Instituto Casariego

488 visualizaciones

Publicado el

Textos publicados en la prensa en los años 1863 y 1869 sobre la labor filantrófica de D. Fernando Fernández-Casariego y Rodríguez-Trelles, I marqués de Casariego. Se refieren a la creación del instituto de enseñanza secundaria de Tapia de Casariego (Asturias).

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
488
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
272
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Instituto Casariego

  1. 1. Documentos deprensa Archivo Lebredo-Lanza Instituto de Casariego I El sublime rasgo de caridad y desprendimiento de que nos hace sucinta relación el siguiente escritopasaráindudablementealaposteridadyel nombre de ese bienhechor de los pobres,de ese modesto y excelente asturiano se oirá siempre con respeto y aplauso, siendo bendecido de todos los que se interesan por el alivio de la humanidad doliente y están poseídos de un ardiente amor a la patria. Nos duele lastimar del Sr. D. Fernando Fernández Casariego, autor de ese cuantioso donativo,nombrándole sinautorizaciónparaello, y completamente extraño, como lo es, a la publicacióndel siguiente remitido; pero faltaríamos a un grato deber si no consignásemos un hechoque realzatanto lasvirtudesde nuestroapreciadísimocompatriota,yque dice bienalas claras hasta donde raya la ardiente caridad y el tantas veces probado patriotismo del Sr. Casariego. Para terminarestaslíneasdiremos que a estas horas habrá llegado ya a esta capital, desde Madrid, un inteligente arquitecto con el encargo único y especial de hacer los estudios y proyectos de las importantes obras que más abajo se expresarán. Las grandesaccionesnodebenquedarignoradas:unade lasmisiones a que está llamada la prensa es a dar a conocer los hechos que, aunque practicados sin ostentación ni género alguno de pretensiones, no dejan por eso de ser laudables y dignos de publicidad. Nada tiene de particular la creación de un nuevo concejo en Asturias; nada significa tampoco que este o aquel pueblo se unan entre sí para realizar alguna mejora benéfica a las dos; la creación del municipio de Tapia de que vamos a ocuparnos, es uno de aquellos acontecimientos que por las extraordinarias circunstancias que a él concurren forman época en la vida de los pueblos. Noes nuestraintenciónmanifestar el nacimiento de esta municipalidad. Nuestro objeto es mucho más grande, mucho más elevado. Partiendo del principio de que todos los pueblos debenaspirara tenervidapropia,aplaudimosladeterminación de Tapia y demás pueblos del nuevo concejo a ser más de lo que fueron. El nacimientodel concejode Tapiadebe sercelebradoportodoslosbuenoshijosde Asturias con lágrimas de júbilo, y más que a él está unida una de las más grandes acciones de los
  2. 2. Documentos deprensa Archivo Lebredo-Lanza tiempospresentes,unode esoshechosimperecederosque hade estar siempre grabado en el corazón de los pobres con caracteres de eterna gratitud. El municipio de Tapia ha nacido para vivir largos años, y decimos, largos años porque no carecerá de recursos para subsistir, toda vez que van a invertirse en él de diez a quince millones de reales. Uno de los capitalistasmayoresde España,hijode Tapiayresidente enlacorte,haelevadoal gobiernode S. M. con fecha 18 de Diciembre próximo o pasado (1862) una exposición con las siguientes ofertas: - Dar tres millonesde realesparaabonodel cincuentaporcientodel coste de unmuelle en aquel puerto. - EdificarunHospital de doce camas, seispara hombresyseispara mujeres, dotado con una inscripcióndel seisporciento consolidado de cuatro millones de reales, después de provisto de los útiles necesarios. - Invertir la cantidad de quince mil duros en privar a su pueblo natal de una plaga arenosa que ha sepultado ya muchos edificios. - Costearla construcciónde un edificio a propósito para la municipalidad y otro y otros para escuela de ambos sexos e