La Granja | 35         EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA EXPERIENCIA DE LA SUBCUENCA DEL              RÍO LA CHIMBA              ...
36 | La Granja  na, en esta ocasión es ese espíri-    tas también es diferenciado,           Es, por lo tanto, muy importa...
La Granja | 37puede construirse sobre dichos          no acepten nuevas alternativas de         sión, cada vez más es visi...
38 | La Granja  nencia del Pueblo Kayambi, deter-       munidades, muchos de estos se          dad y soberanía alimentaria...
La Granja | 39ese sentido es necesario decons-       en otras es menor o por lo menos        cha posición. Los mecanismos ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El enfoque de género

154 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
154
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El enfoque de género

  1. 1. La Granja | 35 EL ENFOQUE DE GÉNERO EN LA EXPERIENCIA DE LA SUBCUENCA DEL RÍO LA CHIMBA cioculturales que definen los ro- les, las imágenes y las conductas en general que la sociedad espe- Preparado por ra de las personas a quienes lla- Dra. Narcisa Requelme mamos de sexo masculino y de Profesora de la Carrera de Ingeniería Agropecuaria Universidad Politécnica Salesiana – Campus Cayambe sexo femenino por sus caracterís- ticas anatómicas y hormonales predominantes”.11. Antecedentes las Organizaciones de Segundo Por otro lado, el género “se refiere Grado que son los entes operati- también a las diferencias y relacio-La subcuenca del río La Chimba, vo-políticos de las comunidades. A nes construidas socialmente entrese ubica en la parte norte de la su vez, estas comunas y OSG per- hombres y mujeres que varían porprovincia de Pichincha, abarca a tenecen al Pueblo Kayambi, que situación y contexto, e incluye ellos cantones de Cayambe con sus es su referente más amplio. entendimiento de cómo factoresparroquias Olmedo y Ayora; y, elcantón Pedro Moncayo con las Muchas instituciones y ONG, han históricos, demográficos, institu-parroquias Tupigachi, Tabacundo, cionales, socioeconómicos y eco- desarrollado actividades apunta-La Esperanza y Tocachi. lógicos afectan las relaciones entre das a generar desarrollo en el ám- hombres y mujeres de diferentesDentro de la subcuenca del río La bito económico y socio-organizati- grupos, los cuales rigen en partechimba existe un complejo tejido vo principalmente. sobre las formas de gestión de lossocial en el cual se conjugan fac- recursos naturales”. 2tores históricos, ambientales, pro-ductivos, políticos y sociales que Con lo anteriormente anotado 2. La experienciadeterminan un determinado uso y podemos entender el peso quemanejo de los recursos naturales Para analizar el tema de género se da a los antecedentes históri- en el desarrollo de esta experien- cos actualmente. En Cayambe yEn este espacio territorial se en- cia, es importante citar el concep- Pedro Moncayo se dieron proce-cuentran comunidades indepen- to de género que “abarca a un sis- sos de lucha por la tierra, la edu-dientes y otras pertenecientes a tema de condicionamientos so- cación y la organización indíge-
  2. 2. 36 | La Granja na, en esta ocasión es ese espíri- tas también es diferenciado, Es, por lo tanto, muy importante, tu de lucha el que ha movilizado mientras que la mayoría de hom- utilizar el enfoque de género para a la gente, ya que la antigua ace- bres y algunas mujeres usan el analizar profundamente como se quia Tabacundo que fue construi- agua netamente para los cultivos, dan las relaciones en torno a los da hace más de cien años y que son las mujeres las que la utilizan recursos naturales, la gobernanza ha estado en manos del Munici- para mantener las pequeñas cha- y gobernabilidad, así como los ro- pio de Pedro Moncayo, debe vol- cras y animales menores, lavar la les y conductas de hombres y mu- ver a ser administrada por los y ropa e inclusive para preparación jeres y sus implicaciones en el ma- las usuarias del agua. Actualmen- de alimentos. nejo de la subcuenca. Los roles se te, al considerar al agua como un deben analizar desde lo público, recurso estratégico y sabiendo En esta experiencia, varias institu- lo privado y comunitario, no sólo que es cada vez más escasa, de- ciones han puesto énfasis en el te- en la utilización del agua, sino en bido a los diversos cambios eco- ma ambiental, específicamente las discusiones de la problemática, lógicos, se han retomado los an- acerca del agua para a su alrede- la propuesta de ideas y la toma de tecedentes históricos para hacer- dor trabajar otras problemáticas