Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 301 
no, y había logrado que el Congreso de Estados Unidos aprobara la Ley de Préstamos ...
302 Historia universal 
las obligó a retirarse; a los pocos días de este hecho, ocurrido el 23 de octubre de 1942, 
desemb...
Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 303 
120° O 150° O 180° O 
URSS 
JAPÓN 
Tokio 
Hiroshima 
MANCHUKUO 
Nagasaki 
N 
O E 
S...
304 Historia universal 
ambos mandatarios tomaron en Casablanca una decisión muy importante a la que pronto se 
sumaría St...
Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 305 
La derrota de Alemania 
El desembarco de las tropas angloamericanas en Normandía, c...
306 Historia universal 
los rusos, a quienes se les permitía tomar Berlín como compensación por su 
enorme sacrificio a un...
Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 307 
N 
O E 
S 
OCÉANO 
ATLÁNTICO 
nacional que sustituyera la Sociedad de Naciones; por...
308 Historia universal 
reunión más entre los Aliados. Tras la derrota de Alemania, en julio de 1945 se reunieron en la 
c...
Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 309 
e) A instancias de Truman se acordó enviar un ultimátum al gobierno de Japón para e...
310 Historia universal 
Causa inmediata 
Invasión alemana a Polonia. 
Segunda fase 
(1942-1945) 
• Guerra Mundial. 
• Vict...
Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 311 
cuatro veces mayor que el ocasionado por la guerra de 1914-1918. Esta diferencia se...
312 Historia universal 
Algunas consecuencias favorables. Sin embargo, la Segunda 
Guerra Mundial tuvo en algunos países, ...
Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 313 
La cosmología también continuó avanzando y su más importante logro se vivió en 
los...
314 Historia universal 
4.3 Formación del nuevo orden internacional 
Diseño y organización de la paz 
Una vez terminada la...
Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 315 
cambio, recuperó Transilvania, que había pasado a Hungría. Bulgaria perdió su salid...
316 Historia universal 
proclamaron la independencia en sus respectivos países; mientras que en la India avanzaba el 
proc...
Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 317 
Organización estuviera ejecutando acción preventiva o coercitiva. 
6. Ninguna dispo...
318 Historia universal 
El sistema monetario internacional 
La Carta del Atlántico había previsto también la necesidad de ...
Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 319 
Organización Mundial de Comercio) que contribuyó a la regulación del comercio mundi...
320 Historia universal 
Alemania 
Al iniciarse la ocupación aliada en mayo de 1945, Alemania se encontraba en un estado de...
Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 321 
gobiernos de los estados; y Bundestag, elegido por cuatro años mediante sufragio un...
322 Historia universal 
pendió en gran medida de la ayuda exterior. A final de cuentas, con el rechazo al Plan Marshall 
p...
Lectura: La Guerra Fría
Lectura: La Guerra Fría
Lectura: La Guerra Fría
Lectura: La Guerra Fría
Lectura: La Guerra Fría
Lectura: La Guerra Fría
Lectura: La Guerra Fría
Lectura: La Guerra Fría
Lectura: La Guerra Fría
Lectura: La Guerra Fría
Lectura: La Guerra Fría
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lectura: La Guerra Fría

679 visualizaciones

Publicado el

Lectura para el tema de la guerra fría, considera el fin del conflicto, el surgimiento del nuevo orden internacional y la formación de la ONU

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
679
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
215
Acciones
Compartido
0
Descargas
9
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lectura: La Guerra Fría

  1. 1. Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 301 no, y había logrado que el Congreso de Estados Unidos aprobara la Ley de Préstamos y Arriendos, destinada a prestar ayuda financiera a Gran Bretaña para costear los gastos de guerra, no obstante tales acciones constituían una violación a la neutralidad estadounidense. Además, en agosto de 1941, Roosevelt y Churchill habían celebrado una reunión a bordo de un crucero frente a las costas de Terranova, y el día 14 firmaron una declaración de princi-pios contenida en la llamada Carta del Atlántico, en la cual se ratificaban los ideales liberales y democráticos, y se insistía en el propósito de organizar un sistema efectivo de seguridad colectiva mediante el establecimiento de un régimen de colaboración económica entre los pueblos, restau-rando el principio de autodeterminación. A pesar de la magnitud de esa colaboración por parte de Estados Unidos, que convertía a este país en el gran arsenal de las potencias occidentales, no era lo suficientemente poderosa como para que éstas ganaran la guerra; así, el ataque japonés a Pearl Harbor dio al gobierno estadounidense la oportunidad de participar en el conflicto, con el cual tomó un nuevo rumbo. Formación del bloque de los países Aliados. Solidarizándose con Japón, Alemania e Italia declararon la guerra a Estados Unidos el día 11 de diciembre, cuatro días después del ata-que a Pearl Harbor. De esta manera, estaba más que justificada la entrada en la guerra para los esta-dounidenses, después de lo cual todos los gobiernos del continente americano, con excepción de Argentina que lo haría más tarde, hicieron causa común con Estados Unidos en la Conferencia Panamericana celebrada en Río de Janeiro, Brasil, en enero de 1942. Ese mismo mes, 27 naciones, incluidas las tres grandes potencias —Gran Bretaña, Estados Unidos y la Unión Soviética que había roto el pacto con Alemania— se integraron en una alianza contra el Eje, a la que Roosevelt dio el nombre de Naciones Unidas. Cada una de ellas se compro-metía a utilizar todos los recursos a su alcance para derrotar al Eje y a no hacer nunca una paz por separado. De tal forma, quedaron integrados plenamente los dos bloques contrarios: el bloque de los Aliados, formado por Gran Bretaña, la Unión Soviética y Estados Unidos —Francia había quedado temporalmente fuera de la contienda— y el bloque del Eje, integrado por Alemania, Italia y Japón. El primero manifestaba una aplastante superioridad en caso de que la guerra se prolongase, aunque todavía a mediados de 1942 la supremacía de las potencias del Eje era un hecho innegable. A principios de 1942 Estados Unidos y Gran Bretaña conformaron una organización llamada Jefes de Estado Mayor Combinados, con el propósito de unificar sus recursos en una estrecha colaboración que por primera vez se daba entre las dos naciones, y en agosto se celebró en Moscú un encuentro entre Stalin, Churchill y William Averell Harriman, este último en representación del presidente estadounidense, para discutir la apertura de un segundo frente en Europa. Las batallas decisivas en África y el frente oriental. Los enfrentamientos que harían cambiar de rumbo a la guerra, inclinando la victoria final al bando de los Aliados, ocurrieron entre el otoño de 1942 y la primavera del siguiente año: a) En el norte de África. En un sitio conocido como El Alamein, donde el mariscal británico Bernard Law Montgomery atacó a las fuerzas alemanas al mando del general Rommel y A bordo de un crucero frente a las costas de Terranova, Roosevelt y Churchill firmaron una declaración de principios contenida en la llamada Carta del Atlántico. El bloque de los Aliados estaba formado por Gran Bretaña, la Unión Soviética y los Estados Unidos; el bloque del Eje lo integraban Alemania, Italia y Japón. Las batallas decisivas que harían cambiar de rumbo la guerra en favor de los países Aliados ocurrieron en el norte de África y en el frente oriental. General Rommel General Montgomery General Eisenhower Ejercicio 4 1. Explica las acciones expansionistas de Japón durante el tiempo en que Alemania se enfrentaba a los países europeos. 2. Describe la declaración de principios, contenida en la Carta del Atlántico, firmada por Roosevelt y Churchill. 3. ¿Por qué el ataque japonés a Pearl Harbor determinó la entrada de Estados Unidos al conflicto internacional? 4. ¿A qué se comprometieron los países integrantes de la alianza de Naciones Unidas contra el Eje Berlín-Roma- Tokio?
  2. 2. 302 Historia universal las obligó a retirarse; a los pocos días de este hecho, ocurrido el 23 de octubre de 1942, desembarcaron en el norte de África las tropas estadounidenses, dirigidas por el general Dwight D. Eisenhower para colaborar con Montgomery, y romper el cerco de las fuerzas de Rommel, las cuales se vieron forzadas a abandonar el territorio, y capitularon el 7 de mayo de 1943; África quedó así libre de las fuerzas del Eje y el Mediterráneo abierto. El sueño de Mussolini de crear un Imperio Africano se desvaneció. b) En el frente oriental. Hitler desencadenaba una nueva ofensiva contra la Unión Soviética, buscando apoderarse de los territorios del Cáucaso, ricos en petróleo, a pesar de que las fuerzas alemanas se encontraban ya debilitadas. A mediados de noviembre de 1942, las tro-pas rusas —superiores en número a las alemanas y bien equipadas no sólo con los propios recursos soviéticos, sino con la ayuda proporcionada por Estados Unidos a través de la Ley de Préstamos y Arriendos— realizaron una contraofensiva que logró romper las líneas enemigas al norte y sur de Stalingrado, así como vencer a las fuerzas alemanas. Después de esta victoria, a pesar de algunos retrocesos, los rusos se mantuvieron a la ofensiva durante todo el resto de la guerra. 3. La guerra en el Pacífico Durante los primeros meses de 1942 los japoneses lograron importantes triunfos, llegando a do-minar una extensa área del Pacífico donde conquistaron algunas posesiones británicas y estado-uni-denses. Fue tal el éxito de su campaña, que los japoneses decidieron ampliar su perímetro defen-sivo hasta abarcar las islas Aleutianas por el norte, el archipiélago de Midway por el este, y parte de las islas Salomón y la zona meridional de Nueva Guinea por el sur. Sin embargo, Japón no pudo sostener una guerra prolongada contra las fuerzas aliadas, cuya base de operaciones se encontraba en Australia al mando del general estadounidense Douglas MacArthur. Tras las batallas del mar de Coral y de Midway, en mayo de ese mismo año que dieron importantes triunfos a las fuer-zas aliadas, los japoneses se vieron obligados a retirarse de esa zona. A pesar de su derrota en la batalla de Midway, los japoneses continuaron expandiéndose por el suroeste a través de las islas Salomón y Nueva Guinea, por lo que los estadounidenses, al mando de las operaciones de las fuerzas terrestres y navales en el sur y suroeste del Pacífico, se propu-sieron frenar el avance japonés y recuperar los territorios ocupados. La marina estadounidense desembarcó en la isla de Guadalcanal el 7 de agosto de 1942 sin grandes contratiempos, pero la lucha se complicó más adelante cuando tuvieron que enfrentarse bajo un agotador clima tropical a un poderoso enemigo que respondía con rapidez y violencia tanto en los combates navales como en los aéreos. Mientras tanto, entre el 24 de agosto y el 30 de noviembre de 1942, los navíos de guerra estadounidenses libraron seis importantes batallas en las aguas que rodeaban la isla hasta que, finalmente, el 9 de febrero de 1943 se logró expulsar a los japoneses de ese territorio. La estrategia aliada contra Japón. Durante los meses siguientes, la táctica en la guerra contra Japón tuvo como primer objetivo establecer bases en la costa de China, mediante avances de las fuerzas británicas y chinas a través de Birmania, así como el este del territorio chino; mientras que los estadounidenses avanzaban por las islas del centro y suroeste del Pacífico hasta alcanzar Formosa (Taiwan) y China. A mediados de año parecía evidente que ni los británicos ni los chinos iban a cumplir con su cometido, por lo que sólo quedaban las fuerzas de ataque estadounidenses. Los progresos de Estados Unidos en el Pacífico. Las principales acciones tuvieron lugar en el suroeste del Pacífico, donde tropas estadounidenses, australianas y neozelandesas tomaron varias islas e hicieron retroceder a los japoneses a lo largo de la costa oriental de Nueva Guinea. El ataque en la zona central del Pacífico se inició posteriormente, aunque en esta zona las islas estaban separadas por grandes extensiones de mar y los desembarcos requerían el apoyo de la fuerza naval, concretamente de portaaviones, de los que a fines de 1943 los Aliados no dispo-nían en número suficiente. La batalla del mar de Filipinas El ritmo de las operaciones de los Aliados en el Pacífico se incrementó en 1944. Durante la prima-vera realizaron diversos avances en el noroeste de Nueva Guinea y en las Filipinas; mientras los Las Naciones Unidas contra el nazismo En la guerra contra Japón, las principales acciones tuvieron lugar en el suroeste del Pacífico, donde tropas estadounidenses, australianas y neozelandesas tomaron varias islas e hicieron retroceder a los japoneses. Soldados japoneses plantan su bandera en Filipinas