Instituto. - Hacer una nueva plaza en que pueda tener efecto con holgura el mercado semanal que se celebra en Tapia y - Construirunaiglesiaparroquial cuyocoste nobaje de quinientos o seiscientos reales. Todas estas ofertas garantidas con la firma del generoso asturiano o con fincas seguras, si aquella no se creyese suficiente, no llevarán en por de sí más condición que la creación del concejo de Tapia. El gobierno de S. M., que con la citada creación no vio otra cosa más que legítimas aspiraciones, aceptó las generosas ofertas que tanto han de redundar en beneficio de esta provinciaycreó la municipalidad que debe constituirse definitivamente en primero de junio próximo (1864). En otros artículos nos ocuparemos de los beneficios que van a reportar al concejo y a la provincia las obras arriba enunciadas (Oviedo, 14 de Abril 1863).
  3. 3. Documentos deprensa Archivo Lebredo-Lanza II 26 de Junio de 1869 El rico burgués asturiano D. Fernando Fernández Casariego ha destinado un capital de cuatro millonesde reales en títulos que producen una renta de ciento veinte mil reales, para establecerenTapia,su pueblo natal, un Instituto gratuito de enseñanza, de cuyos beneficios no podrán menos de participar todos los jóvenes de los pueblos limítrofes de nuestra provincia. No es este el primer rasgo de generoso desprendimiento de que nos ha dado pruebas el Sr. Casariego. Los establecimientos de beneficencia han hallado y hallan siempre alivioyconsueloenel hombre virtuosoymodestoque dejatrassí en superegrinaciónporesta tierra de lágrimas una huella tan brillante. El nombre del Sr.Casariego,sinembargo, jamás ha figurado entre los de nuestros hombres públicos,ni quisoni quiere merecergalardónde ningúngénero.Essualma,un alma pura en el fondo;ha reunidouncapital inmensoconsuconstanciay laboriosidadyconsu buena estrella, y hallael más purode los goces,comoen verdadloes,haciendo partícipes, primero al pueblo enque ha vistola luz,despuésalosdesgraciadosque se cobijanenlosasilos,donde la miseria y el dolor tienen su morada. Sentimos no poder en este momento dar expansión a las ideas que cruzan por nuestra mente, pero día vendrá en que hallemos una grata complacencia consignando todo lo que el infortunio y la pobreza deben al virtuoso corazón y a las sublimes inspiraciones de l Sr. Casariego, a quien, sin duda, proporcionamos un mal rato dando su nombre a la prensa. Dispénsenos,si le ofendemos en su modestia; pero nosotros tenemos también deberes que cumplir, y entre ellos ninguno tan bello como grabar en el alma de todos nuestros paisanos, par eternorecuerdode gratitud,el nombre benéficodel Sr. D. Fernando Fernández Casariego (26 de Junio de 1869). [La redacción].
  4. 4. Documentos deprensa Archivo Lebredo-Lanza III El domingonueve del corriente se celebró en Tapia el solemne acto de colocar la primera piedra en el Instituto de segunda enseñanza que por Real Decreto se permitió establecer en ella al Sr. D. Fernando Fernández Casariego con la renta de seis mil duros anuales. Grande y tiernaverdaderamente estuvolasolemnidad,que se verificó del modo siguiente: A mediode una suscripciónpopularse prepararonde antemanofuegosartificialesymúsica. A la entradaprincipal que debe tenerel edificio, se formó un arco vestido de flores varias con una gran corona arreglada del mismo modo, en el que colocó también el profesor de instrucción primaria de la villa D. Joaquín López y Mon un acróstico en cuyas iniciales se leía “FernandoCasariego”ymás adelante enel punto de entrada de la capilla u oratorio otro arco igual al primero con esta inscripción “Las Tapias a su benéfico hijo el Sr. D. Fernando Casariego”.Al mediodíadel sábadose inaugurólafuncióncon repique de campanas, una gran porciónde voladores,yse izó en la casa consistorial una bandera nacional. Por la noche hubo iluminacióngeneral; se iluminóhermosísimamente laconsistorial, la casa escuela, los arcos ya mencionados y la