Acoso escolar

636 visualizaciones

Publicado el

Ensayo sobre el Bullying o Acoso Escolar con algunas sugerencias y actividades que se sugieren para fortalecer la autoestima

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
636
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
6
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Acoso escolar

  1. 1. Acoso escolar El acoso escolar (en inglés llamado bullying) es un tipo de violencia que se produce entre niños y adolescentes; no diferencia niveles socioeconómicos y se caracteriza por el maltrato psicológico, físico o verbal dentro de la escuela. En México el problema del bullying ha ido en aumento en los últimos años, por lo que se han tomado medidas para erradicar esta práctica, tales como la instalación del "Observatorio Mexicano Sobre Convivencia Escolar", que realizará diagnósticos, estadísticas, indicadores, evaluaciones e informes sobre la violencia entre escolares. El acoso escolar es tan grave, que de acuerdo con cifras de lasInvestigaciones del Instituto Politécnico Nacional y de la Universidad Nacional Autónoma de México detallan que de los 26 millones 12 mil 816 estudiantes de los niveles preescolar, primaria y secundaria, alrededor de 60 y 70 por ciento ha sufrido bullying. México ocupa el primer lugar internacional de casos de bullying en educación básica ya que afecta a 18 millones 781 mil 875 alumnos de primaria y secundaria tanto públicas como privadas, de acuerdo con un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Ante este lamentable panorama es importante que sepamos identificar algunas características que presentan niños y adolescentes cuando son víctimas de acoso escolar. Síntomas de un niño que padece bullying Presenta golpes, moretones o rasguños, el niño afirma que se deben a caídas o accidentes. Frecuentemente dice "No quiero ir a la escuela". Puede ser que esta frase revele que el niño es acosado por sus compañeros. Es común que diga que perdió sus pertenecías o llegue a casa con éstas rotas, por ejemplo, lentes, mochila, libros o cuadernos, uniforme, estuche escolar etc. Cambios bruscos de humor, se muestra ansioso, llora o siente miedo. Se queja de dolores psicosomáticos de estómago o cabeza (autosugestión). Tiene baja autoestima. Se aísla (no convive con sus compañeros ni asiste a paseos escolares). Bajas calificaciones. La familia juega un papel fundamental para orientar y ayudar a los niños con este problema. Es necesario hablar con ellos de sus inquietudes y temores, poner suma atención si el niño presenta algunos de estos síntomas y supervisar su conducta, qué hace, a dónde va, con quién juega, cuáles son sus intereses, proyectos, etc. Si detecta que su hijo es víctima de bullying, es necesario darlo a conocer de inmediato a maestros y autoridades de la escuela para que tomen las medidas pertinentes. En casa se debe expresar total apoyo al niño para que se sienta protegido, querido y eleve su autoestima; si el caso es muy grave, se recomienda asistir a una terapia profesional. Lic. PDG Ernesto Blancas Cázares Página 1
  2. 2. Recordemos que la intimidación o acoso escolar (bullying) es un comportamiento agresivo intencional, que consiste en un desequilibrio de poder o de fuerza. Además, es repetitivo, y se puede manifestar de forma física, verbal, o social. Si bien los niños pueden intimidar a otros usando medios más físicos, en las niñas el acoso se manifiesta mediante la exclusión social. Durante años la intimidación ha formado parte de la vida en el ámbito escolar e incluso en el laboral. Sin embargo, recientemente, la tecnología y los medios de contacto social se han convertido en un nuevo vehículo de este mal que ha ampliado su alcance. Ejemplo de ello es el “acoso cibernético” (cyberbullying) que se lleva a cabo en Internet y con teléfonos celulares. En sitios Web como Facebook, MySpace, Tumblr y Formspring, niños y jóvenes pueden enviar mensajes ofensivos continuamente las 24 horas del día. En otros, como Tumblr y Formspring se permite la creación de mensajes anónimos. La prevención y erradicación del acoso escolar consiste en el compromiso de crear un ambiente seguro, en el que los niños puedan progresar social y académicamente sin sentir temor. American Psychological Association (APA) recomienda que los maestros, padres y alumnos tomen las medidas siguientes para evitar el acoso: Maestros y autoridades escolares • Estar informados y alertas: Los maestros y autoridades (Directivos) deben estar conscientes de que si bien el acoso ocurre generalmente en sitios como los baños, el patio de juegos, los pasillos llenos de personas y los autobuses escolares, además sucede con teléfonos celulares y computadoras (donde existe poca o ninguna supervisión); debe ser tomado muy en serio. Los maestros y directores deben enfatizar que informar no es delatar. Si un maestro observa un caso de intimidación en el aula, debe intervenir inmediatamente para impedirlo, reportar el incidente e informar a los directores escolares correspondientes para que sea investigado. No es recomendable realizar una reunión conjunta con el acosador y el acosado, pues sería vergonzoso e intimidaría enormemente al estudiante que ha sido objeto del abuso. • Participación de estudiantes y padres: Es necesario que los estudiantes, así como los padres, formen parte de la solución, y participen en equipos de seguridad y grupos especiales contra la intimidación escolar. Los estudiantes pueden informarles a los adultos acerca de lo que está ocurriendo realmente, y también mostrarles las nuevas tecnologías que se utilizan para la intimidación. Los padres, maestros y directores escolares pueden contribuir a que los alumnos adopten un comportamiento positivo, y enseñarles cómo intervenir en un caso de abuso. Los estudiantes de más edad pueden ser mentores e informarles a los más jóvenes con respecto a prácticas seguras de navegación por la Internet. • Crear expectativas positivas con respecto al comportamiento de estudiantes y adultos: Las escuelas y aulas deben ofrecerles a los estudiantes un entorno seguro de aprendizaje. Los maestros y entrenadores deben recordarles explícitamente a los alumnos que el acoso escolar es inaceptable, y que ese tipo de comportamiento tendrá las consecuencias correspondientes. Los maestros y directores deben crear un documento en contra del acoso, y pedirle a cada alumno, así como a sus padres/tutores, que lo firmen y entreguen en la