13 1 cronicas_13_01-14_17

119 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
119
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

13 1 cronicas_13_01-14_17

  1. 1. 1 1 Crónicas 13:1-14:17 Por Chuck Smith En el capítulo 13, David dijo “Miren, si es su propósito hacerme su rey y demás, y si les parece bien, y si es del Señor, entonces traigamos el arca del pacto para que la coloquemos en el tabernáculo en Jerusalén.” Ahora la idea es cuando David luego decidió traer el arca de regreso a Jerusalén, era un buen deseo, pero ¿qué fue lo que hizo? El copió el método de transporte que fue usado por los Filisteos. Dios en la ley había mandado que siempre que el arca fuese movida, que debía ser sostenida por cuatro sacerdotes en estacas. El arca tenía esos anillos dorados a cada lado, y ponían estos palos a través de ellos para que no los tocasen. Y habría cuatro hombres que sostendrían las varas en sus hombros, y el arca estaría por supuesto en medio de ellos. Y así es como debía ser transportada. Esto era debajo de la ley de Moisés. David estaba haciendo lo correcto, pero lo estaba haciendo en un mal modo. El estaba siguiendo realmente el patrón de los filisteos al tomar un carro, hacer un carro, poner un buey y empujarlo. El estaba siguiendo el modo de los filisteos de hacer las cosas. Ahora yo creo que la iglesia o las organizaciones para eclesiásticas son culpables en muchas ocasiones de tratar de usar métodos mundanos para hacer la obra de Dios. Ahora lo que nosotros buscamos hacer es lo correcto. Buscamos traer personas a Jesucristo. Pero conseguimos publicistas y les decimos “Ahora establezcan para nosotros un programa,” un programa de publicidad y demás, y tratamos de usar los métodos mundanos para hacer la obra de Dios. Usted está tratando de hacer lo correcto. Dios no dice que debíamos adquirir esquemas de publicidad y toda clase de cosas para traer hombres a Jesucristo.
  2. 2. 2 Mucha de la obra para Dios, obra legítima que debería ser hecha, es hecha de mala manera. Y David cometió un error trágico. El quería hacer lo correcto. No hay nada malo con el deseo, pero lo hizo de mala manera. De manera que hemos estado haciendo las cosas de mala forma, entonces tenemos que levantar fondos para soportar el método equivocado de hacer las cosas. Y hacemos una parodia de Dios por la forma en que nos levantamos para recoger fondos. Es una vergüenza los métodos que las personas usan para extraer dinero para la así llamada “obra de Dios.” Estoy avergonzado como Cristiano de la basura que hay, en la televisión en sus esfuerzos y métodos para levantar fondos. Esto, para mí, es una vergüenza absoluta. Y están motivando a las personas de maneras erróneas. Moisés tuvo que levantar fondos para la construcción del tabernáculo. ¿Qué fue lo que hizo? “Todos ustedes que quieran contribuir a la construcción del tabernáculo simplemente tráiganlo y déjenlo.” El no fue por los alrededores, usted sabe, buscando compromisos o saltando o corriendo por todo el lugar, levantando un show. Y la gente comenzó a traer fondos, hasta que finalmente tuvieron que finalizar. Y dijeron “Paren, paren, tenemos mucho. Basta. No más. No pueden dar más.” Ahora Pablo el apóstol nos dice en el Nuevo Testamento, escribiendo a los Corintios, el dijo “Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. (2 Cor. 9:7). Pero no dejen que su dar sea sin restricción. Nunca su dádiva a Dios debe ser presionada. Está mal el buscar presionar a la gente a dar para Dios. Y con todo, cuantas veces notamos que toda la táctica es la de tácticas de presión. Los escritores profesionales de cartas, para escribir las apelaciones y toda clase de artilugios idiotas son usados por estas personas para levantar fondos. Cuando una persona tiene que rebajarse a esa clase de esfuerzos,
  3. 3. 3 entonces algo está mal con la obra que están buscando hacer. Estoy totalmente convencido que cuando Dios guía, Dios provee. Y si usted me dice que usted no está teniendo el dinero para hacer este gran programa que Dios ha puesto en su corazón, le tendré que decir que Dios no lo puso en su corazón. Cuando usted tiene que recurrir a maneras mundanas y hacer cosas según el patrón del mundo, no es de Dios. No es el Espíritu de Dios. David cometió un error trágico. El quería hacer lo correcto. No hay nada de malo con ese deseo, pero el lo estaba haciendo de mala manera. Dios nunca pretendió que usemos técnicas de mercadeo para vender a Jesucristo al mundo; o para usar todas estas técnicas de levantamiento de fondos que la gente se inclina a hacer, para recoger fondos para la obra de Dios. “Pobre Dios, está en quiebra. Todo el tiempo El vive al borde de un desastre financiero. Si usted no cumple esta