plaza en donde permaneció la música hasta pasada la mayor parte de la noche asistiendocasi todoel pueblo con bailes y otros regocijos. A las once de la mañana del domingo se celebró una misa solemne con un Te Deum en acción de gracias y enseguida los señores curas párrocos y sacerdotes, que asistieron acompañados de una comisión del Ayuntamiento,yungentíoinmensode todaslasclasesde dentroy fueradel pueblo pasaronal sitiodestinadoparael edificio,ycolocadalapiedra,después de depositadas bajo ella algunas monedas de este año con la copia del acta por el Sr. Presidente D. Domingo Villamil, el Sr. Procurador síndico D. Ramón Reguero pronunció un discurso alusivo al acto con el que conmoviótantoa losconcurrentesque todosprorrumpieronenvivasalaReina,a D. Fernando Casariego, al Ayuntamiento, etc ., etc. Luego se pasó a la casa consistorial, en donde se sirvieron unas onces a los señores curas, sacerdotes y demás sujetos que asistieron, durante los cuales hubo diferentes brindis por la prosperidad e ilustración del pueblo, por la conservación del respetable anciano que tantos beneficiosnosdispensa,habiéndose distinguidoenellosel Sr.Directorde laescuelanormal de esta provincia D. José María Posada, que accidentalmente se hallaba presente, licenciado D. Manuel Vior, los expresados Sr. Reguero, Sr. Presidente, Sr. Cura párroco de S. Martín, Sr. arquitecto de las obras D. Juan Caballero, D. José María Taborcías y otros. Despedida la comitiva,volvióporlatarde lamúsica a la plaza,ypor la noche dioun baile que haestado muy
  5. 5. Documentos deprensa Archivo Lebredo-Lanza concurrido, con el que concluyó la función, pudiendo asegurarse que todo ha sido júbilo y manifestaciones de agradecimiento hasta en los mismos niños. He aquí el discurso pronunciado por el Licenciado D. Ramón Reguero Valledor: “Señores: Esta no es una piedra material, es otra cosas muy distinta; es, señores, la luz contra las tinieblas, la ciencia contra la ignorancia; es un fino y bien templado escalpelo que desembotará un sinnúmero de inteligencias humanas; es para Tapia, su concejo, partido judicial y gran parte de la provincia limítrofe de Lugo, un sol brillante, que con sus luminosos rayos hará brotar en este desgraciado y hasta ahora abandonado país, ópimos y abundantes frutosintelectuales.¡Looreterno,pues,al respetable patricio que con su benéfica y generosa mano lleva a cabo un objeto tan civilizador y humanitario! Vista la atención con que me honráis en este momento, os recordaré que hubo insignes poetas,célebreshistoriadores,muchoshéroesenlasfuerzasde tierraymar que en diferentes estilosnoshandescritolagran batallade Farsaliamandadapor aquellosdosinsignescapitanes Julio César y Pompeyo, otros la de Cannas por Aníbal, que hizo temblar a la inmortal Roma, y otros en fin, nos han descrito el atrevidísimo paso de los Alpes con su artillería por el primer capitándel siglo,que hahechoconmovertodoslostronosde Europa. Puesbien,señores,si los hechos que acabo de referir figuran en los anales de la historia, para mí son más dignos de figurar en ella los hechos que nuestro protector, el Sr. D. Fernando Fernández Casariego nos está dispensando; porque si en los primeros hubo arranques heroicos de valor, iba sin embargoenvueltaenellos la destrucción de gran parte del género humano, en tanto que en losdel segundonova envueltomásque el fomento,el progresoyel desarrollo de la sociedad, y de consiguiente el bien de la humanidad. Pienso,señores,que me haréisel obsequiode creerque lo que acabo de decir con relación a nuestro protector no es hijo de vil lisonja ni baja adulación; nace, señores, de un afecto o sentimientode que oscreoposeídoseneste momento,que eslagratitudque debeninspirare inspiranentodoserracional las accionesnoblesgrandesygenerosas,hechaspor un hombre a favor de sus semejantes. ¡Viva Isabel II!; ¡Viva Fernando Fernández Casariego! (Tapia, 19 de Julio de 1869) [Remitido].

×