Your SlideShare is downloading. ×
La relación entre la empresa y la sociedad
Próxima SlideShare
Cargando en...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

La relación entre la empresa y la sociedad

34
views

Published on


0 comentarios
0 Me gusta
Estadísticas
Notas
  • Sea el primero en comentar

  • Be the first to like this

Sin descargas
reproducciones
reproducciones totales
34
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Me gusta
0
Insertados 0
No embeds

Denunciar contenido
Marcada como inapropiada Marcar como inapropiada
Marcar como inapropiada

Seleccione la razón para marcar esta presentación como inapropiada.

Cancelar
No notes for slide

Transcript

  • 1. La relación entre la empresa y la sociedad Para las cuentas nacionales, una empresa es una unidad institucional, en otras palabras, un agente económico independiente que dispone de poder de decisión, cuyo objetivo es producir bienes y servicios para el mercado. La palabra "mercado" es muy importante, pues significa que los productos se venden en el mercado a precios económicamente significativos. Uno de los criterios utilizado por los contables nacionales a fin de determinar si una empresa vende sus productos a un precio económicamente significativo es ver si el valor de sus ventas es equivalente a más del 50% de sus costos de producción. Una sociedad es una forma de empresa que tiene una identidad legal separada de sus propietarios. Esta separación da a los propietarios de la empresa la importante ventaja de que, en el caso de fracaso, su responsabilidad hacia los acreedores de la empresa, está limitada a las cantidades que han invertido en el negocio y no se extiende a su bienes personales (excepto en el caso de un delito, como malversación de fondos, pero esa es otra historia). En el caso de empresas no constituidas en sociedad, no hay distinción jurídica entre la empresa y sus propietarios, y estos son personalmente responsables de todas las deudas en caso de fracaso empresarial.