265
Aproximaciones psicodinámicas y biopsicológicas complejas al autismo…
Aproximaciones psicodinámicas y
biopsicológicas ...
266
Lehel Simon / András Czibere / Levente Szilágyi
“realidadsuperior”es la entidadpsíquica más fuertedelpacientesobresupr...
267
Aproximaciones psicodinámicas y biopsicológicas complejas al autismo…
Modelos psicológicos:
Generalmente, se cuestiona...
268
Lehel Simon / András Czibere / Levente Szilágyi
de acuerdo a cada vez más sistemas psicodinámicos, existe una seria tr...
269
Aproximaciones psicodinámicas y biopsicológicas complejas al autismo…
respondida”, en el caso de una patología también...
270
Lehel Simon / András Czibere / Levente Szilágyi
Referencias Bibliográficas
American Psychiatric Association, DSM IV, A...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Simon-Czibere-Szilágyi (1)

213 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
213
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Simon-Czibere-Szilágyi (1)

  1. 1. 265 Aproximaciones psicodinámicas y biopsicológicas complejas al autismo… Aproximaciones psicodinámicas y biopsicológicas complejas al autismo y los trastornos autistas Lehel Simon / András Czibere / Levente Szilágyi Se suele denominar a los trastornos autísticos como trastornos “pervasivos”, es decir, trastornos “globales” de desarrollo expressis verbis, dado que afectan en forma negativa a todos los campos del desarrollo anímico de los niños y de los adolescentes.Pero,comolapropiadenominacióncomprueba,justamentenoso- mos conscientes de los trastornos específicos. No podemos hablar de autismo, como verán más adelante, sino solo de autismos y trastornos autísticos.1/2 Enmipresentación,quierodarlepreferenciaalsíndromedeAsperger,puesto que este trastorno autístico de la personalidad forma un acting out entre el “suje- to superior” (en la filosofía de Whitehead esto es el “superjecto”)3 y el “sujeto in- terior”, éste último representa el realismo de la personalidad en la integridad psi- cológica humana. El “superjecto” domina la personalidad que se ha partido en- tre su propia integración social y su propia personalidad. Los procesos psíquicos individuales se encuentran por debajo de la “realidad superior”. Sin embargo, la 1. Vease: NELSON: Nelson textbook of pediatrix / editor, Richard E. Behrman; Robert M. Klieg- man, Valdo E. Nelson, Victor C. Vaughan, Harcourt Brace & Company, Philadelphia, 2002. (First Hungarian Edition, 1995. Budapest, Melánia Kiadó; página.72-73. ) 2. Vease: The Merck Manual – Diagnosis and Therapy (MSD ORVOSI KÉZIKÖNYV Diagnózis és terápia) ; Editor in Chief: Robert Berkow, M.D ( Melánia Kiadó, Budapest 1994. ) ; página. 2267-2268. 3. Alfred North Whitehead, “Process and Reality (Corrected Edition)” Free Press | ISBN 0029345804 | Corrected Edition | 1978 | DJVU | 398 pages |Gifford Lec- tures delivered at the University of Edinburgh during the session 1927-28. Corrected Edition edited by David Ray Griffin and Donald W. Sherburne.; página.50-120. Aproximacionespsicodinámicasybiopsicológicascomplejasalautismo…
  2. 2. 266 Lehel Simon / András Czibere / Levente Szilágyi “realidadsuperior”es la entidadpsíquica más fuertedelpacientesobresupropia personalidad. Versus realidad continuidad psicológica –proceso psicodinámico contra la realidad social–, supremacía metafísica contra el proceso psíquico de la interiorización sentimental. “Out” dentro de su propia personalidad, pero no “out” de su personalidad, no es psicosis sino psicopatía. Esto lo afirmó el psiqui- atra y pediatra austríaco Hans Asperger. Sinembargo,nodisponemosdeunmodelopsicoanalíticoparaéstesíndrome (psicologa Lorna Wing con los colegas psicoanaliticos, de modo que no somos capaces de ofrecer una terapia analítica a una fórmula de enfermedad intelec- tual analítica. Porejemplo,elsíndromedeAsperger(SA)vieneexistiendodesde1944como un criterio diagnóstico; entonces se lo llamaba de psicopatía autística. Recién en el año 1981 fue llamado por Lorna Wing “síndrome de Asperger”, refiriéndose al primer diagnóstico. A pesar de todo, recién en el año 1994 fue incluido en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-IV45 como síndrome autónomo, con muchos interrogantes y etiologías cuestionables has- ta nuestros días. Es interesante, y más adelante revestirá de gran importancia para nosotros, que la proporción entre