24 de Febrero del 2012   11:40   página 1
LA MESITA DE LA ABUELALa Mesita de la AbuelaUna señora que había vivido toda la vida con sumarido quedo viuda cuando estab...
y su nuera no le tenían la más mínima paciencia, y atodo momento la regañaban y le hacían sentir torpe einútil. Con frecue...
CETIS 10924 de Febrero del 2012      11:40    página 1
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Exam

661 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
661
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Exam

  1. 1. 24 de Febrero del 2012 11:40 página 1
  2. 2. LA MESITA DE LA ABUELALa Mesita de la AbuelaUna señora que había vivido toda la vida con sumarido quedo viuda cuando estaba próxima a cumplirochenta años. Sus hijos, que desde hacía tiempo sehabían independizado y tenían cada uno su propiafamilia, se reunieron para decidir qué hacer. Todosestaban de acuerdo que no podían dejarla sola peroninguna quería llevarla vivir a su casa .La idea dellevarla a un lugar de ancianos también fue descartada,pues todos alegaron no contar con el dinero suficientepara pagar las mensualidades. Ya estaban a punto depelearse cuando intervino la nieta preferida de laseñora, una encantadora niña de cuatro años, hija delmenor de los hijos y dijo que ella quería que la abuelitase fuera a vivir a su casa. Ninguno se atrevió a decirque no pues la niña era la adoración de toda la familia,y además la abuela estaba pequeña cuando la niña hisosu ofrecimiento. De modo que los padres de la niña notuvieron más remedio que llevarse a vivir a la abuelacon ellos. Desde la muerte de su esposo el ánimo de laseñora había decaído mucho y su salud habíaempezado a deteriorarse rápidamente. No veía ni oíabien, y las manos le temblaban continuamente. Su hijo24 de Febrero del 2012 11:40 página 1
  3. 3. y su nuera no le tenían la más mínima paciencia, y atodo momento la regañaban y le hacían sentir torpe einútil. Con frecuencia le gritaban, y a veces la tomabande los hombros y la sacudían, reprochándole susachaques.La falta de consideración por la señora llego a su puntomáximo cuando decidieron instalarle una mesita en unrincón del comedor, para no tener que verlatembleteando y dejando caer gotas de sopa y granos dearroz sobre el mantel.Un día, al llegar del trabajo, el padre encontró a su hijatratando de construir algo con sus bloques de maderade juguete. Cuando le pregunto qué estaba haciendo, laniña le contesto inocentemente: -Estoy construyendouna mesita para que tú y mama coman cuando esténviejos.Al oír a su hija hablar así, al hombre se le encogió elcorazón y corrió a contarle a su esposa con lágrimas enlos ojos lo que la niña le acababa de decir. Desdeentonces la abuela volvió a tener su lugar en la mesa yfue tratada por su hijo y su nuera por el respeto que semerecía.-Hermanos Grima-24 de Febrero del 2012 11:40 página 1
  4. 4. CETIS 10924 de Febrero del 2012 11:40 página 1

×