TEOLOGÍA DESVERTEBRADA, ES IDEOLOGÍA ANODINA                       Cristian Camilo Cárdenas Aguirre*Al principio de la his...
Esta revelación conlleva a que se beban de unas fuentes primordiales como es laSagrada Escritura y la Tradición de la Igle...
Desde que exista el hombre siempre se va a hacer teología, en cuanto a laexperiencia que cada Cristiano haya tenido con su...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

TEOLOGÍA SIN EDIFICIO, ES IDEOLOGÍA ANODINA

449 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
449
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

TEOLOGÍA SIN EDIFICIO, ES IDEOLOGÍA ANODINA

  1. 1. TEOLOGÍA DESVERTEBRADA, ES IDEOLOGÍA ANODINA Cristian Camilo Cárdenas Aguirre*Al principio de la historia cristiana, la Teología se dedicó a ser de corteapologética; es decir tuvo una suma dedicación a explicar, defender y motivar lafe, frente a las distintas herejías que surgían en la época. En nuestros tiempos seenfrenta a un proceso de ruptura con aquellos que han seguido otras corrientesde pensamiento que buscan ingeniar nuevos tipos de teología o más aún aquellosque son indiferentes frente a un tema tan exquisito para ahondar.Frente a esta preocupación grave nos encontramos con un pensador teólogo dela época actual como lo es Juan José Tamayo**, quien citando a Karl Barth en sulibro Introducción a la Teología Evangélica dice: “El trabajo teológico no puedecontinuar el edificio sobre unos fundamentos que ya han sido colocados… Si lateología no quiere precipitarse en la arterioesclerosis, en el aburrimiento ergotista,su trabajo de ningún modo puede ser rutinario, no puede realizarse en función deun automatismo” y concluye diciendo: “Algunos teólogos, además dearterioesclerosis, padecen de tortículis de tanto mirar, girar el cuello hacia elvaticano”1Que utopía tan grande, el pensar que no se tiene que hacer teología sin unfundamento preexistente, es lo ilógico de lo real que se palpa a la puerta de unpensamiento indiscutible y a su vez discurrido en toda la historia.La teología al hacerse sin fundamento sería la anodines de un creer que seprogresa cuando lo que hace es crear un tipo de agnosia en el pensamientomismo de la teología.El desconocer la historia, es querer armar un mundo cerrado convertido en unmundo propio que no ocupe ni lugar ni tiempo, y si de eso se trata sería caer en loabsoluto. Por tanto, lo que permite hacer teología es el hecho de ver que Diosmismo se ha revelado en la historia y en el tiempo.* Estudiante de Teología en el Seminario Misionero del Espíritu Santo en convenio con laUniversidad Católica de Oriente en la Ceja Antioquia. Estudiante en la Licenciatura de Filosofía yeducación Religiosa por la Universidad Católica de Oriente de Rionegro Antioquia. Obtuvo el títulode Bachiller Filosófico por el Seminario Misionero del Espíritu Santo, 2011. Es actualmente elAcadémico general del mismo Seminario.** Licenciado en Teología por la Universidad Pontificia de Comillas, 1971. Doctor en Teología porla Universidad Pontificia de Salamanca, 1976. Diplomado en Ciencias Sociales por el InstitutoLeón XIII, 1972. Licenciado (1983) y doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Autónoma deMadrid, 1990. Director de la Cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones “Ignacio Ellacuría”,Universidad Carlos III de Madrid (España).1 TAMAYO A, Juan José. (2005). Teología y Sujeto. Revista Theologica Xaveriana 153
