INFECCIÓN DE LA PORCIÓN SUPERIOR DE LAS VÍAS 
URINARIAS: PIELONEFRITIS AGUDA 
La pielonefritis es una 
infección bacterian...
MANIFESTACIONES CLÍNICAS 
Los pacientes con pielonefritis aguda 
tienen escalofríos y fiebre, leucocitosis, 
bacteriuria y...
La pielonefritis crónica puede presentarse durante 
un periodo largo de tiempo sin síntomas; no 
aparecen fiebre ni otras ...
VALORACIÓN Y HALLAZGOS DIAGNÓSTICOS 
Se realizan un ultrasonido o una 
tomografía computarizada para 
localizar cualquier ...
TRATAMIENTO MÉDICO 
Los pacientes con pielonefritis no 
complicada suelen tratarse como 
pacientes externos si no están 
d...
INFECCION DE LA PORCIÓN SUPERIOR DE LAS VIAS URINARIAS: 
PIELONEFRITIS CRÓNICA 
causada por una inflamación del tejido que...
MANIFESTACIONES 
CLINICAS 
No tiene síntomas de 
infección a menos que 
ocurre una exacerbación 
aguda. 
Los signos: son f...
VALORACION Y 
HALLAZGOS 
DIAGNÓSTICOS 
El grado de la 
enfermedad se 
puede valorar 
mediante urograma 
intravenoso y 
med...
TRATAMIENTO 
DE 
ENFERMERIA 
El paciente puede requerir 
hospitalización o ser tratado 
como paciente externo. 
Cuando el ...
Con frecuencia la 
persona está más 
cómoda si se le 
mantiene en reposo en 
cama durante la fase 
aguda de la 
enfermedad...
Pielonefritis AGUDA Y CRONICA
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Pielonefritis AGUDA Y CRONICA

15.548 visualizaciones

Publicado el

PIELONEFRITIS

Publicado en: Educación
0 comentarios
6 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
15.548
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
7
Acciones
Compartido
0
Descargas
539
Comentarios
0
Recomendaciones
6
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Pielonefritis AGUDA Y CRONICA

