Alteraciones Mentales en el Adulto Mayor

4.622 visualizaciones

Publicado el

Alteraciones Mentales en el Adulto Mayor

Publicado en: Salud y medicina
0 comentarios
3 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
4.622
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
8
Acciones
Compartido
0
Descargas
167
Comentarios
0
Recomendaciones
3
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Alteraciones Mentales en el Adulto Mayor

  1. 1. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 1
  2. 2. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 2 PROLOGO En la presente antología, se presentan varios temas acerca de las “Alteraciones Mentales que afectan más al Adulto Mayor” en base a la asignatura “Alteraciones Mentales” impartidas en la Facultad de Enfermería y Nutriología de la Universidad Autónoma de Chihuahua. Elaborada por el Estudiante de la Licenciatura en Enfermería Juan Aridai Sánchez Violeta, como antología y trabajo final de la asignatura, temas que fueron ponencias en clases por los mismos alumnos, con bibliografía al final del documento. Espero que sea de ayuda y aporte algo de conocimiento en su formación como profesionales de la salud. Gracias
  3. 3. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 3 O.E 1 Descripción del curso: Es un curso teórico que promueve el conocimiento, respeto y cuidado del Adulto Mayor contemplando las principales patologías que actualmente se observan en la sociedad y en la vida familiar El curso comprende los principales conceptos de las alteraciones mentales y los posibles cuidados que se deben tener para el adulto mayor y sus cuidadores. Propósitos del Curso: Este curso desarrolla en el estudiante conocimientos y habilidades para ayudar dar un mejor cuidado y comprender por que se debe ayudar a todas las personas con o sin patologías. Ya que el ciclo de vida no se detiene y debemos saber como afrontar esta etapa sin miedo. Presentación del docente y los estudiantes, expectativas de la materia. Características generales de la materia. Presentación del programa. FORMA DE EVALUACIÓN. REGLAS DE LA CLASE.
  4. 4. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 4 O.E 2 Salud Mental Concepto de Salud Mental Hay muchas opiniones acerca de los componentes y procesos de la salud mental. Es un concepto muy cargado de valor, y no es probable que se llegue a una definición unánime de él. Al igual que el concepto, fuertemente asociado, de “estrés”, la salud mental se define como: • Un estado: por ejemplo, un estado de bienestar psicológico y social total de un individuo en un entorno sociocultural dado, indicativo de estados de ánimo y afectos positivos (p. ej., placer, satisfacción y comodidad) o negativos (p. ej., ansiedad, estado de ánimo depresivo e insatisfacción); • Un proceso indicativo de una conducta de afrontamiento: por ejemplo, luchar por conseguir la independencia, autonomía (ambos aspectos clave de la salud mental)  El resultado de un proceso: un estado crónico debido a una confrontación aguda e intensa con un factor estresante, como sucede en el trastorno por estrés postraumático, o a la presencia continua de un factor estresante, no necesariamente intenso. Es lo que ocurre en el agotamiento, así como en las psicosis, los trastornos depresivos mayores, los trastornos cognitivos y el abuso de sustancias psicoactivas. No obstante, estos dos últimos se consideran a menudo problemas neurológicos, puesto que pueden existir procesos fisiopatológicos (p. ej., degeneración de las vainas de mielina) debido a una afrontamiento ineficaz o al propio factor estresante (consumo de alcohol o exposición profesional a disolventes, respectivamente) subyacentes a ellos. La salud mental puede asociarse también a: • Características de la persona como los “estilos de afrontamiento”: la competencia (incluidos el afrontamiento eficaz, el dominio del entorno y la autoeficacia) y la aspiración son características de una persona mentalmente sana, que se muestra interesada por su entorno, participa en actividades motivadoras y busca su propia proyección por medios personalmente significativos. Así pues, la salud mental se conceptualiza no sólo como un proceso o una variable de resultado, sino también como una variable independiente; es decir, una característica personal que influye en nuestro comportamiento. (Irene L.D. Houtman y Michiel A.J. Kompier, “ENCICLOPEDIA DE SALUD Y SEGURIDAD EN EL TRABAJO”) Principio Gerontológico En la medida de lo posible el adulto mayor debe permanecer en el medio físico, familiar y social el que ha desarrollado su vida; debe respetarse su forma personal de relación con los lugares, objetos y personas que han configurado su existencia, todo ello favorece su salud mental. Crisis de la identidad en el adulto mayor Esta situación se presenta por varios motivos que causan un conflicto interno en la persona. Algunos de ellos se mencionan a continuación: • Vive en la incertidumbre del futuro y tiende a replegarse a sí mismo. • Vive una trasformación rápida de sus capacidades fiscas e intelectuales y de su modo de vida. • Surge una crisis de identidad: deja de saber quién es y para qué sirve. • Le asaltan dos temores, por un lado el temor a perder el control de su vida. Este temor va de la mano del género: ¿qué teme perder el hombre? ¿qué teme perder la mujer? Y por otro lado la incertidumbre nacida de un sentimiento de inutilidad. Gran parte de su identidad y del sentido de su vida desaparecen, dejándolo desamparado. • La llegada a una situación de dependencia debido a la edad avanzada provoca un fuerte deseo de independencia que actualiza conflictos antiguos y por otra parte hace resurgir conflictos con la familia de origen, pero ahora llevados a otras personas. Es evidente que la ausencia de apoyo familiar es un factor de riesgo de institucionalización nada deseable, ya que el objetivo principal de la geriatría es que el adulto mayor esté en u medio habitual, rodeado de su familia, de sus cosas; que sea tratado como un ser humano rico en sabiduría, experiencias y vivencias.
  5. 5. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 5 Guías de evaluación en la salud mental en el A.M Es muy común que olvide las cosas o las actividades que tiene que realizar. Por lo general se debe a que no ejercita su memoria, o a que está muy preocupado por algo, aunque si esto sucede con mucha frecuencia no está de más que se le apliquen las siguientes preguntas: • ¿Qué fecha es hoy? • ¿En qué año estamos? • ¿En qué mes estamos? • ¿Qué día del mes es hoy? • ¿Qué hora es, aproximadamente? • ¿En qué lugar estamos? • ¿En qué país? • ¿En qué estado? • ¿En qué ciudad o poblado? *Si no pudo responder algunas se recomienda comentarlo a su doctor. Se debe de tener cuidado especial cuando la persona adulta mayor tiene dificultad para concentrarse, para seguir el hilo de una conversación y se le olvidan las actividades cotidianas. Además de consultar al médico, se recomienda estimularlo mucho, que continué reaprendiendo; proporcionarle lecturas sencillas y atractivas, y luego pedirle que las relate a los demás. Síntomas del estado ansioso TENSIÓN MOTORA HIPERACTIVIDAD AUTOMÁTICA VIGILANCIA Y REGISTRO Estremecimiento Respiración entrecortada Sensación de excitación o impaciencia Sacudimiento Sensación de sofocación Dificultad de concentración o “mente en blanco” Sensación de temblor Taquicardia Dificultad para dormir o mantener el sueño Tensión muscular Sudoración o manos húmedas Irritabilidad Fatiga Manos frías o viscosas Vértigo o mareo Diarrea, vómito u otra molestia abdominal Micción imperiosa y frecuente Problemas para tragar o sensación de “nudo en la garganta” Cefalea Diarrea Disfunción sexual Concepto de trastorno mental Se conoce como trastorno mental al síndrome o a un patrón de carácter psicológico sujeto a interpretación clínica que, por lo general, se asocia a un malestar o a una discapacidad. En este marco, resulta interesante destacar que una enfermedad de tipo mental es aquella que se produce a raíz de una alteración que repercute sobre los procedimientos afectivos y cognitivos del desarrollo, la cual se traduce en dificultades para razonar, alteraciones del comportamiento, impedimentos para comprender la realidad y para adaptarse a diversas situaciones. Resulta importante mencionar que los trastornos mentales pueden ser consecuencia de factores biológicos (ya sean de orden genético, neurológico u otros), ambientaleso psicológicos. Por eso requieren de un abordaje multidisciplinario enfocado a mejorar la calidad de vida del sujeto. Muchos son los signos o síntomas que dan muestra de que alguien está sufriendo un trastorno mental. Así, por ejemplo, entre los mismos se encuentran trastornos del sueño, tristeza, ansiedad, alteraciones en lo que es la memoria, dificultad palpable para pensar con absoluta claridad, conducta de tipo agresivo o incluso cambios y problemas en lo que es tanto la percepción visual como la auditiva.
