Ejercicio de los 33 días

3.302 visualizaciones

Publicado el

Estas oraciones son muy devotas, y los que rezaren podrán alcanzar de Dios lo que le pidieren con fe.

Publicado en: Meditación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
3.302
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
21
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Ejercicio de los 33 días

  1. 1.  Estas oraciones son muy devotas, y los que rezaren podrán alcanzar de Dios lo que le pidieren. Se ha de rezar delante de un crucifijo, comenzando un viernes por espacio de treinta y tres (33) días; poniendo la vista atenta en su santísima imagen, hasta haber rezado los cinco Padrenuestros y cinco Avemaría y esto a de ser todos los días. Las personas que lo hicieren, les será otorgado lo que piden, si les conviniere: el cautivo podrá ser libre de su cautiverio; el litigante salir exitoso de su pleito, siendo lo que pide en servicio de Dios; el calumniado ser consolado al cabo de treinta y tres días; el enfermo por quien se ofreciere alcanzar su salud; al que está en pecado mortal, salir de él; el difunto por quien se rece, salir de las penas del purgatorio; el ausente, aunque esté en tierras extrañas, salir con felicidad, al cabo de estos treinta y tres (33) días cuyo ejercicio esté confirmado por el Sumo Pontifique Gregorio VIII, que lo concedió.
  2. 2.     ORACIÓN  ¡Oh Buen Jesús, único amor y bien mi alma! Por aquellos dolores que padeciste en la santísima Cruz y señaladamente por aquella acerbísima amargura que sentiste cuando arrancó vuestra alma de vuestro cuerpo: os ruego Señor, tengáis misericordia de mi alma, y cuando saliere de mi cuerpo, os suplico la lleváis a la gloria a gozar de vuestra presencia por toda la eternidad. Amén  1.-Viernes: se ha de ofrecer cuando vuestro Señor dio su santísimo cuerpo sacramentado a sus discípulos.  2.-Sábado: a la grande agonía que tuvo su Divina Majestad en el huerto, y el sudor de sangre que tuvo en él.  3.-Domingo: cuando le prendieron, lo llevaron y lo trajeron en casa de Anás y las afrentas que pasó.  Lunes: cuando lo llevaron a casas de Caifás y lo que allí pasó.
  3. 3. 5. Martes: cuando lo sacaron, llevaron y trajeron arrastrado por las calles, y la sangre que derramó. 6. Miércoles: cuando lo pusieron delante de los sacerdotes tratándolo con malas palabras. 7. Jueves: cuando lo llevaron a casa de Poncio Pilato y las molestias que allí le hicieran. 8. Viernes: cuando determinó Pilatos remitirlo a Herodes. 9. Sábado: cuando lo llevaron a casa de Herodes y las muchas afrentas que allí le hicieron. 10. Domingo: cuando le vistieron con la vestidura blanca. 11. Lunes: cuando lo llevaron en casa de Pilatos y los ultrajes y muecas que le hicieron, haciéndolo caer en tierra. 12. Martes: Cuando fue atormentado en casa de Pilatos y allí fue desnudado de su santísima vestidura. 13. Miércoles: cuando lo sacaron desnudo delante de todos y lo ataron a la columna. 14. Jueves: cuando lo desataron de la columna, cayó en tierra y al llegar un fariseo le puso el pie en su garganta dándole cruelísimos
  4. 4.  azotes. 15. Viernes: cuando le pusieron la corona de espinas. 16. Sábado: cuando le pusieron la caña en las manos y le escarnecían diciéndole: Dios te Salve Rey de los Judíos. 17. Domingo: cuando le vistieron de una vestidura de escarnio. 18. Lunes: cuando le sacaron con la cruz a cuestas, dándole con salivas en su santísimo rostro. 19. Martes: cuando la Santa Verónica le dio la toca, con la cual limpio su santísima rostro, y su santísima Madre llegó por encima de todos y le besó. 20. Miércoles: cuando lo llevaron a crucificar, y su santísima Madre iba en su seguimiento, y lo que sintió al verla tan afligida. 21. Jueves: cuando llegó al monte calvario, lo desnudaron para clavarlo en la cruz. 22. Viernes: Cuando lo ataron cruelmente con las ataduras, y desconcertaron su santísimo cuerpo para que alcanzara al barreno que habían hecho
  5. 5. 23. Sábado: cuando lo clavaron de pies y manos en la cruz. 24. Domingo: cuando tuvo aquel dolor tan grande después de clavado en la cruz, le voltearon boca abajo, y lo llevaron arrastrando a donde se había de fijar la cruz, y el gran dolor que sitio su santísimo cuerpo metiéndose las piedras por las heridas. 25. Lunes: el gran dolor que sintió su Divina Majestad cuando lo levantaron en alto, pendiente de la cruz. 26. Martes: cuando la burla y el escarnio que le hicieron a su Divina Majestad los presentes, así como también la hiel y el vinagre que le dieron. 27. Miércoles: la primera palabra que nuestro Señor Jesucristo habló al Padre Eterno diciéndole: “Padre perdónalos porque no saben lo que hacen”. 28. Jueves: la segunda al buen ladrón diciéndole: - hoy estarás conmigo en el paraíso. 29. Viernes: la tercera que dijo a su santísima Madre: -”ved mujer ahí a tu hijo”, y a San Juan: -“ved a ahí a tu madre”.  Sábado: la cuarta cuando dijo: - “Dios mío, ¿Por qué me has desamparaste?”
