REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
UNIVERSIDAD Dr. RAFAEL BELLOSO CHACÍN
PROGRAMA DE DOCTORADO EN CIENCIAS GERENCIALES

Al...
Tipos de Tecnologías
Para la propuesta, se pueden considerar
tres tipos de tecnologías:
Evaluación del tipo de tecnología a considerar
en la propuesta

1

TECNOLOGÍAS BASE

Son tecnologías que deben conocer y d...
Evaluación del tipo de tecnología a considerar
en la propuesta

2

TECNOLOGÍAS CLAVE

Son aquéllas que conceden a quien la...
Evaluación del tipo de tecnología a considerar
en la propuesta

3
TECNOLOGÍAS ENERGENTES
Son aquellas tecnologías aún no c...
Análisis

Del análisis de los tipos
de tecnologías, se deduce
que en un determinado
sector de actividad
normalmente conviv...
Tipos de alianzas tecnológicas existentes en la
actualidad

Existen alianzas informales,
en las que las empresas
trabajan ...
Tipos de alianzas tecnológicas existentes en la
actualidad

1

2
Fusión

Implica una integración total de dos o más
empres...
Tipos de alianzas tecnológicas existentes en la
actualidad

3

Agrupación de interés
económico

Resulta de la simple concl...
Tipos de alianzas tecnológicas existentes en la
actualidad

5

Acuerdos de colaboración

Tratan de buscar complementarieda...
Tipos de alianzas tecnológicas existentes en la
actualidad

7

Franquicia y licencia
Son formas de aliarse que afectan a
l...
Tipos de alianza tecnológicas a usar en la
propuesta

Las entidades que proporcionan
conocimiento y tecnologías de
carácte...
Marco legal para el desarrollo de las
alianzas tecnológicas

La ciencia y la tecnología se han globalizado tanto hasta est...
Marco legal para el desarrollo de las
alianzas tecnológicas

En este sentido, la Ley Orgánica de
Ciencia y Tecnología e In...
Marco legal para el desarrollo de las
alianzas tecnológicas
La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, esta...
Marco legal para el desarrollo de las
alianzas tecnológicas

Siempre en busca de los
métodos más coherentes,
congruentes y...
Referencias Bibliográficas

Alcalá, M. y Rincón, H. (2012). Ciencia, tecnología y crecimiento productivo: Una estrategia p...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Alianzas tecnológicas en el sector del proveedores de conocimiento (segunda actividad)

347 visualizaciones

Publicado el

Herramientas teóricas-metodológicas para Ia
negociación, dirección y gestión de las alianzas tecnológicas que permitan Ia innovación
empresarial, en Ia detección y desarrollo de oportunidades de negocio apalancadas en Ia
incorporación de nuevas tecnologías.