  6. 6. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 6 Aunque existen diversas categorías de trastornos mentales, las principales están basadas en los trastornos neuróticos y los trastornos psicóticos. Los mencionados en primer lugar alteran la percepción que el individuo tiene en torno a sí mismo y el grado de aprobación del Yo. Más allá de esto, no representan una distorsión del plano real ni provocan aislamientos importantes de la vida social. Los trastornos psicóticos, en cambio, pueden incluir delirios, fuertes dificultades de carácter afectivo y relacional o alucinaciones. Por lo general, estos están determinados por razones orgánicas relevantes. Es importante tener en cuenta que la definición de trastorno mental ha sufrido variaciones con el paso del tiempo. Hasta 1990, la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluía a la homosexualidad y la transexualidad en su listado de trastornos mentales. Entidad aquella que clasifica a los citados trastornos mentales en nueve categorías. Veamos cuales son: Sintomáticos y orgánicos, como por ejemplo el delirium. Esquizotípicos. Entre ellos se encuentran la psicosis o la esquizofrenia. Neuróticos. Dentro de esta categoría se hallan multitud de trastornos tales como la amnesia, la ansiedad, el trastorno obsesivo- compulsivo, la neurastenia o la agarofobia. Del comportamiento y de la personalidad. En este caso, se hace referencia a la inestabilidad emocional, el trastorno paranoide o esquizoide, el trastorno ansioso de la personalidad… Del comportamiento en la infancia y adolescencia. Este sería el caso de los trastornos de conducta, los tics, la tartamudez, la enumerisis o el mutismo selectivo. Trastornos por consumo de psicotrópicos: síndrome de abstinencia, intoxicación agua, síndrome de dependencia… Del humor o afectivos. Entre los mismos se puede hablar de la distimia, el trastorno bipolar o el episodio depresivo, entre otros muchos más. Trastornos mentales producidos por disfunciones de tipo fisiológico. En este caso, se hace referencia a los de tipo alimentario como la anorexia o la bulimia, a los de origen biológico como la eyaculación precoz o a los motivados por el sueño como el terror nocturno, el insomnio o el sonambulismo. Retraso mental: afasia, autismo, disfasia… Psicosis & Neurosis - Diferencias Psicosis y neurosis son dos términos que, en psicología, están íntimamente relacionados, por lo que no es extraño que tendamos a confundirlos. Sin embargo, la realidad es que se refieren a trastornos muy distintos, sobre todo en lo que atañe a su gravedad. Las psicosis designan un grupo de enfermedades que implican la pérdida de la noción de la realidad, haciendo que la persona la reinterprete por completo, principalmente debido al hecho de que no cuenta con mecanismos suficientes para soportarla y hacerle frente. Entre estas enfermedades tenemos la esquizofrenia o el trastorno delirante crónico. En este tipo de dolencias el enfermo no es consciente de que padece una enfermedad, y vive su reinterpretación como si fuera la realidad. Por ello es muy habitual que estas personas se crean con una misión especial que los demás no comprenden o que se convenzan de que existen confabulaciones contra ellos (sensación de que hay alguien que controla su pensamiento) En las neurosis, por el contrario, el paciente sí es consciente de que padece una enfermedad y sufre por ello. La neurosis es realmente una búsqueda de adaptarse y soportar una realidad que, de otra forma, no podría ser asimilada por el sujeto. De ahí vienen algunos comportamientos que, aunque incomprensibles para quienes no padecen dichos trastornos, como ocurre en los enfermos con trastorno obsesivo compulsivo, para ellos es una conducta que tiene una finalidad muy obvia, consistente en eliminar la angustia que sienten ante situaciones que no pueden dominar. Finalmente otra diferencia esencial entre ambos trastornos es el hecho de que la neurosis, aunque nos puede impedir realizar actividades determinadas, no afecta en gran medida con las actividades de la persona, mientras que en el caso de las psicosis al sujeto le imposible llevar una vida normal. (Gabriel Antonio Vera Angarita. Manuela Valencia Piedrahíta) Enfermedades Degenerativas Enfermedades crónico degenerativas las más comunes en adultos mayores. La hipertensión y la diabetes son las enfermedades que más aquejan a los cerca de 80 mil personas mayores de 70 años en Aguascalientes así lo dio a conocer el especialista coordinador de la sala de geriatrimss Antonio Vidales Olivo.
  7. 7. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 7 “La diabetes, la hipertensión, la enfermedad pulmonar, eventos musculares cerebrales, sin embargo en geriatría tenemos un grupo de problemas poco reconocidos a nivel general que son los llamados síndromes geriátricos uno de ellos, las caídas”. El especialista explico que en esta sala de día en geriatría con la cual el estado se convierte en pionero en este tipo de atención especializada se da atención continua a los adultos mayores quienes son valorados física psicológica y socialmente además de un estudio de nutrición para diagnosticar las enfermedades que éstos padecen. O.E 3 Alteraciones Mentales Depresión La depresión es la primera causa de consulta siquiátrica para los mayores de 60 años. Además, la Organización Mundial de la Salud calcula que el 25% de las personas mayores de 65 años padece algún tipo de desorden siquiátrico, siendo la depresión la enfermedad más frecuente (sólo superada por la demencia a partir de los 75 años). Las causas por las que un adulto mayor se deprime son complejas. Enumeraremos algunas de ellas a continuación:  Enfermedades incapacitantes.  Muerte del cónyuge, hijos o familiares cercanos.  Pensionarse o dejar de trabajar.  Dolor crónico.  Pérdida de la independencia (moverse, cuidarse o velar por sí mismo).  Efectos secundarios de medicamentos que debe tomar diariamente.  Enfermedades como el Mal de Párkinson, enfermedades cerebrovasculares, problemas tiroideos. Los síntomas Un adulto mayor deprimido no puede diagnosticarse tan fácilmente, pues se cree que la fatiga, el insomnio o el sueño excesivo que presenta son sucesos normales en la vejez. Por eso, muchos no acuden a tiempo a recibir el tratamiento adecuado y cuando consultan ya la depresión es profunda. Los siguientes comportamientos pueden dar luces sobre si un adulto mayor está deprimido:  Está constantemente confundido.  Olvida constantemente los nombres, las fechas, los sucesos y las cosas más simples.  Desaseo y falta de cuidado en la higiene personal.  Descuido en el arreglo del hogar.  Aislamiento, falta de contacto con familiares o amigos.  Pérdida de peso, dolores de cabeza, trastornos de sueño, vértigo, etc.  Apatía y aislamiento.  Por eso, si sus hijos, cuidadores o familiares ven estos u otro tipo de síntomas de depresión en el adulto mayor, es necesario buscar ayuda, pues las consecuencias de una depresión mal tratada pueden ser fatales para ellos. ¿Qué hacer? Si el entorno cercano al anciano cree que este está pasando por una depresión, es necesario actuar a tiempo. No importa la renuencia del enfermo: la obligación de las personas que lo cuidan es consultar cuando ven cambios drásticos en el ánimo y el comportamiento del anciano. Por eso, es recomendable acudir al médico de cabecera y contarle lo que han visto en el anciano en los últimos días, semanas o meses. Es importante que le cuenten no sólo los cambios físicos y de comportamiento por los que está pasando, sino también los pesares por los que el adulto se queja constantemente. Cualquier detalle es importante para diagnosticar certeramente esta enfermedad.
  8. 8. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 8 Lo más seguro es que, gracias a esta información, el médico remita al paciente a un especialista. El siquiatra seguramente le ordenará antidepresivos y psicoterapia. Estos deben ser únicamente ordenados por él, en la dosis y periodicidad adecuada. Evita la automedicación. En casa, el adulto mayor puede ayudarse a pasar por esta mala racha. Para eso, es recomendable:  Evitar el consumo de cualquier sustancia sicoactiva.  Hacer ejercicio regularmente.  Tener buenos hábitos de sueño.  Cuidar la alimentación.  Hablar de los problemas con personas cercanas y discutir sus soluciones.  No dejar a un lado las actividades que antes brindaban placer o bienestar (visitar a los amigos, hijos y nietos, tejer, bordar, caminar, acudir a celebraciones religiosas, leer, pintar, etc).  Tomar juiciosamente los medicamentos ordenados por el psiquiatra y acudir con puntualidad a las citas con él o el psicólogo. Cuidados de Enfermería/Cuidador Los deberes de los hijos, familiares o cuidadores para con el paciente deprimido son:  Vigilar que el enfermo se tome los medicamentos para la depresión de forma adecuada.  Llevarlo a las citas con el psiquiatra o el psicólogo.  Vigilar sus hábitos de sueño.  Controlar su alimentación.  Escucharle sus penas y angustias.  Alentarlo a que realice actividades que le produzcan bienestar y alegría.  No juzgarlo, sino llenarlo de amor y comprensión.  Quienes pueden sufrirla  Posibles causas  Recomendaciones para el adulto mayor  Detalles para convivir mejor  Recomendaciones para familiares de adultos mayores  Evaluación geriátrica abreviada DEMENCIA SENIL. Definición. En la actualidad se define a la enfermedad de Alzheimer, como una forma de demencia caracterizada por criterios clínico patológicos, con afección cerebral progresiva y degenerativa que afecta la memoria, el pensamiento, la conducta y patológicamente como una abiotrofia cortical, con presencia de placas seniles y degeneración neurofibrilar. De acuerdo con su origen, se puede clasificar en demencia cortical (enfermedad de Alzheimer), demencia subcortical (enfermedad de Parkinson, encefalopatía tóxica o metabólica), demencia cortico-subcortical (vasculopatías, traumatismos) o cortico-basal. De acuerdo al DSM IV se divide de la siguiente manera: Demencia en enfermedad de Alzheimer  De inicio temprano  De inicio tardío  Mixta o atípica  Inespecífica Demencia vascular  De inicio agudo  Multi-infarto  Vascular subcortical  Mixta: subcortical y cortical  Otras demencia vasculares  Inespecífica Demencias propias de otras enfermedades  Enfermedad de Pick  Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob  Enfermedad de Huntington  Enfermedad de Parkinson  Asociada a infección por virus de inmunodeficiencia humana (VIH)  Asociada a otras enfermedades
