La biblia del liderazgo maxwell abdías

1.324 visualizaciones

Publicado el

Libro de liderazgo

Publicado en: Liderazgo y gestión
0 comentarios
4 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.324
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
54
Comentarios
0
Recomendaciones
4
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La biblia del liderazgo maxwell abdías

  1. 1. LA BIBLIA DE LIDERAZGO DE MAXWELL John C. Maxwell Incluye las 22 leyes irrefutables del liderazgo, Las 21 cualidades indispensables de un líder, introducción a cada libro de la Biblia, perfiles biográficos, notas de texto y más. Traducción de: “The Maxwell Leadership Bible''
  2. 2. INTRODUCCIÓN ¿A dónde va la mayoría de las personas a aprender sobre liderazgo? La respuesta a esta pregunta, es que hoy ellas buscan en muchos lugares. Algunos examinan el mundo de la política. Otros buscan modelos en la industria del entretenimiento. Muchos miran al mundo empresarial. Muchas personas parecen buscar ejecutivos de éxito, consultores o especialistas de alto nivel para aprender acerca del liderazgo. Mas la verdad es que la mejor fuente de aprendizaje sobre el liderazgo hoy, es la misma desde hace millones de años. Si usted desea aprender acerca del liderazgo, busque el mayor Libro sobre liderazgo que jamás se haya escrito: LA BIBLIA. Usted tiene en sus manos una herramienta con el potencial para cambiar su vida y el curso de su desarrollo como un líder espiritual. Se trata de una Biblia que esquematiza los principios de liderazgo descritos por Aquel que inventó el liderazgo. ¿Quién podría enseñarnos más acerca del liderazgo que el mismo Dios? Con tantas Biblias disponibles en los estantes de las librerías, ¿por qué alguien tomaría tiempo y energía en redactar una Biblia de liderazgo? Una gran necesidad de la iglesia actual es el liderazgo. El problema más crítico que enfrenta la iglesia hoy en día es el vacío de liderazgo que surgió durante el siglo XX. El especialista en iglesias y estadísticas George Barna afirma: “El liderazgo sigue siendo una necesidad evidente de la iglesia. Las personas, con frecuencia, desean seguir la visión de Dios. Pero, también a menudo no tienen una idea clara de lo que es el auténtico liderazgo”. Hace unos años, Barna escribió algunas conclusiones aleccionadoras de sus investigaciones: “Después de quince años de estudios en el mundo que me rodea, he llegado a varias conclusiones sobre la iglesia cristiana en América. La principal conclusión es que la iglesia americana está muriendo por falta de un liderazgo firme. En una época de oportunidades sin precedentes y abundancia de recursos, la iglesia, en verdad, está perdiendo influencia. Y la primera razón es la falta de liderazgo. Nada es más importante que el verdadero liderazgo”. Cristo dejó a su Iglesia en la tierra para hacer una obra que tenga un impacto eterno. Si la iglesia local no está bien dirigida, entonces, la novia de Cristo sufrirá y no será capaz de cumplir con su misión de impactar a esta generación. Dios nos llama al liderazgo. Dios es el Líder Supremo y Él llama a cada cristiano a guiar o dirigir a otras personas. Él podría haber organizado Su creación de varias maneras. Él eligió crear seres humanos que tienen espíritu y la capacidad de relacionarse con Él. Cuando los seres humanos cayeron en el pecado, Dios podría fácilmente haber ejecutado un plan de redención que no incluyese a los pecadores en el proceso. Pero Él nos llamó a participar y dirigir a otros a seguirle. Él deja esto en claro desde el principio: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree…” (Gn 1:26).
