NAZISMO, FASCISMO, FALANGISMO - CRISIS ECONOMICA DE 1929
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

NAZISMO, FASCISMO, FALANGISMO - CRISIS ECONOMICA DE 1929

on

  • 14,325 reproducciones

 

Statistics

reproducciones

Total Views
14,325
Views on SlideShare
14,324
Embed Views
1

Actions

Likes
2
Downloads
39
Comments
3

1 insertado 1

https://si0.twimg.com 1

Accesibilidad

Categorias

Detalles de carga

Uploaded via as Adobe PDF

Derechos de uso

© Todos los derechos reservados

Report content

Marcada como inapropiada Marcar como inapropiada
Marcar como inapropiada

Seleccione la razón para marcar esta presentación como inapropiada.

Cancelar
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Processing...
  • jajajaja
    Are you sure you want to
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Processing...
  • bacano
    Are you sure you want to
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Processing...
  • Bien Gay Hitler jajaja
    Are you sure you want to
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Processing...
Publicar comentario
Edite su comentario

NAZISMO, FASCISMO, FALANGISMO - CRISIS ECONOMICA DE 1929 NAZISMO, FASCISMO, FALANGISMO - CRISIS ECONOMICA DE 1929 Document Transcript

  • NAZISMO, FASCISMO, FALANGISMO LOS MOVIMIENTOS FASCISTASDEFINICIÓN Y CARACTERÍSTICASEra el conjunto de interés de orientación totalitaria y conservadora surgidos en Europa al finalde la I Guerra Mundial y cuyo propósito era “superar la falta de horizontes de la civilizaciónoccidental”, se constituyeron en regímenes fascistas, constituyendo dictaduras y mostrandocierta uniformidad en su origen, desarrollo y mostrando cierta uniformidad en su origen,desarrollo y crisis, en tal sentido la clase capitalista y burguesa europea consideraban que losaportes e innovaciones de las revoluciones liberales del siglo XIX habían sido “superados y quepor ello planteaban construir un nuevo estado sobre bases económicas, sociales ideológicas,políticas y culturales radicalmente distintas a las instauradas anteriormente, es decir, la libertadque había sido la gran inspiradora de las actividades de la sociedad en el siglo XIX, pasó a serexcluida en beneficio del orden, entrando a una etapa de represión de todo aquello queimplicaría libertad, igualdad y fraternidad,Para la ideología marxista de los movimientos fascistas eran la radicalización de las derechas enuna fase determinada de desarrollo de las características internas del sistema capitalista, etapa decrisis política y corresponde a una captura de la luchas de clases tras algún intentorevolucionario.CARACTERÍSTICAS POLÍTICASEl panestatismoDebe ser entendido como la supremacía total y absoluta del Estado sobre todo los demás entesy realidades existentes en un pueblo o nación. Corresponde, por consiguiente, al Estado “larealización de todos los valores de índoles político, cultural y económico que dentro de esepueblo haya”,La supremacía del poder ejecutivoEste debe prevalecer sobre el poder judicial y el legislativo. El fascismo propugna un régimendictatorial, superador de regímenes demoliberales de derechas o izquierdas, antiparlamentario,opuesto a la concepción populista del poder, y elitista, contrario a la concepción igualitaria delliberalismo decimonónico.La prepotencia del líderLa plasmación de este poder dictatorial, antiparlamentario y elitista en un líder indiscutible eindiscutido, cuya denominación variará según los países: Duce, Führer, Generalísimo, etc. Estelíder actuará de forma totalmente autócrata e incurrirá en un creciente nepotismo.El nacionalismo y la unidad territorialUn nacionalismo exacerbado y el mantenimiento de la unidad territorial, como la única formade conseguir un desarrollo interior y un respeto en el exterior. Ello conlleva la adopción de unapolítica centralista y uniformizadora respecto a todos aquellos territorios con peculiaridadesculturales, sociales políticas, etc.El partido político únicoLa existencia de un partido político único, con la consiguiente ilegalidad de todas las demásformas políticas.
  • El imperialismo y el militarismoLas aspiraciones imperialistas van a traer aparejado una fuerte militarismo. Este imperialismo seconcibe fundamentalmente como el exponente de grandeza y poderío sobre todo los demáspueblos, lo que generará no pocas tensiones internacionales, incluida, sin lugar a dudas, la IIGuerra Mundial.CARACTERÍSTICAS SOCIALESLa masa y la “élite”Considera al ciudadano como integrante de una masa que debe ser dirigida por una éliteespecialmente preparada. La masificación programada se consigue por desclasamiento,desarticulación o destrucción – no por superación, como en el marxismo – de las clases socialesen general y más concretamente de la clase media baja y del proletariado.Las sustitución del concepto “lucha de clases”Para conseguir un “proletariado desclasado” se sustituye la doctrina de lucha de clases por lalucha de los pueblos, con lo cual se neutralizan todas las reivindicaciones sociopolíticas. Enfunción de todo ello. Frente al sindicato horizontal de clase van a hacer su aparición losmovimientos corporativos verticales. Los conflictos entre el capital y el trabajo quedansuperados por la acción autoritaria y éticamente superior al Estado, que pone su mirada en lamáxima potenciación de la producción.El apoyo a la burguesíaLos movimientos fascista se apoyaron, al principio, en un grupo social constituido por lapequeña burguesía, amenazada de proletarizarse como consecuencia de la crisis inflacionaria queatravesaba Europa. Sin embargo, su ascenso al poder y el mantenimiento en éste requirió elapoyo de la alta burguesía, temerosa de perder su poder por el creciente giro a la izquierda dela sociedad europea. Para confirmar lo anterior basta con analizar los efectivos en que seapoyaron los partidos fascistas italiano y alemán.En la Italia de 1921, entre los 150 000 miembros del Partido Fascista hay: 18 000 propietarios defincas, 22 000 empleados (de los que aproximadamente 8 000 son funcionarios), 14 000comerciantes, 10 000 profesionales liberales, 1 000 industriales y 20 000 estudiantes, es decir,casi 90 000 miembros no obreros, siendo el resto trabajadores agrícolas unos 37 000 ytrabajadores urbanos en paro o subempleados. En 1930 la situación no ha cambiado, pues delos 308 jefes fascistas italianos, 254 proceden de pequeña burguesía.En Alemania ocurre algo muy parecido, pues el Nacionalismo nutre sus filas de las pequeñaburguesía, siendo muy escaso el apoyo que recibe de las masa obreras, la prueba más evidentede ello la proporcionan las elecciones sindicales de 1931, en las que los candidatos fascistas sóloobtienen el 0,5% de los votos, mientas que en las elecciones generales celebradas pocos mesesmás tarde, en julio de 1932, en las que los candidatos fascistas sólo obtienen el 37,4%; es decirque en la practica la totalidad de esos votos proceden de ciudadanos alemanes no obreros.La revalorización de la mujer y de la juventudApela constantemente al importante papel que corresponde a la mujer y a la juventud en elEstado fascista; la primera, como mantenedora de la pureza racial, y la segunda, como elementoconservador y depurador de la civilización.La obsesión por la pureza racialEn la ideología fascista es obsesiva la preocupación por la pureza racial, cuyo máximoperjudicado, aunque no le único, será el pueblo judío, sobre todo en Alemania. Esta
