MANEJO DE CUENCAS HIDROGRAFICAS

Rafael Bahamondes C. 
lng.  Forestal

CONAF lX Región
Temuco,  Chile

rb_ahamon@ccnaf. cl...
Los llamados programas o proyectos de manejo de cuencas,  en razón a lo
expuesto,  son un conjunto de acciones realizadas ...
En general,  la cuenca tiene forma de pera,  donde la parte angosta corresponde a
la garganta de salida y,  la parte más a...
HIDROLOGÍA

Mead,  en 1904, consideraba a la Hidrología como “la ciencia del agua que
constituye la base de todos los prob...
superficie de la tierra hacia las corrientes,  el mar u tros cuerpos de agua,  o bien es
percolada hacia zonas profundas p...
Donde, 
Q =  Caudal (ma/ seg. )
EVT =  Evapotranspiración (m3/seg. )
Variación de H =  Variación de la humedad del suelo (...
Si bien es cierto que el aumento de cobertura vegetal viva implicará un mayor
gasto de agua,  porque las plantas la requie...
agricultura,  forestería,  leña,  forraje,  animales y otros componentes del sistema
para las condiciones locales específi...
Al enfatizar el uso de la microcuenca como la unidad más “lógica” de planificación, 
se debe considerar que las propiedade...
o Resulta factible compartir los escasos recursos tales como maquinarias que
no están al alcance de todos los productores....
APLICACIONES DEL MANEJO DE CUENCAS EN AMÉRICA LATINA Y CHILE

a) Combinación de medidas agronómicas y forestales con obras...
Corresponde al tipo de trabajos que se ejecutan para defender obras construidas
más que para defender los recursos natural...
en terrenos forestales y agrícola-ganaderos,  diferentes medidas de conservación
de suelos y de protección,  que en genera...
BIBLIOGRAFIA CONSULTADA

Aparicio,  J.  1993. Fundamentos de hidrología de superficie.  Editorial Limusa. 
México,  D. F. ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Manejo de cuencas

122 visualizaciones

Publicado el

manejo de cuencas . ing ambiental

Publicado en: Ingeniería
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
122
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Manejo de cuencas