  3. 3. Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 303 120° O 150° O 180° O URSS JAPÓN Tokio Hiroshima MANCHUKUO Nagasaki N O E S MONGOLIA 30° N CHINA M a r d e B e r i n g Imphal Is.Bonin Hong Kong Guangzhou Nanning TAILANDIA Bangkok INDOCHINA FRANCESA Saigón BRUNEI MALASIA SARAWAK Singapur Borneo Sumatra Java Okinawa Ataques aéreos de EUA sobre Japón nov. 1944-sept. 1945 Is. Filipinas Iwo Jima feb. 1945 Leyte enero 1945 Mindanao mayo 1945 Is. Marianas Saipán G o l f o d e L e y t e Is. Palaos Nueva Guinea Lae Guam Is. Carolinas Manus PAPÚA Luzón enero 1945 BORNEO SEPT. Marcus Imperio Japonés Zonas bajo control japonés Dic. 1937 Dic. 1941 Aliados de Japón 1941 Línea de frente japonesa, 6 de agosto 1945 Contraofensivas aliadas Agosto 1944. Reconquista de los Aliados Objetivo de bomba atómica Batalla importante Wake Eniwetock Midway Pearl Harbor Hawai OCÉANO PA C Í F I C O Kwajalein Is. Marshall Tarawa Is. Gilbert 0° Is. Tonga Nueva Irlanda Is. Salomón Is. Ellice Is. Fiji NuevaGeorgia Guadalcanal Nuevas Hébridas I N D I A S O R I E N TALES HOLANDESAS AUSTRALIA OCÉANO Í N D I C O M a r d e J a v a M a r d e C o r a l 120° O 150° O 180° O 0° MAPA 7.2 El frente de guerra en el Pacífico. japoneses se preparaban, por su parte, para la batalla naval decisiva que tendría lugar al este del archipiélago filipino en el mes de junio. En el primer día de enfrentamiento, los cazas estadouni-denses derribaron a 219 de 236 aviones japoneses y hundieron tres grandes portaaviones. Cuando las fuerzas de Estados Unidos tomaron posesión de las islas de Saipan, Tinian y Guam el 10 de agosto, decidieron aplicar una estrategia que pusiera fin a la guerra, la cual consistía en establecer bases en esas islas, como se había hecho en China, para lanzar los nuevos bombarderos B-29 que podrían llegar hasta Tokio y otras importantes ciudades japonesas. En noviembre de 1944 comenzaron los bombardeos regulares sobre Japón, al tiempo que en Europa se aceleraba el avance aliado. 4. El final del conflicto y la formación del nuevo orden internacional 4.1 Fase final de la guerra Acuerdos para las ofensivas finales. Mientras se desarrollaban las campañas militares, los diplomáticos aliados llevaron a cabo importantes planes políticos con el fin de acordar las estra-tegias más adecuadas para derrotar al Eje. Desde 1941, los soviéticos pedían la creación de un segundo frente, es decir, un desembarco aliado en Europa occidental para contrarrestar la ofensiva alemana en el frente oriental. Pero en ese año y en el siguiente, las fuerzas occidentales todavía no estaban en condiciones de emprender tal operación. Del 14 al 24 de enero de 1943, Churchill y Roosevelt celebraron la Conferencia de Casablanca, y en ella se proyectó el desembarco en Francia para la primavera de 1944, pero no lograron establecer acuerdos concretos sobre las estrategias a seguir antes de esa fecha. Sin embargo, En la Conferencia de Casablanca, Churchill y Roosevelt tomaron una decisión muy importante a la que pronto se sumó Stalin: la rendición incondicional exigida a las potencias del Eje como único medio para poner fin a la guerra.
  4. 4. 304 Historia universal ambos mandatarios tomaron en Casablanca una decisión muy importante a la que pronto se sumaría Stalin: la rendición incondicional, que se exigía a las potencias del Eje como único medio para poner fin a la guerra. La campaña de Italia. Después que Montgomery y Eisenhower lograran vencer a las fuerzas de Rommel en África, luego de una espectacular campaña conjunta (julio-agosto de 1943), tropas inglesas, canadienses y estadounidenses desembarcaron en la isla de Sicilia dispuestas a agredir a las fuerzas de Mussolini. Así, lograron engañar a Hitler haciéndole creer que dirigirían su ataque contra Grecia. Ante la llegada de los ejércitos aliados a territorio italiano, Mussolini reunió al Gran Consejo Fascista pero no consiguió su apoyo; por el contrario, la gran mayoría de los miembros del Consejo le reprocharon haber llevado a Italia al desastre y decidieron restablecer un régimen constitucional, para lo cual pidieron al Rey la destitución de Mussolini. El 25 de julio, el Duce fue relevado de su cargo y arrestado. Después de 21 años, el régimen fascista llegó a su fin. El poder fue ocupado por el mariscal Pietro Badoglio, quien se puso al frente de un gobierno militar del que fueron exclui dos los fascistas, y empezó a realizar gestiones para capitular ante los Aliados, en tanto que Hitler se preparaba para atacar Italia previendo una posible colaboración de este país con las fuerzas anglo-americanas. Durante el mes de septiembre de 1943, los alemanes liberaron a Mussolini, quien se instaló en la ciudad de Salò donde proclamó la República Social Italiana —que en realidad sería un gobierno títere de Hitler— y decretó una nueva movilización militar. Con estas acciones se desencadenó en el norte de Italia una guerra civil entre los fascistas ayudados por los alemanes y el Comité de Liberación Nacional, dirigido por los comunistas que encabezaba el líder Palmiro Togliatti. De ahí en adelante daría comienzo la resistencia italiana en contra de los regímenes nazi-fascistas, cuyo desprestigio crecía considerablemente tanto entre el pueblo alemán como en el italia no. En octu-bre, el gobierno de Badoglio declaró la guerra a Alemania e Italia fue reconocida por los Aliados como país cobeligerante. En abril del año siguiente, cuando Alemania fue cercada en dos frentes y su derrota era inevitable, Mussolini agotó sus recursos para salvarse y decidió huir a Suiza, pero fue apresado y fusilado por la resistencia antifascista italiana. No obstante, la campaña de Italia se prolongó por varios meses porque los alemanes bloquea-ban tenazmente el avance de las fuerzas angloamericanas hacia Roma. A partir de la liberación de esta ciudad el 5 de junio de 1944, el frente aliado en Italia quedó paralizado, pues hubo necesidad de retirar las tropas para utilizarlas en la campaña para liberar a Francia. Conferencia de Teherán. Ante el nuevo curso que había tomado la guerra, los dirigentes de las potencias aliadas —Stalin, Roosevelt y Churchill— decidieron celebrar una nueva reunión, en Teherán, capital de Irán, a finales de noviembre de 1943. En la Conferencia de Teherán, Stalin planteó dos asuntos cuya discusión daría la característica esencial de esta reunión: uno se refería a la insistencia soviética en la necesidad de que las fuerzas angloestadounidenses abrieran un segundo frente de guerra en Europa occidental, y el otro a la conveniencia de establecer un acuer-do sobre el problema de las nuevas fronteras, es decir, de los territorios que corresponderían a cada uno de los Aliados una vez que el Eje fuera derrotado. Para la fecha en que se celebraba esta reunión, Stalin ya podía imponer condiciones debido a los triunfos que la Unión Soviética había obtenido sobre el ejército alemán; por tanto, se empezó a plantear una nueva correlación de fuer-zas, derivada de la diferencia fundamental que había entre el sistema soviético y el de sus aliados circunstanciales. En esa misma conferencia, Gran Bretaña y Estados Unidos se comprometieron a realizar un desembarco al norte de Francia, con el fin de abrir el segundo frente solicitado por Stalin. Hacia finales de 1943, tanto la aviación inglesa como la de Estados Unidos —cuya superiori-dad sobre la alemana ya se había hecho evidente— desencadenaron una gran ofensiva de bom-bardeo sobre Alemania y los territorios ocupados por este país, donde arrasaron varias ciudades importantes y ocasionaron serios daños a la industria bélica enemiga. Hitler, a su vez, realizó el ensayo de una serie de armamentos nuevos, aviones de reacción y cohetes teledirigidos —las llamadas bombas V-1 y V-2— con los que volvieron a atacar la ciudad de Londres; sin embargo, estas acciones alemanas no cambiarían el curso de la guerra, que ya se había inclinado a favor de los Aliados. En julio de 1943, Mussolini fue relevado de su cargo y arrestado; liberado luego por los alemanes, proclamó en Salò la República Social Italiana. Al año siguiente fue apresado y fusilado por la resistencia antifascista italiana. En la Conferencia de Teherán, Stalin insistió en pedir que las fuerzas angloestadounidenses abrieran un segundo frente de guerra en Europa occidental, y planteó la conveniencia de establecer un acuerdo sobre las nuevas fronteras. Mussolini rescatado por Hitler Bomba V2 alemana
  5. 5. Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 305 La derrota de Alemania El desembarco de las tropas angloamericanas en Normandía, concebido como el ataque decisi-vo, fue la operación de mayores proporciones de toda la guerra. Estuvo basada en la operación overlord, de cuya realización fue encargado el general Eisenhower. Se llevó a cabo el 6 de junio de 1944, el llamado Día D, en cinco puntos de la costa normanda dentro de una amplitud de 100 kilómetros. Protegidas por bombardeos aéreos y navales, miles de embarcaciones ligeras se aproximaron a la costa, desembarcando en pocas horas 176 mil soldados especializados y bien equipados ante el asombro de las fuerzas nazis. Aunque el alto mando alemán estaba enterado de que se realizaría la invasión, los Aliados consiguieron engañarle en cuanto al lugar y el momento precisos.3 El choque de fuerzas se realizó de forma muy cruenta y fue cuantiosa la pérdida de vidas humanas, pero los Aliados lograron romper las defensas germanas y avanzar por Normandía y Bretaña. Los alemanes se vieron obligados a retirarse hacia las Ardenas, en la frontera francoale-mana, en tanto que el 25 de agosto, el general De Gaulle entraba triunfante a París para establecer luego un gobierno provisional. Una semana antes se había producido un segundo desembarco en el sur de Francia, en la Provenza, por lo que la total liberación de Francia era un hecho. A partir de aquellas acciones, el fin del nazismo era inminente. Alemania se encontraba ya prácticamente vencida y el pueblo germano se enfrentaba otra vez al dolor de la derrota, quizá ahora con mayor intensidad que al término de la Primera Guerra Mundial; tarde comenzaron a darse cuenta de los violentos excesos del régimen nazi y del terri-ble desastre al que los había conducido. Este régimen empezó a verse seriamente cuestionado, incluso por sus propios miembros, al grado de que una fracción de éstos intentó asesinar a Hitler. El 20 de julio de 1944, varios jefes y oficiales alemanes, así como algunos políticos y un grupo de funcionarios, buscaron promover un golpe de Estado. El coronel von Stauffenberg colocó una bomba dentro de un portafolios bajo la mesa donde Hitler examinaba unos mapas junto con su Estado Mayor. La bomba estalló, pero Hitler pudo salir con vida del atentado a pesar de que sufrió heridas de consideración en la cara y en un brazo. El fallido atentado dio origen a crueles represalias ordenadas por Hitler contra los conjurados descubiertos por la Gestapo. Incluso el general Rommel resultó implicado y fue obligado a suicidarse por orden de Hitler. La ofensiva rusa. En 1944, los soviéticos continuaron la ofensiva con impor-tantes triunfos sobre las fuerzas alemanas, a las que hicieron retirarse de las fronteras rusas, de los países bálticos y de Polonia. En este país la resistencia se levantó contra los alemanes, pero los rusos, decididos a impedir que Polonia fuese liberada por un movimiento interno no comunista, se negaron a prestar ayuda al levantamiento y éste fue aplastado por los alemanes. Los soviéticos se dirigieron entonces al sur y entraron sucesivamente en Rumania y Bulgaria, países que cambiaron de bando y declararon la guerra a Alemania. A comienzos de 1945, los soviéticos se abrieron paso hacia la Prusia oriental y la Silesia y en febrero llegaron al río Oder, a 60 kilómetros de Berlín, donde se detuvieron para reagrupar las tropas. En marzo y abril, las fuerzas rusas ocuparon las capitales de Hungría y Austria, mientras que en Yugoslavia tuvieron contacto con la resistencia de este país, dirigida por el líder comunista Josep Broz Tito y retiraron a las fuerzas alemanas. De esta manera, casi todo el territorio balcánico fue dominado por los soviéticos, mientras que los ingleses sólo intervinieron en Grecia contra el ejército alemán. En abril de 1945, los estadounidenses llegaron hasta el río Elba, a unos 90 kilómetros de Berlín, casi sin encontrar obstáculos en su avance; pero allí se detuvieron por decisión del general Eisenhower, quien no tenía instrucciones precisas de su gobierno acerca del siguiente paso. Los estadounidenses, cuyas líneas de abastecimiento estaban ya muy extendidas en territorio europeo, querían una clara demarcación entre ellos y los rusos, y consideraban necesario desviar algunas fuerzas hacia el sur, contra una posible última resistencia de los alemanes en los Alpes. Esta deci-sión, que muchos lamentarían después, pareció obedecer a un gesto de buena voluntad para con Ejercicio 5 1. Describe los enfrentamientos que hicieron cambiar el rumbo de la guerra a favor de los Aliados en el norte de África y en el frente oriental 2. Explica brevemente los acontecimientos bélicos en el Océano Pacífico, entre Estados Unidos y Japón entre 1942 y 1944. 3. ¿Cuál fue la importancia del desembarco de las tropas aliadas en Sicilia y cuál fue su relación con la caída de Mussolini? 4. Describe los sucesos políticos ocurridos en Italia tras la destitución de Mussolini. 5. ¿Cuáles fueron los dos asuntos planteados por Stalin en la Conferencia de Teherán? Desembarco en Normandía 3 Antonio Fernández, Historia Universal. Edad Contemporánea, op. cit., p. 603. De Gaulle celebra la liberación de Francia