  3. 3. Yo sinceramente creo que todo comienza y termina con el liderazgo. Con esto quiero decir, que más que cualquier otra cosa, la dirección o liderazgo de cualquier grupo u organización determinará su éxito o su fracaso. Usted puede ver el impacto del liderazgo con frecuencia en la Biblia. En el antiguo Israel, cuando el pueblo de Dios tenía un rey bueno todo iba bien para la nación. Cuando el pueblo tenía un rey malo, las cosas iban mal para todos. Es por eso que las Escrituras enseñan que sin una visión, el pueblo perece (ver Pr 29:18). El llamado al liderazgo es un patrón constante en la Biblia. Cuando Dios decidió forjar una nación para Sí, no llamó a las masas. Él llamó a un líder: Abraham. Cuando quiso libertar a su pueblo de Egipto, no lo guió como un grupo. Él levantó un líder para hacerlo: Moisés. Cuando llegó el momento de entrar en la Tierra Prometida, el pueblo siguió a un hombre: Josué. Siempre que Dios quería hacer algo grande, llamó a un líder a que tomara la delantera. Incluso hoy en día Él llama líderes para dirigir la ejecución de cada obra importante. Los cristianos muchas veces malentienden la verdadera naturaleza del liderazgo. En algún momento, a lo largo del camino, muchos cristianos se convencieron de que, si querían seguir a Cristo, debían ser tímidos, callados y encerrados en sí mismos. El problema es que confundieron sumisión con debilidad. Como cristianos, estamos conscientes de nuestra propia debilidad, pero es ahí donde el poder de Dios se ha perfeccionado en nosotros (vea 2Co 12:9). Lo que Dios desea es que reflejemos la fuerza y la valentía que Él nos da. Un seguidor de Dios debería ser líder de la gente. Esto es más que ser apenas “jefe” o mantener un cargo de liderazgo. Y ciertamente, no significa imponerse, u obtener el control. Jesús enseñó que significa servir a los demás (ver Mt 25:20 – 28). Si bien existe el don de liderazgo (ver Romanos 12:8), no necesita este don para ejercer su influencia a semejanza de Cristo. Liderazgo es influencia – nada más y nada menos. Si usted está siendo sal y luz, como Jesús ordenó, entonces ya comenzó a obedecer el llamado al liderazgo. Todos los cristianos pueden fomentar su potencial de liderazgo. Una de las lecciones más importantes sobre el liderazgo que yo enseño (es la primera ley en las 21 Leyes Irrefutables del Liderazgo) es la Ley del Tope, que dice: “La capacidad de liderazgo determina la eficacia de una persona”. Esto es fundamental cuando se trabaja con la gente. Más que recursos, talentos, dinero o inteligencia, el liderazgo marca la diferencia a la hora de causar impacto. En consecuencia, mi objetivo al realizar esta Biblia de Estudio es que usted pueda elevar al “tope” su propia eficacia. ¡Quiero que alcance su potencial en Cristo! Para ser más semejante a Cristo, es necesario pensar y actuar más como un líder. Usted debe convertirse en una persona de influencia. El buen liderazgo es la mejor forma para dejar un legado duradero. Vivimos en una era de tolerancia, en la que proteger los sentimientos es mucho más valorizado que proclamar la verdad. La gente mira con desconfianza a cualquiera que intente influenciar a otros para que adopten sus creencias. Quiero animarle a oponerse a la opinión popular. Como Thomas Jefferson proclamó: “En asuntos de estilo, nade a favor de la corriente.
