Proteccion de menores

6.329 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
6.329
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
103
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Proteccion de menores

  1. 1. 5.1 LOS CENTROS DE PROTECCIÓN DE MENORES5.1.1 La separación del núcleo familiarEn aquellas situaciones de maltrato o negligencia en que la seguridad del menor peligra o enque su bienestar y desarrollo puedan estar afectados gravemente, el equipo correspondienteoptará por la separación del menor de su núcleo familiar.Para separar un menor de su familia biológica es necesario que los equipos que se encargandel caso, informen al juez para que autorice dicha separación y traslade a la autoridadcompetente la asunción de la tutela. El juez es quien tiene la última palabra y es a él a quienpuede acudir la familia si no está de acuerdo con la medida adoptada por el equipo pertinente,mediante un recurso de amparo.La separación del núcleo familiar supondrá el ingreso en un centro de protección de menores.Se consideran como tales, aquellos establecimientos destinados al acogimiento residencial demenores sobre quienes se asume previamente la tutela o guarda.La recepción de estos niños/as se puede producir a partir de tres vías: - Situaciones procedentes de la necesidad de atención urgente a menores en situación de grave desprotección, que necesitan una atención inmediata. - Casos no urgentes, que responden a la derivación de otras instancias, como parte de procesos ya previstos. - Admisión de menores extranjeros no acompañados, producto de la inmigración, que deben ser atendidos mientras se determina su futuro en nuestro país.El ingreso de un menor, la guarda de ese menor, para a ejercerla el director o directora dedicho centro, al cual le es delegada por las consejerías responsables de la protección demenores.El centro de protección de menores asume la responsabilidad sobre el desarrollo integral debiológicas, afectivas y sociales en un ambiente de seguridad y protección. Deberá potenciarexperiencias de aprendizaje y el acceso a los recursos sociales.Los centros de protección de menores disponen de equipos técnicos, generalmente formadospor profesionales de la psicología, la asistencia social y la pedagogía, son los encargados devalorar los distintos casos que llegan, trabajar con la familia biológica y decidir lo másconveniente en cada caso, la solución que mejor se adapte a la situación y a las necesidadesdel menor.5.1.2 Tipología de centros o de programasEn primera instancia y de manera transitoria el acogimiento residencial se llevará a cabo en uncentro de acogida o a través de la incorporación a un programa de atención inmediata,posteriormente podrá ingresar en un centro residencial o en un programa de atenciónresidencial. Son los que hacen referencia a la atención a menores extranjeros no acompañadosy los que centran su actuación en la atención específica a la diversidad.
  2. 2. Los centros de acogida o programas de atención inmediata.Los centros de acogida o programas de atención inmediata son servicios residenciales deestancia limitada destinados a dar respuesta a situaciones que requieren la adopción demedidas urgentes de separación inmediata del menor de su núcleo familiar, debido a lasituación de alto riesgo en que se encuentra.Se trata de una respuesta transitoria, de corta duración, cuya función es llevar a cabo lavaloración y un estudio diagnóstico de la situación y las necesidades del menor y de su familia,para poder decidir cuáles serán las medidas más adecuadas. La permanencia está asociada alplazo necesario para realizar dicha valoración y dependerá de cada Comunidad Autónoma, nosuele sobrepasar los 6 meses.El centro deberá responsabilizarse del ejercicio temporal de las funciones parentales básicas,como son: - Su educación integral. - La cobertura de sus necesidades básicas: Higiene, descanso, ocio, vestimenta y alojamiento. - Cuidado de su salud física y mental.El menor solamente permanecerá en él hasta que se tome una medida respecto a su futuro.Por orden de prioridad: - Regreso con la familia biológica. - Acogimiento familiar. - Acogimiento residencial.Los centros de acogida tienen por objeto, tanto la valoración y diagnóstico como la guarda yeducación, en la atención inmediata y transitoria de los menores allí ingresados.Los centros residenciales o programas de atención residencial.Los centros residenciales o programas de atención residencial tienen la función de ofrecer a unmenor un recurso alternativo a un medio familiar muy deteriorado, generalmente conagresividad, adicciones, etc, y con graves dificultades de cobertura de las necesidades básicas.Al igual que los centros de acogida, tienen como función la guarda, el ejercicio de las funcionesparentales y la atención integral, para ayudarles a desarrollar su autonomía personal y social, yen definitiva, contribuir a su proceso educativo y a su desarrollo personal.A diferencia de los centros de acogida, que tienen un carácter meramente transitorio a laespera de que se tome una decisión; los centros residenciales suponen el ingreso en régimende acogimiento residencial durante el tiempo que sea necesario. El acogimiento residencial secontempla como la última alternativa, durante el mínimo período de tiempo, y es aplicablesólo en casos en los que no es posible el uso de otro tipo de medidas más normalizadas.
