Lucas Quintana: Alto Ataques De Pánico PDF (Libro)

1.797 visualizaciones

Publicado el

Dejar de leer revisiones y opiniones tonterías! Descubra los hechos y la verdad sobre Alto Ataques De Pánico™ PDF, Libro por Lucas Quintana en este documento especial. Feliz lectura.

Publicado en: Desarrollo personal
0 comentarios
2 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.797
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
40
Comentarios
0
Recomendaciones
2
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lucas Quintana: Alto Ataques De Pánico PDF (Libro)

  1. 1. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 1
  2. 2. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 2 Politica de Privacidad Nada de la información en este libro busca diagnosticar, tratar o curar ninguna enfermedad o dolencia. Este libro no busca reemplazar a prácticas medicas bien establecidas ni reemplazar de manera alguna el consejo médico profesional. Siempre consulte la opinión y la diagnosis de su médico particular antes de implementar cualquier régimen relativo a la salud.
  3. 3. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 3 Acerca del Autor “Mi Historia” Ante todo, quisiera agradecerle personalmente por la compra de este libro, y por tomarse el tiempo de leerlo. Espero que lo que encuentre aquí dentro le sea tanto útil como de ayuda, y que lo acerque a hallar el alivio a sus ataques de pánico y ansiedad. La razón por la que compilé este libro es, simplemente, que quise compartir lo que he aprendido en los últimos 7 años. Yo tuve que aprenderlo de la manera ardua, mediante investigación y poniendo a prueba todo tipo de técnicas, para determinar lo que funcionaría mejor para mí, Honestamente espero que el contenido de este libro le otorgue lo que Usted necesita saber sin tener que hacer Usted mismo la investigación. Mi nombre es Lucas Quintana, tengo 41 años de edad al momento de escribir este libro, y tuve mi primer ataque de pánico significativo en el año 2002, durante un evento de negocios junto con el gerente de mi banco en Francia. Antes de abandonar Manchester, en Inglaterra, había estado estresado sobre un trato de negocios que me convertiría en el propietario de un local en el rubro. Estuvimos planificando una compra estratégica y, desafortunadamente, un colega, amigo y co director no fue incluido en nuestros planes. Aunque había buenas razones para la decisión de excluir a esta persona, podrá imaginar la culpa que sentí al deber esconderle esta información durante las negociaciones. En los pocos días antes de nuestro viaje a Francia, recuerdo haberme sentido mucho más alerta del latido de mi corazón, en especial antes de quedarme dormido en mi cama.
  4. 4. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 4 El estrés y la ansiedad que sentía entonces, sobre nuestro viaje y sobre el negocio, se estaban apoderando de mí. Notaba que mi corazón se salteaba un latido y comenzaba a sentirme y a creer de manera subconsciente que había algo mal en mi corazón. Me recostaba pensando en qué síntomas sentiría si tuviese una enfermedad cardíaca o un súbito ataque cardíaco, y casi me convencí de tener estos síntomas, como falta de aliento o un dolor punzante en mi brazo derecho, etc. Dejamos Manchester un jueves por la tarde en abril de 2002, hacia el aeropuerto Charles de Gaulle en parís, y llegamos a un bello hotel en Versalles por la tarde. El hotel Trianon Palace se ubica junto al Chateau de Versailles, hogar de Luis XIV, es un hotel espectacular y majestuoso en donde nuestro seminario de negocios sería conducido por la semana. Decidimos salir a almorzar y paseamos por un pequeño centro comercial. En el almuerzo consumí una gran cantidad de mariscos, ¡y posiblemente alguna que otra cerveza! Al final de la tarde regresamos al hotel y nos encontramos cerca de las 18:30 en una recepción con canapés y espumantes, antes de que comenzara el evento muy temprano por la mañana del viernes. La velada finalizó con más mariscos y más alcohol. La razón por la que le cuento esto es que existe una conexión entre la dieta alimenticia y los ataques de pánico… así que por favor sígame la corriente. En la mañana siguiente me desperté con resaca y con gran malestar. No era el mejor comienzo para una intensa semana oyendo a las mejores mentes en los negocios. No puedo tomar mi desayuno, quizás tomé sólo un poco de cereal y jugo de frutas. Pensé que una fuerte taza de café francés sería la solución. Nos reunimos en el Gran Salón, en el que se firmó el Tratado de Versalles a fines de la Primera Guerra Mundial. Llegó el momento para tomar otra taza de café francés, pensé, mientras tomé asiento para evitar que mi cuerpo se desplomara.
