PAUL RICOEUR         UNA PERSPECTIVA INTERPRETATIVA DESDE SU                                  HERMENÉUTICA                ...
segundo momento el triángulo hermenéutico y en un tercer momento lainterpretación de los símbolos. Vale aclarar que al hac...
Hermenéuticas” pone de realce “la función de la distancia” ya que viene a ser laantesala para entender y comprender el tex...
francés ha querido mostrar es una "hermenéutica de la distancia", revalorizando laactualización del texto en la lectura.EL...
es, pues, un dato casual el que este evangelio sea profundamente simbólico. Dicholenguaje es capaz de suscitar en nosotros...
teoría de la significación, de cuyos modelos específicos se vale incardinándolos asu vez en su ámbito filosófico universal...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Paul ricoeur una perspectiva interpretativa desde su hermenéutica

4.950 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
4.950
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
104
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Paul ricoeur una perspectiva interpretativa desde su hermenéutica

  1. 1. PAUL RICOEUR UNA PERSPECTIVA INTERPRETATIVA DESDE SU HERMENÉUTICA Cárdenas Aguirre, Cristian Camilo *Paul Ricoeur (1913 - 2005) es uno de los más conocido filósofos franceses por supremisa: “si reflexiono, dando un paso atrás de medio siglo… entre las influenciasque reconozco que recibí, estoy agradecido por hacer sido solicitado desde elprincipio, por fuerzas contrarias y opuestas y fidelidades” cabe aclarar tambiénque Ricoeur se formó en contacto con las ideas del existencialismo, elpersonalismo y la fenomenología1.El pensamiento de este autor ha sido de vital importancia para la hermenéutica,pues ha permitido que la interpretación se vaya desarrollando y adquiriendo unaimportancia tal, permitiendo de esta manera la comprensión más sublime del textoy o de una situación a la que se le quiere comprender.Con ello nos vamos a enfrentar a una situación tal de distanciamiento que va apermitir la interpretación colocando el objeto de estudio desde las perspectivasque se quiere tener e interpretarlo de tal severidad, que podamos llegar a su realintención.Pero no solo es descubrir la intención de este autor ni de solo tener unacomprensión de su pensamiento, es el momento de romper las fronteras delpensamiento pensante que se le hace, también descubrir lo que se hainterpretado a su interpretación que Ricoeur en vida realizó, es decir lo que otroshan expresado, aclarado y/o aumentado a su pensamiento, entre estos aportesiremos a referirnos en especial de la valoración que le da la Iglesia Católica.En un primer momento iremos a tratar la hermenéutica de la distancia de Ricoeurcon sus dos tipos de distancia: 1. El texto y su autor. 2. El texto y su lector. En un* Seminarista. Estudiante de primero de Teología en el Seminario Misionero del Espíritu Santo enarticulación con la Universidad Católica de Oriente en la Ceja Antioquia. Estudiante deLicenciatura en filosofía y educación Religiosa por la Universidad Católica de Oriente de RionegroAntioquia. Correo electrónico: cristian.cardenas1675@uco.net.co1 REALE, Giovani – ANTÍSERI, Darío. Historia de la Filosofía. 6. De Nietzsche a la escuela deFrankfurt. San Pablo- Bogotá. 2010.
  2. 2. segundo momento el triángulo hermenéutico y en un tercer momento lainterpretación de los símbolos. Vale aclarar que al hacer este recorrido se estaráncolocando posturas del valor que le ha dado la Iglesia, como también el punto devista del redactor de este ensayo.LA HERMENÉUTICA DE LA DISTANCIA2En la historia de la hermenéutica, son muchas las teorías que existen acerca decómo interpretar de manera más aproximada su sentido, pero es de sumaimportancia abandonar por un momento las infinidades de teorías y centrarnos enla hermenéutica de la distancia que ha estado bien colocar como título ya que espreciso lo que Ricoeur ha querido expresar, al decir que todo texto para sercomprendido con sublimidad se necesita una distancia entre el texto, su autor y sulector.Es claro este postulado y no solo debe ocurrir para el texto, también paracualquier acontecimiento, como también para la persona a la que se quiereevaluar.El ser humano al ser objeto de comprensión, no deja de ser sujeto; esasubjetivación es la que en gran parte no le llega a la objetivación de locomprendido y es precisa la manera de ante todo hacer morir el sujeto no de lapersona sino de la comprensión que posteriormente le va a permitir observa latotalidad sin intentar fraccionarla. Como bien lo ejemplifica el Docente ÓmarÁlvarez: si una persona se encuentra en el bosque, lo único que va a poderpercibir son árboles, su realidad no va a estar objetivizada puesto que su cercaníacon el bosque es de un contacto muy próximo; en cambio la persona que al tomardistancia del bosque es decir saliéndose de este va a tener una comprensiónmucho mayor del que estuvo dentro del bosque, pero esta comprensión va adepender del lugar que se encuentre por fuera del bosque, pues entre más lejosesté mayor interpretación va adquirir, de la misma manera sucede con unapersona que fallece, solo después de un tanto tiempo se va a poder descubrir elporqué estuvo en este mundo, su legado que pudo dejar y su pensar, esto no selogra si se no se toma distancia de la misma, un ejemplo concreto dentro de estemismo ejemplo es el mismo autor Paul Ricoeur al que nos queremos aproximar,un autor de siete años de fallecido, es muy poco lo que nos hemos distanciadorelativamente, entre más años y con la ayuda de quienes busquen acercarse a supensamiento podremos tener su intención aproximada de lo que quiso manifestar.Ahora procedamos a explicar desde lo que la Pontificia Comisión Bíblica en Lainterpretación de la Biblia en la Iglesia, en su Capítulo II “Cuestiones2 RICOEUR, Paul. Le juste. Esprit. París.1995.