  3. 3. Desde el centro residencial se trabajará siempre que sea posible, en la promoción para elregreso del menor con su familia nuclear. Se desarrolla una intervención en el mediosociofamiliar del menor para prestar el apoyo necesario para que la familia supere la situaciónque motivó la separación y siempre que existan garantías suficientes, el pequeño pueda volvera su medio familiar. Si esto no es posible, se centrará en potenciar el acogimiento familiar,preferiblemente en familia extensa o si no en ajena.Otra opción alternativa al acogimiento residencias, exclusiva para jóvenes de entre 16 y 18años, son las viviendas tuteladas, son pisos normalizados en los que vive un grupo de jóvenescon un cierto nivel de supervisión. Se trabaja el desarrollo de la autonomía personal y laintegración sociolaboral de estos jóvenes, que puedan llegar a ser independientes cuandoalcancen la mayoría de edad.Centros o programas de primera acogida o acogida de urgenciaLa inmigración de los últimos años ha comportado la llegada de un contingente importante demenores no acompañados a los que hay que atender. Generalmente se trata de jóvenes entrelos 16 y 18 años procedentes de Magreb, con la esperanza de encontrar una salida a suprecaria situación en su país de origen.Estos menores se derivaban a los mismos dispositivos ordinarios de protección a menores,pero tanto por su volumen como por su problemática diferente, estos dispositivos se hanmostrado ineficaces y se han visto superados.La voluntad de esta especialización no hay que abordarla desde una perspectiva segregadora(racista), sino como una forma más precisa de dar una respuesta adecuada a las circunstanciasparticulares de estos jóvenes y adolescentes.Procedimiento: Los menores son trasladados a centros de primera acogida o acogida deurgencia, donde se les presta atención inmediata.Durante su estancia se valora su situación y se inicia el procedimiento para obtener ladocumentación individual y si se da el caso, iniciar los trámites para su retorno a la familia deorigen. En caso contrario, es decir, si se aprueba la inserción, se estudiará la propuesta másadecuada para su integración residencial o familiar, a partir de los recursos de protecciónordinarios para menores, desde donde se planificará su reinserción sociolaboral.Algunos de estos centros proporcionan una atención de 24 horas, otros solo de noche, y otrossolamente de día.Centros o programas específicos de atención a la diversidadSon aquellos centros o programas a través de los cuales se atiende a menores cuyasnecesidades específicas exigen un abordaje diferenciado. Se desarrollan en centros que, porsus características espaciales, profesionales e instrumentales reúnen las condicionesadecuadas para un acogimiento terapéutico ya sea de forma temporal, destinado al retorno ala normalización, o bien con carácter permanente, si así lo exigiera la situación de cada menor.
  4. 4. Son equipamientos destinados a menores muy dependientes, gravemente afectados y conseveros trastornos, que exigen programas específicos durante toda su permanencia enacogimiento residencial e incluso posteriormente, tras la mayoría de edad. 5.2 DOCUMENTOS ORGANIZATIVOS DE UN CENTROLos centros de protección de menores se estructuran a partir de: - El Proyecto Educativo de Centro (PEC) - El Reglamento de Régimen Interior (RRI) - La Programación Anual de Centro - La Memoria Anual5.2.1 El proyecto educativo de centro (PEC)Es el documento básico en el que se refleja la identidad del centro y se define su ideario yfinalidad, en el que se señalan las directrices y criterios fundamentales de la acción social yeducativa, y en el que se establece la estructura organizativa y los recursos de que dispone.En este proyecto educativo se contextualiza el marco general de actuación del centro, será deuso sistemático para todos los profesionales que trabajen allí.El PEC debe ser elaborado en función de la normativa vigente y debe contar con laparticipación y las aportaciones de todos los miembros que intervienen con los menores.Integrar las propuestas de los diversos sectores en el documento definitivo dará a éste unavalidez y un consenso ampliamente aceptado e identificará sus principios con las aspiracionesde la mayoría de los agentes que participan en la intervención. - Los contenidos del PECEn el PEC se define la identidad, el ideario y la finalidad del centro.Aspectos que debe incluir el PEC: - El ideario del centro, su historia y ubicación sociogeográfica. - El marco administrativo, legal y jurídico de su actividad, así como el organismo del cual depende. Encontramos 3 categorías de centros, aunque dependerán de cada Comunidad Autónoma: o Centros cuyo titular es la Administración pública y ella misma los gestiona directamente. Generalmente se refiere a estos centros como “centros propios”. o Centros cuyo titular es una entidad privada que los gestiona a través de convenio con la consejería responsable de la protección de menores. o Centros cuyo titular es la Administración pública, que cede su gestión a una entidad privada a través de un convenio. A los centros de estas dos últimas clases se los conoce como “entidades colaboradoras”. - La tipología según las características: edad, sexo, o bien centros de acogida, residenciales, genéricos, de primera acogida, etc - Su finalidad, que dependerá de la tipología, no debería diferir mucho de las siguientes:
  5. 5. o Dar respuesta inmediata de acogida y protección a un menor en situación de alto riesgo al que no le convenga, o no le sea posible, continuar con su familia biológica. o Hacer estudio y diagnóstico (en los casos de centros de acogida) de las necesidades del menor y formular la consiguiente propuesta.En el PEC se orienta la intervención socioeducativaEn el PEC se orientan las directrices y criterios fundamentales de la acción social y educativa,de esta manera: - Se definen los principios generales y metodológicos para la intervención: aspectos relacionados con la atención personal, participación, entorno normalizado, etc - Se formulan los objetivos que pretende conseguir, ya sean educativos, asistenciales, de servicios, etc - Actuaciones necesarias para conseguir los objetivos: o Técnicas de intervención en el grupo de menores o Técnicas de intervención en el área individual o directamente sobre el menor a partir de la acción tutorial y basada en el PEI (Proyecto Educativo Individualizado). o Técnicas y medios de observación y diagnóstico. o Proceso de diagnóstico interdisciplinario, entre todos los equipos y con todo el personal educativo que trabaja en el caso del niño, niña o adolescente. - Se establecen las pautas de coordinación y cooperación con otros centros ya sean educativos, de ocio, sanitarios, etc.En el PEC se define la estructura organizativa y recursosOtros contenidos que figuran en el PEC hacen referencia a su estructura organizativa.Recursos: - Se expresa la estructura organizativa de la institución y su organigrama, en el cual se establecen las relaciones jerárquicas en varios niveles entre las personas que ejercen la autoridad y las que están subordinadas a ellas. En el vértice debe figurar el director/a por delegación de la consejería pertinente, la guarda de los menores del centro. - Se fijan los recursos de que dispone: o Humanos o Materiales o Financieros. Formas de financiación
  6. 6. - Evaluación y revisión del PECEl PEC establece un sistema de evaluación que tendrá como objetivo perfeccionar elfuncionamiento del centro y de la labor educativa con los menores. La evaluación referida alpropio proyecto educativo se centrará en varios aspectos: - Evaluar la idoneidad del proyecto y su adecuación a la realidad a la que pretende dar respuesta. - Comprobar la coherencia interna del proyecto, es decir, verificar si existe una integración y relación lógica y coherente entre las distintas partes que lo integran. - Saber si el proyecto tiene capacidad para dar respuesta a las necesidades reales de los grupos y sujetos destinatarios.Deben figurar los criterios, las personas, los instrumentos y la Temporalización de laevaluación. Es conveniente que se promocione la participación de los diversos agentes en lamedida de las posibilidades de cada uno, ya que de esta manera el PEC se convertirá en unaherramienta eficaz de mejora de la calidad y adaptación a las necesidades reales de laspersonas a las que se dirige.El PEC es un documento dinámico y abierto a los cambios para adaptarse a la realidad delcentro, responder a las características de la población atendida, a las directrices de laAdministración de la que depende y a la normativa vigente. Debe recoger en cada momento larealidad vigente y por tanto se deberá considerar cuándo se habrán modificado lascircunstancias y condiciones bajo las que se redactó.5.2.2 Reglamento de régimen interior (RRI)Es un documento en que se reflejan las normas generales del funcionamiento del centro y seestipulan las condiciones en que tiene lugar la relación entre los residentes y el centro.Es un documento que garantiza el control que se necesita la exigencia en el cumplimiento delas funciones propias de casa persona u órgano de la institución. En este se pretende: Proporcionar un marco de referencia para el funcionamiento del centro y de casa una de las partes que lo componen, y asignar las responsabilidades a quien corresponde. Agilizar el funcionamiento del centro y de la toma de decisiones. Estimular la participación de los interesados. Facilitar los procesos de evaluación institucional.El contendido del RRI son además de la introducción en la que se indica la filosofía que loinspira, el marco jurídico , el ámbito de aplicación y otros aspectos que remiten al PEC, laformalización de la estructura organizativa de centro, y reglamenta su funcionamiento.
  7. 7. La estructura organizativaSi el PEC apuntaba aspectos generales de la estructura organizativa y los recursos del centro, elRRI los concreta. Contempla de una manera más precisa: La estructura organizativa. Se definen de manera concreta las unidades que componen la estructura y sus relaciones, organización, funcionamiento e incluso jerarquía. Los recursos humanos. Se analizan las realidades humanas consideradas individualmente, su adscripción, su función, sus derechos y sus deberes. Los recursos materiales. Se regula el uso de las instalaciones: la adquisición, control y mantenimiento del material, etc. Los recursos funcionales. Se regulan las relaciones que se establecen entre las personas en el uso de los recursos materiales y en el cumplimiento de sus funciones.El reglamento sobre los menores: derechos. (Dentro de recursos humanos)Dentro del RRI tiene especial importancia el reglamento específico sobre los menores. Aso elcentro debe establecer mecanismos de actuación para garantizar los derechos de los niños yadolescentes allí ingresados.El menor ha de tener derecho en todo momento a: Disponer de cuidado y atención garantizados a su desarrollo integral. Estar informado de su situación personal y administrativa. Conocer la temporalidad del internamiento. Disponer de un PEI elaborado por el centro y conocer su existencia. A partir de estos se pueden desarrollar: o Disponer de figuras referenciales estables, concretamente el educador tutor, que es quien vela directamente por el bienestar global y el desarrollo armonioso del niño y sustituye las funciones parentales. o Estar informado del funcionamiento y de la normativa del centro. o La revisión continuada de su situación sociofamiliar. o Disponer de un espacio de escucha o tutoría donde pueda formular sus quejas o peticiones.El RRI se contempla que el centro debe potenciar un clima de respeto y compañerismo entresus residentes que también deberán de cumplir sus deberes y establece los mecanismosnecesarios o medidas correctivas educativas para su cumplimiento es decir, el régimendisciplinario de faltas e infracciones de distintos grados.Así, en el RRI se establecen y regulan las pautas de convivencia del centro, basadas en elrespeto a los derechos individuales y grupales y también se definen las responsabilidades ydeberes de los niños que allí residen.