Publicado en: Tecnología
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
347
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.
  • Según ADL, la empresa domina lo que se llaman tecnologías base. Son tecnologías que deben conocer y dominar todas las empresas que actúan en una rama de actividad económica, y que han acabado por convertirse en técnicas de uso común por parte de todas las empresas que confluyen en esa rama de actividad. Desde otro punto de vista, son imprescindibles para estar en ese sector. Por ejemplo, un fabricante de motores para el automóvil tiene que conocer las tecnologías de combustión interna, la tecnología mecánica, los sistemas de inyección electrónica de combustible, etc. si quiere estar presente en el mercado. Por tecnologías clave se entienden aquéllas que conceden a quien las domina un plus de competitividad respecto de los demás competidores. Es decir, son tecnologías de alto poder competitivo que sólo son conocidas y dominadas por unos pocos competidores en el mercado. En el ejemplo anterior tecnologías como la inyección directa de gasolina que ofrecen prestaciones superiores al mismo nivel de consumo, sólo dominadas por un par de proveedores mundiales y protegidas por patentes, podrían calificarse de tecnologías claves. Por otro lado, ADL considera como tecnologías emergentes aquellas tecnologías aún no consolidadas en los mercados pero con un alto potencial de ofrecer una ventaja competitiva importante a aquéllos que lleguen a consolidarlas y dominarlas. Por ejemplo, la utilización de materiales cerámicos en los motores de combustión promete excelentes rendimientos, pero deben resolverse aún cuestiones de fragilidad, mantenibilidad, disponibilidad, etc. que aún dificultan seriamente su industrialización. Del Cuadro se deduce que en un sector de actividad normalmente conviven, atendiendo a su madurez, varios tipos de tecnologías. Muchas de ellas son tecnologías base dominadas por todos los competidores presentes en el mercado y que generalmente son tecnologías maduras y envejecidas con poco o nulo potencial de mejora. Según ADL, la empresa domina lo que se llaman tecnologías base. Son tecnologías que deben conocer y dominar todas las empresas que actúan en una rama de actividad económica, y que han acabado por convertirse en técnicas de uso común por parte de todas las empresas que confluyen en esa rama de actividad. Desde otro punto de vista, son imprescindibles para estar en ese sector. Por ejemplo, un fabricante de motores para el automóvil tiene que conocer las tecnologías de combustión interna, la tecnología mecánica, los sistemas de inyección electrónica de combustible, etc. si quiere estar presente en el mercado. Por tecnologías clave se entienden aquéllas que conceden a quien las domina un plus de competitividad respecto de los demás competidores. Es decir, son tecnologías de alto poder competitivo que sólo son conocidas y dominadas por unos pocos competidores en el mercado. En el ejemplo anterior tecnologías como la inyección directa de gasolina que ofrecen prestaciones superiores al mismo nivel de consumo, sólo dominadas por un par de proveedores mundiales y protegidas por patentes, podrían calificarse de tecnologías claves. Por otro lado, ADL considera como tecnologías emergentes aquellas tecnologías aún no consolidadas en los mercados pero con un alto potencial de ofrecer una ventaja competitiva importante a aquéllos que lleguen a consolidarlas y dominarlas. Por ejemplo, la utilización de materiales cerámicos en los motores de combustión promete excelentes rendimientos, pero deben resolverse aún cuestiones de fragilidad, mantenibilidad, disponibilidad, etc. que aún dificultan seriamente su industrialización. Del Cuadro se deduce que en un sector de actividad normalmente conviven, atendiendo a su madurez, varios tipos de tecnologías. Muchas de ellas son tecnologías base dominadas por todos los competidores presentes en el mercado y que generalmente son tecnologías maduras y envejecidas con poco o nulo potencial de mejora.
  • Según ADL, la empresa domina lo que se llaman tecnologías base. Son tecnologías que deben conocer y dominar todas las empresas que actúan en una rama de actividad económica, y que han acabado por convertirse en técnicas de uso común por parte de todas las empresas que confluyen en esa rama de actividad. Desde otro punto de vista, son imprescindibles para estar en ese sector. Por ejemplo, un fabricante de motores para el automóvil tiene que conocer las tecnologías de combustión interna, la tecnología mecánica, los sistemas de inyección electrónica de combustible, etc. si quiere estar presente en el mercado. Por tecnologías clave se entienden aquéllas que conceden a quien las domina un plus de competitividad respecto de los demás competidores. Es decir, son tecnologías de alto poder competitivo que sólo son conocidas y dominadas por unos pocos competidores en el mercado. En el ejemplo anterior tecnologías como la inyección directa de gasolina que ofrecen prestaciones superiores al mismo nivel de consumo, sólo dominadas por un par de proveedores mundiales y protegidas por patentes, podrían calificarse de tecnologías claves. Por otro lado, ADL considera como tecnologías emergentes aquellas tecnologías aún no consolidadas en los mercados pero con un alto potencial de ofrecer una ventaja competitiva importante a aquéllos que lleguen a consolidarlas y dominarlas. Por ejemplo, la utilización de materiales cerámicos en los motores de combustión promete excelentes rendimientos, pero deben resolverse aún cuestiones de fragilidad, mantenibilidad, disponibilidad, etc. que aún dificultan seriamente su industrialización. Del Cuadro se deduce que en un sector de actividad normalmente conviven, atendiendo a su madurez, varios tipos de tecnologías. Muchas de ellas son tecnologías base dominadas por todos los competidores presentes en el mercado y que generalmente son tecnologías maduras y envejecidas con poco o