  • preocupación se debe a la creencia hitleriana de que “la mezcla de sangre y, por consiguiente, ladecadencia racial son las únicas causas de la desaparición de las viejas culturas” y, por tanto,Hitler no ve otra alternativa que el aislamiento germano con respecto a los demás judíos, que“siempre fueron – según escribe en Mein Kampf – un parasito en el organismo nacional de otrospueblos”. La realidad es que Hitler no podía comprender que hubiera otro “pueblo elegido”que no fuera el ario; de ahí su persecución contra el pueblo judío.CARACTERÍSTICAS ECONÓMICASEl ultracapitalismoLos fascistas se presentan como movimientos superadores tanto del sistema económicocapitalista como del socialista. En función del panestatismo al que ya hemos hecho referencia,corresponde al Estado la planificación, dirección y realización de la política económica del país,siendo complementado en ello por la empresa privada. Ahora bien, dado el control del Estadopor parte del partido único, de raigambre fuertemente burguesa, no debe extrañar que esapretendida superación de sistemas económicos clásicos no se sino una radicalización delcapitalismo.El proteccionismoSe pone en marcha una política de economía proteccionista como medio de impedir la entradade la producción extranjera en el país y favorecer la producción nacional (cuyos precios son máselevados en algunos caos que lso correspondiente extranjeros), con lo que se consigue además elpleno empleo.El imperialismoLa necesidad de nuevos mercado para la venta de la producción nacional alienta la tendenciaimperialista. En otros casos será la necesidad de materias primas o de fuentes de energía la quefavorezca este imperialismo.Las grandes obras públicasHay obsesión por la realización de grandes obras publicas (redes de autopistas, edificiosmonumentales, obras de regadío, etc.), que sirvan tanto para la creación de puestos de trabajocomo la magnificación del régimen.BASES IDEOLÓGICASLa mayor parte de los autores aceptan el hecho de que el punto de partida filosófico de losmovimientos fascistas europeos del siglo XX se encuentra en las doctrinas filosóficasdecimonónicas. Fritz Stern, por ejemplo, ve en Nietzsche la expresión filosófica más perfecta delresentimiento irracional antidemocrático que informa las doctrinas fascistas del siglo XX. Salvoen algunos detalles, de esta misma opinión participa el filosofo G. Lukács. Demostrativo de todolo anterior seria el hecho de que Nietzsche formulara por primera vez la nocion cualitativa conrespecto a la humanidad opuesta a la noción cuantitativa que habían asumido los sistemasdemoliberales.Otro elemento de primer orden en la configuración filosófica del fascismo es el pragmatismorevolucionario de George Sorel. Dicho autor desdeña todo lo teórico, es decir, todo aquello quepueda parecerse a un programa político propiamente dicho y pone su confianza en la existenciade una organización sindical revolucionaria, dirigida por unas “elites” obreras en acción directay violenta: en este sentido piensa que el “combate y el aniquilamiento son las únicas formas dedirimir las diferencias políticas”.
  • Por su parte, Rosenberg, junto a otros autores germanos del siglo XIX y del XX, aporta laideología antisemita y racista que los fascistas, en mayor o menor medida, adoptan, siendo eneste aspecto apoyados por el Schmidt y Kossina.Por último, queremos hacer referencia a la importancia que los fascistas dieron a la creación deuna mística retórica, de orientación nacionalista cuando iba dirigida a la burguesía, y deorientación revolucionaria redentora cuando estaba destinada a las clases trabajadoras. De laprimera, son ejemplos el mito de la “victoria mutilada”, el culto al Duce, el saludo romano enItalia, o el pangermanismo y antisemitismo en Alemania; de lo segundo, la mitificación,totalmente vacía de contenido, de la palabra “revolución”, el mito de la juventud, etc. Todaesta mística retórica adquiría su verdadera dimensión al ser utilizada de manera insistente por lapropaganda oficial, hasta el punto de que hay autores, como Hanna Arendt, que llegan a hablardel “lenguaje político ideológico creado por el fascismo”. A ello habría que añadir el factormultiplicador que supuso la radio, como medio de propaganda al servicio de los nuevosregímenes. En esta misma línea se situaría el apoyo que estos regímenes, sobretodo el alemán,prestaron al desarrollo del cine sonoro como elemento propagandístico de primer orden.CAUSAS DE SU APARICIÓNLa aparición de estos movimientos totalitarios conservadores no se debió al azaroso destino,sino a la acumulación de factores que crearon el ambiente propicio para ello.El fascismo aparece en su forma más pura en dos países en los que se plantea, al mismo tiempoque un problema social, un problema nacional muy agudo, dos países en los que el paro, losconflictos de clase y la inestabilidad monetaria suscitaron un sentimiento general de inseguridad.En ellos, el fascismo fue una revolución popular que movilizó masas considerables, uniendo lasreivindicaciones nacionales y sociales contra la humillación nacional, contra una situacióneconómica que se estimaba intolerable y contra un régimen político acusado de impotencia ycorrupción.Por otra parte, el triunfo de estos partidos totalitarios se vio poderosamente facilitado por laausencia de firmes tradiciones democráticas en los pueblos italiano y alemán, en los que nohabían conseguido ser implantadas tras cincuenta años de régimen representativo y donde lasluchas de los partidos, su incapacidad y falta de prestigio parecían conducir a estos países a laruina. Sobre esta base favorable, la violencia de la crisis de 1920, en Italia, y de 1929, enAlemania, agravaron la lucha de clases amenazando a los privilegiados.Concretando lo hasta aquí dicho, podemos señalar como factores determinantes del nacimientoy posterior ascenso al poder de los partidos fascistas europeos los siguientes: La existencia de un creciente descontento con el orden territorial y económico salido de los acuerdos de Versalles. Ejemplo de este descontento es el hecho de que la burguesía italiana propagara la leyenda de la victoria mutilada, haciendo creer a una gran parte de la población que los políticos demoliberales habían abandonado en la mesa de negociaciones aquello a lo que el ejército italiano se había hecho acreedor en el campo de batalla, a saber, los territorios adriáticos de la península Balcánica. El caso alemán era más dramático, pues, como se verá más adelante, estaba en juego la supervivencia de la nación, que consideraba imposible pagar las compensaciones de guerra fijadas por los aliados, dada la situación económica interior de Alemania, así como la del resto del mundo. La existencia de una gran desconfianza en el sistema establecido para salir de la crisis postbélica, puesto que, si los principios liberales decimonónicos habían dejado de ser en las