decisiones. los prevalecer y optar por la deci- como la del acceso mismo y el sión de asumir la administración control diferenciado por género a En este complejo tejido social, te- del agua en esta acequia y el ca- los recursos naturales y la proble- nemos también que analizar el nal de riego Tabacundo. tema de territorio, “entendemos mática social, productiva y am- En la disputa del agua no se esta- biental de las diferentes zonas de el territorio como una construc- blecen diferencias entre hombres la subcuenca (de generación, de ción social que llevan adelante di- y mujeres, sino más bien entre el escurrimiento y de uso del agua), versos actores y que construyen Estado y los usuarios/as del agua. de manera que las comunidades, una identidad respecto a él. De- Así como el acceso se da de for- juntas de regantes y las organiza- be mencionarse que territorio no ma diferenciada entre diferentes ciones, sean quienes desarrollen es un espacio físico, geográfico, tipos de sistemas de producción, participativamente una gestión in- ecológico, agropecuario o políti- el uso en las comunidades y jun- tegral de los recursos naturales. co administrativo. El territorio
  3. 3. La Granja | 37puede construirse sobre dichos no acepten nuevas alternativas de sión, cada vez más es visible laespacios, pero implica procesos trabajo y desarrollo. participación de las mujeres yde construcción social, económi- aporte con ideas y propuestas (de La distribución de los espacios te- un total de 1.347 participantesca e institucional; en otras pala- rritoriales, la historia, las condicio- de las asambleas el 38% son mu-bras requiere gobernanza am- nes ecológico-ambientales, los jeres, existen mujeres que estánbiental y territorial”. 3 procesos socio-organizativos in- al frente de las juntas de agua yEl enfoque de cuencas y el de te- fluyen en el manejo, uso y con- algunas comunidades).rritorio, en esta experiencia se servación de los recursos natura-conjugan en la subcuenca de les y definen acciones, propues- El conocimiento o desconoci-manera casi simultánea, excepto tas y comportamientos de un de- miento de derechos de los/las in-que territorialmente el Pueblo Ka- terminado grupo social o de inte- volucradas y las iniciativas parayambi abarca a OSG y comunida- rés (MERGE) 2. En este caso los ejercerlos determina su involucra-des de la provincia de Imbabura grupos vienen a ser las comuni- miento y la generación de pro-y Napo. dades y las OSG y podemos ver puestas de acciones y políticas que allí se pierden los intereses propias que permitan seguir man-Los condicionamientos políticos, más específicos de las mujeres, teniendo esquemas de vida co-como aquel de que los servicios los jóvenes, niños, niñas. Sin em- munitario muy particulares. Eldeben ser concesionados o priva- bargo de ello en los eventos de sentido identitario de las comuni-tizados, tiene mucha fuerza en el capacitación y de toma de deci- dades y OSG respecto su perte-país y se logran implementar enmuchos lugares por que la genteno esta organizada para ejercer yexigir sus derechos. Muchas de lasLeyes y otros instrumentos de “go-bernabilidad”, ignoran las necesi-dades, las concepciones y las pro-puestas de la gente tanto indivi-dual y colectivamente y se emitencon sólo criterios técnicos que mu-chas veces ni se verifican en la rea-lidad. Estas normativas institucio-nalizadas constituyen condicio-nantes para que quienes tienen elpoder de decisión desde el Estadotanto a nivel local como nacional,
  4. 4. 38 | La Granja nencia del Pueblo Kayambi, deter- munidades, muchos de estos se dad y soberanía alimentaria de mina que se acepten y se propon- solucionan a través del diálogo en manera que se vayan rompiendo gan acciones que van directa- donde priman las normas comuni- dependencias del mercado de in- mente relacionados con el ejerci- tarias ejercidas y respetadas por sumos y de productos para consu- cio de derechos específicamente todos/as. En otros escenarios la mo familiar, estos trabajos se reali- Derechos colectivos que reconoz- negociación se complica por zan con las mujeres y poco a po- can la gestión propia de los recur- cuanto son otros los intereses y las co se ha ido concretando en un sos inmersos en su territorio. influencias que se tienen sobre los trabajo en el cual el discurso de recursos naturales; así, si desde no dependencia y agro ecología En esta experiencia se está desa- hace más de cien años ha sido el es manejado por toda la familia. 