  8. 8. 5.2.3 La programación anualEs el documento en que se relacionan el conjunto de objetivos, procedimientos y técnicas queordenan las acciones que el centro llevara a cabo durante un año, así como la temporalizacióny operativización de dichas acciones.La elaboración de la programación anual será coherente con el PEC y el RRI y se adaptara a lassituación presente del centro, de manera que concrete y sistematice los objetivos que sepiensan trabajar durante el año, así como las acciones y actividades necesarias paraalcanzarlas. Se deberán contemplar los recursos humanos necesarios para las actividades.En la programación anual también se puede incluir, aunque sea a nivel general, laprogramación de actividades del grupo en periodos específicos como vacaciones de verano.La evaluación de la programación anual nos ayudara a detectar las necesidades pendientes ycon base a ella, se podrá elaborar la menoría de centro y la programación del año siguiente.5.2.4 La memoria anualEs el documento en que se describen todas las actuaciones que se han realizado en el centrodurante un año inmediatamente anterior, incluyendo la evaluación correspondiente.A través de la memoria disponemos de una visión de conjunto de actividades realizadas y delos servicios que el centro presta a las personas que hay en él.La memoria está directamente vinculada a la programación anual, en el sentido de que en ellase relacionan y evalúan cada una de las actuaciones previstas y se describen las incidencias.Con base a la evaluación de la memoria, se proponen los aspectos y objetivos que hanquedado pendientes para la programación del año posterior.La memoria también es un documento importante que se debe tener en cuenta en la revisiónde los documentos básicos del centro especialmente el proyecto educativo, a fin de irintegrando progresivamente las nuevas necesidades que surjan. 5.3 DOCUMENTOS RELATIVOS AL MENOREn el proceso de intervención socioeducativa individualizada, se utilizaran una serie dedocumentos, como el Protocolo de Observación de Ingreso y especialmente el ProyectoEducativo Individualizado, además de otras hijas y protocolos para el seguimiento del menor.Finalmente están los informes o documentos en los que se recopilan valoraciones.5.3.1 El protocolo de observación de ingresoEn cuanto el menor ingrese en el centro se aplicara el protocolo de observación de ingresoque recoge las primeras observaciones que se hacen cuando un niño llegan: aspecto físico,primeras atenciones, estado emocional, etc.Este protocolo se aplicara generalmente desde las primeras horas hasta los dos primeros días.
  9. 9. 5.3.2 El Proyecto Educativo Individualizado (PEI)Es el documento que planifica la intervención educativa de cada menor. Así, incluye estrategiasdestinadas a la atención integral y personalizada de cada uno de ellos.Para redactarlo se parte de toda la información que se tiene el menor: los informes de lainstancia donde ha sido derivado, observaciones realizadas y manifestaciones del propiomenor. La persona que ejerza de tutora será la encargada de elaborar el PEI en consenso conel resto del equipo educativo. Se elabora durante los primeros meses.Los ámbitos de intervención del PEI dependen de cada Comunidad Autónoma e incluso decada centro, pero normalmente incluyen aspectos referidos a los diferentes ámbitos: Ámbito físico: se refiere al desarrollo físico del menor y su estado de salud. Ámbito de la vida cotidiana o diaria: hábitos alimentarios, de higiene, de orden, sueño. Ámbito social: relación con el menor con su entorno, con los compañeros, etc. Ámbito escolar o de aprendizajes: nivel cognitivo, evolución escolar, dificultades. Ámbito familiar: la relación que mantiene con su familia, si tiene visitas, su periocidad y calidad, etc.En cada uno de estos ámbitos se planificaran los objetivos, las estrategias y la temporalidad dela intervención. El PEI ha de ser un instrumento muy flexible pues su función primordial es elencauzamiento de la atención individualizada, deberá adaptarse a las necesidades y progresosdel menor.Cada centro establecerá la frecuencia de la evaluación, conviene que sea corta, especialmenteen los primeros meses.5.3.3 Hojas de protocolos y seguimientoDependiendo de la variabilidad e individualidad de casa centro podemos encontrar otrosdocumentos como son: Hojas de observación individual: se anotan las observaciones que resultan relevantes con la relación del menor. El encargado de recogerlas es el tutor. Hojas de seguimiento de visitas y llamadas: es el registro de la relación del menor con la familia biológica, actitudes del niño, etc. Protocolo de observación: se apuntan las observaciones de la vida diaria del menor diferenciadas por ámbitos de intervención. Incluye las hojas de observación sobre los comportamientos relevantes del menor.Todos estos documentos tienen la finalidad de facilitar el conocimiento del menor para suposterior decisión con relación a su futuro y también ayudan a la elaboración del PEI.
