TEMA: 5 CULTURA VISUAL
1.- INTRODUCCIÓN: ¿Qué es cultura visual?
Cultura visual es… el mundo de imágenes ante tus ojos par...
textos, hasta alcanzar al mundo de la Cultura Visual globalizada, abierto con las
nuevas perspectivas ofrecidas por las nu...
de lo visual. Las imágenes aparecen de manera aleatoria e incesante y una sustituye a la
otra antes incluso de que desapar...
visual que había representado el tiempo cronológicamente se vio alterado al manifestar
el tiempo de otra forma. Una nueva ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Cultura visual

279 visualizaciones

Publicado el

Cultura visual

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
279
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
43
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Cultura visual

  1. 1. TEMA: 5 CULTURA VISUAL 1.- INTRODUCCIÓN: ¿Qué es cultura visual? Cultura visual es… el mundo de imágenes ante tus ojos para que interpretes la realidad. http://cultura-visual.es/aulavirtual/ La expresión “Cultura Visual” pretende englobar, en un concepto común, todas aquellas realidades visuales, sean del tipo que sean, que, poco a poco, van teniendo un papel cada vez más relevante en nuestra cultura. Así, a las tradicionales categorías de la Historia del Arte (pintura, escultura, arquitectura, artes decorativas, etc.) se han sumado otras como la fotografía, el cine, la infografía, el diseño, la moda, la publicidad, la danza, el teatro, el cómic, el grafitti, el net.art, la publicidad, etc. No podemos negar a priori a ninguna imagen su papel en la Cultura Visual. De esta forma, el enfoque interdisciplinar de los fenómenos relacionados con lo visual aportará a lo mejor de la tradición de la Historia del Arte nuevos puntos de vista vinculados con el imaginario colectivo. Nuestra Cultura Visual, ante todo, está constituida por imágenes producidas y manipuladas por el ser humano, antes y ahora, provistas de un significado y de una intención. Esta disciplina se ha impuesto hoy día, no sólo como fórmula de trabajo, sino también como campo de innovaciones y fructíferas investigaciones. En este sentido la línea Cultural visual está integrada en la actualidad por dos sublíneas, planteadas por los Grupos de Investigación Mosaicos hispano-romanos e Historia del arte, imagen y patrimonio artístico. Ambas sublíneas pretenden centrarse en la imagen como objeto de estudio y, a la vez, como fuente de información con la que acceder al conocimiento evolutivo de la cultura artístico-visual desde la cuna de la civilización occidental hasta la actualidad. 1. Mosaicos hispano-romanos. De lo artístico a lo social Esta sublínea se centra en el estudio de los mosaicos hispano-romanos como documento, con un planteamiento que, partiendo de la obra artística, se adentra en la semántica de las imágenes. Las escenas figuradas estudiadas globalmente dentro de los programas iconográficos de los edificios tanto públicos como privados que decoran, se convierten en indicadores de la sociedad hispano-romana, de la economía, de la cultura o de los valores y de las corrientes filosóficas de la época. 2. El imaginario artístico en las sociedades moderna y contemporánea Esta sublínea se centra en el desarrollo de la cultura artística en las sociedades occidentales entre los siglos XV y XXI. Arranca así desde las novedades que supuso la invención de la imprenta, en cuanto a reproductibilidad y difusión de imágenes y
  2. 2. textos, hasta alcanzar al mundo de la Cultura Visual globalizada, abierto con las nuevas perspectivas ofrecidas por las nuevas tecnologías. http://www.cchs.csic.es/es/content/cultura-visual ACERCA DE LA CULTURA VISUAL Y LA VIRTUALIDAD DE LA IMAGEN Nicholas Mirzoeff es coordinador del programa de cultura visual de la Escuela Steinhardt de Cultura, Educación y Desarrollo Humano de la Universidad de Nueva York, centrado en la primacía de la imagen visual contemporánea y en los modos en que afecta nuestras vidas cotidianas. Mirzoeff define al mundo contemporáneo como un mundo hipervisual en el que “el significado de ser ciudadano en el siglo XXI requerirá de una alfabetización visual que será tan fundamental como la lectura, la matemática y la ciencia”. Licenciado en Historia Moderna por la Universidad de Oxford y Doctor en Historio e Historia del Arte por la Universidad de Warwick, Mirzoeff es autor de “Una introducción a la cultura visual” (1999), donde realiza un análisis de la posmodernidad a partir de la cultura visual y advierte que la crisis visual es lo que la define y no su contenido textual. Al hacerse la