Un hombre tenía un caballo y un asno.
Un día que ambos iban camino a la ciudad, el asno,
sintiéndose cansado, le dijo al c...
El caballo haciéndose el sordo no dijo nada.
Toma una
parte de
mi carga
si te
interesa
mi vida!
El asno cayó víctima de la fatiga, y murió allí
mismo.
• Entonces el dueño echó toda la carga encima del
caballo, incluso la piel del asno. Y el caballo,
suspirando dijo:
¡Qué m...
Cada vez que no tiendes tu mano
para ayudar a tu prójimo que
honestamente te lo pide, sin que
lo notes en ese momento, en
...
Gisella duarte nivel200-diurno-trabajo3.rtf
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Gisella duarte nivel200-diurno-trabajo3.rtf

143 visualizaciones

Publicado el

Este trabajo va dedicado a todos los niños.

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
143
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
7
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Gisella duarte nivel200-diurno-trabajo3.rtf

  1. 1. Un hombre tenía un caballo y un asno. Un día que ambos iban camino a la ciudad, el asno, sintiéndose cansado, le dijo al caballo:
  2. 2. El caballo haciéndose el sordo no dijo nada. Toma una parte de mi carga si te interesa mi vida!
  3. 3. El asno cayó víctima de la fatiga, y murió allí mismo.
  4. 4. • Entonces el dueño echó toda la carga encima del caballo, incluso la piel del asno. Y el caballo, suspirando dijo: ¡Qué mala suerte tengo! ¡Por no haber querido cargar con un ligero fardo ahora tengo que cargar con todo, y hasta con la piel del asno encima!
  5. 5. Cada vez que no tiendes tu mano para ayudar a tu prójimo que honestamente te lo pide, sin que lo notes en ese momento, en realidad te estás perjudicando a ti mismo.

×