  5. 5. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 5 A los 5 minutos de comenzado el evento, a las 9:30, comencé a sentirme mareado, y una ráfaga de calor subió desde mis pies; cuando llegó a mi estómago me sentí desmayar. Inmediatamente comencé a sentir pánico, se trataba de una sensación que en verdad no había sentido antes, y mi corazón se aceleró. Mis pensamientos asociaron lo que estaba sintiendo con un ataque cardíaco, asociándose también a lo que había sentido algunos días atrás. Mi corazón estaba acelerado, y me sentí muy mareado. La adrenalina había inundado mi sistema, me hallaba en modalidad de “pelear o huir”, y necesitaba un escape. Me levanté y abandoné la sala de conferencias, y me dirigí por este largo corredor que puede ver en la fotografía. Necesitaba salir, y pensé que podría caminar, fuera lo que fuera que me estaba sucediendo. No pensaba con claridad y, mientras me dirigía a mi habitación, pensé en que moriría allí en Francia, lejos de mi esposa y de mi hijo, que nunca volvería a verlos. Como puede imaginar, esto sólo acrecentaba mi ansiedad y, cuando entré a mi habitación, inmediatamente giré y volví a salir. Me sentía mareado como si fuera a morir o a desmayarme allí mismo. Temí permanecer en mi habitación, ya que si sufría un ataque cardíaco allí no habría nadie cerca para reanimarme, la mucama me hallaría muerto por la mañana. Caminé hacia las escaleras y recuerdo haberme sentado en la escalinata, y sentía que iba a colapsarme. Así que me levanté, pensando en que debía seguir en movimiento. Consulté en la recepción si podían llamar a un médico, explicando que no me sentía bien. Caminé de regreso al gran corredor, hacia el salín principal, y pedí a mi socio que me asistiera. Le expliqué todo, y llamaron a una ambulancia. Lo curioso aquí es que los paramédicos en Francia son también bomberos. Los hombres que salieron de un salto de la ambulancia lucían como si hubiesen venido a apagar un incendio.
  6. 6. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 6 Me examinaron y me llevaron a la ambulancia, donde me suministraron oxígeno y me llevaron con prisa al hospital de Versalles. Debo decir que la atención y la efectividad del personal de ese hospital fueron excelentes. Lo único que recuerdo es que la doctora era una francesa bastante joven, que vestía con botas Doc Martin. Me dieron oxígeno y me conectaron a un electrocardiograma luego de tomar varias muestras de sangre para su análisis. Aproximadamente una hora después llegaron los resultados y confirmaron que no sufría de un ataque cardíaco. Me tomaron placas radiográficas del pecho y me dijeron, en un inglés muy pobre, que no habían hallado nada mal en mí, pero que me darían las observaciones por escrito junto a la radiografía para que visitara a mi doctor al regresar al Reino Unido. ¡Y no me cobraron por este tratamiento médico! Regresé al hotel, aún temblando. Créame: cuando la adrenalina ha invadido su cuerpo durante un ataque de pánico, le toma unas buenas horas disiparse por completo. Tuve la fortuna de tener amigos y colegas cerca de mí, que me ayudaron a racionalizar lo sucedido. Entre ellos, concluyeron que había consumido demasiadas proteínas y pocos carbohidratos debido a los mariscos. Podría también ser posiblemente una alergia a los mariscos, y quizás se relacionara bastante a haber tomado demasiada cerveza. Telefoneé a mi esposa esa noche, para contarle de los eventos del día. Usted podrá imaginarse cómo se sintió ella, a más de 1000 millas de distancia, en un país diferente. Le aseguré que estaba bien y que podría completar los 4 días restantes allí. Debo decir que por el resto de la semana me sentí no del todo bien. Mi mente divagaba constantemente hacia mis sensaciones corpóreas y hacia mis emociones, y temí que me volviera a ocurrir nuevamente un episodio. A estas alturas, recuerdo, no sabía qué era lo que había causado este episodio. En algunas ocasiones sentí que volvía a acecharme, pero pude respirar y relajarme, alejándome de él.