nulo potencial de mejora. Según ADL, la empresa domina lo que se llaman tecnologías base. Son tecnologías que deben conocer y dominar todas las empresas que actúan en una rama de actividad económica, y que han acabado por convertirse en técnicas de uso común por parte de todas las empresas que confluyen en esa rama de actividad. Desde otro punto de vista, son imprescindibles para estar en ese sector. Por ejemplo, un fabricante de motores para el automóvil tiene que conocer las tecnologías de combustión interna, la tecnología mecánica, los sistemas de inyección electrónica de combustible, etc. si quiere estar presente en el mercado. Por tecnologías clave se entienden aquéllas que conceden a quien las domina un plus de competitividad respecto de los demás competidores. Es decir, son tecnologías de alto poder competitivo que sólo son conocidas y dominadas por unos pocos competidores en el mercado. En el ejemplo anterior tecnologías como la inyección directa de gasolina que ofrecen prestaciones superiores al mismo nivel de consumo, sólo dominadas por un par de proveedores mundiales y protegidas por patentes, podrían calificarse de tecnologías claves. Por otro lado, ADL considera como tecnologías emergentes aquellas tecnologías aún no consolidadas en los mercados pero con un alto potencial de ofrecer una ventaja competitiva importante a aquéllos que lleguen a consolidarlas y dominarlas. Por ejemplo, la utilización de materiales cerámicos en los motores de combustión promete excelentes rendimientos, pero deben resolverse aún cuestiones de fragilidad, mantenibilidad, disponibilidad, etc. que aún dificultan seriamente su industrialización. Del Cuadro se deduce que en un sector de actividad normalmente conviven, atendiendo a su madurez, varios tipos de tecnologías. Muchas de ellas son tecnologías base dominadas por todos los competidores presentes en el mercado y que generalmente son tecnologías maduras y envejecidas con poco o nulo potencial de mejora.
  • Según ADL, la empresa domina lo que se llaman tecnologías base. Son tecnologías que deben conocer y dominar todas las empresas que actúan en una rama de actividad económica, y que han acabado por convertirse en técnicas de uso común por parte de todas las empresas que confluyen en esa rama de actividad. Desde otro punto de vista, son imprescindibles para estar en ese sector. Por ejemplo, un fabricante de motores para el automóvil tiene que conocer las tecnologías de combustión interna, la tecnología mecánica, los sistemas de inyección electrónica de combustible, etc. si quiere estar presente en el mercado. Por tecnologías clave se entienden aquéllas que conceden a quien las domina un plus de competitividad respecto de los demás competidores. Es decir, son tecnologías de alto poder competitivo que sólo son conocidas y dominadas por unos pocos competidores en el mercado. En el ejemplo anterior tecnologías como la inyección directa de gasolina que ofrecen prestaciones superiores al mismo nivel de consumo, sólo dominadas por un par de proveedores mundiales y protegidas por patentes, podrían calificarse de tecnologías claves. Por otro lado, ADL considera como tecnologías emergentes aquellas tecnologías aún no consolidadas en los mercados pero con un alto potencial de ofrecer una ventaja competitiva importante a aquéllos que lleguen a consolidarlas y dominarlas. Por ejemplo, la utilización de materiales cerámicos en los motores de combustión promete excelentes rendimientos, pero deben resolverse aún cuestiones de fragilidad, mantenibilidad, disponibilidad, etc. que aún dificultan seriamente su industrialización. Del Cuadro se deduce que en un sector de actividad normalmente conviven, atendiendo a su madurez, varios tipos de tecnologías. Muchas de ellas son tecnologías base dominadas por todos los competidores presentes en el mercado y que generalmente son tecnologías maduras y envejecidas con poco o nulo potencial de mejora. Según ADL, la empresa domina lo que se llaman tecnologías base. Son tecnologías que deben conocer y dominar todas las empresas que actúan en una rama de actividad económica, y que han acabado por convertirse en técnicas de uso común por parte de todas las empresas que confluyen en esa rama de actividad. Desde otro punto de vista, son imprescindibles para estar en ese sector. Por ejemplo, un fabricante de motores para el automóvil tiene que conocer las tecnologías de combustión interna, la tecnología mecánica, los sistemas de inyección electrónica de combustible, etc. si quiere estar presente en el mercado. Por tecnologías clave se entienden aquéllas que conceden a quien las domina un plus de competitividad respecto de los demás competidores. Es decir, son tecnologías de alto poder competitivo que sólo son conocidas y dominadas por unos pocos competidores en el mercado. En el ejemplo anterior tecnologías como la inyección directa de gasolina que ofrecen prestaciones superiores al mismo nivel de consumo, sólo dominadas por un par de proveedores mundiales y protegidas por patentes, podrían calificarse de tecnologías claves. Por otro lado, ADL considera como tecnologías emergentes aquellas tecnologías aún no consolidadas en los mercados pero con un alto potencial de ofrecer una ventaja competitiva importante a aquéllos que lleguen a consolidarlas y dominarlas. Por ejemplo, la utilización de materiales cerámicos en los motores de combustión promete excelentes rendimientos, pero deben resolverse aún cuestiones de fragilidad, mantenibilidad, disponibilidad, etc. que aún dificultan seriamente su industrialización. Del Cuadro se deduce que en un sector de actividad normalmente conviven, atendiendo a su madurez, varios tipos de tecnologías. Muchas de ellas son tecnologías base dominadas por todos los competidores presentes en el mercado y que generalmente son tecnologías maduras y envejecidas con poco o nulo potencial de mejora.
  • Alianzas tecnológicas en el sector del proveedores de conocimiento (segunda actividad)

