TASAS DE MORTALIDAD POR GRUPOS DE EDAD, AÑO 2005Fuente: Mortalidad por VIH/SIDA. Resultados 2005. Instituto de Salud Carlo...
CAPÍTULO 3 HIPÓTESIS NO VÍRICA DEL SIDA        El 23 de abril de 1984, la Secretaria de Estado de Sanidad y Servicios Soci...
causas de inmunodeficiencia, en presencia de evidencia de laboratorio de VIH, cualquier enfermedadcatalogada… indica un di...
latente y presente durante el SIDA en sólo una de cada 500 células T, al recordar que los retrovirus no secaracterizan por...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

30

407 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
407
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

30

  1. 1. TASAS DE MORTALIDAD POR GRUPOS DE EDAD, AÑO 2005Fuente: Mortalidad por VIH/SIDA. Resultados 2005. Instituto de Salud Carlos III de Madrid. Silvia Giménez Rodríguez - 114 -
  2. 2. CAPÍTULO 3 HIPÓTESIS NO VÍRICA DEL SIDA El 23 de abril de 1984, la Secretaria de Estado de Sanidad y Servicios Sociales de EstadosUnidos, Margaret Heckler anunció en una rueda de prensa junto al investigador Robert Gallo que un virusera “la causa probable del SIDA” y que en unos meses estaría disponible el test sanguíneo paradetectarlo, así como que en dos años una vacuna estaría lista para ser probada. Gallo y colaboradoresregistraron la patente de una prueba de detección de anticuerpos contra el mencionado virus,precisamente el mismo día de la rueda de prensa. Esta presentación pública, oficial y políticamentedefinitiva de un virus como la causa del SIDA, ocurrió antes de que se hubiera publicado un solo estudioamericano sobre el mismo en ninguna revista científica (CONNOR, 1987:49-58). De hecho, hasta 1986no aparece la denominación actual consensuada de VIH como causa del SIDA. De acuerdo con este punto de vista, el VIH es un retrovirus que se transmite por vía sexual, y porexposición en fluidos corporales. Tal y como se ha expuesto en el capítulo anterior, en 1982 los Centrospara el Control de las Enfermedades de Estados Unidos, en Atlanta (CDC) consideraban contagioso alSIDA porque parecía transmitirse entre los usuarios de drogas inyectadas y entre los homosexuales, através del contacto sexual o de sangre contaminada. Entre los agentes infecciosos estaban loscitomegalovirus (CMV) y algunas bacterias. En 1983 Montagnier y sus colaboradores sugirieron el virusasociado a la linfadenopatía (LAV) y Gallo y sus colaboradores el virus linfocitotrópico de las células T(HTLV) como causas del SIDA. También fueron propuestas como causas, el Sarcoma de Kaposi y laneumonía en homosexuales y las drogas psicoactivas, tales como los nitritos afrodisíacos inhalados(poppers). Se considera que el VIH produce inmunodeficiencia al matar billones de células T, a los 10-11años como media de la fecha de infección y aparición de los anticuerpos neutralizantes. El VIH es elprimer virus para el cuál se interpreta un resultado positivo en la prueba de anticuerpos como un indicadorde futuras enfermedades primarias, aunque ningún retrovirus se haya demostrado hasta el momento quesea patógeno para los hombres (Duesberg, 1997:199-1220). Sin embargo, se cree que este retrovirus esperjudicial entre el 50 y 100% de los casos, más que cualquier otro virus humano. Se considera undiagnóstico favorable a SIDA siempre que se encuentre VIH asociado a cualquiera de las enfermedadescatalogadas como definitorias del síndrome, incluso sin detección de inmunodeficiencia. A la enfermedadsin síntomas clínicos se le denomina enfermedad por VIH. Hacia 1986, la mayoría de los virólogos habíanaceptado la hipótesis del VIH como causa del SIDA: “Independientemente de la presencia de otras Silvia Giménez Rodríguez - 115 -
  3. 3. causas de inmunodeficiencia, en presencia de evidencia de laboratorio de VIH, cualquier enfermedadcatalogada… indica un diagnóstico de SIDA”. (CDC, 1987:1143-1154) Diferentes investigadores desde un principio se han desmarcado de la línea oficial, cuestionandola citada causa viral de SIDA a través de sus investigaciones cualificadas. Con Peter Duesberg a lacabeza (descubridor de los oncogenes), Robert Rootbernstein, Roberto Giraldo, Rasnick (investigador delos inhibidores de la proteasa) y el equipo de Perth en Australia de Papadopulos-Eleopulos y Turner, serepresentan las críticas y posibles hipótesis alternativas, tanto en etiología, diagnóstico, y tratamiento. Enestos 25 años desde que se diagnosticara el primer caso, un grupo de científicos intentan hacerse eco enla literatura científica de su desacuerdo con el origen viral del SIDA. Más de 4.000 firmantes de unmanifiesto para la reevaluación del SIDA entre los que se encuentran tres Premios Nobel de la ciencia,que niegan que el sida sea causado por un