dirección, para que comprendan la gravedad que implica un caso de intimidación. Además, a los estudiantes que confrontan dificultades para adaptarse o tener amigos, se les pueden facilitar amistades o darles “trabajo” a la hora del receso, para que no se sientan aislados ni corran peligro de convertirse en víctimas de acoso. Recomendaciones para: Padres Padres de niños acosados • Observe la actitud de su hijo para detectar señales de acoso: No siempre los niños son propensos a decir que los están intimidando. Entre las señales de que un niño está siendo acosado figuran: ropa desgarrada, temor a ir a la escuela, disminución del apetito, pesadillas, llanto o depresión y ansiedad general. Si descubre que su hijo es objeto de acoso, no recurra a frases como “no le hagas caso” ni “aguanta sin quejarte”. Por el contrario, sostenga conversaciones abiertas en las que pueda enterarse de lo que ocurre en la escuela con el fin de tomar medidas Lic. PDG Ernesto Blancas Cázares Página 2
  3. 3. apropiadas para rectificar esa situación. Pero esto es lo más importante: hágale saber a su hijo o hija que está dispuesto a ayudarle y que no intente contraatacar al acosador. • Enséñele a su hijo a hacerle frente al acoso: Mientras no se pueda tomar alguna medida a nivel escolar, enséñele a su hijo a hacerle frente a la intimidación sin exponerse a ser maltratado físicamente ni derrotado en una pelea. Practique en casa para que su hijo aprenda a ignorar al acosador y/o crear estrategias enérgicas a fin de manejar la situación. Ayude a su hijo en la identificación de maestros y amigos que pudieran ayudarlo en caso de ser víctima de intimidación. • Establezca los límites con respecto a la tecnología: Manténganse informados, tanto usted como sus hijos, acerca del acoso cibernético, e incúlqueles a sus hijos que no deben responder mensajes amenazadores, ni tampoco reenviarlos. Hágase “amigo” de su hijo o hija en Facebook o Myspace, y active los filtros adecuados en su computadora. Además, trate de que la computadora familiar sea la única que usen sus hijos, y colóquela en un sitio de la casa donde esté visible y pueda ser supervisada. Si decide darle a su hijo un teléfono celular, analice con cuidado antes de permitirle que use la opción de cámara. Además, comuníquele que va a supervisar sus mensajes de texto. Como padre, usted puede insistir en que los teléfonos se guarden en un área donde todos tengan acceso (como la cocina) a determinada hora de la noche, para impedir el acoso nocturno y los mensajes inadecuados. Los padres deben reportar el caso de intimidación en la escuela, y darle seguimiento por medio de una carta con copia al Supervisor Escolar si su reporte inicial no recibe respuesta. Los padres deben denunciar a la policía los mensajes amenazadores y guardar las evidencias pertinentes de los mensajes de texto, de correo electrónico, o los comentarios colocados en los sitios web. Padres de niños acosadores • Detener el acoso antes de que comience: Hable con sus hijos acerca del acoso escolar. Es posible que su hijo esté confrontando problemas para comprender los signos sociales, e ignore el daño que está haciendo. Recuérdele a su hijo que intimidar a otros puede acarrear consecuencias de índole jurídica. • Una casa “libre de acosadores”: Los niños imitan las formas de comportamiento que adoptan sus padres. Estar expuesto a un comportamiento agresivo o a un entorno demasiado estricto en casa hace que el niño tenga más propensión al acoso escolar. Los padres/tutores deben dar ejemplos positivos en su forma de relacionarse con otras personas y con sus hijos. • Detectar problemas de autoestima: A menudo, los niños con problemas de autoestima acosan a otros para sentirse bien consigo mismos. Incluso los niños que gozan de cierta popularidad y aceptación pueden tener tendencias crueles. Los padres deben evitar y castigar el comportamiento cruel de sus hijos. Estudiantes • Reportar los casos de acoso personal y cibernético: Es importante que los estudiantes informen a un padre o a un adulto de confianza sobre cualquier caso de intimidación. Con frecuencia, los niños no reportan casos de acoso cibernético porque temen que sus padres les impidan usar el teléfono o la computadora. Los padres deben respaldar a sus hijos si éstos les informan de un caso de intimidación, y no impedirles que usen el teléfono como consecuencia de esa situación. Los niños deben recordar que el acoso escolar es incorrecto, y que debe ser resuelto por un adulto. • No responder al acoso con violencia: Aunque puede ser difícil quedarse cruzado de brazos ante el acoso, como dice el refrán: “Dos males no hacen un bien”. Trate de no demostrar enojo ni llorar. Hay que decirle con calma al acosador que deje de intimidarlo, o, simplemente, alejarse para evitar problemas. • Estar siempre acompañado: Siempre que sea posible, evite que ocurran situaciones en sitios donde no haya otros estudiantes o maestros. Trate de ir al baño con un amigo o almorzar en grupo. Cuando monte en el autobús escolar, Lic. PDG Ernesto Blancas Cázares Página 3
  4. 4. siéntese cerca de la parte delantera. Si conoce a algún estudiante que acostumbra a acosar a otros en un área de la escuela donde usted suele caminar, almorzar o ir a clases, trate de usar pasillos alternativos para llegar a su destino. No olvide que debe reportarle a su maestro, entrenador, director y/o padres cualquier caso de intimidación contra usted u otros estudiantes. Conclusión Los estudiantes que son víctimas del acoso escolar pueden sentirse abrumados, deprimidos o ansiosos. Si su hijo confronta problemas en la escuela o con sus amigos como resultado del acoso, un profesional de salud mental, como por ejemplo, un psicólogo, puede ayudarle a crear resiliencia y confianza en sí mismo. Esto le permitirá ser más exitoso tanto en el aspecto social como en el académico. Cinco formas básicas para defenderse del 'bullying' o acoso escolar El 40% de los estudiantes de primaria y secundaria sufren acoso escolar en México año con año, según la OCDE. Los niños y los padres deben de tomar medidas básicas para evitar casos de 'bullying' en la escuela que pueden tener consecuencias fatales No estar solos y buscar ayuda son algunas de las recomendaciones para que los niños no sean víctimas de acoso escolar. Según la doctora Brenda Mendoza González, académica de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) y experta en bullying, aunque cada caso de acoso