pregunta de ¿Cuál es el papel que juega La cultura visual en la sociedad? El autor incluye todas aquellas implementaciones que han permitido, a lo largo de los tiempos, observar y aumentar la visión “natural del mundo”, como estrategia, centrada en la respuesta de los individuos y los grupos visuales de comunicación. En Cultura Visual el autor responde a preguntas como ¿Qué es?, ¿Cuáles son los elementos de lo visual y cuáles sus formas o manifestaciones? ¿Cuál es la importancia de la “raza” y el origen étnico, el género, la sexualidad y el cuerpo en la cultura visual? De acuerdo con el autor, el mundo completo se ha convertido en una imagen, todo cuanto ingresa como imagen tiene una intención de saturar el campo visual en el ámbito perceptivo y ello es llamado hiper-estímulo. La Cultura visual no depende de las imágenes en sí mismas, sino de la tendencia actual a plasmar en imágenes o visualizar la existencia, lo cual la separa del resto de los tiempos. Hoy en día nos vemos obligados a presenciar la era de las redes y la información. Cabe mencionar que las computadoras son consideradas por Mirzoeff no como herramientas visuales, sino como procesadoras de información que traducen los datos en un sistema en el que la combinación de valores 1-0 (binario) van construyendo una imagen sencilla o compleja “visible” al espectador. La cultura visual se centra en la imagen y es a partir de ella que se crean los significados y lo que W.J.T. Mitchel anota como “teoría de la imagen” según la cual algunos aspectos de la ciencia y la filosofía han adoptado una visión del mundo más gráfica y menos textual. Este enfoque radica en que a partir de un receptor cuya función es la de recibir un estímulo, mira, observa, y recibe a través de estas imágenes información visual que decodifica e interpreta. Pero, ¿Hasta dónde llega este grado de interpretación en un entorno en el que la velocidad de la información corre a una velocidad vertiginosa que rebasa los umbrales de recepción “natural” del ser humano? Mirzoeff explica que la cultura visual propia de la posmodernidad, lejos de acocarnos a la observación y comprensión de la realidad, nos acerca a la vivencialdad o experiencia visual de la vida cotidiana. El autor indica que de la misma forma en que los estudios culturales han tratado de comprender de qué manera los individuos buscan el sentido del consumo de la cultura de masa, la cultura visual da prioridad a la experiencia cotidiana
  3. 3. de lo visual. Las imágenes aparecen de manera aleatoria e incesante y una sustituye a la otra antes incluso de que desaparezca la anterior. En una visión muy similar y para enriquecer el concepto de cultura visual, consideré el texto de La Ciudad sobrexpuesta (1991), de Paul Virilio quien describe lo que ocurre en la actualidad con el uso de las computadoras, televisiones y herramientas digitales en donde la imagen y su percepción se convierte en una suerte de “distancia”, una profundidad de campo de un nuevo tipo de representación,, una visibilidad sin ningún encuentro cara a cara. En la era virtual las distinciones entre “aquí” y “allí” ya no quieren decir nada. Virilio, arquitecto, urbanista y filósofo, describe los problemas de una sociedad de la información donde el ciudadano se ve sometido a procesos de simulación de abundancia que esconden la realidad de la desinformación y nos dice hoy en día se presenta una expansión sin límite en donde el antiguo ocultamiento privado/público del individuo y la distinción entre el hogar y el tráfico son reemplazadas por una sobre-exposición en la cual la diferencia entre “cercano” y “lejano” simplemente deja existir, así como la diferencia entre “micro” y “macro” se esfumó con el registro del microscopio electrónico. “El consumidor el es agente clave de la sociedad capitalista posmoderna. Como sociedad dominada por la espectacular cultura de consumo, consiste en que la historia se olvide dentro de la cultura”. (Debord, 1977, pág. 191) En la actualidad, los individuos deslumbrados por el espectáculo se sumergen en una existencia pasiva dentro de la cultura del consumismo de masas, aspirando solo a adquirir la mayor cantidad de productos. El aumento de una cultura dominada por la imagen se debe al hecho que “el espectáculo es capital” hasta tal punto de acumulación que se convierte en una imagen. En la sociedad actual, se nos convence con la imagen más que con el objeto. Estamos ante un cambio tecno-cultural que modifica “las nociones de arte, de ciencia, de técnica, de hombre, de espacio, de tiempo, de materia, de cuerpo, de