casos de varones y mujeres es de 6:16 , y en la edad in- fantil temprana no muestra ningún tipo de síntomas, mientras otros autismos ya se hubieran manifestado. Su aparición verdadera y frecuente es a partir de la edad escolar de 6 años. Hasta nuestros días, los psicólogos clínicos infantiles lo consideran de psicopatía infantil, sin encontrar algún parentesco etiológico con los autismos psicóticos y/o neuro-degenerativos. Más aún, porque el coeficiente intelectual de los niños con síndrome de Asperger, por regla general, es especial- mente alto, mostrando con frecuencia valores superiores a 140. Vamos a dem- ostrar concretamente que la clasificación difundida aún en los años ’90 de que ésta es una forma moderada de los autismos78 (frente al síndrome de Kanner de trastorno mental grave, que en este antiguo sistema era un autismo grave) no solo es incorrecta sino sencillamente equivocada: a partir de 1994 no podemos hablar de este tipo de diferenciación. 4. Vease: DSM-IV. TEXTREVISION ( Animula Kiadó, Budapest, 1999. ) ; pp. 41-69. 5. Vease arriba: DSM 6. Wing, L. (1981) Sex ratios in early childhood autism and related conditions. Psychiatry Re- search, 5, página. 129-137. 7. Vease arriba: DSM 8. Vease arriba: NELSON
  3. 3. 267 Aproximaciones psicodinámicas y biopsicológicas complejas al autismo… Modelos psicológicos: Generalmente, se cuestionaba que fuera una enfermedad enteramente mas- culina; existen muchos argumentos de que prestamos más atención a las mues- tras de género masculino9 , más aún cuando ofrecen un rendimiento intelectual extremadamente bueno; pero la proporción antes mencionada es generalmente aceptada: es incuestionable, al menos en base a los datos estadísticos contem- poráneos. Su frecuencia es de 2/10000 (aunque, como sabemos, en los últimos 20 años ha aumentado en forma dramática el número de todas las patologías au- tísticas, estos siguen siendo datos oficiales de 1995)10 . Al observar la más reciente teoría de funcionamiento psicológico del SA (Teoría EQ-SQ de Baron-Cohen)11 , queda más comprobada aún –incluso fun- cionalmente– la proporción hombre-mujer, puesto que, junto a los valores EQ (inteligenciaemocional),extremadamente bajosylosvaloresdeIQ(inteligencia intelectual)ySQ(inteligenciaespiritual)extremadamentealtos,fortalecenespe- cíficamente las funciones convergentes, globales y de sistematización, es decir, es alta la inteligencia de sistematización, pero de modo inverso, es baja la inteli- gencia emocional. Por lo tanto, predomina extremadamente la función conver- gente, de hemisferio masculino, y no es que las funciones divergentes femeninas no puedan comunicarse con las funciones convergentes sino que están retrasa- das, en tanto que las primeras están excesivamente desarrolladas12 . Al observar en forma psicodinámica el modelo de arriba, incluyendo tam- bién la emoción, es fácil establecer un modelo psicoactivo que afirme que se tra- ta de un corte psicopático entre las funciones estructurales de la personalidad de sistematización cognitiva y emocional: con ello se explica fácilmente el mod- elo cada vez más aceptado de que el niño que padece de SA se convierte fácil- mente en un adolescente o en un adulto de trastornos de personalidad fronter- iza (borderline)13 14 . Todavía no disponemos de estadísticas para evidenciar todo lo anterior pero, 9. Source:http://www.aspergerfoundation.org.uk/infosheets/ta_girls.pdfThePatternofAbilities and Development of Girls with Asperger’s Syndrome, Sept. 1999 10. Vease arriba: NELSON 11. Vease : This paper appered in Tager Flusberg, H, (ed) Neurodevelopmental Disorders MIT Press, 1999. The extreme-male-brain theory of autism ; Simon Baron-Cohen ; Depertments of Experimental Psychology and Psychiatry, University of Cambridge 12. Vease arriba 13. Vease:Infantpainmanagement:adevelopmentalneurobiologicalapproach.FitzgeraldM,Walk- er SM.Nat Clin Pract Neurol. 2009 Jan;5(1):35-50.PMID: 19129789 [PubMed - in process] 14. �������������������������������������������������������������������������������������������Vease: Otto F. Kernberg: Borderline szindróma és patológiás nárcizmus ( Az Autizmus Alapít-