  9. 9. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 9 Demencia no especificada A la clasificación se puede agregar si el paciente presenta o no síntomas adicionales de predominio delirante, alucinatorio, depresivo o mixto. Así mismo una vez hecho el diagnóstico de demencia se puede clasificar como leve, moderada y severa: • Leve: cuando afecta actividades de la vida diaria sin causar problemas para la independencia del paciente. • Moderado: cuando condiciona incapacidad para vivir de manera independiente. El individuo no recuerda información básica acerca de su vivienda, actividades recientes o el nombre de ciertas personas familiares a él. • Severo: Se caracteriza por la absoluta incapacidad de retener nueva información y solo se recuerdan fragmentos de experiencias o conocimientos pasados. El paciente no reconoce a sus familiares. Para un diagnóstico clínico confiable la pérdida de la memoria debe estar presente al menos durante seis meses; si la duración de las manifestaciones es menor, el diagnóstico es presuntivo. La severidad de la demencia se establece por el grado de decremento cognitivo o de la memoria, cualquiera que sea el más predominante (Ej: alteración leve de la memoria con disminución moderada de las habilidades cognitivas indican demencia moderada. Cuando existen episodios concomitantes de delirium el diagnostico de demencia debe ser diferido. Epidemiología. La demencia senil es la cuarta causa principal de muerte en las personas de edad avanzada. Su incidencia anual en los pacientes mayores de 80 años es del 4%. La demencia leve aparece en el 10% de pacientes mayores a 65 años, la grave en el 5% y el 20% en los mayores a 80 años. Aproximadamente el 50% de los pacientes que se encuentran en instituciones destinadas al cuidado de los enfermos crónicos sufren demencia senil. Factores de riesgo y protectores. Varios factores afectan la posibilidad de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Algunos son modificables y otros no. Factores de Riesgo Probables Factores de Riesgo Definitivos Factores de Riesgo Posibles Factores Protectores TEC Deterioro cognitivo leve Aumento de homocisteina Deficiencia de estrógenos Hipertensión Diabetes, Dislipidemis, Infarto de miocardio. Edad Hereditarios Mutaciones genéticas. Tóxicos, depresión, alcoholismo, tabaquismo, edad avanzada de los padres, herencia vía materna, tamaño reducido de la cabeza, Parkinson Terapia con estrógenos Antiinflamatorios Hipolipemiantes , Antioxidantes, Antihistamínicos, Apolipoproteina E2- E4. Educación elevada Estilos de vida saludables Diagnostico No existe en la actualidad un marcador biológico que diagnostique la enfermedad. El diagnostico se realiza con la clínica, el examen neurológico, cognitivo y patológico, el diagnóstico definitivo se realiza mediante biopsia cerebral cuyas lesiones características son degeneración neurofibrilar, placas seniles, placas neuríticas. Tratamiento Está dirigido al paciente y al entorno familiar, es importante realizar un diagnóstico temprano y retardar la progresión de la enfermedad, aunque no existe una forma comprobada de prevenir la enfermedad de Alzheimer, existen algunas prácticas que se pueden incorporar en la rutina diaria, particularmente si existen antecedentes familiares de demencia. Esquizofrenia Definición La esquizofrenia es un trastorno mental severo que afecta al pensamiento, las emociones y el comportamiento. Es la forma más frecuente de trastorno mental severo y afecta a una persona de cada 100. Es poco frecuente antes de la pubertad y más probable
  10. 10. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 10 que comience entre los 15 y los 35 años. Esta enfermedad con frecuencia dura toda la vida. Tiende a aparecer en familias. Un niño que tiene un padre con esquizofrenia tiene una probabilidad entre 10 de desarrollar esquizofrenia. Las infecciones virales durante el embarazo, complicaciones en el parto, crecer en el centro de grandes ciudades y el uso de drogas también parecen jugar un papel en el desarrollo de esta enfermedad. La estructura y química del cerebro pueden estar afectadas, pero no existe una prueba simple para su diagnóstico hasta el momento. Las familias no causan esquizofrenia (como algunas personas piensan). La evidencia de la investigación sugiere que los acontecimientos estresantes, o dificultades de relación dentro de la familia, pueden algunas veces desencadenar un episodio de esquizofrenia en alguien que es ya vulnerable a desarrollarla debido a la genética y a otros factores. La esquizofrenia afecta a diferentes personas de forma diferente. Existen dos formas de grupos: “positivos” y “negativos”. Las personas que sufren la enfermedad normalmente tienen una mezcla de los dos. Prevención Habilidades para lidiar con la enfermedad. Las personas que padecen esquizofrenia pueden cumplir un papel importante en el manejo de su propia enfermedad. Una vez que los pacientes aprenden hechos básicos acerca de la esquizofrenia y su tratamiento, pueden tomar decisiones informadas acerca de su cuidado. Si saben detectar en forma temprana los indicios de una recaída y tienen un plan de cómo responder a tal situación, los pacientes pueden aprender a prevenirla. Además, los pacientes también pueden lidiar con los síntomas persistentes utilizando su capacidad de afrontamiento. Causas La esquizofrenia es el resultado de un conjunto de factores que predisponen en mayor o menor medida al paciente al desarrollo de la enfermedad, aunque las causas por las que la enfermedad se presenta o, por el contrario, no se manifiesta en determinados pacientes es todavía un misterio. Los principales factores implicados en la aparición y desarrollo de esta enfermedad son: Predisposición genética: la presencia de la enfermedad en los padres o familiares cercanos (tíos, primos, abuelos, etcétera) es un factor que incrementa la posibilidad de aparición en los hijos. Alteraciones durante el embarazo o nacimiento: anoxia (falta de oxígeno en el feto durante el embarazo o el parto), infecciones víricas, traumatismos, etcétera. Alteraciones morfológicas, funcionales o bioquímicas en el cerebro: en este apartado juega un papel fundamental el consumo habitual de sustancias tóxicas y la exposición a determinados tóxicos y estresantes ambientales. Están especialmente involucradas dos sustancias implicadas en la comunicación entre neuronas a nivel del cerebro. Se trata de la dopamina y la serotonina. Incumplimiento del tratamiento una vez diagnosticada la enfermedad: supone un alto riesgo de aparición de recaídas. La esquizofrenia no está relacionada con situaciones de baja escolarización o traumas infantiles, y desde luego no existen culpables de su aparición. Síntomas Síntomas positivos Los síntomas positivos son comportamientos psicóticos que no se ven en personas sanas. Las personas con síntomas positivos frecuentemente “pierden contacto” con la realidad. Estos síntomas pueden aparecer y desaparecer, a veces son intensos y otras veces casi imperceptibles; dependiendo si el individuo está recibiendo tratamiento o no. Los síntomas positivos incluyen: Las alucinaciones son cosas que una persona puede ver, escuchar, oler o sentir y que nadie más puede verlas, escucharlas, olerlas o sentirlas. Las “voces” son el tipo de alucinación más común relacionado con la esquizofrenia. Muchas personas que padecen este trastorno escuchan voces. Estas voces pueden hablarles acerca de su comportamiento, ordenarles hacer algo o advertirlas de algún peligro.
  11. 11. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 11 Muchas veces las voces hablan entre sí. Las personas con esquizofrenia pueden escuchar voces durante mucho tiempo antes de que sus familiares o amigos lo noten. Otros tipos de alucinaciones incluyen: ver personas u objetos que no están presentes, oler aromas que nadie más percibe y sentir cosas como dedos invisibles que tocan su cuerpo cuando no hay nadie cerca. Los delirios son creencias falsas que no forman parte de la cultura de la persona y se mantienen firmes. La persona cree en los delirios incluso después de que otras personas le demuestran que no son reales ni lógicos. Las personas con esquizofrenia pueden tener delirios que parecen extraños, como creer que los vecinos pueden controlar su comportamiento mediante ondas magnéticas. También pueden creer que los individuos que aparecen en televisión les están enviando mensajes especiales o que las emisoras de radio están transmitiendo sus pensamientos en voz alta para los demás. A veces piensan que son otra persona, como una figura histórica famosa. Estas personas también pueden tener delirios paranoicos y creer que los demás intentan hacerles daño, engañándolas, acosándolas, envenenándolas, espiándolas o confabulándose contra ellas o contra quienes las rodean. Estas creencias se denominan “delirios de persecución”. Síntomas negativos Los síntomas negativos se asocian con la interrupción de las emociones y los comportamientos normales. Estos síntomas son más difíciles de reconocer como parte de este trastorno, ya que muchas veces se confunden con los de la depresión u otras condiciones. Estos síntomas incluyen:  “Afecto plano” (la persona no mueve el rostro o habla con una voz desanimada y monótona)  Falta de satisfacción en la vida diaria  Falta de habilidad para iniciar y mantener actividades planificadas  Falta de comunicación, incluso cuando la persona se ve forzada a interactuar. Las personas que tienen síntomas negativos necesitan ayuda con las tareas diarias. Muchas veces hasta descuidan la higiene personal básica. Esto puede hacerlas parecer personas perezosas o personas que no quieren salir adelante, pero en realidad son los síntomas de la esquizofrenia. Síntomas Cognitivos Los síntomas cognitivos son más sutiles. Al igual que los síntomas negativos, estos síntomas son difíciles de reconocer como parte de este trastorno. Con frecuencia, sólo se detectan cuando se realizan pruebas por otras razones. Estos síntomas incluyen:  “Funcionamiento ejecutivo” (habilidad para comprender información y utilizarla para tomar decisiones) deficiente  Problemas para concentrarse o prestar atención  Problemas con la “memoria de trabajo” (habilidad para utilizar información inmediatamente después de haberla aprendido). Por lo general, los síntomas cognitivos hacen que sea difícil llevar una vida normal y ganarse la vida. Además, pueden causar gran angustia emocional. Tratamiento Como aún no se conocen las causas de la esquizofrenia, los tratamientos se concentran en tratar de eliminar los síntomas de la enfermedad. Éstos incluyen medicamentos antipsicóticos y varios tratamientos psicosociales. Medicamentos antipsicóticos Los medicamentos antipsicóticos han estado disponibles desde mediados de 1950. Los más antiguos son los convencionales o “típicos”. Algunos de los que se utilizan comúnmente son:  Clorpromazina (Torazina)  Haloperidol (Haldol)  Perfenazina (Etrafon, Trilafon)  Flufenazina (Prolixina) En la década de 1990, se crearon nuevos medicamentos antipsicóticos que se conocen como de segunda generación o “atípicos”.