  7. 7. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 7 Regresé a casa, en el Reino Unido, un par de días después y fui a ver a mi médico personal. Llevé conmigo las observaciones y la radiografía de Versalles, y me asombré de su habilidad de poder leer las notas en francés. Él observó mi radiografía y me hizo un examen rápido. Luego me hizo algunas preguntas y concluyó que lo que había experimentado fue un ataque de pánico. ¡Eso era! Me escribió una prescripción para una medicación que podría tomar en cualquier momento, cuando sintiera que un ataque se aproximaba. La medicina que me dio fue en verdad un antihistamínico. Estas hacen a uno sentirse un poco somnoliento, pero en verdad lograban aliviar las sensaciones de ansiedad. Creo que sólo he tomado esas píldoras unas dos veces. No soy alguien que guste de tomar medicinas innecesariamente, y quería averiguar cómo podría vencer este problema de manera natural. Por varias semanas, quizás incluso meses, me sentí nervioso y tuve algunos episodios que desaparecieron tan velozmente como llegaron, afortunadamente. Desde aquél entonces he debido aprender todo lo que he podido, lo que no era sencillo por aquellos tiempos. Aprendí fue que mi hermana también sufría de ataques de pánico. De hecho, los sufre mucho más que yo. Ella había debido mantenerlo en secreto por muchos años, y sólo cuando supo de mi episodio en Francia, que se animó a hablar sobre sus problemas. Por los últimos años he aprendido cómo controlar a mi demonio interior, o al monstruo con el que cargo. Lo relaciono de muchas maneras con el Increíble Hulk, ya que se debe controlar los pensamientos, el entorno y el bienestar general para poder mantener a raya a los ataques de pánico. Me alegra decir que no he tenido otro episodio tan malo como el de Francia, pero aún hoy, que escribo esto, hay desafíos, circunstancias y eventos que llegan a mi vida y desafían mi capacidad de controlar esto mentalmente.
  8. 8. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 8 La pérdida de un miembro muy cercano de mi familia debido a un ataque cardíaco a temprana edad, recientemente, me llevaron a un camino resbaladizo, y confieso que me llevó algún tiempo aceptar que no iba a sucumbir al mismo problema en algún momento. Espero no haberlo aburrido con “mi historia”. Sólo quería compartir con Usted algo muy personal. Creo que es importante que Usted sepa que yo también he sufrido y, en menor medida, aún sufro de ansiedad y de ataques de pánico. He sido muy afortunado en la vida hasta ahora, y he sido bastante exitoso en muchos planos. Los ataques de pánico, como cualquier otra enfermedad, atacan a cualquiera, no discriminan, así que no debe Usted pensar menos de Usted mismo si los sufre. Espero que este libro y nuestro sitio web www.AltoAtaquesDePanico.com le sean de ayuda en su búsqueda ¡de una vida libre de ataques de pánico
  9. 9. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 9 Índice de Contenidos Acerca del autor “Mi historia” 3 Introducción 12 Use este libro sabiamente 13 Capítulo por capítulo 14 No viva un momento más con ataques de pánico 16 Capítulo 1: El ataque de pánico: Descripción, definición, diagnosis 17 Síntomas: Corazón acelerado 18 Al acecho: El segundo ataque 20 Distinguiendo la diagnosis 22 Lista de síntomas – No significan tener un trastorno 23 El examen físico 24 Capítulo 2: Descubriendo el ataque de pánico: ¿Por qué yo? 26 Cuando el estrés bueno se convierte en malo 28 Aún el buen estrés puede disparar el primer ataque 30 Otra teoría de la causa de los ataques de pánico 32 Ame a sus vecinos como se ama a Usted mismo 34 Causa física del ataque de pánico 35 Factores de riesgo 37 Acciones o hábitos que pueden ponerlo en riesgo 38 Capítulo 3: Tratamiento convencional 39 Sangrado: Un posible efecto secundario 41 El peligro inherente de usar IRSNs 43 IRSNs y Suicidios 44 Las investigaciones confirman el riesgo de suicidios 45 Otros efectos secundarios 46