  • conciencias individuales de una parte de la población europea la panacea para resolver todos los problemas y sublimar todas las frustraciones, no había ocurrido lo mismo en la mentalidad de las élites dirigentes, fueran éstas económicas, sociales o políticas. Así se produjo una desconexión entre las masas populares y el poder existente. Las aspiraciones sociales y económicas de la población distaban mucho de ser satisfechas, siquiera en unos mínimos vitales, sobre todo a partir de la crisis de 1929. Ello hizo que los partidos y, organizaciones sindicales, defensores de un cambio radical en la estructura de las relaciones socioeconómicas vigentes, recibieran hasta entonces un apoyo considerable. En este sentido, los partidos marxistas de la mayor parte de los países europeos tuvieron un crecimiento espectacular y provocaron una reacción conservadora en la burguesía, que pasó a apoyar organizaciones que negaban en la práctica, (mas no en la dialéctica) no sólo el principio de igualdad, básico en las tesis revolucionarias marxistas, sino también el de libertad, que desde la Revolución Francesa nadie había puesto en entredicho seriamente. EL MOVIMIENTO FASCISTA ITALIANOSITUACIÓN DE ITALIA TRAS LA PRIMERA GUERRA MUNDIALAl terminar la primera Guerra Mundial, Italia se encontraba en crisis general, con dudas a EE.UU($1 500 000) y Gran Bretaña ($2 500 000); a estas pérdidas humanas y deudas, se unía elconsiderable paro, crecientes tensiones sociales y laborales y una tendencia inflacionistagalopante, debido a la paralización industrial postbélica, es decir, a tanto debilitamiento, segúnlos italianos no se había compensado con un reparto mayor de territorios, pues sólo Trentino,Istria, Trieste y pequeños enclaves en las costas adriáticas habían pasado a la soberanía italianamediante los acuerdos de paz.Por eso el descontento era general entre los italianos y produce una radicalización de lasopciones políticas mayo rilarías, por eso los partidos de la izquierda aumentan su fuerza, comoel caso del Partido Socialista que pasa de 45 000 miembros en 1913 a 216 000 en 1920, para losproblemas derivados de la dirección del movimiento obrero dan lugar a la división interna y ala aparición del Partido Comunista italiano en 1921 con lo que se produce un debilitamiento delas fuerzas de izquierda.Pero también, simultáneamente se desarrollan los partidos nacionalistas y ven incrementada suinfluencia sobre todo entre la burguesía que brindó respaldo financiero a estas partidosnacionalistas, ante el temor que significaba el aumento de las luchas obreras a raíz del triunfo dela revolución soviética. En este ambiente, surge la figura de Benito Mussolini. Mussolini Antiguo líder obrero perteneciente al Partido Socialista Italiano, en el que llegó a ser director de su órgano de difusión más importante, el diario milanés "Avanti", inicia su obra fascista, así el 23 de marzo de 1919 funda los "fascios de combate" que pretendía agrupar a todos los entes nacionalistas y cuyo instrumento de lucha política va a ser la violencia, por eso cometen acciones terroristas que serán cada vez más numerosas, sobre todo con motivo de la huelga general y ocupación posterior de fábricas en Milán entre agosto y setiembre de 1920; los integrantes de estos fascios eran sobre todo excombatientes, sindicalistas decepcionados con poca o nula conciencia de clase, estudiantes fracasados, etc.
  • ASCENSO AL PODER DEL FASCISMO EN ITALIAEn estas circunstancias se llega a las elecciones de mayo de 1921, en las que consiguen acta dediputados treinta y cinco miembros del que a partir de noviembre de 1921 se llamará PartidoNacional Fascista.La progresiva radicalización de la población italiana, agrupada fundamentalmente en torno ados tendencias irreconciliables entre sí, y la inhibición de los poderes públicos hace decir aVicens Vives que era previsible el hecho de que "Italia había de sucumbir al golpe de fuerza delmás decidido". Ese primer golpe de fuerza es intentado por los partidos de izquierda al convocaruna huelga general para el 31 de julio de 1922, que fracasa cuando las milicias fascistas consiguenasegurar el funcionamiento de todos los servicios públicos.El segundo golpe de fuerza corresponde darlo a los fascistas. En efecto, Mussolini convoca parael 27 de octubre de 1922 una concentración de sus partidarios en los alrededores de Roma. Unavez congregados, les ordena avanzar sobre la ciudad; el Gobierno trata de proclamar el Estadode Sitio, pero Víctor Manuel III. presionado por el ejército y por los nacionalistas, se niega afirmar el decreto, lo que provoca la dimisión del primer ministro Facta.A partir de ese momento, los hechos se suceden rápidamente. El 30 de octubre, Mussolini esencargado de formar Gobierno, que queda integrado por cuatro fascistas, cuatro populistas(democratacristianos) y diez independientes. Este Gobierno logra del rey y el Parlamento plenospoderes, con lo que da comienzo la ya imparable tendencia revitalizadora del poder ejecutivoen detrimento del legislativo. En cualquier caso, la coexistencia de fascistas y populistas en elGobierno se hace imposible y así se llega a la dimisión de los cuatro ministros populistas.Tras la reforma de la ley electoral y para evitar posibles problemas con el Poder Legislativo,Mussolini disuelve la Cámara en enero de 1924 y convoca nuevas elecciones para abril, lascuales dan al Partido Nacional Fascista 375 escaños, con el 65% de los votos, contra los 129 dela oposición.Se ha especulado mucho sobre la influencia que en estos resultados tuvo la ola de atentados yviolencias llevada a cabo por organizaciones parapoliciales fascistas contra los partidos yorganizaciones obreras de la oposición. Precisamente la denuncia de estas irregularidades por eldiputado socialista Matteoti determina su asesinato y, como consecuencia, el abandono delParlamento por los diputados no fascistas, en señal de protesta y de incompatibilidad moral conel gobierno. A raíz de este hecho puede considerarse como definitiva y totalmente instaurada enItalia la dictadura fascista.LAS REALIZACIONES DEL RÉGIMEN FASCISTA ITALIANOUna vez controlado el Poder Ejecutivo y el Legislativo, Mussolini se propuso imponer el ordenen el interior y asegurar el prestigio de la nación en el exterior. Para conseguir lo primero estabadecidido a afianzar el fascismo en todos los ámbitos de la vida italiana: política nacional,provincial y local, economía, sociedad, etc.Medidas políticasEn lo político comenzó por el aparato institucional, concentrando la casitotalidad de los poderes en su persona. Tanto el Rey como el Senadopasan a ser meros títeres de la voluntad mussoliniana, puesto que losdiputados son elegidos por el Gran Consejo Fascista y el Rey estáconvencido de que la organización fascista es la única salvaguarda de su
  • trono. Así, pues, el verdadero jefe del Estado es el Duce, el cual nombra y destituye a susministros sin consultar a nadie y legisla mediante decretos-leyes. De forma paralela, instala en ladirección de las instituciones locales y provinciales a gentes de confianza del partido, cuyasaspiraciones máximas son el enriquecimiento personal y el ascenso en la jerarquía delorganigrama fascista.A partir de 1926 se produce la disolución de todos los partidos, movimientos y organizacioneshostiles al régimen, se suprime la prensa de oposición y se prohíbe la salida del país a cualquierciudadano. Todo ello se completa con la creación de una policía política, la OVRA, y de untribunal de excepción, el Tribunal Especial para la Defensa del Estado.Medidas socialesLas tensiones sociales que en el mundo laboral hubieran podido producirse quedarontotalmente abortadas, al ser suspendidos los sindicatos no fascistas, a la vez que se declarabanilegales todas las huelgas. Las condiciones de trabajo y las retribuciones salariales pasaron a serfijadas mediante convenios colectivos gestionados por los dirigentes sindicales fascistas. Sinembargo, el desclasamiento proletario no se llevó a cabo con estas medidas, por lo que se pusoen marcha el modelo corporativo, según el cual todas las agrupaciones obreras y patronalesquedaron absorbidas por el Consejo Nacional de Corporaciones, del que emanaban lasdecisiones laborales y salariales. A este organismo pertenecían de forma obligatoria todos lostrabajadores y empresarios italianos, habiendo en sus órganos decisión representantes del Estadoy del Partido Nacional Fascista. El predominio burgués en todos estos organismos fue un hechodesde el primer momento.Medidas económicasLa política económica del fascismo italiano optó a partir de 1926 por un