  12. 12. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 12 Uno de estos medicamentos es la clozapina (Clozaril), un medicamento efectivo que trata los síntomas psicóticos, las alucinaciones y las desconexiones con la realidad. En ciertas ocasiones, la clozapina puede causar un serio problema llamado agranulocitosis, que es la pérdida de glóbulos blancos que ayudan a combatir las infecciones. Las personas que toman clozapina deben realizarse recuentos de glóbulos blancos cada una o dos semanas. Este problema, más el costo de los análisis de sangre, hace que el tratamiento con clozapina sea difícil de seguir para muchas personas. De todas formas, este tratamiento es de gran ayuda para los pacientes que no responden a otros medicamentos antipsicóticos. También se crearon otros antipsicóticos atípicos y ninguno causa agranulocitosis. Algunos ejemplos incluyen:  Risperidona (Risperdal)  Olanzapina (Zyprexa)  Quetiapina (Seroquel)  Ziprasidona (Geodon)  Aripiprazol (Abilify)  Paliperidona (Invega) Cuidados de Enfermería  Cuidados físicos: mantenimiento de la hidratación, nutrición e higiene.  Administración del tratamiento farmacológico: asegurando la toma y detectando la aparición de efectos secundarios. Control de las constantes.  Ante la aparición de ideas delirantes y alucinaciones hay que orientar al paciente en la realidad, ganar la confianza del paciente escuchando sus ideas delirantes, evitar negar o discutir las alteraciones del pensamiento que se expresen en la comunicación verbal(pero nunca dar a entender que se aceptan), estar el mayor tiempo posible a su lado para trasmitirle seguridad, hacerle seguir los horarios de sueño y alimentación, disminuir los estímulos exteriores y asegurar un entorno de seguridad para el paciente.  Ante el paciente agitado o con conductas hostiles una sujeción mecánica, mantener la calma y hablarle de forma suave y mantener el contacto visual y atender a sus demandas.  Ante el paciente con conductas inhibidas acompañarle al paciente durante periodos regulares, no abrumar con palabras, hacerle cumplir la rutina del Servicio, horarios de comidas, etc y añadir estímulos externos que puedan motivarle: juegos, actividades, etc. Parkinson La enfermedad de Parkinson (CIE-10: G20 enfermedad de Parkinson) es una enfermedad degenerativa del sistema nervioso central caracterizada por pérdida neuronal que ocasiona la disminución en la disponibilidad cerebral del neurotransmisor denominado dopamina entre otros; y que se manifiesta como una desregulación en el control del movimiento. La enfermedad de Parkinson es progresiva con una edad media de inicio de 55 años, y se ha calculado una duración media de la enfermedad de 10 a 13 años. La etiología aún no ha sido dilucidada, en más del 90% de los casos proviene de una condición esporádica, sin embargo se han localizado algunos genes relacionados con la enfermedad. Cabe mencionar que después del criterio de edad, la historia familiar de Parkinson permanece como el riesgo mayor para desarrollar enfermedad de Parkinson. Se ha descrito que más del 15% de los pacientes con EP tienen una historia familiar positiva. La enfermedad de Parkinson se manifiesta clínicamente por síntomas motores clásicos que son bradicinesia, el temblor, rigidez e inestabilidad postural. Se pueden observar otros síntomas como la micrografía y dificultad para realizar tareas finas. Estos síntomas inician de forma asimétrica y gradualmente se va afectando el lado contrario. El síntoma inicial más frecuente es el temblor de reposo con una frecuencia de 4 a 6 ciclos/segundo y aunque es el síntoma más visible no es el más discapacitante. La prevención (nuevo descubrimiento)
  13. 13. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 13 El doctor G. Webster Ross, neurólogo en el Centro Médico para Veteranos de Guerra en Honolulu, dirigió un estudio hecho a ocho mil hombres, en el que se mostró que la ingestión de aproximadamente cinco tazas de café diarias impedía el desarrollo de la enfermedad. Se cree que la cafeína protege a las neuronas del efecto provocador de la enfermedad. Al parecer, la cafeína, ayuda a elevar los niveles de dopamina. Abraham Lieberman, director médico de la Fundación Nacional de Parkinson de Estados Unidos, considera que la investigación y los resultados obtenidos abren nuevas vías en el tratamiento de la enfermedad. No se sabe aún con exactitud si la cafeína provoca la prevención de la enfermedad o detiene la evolución de la misma. Causas Aunque la causa puede ser indefinida en algunos casos, la investigación ha descubierto que en los pacientes con Parkinson hay un desequilibrio químico, producto de la pérdida de ciertas células cerebrales. Investigaciones recientes han encontrado cierta relación con la exposición de agroquímicos a temprana edad. En algunos pacientes se hereda la predisposición a padecer el problema; sin embargo si el paciente no se expone a sustancias tóxicas, posiblemente la enfermedad no se haga manifiesta. Algunos autores han encontrado mayor incidencia de este trastorno del movimiento, entre personas de área rural que consumen agua de pozo, la cual se ha supuesto contaminada con agroquímicos. Se ha descubierto que el consumo de drogas puede llegar a causar parkinson. En 1961 Hornykiewicz descubrió que los pacientes afectados por esta enfermedad mostraban una deficiencia de dopamina en la sustancia negra del cerebro. Pese a todo, la causa de la enfermedad todavía es desconocida. Posible Etiología y fisiopatología de la enfermedad. Parkinsonismo primario. Hay una pérdida de neuronas pigmentadas de la sustancia negra, el locus coeruleus y otros grupos celulares dopaminérgicos del tronco encefálico. La pérdida de neuronas de la sustancia negra que se proyectan hacia el núcleo caudado y el putamen origina una depleción del neurotransmisor dopamina en esas áreas. En los casos postencefalíticos (v. más adelante), la región del mesencéfalo que contiene la sustancia negra es destruida por un proceso inflamatorio. La enfermedad suele iniciarse después de los 40 años, aumentando su incidencia en los grupos de edad más avanzada. Parkinsonismo secundario. Se debe a una pérdida o una interferencia en la acción de la dopamina en los ganglios basales, debido a enfermedades degenerativas idiopáticas, fármacos o productos tóxicos exógenos. La causa más frecuente de parkinsonismo secundario es la ingesta de fármacos neurolépticos o reserpina. Todos estos fármacos producen parkinsonismo a través de sus propiedades de bloqueo de los receptores dopaminérgicos. Sin embargo, la tioridazina (un fármaco que presenta una potente actividad anticolinérgica) produce parkinsonismo con menor frecuencia que otros fármacos neurolépticos tradicionales. Aún no se ha demostrado que la clozapina, un neuroléptico atípico, produzca parkinsonismo. Sin embargo, este fármaco se asocia a una incidencia baja, pero demostrada, de agranulocitosis. Los neurolépticos con menor actividad anticolinérgica (haloperidol) son los que producen mayor incidencia de parkinsonismo. La administración simultánea de un fármaco anticolinérgico (como la benzotropina, a dosis de 0,2-2 mg 3/d) o la amantadina (a dosis de 100 mg 2/d) puede mejorar la situación. Otra causas menos frecuentes son: intoxicación por CO o manganeso, hidrocefalia, lesiones estructurales (tumores, infartos que afectan el mesencéfalo o los ganglios basales), hematomas subdurales, trastornos degenerativos como la degeneración nigrostriada y la degeneración olivopontocerebelosa o la atrofia multisistémica (v. Degeneraciones espinocerebelosas, más adelante). Recientemente, la n-metil-1,2,3,4 tetrahidropiridina (n-MPTP), un subproducto de la síntesis de un tipo de heroína, ha causado parkinsonismo en algunos adictos a drogas Síntomas Los síntomas tempranos de la enfermedad de Parkinson son tenues y se producen gradualmente. Las personas afectadas pueden sentir temblores leves o tener dificultad para levantarse de una silla. Pueden notar que hablan muy suavemente o que su escritura es lenta y parece apretada o pequeña. Pueden perder la pista de una palabra o un pensamiento, o pueden sentirse cansados, irritables, o
  14. 14. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 14 deprimidos sin una razón aparente. Este período muy temprano puede durar largo tiempo antes de que aparezcan los síntomas más clásicos y obvios. Los amigos o familiares pueden ser los primeros en notar cambios en alguien con enfermedad de Parkinson temprana. Pueden ver que la cara de la persona no tiene expresión y animación (conocido como "carencia de expresión en la cara") o que la persona no mueve un brazo o una pierna normalmente. También pueden notar que la persona parece rígida, instable o inusualmente lenta. A medida que evoluciona la enfermedad, el temblor que afecta a la mayoría de los pacientes con Parkinson puede comenzar a interferir con las actividades cotidianas. Los pacientes pueden no ser capaces de sostener firmemente los utensilios o pueden encontrar que el temblor hace que sea difícil leer el periódico. Generalmente el temblor es el síntoma que hace que las personas busquen ayuda médica. Las personas con Parkinson a menudo desarrollan la llamada marcha parkinsoniana que comprende una tendencia a inclinarse hacia adelante, dar pasos pequeños y rápidos como apurándose hacia adelante (llamada festinación), y balanceo disminuido de los brazos. También pueden tener dificultad para iniciar el movimiento (vacilación del inicio), y pueden detenerse súbitamente al caminar (congelación). La enfermedad de Parkinson no afecta a todos de la misma manera, y la velocidad de la evolución difiere entre los pacientes. El temblor es el síntoma principal para algunos pacientes, mientras que para otros, no existe o es muy leve. Los síntomas de la enfermedad a menudo comienzan de un lado del cuerpo. Sin embargo, a medida que evoluciona, la enfermedad finalmente afecta ambos lados. Aún después de que la enfermedad involucra ambos lados del cuerpo, los síntomas a menudo son menos graves en un lado que en el otro. Los cuatro síntomas primarios de la enfermedad de Parkinson son: • Temblor. El temblor asociado con la enfermedad tiene una apariencia característica. Típicamente, el temblor toma la forma de un movimiento rítmico hacia adelante y hacia atrás a una velocidad de 4-6 latidos por segundo. Puede involucrar el pulgar y el índice y parecer un temblor como "rodar píldoras". El temblor a menudo comienza en una mano, aunque a