  10. 10. Otros documentos son: La libreta diaria de incidencias: donde se da cuenta de lo que ocurre en el centro día a día y se recoge su dinámica general: desde novedades relacionadas con los menores, cambios, hasta hechos puntuales como que se ha roto algo, Está es la manera que tiene el equipo de enterarse diariamente de todo lo que sucede. La agenda: donde se apuntan, las citas medicas, etc. La libreta de reuniones de equipo: donde se deja acta de las reuniones del equipo educativo con el director del centro. La libreta de asambleas: estas son un espacio de dialogo de los menores con los educadores. La libreta sirve de acta y a su vez en ella se registra una evaluación semanal de cada menor en concreto.5.3.4 Informes socioeducativosOtros documentos importantes en la intervención con el menor son los diversos informes, yasean rutinarios o extraordinarios, en que se refleja su estado y las perspectivas que se percibenen el momento. Dos de los informes más habituales son el seguimiento y el final. Informe de seguimiento. Para la evaluación del menor del centro y dejar registro de ella, el educador elaboraran un informe de seguimiento con una frecuencia que normalmente será de 3 meses, pero que en última instancia satisfará la demanda del equipo técnico o social competente. En este informe se reflejara el grado de consecución de los objetivos previstos en el Proyecto Educativo Individualizado así como de las incidencias acaecidas durante este periodo. Informe final: cuando ya el menor finaliza su estancia en el centro, ya sea de amera temporal o definitiva, se elabora un informe final en el que se detallara su evolución durante la estancia en el centro: su situación cuando llego, los progresos o retrasos que haya sufrido durante este periodo, así como sus posibilidades o perspectivas. Este documento será elaborado por la persona que ejerza de tutora, pero contando con la colaboración de los diferentes profesionales que hayan participado en la intervención del menor. 5.4 EL PERSONAL DEL CENTROCada Comunidad Autónoma y cada centro dispondrán de una estructura organizativa con unasfunciones delimitadas, estarán recogidas en el Proyecto Educativo de Centro y el RRI. Laintervención con menores en los centros la llevara a cabo en el equipo educativo, aunquetambién se contara con la participación de otros profesionales.5.4.1 El equipo educativoEstá formado por el director del centro y los educadores. Las funciones de equipo educativo. Asumir y transmitir unos valores y criterios pedagógicos de acuerdo con las directrices del organismo público que le compete y explicitados en el PEC. Establecer unos objetivos y una metodología de trabajo común. Unificar criterios de actuación entre todos los miembros del equipo.
  11. 11. Establecer una coherencia en las intervenciones educativas. Organizar la vida cotidiana del grupo. Preparar y planificar las actividades individuales y de grupo con los menores. Transmitir información sobre los menores y el estudio de caso. Posibilitar un espacio que sirva para evaluar, reflexionar y dar soporte a la tarea educativa individual de los miembros del equipo en un ambiente de dialogo y respeto.El director o la directoraEl responsable del centro que lo representa. Además asume la guarda de los menores pordelegación de la instancia a la que por ley corresponde. Entre sus funciones especificas: Se ocupa de la gestión económico-administrativa y de personal. Dirige, coordina y supervisa el programa de atención residencial, impulsando la planificación y la evaluación. Coordina las actuaciones del equipo educativo, que se llevaran a cabo mediante reuniones.Educadores. El papel de los educadores infantiles.La persona que intervienen directamente con los menores en los centros de protección demenores son los educadores. Son diplomados en Educación Social aunque en determinadoscentros conviven con los educadores infantiles que tiene la función de apoyar y reforzar a laeducadora en su labor.Ambos tienen responsabilidad profesional del buen funcionamiento educativo, y aportan unreferente importante ya que la cohesión del equipo educativo se manifiesta en la vida diariapropiciando una estabilidad en la convivencia. Los educadores son los que trabajan en laatención directa con los niños y se responsabilizan de una correcta intervención educativa y deun proceso de observación de sus manifestaciones.El educador infantil está dedicada a la atención directa de niños entre (0-6) reforzando la tareadel educador, aunque no tengan tutorías entre sus funciones: Cuidar la correcta alimentación de los menores y fomentar unos buenos hábitos alimentarios. Trabajar los hábitos de higiene. Enseñar a los niños a vestirse e interiorizar unos hábitos higiénicos que les permitan integrarse en la sociedad de manera eficaz. Ayudar al menor a desarrollar su vida diaria. Acompañar a los pequeños al médico, a la escuela o a actividades extraescolares. Corregir si niño cuando muestren un comportamiento inapropiado y premiarlo cuando lo crea conveniente. Ayudar a los educadores sociales en las actividades programadas. Participar en las programaciones e involucrarse en su cumplimiento. Informar de las observaciones sobre la evolución del menor que haya constatado, o incidencias importantes. Participar en las reuniones del equipo educativo.