realidad, etc… abriéndolas a significaciones profundamente renovadas” (A. Renauld, 1996, 17). Nuevas imágenes-pixel; nuevos imaginarios pantallizados que generan una visualidad cultural distinta a la tradicional y que modifican lo axiológico, lo epistemológico y lo estético”. No hay duda de que las nuevas imágenes expresan al mismo tiempo estas dos dimensiones de existencia: tecnificación, industrialización de lo imaginario por una parte, pero también, al mismo tiempo, imaginario tecno-cultural activo, creativo, capaz de hablar culturalmente (y no sólo manipular técnicamente) las técnicas y los procedimientos del momento, de abrir nuevos espacios/tiempos para una nueva era de lo sensible…” (25). En una segunda parte, Virtualidad: de la antigüedad virtual a la zona píxel, el autor expone básicamente tres modos de representar la realidad y a partir de la pintura, la fotografía y la realidad virtual, plantea la diferencia de visualizar lo real. El color y la línea inciden sobre la manera en que logró el individuo representar una imagen a través de la percepción. Para que una imagen tenga significado, debe estar situada en un espacio y tiempos definidos, ello la define. Las imágenes utilizan modos de representación que la cultura visual tiene como función probar y dar sentido a la variedad de esa realidad exterior, seleccionándola, interpretándola y representándola. A partir del surgimiento de la fotografía, en 1824 (Niepce), se confiere a un instrumento la posibilidad de conferir movilidad a las “formas” que con anterioridad se arrebataban a la realidad”, el espacio-tiempo adquiría una nueva dimensión. El cine reprodujo la realidad y el espacio-tiempo creaba y recreaba nuevas realidades, por lo cual la narrativa
  4. 4. visual que había representado el tiempo cronológicamente se vio alterado al manifestar el tiempo de otra forma. Una nueva representación icónica surge. La imagen fija, el relato icónico y la imagen secuencial desarrollaron una forma narrativa diferente en donde el arte, la ciencia y la técnica se confundían. El hecho narrativo, se encuentra ligado a las herramientas –hoy en día tecnológicas- utilizadas para tal fin. En la actualidad se usan medios cuyas narraciones ya han sido plasmadas en otros tiempos. Sin embargo, surge la imagen de síntesis o asistida por computadora. Ahora muchas historias se cuentan con imágenes sonoras creadas por la informática. La imagen ya no se crea, se “genera” y “construye” intervenida por la informática. Es imagen ideal en cuanto a su ilimitada transformación. Y en su aparición surge también el individuo que recrea un espacio distinto a las formas gráficas tradicionales. La imagen generada en el ordenador preserva una de las principales funciones de la imagen: ser entendida como comunicación. Pero es diferente a la imagen tradicional (que redescubre el valor del icono como ideograma de comunicación lectora), ahora ya no hay que entenderla, solo en su doble vertiente: imagen como icono (algo inerte dispuesto a ser percibido, e imagen como la noción filosófica de Imago: imagen, es decir, como presencia de un componente provocador y provocativo que estimula los sentidos (como idea). Ahora la imagen viene caracterizada por su peculiar manera icónica de ser actualizada (leída)- Vivimos inmersos en una sociedad dominada por la imagen. De la percepción de una imagen observada (obra pictórica, por ejemplo), hemos llegado a tener que percibir imágenes que, necesariamente no han de tener referente en la realidad. Ahora las técnicas empleadas por el autor han cambiado, en donde predomina el uso de la tecnología digital y la producción y del hecho narrativo en material audiovisual. Lo que surge a partir de la Fotografía y el CÇine es una nueva realidad en la que aceptamos por verdad aquello que se nos muestra. La dialéctica establece una relación entre el observador y el momento de espacio o tiempo pasado y presente que representa. Mayra Díaz Ordoñez, diciembre de 2008 Bibliografía Mirzoeff, Nicholas, Una introducción a la cultura visual, Paidós, Ibérica, Barcelona, 2003 Referencias electrónicas: http://www.infoamerica.org/teoria/virilio1.htm http://www.ucm.es/info/especulo/numero10/est_cibe.html http://soygemela.files.wordpress.com/2009/04/que-es-la-cultura-visual.doc “La velocidad de la luz no transforma meramente el mundo. Se convierte en el mundo. La globalización es la velocidad de la luz. La velocidad es el espacio del vehículo”. Paul Virilio “En el corazón de esta videocultura siempre hay una pantalla, pero no hay forzosamente una mirada”. Jean Baudrillard

×