  10. 10. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 10 Sobredosis y abstinencia 47 Descontinuando el uso 48 Tricíclicos: la tercera clase de antidepresivos 49 Cuando decida detener el tratamiento 50 Benzodiazepinas 51 He aquí una clase más de antidepresivos 53 Mezclando IMAOs con otros medicamentos 55 Síndrome de serotonina 56 ¿Primero una medicación y ahora esto? ¿De qué se trata? 57 No le tema a la terapia psicológica 58 Quitándole el miedo a los ataques de pánico 59 ¿Una nueva forma de tratamiento para ataques de pánico? 60 Psicoterapia psicodinámica 61 Capítulo 4: Enfrentándose al ataque de pánico 63 Sobrecargando su sistema nervioso 64 Complicaciones de ataques de pánico sin tratar 65 Agorafobia 66 Trastorno generalizado de ansiedad (TGA) 68 Los TGA difieren de los ataques de pánico 69 TGAs y cambios de humor 71 Síntomas físicos del TGA 72 El estrés normal sólo empeora los TGA 73 Seguimiento de sus ataques de pánico 75 Su diario de ansiedad 77 Cada vez que se sienta ansioso… 78 Diario de ataques de pánico 81 Capítulo 5: Difuminando su ansiedad 85 Abordaje de “Conviértame en un pretzel humano” 87 Respiración y emociones: la carretera de doble sentido 89
  11. 11. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 11 Pero ¿puedo aprender esto? 90 Problemas especiales de los temas de ataques de pánico 91 Más allá de la respiración 92 Medite en esto… 93 Dr. Herbert Benson: La respuesta de relajación 95 Soñando despierto: imágenes guiadas 99 Tome el control de sus pensamientos 104 La gratitud activa cambios químicos en su cuerpo 105 Diario de gratitud 110 ¿Recaída? ¿Qué recaída? 111 Capítulo 6: Tratamientos alternativos naturales 112 Respuestas tradicionales a algunos problemas modernos 113 Kava Kava 114 Lavanda 115 Flor de la pasión 116 Manzanilla (camomila) 117 Bálsamo de limón 118 Hierba de San Juan 119 Cambiar su dieta disminuye la ansiedad 120 Y luego aparecen las sorpresas en la dieta 122 Azúcar refinado 123 Su arma secreta: piense en agua 124 ¿Se ha deshidratado? Cada célula en su cuerpo lo sabe 126 Ejercítese para eliminar el estrés 127 Un punto de vista apenas diferente 129 Depresión: el co-nspirador en ataques de pánico 131 Una advertencia: visite a su médico 132 Conclusión 133
  12. 12. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 12 Introducción ¡Sí! Son muy reales, y llegan al 20 por ciento de las consultas médicas de emergencia en los hospitales. Pero para quien nunca los ha experimentado, es difícil describirlos con palabras. Extrañamente, pareciera no haber palabras que logren expresar las sensaciones que recorren su sistema durante esos momentos, a excepción quizás de “siento que voy a morir”. Los ataques de pánico tienen una interesante y relativamente corta historia “oficial” en la medicina moderna. Sin dudas, las personas a lo largo de la historia – desde el comienzo del conocimiento – han sufrido de síntomas cuya descripción se parece a lo que hoy conocemos como un episodio de un ataque de pánico. Pero créalo o no, no fue sino hasta 1980 que la comunidad médica pudo darle un nombre a estos síntomas. Hasta entonces, sin saber qué hacer con los ataques de pánico, virtualmente los ignoraba. Los doctores preferían pasar por alto a quienes se quejaban de los mismos, determinándolos como enfermos de hipocondría, hipertensión o hipersensibilidad; cualquier cosa menos ataques de pánico. Los libros de medicina no mencionaban a los episodios. Y quienes los sufrían lo hacían de manera sumamente discreta, lo que incrementaba el temor a estar perdiendo la razón. Seguro, podía encontrarse ocasionalmente con algún grupo de apoyo. Pero ara la mayoría de las personas, admitir tener este problema – que hasta entonces no tenía un nombre eral – era algo arriesgado. Por fortuna, todo eso ha cambiado. Los doctores hoy notan que es un problema por demás habitual. Ha ganado una descripción en la literatura médica y en los manuales de diagnosis. Pero, además de eso, hoy hay nuevas formas de ayudarle a no volver a sufrirlo nunca más.
