El Todopoderoso

129 visualizaciones

Publicado el

JESÚS es el Unico Dios verdadero Todopoderoso, porque Él es la manifestación del Dios único y verdadero.

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
129
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El Todopoderoso

  1. 1. YO Y EL PADRE (JEHOVA) UNO SOMOS Juan 10:30 Deuteronomio 10:17 Porque el SEÑOR vuestro Dios es Dios de dioses y Señor de señores, Dios grande, poderoso y temible que no hace acepción de personas ni acepta soborno. Tito 2 13 aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, Malaquías 1:6 El hijo honra al padre, y el siervo a su señor. SI, PUES, SOY YO PADRE, ¿DÓNDE ESTÁ MI HONRA? Y SI SOY SEÑOR, ¿dónde está mi temor? dice Jehová de los ejércitos a vosotros, oh sacerdotes, que menospreciáis mi nombre. Y decís: ¿En qué hemos menospreciado tu nombre? Jesús aseguro ser el Padre, no por su humanidad sino por su naturaleza divina, que le permitía realizar todo aquello que deseara, cuando sus discípulos comprenden que él es el mismo Jehová. 1. Dios (El Padre) Es Espíritu según S Juan 4: 24, dando a entender su naturaleza o esencia, El ser Espíritu y Santo y eterno, le facilita tener poder y control sobre todo y en todos, lo hace infalible, Eterno, Inmortal, Invencible, Omnisciente, Omnipresente e Inmutable. 2. Es soberano Único e inigualable, Padre de Todo lo creado 7 Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto. 8 Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta. 9 Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre? 10 ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras. 11 Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras. 12 De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre Éxodo 23: 17 Tres veces en el año se presentará todo varón delante de JEHOVÁ EL SEÑOR Ezequiel 7:2 Tú, hijo de hombre, así ha dicho Jehová el Señor a la tierra de Israel: El fin, el fin viene sobre los cuatro extremos de la tierra.
  2. 2. YO Y EL PADRE (JEHOVA) UNO SOMOS Juan 10:30 LA PALABRA SEÑOR SIGNIFICA PODERIO, SEÑORIO, Señor es un arquetipo universal, en antropología presupone algún modo de potestad, cierta nobleza, connotaciones de heroicidad. Tiene el mismo significado el femenino Señora. Desde los arcanos del tiempo inmemorial y en sentido onomástico se aplica como un prenombre en las expresiones "señor de los ejércitos", "señor del reino", "señor de la casa de"... También se significa como una legítima soberanía, natural o positiva, un dominio o jefatura sobre algo. Cuando es referente a un sujeto militar o político «elegible» (Imperator) o «sucesible» (Rey), es Señor de vasallos o súbditos (dominus, domino, dominador...). Por etimología y en la nobiliaria política y civil «clásica», Señor es una forma de nobleza, esta se atribuye a quien presenta facultades que se fundamentan, de forma concomitante, en las virtudes cardinales, (la causa) que llevan a la honra (el efecto) y obtienen un honor públicamente reconocido (el premio). Así conceptuado, se constituye en un atributo personal intransferible, honorífico de dignidad, respeto y preeminencia social. Un título nobiliario es la escritura o matrícula que certifica y acredita una honra en libros y registros, de forma pública. Malaquías 1:6 El hijo honra al padre, y el siervo a su señor. Si, pues, Soy Yo Padre, ¿dónde está mi honra? Y Si Soy Señor, ¿dónde está mi temor? dice Jehová de los ejércitos a vosotros, oh sacerdotes, que menospreciáis mi nombre. Y decís: ¿En qué hemos menospreciado tu nombre? En la antigüedad Dios se presento como el SEÑOR o amo del Universo, por el solo hecho de haberlo creado todo, resive el titulo de año o Señor de Todas las cosas, porque todo lo hizo con su palabra poderosa. En las religiones monoteístas, el término suele aplicarse a la divinidad - Yahvé, Dios, Alá-. En este caso debe iniciarse con mayúscula: «el Señor». En el judaísmo, el nombre de Dios, que no se debe pronunciar por respeto, es sustituido en las lecturas por la palabra hebrea Adonai, que significa ‘SEÑOR’, y que se utilizaba para referirse a una persona importante, con capacidad para ejercer su dominio sobre algo o alguien. Seguían así la misma tradición de culturas próximas, que consideraban a sus dioses los señores del país. Esta idea hebrea estaba sustentada por el convencimiento de que el mundo había sido creado por un dios creador (Señor), que había liberado a Israel del dominio de los egipcios («Señor Del Pueblo De Israel», O sebaoth: ‘Señor De Los Ejércitos’).
  3. 3. YO Y EL PADRE (JEHOVA) UNO SOMOS Juan 10:30 Posteriormente, al traducir la Biblia al griego (Biblia de los Setenta), Adonai se sustituyó por Κύριος (Kirios), con el mismo significado (‘Señor’). En otras religiones del mundo mediterráneo, especialmente a partir de la época helenística (tanto en la cultura egipcia como en la grecorromana), la idea de considerar a los dioses como señores pasó a expresarse en el lenguaje. Con la llegada del cristianismo, la palabra «Señor» es utilizada igualmente para referirse tanto a Dios Padre como a Cristo, tradición que se encuentra reflejada ya en las epístolas de Pablo de Tarso (entre los años 51 y 67). Dios se ha presentado como el El Rey de Reyes y Señor de los Señores según apocalipsis San Juan 4: 21 Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre. 22 Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos. 23 Más la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. 24 Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren. Apocalipsis 11 16 Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios, (EL SEÑOR) Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has reinado. 18 Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra. 1:8 Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice EL SEÑOR, el que es y que era y que ha de venir, EL TODOPODEROSO. Zacarias: 5 Y el ángel me respondió y me dijo: Estos son los cuatro vientos de los cielos, que salen después de presentarse delante del SEÑOR DE TODA LA TIERRA
  4. 4. YO Y EL PADRE (JEHOVA) UNO SOMOS Juan 10:30 Para los Judíos que son el pueblo elegido por Dios, sola ha existido un solo Dios, Rey y Señor, Amo, (Adón) y es Jehová. El jinete del caballo blanco …15De su boca sale una espada afilada para herir con ella a las naciones, y las regirá con vara de hierro; y El pisa el lagar del vino del furor de la ira de Dios Todopoderoso. 16Y en su manto y en su muslo tiene un nombre escrito: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES. Referencia Cruzada Salmos 89:27 Yo también lo haré mi primogénito, el más excelso de los reyes de la tierra. Zacarías 9:16 Los salvará el SEÑOR su Dios aquel día como rebaño de su pueblo; porque como piedras de una corona brillan sobre su tierra. Mateo 25:40 Respondiendo el Rey, les dirá: ``En verdad os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos hermanos míos, aun a los más pequeños, a mí lo hicisteis. 1 Timoteo 6:15 la cual manifestará a su debido tiempo el bienaventurado y único Soberano, el Rey de reyes y Señor de señores; Apocalipsis 1:5 y de Jesucristo, el testigo fiel, el primogénito de los muertos y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos ama y nos libertó de nuestros pecados con su sangre, Apocalipsis 2:17 `El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al vencedor le daré del maná escondido y le daré una piedrecita blanca, y grabado en la piedrecita un nombre nuevo, el cual nadie conoce sino aquel que lo recibe.' Apocalipsis 17:14 Estos pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque El es Señor de señores y Rey de reyes, y los que están con El son llamados, escogidos y fieles. Apocalipsis 19:12 Sus ojos son una llama de fuego, y sobre su cabeza hay muchas diademas, y tiene un nombre escrito que nadie conoce sino El.

×