58

142 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
142
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

58

  1. 1. Silvia Giménez Rodríguez - 226 - utilizando el mismo cuchillo sin esterilizar en varias ocasiones. Un hombre que se casa con una mujer infibulizada a menudo cortará el conducto para mantener relaciones sexuales y lo coserá entre los embarazos para abrirse en los nacimientos. Esta práctica y en estas condiciones hará más susceptibles a las mujeres a cualquier microbio. Pero según los datos, los países donde la mutilación es practicada (Egipto, Etiopía, mali) es donde menor incidencia de SIDA hay, mientras que la zona de mayor incidencia en África, Sudáfrica no es zona donde se suela practicar la mutilación. Su ponencia titulada “El mito de la promiscuidad sexual africana y de la no exactitud del diagnóstico del SIDA en África” trató sobre la reconsideración de la epidemia en África. Criticó las estadísticas oficiales que suponen que África está saturada de VIH y su población asolada por la pandemia de SIDA, y en trece años sólo se han producido 151.000 casos confirmados de SIDA. La mayor parte de los casos de SIDA son sólo diagnosticados por síntomas de caso clínico. Los test “ELISA” y Western Blot” son casi inútiles porque producen reacciones cruzadas con otros anticuerpos de enfermedades endémicas en la zona. No se diferencian los síntomas de las personas diagnosticadas como SIDA de los síntomas que existían en la población africana en el S. XX. Es decir, obtener un diagnóstico de SIDA en África es fácil si se tiene tos persistente, pérdida de peso, y diarrea. Esto lo ilustra un caso de la literatura científica: en India, un paciente VIH+ con tuberculosis pulmonar (enfermedad endémica en África), fiebre crónica, pérdida de peso, candidiasis bocofaríngea y recuento de CD4 de 89; obviamente SIDA. Tras administrarle el tratamiento antituberculoso se recuperó en todos sus síntomas, subida de CD4 a 762, permaneciendo saludable desde entonces). Expuso un estudio publicado por Mulder en Lancet (23 abril 1994)3, que consideraba el típico estudio que fulminaba la disidencia del SIDA: Mulder administró los test de anticuerpos al VIH a granjeros ugandeses de varios pueblos y encontró que durante un largo período de tiempo que aquellos VIH+ morían en una proporción mayor a los VIH-. Este estudio fue criticado (fuera de congreso) por el grupo australiano de investigadores compuesto por Papadopulos, Eleopulos, Turner y Papadimitriou, cuestionando los siguientes puntos: La mera presencia de anticuerpos del VIH, no significa que una persona esté infectada por VIH, ni significa que una muerte sea causada por el VIH. El principal mérito de la investigación ha sido documentar que los test de anticuerpos son inespecíficos y que no han sido nunca autentificados mediante un patrón oro independiente del aislamiento del virus. Asimismo, en poblaciones expuestas a gran cantidad de microbios, se establecen reacciones cruzadas entre los 3 “Tuberculosis e infección por VIH” The Lancet, (342), 11 de septiembre de 1993,p. 676
  2. 2. Silvia Giménez Rodríguez - 227 - antígenos del VIH y los anticuerpos a otros microbios. El equipo australiano llega a la conclusión de que la población africana en general, incluyendo la sana, tiene altos niveles de anticuerpos y las reacciones cruzadas se consideran habituales. Así, este equipo de investigación afirma que hasta la fecha, 1994, no había ningún estudio que validara científicamente que un test de anticuerpos de VIH indique infección. Así lo manifiesta con las siguientes pruebas: 1. los pacientes con mononucleosis infecciosa, una enfermedad vírica, desarrollan anticuerpos para las células rojas sanguíneas de la oveja. Sin embargo, estas células no se encuentran en estos pacientes, por lo que la sangre de estas ovejas no será la causa de la enfermedad. 2.- Pacientes con fiebre recidivante, una enfermedad causada por borelia recurrente, desarrollan anticuerpos a la bacteria proteus OX19, y este organismo no está presente en los pacientes, por lo tanto no es la causa de la fiebre. La mayoría de los casos presentados como evidencia de que el VIH provoca SIDA, se basan en los resultados de los test de anticuerpos, así que si se cuestionara la exactitud de los test, muchos casos no tendrían consistencia. En este congreso se le pidió datos a Ascher para que argumentara la fiabilidad de las Test del SIDA y argumentó que usaban la PCR y el cultivo de virus y que esto probaba suficientemente la autentificación. Sin embargo, la discusión está en que según los disidentes la fiabilidad de la PCR en la de para detección de los retrovirus es inverificable: los cultivos no ayudan, porque esta técnica no implica la detección de partículas de virus, sino que identifican al antígeno p24 en fluidos del cultivo. Antígeno que se encuentra en otros lugares aparte del VIH, por lo que no es específica del VIH. Warren Winkelstein, profesor de salud pública en Berkeley habló de las “Inferencias a partir de los datos epidemiológicos”, presentó puntos del informe realizado con Ascher y criticó a Ellison por afirmar que al menos 45 varones seronegativos del estudio habían podido desarrollar SIDA. Winkelstein afirmó que si fuera así 36 de ellos deberían haber muerto según las proyecciones y sólo lo han hecho 7. Realmente a estos 45 no se les diagnostico SIDA porque de hecho eran seronegativos por lo que ya no se estudiaba más. Por tanto, no entraron en la estadística, no se les recetó AZT. Curiosamente sobrevivieron más. La conclusión de este congreso según Lauritsen es que no hubo debate porque los defensores de la tesis oficial no rebatieron los argumentos de los críticos. La conclusión según Cristine Johnson es que quizá esta conferencia donde se ha debatido desde diferentes puntos de vista, pueda ser el principio del debate entre defensores de la hipótesis oficial y de los disidentes de la misma en el contexto de los