crecienteintervencionismo. Se fijó como objetivo prioritario la consecución de una moneda fuerte, lo quedio como resultado la adopción de medidas deflacionistas, una limitación de las importaciones yun impulso a la explotación de los recursos propios. Los resultados fueron buenos en el aspectomonetario (el cambio de la lira en 1927 se estableció en 19 liras el dólar) pero fueron negativosen el aspecto económico, pues descendieron las exportaciones y el consumo interior, se pro-dujo una baja en los precios y una decreciente rentabilidad del capital y creció el desempleo.Este desempleo se intentó absorber mediante un ambicioso programa de obras públicas. La crisisde 1929 no hizo sino agravar sustancialmente los problemas y acentuar la tendencia autárquica eintervencionista del Estado Fascista.Todas estas dificultades económicas se refleja-ron en una política exterior expansionista y degran agresividad. En efecto, el expansionismo italiano de este momento generaba unasnecesidades armamentísticas que favorecían el sector siderometalúrgico, unas necesidades depersonal militar que mitigaban el paro, y la posibilidad de explotación de nuevos territorios.Básicamente fueron dos las intervenciones italianas en el exterior: la anexión de Etiopía y laintervención en la Guerra Civil Española.Por último, la sociedad italiana se vio sometida a un intenso proceso de cambio. En el aspectodemográfico se alentó una política natalista, y de una población de 38 millones en 1925 se pasóa 45 millones en 1940. A la juventud se le controlaron todas sus actividades y se le dio unaformación militar y fascista, tanto en los centros educativos de todos los niveles como en sutiempo libre.
  • EL MOVIMIENTO NACIONALISTA DE ALEMANIASITUACIÓN DE ALEMANIA TRAS LA PRIMERA GUERRA MUNDIALSi Italia al terminar la Primera Guerra Mundial había quedado en situación crítica, el caso deAlemania era prácticamente desesperado.Situación económicaLa crisis económica era dramática, pues a la obligatoriedad del pago de unas compensaciones deguerra, cuya cuantía total se había fijado en 33 000 millones de dólares a pagar en anualidadesde 1 500 millones, se unía un total descalabro de los sectores productivos, con una poblaciónconsumidora y pro-ductora más reducida que en 1914, sin posibilidades de disponer de lasregiones industriales y agrícolas más florecientes en la preguerra, sin flota mercante y con unamuy reducida flota pesquera. La Hacienda Pública no gozaba de mejor situación, pues tenía unadeuda pública enorme y un creciente déficit presupuestario que se intentó cubrir con la emisiónde billetes no respaldados. La depreciación del marco en los mercados internacionales fueinmediata y en el interior de Alemania se desencadenó un proceso inflacionario que hizo pasaral marco, de una equivalencia con respecto al dólar de 1/84 en marzo de 1920, a 1/350 000 enjulio de 1923. De esta inflación resultaron beneficiados los grandes industriales y comerciantesjunto con los productores agrícolas, mientras que los asalariados y las clases medias fueron losmás perjudicados, lo que determinó su radicalización y su apoyo a aquellos partidos de derechao izquierda que propugnaban un cambio político total.Situación políticaEl panorama político no era más alentador, pues a los intentos separatistas de Baviera se unía elcolapso de la administración pública por falta de un poder fuerte y respetado. Las disensiones enel seno del Partido Socialista determinaron el enfrentamiento entre los espartaquistas, quepropugnaban la implantación de un régimen de tipo bolchevique, y los socialdemócratas, queno dudaron en aliarse con la alta burguesía y el ejército a fin de controlar la insurrecciónrevolucionaria espartaquista de enero de 1919. Por otra parte, la Constitución de Weimar,apoyada por una coalición de centroizquierda, fue acosada y boicoteada tanto por la derechanacionalista como por la izquierda espartaquista, que protagonizaron golpes de fuerzaconstantes en forma de atentados, huelgas, insurrecciones armadas, etc., lo que determinó elprogresivo debilitamiento del régimen. Uno de esos golpes de fuerza se produjo en noviembrede 1923, protagonizado por Hitler con el apoyo de otras fuerzas extremistas de derecha. Elgobierno del Canciller Stresemann hace fracasar el golpe y decreta posteriormente la disolucióndel grupo político del que era cabeza visible Hitler, el Partido Obrero Nacional SocialistaAlemán, y el encarcelamiento de aquél. En esos años de cárcel escribirá la llamada biblia delnazismo, Mein Kctmpf.La culminación de este colapso económico y político vino dada por la ocupación francesa de lacuenca del Ruhr. La población alemana reaccionó de forma muy diversa, pero dicha ocupaciónconstituyó el revulsivo a partir del cual se inició la recuperación de la estabilidad política yeconómica. En efecto, entre los años 1924 y 1929 Alemania mejora notablemente gracias alambiente de pacificación internacional dimanado del Pacto de Locarno y materializado en unaimportante afluencia de capitales que permitirá un rápido asentamiento de las finanzasalemanas, y gracias también al restablecimiento del patrón oro y a una política financiera rigurosainspirada por Schacht. Todo ello conduce a una cierta consolidación del régimen democrático enforma de una república conservadora con Hindenburg como presidente. Sin embargo, la derrota delos candidatos de la derecha en las elecciones de mayo de 1928 hará que los terratenientes y losgrandes industriales comiencen una campaña de apoyo a los grupos de extrema derecha, que seacentúa como consecuencia de las dificultades surgidas de la crisis económica de 1929.
  • ASCENSO AL PODER DE LOS NACIONALISTAS EN ALEMANIAEn las elecciones de mayo de 1928, el Partido Nacionalsocialista logra un millón de votos y docediputados. A partir de este momento, hechos de diferente índole trastornan el panoramapolítico alemán.Por una parte, las durísimas discusiones sobre la conveniencia o no de seguir admitiendo laobligación alemana de pagar las reparaciones de guerra; estas discusiones son alentadas por elPartido Popular Nacional y por el Partido Nacionalsocialista con motivo de la recienteaceptación del Plan Young por el Gobierno de centro-izquierda que encabeza Müller.Por otra parte la gran depresión mundial de 1929, de graves consecuencias para Alemania por elaumento del paro, la proletarización de la pequeña burguesía y la paralización de actividades, Elgran capital se echa en brazos de los partidos nacionalistas, fundamentalmente elNacionalsocialista, como única alternativa viable para su subsistencia. Todo esto desemboca en una creciente fuerza del Partido Nacionalsocialista, que pasa de 60 000 miembros en 1928 a un millón en 1937 y también del Partido Comunista alemán como consecuencia del progresivo empeoramiento de las condiciones de vida de la clase trabajadora. Así, en las elecciones legislativas de 1930 los comunistas obtienen 77 escaños y los nacionalsocialistas 107. En las elecciones para la presidencia del Reich en abril de 1932, Hitler obtiene abundantes apoyos, e incluso la mayoría de votos en Baviera, Hamburgo, Prusia, Württemberg y Anhalt, que en cualquier caso no son suficientes para acceder a la máxima magistratura del Estado. Esta recae en la persona de Hindenburg, gracias al apoyo de los socialdemócratas y partidos de centro.Sin embargo, la campaña terrorista de los nacionalsocialistas y las crecientes dificultadeseconómicas por las que pasa la población alemana hacen que las posturas se radicalicen y queen las elecciones de noviembre de 1932 sean elegidos 196 diputados nacional socialistas y 100comunistas, que dominan