  1. 1. MANEJO DE CUENCAS HIDROGRAFICAS Rafael Bahamondes C. lng. Forestal CONAF lX Región Temuco, Chile rb_ahamon@ccnaf. cl Nelba Gaete C. Ing. Agrónomo lNlA Carillanca Temuco, Chile INTRODUCCIÓN El manejo de cuencas es por definición una parte de las acciones de gestión ambiental, dado que se realiza con la finalidad de contrarrestar efectos ambientales negativos, así como, para lograr efectos ambientales positivos. Parte de estos efectos positivos, aunque no todos, pueden ser evaluados por intermedio de la cantidad, calidad, lugar y tiempo en que el agua es captada y escurre en una cuenca. La calidad del agua, es el factor más importante para determinar el estado de conservación de los recursos de la cuenca. Puede afirmarse, que si el agua de una cuenca puede ser bebida sin tratamiento, y sin consecuencias actuales y futuras para el hombre, significaría que más del 50% de los problemas ambientales estarían Solucionados para esa cuenca, inclusive los de contaminación atmosférica. Esto ‘explica a la vez, la dificultad y la importancia que tiene ejecutar acciones de “manejo de cuencas".
  2. 2. Los llamados programas o proyectos de manejo de cuencas, en razón a lo expuesto, son un conjunto de acciones realizadas con fines de contribuir a la sustentabilidad ambiental de la misma. En este contexto, el objetivo principal de los sistemas de manejo conservacionista de suelos y aguas, es incrementar o por lo menos mantener Ia productividad de la tierra, deteniendc o revirtiendo los procesos de degradación del mismo. Las prácticas de manejo de suelos, aguas y cultivos, en especial las labranzas, deben orientarse a mantener y/ o mejorar las condiciones fisicas, químicas y biológicas de los suelos. Esto contribuirá a proteger la superficie de éste del impacto de las gotas de lluvia, aumentar la infiltración de agua en el perfil, mantener un ambiente favorable para la penetración y desarrollo radicular y reducir los volúmenes de escorrentía y erosión. En una población creciente y áreas limitadas de expansión agricola, el desafío es cómo incrementar la producción por unidad de superficie sin destruir el suelo como recurso básico para la producción vegetal. CUENCA HIDROGRÁFICA Asi como el ciclo hidrológico es el concepto fundamental de la hidrología, la cuenca hidrográfica es su unidad básica de estudio. Una cuenca es una zona de la superficie terrestre en donde (si fuera impermeable) las gotas de lluvia que caen sobre ella tienden a ser drenadas por el sistema de corrientes hacia un mismo punto de salida. Asociada a cada una de éstas existe una cuenca subterránea, cuya forma es semejante a la superficial. En términos generales, una cuenca hidrográfica es el espacio geográfico donde fluye un canal o cauce principal y que es delimitado por la linea divisoria de aguas. 2
  3. 3. En general, la cuenca tiene forma de pera, donde la parte angosta corresponde a la garganta de salida y, la parte más ancha, corresponde al área receptora. Está constituida de una red de drenaje donde la forma dendrítica es la más común. Desde el punto de vista de su salida, existen fundamentalmente dos tipos de cuencas: endorreicas y exorreicas. En las primeras el punto de salida está dentro de los limites de la cuenca y generalmente es un lago, en las segundas, el punto de salida se encuentra en los límites de la cuenca y está en otra corriente o en el mar. MICROCUENCA Para fines de análisis hidrológico, se consideran pequeñas cuencas hidrográficas a aquellas que presentan una red de drenaje de primer o segundo orden con un área drenada que puede ir de 1 -- 100 ha Una microcuenca hidrográfica, al igual que la cuenca, es una unidad física determinada por la linea divisoria de las aguas, que delimita los puntos desde los cuales toda el agua escurre hacia el fondo de un mismo valle, río, arroyo o vegas. Al unirse el caudal y superficie drenada de varias microcuencas, se conforman las cuencas hidrográficas de mayor tamaño. Sin embargo, es necesario considerar que una cuenca hidrográfica de mayor tamaño es más compleja desde el punto de vista geomorfológico y de los sistemas agrícolas predominantes. Esta condición puede dificultar la planificación y la ejecución de prácticas conservacionistas por los agentes de extensión.
  4. 4. HIDROLOGÍA Mead, en 1904, consideraba a la Hidrología como “la ciencia del agua que constituye la base de todos los problemas de ingeniería hidráulica“. En 1931, el célebre hidrólogo norteamericano Robert E. Horton, amplió esta definición cuando declaró que: “como una ciencia pura, la Hidrología trata de la existencia, distribución y circulación del agua dentro y sobre las capas superficiales de la corteza terrestre“. El Consejo Federal para la Ciencia y la Tecnología de EE. UU. , ha proporcionado una definición general y moderna de la Hidrología: “La Hidrología es la ciencia que trata de las aguas de la tierra, su existencia, circulación y distribución, sus propiedades físicas, químicas y sus reacciones con el medio ambiente, incluyendo su relación con los organismos vivos“. El ciclo hidrológico se considera el concepto