  6. 6. 306 Historia universal los rusos, a quienes se les permitía tomar Berlín como compensación por su enorme sacrificio a una causa común. De modo similar, las tropas estadouniden-ses que avanzaban hacia el sur se abstuvieron de apoderarse de Praga, y se dejó libre el paso a los rusos para que tomaran también la capital checa.4 A pesar de las continuas derrotas, todavía Hitler creyó poder recuperarse y lanzó en las Ardenas la que sería la última ofensiva de las fuerzas alemanas. El 25 de abril de 1945, los ejércitos inglés, francés y estadounidense, tras derrotar a las fuerzas nazis, entraron a Alemania por el oeste, mientras que los rusos lle-garon por el este y sitiaron luego la ciudad de Berlín. Ante la inevitable derrota, algunos dirigentes militares nazis intentaron negociar la paz por su cuenta, pues Hitler se negaba a rendirse y además estaban justamente alarmados porque el führer había ordenado que toda Alemania fuera destruida antes de caer en poder de las fuerzas enemigas. Por suerte, aquellas terribles órdenes no llegaron a cumplirse, pues no fueron obedecidas por los militares nazis. El 30 de abril, cuando los rusos se encontraban ya muy cerca del refugio de Hitler, éste se suicidó después de designar como sucesor al almirante Karl Dönitz. En Berlín, los soldados soviéticos izaron la bandera roja sobre el Reichstag y el 7 de mayo de 1945, los repre-sentantes del Estado alemán firmaron la capitulación sin condiciones. El Tercer Reich había sido definitivamente derrotado, pero aún quedaba Japón. Conferencia de Yalta. En el anterior mes de febrero, en tanto que en los frentes de batalla se decidían las estrategias finales de la guerra, Churchill, Roosevelt y Stalin volvie-ron a reunirse con el fin de acordar el nuevo reparto territorial. En la Conferencia de Yalta, celebrada en la ciudad rusa del mismo nombre, se decidió la división de Alemania en varias zonas de ocupación que serían distribuidas entre la Unión Soviética, Estados Unidos y Gran Bretaña, así como la fragmentación del territo-rio alemán en varios estados que se determi-narían más tarde. Otro tema tratado en Yalta fue la futura creación de un organismo inter- El desembarco de las tropas angloamericanas en Normandía, concebido como el ataque decisivo, se realizó en el llamado Día D, 6 de junio de 1944. Semanas después, el general De Gaulle entró triunfante a París. El 25 de abril de 1945, los ejércitos inglés, francés y estadounidense, tras derrotar a las fuerzas nazis, entraron a Alemania por el oeste, mientras que los rusos llegaron por el este y sitiaron luego la ciudad de Berlín. Fuente 3. El Día D Para el éxito del Día D era esencial sorprender a los alemanes y crear la mayor confu-sión. Durante meses, los Aliados se dedicaron a convencer al enemigo de que el asalto principal sería en el paso de Calais. En el Día D llevaron al máximo su engaño. Mientras la flota de invasión navegaba a Normandía, varias lanchas se dirigieron hacia Calais y Boulogne. Cada una tenía globos con reflectores especiales que produ-cían ecos de radar similares a los de los grandes barcos. Los bombarderos Lancaster dejaron caer tiras de papel aluminio que también crearon imágenes falsas de radar. El día 6 cayeron en puntos de la costa francesa maniquíes paracaidistas que aumentaron la confusión. El engaño funcionó. Los radares alemanes veían grandes flotas aéreas y navales rumbo al paso de Calais. Aun después de descubrir el error, los comandantes alema-nes siguieron creyendo hasta julio que Normandía era un engaño y esperaban el golpe real en Calais. Tiempo de guerra, Reader’s Digest, México, 1992, p. 299. Bandera soviética sobre el Reichstag Conferencia de Yalta 4 R. Palmer y J. Colton, Historia contemporánea, op. cit., p. 608. Cuando los rusos se encontraban muy cerca del refugio de Hitler, éste se suicidó después de designar como sucesor al almirante Karl Dönitz, y el 7 de mayo de 1945 los alemanes firmaron la capitulación sin condiciones.
  7. 7. Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 307 N O E S OCÉANO ATLÁNTICO nacional que sustituyera la Sociedad de Naciones; por el momento se estableció un Consejo de Seguridad encargado de velar por la paz. En la misma Conferencia de Yalta se aprobó la entrada de la Unión Soviética en la guerra contra Japón y la formación de un gobierno provisional en Polonia. Sobre este último punto hubo divergencias entre los jefes de gobierno, pues tanto Churchill como Roosevelt buscaban frenar al expansionismo soviético; en tanto que Stalin, por el contrario, trataba de aprovechar su situación ventajosa en el rumbo que había tomado el conflicto mundial para extender el comunismo por Europa. El acuerdo final fue favorable a la Unión Soviética, pues se decidió que el gobierno polaco quedara integrado en su mayoría por comunistas, mientras que los liberales constituían el grupo minoritario. Roosevelt y Churchill obtuvieron de Stalin un cierto número de promesas respecto a favorecer la difusión de los principios democráticos en los territorios controlados por los soviéti-cos, y lo presionaron para que se comprometiese al “establecimiento más rápido posible, median-te elecciones libres, de gobiernos responsables ante la voluntad del pueblo”. Los acuerdos de Yalta provocaron grandes controversias en los medios políticos occidenta-les, porque aparte de la posición ventajosa que obtenía con ellos la Unión Soviética en Europa Oriental y los Balcanes, al permitirle la entrada en la guerra contra Japón, cuando este país fuera derrotado, los rusos tendrían acceso a una importante zona de influencia en el Pacífico, lo que pondría en situación desfavorable al gobierno anticomunista de China, entonces amigo y aliado de las potencias occidentales. Roosevelt hizo concesiones a Stalin en Yalta no sólo porque creía necesario el apoyo de los rusos en la última fase de la guerra contra los japoneses; quería, además, conservar la coalición occidental-soviética hasta que la victoria final estuviese garantizada y, sobre todo, suponía que la alianza establecida durante la guerra produciría un ambiente de cordialidad en la posguerra. Churchill en cambio, menos confiado en la “diplomacia de la amistad”, prefería una definición más explícita y equilibrada de las esferas de influencia.5 Conferencia de Potsdam. Debido a que la guerra continuó después de la Conferencia de Yalta, se presentaron nuevos problemas que hicieron necesaria una En la Conferencia de Yalta se acordó: la división de Alemania en varias zonas de ocupación, la creación de un organismo internacional que sustituyera a la Sociedad de Naciones, la entrada de la URSS en la guerra contra Japón y la formación de un gobierno provisional en Polonia. HOLANDA REINO UNIDO BÉLGICA ALEMANIA LUXEMBURGO FRANCIA SUIZA ITALIA ESPAÑA París Orléans Nantes Lyon Grenoble Marsella Tolón Junio 1944 Movimientos aliados Desembarcos aliados Agosto 1944 Desembarcos franceses Área liberada M a r d e l N o r t e 0° 0° 50° N 45° N 40° N 50° N 45° N MAPA 7.3 Desembarco aliado en Normandía. Los acuerdos de Yalta provocaron grandes controversias en los medios políticos occidentales, por las ventajas que la Unión Soviética obtuvo con ellos. En Potsdam, los Aliados acordaron fragmentar a Alemania en cuatro zonas de ocupación militar y efectuar la desnazificación; se acordó también enviar un ultimátum al gobierno de Japón. 5 Ibid., p. 613. Conferencia de Potsdam
  8. 8. 308 Historia universal reunión más entre los Aliados. Tras la derrota de Alemania, en julio de 1945 se reunieron en la ciudad alemana de Potsdam los representantes de los tres países, Stalin por la Unión Soviética, Harry S. Truman por Estados Unidos (Roosevelt había muerto en abril de ese mismo año) y Clement Attlee por Gran Bretaña, tras la victoria del Partido Laborista en las últimas elecciones. En esta nueva reunión, los de sacuerdos entre los Aliados occidentales y la Unión Soviética se habían profundizado, no sólo respecto al control de Europa Oriental y los Balcanes, sino también sobre las reparaciones de guerra y la división de Alemania. Pero los dirigentes occidentales continuaban dispuestos a hacer concesiones con miras a establecer relaciones internacionales armoniosas. Se llegó a los siguientes acuerdos: a) Alemania quedó dividida en cuatro zonas de ocupación militar, administradas por los comandantes de Estados Unidos, la URSS, el Reino Unido y Francia bajo la dirección de un Consejo de Control, formado por estos cuatro Estados para resolver las cuestiones que afectaran a todo el país, en especial, el desarme completo de los alemanes, el cual se disolvería cuando fuera creado un gobierno alemán estable. El territorio situado al este de los ríos Oder y Neisse de Lausitz se incorporaba a Polonia, mientras que la URSS se ane-xionaba Königsberg (Kaliningrado desde 1946) y el norte de Prusia Oriental. Dichos cam-bios territoriales habrían de plasmarse en un futuro tratado de paz. b) Se estableció un consejo de control aliado con sede en Berlín, autorizado por Churchill, Roosevelt, Stalin y por Francia para encargarse del desarme definitivo de Alemania, así como de efectuar la desnazificación, para lo cual se creó un tribunal militar internacional que juzgaría a los criminales de guerra. c) Se firmaron acuerdos sobre las reparaciones de guerra que debería hacer Alemania y sobre los sistemas político y económico que deberían establecerse en este país. d) Se acordó eximir a Austria de pagar reparaciones, pero quedaría sometida a la autoridad de una comisión aliada con sede en Viena. Ejercicio 6 1. Explica cómo las fuerzas aliadas lograron la liberación de Francia. 2. ¿Cómo reaccionaron algunos oficiales nazis ante el fracaso del régimen dirigido por Hitler? 3. Describe las acciones de la ofensiva rusa contra Alemania a partir de 1944. 4. Explica por qué la Conferencia de Yalta fue muy importante para definir el destino de Alemania y el fin de la guerra. 5. Describe los acuerdos a), b), c) y e) de la Conferencia de Potsdam. REINO UNIDO NORUEGA SUECIA FINLANDIA DINAMARCA BÉLGICA LUX. FRANCIA ANDORRA SUIZA ITALIA O E URSS RUMANIA POLONIA ESLOVAQUIA HUNGRÍA YUGOSLAVIA ALEMANIA PRUSIA ORIENTAL ALBANIA BULGARIA GRECIA TURQUÍA Fronteras internacionales 1942 Áreas liberadas por los Aliados Julio 1943 Junio 1944 Dic. 1944 Mayo 1945 Ocupado por el Eje en mayo de 1945 ESPAÑA PORTUGAL MARRUECOS MARRUECOS (Fr.) ARGELIA (Fr.) TUNICIA (Fr.) SIRIA (Fr.) Londres Oslo Estocolmo Copenhague Lisboa Madrid Tánger Casablanca Argel Roma Túnez París Berlín Danzig Moscú Varsovia Praga Amsterdam Budapest Bucarest Odesa Belgrado Atenas Estambul Ankara Córcega Cerdeña Sicilia Malta (G.B.) Chipre (G.B.) Creta Dodecaneso (It.) Is. Baleares M a r d e l N o r t e M a r M e d i t e r r á n e o M a r N e g r o OCÉANO ATLÁNTICO N S 4 5° N 4 0° N 3 5° N 5 5° N 5 0° N 4 5° N 4 0° N 3 5° N 1 0 °O 0° 1 0° E 2 0° E 3 0° E 4 0° E 5 0° E 0° 1 0 ° E 2 0° E 3 0° E 4 0° E MAPA 7.4 La derrota de Alemania, 1943-1945.
