Tipos de insulinas y heparinas 
Nombre: Eggda Castillo Rojo 
Semestre cursando: IV Semestre 
Tipo de práctica: Práctica de...
Tipos de heparinas 
La trombosis venosa profunda o también llamada tromboflebitis es una enfermedad en donde se 
producen ...
Heparina de bajo peso molecular 
La heparina de bajo peso molecular son una nueva clase de heparinas que remplazan a la no...
Tipos de Insulinas 
La diabetes Mellitus es una enfermedad en la cual la producción de insulina es insuficiente, deficient...
Insulinas de acción intermedia 
Este tipo de insulina se emplean como insulina basal y hay dos tipos: 
La insulina NPH (Ne...
Bibliografía 
-Pereira Garcés, J. (1998). Heparinas y Cumarinicos. Boletín de la escuela de medicina, Pontificia 
Universi...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Tipos de insulinas y heparinas

1.978 visualizaciones

Publicado el

trabajo de tipos de heparinas e insulinas.

Publicado en: Salud y medicina
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.978
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
16
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Tipos de insulinas y heparinas

  1. 1. Tipos de insulinas y heparinas Nombre: Eggda Castillo Rojo Semestre cursando: IV Semestre Tipo de práctica: Práctica de enfermería intrahospitalaria Profesor docente: Paula Pizarro Alejandro Cortés Fecha de entrega: 16-10-2014 Servicio: Traumatología y ortopedia
  2. 2. Tipos de heparinas La trombosis venosa profunda o también llamada tromboflebitis es una enfermedad en donde se producen coágulos en las venas más profundas que se encuentran entre los músculos de las piernas. Estos coágulos pueden desprenderse y viajar a través de nuestro cuerpo produciendo problemas serios como una embolia pulmonar, un derrame cerebral hasta un infarto dependiendo del lugar en que se aloje. La heparina es un medicamento anticoagulante que se usa en caso de que se produzca una trombosis ya que su efecto es rápido e inmediato cuando se administra por vía intravenosa (I.V.). Pero también se ocupa como tratamiento profiláctico para prevenir una trombosis en paciente con alto riesgo de producir trombos o en caso de sufrir una retrombosis. También se utiliza en una cirugía cardíaca con circulación extracorpórea, en pacientes hospitalizados, hemodiálisis, cirugía vascular, durante y después de una angioplastia coronaria y en casos seleccionados de coagulación extravascular diseminada, entre otras indicaciones. Cuando la heparina no fraccionada se usa en dosis terapéuticas, su efecto anticoagulante debe ser monitorizado y la dosis ajustada constantemente. Las heparinas son anticoagulantes de acción indirecta ya que actúa interactuando con otras proteínas o vías metabólicas, alterando la cascada de coagulación. Heparina no fraccionada y heparina de bajo peso molecular son inhibidores mediados por antitrombina III. Heparina no fraccionada La heparina no fraccionada es un glicosaminoglicano que está compuesto por cadenas, donde poder residuos de D-glucosamina y ácido urónico que están alternados en la cadena de la heparina. Posee un pentasacárido único que tiene alta afinidad con la antitrombina III (ATIII) por ese se produce el efecto anticoagulante. La interacción que se da entre la heparina y la ATIII hace que la se desactive aún más la trombina y los factores IXa, Xa, XIa y XII a que cuando no hay heparina, en donde los la trombina y el factor Xa son los más sensibles a la inhibición.
  3. 3. Heparina de bajo peso molecular La heparina de bajo peso molecular son una nueva clase de heparinas que remplazan a la no fraccionada y se obtiene a través de la despolimerización química o enzimática de la heparina no fraccionada por lo cual esta se hace menos pesada molecularmente (1 a 10 KDa). Estas heparinas de bajo peso molecular producen menos sangrado pero con el mismo efecto antitrombótico que las heparinas no fraccionadas. Estudios clínicos han demostrado que las heparinas de bajo peso molecular son agentes antitrombóticos seguros y efectivos para la prevención y tratamiento de la trombosis venosa y es por eso que no necesita una monitorización tan estricta como las heparinas no fraccionadas. Rangos de TTPK o TTPA El tiempo de tromboplastina parcial activada (TTPK, PTT o TTPA) es el tiempo en segundos necesarios para la formación de un coágulo después de que el calcio y los fosfolípidos se adhieran al plasma citratado pobre en plaquetas. En otras palabras este examen sanguíneo examina cuanto se demora la sangre en coagular, y sirve para saber si uno tiene problemas de sangrado o de coagulación. Este examen se usa para ver el estado de pacientes que tienen en sus tratamientos anticoagulantes o para personas que van a ser operadas, además del uso en otras afecciones generalmente coronarias. El tiempo normal de este examen debería ser entre 25 a 35 segundos, pero si la persona está en tratamiento puede ser 2 ½ veces más lenta su coagulación sanguínea. En recién nacido es más largo este rango pero luego de los seis meses su tiempo de coagulación es similar al de un adulto. Un resultado de sobre 70 puede indicar el estado crítico del paciente ya que este en ese transcurso de tiempo podría llegar a desangrarse. Estos rangos de tiempos siempre podrán variar ya que va a depender del laboratorio clínico o de los rangos que se tienen establecidos en cada servicio de salud.
