ciudad, y sobre todo la Casa grande y Consagrada, que es llamada por su nombre. Usted puede restaurar el reino de la Casa de David, tu Mashíaj a su lugar correcto, rápidamente y en nuestros días. Bendito eres Tú Adonay, que construye Jerusalén. (En silencio: Amén)” Barûj atâ Adonay, Eloheinu Melej ha'olam, ha'el, Avinu, Malkeynu, Ha'Melej Ha'Tov u'metiv lakol. Hu hetiv lanu, hu metiv lanu. Hu g'malanu, hu gomleynu, hu yig'maleynu la'ahd, hesed, ve'rahamim
  4. 4. 4 ve'kol tov. Magdil yeshu'ot malko wa'oseh hesed li'mishiho, l'Dawid ul'zaro ahd olam. “Bendito eres Tú, Adonay nuestro Elohím, Rey del universo, Elohím nuestro Padre, y nuestro Rey. El Rey que es bueno y benéfico para todos, lo que tiene y se proveerá para nosotros todo lo bueno. Él tiene, hace, y siempre lo hará recompensar a nosotros para siempre, con la belleza, la gracia, la misericordia y la bondad completa. (Usted) elevar la salvación de Su rey, y muestra misericordia a su ungido, a David ya su descendencia, ahora y siempre más”. “Oseh shalom bimromaw hu be'rahamav ya'aseh shalom Aleinu, ve'al kol Yisra'el, ve'imru Amén” “Que El que hace la paz en los mundos superiores, en Su gracia hacer la paz sobre nosotros, y todo Israel, y digamos Amén De gracias [diga modé/modá al despertarse] “Modê(á) aní lefaneja, melej jai vekayam, she-ejezarta bi nishmatí bejemlâ, rabê emunatejâ”. “Ofrezco gracias a ti, Rey eterno, por haber devuelto mi alma con misericordia. Tu fidelidad es inmensa”. Piense en tres cosas por las cuales usted se siente agradecido y agradezca a Elohím por ellas. En Devarím 26:11 dice: “regocíjate en todo lo bueno que Elohím te ha otorgado”. En nuestro servicio, hay un rezo llamado Modim Anajnu Laj, [Te agradecemos…] el cual agradece a Elohím como nuestra roca y nuestro salvador. ¿Por qué se siente usted agradecido? Escriba una carta de agradecimiento a alguien que ha hecho algo bueno por usted. “Uno debería de reconocer y de hacer bondades por alguien que ha hecho algo bueno por nosotros” [Sefer haJinuj #33]. La mayoría de los libros de rezos tienen una lista de bendiciones diarias – es como entrar en un cuarto y notar todas las diferentes caras, o como ver al arco iris. Hay bendiciones para cada ocasión. Valore sus bendiciones. Y busque diferentes maneras de bendecir cosas que tal vez las de por sentadas.
  5. 5. 5 Diga un Misheberaj Diga una plegaria de sanación por alguien que necesita sanación, ya sea del cuerpo, del espíritu o de la mente. Esto surge en la historia del Éxodo de nuestro pueblo, ya que cuando pedimos, Elohím escucha nuestras plegarias: “Y Elohím escuchó sus lamentos, y Elohím recordó Su pacto con Avraham, con Yitzjak y con Ya'akov” [Shemot 2:24-25]. Es costumbre decir una plegaria de sanación llamado Misheberaj. Estas son las palabras: “Mi sheberaj avoteinu: Avraham, Yitzjak, ve'Yaakov, ve'Imoteinu: Sarâ, Rivkâ, Rajêl ve'Leah. Hu yivarej virapei et hajoleh/hajolah _____________ ben [bat] ______________. HaKadosh Baruj Hu yimalei rajamim alav [aleja], le'hajalimo [le'hajalimah], u-le'rap'oto [u-le'rap'otah], le'hahaziko [le'hazikah], u-le'hay-oto [u-le'hay-otah]. Ve'yishlaj lo [lah] bim-hera re'fuah shlemah, re'fu-at hanefesh u-re'fu-at haguf, be'toj sh'ar jolei Yisrael ve’jolei yoshvei tevel, hashta ba'agalah u-vizman kariv, ve'no- mar, Amen!” “Aquel que bendijo a nuestros patriarcas, Avraham, Yitzjak y Ya'akov, a nuestras matriarcas, Sarâ, Rivkâ, Rajêl y Lea, conceda su bendición y sane aquel que está enfermo: _____________________hijo/a de _______________________. Que El Kadosh bendito El derrame sobre el/ella su misericordia y le conceda salud y vigor, fuerza y vida. Que Él envíe rápidamente una completa recuperación, sanación del alma y del cuerpo a todos aquellos que sufren, entre ellos el pueblo de Israel y a toda la humanidad y digamos: Amén! Nosotros acostumbramos terminar diciendo: “be’shem Yeshûa meshijeinu. Toda rabah Abba Kadosh. Amên.” “en el nombre de Yeshûa nuestro Mashíaj. Muchas gracias Padre Kadosh [1]. Amên” Esta plegaria puede ser dicha durante el servicio, o en forma privada, en el hospital o en el hogar. También hay una plegaria más corta que viene de Moshé, cuando él escuchó que su hermana estaba sufriendo, dijo: “El na, refâ nalâ”. “Por favor, 'El [abreviación de la palabra: Elohím], sánala, por favor.” 1 La palabra hebrea Kadosh se traduce: “apartado”, “consagrado” y NO como “santo”. La palabra “santo” viene de las traducciones cristianas helénicas.

×