  9. 9. Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 309 e) A instancias de Truman se acordó enviar un ultimátum al gobierno de Japón para exigirle la rendición incondicional bajo la amenaza de una destrucción rápida y total. f ) Se acordó que se firmarían tratados de paz, tan pronto fuese posible, con los Estados satélites de la Alemania nazi. La tarea de preparar dichos tratados fue encomendada a un Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores que representaban a Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, la Unión Soviética y China. La derrota de Japón Japón desatendió el ultimátum y continuó luchando, a pesar de los avances de las fuerzas estado-unidenses en el Pacífico durante los meses de abril y mayo de 1945 que pusieron a Japón al borde de la derrota, mientras que Rusia se preparaba para entrar en guerra con ese país —lo cual haría el 8 de agosto. La persistencia del gobierno japonés, que se negaba a la rendición retrasando con ello el final de la guerra y causando más pérdidas de vidas humanas, serviría de justificación al presidente Truman de Estados Unidos para ordenar el lanzamiento de la bomba atómica, el arma más mortífera y devastadora creada por la industria bélica. Los días 6 y 9 de agosto de 1945 fueron detonadas dos bombas atómicas sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, las que causaron estragos tan terribles entre la población que conmocionaron al mundo dejándolo horro-rizado ante los alcances catastróficos de la tecnología. Y precisamente por su pavorosa magnitud, esos estragos constituyeron el factor más importante para que en el futuro se buscara evitar el es-tallido de una tercera guerra mundial que pudiera conducir al holocausto final. Terriblemente impactado por el ataque nuclear del cual había sido objeto, el 2 de septiembre del mismo año de 1945 Japón firmó la rendición a bordo del acorazado Missouri, anclado en la bahía de Tokio. La Segunda Guerra Mundial, después de durar exactamente seis años, llegó a su fin. (Véase el cuadro 7.1.) La negativa del gobierno japonés a rendirse, que retrasaba el final de la guerra y causaba más pérdidas de vidas humanas, sirvió de justificación al presidente Truman para lanzar bombas atómicas sobre dos poblaciones japonesas. La bomba atómica nombrada “Little boy” Rendición de Japón en el acorazado Missouri
  10. 10. 310 Historia universal Causa inmediata Invasión alemana a Polonia. Segunda fase (1942-1945) • Guerra Mundial. • Victorias Aliadas. CUADRO 7.1 Segunda Guerra Mundial. Factores de origen 1. Enfrentamientos ideológicos. 2. Problemas étnicos. 3. Tensiones y crisis. Primera fase (1939-1941) • Guerra en Europa. • Victorias del Eje. • Ocupación de Polonia. • Ocupación alemana de Dinamarca y Noruega. • Derrota francesa. • Batalla de Gran Bretaña. • Ofensiva italiana en el norte de África. Fracaso. • Se crea el Africa Korps. • Ocupación de Grecia y de Yugoslavia. • Operación “Barbarroja” contra la URSS. Conferencia de los Aliados • Atlántico. • Teherán. • Yalta. • San Francisco. • Potsdam. • Ataque japonés a Pearl Harbor. • Estados Unidos entra en la guerra. • Avance japonés. • Batalla de Gran Bretaña. • Primeras ofensivas aliadas: el Alamein y el desembarco en el norte de África. • Capitulación de Alemania en Stalingrado. Fin de la guerra • Desembarco aliado en Sicilia y Normandia. • Liberación de Europa oriental por los rusos. • Rendición alemana. • Avance estadounidense en Asia. • Lanzamiento de bombas en Hiroshima y Nagasaki. • Rendición de Japón. Fases 4.2 Consecuencias de la Segunda Guerra Mundial Balance de la guerra Pérdidas humanas Para el conjunto del conflicto de 1939-1945, tanto en Europa como en Asia, las cifras de pérdidas humanas son impresionantes, las mayores que una guerra haya producido en toda la historia. En total, se calculan alrededor de 55 millones, sin contar a los más de cinco millones de judíos asesina-dos en el llamado Holocausto ocasionado por los nazis; pero esto sólo es una estimación aproxima-da. La destrucción de registros civiles por los bombardeos aéreos, la confusión provocada por los traslados de población —que imposibilita distinguir entre fallecidos y desaparecidos— y la pérdida de parte de la documentación han impedido un mayor acercamiento a la cifra real de muertos. A pesar de su falta de precisión, estas cifras aproximadas proporcionan una idea de la san-gría demográfica que significó la Segunda Guerra Mundial, con un descenso poblacional casi Las pérdidas humanas provocadas por la Segunda Guerra Mundial son las mayores que un conflicto armado haya producido en toda la historia y significaron un gran descenso de población.
  11. 11. Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 311 cuatro veces mayor que el ocasionado por la guerra de 1914-1918. Esta diferencia se explica por la considerable extensión del teatro de operaciones bélicas y por la implicación directa de toda la población en la guerra como efecto de los bombardeos aéreos. Todo ello agravado porque algunos países, Japón y la URSS principalmente, no respetaron la Convención de Ginebra de 1864 sobre prisioneros de guerra, y por las políticas racistas de exterminio sistemático llevadas a cabo por el nazismo. A estas cifras se deben añadir 35 millones de heridos y tres millones de desaparecidos, así como las víctimas de la subalimentación, que sufrieron enfermedades como la tuberculosis y el raquitismo. Además, esa hecatombe demográfica tendría consecuencias a largo plazo; en las pirámides de edades correspondientes a países como la Unión Soviética, Polonia, Yugoslavia y Alemania, se puede observar un desequilibrio en los indicadores de edad y sexo que representa un notable descenso de la población activa, esto afectó de manera inmediata la reconstrucción de esos países y años después impactaría sobre el comportamiento del índice de natalidad. Al final de la guerra, en Europa se planteó, además, el problema de las personas desplazadas por causa de las vicisitudes del conflicto. Millones de hombres y mujeres vagaban de un punto a otro del continente: ex prisioneros de los campos de concentración nazis que trataban de volver a sus respectivos países, ex colaboracionistas que esperaban escapar a las represalias y los castigos y, sobre todo, millones de personas que abandonaban los territorios incor-porados por los vencedores. Unos 10 millones de alemanes sin recursos expulsados de Polonia, Checoslovaquia y Hungría fueron transportados a una Alemania que había perdido 25% de su territorio, mientras que cerca de dos millones de checos y eslova-cos ocupaban los territorios abandonados por los alemanes. Prácticamente, sólo en Austria fueron dejados en sus hogares los descendientes de colonos alemanes.6 En la región del Báltico la suerte más cruel la sufrieron los letones, estonios y lituanos quienes, deportados a campos de trabajo alemanes durante la guerra, al ter-minar ésta fueron llevados a Rusia al tiempo que su territorio era ocupado por colonos rusos. Siglos de lentos procesos demográficos fueron barridos en pocos meses. El mapa etnográfico de Europa Central y Oriental, fijado desde la Edad Media, fue radi-calmente remodelado.7 Pérdidas materiales y financieras El panorama de las destrucciones materiales era también desolador, pues numerosas viviendas y otras construcciones fueron destruidas. Las comunicaciones —puertos, ferrocarriles, puentes y viaductos— y las grandes ciudades sufrieron los daños mayores. Alemania perdió 20% de sus viviendas y Gran Bretaña 9% a causa de los bombardeos que afectaron también numerosas fábri-cas. En Francia, Italia y Alemania, aparte de ciertos sectores como el de la siderurgia, las instalacio-nes industriales sufrieron menores daños; en las naciones de tradición industrial, lo que impidió la recuperación fue la falta de materias primas y recursos financieros. Pero fue en Europa Oriental donde las destrucciones alcanzaron mayor magnitud: en la Unión Soviética, 17 000 ciudades y 70 000 pueblos fueron arrasados y, en conjunto, este país perdió más de 20% de su potencial industrial y lamentó daños incalculables en la agricultura y la ganadería. Polonia quedó arruinada, casi no quedó edificio en pie, perdió más de un tercio de su capacidad de producción y se encontró al borde de la hambruna. En Yugoslavia, pueblos y campos quedaron destruidos y el país perdió aproximadamente 38% de su capacidad productiva. En el aspecto financiero, los gastos de guerra y las muy pesadas exacciones mone tarias impuestas por los alemanes en los países ocupados, particularmente en Francia, agravaron el déficit presupuestario y desencadenaron la inflación. Además, al finalizar la guerra, apareció una gran masa de billetes atesorados durante el conflicto, cuya puesta en circulación constituyó otro factor inflacionario. Todo esto hacía inevitables las devaluaciones de las monedas, sobre todo en los países menos desarrollados como Hungría y Grecia. Al final de la guerra se planteó en Europa el problema de los millones de personas desplazadas que, a causa de las vicisitudes de la guerra, vagaban de un punto a otro del continente. Desplazamiento de refugiados en los Balcanes 6 Rafael Aracil, et al., El mundo actual. De la Segunda Guerra Mundial a nuestros días, Universidad de Barcelona, España, 1998, pp. 17-18. 7 Antonio Fernández, Historia Universal. Edad Contemporánea, op. cit., p. 606. Las comunicaciones y las grandes ciudades sufrieron las mayores destrucciones durante la guerra, sobre todo en Europa Oriental donde los daños alcanzaron mayor magnitud. En el aspecto financiero, la guerra dejó en los países europeos una secuela de inflaciones que llevó inevitablemente a la devaluación de las monedas.