  6. 6. 31. Domingo: la quinta cuando dijo: -”tengo sed” 32. Lunes: la sexta cuando dijo: - “acabado esta”. 33. Martes: la séptima que dijo: “Padre en tus manos encomiendo mi espíritu”.        Para ofrecer este santo ejercicio por…      Oración     Es posible, dulcísimo Salvador de las almas, que convirtiendo a tantas cada día sólo a la perdida de la mía, te has de mostrar insensible?. Pues en verdad, Señor que tanto te costó como la de una Magdalena, como la de una pecadora; ¡oh tú que me redimiste con el precio infinito de tu sangre no me abandones en el triste desamparo en que me veo, y ten misericordia de mí. Amén.
  7. 7. Almas bebed el licor que entre vivientes corales, brindan en cinco raudales, las fuentes del Salvador. Miramos, hermanos míos, con los ojos de la fe y de la religión, una a una de las cinco llagas de nuestro amantísimo Redentor Jesucristo Crucificado. (Adviértase, que le decir venero, adoro, se hace reverencia con la cabeza).
  8. 8. Jesús dulcísimo yo venero la sagrada llaga de vuestro pie siniestro, por ella os pido perdón de todos mis pecados y dolor de haberos ofendido. Padrenuestro, Avemaría, Gloria Patri Madre llena de dolor, Haced que cuando expiremos, Nuestras almas entreguemos, En las manos del Señor. ¡Ay, mi Jesús! que está herida Que el siniestro pie padece Con los malos pasos crece Que dio mi estragada vida Me aparté de vuestro amor Precipitado a mis males. Responden todos: Pues logré yo en sus caudales Las fuentes del Salvador.  .
  9. 9. Jesús piadosísimo, yo venero la preciosa llaga de vuestro pie derecho, por ella os suplico me encaminéis por la senda de vuestros Santos Mandamientos. Padrenuestro, Avemaría, Gloria Patri Madre llena de dolor, Haced que cuando expiremos, Nuestras almas entreguemos, En las manos del Señor. ¡Ay, mi Jesús! Duro clavo Os traspasa el pie derecho Desde la culpa me ha hecho De mis pasiones esclavo. De esos grillos el rigor Son mis obras desleales, Pues logré yo en sus caudales Las fuentes del Salvador.
  10. 10.  Jesús amorosísimo, yo reverencio la santísima llaga de vuestra mano siniestra, por ella os ruego borréis de mi alma los malos hábitos y reliquias del pecado Padrenuestro, Avemaría, Gloria Patri Madre llena de dolor, Haced que cuando expiremos, Nuestras almas entreguemos, En las manos del Señor. ¡Ay, mi Jesús Soberano! Penetra mi corazón con este clavo o arpón de nuestra siniestra mano. ¡Oh cuanto os cuestan, Señor, mis costumbre miserables! Pues logré yo en sus caudales Las fuentes del Salvador.
  11. 11.  Jesús amabilísimo yo venero la sacratísima llaga de vuestro mano derecha por ella os suplico me libréis de todas las ocasiones de pecar y perderos. Padrenuestro, Avemaría, Gloria Patri Madre llena de dolor, Haced que cuando expiremos,  Nuestra almas entreguemos,  En las manos del Señor.  ¡Ay, mi Jesús! Cuanta pena  vuestra diestra mano siente,  cuando la punta inclemente  su tierna palma barrenal  en vuestra mano el dolor  son mis hechos criminales  Pues logré yo en sus caudales  Las fuentes del Salvador.
  12. 12. Jesús misericordiosísimo, yo me arrojo en la amorosísima llaga de vuestro ardiente costado, en que deposito mi alma, para que borrándola con vuestra preciosísima sangre las manchas de mis culpas, la encendáis en vuestro divino amor y a la hora de mi muerte la recibáis en vuestra amistad y vuestra Gloria. Amén   Padrenuestro, Avemaría, Gloria Patri Madre llena de dolor, Haced que cuando expiremos, Nuestra almas entreguemos, En las manos del Señor ¡Ay mi Jesús! Qué cruel lanza en vuestro cuerpo ya muerto, tan profunda llaga ha abierto, que hasta el corazón alcanza. Con su purpúreo licor se ablandan los pedernales. Pues logré yo en sus caudales Las fuentes del Salvador.
  13. 13. Señor mío Jesucristo crucificado, por aquellos dolores, amarguras y tormentos que por nuestro amor padeciste en la cruz, y por lo que al pie de la cruz experimentó vuestra dolorosa Madre María Santísima especialmente al arrancarse vuestra alma bendita de vuestro sagrado cuerpo, os suplicamos tengáis misericordia de nosotros y nos deis una santa muerte en vuestra amistad y en vuestra gracia. Amén.   Una Avemaría a la dolorosa Madre de Dios, y luego esta jaculatoria y la oración siguiente:   María al pie de la Cruz traspasada de dolor