    1. 1. REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA UNIVERSIDAD Dr. RAFAEL BELLOSO CHACÍN PROGRAMA DE DOCTORADO EN CIENCIAS GERENCIALES Alianzas Tecnológicas con el sector de Proveedores de Conocimiento (Segunda Actividad) Realizado por: Ing. Giannantonio Raspa, M.Sc. graspa@urbe.edu.ve URBE – Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín www.urbe.edu
    2. 2. Tipos de Tecnologías Para la propuesta, se pueden considerar tres tipos de tecnologías:
    3. 3. Evaluación del tipo de tecnología a considerar en la propuesta 1 TECNOLOGÍAS BASE Son tecnologías que deben conocer y dominar todas las empresas que actúan en una rama de actividad económica, y que han acabado por convertirse en técnicas de uso común por parte de todas las empresas que confluyen en esa rama de actividad. Desde otro punto de vista, son imprescindibles para estar en ese sector. Por ejemplo, un fabricante de motores para el automóvil tiene que conocer las tecnologías de combustión interna, la tecnología mecánica, los sistemas de inyección electrónica de combustible, etc. si quiere estar presente en el mercado. Ing. Giannantonio Raspa, M.Sc.
    4. 4. Evaluación del tipo de tecnología a considerar en la propuesta 2 TECNOLOGÍAS CLAVE Son aquéllas que conceden a quien las domina un plus de competitividad respecto de los demás competidores. Es decir, son tecnologías de alto poder competitivo que sólo son conocidas y dominadas por unos pocos competidores en el mercado. En el ejemplo anterior tecnologías como la inyección directa de gasolina que ofrecen prestaciones superiores al mismo nivel de consumo, sólo dominadas por un par de proveedores mundiales y protegidas por patentes, podrían calificarse de tecnologías claves. Ing. Giannantonio Raspa, M.Sc.
    5. 5. Evaluación del tipo de tecnología a considerar en la propuesta 3 TECNOLOGÍAS ENERGENTES Son aquellas tecnologías aún no consolidadas en los mercados pero con un alto potencial de ofrecer una ventaja competitiva importante a aquéllos que lleguen a consolidarlas y dominarlas. Por ejemplo, la utilización de materiales cerámicos en los motores de combustión promete excelentes rendimientos, pero deben resolverse aún cuestiones de fragilidad, mantenibilidad, disponibilidad, etc. que aún dificultan seriamente su industrialización. Ing. Giannantonio Raspa, M.Sc.
    6. 6. Análisis Del análisis de los tipos de tecnologías, se deduce que en un determinado sector de actividad normalmente conviven, de acuerdo a su madurez, varios tipos de tecnologías. Muchas de ellas son tecnologías base dominadas por todos los competidores presentes en el mercado. Por otro lado, las empresas más activas y dinámicas en innovación utilizan algunas tecnologías claves que les proporcionan una ventaja competitiva estable sobre el resto de competidores. En un futuro más o menos próximo se extenderán a la mayoría de los competidores y precisamente esta expansión mejorará sus prestaciones. Al lado de las tecnologías clave, se encuentran las emergentes, aún sin consolidar que prometen futuras ventajas tecnológicas en las que algunos competidores están trabajando ya. Son las tecnologías que emergen de los diferentes proyectos de I+D del sector industrial y que están a la espera de que alguno de los competidores las perfeccione y ponga en disposición para que puedan ser convertidas en tecnologías clave Ing. Giannantonio Raspa, M.Sc.
    7. 7. Tipos de alianzas tecnológicas existentes en la actualidad Existen alianzas informales, en las que las empresas trabajan juntas sin un acuerdo escrito, los compromisos son moderados y los controles, ejercidos por ambas empresas por separado. También hay alianzas societarias con un patrimonio común, cuyos compromisos son mayores y el control está más compartido. Las alianzas pueden concretarse de manera verbal, aunque lo más frecuente es que se formulen por escrito, de forma contractual, cuando exista un objetivo estratégico que no altere ilegalmente la competencia. Las alianzas entre empresas pueden adoptar formas jurídicas muy diversas. En un sentido amplio, como formas de cooperación entre empresas pueden citarse las siguientes: Ing. Giannantonio Raspa, M.Sc.