  12. 12. 312 Historia universal Algunas consecuencias favorables. Sin embargo, la Segunda Guerra Mundial tuvo en algunos países, junto a los efectos catastróficos, algunas consecuencias de carácter favora ble. La Unión Soviética es el mejor ejemplo: aunque sufrió pérdidas humanas y materiales en mayor me-dida que los demás países europeos, al final pudo ampliar notablemente su territorio. Además, ante la invasión alemana, el traslado de las fábri-cas soviéticas de la zona europea a las regiones situadas al este de los montes Urales sentó la primera piedra del desarrollo industrial del Asia soviética. Asimismo, la ocupación militar y el traslado de fábricas de Alemania y de otros países después de 1945, significaron para la URSS una oportunidad única de establecer un control político y económico sobre Europa Oriental y sudoriental, mismo que constituyó la base de su política hegemónica frente a Occidente. Otros países que salieron fortalecidos económicamente de la guerra fueron Estados Unidos y los que pudieron mantener su neutralidad, como Suecia y Suiza. Proceso de Nuremberg contra criminales de guerra Efectos psicológicos y morales. Aparte de las destrucciones materiales y los desplaza-mientos de población, la Segunda Guerra Mundial trajo consigo la ruina psicológica y moral, oca-sionada por varios motivos: la utilización sistemática de la tortura por la Gestapo; la dominación de dictaduras militares y policiacas; la acentuación de los antagonismos de clases; la lucha enconada entre colaboracionistas y miembros de la resistencia. Otro elemento negativo, en este sentido, fue la creación de hábitos de violencia y pillaje que trastornaron incluso el orden interno en países que antes se habían destacado por el respeto a las leyes y a los derechos individuales. Pero el extremo de la ruina moral y psicológica estuvo en los campos de exterminio nazis, des-cubiertos tras la derrota alemana y la liberación de las naciones ocupadas. Se trató de campos de concentración donde se llevaron a cabo los increíbles programas de exterminio del régimen nazi; fábricas de la muerte en las que se intentó la “solución final del problema judío” y donde se eli-minó también a los opositores políticos del nazismo, al tiempo que se ensayaron experimentos de esterilización y de eliminación de personas con defectos físicos o retraso mental, con miras a alcanzar la pureza étnica preconizada por las filosofías racistas alemanas. Aparte de la terrible huella dejada en los supervivientes de los campos de concentración, el conocimiento de aquellas atrocidades provocó un verdadero trauma moral en la conciencia huma-na ante el hecho inexplicable e injustificable de que una barbarie tal se hubiera podido desarrollar en el mundo civilizado del siglo XX. Pero la humanidad todavía hubo de presenciar azorada otra barbarie más cuando, en el mes de agosto siguiente, las bombas atómicas estadounidenses convir-tieron en un verdadero infierno las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, provocando en ambas la muerte instantánea de cerca de 120 000 personas civiles y dejando una espantosa secuela de radiación nuclear que continuaría cobrando víctimas mortales por muchos años más. Ciencia y tecnología Los estudios científicos sobre energía atómica, realizados en Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, condujeron a la creación del arma más destructiva que la humanidad había conocido hasta entonces, y cuyas víctimas inmediatas fueron los ha-bitantes de las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki. El efecto devastador y desolador de aquel hecho puso fin a la guerra contra los países del Eje; pero también trazó el camino de una nueva carrera armamentista entre los dos grandes vencedores: Estados Unidos y la Unión Soviética. Sin embargo, más allá de su poder devastador, la energía nuclear puede utilizarse para fines de bienestar social y económico. Así, desde mediados del siglo XX, este tipo de energía se aplica con éxito en el sector salud, en la agricultura y, en menor grado, en la industria. La Segunda Guerra Mundial influyó además en el desarrollo de cohetes suborbita-les de largo alcance, con el objetivo militar de lanzar ataques a distancia sobre suelo enemigo. Al término de la guerra, aquel desarrollo científico-tecnológico, que promovió una nueva competencia entre las dos superpotencias, sentaría las bases de la explora-ción espacial en un logro trascendental del intelecto humano. Aparte de las destrucciones materiales y los desplazamientos de población, la guerra trajo consigo la ruina psicológica y moral no sólo para Europa sino para la humanidad entera.
  13. 13. Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 313 La cosmología también continuó avanzando y su más importante logro se vivió en los años inmediatamente posteriores a la guerra mundial. La idea acerca de la expan-sión del Universo desembocó en la teoría del Big Bang, que constituye la base para la comprensión de los primeros estadios del Universo y su posterior evolución. Veamos en qué consistieron tales avances: Proyecto Manhattan. Nombre en clave de un proyecto científico realizado durante la Segunda Guerra Mundial por el gobierno de Estados Unidos, cuyo objetivo final era el desarrollo de la bomba atómica. El científico nuclear húngaro-estadounidense, Leó Szilárd, después de estudiar la fisión en 1939, concluyó que el uranio era el elemento capaz de producir la reacción nuclear en cadena que podía ser utilizada por los ale-manes para la producción de bombas. Ante esa situación, Szilárd y otros científicos persuadieron a Albert Einstein para que advirtiera al presidente Franklin D. Roosevelt sobre este peligro, por medio de una carta que Szilárd bosquejó y fue enviada el 2 de agosto de 1939. En septiembre de 1942, Roosevelt dio impulso al proyecto designando al coronel Leslie Groves como mando militar de tal proyecto. Groves nombró al científico de ori-gen alemán Julius Robert Oppenheimer para dirigir a un grupo de científicos europeos expertos en Física nuclear, quienes se dedicaron a la fabricación de la bomba atómica y se instalaron en los laboratorios en el desierto de Los Álamos, Nuevo México. Ese año, Enrico Fermi logró construir un reactor atómico experimental, llamado Chicago Pile 1. Con este hecho, Estados Unidos daba un paso trascendental en la carrera nuclear. El proyecto Manhattan consiguió el objetivo efectuar la primera prueba nuclear del mundo (Prueba Trinity), con la detonación del 16 de julio de 1945 cerca de Alamogordo, Nuevo México. La continuación del proyecto condujo, con unos cuantos días de dife-rencia, a la producción de dos bombas atómicas llamadas Little Boy (niñito) y Fat Man (hombre gordo).1 Georgiy Antonovich Gamow y el Big Bang (1904-1968). Gamow fue un físico y astró-nomo ucraniano nacionalizado estadounidense quien, en 1948, junto con Ralph Alpher, publicó El origen de los elementos químicos. Se trataba de un artículo donde se plasman los argumentos más importantes en favor de la gran explosión: el Universo se creó en una explosión gigantesca, y los elementos químicos y la radiación cósmica actuales se produjeron durante los primeros minutos después del Big Bang (Gran Explosión), cuando la temperatura extremadamente alta y la densidad del Universo fusionaron partículas subatómicas en los elementos químicos. Cálculos más recientes indican que el hidró-geno y el helio habrían sido los productos primarios del Big Bang; en tanto que los elementos más pesados se produjeron más tarde, dentro de las estrellas. Sin embargo, la teoría de Gamow constituye la base para la comprensión de los primeros estadios del Universo y su posterior evolución. A causa de su elevadísima densidad, la materia existente en los primeros momentos del Universo se expandió con rapidez y, al hacerlo, el helio y el hidrógeno se enfriaron y se condensaron en estrellas y en galaxias. Esto explica la expansión del Universo y la base física de la ley de Hubble, formulada en 1929 por Edwin Hubble y Milton Humason, que se considera como la primera evidencia observacional del paradigma de la expansión del Universo. Cohetes de largo alcance. Los experimentos con cohetes se remontan a tiempos de la antigua China; pero fue a finales del siglo XIX y principios del XX cuando se dio un avance constante y sistemático de esta disciplina, a la cual se le daría el nombre de astronáutica. Durante la Segunda Guerra Mundial, las potencias en conflicto, Estados Unidos, URSS, Gran Bretaña y Alemania, desarrollaron simultáneamente cohetes para usos militares. No obstante, fueron los científicos alemanes quienes tuvieron mayor éxito, al construir un cohete de combustible líquido al que llamaron V-2, y que fue uti-lizado por los nazis para bombardear la ciudad de Londres. Al acabar la guerra, Estados Unidos conservó algunos de esos cohetes con propósitos de investigación, la cual se benefició con el hecho de que los alemanes expertos en cohetes, entre ellos Walter Dornberger y Wernher von Braun, emigraron a Estados Unidos 1 Proyecto Manhattan, Exordio. La Segunda Guerra Mundial (1939-1945), http://www.exordio.com/1939-1945/militaris/armamento/manhattan.html
  14. 14. 314 Historia universal 4.3 Formación del nuevo orden internacional Diseño y organización de la paz Una vez terminada la guerra, se hizo necesario ponerse de acuerdo para la forma en que se iba a reglamentar la paz entre vencedores y vencidos, lo cual no resultaba tarea fácil en virtud de los diferentes intereses de las naciones vencedoras y la desconfianza que existía entre los dirigentes de ellas, sobre todo por el beneficio que representaba para Estados Unidos el poseer el secreto de la energía atómica y por la posición ventajosa de la Unión Soviética en Europa Oriental. Así, fue necesario celebrar varias reuniones para llegar a una decisión final sobre las condiciones de la nueva paz mundial. Las principales fueron dos conferencias celebradas en Moscú y París. Conferencia de Moscú. A petición del gobierno estadounidense, interesado en abrir nuevamente las conversaciones, se realizó en la capital soviética una nueva reunión en la que participaron los ministros de asuntos exteriores de las tres grandes potencias. La Conferencia de Moscú, celebrada en diciembre de 1945, aunque no logró resolver los problemas diplomáticos entre las naciones vencedoras, pudo fijar el procedimiento a seguir para redactar los tratados de paz. De singular importancia fueron las decisiones tomadas respecto a la situación del Lejano Oriente, ya que se acordó la creación de gobiernos democráticos en Corea y se aprobó el estableci-miento de una nación unificada y un gobierno democrático en China, el cual puso fin a la guerra civil que asolaba ese país. Al final, un asunto de gran trascendencia fue la decisión de crear una comisión para el control de la energía atómica, la que fue asignada a la nueva organización inter-nacional que habría de establecerse en sustitución de la fracasada Sociedad de Naciones. Conferencia de París. Otra importante reunión internacional fue la Conferencia de París celebrada en 1946 en la capital francesa en dos ocasiones: una entre el 28 de abril y el 16 de mayo, y la otra, del 15 de junio al 12 de julio, convocándose en esta última la Conferencia de Paz. Los ministros de asuntos exteriores de las cuatro potencias después continuaron en la ciudad de Nueva York una última etapa de la conferencia, entre los meses de octubre y diciembre del mismo año, en la que establecieron la fecha definitiva para la firma de los tratados de paz con Italia, Finlandia y los tres países balcánicos: Hungría, Bulgaria y Rumania, que se llevó a cabo en París el 10 de febrero del año siguiente. El tratado con Austria no se firmó sino hasta 1955, después de 10 años de ocupación de las cuatro potencias vencedoras. Pero la solución del problema alemán fue eludida y no se alcanzó ningún acuerdo y, si a ello se agrega el hecho de que la URSS no firmó nin-gún tratado de paz con Japón, se puede llegar a la conclusión de que la Segunda Guerra Mundial no tuvo un final diplomático. Modificaciones territoriales. En Europa, el conjunto de los países vencidos estuvo constituido por Alemania, Italia, Finlandia, Rumania, Hungría y Bulgaria, y en el Extremo Oriente por Japón y Siam (Tailandia). Todas estas naciones quedaron ocupadas militarmente por los países vencedores: Finlandia, Rumania, Hungría y Bul garia por la Unión Soviética; Italia por los ejércitos angloamericanos y Japón por Es tados Unidos. Las mayores modificaciones territoriales se dieron en Europa, donde Alemania resultó más afectada, pues perdió alrededor de 100 000 kilómetros cuadrados de la superficie que tenía en 1937 y el territorio restante fue dividido en cuatro zonas de ocupación —soviética, estadouniden-se, británica y francesa—, división también aplicada a la ciudad de Berlín. Además, fueron anuladas todas las conquistas hitlerianas; Austria, Polonia y Checoslovaquia, que habían dejado de existir a causa del Anschluss de 1938, volvieron a constituirse como Estados nacionales. Austria sufrió la misma suerte que Alemania y fue subdividida en cuatro zonas de ocupación. En Europa Central y Oriental los principales cambios territoriales beneficiaron a la URSS y a Polonia. Este país restituyó a la URSS los territorios conquistados en 1921 a expensas de Ucrania y Bielorrusia, pero en compensación se anexó una parte de Prusia oriental, Pomerania y Silesia, tomadas a Alemania; de esta forma, Polonia llegó a tener una importante salida al mar y un territorio más homogéneo. La Unión Soviética, aparte de recuperar los territorios del este de Polonia, recuperó los países bálticos que Alemania había conquistado en su avance hacia Rusia y se anexionó también la región alemana de Koenigsberg. Italia tuvo que ceder varios territorios del continente europeo en favor de Grecia y de Francia, además de perder sus colonias en el norte de África. Rumania restituyó Besarabia a la URSS y, a En la Conferencia de Moscú fueron de singular importancia las decisiones tomadas respecto a la situación del Lejano Oriente, así como la creación de una comisión para el control de la energía atómica. En la Conferencia de París se estableció la fecha definitiva para la firma de los tratados de paz con Italia, Finlandia, Hungría, Bulgaria y Rumania. Pero la solución del problema alemán fue eludida y no se alcanzó ningún acuerdo. Las mayores modificaciones territoriales se dieron en Europa y Alemania fue la más afectada por ellas; en cambio, en Europa Central y Oriental los principales cambios beneficiaron a la URSS y a Polonia.