  12. 12. 5.4.2 Otros profesionalesEn el centro de protección de menores existen otros profesionales que desempeñan trabajospropios de su categoría profesional: cocina, limpieza, etc. Es importante que estosprofesionales aunque no participen activamente en la intervención socioeducativa del menor,sean conscientes del contexto educativo en que se cumplen su función, por lo que deberánconocer los principios de funcionamiento de la institución para obrar conforme a ellos.Un papel importante es el del voluntariado en general vinculados a los servicios sociales. En loque respecta a centros de protección de menores, los voluntarios tendrán consideración depersonal colaborador y su participación está delimitada, por el programa de voluntariado alque este adscrito y en ningún caso, realizaran funciones que correspondan al personal delcentro ni asumirán sus responsabilidades. 5.5 INTERVENCION EN EL CENTRO.5.5.1. Ingreso en el centro y período de adaptaciónEl ingreso del menor en un centro de acogida se puede producir por urgencia, pero tambiénpor un déficit continuado en el cuidado del menor que afecta a su desarrollo a pesar delseguimiento de los equipos sociales competentes.Sigue el siguiente proceso: Revisión médica: antes de ingresar, o en el momento de hacerlo, tiene que pasar una revisión médica que permitirá determinar su estado de salud. Se harán las derivaciones correspondientes a los distintos profesionales especialistas. Es importante mencionar que generalmente entre los menores que son internados se da un importante porcentaje de anomalías odontológicas, dermatológicas, oftalmológicas y otras médicas en general.  Periodontitis: sinónimo de piorrea, deriva a gingitivitis. El sarro se va comiendo el hueso.  Eccema: manchas rojas en la piel que producen picor.  Sarna: enfermedad contagiosa de la piel que produce mucho picor. Acogida: el menor llega al centro, los educadores se encargarán de su acogida intentando en todo momento mitigar su traumática situación. Los centros cuentan con un protocolo de acogida se tienen en cuenta tanto las necesidades físicas como las emocionales sirve para guiar al educador en su labor. Cuando se recibe al menor se le enseña la que será por un tiempo su nueva casa, se le explican las normas de convivencia y se le asigna una habitación y un armario para que guarde sus pertenencias.
  13. 13. Asignación de un educador o tutor: se asigna al menor una persona que ejercerá la función de educadora o tutora y que será su referente. Será la persona encargada en primera instancia de las atenciones al menor y la encargada de elaborar los distintos informes, de controlar su evolución escolar, su estado de salud etc y de asistir a las reuniones de seguimiento del caso. Será la persona que velará más directamente por el bienestar del menor. Se le busca la escuela o estudios necesarios para normalizar su evolución o se le proporcionaran los recursos necesarios para incorporarse al mundo laboral. El centro se plantea siempre como objetivo dar la máxima formación posible, así como proveer los máximos recursos posibles para que, tras cumplir los 18 años, el sujeto pueda sobrevivir en las mejores condiciones posibles. El ingreso en un centro supone para el menor una situación muy estresante y traumática, y puede producirle efectos negativos, también positivos en muchos casos, pues la situación de maltrato que sufría podía afectar muy seriamente su desarrollo anterior.5.5.2. La estancia.El menor ha sido ingresado y a partir de las primeras observaciones, el educador tutorelaborará una programación educativa individualizada para potenciar su desarrollo.Esta programación abarcará los diferentes ámbitos de la vida y el desarrollo, se revisaráperiódicamente y se actualizará en función de los progresos del menor. Para efectuar lasevaluaciones de los casos individuales se celebran reuniones periódicas a las que asistirán losdistintos profesionales que intervienen en el caso. No debe faltar: 1. La persona que ejerce como tutora. 2. El referente del departamento o consejería de Bienestar social. 3. Los integrantes del equipo de atención a la infancia y adolescencia o equipo técnico que lleven el caso. 4. La dirección del centro, el médico o enfermero del servicio. 5. Otros profesionales.Se exponen los progresos de la familia en relación con el plan de trabajo que se le ha marcado(ya sea en el momento de ingreso del menor, o con anterioridad, debido a la situación deriesgo que padecía). Se van evaluando los avances o retrocesos en este sentido.También se habla de la evolución del menor, de la forma en que se ha adaptado al centro o seha integrado en la escuela, de su carácter, de sus problemas…Se evalúa también el marco de legalidad de todos los supuestos que pudieran darse en laevolución. Una vez expuestos todos los datos de un caso, se pasa a evaluar el progreso delmenor y su familia y replantear los objetivos, actuaciones, y si es necesario, tomar decisionesrespecto a su retorno al núcleo familiar o entrar en programas de acogimiento.Se evalúan sus mejores perspectivas, convivencia de efectuar más intervenciones para ayudara la familia, la necesidad de que la familia acuda a otros servicios de apoyo, ya sea médico,psiquiátrico, de desintoxicación.
  14. 14. 5.5.3. El alta. El informe.Producir por varias causas: Regreso al núcleo familiar. Derivación a otro centro. Acogimiento o adopción. Emancipación.Supondrá la elaboración de un informe final en el que se detallará su evolución en el centro,sus aptitudes y sus capacidades para su inserción sociolaboral. 5.5.4. Evaluación y sistemas de calidad en los centros de menores.Actualmente existe una gran exigencia ala necesidad de ir profundizando y desarrollandosistemas de evaluación y gestión de calidad. En los centros de protección de menores éstetrabajo que no se ha llevado a cabo de manera generaliza, pese a que se reconoce sunecesidad; a día de hoy no es fácil encontrar centros de menores con un sistema de gestión decalidad formal, pautado, definido y certificado. La tendencia será la de ir incorporandopaulatinamente procedimientos de evaluación externa e implantación de sistemas de calidadcertificados por las normas.Encontramos unos mecanismos de control para asegurar que el centro funcione, tanto a nivelglobal como individual, y que este funcionamiento se constate tanto desde el interior delcentro como desde el exterior. Principal mecanismo que garantizará esta garantizará esteóptimo funcionamiento será la evaluación. Se entiende como un proceso de análisissistemático, realizada por el equipo de profesionales con base en unos objetivos planificadosque guiarán la intervención social y educativa, y destinado a la mejora permanente de lacalidad de atención a los menores y del funcionamiento del centro.Tres frentes:En lo que atañe al funcionamiento del centroSe realizará mediante la revisión de los documentos de gestión del centro. El Proyecto Educativo de Centro, tiene que ser un documento dinámico y abierto a los cambios para así adaptarse a la realidad del centro, a las características de los menores allí atendidos y a la normativa vigente. Es necesario evaluar periódicamente el PEC para ir verificando su grado de eficacia y validez. El Reglamento de Régimen Interior. Evalúa periódicamente con la finalidad de ver si la relación entre los diversos órganos del centro y los reglamentos en la óptima en función de la evolución natural que sufre el mismo. Revisar si es necesario hacer cambios. La programación anual del centro. Permite detectar las necesidades pendientes que se incluirán en la programación posterior. La memoria anual. De la misma manera, se recogen los objetivos pendientes para la posterior programación.