veces se afecta primero un pie o la mandíbula. Es más obvio cuando la mano está en reposo o cuando la persona está bajo estrés. Por ejemplo, el temblor puede volverse más pronunciado unos segundos después de que las manos descansan sobre una mesa. El temblor generalmente desaparece durante el sueño o mejora con el movimiento intencional. • Rigidez. La rigidez, o resistencia al movimiento, afecta a la mayoría de las personas con enfermedad de Parkinson. Un principio importante del movimiento corporal es que todos los músculos tienen un músculo que se opone. El movimiento es posible no solamente porque un músculo se vuelve más activo sino porque el músculo opuesto se relaja. En la enfermedad de Parkinson, la rigidez sobreviene cuando, en respuesta a señales del cerebro, el delicado equilibrio de los músculos opuestos se perturba. Los músculos permanecen constantemente tensos y contraídos y la persona tiene dolor, o siente rigidez o debilidad. La rigidez se vuelve obvia cuando otra persona trata de mover el brazo del paciente, el cual se moverá solamente en forma de trinquete o con movimientos cortos y espasmódicos conocidos como rigidez de "rueda dentada". • Bradicinesia. La bradicinesia, o el retardo y pérdida del movimiento espontáneo y automático, es particularmente frustrante debido a que puede hacer que las tareas simples sean algo difíciles. La persona no puede realizar rápidamente movimientos rutinarios. Las actividades, antes realizadas rápida y fácilmente, como asearse y vestirse, pueden tomar varias horas. • Inestabilidad postural. La inestabilidad postural, o deterioro del equilibrio, hace que los pacientes se caigan fácilmente. Las personas afectadas pueden desarrollar una postura encorvada en la cual la cabeza está inclinada y los hombros caídos. Un número de otros síntomas puede acompañar a la enfermedad de Parkinson. Algunos son menores; otros no lo son. Muchos pueden tratarse con medicamentos o fisioterapia. Nadie
  15. 15. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 15 puede predecir qué síntomas afectarán a un paciente individual, y la intensidad de los síntomas varía de una persona a otra. • Depresión. Este es un problema común y puede aparecer precozmente en el curso de la enfermedad, aún antes de que se noten otros síntomas. Afortunadamente, la depresión generalmente puede ser tratada con éxito por medio de medicamentos antidepresivos. • Cambios emocionales. Algunas personas con Parkinson se vuelven miedosas e inseguras. Tal vez teman no poder sobrellevar nuevas situaciones. Es posible que no deseen viajar, ir a fiestas o socializar con amigos. Algunas pierden su motivación y se vuelven más dependientes de sus familiares. Otras pueden volverse irritables o atípicamente pesimistas. • Dificultad para tragar y masticar. Los músculos usados para tragar podrían funcionar con menor eficiencia en las etapas tardías de la enfermedad. En estos casos, los alimentos y la saliva podrían acumularse en la boca y el fondo de la garganta, lo que podría ocasionar ahogos o babeo. Estos problemas también pueden dificultar la obtención de nutrición adecuada. Los terapeutas del lenguaje y la palabra, los terapeutas ocupacionales y los dietistas a menudo pueden ayudar con estos problemas. • Cambios en el habla. Cerca de la mitad de los pacientes con la enfermedad tiene problemas con el habla. Pueden hablar muy suavemente o con voz monótona, vacilar antes de hablar, arrastrar o repetir las palabras, o hablar demasiado rápido. Un terapeuta del lenguaje puede ser capaz de ayudar a los pacientes a reducir algunos de estos problemas. • Problemas urinarios o estreñimiento. En algunos pacientes, pueden producirse problemas con la vejiga y el intestino debido al funcionamiento incorrecto del sistema nervioso autónomo, responsable de la regulación de la actividad del músculo liso. Algunas personas pueden volverse incontinentes, mientras que otras tienen problemas para orinar. En otras, puede producirse estreñimiento debido a que el tracto intestinal funciona con mayor lentitud. El estreñimiento también puede estar causado por la inactividad, comer una dieta inadecuada o beber pocos líquidos. Los medicamentos usados para tratar la enfermedad también contribuyen al estreñimiento. Puede ser un problema persistente y en casos raros, suficientemente serio como para requerir la hospitalización. • Problemas de la piel. En la enfermedad de Parkinson, es habitual que la piel de la cara se vuelva muy aceitosa, particularmente en la frente y en los lados de la nariz. El cuero cabelludo también puede volverse aceitoso, causando caspa. En otros casos, la piel puede volverse muy seca. Estos problemas también son el resultado del funcionamiento incorrecto del sistema nervioso autónomo. Pueden ser útiles los tratamientos estándar para los problemas de la piel. La sudoración excesiva, otro síntoma habitual, generalmente es controlable con medicamentos usados para la enfermedad. • Problemas para dormir. Los problemas para dormir habituales en la enfermedad de Parkinson comprenden la dificultad para permanecer dormido por la noche, sueño intranquilo, pesadillas y sueños emotivos y somnolencia o inicio súbito del sueño durante el día. Los pacientes con Parkinson nunca deben tomar pastillas para dormir de venta libre sin consultar con sus médicos. • Demencia u otros problemas cognitivos. Algunas pero no todas las personas con enfermedad de Parkinson pueden desarrollar problemas de la memoria y pensamiento lento. En algunos casos, los problemas cognitivos se agravan, llevando a una afección llamada demencia de Parkinson tardíamente en el curso de la enfermedad. Esta demencia puede afectar la memoria, el juicio social, el lenguaje, el razonamiento, u otras habilidades mentales. Actualmente no hay manera de detener esta demencia, pero estudios han demostrado que un medicamento llamado rivastigmina puede reducir levemente los síntomas. El medicamento donepezil también puede reducir los síntomas de conducta en algunas personas con demencia relacionada con Parkinson. • Hipotensión ortostática. La hipotensión ortostática es una caída súbita de la presión arterial que se produce cuando una persona se pone de pie desde una posición acostada. Puede causar vahídos, mareos y en casos
  16. 16. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 16 extremos, pérdida del equilibrio o desmayo. Estudios han sugerido que en la enfermedad de Parkinson, este problema se produce por una pérdida de terminaciones nerviosas en el sistema nervioso simpático que controlan la frecuencia cardíaca y otras funciones automáticas del cuerpo. Los medicamentos usados para tratar la enfermedad de Parkinson también pueden contribuir a este síntoma. • Calambres musculares y distonía. La rigidez y falta de movimiento normal asociados con la enfermedad de Parkinson a menudo causan calambres musculares, especialmente en las piernas y dedos de los pies. Los masajes, las elongaciones y aplicar calor pueden ayudar con estos calambres. La enfermedad también puede asociarse con distonía, contracciones musculares sostenidas que causan posiciones forzadas o retorcidas. La distonía en el Parkinson a menudo está causada por fluctuaciones en el nivel de dopamina del cuerpo. Generalmente puede aliviarse o reducirse ajustando los medicamentos de la persona. • Dolor. Muchas personas con enfermedad de Parkinson tienen músculos y articulaciones doloridos debido a la rigidez y a posturas anormales a menudo asociadas con la enfermedad. El tratamiento con levodopa y otros medicamentos dopaminérgicos a menudo alivia estos dolores hasta cierto punto. También pueden ayudar ciertos ejercicios. Las personas con Parkinson también pueden tener dolor debido a la compresión de las raíces nerviosas o los espasmos musculares relacionados con la distonía. En casos raros, las personas con Parkinson pueden tener sensaciones punzantes y quemantes inexplicables. Este tipo de dolor, llamado "dolor central", se origina en el cerebro. Para tratar este tipo de dolor, pueden usarse medicamentos dopaminérgicos, opiáceos, antidepresivos y otros tipos de medicamentos. • Fatiga y pérdida de la energía. Las demandas inusuales de vivir con la enfermedad de Parkinson a menudo llevan a problemas de fatiga, especialmente al final del día. La fatiga puede estar asociada con depresión o trastornos del sueño, pero también puede deberse a estrés muscular o hacer demasiada actividad cuando la persona se siente bien. La fatiga también puede deberse a la acinesia, los problemas para iniciar o realizar un movimiento. El ejercicio, buenos hábitos del sueño, estar mentalmente activo y no forzar demasiadas actividades en poco tiempo pueden ayudar a aliviar la fatiga. • Disfunción sexual. La enfermedad de Parkinson a menudo causa disfunción eréctil debido a sus efectos sobre las señales nerviosas del cerebro o debido a mala circulación sanguínea. La depresión relacionada con Parkinson o el uso de antidepresivos también pueden causar deseo sexual disminuido y otros problemas. A menudo estos problemas son tratables. Tratamiento farmacológico La levodopa (L-dopa) continúa siendo un tratamiento muy eficaz y piedra angular del tratamiento de la EP. Los agonistas dopaminérgicos son medicamentos que tienen su efecto terapéutico mediante la estimulación de distintos receptores de levodopa. Los agonistas dopaminérgicos derivados de la ergotamina incluyen a la bromocriptina, pergolide, cabergolina y la lisurida. Debido a su perfil de efectos secundarios y adversos, tolerabilidad y efectividad actualmente no son utilizadas rutinariamente. Los agonistas no ergóticos incluyen al pramipexol, rotigotina, apomorfina, ropinirol. Otros medicamentos disponibles son los inhibidores de la catecolometiltransferasa (iCOMT) y los inhibidores de la monoaminooxidasa (iMAO). Tratamiento quirúrgico de la enfermedad de Parkinson El éxito del tratamiento quirúrgico depende de los criterios de operabilidad. Debe destacarse que solo del 5 al 10% de los pacientes con el diagnóstico de enfermedad de Parkinson idiopática cumplen con los criterios que determinarán una buena respuesta al tratamiento. Tanto las estimulación cerebral profunda del GPi como del NST mejoran significativamente la puntuación del UPDRS en su parte motora, mejoran las discinesias y mejora las actividades de la vida diaria. Hipocondría ¿Qué es la hipocondría? Es una creencia de que los re, incluso cuando no exista ningún dato médico para respaldar la presencia de una enfermedad.