4 rrollando un proceso de ejercicio Municipio quien ha administrado de derechos colectivos que permi- Las diferencias en el nivel de forta- la Acequia, hoy les es difícil acep- ta que las tradicionales formas de lecimiento de las Organizaciones tar que los usuarios/as quieran acción desde las instancias del Es- sociales hace más compleja la asumir esta administración y mu- tado, específicamente el CNRH, negociación ya que la parti- cho menos que sea este desarro- revean su posición y se apliquen cipación en muchos ca- llando un proceso participativo y nuevas formas de gobernabilidad sos cumple un rol socio-organizativo en el que no se considerando que se deben res- legitimador de involucran estos entes directa- petar los procesos socio- organiza- mente sino como apoyos a la pro- tivos y las propuestas de gestión y puesta campesina. administración del los recursos co- mo en este caso el agua, respecto Se vuelve a corroborar que el a esto debemos mencionar que desconocimiento de con- las negociaciones se dan al nivel ceptos y de herramien- de las organizaciones de segundo tas del enfoque de grado y juntas de regantes para género hace que las buscar que así se apruebe la ope- intervenciones del ración, mantenimiento y opera- Estado, instituciones ción de la actual Acequia y del Ca- públicas o privadas, nal de Riego Tabacundo. se vuelvan generalizado- ras y homogeneizadoras Dos de las organizaciones han de- perdiéndose la oportunidad sarrollado un esfuerzo para formar de poner en la mesa el análisis de líderes (hombres y mujeres) con la situación de hombres y mujeres énfasis en cuestiones políticas; es desde sus necesidades prácticas y a través del proceso de capacita- estratégicas. Esto ha sido evidente de- ción que se han analizado las rela- en la subcuenca y es en los últi- cisio- ciones armónicas hombre-natura- mos años en donde se ha puesto nes de leza y de cómo a partir de la apro- interés en trabajar e investigar con elites loca- piación de los medios de produc- este enfoque la problemática. les, naciona- ción y de la fuerza laboral de las les o interna- personas se van dando los dife- Muchas de las intervenciones se cionales y re- rentes esquemas de poder entre realizaban teniendo a las comuni- produce con- pobres y ricos (neoliberalismo, li- dades y las familias como benefi- diciones bre comercio, etc.). ciarias o destinatarias de los apo- de ex- yos y proyectos, la problemática c l u - La negociación de conflictos esta productiva era asumida como de sión. en directa relación a las diferencias un rubro y no con la complejidad En que se tienen por una u otra par- de cada actividad y en el contexto te y se solucionan o se llegan a del sistema de finca en el que es- consensos en la medida del nivel tán los hombres y las mujeres con de poder, recursos y capacidad de sus diferencias de necesidades y gestión que se tenga. Si bien es estrategias. En dos de estas OSG cierto existen conflictos entre co- se trabajan los temas de seguri-
  5. 5. La Granja | 39ese sentido es necesario decons- en otras es menor o por lo menos cha posición. Los mecanismos detruir la participación en forma pre- no apunta a la elaboración de po- comunicación y de toma de deci-cisa, analizando como diversos ac- líticas y normas internas y externas siones son diferentes entre las OSGtores, que hacen parte o no de respecto a los recursos naturales y y ello determina que los procesosmovimientos sociales, participan, al enfoque de género en si mismo. de consenso sean muy lentos.el carácter de esa participación: de Se ha podido evidenciar en diver-consulta o toma decisiones y pro- sas ocasiones que son los dirigen- Como podemos ver, se ratifica laceso deliberativo. 3 tes quienes toman posiciones de complejidad de abordar los te- mas ambientales y de desarrollo forma personal frente a las pro- ya sea desde la entrada de las puestas del conglomerado del que ONG o de las comunidades u or-En la subcuenca, algunas de las son parte (ej. asamblea de usuario- ganizaciones, se evidencia la ne-OSG tienen una vasta experiencia s/as) y las bases no se han entera- cesidad de incorporar el enfoquesocio-organizativa, mientras que do o no están de acuerdo con di- 3. Referencias 1 María Cristina Ravazzola, “Redes”. Congreso Género y Redes Sociales. 2 Marco conceptual para el género y la conservación de los recursos naturales. Schmink Marianne. University of Florida. 1996 3 Marco Conceptual para el Programa Movimientos So- ciales, Gobernanza Ambiental y Desarrollo Territorial Ru- ral. 2004. 4 Proyecto Paraguas “Fortaleciendo la Agroecología, los recursos naturales y la organización en el norte del Ecuador”. 2004.

×