  3. 3. Silvia Giménez Rodríguez - 228 - Foros oficiales, lo que sin duda servirá para el enriquecimiento de la ciencia y por lo tanto de la humanidad. (Johnson, 1994: 107-118); Lauritsen, 1995:120-126) Del 2 al 5 de octubre de 1997, se celebra en Bucaramanga (Colombia) el “I Simposio Internacional sobre Sustancias y Microorganismos Enigmáticos y Desconcertantes” (Botinas, 1998).Su nombre obedece al protagonismo de dos enfermedades la Paparesia Epástica Tropical (PET) y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA). Fue un congreso en el que las autoridades del país actuaron con precaución pero dejando hacer a la organización. A nivel gubernamental los conferenciantes fueron recibidos por el Director del Programa de Prevención y Control de las Enfermedades de Transmisión sexual y VIH/SIDA en nombre de la ministra. Además de la bienvenida, lo único que pidió fue una actitud cuidadosa a la hora de transmitir estos planteamientos alternativos a la población. A nivel municipal, el Secretario de Salud, en nombre del Alcalde les entregó un pergamino como “huéspedes de honor”, algo muy importante teniendo en cuenta que los conferenciantes eran opositores de la versión oficial del VIH/SIDA. A nivel político el Simposio fue clausurado por un Senador de la República de Colombia quien en su discurso afirmó que la ciencia no puede estar sometida a intereses, económicos o de otro tipo, distintos a la búsqueda de la verdad científica y calificó de oscurantistas todas las maniobras que se realizaron para impedir la realización del evento. A nivel universitario, fueron seis las universidades colombianas que respaldaron el evento: La Pontificia Universidad Javierana (Bogotá), La Universidad Libre de Barranquilla, La Universidad de Antioquía (Medellín), la Manuela Beltrán y la USDE (ambas de Bucaramanga) u la USTA. Entre los conferenciantes relacionados con el tema SIDA, Kary Mullis, premio Nóbel de Química 1993 por el invento de la técnica PCR (Reacción en cadena de la Polimerasa), criticó la causalidad del VIH en el SIDA al no haber encontrado documento científico que así lo demuestre, ni contestación favorable de Montagnier cuando tuvo ocasión de preguntarle4. Asimismo, afirmó que su invento la PCR, hoy la prueba que confirma la infección por VIH y su seguimiento, está utilizada de forma fraudulenta por los oficialistas del SIDA. Al no considerar esta técnica sensible ni específica para la detección del ADN de ningún virus y por lo tanto tampoco para determinar la carga viral del VIH. Llegó a decir que siendo fraudulento el uso que se está dando al PCR en el campo del SIDA, a veces lamenta haberlo inventado. 4 Véase: capítulo cuarto, prefacio libro Duesberg
  4. 4. Silvia Giménez Rodríguez - 229 - Peter Duesberg, miembro de la Academia de Ciencias Americana desde 1985, dio sus argumentos sobre la imposibilidad de que el VIH fuera la causa del SIDA, justificando que son las drogas recreativas y los fármacos antivirales los causantes del VIH. Nhora Merino de Villegas (Colombia) Médica Jefe del Laboratorio de Patología y del Laboratorio Clínico de la Fundación Santa Fe de Bogotá, explicó su experiencia de 10 años haciendo test de SIDA, y tras 10.000 realizados llegó a la conclusión de que no son válidos como instrumento de diagnóstico. Aunque ella no se había parado hasta este congreso a cuestionarse sobre la posible disidencia en la causa del SIDA. David Rasnick (EE.UU) Es especialista desde hace más de 20 años en el diseño de inhibidores de la proteasa artificiales, explicó que no podía esperarse beneficio alguno de la administración de inhibidores de la proteasa, tal y como están reconociendo algunos miembros del establishment del SIDA en EE.UU, como el Dr. Anthony Fauci, quien en declaraciones al New York Times de 22-08-97, reconoce que las personas están bien durante un período de seis meses a un año, pero que después de este período y en una proporción del 50% el virus resurge. Roberto Giraldo (Colombia) Doctor especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas y Master en medicina tropical, explicó que el SIDA no es una enfermedad infectocontagiosa sino un proceso de inmunodeficiencia generado por la proliferación de factores estresantes (de tipo físico, químico, nutritivo). Luis Mejía (Colombia). Economista y profesor de la Universidad de Fordham (Nueva York), informó sobre la creciente industria del SIDA. Dijo que vive más gente del SIDA que víctimas teóricas de este han existido. Destacó la dificultad de cuantificar el coste económico de los aspectos sociales y humanos del SIDA. Dr. Stefan Lanka (Alemania). Su conferencia trató sobre el impacto destructivo de los antibióticos sobre las mitocondrias celulares lo que genera mutaciones del ADN mitocondrial que son transmitidas por las madres al feto. Helman Alfonso (Colombia). Presentó una conferencia de la Dra. Australiana Eleni Papadópulos- Eleopulos que no pudo asistir desde Australia y que confirmaba que para el retrovirus VIH no se habían cumplido ninguno de los requisitos establecidos en una reunión de retrovirólogos del Instituto Pasteur de Paris en 197, para poder afirmar que un nuevo retrovirus había sido aislado. Anterior Inicio Siguiente

×