Charles Darwin

349 visualizaciones

Publicado el

laura teran

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
349
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
6
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Charles Darwin

  1. 1. “ORIGEN DE CHARLES DARWIN” I.E.D.BRISASDELRIO
  2. 2. Charles Robert Darwin nació en Sherewsbury el 12 defebrero de 1809. Fue el segundo hijo varón deRobert WaringDarwin, médico defama en la localidad, y deSusannah Wedgwood, hijadeun célebre ceramista del Staffordshire, Josiah Wedgwood, promotor delaconstrucción deun canal paraunir la región con las costas y miembro dela RoyalSociety. Su abuelo paterno, ErasmusDarwin, fuetambién un conocido médico e importantenaturalista, autor de un extenso poemaen pareadosheroicos que presentabaunaalegoría del sistema linneano declasificación sexual de las plantas, el cualfue un éxito literario delmomento; por lo demás, susteorías acerca dela herencia delos caracteres adquiridosestaban destinadasa caer en descrédito por obra, precisamente, de su nieto. Ademásdesu hermano, cinco años mayor queél, Charles tuvo tres hermanastambién mayoresy unahermanamenor. Tras la muerte desu madreen 1817, su educación transcurrió en unaescuelalocal y en su vejez recordó su experienciaallí como lo peor que pudo sucederleasu desarrollo intelectual. Ya desdela infanciadio muestrasde un gusto por la historia naturalque él consideró innato y, en especial, de unagran afición por coleccionar cosas (conchas, sellos, monedas, minerales)el tipo de pasión «que le lleva a uno a convertirseen un naturalista sistemático, en un experto, o en un avaro». En octubre de 1825 Darwin ingresó en laUniversidad deEdimburgo para estudiar medicina por decisión de su padre, al que siemprerecordó con cariño y admiración (y con un respeto no exento deconnotaciones psicoanalíticas); la hipocondríadesu edad adultacombinó la desconfianzaen los médicoscon la fe ilimitada en el instinto y los métodosde tratamiento paternos. Sin embargo Darwin no consiguió interesarse por la carrera; a la repugnanciapor las operaciones quirúrgicasy a la incapacidad del profesorado paracaptar su atención, vino a sumarseel creciente convencimiento deque la herencia de su padrele iba a permitir unaconfortable subsistencia sin necesidad de ejercer unaprofesión como la demédico. De modo que, al cabo de dos cursos, su padre, dispuesto aimpedir que se convirtieraen un ocioso hijo
  3. 3. de familia, le propuso unacarreraeclesiástica. Tras resolver los propios escrúpulosacerca desu fe, Darwin aceptó con gusto la idea de llegar a ser un clérigo ruraly, a principiosde1828, despuésdehaber refrescado su formación clásica, ingresó en el Christ's College de Cambridge. Una nuevavida Pero en Cambridge, como antes en Edimburgo y en la escuela, Darwin perdió el tiempo por lo que al estudio se refiere, a menudo descuidado paradar satisfacción a su pasión por la caza y por montar a caballo, actividades queocasionalmente culminaban en cenas con amigos de las que Darwin conservó un recuerdo -posiblementeexagerado-como de auténticas francachelas. Con todo, su indolenciaquedó temperadapor la adquisición de sendosgustos por la pinturay la música, de los queél mismo se sorprendió mástarde, dadasu absoluta carencia deoído musical y su incapacidad parael dibujo (un «mal irremediable», junto con su desconocimiento práctico dela disección, que representó una desventajapara sustrabajos posteriores). Másque de los estudiosacadémicos que se vio obligado a cursar, Darwin extrajo provecho en Cambridgede su asistencia voluntariaa las clases del botánico y entomólogo reverendo John Henslow, cuyaamistad le reportó «un beneficio inestimable» y que tuvo unaintervención directa en dos acontecimientos que determinaron su futuro: por unaparte, al término de susestudios en abril de 1831, Henslow leconvenció dequese interesase por la geología, materia por la que las clases recibidas en Edimburgo le habían hecho concebir verdaderaaversión, y lepresentó a Adam Sedgwick, fundador delsistemacambriano, quien inició precisamentesus estudiossobre el mismo en unaexpedición al norte deGales realizadaen abril de ese mismo año en compañíade Darwin (treintaaños más tarde, Henslow se vería obligado a defender aldiscípulo común ante las