puede ser distinto, hay medidas básicas que los niños pueden seguir en las escuelas para evitar ser víctimas. A continuación te presentamos algunas de ellas para los niños y jóvenes: • Identificar una conducta que no les guste: Los niños deben de saber que algunas cosas no son normales y deben de entender que las acciones violentas no son naturales. Por más inofensivo que sea un ataque, como aventar bolitas de papel, pronto se puede convertir en un problema mayor para el niño acosado. • No estar solos: Las víctimas de bullying son elegidas por sus acosadores, porque saben que no tienen apoyo y es difícil que rompan el silencio. Los niños deben de buscar un grupo de amigos al cual unirse para evitar ser víctimas de otros. Los niños que son abusados son generalmente quienes tienen un comportamiento retraído o se aíslan de los demás. • Aprender a decir no: Los abusadores creen tener la seguridad de que su víctima nunca se quejará por los abusos. Los niños víctima de bullying deben de mirar a los ojos a su acosador y aprender a decir “no te lo permito”, con voz clara y firme. • Buscar ayuda: Los niños que sufrieron un ataque o que se sienten amenazados deben de acudir a su maestro para pedir ayuda. Si el maestro no les hace caso, deben de acudir a la dirección de la escuela y a sus padres. Si la escuela no toma cartas en el asunto, los padres deben de pedir por escrito que la institución actúe. Para los padres: • Dejar atrás la sobreprotección: Los niños que son sobreprotegidos por sus padres son quienes en su mayoría se convierten en víctimas. Al no estar sus padres en la escuela y no poder valerse por sí mismos pronto serán blanco de ataques. Ante este problema las escuelas deben tomar cartas en el asunto y una sugerencia es que en Consejo Técnico se elabore un Plan de Acción; como una colaboración de apoyo se pone a su consideración la siguiente: Lic. PDG Ernesto Blancas Cázares Página 4
  5. 5. Propuesta de un Plan de Acción en Contra del Bullying El bullying puede detenerse, pero no termina por sí solo. Se deben tomar cartas en el asunto en contra del bullying y emprender acciones; la recomendación es hacer un plan de acción que funcione. Los siguientes pasos ayudarán a desarrollar un plan de acción para abordar el problema de bullying. ¿QUE HACER EN LA ESCUELA ANTE EL BULLYING? 1° DETECTAR Para los profesores es difícil detectar un problema de agresión como el bullying porque no suelen ocurrir en su presencia. Es importante tener en cuenta los tipos de maltrato que pueden haber (Maltrato físico, maltrato psicológico, maltrato social), que nos pueden dar pistas de si existe bullying en nuestro centro escolar. Las características psicosociales de los alumnos víctimas y "bullies" también nos dan indicios de posible agresión. Para poder detectarlo es útil: 1) Aumentar la observación en lugares menos frecuentados por adultos (patios, vestuarios, rincones pasillos, entre clases, en actividades extraescolares) 2) Recoger información de distintas fuentes (profesorado, familias, personal no docente, alumnado) 3) Tener estructuras en el centro educativo donde expresar denuncias y reclamaciones (buzón de sugerencias, comisión de convivencia) 2° EVALUAR NECESIDADES Y RECURSOS • Identificar a los alumnos afectados • Valorar sus necesidades • Identificar zonas, lugares y situaciones de riesgo • Valoraci6n de los recursos humanos (profesores, familias, alumnado) • Valoración de los recursos materiales (audiovisuales, buzón de sugerencias). 3° ACTUAR INTERVENCION CON LA VICTIMA Lic. PDG Ernesto Blancas Cázares Página 5
  6. 6. • Ser cauteloso en la aplicación de medidas y en la realizaci6n de algunas acciones para no exponerla a situaciones de riesgo. • Evitar el tratar públicamente en el aula la situaci6n de acoso de forma que pueda sentirse aludida y experimentar vergüenza y humillación. • Proteger a la víctima durante todo el proceso de intervención: o Aumentando la supervisi6n y vigilancia del profesorado durante los descansos, recreos, comedor, baños, vestuarios, entradas y salidas del centro... o Creando grupos de compañeros solidarios (formados y determinados previamente) para acompañar a la víctima, fundamentalmente en los momentos de mayor riesgo. • Establecer reuniones individuales con la víctima y con otros compañeros/as que favorezcan la comunicación y la libre expresión. • Desarrollar programas específicos de habilidades sociales (defensa de los propios puntos de vista, asertividad, defensa de derechos, petici6n de ayuda.). INTERVENCION CON EL AGRESOR • Asegurarse de que los/as agresores/as reciben también la ayuda que necesitan. La agresión puede ser debida a una falta de habilidades sociales adecuadas para interactuar con sus iguales, han aprendido que la relación interpersonal se rige por esquemas de dominio-sumisión. • Diseñar y realizar entrevistas individuales en las que se analice la situaci6n y sus consecuencias para los afectados. • Definir muy claramente los comportamientos que no se toleran estableciendo los límites de lo permitido. • Ayudarle a entender c6mo se siente el niño agredido (empatía). • Desarrollar programas de entrenamiento intensivo en habilidades sociales (asertividad, identificaci6n y resolución de conflictos.). • Ayudarle a vincularse con los demás sintiéndose parte del grupo y del entorno y asumiendo las responsabilidades que le correspondan. • Aplicar programas de modificación de conducta: consecuencias negativas, reparación y restauración del daño, perdida de la posibilidad de realizar algunas actividades (salidas, campamentos.). • Aplicar técnicas cognitivas (entrenamiento en autocontrol.). INTERVENCION CON LOS ESPECTADORES • Ser denunciados. • Analizar las consecuencias que estos comportamientos tienen para todo el grupo. • Definir claramente cuales son los papeles que los espectadores juegan en estas situaciones. • Ensenarles la diferencia entre ser solidario ante la injusticia y ser chivato. • Desarrollar la empatía emocional aprendiendo a ponerse en el lugar de otros. Lic. PDG Ernesto Blancas Cázares Página 6