  15. 15. Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 315 cambio, recuperó Transilvania, que había pasado a Hungría. Bulgaria perdió su salida al Mar Egeo en beneficio de Grecia, en tanto que Checoslovaquia cedió a la URSS la región de Rutenia.8 Es importante destacar el hecho de que Europa quedó dividida no solamente por motivo de la desintegración de Alemania, sino porque al avanzar los ejércitos soviéticos sobre las fuerzas militares del Eje, fueron ocupando los territorios de Europa Oriental. La Unión Soviética se vio entonces muy favorecida, con la ventaja de que, al ser derrotados los gobiernos nazi-fascistas los pueblos de Europa Oriental, que habían estado dominados por éstos, se inclinaron por el socia-lismo, lo cual resultó claramente favorable para el expansionismo soviético que progresivamente convirtió a esos países en satélites suyos. Respecto al Lejano Oriente, la Conferencia de Yalta había previsto que Japón perdería todas sus posesiones. Pero los cambios territoriales y políticos dependieron de la cambiante situación en las últimas semanas de la guerra. El territorio de Manchuria —conquistado por Japón en 1931 y convertido en el Estado títere de Manchu-kuo bajo dominio japonés— fue ocupado por las tropas soviéticas, al tiempo que fue reintegrado a China; pero se convirtió en un enclave de lucha entre comunistas y nacionalistas chinos. Corea, anexionada por Japón en 1910, quedó dividida en dos Estados: uno al norte del paralelo 38, ocupado por los soviéticos, y otro al sur, ocupado por los estadounidenses. La URSS se anexionó el sur de las islas Sajalin y las Kuriles, al norte de Japón. Estados Unidos, además de asegurarse los archipiélagos japoneses de las islas Marianas, Carolina y Marshall, ocuparon Japón y rehusaron compartir su autoridad sobre el territorio japonés con los países Aliados. China recibió Formosa (Taiwan), pero la derrota de Japón reanimó la guerra civil entre los comunistas, dirigidos por Mao Zedong (Mao Tse-tung), y el gobierno de Chiang Kai-chek. En el sudeste asiático, británicos, franceses y holandeses recuperaron sus colonias. Pero en 1945, Ho Chi Minh, líder comunista vietnamita, y Sukarno, dirigente del movimiento nacionalista de Indonesia, 2 0 ˚O 1 0 ˚O 0˚ 1 0˚ E 2 0˚ E 3 0˚ E 4 0˚ E Fronteras en 1947 Reykjavik Capitales de Estados Incrementos territoriales de la URSS Territorio libre de Trieste (1947-1954) Territorios italianos atribuidos a Yugoslavia Rectificaciones de fronteras en beneficio de Francia Sarre, vinculado económicamente a Francia hasta 1959 Adquisición de Bulgaria OCÉANO ATLÁNTICO M a r d e l N o r t e PAÍSES BAJOS La Haya BÉLGICA París Bruselas FRANCIA Oslo DINAMARCA Cpenhague Berlín Conferencia de Potsdam 1945 Bonn RDA LUX. Berna SARRE SUIZA M a r M e d i t e r r á n e o ISLANDIA IRLANDA DEL NORTE Dublín IRLANDA GRAN BRETAÑA NORUEGA Estocolmo SUECIA FINLANDIA 6 5˚ N 6 0˚ N Moscú 5 5˚ N URSS Helsinki ESTONIA LETONIA LITUANIA Gdansk Kaliningrado Danzig POLONIA Varsovia RUTENIA SUBCARPÁTICA BUCOVINA BESARABIA Londres República Federal de Alemania, RFA (1949) República Democrática de Alemania, RDA (1949) División de Berlín Línea Oder-Neisse O E PORTUGAL Madrid ESPAÑA Gibraltar (Brit.) RFA AUSTRIA Trieste Praga Viena Budapest HUNGRÍA RUMANIA Bucarest Belgrado de Yalta 1945 BULGARIA Sofía YUGOSLAVIA Tirana GRECIA Atenas Conferencia DOBRUDJA MERIDIONAL Estambul ITALIA Roma ALBANIA Ankara TURQUÍA MALTA DODECANESO Lisboa División de Alemania N S 1 0 ˚O 0˚ 1 0˚ E 2 0˚ E 3 0˚ E 4 0˚ N 3 5˚ N 5 0˚ N 4 5˚ N 4 0˚ N 3 5˚ N MAPA 7.5 Modificaciones territoriales en Europa, 1947-1949. 8 Rafael Aracil, et al., El mundo actual. De la Segunda Guerra Mundial a nuestros días, op. cit., p. 26. Ejercicio 7 1. ¿Cuál fue la justificación al gobierno de Estados Unidos para ordenar el lanzamiento de bombas atómicas sobre dos ciudades japonesas? 2. Describe los efectos que, aparte de la pérdida de vidas humanas, provocó la Segunda Guerra Mundial sobre la población europea. 3. Explica los efectos psicológicos y morales que trajo consigo la Segunda Guerra Mundial. 4. Menciona cuatro resultados positivos obtenidos de las Conferencias de Moscú y de París. 5. Describe, con base en el mapa 7.5, cómo quedó dividida Europa al terminar la Segunda Guerra Mundial.
  16. 16. 316 Historia universal proclamaron la independencia en sus respectivos países; mientras que en la India avanzaba el proceso de emancipación hasta alcanzar la independencia en 1947. En el Medio Oriente, Etiopía recobró su independencia y le fue entregado el territorio de Eritrea, lo que le dio acceso directo al Mar Rojo. Somalia y Libia, provisionalmente ocupadas por los ingleses, obtuvieron su independencia en poco tiempo. El retorno de la paz en la región estuvo marcado por el despertar del panarabismo, expresado en la creación de la Liga Árabe en marzo de 1945, y el inicio de la descolonización en los territorios bajo mandato británico y francés. Líbano y Siria alcanzaron su independencia en 1944 y 1946, respectivamente. Pero en Palestina el problema se complicó con la creación del Estado de Israel, en 1948, con el acuerdo de las grandes potencias y el patronazgo de la Organización de las Naciones Unidas. Creación de organismos supranacionales Organización de las Naciones Unidas (ONU) La idea de establecer un sistema de seguridad colectiva más eficaz que la Sociedad de Naciones surgió durante la guerra. En el documento establecido por Churchill y Roosevelt bajo el nombre de Carta del Atlántico se preveía la “institución de un sistema de seguridad general establecido sobre bases más amplias”. No se trataba de resucitar simplemente a la Sociedad de Naciones, cuyo fracaso era evidente, además de que la URSS, expulsada de ese organismo en diciembre de 1939, se oponía enérgicamente a su restitución. La idea que prevaleció fue la de crear una institución totalmente nueva y la iniciativa emanaba mucho más de Estados Unidos que de Gran Bretaña o de la Unión Soviética. En la Conferencia de Yalta, Churchill, Roosevelt y Stalin se pusieron de acuerdo sobre el proyecto definitivo al que, después de largas controversias, se asoció Francia. Contrariamente a la Sociedad de Naciones que había estado ligada a los tratados de paz de 1919, la nueva organización debía nacer de una conferencia internacional y de ninguna manera podía estar asociada a un reglamento de guerra. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) fue fundada definitivamente el 25 de junio de 1945, en la Conferencia de San Francisco. Los miembros originales fueron los 51 países firmantes de la Carta de fundación, con predominio de los Estados del conti-nente americano (22) y los europeos (15), además de ocho asiáticos, cuatro africanos y dos de Oceanía. Los vencidos fueron excluidos, como ocurrió en 1919 al establecerse la Sociedad de Naciones. En la Carta se enunciaban los propósitos y los principios de la ONU. Esos propósitos eran cuatro: a) Mantener la paz y la seguridad internacionales. b) Fomentar relaciones de amistad entre las naciones. c) Realizar la cooperación internacional en la solución de problemas internacionales de carácter económico, social, cultural y humanitario, así como en el desarrollo y estímulo del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales. d) Servir de centro armonizador de los esfuerzos de las naciones para alcanzar estos propó-sitos comunes. Los principios, más numerosos, precisaban lo siguiente: 1. La Organización se basaba en la igualdad soberana de todos sus miembros. 2. Todos los miembros cumplirían las obligaciones contraídas de conformidad con la Carta. 3. Los miembros arreglarían sus controversias internacionales por medios pacíficos y sin poner en peligro la paz, la seguridad o la justicia. 4. Los miembros, en sus relaciones internacionales, se abstendrían de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra otros Estados. 5. Los miembros prestarían a las Naciones Unidas toda la clase de ayuda en cualquier acción ejercida de conformidad con la Carta, y no ayudarían a Estado ninguno contra el cual la La fundación de la ONU no significaba resucitar simplemente a la Sociedad de Naciones, cuyo fracaso era evidente, sino que los dirigentes aliados se proponían crear una institución totalmente nueva. Conferencia de San Francisco
  17. 17. Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 317 Organización estuviera ejecutando acción preventiva o coercitiva. 6. Ninguna disposición de la Carta autorizaría a la ONU a intervenir en los asuntos que fueran jurisdicción interna de los Estados. 7. Las Naciones Unidas harían que los Estados que no fueran miembros de la Organización se condujeran de acuerdo con estos principios, en la medida que fuera necesaria para mantener la paz y la seguridad inter-nacionales. La estructura de la ONU incluía los siguientes órganos: El Consejo de Seguridad. Órgano principal y con mayor poder de decisión de toda la institución, cuya función primordial es el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. Determina los actos de agresión y amenazas contra la paz que exigen medidas de carácter coercitivo para los miembros de la Organización que los hayan cometido, por lo que puede obligar al cumpli-miento de sus resoluciones mediante el empleo de fuerzas armadas formadas por tropas de los Estados miembros de la ONU. A este Consejo le fue encargada la Comisión de Energía Atómica, cuyo propósito es evitar que la energía nuclear vuelva a utilizarse en contra de la vida humana. La Asamblea General, integrada por representantes de todos los Estados miembros, se reúne una vez al año, aunque puede ser convocada en sesión extraordinaria. Cada Estado miembro tie ne cin-co representantes, pero sólo un voto, no existiendo el derecho de veto. Esta Asamblea puede tratar cualquier asunto relacionado con el campo de acción de la ONU o de cualquiera de sus organismos internos. Goza de amplias competencias: elección de los miembros no permanentes del Consejo de Seguridad; admisión de nuevos miembros; nombramiento del secretario general a propuesta del mismo Consejo. Pero la Asamblea General sólo puede emitir recomendaciones, que deben ser adoptadas por el voto de la mayo ría de los dos tercios de los miembros presentes y votantes. La Secretaría General, órgano administrativo de la ONU, presta sus servicios a los demás órga-nos y administra los programas y políticas elaborados por ellos. Al frente de este organismo figura el secretario general, quien ejecuta una labor de coordinación en toda la organización y puede llegar a tener un papel político importante en el ámbito mundial. (La primera persona que ocupó este cargo fue el noruego Trygve Halvdan Lie, entre 1946 y 1953.) Los organismos internos de la ONU dependientes de la Asamblea General son: El Consejo Económico y Social. Se ocupa de las cuestiones relativas al progreso económico, social, cultural, de salud, etc., así como de velar por la observancia de las libertades y los derechos humanos entre los pueblos; no tiene poderes para legislar y sus actividades son de estudio, inves-tigación y recomendación hacia los países miembros dentro del campo de su competencia. El Consejo de Administración Fiduciaria. Supervisa lo relacionado con territorios que exis-ten en calidad de fideicomiso, que pueden ser antiguas colonias de algunos países miembros de la ONU o regiones que les fueron quitadas a las potencias del Eje, colocados bajo este sistema de administración fiduciaria. El Tribunal Internacional de Justicia. A él pertenecen todas las naciones miembros de la ONU, con sede en La Haya, Holanda. Este tribunal o corte internacional, es el principal organismo judicial de la ONU para tomar decisiones sobre asuntos relativos al derecho internacional y sobre interpretación de tratados y acuerdos entre las naciones miembros. Por último, a la ONU se integraron los llamados organismos especializados: la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Orga-nización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Grupo del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI).9 Edificio sede de la ONU en Nueva York 9 José U. Martínez Carreras, et al., Historia del mundo actual, Marcial Pons, Madrid, España, 1996, pp. 14-16.