fundamental de la Hidrología, y como tal, no tiene principio ni fin y su descripción puede comenzar en cualquier punto. El agua que se encuentra sobre la superficie terrestre o muy cerca de ella se evapora bajo el efecto de Ia radiación solar y el viento. El vapor de agua, que así se forma, se eleva y se transporta por la atmósfera en forma de nubes hasta que se condensa y cae a la tierra en forma de precipitación. Durante su trayecto a la superficie, el agua precipitada puede volver a evaporarse o ser interceptada por las plantas o las construcciones. Luego fluye por la superficie hasta las corrientes o se infiltra. El agua interceptada y una parte de la infiltrada y de la que corre por la superficie, se evaporan nuevamente. De la precipitación que llega a las corrientes, una parte se infiltra y otra llega a los océanos y otros grandes cuerpos de agua, como lagos o presas. Del agua infiltrada, una parte es absorbida por las plantas y posteriormente transpirada casi en su totalidad hacia la atmósfera. Otra parte fluye bajo la 4
  5. 5. superficie de la tierra hacia las corrientes, el mar u tros cuerpos de agua, o bien es percolada hacia zonas profundas para ser almacenada como agua subterránea que aflorara en manantiales, ríos o el mar (Figura 1). ""‘—¡f"Ic— x; ¿‘ira 13;, c , ,, I I a, F’ "11 ‘Ïuú Han ¡movían-al i r. .- »¿ ¿’a ¿- _____ . . ' f c777; i? n. Viento flnflllaún f "a naummr E’ In! " “Helmut ‘En’ m" Ïrrnnnggdn lM-Oflamfilóíï p ‘ ¡»mg-m hay; gvlwfm “f Farc-tsunami: __ ‘Hugo stan-aan! » uh/ u-v‘ Actúa maquinaria. ) r illi ti ¡‘encantan pfúLIflü-l Figura 1. Ciclo hidrológico BALANCE HÍDRICO Una cuenca y en general cualquier subsistema hidrológico: subcuenca, tramo de un río, subregion, otros, puede describirse y analizarse por medio de un balance hídrico o hidrológico. Consiste en la aplicación de una ecuación detallada de las entradas o insumos del sistema por unidad de tiempo y las salidas por unidad de tiempo, ello con respectos a los diferentes componentes del ciclo hidrológico o de escorrentía. Ej. : Q = P - EVT +/ « Variación de H o EVT = P - Q +/ - Variación de H
  6. 6. Donde, Q = Caudal (ma/ seg. ) EVT = Evapotranspiración (m3/seg. ) Variación de H = Variación de la humedad del suelo (m3/seg. ) LA MICROCUENCA COMO UNIDAD HIDROLÓGICA Una microcuenca hidrográfica es una unidad topográfica/ hidrológica de terreno que es drenada por una misma corriente de agua. Las características de esta corriente están en gran parte determinadas por el uso y manejo de la tierra y la cobertura vegetativa de la microcuenca. Todas las actividades desarrolladas por el hombre en una microcuenca están relacionadas por el ciclo del agua. El manejo de los suelos, el agua y los cultivos realizados en las partes más altas de la microcuenca tendrán a su vez importantes repercusiones sobre los recursos suelo y agua de los predios ubicados aguas abajo. Un manejo que promueva "buenas prácticas agricolas” en toda la microcuenca, incrementará la estabilidad y productividad general de la misma y mejorará la regularidad del flujo de los cursos de agua durante el año, ayudando a reducir las fuertes alzas de caudal, como también la severidad de las inundaciones. Por otro lado, podrá asegurar una mayor disponibilidad de agua, en los periodos de escasez de lluvia. La cobertura vegetal tiene una gran importancia en el manejo del agua y el escurrimiento superficial de la microcuenca. A mayor cobertura el agua es retenida por más tiempo sobre el suelo, favoreciendo su infiltración, lo que implica que se reduce la escorrentía superficial, y por ende aumenta de la disponibilidad de agua en el perfil del suelo, mejorando la recarga de las napas subterráneas.
  7. 7. Si bien es cierto que el aumento de cobertura vegetal viva implicará un mayor gasto de agua, porque las plantas la requieren para satisfacer sus necesidades, los beneficios de una buena y equilibrada cobertura asegurarán una mayor protección del suelo y proporcionalmente una mayor retención del total de agua precipitada, que asegurará cierto nivel de esta en vertientes y arroyos en las épocas secas. MANEJO DE CUENCAS HIDROGRÁFICAS En un análisis de la CEPAL, se destacan 2 definiciones: l. “Es el arte y la ciencia de manejar los recursos naturales de una cuenca, con el fin de controlar la descarga de agua de la misma en calidad, cantidad y tiempo de ocurrencia“ 2, “Es la gestión con un sentido empresarial - social que el hombre realiza a nivel de cuenca, para aprovechar y proteger los recursos naturales que le ofrece con ei fin de obtener una producción óptima y sostenida“. LA MICROCUENCA COMO UNIDAD DE PLANIFICACIÓN A NIVEL LOCAL En relación a la degradación de los recursos naturales deben considerarse esfuerzos por lograr un desarrollo sostenible de estos recursos, adoptándose enfoques en los cuales las medidas conservacionistas no se limiten a las tierras agrícolas solamente, sino que también cubran toda el área de la microcuenca desde las partes más altas, en la divisoria de las aguas, hasta la salida del desagüe natural. AI adoptar la microcuenca como una unidad de planificación y desarrollo, las medidas son planificadas y ejecutadas en cada una de las zonas ecológicas, incluyendo el manejo suelos y aguas, pero integrando también actividades como 7