  15. 15. En lo que atañe a los menores.La revisión del Proyecto Educativo Individualizado. Viendo qué objetivos, de los que se hanplanteado en relación con el menor, se han planteado en relación con el menor, se hancumplido y cuáles no; revisando en todo momento las necesidades presentes del menor yplasmándolas en el documento.Con el informe de observación, evaluando el estado del menor y constatando sus necesidades.Con las tutorías el educador tutor realiza con los niños y adolescentes, donde el mismo menorexpone sus necesidades y éstas son recogidas, anotadas y analizadas.Con las exploraciones psicológicas, pedagógicas, que realizan los distintos profesionales.Con las revisiones médicas por parte de los facultativos, donde se detectan, si es que los hay,los problemas de salud.Los espacios para realizar dichas evaluaciones son: Las reuniones de coordinación de los distintos profesionales que toman parte en el trabajo con el menor: equipos técnicas, educadores y otros profesionales que participan en la intervención. Las asambleas con los menores. Las tutorías con los menores.En lo que atañe al cumplimiento de la normativa.Como cualquier otro ámbito, los centros reciben las oportunas inspecciones de sanidad ehigiene. Las inspecciones también se efectúan para verificar la habitabilidad y funcionamientodel centro y también el estado del mobiliario y la infraestructura, lo cual permite irrenovándolas cuando es necesario.Centros de menores también tienen que contar con un plan de autoprotección, de actuaciónante cualquier emergencia. Este plan también se debe revisar periódicamente, según lo queindique la normativa, y habrá que hacer simulaciones de catástrofes con la frecuenciaestablecida.5.6.1. Modalidades de acogimiento.Según la familia acogedora.En función de si existe un vínculo familiar entre la familia acogedora y el menor acogidopodemos diferenciar entre. Acogimiento en familia extensa: confía la guarda del menor a algún familiar de la familia extensa. Será la opción que se valorará en primera instancia. Acogimiento en familia ajena: el menor pasa a convivir por un periodo variable con una familia preparada para ello, que no pertenece a la familia biológica.
  16. 16. Según la intención del acogimiento.Las necesidades de los pequeños y la finalidad del acogimiento se pude diferenciar entre: Acogimiento de urgencia: destinado a niños 0-6 años, en un período de 3-6 meses como máximo, mientras se realiza el estudio diagnóstico de la familia de origen. Acogimiento simple: es un acogimiento temporal, mientras se trabaja para que la familia de origen solvente sus problemas, la finalidad es que el menor pueda volver con ella. Su duración máxima son 2 años. Acogimiento permanente: un acogimiento de larga duración, de varios años, y muchos casos hasta que el menor alcanza la mayoría d edad. Se considera esta está opción en situaciones en las que se prevé muy difícil, o incluso se descarta, el retorno del menor a su familia de origen, debido a que la problemática de ésta es estructural y de difícil , solución: adicciones, largas condenas, problemas… Su carácter permanente permite la posibilidad de que, por atribución judicial, se le otorguen también facultades tutelares. Acogimiento pre-adoptivo: acogimiento definitivo de un menor con los padres biológicos. Tiene como finalidad establecer un periodo previo de convivencia, generalmente de un año, del menor con su previsible familia adoptiva, con el fin de comprobar que las relaciones que se establezcan entre ellos pronostiquen un buen desarrollo de los lazos familiares. Acogimiento de fines de semana y vacaciones: el menor pase los días festivos y de vacaciones en un ambiente familiar. Este tipo de acogimiento es el que se produce anualmente con la llegada niños de otros países en condiciones difíciles como es el caso de los saharauis. Se les denomina a la familia acogedora se le denomina familias colaboradoras. El acogimiento para menores con necesidades especificas: tipo particular de acogimiento especializado para pequeños que requieren una atención más específica. En estos casos, las familias acogedoras reciben apoyo y formación especiales, así como ayudas económicas para que puedan resolver satisfactoriamente las circunstancias que se presenten.5.6.2. El proceso de acogimiento.La constitución de un acogimiento familiar requiere cumplir unos requisitos y seguir unostrámites que garanticen la idoneidad de la familia para atender adecuadamente al menor delcual se les va a otorgar la guarda. Dependerán de cada Comunidad Autónoma, en líneasgenerales se siguen procedimientos similares, que se pueden resumir en:InformaciónCualquier familia o persona ya sea soltera, divorciada o con o sin hijos, podrá optar alacogimiento, dirigiéndose a la Consejería de Bienestar Social o de Familia de su comunidadAutónoma o a las instituciones Colaboradoras de Integración familiar (ICIF) donde se leproporcionará la información necesaria.