el Reichstag.Ante esta situación, todas las fuerzas conservadoras alemanas se unieron y llegaron en enero de1933 al acuerdo de nombrar a Hitler Canciller de un gobierno heterogéneo, en el que seencontraban representados el gran capital, a través de un miembro de la casa Krupp, el ejército,a través del general Von Blonberg, y los partidos conservadores, pero demócratas, a través deVan Papen, quedando tan sólo tres ministerios en manos de los nazis, abreviatura con que seconoció muy pronto a los nacionalsocialistas.Inmediatamente este Gobierno declara fuera de la ley al Partido Comunista bajo el pretexto deser el inductor del incendio del Reichstag y detiene a los principales dirigentes socialdemócratas.A continuación son convocadas, por tercera vez en el plazo de siete meses, elecciones generales,que se celebran el 5 de marzo de 1933 y en las que obtienen 288 diputados los nazis, 52 elPartido Popular Nacional Alemán, 120 los socialdemócratas y 81 los comunistas. De los restantesdiputados elegidos, 107 pertenecían a diversos partidos moderados de centro.Para reducir aún masía oposición, el Gobierno mandó detener, bajo la acusación de ser losautores materiales del incendio anteriormente señalado, a los 81 diputados comunistas y a 8socialistas. Con estas detenciones Hitler estaba en disposición de atribuirse la mayoríaparlamentaria y desarrollar su programa político.
  • El 21 de marzo, Hitler promulga, con la aprobación de Hindenburg, la Ley de Defensa delPueblo y del Estado, según la cual el poder legislativo pasa a ser asumido por el ejecutivo, conlo que se elimina cualquier limitación en su torna de decisiones. Se puede afirmar que en estemomento está definitivamente instaurada la dictadura nacionalsocialista.LAS REALIZACIONES DEL RÉGIMEN NAZI EN ALEMANIALos objetivos de Hitler eran mucho más radicales y de mayor alcance que los que se fijóMussolini en Italia. La meta final de Hitler era, en sus locos delirios de grandeza, dominar elmundo para que la raza humana superior, la raza aria, impusiera un nuevo orden deconvivencia. Para ello debía en primer lugar conseguir la revitalización de Alemania y, con vistasa conseguirlo, acometió una serie de cambios políticos, económicos y sociales quetransformaron totalmente el panorama interior y exterior de la nación alemana.Medidas políticasEn el aspecto político, comienza por eliminar cualquier rastro de oposición, depurando lapolicía, la administración y los órganos de justicia. De forma inmediata, prohíbe la existencia delos partidos de izquierda y de todas las organizaciones sindicales, disuelve los partidos de centroy de derechas y establece por una ley de diciembre de 1933 el Partido único. Mediante la Leycíe Reorganización de la Burocracia, de 7 de abril de 1933, elimina a todos los funcionarios noadictos al régimen o no arios: se trata de la primera disposición racista del nazismo. Esta línearacista y antisemita culminará en la llamada "noche de cristal" del 9 de noviembre de 1938, enque grupos de extremistas de la organización nazi procedieron a la destrucción de casitrescientas sinagogas, al arresto y deportación de 20 000 judíos y a dar muerte a más de 2 000personas de este origen.Asimismo, Hitler ordenó realizar una purga en el seno de sus propios correligionarios en lallamada "noche de los cuchillos largos", en la que se asestó un golpe mortal a la organizaciónparamilitar de la SA (Sturm Abteilung, Sección de Asalto.) Esto le granjeó la confianza de laWehrmacht (fuerzas armadas alemanas), que hasta entonces había mantenido una actitudrecelosa hacia el Führer. Para completar el objetivo de eliminar cualquier elemento perturbadorde la voluntad del Führer se dictaron las oportunas medidas de unificación territorial, con lasque se suprimió el sistema federal en el que Alemania había vivido desde su unificación en elsiglo anterior.Por último, a la muerte de Hindenburg, Hitler asumió autocráticamente la presidencia delEstado, con lo que desapareció la única posibilidad de control, aun cuando fuera teórica, de suactuación como canciller. Para aquellos que se sintieran tentados a ofrecer cualquier tipo de resistencia a estas medidas, se estableció un auténtico régimen de terror policiaco, en el que las SS (Schutz Staffel, Escuadrilla de Protección) y la Gestapo fueron situadas por encima de las leyes y de los tribunales. Todas estas decisiones dieron como fruto una Alemania en la que la voluntad del Führer se convirtió en principio y fin de todos los acontecimientos.Medidas económicas y laboralesEn el aspecto económico se adoptó una línea intervencionista y se fijó como objetivo prioritariola consecución de la autarquía mediante el aumento de la producción nacional y la limitación de
  • las importaciones. Hitler aplicó los dispositivos clásicos de toda economía proteccionista, esdecir, elevación de tarifas aduaneras, contingentación de importaciones, adopción de fórmulasde clearing, etc. Paralela a la implantación de esta política autárquica se desarrolló una campañade reeducación consumidora del pueblo alemán. Asimismo, se practicó una política financieracerrada, puesto que en las transacciones interiores se utilizaban las llamadas letras Mefo, que noeran sino papeles avalados por el Reichsbank, imposibles de ser hechas efectivas, con lo que sellegó a una circulación monetaria falsa, mientras que en las transacciones exteriores el pago serealizaba en marcos bloqueados, que sólo servían para la compra de mercancías alemanas.En los diversos sectores productivos son de destacar las acciones emprendidas en la agricultura yen la industria pesada. La agricultura fue sometida a un control riguroso, en un intento deaumentar la productividad de la tierra mediante el restablecimiento de los precios a los nivelesanteriores a la depresión. Ello benefició a los agricultores y posibilitó la reinversión, bien esverdad que a cambio de mantener unos precios agrícolas que estaban por encima de losvigentes en el mercado internacional. La industria pesada también se vio favorecida por elproteccionismo imperante que impulsó sobre todo a la siderometalurgia y a la química pesada:ambos sectores encontraron en la política de rearme, iniciada por el Führer a partir de 1935, sumomento de mayor prosperidad y, en el Estado nacional socialista su primer cliente.Finalmente, consignemos la forma en que Hitler resolvió el problema del paro. De una cifra deparados de 6 000 000 en enero de 1933, se pasó a un millón escaso en 1936. Semejantereducción se explica por el aumento de los efectivos del ejército, de la policía, del aparato delpartido nazi y de la burocracia del Estado, que en conjunto supuso la absorción de unos dosmillones de desempleados. El resto encontró empleo en ambiciosos planes de construccionespúblicas, cuyas realizaciones más sobresalientes fueron la red de autopistas y un crecido númerode viviendas sociales. La financiación de todos estos gastos pudo hacerse gracias al sistema de lasletras Mefo y de los marcos bloqueados, ya explicados anteriormente.Preparativos bélicosDueño y señor de los destinos de una Alemania en la que la oposición política habíadesaparecido, el pleno empleo era un hecho y la recuperación económica una realidad tangible,Hitler se planteó la estrategia que habría de seguir para llevar a cabo su objetivo siguiente: elpangermanismo. Los sucesivos pasos que dará en este sentido desencadenarán la SegundaGuerra Mundial, y lo primero que necesitaba era aumentar el potencial bélico de la nación entodos los órdenes: en hombres y armamento.Hitler, efectivamente, vio muy claro desde el primer momento que su pangermanismo leconduciría a la guerra y, en consecuencia, encargó a Van Fritsch que preparara y adaptara elejército para esta circunstancia. El resultado fue que el número de soldados, de los 100 000 quepermitía el Tratado de Versalles, aumentó a 1500 000 en 1936. Al mismo tiempo se emprendióuna tenaz carrera de armamentos. Alemania estaba ya lista para afrontar la Segunda GuerraMundial. MOVIMIENTOS FASCISTAS HÍBRIDOSMovimientos fascistas en sentido estricto fueron solamente el italiano y el alemán, pero hubootros regímenes, fundamentalmente el nipón y el español, que recogieron en parte losplanteamientos ideológicos, políticos y económicos del fascismo.