  7. 7. • Ensenar a los alumnos a pedir ayuda, a superar el miedo a ser calificados de chivatos o incluso a convertirse ellos mismos en víctimas. • Informar sobre la posibilidad y recursos existentes en el centro, para denunciar situaciones de intimidaci6n garantizándose la confidencialidad (teléfono amigo, buz6n de sugerencias, comisi6n de resoluci6n de conflictos.). INTERVENCION EN EL GRUPO DE CLASE • Hacer saber al alumnado que no se van a aceptar agresiones de ningún tipo. • Elaborar proyectos antiviolencia: campañas, concursos de slogan. • Enseñar a poner nombre y expresar los sentimientos. • Crear y favorecer un clima escolar de rechazo a los malos tratos (violencia de género, bullying.) • Poner en marcha actividades de tutoría ya diseñadas por otros autores. • Crear grupos de ayuda: supervisores, tutores de otros niños, ayudantes de clase, ayudantes de recreo. • Favorecer el establecimiento de vínculos positivos entre los alumnos/as y la asunción de las responsabilidades personales y grupales. • Fomentar la cohesión grupal con actividades diversas (fiestas, proyectos, semana cultural) • Potenciar en el alumnado formas sanas de compañerismo y solidaridad. • Favorecer la integración de todos los alumnos en el grupo y el desarrollo de habilidades prosociales a través de trabajos cooperativos. INTERVENCION CON LAS FAMILIAS • Contar necesariamente con todas las familias afectadas y solicitar su colaboración. Evitar que los padres se sientan poco respaldados y tomen iniciativas individuales, que pueden agravar la situación de su hijo/a. • Mantener reuniones individuales con cada una de las familias de los afectados/as para informarles sobre la situación y las medidas adoptadas por el centro. Evitar buscar culpables y tender a obtener compromisos positivos. • No se aconseja tratar estos temas en reuniones generales de padres-madres. • Ayudar a las familias a analizar la situación de forma realista, sin minimizar los hechos ni sobredimensionar las consecuencias. • Dar a las familias espacio y oportunidades para hablar de sus sentimientos. • Orientar a las familias para fomentar el diálogo permanente padres-hijos. • Ofrecer pautas que ayuden a afrontar de forma adecuada la situación de su hijo/a. • Resaltar la importancia de mantenerse alerta ante los comportamientos de los hijos/as. • Mantener una relación fluida y continuada centro escolar y familias con el objeto de coordinar la intervención. PREVENCION DE NUEVAS AGRESIONES • Creación y difusión de estructuras y recursos para recibir denuncias, reclamaciones y quejas: buzón de sugerencias, teléfono amigo, comisión antibullying. Lic. PDG Ernesto Blancas Cázares Página 7
  8. 8. • Formación del profesorado en el manejo de conflictos y en la enseñanza de habilidades de interacción personal y social. • Formación del alumnado en habilidades que le permitan interactuar de forma adecuada (escucha activa, defensa asertiva de opiniones, peticiones, rechazos.). • Crear comisiones de alumnos que se impliquen en el desarrollo de la convivencia positiva en el centro, con representantes de todos los niveles. • Implicar a los padres para que participen en las estructuras y medidas de mejora de la convivencia del centro. 4° SEGUIMIENTO • Reuniones individuales con víctimas, acosadores y espectadores. • Reuniones con las familias afectadas. • Recogida de información. • Valoración y en su caso modificación de las medidas adoptadas. Existen métodos específicos para intervenir en caso de bullying. Uno de los más relevantes es el METODO PIKAS, que describimos a continuación. METODO PIKAS: METODO DE LA PREOCUPACION COMPARTIDA El método Pikas sirve para disuadir a la persona o grupo agresor de su ataque agresor al grupo o compañero o compañera. OBJETIVO: Conseguir que los miembros del grupo de forma individual tomen conciencia de la situación y se comprometan con la situación social. FASES:  Entrevistas individuales. ,  Entrevistas de seguimiento  Entrevista final (resolución del conflicto). Se recogen en la hoja de registro, correspondiente. El tiempo de duración entre cada etapa es de una semana. En la práctica, el empleo de tiempo depende de la disponibilidad del maestro/a, aunque estos intervalos deben ser siempre menores a dos semanas. Habilidades Psicosociales En otra línea de acción hay que realizar esfuerzos múltiples por llegar a un enfoque efectivo para mejorar la calidad de vida de niños, niñas y jóvenes, existen diversos planteamientos. Uno de los más actuales es el desarrollo de las habilidades psicosociales. Existen distintos tipos de habilidades necesarias para convivir consigo mismo o consigo misma y con otros u otras de manera armoniosa, éstas han sido agrupadas de muy distintas maneras de acuerdo a los autores que las trabajan, pero las habilidades psicosociales a las que hacemos referencia en este texto provienen del enfoque genérico, donde las habilidades son concebidas como herramientas de supervivencia aplicables en una amplia gama de situaciones y su aprendizaje se centra en temas amplios como mejorar las relaciones humanas o prevenir riesgos psicosociales tales como la violencia o las adicciones, a diferencia de las habilidades aplicadas donde se estudian habilidades instrumentales concretas, aplicables sólo a contextos específicos como el laboral. Lic. PDG Ernesto Blancas Cázares Página 8
  9. 9. Las habilidades psicosociales que se retomaron en este proceso de intervención se enlistan y describen en el siguiente cuadro: Habilidad Descripción Autoestima Implica la confianza y el respeto por sí misma o sí mismo. Refleja la valoración que cada persona tiene acerca de su habilidad para enfrentar los desafíos de la vida; es decir, para comprender y superar problemas, así como de su derecho a ser feliz. Esto es respetar y defender sus intereses, necesidades y formas de pensar y vivir. Para generar una autoestima alta es esencial el conocimiento y la valoración de nosotros mismos y nosotras mismas. Manejo de emociones Ayuda a reconocer y nombrar nuestras emociones y las de otras personas y a ser conscientes de cómo influyen estas en nuestro comportamiento social para responder a ellas en forma apropiada. Normalmente, las emociones muy fuertes, sean estas positivas o negativas, son más difíciles de manejar. El enojo es una de las emociones fuertes que puede ser difícil de manejar, a menos que una persona aprenda cómo hacerlo. Para aprender a manejar las emociones, el primer paso es saber reconocerlas y nombrarlas. Resolución creativa de Conflictos El conflicto es parte inherente de las relaciones humanas, ya que en estas siempre existirán diferencias de El conflicto es parte inherente de las relaciones humanas, ya que en estas siempre existirán diferencias de personalidad y objetivos, que nos hacen distintos y únicos. Los conflictos pueden ser solucionados desde formas distintas