  18. 18. 318 Historia universal El sistema monetario internacional La Carta del Atlántico había previsto también la necesidad de una colaboración económica y social más estrecha entre las naciones, para establecer un nuevo sistema de relaciones económicas que evitara toda posibilidad de una nueva crisis general como la de 1929 en Estados Unidos. El esque-ma básico de este nuevo sistema económico internacional fue establecido en la Conferencia de Bretton Woods, en New Hampshire, Estados Unidos, en julio de 1944, con la participación de 45 países. La Conferencia de Bretton Woods se polarizó en torno a dos posiciones antagónicas: una defendida por el economista británico John M. Keynes y la otra por el estadounidense H. D. White. El primero opinaba que el nuevo sistema monetario internacional (SMI) ya no debía basarse en el patrón oro, sino sobre una moneda de cuenta no convertible, el bancor, emitido por la Unión de Compensación Internacional. De acuerdo con Keynes, esta moneda respondería a las necesidades de los gobiernos y sería un mejor instrumento para garantizar el pleno empleo. Pero el represen-tante estadounidense consideró esta propuesta muy arriesgada y, en cambio, expuso un plan que hacía descansar el SMI sobre el oro y el dólar estadounidense. Al final fue aprobada la opción de White, en virtud del peso económico de Estados Unidos, que controlaba las dos terceras partes de las reservas de oro en el mundo y su moneda era convertible en una relación de 1/35 de onza de oro puro. De esta manera, el nuevo orden monetario establecido en Bretton Woods quedó definido en cinco puntos: 1. El oro se mantenía en el centro del sistema monetario internacional. Aun sin restablecer la convertibilidad en oro, cada moneda era definida por un peso en este metal precioso que debía corresponder más o menos a su poder de compra real. 2. Cada país tenía que esforzarse por restablecer lo antes posible la convertibilidad de su moneda en otras, lo que significaba la abolición del control de cambios. 3. Cada país tenía que asegurar día con día la estabilidad de su moneda interviniendo en el mercado de cambios de manera que los cursos no se separaran, al alza o a la baja, más de 1% de la paridad fijada. 4. Cada país tenía que esforzarse en mantener el equilibrio de su balanza de pagos. Esta exi-gencia tenía como principal objetivo condenar las políticas presupuestales que pudieran llevar a la inflación y a la devaluación. 5. Se creaba el Fondo Monetario Internacional (FMI) como un nuevo instrumento de coope-ración internacional, encargado de proporcionar a los países miembros que tuvieran défi-cit en su balanza de pagos los recursos necesarios para hacer frente a sus obligaciones, a la espera de que las medidas tomadas produjeran sus efectos. Sin embargo, esta especie de código de buena conducta monetaria era inaplicable al final de la Segunda Guerra Mundial, cuando la inflación era incontenible y las balanzas de pagos estaban totalmente desequilibradas. En las condiciones de la posguerra, la falta de dólares fue un mal que sufrieron casi todas las naciones y, para remediarlo, el gobierno de Estados Unidos tuvo que adoptar una política excepcional basada en la concesión de créditos distribuidos con urgencia para la reconstrucción económica y después organizar, a partir de 1947, una transferencia masiva de dólares a través del Plan Marshall. Respecto al comercio internacional, Estados Unidos había ofrecido en varias ocasiones duran-te la guerra eliminar todas las formas de discriminación comercial y reducir las tarifas aduaneras. Para tal efecto, en diciembre de 1945 James Brynes, Secretario de Estado de este país, propuso crear la Organización Internacional de Comercio (OIC) y puso en marcha las negociaciones. Pero tal organización no entró en vigor y sólo quedó como resultado de esos esfuerzos el llamado Acuerdo General Sobre Aranceles y Comercio (GATT, General Agreement on Tariffs and Trade), concluido en octubre de 1947, por 25 países que representaban 80% del comercio mundial de ese momento. Firmado en calidad de acuerdo provisional y como preludio de la OIC, el GATT se convirtió en un instrumento universal y permanente (hasta 1995, cuando fue sustituido por la En la reunión de Bretton Woods, al imponerse la opción propuesta por Estados Unidos, se estableció que el nuevo sistema monetario internacional se basaría en el oro y en el dólar estadounidense. Respecto al comercio internacional, fue creado el Acuerdo General Sobre Aranceles y Comercio (GATT), un instrumento para la regulación del comercio mundial, y segundo pilar del nuevo sistema económico internacional.
  19. 19. Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 319 Organización Mundial de Comercio) que contribuyó a la regulación del comercio mundial y se constituyó en el segundo pilar del nuevo sistema económico internacional.10 Primeros organismos para la integración europea Desde que se firmaron los tratados de paz con la consecuente división de las naciones de Europa, comenzaron a presentarse varios intentos de unión occidental no sólo para coordinar los esfuer-zos de recuperación económica y estrechar lazos culturales sino, sobre todo, para que las nacio-nes de Europa Occidental contaran con un consejo militar permanente encargado de organizar su defensa común contra las agresiones provenientes del este. Con miras a lograr esa alianza, en 1948 se creó la Unión Aduanera del Benelux, y al año siguiente se estableció el Consejo de Europa. De mayor importancia fue la creación posterior de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), basada en un plan propuesto por el estadista francés Robert Schuman, quien en 1950 sugirió la conveniencia de formar una organización que manejara los recursos carboníferos y siderúrgicos de Francia y Alemania Occidental, e invitó a participar en dicha organización al resto de los países europeos. Esta comunidad europea quedó integrada en el año de 1952, con la participación de Francia, Italia, Alemania Occidental y los países del Benelux —Bélgica, Holanda y Luxemburgo—, los cuales establecerían en 1957 el Mercado Común Europeo o Comunidad Económica Europea (CEE) y la Comunidad Europea de la Energía Atómica (EURATOM). Panorama político en la posguerra Avance de la democracia en Europa Occidental. La formación del nuevo orden polí-tico, que se dio en Europa con el triunfo de los regímenes democráticos de tipo occidental sobre el totalitarismo nazi-fascista, sirvió de estímulo a los partidos políticos para tratar de alcanzar el poder mediante la vía electoral. Entre esos partidos estaban los de orientación cristiano-demócra-ta, dispuestos a luchar por el poder político en contra de los partidos de izquierda. Éstos habían avanzado de forma considerable debido a la gran influencia que el socialismo soviético adquirió en Europa, así como a las demandas de las clases obreras, principales víctimas de la guerra, que nuevamente se aferraban a la ideología socialista. Con pocas excepciones —España, por ejemplo—, se convocó rápidamente a elecciones legis-lativas en las que participó un número importante de partidos, entre ellos los comunistas, que en algunos países (Francia e Italia) obtuvieron triunfos electorales significativos, e incluso formaron parte de gobiernos de coalición. Ante el avance del comunismo, surgió una fuerza política alrede-dor de la cual se agrupó la opinión de moderados y anticomunistas, representada por los partidos católicos, que en los principales países de Europa Occidental surgieron como los mayores prota-gonistas del esfuerzo dirigido a contener a la izquierda. Así, el Movimiento Republicano Popular en Francia, la Democracia Cristiana en Italia, la Unión Cristiana Demócrata en Alemania, el Partido Católico belga y el Partido Popular austriaco, se presentaron como naturales defensores de los intereses de los moderados y como fuerzas dirigidas a contener la presión del comunismo, en sus-titución de los partidos de extrema derecha descalificados por su colaboración con el fascismo. De esta manera, los partidos católicos se convirtieron en representantes de la burguesía, aunque esto no los convertía en partidos al servicio de esa clase. Junto con los intereses del gran capital y de las clases medias y medias bajas, se integraron a éstos grandes masas campesinas, así como importantes sectores de la clase obrera urbana, en especial en Italia y Alemania y, en menor medida, en Francia. En estos países, los partidos católicos en el poder adoptaron en amplia medida los programas socialdemócratas, que se basaban en los principios contenidos en el modelo del Estado de bienestar (welfare state) que, de manera similar al new deal establecido por Roosevelt en Estados Unidos, tenían un significativo contenido social que implicaba la intervención del Estado en asuntos económicos. En Gran Bretaña, país no católico, también triunfó la socialdemo-cracia, representada por el Partido Laborista, que aplicaría también los principios de ese modelo. 10 Rafael Aracil, et al., El mundo actual. De la Segunda Guerra Mundial a nuestros días, op. cit., pp. 29-32. Cuando los tratados de paz llevaron a la división de Europa, las naciones occidentales del continente comenzaron a buscar la unificación, y crearon organizaciones de alianza común de carácter económico y defensa militar. Ejercicio 8 1. Menciona de forma completa los cuatro propósitos y dos de los principios de la Organización de Naciones Unidas (ONU). 2. Describe las funciones de la Secretaría General de la ONU. 3. Explica las dos posiciones contrarias en la formación del sistema monetario internacional (SMI). 4. ¿En qué consistió el punto cinco del nuevo orden monetario establecido en la Conferencia de Bretton Woods? 5. ¿Cuáles eran los objetivos de los organismos europeos creados después de la Segunda Guerra Mundial? El triunfo de los regímenes democráticos de tipo occidental sobre el totalitarismo nazi-fascista sirvió de estímulo a los partidos políticos de los países europeos para alcanzar el poder por la vía electoral. Para contener el avance del comunismo, surgió en algunos países europeos una fuerza política representada por los partidos católicos, que al llegar al poder adoptaron los programas socialdemócratas basados en el estado de bienestar.
  20. 20. 320 Historia universal Alemania Al iniciarse la ocupación aliada en mayo de 1945, Alemania se encontraba en un estado de miseria y desmoralización total, fue el periodo que los alemanes llamaron la hora cero. En tanto que —como se expone más adelante en este capítulo— el aumento de las divergencias entre las fuer-zas de ocupación creaba nuevos y gravísimos conflictos. Bajo la vigilante mirada de los ocupantes, el retorno a la vida política suponía tres pasos: reconstitución de partidos, elecciones y aprobación de una Constitución. Los socialistas, miem-bros del viejo Partido Social Demócrata Alemán (SPD), rehicieron con rapidez sus cuadros bajo la dirección de algunos exiliados, entre ellos Willy Brandt. Los antiguos miembros del zentrum cató-lico formaron la Unión Cristiano Demócrata (CDU), en tanto que el Partido Liberal, que pretendía ubicarse entre demócrata-cristianos y socialistas, se reconstruyó bajo la dirección de Reinhold Maier y Theodor Heuss. Una vez rehechos los partidos, la dirección de las fuerzas de ocupación estadounidense convocó a elecciones en junio de 1946, para los gobiernos de los länder (estados). De manera provisional, los ministros-presidentes de los länder configuraron el principal órgano de gobierno; mientras que los diputados de los parlamentos estatales constituyeron el Consejo Parlamentario encargado de redactar una Constitución, que sería aprobada por las potencias ocupantes. La Ley Fundamental del 23 de mayo de 1949 convirtió a Alemania Occidental en un Estado federal y democrático. Se garantizó la protección de los ciudadanos mediante un tribunal y se decretó que los partidos que atentaran contra esta Constitución quedarían automáticamente fuera de la ley. En el artículo 46 se establecía que la Ley Fundamental quedaría abolida el día de la entrada en vigor de una Constitución adoptada para el pueblo alemán con completa libertad de decisión.11 El Poder Legislativo era ejercido por dos asambleas: Bundesrat, compuesta por delegados de los Willy Brandt Triunfo de las democracias occidentales sobre los regímenes fascistas impulsa la práctica de la vía electoral. • Fuerza política de partidos cristiano-demócratas para detener el avance del comunismo. • Aplicación de programas socialdemócratas, basados en el modo del “Estado de bienestar”. 11 Antonio Fernández, Historia Universal. Edad Contemporánea, op. cit., pp. 665-666. Gran Bretaña • Triunfo del laborismo. • Gobierno de C. Atlee. • Intervención del Estado en la economía. • Reformas sociales. • Ataques de los conservadores y críticas del ala izquierda laborista. Francia • Gobierno provisional de Charles De Gaulle. • Autoridad política desarticulada como efecto de la ocupación nazi. • Creación de la Cuarta República. • Asamblea Nacional tripartidista, de mayoría marxista. • Fin del tripartidismo y desequilibrio de la Cuarta República. • Triunfo electoral de Charles De Gaulle. Alemania • Reconstitución de los partidos políticos. • Gobierno provisional de los länder. • Ley Fundamental. • Creación de la República Federal Alemana. Italia • Monarquía impugnada por colaborar con el fascismo. • Establecimiento de la República. • Asamblea de coalición antifascista. • Nueva Constitución establece régimen parlamentario. CUADRO 7.2 Pa no ra ma po lí ti co en la Eu ro pa Oc ci den tal.