  3. 3. Hermenéuticas” pone de realce “la función de la distancia” ya que viene a ser laantesala para entender y comprender el texto:El texto y su autor:3Es en el distanciamiento donde el texto adquiere autonomía en relación con suautor. El discurso del texto tiene un carácter temporal, es un “acontecimiento dehabla”, tiene sujeto e interlocutor y posee referencia, esto es, apunta hacia algoexterior al discurso mismo, hacia un mundo compartido por los hablantes. Por otraparte, el discurso posee un significado, dice algo que perdura y que es aquelloque se ofrece a la comprensión. Es así que para objetivizar la comprensión tieneque hallarse con el “distanciamiento” implicado en la fijación que aporta laescritura.El texto y su lector4En el discurso escrito desaparece el intercambio entre locutor e interlocutor, yaque escritor y lector están ausentes el uno para el otro; consecuentemente, laintención del autor, pierde significado para la comprensión de lo dicho y esreemplazada por la búsqueda de aquello que el discurso efectivamente dice.Gracias a la fijación mediante la escritura, por otra parte, el discurso trasciende alauditorio original y queda abierto para todo aquel que sepa leer. Finalmente,cuando el discurso escrito toma el lugar del habla, se produce también unatransformación de la relación referencial; en la situación de diálogo estánpresentes no solo los interlocutores (texto y lector), sino también el mundo sobreel cual se habla, una realidad situada en torno a los hablantes. Esta referencia aun mundo compartido, esta “referencia ostensiva”, queda suspendida en eldiscurso escrito.Cabe aclarar que el discurso escrito, no agota el contenido del concepto de texto,que se hace extensivo a todo aquello en lo que se fijan y conservan las huellasdejadas por el hombre. La acción humana misma es también un texto cuando susignificado se independiza de las intenciones del que actúa y llega a sersignificativa para otros hombres y otros tiempos, para los cuales resulta pertinenteen cuanto abre nuevos modos posibles de ser en el mundo para ellos.Es el texto el que abre un mundo y el hombre frente a ese mundo abierto por eltexto puede alcanzar una nueva comprensión de sí mismo; ello implica, por unlado, desapropiación ponerse en suspenso a sí mismo y, por otro, apropiación delas variaciones imaginarias constitutivas de la propuesta de mundo.En conclusión de esta primera parte, la distancia entre el texto (autor) y el lectorno aliena, sino que, al contrario, es positiva y productiva. Lo que el hermeneuta3 RICOEUR, Paul. Fe y filosofía, Editorial Docencia y Editorial Almagesto, Buenos Aires 1990.4 RICOEUR, Paul. Del Texto a la Acción. Fondo de Cultura Económica, Buenos Aires, 2001.
  4. 4. francés ha querido mostrar es una "hermenéutica de la distancia", revalorizando laactualización del texto en la lectura.EL TRIÁNGULO HERMENÉUTICOEn el ícono plasmado anteriormente se puede percibir una sinópsis de lo quevamos a plantear y a ampliar del mismo, para ello, tomaremos de la postura deAntonio M. Artola – José Manuel Sánchez Caro acerca de este acápite. Estetérmino de triángulo. Mesters articula lo que él llama «el triángulo hermenéutico»,a los tres ángulos que simultáneamente han de orientar la interpretación bíblica: lavida del pueblo (pre-texto), la crítica exegética (texto) y la fe de la Iglesia tal comose vive en la comunidad (con-texto)5.Con este triángulo Ricoeur lleva al punto más alto el proyecto de una filosofía dellenguaje, ya que al interpretar el pretexto, el texto y el contexto hace que elhombre objetive los significados y los momentos más importantes de la vida y lahistoria de la humanidad; el símbolo para ser comprendido requiere de esteejercicio hermenéutico y como este trabajo interpretativo se despliega en unamultiplicidad de modelos interpretativos lo que hace que se cree un conflicto, portanto hace necesario un atento trabajo orientado a bloquear los intentostotalizadores de las interpretaciones particulares y por otro lado a dar razón delvalor efectivo y circunscrito de los diversos modelos interpretativos.6LA INTERPRETACIÓN DE LOS SÍMBOLOSPaul Ricoeur ha dicho que los símbolos hacen pensar. Nosotros podemos decir quelos símbolos hacen venir la Revelación. Es decir, los símbolos pueden,misteriosamente, evocar la Revelación. El lenguaje de la Biblia es frecuentementesimbólico. Así, pues, el lenguaje de S. Juan está lleno de símbolos e imágenes7. No5 Cfr. ARTOLA, Antonio M. – SÁNCHEZ CARO, José Manuel. Introducción al estudio de la Biblia.2. Biblia y Palabra de Dios. Verbo Divino. Navarra. 19896 Cfr. REALE, Giovanni – ANTÍSERI, Darío. Óp. Cit.7 El capítulo 9 del evangelio de S. Juan, el pasaje de la curación del hombre nacido ciego, esprofundamente simbólico.