  17. 17. SolicitudLa determinación de acoger a un menor se concreta en la presentación de un formulario desolicitud que proporcionará la misma instancia que ha proporcionado la información.Básicamente figuran los datos personales, así como las causas que justifiquen o motiven allevar a cabo un acogimiento. La solicitud se deberá acompañar de los documentos queacrediten los requisitos indispensables para optar al acogimiento, que generalmente son: Certificado de antecedentes penales. Informe médico de salud física y psíquica sobre la posibilidad de prestar una atención adecuada a un menor. Certificado de empadronamiento.Aprobación o desestimación de la solicitud.Cursada la solicitud se activa el proceso de valoración que determinará la idoneidad o no paraacceder al acogimiento. Proceso contemplará al menos 2 entrevistas individuales y una visitaentrevista en domicilio de la persona o familia solicitantes. Aspectos que se tienen en cuentaen esta valoración son: Tener estabilidad emocional y no sufrir ninguna enfermedad física o psíquica que imposibilite la atención al menor. Disponer de tiempo y posibilidad de dedicación. Disponer de medios económicos suficientes y vivienda en condiciones adecuadas. Disponer de un apoyo familiar y social que pueda contribuir a la tarea educativa. Que todo el grupo familiar con el que deberá convivir comparta la voluntad, el interés y la motivación por la acogida. Acepción de la historia, identidad y cultura del menor. Si se da el caso, aceptación de la relación del menor con su familia biológica, facilitándole su regreso.Datos obtenidos se elaborará un informe psicosocial referente a la unidad familiar. Proceso secomunicará a la familia o persona si se ha aprobado o denegado la solicitud.AsignaciónSi se ha aprobado la solicitud, en el informe psicosocial se incluirá una aproximación a lascaracterísticas del menor susceptibles de ser acogido, así como el tipo de acogida másrecomendable. Función de esta información la institución responsable asignará un menor auna familia en concreto. Esta propuesta se realizará siempre en interés del menor y a partir desus necesidades y particularidades.Se informe a la familia sobre las características del menor, de su historia de vida, de su estanciaen el centro, de sus posibilidades, así como la familia sobre las características del menor, de suhistoria de vida, de su estancia en el centro, de sus posibilidades, así como de la familia deorigen del pequeño y de las condiciones de acogimiento. En función de las características delmenor, del tipo de acogimiento y de las familias o personas acogedoras se establecerán unasayudas económicas.
  18. 18. Acoplamiento.Cuando un menor se integra a una familia acogedora se plantea lo que se llama un período deacoplamiento, se establece como un calendario que comprende desde una primera visitadonde la familia y el menor se conocen, hasta otras actividades conjuntas como salidas,excursiones, salidas con pernocta. Este periodo se prolongará hasta que se considere que elmenor está preparado para irse con la familia o persona acogedoras y estas a su vez estánpreparadas para aceptar al menor en su seno, sin que estos signifique un agravio para ningunade los dos partes.Seguimiento.Cuando el menor se integra en el nuevo entorno, se hace un seguimiento y una supervisióntanto del menor como de la familia o persona acogedora, y se les presta los apoyos necesariospara resolver y prever adecuadamente las situaciones problemáticas que se puedan producir.Si la relación del menor con la familia de acogida no funciona, a pesar del asesoramiento queambos reciben, se cancelará y el pequeño volverá al centro de protección a la espera de unanueva familia o de otras medidas que se consideren más adecuadas.5.6.3. La adopción.Es una institución jurídica de integración familiar que, por medio de una decisión juridicial,crea entre adoptante y adoptado un vínculo de filiación idéntico al de los hijos biológicos.Salvo excepciones la adopción supone la extinción de los vínculos jurídicos que haya entre eladoptado y su familia biológica. Además, la adopción una vez constituida es irrevocable.Requiere de unos requisitos y procesos escrupulosos, el acogimiento familiar es una figurarelativamente sencilla; la adopción nacional es un proceso muy complicado casi imposible,especialmente en niños pequeños debido a la complejidad que supone todo el proceso. Sonmuy pocos los niños que estén disponibles para adopción debido a que el sistema español,solo lo permite en aquellos casos en que: Los pequeños han sido abandonados y los padres biológicos son desconocidos. Los padres bilógicos dan su consentimiento para su adopción Un juez ha retirado la patria potestad a los padres biológicos.Estos argumentos, algunos niños que se encuentran internos en centros de protección nopueden ser adoptados porque se considera que poseen una familia a la que pueden volver. Laadopción nacional es preciso pasar previamente por el acogimiento preadoptivo.Otra modalidad, es la que es actualmente utilizada en nuestro país la internacional, aunque eneste caso no sólo se depende de los procesos y requisitos del propio país, sino también de lospaíses de origen de los pequeños.

×