  17. 17. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 17 Causas Las personas con hipocondría están preocupadas por su salud física y tienen un miedo irreal de tener una enfermedad grave. Este trastorno se presenta por igual en hombres y mujeres. Es importante darse cuenta que las personas con hipocondría no crean estos síntomas intencionalmente (fingiendo estar enfermas). Ellas son incapaces de controlar los síntomas. Las personas que tienen antecedentes de maltrato físico o abuso sexual son más propensas a padecer este trastorno Síntomas Las personas con hipocondría son incapaces de controlar sus miedos y preocupaciones. Con frecuencia, creen que cualquier síntoma o sensación es un signo de una enfermedad seria. Los síntomas pueden alternar y cambiar y con frecuencia son vagos. Las personas con hipocondría a menudo examinan su propio cuerpo. Ellos buscan el consuelo de la familia, los amigos o los médicos de manera regular. Se sienten bien a lo sumo durante un tiempo corto y luego empiezan a preocuparse por los mismos síntomas o por síntomas nuevos. Tratamiento Es importante tener una relación de apoyo con un médico. Usted debe tener únicamente un médico de atención primaria para evitar demasiados exámenes y procedimientos. El médico debe comentarle que usted no tiene una enfermedad, pero que el seguimiento médico continuo le ayudará a controlar los síntomas Los antidepresivos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS), pueden ayudar a reducir la preocupación y los síntomas físicos de este trastorno. Encontrar un profesional en salud mental con experiencia en el tratamiento de este trastorno con psicoterapia puede servir. La terapia conductual cognitiva (TCC), un tipo de psicoterapia, le puede ayudar a manejar el dolor. Durante la terapia, usted aprenderá:  A reconocer lo que parece empeorar los síntomas  A desarrollar métodos para manejar los síntomas  A mantenerse más activo, incluso si todavía tiene los síntomas
  18. 18. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 18 Trastornos del sueño Definición Son cualquier patrón de interrupción del sueño, como problemas para conciliar el sueño o permanecer dormido, demasiado sueño o comportamientos anormales con el sueño. Prevención Evitar en lo posible la mayor cantidad de causas perturbadoras del sueño y hacer ejercicio regular pueden ayudar a controlar los problemas del sueño. Causas Los problemas del sueño son frecuentes en las personas mayores o ancianos. En general, ellos necesitan dormir de 30 a 60 minutos menos y tienen un sueño menos profundo y más entrecortado que el sueño en las personas más jóvenes. Una persona de 70 años sana puede despertarse cuatro veces durante la noche sin que esto se deba a una enfermedad. Algunas causas o factores contribuyentes para los trastornos del sueño en los adultos mayores abarcan:  Enfermedad de Alzheimer  Alcohol  Cambios en el reloj interno natural del cuerpo, lo que lleva a que algunas personas se duerman más temprano en la noche  Enfermedad crónica como la insuficiencia cardíaca congestiva  Ciertos medicamentos, hierbas, suplementos y drogas psicoactivas  Depresión (es una causa común de problemas de sueño en personas de todas las edades)  Afecciones neurológicas  No ser muy activo  Dolor causado por enfermedades como la artritis  Estimulantes como la cafeína  Orinar en la noche Síntomas  Dificultad para quedarse dormido  Dificultad para diferenciar entre el día y la noche  Despertarse temprano en la mañana  Despertar a menudo durante la noche Tratamiento El alivio del dolor crónico y el control de afecciones médicas, como la micción frecuente, pueden mejorar el sueño en algunas personas. Igualmente, el tratamiento de la depresión puede mejorar el sueño. Dormir en un lugar tranquilo y tomar un vaso de leche caliente antes de acostarse pueden mejorar los síntomas. Otras formas de estimular el sueño abarcan seguir estos consejos de un estilo de vida saludable:  Evitar las comidas pesadas poco antes de acostarse  Evitar los estimulantes como la cafeína  Hacer ejercicio en las primeras horas del día  Acostarse y despertarse a la misma hora todos los días (no haga siestas)  Utilizar la cama únicamente para dormir o para la actividad sexual Si no puede conciliar el sueño después de 20 minutos, levántese de la cama y realice una actividad tranquila como leer o escuchar música. Evite en lo posible el uso de pastillas para dormir (somníferos) por largos períodos de tiempo, ya que pueden
  19. 19. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 19 producir dependencia y, con el tiempo, llevar al empeoramiento de los problemas de sueño si no se usan correctamente. El médico debe evaluar los riesgos de la somnolencia diurna, los efectos secundarios mentales (cognitivos) y las caídas antes de que usted empiece a tomar estos medicamentos.  Si necesita pastillas para dormir, Ambien, Lunesta, Sonata y Rozerem pueden ser seguras cuando se utilizan de manera apropiada.  Es mejor NO tomar pastillas para dormir en días consecutivos o por más de dos a cuatro días a la semana.  El alcohol puede empeorar los efectos secundarios de todas las pastillas para dormir y se debe evitar. ADVERTENCIA: La FDA le ha solicitado a los fabricantes de ciertas pastillas para dormir poner etiquetas de advertencia más fuertes en sus productos, de tal manera que los consumidores sean más conscientes de los riesgos potenciales. Los posibles riesgos de tomar tales medicamentos comprenden reacciones alérgicas graves y trastornos peligrosos relacionados con el sueño, incluyendo quedarse dormido al conducir. Pregúntele al médico con respecto a estos riesgos. Cuidados de Enfermería (Intervenciones NIC) Fomentar el sueño (1850): Definición: facilitar ciclos regulares de sueño/vigilia. Actividades  Animar al paciente a que establezca una rutina a la hora de irse a la cama para facilitar la transición del estado de vigilia al de sueño.  Ayudar al trabajador a evitar a la hora de irse a la cama los alimentos y bebidas que interfieran el sueño.  Enseñar a realizar una relajación muscular autogénica u otras formas no farmacológicas de inducción del sueño.  Regular los estímulos del ambiente para mantener los ciclos día-noche normales.  Dar a conocer medidas de comodidad, técnicas para favorecer el sueño y cambios del estilo de vida que contribuyan a un sueño óptimo. Anorexia en el A.M La anorexia se define como pérdida de apetito o falta de deseo por comer, y debe ser diferenciada de la intolerancia a determinados alimentos, la disminución del sentido del guto, la saciedad precoz y la dificultad en la ingesta. Se ha sugerido que junto con el envejecimiento se produce una manifiesta pérdida de apetito, y que las alteraciones del gusto y el olfato que suelen aparecer en el anciano disminuyen la satisfacción por comer y el interés por la alimentación. El problema de la anorexia merece una especial atención en el ámbito de la Atención Primaria si consideramos la estrecha relación entre pérdida de masa corporal y aumento de la mortalidad. Causas La anorexia puede ser el síntoma de un gran número de enfermedades, tanto intestinales como extraintestinales. Enfermedades intestinales La anorexia se observa de forma habitual en enfermedades del aparato digestivo e hígado. Los trastornos de la mucosa oral y la dentadura pueden generar dificultad en la ingesta y secundariamente anorexia. En algunas ocasiones el síntoma real es la sitofobia, es decir, miedo a tomar alimento por las subsiguientes molestias abdominales que se producen como (como en el RGE, enteritis regional, isquemia mesentérica). Enfermedades extraintestinales Algunas enfermedades pueden manifestarse de forma atipica o inespecifica, siendo inclusio la anorexia el sintoma predominante (ITU, IAM, uremia, dolor, etc.). Otras veces la afectación del apetito puede pasar desapercibida, como en los pacientes cardiópatas o con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, que experimentan dificultad respiratoria cada vez que tragan alimentos, y que además preentan un mayor gasto energético por el esfuerzo respiratorio. Síntomas Esta patología se caracteriza por una pérdida significativa de peso provocada por el enfermo y por una percepción errónea del propio cuerpo. En consecuencia, los problemas endocrinos se hacen
  20. 20. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 20 evidentes en un espacio de tiempo relativamente corto. Los principales síntomas que determinan la aparición de la enfermedad son los siguientes:  Rechazo a mantener el peso corporal por encima del mínimo adecuado para la edad y talla del enfermo.  Miedo al aumento de peso o a la obesidad incluso cuando el peso se encuentra por debajo de lo recomendable.  Percepción distorsionada del cuerpo, su peso y proporciones.  Ausencia de tres ciclos menstruales consecutivos en las mujeres (amenorrea). Los anoréxicos pueden experimentar una serie de síntomas muy variados: estreñimiento, amenorrea, dolor abdominal, vómitos, etc. Pero es la familia la que detecta los síntomas que dan la voz de alarma:  Preocupación excesiva por la composición calórica de los alimentos y por la preparación de los alimentos  Constante sensación de frío  Reducción progresiva de los alimentos  Obsesión por la imagen, la báscula, los estudios y el deporte  Utilización de trampas para evitar la comida  Hiperactividad Tratamiento Los objetivos globales del tratamiento son la corrección de la malnutrición y los trastornos psíquicos del paciente. En primer lugar se intenta conseguir un rápido aumento de peso y la recuperación de los hábitos alimenticios, ya que pueden implicar un mayor riesgo de muerte. Pero una recuperación total del peso corporal no es sinónimo de curación. La anorexia es una enfermedad psiquiátrica y debe tratarse como tal. El tratamiento debe basarse en tres aspectos:  Detección precoz de la enfermedad: conocimiento de los síntomas por parte de los médicos de atención primaria y de los protocolos que fijan los criterios que el médico debe observar.  Coordinación entre los servicios sanitarios implicados: psiquiatría, endocrinología y pediatría.  Seguimiento ambulatorio una vez que el paciente ha sido dado de alta, con visitas regulares. Las hospitalizaciones suelen ser prolongadas, lo que supone una desconexión del entorno que puede perjudicar el desarrollo normal del adolescente. Por ello son aconsejables, siempre que se pueda, los tratamientos ambulatorios. El ingreso en un centro médico es necesario cuando:  La desnutrición es muy grave y hay alteraciones en los signos vitales  Cuando las relaciones familiares son insostenibles y es mejor aislar al paciente  Cuando se agravan los desórdenes psíquicos.  El tratamiento ambulatorio es eficaz cuando:  Se detecta de manera precoz  No hay episodios de bulimia ni vómitos y existe un compromiso familiar de cooperación. Cuidados de Enfermería  Control de funciones vitales cada 4 horas y según sea necesario: incluir pulso apical.  Medir los líquidos administrados y eliminados cada 8 horas (Balance Hídrico) pesar al paciente.  Colocación de vías endovenosa, con suero clorurado al 9%  Monitorizar los niveles de hemoglobina y glucosa en sangre  Vigilar los valores electrolíticos  Tomar pulso apical durante 1min. Completo y notificar al médico si es menor de 660, teniendo en cuenta el medicamento administrado  Evaluar los sonidos respiratorios cada 4 horas  Colocar al paciente en posición semi fowler.  Mantener los pies elevados, y ejercicios pasivos.  Coordinar con el equipo de salud  Educar a la familia sobre el tratamiento a realizarse.  Fomentar hábitos saludables en general, conductas alimentarias en todas etapas de desarrollo  Informar correctamente sobre las dietas, el valor de los nutrientes, las necesidades normales.