semana, Dios igual está” ¿Que clase de Dios es que nunca puede cuidar de Su programa? Como le digo, esto me avergüenza. Estoy humillado por esto. Así que David dijo “Oigan, déjenlo aquí. No voy a llevar de regreso eso a Jerusalén.” Lo llevaron a casa de Obed Edom. Y luego Dios comenzó a bendecir tremendamente por que el arca del pacto estaba en su casa. De manera que David dijo “Oigan, tráiganla a Jerusalén. Hagámoslo nuevamente” Solamente que esta vez, el volvió a la ley de Moisés. El dijo “tengamos cuatro sacerdotes con estacas, y que ellos la lleven entre sí y así. Y ofreceremos sacrificios al Señor.” Y así que salieron nuevamente con la adoración y con la alabanza, la ofrenda de los sacrificios y los sacerdotes transportándola, y David se quitó su atuendo real de rey, y se puso un efod de lino, el cual era una clase de túnicas que vestían los sacerdotes en el servicio. Se puso una especie de atuendo de siervo y estaba con el pueblo, entre la gente, y danzaba y adoraba al Señor mientras traían el arca del pacto a Jerusalén.
  4. 4. 4 Y su esposa Mical le vio por la ventana, y le vio sin sus atuendos reales, vestido simplemente en un efod de lino, mezclado con el común del pueblo, danzando delante del Señor; ahí fuera gritando, pasando un buen momento. Y cuando le vio, le despreció. Así que David tuvo una gran fiesta para todo el pueblo al darles a cada uno de ellos pan y vino y una gran porción de carne. Y luego después de bendecir al pueblo, el vino a casa a bendecir a su propia familia. Y cuando vino a su casa, Mical le dijo “Bueno, ¡no parecías muy elegante allí! ¡En un atuendo de lino, ni mas ni menos, una gran cosa!” Le diré, esto entristeció a David. Simplemente usted sabe, el salió con una sobrecarga de gozo y bendición. “Oh, alabado sea el Señor!” ¿No es asombroso cuan fácilmente Satanás puede desinflar nuestro globo espiritual? Usted sabe, podemos ir tan alto y tan alegres en el Señor y “Oh Señor, Tu eres tan bueno. Tu eres grandioso.” Y Satanás puede robarnos ese gozo. Y siempre y cuando usted esté en ese estado, el está buscando hacer alguna pequeña cosa, simplemente para desinflar ese súper sentimiento que usted tiene. Hace un tiempo estaba en un supermercado. Y tenían un solomillo grueso. Así que recogí uno, hermoso, bien grueso, un solomillo grueso en la parte superior. Lo iba a llevar a mi casa para asarlo. Y dije “Señor, puedo recordar los días cuando, todo lo que podía comprar…” No podíamos comprar ni siquiera una hamburguesa. Y ahora podemos comprar este hermoso trozo de carne, oh Señor, Tu eres tan bueno. Oh gracias Señor, aprecio mucho eso.” Y allí iba yo empujando el carro por el supermercado…simplemente adorando al Señor, un hermoso tiempo. Y lo empujé hasta la registradora, podía oler ese bife y estaba adorando al Señor. Y apareció un pequeño hombre gordo fumando un cigarrillo, y empujó mi carro y se paró delante de mí, se puso en la fila en frente de mí, y mi primer impulso fue de sujetar al hombre por el cuello, darle vuelta y decirle “Oiga
  5. 5. 5 gordito, ¿quien se piensa que es?” Y esperaba que se diera vuelta. Oh como quería aplanarlo. Estaba tan molesto. Y además de eso, fumando ese cigarrillo hediondo!. Y pensé, La misma idea! Nunca he visto nada como esto. Nunca he escuchado de esto. Nunca he visto nada igual. Este sujeto precisa que se le enseñe una lección. Y el Señor habló a mi corazón y dijo “Oh, que gozo y alabanza y todo disipada por un cigarrillo hediondo!” Y dije “No, Señor, no voy a permitir que quite lo mejor de mí.” No tuve que oler su cigarrillo. Tomé mi carro y salí a caminar nuevamente por el local para que volviera mi gozo y paz de regreso, usted sabe. Di unas cuantas vueltas por el local hasta que el salió por la puerta y regresé a la registradora y salí. Pero pensé, oh, cuan fácil hubiese sido para mi el perder mi gozo. Dios ha sido tan bueno y demás. Ahora una pequeña adversidad viene y el gozo se va rápidamente. Estoy seguro, como se gozo Satanás en robarnos nuestas experiencias de gozo en Cristo. Estoy seguro de que el está simplemente pensando las maneras por las cuales el puede disipar y ver cuan rápido puede disipar ese gozo en el Señor. Usted vea esto la próxima vez que tenga un punto alto en Jesús. Observe como el vendrá y tratará de desinflarlo. El usará algunas cosas irritantes para simplemente sacarle del Espíritu a la carne. Y es tan fácil pasar del Espíritu a la carne. Ese es por supuesto su propósito. Meterme en la carne, y luego el me hace añicos. El puede simplemente vencerme. En tanto que estoy en el Espíritu puedo tener gloriosa victoria sobre el. Y así que David en el Espíritu estaba allí adorando y de pronto, se fue. Aquí está su esposa haciéndole pasar un mal rato.
