UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MACHALA
Calidad, Pertinencia y Calidez

UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MACHALA
SISTEMA NACIONAL DE NIVELACI...
La devastación de la ciudad de Orán a partir de la Enfermedad
En el presente pastiche, se logrará dar el mayor enfoque pos...
El Dr Rieux, encargado del hospital más grande de toda Orán, era un hombre
maduro, con una personalidad perfectamente esta...
Luego de lo ocurrido la ciudad volvió a la calma por un par de días, mientras
las cifras de los ataques de las ratas iban ...
para poder expresar su alegría junto con sus amigos y sobrevivientes a la
acechanza masiva de las ratas, en todo ese día l...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

LA DEVASTACIÓN DE LA CIUDAD DE ORÁN A PARTIR DE LA ENFERMEDAD

169 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
169
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
14
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

LA DEVASTACIÓN DE LA CIUDAD DE ORÁN A PARTIR DE LA ENFERMEDAD

  1. 1. UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MACHALA Calidad, Pertinencia y Calidez UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MACHALA SISTEMA NACIONAL DE NIVELACIÓN Y ADMISIÓN AREA DE CIENCIAS E INGENIERÍA ASIGNATURA: INTRODUCCIÓN A LA COMUNICACIÓN CIENTÍFICA CURSO V02 PASTICHE LA DEVASTACIÓN DE LA CIUDAD DE ORÁN A PARTIR DE LA ENFERMEDAD RESPONSABLE LUIS ALBERTO CORREA MOREIRA DOCENTE ING. BERTHA E. MAZÓN O., MG.SC. PERIODO 2013 - 2014 MACHALA – EL ORO – ECUADOR
  2. 2. La devastación de la ciudad de Orán a partir de la Enfermedad En el presente pastiche, se logrará dar el mayor enfoque posible respecto a la enfermedad que se arraiga con el paso del tiempo en la ciudad de Orán causando una gran tensión en la población debido al número de muertes que se ve incrementado a medida que la plaga se va extendiendo, así como la irrelevante controversia que se da entre la población llegando a tal punto de la destrucción casi total de la estructura de la ciudad llegando a ser excluidos de los pueblos aledaños lo cual genera aún más preocupación y desesperación principalmente en las autoridades y en los doctores del sitio, que tratan de buscar una cura para la enfermedad. También se necesitará tornar un tanto distinto las acciones de los personajes principales como el Dr Rieux ye el resto de doctores que se encuentran inmersos en la lucha contra la peste, de manera que este cambio de perspectiva generará un cambio casi total durante todo el desarrollo del presente texto, haciendo que se torne más interesante y más impactante debido a la perseverará un tanto de sentimentalismo rodeado de una presión notable durante todo el desarrollo. La ciudad de Orán, la mayoría de las veces se asemeja a una pasa, simplemente arrugada, triste y fea debido a su aspecto desleñado propio de Francia, en la cual vive la gente de mayor estrato social, personas vigorosas en dinero, que no se preocupan por el futuro, ya que en su presente tienen y consiguen cuanto más pueden. A pesar de existir una notable riqueza en este pueblo, también se encuentra rodeado de pobreza, personas sin un techo para poder dormir, sus caras lángidas llenas de ojeras que trastornan y desfiguran totalmente sus caras y sus almas,, dan a conocer que la ciudad no es muy distinta respecto a otras. De la misma manera existen lugares de lujuria, en donde acuden personas de todo tipo de edad, niños, adultos, gente de la alta alcurnia y uno que otro pobre que deambula en busca de pan, para poder llevárselo a la boca, así es Oran fructífero por excelencia aunque pobre a causa de las ciudades vecinas que le entregan sus habitantes míseros para que puedan mendigar y en esta tierra bendecida la cual en poco tiempo se transforma en un caos total.