virus y que sea una enfermedad transmisible y ni siquierainfecciosa. Ellos son: Walter Gilbert, estadounidense de Boston, Premio Nobel de Química en 1980 por lasecuenciación rápida del ADN; Bárbara McClintock, estadounidense de Cold Spring Harbor, Premio Nobelde Medicina 1983 por el descubrimiento de los genes saltarines; Kary Mullis, estadounidense de SanDiego, Premio Nobel de Química en 1993 por el invento de la tecnología PCR (reacción en cadena de lapolimerasa)3.1. Etiología 3.1.1. No evidencia empírica del VIH como agente causal del SIDA Desde 1987, el Catedrático de Biología Molecular y Celular de la Universidad de California,Berkeley, Peter Duesberg1 viene cuestionando la hipótesis del VIH y el SIDA al constatar que el virus está1 Estudió química en las universidades de Würzburg, Basilea y Munich, doctorándose finalmente en Fráncfort en1963. Trabajó en la investigación de virus en el Instituto Max Planck de Tübingen y desde 1973 es profesor en elDepartamento de Biología Molecular y Celular de la Universidad de California en Berkeley. Duesberg aisló el primergen carcinogénico (gen del cáncer) de un virus a los 33 años, a los 36 años obtuvo plaza fija (tenure) en laUniversidad de California, Berkeley, y a los 49 años fue invitado a unirse a la Academia Nacional de Cienciasnorteamericana, uno de los más altos honores que puede recibir un científico, por ser un reconocimiento adistinguidos y continuos logros en la realización de investigación original. Recibió también una asignación de fondosde siete años como Investigador Extraordinario (Outstanding Investigator Grant) del Instituto Nacional de Saludnorteamericano. Sus controvertidas hipótesis sobre el SIDA causaron una retirada de fondos para la investigación. Silvia Giménez Rodríguez - 116 -
  4. 4. latente y presente durante el SIDA en sólo una de cada 500 células T, al recordar que los retrovirus no secaracterizan por matar a las células y al no poder explicar por qué el SIDA viral aparece una media de 10años después de que el virus haya sido neutralizado por los anticuerpos. La comunidad científica oficialrespondió en un principio a estas apreciaciones afirmando que el origen viral del SIDA no se podíadefender en términos de virología ortodoxa basada en propiedades genéticas y bioquímicas conocidasdel VIH. Sin embargo, se insistió en afirmar la evidencia epidemiológica del VIH como causa del SIDA, asícomo su futura demostración científica. En 2007 Duesberg sigue poniendo en duda esa presuntaevidencia epidemiológica. 3.1.1.1. Correlaciones entre SIDA y VIH Los principales investigadores oficiales del SIDA señalan la evidencia epidemiológica entre laasociación del VIH y SIDA, y en el caso de Gallo, considera que la epidemiología ha sido un escalón deun buen comienzo (Gallo, 1991). Así pues y en vista de las correlaciones establecidas, la hipótesis oficialsostiene que las personas infectadas con el VIH desarrollarán SIDA y aquellas no infectadas no lodesarrollarán, o lo que manifestaba Gallo al respecto: el VIH es condición sine qua non para que sedesarrolle la epidemia. A pesar de esta afirmación Montagnier la matizará con la teoría de los cofactoresnecesarios para su desarrollo, teoría vigente en este momento (Maddox,1992:189). No obstante, laciencia sabe que correlación no es igual a causalidad, y por ello algunos científicos disidentes aceptan latal llamada correlación como un dato insignificativo y sin relevancia, al considerar que tal correlación esalgo forzada. Peter Duesberg (1991:1575-1579; 1993:131-228) ya a principio de los años 90 observabadiferentes aspectos que le despertaron serias dudas sobre la supuesta correlación entre el VIH y el SIDA,hasta el punto de pronunciarse por negarla. Algunos de ellos son los siguientes:Actualmente, Duesberg financia su investigación a partir de contribuciones caritativas y con los beneficios de laventa de sus libros. Ha recibido los siguientes premios: Premio Merck 1969. Premio Anual de los Científicos deCalifornia 1971. Primer Premio Anual del centro médico Americano en oncología. Premio al Investigador Externo,institutos nacionales de salud, 1986. Academia Nacional de Ciencias, elegido en 1986. Fogarty Scholar Resident enel Instituto Nacional de la Salud, Bethesda, MD, 1986-1987. Wissenschatspreis, Hanover, Alemania, 1988. LichtfieldLecturer, Oxford, Inglaterra, 1988. C. J. Watson Lecturer, hospital Abbott Northwestern, Mineapolis, 1990. Profesordistinguido, Universidad Norte de Texas, Denton, Texas, 1992. Schaffer Alumni Lecturer, Universidad de Tulane,Nueva Orleans, 1992. Constance Ledward Rollins Lecturer, Universidad de New Hampshire, Durham NH, 15 dediciembre de 1992. Silvia Giménez Rodríguez - 117 - Anterior Inicio Siguiente

×