    8. 8. Tipos de alianzas tecnológicas existentes en la actualidad 1 2 Fusión Implica una integración total de dos o más empresas. Es el grado máximo al que puede llegar la alianza entre empresas. El éxito de una fusión descansa sobre cuatro pilares: el ajuste financiero (precio y condiciones de pago de la operación de crecimiento externo), el ajuste empresarial (obtener sinergias, mejorar la posición estratégica y reforzar las ventajas competitivas), el ajuste organizativo (diseño de las estructuras organizativas, desarrollo de procesos y sistemas operativos) y el ajuste social (gestión y dirección de recursos humanos). Joint-Venture o sociedades mixtas Consistente en la realización de una actividad empresarial de forma conjunta y, «a priori», de manera temporal entre socios que comparten el capital. Por regla general, esta modalidad de cooperación permite a cada uno de los partícipes aprender del otro, mejorando así sus competencias respectivas. Ing. Giannantonio Raspa, M.Sc.
    9. 9. Tipos de alianzas tecnológicas existentes en la actualidad 3 Agrupación de interés económico Resulta de la simple conclusión de un contrato constitutivo (contrato de agrupación). No se exige la aportación de un capital de salida ni siquiera la existencia de un patrimonio. Todos los miembros de la agrupación son solidarios e indefinidamente responsables de las obligaciones contraídas por ésta. Dicho compromiso personal de los participantes representa la garantía mínima ofrecida a los acreedores y constituye la contrapartida de la libertad contractual y de la no exigencia de capital obligatorio. 4 Corporate venturing Es la operación por la que una gran empresa toma una participación minoritaria en el capital de una pequeña sociedad de reciente creación que ofrece importantes perspectivas de expansión. A veces, esta práctica se traduce en acuerdos de subcontratación, pudiendo desembocar con el tiempo en una absorción. A diferencia de la fórmula del capital riesgo, este tipo de cooperación no centra su interés única y exclusivamente en los resultados financieros esperados. Ing. Giannantonio Raspa, M.Sc.
    10. 10. Tipos de alianzas tecnológicas existentes en la actualidad 5 Acuerdos de colaboración Tratan de buscar complementariedades, intentando explotar las fuerzas competitivas de cada socio y corrigiendo las debilidades respectivas. Son una fórmula de colaboración menos comprometida, porque los socios llegan tan sólo a acuerdos puntuales, ya sea de palabra o de forma contractual. La ventaja de esta fórmula de aproximación es su bajo riesgo en la relación, ya que un acuerdo puntual no suele afectar a los recursos humanos y tecnológicos de las empresas participantes. Sin embargo, cabe la posibilidad de que haya menos incentivos para colaborar efectivamente o para dedicar el esfuerzo requerido para asegurar el éxito. 6 Acuerdos multilaterales Se trata de un entramado de relaciones mantenidas entre varias compañías. Es una cartera de alianzas que se debe optimizar a la manera de una cartera de productos, tecnologías o participaciones financieras. Ing. Giannantonio Raspa, M.Sc.
    11. 11. Tipos de alianzas tecnológicas existentes en la actualidad 7 Franquicia y licencia Son formas de aliarse que afectan a la acaparación de un recurso particular (por ejemplo, una patente), a veces en conjunción con otros servicios, como la publicidad y la imagen, el desarrollo de producto, etcétera, a cambio de una tasa fijada de antemano o basada en el negocio (un porcentaje de beneficios). Por tanto, la franquicia o la licencia son más efectivas cuando un grupo de empresas independientes busca un recurso común en otra empresa para desarrollar su negocio con efectividad. Ventajas: • • • Mínimo riesgo, dado que la empresa puede operar sin pérdidas, cuando ejerce un gran poder sobre el franquiciado y sus costes de terminación de contrato sean sólo una oportunidad perdida. Más fácil gestión de las relaciones compañía-franquiciados o licenciatarios, al ser éstas una serie de alianzas bilaterales. Mayor presión sobre los franquiciados o licenciatarios para que lleven a cabo su trabajo, dado que ellos asumen el riesgo del negocio. Ing. Giannantonio Raspa, M.Sc.