  13. 13. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 13 Use Este Libro Sabiamente Este libro busca ayudar a levantar el peso de los ataques de pánico… la ansiedad que los acompaña… y quizás incluso depresión… de su vida. ¡Es momento de retomar su vida, finalmente! Este libro es una gran lectura, de la primera a la última página. En este aspecto, su comprensión y atención sobre los trastornos y ataques de pánico aumentarán. Pero, más que eso, su comprensión sobre los contenidos en los próximos capítulos se apoyará en el conocimiento y la información aprendida en los capítulos precedentes. Habiendo dicho eso, estoy al tanto de la naturaleza humana y estoy seguro de que Usted se verá atraído, indudablemente, por las secciones con las que más se sienta relacionado (Al menos, Usted ya habrá visto algunos de los capítulos aún antes de leer esta introducción). ¡Y esto también está bien! Sin embargo, intente leer el libro por completo, ya que entre sus páginas hallará los secretos de sabiduría máximos, que lo están esperando para ser incorporados.
  14. 14. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 14 Capítulo a Capítulo El capítulo uno brinda un vistazo general de los ataques de pánico y de los trastornos de ataques de pánico (y no, ¡que Usted haya sufrido un ataque de pánico único no significa que necesariamente tenga un trastorno!). En este capítulo aprenderá exactamente cómo define la comunidad médica al trastorno, y también verá cómo su médico diagnostica esta condición. Los factores de riesgo de los ataques de pánico y algunas teorías al respecto de las posibles causas de este trastorno serán revelados en el capítulo dos. En el siguiente capítulo, le hablaré sobre lo que puede esperar por parte de su médico alopático cuando le haga una consulta. Este capítulo se centra en cómo él tratará el problema. Básicamente, sus armas son limitadas y, como consecuencia, le presentará dos opciones. Si le interesa saber las complicaciones que se desprenden de ignorar y no tratar los ataques de pánico, entonces el capítulo 4 es el indicado. También encontrará secretos para predecir efectivamente su próximo ataque. Esta información le será invaluable. Observe el capítulo 5 para descubrir cómo bajar sus niveles diarios de ansiedad, y no disparar así ataques de pánico. Pruebe estas técnicas naturales y libres de drogas, tantas como lo desee. Si no le funcionan, pruebe con la siguiente. Tan sólo recuerde, cuando busque respuestas, que las razones del ataque de pánico son tan variadas como las personas que los padecen.
  15. 15. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 15 Y, finalmente, llegaremos al capítulo 6. Allí le hablaré de los posibles beneficios que le esperan mediante tres métodos de ataque: dietas, ejercicios y suplementos herbales. Después de todo, esta es una guía de supervivencia, y el ataque es la mejor defensa, como reza el dicho. Por lo tanto, ¡atacar al pánico y a la ansiedad es lo que haremos! La simpleza de estas aproximaciones puede engañarlo. ¿Cómo un leve cambio en mi dieta puede alterar mis niveles de ansiedad? Pero lea esa sección con la mente abierta – puede que se vea sorprendido.