  4. 4. violentas críticas dirigidaspor Sedgwick a las ideas evolucionistas); por otra parte, lo que es aún más importante, fueHenslow quien le proporcionó aDarwin la oportunidad deembarcarsecomo naturalista con el capitán Robert Fitzroy y acompañarleen el viaje que éste se proponíarealizar a bordo del Beagle alrededor delmundo. En un principio su padrese opuso al proyecto, manifestando quesólo cambiaría deopinión si «alguien con sentido común»era capaz de considerar aconsejable el viaje. Ese alguien fuesu tío -y futuro suegro- Josiah Wedgwood, quien intercedió en favor deque su joven sobrino cumplierael objetivo de viajar que Darwin se había fijado ya meses antes, cuando la lectura deHumboldtsuscitó en él un deseo inmediato devisitar Tenerife y empezó a aprender castellano y a informarseacerca de los precios delpasaje. El 27 dediciembre de 1831 elBeagle zarpó de Davenportcon Darwin abordo y dispuesto a comenzar la que él llamó su «segundavida», tras dos meses dedesalentadoraespera en Plymouth, mientras la naveera reparadadelos desperfectosocasionadosen su viaje anterior, y despuésdeque la galerna frustraradosintentos de partida. Duranteese tiempo, Darwin experimentó «palpitacionesy doloresen el corazón»de origen más que probablementenervioso, como quizá también lo habrían de ser más tardesus frecuentespostraciones. Sin saberlo, Darwin había corrido el riesgo de ser rechazado por Fitzroy, ya que éste, convencido seguidor delas teorías fisiognómicas delsacerdote
  5. 5. suizo Johann Caspar Lavater estimó en un principio quela nariz del naturalista no revelaba energía y determinación suficientespara la empresa. El viaje delBeagle El objetivo de la expedición dirigida por Fitzroy era el de completar el estudio topográfico de los territorios de la Patagonia y la Tierra del Fuego, el trazado de las costas de Chile, Perú y algunas islas del Pacífico y la realización deunacadena demedidascronométricas alrededor del mundo. El periplo, decasi cinco añosde duración, llevó a Darwin alo largo de las costas deAmérica del Sur, pararegresar luego duranteel último año visitando las islas Galápagos, Tahití, NuevaZelanda, Australia, Mauricio y Sudáfrica. Duranteeseperíodo su talante experimentó una profundatransformación. Laantiguapasión por la caza sobrevivió los dos primerosañoscon toda su fuerzay fue él mismo quien se encargó de disparar sobre los pájarosy animales quepasaron a engrosar sus colecciones; poco a poco, sin embargo, esta tarea fue quedando encomendadaasu criado a medidaque su atención resultaba cada vez más absorbida por los aspectos científicos desu actividad. El estudio de la geología fue, en un principio, elfactor que más contribuyó a convertir el viaje en la verdaderaformación deDarwin como investigador, ya quecon él entró inexcusablementeen juego la necesidad de razonar. Darwin sellevó consigo el primer volumen delosPrinciplesof Geology de Charles Lyell, autor dela teoría llamada de las causas actuales y quehabría de ser su colaborador en la exposición del evolucionismo; desdeel reconocimiento delos primerosterrenos geológicos quevisitó (la isla de São Tiago, en Cabo Verde), Darwin quedó convencido dela superioridad delenfoque preconizado por Lyell. En Sao Tiago tuvo por vez primerala idea de que las rocas blancas que observaba habían sido
  6. 6. producidaspor lalava derretidade antiguas erupcionesvolcánicas, la cual, al deslizarsehasta el fondo delmar, habría arrastrado conchas y corales trituradoscomunicándolesconsistencia rocosa. Hacia el final del viaje, Darwin tuvo noticia deque Sedgwick había expresado a su padrela opinión deque el joven se convertiría en un científico importante; el acertado pronóstico era el resultado dela lectura por Henslow, antela Philosophical Society de Cambridge, dealgunas delas cartas remitidas por Darwin. La teoría sobre la formación de los arrecifes decoral por el crecimiento de éste en los bordes y en la cima deislas quese iban hundiendo lentamente, fueel primero en ver la luz (1842)deentre los logros científicos obtenidos por Darwin duranteelviaje. Junto a éste y al establecimiento de la estructurageológica de algunasislas como Santa Elena, está el descubrimiento dela existencia deunacierta semejanzaentre la faunay la flora delas islas Galápagos con las deAmérica del Sur, así como de diferenciasentre los ejemplaresde un mismo animal o plantarecogidos en las distintas islas, lo quele hizo sospechar quela teoría de la estabilidad de las especies podríaser puesta en entredicho. Fuela elaboración teórica deesas observacionesla que, años después, resultó en su enunciado delas tesis evolutivas. Darwin regresó a Inglaterra el 2 de octubre de1836; elcambio experimentado en esos años debió deser tan notable quesu padre, «el más agudo observador quese haya visto denaturalescéptico y que estaba lejos de creer en la frenología», al volverlo a ver dictaminó que la forma de su cabeza había cambiado por completo. También su salud se había alterado; hacia el final delviaje se mareaba con más facilidad que en sus comienzos, y en el otoño de1834 había estado enfermo duranteun mes. Se ha especulado con la posibilidad deque en marzo de1835 contrajera unainfección latente de la llamadaenfermedad deChagas como consecuenciade la picaduradeun insecto. De todos modosdesdesu