  14. 14. alcánzanos a Jesús su gracia, humildad y amor, y una buena muerte. Amén   ORACIÓN   Dios te salve, tórtola gemidora, Virgen dolorosísima concebida sin pecado original, relicario purísimo de la Santísima Trinidad suplicándote, Señora, por tus gravísimos dolores, por las lágrimas que derramaste al pie de la cruz y sobre el difunto cuerpo de tu Santísimo Hijo, por tus suspiros, gemidos que diste viniendo del sepulcro a la casa de San Juan, nos alcances de su Majestad, nos libre de todo contagio, de muerte repentina, desapercibida, del pecado mortal y nos conceda los preciosos dones de la contrición, fe, paciencia, humildad y castidad, nos dé un dichoso fin en gracia y caridad nos veamos solos, en la estrecha cuenta que hemos de dar, por tu intercesión salgamos libres de aquel espantoso tribunal a gozarle en las delicias de la gloria. Amén
  15. 15.     (Están concedidos 300 días de indulgencias por cada vez que se hagan, e indulgencia plenaria cada mes)     1. Divino Eterno Padre, os ofrezco los méritos de la sangre preciosísima de Jesús, vuestro amado Hijo y mi adorado Redentor, en satisfacción de todos mis pecados, por la exaltación de la Iglesia Católica, por la prosperidad del Sumo Pontífice, Cardenales, Obispos y demás pastores de almas así como también por todos los Ministros del Santuario (para mi familia y el mío propio…)  Gloria Patri, y luego la jaculatoria: Sea por siempre bendito y alabado Jesús que con su sangre nos ha salvado.
  16. 16. Divino Eterno Padre, os ofrezco los méritos de la sangre preciosísima de Jesús, vuestro amado Hijo y mi adorado Redentor, por la paz y la concordia entre los Reyes y Príncipes Católicos, por la humillación de los enemigos de la Santa Fe, y por la felicidad del Pueblo Cristiano, (de mi familia y el mío propio…) Gloria Patri, ... Sea por siempre bendito... 3. Divino Eterno Padre, os ofrezco los méritos de la sangre preciosísima de Jesús, vuestro amado Hijo y mi adorado Redentor, por la extirpación de todas las herejías, demás sectas y por la conversión de todos los pecadores. Gloria Patri, ... Sea por siempre bendito..   4. Divino Eterno Padre, os ofrezco los méritos de la sangre preciosísima de Jesús, vuestro amado Hijo y mi adorado Redentor, por todos aquellos por quien yo debo rogar y que Vos desearéis que ruegue. Gloria Patri,... Sea por siempre bendito...
  17. 17. 5. Divino Eterno Padre, os ofrezco los méritos de la sangre preciosísima de Jesús, vuestro amado Hijo y mi adorado Redentor, por todos los que ahora están en la agonía y hoy van a morir, para que los libréis de las penas del Infierno, les concedáis cuanto antes la posesión de la eterna Gloria. Gloria Patri, ... Sea por siempre bendito...   6. Divino Eterno Padre, os ofrezco los méritos de la sangre preciosísima de Jesús, vuestro amado Hijo y mi adorado Redentor, por todos los que son amante de tan inestimable Tesoro, por aquellos que se unen conmigo para venerar la misma preciosa Sangre y que trabajan en propagar esta especial devoción. Gloria Patri, ... Sea por siempre bendito...   7. Divino Eterno Padre, os ofrezco los méritos de la sangre preciosísima de Jesús, vuestro amado Hijo y mi adorado Redentor, por todas mis necesidades espirituales y temporales, por el bien de todos mis amigos y enemigos, parientes y bienhechores, en sufragio de las almas benditas del Purgatorio  
  18. 18. especialmente de las que han sido más devotas del precio de nuestra Redención, y de los Dolores de nuestra amantísima Madre la Virgen María. Gloria Patri, ... Sea por siempre bendito... Alabanza, gloria y loor a la Sangre divina de Jesús, ahora y siempre, por los siglos de siglos. Amén Pídase por los propagadores de tan grande y singular devoción.   ORACIÓN A JESÚS CRUCIFICADO   Miradme ¡oh mi amado y buen Jesús! Postrado en vuestra divina presencia os ruego con el mayor fervor que imprimáis en mi corazón los sentimientos de Fe, Esperanza y Caridad, dolor de mis pecados y propósito firme de nunca jamás ofenderos; mientras que con todo el fervor, todo el amor y compasión de que soy capaz considero vuestras cinco llagas, comenzando por lo que de Vos dijo el Profeta David: “traspasaron mis manos y mis pies y se pueden contar todos mis huesos” Recen cinco Padrenuestros y cinco Avemaría
  19. 19. …Además os digo, que si dos de vosotros se ponen de acuerdo sobre cualquier cosa que pidan aquí en la tierra, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. (MATEO 18:19)

×