1
Cristian Camilo Cárdenas Aguirre. IV Teología. 2015
¿QUÉ ES LA HOMILÍA?
Homilía quiere decir reunión, conversación famil...
2
Cristian Camilo Cárdenas Aguirre. IV Teología. 2015
ELEMENTOS DE LA HOMILÍA
1. ELEMENTO EXEGÉTICO: es la interpretación ...
3
Cristian Camilo Cárdenas Aguirre. IV Teología. 2015
La Homilía debe conducir a la celebración de los Misterios de la fe:...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Qué es la homilía, su carácter litúrgico y los elementos y preparación de la homilía. cristian camilo cárdenas aguirre.

320 visualizaciones

Publicado el

Homilía quiere decir reunión, conversación familiar. La Homilía es, pues, una clase de predicación litúrgica muy apropiada para la celebración de la Eucaristía, los sacramentos y celebración de la palabra. Desde tiempos muy remotos en la Liturgia se ha tenido en cuenta la explicación de los textos sagrados para una mejor comprensión de los participantes y en estas mismas celebraciones ha aparecido este género sencillo de la predicación sagrada. La Homilía es un comentario de las lecturas de la celebración aplicados a los participantes como comunidad que debe vivir lo que celebra y lo que escucha.

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
320
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
16
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Qué es la homilía, su carácter litúrgico y los elementos y preparación de la homilía. cristian camilo cárdenas aguirre.

  1. 1. 1 Cristian Camilo Cárdenas Aguirre. IV Teología. 2015 ¿QUÉ ES LA HOMILÍA? Homilía quiere decir reunión, conversación familiar. La Homilía es, pues, una clase de predicación litúrgica muy apropiada para la celebración de la Eucaristía, los sacramentos y celebración de la palabra. Desde tiempos muy remotos en la Liturgia se ha tenido en cuenta la explicación de los textos sagrados para una mejor comprensión de los participantes y en estas mismas celebraciones ha aparecido este género sencillo de la predicación sagrada. La Homilía es un comentario de las lecturas de la celebración aplicados a los participantes como comunidad que debe vivir lo que celebra y lo que escucha. El fin principal de la Homilía no es conmover, sino presentar los Misterios de la fe, instruyendo y edificando a los fieles. Técnicamente en la Homilía se distinguen dos funciones importantes:  La aplicación del mensaje al hoy y aquí de los participantes.  Ser puente entre la Liturgia de la palabra y la Liturgia de la Eucaristía. CARÁCTER LITÚRGICO DE LA HOMILÍA La Homilía como explicación de la Palabra de Dios y aplicación del hoy de la asamblea se inserta en la Liturgia como parte especial; es acción sacramental que participa del dinamismo y del poder de la Palabra de Dios. Ella anuncia el Misterio de Cristo, instruye al pueblo del Señor, explica las Escrituras, es culto público y verdadero a la Santísima Trinidad. La Homilía es un servicio al pueblo de Dios para instruir en el mensaje de la palabra aplicada hoy, ya que Dios cuestiona y llama a la conversión y comunión con Él. Tiene pues la misión de iluminar la vida, los éxitos, problemas y logros a la luz del mensaje divino que con el compromiso y acción de cada uno ha de expresar la respuesta.
  2. 2. 2 Cristian Camilo Cárdenas Aguirre. IV Teología. 2015 ELEMENTOS DE LA HOMILÍA 1. ELEMENTO EXEGÉTICO: es la interpretación de la Palabra de Dios propuesta en las lecturas bíblicas y en la Liturgia. Para una buena Homilía es necesario aplicar la exégesis para que el mensaje sea entendible a todos los tiempos y principalmente a la asamblea reunida en la celebración. Debe tenerse una buena comprensión de los textos leídos, de las palabras y conceptos que contienen. Es conveniente tener una buena traducción de la Biblia, poseer explicaciones del vocabulario y diccionarios bíblicos para poder desentrañar el verdadero sentido de los textos. Descubrir lo que Dios quiere decir hoy por medio del autor sagrado, lo que quería decir al escribir en su época y lo que quiere decir para hoy a través de la palabra oral o escrita, o a través del acontecimiento narrado. Aunque la circunstancia está narrada en una época lejana en el tiempo, el mensaje y el hecho siguen siendo actuales y ejemplares para el oyente. 2. ELEMENTO VITAL: lleva a que el mensaje proclamado sea creído y aplicado a la vida. Para una eficaz aplicación a la vida, el predicador debe conocer a la asamblea, saber de la comunidad celebrante con él; meditar el mensaje, ¿qué aspectos interrogan hoy a los creyentes?; serán preguntas un poco diferentes a las de otras épocas en el mismo sitio, y varían de acuerdo a la comunidad celebrante (juventud, niñez, padres de familia, religiosas…). 3. ELEMENTO LITÚRGICO: aplica el mensaje a la celebración ritual y a la asamblea que celebra. La Homilía forma parte de la Liturgia de la palabra, por lo tanto, cuando el ministro predica explicando las Escrituras, es el mismo Cristo quien se dirige a los fieles, como en el camino de Emaús, él les iba explicando las Escrituras a los Apóstoles que caminaban junto con Él.
  3. 3. 3 Cristian Camilo Cárdenas Aguirre. IV Teología. 2015 La Homilía debe conducir a la celebración de los Misterios de la fe: Sacrificio Eucarístico, sacramentos, desde la palabra acogida hasta la acción sacramental, signo y cumplimiento de la palabra hoy en la asamblea celebrante. PREPARACION REMOTA Y PROXIMA. 1. PREPARACIÓN REMOTA: esta formación se da en los seminarios o centros religiosos, complementada con la formación bíblica y teológica, además de la formación permanente y la atención constante a las circunstancias de la historia en que se encuentra. 2. PREPARACIÓN PRÓXIMA: se debe preparar cuidadosamente, no improvisar por respeto a la Palabra y a la asamblea. Está en juego que la comunidad cristiana escuche, entienda y haga suya la Palabra que le dirige Dios hoy y aquí, no se trata de quedar bien sino de que la Palabra llegue en las mejores condiciones a todos. Con la lectura de los textos bíblicos, se ha de pensar ¿qué dicen los textos en sí mismos, a quién lo dice y qué nos dice a nosotros hoy? También se debe ayudar de diversos comentarios exegéticos y pastorales, al igual que buscar ayuda o preparar con otros sacerdotes o laicos que le permitan aplicar su reflexión a las circunstancias concretas de la comunidad. Esta preparación implica también la aplicación personal a si mismo del mensaje ¿Qué me dice, qué me pide, qué me está diciendo el texto?, no hay que olvidar la oración porque no se puede realizar nada bien sin la ayuda de Dios; la eficacia ultima de la predicación de la palabra depende de la gracia del Señor y de la acción del Espíritu Santo que interviene tanto en el que habla como en el que oye.

×