    12. 12. Tipos de alianza tecnológicas a usar en la propuesta Las entidades que proporcionan conocimiento y tecnologías de carácter emergente que las organizaciones necesitan para innovar pueden ser las universidades y los organismos de investigación. En esta propuesta, se consideró como forma de colaboración o de alianzas con Universidades y otros proveedores tecnológicos en el ámbito de las innovaciones empresariales la alianza tecnológica en cuanto a ASISTENCIA TÉCNICA Y FORMACIÓN Para ello, la Modalidad de Cooperación a utilizar en la propuesta se corresponde con: Acuerdos de colaboración Acuerdos multilaterales Ing. Giannantonio Raspa, M.Sc.
    13. 13. Marco legal para el desarrollo de las alianzas tecnológicas La ciencia y la tecnología se han globalizado tanto hasta establecer y delimitar las condiciones necesarias que permiten desarrollar la competitividad empresarial, teniendo como punto de origen estratégico, engranar los lineamientos del Estado, así como los sistemas correspondientes. De esta manera, los sistemas de ciencia, tecnología y crecimiento productivo requieren articularse de forma definitiva, propiciando y acelerando las políticas para el desarrollo; por ello, se requiere de la articulación por medio de indicadores de gestión de las políticas de ciencia, tecnología y crecimiento productivo que permitan generar una estrategia para el desarrollo del país. Ing. Giannantonio Raspa, M.Sc.
    14. 14. Marco legal para el desarrollo de las alianzas tecnológicas En este sentido, la Ley Orgánica de Ciencia y Tecnología e Innovación, logra concatenar los actores involucrados a través de mecanismos y acciones que apliquen a los diferentes niveles institucionales permitiendo así, el desarrollo sustentable y para cumplir con los mandatos constitucionales, prescritos en el artículo 110 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que señala: “El Estado reconocerá el interés público de la ciencia, la tecnología, el conocimiento, la innovación y sus aplicaciones y los servicios de información necesarios por ser instrumentos fundamentales para el desarrollo económico, social y político del país”(…) y además promover la democratización y accesibilidad del conocimiento científico generado como un producto de estos sistemas” Ing. Giannantonio Raspa, M.Sc.
    15. 15. Marco legal para el desarrollo de las alianzas tecnológicas La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, establece como interés público nacional la regulación de todo lo concerniente a la ciencia, tecnología, conocimiento e innovación, así como todos los servicios de información necesarios para el desarrollo del país en todos los ámbitos, tomando el tema como de “seguridad y soberanía nacionales”, para lo cual deben existir recursos suficientes. En este sentido, el estado debe garantizar que estos recursos en el caso de la informática (entre otros), sean regidos por principios legales y de ética, que aseguren su funcionamiento adecuado en los campos científico, humanístico y tecnológico, para lo cual la legislación venezolana debe estar al resguardo de su cumplimiento.
    16. 16. Marco legal para el desarrollo de las alianzas tecnológicas Siempre en busca de los métodos más coherentes, congruentes y consistentes con las características culturales, de los factores productivos y de talento humano que constituyen e identifican a las diferentes organizaciones. Cabe destacar que el Estado no solo debe promulgar leyes de manera unilateral, sino promover constantemente la participación incluyente y activa de los ciudadanos particulares y jurídicos, en las actividades de desarrollo de alianzas en ciencia y tecnología. Ing. Giannantonio Raspa, M.Sc.
    17. 17. Referencias Bibliográficas Alcalá, M. y Rincón, H. (2012). Ciencia, tecnología y crecimiento productivo: Una estrategia para el desarrollo de Venezuela. Revista Revecitec Urbe. v.3 n.1. Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999). Gaceta Oficial Nº 5.453, marzo 24, 2000. Venezuela: Asamblea Nacional Constituyente González, J. (2010). Proveedores de conocimiento: Trabajar con universidades, organismos de investigación y centros tecnológicos. España: Netbiblo, S.L. [Libro en línea] . Disponible: http://books.google.co.ve/books? id=W8axW9Q22j8C&pg=PA59&dq=alianza+tecnologica&hl=es&sa=X&ei=YlxLUt6pNoqE9gS96IDYB Q&ved=0CDoQ6AEwAw#v=onepage&q=alianza%20tecnologica&f=false [Consulta: 2013, octubre 04] Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación (LOCTI) (2010). Gaceta Oficial: 39.575, Diciembre de 2010. Venezuela: Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela Ing. Giannantonio Raspa, M.Sc.

    ×