  21. 21. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 21  Tranquilizar a la familia tratando de desdramatizar el proceso, animándola a tener paciencia, puesto que el proceso de curación puede ser lento  Favorecer una percepción más realista de la imagen corporal  Ayudar al desarrollo de las conductas de ingestión y eliminación alternativas a las utilizadas durante el curso de la enfermedad  Evaluar el proceso del paciente  Brindar el apoyo emocional  Limitar las actividades físicas, si es necesario para promover la ganancia de peso Vigilar la ingesta diaria de alimentos calóricos. O.E 4 Sexualidad en el A.M Escala de Glasgow La escala de Coma de Glasgow es una escala neurológica diseñada para Evaluar el nivel de consciencia de los pacientes que han sufrido un traumatismo craneoencefálico (TCE) durante las primeras 24 horas postrauma. Descripción de la escala La escala está compuesta por tres parámetros para evaluar: respuesta ocular, motora y verbal. A cada uno se le asigna un valor dependiendo de la respuesta del paciente, los resultados se suman al final para realizar la interpretación. El valor más bajo que puede obtenerse es de 3 (1+1+1), y el más alto de 15 (4+5+6). Interpretación De acuerdo con la puntuación obtenida, a los pacientes se los clasifica como:  TCE leve:14-15  TCE moderado: 9-13  TCE severo: igual o menos de 8, de mal pronóstico, requiere: intubación y reanimación inmediata. Representación de lo masculino y lo femenino. Cambios en la mujer: Anatómicos y fisiológicos:  Disminución de hormonas sexuales por envejecimiento de los ovarios  Menopausia y pérdida de la capacidad de reproducción  Cambios en la vagina: más pequeña, menos flexible y lubricada. Lubricación más lenta y se puede dar sequedad
  22. 22. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 22 y dolor en la penetración. Menos acidez y más posibilidad de infecciones vaginales. Figura corporal:  Figura menos juvenil: piel envejecida, arrugas, pechos más caídos, diferente distribución de la grasa  Disminución del tamaño de los labios, ovarios, trompas, útero y vagina  Menos vello sobre los genitales Respuesta sexual:  Respuesta sexual más lenta  Cambios corporales menos vigorosos en mamas, labios, vagina y clítoris  Menor frecuencia e intensidad de las contracciones orgásmicas Cambios en el hombre: Anatómicos y fisiológicos:  Menor tamaño de los testículos, menor producción de esperma y testosterona  Menor vigor en la erección y menor estabilidad Figura corporal:  Envejecimiento de la piel  Envejecimiento generalizado Respuesta sexual:  Mayor intervalo de tiempo para conseguir la erección y el orgasmo  Mayor necesidad de estimulación táctil directa y continuada  Menor vigor y estabilidad en las erecciones. Menos contracciones y menos intensas  Menos necesidad de eyacular, menos vigorosa y menor volumen de eyaculación  Período refractario más largo Los cambios esperados en las fases de la respuesta sexual humana:  Deseo: puede ser menor, principalmente en las mujeres, más por razones psicosociales  Excitación-meseta: el proceso de excitación es más lento, y los cambios que lo acompañan menos vigorosos  Orgasmo: disminuye el número de contracciones y su intensidad  Período refractario: se alarga en los varones La percepción subjetiva de placer y el bienestar sexual y emocional de la pareja no tienen porqué afectarse. El grado de satisfacción parece depender más de factores como la adecuada estimulación mutua y los sentimientos de intimidad, empatía y ternura. Posibles soluciones… A la disminución del deseo:  Usar excitantes (música romántica, novelas eróticas, etc.)  Cuidar el atractivo corporal, evitando situaciones de abandono en el vestir y falta de higiene  Terapia hormonal, con consejo médico  Tratamiento de problemas depresivos  Dejar de tomar alcohol o fármacos  Buscar consejo psicológico individualizado para que los contactos sexuales se resuelvan de modo satisfactorio, evitando sobre todo la rutina que conduce al aburrimiento. A la sequedad y pérdida de elasticidad vaginal:  Usar lubricantes  Estrógenos locales bajo supervisión médica  Prolegómenos prolongados que faciliten una adecuada lubricación previa al coito  Tener actividad sexual frecuente  Ejercicios pélvicos de Kegel A la erección débil:  Usar una posición que haga más fácil la inserción del pene  Aceptarlo como una limitación de la edad
  23. 23. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 23  No usar preservativo, si no hay riesgo de contagio Sexualidad y Vejez La sexualidad, como necesidad interpersonal básica del ser humano, está también presente en la edad adulta y la vejez. Sin embargo, es muy común que a partir de cierta edad, las personas inhiban su deseo sexual, presenten disfunciones o incluso se abstengan de mantener relaciones sexuales. Ello se debe más a prejuicios, mitos y desinformación que a problemas físicos realmente incapacitantes. Se debe favorecer que la sexualidad siga estando activa en estas edades, por sus consecuencias positivas, ya que nos ayuda a sentirnos apreciados/as, comprendidos/as, querido/as, deseado/as, y fortalece los vínculos y la autoestima. Necesidades afectivas del ser humano En numerosos estudios, además de los problemas económicos y los médicos, las necesidades sociales, afectivas y sexuales sobresalen entre las preocupaciones de las personas adultas y, sobre todo, de las mayores. Las personas mayores tienen básicamente las mismas necesidades afectivas interpersonales que los niños y jóvenes:  Apego: vínculo afectivo estrecho incondicional que genera seguridad  Integración social: pertenencia a un grupo  Autoestima: sentimiento de que uno es valorado por sus características personales  Alianza fiable: seguridad en que el otro ayudará cuando se le necesite  Guía informativa: el otro en cuanto que ofrece consejos e información  Oportunidad de dar apoyo: sentimiento de que el otro nos necesita para sentirse bien Necesidades afectivas en la vejez Pero, en estas edades, estas necesidades están peor cubiertas, por la pérdida de las figuras de apego (pareja, familiares y amigos íntimos) y la ruptura de relaciones sociales que puede suponer la jubilación o las dificultades físicas. Así, la desvinculación personal y social, junto con la negación de la sexualidad, crean grandes dificultades para satisfacer estas necesidades. Intentar mantener o crear nuevos vínculos afectivos estables y seguros, cuidar las relaciones familiares, tener amistades, integrarse en actividades de grupo, etc., deben ser objetivos vitales, que nos aseguran la cobertura de las necesidades afectivas y sexuales y los diferentes tipos de apoyo social que necesitamos: instrumental (aspectos materiales tangibles), informativo (ayudar a pensar o buscar alternativas) o emocional. Violencia y Maltrato en el A.M Aunque no hay una definición ampliamente aceptada sobre el abuso en el adulto mayor, o también llamado maltrato puede ser definido como una “situación no accidental, en la cual una persona sufre un trauma físico, deprivación de necesidades físicas básicas o injuria mental, como resultado de acto u omisión por un cuidador”. Su exacta frecuencia es desconocida, en parte porque no hay una definición del término común para todos, estimándose que es un 2 a un 5%, pero probablemente esta cifra esté subestimada y en la medida que aumentan los estudios y registros al respecto éste cifra sea por lo menos doblada en su frecuencia. El abuso para con los ancianos ocurre probablemente desde hace siglos, recién en los últimos veinte años han aparecido publicaciones al respecto. Por lo mismo ya no se puede aceptar que este es un tema sea aún desconocido por los miembros del equipo de salud y público en general. Adquiere, además, cada día mayor relevancia por el número creciente de personas afectadas y por las consecuencias inherentes que estos malos tratos conllevan. Las primeras publicaciones al respecto en el ámbito médico aparecieron en el año 1975 cuando se describió en UK el síndrome del “samarreo del anciano” o “Granny Battering”, demostrándose además que era un problema substancial. La inicial incredulidad respecto a los
  24. 24. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 24 reportes sobre abuso en el adulto mayor fueron posteriormente reemplazados por un creciente interés sobre el tema. Es así como en USA se ha legislado al respecto y la comunicación de los casos es obligatoria en casi todos los estados cuando el abuso ocurre dentro del hogar y en todos los estados cuando tiene lugar dentro de instituciones. Caracteristicas generales: Actualmente sabemos que este síndrome se caracteriza por: daño físico, emocional o psicológico causado a un adulto mayor en general se produce por acciones deliberadas, pero también por no deseadas la mayoría de los casos se producen en el domicilio y no dentro de las instituciones el anciano que no puede vivir por sí solo, es más vulnerable al maltrato hay descritas varias formas: agresiones físicas, abuso emocional o psicológico, abuso sexual, manipulación económica o negligencia en la mayoría de los casos, los perpetradores de los abusos suelen ser personas conocidas o personas que están en contacto continuo con el individuo dependiente también pueden ser no miembros de la familia que se han convertidos en cuidadores o los llamados cuidadores profesionales el abuso por parte de un cuidador puede estar alimentado por una psicopatología previa (una necesidad patológica del perpetrador de controlar a otro ser humano), una violencia transgeneracional, una dependencia también participan otros factores como el estrés, la ignorancia del buen cuidado, la frustración, la desesperación o la incapacidad de proporcionar cuidados apropiados afecta a personas de todos los grupos socioeconómicos las personas afectadas desarrollan con frecuencia sentimientos insuperables de miedo, aislamiento e ira entre otros el estrés de cuidar a una persona se considera el gatillo y no la causa del abuso. En general no hay una causa única sino que son numerosas, complejas e interactúan entre ellas muchas veces existe una situación mutuamente abusiva previamente y por largo tiempo. Son escasos los reportes espontáneos al equipo de salud, servicios policiales u otros, lo que dificulta aún más su pesquisa y posibles soluciones. El abuso, produce una variedad de patologías no evidenciables a primera vista. También se puede asociar a varias condiciones muy comunes en los pacientes geriátricos (P. Ej. : inanición, problemas de dinero, lesiones, aislamiento, deshidratación, insomnio), o con la depresión y otros tipos de manifestaciones psiquiátricas. Además hay enfermedades que se ven frecuentemente en los niños, también puede presentarse en la población geriátrica como las quemaduras, fracturas, equimosis, fobias, negligencia higiénica, polifarmacia, incumplimiento de los tratamientos en un paciente dependiente y por el aislamiento social. Lamentablemente, no siempre es el médico la persona del equipo de salud que está con mayor frecuencia en contacto con este tipo de situaciones, restándole fuerza a una mejor evaluación o control. Varios términos son utilizados en la literatura para describir situaciones Insatisfactorias hacia el buen cuidado de los ancianos: pobre calidad de cuidado, maltrato, negligencia, abuso y victimización. Estos términos, son usados a veces en forma similar y algunas veces como fenómenos diferentes. Desde el punto de vista de salud, generalmente se habla de “pobre calidad de cuidado” que es definida como una mezcla de fallas en las técnicas de cuidado y del arte de cuidar. Las dimensiones técnicas del buen cuidado se relacionan al uso de instrumentos diagnósticos y terapéuticos correctos. El arte de cuidar se refiere a la atmósfera de cuidado y a la comunicación entre el cuidador y el receptor. La calidad del cuidado puede ser medida por indicadores directos de calidad como equipamiento apropiado, extensión o aumento de personal entrenado. También esta calidad de cuidado puede ser medido con relación a estándares previamente establecidos, como son la limpieza personal, higiene oral, resolución de problemas visuales con el uso de anteojos. Es básico comprender que el buen cuidado, es la realización de todo lo que un anciano necesita dentro de su hogar o de una institución. Clasificación de los tipos de abuso.