  4. 4. 268 Lehel Simon / András Czibere / Levente Szilágyi de acuerdo a cada vez más sistemas psicodinámicos, existe una seria transición entre la psicopatía infantil del SA y las patologías psicopáticas adultas, especial- menteenloqueserefierealostrastornosdepersonalidadfronteriza(borderline)15 . Sin embargo, no se debe seguir el “modelo adulto achicado”, pues el SA es una patología psicopática autónoma16 . Posibilidades de terapia psicoanalítica Sobre este diagnóstico, que tiene numerosos elementos psicoanalíticos, se puede construir una interpretación ferencziana completa. Por lo tanto, esta en- fermedad tiene un pasado psicoanalítico, en cambio, su interpretación de tera- pia psicoanalítica constituye un verdadero vacío científico. DesdelateoríaBaron-Cohen(1991)17 ,muchosvenelSAcomoel“malebrain disorder”, es decir, el funcionamiento excesivo del hemisferio cerebral mascu- lino (la proporción de varón-hembra: 6:1). De uno modo interesante, el SQ y el IQ muchas veces son extremadamente altos, en tanto que el EQ es relativa- mente modesto o bajo (el SA ya se mide también con las pruebas comparativas de SQ-EQ)18 . Sabemos también que las funciones convergentes predominan en una forma extrema sobre las funciones divergentes. Nuestra suposición psicoanalítica es, si a caso no se pudiera describir en este caso la convergencia como el funcionamiento del super-ego, de un ego racion- al, un ego ideal (no olvidemos que este trastorno es más intenso entre los chicos de 6 a 10 años de edad, pues justamente en el período latente y en la mayoría de los casos debuta a los 6 años de edad, sic!), mientras que la falta de divergencia le separa a estos chicos del “funcionamiento Thalassa”19 la idealización de tres i-es del “chico bueno y correcto”. Si es así –aunque esto no sea más que un experimento teórico– se abriría, sin duda alguna, la posibilidad de una psicoterapia ferencziana recíproca “cor- vány KAPOCS Kiadója, Budapest, 1990. ) ( Otto F. Kernberg M.D. Borderline Conditions and Pathological Narcissism, Jason Aronson Inc.New York,1957. ) ; página.7-47. 15. Vease arriba 16. Vease arriba: DSM 17. The autistic child’s theory of mind: A case of specific developmental delay. Baron-Cohen, Si- mon Journal of Child Psychology and Psychiatry. Vol 30(2), Mar 1989, 285-297. 18. Vease arriba 19. Thalassa: A Theory of Genitality, Publisher : Karnac Books ; página 25-36. Published : 1989 ISBN 10 : 9780946439614
  5. 5. 269 Aproximaciones psicodinámicas y biopsicológicas complejas al autismo… respondida”, en el caso de una patología también descrita ya por los psicoanalis- tas, pero jamás utilizada aún como terapia psicoanalítica. Quizás el diálogo Ferenczi-Freud sobre la posibilidad de la terapia recíproca podría crear en su propia dialéctica también los métodos terapéuticos psicoa- nalíticos del autismo de Asperger. En el siglo XXI, también este caso puede ser un moderno enfoque psicodinámico.
  6. 6. 270 Lehel Simon / András Czibere / Levente Szilágyi Referencias Bibliográficas American Psychiatric Association, DSM IV, Animula Kiadó, Budapest, 1999. Attwood, T., The Pattern of Abilities and Development of Girls with Asperger’s Syn- drome, Sept. 1999 (http://www.aspergerfoundation.org.uk/infosheets/ ta_girls.pdf) Baron-Cohen,S.,The extreme-male-brain theory of autism.DepartmentsofExperimen- tal Psychology and Psychiatry, University of Cambridge, 2002. The autistic child’s theory of mind: A case of specific developmental delay, Journal of Child Psychology and Psychiatry. Vol 30, 1989 Beers,M.H.,TheMerckManual–DiagnosisandTherapy(MsdOrvosiKézikönyv,Diag- nózis és terápia, Melánia Kiadó, Budapest 1994) Behrman, R. E., Kliegman, R. M. Nelson, V. E., Vaughan, V. C., Nelson textbook of pe- diatrics, Harcourt Brace & Company, Philadelphia, 2002. Ferenczi, S., Thalassa: A Theory of Genitality, Karnac Books, 1989 Fitzgerald, M., Walker, S. M., Infant pain management: a developmental neurobiological approach, University College London, London, 2009 Kernberg, O. F., Borderline Conditions and Pathological Narcissism, Jason Aronson Inc., New York, 1957 (Borderline szindróma és patológiás nárcizmus, Kiadója, Budapest, 1990) Tager Flusberg, H, Neurodevelopmental Disorders, MIT Press, 1999 Wing, L., Sex ratios in early childhood autism and related conditions en Asperger’s Syn- drome: a Clinical Account, Psychological Medicine, Cambridge Univer- sity, 1981. Whitehead,A.N.,ProcessandReality(GiffordLecturesdeliveredattheUniversityofEdin- burgh during the session 1927-28), Nueva York, 1978

×