  • EL FASCISMO NIPÓNEl caso del Japón presenta tres determinan tres de clara influencia en la evolución posterior delos hechos: Una fuerte expansión demográfica, que conlleva como necesidad vital una expansión territorial de carácter imperialista. Una estructura industrial con niveles productivos muy altos, como consecuencia déla Primera Guerra Mundial y de las necesidades de abastecimiento de los contendientes: la crisis de superproducción subsiguiente a la terminación de la guerra planteó la urgencia de buscar nuevos mercados coloniales para sus productos. La gran influencia que en la sociedad y en la política nipona tenía el ejército.La política japonesa estaba dominada por dos grandes Partidos: el Seiyukai, de tendenciaconservadora e imperialista, y el Minseito, liberal y pacifista.La falta de decisión de uno y otro para afrontar la que parecía única salida a los problemas deespacio vital determinó la intervención de ejército en las tareas políticas y la iniciación de unperíodo de expansión territorial nipona a costa, sobre todo, de China.Esta política japonesa se encontraba muy cerca de los fascismos europeos, puesto que aspirabana la implantación de un poder despótico que sirviera para unir esfuerzos en lo consecución delos más altos intereses de la nación. El fascismo nipón se conocería con el nombre de hojinismo.EL FASCISMO ESPAÑOLEl caso de España es radicalmente distinto. El alzamiento militar de julio de 1936 fue planteadopor sus protagonistas como un pronunciamiento del Ejército, "unido a las demás fuerzas de laNación" (Bando dirigido por Francisco Franco el 17 de julio de 1936), para restablecer el ordenpúblico y el principio de autoridad y para defender la unidad de España. No hay que ignorar,sin embargo, las presiones de determinados grupos para que se garantizara la salvaguarda delsistema capitalista frente a las amenazas de los sectores extremos de la izquierda. Los sublevadoshabían contado con que el Gobierno democrático en el poder no opondría resistencia. Larealidad de los hechos demostró lo contrario. Fue entonces al preverse una larga guerra, cuandose dotó de contenido ideológico a la contienda. Dos eran los grupos principales en los que los autores descubren influencias fascistas: Falange Español, cuyos miembros pertenecían predominantemente a la alta burguesía y a la aristocracia madrileña y bajo-andaluza, y las JONS, cuyos miembros eran de procedencia pequeños burguesa. Ambos grupos proporcionaron al llamado "bando nacional" una ideología moderna y, sobretodo, un aparato retórico de gran importancia para la movilización de la población. Junto a esta tendencia fascista, se abrió paso rápidamente una ideología tradicionalista – de la que quizás la Requeté sed la más conocida –, de amplio eco en los sectores conservadores. Esta ideología tradicionalista aportó al "bando nacional" el concepto de "Cruzada", es decir, la concepciónde la guerra civil como una guerra religiosa en defensa del catolicismo contra las "ateas hordasrojas" encuadradas en el "bando republicano". De la yuxtaposición de ambas ideologías surgió,por voluntad y decisión personal de Franco, el Decreto de Unificación de la Falange y eltradicionalismo, y desde ese mismo momento el fascismo español quedó reducido a unproducto híbrido y secundario. Por encima de él, como por encima de la ComuniónTradicionalista, se situaba el autor de la fusión, Francisco Franco.
  • LA CRISIS DE 1929ANTECEDENTESComo ya hemos visto en capítulos anteriores, el Tratado de Versalles fue muy duro con lospaíses vencidos. Aparte de las consecuencias políticas (desmembración del Imperio austrohúngaro y pérdidas territoriales de Alemania y Turquía), los países vencedores trataroninsistentemente de hacer pagar a Alemania los gastos totales de la guerra. Las iniciativas másduras partieron de Francia, postura comprensible debido a las enormes pérdidas que tuvo quesoportar. Diez de sus departamentos del Norte quedaron devastados. Sin embargo, los pagosimpuestos por la Comisión Aliada de Reparaciones no los podía soportar la economía alemana.La relación de los vencedores y su política internacional estaban condicionadas por el problemade las deudas interaliadas. Francia e Inglaterra se habían convertido al terminar la guerra, engrandes deudores de Estados Unidos. Esta nación surge de la guerra como el líder indiscutible dela economía internacional dominante. Londres pierde importancia y cede el puesto a NuevaYork como capital financiera internacional.El Gobierno francés contaba con las reparaciones alemanas para la satisfacción de sus deudascon el exterior. Pero a partir de 1922 la inflación alemana se disparó en proporciones jamásconocidas. La cotización del marco posó de 250 marcos por libra esterlina en 1920, a 1 000marcos al año siguiente y a 35 000 en 1922. El marco perdió todo su valor, y comenzó surecuperación a partir de las medidas tomadas por Stresemann. Está claro que Alemania no podíapagar. Francia, intransigente, ocupó la zona industrial del Ruhr, medida no bien vista por GranBretaña, que recelaba de la preponderancia francesa en el continente. Se impone la revisión de las reparaciones. El norteamericano Dawes preside en 1924 una comisión que reduce las anualidades alemanas y acepta los pagos en especie por parte alemana. Se facilita su recuperación mediante préstamos norteamericanos. De esta manera Alemania podrá pagar las reparaciones de guerra a Francia e Inglaterra, y estos países, a su vez, cancelar sus deudas con los Estados Unidos. "Indemnizaciones de guerra y deudas interaliadas – escribía Keynes en 1926 – se están cancelando fundamentalmente más en el papel que in natura. Los Estados Unidos prestan dinero a Alemania, Alemania pasa el préstamo a los aliados, los aliados lo devuelven a los Estados Unidos. En realidad lo que sucede es que no se pierde nada, nadie suelta un penique".Después de la breve crisis de 1920, típica crisis de reconversión de unas economías de guerra eneconomías de paz, la década de los veinte (1922 – 1929) conoce una fuerte prosperidadnorteamericana, que propaga al resto del mundo a través de sus préstamos y de la importanciacreciente de su volumen comercial en el conjunto mundial. Actúan como sectores punta de estaprosperidad el sector automovilístico (más de cinco millones de coches producidos en 1929) y eldesarrollo en gran escala de la producción eléctrica.La crisis del año 1929 se puede considerar a la vez como crisis decenal (ciclo Juglar) ymovimiento de larga duración (ciclo Kondratieff). La gravedad, extensión y duración de la crisissorprendió a los gobernantes y teóricos del sistema capitalista. A excepción de la UniónSoviética, con su política de desarrollo planificado y autárquico (planes quinquenales de Stalin),todos los países la soportaron en mayor o menor grado.