  5. 5. es, pues, un dato casual el que este evangelio sea profundamente simbólico. Dicholenguaje es capaz de suscitar en nosotros algunos momentos de la Revelación.Otro ejemplo puede ser el lenguaje simbólico del libro del Apocalipsis8. Se trata deun libro profundamente simbólico, cuando habla de la Nueva Jerusalén como laesposa que desciende del cielo. Otro ejemplo es el de Marcos9 cuando hacereferencia al nombre del lugar, Gólgota, el «lugar del cráneo», tiene ya un contenidosimbólico. Pero es la cruz el símbolo por excelencia en este pasaje. No es solo unsigno, sino un símbolo.Algo también importante es que para interpretar el símbolo, no solo se necesita deldiscurso, sino que además se necesita de qué tipo de hermenéutica va a realizar suinterpretación a las que va a dividir en: Hermenéutica teológica: busca dar métodospara la correcta interpretación de las Sagradas Escrituras; hermenéutica filológica:está relacionada con la interpretación y restauración de textos oscurecidos por elpaso del tiempo; hermenéutica literaria: estudia la interpretación de cualquier textoliterario; hermenéutica filosófica: es más general que las anteriores y estudiatodas las formas de interpretación. La interpretación de textos sólo le es un casoparticular de un problema general.“Ya a partir de su situación, éstos son llamados a descubrir significacionesnuevas, en la línea del sentido fundamental indicado por el texto. El conocimientobíblico no debe detenerse en el lenguaje, sino alcanzar la realidad de la cualhabla el texto. El lenguaje religioso de la Biblia es un lenguaje simbólico que "daque pensar", un lenguaje del cual no se termina de descubrir las riquezas desentido, un lenguaje que procura alcanzar una realidad trascendente y que, almismo tiempo, despierta a la persona humana a la dimensión profunda de suser”10.La invitación a la experiencia hermenéutica es la invitación a un experimentolingüístico. Comprender algo ahora, es entender un lenguaje. Dicho enhermenéutica, se trata de re articular una realidad en sí mismo articulada, perodesarticulada respecto a la totalidad de su sentido. La hermenéutica no tratade comunicarnos lo que dice un texto, contexto o lenguaje en cuestión, sino loque quiere decir. La hermenéutica se constituye últimamente en la asignaturade la vida. Y ello porque la hermenéutica es últimamente una hermenéuticaantropológica.La hermenéutica, desemboca en una teoría del sentido, por cuanto todainterpretación lo es últimamente del sentido. En cuanto teoría antropológica delsentido entra en contacto tanto con la teoría de la comunicación como con la8 Cfr. Apocalipsis 21, 1—59 Cfr. Marcos 15, 24—2510 PONTIFICIA COMISIÓN BÍBLICA. La Interpretación de la Biblia en la Iglesia. [Capítulo II]
  6. 6. teoría de la significación, de cuyos modelos específicos se vale incardinándolos asu vez en su ámbito filosófico universal o generalizado.Bibliografía.PONTIFICIA COMISIÓN BÍBLICA. La Interpretación de la Biblia en la Iglesia.[Capítulo II: Cuestiones Hermenéuticas]ARTOLA, Antonio M. – SÁNCHEZ CARO, José Manuel. Introducción al estudio dela Biblia. 2. Biblia y Palabra de Dios. Verbo Divino. Navarra. 1989.RICOEUR, Paul. Fe y filosofía, Editorial Docencia y Editorial Almagesto, BuenosAires 1990.RICOEUR, Paul. Del Texto a la Acción. Fondo de Cultura Económica, BuenosAires, 2001.RICOEUR, Paul. Le juste. Esprit. París.1995.REALE, Giovani – ANTÍSERI, Darío. Historia de la Filosofía. 6. De Nietzsche a laescuela de Frankfurt. San Pablo- Bogotá. 2010.

×