  3. 3. El Dr Rieux, encargado del hospital más grande de toda Orán, era un hombre maduro, con una personalidad perfectamente establecida, ya que durante toda su niñez había sufrido demasiado, uno de aquellos martirios que trascendió durante la etapa más crucial del ser humano, fue la pérdida de su padre, esto lo impulso tras largas noches de sufrimiento y rebeldía a levantarse junto a su madre y estudiar la universidad, razón por la que principalmente quiso seguir la carrera de doctor en medicina, debido a su gran afinidad de querer ayudar a los más pobres de ésta manera. Cierto día cuando caminaba por las calles de esta triste ciudad siguiendo el camino que lo dirigiría hasta su casa, cuando se encontraba a pocos metros cerca de la puerta, nota una abismal envestida animal, hacia una pequeña mendiga, la cual gritaba desesperada a causa del dolor que les proporcionaban las terribles y filudas muelas, provenientes de unas grotescas ratas forajidas, las mismas que tenían ojos penetrantes y diabólicos con garras nunca antes vistas, las cuales se complementaban con un odio incesante de destruir todo lo que se encontraba a su paso. Rieux al notar la terrible trama que estaba sucediendo acudió inmediatamente agitando su gran bastón para poder destripar o por lo menos ahuyentar a los mamíferos rastreros, quienes se quitaron debido a la presencia de varios curiosos quienes también acudieron a la ayuda de la desdichada niñita. Más tarde, la gravedad del problema poco a poco se vio incrementando, por lo que las ratas invadieron a la población, huyendo grandes y chicos hasta tal punto de salir corriendo despavoridos sin saber qué hacer, parte de las personas se reúne y realizan huelgas, los encargados de mantener el orden del lugar se movilizan a la plazoleta central de Orán en donde mueren niños en medio de la contienda, y gente inocente que se encontraba nada más que asustada, preocupada por el problema que cada vez era más amenazador. El Gobernador Franz Durand sale eufórico al ver la terrible matanza y trata de calmar a la multitud desde el balcón de su palacio, casi yéndose por la ventana por la adrenalina que sentía al escuchar los gritos que provenían de las afueras de su lugar de trabajo y que indicaban desesperación, alzó su voz para exhortar a toda la ciudad, resultando efectivo su llamado de calma, puesto que los guardias bajaron sus armas y seso la matanza inhumana.
  4. 4. Luego de lo ocurrido la ciudad volvió a la calma por un par de días, mientras las cifras de los ataques de las ratas iban creciendo, Rieux junto con sus colegas del hospital logran elaborar unas bombas de gas, puesto que tenían conocimiento gracias a que el muy reconocido doctor había estudiado Química y sus dotes de genio no los había empleado desde hacía ya varios años hasta entonces. Las terribles armas químicas, colocadas en las esquinas de las afueras de Orán y en el centro del palacio, en donde pasaba a menudo el Gobernador Franz Durand, otro de los puntos que se creía conveniente en esos instantes era en las letrinas de cada casa, por lo que la participación de todas la gente jugó un papel importantísimo para tratar de alcanzar el objetivo de esta tan grave operación ¡la de acabar con las ratas!. Pocas personas que quedaban tuvieron que salir dejando en sus casas carne fresca que atrajo a las ratas. Ya cuando todas las personas del lugar habían salido de sus casas, esperaron pacientemente un lapso de tiempo, para que los animales feroces olieran la fétida carne repugnante para los pobladores debido todo lo pasado y vivido en aquellos meses, en una pequeña covacha que armó Rieux y demás autoridades importantes entre los que se encontraba el gobernador y su familia permanecieron cuando un soldado especializado del mismo lugar dio la señal afirmativa, que revelaba la casi total agrupación de los animales rastreros, acto seguido Rieux detonó las bombas que actuaron rápidamente sobre el lugar previsto a tal punto que huían las ratas más fuertes pero no llegaban ni 20 metros cuando quedaban tiesas en el suelo sufriendo tal y como lo hicieron sus víctimas. Las personas pese a las pérdidas tal como la del colega de Rieux, quien vio morir a su propia esposa y muchos muertos más, fortalecieron sus lazos no solamente de amistad sino que también respecto a la cooperación y reestructuración de todo el pueblo que quedó casi reducido a escombros, como producto de los estallidos que detonaron a las afueras de Orán. Rieux orgulloso de haber podido ayudar a la solución del problema, fue invitado a los restos que quedaban del palacio del gobernador en donde con voz triunfante y enérgica se dirigió a los habitantes en el mismo balcón en el cual daba los discursos Franz Durand antes de toda la desgracia sucedida,
  5. 5. para poder expresar su alegría junto con sus amigos y sobrevivientes a la acechanza masiva de las ratas, en todo ese día las personas bebieron té y comieron pan, obsequios de las ciudades vecinas que conmovidos decidieron ayudarlos para así poder volver a ser la gran Orán, majestuosa rica y fecunda.

×