  4. 4. En asuntos de conciencia, quédese firme como una roca”. Quiero desafiarle a convertirse en un estudiante aplicado del liderazgo – si no es uno ya. Convertirse en un buen líder tal vez no le garantice que usted dejará un legado espiritual para las generaciones futuras, pero sin duda le ofrecerá una mayor oportunidad para hacerlo. La ley del legado afirma: "El éxito verdadero se mide por la sucesión." Un legado que no incluye a las personas no tiene valor eterno. Es por eso que el liderazgo es fundamental. Asegúrese de que su objetivo sea el liderazgo transformacional, donde las vidas de la gente cambie de adentro hacia afuera. Este tipo de liderazgo se basa en el carácter, la convicción y la semejanza de Cristo. En otras palabras, el liderazgo transformacional sigue el patrón establecido en las Escrituras. La necesidad del momento es muy grande. Es por eso que he dedicado mi vida a enseñar sobre el liderazgo en la iglesia. Y seguiré haciéndolo hasta que dios me lleve a unirme con Él. Mi esperanza es que esta Biblia de Liderazgo sea de gran utilidad y ayuda para usted. Aparte de la Palabra de Dios, que es más valiosa que cualquier otro bien, contiene verdades, principios y ejemplos de liderazgo que he sistematizado a partir de las Escrituras e intento hacer accesible mediante estudios de casos, biografías, bosquejos y enseñanzas. Estudie esta Biblia, úsela en sus momentos de oración, enseñe con ella y úsela como un instrumento de referencia para afrontar los retos del liderazgo en el hogar, en el mercado laboral y en la iglesia. Mi oración es que usted sea transformado al pasar tiempo con los hombres y mujeres que Dios ha usado como líderes para cambiar el mundo desde hace milenios. Y si usted, como líder, se transforma, no podrá dejar de influir en su mundo. Dr. John C. Maxwell
  5. 5. ¡DIOS TE LLAMÓ A LIDERAR! ¡El liderazgo es para todos! ¿Cómo es posible hacer una afirmación tan osada? Debido a que cada persona que ha aceptado a Cristo es llamada a influir en los demás. Toda persona. El liderazgo no es sólo para un grupo selecto. Hace unos años, en su libro “Spiritual Leadership, J. Oswald Sanders dio la mejor definición de liderazgo que jamás he leído. Sólo afirmó: “Liderazgo es influencia”. Yo asimilé esa definición y he enseñado a millares de personas a lo largo de los años. Si usted es un seguidor de Cristo, entonces debe reconocer que está llamado a influenciar a otros. Jesús lo dijo de esta manera: "Vosotros sois la sal de la tierra... Vosotros sois la luz del mundo... Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos" (Mateo 5:13-16). No importa si usted es el presidente de una empresa o un ama de casa, si usted se llama “cristiano”, entonces está llamado a influir en los demás. Por lo tanto, es importante que usted aprenda cómo ser un mejor líder – bien sea usted padre, pastor de una iglesia, presidente de una empresa, o un líder potencial para la próxima generación. El problema es que, si eres como la mayoría de la gente, puede que no despiertes temprano en la mañana, te veas al espejo y digas: “¡He aquí un líder dedicado y eficaz!” Hoy en día, la mayoría de la gente no cree que pueda causar un impacto positivo en el mundo en que viven. Incluso, la mayoría de los pastores piensan así. En 1997, el “Barna Research Group” (Grupo de Investigación Barna) informó que el 95 por ciento de los pastores americanos dijeron que no creían tener el don espiritual de dirigir. Ni pensaban que fueran adecuadamente preparados para la tarea del liderazgo. La verdad es que pocas personas pueden ser considerados líderes natos. Pero todos tienen potencial. Creo que usted puede llegar a ser un mejor líder, independientemente de su edad, sexo, estado civil o profesión. Los sociólogos dicen que incluso los introvertidos influyen un promedio de 10.000 personas durante su vida. ¡Piense en ello! Alguien que ni intenta dirigir a otros tendrá un impacto en muchos. Solo piense en lo que puede hacer una persona que se proponga liderar – como Jesús nos enseñó. ¿Qué clase de potencial de impacto Dios ha puesto dentro de usted? Quiero que usted se vea como un líder. Quiero que aprenda de los mejores líderes que jamás hayan existido: hombres y mujeres de la Biblia. No importa que tan fuerte o débil sea su liderazgo, quiero que usted mejore y alcance su potencial de liderazgo para la gloria de Dios. Su amigo, John C. Maxwell