  16. 16. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 16 No viva un momento más con ataques de pánico Eso es exactamente lo que he dicho: no debe vivir un momento más con esos ataques de pánico. Con esfuerzo enfocado, algunos secretos poderosos de la Madre Naturaleza, y un poco de trabajo para el control de sus pensamientos, estará bien encaminado hacia la recuperación. Y confíe en mí: en ese camino no sólo experimentará menos ansiedad diaria en su vida, sino que tendrá muchas menos chances de verse atrapado por un ataque de pánico. Ya es momento de enfrentar a sus temores… confronte su ansiedad… ponga a esos maliciosos ataques de pánico en su lugar – lejos suyo. No, puede que no sea fácil, ¡pero yo estaré aquí para cuando necesite un poco de apoyo! ¡Le deseo un futuro libre de ataques de pánico!
  17. 17. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 17 Capítulo 1: El Ataque de Pánico: Descripción, Definición, Diagnosis Aprenda lo que es un trastorno de ataque de pánico, y cómo la comunidad médica define y diagnostica a esta elusiva y habitual condición. Dejo constancia de que a pesar de saber con seguridad lo que es un ataque de pánico, la comunidad médica lo define como un episodio repentino de miedo intenso que se apodera del sujeto sin razón aparente. Este miedo dispara severos síntomas físicos. Cuando inicialmente los médicos enfrentaban a personas que se quejaban de este mal, muchos expertos médicos simplemente no le prestaban suficiente atención. Pasaban por alto el problema, estimándolo como “otro caso claro” de nervios o de estrés. No fue sino hasta 1980, de hecho, que la Asociación Americana de Psiquiatría reconociera cualquier tipo de problema de ansiedad como un verdadero trastorno. Hasta aquél momento, los profesionales médicos habían fallado en reconocerlo como un trastorno médico legítimo. En las siguientes décadas, cuando se realizó suficiente investigación, se comprobó no sólo en los Estados Unidos sino en un plano internacional que a veces los ataques de pánico y los trastornos de ansiedad relacionados podían llevar a discapacidades severas. Las cuatro discapacidades más importantes asociadas a los ataques de pánico son la agorafobia, el abuso del alcohol, la depresión y el trastorno generalizado de ansiedad (debatiremos al respecto en mayor detalle más adelante en este libro).
  18. 18. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 18 Síntomas: Corazón Acelerado “Corazón acelerado” suena como el título de una novela romántica de moda, pero no tiene nada de romántico cuando uno debe lidiar con este síntoma durante los ataques de pánico. Como una persona que ha experimentado un ataque, estoy seguro de que este síntoma le será muy familiar. Pero muchas personas quieren saber exactamente por qué el corazón golpea con tal fuerza. Mientras que la comunidad médica puede explicarle exactamente qué es lo que propicia que el corazón funcione con tanta fortaleza, yo puedo comentarle sobre el mecanismo por el cual lo hace. Cuando su cuerpo se ve sumido en una situación de pánico, libera una cantidad de adrenalina que es rápidamente distribuida a lo largo del cuerpo entero. Esta adrenalina – a veces la verá nombrada como epinefrina -- causa que el sistema nervioso estimule el corazón. Esto significa que su corazón late más rápido. Es el mecanismo físico de su cuerpo para entrar a las opciones de la modalidad de “lucha o huída” clásica. Esto sirvió a nuestros ancestros cavernícolas al enfrentarse a un potencial peligro físico – como aquellos lanudos mamuts. Sin embargo, en un ataque de pánico el problema se asienta en que… pues, no hay problema alguno. Puede incluso que su corazón tenga palpitaciones. Y aunque esto se siente muy amenazador, las palpitaciones no son más que la sensación perceptible del latido del corazón, disparado por un cambio en el ritmo o los movimientos de este órgano. Las palpitaciones – contrariamente a lo que muchos creen – no indican necesariamente la presencia de un trastorno cardíaco. Sin embargo, este es el principal temor ante el inicio de un ataque de pánico: “estoy sufriendo un infarto”. Y eso es en verdad comprensible.
