Cuaresma 3 C3 de marzo de 2013Música: “Lejà dodi” (para Ti, amado mío)          de la Liturgia judía
ÉXODO 3, 1‑8a 13‑15 En aquellos días, Moisés pastoreaba el rebaño de su suegro Jetró, sacerdote de Madián;llevó el rebaño ...
Salmo 102El Señor es compasivo y misericordioso.   Bendice al Señor, alma mía, y todo mi ser  a su santo nombre.  Bendice ...
El Señor es compasivo y misericordioso. Él perdona todas tus culpas, y cura todas tus enfermedades. Él libra tu vida de la...
El Señor es compasivo y misericordioso. El Señor hace justicia y defiende a todoslos oprimidos.Él reveló sus planes a Mois...
El Señor es compasivo y misericordioso.   El señor es compasivo y misericordioso,  paciente y lleno de amor.  Pues como la...
SinaílC 10,1-6. 10-12No quiero que ignoréis, hermanos, que nuestros padresestuvieron todos bajo la nube y todos atravesaro...
Aclamación Mt 4, 17Convertíos –dice el Señor-, porqueestá cerca el Reino de Dios.
Luca 13, 1-9En aquel momento llegaron unos a contarle lo de aquellos galileos, aquienes Pilato había hecho matar, mezcland...
Luca 13, 1-9En aquel momento llegaron unos a contarle lo de aquellos galileos, aquienes Pilato había hecho matar, mezcland...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Dgo 3 cuaresma c lecturas

278 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
278
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Dgo 3 cuaresma c lecturas

  1. 1. Cuaresma 3 C3 de marzo de 2013Música: “Lejà dodi” (para Ti, amado mío) de la Liturgia judía
  2. 2. ÉXODO 3, 1‑8a 13‑15 En aquellos días, Moisés pastoreaba el rebaño de su suegro Jetró, sacerdote de Madián;llevó el rebaño trashumando por el desierto hasta llegar a Horeb, el monte de Dios.El ángel del Señor se le apareció en una llamarada entre las zarzas. Moisés se fijó: lazarza ardía sin consumirse.Moisés se dijo:—«Voy a acercarme a mirar este espectáculo admirable, a ver cómo es que no se quemala zarza.»Viendo el Señor que Moisés se acercaba a mirar, lo llamó desde la zarza: —«Moisés,Moisés.»Respondió él:—«Aquí estoy.»Dijo Dios:—«No te acerques; quítate las sandalias de los pies, pues el sitio que pisas es terrenosagrado.» Y añadió:—«Yo soy el Dios de tus padres, el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob.»Moisés se tapó la cara, temeroso de ver a Dios.El Señor le dijo: —«He visto la opresión de mi pueblo en Egipto, he oído sus quejascontra los opresores, me he fijado en sus sufrimientos. Voy a bajar a librarlos de losegipcios, a sacarlos de esta tierra, para llevarlos a una tierra fértil y espaciosa, tierra quemana leche y miel.»Moisés replicó a Dios:—«Mira, yo iré a los israelitas y les diré:“El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros.”Si ellos me preguntan cómo se llama, ¿qué les respondo?»Dios dijo a Moisés: —«“Soy el que soy”; esto dirás a los israelitas: “Yo‑soy me envía a vosotros”.»Dios añadió:
  3. 3. Salmo 102El Señor es compasivo y misericordioso. Bendice al Señor, alma mía, y todo mi ser a su santo nombre. Bendice al Señor, alma mía, no te olvides de sus beneficios.
  4. 4. El Señor es compasivo y misericordioso. Él perdona todas tus culpas, y cura todas tus enfermedades. Él libra tu vida de la tumba, y te corona de amor y de ternura.
  5. 5. El Señor es compasivo y misericordioso. El Señor hace justicia y defiende a todoslos oprimidos.Él reveló sus planes a Moisés,sus hazañas a los hijos de Israel.
  6. 6. El Señor es compasivo y misericordioso. El señor es compasivo y misericordioso, paciente y lleno de amor. Pues como la altura del cielo sobre la tierra, así es su amor para sus fieles.
  7. 7. SinaílC 10,1-6. 10-12No quiero que ignoréis, hermanos, que nuestros padresestuvieron todos bajo la nube y todos atravesaron el mar ytodos fueron bautizados en Moisés por la nube y el mar; ytodos comieron el mismo alimento espiritual; y todos bebieronla misma bebida espiritual, pues bebían de la roca espiritualque los seguía; y la roca era Cristo. Pero la mayoría de ellosno agradaron a Dios, pues sus cuerpos quedaron tendidos enel desierto.Estas cosas sucedieron en figura para nosotros, para que nocodiciemos el mal como lo hicieron aquellos.No protestéis, como protestaron algunos de ellos, yperecieron a manos del Exterminador.Todo esto les sucedía como un ejemplo y fue escrito paraescarmiento nuestro, a quienes nos ha tocado vivir en laúltima de las edades. Por lo tanto, el que se cree seguro,¡cuidado!, no caiga.
  8. 8. Aclamación Mt 4, 17Convertíos –dice el Señor-, porqueestá cerca el Reino de Dios.
  9. 9. Luca 13, 1-9En aquel momento llegaron unos a contarle lo de aquellos galileos, aquienes Pilato había hecho matar, mezclando su sangre con la de lossacrificios que ofrecían. Jesús les dijo:—«¿Creéis que aquellos galileos murieron así por ser más pecadores quelos demás?. Os digo que no; más aún, si no os convertís, tambiénvosotros pereceréis del mismo modo. Y aquellos dieciocho que murieron aldesplomarse sobre ellos la torre de Siloé, ¿creéis que eran más culpablesque los demás habitantes de Jerusalén? Os digo que no; y si no osconvertís, todos pereceréis igualmente.»Jesús les propuso esta parábola:—«Un hombre había plantado una higuera en su viña, pero cuando fue abuscar fruto en la higuera, no lo encontró.Entonces dijo al viñador: “hace ya tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera y no loencuentro. ¡Córtala!. ¿Por qué ha de ocupar terreno inútilmente?”El viñador le respondió:“Señor, déjala todavía este año; yo la cavaré alrededor y le echaréabono, a ver si da fruto en lo sucesivo; si no lo da, entonces lacortarás”. Ruinas de Samaria
  10. 10. Luca 13, 1-9En aquel momento llegaron unos a contarle lo de aquellos galileos, aquienes Pilato había hecho matar, mezclando su sangre con la de lossacrificios que ofrecían. Jesús les dijo:—«¿Creéis que aquellos galileos murieron así por ser más pecadores quelos demás?. Os digo que no; más aún, si no os convertís, tambiénvosotros pereceréis del mismo modo. Y aquellos dieciocho que murieron aldesplomarse sobre ellos la torre de Siloé, ¿creéis que eran más culpablesque los demás habitantes de Jerusalén? Os digo que no; y si no osconvertís, todos pereceréis igualmente.»Jesús les propuso esta parábola:—«Un hombre había plantado una higuera en su viña, pero cuando fue abuscar fruto en la higuera, no lo encontró.Entonces dijo al viñador: “hace ya tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera y no loencuentro. ¡Córtala!. ¿Por qué ha de ocupar terreno inútilmente?”El viñador le respondió:“Señor, déjala todavía este año; yo la cavaré alrededor y le echaréabono, a ver si da fruto en lo sucesivo; si no lo da, entonces lacortarás”. Ruinas de Samaria

×