  1. 1. INFECCIÓN DE LA PORCIÓN SUPERIOR DE LAS VÍAS URINARIAS: PIELONEFRITIS AGUDA La pielonefritis es una infección bacteriana de la pelvis renal, túbulos y tejido intersticial de uno o ambos riñones. Las bacterias llegan a la vejiga por la uretra y ascienden hacia el riñón. Si bien los riñones reciben del 20 al 25% del gasto cardiaco, las bacterias rara vez llegan ahí con la sangre; menos del 3% de los casos se debe a diseminación hematógena. La pielonefritis es secundaria a reflujo ureterovesical, en el cual una válvula incompetente permite a la orina regresar a los uréteres. Otras causas del trastorno se encuentran obstrucción del aparato urinario, tumores de la vejiga, estenosis hiperplasia prostática benigna y cálculos renales. La pielonefritis puede ser aguda o crónica.
  2. 2. MANIFESTACIONES CLÍNICAS Los pacientes con pielonefritis aguda tienen escalofríos y fiebre, leucocitosis, bacteriuria y piuria, dolor en el flanco y sensibilidad, en el ángulo costovertebral. Además, con frecuencia tienen síntomas de afección de la porción inferior del aparato urinario, como disuria y polaquiuria. Uno de los síntomas típicos de la pielonefritis aguda es un malestar intenso y de aparición repentina.
  3. 3. La pielonefritis crónica puede presentarse durante un periodo largo de tiempo sin síntomas; no aparecen fiebre ni otras manifestaciones de la pielonefritis aguda. Sin embargo, esta patología compromete, tras cierto tiempo, la función renal, lo que en casos extremos puede derivar en insuficiencia renal. Las posibles molestias se dan a modo de brotes y son menos características:  Agotamiento  Dolor de espalda  Trastornos gastrointestinales como nauseas y vómitos  Pérdida de peso Dado que el riñón, entre otras funciones, participa en la síntesis de glóbulos rojos, la pielonefritis crónica puede derivar en anemia.
  4. 4. VALORACIÓN Y HALLAZGOS DIAGNÓSTICOS Se realizan un ultrasonido o una tomografía computarizada para localizar cualquier obstrucción en el aparato urinario. El alivio de la obstrucción es esencial para salvar el riñón de la destrucción. Las imágenes con radionúclidos que emplean leucocitos marcados con citrato de galio e indio- 111 son útiles para identificar sitios ocultos de infección que tal vez no se visualicen en la tomografía computadorizada o en el ultrasonido. Los cultivos de orina y las pruebas de sensibilidad se realizan para determinar el microorganismo causal de modo que se prescriban agentes antimicrobianos apropiados.
  5. 5. TRATAMIENTO MÉDICO Los pacientes con pielonefritis no complicada suelen tratarse como pacientes externos si no están deshidratados, no experimentan náusea o vómito y no tienen signos o síntomas de sepsis. Además, deben ser responsables y confiables para asegurar que todos los medicamentos se tomen según prescripciones. Otros pacientes, lo que incluye a todas las embarazadas, deben hospitalizarse por lo menos durante dos o tres días para tratamiento parenteral. Los agentes orales se emplean una vez que el paciente está afebril y muestra mejoría clínica.
  6. 6. INFECCION DE LA PORCIÓN SUPERIOR DE LAS VIAS URINARIAS: PIELONEFRITIS CRÓNICA causada por una inflamación del tejido que rodea los filtros de los riñones. Las infecciones renales y otros estados inflamatorios pueden ocasionar insuficiencia renal si no reciben tratamiento y que se desarrolla lentamente y dura meses o años. puede ser desde una infección que asciende desde las vías urinarias al riñón, a directamente una infección del riñón por un cálculo, traumatismo o estenosis del uréter. los Microorganismo ascienden desde la vejiga hasta el parénquima renal. Es una infección aguda o crónica del riñón.
  7. 7. MANIFESTACIONES CLINICAS No tiene síntomas de infección a menos que ocurre una exacerbación aguda. Los signos: son fatiga, cefalea, anorexia, poliuria, sed excesiva y pérdida de peso.
  8. 8. VALORACION Y HALLAZGOS DIAGNÓSTICOS El grado de la enfermedad se puede valorar mediante urograma intravenoso y mediciones del nitrógeno ureico en sangre, concentración y depuración de creatinina. COMPLICACIONES incluyen nefropatía en etapa terminal (por pérdida progresiva de nefronas secundaria a inflamación cronica y cicatrización), hipertensión y formación de cálculos renales (por infección cronica con microrganismo que degradan la urea. TRATAMIENTO MEDICO Se determina mediante la identificación de microorganismo patógeno por cultivo. Se utiliza nitrofurantoína o una combinación de sulfametoxazol y trimetoprim para suprimir su desarrollo. La función renal trastornada altera la excreción de los antimicrobianos y requiere vigilancia cuidadosa del funcionamiento renal; esto es de especial importancia si los medicamentos son muy tóxicos para los riñones.
  9. 9. TRATAMIENTO DE ENFERMERIA El paciente puede requerir hospitalización o ser tratado como paciente externo. Cuando el sujeto se hospitaliza, se miden y registran con cuidados los ingresos y pérdidas de líquidos. Si está contraindicado, se estimula el consumo de líquidos (3 a 4 L/día) para diluir la orina, disminuir la sensación de ardor al orinar y evitar la deshidratación. La enfermera valora la temperatura del paciente cada 4h y administra antipiréticos y antibióticos según estén prescritos
  10. 10. Con frecuencia la persona está más cómoda si se le mantiene en reposo en cama durante la fase aguda de la enfermedad. Las enseñanzas para el paciente se centran en la prevención de infecciones del aparato urinario mediante el consumo de una cantidad suficiente de líquidos, vaciado regular de la vejiga y cumplimiento con las recomendaciones de higiene perineal. La importancia de tomar los medicamentos antimicrobianos exactamente como se prescribieron debe destacarse al paciente, al igual que la necesidad de acudir a las citas de vigilancia.

×