Jn 13,31-33a.34-35. Pascua 5 C. 28 abril 2013.Jn 13,31-33a.34-35. Pascua 5 C. 28 abril 2013.Comentarios y presentación: M....
Nada más salir Judas, dijo Jesús:Nada más salir Judas, dijo Jesús:–Ahora va a manifestarse la gloria del Hijo del hombre, ...
Hijos míos, ya no estaré con vosotros por mucho tiempo.Hijos míos, ya no estaré con vosotros por mucho tiempo.Os doy un ma...
Amaos los unos a los otros.Amaos los unos a los otros.como yo os he amado, así también amaos los unos a los otros.como yo ...
Por el amor que os tengáis los unos a los otrosPor el amor que os tengáis los unos a los otrosreconocerán todos que sois d...
  ¿Te acuerdas, Señor, de aquel tiempo¿Te acuerdas, Señor, de aquel tiempoen el que no había dogmas ni credosen el que no ...
  ¿Te acuerdas, Señor, de aquel tiempo¿Te acuerdas, Señor, de aquel tiempoen el que no había dogmas ni credosen el que no ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

5pascua c evang reflex

205 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
205
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

5pascua c evang reflex

  1. 1. Jn 13,31-33a.34-35. Pascua 5 C. 28 abril 2013.Jn 13,31-33a.34-35. Pascua 5 C. 28 abril 2013.Comentarios y presentación: M. Asun Gutiérrez Cabriada.Comentarios y presentación: M. Asun Gutiérrez Cabriada.Música: Amor, algo maravilloso.Música: Amor, algo maravilloso.Somos un invento del AmorSomos un invento del Amory hemos sido creados para amar,y hemos sido creados para amar,para ser transmisores del amor.para ser transmisores del amor.-Ernesto Cardenal--Ernesto Cardenal-
  2. 2. Nada más salir Judas, dijo Jesús:Nada más salir Judas, dijo Jesús:–Ahora va a manifestarse la gloria del Hijo del hombre, y Dios será–Ahora va a manifestarse la gloria del Hijo del hombre, y Dios seráglorificado en él. Y si Dios va a ser glorificado en el Hijo del hombre,glorificado en él. Y si Dios va a ser glorificado en el Hijo del hombre,también Dios lo glorificará a él. Y lo va a hacer muy pronto.también Dios lo glorificará a él. Y lo va a hacer muy pronto.Jesús se siente lleno de la manifestación y de la presencia luminosa de Dios.Jesús se siente lleno de la manifestación y de la presencia luminosa de Dios.En este momento de gran fragilidad, ante los duros acontecimientos que le esperan,En este momento de gran fragilidad, ante los duros acontecimientos que le esperan,es cuando Jesús se siente glorificado,es cuando Jesús se siente glorificado,gozosamente identificado con Dios y su proyecto liberador.gozosamente identificado con Dios y su proyecto liberador.El proyecto del Padre para el mundo es un proyecto de amor,El proyecto del Padre para el mundo es un proyecto de amor,y la misión de Jesús, y la nuestra, llevarlo a cabo.y la misión de Jesús, y la nuestra, llevarlo a cabo.
  3. 3. Hijos míos, ya no estaré con vosotros por mucho tiempo.Hijos míos, ya no estaré con vosotros por mucho tiempo.Os doy un mandamiento nuevo:Os doy un mandamiento nuevo:Es su amoroso testamento, lo mejor que nos quiere regalar para nuestra felicidady para la de l@s demás. Mandamiento nuevo, no por ser la primera vez que lo dice,sino porque el amor es creación permanente, innovación constante, búsquedacontinua de nuevas formas para salir de un@ mism@ y hacer de l@s demásel centro de nuestras vidas.¿Hasta qué punto el mandamiento nuevo de Jesús motiva mis actitudes en losambientes donde vivo, estudio, trabajo, me divierto?
  4. 4. Amaos los unos a los otros.Amaos los unos a los otros.como yo os he amado, así también amaos los unos a los otros.como yo os he amado, así también amaos los unos a los otros.Jesús no nos pide corresponder a su amor, diciendo:“amadme”. Dice: “amaos”.Jesús no nos pide corresponder a su amor, diciendo:“amadme”. Dice: “amaos”.Él nos ama, no sólo para que le amemos, sino para que nos amemos.Él nos ama, no sólo para que le amemos, sino para que nos amemos.No sólo para que le correspondamos, sino para que prolonguemos su amor hacia l@sNo sólo para que le correspondamos, sino para que prolonguemos su amor hacia l@sdemás. El amor a l@s demás es la única prueba de nuestro amor a Dios.demás. El amor a l@s demás es la única prueba de nuestro amor a Dios.Jesús nos da la clave, el modelo y la forma de amar: amar como Él ama.Jesús nos da la clave, el modelo y la forma de amar: amar como Él ama.Sin doble lenguaje, sin miedo a que los que se creen poderosos se disgusten,Sin doble lenguaje, sin miedo a que los que se creen poderosos se disgusten,sin buscar honores, sin silencios cómplices. Practicando y contagiando bondad,sin buscar honores, sin silencios cómplices. Practicando y contagiando bondad,compasión y ternura. Siempre con plena confianza en el Padre/Madre,compasión y ternura. Siempre con plena confianza en el Padre/Madre,Amar como Jesús es novedad. No brota sin más. Es necesario mirarle a Él para irAmar como Jesús es novedad. No brota sin más. Es necesario mirarle a Él para irdescubriendo, en sus palabras y en su vida, el modo concreto de vivir hoy ese amor.descubriendo, en sus palabras y en su vida, el modo concreto de vivir hoy ese amor.