  7. 7. llegada hasta comienzosde 1839 Darwin vivió losmesesmás activos de su vida, pese a las pérdidasdetiempo que le supuso el sentirse ocasionalmente indispuesto. Trabajó en la redacción de su diario del viaje (publicado en 1839)y en la elaboración de dostextos quepresentaran susobservaciones geológicas y zoológicas. Instalado en Londresdesde marzo de1837, sededicó a «hacer un poco desociedad», actuando como secretario honorario dela Geological Society y tomando contacto con Lyell. En julio de ese año empezó a escribir su primer cuaderno denotas sobre sus nuevospuntosdevistaacerca dela «transmutación delas especies», que se le fueron imponiendo alreflexionar acerca de sus propiasobservacionessobre la clasificación, las afinidadesy los instintos de los animales, y también como consecuenciade un estudio exhaustivo de cuantasinformacionespudo recoger relativas a las transformaciones experimentadaspor especies de plantasy animalesdomésticos debido a la intervención decriadores y horticultores. Sus investigaciones, realizadassobre la base de «auténticos principios baconianos», pronto le convencieron dequela selección era la clave del éxito humano en la obtención de mejorasútiles en las razas de plantasy animales. La posibilidad de queesa mismaselección actuara sobre los organismosque vivían en un estado naturalse le hizo patente cuando en octubre de 1838 leyó «como pasatiempo»el ensayo de Malthussobre la población, dispuesto como se hallaba, por sus prolongadasobservaciones sobre los hábitos de animales y plantas, a percibir la presencia universal de la lucha por la existencia, se le ocurrió al instante que, en esas circunstancias, las variacionesfavorables tenderían a conservarse, mientras quelas desfavorablesdesaparecerían, con el resultado de la formación denuevasespecies. Darwin estimó que, «al fin, había conseguido unateoría con la que trabajar»; sin embargo, preocupado por evitar los prejuicios, decidió abstenerse por un tiempo de «escribir siquiera el más sucinto esbozo de la misma». En junio de 1842 sepermitió el placer privado deun resumen muy breve -35 páginasescritas a lápiz-, que amplió hasta 230 páginasen el verano delaño 1844.
  8. 8. Por entonces, Darwin había contraído matrimonio el 29 deenero de1839 con su primaEmmaWedgwood. Residieron en Londreshasta septiembre de 1842, cuando lafamilia se instaló en Down, en el condado deKent, buscando un género de vidaque se adecuasemejor a los frecuentes períodosdeenfermedad que, a partir del regreso desu viaje, afligieron constantementea Darwin. Por lo demás, los añosde Londresfueron, por lo que a vidasocial se refiere, un preludio delretiro casi total en el que vivió en Down hasta el final de susdías. El 27 dediciembre de1839 nació el primer hijo delmatrimonio y Darwin inició con él unaserie de observaciones, que se prolongaron a lo largo delos años, sobre la expresión de las emocionesen el hombre y en los animales. Tuvo diez hijos, seis varonesy cuatro mujeres, nacidosentre 1839 y 1856, delos que dosniñasy un niño murieron en la infancia. La teoría dela evolución Durantelos primerosañosdesu estancia en Down, Darwin completó la redacción de sustrabajos sobre temas geológicos y se ocupó también de unanuevaedición de su diario deviaje, que en un principio había aparecido formando partedela obra publicadapor Fitzroy sobre sus expediciones; en las notas autobiográficas que redactó en 1876 (reveladoramentetituladascomo Recollections of the Developmentof my Mind and Character), Darwin reconoció que«el éxito deeste mi primer retoño literario siempreenardecemi vanidad másque el de cualquier otro de mislibros». De1846 a1854 Darwin estuvo ocupado en la redacción de susmonografíassobre los cirrípodos, por los quese había interesado durantesu estancia en las costas deChile al hallar ejemplares de un tipo que planteaba problemasde clasificación. Esos años detrabajo sirvieron paraconvertirlo en un verdadero naturalistasegún las exigencias desu época, añadiendo alaprendizajepráctico adquirido
