Proyecto “Mi cuerpo”              El sentido del oído               Esther Meseguer                        SESIÓN DE EXPER...
Proyecto “Mi cuerpo”                El sentido del oído             Esther Meseguer   3. CONTENIDOS       El silencio.    ...
Proyecto “Mi cuerpo”              El sentido del oído                 Esther Meseguer          Concluiremos que el silenci...
Proyecto “Mi cuerpo”            El sentido del oído             Esther Meseguer          los pondremos en medio de la asam...
Proyecto “Mi cuerpo”             El sentido del oído                Esther Meseguer           preguntamos si sonaba bien a...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Sesión de psicomotricidad jugamos con el sentido del oido

30.501 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
30.501
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
27.209
Acciones
Compartido
0
Descargas
47
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Sesión de psicomotricidad jugamos con el sentido del oido

  1. 1. Proyecto “Mi cuerpo” El sentido del oído Esther Meseguer SESIÓN DE EXPERIMENTACIÓN “JUGAMOS CON EL OÍDO” Por ESTHER MESEGUER 1. MATERIALES Botella de plástico transparente medio llena Pandero Crótalos Xilófono Maracas Palos Flauta Canción “Haz ruido” 2. OBJETIVOS Conocer que el órgano del oído es la oreja y que podemos conocer, reconocer y memorizar muchos sonidos. Experimentar diversos tipos de sonidos y reconocerlos. Clasificar los sonidos en agradables y desagradables (ruidos). Valorar la importancia del silencio. Avanzar en el conocimiento de los segmentos corporales y en particular de las partes de la cara. Comprender la relación que tiene el oído con el sentido del equilibrio. Comprender que la contaminación acústica nos perjudica. Animar a la lectura y escritura 5
  2. 2. Proyecto “Mi cuerpo” El sentido del oído Esther Meseguer 3. CONTENIDOS El silencio. El ruido y la música. (sonidos agradables y desagradables) Sonidos largos y cortos Sonidos fuertes y suaves Sonidos agudos y graves El sentido del equilibrio. Canción “Haz ruido” 4. DESARROLLO Lo que haremos es realizar diversas experiencias de forma que los niños/as descubran la importancia del silencio, la diferencia entre ruido y melodía, los distintos tipos de sonidos y el sentido del equilibrio. a. EXPERIENCIA 1: EL SILENCIO Sacaremos la clase al patio, nos sentaremos y dejaremos que hablen entre sí. Les pediremos entonces que griten y mientras lo hacen, les pediremos en un tono normal que nos digan qué oyen. Les hacemos callar y les preguntamos que hemos dicho. No lo sabrán. Se lo volvemos a decir sin que griten: ¿qué oíais?. Entonces les pediremos que se callen y escuchen hasta que les demos permiso para hablar. Cuando hayan estado callados un poquito volveremos a preguntar lo que oyen: pajaritos, coches que pasan… Les preguntaremos porqué antes no lo oían y ahora sí. Escuchamos sus respuestas. 5
  3. 3. Proyecto “Mi cuerpo” El sentido del oído Esther Meseguer Concluiremos que el silencio nos permite escuchar sonidos que de otra forma no podríamos oír y que un exceso de sonidos nos puede provocar malestar. b. EXPERIENCIA 2: SONIDOS FUERTES Y FLOJOS Le pediremos a un niño/a que grite y que los demás intenten escuchar los pajaritos, el ruido de las hojas en los árboles o cualquier otro sonido que escuchásemos cuando estábamos en silencio. Le pediremos a otro niño/a que grite con todas sus fuerzas en medio de la asamblea y cuando pare le pediremos que se aleje bastante del grupo, vuelva a gritar de igual forma y vuelva. Pediremos a un segundo niño/a que haga lo mismo. Se les pregunta a los dos voluntarios/as si han gritado con todas sus fuerzas en los dos sitios y cuando contesten preguntaremos a todos ¿Se oye igual si están lejos o si están cerca? No ¿Cuál es la diferencia.? La respuesta será que cuando están cerca suenan fuerte y cuando están lejos flojo. Les explicaremos que la distancia hace que los sonidos vayan perdiendo fuerza. Luego les propondremos hacer un juego “Callar que no se despierten”. Comenzaremos a decir esta frase muy flojo e iremos subiendo el volumen un poquito cada vez que se repita la frase. Cuando ya lo hayamos hecho lo más fuerte que podamos, pondremos las siguientes normas: cuando la profesora o profesor levante un dedo dirán la frase a un volumen flojo, cuando la profe levante toda la mano, la repetiremos a un nivel normal, es decir, un poco más fuerte pero sin gritar y cuando levante las dos manos lo más fuerte que puedan. Lo haremos varias veces y pasaremos a la siguiente experiencia concluyendo que los sonidos pueden ser suaves o fuertes. c. EXPERIENCIA 3: SONIDOS LARGOS Y CORTOS Les explicaremos qué son los sonidos largos y qué son los sonidos cortos. Se lo demostraremos con la flauta. Cogeremos las maracas y los palos y 5