  19. 19. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 19 De hecho, al instante en que los médicos escuchan mencionar a las palpitaciones como síntoma -- "golpes", "aleteos", "tirones" o "aceleración" – no piensan en términos físicos, sino que centran sus pensamientos en orígenes emocionales o psicológicos. ¿Por qué? Los pacientes con cualquier tipo de condición de ansiedad también demuestran una gran alerta a los cambios en su corazón. Por supuesto, un corazón acelerado es tan sólo uno de los síntomas – si no, el más prominente – de un ataque de pánico. Hay más de una docena de otros signos que indican que puede estar experimentando un ataque. Ellos son:  Sensación de muerte inminente  Mareo  Sudoración  Sofocos o bochornos  Falta de aliento  Náusea  Rigidez en la garganta  Dolor de cabeza  Hiperventilación  Dolor de pecho  Desmayo, temblor, escalofríos  Calambres abdominales Su experiencia particular de ataques de pánico puede incluir dos o tres síntomas solamente, o puede presentar gran cantidad de ellos. Pero el común denominador es que un ataque comienza repentinamente (por lo tanto, no es sorpresivo que se llame “ataque”). Usted puede, de hecho, estar libre de síntomas a hallarse de pronto en la cúspide de un ataque en menos de 10 minutos. La duración de este fenómeno varía de una a otra persona. Para algunos, el episodio completo dura menos de media hora. Para otros, sin embargo, un ataque de pánico puede durar varias horas. Y en algunos pocos casos, hay personas que han sufrido un mismo ataque por un día entero.
  20. 20. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 20 Al Acecho: El Segundo Ataque Al fin del ataque es muy natural sentirse fatigado o agotado. Más que eso, muchas personas tienen un miedo incremental de volver a sufrirlo. Esto aumenta si la persona no ha recibido aún atención médica y, por lo tanto, aún no tiene certeza de lo que acaba de atravesar o de sus razones. Debido a ello, la ansiedad de tener otro episodio se magnifica y esto puede, simplemente, invocar un nuevo ataque. ¿Cuándo ocurrió su primer ataque? Esto, créalo o no, es una pregunta vital para determinar si sufrirá un segundo ataque. Quienes son “atacados” por el pánico en un ambiente confinado, sin posibilidad de escape del entorno, son más propensos a experimentar un segundo ataque. Y Usted lo ha adivinado. Ese segundo ataque probablemente sucederá en una situación similar. Digamos que su primer ataque lo sorprendió a bordo del subterráneo. Naturalmente, ya no verá el trayecto del subterráneo de la misma manera. De hecho, la próxima vez que se aproxime al subterráneo puede comenzar a sentirse nervioso. En un lugar profundo (o quizás superficial) de su mente se preguntará si será hoy cuando le ocurra el segundo ataque. Esto es ser un poco tentativo, habiendo ya experimentado un ataque, y será natural que tema o que dispare uno más. Desafortunadamente, el segundo ataque probablemente será como una profecía autocumplida: si se pone más nervioso, mayores serán las chances de que realmente lo ataquen.
  21. 21. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 21 Cuando ese recorrido del subterráneo haya finalizado, se sentirá más relajado. Pero con cada subida al subterráneo esos sentimientos probablemente regresarán. Y no pasará mucho tiempo hasta que deje de montar el subterráneo, simplemente para sentir más calma. Puede observar claramente cómo un ataque puede sentar las bases para el siguiente. Ahora, piensa que tiene de qué preocuparse, y mientras tanto se pregunta cuándo – y dónde -- aparecerá el segundo ataque.