  9. 9. duranteel viaje la formación teórica necesaria paraabordar el problema de las relaciones entre la historia naturaly la taxonomía. Además, sus estudiossobre los percebes le reportaron unasólidareputación entre los especialistas, siendo premiadosen noviembrede1853 por laRoyal Society, de la que Darwin eramiembro desde1839. A comienzosde1856 Lyellaconsejó a Darwin quetrabajara en el completo desarrollo desus ideas acerca de la evolución de las especies. Darwin emprendió entonceslaredacción deunaobra que, aun estando concebida a unaescala tres o cuatro veces superior dela que luego había de ser la del texto efectivamente publicado, representaba, en su opinión, un mero resumen delmaterial recogido al respecto. Pero, cuando se hallaba hacia la mitad del trabajo, sus planesse fueron al traste por un suceso queprecipitó los acontecimientos: en el verano de 1858 recibió un manuscrito que contenía unabrevepero explícita exposición deuna teoría de la evolución por selección natural, quecoincidía exactamente con suspropiospuntosdevista. El texto, remitido desdela isla de Ternate, en las Molucas, era obra deAlfred RussellWallace, un naturalista que desde1854 sehallaba en el archipiélago malayo y que ya en 1856 había enviado a Darwin un artículo sobre la aparición de especies nuevas con el que éste se sintió ampliamenteidentificado. En su nuevo trabajo, Wallace hablaba como Darwin, de«lucha por la existencia», unaidea que, curiosamente, también le había venido inspiradapor la lectura de Malthus. Darwin puso a Lyellen antecedentes del asunto y le comunicó susvacilaciones acerca de cómo proceder respecto de la publicación de suspropiasteorías, llegando a manifestar su intención de destruir sus propiosescritos antes que aparecer como un usurpadordelosderechos de Wallace a la prioridad. El incidentese saldó de manerasalomónica merced a la intervención deLyell y del botánico Joseph Dalton Hooker, futuro director de los Kew Gardenscreadospor su padrey uno delos principalesdefensoresdelas teorías evolucionistasde Darwin, con quien le unió unaestrecha amistad desde1843. Siguiendo elconsejo deambos, Darwin resumió su manuscrito, quefuepresentado por Lyell y Hooker
  10. 10. ante la Linnean Society el 1 dejulio de1858, junto con el trabajo de Wallace y con un extracto de unacarta remitida por Darwin el 5 de septiembre de1857 albotánico estadounidense AsaGray, en el que constaba un esbozo de su teoría. Wallace no puso nuncaen cuestión la corrección delprocedimiento; más tarde, en 1887, manifestó su satisfacción por la maneraen que todo se había desarrollado, aduciendo que él no poseía «el amor por el trabajo, el experimento y el detalle tan preeminenteen Darwin, sin el cual cualquier cosa que yo hubiera podido escribir no habría convencido nuncaanadie». Tras el episodio, Darwin se vio obligado a dejar de lado susvacilaciones por lo que a la publicidad desusideas se refería y abordó la tarea de reducir la escala dela obra que tenía entre manosparaenviarla cuanto antes a la imprenta; en «trece meses y diez díasde duro trabajo» quedó por fin redactado el libro On the Origin of Species by means of Natural Selection, or the Preservation of Favoured Racesin the Struggle for Life, del quelos primeros1.250 ejemplaressevendieron elmismo díade su aparición, el 24 denoviembrede1859. Lasimplicaciones teológicas dela obra, que atribuía a la selección naturalfacultades hasta entonces reservadasa la divinidad, fueron causadequeinmediatamenteempezara a formarseunaenconadaoposición, capitaneada por el paleontólogo Richard Owen, quien veinte añosantes había acogido con entusiasmo las colecciones defósiles traídas por Darwin desu viaje. En unamemorable sesión dela British Association for the Advancementof Science que tuvo lugar en Oxford el 30 de junio de1860, elobispo SamuelWilberforce en calidad deportavoz delpartido de Owen ridiculizó con brillante elocuencia las tesis evolucionistas, provocando unacontundenteréplica por parte deThomas Henry Huxley, zoólogo, quefueel principaldefensor ante la oposición religiosa de las tesis de Darwin, ganándoseel sobrenombrede su bulldog. A la preguntade Wilberforcesobre si a Huxley le hubiera sido indiferentesaber que su abuelo había sido un mono, la respuestainmediata fue, según el testimonio de Lyell: «Estaría en la mismasituación que su señoría».
  11. 11. Darwin se mantuvo apartado de la intervención directa en la controversia pública hasta 1871, cuando sepublicó su obra The Descent of Man and Selection in Relation to Sex, dondeexpuso susargumentosen favor de la tesis deque el hombre había aparecido sobre la Tierra por medios exclusivamentenaturales. Tres años antes había aparecido su estudio sobre la variación en animales y plantaspor los efectos de la selección artificial, en el quetrató de formular unateoríasobre el origen de la vida en general («pangénesis»), que resultó ser la máspobre desus aportaciones a la biología. En 1872, con The Expression of the Emotions in Man and Animals, obra seminalde lo que luego sería el estudio moderno delcomportamiento, Darwin puso fin asus preocupacionespor los problemasteóricos y dedicó los últimosdiez añosde su vidaa diversasinvestigaciones en el campo de la botánica. A finalesde 1881 comenzó apadecer gravesproblemas cardíacos y falleció a consecuenciade un ataque al corazón el 19 de abril de 1882

×