  6. 6. 6 Hiram rey de Tiro envió a David embajadores, y madera de cedro, y albañiles y carpinteros, para que le edificasen una casa…Entonces David tomó también mujeres en Jerusalén, y engendró David más hijos e hijas. (1 Crónicas 14:1, 3). Y sus nombres están mencionados en el capítulo 14. Y vinieron los filisteos, y se extendieron por el valle de Refaim. Entonces David consultó a Dios, diciendo: ¿Subiré contra los filisteos? ¿Los entregarás en mi mano? Y Jehová le dijo: Sube, porque yo los entregaré en tus manos. Subieron, pues, a Baal- perazim, y allí los derrotó David. Dijo luego David: Dios rompió mis enemigos por mi mano, como se rompen las aguas. Por esto llamaron el nombre de aquel lugar Baal-perazim. (1 Crónicas 14:9- 11). Me resulta interesante como fue que David buscó la guía del Señor; hizo preguntas directas y recibió respuestas directas. Pienso que es importante que preguntemos a Dios con preguntas directas. Buscamos la guía de Dios al formular preguntas directas. Muchas veces tenemos nuestros planes todos armados y luego decimos “Ahora, Dios, por favor bendice mis planes.” En lugar de buscar la guía del Señor y hacer preguntas concretas.” Señor ¿Debemos marchar? Señor ¿estarás con nosotros y nos librarás de ellos en Tus manos.?” Preguntando concretamente, recibió respuestas concretas. Y creo que usted puede preguntar directamente a Dios y obtener respuestas directas de parte de El. Tenía un viejo auto Oldsmobile y comenzó a consumir mucho aceite. Dije “Señor ¿cuál es la causa por la cual este tonto auto usa tanto aceite?” y el Señor habló a mi y dijo “mira el velocímetro” lo miré y estaba yendo a 128 kilómetros en la hora. Así que descendí. En aquellos días la velocidad era de 100 kilómetros.
  7. 7. 7 Aminoré a eso. Y El dijo “Tienes un pie de plomo. Por eso es por lo que te consume mucho aceite” Así que simplemente comencé a conducir más lento. Tenía que conducir a una ciudad, tres veces por semana y subir la montaña. Y amigo, tenía todas esas curvas. Y cuando comencé a manejar como una persona normal lo debería hacer, el automóvil dejó de consumir aceite. Así que, “Gracias Señor.” Pregunta directa y respuesta directa. Creo que usted puede preguntar a Dios preguntas directas y comenzar a escuchar y comenzar a obtener respuestas directas. David estaba formulando preguntas directas. Dios comenzó a darle respuestas directas y a guiarle. Ahora bien los Filisteos vinieron nuevamente y en lugar de simplemente “Muy bien, vamos otra vez” El espero, y preguntó a Dios nuevamente. Y dijo, "¿Debemos subir?" Y el Señor dijo “No, no subas. Sino que ve alrededor de ellos y espera. Y cuando escuches el sonido del viento en la copas de los árboles de mora, entonces ataca.” Así que David salió detrás de los Filisteos y esperó allí. Y cuando el viento comenzó a soplar sobre la copas de los árboles de moras, entonces David y sus hombres atacaron y mataron a los Filisteos la segunda vez. Y la fama de David fue divulgada por todas aquellas tierras; y Jehová puso el temor de David sobre todas las naciones. (1 Crónicas 14:17); Y fue luego cuando en este punto David trajo el arca del pacto, haciéndolo a la manera que Dios había prescripto a Moisés, trayéndola de la manera correcta.

×