  25. 25. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 25 Físicas: Es el uso de fuerzas físicas no accidentales para coercionar. Es la forma más obvia y fácil de definir pero una de las menos comunes. Se pueden apreciar por la existencia de heridas, golpes, bofetones, golpes con objetos contundentes, etc. En general se relaciona más con las características del abusador y no tanto del abusado. Se ha correlacionado también con la ingesta excesiva de alcohol, deterioro de la personalidad y escasa comunicación. Verbal: Depende en gran medida de las malas relaciones interpersonales previas a la situación mórbida actual. Se asocia con depresión y ansiedad de los cuidadores. Por ejemplo la agresión verbal crónica, los insultos repetidos y las amenazas. Psicológico: Intimidación verbal, humillación y la infantilización del residente. En general ocurre junto a otras formas de abuso. Financiero: Es la forma inapropiada o ilegal de usar el dinero, propiedades y otras; es quizás la más común. Abandono: Es la deprivación de las necesidades básicas de servicios como comida, medicamentos, transferencia al baño, aseo personal, acceso a la salud y otras. Abuso sexual : Sodomía, copulación oral, penetración de objetos extraños, incesto, violación. Según sean los actos:  Actos por omisión  Negligencia Pasiva  Negligencia Activa  Actos por comisión Abuso:  Físico Psicológico  Violencia de los Derechos y Libertades o por Explotación:  Financiero  Personal Dentro de los “Actos por Omisión”, las negligencias pasivas ocurren cuando las necesidades del residente son desconocidas por el cuidador o no son dadas con propiedad. Algunos ejemplos son el no-tratamiento de los problemas visuales o auditivos; los cuales van en contra de la falta de cuidado de parte de los cuidadores, de la existencia del problema o falta para suplir planes correctivos como anteojos, dentaduras, audífonos y bastones.
  26. 26. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 26 La negligencia activa ocurre cuando el cuidador deliberadamente altera el bienestar del residente por limitaciones o renuncia en la satisfacción de las necesidades básicas. Ejemplos son la no- provisión de alimento suficiente, falta en la ayuda en la transferencia a la cama desde la silla de ruedas y falla para suministrar ropa o medicación entre otras. El maltrato por “comisión” es la forma de abuso en las cuales incluyen el abuso físico o el trato con violencia hacia el residente por parte del cuidador y en la forma de violación de derechos y libertades. Ejemplos: reglas restringidas a los residentes en el uso de su propia ropa, tener sus propias pertenencias, estar solo, cerrar su puerta, entrar y salir libremente del hogar de ancianos y acostarse cuando lo desee entre otras. Casos de explotación pueden ser también encontrados en los hogares, por ejemplo el residente puede ser obligado a trabajar sin remuneración, otro ejemplo es el pago por mejores servicios. Tanto la pobre calidad de cuidado y maltrato apuntan hacia una negligencia o deficiencia en el cuidado del residente impactando en el bienestar de éstos, Estos conceptos difieren, ya que el foco de análisis del concepto de pobre calidad de cuidado es en el sistema entero/integral de cuidado, mientras que el concepto de maltrato afecta y enfoca a una víctima individual. Los factores que contribuyen a la producción de maltrato, parecen ser los mismos que participan en los casos de violencia intrafamiliar. No hay una causa única sino que son numerosas, complejas e interactúan entre ellas, muchas veces existe una situación mutuamente abusiva previamente y por largo tiempo. Hay una cierta relación de cómo han sido tratados los abusadores cuando eran niños y como tratan en forma abusiva posteriormente a otros. El estrés de cuidar a una persona se considera el gatillo y no la causa del abuso. En general ocurren distintos tipos de abuso y por diferentes razones, estimándose que sólo uno de cada cinco casos son reportados a las autoridades. Los datos de 29 estados del año fiscal 1990 y de 30 estados en el año fiscal de 1991 sugieren que el 20% de los casos de abusos fueron físicos, mientras que el 45% fueron por negligencia. En general la víctima es mayor de 70 años, viuda, con una disminución progresiva de sus capacidades físicas o mentales, aislado socialmente, además, puede presentar problemas de comportamiento y ser dependiente del abusador. Obviamente la dependencia por sí sola no es suficiente para explicar el abuso. Poco de los sujetos abusados se quejan, estimándose que lo hacen uno de siete de los abusados físicamente y nueve de veintiuno de los abusados verbalmente. Los datos que se disponen permiten concluir que no hay una buena correlación entre los signos externos observados y el abuso físico, no hay asociación entre la cantidad de servicios ofrecidos por la comunidad y los tipos y frecuencia del abuso, no se correlaciona con el estado de demencia del abusado y el abuso del alcohol es un factor que contribuye muy importantemente. PREVENCION Lo ideal es siempre prevenir, para ello hay que anticiparse antes de la crisis. Las actividades de prevención deben incluir educación poblacional masiva, consejos prácticos a los familiares y adultos mayores, asistencia lo más personal posible. Actualmente además, hay un mayor énfasis para lograr alivio de los cuidadores e intervención pronta en las crisis.
  27. 27. ALTERACIONES MENTALES [FECHA] 27 Por último, cabe resaltar que este es un tema actual y en que la investigación Gerontológica juega un rol muy importante para un mejor diagnóstico y futura educación al público en general. Bibliografías  Greenberg DB, Braun IM, Cassem NH. Functional somatic symptoms and somatoform disorders. In: Stern TA, Rosenbaum JF, Fava M, Biederman J, Rauch SL, eds. Massachusetts General Hospital Comprehensive Clinical Psychiatry. 1st ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2008: chap 24.  http://www.nlm.nih.gov  http://www.camh.ca/en/hospital/health_information/Doc uments/spanish_about_mentalhealth.pdf  http://www.uhu.es/auladelaexperiencia/Apuntes/program as/Sexualidad/sexualidad.pdf  M. Cruz Arnes, F. Cio Abasolo; “Anorexia en el anciano, especialistas en MFyC, centro de salud San Fernando, Móstoles. Especialistas en Geriatría, Hospital de Móstoles.  http://escuela.med.puc.cl/publ/manualgeriatria/PDF/Abu soMaltrato.pdf  ROCHA Gilka, María Arévalo; “DEMENCIA SENIL”, Revista Pacena de Medicina Familiar 2006; 3(4):58-61.  http://www.cenetec.salud.gob.mx/descargas/gpc/Catalog oMaestro/305_SSA_10_PARKINSON_3ER_NVL/EyR_Parkin son.pdf  http://www.neurorehabilitacion.com/Enfermedad%20de %20Parkinson.pdf  CIÉRCOLES Prado José; “Guía de cuidados de enfermería en el síndrome de piernas inquietas”, Colegio Oficial de Diplomados en Enfermería de Madrid.  HURREL J. Joseph; “Salud Mental”  Producido por el Consejo Editorial de Educación Pública del Royal College of Psychiatrists. Actualización de 2004. Traducción: Dr. José Mediavilla, Consultor Psiquiatra Infanto-Juvenil, Ágata del Real, Psicóloga Infanto-Juvenil. - Junio 2009.

×