  22. 22. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 22 Distinguiendo la Diagnosis Entonces, ¿cómo diagnostica precisamente el médico al trastorno de ataque de pánico? Obviamente, no es la misma clase de enfermedad que una gripe o una garganta irritada. No podrá decirle si usted “tiene un ataque de pánico” como si le dijera “Usted tiene un resfriado” simplemente tras examinar su garganta o midiendo su temperatura. Debido a su variada naturaleza, la diagnosis de un ataque de pánico es más compleja e intrincada, y requiere de más tiempo para ser descubierta que en el caso de un resfriado común.
  23. 23. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 23 Lista de Síntomas No Significan Tener un Trastorno Sólo porque le haya provisto a su médico con una lista de síntomas, no significará que él lo vaya a catalogar inmediatamente como un sufriente de ataques de pánico. Antes de que pueda hacerlo, el médico debe asegurarse de los trastornos específicos y de las enfermedades que Usted absolutamente no tiene, como un problema cardíaco o una condición de la tiroides. Estos dos, dicho sea de paso, producen síntomas similares. Dependiendo de sus quejas específicas y de su historia médica, su doctor elegirá de entre una variedad de exámenes y de otras técnicas de diagnóstico para tratarlo. Sin dudas comenzará la diagnosis con un examen físico.
  24. 24. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 24 El Examen Físico Además de medir su altura y peso (pasos clásicos de un examen físico), su médico también verificará sus signos vitales, incluyendo su ritmo cardíaco, presión arterial y temperatura. Su médico auscultará sus pulmones y su corazón y, posiblemente, le practicará un electrocardiograma para descartar cualquier anormalidad en el ritmo cardíaco. No se preocupe sobre este tema, yo he sido tratado con muchos de estos exámenes en los últimos 10 años y la mayoría de ellos fueron a mi pedido, como parte de un régimen de aptitud física y bienestar. Este es sólo el comienzo del proceso de diagnosis. Su siguiente paso será una evaluación psicológica. Ya sea un médico o un psicólogo hablará con Usted para obtener una comprensión más profunda y amplia sobre sus síntomas, para poder ponerlos en perspectiva. Probablemente se le preguntará la frecuencia de sus ataques, cómo se siente durante un ataque y también por cuánto tiempo los ha sufrido. El médico psiquiatra o psicólogo probablemente le preguntará si hay alguna situación estresante en su vida – y cuál es su reacción al respecto. También puede que le pregunte sobre sus miedos en general, y también sobre cualquier problema que pueda estar experimentando en sus relaciones. Muy probablemente deberá completar un cuestionario de auto evaluación psicológica. No le sorprenda si también le preguntan sobre el uso de drogas ilegales o sus hábitos respecto del consumo de bebidas alcohólicas. Todos estos son parte del criterio de atención médica profesional, y deben ser tenidos en cuenta para hacer un diagnóstico preciso de un trastorno de ataque de pánico. Lo que puede que le sorprenda será que aprenderá que ese ataque de pánico – o esos ataques - ¡no significan que Usted tenga un trastorno!
  25. 25. - Alto Ataques de Pánico - Lucas Quintana | www.AltoAtaquesDePanico.com 25 Para ser diagnosticado con un trastorno, debe cumplir los estándares del Manual Estadístico y Diagnóstico de Trastornos Mentales, publicado por la Asociación Americana de Psiquiatría. Este es el manual que los profesionales de la salud utilizan para diagnosticas una condición de enfermedad mental. El libro indica que una persona debe cumplir con las siguientes condiciones para ser considerado como sufriente real del trastorno: • Ataques de pánico frecuentes e inesperados • Preocupación por sufrir un nuevo ataque • Evita situaciones que cree que pueden desencadenar otro ataque • Los ataques, en sí mismos, no son detonados por el abuso a sustancias o por alguna enfermedad mental subyacente, como agorafobia u otra fobia social. Si sus síntomas no cumplen estos estándares y sufre de ataques ocasionales, puede beneficiarse con el tratamiento de todas formas. De hecho, no sólo se beneficiará, sino que le puede ayudar a prevenir el “ataque ocasional” en su crecimiento hacia un trastorno, o a una fobia.
  26. 26. La Versión Completa capítulos libres termina aquí...

×