  6. 6. ABDÍAS Un mensaje para el pueblo de Edom Sumario. No existe un profeta más oscuro que Abdías. Él escribió el libro más corto del Antiguo Testamento, con tan sólo 21 versículos. Sabemos muy poco acerca de la fecha del libro o del autor, excepto su nombre, que significa "siervo del Señor". No obstante, conocemos su mensaje. Abdías escribió sobre el pueblo de Edom, los descendientes de Esaú. Esaú era el hermano gemelo de Jacob, hombre de campo y cazador, a quien Dios reprendió después de sucumbir a su concupiscencia o deseo de satisfacción inmediata (Gn 25:27 – 34, Heb 12:16). Esaú descuidó negligentemente sus prioridades y perdió de vista la perspectiva eterna de Dios. Esta inclinación generó descendientes egoístas, un pueblo furioso y arrogante que deseaba vengarse de los descendientes de Jacob (Israel). Durante siglos, los edomitas se regocijaron con las desgracias de los judíos. El objetivo de Abdías fue su orgullo egoísta. La lección eterna del profeta se aplica a los líderes universalmente. Abdías declara que el orgullo y la traición son coronados con la destrucción, pero la humildad y la lealtad a Dios alcanzan la bendición del Señor. En primer lugar, aprendemos con Abdías que la rivalidad destructiva, la comparación y la competencia ofrecen un terrible instrumento de motivación para el liderazgo. Estos incentivos movieron a los edomitas de tal forma que les hizo perder la perspectiva y sabotear sus propias actividades. ¿Cuántas veces esto ocurre con los “líderes” hoy en día? En segundo lugar, Dios odia el orgullo. Él prometió humillar a los edomitas por causa de su actitud arrogante y su visión egoísta del mundo. Ellos creían ser los responsables del éxito que gozaban, mas Dios expuso su pensamiento engañoso. Los líderes nunca deben pensar que “hacen todo” por sí mismos. Cuanto más se asciende en el liderazgo mayor será su crecimiento, siendo cada vez más conscientes de que fue Dios quien los promovió. Su éxito no los engaña. Los “líderes” cegados por el orgullo debieran ser dignos de lástima. Dios levantó un Abdías para humillarlos y aclarar el asunto. El papel de Dios en Abdías Dios ve lo que sucede en todo el mundo y está dispuesto a actuar con un poder irresistible. Usó a Abdías para confrontar la soberbia de los edomitas, como un ejemplo para los líderes y las naciones en todas partes. Dios no permitirá que la arrogancia continúe indefinidamente.
  7. 7. Líderes en Abdías Abdías y los líderes de Edom Otras personas de influencia en Abdías Esaú y sus descendientes Lecciones de liderazgo • Los líderes no pueden violar la principal razón que los llevó al poder: proteger a los débiles. • El orgullo oscurece la visión del líder y lo lleva a actuar ilógicamente. • Una persona puede adquirir poder mediante alguno de estos tres modos: intimidación, trampa u honor. • Dios juzga a los líderes que abusan del poder. Rasgos del liderazgo en ABDÍAS DIOS ES LA FUENTE para éxito del líder (2-4) ABUSO DE PODER: Edom usó su poder para causas injustas (8-14) El PRINCIPIO DE LA COSECHA: Los líderes cosechan lo que siembran (15-18) DIOS ES LA FUENTE PARA EL ÉXITO DEL LÍDER (Abd 2-4) Los seres humanos, tendemos al egocentrismo, la auto-promoción, auto-suficiencia, auto-confianza y auto-justificación. Cuando los líderes caen en estas tendencias, afectan negativamente a sus seguidores. Los líderes pueden determinar el curso de su éxito, pero Dios sigue siendo la fuente de ese éxito. Él es la fuente de cualquier beneficio que tengamos. ABUSO DE PODER: EDOM USÓ SU PODER PARA CAUSAS INJUSTAS (Abd 8-14)
  8. 8. Los edomitas violaron un importante principio del uso del poder: proteger al débil. Aunque no lo hicieron en contra de los judíos directamente, actuaron con negligencia cuando otros países lo hicieron. Cuando los líderes tienen el poder de hacer el bien y no lo hacen. Dios los considera igualmente culpables (Santiago 4:17). EL PRINCIPIO DE LA COSECHA: LOS LÍDERES COSECHAN LO QUE SIEMBRAN (AbD 15-18) Cada líder cosecha lo que siembra. La auto-preocupación que impidió a los edomitas ayudar a los pueblos vecinos volvió para perseguirlos en el día de su necesidad. El poder puede ser usado para conquistar o intimidar, puede ayudar u hostigar a otras personas. Edom abusó de su poder y cosechó terror y destrucción.

×