a la violencia, la cual implica el establecimiento de un dominio sobre el otro a través de distintos medios (físicos, psicológicos, económicos, sexuales, etc.) Solucionar conflictos de manera creativa implica encontrar formas alternativas a la violencia; para ello es necesario reconocer intereses, motivaciones y emociones personales, pero al mismo tiempo los de otros y otras, aprendiendo técnicas como la negociación y la mediación cuando existen desacuerdos. Comunicación asertiva Es la capacidad de expresarse de forma clara, directa y segura, ya sea de manera verbal o no verbal. Un comportamiento asertivo implica un conjunto de pensamientos, sentimientos y acciones que ayudan a alcanzar objetivos personales en un ambiente de convivencia social. La comunicación asertiva también se relaciona con nuestra capacidad de pedir ayuda en momentos de necesidad. Asimismo, involucra la capacidad de actuar en una forma equilibrada sin tender a la agresión ni a la pasividad para alcanzar nuestros objetivos. A continuación se abordara con mayor profundidad una de estas habilidades psicosociales y se sugieren actividades para desarrollarla. Empecemos con la autoestima ¿Qué es la autoestima? Un aspecto muy importante de la personalidad, del logro de la identidad y de la adaptación a la sociedad, es la autoestima; es decir el grado en que los individuos tienen sentimientos positivos o negativos acerca de sí mismos y de su propio valor. Daremos una serie de definiciones de la autoestima: • La capacidad que tiene la persona de valorarse, amarse, apreciarse y aceptarse a sí mismo. Lic. PDG Ernesto Blancas Cázares Página 9
  10. 10. • El conjunto de las actitudes del individuo hacia mismo (Burns). • Es la percepción evaluativa de uno mismo. • Es el amor que cada persona tiene de sí mismo. La autoestima está relacionada con muchas formas de conducta. Las personas con una autoestima elevada suelen reportar menos emociones agresivas, negativas y menos depresión que las personas con una autoestima baja. De modo similar, las personas con una autoestima elevada pueden manejar mejor el estrés y, cuando son expuestas al mismo, experimentan menos efectos negativos en la salud. La época importante para el desarrollo de la autoestima es la infancia intermedia. El niño, aquí, compara su yo real con su yo ideal y se juzga a sí mismo por la manera en que alcanza los patrones sociales y las expectativas que se ha formado de sí mismo y de qué tan bien se desempeña. Las opiniones de los niños acerca de sí mismos tienen un gran impacto en el desarrollo de la personalidad, en especial en su estado de ánimo habitual. Por todo lo anterior, es importante el estudio de la autoestima, así como la presentación de patrones de conducta que lleven al individuo a establecer una autoestima elevada, que le permita un mejor desarrollo de sí mismo. Por tanto, la autoestima, es el concepto que tenemos de nuestra valía y se basa en todos los pensamientos, sentimientos, sensaciones y experiencias que sobre nosotros mismos hemos ido recogiendo durante nuestra vida. Los millares de impresiones, evaluaciones y experiencias así reunidos se juntan en un sentimiento positivo hacia nosotros mismos o, por el contrario, en un incómodo sentimiento de no ser lo que esperábamos. Cómo desarrollar la autoestima en los niños La autoestima, manera en la que nos vemos a nosotros mismos y a nuestra capacidad de relacionarnos con el mundo que nos rodea, es un factor importante en la felicidad y el éxito en la vida de un niño. Aquellos niños que poseen un autoestima saludable, son más propensos a tener éxito en lo que sea que elijan hacer y para disfrutar sus vidas. Como padre, tienes un rol clave y existen muchas cosas que puedes hacer para construir la autoestima de tu hijo. Instrucciones 1. Qué no hacer: Compararlos con otros. Nunca demores a tu hijo en altos niveles irreales de desempeño o los compares con otros (¡incluyendo a los hermanos!), ya que hacer eso conlleva a la desilusión, celos, envidia y calumnias, así como también auto-compasión, escasez de pensamiento y mirar a otros para comparar el propio éxito. 2. Qué hacer: Celebrar la singularidad de tu hijo. Reconocer y valorar los dones, talentos y capacidades de tu hijo, en lo que se destacan y más disfrutan, y ayudarlos a desarrollar y maximizarlos por completo. Conviértete en el mayor animador de tu hijo. 3. Qué no hacer: Ignorar señales de alarma. Consigue ayuda profesional para tu hijo si éste muestra patrones de comportamiento auto-destructivo o enfermizo. Llévalo a un terapeuta o consejero para que puedan vencer sus dificultades psicológicas o emocionales. 4. Qué hacer: Concéntrate en lo que funciona. Haz hincapié en las fortalezas de tu hijo, en lo que están haciendo bien, en vez de lo que están haciendo mal. Celebra sus logros, no importa que tan pequeños sean. Dales crédito cuando se lo merezcan. Valóralos con frecuencia pero con exactitud. 5. Qué no hacer: Vivir en el pasado. Recuerda que tus hijos se encuentran en crecimiento y cambio constante. Mantente activo e infórmate en que se transformaron tus hijos hoy en día, no en quienes fueron años atrás. Lic. PDG Ernesto Blancas Cázares Página 10
  11. 11. 6. Qué hacer: Animarlos a desarrollar sus intereses. Descubre qué le gusta hacer a tus hijos, qué los hace felices. Llévalos a clubes o grupos extra escolares para estas actividades. Diles que deben utilizar sus dones y perseguir lo que disfrutan en la vida. 7. Qué no hacer: Temer a dejarlos ir. Confía lo suficientemente en ellos como para permitirles ser ellos mismos y cometer sus propios errores. Déjalos desplegar sus alas y volar. Si se caen, ayúdalos a levantarse y a aprender de sus desilusiones. Entrénalos para que sean adultos maduros competentes y capaces de ser ellos mismos en el mundo. 8. Qué hacer: Enséñales a ser responsables por ellos mismos y en sus decisiones. Bríndales quehaceres y págales para que aprendan sobre contribuir con su parte y también sobre ser financieramente responsables. Edúcalos acerca del dinero y la toma de decisiones en una atmósfera divertida y educativa, nunca desde un lugar de culpa y vergüenza. 