  • CAUSAS DE LA CRISISLa SuperproducciónTodos los autores consideran la superproducción como una de las causas principales de la crisis.La guerra había favorecido una incipiente industrialización fuera de Europa y de los EstadosUnidos. Algunos países americanos y coloniales, al faltarles las importaciones europeas, crearondurante la guerra sus propias fábricas textiles y alguna siderurgia. Después de la guerra no sedetuvo el crecimiento. A partir de 1925, Europa entró en una fase de prosperidad y superó losíndices de 1914. Francia se convirtió en el tercer productor mundial de acero y segundo dealuminio. El total mundial de productos agrarios y materias primas minerales aumentó en un11%. Las reservas mundiales de trigo alcanzaron los veinte millones de toneladas métricas y laproducción industrial se incrementó en un 25%. La economía mundial producía más de lo quepodía consumir. A finales de la década el temor a la superproducción se manifestó en eldesarrollo y extensión de los monopolios, como por ejemplo el cártel del cobre en los EstadosUnidos.Especulación de capitalesLa especulación de capitales fue otro de los factores desencadenantesde la gran depresión. La política crediticia de dinero barato fuefomentada en los Estados Unidos por la facilidad y el bajo interés delos créditos del Federal Reserve System. Este crédito barato yabundante era aprovechado por gran número de pequeños bancos ypor compañías de inversión o sociedades de cartera que invertían enla bolsa y en el extranjero de una manera alegre y confiada. ElFederal Reserve System facilitaba dinero al 5% de interés. Los bancoslo retiraban y prestaban al 12% a los inversores de bolsa. Lapsicología colectiva y el interés de las grandes compañías hacían subir cotizaciones en formadesproporcionada de acuerdo con su valor financiero y real. Al hundirse la Bolsa de NuevaYork, su caída arrastró a gran número de estos pequeños bancos, cuyos activos líquidos habíansido utilizados por los inversores privados en concepto de préstamos y que no pudieronreembolsarlos.Mantenimiento de los principios liberalesEn la perduración de la crisis coadyuvó la ideología liberal dominante que no reaccionó consuficiente rapidez ni estuvo a la altura de las circunstancias. El "laissez faire" era un dogmainquebrantable en el que Occidente basaba su prosperidad. Las medidas adoptadas por losGobiernos fueron las clásicas: deflación monetaria, reducción de los gastos públicos y subida delos impuestos. El equilibrio presupuestario ante todo. La crisis sanearía el sistema mediante losajustes automáticos de la economía de mercado: eliminación de las empresas poco rentables yfortalecimiento de las verdaderamente competitivas. La duración de la crisis puso en entredicholas doctrinas económicas imperantes, pero las clases dirigentes tardaron en reaccionar.Ya durante el verano aparecieron algunos signos precursores de la depresión. A partir del mesde mayo los precios de algunos productos industriales como, por ejemplo, el del acero, teníandificultades para mantenerse. En septiembre, el Banco de Inglaterra subió el tipo de interés yhubo un cierto drenaje de capitales hacia la plaza de Londres. En Europa la producciónindustrial se debilitó sensiblemente.
  • DESARROLLO DE LA CRISISNueva York: hundimiento de la BolsaEl 24 de octubre de 1929 (jueves negro) la Bolsa neoyorkina se hunde estrepitosamente. Cercade trece millones de acciones se ofrecen a la venta mientras que la demanda es nula. Los bancosintervienen con escaso éxito para detener el pánico. La crisis industrial predicha por la famosaSociedad Económica de Harvard se agrava con el crack financiero.Hasta 1932 el nivel de la actividad económica sigue bajando en losEstados Unidos. Las acciones de las compañías de ferrocarriles pasan de180 dólares de cotización a28,1. La producción de automóviles sereduce a la mitad y Ford adopta la semana laboral de tres días (agostode 1930). Los bancos pequeños, muy numerosos en el país, quiebranen cadena. La ola de quiebras dura hasta la primavera de 1932. El parose extiende al sector minero, a la construcción... La reducción delempleo en el sector agrícola es menor, aunque su nivel de precios sesitúa por debajo del 60%. Las ciudades tiene menos capacidad decompra para los productos agrarios y los agricultores compran cadavez menos productos industriales. El éxodo, rural se detiene. La cifrade parados en 1933 alcanza los doce millones, es decir, el 35% de lapoblación activa norteamericana.La crisis en Europa y SudaméricaEl peso de la economía norteamericana y sus préstamos al exterior extienden la depresión porEuropa y el resto del mundo.Alemania y Austria viven de los préstamos norteamericanos. Al cortarse los créditos y repatriarselos capitales, los bancos de Europa central no pueden hacerse cargo de sus obligaciones. ElBoden Kredit Anstalt de Viena va a la quiebra a pesar del apoyo del Gobierno austríaco y de losanticipos del Banco de Inglaterra. El canciller Brünning decide el cierre de todos los bancosalemanes. Bloqueadas las libras en Europa central, Gran Bretaña se encuentra con dificultadesmonetarias. En 1931 la situación es muy grave, pues los poseedores de libras se desprendenmasivamente de ellas exigiendo su valor en oro. El Gobierno inglés abandona el patrón oro. Lalibra, devaluada en un 30%, provoca la devaluación en cadena de las demás monedas y elsistema internacional de pagos, reconstruido con tanto trabajo durante lósanos veinte, sedesmorona.Las economías dependientes, como las de los países sudamericanos, se enfrentan con la baja enlos precios de las materias primas y el descenso en las exportaciones: café brasileño, carneArgentina, nitratos chilenos. Todos ellos, a excepción de Argentina y Venezuela, dejan de pagarsus deudas. La crisis provoca numerosos cambios de Gobierno.A nivel mundial los precios alcanzan unos descensos porcentuales desconocidos hasta entonces:37% en los Estados Unidos, 34% en Alemania, 50% en Holanda (1935). La economía mundialabandona el librecambismo y los países se cierran en espacios económicos protegidos con altosaranceles. La Ley Hawley - Smoot de los Estados Unidos, altamente proteccionista, provocamedidas de represalia en los demás países. El fracaso de la Conferencia de Londres en 1933indicaba que cada nación se enfrentaría por sí misma a la crisis.
  • LAS DIVERSAS SOLUCIONES NACIONALESEstados Unidos: el "New Deal"El presidente republicano Hoover, muy influido por los economistas liberales, fracasa en susintentos por superar la crisis. Los Estados del Noroeste, debido a las dificultades agrícolas,entregan sus votos al demócrata Roosevelt en 1932, y éste resulta elegido.La política económica del Gobierno se vuelve totalmente pragmática, sin ideas preconcebidas.Las rectificaciones de actuación y de criterios dependen de los resultados y de la experienciaconseguida. Entre los consejeros del presidente se encuentran economistas de la escuela deKeynes, que han superado los conceptos tradicionales en Economía.El New Deal no es una planificación en el sentido actual de la palabra (controles, cuotas deproducción, crecimiento del PNB), pero implícala intervención directa del Estado en laeconomía de un país, tradicionalmente liberal, dentro de sus fronteras. El objetivo másimportante es la reactivación del mercado interior mediante el aumento de la demanda, para deesta forma garantizar una producción elevada y eliminar el paro.En el sector agrícola la superproducción es uno de los problemas más graves. Se indemniza a loscampesinos para que reduzcan las superficies cultivadas. Se fijan unos precios de garantía paralos productos del campo. El gobierno favorece a los bancos que apoyan la agricultura ysubvenciona la exportación de los excedentes de cereales.En el sector industrial la intervención del Estado se dirige hacia una