  5. 5. Por el amor que os tengáis los unos a los otrosPor el amor que os tengáis los unos a los otrosreconocerán todos que sois discípulos míos.reconocerán todos que sois discípulos míos.Jesús deja claro que lo que caracteriza a su comunidad no son los ritos y los dogmasJesús deja claro que lo que caracteriza a su comunidad no son los ritos y los dogmasni los masivosni los masivos cumpli-mientoscumpli-mientos dominicales ni las procesiones espectaculares,dominicales ni las procesiones espectaculares,ni el control de las costumbres,ni el control de las costumbres,sino el amor fraterno, acogedor, misericordioso e incondicional.sino el amor fraterno, acogedor, misericordioso e incondicional.La mayor fuerza de atracción de la comunidad cristiana es ver cómo se amanLa mayor fuerza de atracción de la comunidad cristiana es ver cómo se amanlas personas que forman esa comunidad.las personas que forman esa comunidad.¿Nos reconocen a l@s cristian@s por la bondad, ternura, amabilidad, compasión¿Nos reconocen a l@s cristian@s por la bondad, ternura, amabilidad, compasiónapertura, servicio, comprensión, alegría, AMOR, entre nosotr@s y con l@s demás?apertura, servicio, comprensión, alegría, AMOR, entre nosotr@s y con l@s demás?Sólo donde hay amor fraterno hay discípul@s y comunidad de Jesús.Sólo donde hay amor fraterno hay discípul@s y comunidad de Jesús.
  6. 6.   ¿Te acuerdas, Señor, de aquel tiempo¿Te acuerdas, Señor, de aquel tiempoen el que no había dogmas ni credosen el que no había dogmas ni credosy en el que el rostro era la expresióny en el que el rostro era la expresiónde la fe?de la fe?¿Te acuerdas, Señor, de aquel tiempo¿Te acuerdas, Señor, de aquel tiempoen el que nos contabas hermosasen el que nos contabas hermosasparábolas para descubrirnos yparábolas para descubrirnos yenseñarnos cómo es él?enseñarnos cómo es él?¿Te acuerdas, Señor, de aquel tiempo¿Te acuerdas, Señor, de aquel tiempoen el que el diálogo y la libertad eranen el que el diálogo y la libertad erancaminos necesarios para adentrarnoscaminos necesarios para adentrarnosen la verdadera fe?en la verdadera fe?¿Te acuerdas, Señor, de aquel tiempo¿Te acuerdas, Señor, de aquel tiempoen el que tu mandato resonaba comoen el que tu mandato resonaba comonovedad y dejaba marca y gozo ennovedad y dejaba marca y gozo entodo nuestro ser?todo nuestro ser?¿Te acuerdas, Señor, de este¿Te acuerdas, Señor, de estetiempo con tantas contradiccionestiempo con tantas contradiccionesy tareas pendientes, pero quey tareas pendientes, pero quesigue siendo el tuyo, el nuestro,sigue siendo el tuyo, el nuestro,el de él? el de él? ¿Os acordáis, amigos, de aquel¿Os acordáis, amigos, de aqueltiempo en el que la única norma ytiempo en el que la única norma ymandato eramandato era ““amaos como yo os heamaos como yo os heamado”?amado”?Florentino UlibarriFlorentino Ulibarri
  7. 7.   ¿Te acuerdas, Señor, de aquel tiempo¿Te acuerdas, Señor, de aquel tiempoen el que no había dogmas ni credosen el que no había dogmas ni credosy en el que el rostro era la expresióny en el que el rostro era la expresiónde la fe?de la fe?¿Te acuerdas, Señor, de aquel tiempo¿Te acuerdas, Señor, de aquel tiempoen el que nos contabas hermosasen el que nos contabas hermosasparábolas para descubrirnos yparábolas para descubrirnos yenseñarnos cómo es él?enseñarnos cómo es él?¿Te acuerdas, Señor, de aquel tiempo¿Te acuerdas, Señor, de aquel tiempoen el que el diálogo y la libertad eranen el que el diálogo y la libertad erancaminos necesarios para adentrarnoscaminos necesarios para adentrarnosen la verdadera fe?en la verdadera fe?¿Te acuerdas, Señor, de aquel tiempo¿Te acuerdas, Señor, de aquel tiempoen el que tu mandato resonaba comoen el que tu mandato resonaba comonovedad y dejaba marca y gozo ennovedad y dejaba marca y gozo entodo nuestro ser?todo nuestro ser?¿Te acuerdas, Señor, de este¿Te acuerdas, Señor, de estetiempo con tantas contradiccionestiempo con tantas contradiccionesy tareas pendientes, pero quey tareas pendientes, pero quesigue siendo el tuyo, el nuestro,sigue siendo el tuyo, el nuestro,el de él? el de él? ¿Os acordáis, amigos, de aquel¿Os acordáis, amigos, de aqueltiempo en el que la única norma ytiempo en el que la única norma ymandato eramandato era ““amaos como yo os heamaos como yo os heamado”?amado”?Florentino UlibarriFlorentino Ulibarri

×