9. Qué no hacer: Ser muy serio. Recuerda jugar y tener sentido del humor sobre ciertas cosas. Ríete de ti mismo y tus hijos aprenderán a no preocuparse y a ser felices y seguros de sí mismos en sus vidas sin importar lo que pase. 10. Qué hacer: Conviértete en un modelo a imitar positivo. Sé un ejemplo, debido a que los niños aprenden mejor de lo que tienen en frente a sus ojos. Cultiva tu propia autoestima, porque si tienes alta autoestima, tus hijos también tendrán alta autoestima, mientras que si no la tienes, probablemente tengas hijos con baja autoestima también. Tres consejos que como educadores podemos dar a los Padres de Familia para desarrollar la autoestima en sus hijos. Los padres pueden hacer cosas simples para asegurarse de que sus niños crezcan con una autoestima saludable. Construir la autoestima en los niños puede tener un impacto duradero en cómo les va en la vida. Los padres pueden hacer cosas simples para asegurarse de que sus niños crezcan con una autoestima saludable. Instrucciones 1. Entiende la importancia de la autoestima. La autoestima es un factor crucial en el crecimiento de un niño saludable. Los niños con apreciación por su propio esfuerzo actuarán con gran confianza, enfrentando desafíos y mostrando una disposición a aprender e involucrarse en cosas nuevas. Los niños con baja autoestima son menos propensos a llegar a otros, son tímidos para las nuevas experiencias y existen posibilidades de que arremetan contra las autoridades. Los padres juegan un rol importante para ayudar a los niños a tener una mayor autoestima. Algunos atributos positivos de niños con buena autoestima, incluyen: *Actuar independientemente *Asumir responsabilidad *Sentir orgullo en los cumplimientos *Tolerar la frustración *Manejar la presión del grupo apropiadamente *Intentar nuevos desafíos y tareas *Manejar de mejor forma las emociones positivas y negativas *Ayudar a otros. 2. Dale aliento. A veces, desarrollar una autoestima positiva podría suponer hacer acciones tan fáciles como decir “Excelente trabajo”, “Felicitaciones” y “¡Bien hecho!”. El aliento, el orgullo, la disciplina positiva y la guía pueden servir para ayudar a que un niño desarrolle su autoestima. Se sugiere que los padres hagan estas cosas para construir la autoestima de su hijo: *Alabarlo a menudo. Los padres deben sacar ventaja de las oportunidades para decirle a sus hijos que están haciendo las cosas bien y demostrar rasgos de carácter positivo. Al elogiarlos y mostrarle que estás conforme con sus acciones, le harás saber cómo captar tu atención de forma positiva. *Enséñale frases positivas. Contrarresta las creencias negativas o inadecuadas de tu hijo con formas positivas y de refuerzo para que se mire a sí mismo. *No lo ridiculices o avergüences. Esto no solo hará que se cierre sino que además lo desalentará a hacer cualquier cosa que crea que va a provocar la misma reacción. También puede desencadenar trastornos emocionales. *Deja que tu hijo resuelva los problemas. Elógialo cuando lo haga. Tómate tu tiempo para responder preguntas e indícale amablemente la dirección correcta, pero no lo resuelvas por él. Ayúdalo a pensar opciones alternativas, pero deja que él resuelva el problema y llegue a la respuesta. *Ríete mucho. Muéstrale a los niños que Lic. PDG Ernesto Blancas Cázares Página 11
  12. 12. te puedes reír de ti mismo y que también cometes errores. Así, no vacilarán al cometer sus propios errores, al reírse de ellos y encontrar las soluciones. También aprenderán que la vida no tiene que ser totalmente seria y que algunas burlas son divertidas. Tu sentido del humor es importante para el bienestar de tu hijo. 3. Consejos adicionales. para que como padres ayudemos a desarrollar la autoestima de nuestros hijos, incluyendo: *Asegúrate de que tu hijo se sienta especial y apreciado. Asegúrate de que, cuando les estés leyendo o cuando estés jugando con él, no tengas que responder el teléfono o te interrumpan. Esto le enviará el mensaje de que él es la prioridad Nº 1 en ese momento. *No compares a los hermanos. Cada uno de tus hijos es único. Compararlos podría forzarlos a tratar de alcanzar estándares que son inalcanzables, al tiempo que puede minimizar sus propias fortalezas y talentos únicos. Elogia los talentos individuales de cada niño. *Ofrece oportunidades para que tus hijos te ayuden y aprendan. Si tus hijos te quieren ayudar a cocinar, dales diferentes tareas para hacer. Al hacerlo, comienza a tomar conciencia de lo que está pasando alrededor de ellos y contribuyen de una forma positiva. Si tu hijo es un buen artista, muestra sus obras de arte en tu casa o tu trabajo. Asegúrate de que tu hijo aprenda las opciones disponibles y las explore. “Un niño que tiene un solo amigo y lo pierde es solitario. Sin embargo, un niño que tiene muchos amigos y pierde uno, sigue teniendo varios. Este mismo principio se mantiene en diferentes áreas. Siempre que pienses que hay una sola cosa que te satisface, limitas tu potencial a estar satisfecho. Cuanto más ayudas a tus hijos a que se den cuenta de que hay muchas opciones en cada situación, más aumentas su potencial para la satisfacción. A continuación se da información adicional para estimular la autoestima. Estos ejercicios son parte del programa de intervención que los padres y educadores que deseen aprender a buscar el bienestar mental en los niños; se sugiere puedan aplicar las siguientes actividades: Actividades de autoestima para chicos Ayuda a tu hijo a formar una buena autoestima. La autoestima alta, puede sentar las bases para la felicidad y el éxito en la vida de un niño, mientras que una baja autoestima puede llevar a problemas en la escuela y a la falta de confianza. Prueba algunas de estas actividades para el desarrollo de la autoestima y la confianza en tu hijo. Collage "Sobre Mí" Esta actividad es una buena manera de centrar la atención del niño en aquellas características que lo hacen especial. Necesitará cartulina, tijeras, pegamento, fotografías y revistas viejas. Haz que el niño piense por un momento en los aspectos positivos de su vida y de su personalidad o de las esperanzas y sueños que tiene. El niño debe encontrar palabras o imágenes de revistas o fotos que simbolicen esas cosas. Pega estos a la cartulina para hacer un collage. El niño puede dibujar cosas en el cartel o añadir pegamento con brillo, limpiadores de pipas, imágenes prediseñadas o cualquier otra cosa disponible. Cualquier cosa que el chico ponga en el collage debe centrarse únicamente en sus rasgos positivos. Cuando haya terminado, haz que el niño te explique lo que representa cada cosa en el cartel y luego cuélgalo en un lugar donde puedan verlo todos los días. Este será un recordatorio positivo de todas las cosas que hacen que al niño especial y único y las razones por las que el niño debe sentirse bien consigo mismo. Carta a mí mismo Esta es otra actividad que puede ayudar a los niños a ponerse más en contacto con sus sentimientos acerca de sí mismos y de lo que son. Todo lo que necesitas es un lápiz y un papel. Haz que el niño escriba una carta con su dirección. Nadie debería leer esta carta, excepto el niño. Esto es para asegurarte de que el niño sea lo más abierto y honesto posible en la carta. La carta debe incluir experiencias felices que el niño haya tenido en el último año, los descubrimientos que ha hecho de sí mismo, y / o las cosas que le gustaría lograr o algún objetivo que tenga. La carta se puede dejar a un lado y el niño puede leerla más adelante en su vida como un recordatorio de quién era y cómo ha cambiado. Auto-retrato Lic. PDG Ernesto Blancas Cázares Página 12