  21. 21. Capítulo 7 Segunda Guerra Mundial 321 gobiernos de los estados; y Bundestag, elegido por cuatro años mediante sufragio universal. El canciller, jefe del Poder Ejecutivo, sería elegido por el Bundestag y sólo podía ser cesado después de ser designado un candidato como sucesor por mayoría absoluta. El primer canciller fue Konrad Adenauer, elegido en agosto de 1949. Nació así la República Federal Alemana en las regiones occidentales del país. La creación en la zona soviética de una República Democrática Alemana, en octubre de 1949, confirmó oficialmente una división del país germano que ya existía de hecho. La Unión Soviética La depuración ideológica. La primera preocupación de Stalin al terminar la Segunda Guerra Mundial fue poner en orden una sociedad descompuesta por varias razones: la ocupación alema-na, los desplazamientos de población, los contactos con asesores británicos y estadounidenses y, de manera particular, el encuentro de millones de soldados soviéticos con las formas de vida de otros países europeos. Durante la guerra, Stalin había permitido una cierta distensión en su políti-ca dictatorial: concedió la libertad de culto religioso, permitió a los koljoses vender en el mercado libre los productos de sus parcelas y, en mayo de 1943, disolvió la Internacional Comunista para mejorar sus relaciones con los Aliados. El cese de las purgas y la liberación de presos políticos parecían mostrar una humanización definitiva del régimen; sin embargo, pronto se hizo evidente que la política de distensión sólo había sido fruto de la necesidad del gobierno para obtener la colaboración del pueblo contra el invasor alemán. Durante los ocho años restantes del stalinismo (1945-1953) nuevas purgas golpearon a la sociedad. Los prisioneros de guerra que regresaban eran considerados sospechosos de difundir propaganda pro capitalista, por lo que se les deportó a campos de trabajo. Incluso algunos miem-bros del Partido Comunista fueron objeto de severa represión, en un proceso destinado a depurar el partido de los viejos bolcheviques. La persecución se hizo extensiva a algunos de los grupos étnicos diseminados en el vasto territorio de la URSS, que fueron víctimas del proceso de rusificación puesto en práctica durante el conflicto internacional. Sospechosos de colaborar con el invasor o acusados de traición fueron deportados a Siberia un millón de personas pertenecientes a siete nacionalidades. Al terminar la guerra, la política de rusificación se amplió bajo la idea de Stalin de que los rusos eran la nación dirigente de la Unión Soviética. Los otros pueblos tenían que olvidar su historia y sus héroes nacionales para identificarse con el pueblo ruso, presentado como el “hermano mayor” portador de la civilización y, por supuesto, con Stalin, “padre de los pueblos”. A partir de 1945, el líder soviético fue rodeado por un culto a la personalidad que superó al expresado antes de la guerra; se colocaron retratos suyos en las plazas de las ciudades y en los más modestos hogares soviéticos; decenas de ciudades y centenares de koljoses y de fábricas llevaban su nombre; era el “guía genial”, el “salvador” que acumulaba todo el poder del Estado soviético. La vida intelectual también fue sometida a una vigilancia continua y a un programa de “ree-ducación” para erradicar las influencias “burguesas” producidas por el contacto de los soviéticos con los países occidentales durante la guerra. Así, la cultura se dividió en dos sectores opuestos, la cultura burguesa, portadora del mal, y la cultura staliniana, al servicio del pueblo y de la paz, a la que debieron sujetarse todas las formas de expresión, el arte incluido. Se llegó al extremo de obligar a los escolares soviéticos a aprender que la radio, la bombilla eléctrica y la máquina de vapor habían sido inventadas por científicos rusos. Restauración de los planes quinquenales. Tan pronto como acabó la guerra, el 19 de agosto de 1945, la Unión Soviética procedió a reanudar la planificación quinquenal, cuya cuarta etapa (1946-1950) incluía las tareas de reconstrucción de la economía, sobre todo en las regiones que habían sufrido la ocupación alemana, y se planteó como objetivo recuperar primero y superar después, el nivel de desarrollo anterior a 1939. Pero alcanzar los objetivos del IV Plan Quinquenal no era tarea fácil, principalmente en 1946, cuando la situación se agravó a causa de una sequía que trajo consigo la disminución de la producción de cereales. La reconstrucción, que implicó unas condiciones de trabajo extremadamente duras para una población desgastada por la guerra, también se vio afectada por la prematura cancelación de la Ley de Préstamos y Arriendos en agosto de 1945, pues durante los años de guerra la Unión Soviética de- En Alemania, la Ley Fundamental del 23 de mayo de 1949 convirtió a Alemania Occidental en un Estado federal y democrático. Si durante la Segunda Guerra Mundial Stalin permitió una cierta distensión en su política dictatorial, pronto se hizo evidente que eso sólo había sido fruto de la necesidad del gobierno para obtener la colaboración del pueblo contra el invasor alemán. La política de rusificación se basaba en la idea de que los rusos eran “la nación dirigente de la Unión Soviética”. Los otros pueblos debían identificarse con el pueblo ruso, presentado como el “hermano mayor”. Stalin, culto a la personalidad La reconstrucción de la Unión Soviética, que implicó unas condiciones de trabajo extremadamente duras para una población desgastada por la guerra, se vio afectada por la cancelación de la Ley de Préstamos y Arriendos y por el rechazo al Plan Marshall.
  22. 22. 322 Historia universal pendió en gran medida de la ayuda exterior. A final de cuentas, con el rechazo al Plan Marshall por motivos políticos en el verano de 1947, la URSS ya sólo contaría con sus propios recursos y, en menor grado, con los que le proporcionaban los países de Europa Central y Oriental situados dentro de su ámbito hegemónico, los cuales fueron obligados a rechazar también la ayuda esta-dounidense. La URSS obtuvo ventajas de los territorios ocupados bajo las tres formas siguientes: pago de reparaciones de guerra —por los países pertenecientes al Eje—, confiscación de los bienes ex ale-manes —esta noción fue interpretada de manera muy amplia e incluía los bienes confiscados por los nazis—, y pago por el mantenimiento y el transporte de las tropas soviéticas. De esta manera, todos los países ocupados por el ejército soviético fueron obligados a desmantelar las fábricas y entregar a la URSS toda clase de equipo y materias primas. Después de 1946 las cosas tendieron a mejorar en la Unión Soviética, sobre todo en la indus-tria, cuya producción aumentó considerablemente y se mantuvo en crecimiento hasta convertir a la URSS en una potencia industrial. Pero, a semejanza del periodo anterior, la agricultura continuó rezagada mostrando bajos índices de producción, mientras que los campesinos de los koljoses soportaban una enorme carga y recibían ingresos muy bajos. El V Plan Quinquenal (1950-1954) presentó los mismos defectos que el anterior bajo los obje-tivos de Stalin: fijación de un índice elevado de crecimiento, preferencia por las grandes obras más que interesarse por la mejora de las condiciones de vida, brutalidad hacia los campesinos y ejecución de proyectos grandiosos y poco realistas. Este Plan no sobrevivió mucho tiempo des-pués de la muerte de Stalin, en 1953, ya que los sucesores de éste efectuaron enseguida impor-tantes modificaciones en sectores que mostraban deficiencias como la agricultura, el consumo y la vivienda. La construcción de Europa del Este Las regiones de Europa Central, Oriental y balcánica —con excepción de Grecia y Turquía— fue-ron liberadas del dominio alemán por los ejércitos soviéticos y por partisanos mayoritariamente comunistas (Yugoslavia y Albania). Como resultado, al terminar la guerra la influencia soviética y la de los partidos comunistas invadía todos los ámbitos de la vida política y económica de los diferen-tes países —Alemania Oriental, Polonia, Bulgaria, Rumania, Hungría, Checoslovaquia, Yugoslavia y Albania—, excepto Austria, que escapaba de esta situación al estar administrada no sólo por los soviéticos, sino por británicos, franceses y estadounidenses. Sin embargo, la liberación no significó la llegada de la democracia y la paz para esos países; sus pobladores fueron sometidos por los soviéticos a un proceso de depuración ideológica e incluso racial que trajo consigo, como continuación de la guerra, un clima de violencia que persistió hasta la segunda mitad de 1947. A pesar de todo, la hegemonía rusa y la ideología comunista se fueron imponiendo gracias a que sus militantes supieron explotar su papel en la liberación de unas pobla-ciones destruidas por la guerra, en momentos en que sus clases dirigentes tradicionales habían sido desplazadas por su colaboración con los gobiernos fascistas. Además, las ideas progresistas del comunismo seducían a los obreros y hacían concebir esperanzas sobre una distribución de tierras en favor de las masas campesinas, sometidas en su mayor parte al dominio de la gran pro-piedad aristocrática. En el aspecto político, entre 1944 y 1945, en la mayoría de los países de Europa Central y Oriental se establecieron gobiernos de coalición —con excepción de Yugoslavia y Albania donde los comunistas se impusieron directamente en el poder—, llamados frentes nacionales, en los que participaban las organizaciones políticas emanadas de la resistencia, así como los partidos comu-nistas. Pero esta situación no se mantuvo por mucho tiempo, el progresivo distanciamiento entre los países aliados precipitó la toma del poder de los comunistas, que poco a poco se fueron infiltrando en los puestos clave, hasta desplazar por completo del poder al resto de los partidos. Se llegó así al establecimiento de las llamadas democracias populares, con gobierno de partido único. Con el término de democracias populares los soviéticos pretendían manifestar una posición distinta a la de las democracias occidentales, dominadas por la clase capitalista, con la suposi- La URSS obtuvo ventajas de los territorios ocupados bajo las tres formas siguientes: pago de reparaciones de guerra, confiscación de los bienes ex alemanes, y pago por el mantenimiento y transporte de las tropas soviéticas. Después de 1946 la economía mejoró en la Unión Soviética, sobre todo en la industria, pero a semejanza del periodo anterior, la agricultura continuó rezagada. Ejercicio 9 1. Describe la formación del nuevo orden político que se dio en Europa con el triunfo de los regímenes democráticos occidentales. 2. Explica la división de poderes creada por la Ley Fundamental de mayo de 1949, que dio origen a la República Federal Alemana. 3. Describe las acciones de depuración ideológica llevadas a cabo por Stalin en la URSS, después de terminada la guerra mundial. 4. ¿Cuáles fueron los objetivos de la rusificación impuesta por Stalin? 5. Explica las repercusiones económicas y sociales que tuvo para la URSS el rechazo del Plan Marshall. Las regiones de Europa Central, Oriental y balcánica —excepto Grecia y Turquía— fueron liberadas de los nazis por los ejércitos soviéticos y al terminar la guerra, la influencia soviética y la de los partidos comunistas invadió todos los ámbitos de la vida política y económica en los diferentes países.

×