  8. 8. agricultura, forestería, leña, forraje, animales y otros componentes del sistema para las condiciones locales específicas. Esto implica la implementación de trabajos de conservación de suelos en las pendientes más altas, tierras marginales, tierras agrícolas y en cárcavas y quebradas. El reconocimiento de la microcuenca como una unidad lógica de planificación y ejecución, obliga a todos los sectores involucrados a reconocer explícitamente que el desarrollo depende de la interacción del conjunto de actividades que ocurran en esa unidad, particularmente las que involucran la utilización de suelos y aguas. En relación con el buen manejo de suelos, la microcuenca es más válida como unidad de planificación desde el punto de vista social que técnico, puesto que generalmente los límites reconocidos de una comunidad no coinciden totalmente con los límites topográficos. Frente a esta situación. el límite de la comunidad proporciona un marco de planificación más aceptable que el topográfico, sin embargo, tradicionalmente los programas de manejo y conservación de suelos y aguas han adoptado como unidad de trabajo el municipio (unidad politica) o la comunidad (unidad sociológica), o también la propiedad agrícola aislada. La microcuenca es la unidad territorial de trabajo más pequeña que mejor se ajusta a los objetivos de la planificación del manejo conservacionista de suelos y aguas, dado que engloba todas las modificaciones que puedan sufrir los recursos naturales. Los terrenos altos y bajos de la microcuenca, independientemente de las divisiones de propiedades y caminos, están íntimamente ligados por el ciclo del agua. Desde un punto de vista tecnico, trabajar en microcuencas posibilita ejecutar programas más eficaces de conservación de los recursos naturales, control de erosión, mejoramiento de la capacidad productiva y nivel de fertilidad de los suelos, implementación de prácticas conservacionistas, entre otros. 8
  9. 9. Al enfatizar el uso de la microcuenca como la unidad más “lógica” de planificación, se debe considerar que las propiedades y las actividades productivas no siempre están ubicadas y distribuidas conforme a un modelo que se aproxime al uso más adecuado del suelo. Por lo tanto es común que las siembras sean bloques cuadrados o rectangulares que no consideran las formas del relieve y las pendientes del terreno. Una planificación a mediano plazo de la propiedad y la microcuenca hidrográfica. que implique reorganizar especialmente algunas actividades, aunque mantenga los mismos sistemas de producción, puede favorecer el ordenamiento territorial y el uso adecuado del suelo. La capacidad de uso del suelo debe servir como guía para dicha reorganización espacial. Sin embargo, también debe ser tomado en cuenta el punto de vista del agricultor, sus necesidades de autoconsumo, experiencia, conocimientos, destrezas, facilidad de comercialización, rentabilidad, entre otros. En resumen, desde el punto de vista de la implementación de acciones de manejo y conservación de suelos y aguas, la microcuenca representa las siguientes ventajas como unidad de trabajo: o Permite concentrar en un área relativamente homogénea la acción de diversos organismos de apoyo y asistencia técnica (pública y privada), evitando la dispersión de actividades y la atención a productores aislados, pasando a trabajar en torno a planes concretos de acción más global. o Los productores en una microcuenca pueden desarrollar un sentido de propósito común, apoyarse y alentarse en la implementación de los planes de acción acordados o Puede facilitarse el financiamiento de las actividades de los miembros de la microcuenca, al ser posible la identificación de propósitos comunes
  10. 10. o Resulta factible compartir los escasos recursos tales como maquinarias que no están al alcance de todos los productores. o Cuando una parte significante de una microcuenca se ha beneficiado con el manejo conservacionista, se puede utilizar dicha área como una valiosa demostración visual para agricultores de otros sectores. o Permite racionalizar el uso de los recursos humanos, materiales y financieros disponible, de acuerdo a las propias necesidades detectadas por los agricultores - por ser una unidad homogénea, facilita la participación de los productores en la de identificación de los problemas más críticos, pasando por la discusión de alternativas hasta la ejecución de las actividades programadas. La planificación participativa en el manejo de microcuencas hidrográficas Una planificación participativa es una forma de trabajo que propone aumentar “la participación” de los agricultores en el proceso de identificación y búsqueda de soluciones a sus problemas de conservación de suelos y aguas. Esta estrategia tiene como objetivo facilitar el proceso de adopción de tecnologías conservacionistas por los agricultores. Existen numerosas experiencias en el mundo que confirman que el cambio se produce con relativa facilidad, cuando una comunidad de agricultores obtiene información de confianza de asesores y prepara sus propios planes de acción para el manejo de la microcuenca. 10