política social decidida:salario mínimo garantizado para la semana laboral de cuarenta horas, seguro de paro yconstrucción de viviendas sociales. La libertad sindical queda también garantizada por la LeyWagner. Roosevelt se convierte en el líder de los humildes y en el centro de las iras de lospoderosos. La reacción de la sociedad norteamericana ante el decidido intervencionismo de laAdministración no es uniforme. El Tribunal Supremo declara anticonstitucionales la AgriculturalAdjustment Act y la National Industrial Recovery Act. La reelección del presidente en laselecciones de 1936 denota la aprobación de su política por parte de la opinión pública, y laCorte Suprema tiene que ceder.El plan integral del valle del rio Tennessee, afluente del Ohio, es el ejemplo más notable deempresa pública durante la depresión. El Consejo de la Tennessee Valley Authority tenía comomisión el desarrollo integral de una región deprimida: regularizar el río, proporcionarelectricidad y agua para los riegos, repoblación, fábricas, etc. La creación de organismos públicospara actuar en otras regiones subdesarrolladas no consigue la aprobación del Congreso. Muchosdiputados ven en la actuación estatal una causa de depresión. Para el mundo "liberal" de losnegocios era inconcebible una intervención pública tan elevada.Es difícil emitir un juicio global sobre los resultados del New Deal. Durante su vigencia lainversión privada no alcanza los niveles de 1929. Además, la reducción de las inversionespúblicas con vistas a la disminución del déficit presupuestario provoca la recesión de 1938, en laque el paro alcanza los diez millones de personas. De nuevo la acción gubernamentalproporciona empleo a cerca de cuatro millones de parados y se consigue enderezar laeconomía. El pesimismo empresarial sigue siendo la tónica general de la época, y hasta ladeclaración de la Segunda Guerra Mundial (1939), con el rearme, no se estimula definitivamentela economía norteamericana.
  • Alemania, Italia, JapónEn Alemania la crisis tuvo tanta importancia como en los Estados Unidos. Su dependencia de lasinversiones extranjeras era muy estrecha. Primero fallaron los créditos americanos y después loseuropeos (británicos). La industria, a falta de capitales, no pudo trabajar. Las exportaciones seencontraron en situación muy difícil ante los elevados derechos aduaneros. Las devaluaciones encadena convirtieron a los productos alemanes en mercancías muy caras. El Gobierno delcanciller Brünning se resistía a la devaluación del marco, temiendo que se repitiera la enormeinflación de los años veinte. El declive de las exportaciones fue total. El Gobierno redujo lossalarios (20% para los funcionarios y 15% para el sector privado), como medida de reducciónde los precios. Muchos comerciantes se arruinaron al contraerse la demanda y la cifra deparados alcanzó los seis millones. La agitación social era muy grave, la reactivación no llegaba yHitler asumió el poder.El Gobierno nacionalsocialista planificó totalmente la economía alemana. Pero se mantuvieronlas empresas privadas y las estructuras capitalistas. El Primer Plan Cuatrienal tenía como objetivoprincipal la lucha contra el paro. Se realizaron fuertes inversiones públicas en autopistas,viviendas y servicios. Se implantó el servicio obligatorio de trabajo para toda la fuerza laboralmasculina. El éxito acompañó a estas medidas y el problema del paro desapareció.En 1935 la producción industrial alcanzó los niveles de 1929. El Gobierno, mediante el SegundoPlan Cuatrienal, se lanzó por el camino de la autarquía. Alemania, desprovista de colonias,procuró evitar las importaciones y sustituirlas con la producción nacional. "La cuestión de loscostos es absolutamente irrelevante", decía Hitler a Goering en 1936. Ejemplos de esta políticalos tenemos en la fabricación de gasolina sintética a partir del carbón. El rearme jugó un papelimportante.La dirección absoluta de los intercambios comerciales y la política internacional (Anschluss,ocupación de Bohemia) favorecieron el predominio económico alemán en la Europa central ybalcánica. Bulgaria, Hungría, Yugoslavia, Grecia y Turquía se convirtieron en satéliteseconómicos del Tercer Reich.Las políticas económicas de Italia y del Japón fueron también de tipo autárquico Ejemplos deello fueron la batalla del grano en Italia para el autoabastecimiento de trigo y la formaciónjaponesa de un área económica que englobaba a Corea y Manchuria. La falta de materiasprimas empujó al Japón a la elaboración de una política expansionista en el Pacífico, queintentó hacer efectiva durante la Segunda Guerra Mundial (espacio vital japonés). AUTOEVALUACIÓN1. El fascismo es una ideología de carácter: 3. El fascismo italiano luego de la Primera a) socialista b) populista Guerra Mundial surgió con el respaldo c) colectivista d) capitalista financiero de: e) humanista a) la gran burguesía b) los nihilistas c) los nacionalistas d) los hojinistas2. El nazifascismo alemán se basó en los e) los beavioristas principios del pensamiento filosófico de: 4. Los regímenes fascistas buscan eliminar la a) Heidegger b) Nietzsche c) Sartré d) Frieddman propuesta de: a) bienestar social b) unión nacional e) Samuelson c) pureza social d) nacionalismo e) luchas de clases
  • 5. El nacionalsocialismo alemán de Adolfo Hithler tenía una orientación cosmopolita 8. El ascenso de los regímenes fascistas en y: Europa se hizo más evidente cuando se a) sentido militar produjo: b) política democrática a) El establecimiento de la República de Weimar c) programa democrática b) La invasión italiana a Abisinia d) proyección socialista c) La anexión alemana a Austria e) dominio imperialista d) La invasión japonesa a China e) La gran depresión de 19296. La obra de Hitler donde expresa su teoría de “pureza social” y sostiene la necesidad 9. El factor ideológico que permitió el de “buscar un espacio vital”, es: respaldo popular a las ideologías fascistas a) La miseria de la filosofía era: b) La dialéctica de la naturaleza a) la disciplina b) la lealtad c) El antidurhing c) la solidaridad d) el nacionalismo d) Mein Kampf e) el humanismo e) El ser y la nada 10. El principal opositor para un Partido7. El falangismo en España se impuso a raíz Fascista lo constituía el partido: de: a) Reformista b) Liberal a) La Segunda Guerra Mundial c) Democrático d) Socialista b) La destitución del rey Alfonso XIII e) Nacionalista c) La victoria de Manuel Alcalá Zamora d) La Guerra Civil Española e) El triunfo del Frente Popular GLOSARIODictaduras MonopartidismoTipo de régimen político donde se observa Es la política de dominio total de un partidouna excesiva concentración de poderes con un político en las decisiones de estado, lo quemundo autoritario y de corte militarista. corresponde a los regímenes totalitarios.Historiografía RacismoEs la recopilación de abundante información Es una tendencia o inclinación desobre un determinado tratado. Pan estatismo discriminación a las características físicas oSe refiere a la política de predominio del espirituales de cierto grupo humano.Estado en cuanto a la toma de decisiones enun pueblo. Ultracapitalismo Es la defensa total y radical del sistemaÉlite capitalista como un modo de producciónSe refiere a un determinado grupo de poder único, inalterable e insuperable.constituido por un reducido número deconformantes. Nazis Eran los seguidores del Partido NacionalBurguesía Socialista Obrero Alemán de Adolfo Hitler.Es la clase social integrada por aquellos quebuscan una acumulación progresiva de Führer:utilidades, mediante la obtención de plusvalía. Es el líder único, la máxima autoridad del partido nazi.