  4. 4. Tipos de Insulinas La diabetes Mellitus es una enfermedad en la cual la producción de insulina es insuficiente, deficiente o simplemente no es producida por el organismo. El páncreas tiene varias funciones una de ellas es secretar hormonas a través de las los islotes de Langerhans, donde las células beta de este secretan la insulina La insulina, esta hormona tiene como función regular el nivel de azúcar en la sangre o llamada la glucemia. Hay dos tipos de diabetes, la diabetes mellitus tipo I que ocurre por la no producción de insulina o el cese de su producción después de un tiempo y puede ocurrir a cualquier edad pero generalmente la padecen niños o adolescente, y esta la diabetes mellitus tipo II que ocurre porque la insulina es insuficiente a los grandes niveles de azúcar ingeridos por la persona o porque la insulina es de baja calidad y no cumple su función adecuadamente. Para poder regular el nivel de glucemia en pacientes que padecen diabetes mellitus tipo I o II se les administra un tratamiento con insulina de la misma estructura genética que la que produce el ser humano en su páncreas pero esta es fabricada a través de técnicas de ingeniería genética, y hasta este momento sólo se administra de forma inyectable (subcutánea). Insulinas de acción ultrarrápida Este tipo de insulinas son análogas a la insulina humana y poseen alguna modificación genética que les permite cambiar el tiempo en que comienzan a actuar o su duración. Estas insulinas se activan alrededor de los 10 a 15 minutos luego de haber sido administradas. Su pico de actividad es aproximadamente a los 30 – 90 minutos y duran de 3 a 4 horas. El perfil de esta insulina es el más parecido a la insulina que excreta el páncreas de una sin diabetes. Ejemplos: Insulina Humalog, Insuman® Rapid R, Apidra® Insulinas de acción rápida Estas insulinas son conocidas como insulina regular, soluble o cristalina. Se activa alrededor de los 30- 60 minutos luego de su administración. Su pico de actividad es a las 2 – 3 horas y su duración es de 5 hasta 7 horas. Se utiliza para cubrir las comidas, sin embargo su forma de actuar no se ajusta demasiado a la forma en que actúa la insulina liberada por el páncreas de una persona sin diabetes. Ejemplos: Humulin Regular, Actrarapid®
  5. 5. Insulinas de acción intermedia Este tipo de insulina se emplean como insulina basal y hay dos tipos: La insulina NPH (Neutral Protamine Hagedorn) e insulina NPL (Neutral Lispro Protamine). Para obtener esta insulina, se le añade a la insulina humana o de acción rápida y ultrarrápida una proteína (protamina) que hace que la absorción de estas se ralentice, provocando que su duración sea de 10 a 13 horas. Tiene un aspecto turbio o lechoso. La parte turbia puede sedimentar en el vial o cartucho por lo cual se debe mover el cartucho para poder resuspender la insulina. Comienza a activarse alrededor de 1 a 2 horas después de haber sido administrada y tiene un pico de acción que oscila entre las 4 y 7 horas. La insulina NPH puede ser muy variable en su actividad de un día hacia otro, por lo tanto es muy importante moverla durante varios minutos antes de ser inyectada. En general se dan tres dosis diarias si es que se utilizará como insulina basal. Insulinas de acción lenta o prolongada Estas insulinas son de efecto lento y tienen un aspecto lechoso por lo tanto en necesario agitarlas para que se reconstituyan y poder administrarla. Las insulinas de acción lenta pueden ser utilizadas como insulina basal, pero no se pueden combinar con ninguna otra insulina, si se llega a juntar con otra insulina en el mismo horario deben ser administradas en distintas partes o alejadas entre sí. Su inicio de actividad comienza alrededor de las 6 a 10 horas luego de su administración, no tienen un pico de acción ya que estas son estables y la duración es de alrededor de 20 a 24 horas. Ejemplos: Levermic®, Lantus®. Mantención Para mantener en buen estado las insulinas es necesario tenerlas refrigeradas (no congeladas), no es necesario que la insulina que se está utilizando este refrigerada ya que a muchos pacientes les suele ser más doloroso pasar el líquido a bajas temperaturas, pero las que están cerradas deben mantenerse en el refrigerador hasta su utilización. La insulina que se está utilizando puede estar a temperatura ambiente pero siempre protegida de la luz solar o de temperaturas más bajas que las que posee un refrigerador (2 a 8° C) y tiene una duración de un mes luego de ser abierta. Antes de administrar la insulina se debe verificar muy bien la fecha de vencimiento de esta y de que su apariencia no parezca lechosa excluyendo a la insulina de acción lenta e insulina de acción intermedia.
  6. 6. Bibliografía -Pereira Garcés, J. (1998). Heparinas y Cumarinicos. Boletín de la escuela de medicina, Pontificia Universidad Católica de Chile. 28 (3). http://escuela.med.puc.cl/publ/boletin/tromboembolismo/heparinas.html -Tratamiento de insulina (2007). [Página web]. Madrid: Fundación para la diabetes. Disponible en: http://www.fundaciondiabetes.org/diabetesinfantil/la_diabetes/tratamiento_insulina.htm (2014, 16 octubre) - Vera Benavides, Luis. Normas de Seguridad del Paciente Y Calidad de Atención Respecto de: Prevención Enfermedad Tromboembólica. [Diapositiva]. Santiago, 22 diapositivas. http://web.minsal.cl/portal/url/item/cede67f930f982cce040010164012d43.pdf - Trejo, Carlos (2004). Anticoagulantes: Farmacología, mecanismos de acción y usos clínicos. Revista electrónica UACh, Cuaderno de cirugía. 18 (1), 83-90. http://mingaonline.uach.cl/pdf/cuadcir/v18n1/art14.pdf

×