  2. 2. Esta revelación conlleva a que se beban de unas fuentes primordiales como es laSagrada Escritura y la Tradición de la Iglesia que sabiamente interpreta, custodiay transmite lo que el mismo Señor quiere.2Así que hacer teología como él mismo dice, sin mirar al vaticano es distanciarsede lo que es en sí teología cristiana pues si fuese así, sufriría el mismo (Juan JoséTamayo) de tortículis pues en sus escritos se encuentran referencias de otrosautores, como de la misma Iglesia para al menos oponerse o estar a favor de lamisma.Comúnmente se dice que el Padre de la Teología Cristiana es el Doctor AngélicoSanto Tomás de Aquino, que con su pensamiento versado nos ha dejado un granlegado, el cual, el magisterio y el pensamiento teológico bebe. De igual maneraeste mismo autor aunque muy brillante fue, tuvo sus fuentes en Aristóteles, SanAgustín, San Anselmo de Aosta, entre otros. Pero aunque haya tomado de ellos,no quiere decir que sufrió de tortículis ni mucho menos de un endurecimiento ensu pensar, sino que dejó el campo abierto para que se continuara reflexionandosobre un tema que a pesar de que fue revelado no deja de ser misterioso.Es conveniente resaltar uno de los pensamientos de Tamayo cuando dice: “unamanera de hacer teología es en diálogo con otros saberes” 3. Es importante tenerde realce este postulado ya que la misma teología por su misma naturaleza no sequeda aislada, sino que toca lo concreto del mundo y la humanidad; tal razón hayen que la teología beba de otras fuentes principalmente de la filosofía como deotras ciencias, lo cual permite vislumbrar un panorama abierto y no anquilosadoen la nada ni mucho menos en un vacío sin existencia.Es bueno crear pensamiento, pero también es bueno sustentar dichopensamiento; la misma ciencia aunque investigue, quiera descubrir nuevas cosassiempre tiene que basarse en lo que ya está descubierto, de lo contrario se veríagirando en un ángulo de 360° al que nunca se le encuentra salida ya que elmismo sujeto que la gira no se da cuenta que no hay ninguna frontera que lepermita salir de su propia esfera, es como caminar sin saber que se camina,avanzar sin sospechar en lo mínimo que no se encuentra en movimiento, es comosi se repitiera la historia de Aquiles que por más que quiera dar alcance a latortuga, esta nunca será alcanzada4Es importante por ende siempre dar un vuelto atrás y percibir lo que la Iglesia hadicho por medio del Magisterio basado en la Sagrada Escritura y la Tradición,pues de alguna forma sería querer ver la forma de lo que se busca planteardejando a un lado el fondo a buscar5.2 Cfr. http://www.conocereisdeverdad.org/website/index.php?id=86 Mayo 01 20123 Ibíd., p. 944 CÁRDENAS AGUIRRE, Cristian Camilo. (2011) La filosofía Antigua hoy. Tesis no publicada. SeminarioMisionero del Espíritu Santo. La Ceja Antioquia P. 575 Fondo y Forma. Son las premisas de la Psicología Gestalt. Cfr. PRADA, José Rafael. Escuelas Psicológicas yPsicoterapéuticas. Bogotá. San Pablo. P. 160
  3. 3. Desde que exista el hombre siempre se va a hacer teología, en cuanto a laexperiencia que cada Cristiano haya tenido con su Creador o en el discurrir delpensamiento asentado en lo ya descubierto por otros.Tal razón tiene Tamayo cuando dice que “La teología no agota la reflexión sobreDios”6. Es preciso saber que el misterio no agota la reflexión, a su vez la reflexióneleva a conocer una parte de ese misterio; es por ello que el misterio se dejadesvelar por el Pleroma* de la Trinidad, que es causa del Teólogo indagar sobreello y tener una aproximación al misterio.Como corolario se puede percibir que no es posible la teología sin lafundamentación del vaticano como lo denomina Tamayo, pues ni para hacerfilosofía se puede dejar de un lado las bases necesarias para crearlas. Teología eIglesia van íntimamente unidas: La teología esclarece el misterio encarnado enCristo por medio de su Iglesia, como la Iglesia fundamenta la Teología para que elmisterio sea cognoscible no holísticamente sino de acuerdo a lo vivido de cadaquien que lo inquiere.6 TAMAYO A, Juan José. Óp. Cit., p. 99* Entiéndase Pleroma como Plenitud en la Trinidad

×