  4. 4. Proyecto “Mi cuerpo” El sentido del oído Esther Meseguer los pondremos en medio de la asamblea, elegiremos a un niño/a y le pediremos que golpee los palos y que mueva las maracas y diga cual produce el sonido largo y cual el sonido corto. Elegiremos a otro niño/a y repetiremos la operación. A partir de aquí, iremos sacando a todos los niños y niñas pidiéndoles que toquen un sonido largo y luego uno corto o al revés. d. EXPERIENCIA 4: SONIDOS AGUDOS Y GRAVES Les explicaremos qué son los sonidos graves y qué son los sonidos agudos demostrándoselo con el pandero y los platillos de dedo. Dejaremos ambos en medio de la asamblea, elegiremos a un niño/a y le pediremos que golpee el pandero y los platillos de dedo y diga cual produce el sonido grave y cual el sonido agudo. Elegiremos a otro niño/a y repetiremos la operación. A partir de aquí, iremos sacando a todos los niños y niñas pidiéndoles que toquen un sonido grave y luego uno agudo o al revés. Luego les explicaremos que los instrumentos musicales más complejos pueden realizar sonidos más graves y más agudos. Sacaremos entonces el xilófono. Les explicaremos que la parte más fina del mismo es la que produce los sonidos más agudos y la más ancha los más graves. Se lo demostraremos tocando los extremos del xilófono. Luego les diremos que entre medio hay otras placas que producen sonidos que se hallan entre el más grave y el más agudo. Se lo demostraremos y les permitiremos a todos tocar el xilófono marcándoles lo que tienen que hacer y tocando escalas musicales (sin decirles que son tal cosa) que vayan de agudo a grave o de grave a agudo. Cuando hayamos terminado les dejaremos “jugar” “libremente” con él. e. EXPERIENCIA 5: RUIDO Y MÚSICA Repartiremos todos los instrumentos musicales y les pediremos que los toquen todos a la vez. Esperamos, recogemos los instrumentos y les 5
  5. 5. Proyecto “Mi cuerpo” El sentido del oído Esther Meseguer preguntamos si sonaba bien a los oyentes (no hay instrumentos musicales para todos). Así iremos sacando a todos y preguntando a los oyentes en cada caso. Cuando hayan pasado todos sacaremos a un solo niño y le dejaremos el xilófono y le pediremos que lo toque. Luego, con el mismo instrumento, tocaremos una pieza pequeña pero que suene a “música”. Explicaremos que la diferencia entre ruido y música es que sea armónica. f. EXPERIENCIA 6: EL SENTIDO DEL EQUILIBRIO De pie, formaremos un corro los brazos lo más estirados que podamos y cuando estemos así, les diremos que se suelten sin moverse. Les pediremos que comiencen a dar vueltas sobre sí mismos. Les dejaremos que pierdan el equilibrio algunas veces y les pediremos que se sienten en la asamblea. Les preguntaremos porqué se han caído, porqué han perdido el equilibrio. Escuchamos sus respuestas y les explicaremos que el responsable del sentido del equilibrio es el oído, que dentro del oído en un lugar llamado cóclea tenemos un líquido que cuando comenzamos a dar vueltas, da vueltas también. Cogeremos entonces la botella de plástico medio llena con agua y comenzaremos a hacer que el agua se mueva dando vueltas dentro. Les explicaremos que es como la cóclea y les pediremos que se fijen en qué pasa con el agua cuando dejo de agitar la botella. Paro y el agua sigue dando vueltas hasta que se para. Les explicamos que eso es lo que nos produce el mareo y la pérdida del equilibrio, que al dar vueltas el líquido de la cóclea da vueltas y que cuando paramos el líquido de la cóclea todavía sigue dando algunas vueltas más produciendo el que nos caigamos. 5. CONCLUSIÓN La sesión la terminaremos con la canción “Haz ruido” y dibujando lo que han hecho en la sesión correspondiente. 5

×