  11. 11. APLICACIONES DEL MANEJO DE CUENCAS EN AMÉRICA LATINA Y CHILE a) Combinación de medidas agronómicas y forestales con obras de protección Corresponde a la modalidad con más ejemplos en América Latina y Chile, aún cuando son muy escasos los casos en que se ha medido el efecto producido por la aplicación de las medidas a nivel de una cuenca. Esta modalidad es tan antigua como los trabajos efectuados en épocas prehispánicas en el Perú. Las acciones que se han realizado bajo este enfoque son, por ejemplo, construir terrazas o andenes con cultivos y praderas (altiplano chileno), utilizar los suelos según su capacidad y prácticas conservacionistas de cultivos, prácticas mecánico- estructurales de pequeña envergadura para controlar cárcavas, estabilización de taludes y control de torrentes con prácticas conservacionistas de cultivos agronómicos, forestaciones y pastoriles. b) Acciones con un fin casi exclusivamente proteccionista Es otra modalidad ampliamente difundida en la región. Aquí los trabajos se orientan exclusivamente a la protección de los recursos (naturales y construidos) y el hombre contra fenómenos extremos, sobre todo inundaciones, deslizamientos y alteraciones en la calidad del agua. Esta modalidad contiene un alto porcentaje de obras de ingeniería o mecánicoestructurales. Los responsables de estos trabajos, pueden ser municipalidades, obras públicas y viales, empresas de hidroelectricidad, empresas de ferrocarriles, servicios forestales, compañias mineras, usuarios de agua en agricultura, empresas de agua potable y sistemas de defensa civil, entre otras.
  12. 12. Corresponde al tipo de trabajos que se ejecutan para defender obras construidas más que para defender los recursos naturales de una cuenca. incluye acciones de control de torrentes, diques para controlar inundaciones, control de depósitos de relaves, control de avalanchas, estabilización de caminos y carreteras, construcción de presas para mitigar inundaciones y otras obras similares. c) Manejo de cuencas como parte de programas de desarrollo regional, microregional y municipal Es la modalidad con menos ejemplos en América Latina y Chile. Son raros los casos en que se hayan efectuado programas de manejo de cuencas como parte del desarrollo regional, excepto que dicho desarrollo incluya un componente importante de aprovechamiento del agua y del desarrollo rural. En los programas de aprovechamiento de recursos hídricos de grandes cuencas, como la del Cauca en Colombia, o del Cajón en Honduras, Centro América, entre otras, es común que se incluya un componente importante de manejo de cuencas, sobre todo si es para reducir el aporte de sedimentos a embalses o contribuir a reducir inundaciones. A nivel municipal está surgiendo en forma incipiente y reciente, el interés de ordenar, habilitar y conservar las cuencas y microcuencas que se encuentran en su jurisdicción. Por ejemplo, en Centroamérica, los campesinos se organizan en conjunto con el Estado, para contribuir a asegurar la producción de agua potable de las comunidades mediante el manejo de sus cuencas. APLICACIÓN EN CHILE DEL DL 701 (CONAF ) Y SIRSD ( SAG-INDAP ) Tanto la Corporación Nacional Forestal (CONAF) a través del DL 701 y el SAG e INDAP por intermedio del Sistema de Incentivos a la Recuperación de Suelos Degradados (SIRSD), están ejecutando en los últimos años con los campesinos 12
  13. 13. en terrenos forestales y agrícola-ganaderos, diferentes medidas de conservación de suelos y de protección, que en general, combinan medidas conservacionistas y de protección con forestaciones y cultivos agrícola-ganaderos. Es decir, corresponde esta modalidad a actividades de manejo de cuencas vinculadas al primer tipo ya definido anteriormente (a), de mayor aplicación en América Latina y el Caribe. Las actividades que consideran estos programas e instrumentos de fomento, ejecutados por las instituciones señaladas son, entre otros: CONAF ’ ‘ jsAo-¡NDAP IZanja de infiltración Zanja de infiltración 13 ICanal de desviación ICanal de desviación 7 LDiques de postes A Diques de postes fi Gaviones _ Estructura gavionada Ïmpalizada d‘ Siembra cero labranza Muretes de sacos A A“ I I" h | Abono verde p Muretes de piedras I ' ITerrazas _ Lbbras lineales ( fajinas") I Guanos E W F Muro de contención de neumáticos ¡ incorporación de rastrojo cereal Otras ( 13 obras en total 2602 ) Ij-Ütras
  14. 14. BIBLIOGRAFIA CONSULTADA Aparicio, J. 1993. Fundamentos de hidrología de superficie. Editorial Limusa. México, D. F. 303 p. Bragagnolo, N, Ago, H. , Kessler, A. 1995. Guía de manejo y conservación de suelos y agua. Documento de campo 9. Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO). 133 p. Riquelme, J. 1998. Manejo de microcuencas. La nueva visión para la conservación del suelo y las aguas. En: Curso Manejo de Microcuencas. INDAP, AGRARIA, lNlA. Chequén, Florida. VIlI Región. Chile 14

×