  13. 13. Esta actividad consiste en que el niño dibuje una imagen de sí mismo. Necesitará un espejo, papel y crayolas, marcadores o lápices de colores. Haz que el niño dibuje un autorretrato con un espejo como referencia. La imagen no tiene que ser exacta, una figura funcionará igual de bien que un retrato detallado. Debe ser bastante grande ya que el niño la etiquetará cuando esté terminada. Cuando la imagen esté terminada, pídele que señale las buenas cualidades que posee y que lo etiquete en el retrato. Por ejemplo, si un niño quiere decir que tiene un gran corazón, de escribirlo a un costado del retrato y dibujar una línea que vaya hacia el pecho. Otras cualidades positivas se pueden escribir alrededor del perímetro de la imagen. Cuelga esto en donde el niño lo pueda ver a diario y reflexione acerca de sus cualidades positivas. Ejercicios de autoestima para niños Mejora la autoestima del niño. La autoestima es la percepción que una persona tiene de sí misma. Una autoestima saludable nos permite superar los desafíos de la vida y tener una actitud positiva. El desarrollo de la autoestima tiene un comienzo temprano en la vida, por lo tanto, ayudar a los niños a tener creencias y actitudes positivas acerca de sí mismos juega un papel importante en la formación de adultos exitosos. Hay muchos ejercicios que los padres pueden utilizar para fomentar la autoestima de un niño. Ayudar Permitir que tus hijos participen en las tareas diarias del hogar y ayuden en casa es una manera de construir la autoestima de un niño. La participación en actividades como poner la mesa, limpiar la casa y lavar el coche, les da una sensación de logro y empoderamiento. Hazles saber el gran trabajo que han hecho y lo mucho que aprecias su ayuda. Juego de elogios Con un grupo de dos o más niños, corta una hoja de papel en partes pequeñas y da a cada niño el mismo número de papeletas como número de niños haya en el grupo. En cada hoja de papel, cada niño deberá escribir el nombre de otro niño y una lista sus características positivas. Ellos tienen que enfocarse en los rasgos de personalidad y talentos, en lugar de los rasgos físicos. Cuando todas las listas estén completas, lean las características de cada niño en voz alta. Juego de la bolsa de frijoles En un rotafolio dibuja una tabla con tres cuadros de ancho y tres de largo. Escribe: escuela, hermanos, deportes o cualquier otra parte de la vida de tu hijo en los recuadros. Coloca la cartulina en el suelo y da a tu hijo una bolsa de frijoles para que la lance en uno de los recuadros. Haz que tu hijo diga algo bueno acerca del tema o de sí mismo referente a la categoría en que cayó la bolsa de frijoles sucesivamente. Por ejemplo, cuando cae en deportes, él o ella hablarán acerca de sus deportes favoritos y los últimos logros en el mismo. Con una alta autoestima, los niños se sienten seguros de sus habilidades y continúan luchando por sus sueños. La autoconfianza es una herramienta invaluable que un niño llevará durante toda su vida. Manualidades para reforzar la autoestima El arte y las manualidades son buenas herramientas para desarrollar la autoestima. Tener autoestima y valorarse uno mismo son importantes lecciones que se aprenden mejor de joven. Son además un par de herramientas que pueden desarrollarse a través de la práctica constante. Incluir trabajos de manualidades en estas lecciones puede servir para que tus alumnos disfruten más de ellas. Poseer un sólido sentido de autoestima es un factor importante para que tus alumnos puedan convertirse en estudiantes competentes. Auto publicidad El propósito de la publicidad es resaltar lo positivo. Tus alumnos podrían elaborar su propia publicidad sobre sí mismos confeccionando algún anuncio del estilo de los que se publican en las revistas o rellenando un folleto con sus mejores atributos. Lic. PDG Ernesto Blancas Cázares Página 13
  14. 14. Proporciónales un montón de revistas para que puedan recortar palabras e imágenes positivas y componer sus anuncios. Podrán utilizar rotuladores o lápices de colores para dejar por escrito cuáles son sus mejores “activos”. Un Álbum de recortes sobre mí Un álbum de recortes no es otra cosa que una colección de recuerdos. Pide a cada uno de tus alumnos que confeccione su propio “álbum de la autoestima” utilizando papel de manualidades. Dale a cada uno de cinco a ocho hojas de papel de manualidades con tres agujeros perforados y algo de hilo para unirlas formando un librillo. En estas páginas se podrían incluir recuerdos de buenos momentos vividos por el alumno, una lista de los atributos que le gustan de él mismo o un collage elaborado con descriptores positivos. El álbum es un buen proyecto para ser realizado a largo plazo. Carteles de autoestima Podrías comenzar el curso escolar tomando unas fotografías en primer plano de tus alumnos. Después de imprimirlas en blanco y negro, pide a tus alumnos que las coloreen con rotuladores o lápices y que escriban sobre ellas algunas ideas positivas sobre sí mismos. Utiliza estos carteles de autoestima para decorar el aula. Yo puedo En inglés, la palabra "can” significa "lata", pero también significa "poder". Así que una "I can" (yo puedo) podría ser una lata bien limpia y decorada en la que los estudiantes irían guardando a lo largo del curso pedacitos de papel en los que hayan escrito todas aquellas cosas que les han hecho sentir orgullosos. También podrían escribir sobre palitos de helados. Si tus alumnos van a tener sus latas en las mesas, un buen tamaño sería el de los botes de frutos secos con tapa. Ejercicios de creación de espíritu de equipo Los ejercicios para la creación de espíritu de equipo están diseñados para ayudar a los miembros del grupo a desarrollar las habilidades necesarias para trabajar juntos de manera efectiva y eficiente. Estos ejercicios son apropiados para un rango de grupos, incluyendo estudiantes, campistas y empleados. Existen varios ejercicios para la creación de espíritu de equipo apropiados para grupos de seis personas. Dibujo de espaldas El objetivo de este ejercicio es crear habilidades de comunicación. Divide al grupo de seis en tres pares y haz que se sienten a espaldas uno del otro. Da a cada uno del par una carpeta y un lápiz. Da a los otros miembros un ejemplo de figura a dibujar. La complejidad de la forma dependerá del nivel de experiencia del grupo. Haz que los miembros con los ejemplos den instrucciones verbales a sus compañeros sobre cómo dibujar un duplicado de la forma. Después del ejercicio, haz que los equipos compartan sus resultados y discutan sus pensamientos sobre el proceso. Caída de huevo El objetivo de este ejercicio es la comunicación y la estrategia de equipo. La tarea es crear una estructura con la capacidad de soportar un huevo que se ha dejado caer desde cierta altura, cualquier altura entre los 5 y 10 pies (1,5 y 3 m), dependiendo del nivel de habilidad del grupo. Los materiales necesarios son un huevo, pajillas, cinta adhesiva y otros materiales de construcción, como bolas de algodón, papel periódico o palitos de paleta. La cantidad de cada material necesario dependerá también del nivel de habilidad del grupo. Divide al grupo en dos equipos de tres. Distribuye los materiales y marca la altura desde la cual se dejará caer el huevo en un muro o tablero. Una vez que hayan construido las estructuras, deja caer los huevos. Discute el proceso de construcción y lo que los equipos han hecho de manera eficiente para ser más exitosos. Transporte de material tóxico El objetivo es crear habilidades de comunicación y estrategia. La tarea es mover "material tóxico" representado por una pelota de tenis, del punto A al punto B sin tocar la pelota. Los materiales son de 18 pies (5,4 m) de cordel, un aro de entre 1 y 2 pulgadas (2,5 y 5 cm) de diámetro, una pelota de tenis y dos conos. Corta el cordel en tres secciones de 6 pies (1,8 m) de largo y dobla cada sección Lic. PDG Ernesto Blancas Cázares Página 14
  15. 15. a la mitad. Ata los cordeles al anillo con cinchas. Una cincha es un nudo formado cuando formas un bucle con la cuerda a través del anillo, a través de sí mismo, de regreso por el aro y a través del bucle formado al pasar el cordel en sí mismo. Haz que cada miembro del equipo sostenga uno de los extremos del cordel. Coloca los conos a 20 pies (6 m) de distancia y coloca la pelota en el aro. Instruye al equipo a llegar del punto A al punto B sin dejar caer la pelota o sostener el cordel después de 6 pulgadas (15,2 cm) desde los extremos. Después del ejercicio, discute su estrategia y qué tan bien se comunicaron. Ejercicios para construir la confianza de equipo Realiza actividades para fomentar la confianza de equipo. Los ejercicios para construir confianza son importantes en cualquier organización, grupo o negocio. Los ejercicios constructores de confianza ayudan a formar una buena relación entre el equipo, a estimular la comunicación del equipo y alentar o motivar al equipo. La mayoría de los ejercicios constructores de confianza funcionan mejor en grupos pequeños, aunque el tamaño varía dependiendo de la actividad. Actividades para romper el hielo Es mejor empezar una actividad constructora de confianza de equipo rompiendo el hielo. Esto ayuda a que los miembros del equipo se conozcan antes de realizar juegos que fomenten aún más conexiones. Romper el hielo normalmente no lleva mucho tiempo o trabajo con grupos de cualquier tamaño. Una actividad para romper el hielo que funciona bien es la del "logotipo de moneda". Divide al equipo en grupos con el mismo número de integrantes. Haz que vacíen todas las monedas de sus monederos y bolsillos. Haz que cada persona del grupo diseñe un logotipo que los represente usando estos objetos. Después de que cada uno haya diseñado un logotipo, haz que expliquen cómo éstas representan al grupo. Pueden usar otros artículos que tengan como plumas y maquillaje. Otra actividad es el juego de una pregunta. Puedes dividir al equipo en grupos o mantenerlo como un grupo grande. Elige algunas situaciones de qué hablar. Algunas ideas son: el matrimonio, manejar un negocio o cuidar bebés. Ve alrededor del círculo y haz que cada persona haga al resto del grupo la pregunta más importante que haría según cada situación. Hagan una situación a la vez, pero hagan todas las situaciones para las que tengan tiempo. Esto ayuda al resto del grupo a ver lo que es más importante para cada miembro. Actividades de conexión Después de haber completado las actividades para romper el hielo, y que parezca que todos están cómodos entre ellos, puedes seguir con actividades que involucren más confianza. Uno de los ejercicios más comunes es la inclinación de confianza. Haz que todos encuentren un compañero de complexión y altura similar. Si esto se vuelve difícil, puedes dividir al grupo. Designa a una persona como el que cae y a la otra como la que atrapa. Haz que la persona que cae se pare derecha con las manos cruzadas sobre su pecho. Haz que el que atrapa se pare con una pierna en frente de la otra para mayor soporte. Comienza con un espacio pequeño entre ambos y haz que la persona que cae se deje caer hacia el que la va a atrapar. Cuando ambos se sientan cómodos el uno con el otro, puedes aumentar el espacio entre ambos o incluso hacerlos caer desde una silla o un par de pasos hacia arriba. Otra actividad constructora de confianza se llama "campo de minas". Esta actividad también requiere que las personas elijan una pareja. Antes de comenzar la actividad, ten una ubicación configurada con varias "minas" alrededor del área. Las minas pueden ser pelotas, conos o juguetes. Si estás en el exterior, los árboles y las rocas también pueden usarse como minas. Venda los ojos del primer miembro del equipo. El segundo miembro tiene que dirigir al primero alrededor de las minas sin entrar al campo de minas o tocar a la persona. Una vez que la primera persona haya atravesado el campo, haz que la segunda persona tome su turno, pero primero cambia el orden de los obstáculos. Lic. PDG Ernesto Blancas Cázares Página 15

×